Está en la página 1de 3

Entre nmeros y letras

(Jos Acevedo Jimnez)

Matemticas en la vida
Formas geomtricas marcaron mi infancia. En aritmtica, sumas y restas aprendemos hacer; las operaciones todas desfilan, antes de pasar al siguiente nivel. Mi primer amor, con nmeros y letras. El lgebra me recuerda: el beso que te di en el saln a las diez. De tringulos y ngulos, la trigonometra perfecta y as tus razones pude comprender. El clculo me indica que ya estamos listos, para integrar nuestros cuerpos en un solo ser. Todo en la vida tiene su momento y con matemticas es ms fcil de ver.

La Curva del Infinito


Elipse modificada que representa al infinito, majestuosa lemniscata. Curva cuyo producto de las distancias, de los puntos que conforman su geometra, es constante. El transito del Sol observado, da tras da, desde un punto fijo de la Tierra ratifica tus encantos. Y, aunque lo infinitamente grande nos hace ver pequeos; el genio soberbio del ser, con su afn de dominarlo todo, logra someterlo con una simple idea, asignndole una curva

al infinito.

El Placer de Descubrir
Quien algn da pueda las intimidades naturales describir, sentir sin duda alguna el placer de descubrir. Sensacin maravillosa experimentar todo su ser al descifrar la clave oculta que pocos pueden ver. La recompensa ser la satisfaccin de alcanzar lo impensable; abrir puertas a nuevos mundos, conocimientos y verdades.

Sinusoidal de la Vida
Desde el origen, inicio mi trayecto hasta alcanzar la mxima amplitud. xito, he llegado a la cima! En el punto ms alto, llegada la inflexin, inicio el descenso inevitable; puntos bajos y altos, quin puede escapar a la sinusoidal de la vida?

Mujer
Ni el clculo ni la aritmtica pueden describir tu sublime belleza. Hermosa Atenea, el ser ms divino de toda la Tierra. Eres amor, entrega y fortaleza. Todo lo bueno en una sola palabra: MUJER.

El Infinito
Intent alcanzar el infinito, partiendo de lo finito. Y una vez iniciado el viaje, para mi propsito lograr, no pude volver hacia atrs. S que una vida eterna no me servir, pues, por ms que cuente y cuente el infinito ventaja siempre tendr.