P. 1
Tesis de Doctorado Dr[1]. Thomas - Evolucin de La Patogenesia Del Lycopodium Clavatum - Beta Fina

Tesis de Doctorado Dr[1]. Thomas - Evolucin de La Patogenesia Del Lycopodium Clavatum - Beta Fina

|Views: 9.219|Likes:
Publicado porphdthomas1
Tese de Doutorado Homeopatia
Tese de Doutorado Homeopatia

More info:

Published by: phdthomas1 on Oct 09, 2009
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

06/02/2013

pdf

text

original

Tesis (Capa) UNIVERSITY TECHNOLOGY INTERNATIONAL TERAPIAS ALTERNATIVAS TESIS

CURSO DE POSGRADUACIÓN EN: FITO-HOMEOPATÍA

NIVEL: DOCTORADO

ALUMNO (A): THOMAS EDUARD STOCKMEIER

ORIENTADOR (A): MERCEDES SANCHEZ

TÍTULO: EVOLUCIÓN DE LA PATOGENESIA DEL LYCOPODIUM CLAVATUM: UNA COMPARACIÓN DE LA FITOTERAPIA A LA HOMEOPATÍA

Múrcia - España Julio 2002

1

Capa de Tesis

EVOLUCIÓN DE LA PATOGENESIA DEL LYCOPODIUM CLAVATUM: UNA COMPARACIÓN DE LA FITOTERAPIA A LA HOMEOPATÍA

THOMAS EDUARD STOCKMEIER

Tesis presentada a la University Technology International, para obtención del título de Doctor en Fito-Homeopatía.

Múrcia - España Julio - 2002

2

Folio de rostro de Tesis

EVOLUCIÓN DE LA PATOGENESIA DEL LYCOPODIUM CLAVATUM: UNA COMPARACIÓN DE LA FITOTERAPIA A LA HOMEOPATÍA

Thomas Eduard Stockmeier
Médico Homeópata

Orientador: Prof. Dr. Mercedes SANCHEZ

Tesis presentada a la University Technology International, para obtención del título de Doctor en Fito-Homeopatía.

Múrcia - España Julio - 2002

3

Ficha catalográfica de Tesis
Dados Internacionales de Catalogación en la Publicación (CIP) División de Biblioteca y Documentación - CAMPUS de MÚRCIA

Stockmeier, Thomas Eduard Evolución de la Patogenesia del Lycopodium Clavatum: Una Comparación de la Fitoterapia a la Homeopatía / Thomas Eduard Stockmeier. – Múrcia, 2002. 188 P.: IL. Tesis – (doctorado) – University Technology International, 2002. Bibliografía.

4

Folio de aprobación EVOLUCIÓN DE LA PATOGENESIA DEL LYCOPODIUM CLAVATUM: UNA COMPARACIÓN DE LA FITOTERAPIA A LA HOMEOPATÍA

THOMAS EDUARD STOCKMEIER

Aprobada en: __.__.200_ Comisión julgadora: Prof. Dr. ______________________ Prof. Dr. ______________________ Prof. Dr. ______________________ Prof. Dr. ______________________ Prof. Dr. ______________________ ________________/UTI ________________/______ ________________/______ ________________/______ ________________/______

(firma) Prof.a Mercedes SANCHEZ Orientadora

5

I) DEDICATORIA Dedico este trabajo de tesis a todos aquéllos que de una forma u otra apoyaron mi trabajo en toda mi vida, y que siempre estuvieron de mi lado, mismo en los momentos más difíciles de mi vida y de mi carrera como profesional médico homeópata. Pueden haber personas especiales, pueden haber momentos especiales, pero todo cuanto acontece con nosotros tiene siempre un sentido, una finalidad, por más que no aparente ser a nosotros. Solamente el tiempo es que puede mostrarnos la importancia de un trabajo, sea de que naturaleza sea, pues ni siempre percibimos esto en la hora. Así como Hahnnemann, cuando empezó sus estudios con China, jamás podría imaginar ser posible estar en aquel momento creando una nueva ciencia de la salud, quizá esta humilde tesis pueda un día ser útil para algún genio de nuestra época o que por ventura venga a surgir, y los trabajosos sin embargo preciosos datos que concluí, con certeza no habrán sido en vano, principalmente se son mencionados en futuras publicaciones. De cualquier modo, dedico este trabajo en especial a la mi esposa Cléria y a mis hijos Jean, Bárbara y Victor.

6

II) AGRADECIMIENTOS Agradezco a mis maestros del curso de Homeopatía del Instituto Minero de Homeopatía por hanme formado y arriba de todo hanme catequizado para la realidad de los efectos de los medicamentos diluidos, y sus aplicaciones científicas y terapéuticas. Agradezco a mis maestros de la UTI- University Technology International, por la oportunidad de presentar este trabajo. Agradezco a mis diverso maestros que a lo largo de casi veinte años me introdujeron para la toxicología, general y ocupacionales, importante base de esta tesis. Agradezco también a todos que contribuyeron para la elaboración de esta tesis, en especial a los voluntarios humanos que en muy colaboraron con la experimentación humana, pues este estudio evolutivo de la fitoterapia hasta la homeopatía solo fue posible gracias a colaboración de ellos. Agradezco a mis familiares por han tenido tanta paciencia durante mis horas de trabajo en el que pasé días y noches dedicándome, en muchas veces en período integral, a las conclusiones de los experimentos realizados. Gracias a todos.

7

SUMARIO Página DEDICATORIA................................................................................................. 06 AGRADECIMIENTOS...................................................................................... 07 SUMARIO.......................................................................................................... 08 LISTA DE FIGURAS......................................................................................... 09 LISTA DE TABLAS.......................................................................................... LISTA DE ABREVIATURAS DE REMEDIOS.............................................. GLOSARIO....................................................................................................... CURRICULUM DEL AUTOR......................................................................... RESUMEN........................................................................................................ SUMMARY....................................................................................................... GENERALIDADES.......................................................................................... 1. INTRODUCCIÓN......................................................................................... 2. REVISIÓN DE LITERATURA.................................................................... 3. LA TEORIA.................................................................................................. ESENCIA DE LA TESIS............................................................................... 4. MATERIAL Y MÉTODOS......................................................................... 5. RESULTADOS Y DISCUSIÓN................................................................... 6. CONCLUSIONES........................................................................................ 7. REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS......................................................... 15 21 33 39 40 41 42 43 46 139 147 148 151 173 175

8

LISTA DE FIGURAS Página 1 FOTO DEL LYCOPODIUM CLAVATUM............................................................. 2 FOTO DEL LYCOPODIUM CLAVATUM............................................................. 3 FOTO DEL LYCOPODIUM CLAVATUM............................................................. 4 FOTO DEL LYCOPODIUM CLAVATUM............................................................. 5 FOTO DEL LYCOPODIUM CLAVATUM............................................................. 10 11 12 13 14

9

Fuente: http://www.portalnatural.com

10

11

12

13

14

LISTA DE TABLAS 1 TABLA 1: Lycopodium clavatum: Cuadro resumen fitoterapico. 2. TABLA 2: Lycopodium clavatum: Cuadro resumen homeopatico 3. TABLA 3: Zonas de actividad farmacológica de las drogas Página 12 13 16

15

TABLA 1 Lycopodium clavatum: Cuadro resumen del punto de vista fitoterápico Parte Utilizada Las sumidades aéreas, las esporas. Principios Activos Aceite (50%): glicéridos de los ácidos licopodoléicos, fitosteroles; glúcidos; ácidos orgánicos: caféico; resina; esporonina (derivado celulósico). Se han aislado un centenar de alcaloides (0,2%): licopodina, dihidrolicopodina, acetildihidrolicopodina, licodolina. Flavonoides: crisoeriol, luteolósido, apigenósido. Acción - Sumidades aéreas: espasmolítico, diurético y laxante (uso interno). Farmacológica - Esporas: protector de la epidermis (uso tópico). Indicaciones - Planta entera: Estados en los que se requiera un aumento de la diuresis: afecciones genitourinarias (cistitis, ureteritis, uretritis, pielonefritis, oliguria, urolitiasis), hiperazotemia, hiperuricemia, gota, hipertensión arterial, edemas, sobrepeso acompañado de retención de líquidos. Espasmos gastrointestinales, disquinesias hepatobiliares. - Esporas: Escoceduras, irritaciones cutáneas, intértrigo, hiperhidrosis. Contraindicaciones - Planta: Embarazo, lactancia, infancia (alcaloides). Insuficiencia renal o cardíaca. - Esporas: No aplicar sobre heridas abiertas. Efectos Se ha observado una gran variabilidad en cuanto al contenido en Secundarios alcaloides y a los efectos producidos tras su administración, siendo frecuente la aparición de fenómenos tóxicos: vómitos, gastroenteritis con dolores cólicos y, en animales, un efecto oxitócico. Precaución / Su uso como diurético en presencia de hipertensión, cardiopatías o Intoxicaciones insuficiencia renal moderada o grave, sólo debe hacerse por prescripción y bajo control médico, ante el peligro que puede suponer el aporte incontrolado de líquidos, la posibilidad de que se produzca una descompensación tensional o, si la eliminación de potasio es considerable, una potenciación del efecto de los cardiotónicos. Recomendamos precaución si se prescribe para su uso por vía oral. Formas Galénicas / - Esporas, llamadas "polvos de licopodio o azufre vegetal", Posología empleado como talco. Fuente: http://www.portalnatural.com

16

TABLA 2 Lycopodium clavatum: Cuadro resumen del punto de vista homeopático MENTE: - FALTA DE CONFIANZA EN SÍ MISMO. se sienta flaco e inadecuado. - Temor de responsabilidad. Cobardía. - Apocado. Miedo de las personas. - se presentan diferentes de lo se sienten. - Imagen de capacidad y coraje. Comunicativo, amigable. - Intenta esconder sus sentimientos de incapacidad. Frustración. - Fanfarrão/Gabase. Orgullo. Egoísmo. - Ama el poder. Dictatorial con aquéllos que puede controlar. - Irritabilidad, < mañana. - Relaciones someras. Temor al casamiento. Se fuga de la familia. Promiscuo. - Llora cuando lo agradecen. - Individuos frecuentemente intelectuales, tales como maestros, abogados. - Miedo de hablar en público, de fantasmas, oscuro, sufrimiento físico (enfermucho), de conflictos. Anhela compañía, apenas en una sala próxima. - Confuso. Cobardía de memoria. Habla equivocado, cambio las palabras o sílabas. - Niños: Líderes, dictatoriales, rudo en casa. Apocados en la escuela, con extraños. Pueden también ser totalmente apocados, miedosos. Interés intelectual. GENERALID ADES: libre < LADO DERECHO. Síntomas van de la derecha para la izquierda. < 16 A LAS 20 H. (Hell), por la tarde. > por la noche. < Caminando por la mañana. > al aire libre. < ayuno. Emaciación de la parte superior del cuerpo. Deseo: DULCES, aceitunas. Aversión: BEBIDAS FRÍAS, ostras. < repollo, fréjol, ostras, cebollas. Cefalea < del lado derecho, de las 16-20h, por el ayuno, > al aire Calvicie o emblanquecimiento prematuro de los cabellos. Arrugas profundas en la testa. Balancea la cabeza sin motivo aparente. Erupciones.

