P. 1
Ficha 114 Teorías contemporáneas sobre Inteligencia

Ficha 114 Teorías contemporáneas sobre Inteligencia

|Views: 2.500|Likes:
Modelos teóricos sobre inteligencia
Modelos teóricos sobre inteligencia

More info:

Published by: Eduardo García Teske on Oct 18, 2009
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

08/15/2013

pdf

text

original

MATERIAL DE USO EDUCATIVO 

 Ficha 114:   LA INTELIGENCIA 
    En  el  siglo  XIX,  la  necesidad  de  diferenciar  la  deficiencia  mental  de  la  locura,  promueve las primeras mediciones y elaboraciones de pruebas para medir la inteligencia. Es  en torno a este tema que se gesta el surgimiento de la psicología como ciencia. Estos estudios  recibieron el impulso de los avances que en el siglo XIX se dieron en el ámbito de la estadística  y  de  un  progresivo  pasaje  del  ensayo  y  error  hacia  la  elaboración  lógica,  sistemática  y  empírica de las pruebas y reactivos de prueba.    Las primeras investigaciones se enfocaron en mediciones sensoriales. Se concebía que,  si  el  conocimiento  del  entorno  se  adquiría  por  medio  de  los  sentidos,  sería  más  inteligente  quien pudiera percibir mejor, en forma más fina y discriminada. Esta teoría fue, por supuesto,  desechada.    Solo más adelante surge la idea de crear “pruebas mentales”, con lo que la frontera entre  lo  sensorial  y  los  procesos  de  pensamiento  comenzaba  a  diferenciarse  más  claramente.  Las  “habilidades  mentales”  que  se  medían  eran  la  percepción,  la  memoria,  la  atención,  y  las  funciones  motoras.  Progresivamente  se  le  da  importancia  al  pensamiento  conceptual  y  a  los  procesos mentales superiores. Se mejoran las pruebas de medición de tales habilidades, y se  va enriqueciendo el concepto de inteligencia   

¿QUE ES LA INTELIGENCIA? 
    A partir de la psicología clásica, la inteligencia suele definirse como la capacidad para  comprender,  y  dentro  de  esta  definición  los  diferentes  teóricos  han  aportado  matices,  de  manera que se entiende la capacidad para comprender, en tanto:    ‐ capacidad para resolver problemas nuevos a través del pensamiento  ‐ capacidad para adaptarse al ambiente y a situaciones nuevas   ‐ capacidad para reaccionar correctamente desde el punto de vista de la verdad de      los hechos  ‐ habilidad  para  aprender  ciertos  actos  o  para  ejecutar  actos  nuevos  que  sean  útiles  ‐ capacidad  para  pensar  abstractamente  (en  forma  independiente  del  objeto    concreto)    Cada autor enfatiza un aspecto: lo nuevo, el aprendizaje, la utilidad, la adaptación, la  abstracción.  En  general  todos  consideran  que  la    vida  intelectual  es  la  que  se  refiere  a  los  objetos para conocerlos, es decir, para saber cómo son, cómo es su estructura. En esta tarea  del conocimiento entonces, se ponen en juego tres tipos de funciones:         

Eduardo García Teske  Montevideo, 2007 

MATERIAL DE USO EDUCATIVO 

‐   ‐

función  de  adquisición:  ¿cómo  accedo  a  los  datos  del  entorno?  A  través  de  las  funciones perceptivas que integran los estímulos que provienen de los sentidos.  función  de  conservación:  ¿cómo  retengo  los  datos  que  percibí?  ¿cómo  puedo  reproducirlos  para  usarlos  en  un  tiempo  futuro  y  lejano  al  de  la  percepción  concreta?  A  través  de  la  memoria  y  el  establecimiento  de  hábitos  (rutinas  de  procesamiento de información y acción sobre la realidad).  función  de  elaboración:  ¿cómo  hago  para  usar  en  forma  simultánea  los  datos  que procesé en diferentes momentos?  ¿cómo puedo integrar la información de  que  dispongo  en  mi  memoria?  A  través  del  pensamiento,  puedo  transformar,  combinar  y  recrear  los  datos,  mediante  tres  operaciones:  la  elaboración  de  conceptos, la elaboración de juicios, y el razonamiento. 

