Está en la página 1de 3

7 principios para educar a la i-generación.

De Relief
Los que me leéis sabéis que me encantan las listas y las retahilas en general, y que
también adoro los esquemas o modernamente llamados mapas conceptuales o mapas
mentales. Hoy traemos otro de los esquemas de Relief, un blog educativo francés.

Hoy traemos su esquema, su post titulado 7 principes pour éduquer la i-génération


[schéma], del que voy a hacer una traducción (Dios nos libre y nos coja confesaos!!!)
como dirían los antigüos viejos a la remanguillé'. Aunque lo mejor es ir a la fuente, en
francés e inglés en este caso.

Comienza así:
"Aprender a ver es una enseñanza de la misma naturaleza que aprender a leer" (Pierre
Rosenberg)
El cerebro de un niño es una máquina de aprender, mayor que en el adulto. Cuando
llega a la escuela, el niño ya posee una multitud de conocimientos, estaríamos en todos
los aspectos de la lengua y las habilidades sociales. Estos conocimientos se derivan
inevitablemente de su medio ambiente. Ahora bien, como éste se transforma
sustancialmente al compás de las décadas, entre otras cosas debido a las nuevas
tecnologías, el estudiante que entra en la escuela no es aquél que fué el profesor en su
época. En Growing up Digital: The rise apagado the Neto Generación, Don Tapscott
define ocho cambios paradigmáticos asociados al aprendizaje interactivo (Innovate: The
Knowledge Building Paradigm: A Model apagado Learning fuero Neto Generación
Students) :
• del aprendizaje lineal al aprendizaje hipermediático;

• de la instrucción a la construcción y el descubrimiento;

• de l aeducación centrada en el profesor a la centrada en el que aprende;

• de la absorción de la materia al métacognición y al saber encontrar su camino;

• de la educación escolar hacia el aprendizaje continuo (lifelong learning);


• de la uniformidad a la individualización de los aprendizajes;

• del aprendizaje como tortura al aprendizaje como placer;

• del que enseña como transmisor de conocimientos al que enseña como


facilitador.
Estos cambios sólo representan el punto de partida para la educación. Aún es necesario
saber cómo proceder, en función del desarrollo inicial a la luz de la finalidad. Helen
Sword y Michele Leggott de l ’Universidad d ’ Auckland proponen siete principios de
educación para la I-generación (Innovate: Backwards into the Future: Seven Principles
fuero Educating the ne(x)t Generación). El modelo de Sword y Leggott es tanto más
apreciable porque hace abstracción de las nuevas tecnologías, atendiendo a los
principios más bien que a los medios:
1. Ceder la autoridad : “ instructors can find many ways of granting increased
intellectual authority to their students, even in large, highly structured lecture
courses ”.
2. Reasignarle a los alumnos los papeles de profesores, de investigadores y
productores de conocimientos : “ Teaching to the future demands that we
imbue students with a sense of intellectual purpose, instill in them a desire to
make a difference, provide them with opportunities to reach a wider audience,
and furnish them with the tools to break new ground. ”
3. Promover las relaciones cooperativas : “ Teaching to the future involves
harnessing the collaborative impulses already at large in digital culture and
directing them toward educational ends, so that “group work” shifts in our
students' perception from an eyeroll-inducing educational gimmick to a cutting-
edge skill worthy of cultivation and scrutiny. ”
4. Cultivar las inteligencias múltiples : “ Education for the future needs to
address all of these many abilities, teaching students to be aware of and make
use of their own particular gifts. ”
5. Alimentar la creatividad crítica : “ Criticism looks back; creativity looks
forward; and in the meeting of the two glances, sparks fly. ”
6. Fomentar la Resolución ante el cambio : “ Critically creativa people
mirada obstáculos as opportunities; they welcome challenges because the act of
surmounting impediments so often leads to unanticipated insights. ”
7. Concebir actividades que establecen vínculos entre el pasado y el futuro :
“ When we teach only to the future, we abandon our responsibility as the
curators of our intellectual heritage. Likewise, when we teach only to the past,
we forget that our students have already booked tickets in the opposite direction.

Sword y Leggott formulan sus principios en un contexto universitario. En la enseñanza
primaria y secundaria, se trataría en un principio de considerarlos como objetivos cuyo
aprendizaje pasa por grados de adquisición en función de la edad y de los individuos.
Eso me parece especialmente oportuno para el caso de los dos primeros principios. Sin
embargo, no se debería esperar que los jóvenes alcanzasen la universidad para
desarrollar las habilidades subyacentes. Por una parte, estas habilidades serán
igualmente útiles a los que no vayan a la universidad. Y por otra , la universidad tendrá
mucho trabajo que hacer si debe deconstruir las estrategias de aprendizaje incrustadas
desde la enseñanza primaria.
Actualización, 3 de julio de 2007 | A manera de conclusión, resumo todo ello en un
esquema (presione l ’ imagen para una ampliación):

Fuente: [Relief]