P. 1
4º PS.PERSONAL

4º PS.PERSONAL

|Views: 21.720|Likes:
Publicado porPsicoCCFF

More info:

Published by: PsicoCCFF on Oct 12, 2009
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

08/10/2013

pdf

text

original

Sections

En este capítulo estudiamos los determinantes genéticos (naturaleza) y ambientales (instrucción) de
la personalidad. Históricamente ésta ha sido un área llena de controversia a pesar de los principales
adelantos para comprender las contribuciones genéticas a la personalidad. La investigación indica
que el ambiente es importante en la formación de la personalidad, pero una parte importante del
ambiente, la familia, no afecta a todos los niños de la familia de la misma manera. El tema de este
capítulo es que los genes y el ambiente siempre interactúan; es decir, nunca hay gen sin ambiente o
ambiente sin gen.

LA "NATURALEZA" DE LA PERSONALIDAD:
CONTRIBUCIONES GENÉTICAS

Cualquier cosa que heredamos que no es común como humanos, así como lo que heredamos que
nos hace únicos, es heredero a través de la acción de los genes. Heredamos 23 pares de
cromosomas, un par de cada uno de nuestros padres biológicos Los cromosomas contienen miles de
genes. Los genes están compuestos de una molécula llamada ADN y dirigen la síntesis de las
moléculas de proteína. Los genes deben ser considerados como fuentes de información, que dirigen
la síntesis de las moléculas de proteína por líneas particulares. Es la información contenida en los
genes la que dirige el desarrollo biológico del organismo. Es esta información la que dirige el
desarrollo biológico del óvulo fertilizado en un feto, el neonato completamente formado, del
adolescente con características secundarias de sexo y de la persona de edad con características
asociadas con lo viejo.

La cantidad de información contenida en los genes es verdaderamente notable. Al apreciar la
relación de los genes con la conducta, es importante entender que los genes no gobiernan la
conducta directamente. Así, no hay "genes de extraversión" o "genes de introversión" y no hay
"genes de neuriticismo". En la medida que los genes influyen en el desarrollo de las características
de la personalidad, lo hacen por medio de la dirección del funcionamiento biológico del cuerpo.

Dentro de este contexto, la cantidad de información pertinente a la conducta almacenada en
los genes es tremenda. Por ejemplo, los genes determinan las diferencias anatómicas entre
diferentes especies y son la base de muchas conductas específicas a una especie. Uno de los más
complejos y fascinantes casos de conducta animal es el baile de la pareja obrera. Cuando las abejas
obreras encuentran comida, regresan a la colmen y hacen señales a las otras abejas, por medio de
lo que se ha llamado un baile, del sitio de la provisión de comida recientemente descubierta. Tanto la
distancia como la dirección de la provisión de comida respecto a la colmena son señalados a través
del tipo de baile que se hace y del ángulo de la abeja que hace señales respecto al sol -¡una acción
comunicativa bastante notable!-

Aunque el desarrollo de tales conductas probablemente depende de cierta experiencia, la
base para tales conductas específicas a una especie reside en los procesos biológicos dirigidos por
los genes (Goldsmith, 1991). Lo que se quiere destacar aquí es la conducta del organismo q

Que es dirigida por los procesos biológicos gobernados por la información contenida en los
genes puede ser bastante compleja.

En el pasado, a menudo se hacía una distinción entre conducta instintiva y aprendida. La
conducta instintiva se vinculaba al funcionamiento de los genes y la conducta aprendida al
funcionamiento sin genes. Hoy estas distinciones se consideran bastante artificiales y engañosas. Lo
que antiguamente se consideraban conductas instintivas hoy se considera que involucra cierto grado
de experiencia, particularmente a un período crítico o sensible en el desarrollo del animal. Por
ejemplo, el desarrollo de las canciones en los pájaros es dirigido tanto por la información contenida
en los genes como por las experiencias durante los períodos críticos para su desarrollo. Ciertos
pájaros son "enjaulados" para el desarrollo de determinadas canciones, pero este desarrollo requiere
experiencias sensitivas durante los períodos particulares de desarrollo. Si estas experiencias no
ocurren, el desarrollo "enjaulado" tampoco ocurre. Así, los genes pueden determinar el desarrollo de

los procesos biológicos específicos a una especie que requieren experiencias ambientales para
desarrollar conductas específicas a esta especie (Goldsmith, 1991).
En cambio, las conductas que muestran una gran diversidad entre los miembros de una
especie, y a las que a menudo se alude como aprendidas, pueden ser construidas sobre procesos
biológicos que están gobernados genéticamente. Por ejemplo, uno no puede menos que
sorprenderse por la enorme diversidad de lenguas que se hablan en todo el mundo y la enorme serie
de sonidos hechos dentro de estas lenguas. Como adultos escuchando a personas que hablan una
lengua extranjera, a menudo para nosotros es imposible oír diferencias de sonidos consideradas
bastante fundamentales por los hablantes de esa lengua. Además, a menudo para nosotros es difícil,
a veces imposible, hacer los sonidos fundamentales de aquella lengua. Sin embargo, todos los
humanos nacen "preparados" para aprender una lengua y son capaces de hacer todos los sonidos
que se hallen en cualquier lengua (Werker, 1989). Los genes propician la base biológica para el
aprendizaje de la lengua y hacer los sonidos que se hallan en las lenguas de todo el mundo, pero la
lengua específica aprendida y poder hacer ciertos sonidos depende de la experiencia -en el caso del
aprendizaje de la lengua, las experiencias que ocurren durante los primeros años de vida-. En
resumen, una vez más tenemos conductas complejas cuyo desarrollo depende tanto de los procesos
biológicos gobernados por los genes como de la experiencia.

Antes de completar esta sección sobre la relación de los genes con la conducta, es
importante reparar en que la mayoría de conductas de interés para los psicólogos de la personalidad
están influidas por muchos genes más que por el funcionamiento de cualquier gen simple.
Periódicamente oímos hablar del descubrimiento de un gen que determina una característica
particular, a menudo un gen que determina una enfermedad particular en los humanos. Estos
descubrimientos pueden conducir a la suposición equivocada de que la mayoría de características
humanas importantes, incluso aquellas en las cuales nos diferenciamos como personas, están
determinadas por genes simples. En realidad, la mayoría de tales características son probablemente
determinadas por la interacción de genes múltiples. La idea de que muchas características de la
personalidad de interés para nosotros pueden ser influidas por una configuración de genes más que
por un gen simple es importante para nuestra comprensión de por qué algunas características que
están influidas genéticamente pueden no venir de familia. Los miembros de la familia, incluso los de
generaciones diferentes, puede tener varias combinaciones de genes, pero sólo el miembro
ocasional con la configuración particular mostrará la característica especifica específica (Lykken,
McGue, Tellegen y Bouchard, 1992). Así, la característica puede destacarse sólo raramente en una
familia y sin embargo estar determinada genéticamente. Para muchas características importantes,
por lo tanto, puede que no haya un vínculo sencillo entre la determinación genética y la aparición
dentro de una familia.

Esta sección sobre los genes y su relación con la conducta se ha centrado en los genes
como fuentes de información que gobiernan la dirección del desarrollo y el funcionamiento de las
estructuras y los procesos biológicos. Es el funcionamiento de estos genes, en conjunción con la
experiencia, lo que nos hace semejantes unos a otros como miembros de la misma especie y
diferentes unos de otros como personas únicas. Esto es cierto para ambos casos de conducta,
sencilla y compleja, para aquella que parece ser verdad de todos nosotros y para aquella que parece
única para el individuo. Finalmente, se ha sugerido que la mayoría de conductas de interés para los
psicólogos son probablemente producidas por una configuración de genes más que por cualquier
gen simple.

Los biólogos y los psicólogos distinguen entre dos tipos de explicaciones para la conducta
-las causas remotas y las causas próximas-.

Las causas remotas se refieren a explicaciones relacionadas con la evolución, es decir, por
qué la conducta que nos interesa evolucionó y qué función adaptativa cumplía. La teoría de la
evolución de Darwin sirve de base para tales explicaciones de causa remota de la conducta. Las
explicaciones de causa próxima se refieren a los procesos biológicos que actúan en el organismo
en el período en que se observa la conducta. En otras palabras, un tipo de explicación toma un
enfoque histórico del desarrollo de la especie, en este caso un punto de vista evolutivo, mientras que
el otro tipo de explicación se centra en los procesos que actúan en el presente. El denominador
común de ambos enfoques, sin embargo, es la importancia de los genes en el contexto de las
tentativas del organismo para solucionar un problema adaptativo. Desde el punto de vista de la
evolución, los organismos que solucionan tareas adaptativas pasan sus genes a las siguientes
generaciones. En cierto sentido, los genes contienen "diseños para vivir" que han hecho posible que

los organismos se reproduzcan con éxito. Desde el punto de vista de las causas próximas, son los
genes los que proporcionan la base para el funcionamiento adaptativo en el pasado los que
continúan proporcionando esa base en el presente. Así, estudiamos cómo la información contenida
en los genes puede ofrecer explicaciones remotas y próximas para muchos de los fenómenos de
interés para los psicólogos de la personalidad.

