P. 1
ESTATUTO DE PERSONAL JUDICIAL VIGENTE EN VENEZUELA

ESTATUTO DE PERSONAL JUDICIAL VIGENTE EN VENEZUELA

4.83

|Views: 20.052|Likes:
Publicado porluismgalviz

More info:

Published by: luismgalviz on Jul 28, 2007
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

06/29/2013

pdf

text

original

REPÚBLICA DE VENEZUELA CONSEJO DE LA JUDICATURA En su nombre: El Consejo de la Judicatura, de conformidad con la facultad que le otorga el Artículo 72 de la Ley de Carrera

Judicial, dicta el ESTATUTO DEL PERSONAL JUDICIAL CAPITULO 1 Disposiciones Generales Artículo 1° .- El presente Estatuto determina las relaciones de trabajo entre el Consejo de la Judicaturas, los Jueces y los Defensores Públicos de Presos por una parte, y por la otra los empleados que se indican en el Artículo 72 de la Ley de Carrera Judicial. En consecuencia, regula las disposiciones para el ingreso; permanencia y terminación de servicio en los diferentes cargos. Artículo 2°.- Con excepción de los Relatores, los empleados a los cuales se refiere el Artículo anterior gozarán de estabilidad en el desempeño de sus cargos. En consecuencia sólo pondrán ser removidos o suspendidos del ejercicio de sus cargos, en los casos y mediante el procedimiento establecido en este Estatuto. La estabilidad aquí prevista no podrá privar nunca sobre el interés en la recta administración de justicia. Parágrafo Único: Cuando el cargo de Relator sea creado en forma permanente, quien lo desempeñe gozará de la estabilidad consagrada en este Artículo. Artículo 3°.- Todo lo relativo a la administración de personal judicial corresponde al Consejo de la Judicatura, que la ejercerá por órgano de su Dirección de Personal.

Artículo 4°.- La Dirección de Personal del Consejo de la Judicatura llevará de cada uno de los empleados a los cuales se le aplica este Estatuto, que deberá contener, además de los datos y referencias de carácter personal. Su hoja de servicio, desde su ingreso o reingreso al personal judicial hasta su retiro por cualquier causa. Si existieren antecedentes de servicio de otras ramas del poder público, deberá dejarse constancia en los mismos. Los datos y referencias de carácter personal y la hoja de servicios deben estar respaldados por los documentos pertinentes. En cada Despacho Judicial se llevará expediente de cada uno de los miembros del personal judicial a su servicio, que contendrá: a) copia de su postulación; b) designación; c) constancia de su juramentación; d) hoja de servicios y e) constancias de todas las circunstancias, hechos, actos y acciones que tengan relación con el respectivo empleado. Artículo 5°.- El número de empleados que fueren necesarios para el mejor funcionamiento de los Tribunales y Defensorías Públicas de Presos , lo determinará el Consejo de la Judicatura y para ello deberá contar con las asignaciones presupuestarias pertinentes. Los Jueces y Defensores Públicos de Presos, fundados en necesidad comprobada, podrán proponer al Consejo de la Judicatura la creación de nuevos cargos en sus respectivos Despachos. Artículo 6°.- A los empleados a quienes se le aplica este Estatuto serán provistos de un carnet o credencial que acredite el cargo que desempeñen. Se utilizará un formato único aprobado por el Consejo de la Judicatura y distribuido a todos los Jueces y Defensores Públicos de Presos, quienes lo expedirán al personal de sus respectivos Despachos. Artículo 7°.- Las denominaciones “empleado”, empleado judicial” o miembros del personal judicial”, tienen el mismo significado, a los efectos del presente Estatuto.

