P. 1
5º Pruebas Psicométricas de la Personalidad

5º Pruebas Psicométricas de la Personalidad

5.0

|Views: 80.309|Likes:
Publicado porPsicoCCFF

More info:

Published by: PsicoCCFF on Oct 12, 2009
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

11/02/2015

pdf

text

original

Los inventarios de ajuste y temperamento, más comúnmente conocidos como inventarios de
personalidad, consisten en reactivos que se refieren a las características, pensamientos, sentimientos y
comportamientos personales. Así como en un inventario de intereses, escala de calificación o lista de
verificación, en un inventario de personalidad los sujetos marcan aquellos reactivos que juzguen más
descriptivos de ellos mismos. Un instrumento así, por lo general produce calificaciones en distintas
variables, a pesar de que existen muchos inventarios con una sola calificación o un solo propósito.
Algunos ejemplos de estos instrumentos con un sóo propósito son el Inventario de Depresión de Beck y
la escala de desesperanza de Beck, sin embargo un inventario de personalidad típico mide una amplia
diversidad de variables y por lo regular está elaborado y estandarizado con mayor detenimiento que una
escala de calificación o lista de verificación.
Veracidad al responder: El problema de la veracidad al responder puede ser grave en un inventario de
personalidad. No sólo es probable que los sujetos no estén dispuestos a decir la verdad, sino que quizá
incluso no conozcan la verdad sobre sí mismos y, por tanto, no respondan los reactivos en forma
precisa. Las evidencias de las investigaciones indican que las personas pueden responder los
inventarios de personalidad de manera distorsionada cuando se les pide que así lo hagan, sin embargo,
por temor a ser descubierta o por cualquier otra razón, las personas no mienten ni falsean tanto en la
situaciones de asesoramiento o colocación laboral, como podríamos suponer (Schwab y packard,
1973), en algunos inventarios, se han preparado claves de codificación especiales de validez con el
objeto de detectar la simulación o la falsificación. Estas claves no siempre revelan cuando un sujeto
está mintiendo, pero han demostrado efectividad en ciertas situaciones (Norman 1963).
Desde luego el engaño intencional, ya sea que la persona aparente ser peor(mentir que es malo) o
mejor (mentir que es bueno), no es el único factor que afecta la precisión de las respuestas en un
inventario de personalidad. Pueden resultar calificaciones inválidas debido a la falsificación de las
respuestas o la ignorancia de éstas a ciertas preguntas, pero las tendencias de respuestas o grupos
como suficiencia, aceptación social, exceso de cautela y exageración también pueden afectar la validez
de las calificaciones. De especial interés son los grupos de respuestas de suficiencia (la tendencia a
estar de acuerdo más que en desacuerdo cuando se tiene duda) y la aceptación social (la tendencia a
responder en forma que acepte la sociedad). Así como con la falsificación para mejorar y empeorar los
resultados, en ciertos inventarios se han desarrollado claves de calificación especiales para detectar o
compensar estos grupos de respuestas. Por lo regular, las calificaciones en estas “escalas de validez”
que se determinan al aplicar estas claves a las respuestas de una persona se analizan antes de evaluar
las calificaciones de contenido o las escalas de diagnóstico. Sin embargo, incluso los inventarios de
personalidad que se califican con base en estas escalas de validez pueden ser susceptibles a la
falsificación y los grupos de respuestas, llevando con frecuencia a una interpretación errónea de las
calificaciones con base en la escala de diagnóstico. Por tanto, los inventarios de personalidad quizás
deberían utilizarse en la toma de decisiones sólo cuando los sujetos no obtengan ningún beneficio de la
falsificación intencional de las respuestas.
Normas, confiabilidad y validez: A diferencia de la mayor parte de las escalas de calificación y listas de
verificación, los inventarios de personalidad por lo general se califican con referencia a un grupo de
normas basadas en las respuestas por parte de grupos seleccionados de personas. Ya que las
muestras de estandarización en ocasiones son muy reducidas y poco representativas de la población,
esas normas deben interpretarse con cautela. Además, las calificaciones y normas para algunos
inventarios de personalidad, sobre todo aquellos que consisten en reactivos con formato de elección
forzada, son ipzativos por naturaleza. Cuando las calificaciones son ipzativas, la calificación que obtiene
un sujeto en una escala se ve afectado por las que obtiene en las otras escalas. Esto último crea
problemas al comparar las calificaciones que obtienen distintas personas o grupos en una escala o
variable en particular.
El que las variables afectivas parezcan estar más influenciadas que las variables cognoscitivas por los
factores de situación (Mischel 1968) provoca mayor inestabilidad en las medidas de personalidad que
en las de habilidad. Aunada a los problemas por definir las características de personalidad y diseñar
medidas aceptables de éstas, la inestabilidad de las medidas de personalidad por lo regular da como

87

resultado confiabilidad más baja de las calificaciones en los inventarios de personalidad que para
aquellas de las pruebas de inteligencia o habilidades especiales.
La mayor parte de los inventarios de personalidad también tienen validez muy limitada. Un factor que
limita la validez de muchos inventarios es su baja confiabilidad. la presencia de la falsificación y los
grupos de respuesta, también contribuye a la validez reducida de muchos inventarios para propósitos de
diagnóstico y clasificación clínicos. Otro factor que puede afectar la validez de un inventario de
personalidad es la tendencia que presentan los usuarios a convertirse en víctimas del engaño que
consiste en creer que los subgrupos de reactivos (escalas) que tienen nombres similares en distintos
inventarios necesariamente miden la misma variable. Esto puede suceder por ejemplo cuando la escala
de ansiedad y hostilidad de un inventario tiene sólo correlaciones moderadas con escalas que cuentan
con un nombre similar en otros inventarios. Además, aun cuando se encuentre una correlación elevada
entre las escalas de 2 inventarios diferentes, debe tomarse en cuenta la posibilidad de que la
correlación sea ilusoria en el aspecto de que es el resultado de un grupo de respuestas común.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->