  ‐

  Podríamos  entonces,  definir  la  inteligencia  como:  La  capacidad  de  apropiación  y  manipulación de los datos de la realidad  con un sentido, motivo y finalidad.   

  INTELIGENCIAS MÚLTIPLES 
  Howard Gardner, psicólogo de la facultad de Ciencias de la Educación de la Universidad  de  Hardvard  realizó  estudios  e  investigaciones  sobre  la  inteligencia,  llevando  adelante  el  “Proyecto  Spectrum”.    La teoría  de  las  inteligencias  múltiples es  un  modelo  propuesto  por Howard  Gardner en  el  que  la inteligencia no  es  vista  como  algo  unitario,  que  agrupa  diferentes capacidades específicas con distinto nivel de generalidad, sino como un conjunto de  inteligencias  múltiples,  distintas  e  independientes.  Gardner  define  la  inteligencia  como  la  "capacidad  de  resolver  problemas  o  elaborar  productos  que  sean  valiosos  en  una  o  más  culturas".  Primero,  amplía  el  campo  de  lo  que  es  la inteligencia y  reconoce  lo  que  se  sabía  intuitivamente:  Que  la  brillantez  académica  no  lo  es  todo.  A  la  hora  de  desenvolverse  en  la  vida  no  basta  con  tener  un  gran  expediente  académico.  Hay  gente  de  gran  capacidad  intelectual  pero  incapaz  de,  por  ejemplo,  elegir  ya  bien  a  sus  amigos;  por  el  contrario,  hay  gente  menos  brillante  en  el  colegio  que  triunfa  en  el  mundo  de  los  negocios  o  en  su  vida  personal.  Triunfar  en  los  negocios,  o  en  los  deportes,  requiere  ser  inteligente,  pero  en  cada  campo se  utiliza un tipo  de inteligencia distinto. No  mejor ni peor, pero sí distinto. Dicho de  otro  modo,  Einstein  no  es  más  ni  menos  inteligente  que  Michael  Jordan,  simplemente  sus  inteligencias pertenecen a campos diferentes.  Segundo, y no menos importante, Gardner define la inteligencia como una capacidad.  Hasta hace muy poco tiempo la inteligencia se consideraba algo innato e inamovible. Se nacía  inteligente o no, y la educación no podía cambiar ese hecho. Tanto es así que en épocas muy  cercanas  a  los  deficientes  psíquicos  no  se  les  educaba,  porque  se  consideraba  que  era  un  esfuerzo inútil.  Considerando  la  importancia  de  la  psicología  de  las  inteligencias  múltiples,  ha  de  ser  más  racional  tener  un  objeto  para  todo  lo  que  hacemos,  y  no  solo  por  medio  de  estas  inteligencias. Puesto que deja de lado la objetividad, que es el orden para captar el mundo.     
Eduardo García Teske  Montevideo, 2007 

