P. 1
Un Hijo de Dios es Incompatible con el Pecado

Un Hijo de Dios es Incompatible con el Pecado

|Views: 2.862|Likes:
Publicado porJonathan

More info:

Published by: Jonathan on Oct 20, 2009
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

07/10/2013

pdf

text

original

¿Por qué no pecan los Cristianos?

1Jn 3:4 El que peca viola la ley de Dios porque pecar es vivir en contra de la ley de Dios. 1Jn 3:5 Ustedes saben que Cristo vino para quitar nuestros pecados, y en él no hay ningún pecado. 1Jn 3:6 Todo el que vive en Cristo no sigue pecando. Todo el que sigue pecando, nunca lo ha visto y ni siquiera lo ha conocido. 1Jn 3:7 Hijitos, no dejen que nadie los lleve por el camino equivocado. El que practica el bien es bueno, así como Cristo es bueno. 1Jn 3:8 El que sigue pecando es del diablo, pues el diablo siempre ha pecado, por eso el hijo de Dios vino para destruir las obras que hace el diablo. 1Jn 3:9 Ninguno que sea hijo de Dios continúa en el pecado, pues tiene la nueva vida que Dios le dio y por esto no puede seguir pecando. 1Jn 3:10 Hay una forma de saber quién es hijo de Dios y quién es hijo del diablo: el que no hace el bien y no ama a su hermano, no es de Dios. Un cristiano se puede reconocer por su patrón de vida, su forma y manera de actuar habitual. Es imposible decir que uno pueda ser cristiano y no oír su voz, no obedecer sus mandamientos, no amar su palabra. Etc. Los hijos de Dios y los del diablo se reconocen por sus frutos. Son las únicas dos categorías en la raza humana. 1Jn 3:9 Todo aquel que es nacido de Dios, no practica el pecado… Continuamente no puede pecar. Rom 6:14 el pecado no tendrá dominio sobre ustedes. La vida de un cristiano no se puede caracterizar por el pecado, es incongruente. Sería como si la vida de un cochino se caracterizará por ser limpia; asimismo un cristiano no podría caracterizarse por el pecado. Un creyente peca, como accidente; no como estilo de vida… ¿Porque un cristiano no puede pecar? Una vida de pecado: 1. Es incompatible con la ley de Dios. 2. Es incompatible con la obra de Cristo. 3. Es incompatible con el ministerio del Espíritu Santo. Son 3 argumentos en la vida del creyente a la santidad. 1. El pecado es incompatible con la Ley de Dios. 1Jn 3:4 Todo aquel que comete pecado, infringe también la ley; pues el pecado es infracción de la ley. Practicar el pecado no es simplemente cometer actos pecaminosos ocasionalmente, sino vivir en el pecado (Ro. 6:2), si hemos muerto al pecado, ¿Cómo viviremos en él?
1 Un Hijo de Dio s es Incompatible con el Pecado– Jonathan