EXPLICACIONES ÚLTIMAS, EVOLUTIVAS

Los psicólogos evolutivos tratan de entender aspectos del funcionamiento humano desde el punto de
vista de su relación con las soluciones desarrolladas para los problemas adaptativos afrontados por
la especie a lo largo de millones de años (D.M. Buss, 1991, 1995). Según este punto de vista, los
mecanismos psicológicos fundamentales son el resultado de la evolución por selección; es decir,
existen y han perdurado porque han sido adaptativos a la supervivencia y al éxito reproductivo. Las
preguntas clave son: ¿Qué mecanismos psicológicos han evolucionado a través de la selección y
qué problemas adaptativos pudieron solucionar? (D.M. Buss, 1995). En otras palabras, los
psicólogos evolutivos sugieren que consideremos los mecanismos psicológicos fundamentales y las
funciones que desempeñan. Para ilustrar estos esfuerzos, aquí estudiamos la interpretación evolutiva
ofrecida por D.M. Buss (1989, 1991, 1995) de dos aspectos importantes de las relaciones hombre-
mujer -las diferencias hombre-mujer en las preferencias de compañero y las diferencias de hombre-
mujer en cuestiones de celos.

PREFERENCIAS DE COMPAÑERO HOMBRE-MUJER

Según la teoría evolutiva, que tiene su origen en Darwin, los hombres y las mujeres han
desarrollado diferentes preferencias de compañero como resultado de presiones previas de
selección. Básicamente la teoría gira en torno a dos diferencias fundamentales entre hombres y
mujeres. Primero, hay la teoría de la inversión paternal -el enfoque de que las mujeres tienen una
mayor inversión maternal en los hijos que los hombres porque las mujeres pasan sus genes a menos
hijos-. Esto es a causa tanto de los períodos limitados de tiempo durante los cuales son fértiles como,
en comparación con los hombres, de la extensión de edad más limitada durante la cual pueden tener
hijos. Así, se comprende que las mujeres tendrán una inclinación más fuerte hacia el matrimonio que
los hombres (Trivers, 1972). También se sugiere que hombres y mujeres tendrán diferentes criterios
para la selección de compañeros, aquéllos centrándose más en el potencial reproductivo de la pareja
(por ejemplo, la juventud) y éstas en el potencial del compañero para proporcionar recursos y
protección.

Segundo, hay el tema de la probabilidad de paternidad. Puesto que las mujeres son las
portadoras del óvulo fertilizado, siempre pueden estar seguras de que son las madres de los hijos.
En cambio, los hombres no pueden estar tan seguros de que los hijos son sus propios hijos y por lo
tanto tienen que tomar medidas para asegurar que dirigen su inversión hacia sus propios hijos y no a
los de otro hombre (D.M. Buss, 1989. p. 3). Así, se comprende la sugerencia de que los hombres
tienen un mayor interés en los rivales sexuales y dan más valor a la castidad de una compañera
potencial que las mujeres.

A continuación se dan algunas de las hipótesis específicas que han sido inferidas de las
teorías de inversión de paternal y de la probabilidad de paternidad (D.M. Buss, 1989; D.M. Buss,
Larsen, Westen y Semmelroth, 1992).

1.

El "valor como compañera" de una mujer para un hombre tendría que estar determinado por
su capacidad reproductiva indicada por la juventud y el atractivo físico. La castidad también
se tiene que valorar desde el punto de vista del aumento de la probabilidad de paternidad.

2.

El "valor como compañero" de un hombre para una mujer tendría que estar menos
determinado por el valor reproductivo y más por la evidencia de los recursos que puede
proporcionar, atestiguado por características tales como la capacidad de ganarse la vida, la
ambición y la diligencia.

3.

Los hombres y las mujeres deben diferenciarse por los acontecimientos que activan los
celos; los hombres son más celosos de la infidelidad sexual y la amenaza de la probabilidad
de paternidad, y las mujeres están más interesadas en los vínculos emocionales y la
amenaza de la pérdida de recursos.

D.M. Buss, (1989) obtuvo respuestas de cuestionario de 37 muestras, que representaban
más de 10.000, de 33 países situados en los 6 continentes y 5 islas. Había una tremenda diversidad

de localidades geográficas, culturas, etnias y religiones. ¿Qué se descubrió? Primero, en cada una
de las 37 muestras los hombres valoraban el atractivo físico y una juventud relativa en las
compañeras potenciales más que las mujeres, en coherencia con la hipótesis de que los hombres
valoran las compañeras con una elevada capacidad reproductiva. El pronóstico de que los hombres
valorarían la castidad en las compañeras potenciales más que las mujeres se mantuvo en 23 de las
37 muestras, proporcionando un apoyo moderado a la hipótesis. Segundo, se descubrió que las
mujeres valoraban la capacidad financiera de los compañeros potenciales más que los hombres (36
de las 37 muestras) y valoraban las características de ambición y diligencia en un compañero
potencial en una mayor medida que los hombres (29 a 37 muestras), en coherencia con la hipótesis
de que las mujeres valoran los compañeros con una capacidad elevada de proporcionar recursos.

DIFERENCIAS HOMBRE-MUJER EN CASOS DE CELOS

En la subsiguiente investigación, se hicieron tres estudios para probar la hipótesis de las
diferencias de sexo en los celos (D.M. Buss et. al., 1992). En el primer estudio, se preguntó a los
estudiantes universitarios no graduados cómo se sentirían más afligidos: en respuesta a la infidelidad
sexual o la infidelidad emocional. Mientras que el 60 por 10 de la muestra de hombres dio cuenta de
una mayor aflicción por la infidelidad sexual de la pareja, el 83 por 100 de la muestra de mujeres
manifestó una mayor aflicción por el apego emocional de la pareja para una rival.
En el segundo estudio se tomaron medidas fisiológicas de dolor de universitarios no
graduados que se imaginaron dos escenarios, uno en el cual su pareja se relacionaba sexualmente
con otra persona y otro en el cual su pareja se relacionaba emocionalmente con otra persona. Una
vez más se descubrió que los resultados de hombres y mujeres contrastaban; los hombres
mostraban un mayor dolor fisiológico con relación a la imaginación del envolvimiento sexual de sus
parejas, y las mujeres mostraban un mayor dolor fisiológico con relación a la imaginación del
envolvimiento emocional de su pareja.
En el tercer estudio, se investigó la hipótesis de que hombres y mujeres que habían
experimentado relaciones sexuales mostrarían los mismos resultados que en el estudio anterior pero
en un mayor grado que los hombres y mujeres que no habían estado envueltos en una relación como
esta. En otras palabras, la experiencia real en una relación cometida era importante para sacar a
relucir el efecto diferencial. Se hizo patente que era así para los hombres para los cuales se
descubrió que los celos sexuales se activaban crecientemente por la experiencia de una relación
sexual consumada. Sin embargo, no había ninguna diferencia significativa en respuesta a la
infidelidad emocional entre mujeres que habían y no habían experimentado una relación sexual
consumada.

En resumen, los autores interpretaron que los resultados sustentaban la hipótesis de las
diferencias de sexo en los activadores de los celos. A pesar de que se admitieron explicaciones
alternativas para los resultados, los autores propusieron que sólo el sistema psicológico evolutivo
conducía a predicciones específicas.

EXPLICACIONES EVOLUCIONISTAS

Como se ha observado anteriormente, las explicaciones darwinianas evolutivas de la
conducta humana fueron desaprobadas durante algún tiempo. Hoy, vuelven a ser propuestas como
la base para entender los aspectos básicos del funcionamiento psicológico humano. Para algunos,
como Buss, ofrecen prácticamente la única esperanza para comprometer el campo de la psicología
en algún tipo de orden teórico. Según él, la conducta humana depende de los mecanismos
psicológicos, y el único orden conocido de estos mecanismos es la evolución por selección natural y
sexual.