MATERIAL DE USO EDUCATIVO 

El  parte  de  la  necesidad  de  ampliar  el  espectro  de  talentos.  “La  educación  –  dice  Gardner‐ debe favorecer el desarrollo del niño, ayudándolo a que acceda a un campo en el que  los talentos se desarrollen más plenamente, donde se sienta capaz y satisfecho. Generalmente  se mide el talento de una persona en base a criterios estrechos, clasificándolos en categorías,  sin considerar y reconocer sus verdaderas aptitudes y dones naturales”.    Gardner  reconoce  los  límites  de  las  antiguas  formas  de  entender  la  inteligencia,  basándose  solamente  en  la  medición  del  C.I.    No  existe  una  única  y  monolítica  clase  de  inteligencia, fundamental para el éxito en la vida, sino un amplio espectro  de inteligencias.    Gardner  añade  que  así  como  hay  muchos  tipos  de  problemas  que  resolver,  también  hay  muchos  tipos  de  inteligencia.  Hasta  la  fecha  Howard  Gardner  y  su  equipo  de  la Universidad  Harvard han identificado ocho tipos distintos:  Inteligencia  lingüística: la  que  tienen  los  escritores,  los  poetas,  los  buenos  redactores.  Utiliza ambos hemisferios.  ‐ Inteligencia  lógica‐matemática: utilizada  para  resolver  problemas  de  lógica  y  matemáticas. Es la inteligencia que tienen los científicos. Se corresponde con el modo de  pensamiento  del  hemisferio  lógico  y  con  lo  que  la  cultura  occidental  ha  considerado  siempre como la única inteligencia.  ‐ Inteligencia  espacial: consiste  en  formar  un  modelo  mental  del  mundo  en  tres  dimensiones;  es  la  inteligencia  que  tienen  los  marineros,  los  pilotos,  los  ingenieros,  los  cirujanos, los escultores, los arquitectos o los decoradores.  ‐ Inteligencia musical: permite desenvolverse adecuadamente a cantantes, compositores y  músicos.  ‐ Inteligencia  corporal‐cinestésica, o  capacidad  de  utilizar  el  propio  cuerpo  para  realizar  actividades  o  resolver  problemas.  Es  la  inteligencia  de  los  deportistas,  los  artesanos,  los  cirujanos y los bailarines.  ‐ Inteligencia  intrapersonal: permite  entenderse  a  sí  mismo  y  a  los  demás ;  se  la  suele  encontrar en los buenos religiosos ,vendedores, políticos, profesores o terapeutas.  ‐ Inteligencia  interpersonal: es  la  inteligencia  que  tiene  que  ver  con  la  capacidad  de  entender  a  otras  personas  y  trabajar  con  ellas;  se  la  suele  encontrar  en  políticos,  profesores psicólogos y administradores.    Con respecto a estos dos últimos puntos, comprensión de los demás y comprensión de  nosotros mismos, que  llamó inteligencias personales, Gardner dice a principios de los años 90:    ‐
“La  inteligencia  interpersonal  es  la  capacidad  para  comprender  a  los  demás:  qué  los  motiva,  como  operan, como trabajar cooperativamente con ellos. Vendedores, políticos, maestros , médicos de éxito,  tienen probabilidades de ser individuos con elevado grado de inteligencia interpersonal. La inteligencia  intrapersonal...  es  una  capacidad  correlativa,  vuelta  hacia  el  interior.  Es  la  capacidad  de  formar  un  modelo preciso y realista de uno mismo y ser capaz de usar ese modelo para operar eficazmente en la  vida.” 

  Donde los individuos sí se diferencian es en la intensidad de estas inteligencias‐ lo que  él ha dado a llamar “perfil de inteligencias”, y en la forma en que se recurre a esas inteligencias  y se las combina, para llevar a cabo diferentes labores, para solucionar problemas diversos y  progresar en distintos ámbitos.   

Eduardo García Teske  Montevideo, 2007 

MATERIAL DE USO EDUCATIVO 

Por  último,  Gardner  considera  que  existiría  un  potencial  biopsicológico,  es  decir  que  todos los miembros de la especie poseen un potencial para ejercer un conjunto de actividades  de la que esa especie es capaz.    Esta  multifacética  concepción  de  la  inteligencia  ofrece  una  imagen  más  rica  de  la  capacidad y el potencial de un niño para alcanzar el éxito, que la ofrecida por el típico C.I.        

