Está en la página 1de 2

Como cada viernes, me encontraba esperando a Alexia en el parque de las Gardenias, en la zona antigua de la ciudad.

Como siempre, eran las diez menos veinte de la noche cuando nos encontrbamos los dos bajo el mismo rbol. Ella sala del ensayo del ballet que iba a representar en dos meses. Yo simplemente sala de casa, coga el metro y esperaba mientras contemplaba las luces de la clase y el tenue sonido de las notas del piano acariciando el aire. Esa fra noche de marzo, ella se retrasaba ya por casi media hora. Podra haberse retrasado con el ensayo, pero lo que yo no saba era que Caleb se acercaba por mi espalda y se acercaba hacia donde yo haba estado ese da. Una mano toc mi espalda. Pegu un salto al notar algo distinto a las luces del local de ensayo que llevaba mirando desde hace un rato largo. Me gir cauteloso, sin saber que era mi amigo de la infancia el que estaba detrs mo. Nos saludamos, con gestos que slo nosotros podamos hacer de lo raros que eran, y me condujo hasta el muro que separaba el patio delantero del antiguo convento de la calle. All fu cuando se me rompi completamente el corazn. Me apoy contra la pared de ladrillo y me lo cont todo. Me dijo lo que ella haba hecho, todo. Al parecer un conocido suyo les vio saliendo de un bar durante una madrugada. En esos momentos senta el fro de una hoja de acero en las entraas, como si hubiesen sesgado una parte de m. Supe que estaba perdiendo la conciencia por momentos, transportndome a un lugar donde todo lo ocurrido no sucedi en realidad. El espritu de la noche se apropi de mi alma, y esta de ira y piedad entera se llen. En ese instante comprend por qu se llora, tambin el por qu se mata. Cuando la nube de dolor consigui salir de mi cuerpo, mi amigo y yo seguamos en el mismo lugar de antes, pero nos encontrbamos los dos sentados, con la espalda contra el muro. Mis ojos estaban completamente drenados. Por fn, con pena, logr balbucear unas palabras muy breves. No s cuales fueron, pero casi al alba le d las gracias, ya que me estaba haciendo un gran

La Noticia

favor.