DESEOS ALIMENTAR ES: CABEZA:

17

OJOS:

Orzuelos en los cantos internos. Fisuras en los cantos. OÍDO: Otitis media < lado derecho (Bell). Erupciones sobre y atrás de las orejas Ruidos. Todo ruido le causa eco peculiar. NARIZ: Sinusitis, < lado derecho. Obstrucción < por la noche. Adenoides de niños (Nux-v, Samb). Latidos de las alas de la nariz en enfermedades respiratorias (Ant-t). Las comidas y bebidas entran por la nariz al engulir. CARA: Emaciada. Enrrugada. Cejas fruncidas (Hell). Neuralgia, < lado derecho (Bell, Chel, Puls). Acné. GARGANTA Faringitis. Amigdalites. INTERNA: < o empiezan en el lado derecho, > por bebidas calientes. ESTÓMAGO: - HAMBRIENTO Por la noche (Phos, Psor). - APETITO AUMENTA MIENTRAS COME, O APETITO VORAZ QUE LUEGO CESA DESPUÉS DE COMER UN POCO. - Dolor por bebidas o comidas frías. - Gastritis > con bebidas calientes, fregando la mano sobre el estómago. - Distensión. Eructos ácidos (Rob, Sulph). ABDOMEN: - FLATULENCIA. Distensión. > eructos, flatus. - Afecciones del HÍGADO. Litiase biliar con cólicas (Card-m, Chel, Chin, Nat-s). - Dolor en el hipocôndrio derecho, ext. a la espalda (Chel), < comiendo hasta saciarse. - Sensible a la presión de las ropas (Lach). - Hernia inguinal, < a la derecha. - Manchas amarronzadas en el abdomen RECTO: - Estreñimiento cuando viajando, fuera de casa. - Diarrea por bebidas frías, miedo, excitación, anticipación. FECES: - Primera parte dura, final blandas y finas. VEJIGA: - Micción retardada. Dolorida. - Micción frecuente por la noche. Enuresis. RIÑONES: - Cálculos renales, cólicas, < lado derecho. PRÓSTATA: - Hipertrofia. ORINA: - Poso como arena roja, polvo de ladrillo. GENITALES - PROMISCUIDAD. MASCULINO: - IMPOTENCIA con su esposa. EYACULACIÓN PRECOZ O PÉRDIDA DE LA ERECCIÓN DURANTE El COITO (Graph, Sulph). - Herpes. GENITALES - PROMISCUIDAD. FEMENINO: - Frigidez con su esposo. - Trastornos ovarianos, cistos, < lado derecho (APIs, Pall, Podo).

-

18

RESPIRACIÓ N: TOS: TÓRAX:

- Flatus por la vagina (Lac-c). - Herpes. Disnea. Asma. - Crónica, tos seca com comezón. Con emaciación. - Bronquitis. Neumonía. < lado derecho. Tisis. - Trastornos torácicos crónicos en niños. - Manchas castañas (Sep). - Palpitación < mala digestión, por la noche en la cama. - Dolor > con micción. - Quemazón entre las escápulas (Phos). - Emaciación de la región cervical (Nat-m). - Tortícolises (Lach, Nux-v, Phos). - Dolor lumbar, < lado derecho. - Reumatismo. Gota. Nódulos . Podagra. < lado derecho, al empezar el movimiento. > movimientación continua. - Ciática < lado derecho, acostándose sobre el lado alcanzado, > al caminar. - UN PIE O MANO CALIENTE, El OTRO FRÍO (Chel, Chin, Puls). - Calor ardiente en las suelas de los pies. los descubre por la noche. - Fisuras en los talones, < a la derecha. - Callos dolorosos. - Sudor ofensivo en los pies. - Posicion: DEL LADO DERECHO (Phos). - NO REPARADOR (Lach, Mag-m, Mag-c, Phos). - Acuerda sobresaltado, como de una cacería. - Seca, Enrrugada (Sec). - Varices, nevus. - Manchas marrones. - Psoríasis. Tínea. Calc, Carb-v, Chel, Chin, Coloc, Dulc, Graph, Hydr, Ign, Iod, Ip, Kali-c, Kali-i, Lach, Nat-m, Phos, Puls, Rhus-t, Sep, Sulph. Arg-n, Ars, Carb-v, Chel, Gamb, Grat, Mag-m, Med, Nit-ac, Nux-v, Sil, Sulph, Thuj.

DORSO:

EXTREMIDA DES:

SUEÑO:

PIEL:

Compl: DD:

Fuente: traducción del Key Notes RADAR 7.3 en portugués

19

TABLA 3
Zonas de actividad farmacológica de las drogas (Adaptación de clase de Helena MININ)

1 - LETAL

Solo existe la fase P R I M Á R I A de las grandes dosis.

-

Depende de la naturaleza de la droga: es irreversible.

2 - TÓXICA o de VENENO

Fase PRIMÁRIA dá grandes dosis.

Puede sobrevenir fase Las lesiones más graves pueden SECUNDARIA despues persistir. restablecimiento del individuo.

3 - FARMACODINAMICA o EXPERIMENTAL

Es importante la fase PRIMARIA.

Também importante la fase SECUNDÁRIA.

Perturbaciones transìtórias. Afinidades electivas. Zona de base para la experimentación en el hombre saludable.

4 - MACROTERÁPICA, MACRODINÃMICA o ALOPATICA

Útil a fase PRIMÁRIA dá grandes dosis.

La fase SECUNDARÍA puede Masas considerables. Principio de ser acentuada y anular el los "contrarios". efecto primario deseado.

5 - NEUTRA

Sin acción primaria.

Sin acción secundaria.

Mantimentos. Agentes plásticos e energéticos.

6 - MICROTERÁPICA, MICRODINÃMICA, OLIGODINAMICA u HOMEOPÁTICA

En algunas drogas, a acción primaria de las pequeñas dosis.

Utiliza a acción SECUNDARIA de las pequeñas dosis.

Masas poco considerables. Dosis imponderables.

7 - INATIVA

Ausencia de acción.

Ausencia de acción.

-

Traducción de (Kosak-Romanach, Ana)

20

LISTA DE ABREVIATURAS DE REMEDIOS
LISTA DE ABREVIATURAS DE MEDICAMENTOS MENCIONADOS EN EL TEXTO
abel. abies -c. abies -n. abr. abrot. absin. acal. acet-ac. acetan. achy. acon. acon-a. acon-c. acon-f. acon-1. acon-s. adonin. act-sp. adel. adeps -s. adlu. adon. adonin. adox. adren. aesc. aesc-g. aeth. aether aethi-a. aethi-m. aethyi-n. agar. agar-cit. agar-cpn. agar-cps. agar-em. agar-pa. agar-ph. agar-pr. agar-se. agar-st. agar-v. agarin. agav-a. agav-t. agn. agra. agre. agri. agro. ail. alco. ald. alet. alf. all-c. abelmoschus abies (pinus) canadensis abies nigra abrus precatorius abrotanum absinthium acalypha indica aceticum acidum acetanilidum achyranthes calea aconitum napellus aconitum anthora aconitum cammarum aconitum ferox aconitum lycoctonum aconitum septentrionale aconitinum actaea spicata Adelheid aqua adeps suis adlumia fungosa adonis vernalis adonidinum adoxa moschatellina adrenalinum aesculus hippocastanum aesculus glabra aethusa cynapium aether aethiops antimonialis aethiops mineralis aethylium nitricum agaricus muscarius agaricus citrinus agaricus campanulatus agaricus campestris agaricus emeticus agaricus pantherinus agaricus phalloides agaricus procerus agaricus semiglobatus agaricus stercorarius agaricus vernus agaricinum agave americana agave tequilana agnus castus agraphis nutans agremone ochroleuca agrimonia eupatoria agrostema githago ailanthus glandulosa alcoholus aldehydum aletris farinosa alfalfa allium cepa all-s. allox. aln. aloe alst. alst-s. alth. alum. alum -p. alum -sil. alumin. alumin-a. alumin-m. alumn. am -a . a m -b e . am -br. am -c. am -caust. am -m . am -t. am -val. am -van. ambr. ambro. a m g d -p . amyg. amylam. anac. a n a c -oc. anag. anagy. anan. andr. a n e -n . a n e -r. anemps. ang. ange. anil. a n i l -s . anis. a n t-c. a n t-i . a n t-o . a n t-s -aur. a n t-t. anth. antho. anthraci. anthraco. antip. a p -g . a p -v aphis apiol. apis allium sativum alloxanum alnus rubra aloe socotrina alstonia constricta alstonia scholaris althaea officinalis alumina alumina phosphorica alumina silicata aluminium metallicum aluminium aceticum aluminium muriaticum alumen ammonium aceticum ammonium benzoicum ammonium bromatum ammonium carbonicum ammonium causticum ammonium muriaticum ammonium tartaricum ammonium valerianicum ammonium vanadinicum ambra grisea a m b r o sia artemisiaefolia amygdalus persica amygdalae amarae aqua amylaminum Anacardium orientale anacardium occidentale anagallis arvensis anagyris foetida anantherum muricatum androsacelactea anemone nemorosa anemone ranunculoides Anemopsis californica angustura vera Angelica atropurpurea anilinum anilinum sulphuracum anisum stellatum Antimonium crudum a n t i m o n i u m i o datum antimonium oxydatum antimonium sulphuratum antimonium tartaricum anthemis nobilis ant lloxanthum odoratum anthracinum anthracokali antipyrinum apium graveolens a p i u m virus aphis chenopodii glauci apiolum apis mellifica

21

apisin. apoc. a p o c -a . apom. a q -calc. a q -c h l . a q -m a r . a q -pet. a q -s i l . aqui. arag. aral. a r a l -h . aran. a r a n -ix. a r a n -s c . Arg. arn ars ars -i . arum -d . arum -d r u . arum -i . arum -m . arum -t. arund. a r u n d .d . asaf. asar. a s a r -c. a s c-c. a s c-i . a s c-t. aster. a s t e a -e . a s t r a -m . acha. atra-r. atei. atro. aur. a u r -ar. a u r -br. a u r -f u . a u r -i . a u r -m . a u r -s . auran. aven. aza. b a c -t. bad. baj. b a l s -p . b a l s -t. bapt. b a p t-c. b a r -a . b a r -c.

apisinum apocynum cannabinum apocynum apomorphinum aqua calcarea aqua chlorata aqua marina aqua petra a q u a silicata aquilegia vulgaris aragallus lamberti aralia racemosa aralia hispida aranea diadema araneaixobola aranea scinencia argentum cyanatuin arnica montana arsenicum album arsenicum iodatum arum dracontium arum dracunculus arum italicum arum maculatum arum triphyllum arundo mauritanica arundo donax a s a foetida asarum europaeum asarum canadense asclepias cornuti asclepiasincarnata asclepias tuberosa asterias rubens astragalus excapus astragalus menziesii athamanta oreoselinum atrax robustus atriplex hortensis atropinum aurum foliatum aurum arsenicicum aurum bromatum aurum fulminans aurum iodatum aurum muriaticum aurum sulphuratum a u r a n t i i cortex avena sativa azadirachta indica baccillinum testium badiaga baja balsamum peruvianum balsamum tolutanum baptisia tinctoria baptisia confusa baryta acetica baryta carbonica

b a r -i . b a r -m . b a r -p . b a r -s . barb. baros. bell. bell-p. ben. ben-d. ben-n. benz-ac. benzo. benzol. berb. berb-a. berbin. beryl. beta betin. beto. betu. bism. bism-met. bism-o. bism-val. bix. blatta blatta-a. bol-la. Bol-lu. Bol-s. bold. bomb-chr. bomb-pr. bond. bor. bor-ac. both. botul. bov. brach. bran. brass. brom, brut. brucel. brvcin. bry. bufo bufo-s. bung. buni-o. but-ac. both-a. both-af. both-oc. box. cadm-br.

baryta iodata baryta muriatica baryta phosphorica baryta sulphurica barbae cyprini ova barosma crenulatum belladonna bellis perennis benzinum benzinum dinitricum benzinum nitricum benzoinum acidum benzoinum oderiferum benzolum berberis vulgaris berberis aquifolium berberinum beryllium metallicum beta vulgaris betainum muriaticum betonica aquatica betula alba bismuthum subnitricum bismuthum metallicum bismuthum oxydatum bismuthum valerianicum bixa orellana blatta orientalis blatta americana boletus laricis boletus luridus boletus satanas boldo bombyx chrysorrhea bombyx processionea Bondonneau aqua borax veneta boricum acidum bothropslanceolatus botulinum bovista lycoperdon brachyglottis repens branca ursina brassica napus bromium brucea antidysenterica brucella melitensis brucinum bryonia alba aut dioica bufo rana bufo sahytiensis bungurus fasciatus bunias orientalis butyricum acidum buthus australis buthus afer buthus occitanus buxus sempervirens cadmium bromatum