INTELIGENCIA EMOCIONAL 
  Daniel  Goleman,  doctor  en  filosofía  de  la  Universidad  de  Hardvard,  trata  de  profundizar los estudios llevados a cabo por Gardner. En su libro, “La inteligencia emocional”,  publicado en 1995, retoma los conceptos de las inteligencias múltiples y a partir de allí elabora  su propia teoría.    Según  Goleman  el  concepto  de  inteligencias  múltiples  se  olvida  de  una  dimensión  importante de la inteligencia personal: el papel de las emociones.    “Hemos sabido desde hace tiempo el valor de la inteligencia académica para el éxito  en  la  vida.  Sin  embargo,  aquella  no  es  un  pronosticador  perfecto.  Muchos  alumnos  con  las  notas más altas y de los oradores de las ceremonias de clausura nunca viven en concordancia  con su potencial. “ Goleman  cree que el elemento que falta en la explicación es algo llamado  inteligencia emocional    El concepto de inteligencia emocional se refiere a la capacidad de reconocer nuestros  propios sentimientos y los ajenos, motivarnos y de manejar bien las emociones, tanto nuestras  como  las  relacionadas  en  nuestros  vínculos  interpersonales.    Muchas  personas,  de  gran  capacidad  intelectual,  pero  faltas  de  inteligencia  emocional,  terminan  trabajando  para  personas que tienen un CI inferior, pero con mayor inteligencia emocional.    Gardner  dice  que  la  inteligencia  “académica”  y  la  inteligencia  “emocional”,  expresan  cada una, la actividad de diferentes partes del cerebro. El intelecto se basa únicamente en el  funcionamiento de la neocorteza, las capas superiores del cerebro, evolucionadas en tiempos  más recientes.    Las  emociones  involucran  los  centros  emocionales,  ubicados  en  la  subcorteza,  de  formación  más  antigua  en  la  evolución  de  los  seres  vivos.  La  inteligencia  emocional  integra  estos centros emocionales, trabajando de común acuerdo con los intelectuales.    Peter  Salovery  y  John  Mayer,  definen  la  inteligencia  emocional  en  función  de  la  capacidad  de  monitorear  y  regular  los  sentimientos  propios  y  ajenos,  y  de  utilizar  los  sentimientos  para  guiar  los  pensamientos  y  la  acción.  Si  bien  estos  autores  han  continuado  puliendo la teoría, Daniel Goleman adapta estos modelos para comprender la importancia que  tienen  estos  talentos  en  la  vida  laboral.  La  adaptación  incluye  cinco  aptitudes  básicas  emocionales y sociales:    CONOCIMIENTO  DE  SI  MISMO:  Saber  que  se  siente  en  cada  momento  y  utilizar  esas  preferencias  para  orientar  nuestra  toma  de  decisiones;  tener  una  idea  realista  de 