Es posible que ocasionalmente pequemos, pero no practicamos el pecado habitualmente. Por ejemplo, si una persona miente de continuo, eso es señal de que probablemente no ha nacido de Dios. Alguien que tenga la simiente de la vida divina en su interior, no podrá mentir habitualmente. Sin embargo, es posible que a causa de su debilidad, un hijo de Dios mienta en un momento dado. Sin embargo, puesto que es un hijo de Dios, no mentirá habitualmente. En vez de practicar el pecado, los que son hijos de Dios practican la justicia habitualmente. Todo pecado infringe la ley, transgredir la Ley de Dios. Juan está hablando de una indiferencia hacia la ley. Una actitud hacia a la ley sin importarle. Así vive el incrédulo; como si no hubiera Dios, solo se acuerda cuando tiene problemas. Es inconcebible que un creyente viva en rebelión contra la ley de Dios; no somos oidores sino hacedores. Ahora tenemos una relación distinta con la Ley. Este salmo describe la actitud de un creyente verdadero: Sal 1:1 Bienaventurado el varón que no anduvo en consejo de malos, Ni estuvo en camino de pecadores, Ni en silla de escarnecedores se ha sentado; Sal 1:2 Sino que en la ley de Jehová está su delicia, Y en su ley medita de día y de noche. Delicia [H2656 jepets  ‫« פ‬placer; complacencia; deleite; deseo» no solo puede indicar lo que le complace o ‫ץח‬ ֵ ‫ז‬ deleita, sino también lo que desea y anhela.] Un pecador no se complace, ni desea la ley de Dios, es enemigo, le molesta la Ley, lo resiste; porque ama más las tinieblas que la Luz. Es imposible que un creyente viva en pecado (tinieblas), porque sería una vida en continua rebelión a la Ley de Dios y esto es imposible para un creyente. El creyente lee la palabra, la estudia, la escudriña y se deleita en estas cosas. La actitud de un creyente hacia la ley, es de obediencia. Un deseo de agradarle. Gal 3:24 De manera que la ley ha sido nuestro ayo, para llevarnos a Cristo, a fin de que fuésemos justificados por la fe. Ayo [G3807 παιδαγωγός paidagogós] = líder de muchacho, siervo cuyo oficio era llevar a los niños a la escuela; tutor «pedagogo». Es incompatible con la obra de Cristo. 1Jn 3:5 Y sabéis que él apareció para quitar nuestros pecados, y no hay pecado en él. 1Jn 3:6 Todo aquel que permanece en él, no peca; todo aquel que peca, no le ha visto, ni le ha conocido. Presente continúo, no continua pecando. Cuando fuimos salvados, fuimos unidos con Cristo en su obra en la cruz, morimos juntamente con Él, cuando el resucito, nosotros también lo hicimos. Rom 6:3 ¿O no sabéis que todos los que hemos sido bautizados en Cristo Jesús, hemos sido bautizados en su muerte? Rom 6:4 Porque somos sepultados juntamente con él para muerte por el bautismo, a fin de que como Cristo resucitó de los muertos por la gloria del Padre, así también nosotros andemos en vida nueva. Rom 6:6 sabiendo esto, que nuestro viejo hombre fue crucificado juntamente con él, para que el cuerpo del pecado sea destruido, a fin de que no sirvamos más al pecado.
2 Un Hijo de Dio s es Incompatible con el Pecado– Jonathan

2.

