Está en la página 1de 1

INTRODUCCIN

En cuanto se evoca el juego del ajedrez, enseguida nos acude a la mente la palabra pasin. A cualquier nivel, sentimos los mismos gozos y las mismas penas, nos invaden las mismas emociones intensas cuando jugamos nuestras partidas. El aficionado ms modesto puede hablar del noble juego con tanto fervor y entusiasmo como el gran maestro ms experimentado. uando se desarrolla un torneo, jugadores del mundo entero se deleitan reproduciendo las partidas de los campeones, admirando las mismas novedades, lanzando exclamaciones ante las mismas jugadas brillantes. Al redactar este libro hemos querido ofrecer al lector, antes que nada, un espectculo. !emos hecho todo lo que estaba en nuestras manos para que este espectculo fuera lo ms apasionante posible, y "ste ha sido el #nico criterio que nos ha guiado en la eleccin de partidas, estudios, problemas y textos que presentamos aqu$. %eseamos ardorosamente al lector tanto placer en la lectura de esta obra como nosotros hemos tenido al redactarla.