Según algunos, cualquiera que esté interesado en la conducta social de los seres humanos
debe tener en cuenta la historia evolutiva de la conducta. De acuerdo con este punto de vista, los
orígenes biológicos de la naturaleza humana, tal como están expresados en los genes, son el vínculo
entre la evolución y la conducta (Goldsmith, 1991; Kenrick, 1994).
Al mismo tiempo, hay otros que cuestionan cuánto tiene que decir la teoría evolutiva sobre el
funcionamiento humano y que también advierten sobre las deducciones que pueden extraerse de
este enfoque. Mientras que no niegan que tenemos una historia evolutiva, estos psicólogos sugieren
que los humanos han progresado hasta el punto de tener más libertad de respuesta que las
genéticamente programadas. Estos psicólogos también nos advierten respecto a la interpretación de
los modelos sociales basados biológica y evolutivamente cuando deberían estar basados en otros
fundamentos. Por ejemplo, Cantor (1990) indica que al centrarse en los problemas de supervivencia
y reproducción, los psicólogos evolutivos han ignorado mucha de la diversidad de la interacción

social y de los esfuerzos para solucionar los problemas contemporáneos. Así, muchas feministas
están especialmente interesadas por la interpretación que D.M. Buss da a sus datos, preocupadas de
que esta interpretación ignore factores culturales y pueda sugerir que estas diferencias hombre-mujer
son inevitables. Lo que tenemos, entonces, es una poderosa teoría biológica que está siendo
ampliada para incluir muchos fenómenos de interés para los psicólogos, el futuro de la cual
permanece poco claro.

GENETICA CONDUCTUAL

Como se ha mencionado anteriormente, los genetistas conductuales dirigen la investigación
para determinar las conexiones genéticas con la conducta. Como veremos, no hace mucho también
ha habido un intento de utilizar los métodos de la genética conductual para estudiar los efectos
ambientales. Sin embargo, para la mayoría los intentos siguen centrados en demostrar las relaciones
genética-conducta. Los genetistas conductuales utilizan tres métodos principales para establecer las
relaciones genética-conducta: reproducción selectiva, estudios de gemelos y estudios de adopción.
Los estudios de la reproducción selectiva se realizan con animales. En esta investigación los
animales con el rasgo a estudiar son seleccionados y apareados. Este mismo proceso de selección
se utiliza con sucesivas generaciones de hijos hasta que se produce una ascendencia de animales
que es consistente con ella misma en cuanto a la característica deseada. Básicamente es este
proceso el que se utiliza en la cría de caballos de carreras y que explica el elevado precio de oferta
de los caballos vencedores que eran usados como sementales. También es este proceso el que se
ha utilizado para establecer diferentes especies de perros, cada una de las cuales tiene
características específicas que llaman la atención a los distintos propietarios de perros.
Dentro de la psicología, un temprano e importante ejemplo de la reproducción selectiva fue el
desarrollado por Tyron (1940) de ascendencias de ratas "listas" y "estúpidas". Tyron fue capaz de
desarrollar dos ascendencias diferentes, de forma que la más estúpida del grupo de listas era más
inteligente que casi todos los miembros del grupo de estúpidas. A pesar de que la investigación
subsiguiente indicó que se seleccionaban otros factores que los de "inteligencia-estupidez", la
investigación demostró que los procedimientos de reproducción selectiva podían utilizarse para
producir grupos con distintas características particulares. Con los adelantos en la comprensión y
medición de los efectos genéticos, estos procedimientos se han sofisticado mucho. Así, hoy hay
trabajos en marcha para crear un mapa del genoma del perro, es decir, para determinar el gen
exacto y las combinaciones de genes responsables de cada característica de los perros.
En la investigación de la reproducción selectiva también es posible exponer genéticamente
diferentes clases de animales a diferentes experiencias de desarrollo y después clasificar los efectos
de las diferencias genéticas y de las diferencias ambientales sobre la última conducta observada. Por
ejemplo, los roles de los factores genéticos y ambientales en la posterior conducta labradora o
temerosa pueden estudiarse, exponiendo genéticamente diferentes ascendencias de perros a
distintas condiciones ambientales y educacionales. Así, el método de la reproducción selectiva y de
la manipulación de ambientes experimentales puede utilizarse para determinar la base genética de
las diferencias conductuales, hasta qué medida la conducta puede ser modificada y el proceso a
través del cual aparece esta modificación.
A pesar de que estos métodos son factibles con los animales, los principios éticos de la
investigación evidentemente excluyen su utilización con seres humanos. Con los seres humanos
debemos buscar "experimentos naturales" en los cuales hay variaciones conocidas en la clase de
similitud genética y/o similitud ambiental. Si dos organismos son idénticos genéticamente, cualquier
diferencia observada posteriormente puede ser atribuida a las diferencias de sus ambientes. Por otro
lado, si dos organismos son diferentes genéticamente pero experimentan el mismo ambiente,
entonces cualquier diferencia observada puede ser atribuida a factores genéticos. Si bien con los
humanos nunca tenemos la combinación ideal de variaciones conocidas de similitud genética y
ambiental, los gemelos idénticos y los fraternales, ofrecen una aproximación a esta investigación
ideal. Los gemelos monozigóticos crecen del mismo óvulo fecundado y son idénticos genéticamente.
Los gemelos dizigóticos crecen de dos óvulos fecundados por separado y son tan similares
genéticamente como cualquier par de hermanos, compartiendo alrededor del 50 por 10 de sus
genes, aproximadamente.

La razón fundamental para utilizar los estudios de gemelos para demostrar la importancia
de los factores genéticos en la personalidad puede ser formulada como sigue:

1.

Como los gemelos monozigóticos tienen genes idénticos, cualquier diferencia entre ellos
tiene que ser debida a las diferencias ambientales.

2.

Si bien los gemelos dizigóticos son diferentes genéticamente, tienen muchas condiciones
ambientales en común y por eso proporcionan alguna medida de control ambiental.

2.

Cuando se estudian los gemelos monozigóticos y dizigóticos, es posible evaluar el efecto de
los diferentes ambientes en el mismo genotipo y el resultado de diferentes genotipos que
están influidos por ambientes iguales o similares.

De forma simplificada, las diferencias entre los gemelos MZ están determinadas por el
ambiente y las diferencias entre los gemelos DZ están determinadas genéticamente. Por lo tanto, la
comparación del alcance y la naturaleza de ambos efectos con relación a la misma característica de
la personalidad permite evaluar hasta qué punto la característica está determinada genéticamente y
hasta qué punto puede ser modificada por distintas contingencias ambientales.
Las condiciones necesarias para contrastar estos argumentos rara vez se encuentran, si es
que se encuentran alguna vez, y los resultados de los estudios de gemelos no son siempre tan
convincentes como uno puede esperar. Especialmente porque a menudo se hacen importantes
esfuerzos para tratar de forma distinta a los gemelos idénticos, y no se puede dar por sentado que
los gemelos fraternos, a pesar de tener la misma edad, experimenten los mismos ambientes. Como
veremos, determinar la similitud de ambientes resulta ser un tema bastante complicado, tanto porque
los individuos con estructuras genéticas diferentes experimentan el mismo ambiente de forma distinta
como porque ellos actúan de forma que crean distintos ambientes. Sin embargo, los resultados de
los estudios de gemelos pueden, como mínimo, ser considerados sugestivos.
El estudio de gemelos se ha extendido más allá del estudio de las similitudes y diferencias
entre los gemelos MZ que han crecido juntos y los gemelos MZ que se han educado en ambientes
diferentes. Las similitudes precisas a pesar de la educación en distintos ambientes indican la acción
de los factores genéticos, mientras que las diferencias precisas a pesar de los gen es idénticos
indican la acción de los factores ambientales. La educación de gemelos MZ en diferentes ambientes
generalmente sucede porque han sido dados en adopción y, más generalmente, los estudios de
adopción
ofrecen otro método para estudiar los efectos genéticos y ambientales. Cuando se
conservan los informes adecuados es posible estudiar la semejanza de los hijos adoptados con sus
padres naturales (biológicos), que no les han influido de forma ambiental, y la semejanza con sus
padres adoptivos, con los cuales no comparten genes. El grado de semejanza con sus padres
biológicos es indicativo de los factores genéticos, mientras que el grado de semejanza con los padres
adoptivos es indicativo de los factores ambientales.
Por último, estas comparaciones se pueden aplicar a familias con hijos biológicos y
adoptivos. Consideremos, por ejemplo, una familia con cuatro hijos, dos hijos son la descendencia
natural de los padres y los otros dos han sido adoptados. Los dos hijos naturales comparten una
semejanza genética uno con otro y con los padres biológicos que no existe con los hijos adoptados.
Presumimos que los dos hijos adoptados no están relacionados, no comparten genes en común,
pero comparten una similitud genética con sus propios padres biológicos y cualquier hermano que
puedan tener en otros ambientes. Así, es posible comparar diferentes descendencias paternas y
combinaciones de hermanos biológicos -hermanos adoptivos desde el punto de vista de la similitud
en las características de la personalidad-. Por ejemplo, uno puede preguntar si los hermanos
biológicos se parecen más entre ellos que los hermanos adoptivos, si se parecen más a los padres
que los hermanos adoptivos, y si los hermanos adoptivos se parecen más a sus padres biológicos
que a sus padres adoptivos. Una respuesta positiva a estas cuestiones será indicativa de la
importancia de los factores genéticos en el desarrollo de las características de la personalidad
individual.