22

cadm-i. cadm-m. cadm-met. cadm-o. cadm. s. cael. caes. Cain. caj. cal-ren. calad. calag. calam. talc. cale-a. cale-ar. cale-br. cale-casst. cale-chln. cale-f. cale-hp. cale-i. cale-lac. cale-m. cale-o-t. cale-ox. cale-p. cale-pie. calc-sil . calen calli. calo. calth, camph. camph-br. canch. cann-i. cann-s. canna canth. canthin. capp. caps. car. carb-ac. carb-an. carb-v. carbn. carbn-chl. carbn-o. carbn-s. care. card-b. card-m. cardam. Carl. Gary. tas-s. case.

cadmium iodatum cadmium muriaticum cadmium metallicum cadmium oxydatum cadmium sulphuratum cael zacatechichi caesium metallicum cainca cajuputum calculus (lapis) renalis caladium seguinum calaguala calamos aromaticus calcarea carbonica calcarea acetica calcarea arsenicosa calcarea bromata calcarea caustica calcarea chlorinata calcarea fluorica naturalis calcarea hypophosphorosa calcarea iodata calcarea lactica calcarea muriatica calcarea ovitestae calcarea oxalica calcarea phosphorica calcarea picrica calcarea silicata calendula officinalis calliandra houstoni calotropis gigantea caltha palustris camphora camphora bromata canchalagua cannabis indica cannabis sativa canna angustifolia cantharis cantharidinum capparis coriaccea capsicum annuum carissa carbolicurn acidum carbo animalis carbo vegetabilis carboneum carboneum chloratum carboneum oxygenisatum carboneum sulphuratum carcinosinum Burnett carduus benedictus carduus marianus cardamine pratensis Carlsbad carya alba cascara saqrada cascarilla

cass. cast. cast-eq. cast-v. Caste. catai. catar. caul. caust, cean. cean-tr. cecr. cedr. Celt. tench. cent. cere-b. cere-s. teto. cetr. cham. chamae. chap. chaul. their. chel. chel-g. chelin. cheio. chim. chim-m. chin. chin-ar. chin-b. chin-m. chin-s. chin-val. chinid. chion. chlf. chlol. chlor. chloram. chlorpr. cho. chol. cholin. chr-met. chr-ac. chr-o. chr-s. chrys -ac. chrysar. çic. cic-m. Cich. cimic. cimx. cina

cassada castoreum canadense castor equi castanea vesca castella texana catalpa bignonoides cataria nepeta caulophyllum causticum Hahnemanni ceanothus americanos ceanothus thrysiflorus cecropia mexicana cedron celtis occidentalis cenchris contortrix centaureatagana cereus bonplandii cereusserpentinus cetonia aurata cetraria islandica chamomilla chamaedrys chaparro amargoso chaulmoogra cheiranthus cheiri chelidonium majus chelidonium glaucum chelidoninum chelone glabra chimaphila umbellata chimaphila maculata china officinalis chininum arsenicosum china (cinchona) boliviana chininum muriaticum chininum sulphuricum chininum valerianicum chinidinum chionanthus virginica chloroformium chloralum hydratum chlorum chloramphenicolum chlorpromazinum cholas terrapina cholesterinum cholinum chromium metallicum chromicum acidum chromium oxydatum chromium sulphuricum chrysophanicum acidum chrysarobinum cicuta virosa cicuta maculata cichorium intybus cimicifuga racemosa cimex lectularius cina maritima

23

cinch. cine. cinnb. cinnm. Gist. cit-ac. cit-d. cit-1. cit-v. Clem. clem-vir. clem-vit. cloth, cob. cob-n. coca coce. coce-s. coch. coch-o. cod. coff. coff-t. coffin. conch. colchin. coli.
Coll.

coloc. colocin. colos. com. con. conch. conin. conin-br. conv. convo-a. convo-d. convo-s. cop, cor-r. corh. cori-m. cori-r. corn. corn-a. corn-f. corn-s. cortico. cortiso. Cory. cot. Coto cupr cupr-c. cupr-m. cupr-n. cupr-o.

cinchoninum sulphuricum cineria maritima cinnabaris cinnamomum ceylanicum citrus canadensis citricum acidum citrus decumana citrus limonum citrus vulgaris clematis erecta clematis virginiana clematis vitalba Clotho arictans cobaltum metallicum cobaltum nitricum coca cocculusindicus coccinella septempunctata cochlearia armoracia cochlearia officinalis codeinum purum aut coffea Gruda coffea tosta coffeinum colchicum autumnale colchicinum colibacillinum collinsonia canadensis colocynthis colocynthinum colostrum comocladia dentata conium maculatum conchiolinum coniinum coniinum bromatum convallaria majalis convolvulus arvensis convolvulus duartinus convolvulus stans copaiva corallium rubrum corallorhiza odontorhiza coriaria myrtifolia coriaria ruscifolia cornus circinata cornus alternifolia cornus florida cornus sericea corticotropinum cortisonum corydalis formosa cotyledon umbilicus coto cuprum metallicum cuprum carbonicum cuprum muriaticum cuprum nitricum cuprum oxydatum nigrum

cupr-s. cupre-au. cur curc. cycl. cyd. cymin. cyn-d. Cena. cyno. cypr. dam. Daph. dat-a. del. delphin. dema. der. dicha. diet. dig. digin. digox. dios. diosm. dip. diph. diphtox. dire. ditin d ol. dor. dros. dub. dubo-h. dubo-ur. dulc. dys. eaux eberth. echi. echi-p. echit. elae. elaps elat. elem. emetin. enteroc. eos. ephe. epig. epih. epiph. equis. equis -a. eran. erech. ergot.

cuprum sulphuricum cupressus australis curare curcuma javanensis cyclamen europaeum cydonia vulgaris cymarinum cynodon dactyron cynara scolymos cynoglossum officinale cypripedium pubescens damiana daphne indica datura arborea delphinus amazonicus delphininum dematium petraeum derris pinnata dichapetalum dictamnus albus digitalis purpurea digitalinum digitoxinum dioscorea villosa diosma lincaris dipodium punctatum diphtherinum diphtherotoxinum dirca palustris ditainum dolichos (mucuna) doryphora decemlineata drosera rotundifolia duboisinum duboisia hopwoodi duboisia myoporoides dulcamara, bacillus dysenteriae Eaux bonnesaqua eberthinum echinacea echinacea purpurea echites sunerecta elaeis guineensis elaps corallinus elaterium officinarum elemuy gauteria emetinum enterococcinum eosinum ephedra vulgaris epigaearepens epihysterinum epiphegus virginiana equisetum hyemale equisetum arvense eranthis hymnalis erechthites hieracifolia ergotinum

24

erig. erio. erod. ery-a. ery-m. eryt-j. eryth. esch. esin. esp-g. eucol. eucol-r. eucol-t. eucol. eug. euon. euon-a. euonin. eup-a. eup-per. eup-pur. euph. euph-a. euph-c. euph-cy. euph-he. euph-hy. euph-ip. euph-1. euph-m. euph-pe. euph-pi. euph-po. euph-pr. euph-re. eupi. eys. fab. faec. fago. fagu. fel ferr. ferr-a. ferr-ar. ferr-br. ferr-c. ferr-cit. ferr-cy. ferr-i. ferr-lac. ferr-m. ferr-ma. ferr-o-r. ferr-p. fen-pern. ferr-pic. ferr-prox. ferr-py.

erigeron canadensis eriodyction californicum erodium cicutarium eryngium aquaticum eryngium maritinum erythrophlaeum judiciale erythrinus eschscholtzia californica eserinum espeletia grandiflora eucalyptus globulus eucalyptus rostrata eucalyptus tereticortis eucalyptolum eugenia jambosa euonymus europaea euonymus atropurpurea euonyminum eupatorium aromaticum eupatorium perfoliatum eupatorium purpureum euphorbium officinarum euphorbia amygdaloides euphorbia corrolata euphorbia cyparissias euphorbia heterodoxa euphorbia hypericifoha euphorbiaipecacuanhae euphorbia lathyris euphorbia marginata euphorbia peplus euphorbia pilulifera euphorbia polycarpa euphorbia prostata euphorbia resinifera eupionum eysenhardtia polystachia fabiana imbricata bacillus faecalis fagoyrum esculentum fagus"silvatica fel tauri ferrum metallicum ferrum aceticum ferrum arsenicosum ferrum bromatum ferrum carbonicum ferrum citricum ferrum cyanatum ferrum iodatum ferrum lacticum ferrum muriaticum ferrum magneticum ferrum oxydatum rubrum ferrum phosphoricum. ferrum pernitricum ferrum picricum ferrum protoxalatum ferrum pyrophosphoricum,

ferr-r. ferr-s. ferr-t. ferul. fic. fic-v. fil. fl-ac. flav. foll. flor-p. foen. form. form-ac. formal. f rag. fram. franc. frax. fuc. fuch. fuli. gad. gaert. gal-ac. gala. galeg. galeo. gall. galin. galph. gamb. gast. gaul. gels. genist. gent-c. gent-1. gent-q. geo. ger. gerin. get. geum gink-b. gins. glech. glon. glyc. gnaph. gonotox. goss. gran. graph. grat. grin. gua. guaj. guajol.

ferrum reductum ferrum sulphuricum ferrum tartaricum ferula glauca ficus religiosa ficus venosa filix-mas fluoricum acidum flavus folliculinum flor de pledra foeniculum sativum formica rufa formicicum acidum formalinum fragaria vesca framboesinum franciscaea uniflora fraxinus americana fucus -resiculosus fuchsinum fuligo ligni gadus morrhua bacillus Gaertner gallicum acidum galanthus nivalis galega officinalis galeopsis ochroleuca galium aparine galinsoga parviflora galphimia glauca gambogia Gastein aqua gaultheria procumbens gelsemium sempervirens genista tinctoria gentiana cruciata gentiana lutea gentiana quinquefolia geoffrova vermifuga geranium maculatum geraninum Gettysburg aqua geum rivale ginkgo biloba ginseng glechoma hederacea glonoinum glycerinum gnaphalium polycephalum gonotoxinum gossypium herbaceum granatum graphites naturalis gratiola officinalis grindelia robusta guaco guajacum officinale guajacolum

25

guan. guar. guare. guat. gunp. gymne. gymno haem. hall halo. ham. harp. hecla hed. hedeo. hedy. helia. helin. helio. hell. hell-f. hell-o. hell-v. helm. helo. helon. helx. hep. hepat. hera. heuch. hip-ac. hipp. hippoz. hir. hist. hoit. hom. home. hume. hura hvdr-ac. hydrang. hvdrc. hvdrin-m, hvdrin-s. hydro-v. hydrobr-ac. hydroph. h vos. hyosin. hyper. hypo hypoth. fiber. içhth. ictod.

guano australis guarana guarea trichiloides guatteria gaumeri gunpowder gymnema silvestre gymnocladus canadensis Haematoxylum campechianum Hall aqua haloperidolum hamamelis virginiana harpagophytum procumbens Hecla (Hecla) lava hedera helix hedeoma pulegioides hedysarum ildefonsianum helianthus annuus heloninum heliotropinum peruvianum helleborus niger helleborus foetidus helleborus orientalis helleborus viridis helminthochortos heloderma suspectum helonias dioica helix tosta hepar sulphuris calcareum hepatica triloba heracleum sphondylium heuchera americana hippuricum acidum hippomanes hippozaeninum hirudo medicinalis histaminum muriaticum hoitzia coccinea homarus homeria collina humea elegans hura brasiliensis lwdrocyanicum acidum hydrangea arborescens hydrocotyle asidtica hydrastinum muriaticum hydrastinum sulphuricum hydrophyllum virginicum hydrohromicum acidum hydrophis cyanocinctus hvoscyamus niger hvoscvaminum bromatum hypericum perforatum hy•pophvlluni sanguineurn hypothalamus iberis amara ichthyolum ictodes foetida

ign. ille. imp. find. indg. indol. influ. ins inul. iod. iodof. ip. ipom. irid. irid-m. iris iris-fa. iris-fl. iris-foe. iris-g, i ris-ps. iris-t. jac. jac-c. jal. jasm. jatr. idtr-u. joan. jug-c. jug-r. junc-e. junc-p. juni. juni-c. just. kali-a. kali-ar. kali-bi. kali-biox. kali-bit. kali-br. kali-c. kali-caust. kali-chl. kali-chls. kali-chr. kali-cit. kali-cy. kali-f. kali-fcy. kali-hp. kali-i. kali-m. kali-n. kali-ox. kali-p. kali-perm. kali-pic.