Las denominaciones “Despacho” o “Despacho Judicial”, se utilizan para designar a los Tribunales o a las Oficinas de los Defensores Públicos de Presos. Las denominaciones “Jefe del Despacho Judicial” o de “Jefe del Despacho”, se utilizan para designar a los Jueces y a los Defensores Públicos de Presos como Directores de sus respectivos Tribunales u Oficinas. CAPÍTULO II Del Personal Judicial SECCIÓN I De los requisitos para el ingreso Artículo 8°.- Para ingresar al personal judicial, además de las condiciones que para el ejercicio de determinados cargos requieran las leyes, es necesario reunir los siguientes requisitos a) ser venezolano, b) mayor de edad, c) llenar los requisitos correspondientes al cargo, conforme a las descripción de las atribuciones y deberes inherentes al mismo, e) no estar sujeto a interdicción civil y f) las demás que establezcan la Constitución, las leyes y las normas y procedimientos que dictare el Consejo de la Judicatura. Quien aspire ingresar al personal judicial deberá aceptar las evaluaciones que practique u ordene el Consejo de la Judicatura, tendientes a demostrar su capacidad para el desempeño del cargo. Artículo 9°.- A toda persona que ingrese al Poder Judicial se le podrá designar con carácter provisional; nombramiento que deberá ser ratificado o revocado en un plazo no mayor de seis meses. El referido lapso es considerado como un período de prueba y el jefe de Despacho Judicial respectivo, podrá revocar el nombramiento sí a su

juicio el rendimiento del funcionario no es satisfactorio, haciendo a éste la notificación correspondiente. Artículo 10°.- Las condiciones de aptitud, conocimiento y destreza para el desempeño de los cargos, las determinará el Consejo de la Judicatura mediante las pruebas pertinentes. Artículo 11°.- La postulación para el ingreso al personal judicial se hará ante el Consejo de la Judicatura por los Jueces o defensores Públicos de Presos, para cargos vacantes o creados en sus respectivos Despachos. La postulación deberá ser hecha dentro de los treinta (30) días siguientes de ocurrir la vacante o de haberse declarado la vigencia de nuevos cargos. Sí transcurrieren treinta (30) días continuos sin haberse hecho la respectiva postulación, el Consejo de la Judicatura hará directamente el nombramiento. Esta facultad también será ejercida por el Consejo de la Judicatura cuando habiéndose postulado tres (3) candidatos sucesivamente, ninguno hubiere sido aceptado por no reunir los requisitos establecidos en este Estatuto. Artículo 12°.- Las postulaciones deben ser hecha mediante representación dirigida al Consejo de la Judicatura, y deberán acompañarse, en originales o en copia certificada, todos los documentos que acrediten el cumplimiento de los requisitos establecidos en este Estatuto para ingresar al personal judicial. SECCIÓN II Del nombramiento, juramentación y posesión del cargo Artículo 13°.- Recibida y examinada la postulación, sí ésta cumpliere las formalidades y requisitos pertinentes, el Consejo de la Judicatura autorizará el ingreso, fijará la oportunidad del mismo y extenderá el nombramiento respectivo. Artículo 14°.- El Jefe del despacho Judicial al cual esta adscrito el cargo

provisto, tomará juramento legal al designado, dejará constancia de ello y de la posesión del cargo en el libro respectivo y dará inmediata cuenta de ello al Consejo de la Judicatura. SECCIÓN III De la clasificación de los cargos Y de la remuneración Artículo 15°.- La clasificación de los cargos en el poder Judicial la hará el Consejo de la Judicatura mediante Resolución, y la misma comprenderá el agrupamiento de dichos cargos en clases definidas. Cada cargo será descrito mediante una especificación que deberá incluir: a) Denominación de la clase la que se asigna; b) descripción, a título enunciativo, de las atribuciones y deberes inherentes a la clase de cargo; c) los requisitos mínimos exigidos para desempeñar el cargo y d) cualesquiera otra especificación que se considere procedente. Parágrafo Único: Hasta tanto se dicte la Resolución prevista en este Artículo continuarán vigentes los cargos actuales. Artículo 16°.- La clasificación establecida para un cargo no podrá modificarse sino cuando hayan variado sustancial y permanentemente las atribuciones y deberes inherentes al mismo. Previo estudio pertinente, el Consejo de la Judicatura hará la modificación en la forma dicha en el artículo anterior. Artículo 17°.- Las renumeraciones del personal judicial comprenden el sueldo básico asignado al cargo. Conforme a la Ley de presupuesto; las compensaciones que se le asignen por concepto de capacitación y eficiencia; la prima de antigüedad y otras primas que se le acuerde; todo conforme a las Resoluciones que al efecto dicte el Consejo de la Judicatura. El Consejo de la Judicatura tomará las medidas para implantar un sistema de remuneraciones y de administración de personal, asimilable al existente en la Administración Pública nacional.