Ahora debería estar claro que en los estudios de gemelos y de adopción exponemos
personas de grados variables de similitud genética a grados variables de similitud ambiental.
Midiendo estas características de interés en las personas podemos determinar hasta qué
punto su similitud genética explica la similitud de las puntuaciones de cada característica. Por
ejemplo, podemos comparar las puntuaciones (IQ de los gemelos MZ y DZ educados juntos y
separados, los hermanos biológicos (no gemelos) educados juntos y separados, los hermanos
adoptivos y hermanos biológicos con los padres, y los hermanos adoptivos con sus padres biológicos
y adoptivos. Los datos indican claramente una relación entre la mayor similitud genética y la mayor
similitud de IQ.

El concepto de heredabilidad tiene sus orígenes en la biología donde, por ejemplo, diferentes
semillas de la misma planta pueden ponerse en la misma tierra y crecer bajo las mismas condiciones
ambientales. Entonces las diferencias del crecimiento de la planta y las diferencias en las
características pueden atribuirse a diferencias genéticas en las semillas. La valoración de la
heredabilidad refleja hasta qué punto las diferencias de las características de las plantas pueden
atribuirse a factores genéticos. Los genetistas conductistas han hecho suyo el motivo fundamental de

este procedimiento para dedicarse a las investigaciones de la heredabilidad de las características de
loas humanos.

En cuanto a las conclusiones de los genetistas conductuales sobre la herencia de la
personalidad, las dos citas siguientes representan la opinión general de los genetistas conductuales
actuales: "Es difícil encontrar rasgos psicológicos que con seguridad no muestren influencia
genética" y "Para casi cada rasgo conductual investigado hasta ahora, del tiempo de reacción a la
religiosidad, una fracción importante de la variación entre la gente resulta estar asociada con la
variación genética. Este hecho no necesita estar sujeto a debate durante más tiempo.
tiempo a casa de la muestra de sujetos estudiados. A veces se hacen observaciones casi
alarmantes, como cuando se descubre que los gemelos idénticos educados separados y reunidos de
adultos no sólo se parecen y hablan de forma similar sino que tienen las mismas actitudes y
comparten las mismas aficiones y prefieren los mismos animales de compañía. Pero más allá de
estas observaciones casi misteriosas hay un modelo de resultados muy sugerentes, como se
indicaba en las dos citas, un rol importante de la herencia en caso todos los aspectos del
funcionamiento de la personalidad. Las investigaciones sugieren la conclusión general de que la
herencia desempeña un papel importante en cada aspecto del funcionamiento de la personalidad,
incluyendo la mayoría de actitudes y los rasgos.
Más allá de estas diferencias de interpretación, es importante ser conscientes de dos
conclusiones inadecuadas que se pueden extraer de los datos de la genética conductual,
conclusiones que ningún genetista conductual tendría en cuenta. Primero, es posible extraer la
conclusión inadecuada de que la valoración de la heredabilidad indica hasta qué medida una
característica está determinada por la herencia. Nuestra primera exposición tenía la intención de
defenderse contra esta idea, pero una explicación adicional está justificada. Aun si se acepta la
valoración de heredabilidad total del 40 por 100 para la personalidad, esto no significaría que el 40
por 100 de la personalidad de la persona es heredada, o que el 40 por 100 de algún aspecto de la
personalidad del individuo es heredado, o que el 40 por 100 de la diferencia de personalidad entre
dos personas o grupos de individuos es heredada. De forma similar, una valoración de la
heredabilidad del 80 por 100 para IQ no significa que el 80 por 100 de la inteligencia sea heredada, o
que el 80 por 100 de la inteligencia de la persona sea heredada, o que el 80 por 100 de las
diferencias de grupo en inteligencia sean debidas a la herencia. Recordemos que la valoración de la
heredabilidad es un dato estadístico de población que varia con la característica medida, cómo es
medida la característica, la edad y otras características de la población estudiada, y si se utilizan
datos de estudio de adopción o de gemelos. Otra vez, el índice de heredabilidad es una valoración
de la porción de desviación de una característica, medida de forma particular, en una población
específica, que puede ser atribuida a la diferencia genética.
Aunque los genetistas conductuales aprecian estas diferencias, y conocen los límites de las
valoraciones de la heredabilidad, todavía las consideran un útil primer paso en la comprensión de la
contribución genética a la conducta.
Una segunda conclusión inadecuada respecto a las valoraciones de heredabilidad seria la
sugerencia de que porque una característica tiene un componente heredado, no puede ser
cambiada. Hay una suposición muy común de que si algo es biológico y heredado, es fijo. Incluso las
personas sofisticadas, que conocen bien el defecto de este punto de vista, caen en el error de hacer
esta analogía. Aun si algo está del todo determinado por la herencia, esto no significa que no pueda
ser modificado por el ambiente. Se puede intentar criar los perros para que tengan unas
características específicas, pero esto no quiere decir que un ambiente determinado no pueda
modificar las características.

De manera similar, las personas pueden nacer con un temperamento determinado, pero esto
no significa que su temperamento sea fijo para toda la vida (Kagan, 1994; Kagan y Snidman, 1991a,
b). La altura está significativamente determinada por los genes pero puede ser influida por la
alimentación de que pueda disponer la persona en su ambiente. Aquí es útil recordar la analogía de
Waddington de una bola que desciende rodando por un paisaje. La herencia proporciona un contorno
dentro del cual el desarrollo del organismo puede proceder por varios caminos distintos.

LA INSTRUCCIÓN DE LA PERSONALIDAD

En esta sección estudiamos las pruebas de los efectos del ambiente en la personalidad. En
cierto sentido, las pruebas en defensa de la importancia del ambiente ya han sido presentadas en la
sección anterior. En la medida que los datos de la genética conductual indican aproximadamente el
40 por 100 de la variación de las características de la personalidad individual y la personalidad en
conjunto están determinados por factores genéticos, entonces el resto de la variación de la población
está compuesta de alguna combinación de impactos ambientales y errores en la medición.

Realmente, uno de los aspectos interesantes de los recientes desarrollos de la genética conductual
ha sido el esfuerzo de utilizar datos de estudios de gemelos y de adopción para determinar los
impactos ambientales en las variables de la personalidad. Así, aunque Plomin (1990a) propone que
la "influencia genética es tan ubicua y penetrante en la conducta que un cambio de énfasis está
justificado; no preguntéis qué es heredable, preguntad, más bien, qué no es heredable"; al mismo
tiempo indica que "el otro mensaje es que los mismos datos de la genética conductual producen las
pruebas asequibles más fuertes para la importancia de la influencia ambiental".
En su libro Nature and Nurture, Plomin (1990a) sugiere que la genética conductual tiene dos
mensajes: la naturaleza y la instrucción. La investigación de la genética conductual conduce a las
pruebas sobre la importancia de los genes y del ambiente. El titulo de este capitulo proviene de estos
dos mensajes.

Así, se puede hacer la pregunta: ¿Qué produce una diferencia en el ambiente? Por ejemplo,
con relación a la personalidad, creer en el mismo ambiente familiar provoca alguna diferencia para el
desarrollo de la personalidad; es decir, más allá de los genes compartidos. ¿Los hermanos tienen
una personalidad semejante como resultado de haber sido educados en la misma familia?. Lo que
hacen los genetistas conductuales es no sólo evaluar la parte de la variación de la población de una
característica que es debida a la herencia, sino evaluar la parte que es debida a distintos tipos de
ambientes. Se hace una distinción entre ambientes compartidos y ambientes no compartidos. Los
ambientes compartidos
están compuestos de aquellos ambientes compartidos por hermanos como
resultado de crecer en la misma familia. Por ejemplo, los valores de la familia y las costumbres de la
educación de los niños deben ser comunes entre los hermanos. Los ambientes no compartidos
consisten en aquellos ambientes que no son compartidos por los hermanos que crecen en la misma
familia. Por ejemplo, los hermanos pueden ser tratados de forma distinta por los padres a causa de
diferencias de sexo, diferencias de orden de nacimiento, o sucesos de la vida únicos para un niño
determinado (por ejemplo, enfermedades del niño o problemas económicos durante la infancia de
uno de los hijos).