ignatia amara illecebrum verticillatum imperatoria ostruthium indium metallicum indigo tinctoria indolum influenzinum insulinum inula helenium iodium purum iodoformium ipecacuanha ipomoea purpurea iridium metallicum iridium muriaticum iris versicolor iris factissima iris florentina iris foetidissima iris germanica I iris pseudacorus ills tenax jacaranda gudlandai jacaranda caroba jalapa iasminum officinale jatropha curcas jatropha urens joanesia asoca juglans cinerea juglans regia juncus effusus juncus pilosus juniperus virginiana juniperus communis justicia adhatoda kali aceticum kali arsenicosum kali bichromicum kali bioxalicum kali bitartaricum kali bromatum kali carbonicum kali causticum kali chloricum kali chlorosum kali chromicum kali citricum kali cyanatum kali fluoratum kali ferrocyanatum kali hypophosph ,r!,um kali iodatuni kali muriaticum kali nitricun kali oxalicum kali phosphoricum kali permanganicum kali picricunr

26

kali-s. kali-s-chr. kali-sal. kali-sil. kall-sola kali-sulo . kali-t. kali-tel. kali-x. kalm. kam. kara karw-h kerose. keroso. kino kiss. kola kou. kreos. kres. kurch, lac-ac. lac-c. lac-d. lac-f. lac-v. lac-v-c. lac-v-f. lacer. lach, lachn. Tact. lact-s. lactrm. lam. lap-a. lapa. lappa laps. l at-h. l at-k. lat-m. lath. laur. lec. led. lem -m. leon. lepi, lept. lesp-c. lesp-s. lev. levist. levo. liat. lil-a.

kali sulphuricum kali sulphuricum chromicum kali salicvlicum kali silicicum -ali sulphuratum kali sulphurosum kali tartaricum kali •elluricum kali xanthogenicum kalmia latifolia kamala karaka karwinskia humboldtiana kerosenum kerosolenum kino australiensis Kissingen aqua kola kousso (= brayera anthelmintica) kreosotum kresolum kurchi lactis acidum lac caninum lac vaccinum defloratum lac felinum lac vaccinum lac vaccinum coagulatum lactis vaccini flos Iacerta agilis lachesis muta lachnanthes tinctoria lactuca.virosa lactuca sativa lactucarium thridace lamium album lapis albus lapathum acutum lappa arctium lapsena communis latrodectus hasselti latrodectus katipo latrodectus mactans lathyrus sativus aut laurocerasus lecithinum ledum palustre lemna minor leonurus cardiaca lepidium bonariense leptandra virginica lespedeza capitata lespedeza sieboldii Levico aqua levisticum officinale levomepromazinum liatris spicata lilium album

lil-s. lil-t. lim. limx. lina. linu-c. linu-u. lip. lipp. lith-be. lith-br. lith-c. lith-lac. lith-m. lith-sal. loa. lob. lob-a. lob-c. lob-d. lob-e. lob-p. lob-s. lobin. lol. Ion-c. Ion-p. Ion-x. luf-act. luf-op. lup. lupin. lye. lycpr. lycps. lyss. m-arct. m-aust. macro. macroz. mag-c. mag-bcit. mag-f. mag-i. mag-m. mag-p. mag-s. mag-u. magn-gl. magn-gr. maland. malar. malatox. mane. mand. mang. mang-coll. mar-g-m. mang-o.

lilium superbum lilium tigrinum limulus Cyclops limex ater linaria vulgaris linum catharticum linum usitatissimum lippia mexicana Lippspringe aqua lithium benzoicum lithium bromatum lithium carbonicum lithium lacticum lithium muriaticum lithium salicylicum loasa tricolor lobelia inflata lobelia acetum lobelia cardinalis lobelia dortmanna lobelia erinus lobelia purpurascens lobelia syphilitica lobelinum loleum temulentum lonicera caprifolium lonicera pericylmenum lonicera xylosteum luffa actangula luffa operculata lupulus humulus lupulinum lycopodium clavatum lycopersicum esculentum lycopus virginicus lyssinum magnetis polus arcticus magnetis polus australis macrotinunm macrozamia spiralis magnesia carbonica magnesia borocitrica magnesia fluorata magnesia iodata magnesia muriatica magnesia phosphorica magnesia sulphurica magnesia usta magnolia glauca magnolia grandiflora malandrinum malaria officinalis malariatoxinum mancinella mandragora officinarum manganum aceticum aut manganum colloidale manganum muriaticum manganum oxydatum

27

mang-s. mangi. manz. marr. mate mattli. mec. med. medus. mele. melal. meli-a. melis. meningoc. menis. menth. menth-pu. menth-v. mentho. meny. meph. merc. merc-a. merc-aur. merc-br. merc-c. merc-cy. merc-d. merc-i-f. merc-i-r. merc-meth. merc-ns. merc-p. merc-tn. meth-sal. methyl. methys. mez. micr. mill. mim -h. mim -p, mit. mom -b. mom -ch. monar. moni. mono. mons. morb. morg. morph. mosch. muc-u. mucor mucot. mur-ac. muru. murx.

manganumn sulphuricum mangifera indica manzanita marrubium album maté matthiola graeca meconium medorrhinum medusa melasta ma ackermanni melaleuca hypericifolia melilotus alba melissa officinalis meningococcinum menispermum canadense mentha piperita mentha pulegium mentha viridis mentholum menyanthes trifoliata mephitis putorius mercurius solubilis mercurius aceticus mercurius auratus mercurius bromatus mercurius corrosivus mercurius cyanatus mercurius dulcis mercurius iodatus flavus mercurius iodatus ruber mercurius methylenus mercurius nitrosus mercurius phosphoricus mercurius tannicus methylium salicylicum methylenum coeruleum methysergidum mezereum micromeria douglasii millefolium mimosa humilis mimosa pudica mitchella repens momordica balsamica momordica charantia monarda didyma monilia albicans monotropa uniflora monsonia ovata morbillinum bacillus Morgan morphinum aceticum moschus mucuna Urens mucor mucedo mucotoxinum muriaticum acidum murure leite murex purpureus

musa mygal. myos-a. myos-s. myric. myris. myrrha myrt-c. myrt-ch. myrt-p, nabal. naja napht. nap: tin. narc-po. narc-ps. narcin. narcot. narz. nast. nat-a. nat-ar. nat-be. nat-br. nat-bic. nat-c. nat-ch. nat-f. nat-i. nat-lac. nat-m. nat-n. nat-ns. nat-p. nat-s. nat-s-c. nat-sal. nat-sel. nat-sil. nat-sil-f. nat-suc. nat-sula. nat-sulo. nat-taur. nat-tel. nectrin neg. nep. nepet. neur. nid. pig-d. pig-s. nit-ac. nit-m-ac. nit-s-d. nitro-o. nuph. nux-a.

musa sapientum mygale lasiodora myosotis arvensis myosotis symphytifolia myrica cerifera myristica sebifera myrrha myrtus communis myrtus cheken myrtus pimenta nabalus serpentaria naja tripudians naphta naphtalinum narcissus poeticus narcissus pseudonarcissus narceinum narcotinum Narzan aqua nasturtium aquaticum natrum aceticum natrum arsenicosum natrum benzoicum natrum bromatum natrum bicarbonicum natrum carbonicum natrum choleinicum natrum fluoratum natrum iodatum natrum lacticum natrum muriaticum natrum nitricum natrum nitrosum natrum phosphoricurn natrum sulphuricum natrum sulphocarbolicum natrum salicylicum natrum selenicum natrum silicicum natrum silicofluoricum natrum succinicum natrum sulphuratum natrum sulphurosum natrum taurocholicum natrum telluricum nectrianinum negundium americanum nepenthes distillatoria nepeta cataria neurinum nidus edulis nigella damascena nigella sativa nitri acidum nitromuriaticum acidum nitri spiritus dulcis nitrogenium oxygenatum nuphar luteum nux absurda

28

nux-m. nux-v. nyct. nymph. oci. oci-s. oena. oeno. oest. okou. ol-car. ol-j. ol-myr. ol-sant. ol-suc. olnd. unis onos. op. oper. opl. opop. opun-f. opun-v. orch. oreo. orig. orig-cr. orig-v. orni. oscilloc. osm. ost. ouabin. ov. ovi-p. ox-ac. oxal. oxyd. oxyg. oxyt. paeon. pall. Palo. pana. pann. papin. par. paraf. paraph. parat. parathyr. pareir. pariet. paro-i. parat. parth. passi. ped.

nox moschata nox vomica nyctanthes arbor-tristis nymphaea odorata ocimum canum ocimum sanctum oenanthe crocata oenothera biennis oestrus cameli okoubaka aubrevillei oleum caryophyllatum oleum jecoris aselli oleum myristicae oleum santali oleurn succinum oleander oniscus asellus onosmodium virginianurn opium operculina turpenthum oplia farinosa opoparrax chironium opuntia ficus opuntia vulgaris orchitinum oreodaphne californica origanum majorana origanum creticum origanum vulgare ornithogalum umbellatum oscillococcinum osmium metallicum ostrya virginica ouabainum ovininum (= oophorinum) ovi gallinae pellicula oxalicum acidum oxalis acetosella oxydendron arboreum oxygenium oxytropis lamberti paeonia officinalis palladium metallicum paloondo panacea arvensis panna (= aspidium panna) papaverinum paris quacirifolia paraf finum paraphenylendiaminum paratyphoidinum parathyreoidinum pareira brava parietaria officinalis paronychia illecebrum parotidinum parthenium hysterophorus passiflora incarnate pediculus capitís

pest peti petr ph-ac phal. phase phel. phila. phle. phlor. Phos. phos -pchl. phys. phys al. physala-p. phyt. phyt-b. pic-ac. Picro. Pilo. pap-n. pipe. pise pitu. plb. Plb-a Plb-c. plb-chr. Plb-i. p!b-n. plb-P. plect. plumbg. plurne. pneu. pole. poll. polyrn. polyp-p. polytr. pot-au. put -e pot-r pota. prim-f. prim-o. prop. prot. prun. prun-d. prune. psor. psoral. ptel. pulm -a. pulm -v. pulmon, puls.

pestinum petiveria tetrandra petroleum phosphoricum acidum phallus impudicos phaseolus nanus phellandrium aquatìcum philadelphus coronarius phleum pretense phlorizinurn phosphorus phosphorus pentachlora.lus physostignla venenosum physalís alkekengi Physalia Pelagica phytolacca decandra phytolacca berry picricum (picronitricum) acidum picrotoxinum pilocarpinum piper nigrum piperazinu m Plscidia erythrina pituitanum postermln plumbum metallicum plurnhunt aceticum plumbum carbonicum plumbum chromicunt plumbum iodatum plumbum nitriculn plumbum phosphoricum plectranthus fruticosus plumbago litteralis plumeria celinus pneumococcinum polemonium coeruleum pollen polymnia uvedalia polyporus pinicola polytrichum juniperinum potenttlia a;:rt i potentiiia c recta potentilla tornient:ha potamogwon natdns primula farinosa primula obconica propylaminum bacillus pcoteus prunusspinosa prunus domestica prunella vulgaris psorinum psoralea bituminosa ptelea trifoliata pulmo anaphylacticus pulmo vulpis pulmonaria vulgaris pulsatilla pratensis

29

puis -n. pulx. pyrar. pyre-o. pyre-p. pyrog. pyrol, pyrus quas. queb. querc. quill. rad. rad-br raja-s. ran-a. ran-s. raph. raphani. rat. rauw. rein. res. reser. rham-cal. rham -cath, rham-f. rheum rhod. rhodi. i hodi-o-n. rhus-a. rhus-c. rhus-d. rhus-g. rhus-l. rhus-r. rhus-t. rhus-v. rhus-ver. rib-ac. ric. rob. ros-ca. ros-ce. ros-d. rosm. rub-t. rubu. rudb-h. rumx, rumx-a. cuss. ruta sabad. sabat sabin. sacch.

