Está en la página 1de 3

• En este documento se muestran algunas de las actividades

curriculares realizadas por docentes de Educación General Básica,


para estudiantes con NEE asociadas a discapacidad intelectual
incluidos en las aulas de I y II ciclos.

Tema: Normas de urbanidad

• Los docentes recomiendan llevar a cabo juegos de memoria,


dramatizaciones y mencionan una actividad con una caja de cartón;
dicha caja de cartón se forra completamente dejando una abertura lo
suficientemente grande para que entre la mano de los estudiantes en la
parte del frente de la misma, de manera que los niños puedan sacar un
papelito con una norma de urbanidad que deben aprender y que quien la
saca deba relacionar esa norma con algún momento en que haya visto
que alguien de su familia, en la escuela, en la comunidad o bien él o ella
lo haya hecho, una variante sería que en lugar de papelitos con la norma
escrita, ésta esté impresa en una tarjeta; también mencionan la
realización de maquetas, redacciones, cuentos pictóricos y bingo de
normas de urbanidad.

Actividades de motivación

• Para motivar al estudiante para que termine los trabajos asignados, los
docentes recomiendan la utilización de cartoncitos con piecitos de
colores que puede ir acumulando cada vez que cumple con las
actividades propuestas, esto piecitos significan el camino que debe
seguir para llegar a la meta que se planteó al inicio de la clase.
Asimismo, se puede motivar para se que convierta en el niño (a) robot
que será el ejemplo para todos los demás dentro de la clase, de manera
que cada estudiante tenga la posibilidad de llegar a cumplir ese papel
una vez que ha realizado el esfuerzo por aceptar las actividades del día;
con ello se motiva a todo el grupo y no únicamente al estudiante con
discapacidad intelectual.
• Otras actividades que los docentes señalan que ellos han utilizado es la
técnica de lluvia de ideas, los trabajos grupales y las dramatizaciones;
también consideran importante impulsar actividades extracurriculares
que les permitan a los estudiantes ayudar y colaborar con otras
personas; por ejemplo, visitar los hogares de adultos mayores (asilos),
limpiar las áreas verdes de la escuela, lijar y barnizar los pupitres, entre
otras actividades.

Tolerancia a la jornada escolar

• En cuanto a la tolerancia a la jornada escolar, los docentes indican que


lo más importante es motivar al estudiante hacia lo emocionante del
aprendizaje, de manera que las clases no sean muy rígidas, sino que
integren actividades como juegos y videos al finalizar cada una de las
actividades propuestas para el día. También, se les puede dar la
oportunidad de escoger por cual de las actividades que debe cumplir
desea empezar, de manera que se sienta a gusto con lo que va a
realizar. Cada vez que culmine una actividad felicitarlo por su esfuerzo y
asignarle una ficha que podrá canjear por un juego, video o premio que
haya negociado con la docente.

Tema: Seguimiento de instrucciones

• Para desarrollar una actitud positiva para recibir y ejecutar instrucciones,


los docentes señalan que la mejor forma de trabajar esto es desde lo
concreto, mediante la utilización de juegos de mesa o de competencia,
pues es en esos espacios donde se conoce realmente la conducta de
los y las estudiantes y es en esos momentos donde se puede
aprovechar para instruirlos sobre una actitud positiva hacia lo que se
hace y verificar que comprenden con totalidad las indicaciones que se
les da.
• También los docentes mencionan que les ha sido de gran utilidad la
escritura de un diario de actitudes positivas, la expresión de actitudes
positivas de los compañeros, la aplicación de técnicas participativas
como role playing, diálogos y exposiciones sobre temas de interés para
los estudiantes. En cuanto a la consecución de las conductas positivas
se pueden utilizar refuerzos sociales, afectivos o cuantificables después
de cada acción.