¿Qué características ambientales pueden ser importantes al influir el desarrollo de la
personalidad en los hermanos?. En la investigación de a genética conductista esto se estudia
comparando los hermanos biológicos que crecen en el mismo ambiente familiar con los hermanos
biológicos que crecen en diferentes ambientes familiares, y comparando los hermanos adoptados
que crecen en el mismo ambiente familiar con los hermanos biológicos educados en diferentes
ambientes. En otras palabras, los distintos grados de semejanza de la personalidad se estudian
como una función tanto del grado de similitud genética como del grado de ambiente familiar
compartido. Si los ambientes compartidos son importantes, los hermanos biológicos educados jun tos
serán mucho más similares que los hermanos biológicos que han crecido separadamente. También
deberían ser mucho más similares a sus padres biológicos que los hermanos que han crecido
separados. Esencialmente, los hermanos biológicos educados juntos deberían parecerse el uno al
otro, y a sus padres, más allá del grado de que pueden dar cuenta los genes exclusivamente.
Además, si los ambientes compartidos son importantes, dos hermanos adoptados que crecen juntos
deberían parecerse más que dos hermanos adoptados educados separadamente. Si los ambientes
no compartidos son importantes, estas relaciones no son válidas.
En esencia, si los ambientes no compartidos son importantes, los hermanos educados juntos
no se parecerán más que los hermanos educados separadamente.
Sobre bases estrictamente subjetivas, intuitivas, debemos pensar en las siguientes
preguntas: ¿Cuan parecidos son los hermanos y hermanas en una misma familia más allá de lo que
se esperaría por su herencia común?. Hasta qué punto podemos hablar de un ambiente familiar en el
sentido de una influencia común para todos los miembros de la familia?. A pesar de que todos
nosotros reconocemos diferencias entre hermanos, a veces diferencias sorprendentes, la intuición
nos dice que cuando todo está dicho y hecho, los niños de una misma familia comparten cosas en
común como resultado de compartir el mismo ambiente familiar. A pesar de que reconocemos las
diferencias entre hermanos, y a veces nos preguntamos cómo dos hermanos educados en la misma
familia pueden ser tan distintos, nuestra impresión en conjunto es que generalmente podemos decir:
¿Sabes que vienen de la misma familia". Sin embargo, en uno de los descubrimientos más
sorprendentes de la genética conductual, hay notables pruebas de que los efectos de los ambientes
compartidos, las experiencias compartidas como miembros de la misma familia, no son ni de lejos
tan importantes como los efectos de los ambientes no compartidos. Dicho de otra forma, las
experiencias únicas que los hermanos tienen dentro y fuera de la familia parecen ser mucho más
importantes para el desarrollo de la personalidad que las experiencias compartidas como resultado
de estar en la misma familia. A pesar de que continuaremos investigando este tema más
detalladamente, básicamente esta es la respuesta propuesta para la pregunta: ¿Por qué los hijos de
una misma familia son tan diferentes?. La respuesta: ¡A causa de los ambientes no compartidos!.

¿La propuesta de que los hijos de una misma familia son diferentes a causa de los efectos
de los ambientes no compartidos significa que los ambientes compartidos no son importantes? ¿Esto
quiere decir que las primeras experiencias no son importantes para el desarrollo de la personalidad,
en contraste con lo que los psicoanalistas solían hacernos creer? A pesar de que algunos han
llegado a estas conclusiones, esto no es, de hecho, lo que se propone. Más bien, el sentido es que
las influencias familiares son importantes, como lo son las experiencias fuera de la familia, pero son
las experiencias únicas para cada hijo las que son importantes, más que las experiencias
compartidas por los hijos de la misma familia. Más que ser importante la unidad familiar para la
investigación, son las experiencias únicas de cada hijo de la familia las que son importantes.
Las pruebas a favor de la conclusión de la poca importancia de las experiencias ambientales
compartidas provienen de los datos correlacionales que comparan los hermanos biológicos y
adoptados que han crecido en la misma familia. Estos datos indican que los hermanos biológicos no
son del todo similares en altura ni siquiera en peso. Sin embargo, principalmente a causa de los
genes comunes, las correlaciones para ambos están alrededor de 0,50. Por otra parte, las
correlaciones de los hermanos adoptados que crecen en la misma familia son casi cero!. Esto es
especialmente sorprendente en el caso del peso. Uno podría suponer que a causa de los modelos de
comer comunes y las actitudes comunes hacia el peso y la figura que se desarrolla en la misma
familia, conducirían a alguna similitud en el peso. El término medio de correlación de los hermanos
para la personalidad es de cerca de 0.15, mientras que para los hermanos adoptivos es de 0.05
(Dunn y Plomin, 1990, pp. 15, 48). Datos como estos conducen a Dun y Plomin (1990) a la
conclusión de que alrededor del 40 por 100 de la variación en la personalidad es debida a factores
genéticos, alrededor del 35 por 100 a las experiencias ambientales no compartidas, cerca de un 5
por 100 a las experiencias ambientales compartidas, y el restante 20 por 100 a errores de medición.
Si las experiencias familiares son tan diferentes, y ha habido objeciones a esta conclusión,
entonces se hace importante comprender las experiencias ambientales que hacen que los hijos de la
misma familia sean tan diferentes. Una aproximación para comprenderlo ha sido el esfuerzo para
estudiar las diferentes experiencias en la misma familia. Como parte de este esfuerzo, se ha
elaborado un cuestionario de autoinforme conocido como el SIDE -Inventario de las Experiencias
Diferenciales de los Hermanos (Daniels y Plomin, 1985). Se pide a los individuos que comparen sus
experiencias con las de sus hermanos en áreas como el trato paternal y las relaciones de pareja. De
forma no sorprendente, hay pruebas de las diferencias evidentes en las percepciones de los
hermanos de las relaciones de sus padres con ellos (Dum y Plomin, 1990, p. 64).
Más allá de cualquier diferencia en el trato paternal real hay la importancia de las diferencias
percibidas. Un componente del SIDE es que un niño experimenta el trato paternal a una edad pero
observa el trato paternal de un hermano cuando el hermano es o mayor o menor. Es esta diferencia
entre la auto-observación a una edad y la observación del trato de un hermano a otra edad que
puede ser la clave para las experiencias diferenciales de los hermanos. Un estudio que puede ser de
interés a este respecto incluiría una comparación del acuerdo sobre el trato paterno por hermanos
que se distinguen por diferencias de edad. En otras palabras, la cuestión seria si los
hermanos de edades más cercanas muestran un mayor acuerdo sobre el trato paternal que los
hermanos con una mayor desigualdad de edad.
¿Qué otras experiencias de importancia para el desarrollo no comparten los hermanos de la
misma familia? Aquí, por supuesto, hay una extensa gama de posibilidades. Dependiendo de la
desigualdad de edad, dos hermanos pueden ser educados durante tiempos culturales distintos -los
conservadores 50 opuestos a los 60, más radicales, la generación del "yo" de los 80 opuesta a la
generación de los 90, más comprometida socialmente. Las experiencias de la escuela y las
experiencias con los compañeros a menudo son bastante importantes en el desarrollo de la
personalidad, y también pueden proporcionar una enorme cantidad de experiencias diferenciales
para los hermanos-. Algunas de estas experiencias pueden resultar en buena parte de las diferencias
genéticas entre hermanos. Por ejemplo, las posibles experiencias de pareja diferenciales de los
padres entre un hijo que es muy atractivo o muy atlético con las experiencias del hermano que es
mucho menos atractivo o atlético. Otras experiencias diferenciales pueden resultar de las
experiencias familiares que desempeñan un papel en la conducta distinta de los hermanos con sus
padres. Finalmente, algunas de estas experiencias pueden resultar sólo del azar- un hermano tiene
un profesor excelente, pero el otro no, un hermano experimenta la muerte de un amigo pero el otro
no, un hermano va a un viaje influyente pero el otro no-. Para bien o para mal, los encuentros del
azar deben desempeñar un papel mucho más grande en el desarrollo de la personalidad de lo que la
mayoría de nosotros imaginamos (Bandura, 1982; Lewis, 1995).
Antes de terminar nuestra exposición de la instrucción de la personalidad, es importante
estudiar otro enfoque de la influencia del ambiente familiar en la personalidad. Hoffman (1991) es
crítica acerca del énfasis de la genética conductual por dos razones principales expuestas