pulsatilla nuttalliana pulex irritans pyrarara pyrethrum officinarum pyrethrum parthenium pyrogenium pyrola rotundifolia pyrus americanus quassia amara quebracho quercus e gtandibus quillaya saponaria radium metall'icum radium bromatum rajania subsamarata ranunculus acris ranunculus sceleratus raphanus sativus raphanistrum arvense ratanhia peruviana rauwolfia serpentina Reinerz aqua reserpinum reserpinum rhamnus californica rhamnus cathartica rhamnus frangula rheum palmatum rhododendron chrysanthum rhodium metallicum rhodium oxydatum nitricum rhus aromatics rhus cotinus rhus diversiloba rhus glabra rhus laurina rhusradicans rhustoxicodendron rhus venenata rhus vernix ribonucleinicum acidum ricinus communis robinia pseudacacia rosa canina rosa centifolia rosa damascena rosmarinus officinalis rubia tinctorum rubus villosus rudbeckia hirta rumex crispus rumex acetosa russulafcetens ruta graveolens sabadilla sabal serrulatum sabina saccharum officinale(album)

sal-ac. sal-am. sal-n sal-p. salam. salin. salol. salv. samb. samb-c. samb-e. sang. sang-n. sang-t. sanguiso. sanic. sanic-eu. santa. santin. sapin. sapo sarcol-ac. saroth. sarr. sars. sass. saur. saxi. scam. scarl. schin. scol. scolo-v. stop. scopin. bcor. scroph-m. scroph-n. scut. sec. sed-ac. sed-t. sedi. sel. seli. sem -t. semp. senec. senec-j. senecin. seneg. senn. sep. septi. ser-ang. serp. sieg. sil.

salicylicum acidum salix americana salix nigra salix purpurea salamandra maculata salicinum salolum salvia. officinalis sambucus nigra sambucus canadensis sambucus ebulus sanguinaria canadensis sanguinarinum nitricum sanguinarinum tartaricum sanguisorba officinalis Sanicula aqua sanicula europaea santalum album santoninum saponinum saponaria officinalis sarcolacticum acidum sarothamnus scoparius sarracenia purpurea sarsaparilla sassafras officinalis saururus cernuus saxifraga granulata scammonium scarlatinum schinus molle scolopendra morsitans scolopendrium vulgare scopolia carniolica scopolaminum bromatum scorpio europaeus scrophularia marylandica scrophularia nodosa scutellaria laterifolia secale cornutum sedum acre sedum telepaium sedinha selenium seliuum carvifolium semen tiglii sempervivum tectorum senecio aureus seneciojacobaea senecinum senega senna sepia succus septicaeminum serum anguillae serpentaria aristolochia siegesbeckia orientalis silicea terra (= silica)

30

sil-mar. silpho. silphu. sima. sin-a. sin-n. sisy. sium Sol-m. sol-n.
S o l - 0.

Sol-ps. Sol-t. sol-t-ae. solid. solin. soph. sphing. spig. spig-m. spil. spir-sula. spira. spirae. spong. squil. staph. stann. stann-i. stann-m. stann-pchl. staph. staphycoc. staphytox. stel. stict. stigm. still. stram. strept-ent. streptoc. stront. stront-c. stront-i. stront-n. stroph-s. stry. stry-ar. stry-n. stry-p. stry-s. stry-val. stryph-g. stryph. succ. sul-ac sul-h.

silica marina silphion cyrenaicum silphium laciniatum simaruba amara sinapis alba sinapis nigra sisyrinchium galaxoides sium latifolium solanum mammosum solanum nigrum solanum oleraceum solanum pseudocapsicum solanum tuberosum solanum tuberosum aegrotans solidago virgaurea solanium aceticuru sophorajaponica sphingurus (spiggurus) spigelia anthelmia spigelia marylandica spilanthes oleracea spiritus sulphuratus spiranthes autumnalis spiraea ulmaria spongia tosta squilla (scilla) maritima stachys betonica stannum metallicum stannum iodatum stannum muriaticum stannum perchloratum staphysagria staphylococcinum staphylotoxinum stellaria media sticta pulmonaria stigmata maydis stillingia silvatica stramonium Bacillus streptoenterococcus streptococcinum strontium metallicum strontium carbonicum strontium iodatum strontium nitricum strophantus sarmentosus strychninum purum strychninum arsenicosum strychninum nitricum strychninum phosphoricum strychninum sulphuricum strychninum valerianicum strychnos gaultheriana stryphnodendron succinum sulphuricum acidum sulphur hydrogenisatum

Sul-i. sul-ter. sulfa. sulfon. sulfonam. sulo-ac. sulph. sumb. syc. sym -r. symph. syph. syr. syzyg. tab. tam. tama. tanac. tang. tann-ac. tarax. tarent. tarent-c. tart-ac. tax. tela tell. tell-ac, tep. ter. tere-ch. terebe. tet. tetox. teucr. teucr-s. thal. thev. thiop. thiosin. thlas. thuj. thymol. thymu. thyr. thyreotr. til. tinas. titan. tola tong. tor. torm. tox-th. toxi. trach. trif-r.

sulphur iodatum sulphur terebinthinalum sulfanilamidum sulfonalum sulfonamidum sulphurosum acidum sulphur sumbulus moscnatus bacillus sycoccus symphoricarpus racemosus symphytum officinale syphilinum syringa vulgaris syzygium jambolanum tabacum tamus communis tamarix germanica tanacetum vulgare tanghinia venenifera tannicum acidum taraxacum officinale tarentula hispanica tarentula (tarantula) cubensis tartaricum acidum taxus oaccata tela araneae (= araneae tela) tellurium metallicum telluricum acidum Teplitz aqua terebinthiniae oleum terebinthina chios terebenum tetradymitum tetanotoxinum teucrium marum verum teucrium scorodonia thallium. metallicum aut thevetia nerifolia thioproperazinum thiosinaminum thlaspi bursa pastoris thuja occidentalis thymolum thymus serpyllum thyreoidinum thyreotropinum tilia europaea Tinaspora cordifolia titanium metallicum toluidinum tongo torula cerevisiae tormentilla erecta toxicophloeathunbergi toxicophis pugnax trachinus draco trifolium pratense

31

tril. tril-c. trop. tub. tub-a. tub-k. tub-m. tub-r. tub-sp. tus-fa. tus-fr, tus-p. typh. ulm. upa. upa-a. ur-ac. uran. uran-n. uranoth. urea urea-n. urt-c. urt-g. urt-u. usn. ust. uva uvar. uza. v-a-b. vac. vacc-m. valer. vanad. vanil. vario. ven-m. verat. verat-n. verat-v. verb. verb-n. verbe-u. verbe-h. verin. vero-b. Vero-o . vesi. vip-r. v i s c, v i s e-q . vit. vitr. Voes. Wye. x-ray xanrhi xanrhoe.

trifolium repens trillium pendulum tropaeolum majus tuberculinum bovinum Kent tuberculinum avis tuberculinum Koch tuberculinum Marmoreck tuberculinum residuum tuberculinum Spengler tussilago farfara tussilago fragans tussilaqo petasites thypha latifolia ulmus campestris upas tieuté upas antiaris uricum acidum uranium metallicum uranium nitricum uranothorium urea pura urea nitrica urtica crenulata urtica gigas urtica urens usnea barbata ustilago maydis uva ursi uvaria triloba uzara vaccin atténué bilié vaccininum vaccinium myrtillus valeriana officinalis vanadium metallicum vanilla aromatica variolinum venus mercenaria veratrum album veratrum nigrum veratrum viride verbascum thapsus cut verbascum nigrum verbena hastata verbena urticaefolia veratrinum veronica beccabunga veronica officinalis vesicaria communis vipera redi viscum album viscum quercinum vitex trifolia vitrum antimonii Voeslau aqua wyethia helenoides x-ray xanthorrhiza apifolia xanthorrhoea arborea

xanth. zero. xiph. yohim. zea-i . zinc. zinc-a . zi n c -ar. zinc-br. zinc-c. zinc-cy. zinc-fey. zinc-i . zinc-m . zinc-o . zinc-p . zinc-p i e . zinc-s . zinc-val. zing.

xanthium spinosum xerophyllum xiphosura americana yohimbinum zea italica zincum metallicum zincum aceticum zincum arsenicosum zincum bromatum zincum carbonicum zincum cyanatum zincum ferrocyanatum zincum iodatum zincum muriaticum zincum oxydatum zincum phosphoricum zin c u m p i c r i c u m zincum sulphuricum zincum valerianicum zingiber officinale

Hay de frisarse que algunos de los medicamentos no fueron mencionados en el texto de la revisión de literatura.

32

GLOSARIO > - Mejoría < - Agravación AGRAVACIÓN - La señal de agravación más usado en Homeopatía es <. ANTI PSÓRICOS, remedios - lista de remedios que para Hahnemann curaba a psora, "causa de todos los males crónicos de origen no venéreo". Eran remedios que tenían entre sus síntomas los de la psora definida por Hahnemann. APSÓRICOS, remedios - remedios que para Hahnemann no curaban las enfermedades crónicas causadas por los miasmas psora, sífilis y sicose. Clase general de remedios homeopáticos para Hahnemann.1 BIOPATOGRÁFICO, diagnóstico ( historia biopatográfica) - las enfermedades del individuo a lo largo de su vida, con repercusiones en su enfermedad crónica. Y también su primero adolecer ( nunca más fue el mismo después de ...) - productos químicamente no definidos (secreciones, excreciones patológicas o no, ciertos productos de origen microbiano y alérgenos) que sirven de materia prima para las preparaciones homeopáticas bioterápicas (Farmacopéia Francesa décima edición, 1985). CURAS - niveles de. a) curas de primer nivel - implica en la cura de los síntomas individualmente y en la cura de la entidad clínica como un todo. Cura clínica. b) curas de según nivel - implica en la cura de la predisposición a adolecer. Cura miasmática. c) curas de tercer nivel - implica en la cura de las personas, promoviendo el pleno desarrollo de sus potencialidades existenciales. Cura personal o existencial. DIÁTESE - manera del organismo contestar a un cambio del medio ambiente. (Dr. Diniz de la Gama). Condición permanente (hereditaria o adquirida) del corpo, que se vuelve quisquilloso a ciertas enfermedades o afecciones en especial. 1 DINAMIZAÇÃO - preparación de una droga por el procedimiento de desleimiento + sucussão (en el caso de substancias solubles) o desleimiento + trituración (en el caso de substancias insolubles). El término viene del griego "dynamis" ( potencia, fuerza) y califican substancias que adquirieron "energía" remediosa. La cantidad de veces que el medicamento fue dinamizado se designa POTENCIA.

33

ENFERMEDAD - Cualquier alteración de la Fuerza Vital (Dr. Diniz de la Gama). Lo que antecedió la molestia, alteración de la fuerza vital - viene en primer lugar (definición según Hahnemann- por el Dr. Galvão) DOSIS - cantidad de medicamento ingerida de cada vez. Puede ser única o repetida. ENERGÍA VITAL - para Hahnemann sería un mejunje de "maestro" y "piloto automático" de nuestro cuerpo. Tanto sería el responsable por el armonioso funcionamiento de todas sus partes, posibilitando él ser considerado un todo, como posibilitaría no tenemos que "pensar" para hacer ocurrir todas funciones, reacciones, etc de nuestro cuerpo para que él pueda funcionar, realizando las funciones "automáticas y vitales" dictadas por las partes del cerebro responsables por eso. Su naturaleza es desconocida ( ya existen diversa hipótesis en discusión) aunque por el tipo de acción del medicamento homeopático sea imposible descartar su existencia. ENFERMEDAD - Alteraciones funcionales del cuerpo. ( Dr. Diniz de la Gama ). Es igual a noxa más susceptibilidad ( Y = N + S ) Ver molestia . ESCALAS - indican la razón de la dilución criada en la preparación de remedios homeopáticos. Las más comunes son las Centesimal (utilizada por Hahnamann), y la decimal (preconizada por Hering). forma de preparación ejemplo de potencias Centesimal Hahnemanniana CH 6 CH Decimal D 8 DH Flujo Continuado FC 1 MFC Cincuenta Milesimal LM 9 LM Korsakov K 200 K fuente : Manual del consumidor de Homeopatía - AFHERJ/ABFH FITOTERAPIA - forma de tratamiento ( terapéutica) que usa remedios de origen vegetal de comprobada actuación remediosa en forma de cápsulas, tinturas, tés, etc. Su técnica de preparación es fundamentalmente extractiva . La grande mayoría de las drogas sintéticas actuales se originaron de plantas medicinales, pero no tiene la misma acción, ya que separan determinados componentes de las plantas y les sintetizan artificialmente o les purifican. Y a acción medicinal de una planta se debe no solo la suma de sus componentes pero también a la interacción entre ellos. IDIOSINCRASIA - [ del griego idios, personal, privado + sunkrasis, temperamento] Casos envolviendo un individuo con peculiaridades fisiológicas o de temperamento; individuos que tiene una reacción mórbida infrecuente a substancias particulares. (§ 117) .1 Un tipo especial de susceptibilidad. ISOPATIA - [del griego isos , igual + pathos , sufrimiento ] - Un método de tratamiento de la enfermedad usando el productor o un producto de la enfermedad.

