Está en la página 1de 9

En 1493, el Papa Alejandro VI

otorgó a los Reyes Católicos la


posesión de los territorios
descubiertos con la condición de
evangelizar a sus habitantes. Esta
cesión de poder se le conoce
como PATRONATO REGIO.
Durante la primera etapa de
conquista espiritual, fue el clero
regular quien emprendió el
trabajo: evangelizando,
construyendo iglesias,
monasterios y dándole atención
espiritual y material a los
indígenas.
Gracias a ello, se conservó
mucha información de las
culturas prehispánicas.
Además se realizaron códices,
diccionarios, obras teatrales,
entre otros.
El clero regular estaba formado
por:
Franciscanos ( 1524)
Dominicos ( 1526)
Agustinos ( 1533)
y los Jesuitas ( 1563)

Posteriormente llegaron
los carmelitas,
mercedarios, hipólitos,
juaninos, antoninos,
felipenses, betlemitas y
camilos.
Fray Bernardino de Sahagún
Culto mariano
Terminando el proceso de
evangelización, llegaron otros
clérigos a la Nueva España,
dividiéndose el clero en: REGULAR y
SECULAR.
El clero secular estaba relacionado
con los grupos más poderosos de la
Colonia; criollos, hacendados y
mineros se incorporaron a la carrera
sacerdotal.
El clero acrecentó su
poder económico, gracias
a: el diezmo, las limosnas,
las primicias, el pago de
sacramentos y
donaciones.
Aspectos de la
vida monacal
Se fundó el Juzgado de
Capellanías y Obras pías, donde
se otorgaban préstamos.
Humboldt calculó que el capital
eclesiástico en 1803, era de 260
millones de pesos.
El Tribunal del Santo Oficio de la Inquisición, se
estableció en 1571. Su objetivo era vigilar las
costumbres cotidianas, diversiones, creaciones
científicas y literarias, hasta evitar las críticas al
sistema de gobierno.
CULTO A LA VIRGEN DE
GUADALUPE

Virgen de Guadalupe de Virgen de Guadalupe


Extremadura, España de México.
Con el propósito de desplazar a
los grupos más poderosos del
virreinato, en 1765 la Corona
española introdujo diversas
reformas. Por medio de ellas se
dispuso que la Iglesia
contribuyera a sufragar los gastos
del Estado español. Para ello se
ordenó la DESAMORTIZACIÓN de
los bienes eclesiásticos, es decir,
el cambio de su capital por VALES
REALES.
Además, en 1767 los jesuitas
fueron expulsados del virreinato,
ocasionado con ello, gran
malestar dentro y fuera de la
Iglesia.

También podría gustarte