SECCIÓN IV De los Derechos y Obligaciones del personal Judicial Artículo 18°.- Los miembros del personal judicial tendrán los derechos que se enumeran a continuación: a) Ser informado por su superior Inmediato acerca de los fines, organización y funcionamiento del despacho correspondiente, de su dependencia jerárquica, atribuciones, atribuciones y deberes que le incumben. b) Percibir la remuneración que corresponde al cargo desempeñado. c) Disfrutar de la vacación anual y del bono vacacional, conforme a las Resoluciones pertinentes del Consejo de la Judicatura. El período vacacional se otorgará de la manera siguiente: 1) Quince (15) días hábiles de vacación durante el primer quinquenio de servicios. 2) Diez y ocho (18) días hábiles de vacación durante el segundo quinquenio de servicios. 3) Veintiún (21) días hábiles de vacación durante el tercer quinquenio de servicios 4) Veinticinco (25) días hábiles de vacación a partir del decimosexto año de servicios

d) Percibir la bonificación de fin de año siempre que se haya prestado un mínimo de tres (3) meses de servicios dentro del ejercicio fiscal correspondiente, de conformidad con la escala siguiente: 1) De tres (3) a seis (6) meses de servicio, diez (10) días de sueldo. 2) Más de seis (6) a hasta nueve (9) meses de servicio, veinte (20) días de sueldo. 3) Más de nueve (9) meses de servicio, treinta (30) días de sueldo.

e) Ascender a cargos de clase superior; según lo previsto en este Estatuto. f) Obtener y disfrutar los permisos, conforme a los términos establecidos en este Estatuto. g) Ser oído en sus peticiones y reclamos y recibir respuesta oportuna. h) Recibir adiestramiento, conforme a los planes, normas y prioridades que determine el Consejo de la Judicatura; cuyos resultados se tomarán en cuenta para la evaluación de méritos y en los ascensos. i) Recibir los beneficios socioeconómicos que el Consejo de la Judicatura tiene acuerdo p acuerde al personal judicial. j) Recibir las prestaciones que la legislación les acuerde. k) Ser jubilados o pensionados, y que sus respectivos grupos familiares reciban pensión de sobrevivientes. Al personal judicial le será aplicado el régimen de jubilaciones establecido para los Jueces en la Ley de Carrera Judicial, en todo cuanto ello sea posible. l) Organizarse sindicalmente para la defensa y protección de los derechos que la Ley Orgánica del Poder Judicial, Ley de Carrera Judicial y este Estatuto les confiere. Artículo 19°.- Los miembros del personal judicial tienen la obligación cumplir los deberes que les incumben, de acuerdo con lo establecido en la Constitución, Ley Orgánica del Poder Judicial, Ley de Carrera Judicial, las demás normas legales y reglamentarias y las disposiciones dentro de sus facultades, dicten el Consejo de la Judicatura y los Titulares de los Despachos a los que están adscritos sus servicios. Artículo 20°.- Se observarán además los deberes siguientes: a) El cumplimiento de sus labores en forma personal al margen de toda actividad política partidista. b) Observar y mantener los principios de acatamiento jerárquico, moralidad, disciplina, colaboración, respeto, cortesía y eficiencia en su trabajo y en las relaciones con los supervisores, compañeros de trabajo

