P. 1
LOS SEÑORÍOS

LOS SEÑORÍOS

|Views: 27.536|Likes:
Publicado porMariano
definición de señoríos
definición de señoríos

More info:

Published by: Mariano on Oct 19, 2009
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

07/09/2013

pdf

text

original

LOS SEÑORÍOS

DEFINICIÓN El señorío supone el dominio hereditario sobre tierras y las personas que allí habitan, dado por el rey a nobles o clérigos como pagos o recompensas por servicios prestados. Similar al feudo, el señor acumula jurisdicción, rentas y propiedades. Es una institución propia de la Edad media y la Edad Moderna en España y desaparece en las Cortes de Cádiz a inicios del siglo XIX. AMPLIACIÓN Hemos de distinguir varios tipos de señorío: el señorío territorial, en el que el señor está vinculado a una tierra que, o bien trabaja de manera directa con sus siervos, o bien cede a campesinos a cambio de unas rentas (en especie, dinero o trabajo); y el señorío jurisdiccional, en virtud del cual el señor tiene una serie de prerrogativas de tipo judicial y político, que son una fuente de poder (nombra a las autoridades locales, ejerce la justicia, cobra tributos). El campesino sujeto a señorío territorial era un siervo sin libertad personal, mientras que el que sólo lo está a un señorío jurisdiccional es un vasallo del señor. El grado de sometimiento al señor varía en función de la época, del territorio y del tipo de señorío. También depende de quién es el señor y, así, podemos distinguir entre señoríos eclesiásticos y laicos. Entre los primeros destacan los de abadengo (en manos de monasterios y conventos) y los de las órdenes militares; entre los laicos, los de realengo son del rey (incluyendo las ciudades con fueros, que a su vez son señores de grandes zonas rurales) y los solariegos los de la nobleza. CONTEXTO HISTÓRICO Los señoríos se originan en la Edad media, frecuentemente como donaciones reales para pagar la colaboración en la Reconquista. Aunque, en un principio, dada la peligrosidad de la frontera, la repoblación libre limitó el hecho de que nobles y eclesiásticos acumularan muchas tierras, poco a poco se produjo un fenómeno de “feudalización” que hizo aumentar los señoríos. Durante la Baja Edad media, los reyes tienen que ceder ante la alta nobleza para conseguir su apoyo en las guerras de la época. Muchísimos pueblos y villas que antes eran de realengo pasan así a ser de señorío, lo que no quiere decir que el señor alcance la propiedad sobre las tierras, sino el conjunto de derechos señoriales, que en la práctica son el derecho a percibir buena parte del excedente de la producción, via todo tipo de impuestos. Dependiendo de la habilidad y determinación para cobrarlos y de la resistencia encontrada en el proceso, esos derechos serían más o menos opresivos para los campesinos, lo que condujo en ocasion a revueltas (Irmandiños en Galicia, payeses en Cataluña). Durante el reinado de los Reyes Católicos se produce la consolidación del régimen señorial en españa, especialmente en la Corona de Castilla. A cambio de su total apoyo político, la Alta nobleza consolida de manera hereditaria sus señoríos mediante la institución del mayorazgo – la mamyor parte de la herencia pasa al primogénito-. E incluso, en el siglo XVII, los burgueses que desean ennoblecerse consiguen de los reyes muchos señoríos a cambio de dinero. El resultado fue que miles de pueblos quedaron fuera de la autoridad directa de la Corona.

Los señoríos jurisdiccionales son abolidos en las Cortes de Cádiz (1810-1812), aunque muchos nobles consiguieron convertir sus señoríos territoriales en propiedades privadas por lo que, todavía hoy en día, son de los principales terratenientes del país.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->