34

No usa los síntomas de experimentación ( si a substancia sea experimentada) o no usa substancias en las que fue hecha experimentación. Y no lleva en cuenta la individualización del paciente, solo lo que está causando su enfermedad .1 ver medicamento isopático. Tanto la Isopatia en cuanto la Isoterapia no son Homeopatía, por no tienen experimentación y por no usen el principio de la semejanza, y sí de la analogía 2 . ISOTERAPIA O TAUTOTERAPIA - tratamiento por el mismo, independientemente de la naturaleza orgánica o no de la substancia criada, desde que vinculada como causa. Empleo de productos no patológicos de cualquier origen. 2 LYCOPODIUM – También conocido por Lycopodium clavatum, Lycopodium infexum, Muscus squamosus vulgaris, Muscus terrestris repens, Muscus ursinus, y Muscus clavatus, allende licopódio cuerno de venado. MEDICAMENTO DINAMIZADO - aquél que es producido según una farmacotécnica dinamizadora ( centesimal hahnemanniana, decimal, korsacof, flujo continuado, cincuenta milesimal). ( Dr. Alexandre Mazaia) MEDICAMENTO HOMEOPATICO - es aquel medicamento ( dinamizado o no) utilizado según dos principios de la Doctrina Homeopatica: Similitud e Experimentación en el hombre son. Remedios no experimentados, para ser coherente con la definición y con los principios que ella encierra, serían remedios en "stand by", la espera de comprobación. ( Dr. Alexandre Mazaia y Dra. Maria Thereza Amaral) MEDICAMENTO ISOPÁTICO - elaborado con el producto patológico del propio organismo, y su preparación es hecha de acuerdo con la Farmacopéia Homeopática. MEDICAMENTO ISOTERÁPICO - es aquel listo de acuerdo con la Farmacopéia Homeopática pero usado según una similitud etiológica, de lo que está causando a enfermedad. MODALIZAR- Es, en un síntoma, evaluar condiciones de mejoría, empeoramiento, horas en las que ocurren, la influencia de las posiciones del cuerpo, los factores meteriológicos, las modalidades por las comidas, por las menstruaciones, por el sueño, por factores psíquicos y las modalidades por caracteres propios o intrínsecos de los síntomas (dolor- transpiración- secreciones- etc). De que "modos" el síntoma varia. MOLESTIA - Complejo de alteraciones mentales, funcionáis y morfológicas, de carácter evolutivo, que se establece en el organismo sometido a factores frente a los cuales él contesta. Es cuando la fuerza vital alterada causa una reacción en el cuerpo modificándolo (alteración orgánica-funcional). (Definición Hahnemanniana por el Dr. Galvão).

35

MATERIA MÉDICA - Conjunto de síntomas y señales relatadas por los experimentadores durante la experimentación, en su propio lenguaje = materia médica pura: Ej. "Materia Médica Pura" - Samuel Hahanemann Cyclopedia of Drug Pathogenesy – Hughes Hahnemann Provings – Stephenson éstos más síntomas aprehendidos en enfermos, además de los sanos =materia médica semipura: Ex: Enfermedades Crónicas - Samuel Hahnemann Boeninghausen's Charac. and Repertory – Boger Manual de Materia Médica – Jahr The Encyclopedy of Materia Medica - T. F. Allen The Guinding Symptons of our Materia Medica - C. Hering Psichisme et Homeopatie, Pathogenesies des substances remedioses – Gallavardin Homeopathic Drugs Pictures - Margareth Tyler ésta más los síntomas aprehendidos en la práctica clínica del profesional = materias médicas clínicas: Materia Médica Homeopática - C. Dunham Indicaciones Características en Terapéutica Homeopática – Nash Dictionary of Materia Medica – Clarke Lectures on Homeophatic Materia Medica - J. T. Kent Tratado de Materia Médica – Vijinosky Materia Médica Homeopática – Lathoud interpretativas: Lee Typologie - Lees temperaments, prototypes et metatypes- Vannier Psique y Substancia – Whitmont Materia Médica Comparada - E. Candegabe Tesis de estudiosos sobre el asunto y las donde el efecto fisiológico de las substancias es dado, serían más sobre os efectos de intoxicación por las substancias estudiadas = l materias médicas explicativas): Homeopathic Materia Medica - O. Lesser Homeopathie et Phisiologie – Hodiamont Physiological Materia Medica - W. Burt NOSÓDIOS - ver Bioterápicos. NOXA - factor necesario, pero no suficiente, para producir una enfermedad. Sería el factor desencadeante de la enfermedad. Puede ser físico (quemadura, un arrollamiento), emocional (un chasco, una bronca), químico o biológico, externo o interno. POLICRESTOS - remedios en los que la mayoría de sus síntomas corresponden en similitud a los síntomas de las más comunes enfermedades de la humanidad, y por tanto tiene un uso homeopático frecuente y eficaz. Probablemente dependiente. POTENCIA - a) cantidad de veces que el medicamento fue dinamizado, es indicada por un número ( número de veces) y por una letras - o letras ( forma de preparación) 36

- b) capacidad remediosa, curativa, de un determinado medicamento frente a un determinado enfermo, no dependiendo, por tanto, de un n úmero. Por ejemplo, una dosis de Arsenicum album C 1000 puede ser una potencia alta, media o baja, conforme el paciente Arsenicum a que se destina, o mismo nula si el paciente no presenta similitud ninguna con Arsenicum. Una chinelada para un ser humano adulto no es lo mismo que es para una cucaracha. Entonces no habría como decir, de una manera absoluta, si a potencia de la chinelada es alta, media o baja, depende de lo que va a ser alcanzado. Puede incluso ser nula si no alcanza nada. REPERTORIO - mientras en la materia médica se tiene los remedios seguidos por el síntoma, aquí se tiene el síntoma seguido por el(s) medicamento(s). Tiene un lenguaje propio, atemporal, como Hahnemann quería que fuesen a lenguaje de los síntomas en Homeopatía. Requiere el entendimiento de la exacta o bien próxima significancia de lo que aquel síntoma quiere decir. SALUD - La ARMONÍA del hombre con la naturaleza, la ARMONÍA entre los diverso componentes del organismo entre sí y con el medio ambiente . Equilibrio es entropía cero, que es la muerte .( Dr. J. C. F. Diniz de la Gama ). SIMILLIMUM - es el medicamento que cubre la sintomatología de la entidad clínica y de la entidad individual en suyos más amplios y completos aspectos. Sería el medicamento, dentre los remedios, que más similitud tendría con serlo tratado. Es el medicamento ideal, por excelencia, cuando posible de lograrse y que debe ser buscado para conseguirse los mejores beneficios en el tratamiento y consecuentemente, en la vida del ser tratado. SÍNTOMAS PSIQUIÁTRICOS - indican lesión en el cerebro. SUCUSIÓN / AGITACIÓN - acto de agitar violentamente una solución. Está íntimamente ligada al proceso de las diluciones y por la transferencia del poder farmacodinâmico al solvente. TINTURA-MADRE - Son preparaciones básicas, resultantes de extracción, por maceración o percolación (operación de pasar un líquido a través de un medio para filtrarlo o para extraer substancias de ese medio), de drogas animales o vegetales, en diferentes graduaciones alcohólicas. Hahnemann, en su sexta edición del Organon, preconiza que todas las substanciasorigen de los remedios deberían ser trituradas, mismo las solubles. Para él, aumentaría el poder remedioso de los substancias. TRITURACIONES - forma de tornar solubles las substancias insolubles, siendo hecha generalmente hasta a 3CH. En esas substancias, desde 3 CH podría ser después, tabletas o comprimidos; desde 4 CH , en gotas con alcohol de baja graduación; desde 5 CH en cualquier prescripción.

37

VARIANTES REACTIVAS - Según el Dr. Renan Ruiz, médico , son reacciones que pueden incluir síntomas exonerativos ( vómito, diarrea, sudorese ); episodios agudos ( episodios febriles); erupciones de piel; retorno de síntomas antiguos; siempre concomitantes con la "sensación de bien estar general", y siempre centrífugos [ del centro para la periferia] y de acción hiperérgica, que ocurren entre el 8° 14 ° dia; y a eso del 100° día en casos muy crónicos o muy profundos. Informes 1- Organon 2- Apostilla de clase del día 19 de abril de 2000, del Dr. Renan Ruiz, de la Asociación Paulista de Homeopatia, São Paulo, SP. 3- FERRAZ, Márcia H. M. El proceso de transformación de la teoría del flogístico en el séculoXVIII. São Paulo, 1991. ( Disertación (mestrado Historia Social ) departamento de Historia de la Facultad de Filosofía, Letras y Ciencias Humanas de la Universidad de São Paulo. 4- Dra. Maria Thereza Cera Galvão Amaral

38

CURRICULUM VITAE THOMAS EDUARD STOCKMEIER

Fecha de Nacimiento: el 10 de Septiembre de 1960 Formación Universitaria Graduación: Médico por la FCMMG, diplomado en Diciembre de 1987 Posgraduación: Especialista en Homeopatía por el IMH en 1994 Especialista en Medicina del Trabajo por la USF en 1996 Especialista en Salud Ocupacional por la FDC en 1998 Especialista en Higiene Ocupacional por la UFBA en 1999 Especialista en Ergonomía Contemporánea por UFRJ en 2001 Otras Menciones: Capitán Médico de la Reserva del Ejército Brasileño Medalla del Mérito Amazónico por el EB, por misiones en Colombia Medalla de las Naciones Unidas por la UNAVEM III – Angola - África Actividades Principales: Homeopatía Ergonomía Higiene Industrial Medicina del Trabajo

39

EVOLUCIÓN DE LA PATOGENESIA DEL LYCOPODIUM CLAVATUM: UNA COMPARACIÓN DE LA FITOTERAPIA A LA HOMEOPATÍA Autor: THOMAS EDUARD STOCKMEIER Orientadora: Prof.a Mercedes SANCHEZ

RESUMEN

Con el objetivo de comparar in vivo, a través de la patogenesia y estudios de efectos colaterales, de remedios usados tanto en la fitoterapia como en la homeopatía, y, arriba de todo, defender la tesis de que los efectos terapéuticos de un remedio en presentaciones fitoterápicas son profundamente diferentes y aun mismo antagónicos cuando confrontados con los efectos terapéuticos (patogenesia) del mismo remedio en presentaciones homeopáticas, en diversos diluciones; puede entonces este raro hecho venir a aportar para una inicial confusión para un fito-homeópata poco experimentado, pero si oteemos y respetemos estos hechos, podremos verificar que esto se vuelve en verdad más un recurso terapéutico y arriba de todo una explicación para el raro hecho de un mismo remedio, en presentaciones y diluciones diferentes, poder presentar efectos antagónicos del punto de vista terapéutico apenas debido el fenómeno del dilución homeopático, lo que puede ser definido como acción paradójico de los remedios en baja dilución y alto dinamización. En esta tesis fueron pesquisadas 5 zonas de actividad farmacológica de comportamiento esencialmente diferente tanto en cuanto la sintomatología, terapéutica en cuanto la forma de preparación (sumos y después glóbulos), las zonas 1 (letal), 2 (tóxica), 3 (experimental), 4 (alopática), y a 5 (homeopática), conforme cuadro de Helena Minin, en la tabla 3; y los resultados demostraron el fenómeno de surgimiento gradual de síntomas inicialmente gastrointestinales y genitourinários, por efecto tóxico en animales de laboratorio, aun el surgimiento de síntomas de pura patogenesia, muchos mentales, a lo alcancemos diluciones homeopáticos; y fundado en el efecto del principio de los semejantes, toda esta sintomatología patogenética puede ser curada si surge en algún paciente, basándose en el efecto secundario de las pequeñas dosifiques, conforme los diluciones de la zona 6, así como utilizarse de los efectos primarios de las grandes dosifiques principalmente en sintomatología esencialmente orgánica, como pudimos observar en los diluciones de las zonas de 1, 2,3 4.