y con el público. c) Observar reserva y discreción respecto a los asuntos que se tramitan en el despacho al cual están adscritos sus servicios, o de los asuntos de los cuales en ejercicio de su cargo tengan conocimiento. d) Vigilar, conservar y salvaguardar los expedientes y otros documentos, bienes e intereses confiados a su guarda, uso o administración y colaborar con el resto del personal judicial en el cumplimiento es este deber. e) Someterse a los procesos de evaluación sobre su actuación que tendrá en cuenta la capacidad, eficiencia, rendimiento en el trabajo, disciplina y cualesquiera otras circunstancias. El resultado deberá tomarse en consideración para ascensos, compensaciones, adiestramiento y cualquier otra acción en el ámbito de la administración de personal. f) Aceptar dentro del despacho al cual están adscritos sus servicios, el desempeño de otro cargo cuyo titular esté ausente en forma temporal. También cuando esté vacante y hasta tanto sea provisto. El desempeño provisional de otro cargo no acarrea cambio de remuneración, pero podrá acordarse compensación. g) Aceptar ser trasladado de un cargo a otro de la misma clase, o de otra clase diferente del mismo grado, siempre que reúna los requisitos correspondientes y no se disminuya su remuneración. El traslado podrá realizarse también dentro de la misma localidad, cuando exista acuerdo entre los Titulares de los respectivos Despachos. h) Asistir a los cursos o procesos de adiestramiento que se organicen, a fin de mejorar o ampliar la capacidad y la eficiencia en el desempeño de sus labores. CAPÍTULO III De los Ascensos, Reingresos y de los Permisos o Licencias SECCIÓN I De los Ascensos

Artículo 21°.- Los miembros del personal judicial tendrán derecho al ascenso. Los ascensos se otorgarán por riguroso orden de méritos, de acuerdo con la calificación obtenida en las evaluaciones que para tales fines se practiquen. En igualdad de condiciones se tomará en cuenta la antigüedad. Artículo 22°.- Se considera ascenso la designación de una persona para una clase de cargo de grado superior.

SECCIÓN II Del Reingreso Artículo 23°.- Cuando un miembro del personal judicial sea designado para cargo de libre nombramiento y remoción en el mismo Despacho o en otros, al cesar en el desempeño del mismo, tendrá derecho a reingresar a un cargo de la misma clase del último cargo desempeñado en el personal judicial. Artículo 24°.- Los miembros del personal judicial que hayan renunciado podrán reingresar transcurridos que fueren seis (6) meses de la fecha de aceptación de la renuncia. Artículo 25°.- El reingreso del personal destituido estará sometido al examen previo de su expediente, así como la causa de destitución que produjo el egreso. En todo caso no podrá realizarse sino transcurrido un (1) año a partir de la fecha de destitución. La decisión corresponderá al Consejo de la Judicatura. SECCIÓN III De los Permisos o Licencias Artículo 26°.- Permiso o Licencia es la autorización que se otorga al

personal judicial para no concurrir a sus labores por causa justificada y tiempo determinado. Artículo 27°.- El Jefe del Despacho Judicial correspondiente podrá conceder permisos hasta quince (15) días a los miembros del personal judicial que lo soliciten por causas graves debidamente justificadas, distintas a la enfermedad. Durante el lapso de permiso devengará el sueldo. Si vencido el permiso el empleado no se reintegrare a sus actividades, se considerará que ha renunciado y se procederá a proveer el cargo, salvo que motivos justificados debidamente comprobados, le hayan impedido reintegrarse a su labores. Artículo 28°.- En los casos de maternidad, previa certificación médica, se concederán los permisos que establece la Ley del trabajo. Artículo 29°.- El Consejo de la Judicatura, oído el parecer del jefe del despacho respectivo, podrá conceder a los miembros del personal judicial que lo soliciten por escrito oportunamente y lo razonen, permisos o licencias por causa distinta a la enfermedad, por lapsos mayores al señalar en el artículo 27, sin remuneración y por un lapso que en ningún caso podrá exceder de dos (2) meses. Artículo 30°.- Será obligatoria la concesión de permisos en los siguientes casos: 1)Fallecimiento de ascendientes, hijos o cónyuges del empleado, dos (2) días laborables. Sí el fallecimiento ocurriere en el país y siete (7) días laborables, sí ocurriere en el exterior y el empleado tuviere que trasladarse al lugar del deceso. 2)Matrimonio del empleado, cinco (5) días laborables. 3)Nacimientos de un hijo del empleado, dos (2) días laborables. 4)Comparecencia obligatoria ante cualquier autoridad legítima por el tiempo necesario. 5)Participación activa en eventos deportivos nacionales o internacionales en representación del país, a solicitud de los organismos competentes, el tiempo requerido para el traslado y participación.

