Está en la página 1de 32

Un da en que el pequeo Ali volva del mercado

con su burrito cargado de mercanca.

vio como se acercaban cabalgando unos jinetes, los cuales.

eran la banda ms peligrosa de la comarca, al llegar junto a una

gran roca, el jefe exclamo: - Ssamo, brete!

- Y la roca se abri. Luego:

- Ssamo cirrate! Y se cerr. - Cuando se hubieron marchado, Ali

... de su escondite y tambin grit: - Ssamo, brete! Y la roca se abri

- Voy a entrar en esta cueva a ver que sorpresas encuentro.

- La sorpresa fue enorme. Qu cantidad de cosas robadas!

Por lo visto, los ladrones escondan all el producto de sus fechoras.

- Voy a cargar mi burrito Quien roba a un ladrn tiene cien

aos de perdn.

Y as se fue a su casa, despus d decir: Ssamo, cirrate!

Cuando los 40 ladrones se dieron cuenta del robo, exclamaron: -Hay que encontrar al culpable

- Eso es Ya no queda gente honrada hoy en da!

Viendo que Ali haba prosperado, su hermano lo amenaz con denunciarlo si no le contaba su secreto.

Ali se lo explico, no sin recomendarle prudencia - No temas, sabra defenderme, si me descubrieran.

Fue

al

lugar

despus y

de

decir

SSAMO,

BRETE

SSAMO

CIRRATE, ya estuvo en el interior

- A ver qu tesoros habr para m

- Pues es cierto mi hermano no me ha engaado

- Voy a cargar todo un saco SOY RICO!

Pero al salir, no se acord de la palabra mgica: - Ssamo digo Mesano BRETE! Y la roca no se abri.

Cuando

llegaron

los

bandidos,

lo

encontraron all, con las manos en la

masa.

Y as fue, y no le dejaron un hueso sano. Al da siguiente, su hermano lo encontr maltrecho.

-Les o decir que hoy van a robar en casa del CALIFA, y se dentro de 40 tinajas. escondern

Ali hablo con los criados del CALIFA e hicieron calentar aceite, luego lo echaron dentro

de cada tinaja y los 40 ladrones salieron rpidamente y se fueron hechos prisioneros.

El CALIFA premio al joven Ali y le pregunt: Qu ms puedo hacer por ti?

- Deseara la mano de vuestra hija Estoy enamorado de ella!

La princesa encontr al muchacho tan valiente y arrogante

que accedi a ser su esposa y as vivieron muy felices.