Esto, Pablo lo aclara al principio del capítulo 6 con la pregunta: “¿Perseveraremos en pecado?” Su ser entero rechaza la mera insinuación. En ninguna manera!!, exclama el apóstol. ¿Cómo puede un Dios santo estar satisfecho con hijos impíos, esclavos del pecado? Así, pues, “¿cómo viviremos aún en él?” (Ro. 6: 1,2). Dios, por tanto ha hecho provisión adecuada para que seamos librados del dominio del pecado. He aquí nuestro problema. Nacimos pecadores; ¿cómo, pues, podremos separarnos de nuestra herencia pecaminosa? Entendiendo que nacimos en Adán ¿cómo separamos de Adán? Aquí me apresuro a aclarar que la Sangre no nos puede separar de Adán. Hay un solo camino. Ya que entramos por nacimiento, es evidente que saldremos por muerte. Para separarnos de nuestra tendencia pecaminosa, debemos separarnos de nuestra vida. La esclavitud al pecado vino por nacimiento; la liberación del pecado viene por muerte, y es precisamente éste el medio de escape que Dios ha provisto. La muerte es el secreto de la independencia - “Muertos al pecado” (Ro. 6:1,11). Pero ¿cómo morir? “¿O no sabéis que todos los que hemos sido bautizados en Cristo Jesús, hemos sido bautizados en su muerte?” (Ro. 6:3) Nuestra antigua historia finaliza con la Cruz; nuestra nueva historia comienza con la resurrección. “De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura (creación) es: las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas” (2 Co. 5: 15 17). Por la Cruz Dios liquidó toda la antigua creación, y de la muerte surge una nueva creación en Cristo. “Ya no vivo yo, mas vive Cristo en mí” (Ga. 2:20). Ahora supongamos que el gobierno descara tratar drásticamente con la cuestión de la bebida alcohólica, y decidir que el país se sometiera a la ley de la prohibición, ¿cómo podría esa prohibición ser llevada a cabo? ¿Cómo podríamos ayudar? Si hiciésemos una búsqueda en cada negocio y casa en todo el país y destruyésemos todas las botellas de vino o cerveza, etc., que halláramos, ¿sería una solución adecuada? Podríamos librar al país de cada gota de licor alcohólico que contenga, pero detrás de esas botellas de bebida fuerte están las fábricas que las producen, y si sólo atendiéramos a las botellas y dejáramos ilesas las fábricas, no hay solución permanente al problema. Entonces las fábricas que producen la bebida deben ser destruidas si la cuestión ha de ser solucionada permanentemente. Nosotros somos la fábrica, nuestras acciones son los productos. La Sangre del Señor Jesús trató con la cuestión de los productos, a saber, con nuestros pecados, La cuestión de lo que hemos hecho está terminada; pero, ¿qué de la cuestión de lo que somos? Nuestros pecados fueron producidos por nosotros. Nuestros pecados han sido tratados, pero ¿cómo se tratará con nosotros mismos? ¿Crees tú que el Señor quitaría todos nuestros pecados, y luego dejaría a nuestro cargo el eliminar la fábrica que produce el pecado? ¿Crees tú que Él eliminaría la mercadería, pero nos dejaría la tarea de tratar con la fuente de producción? No, Él ha eliminado la mercadería y también ha eliminado la fábrica productora. Cuando el Señor nos salvo, nos salvo de la esclavitud del pecado. Nuestra posición en Cristo es que Él vive en mí.

3

Un Hijo de Dio s es Incompatible con el Pecado– Jonathan

1Jn 3:8 El que practica el pecado es del diablo; porque el diablo peca desde el principio. Para esto apareció el Hijo de Dios, para deshacer las obras del diablo. No estamos hablando una vez más de perfección. 3. Es incompatible con el ministerio del Espíritu Santo. 1Jn 3:9 Todo aquel que es nacido de Dios, no practica el pecado, porque la simiente de Dios permanece en él; y no puede pecar, porque es nacido de Dios. ¿Qué quiere decir la simiente de Dios? Así como la vida natural empieza con una simiente plantada en la matriz de la mujer; espiritualmente hablando así mismo es… Comenzamos a vivir cuando Dios pone su semilla cuando estábamos muertos en nuestros delitos y pecados. A esto se refiere Jesucristo cuando le dice a Nicodemo en Juan3. El que no naciere de nuevo, no puede ver el reino de Dios. Nicodemo: ¿Cómo puede un hombre siendo viejo entrar nuevamente a la matriz? Jesús estaba hablando de una realidad espiritual… “El que no naciere de agua y del espíritu no puede entrar en el reino de Dios”. Jn 3:8 El viento sopla de donde quiere, y oyes su sonido; mas ni sabes de dónde viene, ni a dónde va; así es todo aquel que es nacido del Espíritu. Aquí el Señor repite 3 veces el “nacer de nuevo” y “Nacer del Espíritu”… Esta obra es de Dios por medio del Espíritu Santo. Este es el inicio de una nueva vida, el Creador se digno en hacer que su Espíritu viva en nosotros, nos ha renovado. Ef 2:1 Y él os dio vida a vosotros, cuando estabais muertos en vuestros delitos y pecados. Si hemos nacido de Dios, tenemos vida nueva, la simiente de Dios está en nosotros y no puede perecer. Por eso Pablo convencido dice. Fil 1:6 estando persuadido de esto, que el que comenzó en vosotros la buena obra, la perfeccionará hasta el día de Jesucristo; Perfeccionará [G2005 epiteléo: “El significado pleno es cumplir perfectamente, por implicación terminar, perfeccionar, hacer, llevar a cabo, acabar, concluir, cumplir”.] Este es el milagro de la regeneración. Este milagro es el producto de oír y entender la palabra de Dios; del Evangelio Glorioso de Jesús… Fuimos salvados, regenerados, esta es la obra del Espíritu Santo. Cuando pensamos en nuestra salvación, Tenemos que penar en: El padre nos hace ver nuestra condición en cuanto al pecado con la Ley, nos cambia el corazón y nos da una actitud nueva para con su Ley; esta nos guio fue un ayo hacia la Cruz de Cristo. La obra de Cristo nos transforma, nos justifica, nos quita la culpabilidad del pecado, nos hace morir a la esclavitud del pecado, uniéndonos a Él en su muerte y resurrección, liberándonos de la ley del pecado. El Espíritu Santo, regenerándonos, haciéndonos nueva creaturas por dentro. Por tanto el nacido de Dios, el Hijo de Dios, el cristiano es incompatible con la vida de pecado.
4 Un Hijo de Dio s es Incompatible con el Pecado– Jonathan