6)Para cumplir actividades de dirigente sindical, conforme lo determine el Consejo de la Judicatura. Artículo 31°.- en caso de enfermedad o accidente que no causen inhabilitación en forma permanente, los miembros del personal judicial tendrán derecho a permiso por el tiempo que dure tales circunstancias hasta por el termino de seis (6) meses, durante los cuales devengarán su sueldo completo; beneficio prorrogable por un lapso que excederá de seis (6) meses más. Artículo 32°.- Para el otorgamiento del permiso previsto en el Artículo anterior, el empleado deberá presentar certificación médica facultativa razonada, suscrita por dos (2) médicos por lo menos. Si el permiso excediere de dos (2) meses, el certificado médico deber ser expedido por el servicio médico del Consejo de la Judicatura o por lo médicos que éste señale. En cualquier momento el consejo de la judicatura podrá ordenar que se practique examen médico al empleado, para determinar sobre la evaluación de la enfermedad o la causa del permiso. Artículo 33°.- La concesión de permisos por enfermedad corresponderá: 1) Al Jefe del Despacho Judicial respectivo, cuando el original y las prorrogas no excedan de un (1) mes. 2) Al Consejo de la Judicatura, en los demás casos. Cuando se trate de enfermedad o accidente grave o reposo médico de larga duración, los permisos serán extendidos cada dos (2) meses por el Consejo de la Judicatura, previa solicitud. Artículo 34°.- Si la causa que motivó el permiso cesare ante de su conclusión, el empleado deberá reintegrarse a sus labores.

CAPÍTULO IV De las responsabilidades y del Régimen Disciplinario SECCIÓN I De la responsabilidad del Personal Judicial Artículo 35°.- El personal judicial responde, penal, civil, administrativa y disciplinariamente por los delitos, faltas, hechos, ilícitos e irregularidades administrativas cometidas en el ejercicio de sus labores, sin quedar excluida la que pudiere corresponderles por efecto de leyes especiales o de su condición de ciudadanos. Artículo 36.- Los Jefes de los Despachos Judiciales deberán denunciar ante el Ministerio Público los hechos que constituyan delitos o faltas, en los que hubiere incurrido los miembros del personal judicial.

SECCIÓN II Competencia correctiva y disciplinaria Artículo 37°.- En base a lo previsto en los artículos 113, Ordinal 3° y 123 de la Ley Orgánica del Poder Judicial, los Tribunales tienen competencia para imponer sanciones correctivas y disciplinarias a los Secretarios, Alguaciles y demás empleados judiciales, cuando cometan faltas en el desempeño de sus funciones. En consecuencia, estos funcionarios quedan sometidos al poder disciplinario del Presidente del Tribunal o el juez respectivo, según el caso quien está facultado para aplicar la sanción correspondiente. Parágrafo Único: Los Defensores Públicos de Presos ejercerán en sus respectivos Despachos las facultades correctivas y disciplinarias sobre el