anteriormente. Primero, Hoffman propone que hay problemas con esta investigación que pueden
convertirse en un menosprecio de los efectos de los ambientes familiares compartidos. Segundo,
Hoffman sugiere que la complejidad de los efectos del ambiente familiar compartido en interacción
con otros efectos pueden enmascarar los efectos comunes de las costumbres usuales.
Examinaremos cada uno de estos temas. Primero, Hoffman pone en tela de juicio una gran
cantidad de hipótesis de la investigación de la genética conductual. Por ejemplo, cuestiona la
suposición de que los gemelos monozigóticos y dizigóticos tienen ambientes similares por igual. Ella
propone que los gemelos MZ son tratados de forma más similar por los padres que los gemelos DZ
y, a causa de su mayor parecido físico, también son tratados de forma más similar por los
compañeros. Además, Hoffman advierte que los estudios de adopción a menudo dan diferentes
resultados que los estudios de gemelos, y que las medidas de influencia ambiental utilizados en
estos estudios de gemelos, y que las medidas de influencia ambiental utilizados en estos estudios
son discutibles. Finalmente, observa que hay aspectos únicos para las familias adoptivas y que
algunos estudios otorgan un papel significativo a las experiencias comunes.
Volviendo al segundo tema, Hoffman propone que los psicólogos del desarrollo tienen un
concepto distinto del ambiente familiar que los genetistas conductuales. Según Hoffman, las
diferencias en la percepción del mismo ambiente se reconocen igual que los efectos diferenciales
que resultan de las distintas edades y distintas características genéticas de los niños. Además de
esto, sin embargo, hay la sugerencia de que un mismo ambiente puede tener un efecto distinto en
dos hermanos a causa de sus diferencias, diferencias causadas tanto por variables genéticas como
conductuales. En otras palabras, una experiencia ambiental común puede no resultar en un rasgo de
la personalidad compartido si esta experiencia está actuando sobre diferencias ya existentes.
Además, los efectos de las experiencias ambientales comunes pueden estar enmascaradas por las
experiencias ambientales consecutivas que son únicas para cada niño. El resultado final es que "es
posible que haya un aspecto del ambiente familiar que haya afectado a todos los niños, pero que se
manifiesta de formas diferentes".

En resumen, Hoffman no cuestiona que los hermanos de la misma familia sean distintos.
Más bien, pregunta, ¿por qué los hermanos deben ser parecidos? Dado que la dinámica familiar está
alterada por cada nuevo hijo, que el ambiente familiar está influyendo, y está influido, en niños con
características diferentes ya existentes, y dadas las múltiples influencias de dentro y fuera de la
familia que contribuyen al desarrollo de la personalidad, ¿podemos realmente esperar que los
hermanos de la misma familia se parezcan en los rasgos de la personalidad?
A esto, podemos añadir una advertencia. Las medidas de la personalidad pueden dar por
resultado hermanos que parezcan más diferentes de lo que en realidad son. Las diferencias
superficiales pueden enmascarar las similitudes fundamentales, es decir, las diferencias fenotípicas
pueden ocultar las similitudes genotípicas. El fenotipo se refiere a las características que son visibles;
el genotipo a la estructura subyacente. Por ejemplo, dos hermanos pueden compartir un conflicto
autoridad-sumisión o un tema del control del ambiente.
Uno puede manejar el conflicto siendo excesivamente obediente y el otro siendo demasiado
dominante. O, dos hermanos pueden diferenciarse con aspectos sobre la expresión del enfado. Uno
puede manejar el conflicto mediante la expresión del enfado explosivo, mientras que el otro puede
manejarlo mediante una inhibición excesiva. En ambos casos la medición de la personalidad desde
el punto de vista de los rasgos observables puede enmascarar las similitudes fundamentales que
resultan de la dinámica familiar común.
A pesar de las diferencias en los puntos de vista de Plomin-Dunn y Hoffman, se debería
observar que los temas comunes más importantes permanecen. Así, ellos, como también otros
psicólogos, están de acuerdo en que la instrucción es importante -que las experiencias dentro y fuera
de la familia tienen efectos importantes en el desarrollo de la personalidad-. También están de
acuerdo en que las características de la personalidad están multideterminadas, es decir,
determinadas por múltiples factores que actúan en un tiempo y a lo largo del tiempo. Finalmente,
están de acuerdo en que los factores genéticos y ambientales siempre están interactuando. Ahora
nos desviaremos hacia este aspecto interactivo de la naturaleza y la instrucción.

LA INTERACCION DE GENES Y AMBIENTE

Hasta ahora hemos estudiado la naturaleza y la instrucción de la personalidad, tratando por
separado los efectos de cada una. Sin embargo, como
se ha mencionado anteriormente en este capítulo, la naturaleza y la instrucción siempre
interactúan. Conjuntamente con el continuo desarrollo de los efectos de los genes y de la
experiencia, se han distinguido tres formas particulares de interacción gen -ambiento (Plomin, 1990a,
b; Plomin y Neiderhiser, 1992). En primer lugar, está el caso de las mismas experiencias ambientales

que tienen diferentes efectos en personas con constituciones genéticas diferentes. Por ejemplo, la
misma conducta por parte de un padre perturbado puede tener diferentes efectos en un hijo irritable
e insensible que en un hijo calmado y sensible. Más que un efecto directo de la ansiedad paterna y la
característica del niño. En este caso la persona es un recipiente pasivo de los acontecimientos
ambientales. Los factores genéticos interactúan con los ambientales pero sólo en un sentido pasivo,
reactivo.

En un segundo tipo de interacción naturaleza-instrucción, las personas con diferentes
constituciones genéticas pueden provocar diferentes respuestas del ambiente. Por ejemplo, el niño
irritable, retraído, puede evocar una respuesta diferente al padre que el niño calmado, sensible. A
menudo es interesante ver un grupo de parientes mirando a los recién nacidos en la nursey de un
hospital. Aparte de su interés por sus nuevos parientes, como grupo tienen tendencia a mostrar más
o menos interés por los otros niños. Inmediatamente dicen que algunos son encantadores y que
otros tienen una cara que "sólo una madre podría querer", algunos muy activos y otros muy
tranquilos, algunos que parecen inteligentes y otros que parecen faltos de inteligencia. Estas
diferencias iniciales pueden tener implicaciones importantes para el desarrollo de los entornos
paterno-filiales. Por ejemplo, tomemos el niño recién nacido que es irritable y un padre inquieto
interactuando con el recién nacido por primera vez. Comparémoslo con el mismo padre
interactuando con un recién nacido tranquilo. En el primer caso, es probable que el recién nacido
irritable aumente la ansiedad del padre mientras que en el segundo caso es posible que la ansiedad
del padre disminuya. En el primer caso, el padre o la madre pueden pensar que son "un padre o una
madre terribles", mientras que en el segundo caso los padres se reafirman en que son "un buen
padre o una buena madre", aunque la conducta del recién nacido no tenga nada que ver con la
conducta paterna!. Sin embargo, las diferentes conductas paternales evocadas por los dos niños
ahora pueden establecer dos modelos de interacción padre-hijo completamente diferentes.
La importancia de los efectos ambientales evocados se mantienen durante todo el desarrollo.
Probablemente la primera de estas diferencias está relacionada con el género "Es un niño" opuesto a
"Es una niña". Pero más allá de esto, a una edad temprana los niños empiezan a asociar las
características de la personalidad con las formas corporales y así tratan de forma diferente a los
semejantes dependiendo de estas asociaciones. Se espera que los niños de constitución mediana
sean más agresivos y atléticos que los niños de constitución débil o de constitución pesada o
redonda. Los niños atractivos o atléticos producen respuestas de sus similares diferentes que las
que producen los niños menos atractivos o atléticos (Brehm, 1992). En cada caso, una característica
determinada genéticamente provoca una respuesta diferencial del ambiente. En estos casos las
peculiaridades físicas han sido utilizadas con propósitos ilustrativos. Sin embargo, las características
de la personalidad actúan con componentes genéticos en conformidad con líneas similares. El niño
mentalmente tímido e inhibido produce diferentes respuestas a sus semejantes que el niño
mentalmente extravertido.

En una tercera forma de interacción gen-ambiente, las personas con diferentes
constituciones seleccionan, modifican y crean distintos ambientes. Cuando el individuo es capaz de
interactuar activamente con el ambiente, cosa que sucede a una edad bastante temprana, los
factores genéticos influyen en la selección y creación de ambientes. El extravertido selecciona
ambientes diferentes que los que selecciona el introvertido, la persona atlética ambientes distintos
que la persona no atlética, y la persona dotada musicalmente ambientes distintos que la persona
dotada con imaginación visual. Estos efectos aumentan a lo largo del transcurso del tiempo a medida
que las personas son cada vez más capaces de escoger sus propios ambientes. En un momento
particular, es imposible determinar hasta qué medida la persona ha sido el "receptor" de un efecto
ambiental, o el "creador" del efecto ambiental.
En resumen, las personas pueden ser relativamente receptores pasivos de ambientes:
pueden desempeñar un papel en los acontecimientos ambientales mediante las respuestas que
evocan; y pueden desempeñar un papel activo seleccionando y creando ambientes. En cada caso
hay una interacción naturaleza-instrucción, gen-ambiente. A causa de estas interacciones, los
genetistas conductuales ahora destacan las influencias genéticas sobre las medidas ambientales o la
genética ambiental (Plomin y Bergeman, 1991; Plomin y Neiderhiser, 1992; Plomin y Rende, 1991).
En otras palabras, al estudiar los efectos de la naturaleza sobre la instrucción, ya no podemos
suponer que nuestra medida del ambiente esté libre de influencias genéticas. Esto es cierto tanto
para la percepción de los ambientes, así como para la evaluación objetiva de los ambientes. Desde
el punto de vista de experimentar subjetivamente los ambientes, las personas con diferentes
dotaciones genéticas darán diferentes descripciones de lo que son objetivamente los mismos
ambientes. Desde el punto de vista de la evaluación objetiva de los ambientes, los estudios de los
padres interactuando con sus hijos ponen en claro precisamente cuánto influyen los hijos en el

desarrollo del ambiente paterno (Kagan, 1994). Al principio, la naturaleza y la instrucción empiezan a
interactuar, iniciando un proceso que continúa durante toda la vida de la persona.