Eduardo García Teske  Montevideo, 2007 

MATERIAL DE USO EDUCATIVO 

nuestras  habilidades  y  una  adecuada  confianza  en  sí  mismo.    AUTORREGULACIÓN:  Manejar  las  emociones  de  modo  que  faciliten  la  tarea  entre  manos, en vez de estorbarla; ser escrupuloso y demorar la gratificación en pos de los  objetivos;  recobrarse  bien  de  las  tensiones  emocionales.    MOTIVACIÓN:  Utilizar  nuestras  preferencias  más  profundamente  para  orientarnos  y  avanzar hacia los objetivos, para tomar iniciativas y ser muy efectivos y para preservar  frente  a  los  contratiempos  y  las  frustraciones.    EMPATÍA:  Percibir  lo  que  sienten  los  demás,  ser  capaces  de  ver  las  cosas  desde  su  perspectiva  y  cultivar  la  afinidad  con  una  amplia  diversidad  de  personas.    HABILIDADES  SOCIALES:  Manejar  bien  las  emociones  en  una  relación  e  interpretar  adecuadamente  las  situaciones  y  las  redes  sociales;  interactuar  sin  dificultad,  utilizar  estas  habilidades  para  persuadir  y  dirigir,  negociar  y  resolver  disputas,  para  la  cooperación y el trabajo en equipo.    Por  supuesto,  dice  Goleman,  las  habilidades  de  cada  persona  en  estas  esferas  es  diferente:  algunos  pueden  ser  expertos  para  manejar  su  propia  ansiedad,  pero  ineptos  para  aliviar  los  trastornos  de  los  otros.    La  base  subyacente  de  nuestro  nivel  de  capacidad  es  sin  duda,  fisiológica,  pero  el  cerebro  es  notablemente  flexible  y  aprende  constantemente.  Los  errores en las habilidades emocionales pueden ser remediados en gran medida; cada una de  estas esferas puede mejorarse.  Por lo tanto, la inteligencia emocional, las habilidades que la  integran, se pueden aprender con el esfuerzo adecuado.    CI  e  inteligencia  emocional:  Inteligencia  emocional  y  CI  no  son  conceptos  opuestos   sino  independientes.  Una  persona  con  elevado  CI.  puede  tener  una  inteligencia  emocional  escasa y por lo tanto su desempeño en el mundo  personal y social, totalmente inadecuado.    En  todos  nosotros  hay  una  mezcla  de  CI  e  inteligencia  emocional  en  diversos  grados.  Sin  embargo, de las dos, la inteligencia emocional añade muchas más cualidades ya  que nos hace  plenamente  humanos. Las  características  de  la  llamada inteligencia  emocional son:  la  capacidad  de  motivarnos  a  nosotros  mismos,  de  perseverar  en  el  empeño  a  pesar  de  las  posibles  frustraciones,  de  controlar  los  impulsos,  de  diferir  las  gratificaciones,  de  regular  nuestros propios estados de ánimo, de evitar que la angustia interfiera con nuestras facultades  racionales y la capacidad de empatizar y confiar en los demás.      Inteligencia emocional y el CI    No  existe  un  test  capaz  de  determinar  el  «grado  de  inteligencia  emocional»,  a  diferencia  de  lo  que  ocurre  con  los  test  que  miden  el cociente  intelectual (CI).  Jack  Block,  psicólogo  de  la  universidad  de  Berkeley,  ha  utilizado  una  medida  similar  a  la  inteligencia  emocional  que  él  denomina  «capacidad  adaptativa  del  ego»,  estableciendo  dos  tipos  teóricamente puros, aunque los rasgos más sobresalientes difieren ligeramente entre mujeres  y hombres.     
Eduardo García Teske  Montevideo, 2007 

MATERIAL DE USO EDUCATIVO 

 
«Los  hombres  que  poseen  una  elevada  inteligencia  emocional  suelen  ser  socialmente  equilibrados,  extravertidos, alegres, poco predispuestos a la timidez y a rumiar sus preocupaciones. Demuestran estar  dotados de una notable capacidad para comprometerse con las causas y las personas, suelen adoptar  responsabilidades, mantienen una visión ética de la vida y son afables y cariñosos en sus relaciones. Su  vida emocional es rica y apropiada; se sienten, en suma, a gusto consigo mismos, con sus semejantes y  con el universo social en el que viven».  «Las  mujeres  emocionalmente  inteligentes  tienden  a  ser  enérgicas  y  a  expresar  sus  sentimientos  sin  ambages, tienen una visión positiva de sí mismas y para ellas la vida siempre tiene un sentido. Al igual  que ocurre con los hombres, suelen ser abiertas y sociables, expresan sus sentimientos adecuadamente  (en lugar de entregarse a arranques emocionales de los que posteriormente tengan que lamentarse) y  soportan bien la tensión. Su equilibrio social les permite hacer rápidamente nuevas amistades; se sienten  lo  bastante  a  gusto  consigo  mismas  como  para  mostrarse  alegres,  espontáneas  y  abiertas  a  las  experiencias  sensuales.  Y,  a  diferencia  de  lo  que  ocurre  con  el  tipo  puro  de  mujer  con  un  elevado  CI,  raramente se sienten ansiosas, culpables o se ahogan en sus preocupaciones».  «Los  hombres  con  un  elevado  CI  se  caractericen  por  una  amplia  gama  de  intereses  y  habilidades  intelectuales  y  suelen  ser  ambiciosos,  productivos,  predecibles,  tenaces  y  poco  dados  a  reparar  en  sus  propias  necesidades.  Tienden  a  ser  críticos,  condescendientes,  aprensivos,  inhibidos,  a  sentirse  incómodos con la sexualidad y las experiencias sensoriales en general y son poco expresivos, distantes y  emocionalmente fríos y tranquilos».  «La  mujer  con  un  elevado  CI  manifiesta  una  previsible  confianza  intelectual,  es  capaz  de  expresar  claramente sus pensamientos, valora las cuestiones teóricas y presenta un amplio abanico de intereses  estéticos  e  intelectuales.  También  tiende  a  ser  introspectiva,  predispuesta  a  la  ansiedad,  a  la  preocupación y la culpabilidad, y se muestra poco dispuesta a expresar públicamente su enfado (aunque  pueda expresarlo de un modo indirecto)».   