personal que les está adscrito. Artículo 38°.- En aquellos casos en que los funcionarios judiciales, individualmente o colectivamente; abandonen o dejen de asistir a sus labores, paralicen total o parcialmente sus actividades, ocasionen perjuicio material a la sede o al mobiliario. Máquinas, herramientas y útiles de los Despachos Judiciales ya sea por propia iniciativa o impulsados por otras personas, asociaciones, sindicatos o cualquier otra organización similar, el Consejo de la Judicatura podrá sumir el poder disciplinario que el Artículo anterior atribuye a los Presidentes de Tribunales, Jueces y Defensores Públicos de Presos. Esta facultad la asumirá excepcionalmente el Consejo de la Judicatura previa calificación de los hechos por la Plenaria y podrá sustanciar los expedientes por intermedio de la Dirección de Personal, Consultoría Jurídica o la Oficina Administrativa Regional correspondiente. En este caso el procedimiento disciplinario a seguir será el establecido en el Parágrafo Único del artículo 45 del presente estatuto del Personal Judicial. SECCIÓN III De las sanciones y su aplicación Artículo 39°.- Las sanciones que podrán imponerse a los empleados judiciales, serán: a) Amonestaciones; b) Multa no convertible en arresto, que podrá alcanzar hasta el equivalente de una (1) quincena de sueldo; c) Suspensión del empleo hasta por un período de seis (6) meses; d) Destitución del empleo. Artículo 40°.- Son causales de amonestación: a) Negligencia en el cumplimiento de los deberes inherentes al cargo;

b) Falta de atención debida al público; c) Incumplimiento del horario del trabajo o ausentarse de las labores durante la jornada de trabajo, sin que medie causa justificada o el permiso del Superior correspondiente. d) Conducta descuidada en el manejo de los expedientes y documentos, así como del material, equipo y útiles de oficina; e) Cualesquiera otras faltas que no ameriten, conforme al Estatuto del Personal Judicial una sanción mayor. Parágrafo Único: Las amonestaciones la hará el Jefe del despacho Judicial correspondiente, será comunicado por oficio al Consejo de la Judicatura y se dejará constancia en el respectivo expediente personal. Artículo 41°.- Cuando el empleado judicial reincidiere en una falta cualquiera de las que dan origen a la amonestación , se le sancionará con multa, que hará efectiva al fisco Nacional en la forma prevista en la Ley. Se comunicará al Consejo de la Judicatura y se dejará constancia en el expediente personal respectivo. Artículo 42°.- Son causales de suspensión del empleo:

a) Haber sido objeto de amonestación y multa en el transcurso de un (1) año, cuando haya incurrido en nueva falta de las previstas en el Artículo 40; b) Falta de consideración y respeto debidos a los superiores, subalternos o compañeros, debidamente comprobada; c) Perjuicio material causado por negligencia manifiesta a los bienes de la República, siempre que la gravedad del perjuicio no amerite su destitución; d) Realizar campaña o propaganda de tipo político o proselitista en los lugares de trabajo, así como solicitar o recibir dinero u otros bienes para fines políticos en los mismos lugares de trabajo; e) Incurrir en la falta prevista en el Artículo 47 de la Ley Orgánica del Poder Judicial; f) Cualesquiera otras faltas que no estuvieren sancionadas con

amonestación, multa o destitución. La sanción se hará efectiva de inmediato, se hará del conocimiento del Consejo de la judicatura y se dejará constancia en el expediente respectivo. Artículo 43.- Son causales de destitución: a) Cuando habiendo sido sancionado con suspensión reincidiere en cualquiera de las faltas previstas en los Artículos 40 y 42 del Estatuto del Personal Judicial. b) Falta de probidad, vías de hecho, injuria, insubordinación, conducta inmoral en el trabajo o acto lesivo a l buen nombre o a los intereses del Poder Judicial o de la República. c) Perjuicio material grave, causado intencionalmente o por negligencia manifiesta, al patrimonio de la República. d) Inasistencia injustificada al trabajo durante tres (3) días hábiles en el curso de un (1) mes, o abandono del trabajo. e) Condena penal que implique privación de la libertad, o auto de culpabilidad administrativa de la Contraloría General de la República. f) Solicitar y recibir dinero, o cualquier otro beneficio material valiéndose de su condición de empleado judicial. g) Revelación de asuntos reservados, confidenciales o secretos, de los cuales el empleado tenga conocimientos por su condición de empleado judicial. h) Cuando inobservaren en cualquier forma las disposiciones de la ley de Arancel Judicial.