1Jn 3:10 En esto se manifiestan los hijos de Dios, y los hijos del diablo: todo aquel que no hace justicia, y que no ama a su hermano, no es de Dios. ¿Es muy claro no? En otras palabras dice Juan: “Los hijos de Dios y del diablo no son difíciles de distinguir”… Su patrón de vida los hace manifiestos… V9 El que es nacido de Dios No practica el pecado. V8 El que practica el pecado es del diablo… Tú eres alguien que practica el pecado, y ¿Se dice creyente? Se está engañando asimismo… No es perfeccionismo, porque cuando pecamos, confesamos nuestros pecados y la Sangre de Jesucristo nos sigue limpiando, tenemos una nueva dirección que evita el pecado. Su nueva naturaleza lo mantiene en la Ley de Dios, es su delicia, y si hubiere pecado, abogado tiene para con el Padre, y si se vuelve a desviar tiene al mejor Padre que lo disciplina y lo regresa al redil. Mis ovejas oyen mi voz y me siguen” Oyen: [G191 ἀκούω akoúo] Entender, escuchar, obedecer. No dijo mis cabritos, ni mis cochinitos; dijo mis ovejas. ¿Cómo sabes que eres oveja? Por tus hábitos, por tu conducta, de oír, entender y obedecer al Buen Pastor. Esto es similar a una oveja: es posible que caiga en el lodo, pero, puesto que la limpieza es característico a su vida, no podrá permanecer y revolcarse allí, como lo haría un cerdo. Queda manifiesto si alguien es hijo de Dios o hijo del diablo por lo que practica, ya sea la justicia o el pecado. Es posible que un creyente renacido cometa algún pecado, y que un hombre que no es salvo haga justicia. En ambos casos se trata de sus acciones externas, y no del vivir que emana de su vida interna, Un atleta de maratón se caracteriza por su vida en disciplina en ejercicio y dieta balanceada, un luchador se caracteriza por su cuerpo y fuerza, un estudiante se caracteriza porque invierte tiempo leyendo y estudiando, un futbolista porque practica el futbol, un hijo de Dios porque practica Justicia… ¿Eres un Hijo de Dios?¿Cuál es tu patrón de vida?¿Que te caracteriza? Son preguntas que debemos hacernos seriamente, y a la luz de la palabra contestarlas. Un niño puesto que nació del género humano, posee una vida humana que procede de dicha simiente. Por consiguiente, le resulta fácil al niño quedar, permanecer, morar, en el género humano. De hecho, morar en la humanidad es algo que el niño hace de manera natural, espontánea y automática. Él puede permanecer en el género humano debido a que ha experimentado un nacimiento humano y posee una vida humana, procedente de la simiente humana. Un perro, suele andar en sus cuatro patas de forma habitual, continua y espontánea. Si un perro tratara de andar erecto en dos patas al igual que un hombre, aquello no sería un hábito en su vida práctica, sino un intento por actuar como un ser humano. De la misma manera, puede ser que un incrédulo haga algo justo con un propósito en particular. Pero nosotros, como hijos de Dios, practicamos la justicia espontánea, habitual, automática y continuamente, sin proponérnoslo. En otras palabras, no nos proponemos hacer justicia, sino que practicamos la justicia puesto que éste es el vivir que emana de la vida que está en nosotros. Debido a que
5 Un Hijo de Dio s es Incompatible con el Pecado– Jonathan