INTELIGENCIA EXITOSA 
La teoría triárquica de la inteligencia ha sido desarrollada por Robert J. Sternberg, una  figura destacada en la investigación de la inteligencia humana. La teoría fue de las primeras en  ir contra el enfoque psicométrico y adoptar un acercamiento más cognitivo.  La  definición  de  Sternberg  de  la  inteligencia  es  “actividad  mental  dirigida  con  el  propósito de adaptación a, selección de o conformación de, entornos del mundo real relevantes  en la vida de uno mismo” [mental activity directed toward purposive adaptation to, selection  and  shaping  of,  real‐world  environments  relevant  to  one’s  life]  (Sternberg,  1985,  p.  45),  que  significa que la inteligencia es qué tan bien un individuo trata con los cambios en el entorno a  lo  largo  de  su  vida.  La  teoría  de  Sternberg  abarca  tres  partes:  componencial,  experiencial,  y  práctica.  La inteligencia consiste en pensar bien de tres formas diferentes, de manera creativa,  analítica  y  práctica.  Las  tres  se  encuentran  muy  relacionadas.  La  primera  es  necesaria  para  formular buenos problemas y buena s ideas. La segunda se utiliza para resolver los problemas  y juzgar la calidad de las ideas. La tercera se aplica para usar las ideas de manera eficaz en la  vida  cotidiana.  Es  importante  aprender  a  saber  cuándo  y  cómo  usar  cada  una  de  estas  inteligencias de manera efectiva.  En  una  empresa,  por  ejemplo,  la  inteligencia  analítica  es  importante  para  conocer  el  mercado  del  producto  o  el  servicio;  pero  la  creativa  es,  ante  todo,  la  que  permite  generar  nuevos  productos  para  ponerlos  a  la  venta.  Cuando  esto  ocurre,  ya  se  está  generando  el  sucesor.  La  mayoría  de  las  ocupaciones  en  el  mundo  empresarial  son  muy  pragmáticas  y  se  necesita generar ideas innovadoras constantemente. 

Eduardo García Teske  Montevideo, 2007 

MATERIAL DE USO EDUCATIVO 

La inteligencia exitosa tiene una serie de características tales como:  1. 2. 3. 4. 5. Es modificable, se puede aumentar o disminuir, es susceptible de cambios.  No es un problema de cantidad sino de equilibrio de cada uno de sus componentes.  Se debe aprender a saber cuándo usar cada tipo: analítica, creativa o práctica.  A  menudo,  quienes  usan  en  exceso  la  analítica  son  menos  efectivos  en  la  vida  que  quienes la usan sólo en las situaciones que lo requieren.  Las escuelas tienden a premiar habilidades que no son importantes después en la vida  laboral. Alguien puede ser lento en las instituciones docentes y ser brillante fuera de  ellas.  La inteligencia es, en parte, heredada y, en parte ambiental.  Las diferencias entre la inteligencia de las personas son, en su mayoría de origen social  o ambiental.  Un  elemento  importante  de  la  inteligencia  es  la  flexibilidad,  hay  que  enfocar  los  problemas  desde  una  variedad  de  puntos  de  vista,  ver  cómo  otras  personas  y  otras  culturas abordan los problemas. 

6. 7. 8.