CUESTIONARIO

1.Cuál es la relación entre la herencia y el ambiente, la naturaleza y la instrucción?
2.Qué puede aportar la Teoria evolutiva a nuestra comprensión de la personalidad?
3.Qué métodos son útiles para determinar las contribuciones de los genes a la
personalidad?
4.Qué propone la investigación respecto a la contribución de los genes a la personalidad?
5.Hasta qué medida las personas que crecen en la misma familia comparten el mismo
ambiente que conduce a personalidades semejantes?
6.Las personas con diferentes características genéticas, experimentan un mismo
ambiente en forma diferente, por qué?

CUESTIONARIO CARACTEREOLOGICO
DE GASTON BERGER

INTRODUCCIÓN

El Cuestionario Caracterológico de Gastón Berger está basado en la teoría caracterológica de Renne
Lessene, quien considera que el carácter tiene cualidades innatas que actúan como soportes básicos
en el desarrollo de la personalidad del individuo sobre las cuales el sujeto irá adquiriendo los
diferentes contenidos que le irán dando forma estable y constante en su modo de enfrentar las
diferentes circunstancias que la misma vida le plantea.

El desarrollo de su teoría caracterológica pusieron especial énfasis en la biografía de personalidades
destacadas mundialmente en los diferentes campos del quehacer, saber y arte, encontrando que
entre el computo disperso de factores comunes existían tres constantes que en algún grado tipifican
a estos personajes, estos fueron los factores polarizados de Emotividad – No Emotividad, Actividad –
No Actividad, Resonancia llado también Primariedad y Secundariedad.

Una vez tipificado estos factores sirvieron para explorar la forma como se combinaban en sujetos de
grados de instrucción diferente tanto varones como mujeres encontrando que son factores
caracteriales fuertes y cada sujeto presenta en diferentes grados cada uno de estos factores,
sirviendo para identificar al combinarlos ocho tipos caracteriales que ha continuación se enumeran:

1.COLÉRICO

Emotivos Activos Primarios

(EAP)

2.PASIONAL

Emotivos Activos Secundarios

(EAS)

3.NERVIOSO

Emotivos No Activos Primarios

(ENAP)

4.SENTIMENTAL

Emotivos No Activos Secundarios

(ENAS)

5.SANGUÍNEO

No Emotivos Activos Primarios

(NEAP)

6.FLEMÁTICO

No Emotivos Activos Secundarios

(NEAS)

7.AMORFO

No Emotivos No Activos Primarios

(NENAP)

8.APÁTICO

No Emotivos No Activos Secundarios

(NENAS)

Es conveniente señalar que el factor EMOTIVO da cuenta de la forma innata de reacción vegetativa
del sujeto que se traduce en reacciones que van desde la crisis explosiva, eufórica hasta la
serenidad y el sosiego.

El factor ACTIVIDAD, da cuenta de los mecanismos innatos que permiten al sujeto una larga y
prolongada dedicación motora o intelectual hasta la pasividad donde el pensamiento, el deseo y la
imaginación sustituye a la acción misma.

La RESONANCIA, es el factor que cuenta sobre una organización innata que dirige al sujeto hacia el
orden o la tendencia al caos, los Secundarios tienden a la planificación, mientras que los Primarios
tienden a la aventura, a la imprevisión. Por tanto, si se tiene en cuenta estos tres factores
combinandos en una persona nos ofrece un perfil de cómo está organizada y de la forma cómo
partiendo de su carácter podría acomodarse con mayor solvencia a algún campo de la actividad
productiva, así como en el campo de las relaciones humanas.

I.

DESCRIPCIÓN GENERAL

1.1.FICHA TÉCNICA

NOMBRE

:

Cuestionario Caracterológico Gastón Berger.

AUTOR

:

Gastón Berger.

PROCEDENCIA

:

Universidad de la Sorbona (Francia).

DURACIÓN

:

Aproximadamente 20 minutos.

APLICACIÓN

:

Adolescentes y adultos de ambos sexos, con un nivel
Cultural mínimo para comprender las instrucciones y
enunciados del cuestionario.

TIPO DE ITEM

:

Enunciados de doble opción.

BAREMACIÓN

:

Realizada por Luis A. Vicuña Peri en sujetos de diferente
sexo, de 14 – 25 años, en el Año de 1979, y revisada en
1992.

1.2.CARACTERÍSTICAS DEL CUESTIONARIO

Este Cuestionario está estructurado de tipo verbal-escrito con respuestas dicotómicas,
excepto en los ítems 11 y 26 que tienen tres alternativas y emplea la técnica de elección
forzada en todos los ítems.

-Consta de 30 ítems.
-Los ítems están distribuidos en orden secuencial a los factores a evaluarse.

EMOTIVOS -

NO EMOTIVO

Items

1 - 10

ACTIVO -

NO ACTIVO

Items

11 - 20

PRIMARIO -

SECUNDARIOItems

21 - 30

-Administración: en forma individual y colectiva.

I.3

MATERIAL DE LA PRUEBA

El Cuestionario Caracterológico de Gastón Berger, consta de los siguientes materiales:
a.MANUAL DE APLICACIÓN, en el cual encontraremos toda la información necesaria
para la administración, modo de calificar, así como la interpretación cualitativa de los
ocho tipos caracteriales con sus características generales, aspectos tendenciales
positivos, aspectos tendenciales negativos y sus normas autoeducativas.
b.HOJA DE RESPUESTAS, en la hoja de respuestas podremos aplicar el
Cuestionario Caracterológico y a la vez calificarlo ya que contiene las 30 preguntas
con sus respectivos valores ya sean 9, 5 ó 1 según el caso.

II.

NORMAS DE LA PRUEBA

2.1

ADMINISTRACION Y VALORACIÓN

a.

Consideraciones para la Administación: El examinador lee en voz alta las
instrucciones a los examinados y estos deben seguir con la vista las instrucciones
impresas en su material, es necesario que cualquier duda o incomprensión deba
ser aclarado por el examinador. Debe motivarse a los sujetos para que respondan

todos los ítems sin excepción y de la manera más verás, ya que de ello dependerá
la interpretación correspondiente.

b.

Consideraciones para la Calificación: En el protocolo son usmados los
puntajes asignados a cada uno de los ítems correspondientes a los factores
evaluados.

III.

NORMAS INTERPRETATIVAS

3.1

CALIFICACION

Obtenido el puntaje total de la suma de los ítems se procede a ubicar dicho puntaje en
la tabla en la cual se obtendrá los tres factores caracterológicos predominantes que al
interrelacionarlos nos proporcionará un tipo caracterológico.
Si así por ejemplo al evaluar a un sujeto se obtuvo que la suma de los puntajes
asignados a los ítems 1 al 10 fue de 67 puntos, corresponderá según tabla a EMOTIVO
(E) con una categoría de MUY ALTO (MA), luego si la sumatoria de los puntajes
asignados a los ítems 11 al 20 fue de 46 corresponderá según tabla a NO ACTIVO (NA)
con una categoría de BAJO (B), y si suma total de los puntajes del Item 21- 30 es de 36
corresponderá a PRIMARIO (P) con una categoría de MUY BAJO (MB) según tabla. En
consecuencia se obtendrá la fórmula caracterológica según ejemplo E-NA-P, que
corresponde al tipo caracterológico NERVIOSO.

3.2

CUADRO DE CALIFICACIÓN

EMOTIVO

ACTIVO

SECUNDARIO

CATEGORIA

H

M

MUY ALTO

60 a +

66 a +

68 a +

69 a +

ALTO

52 a 59

58 a 65

61 a 67

62 a 68

TEND. ALTO

48 a 51

51 a 57

55 a 60

55 a 61

TEND. BAJO

35 a 47

42 a 50

47 a 54

47 a 54

BAJO

26 a 34

35 a 41

41 a 46

40 a 46

MUY BAJO

10 a 25

10 a 34

10 a 40

10 a 39

NO EMOTIVO

NO ACTIVO

PRIMARIO

CUESTIONARIO CARACTEROLOGICO DE GASTON BERGER

INSTRUCCIONES:

Esta es una prueba que te ayudará a conocerte mucho mejor. Para conseguirlo, sólo tendrás que
contestar las preguntas en la HOJA DE RESPUESTAS, de la siguiente manera:
-Al final de cada grupo de preguntas hay un número ( 1, 5 ó 9 ) que como respuesta elegirás,
debiendo ser el que mejor describa tu forma de ser y luego debes encerrar con un círculo el
número correspondiente en tu hoja.
Ejemplo: Le gusta salir a pasear con sus amigos?