40

EVOLUTION OF THE PATOGENESY OF LYCOPODIUM CLAVATUM: ONE COMPARE FROM FITOTHERAPY TO HOMEOPATHY

Author: THOMAS EDUARD STOCKMEIER Adviser: Prof. MERCEDES SANCHEZ

SUMMARY With the objective of comparing alive in, through the pathogenesis and studies of side effects, of medicines used in the phytotherapy and in the homeopathy, and, above all, to defend the theory that the therapeutic effects of a medicine in presentations deeply different healthy fitoterápicas and even antagonistic when compared with the therapeutic effects (patogenesia) of the same medicine in homoeopathic presentations, in several dilutions; it can then this find strange fact to come to contribute for an initial confusion for a little experienced aim-homeopath, but if we observe and we respect these facts, we can verify that this becomes actually one more therapeutic resource and above all an explanation for the stranger fact of a same medicine, in presentations and different dilutions, to present antagonistic effects of the therapeutic point of view just due the phenomenon of the homoeopathic dilution, that can be settled as a paradoxal effect of medicines in low dilution and high dinamization. In this thesis were searched 5 zones of pharmacological activity of essentially different behavior as much as for sintomatology, therapeutic regarding form of prepare (first liquid dilutions and after globules), the zones 1 (lethal), 2 (toxic), 3 (experimental), 4 (allopathic), and to 5 (homeopathic), as spreadsheet of Helena Minin, in the table 3; and the results demonstrated the symptoms gradual appearance phenomenon initially gastrintestinal and genitourináry, for toxic effect in laboratory animals, until the symptoms appearance of pure patogenesy, many mental, to the reach homeopathic dilutions; and based on effect of the principle of the fellow creatures, all this pathogenetic sintomatology can be cured if arise in some patient, basing itself on secondary effect of the small doses, as the dilutions of the zone 6, as well as use itself of the primary effects of the great doses mostly in sintomatology essentially organic, as we could observe in the dilutions of the zones of 1, 2,3 and 4.

41

GENERALIDADES Este gran género de musgos consiste de más de 400 especies, perennes que pueden ser de hábito terrestre o epífito; Lycopodium es encontrado en todas zonas sazonadas, y también en las tropicales. Son plantas primitivas, con hojas pequeñas en formato de escamas, reproduciéndose a través de esporas. Esporas de licopódio son usados en experiencias de sonido pues son tan finos que vibran en las calidades de las olas de sonido, y también para efectos en escenas y fuegos artificiales, por ser altamente inflamables. Lycopodium clavatum (Lycopodium infexum, Muscus squamosus vulgaris, Muscus terrestris repens, Muscus ursinus, y Muscus clavatus, allende licopódio cuerno de venado) es una planta zancadilla, perenne con Ramos erectos, bifurcados y para cima, hojas lanceoladas y afiladas. En verano aparecen esporas bifurcadas amarillas de Ramos verticales. Antiguamente todo el planta de licopódio era usada como diurético y digestivo. El uso de las esporas data del siglo XVII. De acuerdo con Mrs Gneve, "Tienen un poder repulsivo tan fuerte que si la mano está pulverizada con ellos, puede ser inmergida en agua sin quedarse mojadura". Esta propiedad es usada para recobrir píldoras para lacrar cualquiera gusto desagradable y precaver la adhesión unas a las otras. Curiosamente, el Lycopodium complanatum tiene propiedades semejantes al Lycopodium clavatum y es frecuentemente acordado con y para problemas del hígado. El Lycopodium cernuum, chino, es decocto en agua o vino dulce para uso interno y triturado para tratamiento tópico de dolores, y espasmos en los brazos o piernas. La exploración y colecta silvestre de la especie Lycopodium está sujeta a medidas administrativas en varios países. Las partes usadas son las esporas y la planta Entera. Una hierba sedativa, anti-bacteriana, diurética que baja fiebre, beneficia la digestión, y estimula el útero. La hierba es usada interiormente para desórdenes urinarios y del riñón, cistitis catarral, gastritis, y en la medicina china para artritis reumatóide y daños traumáticos. Externamente para enfermedades de piel e irritación. Las esporas son la base para una preparación homeopática para toses secas, dolores reumáticas, y reclamaciones que característicamente causan dolor o enojan el lado derecho del cuerpo.

42

1. INTRODUCCIÓN La fitoterapia se trata de una ciencia muy antigua, y, como tal, fue utilizada desde los más remotos tiempos por varios pueblos en la tierra, a través del conocimiento de las llamadas a medicinas populares, practicadas por legos, así como también por los médicos de la antigüedad, a lo observen los efectos terapéuticos de las plantas, y también por los médicos de la actualidad, a través de las pesquisas realizadas por laboratorios diverso en los más varias partes del mundo, con los pueblos más variados y también con los más variados tipos de vegetales. Por tanto a fitoterapia goza hoy de un respeto cada turno mayor en el medio médico tradicional, y no solamente en el campo de las medicinas alternativas, por gozar arriba de todo de comprobada eficacia terapéutica, tener sus efectos terapéuticos reconocidos en literatura vasta, y ser controlada tanto por instituciones de medicinas alternativas, como de la medicina occidental tradicional. Ya la homeopatía es de surgimiento más reciente, de 1799 d. C. para los tiempos de hoy, y enfrentó y aún enfrenta un calvario atrás del reconocimiento de sus efectos terapéuticos, por demás ya comprobados, pero muy cuestionados por los médicos tradicionales, mismo en los países donde es legalizada como práctica acepta o como mismo especialidad médica, como por ejemplo Brasil, Francia, Alemania, Colombia y España, y más aún en los países donde no es reconocida y hasta mismo oficialmente combatida, como por ejemplo Portugal. Cuando nos miramos en un gran cruzamiento de conocimientos, un verdadero “crossover” entre a fitoterapia y la homeopatía, en los miramos en un primer momento sorprendidos por el hecho de que varios vegetales tienen un tipo de acción terapéutica cuando listos como medicamentos fitoterápicos, y otro tipo de acción terapéutica cuando listos como medicamentos homeopáticos. Para complicar más aún este “cross-over”, se alian para aumentar y mucho las diferencias de las acciones terapéuticas los principios básicos, s iendo lo contraria contrariis curentur aplicado en la fitoterapia y el similia similibus curentur aplicado en la homeopatía. Pero todo empieza a se poner muy simple y claro de entenderse si reparemos que los diluciones progresivamente van a alterar los efectos terapéuticos por el efecto combinado de las dinamizaciones con los de las diluciones. Quizá no quepa en esta tesis discutir los principios que intentan justificar estos efectos diferentes que surgen y los originales que desaparecen, además de los que no se inmutan, en esta “evolución” de la prescripción fitoterápica para la prescripción homeopática, sino los resultados concretos que se constatan al concluirse esta comparación evolutiva. El Efecto paradójico de las drogas (Kosak-Romanach, Ana) es probablemente una poderosa explicación para el hecho de una droga prescrita para una enfermedad figurar

43

curiosamente como un de los probables desencadeantes de la misma; En el enfermo con cuadro mórbido causado específicamente por un agente definido, pero cuya interferencia, o identidad, sea desconocida por el terapeuta, la eventual administración de este mismo agente causal como tratamiento, en dosiss ponderables, obviamente, agravará el cuadro; mientras, si es data al organismo la oportunidad de liberarse de la actuación bioquímica de este medicamento y de instalar su efecto secundario, en el mismo sentido de la respuesta o defensa, el enfermo readquirirá el equilibrio de la salud. No debemos olvidarnos del concepto de patogenesia: Es cualquier manifestación observada por el experimento en seres humanos sanos. Fue escogido para éste trabajo un importante vegetéis, usados tanto en la fitoterapia como en la homeopatía, que es el Lycopodium clavatum. Este vegetal posee como importante característica ser el mayor de todo el policrestos, esto es, capaz de generar múltiples síntomas mentales y físicos; poseen también un importante grado de toxicidade. Conforme Farrington describió, el reino vegetal nos ofrece muchas variedades de substancias medicinales, algunas de grande utilidad práctica y otras que solo tienen una esfera de acción limitada. Las drogas logradas de este reino deben sus efectos medicinales a los jugos que contienen o a ciertas propiedades que residen en las raíces, en las flores o en las semillas. se pueden lograr las substancias medicinales de las diversa partes de una planta y sus calidades pueden variar según la parte criada. Hablando de la Belladonna, por ejemplo, se dice que una parte de la planta nos da la totalidad de las calidades acres de la droga, en tanto que la otra nos proporciona las calidades narcóticas. Debemos, pues, tener cuidado al hacer los experimentos de las drogas vegetales y tener la seguridad de la parte de la planta que vamos a emplear; al concretar los datos de nuestro experimento, debemos manifestar si haya sido usada todo el planta o solamente una parte de ella. Si tiene sido solo una parte la utilizada, deberá decirse con claridad que parte es : la raíz, las flores, las semillas, etc. El estudio del reino vegetal envuelve en cierta forma al reino mineral, porque muchas de las propiedades medicinales de las medicinas vegetales, deben su existencia a las substancias derivadas del reino mineral, sacadas del suelo en el que se desarrollan. El principal efecto de ciertas hierbas es debido a la grande cantidad de sílice que contienen. El noventa un nueve por ciento de los efectos del Laurocerasus, proviene del ácido prúsico, comúnmente clasificado entre los compuestos inorgánicos. El mismo puede decirse de la Amygdala pérsica. Ahora bien, estas substancias derivadas del reino mineral y contenidas en los vegetales, llegan a ser más activas en su nuevo ambiente; o lo que es el mismo, data una substancia química que hubiese sido elaborada sintéticamente en el laboratorio, tendría 44

propiedades medicinales menos marcadas, que se si hubiese logrado de una planta. Estas observaciones pueden ser aplicadas tanto al reino vegetal como al reino animal. Las substancias que existen en el reino animal y se encuentran también en el reino vegetal, son más activas en el primero. Así el chinche de la patata, que se alimentó sobre la misma planta, puede nos proporcionar a Solanina, presentado síntomas más intensos que los que produciría a Solanina contenida en la planta. Debemos estudiar los medicamentos derivados del reino vegetal conforme a la clasificación de la botánica actual.

45

2. REVISIÓN DE LITERATURA 2.1. Consideraciones generales Fueron buscadas referencias literarias en las principales obras de homeopatía, toxicología y fitoterapia, visando lograr desde un recogido general hasta un informe customizado y detallado del Lycopodium clavatum. En cuanto a los aspectos fitoterápicos, de una manera general, se puede verificar cuadro condenso del vegetal en la tabla 1, y en cuanto a los aspectos homeopáticos, verificar cuadro condenso del vegetal en la tabla 2. Veremos un resumen ahora de los principales autores homeópatas sobre el Lycopodium Clavatum, demostrando lo actual estado del arte sobre los conocimientos de este vegetal. Hay que dejarse bien claro que debido al grande número de informaciones sobre este importante vegetal, que es el mayor policresto de la homeopatía, subdividí en 12 subitens por orden de los principales autores la revisión de literatura, que visa demostrar la profundidad de síntomas tanto mentales cuanto físicos que este importante vegetal es capaz de producir, siendo por esto que yo lo escogí para mi pesquisa. Otro importante motivo de separarse la revisión de literatura por autor es debido el Lycopodium clavatum ser el mayor policresto de la homeopatía, esto es, la medicina capaz de presentar el mayor número de síntomas de todos los medicamentos homeopáticos conocidos, en un total de cerca de unos 1500, lo que varia mucho de literatura para literatura. Hay de observarse que las abreviaturas de los nombres de medicamentos están esclarecidas en la tabla 3, y les tenemos o rúbricas en inglés de los repertorios de Kent, Barthel,Synthesis y otros, están en inglés por ser éste el hábito d muchos homeópatas más e antiguos, mismo semdo el idioma original de ellos diferente del inglés.