permanecemos en el Dios justo y Él nos está saturando de lo que Él es, expresamos Su justicia llevando una vida justa sin proponérnoslo y de manera habitual. Practicar la justicia de esta manera no tiene que ver meramente con un comportamiento aprendido, sino con la manifestación de la vida interna. Como ya señalamos, esto no es un acto realizado con cierto propósito, sino que es el fluir de la vida que procede de la naturaleza divina, de la cual participamos. ¿Sabe usted qué hace posible que nosotros podamos morar en Dios? Podemos morar en Él porque hemos nacido de Él. Este nacimiento divino no es meramente una doctrina o algo que se experimenta psicológicamente, sino, más bien, un hecho que ha ocurrido de manera orgánica en nuestro espíritu. Nosotros nacimos de Dios, y la simiente divina permanece en nosotros. Gracias a esta simiente nosotros estamos en Dios y podemos permanecer en Dios. Eze 36:25 Esparciré sobre vosotros agua limpia, y seréis limpiados de todas vuestras inmundicias; y de todos vuestros ídolos os limpiaré. Eze 36:26 Os daré corazón nuevo, y pondré espíritu nuevo dentro de vosotros; y quitaré de vuestra carne el corazón de piedra, y os daré un corazón de carne. Eze 36:27 Y pondré dentro de vosotros mi Espíritu, y haré que andéis en mis estatutos, y guardéis mis preceptos, y los pongáis por obra. Jer 31:33 Pero este es el pacto que haré con la casa de Israel después de aquellos días, dice Jehová: Daré mi ley en su mente, y la escribiré en su corazón; y yo seré a ellos por Dios, y ellos me serán por pueblo. Jer 32:37 He aquí que yo los reuniré de todas las tierras a las cuales los eché con mi furor, y con mi enojo e indignación grande; y los haré volver a este lugar, y los haré habitar seguramente; Jer 32:38 y me serán por pueblo, y yo seré a ellos por Dios. Jer 32:39 Y les daré un corazón, y un camino, para que me teman perpetuamente, para que tengan bien ellos, y sus hijos después de ellos. Jer 32:40 Y haré con ellos pacto eterno, que no me volveré atrás de hacerles bien, y pondré mi temor en el corazón de ellos, para que no se aparten de mí. Mi amigo el Wero como algunos saben sufrió un altercado con unos vándalos que apuñalaron su pulmón y parte de las arterias del corazón; y solo un milagro de Dios lo mantiene con Vida, estoy seguro que el Wero tiene un propósito que cumplir, por eso Dios en su soberanía lo mantiene con Vida, y creo que Dios se lo está mostrando en este momento; estoy seguro también que su vida a partir de ese momento no volverá a ser la misma, Dios lo rescato de la muerte, el revivió y siempre recordará este suceso!! Spurgeon dijo en una ocasión: ~Pienso que no estoy siendo duro cuando afirmo que ese hombre no pudo haber nacido de nuevo; pues no puedo entender cómo un hombre pueda nacer de nuevo y no lo sepa; no entiendo cómo un hombre pueda haber sido asesinado y reviva, sin que se dé cuenta; cómo un hombre pueda pasar de la muerte a la vida, y no lo sepa; cómo un hombre pueda ser llamado de las tinieblas a una luz admirable y no se dé cuenta. Así es cuando Dios te salva, cuando naces de nuevo tu vida no puede ser igual, es imposible no vivir agradecido a Jesucristo, no estamos siguiendo una religión o un conjunto de reglas, más bien por amor a Él, es que invertimos parte de nuestro día, de nuestra vida solo para él, para ser como Él.
6 Un Hijo de Dio s es Incompatible con el Pecado– Jonathan

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->