Las personas con inteligencia exitosa conocen sus virtudes y compensan o corrigen sus  debilidades,  pues  nadie  es  bueno  en  todo.  Ellas  valoran  el  medio,  en  el  que  se  encuentran,  para saber si éste puede o no capitalizarlos para sacar el máximo partido a su talento.  Buscan  los  ambientes  en  el  que  no  sólo  puedan  realizar  su  trabajo  con  efectividad,  sino  también  introducir  la  diferencia.  Crean  sus  propias  oportunidades,  antes  de  aceptar  las  limitaciones que le imponen las circunstancias en las que les toca vivir.  Las  20  características  comunes  a  las  personas  exitosas,  con  independencia  del  área  a  la  que se dediquen, son:  1. 2. 3. 4. Las personas con inteligencia exitosa se automotivan.  Se concentran en sus objetivos.  Tienen capacidad para aplazar la gratificación.  Aprenden  a  controlar  sus  impulsos  (lo  que  se  relaciona  con  la  autorregulación  que  plantea Goleman en cuanto a la inteligencia emocional).  5. Saben cuándo perseverar.  6. Saben cómo sacar el máximo partido de sus habilidades.  7. Traducen el pensamiento en acción.  8. Se orientan hacia el producto.  9. Completan la tarea y llegan hasta el final.  10. Tienen iniciativas.  11. No tienen miedo de arriesgarse, ni de fracasar.  12. No postergan.  13. Aceptan la crítica justa.  14. Rehúsan la autocompasión.  15. Son independientes.  16. Tratan de superar las dificultades personales.  17. No hacen demasiadas cosas a la vez, ni demasiado pocas.  18. Ven, al mismo tiempo el bosque y los árboles (dicho).  19. Tienen  nivel  razonable  de  autoconfianza  creen  en  su  capacidad  para  alcanzar  sus  objetivos.  20. Equilibran el pensamiento analítico, creativo y práctico. 

Eduardo García Teske  Montevideo, 2007 

MATERIAL DE USO EDUCATIVO 

Para desarrollar la inteligencia exitosa, pueden existir obstáculos. Uno de ellos, son las  expectativas  negativas  por  parte  de  las  figuras  que  enmarcan  la  autoridad,  como  los  padres,  los  maestros  y  los  administradores.  Las  expectativas  pobres  suelen  llevar  al  individuo  a  que  alcance  sólo  lo  que  se  espera  de  él.  Pero,  las  personas  con  inteligencia  exitosa  desafían  las  expectativas  negativas. No permiten que la evaluación de otras personas les impida alcanzar  sus  objetivos.  Encuentran  su  camino  y  luego  lo  siguen,  conscientes  de  que  encontrarán  inconvenientes, a su paso, y que parte de su reto consiste en superarlos.  La  inseguridad  sobre  la  propia  eficacia  es  otro  impedimento.  Las  personas  con  inteligencia exitosa son autosuficientes, confían en sus posibilidades. Advierten, con claridad,  que sus limitaciones están más en lo que se dicen a sí mismas que no pueden hacer, que en lo  que realmente no pueden efectuar.  Las  personas  con  inteligencia  exitosa  tienen  modelos  por  los  cuales  se  guían  para  actuar.  Los  modelos  son  ejemplos  de  personas  o  arquetipos  a  imitar.  Posiblemente,  tengan  varios modelos de personas que los inspiren a lo largo de su vida, y su propio éxito represente  la unificación de los mejores atributos de esos diversos modelos. No son completamente fieles  a un modelo, sino forman su propia identidad distintiva. Cuando las personas con inteligencia  exitosa fracasan en algo, toman nota de la causa.      BIBLIOGRAFÍA    GARDNER, HOWARD. (1983) Inteligencias múltiples. ISBN: 84‐493‐1806‐8 Paidos    GOLEMAN, DANIEL: Inteligencia Emocional. Editorial Kairós. (Junio 2001) ISBN 84‐7245‐371‐5  STERNBERG, R. J. (1985). Beyond IQ: A Triarchic Theory of Intelligence. Cambridge, University  Press.   

Eduardo García Teske  Montevideo, 2007 

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->