Está en la página 1de 4

• En este documento se ofrecen 11 pasos para la aprobación de una

adecuación curricular significativa; dichos pasos constituyen no


solo una construcción conceptual, extraída de documentos
oficiales del MEP; sino también es producto de la experiencia de
docentes con respecto a este proceso.

1. Detectar la necesidad de adecuación curricular


El padre, la madre de familia, la persona encargada legal del estudiante
o el docente, detectan la necesidad de implementar una adecuación curricular
significativa en el estudiante que posee un nivel de logros inferior al que le
corresponde de acuerdo con los objetivos estipulados por el Ministerio de
Educación Pública (MEP).
2. Determinar el nivel de logros del estudiante
El docente que tiene a cargo al estudiante, manifiesta por escrito el nivel
de logros del estudiante y las NEE que presenta en cada una de las
asignaturas correspondientes al Plan de Estudios.
3. Solicitar la aplicación de la adecuación curricular
significativa
Por medio de una carta dirigida al Comité de Apoyo Educativo de la
Institución (conformado por docentes de Educación General Básica, de
Educación Especial y por el director o directora); el docente solicita la
aplicación de la adecuación curricular significativa, la cual debe ir acompañada
de la respectiva justificación. También se debe aportar el expediente
acumulativo del estudiante, el cual debe contener toda la documentación e
información curricular pertinente.
4. Revisar la documentación aportada
El Comité de Apoyo Educativo (CAE) revisa la solicitud de adecuación
curricular significativa, el expediente con la documentación e información
curricular pertinente y la Propuesta de Programación Educativa Individual (PEI)
que se le pretende aplicar al estudiante; con el fin de avalar la solicitud del
docente ante la Asesoría de Educación Especial de la Dirección Regional de
Educación a la cual pertenece la institución, en el marco del Equipo Regional
Itinerante. El CAE cuenta con 15 días hábiles para emitir en forma escrita su
resolución.
Si falta algún tipo de información el CAE solicita por escrito al docente
completarla.
5. Dar el aval a la solicitud de adecuación curricular
significativa
Cuando el expediente está completo, el CAE de la Institución avala por
escrito la solicitud del docente y la envía a la Dirección Regional de Educación,
donde el Equipo Regional Itinerante en conjunto con la Asesora o Asesor de
Educación Especial, estudian y analizan el caso, de manera que tengan los
insumos suficientes para aprobar o denegar la solicitud de adecuación
curricular significativa del estudiante. La Asesora de Educación Especial
cuenta con un plazo de 20 días hábiles para emitir su resolución.
6. Revisar propuesta de Programación Educativa Individual
(PEI)
Los asesores de cada materia de la Dirección Regional Educativa a la
que pertenece la institución, apoyan el proceso de aprobación de adecuación
curricular significativa, revisando la propuesta de PEI; elaborada por el docente
y la cual contempla la atención adecuada de las NEE del estudiante.
7. Aval por parte del Equipo Regional Itinerante
El Equipo Regional Itinerante analiza si procede o no la solicitud de
adecuación curricular significativa. La resolución del caso debe quedar
anotada en el respectivo libro de actas, documento exclusivo para llevar un
registro de los casos analizados.
8. Criterio que prevalece en caso de oposición del padre,
madre de familia o encargado legal
Si el padre-madre de familia o encargado legal no está de acuerdo con
la aplicación de la adecuación curricular significativa, se debe tener en cuenta
lo establecido en el Código de la Niñez y la Adolescencia, en el artículo V, el
Interés Superior del Niño; sin embargo, hay que tener presente que el criterio
técnico se ha basado en la información y documentación contenida en el
expediente y en el análisis exhaustivo del mismo; el cual refleja el proceso
educativo (logros, avances, desaciertos, limitaciones) seguido por el estudiante.
9. Aprobación de la adecuación curricular
Después de aprobada la adecuación curricular significativa, la institución
educativa debe solicitar a la Dirección Regional de Educación correspondiente,
los recursos humanos (docentes de apoyo a la integración) necesarios para
brindar la atención educativa que requiere el estudiante con adecuación; de
manera que se le brinde una oferta educativa acorde a sus necesidades,
intereses y expectativas.
10. Seguimiento de la adecuación curricular
En la institución educativa en la cual está matriculado el estudiante, el
Comité de Apoyo Educativo y el Comité de Evaluación brindarán el seguimiento
correspondiente, de forma tal que se garantice la adecuada aplicación de la
adecuación curricular significativa, además de llevar un registro sistemático de
ese seguimiento.
Mientras la institución no cuente con la persona de apoyo de educación
especial, el docente o los docentes de Educación General Básica, a cargo del
estudiante deberán aplicarle las adecuaciones curriculares significativas
establecidas en la Programación Educativa Individual, la cual cuenta con el
visto bueno de la Asesoría Regional de Educación Especial. Dicha situación
continuará hasta que se cuente con el docente de apoyo a la integración y
mientras el estudiante sea alumno regular del centro educativo.
El seguimiento de las adecuaciones curriculares significativas y la
pertinencia de la Programación Educativa Individual, le corresponderá al
Comité de Apoyo Educativo. La actualización de la programación le
corresponderá a los docentes a cargo del estudiante, con la colaboración del
docente de apoyo.
Si por algún motivo se requiere la orientación por parte de la Asesoría de
Educación Especial, del Equipo Regional Itinerante o de los Asesores
Específicos de Materia, la consulta podrá elevarse a la Dirección Regional
Educativa correspondiente.
11. Sensibilización y capacitación docente
El proceso de adecuaciones curriculares pone en evidencia la necesidad
de que en la institución educativa en la que está el estudiante, se realice un
proceso de sensibilización y de capacitación, que permita tanto a los docentes,
alumnos, padres y madres de familia y comunidad educativa en general,
conocer y comprender lo que son las necesidades educativas especiales, las
adecuaciones curriculares significativas y el proceso que debe seguirse para
solicitar, aplicar y dar seguimiento a dichas adecuaciones; de manera que
exista un trabajo conjunto que promueva en el centro educativo la atención a la
diversidad y la aceptación por las diferencias, en un ambiente de respeto e
igualdad.