.......................................................... 9

O prefiere salir solo?

.......................................................... 1
Si tu característica fuera la primera, escribiras el número 9 en el cuadrado correspondiente a la
pregunta en la Hoja de Respuesta, y si fuera la segunda, escribiras el número 1 naturalmente.
Debes escoger sólo una de las alternativas de respuesta formuladas en cada una de las treinta
preguntas del test.

De esta manera contestarás a todas las preguntas, de la forma más sincera posible,
recuerde que de ello depende el mejor conocimiento de tu carácter.

1.

Toma usted muy a pecho las pequeñas cosas cuya importancia sin embargo sabe que
es mínimo? ..........................................................................................................................9
o sólo le pertuban los acontecimientos graves? ................................................................... 1

2.

Se entusiasma o se indigna con facilidad? ...........................................................................9
o acepta usted tranquilamente las cosas tal como son?. ................................................... 1

3.

Es usted susceptible, se siente herido fácilmente y de manera profunda por una crítica
algo viva o por una observación poco amable o burlona? ................................................... 9
o soporta las críticas sin sentirse monscabado? .................................................................. 1

4.

Se turba con facilidad ante un suceso imprevisto, se sobresalta cuando lo
llaman intempestivamente, palidece o se ruboriza con facilidad? ........................................ 9
no se desconcierta usted sino muy difícilmente? .................................................................. 1

5.

Se acelera usted al hablar, eleva la voz en la conservación, siente la necesidad de emplear
Términos violentos o palabras demasiado expresivas? ....................................................... 9
O conversa usted con clama, sin prisa, de manera reposada .............................................. 1

6.

Se siente usted angustiado frente a una tarea nueva o ante una perspectiva de cambio? .. 9
O afrenta usted la situación con serenidad? ......................................................................... 1

7.

Pasa usted alternativamente de la exaltación al abatimiento, de la alegría a la tristeza y
Viceversa, por tonterías y aún sin razón aparente? ............................................................. 9
O es de humor parejo? ......................................................................................................... 1

8.

Se siente frecuentemente obsesionado con dudas y escrúpulos, apropósito de actos sin
importancia, conservando usted a menudo en la mente un pensamiento completamente
inútil y que aún lo inoportuna? ............................................................................................. 9
o no conoce más que por excepción este penoso estado de preocupación? ...................... 1

9.

Le seduce a veces estar violentamente conmovido, que le resulta completamente
imposible hacer lo que desearía en tales casos, por ejemplo experimento estados de
miedo que le impiden realizar cualquier movimiento, o timidez que no pronuncia una
sola palabra? ....................................................................................................................... 9
o por el contrario, jamás lo ha experimentado? .................................................................... 1

10.Se siente con frecuencia desgraciado? ................................................................................ 9
O está generalmente contento de su suerte y aún cuando las cosas no suceden como
Usted quiere, piensa más en lo que será menester cambiar, que en sus propios senti-
Mientos? ............................................................................................................................ 1

11.Suele usted ocuparse activamente durante sus horas libres en estudios suplementarios
Alguna acción social, trabajos manuales o en cualquier tarea no impuesta? ................... 9
Aprovecha quizás tales momentos para entretenerse? .................................................... 5
O pasa largos ratos sin hacer nada, soñando, meditando o simplemente distrayéndose
con lecturas entretenidas, escuchando radio, tv, etc? ..................................................... 1

12.necesita usted realizar un esfuerzo penoso para pasar de la idea a la acción, de la de-
cisión a la ejecución? ....................................................................................................... 1
o lleva a cabo inmediatamente y sin dificultad lo que ha decidido hacer? ........................ 9

13.Se descorazona usted fácilmente ante las dificultades o ante una tarea que se anuncie
demasiado ardua? ........................................................................................................... 1
o por el contrario se siente estimulado por las dificultades y excitado por la idea del
esfuerzo a realizar? ........................................................................................................... 9

14.Le gusta soñar y meditar ya sea sobre el pasado que se ha ido o sobre el futuro,
o también acerca de las cosas puramente imaginarias? ................................................. 1
o prefiere actuar concretamente o al menos forjar proyectos precisos que preparan
realmente el porvenir? ..................................................................................................... 9

15.Hace usted lo que tienen que hacer enseguida y sin que le cueste mucho, por ejemplo
escribir una carta, arreglar un asunto? .......................................................................... 9
O se siente inlinado a diferir las cosas, postergarlas? ..................................................... 1

16.Toma usted decisiones inmediatas, aún en los casos difíciles? ..................................... 9
O es indeciso y vacila generalmente por largo tiempo? ............................................... 1

17.Es usted movedizo e inquieto, gesticula, se levanta violentamente de su silla, va y viene
por la habitación, en ausencia de toda emoción viva? ................................................... 9
o está generalmente quieto cuando una emoción no lo agita? ....................................... 1

18.No vacila usted jamás al emprender una transformación útil cuando sabe que exigirá
gran esfuerzo de su parte? ............................................................................................ 9
O retrocede ante el trabajo a realizar y prefiere contenerse por dicha causa, con
el estado delas cosas tal como estan? ............................................................................ 1

19.Cuando han impartido instrucciones para una determinada tarea se desentiende
de la ejecución, con el sentimiento de haberse desembarazado de una preocupación?..1
O vigila su realización de cerca, asegurándose que todo quede bien hecho
en las condiciones y en el momento requerido? ............................................................ 9

20.Prefiere usted mirar que hacer, siente placer por ejemplo en observar a menudo y
largamente el desarrollo de un juego que no practica? .................................................. 1
o le gusta más actuar que observar pasivamente, resultándole aburrido el simple
espectáculo? ................................................................................................................. 9

21.Está usted a menudo guiado en su acción por la idea de un porvenir lejano
(ahorrar para la vejez, acumular o reunir materiales y datos para un trabajo a largo plazo)
o por las consecuencias lejanas que sus actos pueden tener? ...................................... 9
o se interesa especialmente por los resultados inmediatos? .......................................... 1

22.Prevee usted “todo lo que puede hacer” y se prepara cuidadosamente para cada
caso, por ejemplo en ocasión de sus viajes o paseos hace equipajes minuciosos,
estudios de itinerarios, previsión de posibles incidentes? ................................................ 9
O prefiere atenerse a la inspiración del momento? .......................................................... 1

23.Tiene usted principios estrictos a los que se trata de ceñirse? ......................................... 9
O prefiere adaptarse a las circunstancias con flexibilidad? ............................................... 1

24.Es usted constante en sus proyectos, termina siempre lo que ha comenzado? ............... 9
O abandona con frecuencia una tarea antes de terminarlas, empeorándolo todo sin
concluir nada? .................................................................................................................... 1

25.Es usted constante en sus simpatías, continua con sus amistades de infancia o
frecuenta regularmente las mismas personas y los mismos círculos? ............................. 9
O cambia a menudo de amigos, dejando sin razón alguna de ver a personas
que antes frecuentaba? ................................................................................................... 1

26.Después de un acceso de cólera (o si usted no se encoleriza nunca, después de una
afrenta) se reconcilia con su circunstancial enemigo quedando su espíritu, en lo que
a él respecta, como si nada hubiera sucedido? ............................................................... 1
o durante cierto tiempo permanece de mal humor? ......................................................... 5
O más aún, es difícil de reconciliar, tiene un resentimiento persistente? .......................... 9

27.Tiene usted hábitos sumamente estrictos a los que está muy apegado, se siente atraído
por el retorno regular de ciertos hechos? ......................................................................... 9
O siente horror por todo lo que es habitual o previsto de antemano, siendo para
usted la sorpresa un elemento esencial de placer? ....................................................... 1

28.Le gusta el orden, la simetría, la regularidad? ................................................................ 9
O bien el orden le parece aburrido y siente la necesidad de encontrar por doquier
huella de fantasía? ........................................................................................................... 1

29.Preveé con anantelación el empleo de su tiempo y de sus fuerzas, es amigo de hacer
planes fijos, horarios y trazar programas? ....................................................................... 9
O se lanza a la acción sin regla precisa, fijada de antemano? ........................................ 1

30.Cuando ha adoptado una opinión se aferra a ella con obstinación? ................................ 9
O se convence fácilmente de lo contrario y se deja seducir por la novedad de un idea?.. 1

***********************

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->