La destitución la hará el Presidente del tribunal, el Juez o el Defensor Público de Presos, previo el estudio del expediente elaborado en cada caso y se le notificará al interesado. Igualmente informará de inmediato a la Dirección de personal del Consejo de la Judicatura, acompañando copia certificada del expediente respectivo. Artículo 44°.- Cuando los miembros del personal judicial incurran en

falta que amerite amonestación, el jefe de Despacho correspondiente iniciará la averiguación y oído el empleado, decidirá sobre su responsabilidad y aplicará la sanción. El mismo procedimiento se seguirá cuando la falta amerite la sanción de multa. Artículo 45°.- En los casos en que los miembros del persona judicial, hubieren incurrido en faltas que ameriten suspensión o destitución, el Jefe del Despacho correspondiente abrirá las respectiva averiguación, se notificará al empleado, quien deberá contestar dentro del lapso de diez (10) días laborables, contados a partir de su notificación, y expondrá sí fuere el caso, las razones en las que funda su defensa; quedará abierto un lapso de ocho (8) días laborables para que el investigado promueva y evacue las pruebas procedentes a su descargo. Los medios de pruebas serán los contemplados en los Códigos Civil, de Procedimientos Civil y de Enjuiciamiento Criminal. No se admitirán las pruebas de posiciones juradas ni el juramento decisorio. Concluido el lapso probatorio se dictará resolución motivada, declarando la absolución o imponiendo la sanción correspondiente. Se elaborará expediente foliado que contendrá las declaraciones del empleado investigado, las actuaciones practicadas y en general todo el material probatorio para hacer constar los hechos Parágrafo Único; Cuando se trate de las situaciones previstas en el Artículo 38 y el Consejo de la Judicatura decida asumir el poder sancionatorio, el procedimiento será el siguiente: El Órgano facultado para realizar la sustanciación del expediente disciplinario notificará al funcionario, personalmente, o en su defecto, en un periódico de circulación nacional; éste deberá presentar su defensa dentro de un lapso de cinco días hábiles, contados a partir de la notificación; una vez realizado este acto o vencido el lapso antes señalado, se abrirá un articulación probatoria de cinco días hábiles. Los medios de pruebas son los mismo que se establecen en este Artículo. Concluido el lapso de pruebas, la Plenaria dictará la decisión

correspondiente que será notificada al funcionario por intermedio de la Dirección de Personal, indicándosele que podrá ejercer recursos de reconsideración dentro de los cinco (5) días hábiles siguientes. El Jefe del despacho Judicial deberá aplicar esye procedimiento, cuando se trate de abandono de trabajo o de la causal de la letra e) del Artículo 43 de este Estatuto. Artículo 46°.- La sanción de destitución, salvo la causal de la letra e) es recurrible ante la jurisdicción de contencioso administrativa de conformidad con lo previsto en el Artículo 206 de la Constitución. Disposiciones finales Artículo 47°.- Las dudas que se susciten en la interpretación del presente Estatuto, así como los asuntos no previstos en él, serán resueltos por el Consejo de la Judicatura; para lo cual tomará en cuenta lo dispuesto en la Ley Orgánica del Poder Judicial y en la Ley de Carrera Judicial. Subsidiariamente, y por vía analógica, podrá tomar en cuenta los dispuesto en la Ley de Carrera Administrativa y sus Reglamentos. Artículo 48°.- El presente Estatuto entrará en vigencia desde la fecha de su publicación en la GACETA OFICIAL DE LA REPUBLICA DE VENEZUELA. Dada, firmada y sellada en el salón de Sesiones del Consejo de la Judicatura, en Caracas, a los veintisiete días del mes de marzo de mil novecientos noventa. Comuníquese y Publíquese JOSÉ RAFAEL MENDOZA ENRIQUE NÚÑEZ TENORIO Presidente Vice . Presidente Magistrados PEDRO MIGUEL REYES SOFIA CARDOT DE BRICEÑO DELIA ESTAVA MORENO EMMY ESPINOZA BRICEÑO Secretaria.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->