Está en la página 1de 2

1

FINAL CERRADO Y FINAL ABIERTO EN UN CUENTO


Una narracin puede tener dos tipos de finales:

Final abierto: el narrador presenta una nueva circunstancia, la que no es la esperada por el coenunciador y lo obliga a ste a esforzar su imaginacin para completar el final (Por ejemplo: el cuento Final de juego, de Julio Cortzar). Final cerrado: el conflicto planteado se resuelve, y el protagonista vive una nueva situacin. (Por ejemplo: La bella durmiente).

Generalmente en los cuentos de terror, policiales y fantsticos, los finales sorprendentes se incluyen dentro de la categora de finales abiertos.

a. Narracin con final cerrado

El personaje Chino Prez resuelve el conflicto en el desenlace.


Chino Prez no erraba nunca un tiro. A veinte metros de distancia mataba una nutria con un tiro en el ojo, para no perforar el cuero. Paciencia, hermano. Alz el winchester, despacio, muy despacio. Las miras se clavaron en el semblante taciturno del mayordomo, vacilaron un instante, despus siguieron subiendo por el bruido esqueleto del molino. La rueda dio media vuelta ms y se detuvo chirriando, dejando a Renato vertical, de pie en lo alto, suspendido y solo, con los ojos azules extraviados. Chino Prez apret el gatillo.
(Los nutrieros, de Rodolfo Walsh)

2 b. Narracin con final abierto

En Final de juego, Julio Cortzar escribe una historia con final abierto. El lector puede tener dos vas interpretativas: una intratextual; la otra, extratextual.

(. . .) corrimos al mismo tiempo a sostener a Leticia que estaba con los ojos cerrados y grandes lagrimones por toda la cara. Nos rechaz sin enojo, pero la ayudamos a esconder las alhajas en el bolsillo, y se fue sola a casa mientras guardbamos por ltima vez los ornamentos en su caja. Casi sabamos lo que iba a suceder, pero lo mismo al otro da fuimos las dos a los sauces, despus que ta Ruth nos exigi silencio absoluto para no molestar a Leticia que estaba dolorida y quera dormir. Cuando lleg el tren vimos sin ninguna sorpresa la tercera ventanilla vaca, y mientras nos sonreamos entre aliviadas y furiosas, imaginamos a Ariel viajando del otro lado del coche, quieto en su asiento, mirando hacia el ro con sus ojos grises.

El final plantea una relacin entre el ttulo (Final de juego) del cuento y el fin de la historia, y deja sin resolver el conflicto. Requiere de la colaboracin del coenunciador para dilucidar la interpretacin de la totalidad de la historia.

También podría gustarte