46

2.1.1) Lycopodium clavatum - ALLEN Pie de lobo, licopodio Licopodiáceas Se adapta a las persona que son agudas de inteligencia y débiles físicamente; tienen enflaquecida la parte superior del cuerpo y la inferior semi-hidrópica; están predispuestos a las afecciones de los pulmones y del hígado (Cal., Phos.); conviene sobre todo a los extremos de la vida, niños y ancianos. Enfermedades crónicas progresivas, profundamente situadas. Dolores de tracción, de presión dolorosa, se sitúan especialmente del lado derecho, se empeoran de CUATRO A OCHO p.m. Afecta el lado derecho; o bien los dolores caminan de derecha a izquierda; garganta, pecho, abdomen, hígado, ovarios. Niños débiles, enflaquecidos; tienen la cabeza bien desarrollada; y mezquino y enfermizo el cuerpo. El niño llora todo el día y duerme toda la noche (al contrario de Jal., Psor.). Padecimientos ocasionados por un susto, cólera, mortificación o vejación, disgusto reservado (Staph.). Avaro, glotón, miserable, malicioso, pusilánime. Irritable; impertinente y molesto al andar; desagradable, da puntapiés y grita; se encoleriza con facilidad, no puede soportar la contradicción u oposición; busca la disputa; está fuera de sí. Llora todo el día, nada puede calmarla; muy sensible; llora cuando se le dan gracias. Miedo a los hombres; a la soledad, irritable, melancólica: temor de estar sola (Bis., Kali c., Lil.). Color pálido, terroso; malsano; cetrino, con arrugas profundas; parece más viejo de lo que es; movimiento de abanico en las alas de la nariz (Ant. t.). Catarro; seco, nariz obstruida en la noche, necesita respirar por la boca (Am. c., Nux., Samb.); romadizo, el niño despierta frotándose la nariz; de la raíz de la nariz y de los senos frontales; tapones elásticos y costras. (Kali bi., Marum.). Difteria; fauces rojo negruzcas, el exudado se extiende desde la tonsilla derecha a la izquierda, o descendiendo de la nariz a la tonsila derecha; se empeora después del sueño; TOMANDO BEBIDAS FRIAS (empeorado con las bebidas calientes Lach.). Todo tiene sabor agrio, cardialgia, pirosis, eructos, vómitos ágrios (entre el periodo de calosfrío y el de calor). Hambre canina; mientras más come, más desea, le viene dolor de cabeza si nó come. Afecciones gástricas, EXCESIVA ACUMULACION DE GASES; sensación constante de saciedad; buen apetito, PERO A LOS POCOS BOCADOS SE SIENTE LLENO HASTA LA GARGANTA y aventado; fermentación en el abdomen con fuertes gruñidos, ruidos sobre todo en la parte inferior del abdomen (en la parte superior Carbo y en todo el abdomen Cinch.); plenitud que no se alivia con eructar (Cinch.). Constipación: desde la pubertad; desde el último parto; cuando sale fuera de casa; de los niños; con esfuerzos ineficaces, el recto se contrae y se sale durante la defecación; produciendo hemorroides. ARENILLAS ROJIZAS EN LA ORINA, en los pañales de los niños (Phos.); el niño llora antes de orinar (Bor.); dolor en la espalda que se alivia con orinar; cólico renal del lado derecho (del lado izquierdo, Berb.).

47

Impotencia: de los jóvenes, causadas por onanismo o por excesos sexuales; el pene está pequeño, frío, relajado; en los viejos, con deseo pero con erecciones imperfectas; se queda dormido durante el coito; emisiones prematuras. Sequedad de la vagina; ardor en ella durante y después del coito (Lys.); fisómetra. Secreción de sangre por los genitales en cada defecación. Parece que el feto se voltea a saltos. Hernia: del lado derecho, ha curado muchos casos sobre todo en los niños. Pneumonía: descuidada o mal curada, la base del pulmón derecho es la que está especialmente interesada; para apresurar la absorción o la expectoración. Tos profunda, hueca, y aun cuando expectoren grandes cantidades se experimenta poco alivio. Un pie está frío y el otro caliente (Cinch., Dig., Ipec.). Se siente hambriento cuando despierta de noche (Cina, Psor.). RELACIONES -Complementario: Iodum. Malos efectos: de comer cebollas, pan; de tomar vino o licores espirituosos, de fumar o mascar tabaco (Ars.). Sigue bien después de Calc., Carb.v., Lach., Sulph. Raras veces puede aconsejarse, empezar el tratamiento de una enfermedad crónica con Lyc., a menos que esté indicado; es mejor comenzar con otro antipsórico. Lyc., es un remedio de acción profunda y duradera, debiéndose repetir raras veces después de que el alivio comienza. AGRAVACION Casi todas las enfermedades se agravan de 4 a 8 p.m. (Hell.-de 4 a 9 p.m. Col, Mag. p.). MEJORIA Con los alimentos y bebidas calientes; con descubrirse la cabeza; aflojándose los vestidos.

48

2.1.2) Lycopodium clavatum - BOERICKE (Musgo terrestre, pata de lobo; Club Moss) Description Esta sustancia es inerte hasta que las esporas son aplastadas Sus propiedades medicinales maravillosas son solamente reveladas por la trituración y la sucusión. En casi todos los casos donde Lycopodium es el medicamento, se encontrará algún trastorno digestivo o urinario Corresponde a la constitución carbonitrogenoide de Grauvogl, que no elimina el ácido úrico Lycopodium corresponde más especialmente a trastornos que se desarrollan lentamente, debilidad del poder funcional, con insuficiencia digestiva, donde las funciones del hígado están seriamente alteradas Atonía Malnutrición Temperamentos suaves de constitución linfática, con tendencia catarral; personas de edad, donde la piel presenta manchas amarillentas, tez terrosa, diátesis de ácido úrico, etc; también niños débiles, precoces Síntomas que característicamente corren del lado derecho al izquierdo, actúa especialmente en el lado derecho del cuerpo, y se agrava de 4 a 8 p.m En afecciones del riñón, arenilla rojiza en la orina, lumbalgia en región renal; peor antes de orinar Intolerancia a las bebidas frías; desea todo caliente Corresponde mejor a personas intelectualmente agudas, pero de fuerza muscular débil Enfermedades crónicas progresivas, profundas Carcinoma Emaciación Debilidad por la mañana Influencia marcada en la regulación de la secreción glandular sebácea Presenilidad Ascitis en enfermedad hepática El paciente de Lycopodium es delgado, marchito, lleno de gases y seco Falta de calor vital; tiene pobre circulación, extremidades frías Los dolores van y vienen súbitamente Sensible a los ruidos y olores. Mente Melancolía; temor de estar solo Molesto por pequeñas cosas Extremadamente sensible Aversión a emprender cosas nuevas Testarudo y altanero cuando se enferma Pérdida de confianza Apresurado cuando come Constante temor de fracasar bajo estrés Aprensivo Memoria débil, pensamientos confusos; habla o escribe palabras y sílabas erróneas Fallo del poder cerebral. [Anac., Phos., Baryta.] 49

No tolera ver nada nuevo No puede leer lo que escribe Tristeza por la mañana al despertar. Cabeza Sacude la cabeza sin causa aparente Tuerce la cara y la boca Cefalea presiva en el vértice: peor de 4 a 8 p.m., por acostarse o inclinarse, si no come regularmente. [Cactus] Cefalea pulsátil después de cada paroxismo de tos Cefalea sobre los ojos en resfriados severos; mejor descubriéndose [Sulph.] Vértigo por las mañanas al levantarse Dolor en las sienes, como si las apretaran una contra otra Dolor desgarrante en el occipucio; mejor en el aire fresco Cae mucho cabello Eczema; rezuma humedad detrás de los oídos Pliegues profundos en la frente Calvicie y canicie prematuras. Ojos Orzuelos en los párpados cerca del canto interno Ceguera diurna. [Bothrops] La ceguera nocturna es más característica Sólo ve la mitad de un objeto Ulceraciones y enrojecimiento de los párpados Ojos semiabiertos cuando duerme. Oídos Secreción espesa, amarilla, ofensiva Eczema en y detrás del oído Otorrea y sordera con o sin tinnitus; después de escarlatina Zumbidos y rugidos con dificultad para oír; cada ruido produce un eco peculiar en el oído. Nariz Sentido del olfato muy agudo Sensación de sequedad posterior Secreción anterior escasa y excoriante Orifios nasales ulcerados Costras y tapones elásticos. [Kali bich., Teuc.] Coriza fluente Nariz obstruida Gangoso; el niño despierta frotándose la nariz Aleteo nasal [Kali brom.; Phos.]. Cara 50

Color de la cara amarillo-grisáceo, con ojeras azules Marchita, arrugada, emaciada; erupciones de color cobre Caída del maxilar inferior en la fiebre tifoidea. [Lach., Opium] Prurito, herpes escamoso en la cara y ángulos de la boca. Boca Dientes excesivamente dolorosos al tacto Odontalgia, con hinchazón de la mejilla; mejorada por aplicaciones calientes Sequedad de la boca y la lengua, sin sed Lengua seca, negra, fisurada, hinchada; oscila de un lado a otro Agua en la boca Vesículas en la lengua Mal olor de la boca. Garganta Sequedad de la garganta, sin sed La comida y la bebida regurgitan por la nariz Inflamación de la garganta, con pinchazos al tragar; mejor por bebidas calientes Hinchazón y supuración de las amígdalas Ulceración en las amígdalas, empiezan del lado derecho Difteria; depósitos que se extienden del lado derecho al izquierdo; peor por bebidas frías Ulceraciones de las cuerdas vocales Laringitis tuberculosa, especialmente cuando comienzan las ulceraciones. Estómago Dispepsia debido a farináceos y a alimentos que fermentan, col, frijoles, etc Hambre excesiva Aversión al pan, etc Deseo de cosas dulces La comida sabe ácida Eructos ácidos Gran debilidad de la digestión Bulimia con mucha distensión Después de comer, presión en el estómago, con sabor amargo en la boca Comer aún poco causa plenitud No puede comer ostras Ruidos de flatulencia. [Chin., Carbo.] Despierta por la noche con hambre Hipo Eructos ardientes incompletos que suben sólo a la faringe, y queman durante horas Le gusta tomar alimentos y bebidas calientes Sensación de hundimiento; peor por la noche. Abdomen Inmediatamente después de comer un alimento ligero, el abdomen se distiende, lleno Sensación constante de fermentación en el abdomen, como levadura trabajando; en lado superior izquierdo 51

Hernia del lado derecho Hígado sensible Manchas marrones en el abdomen Ascitis debido a enfermedad hepática Hepatitis, forma atrófica de aspecto de nuez Pinchazos a través del abdomen inferior de derecha a izquierda. Heces Diarrea Tracto intestinal inactivo Deseo ineficaz de defecar Heces duras, difíciles, pequeñas, incompletas Hemorroides, muy dolorosas al tacto, duelen. [Mur. ac.] Orina Dolor en la espalda antes de orinar; cesa espués; lento en el comienzo, debe hacer esfuerzo Retención Poliuria durante la noche Sedimento rojo abundante El niño llora antes de orinar. [Borax] Masculino Sin poder eréctil; impotencia Emisión prematura. [Caladium, Sel., Agnus] Próstata hipertrofiada Condilomas. Femenino Menstruación demasiad tardía; dura demasiado, demasiado profusa Vagina seca Coito doloroso Dolor de ovario derecho Venas varicosas en genitales Leucorrea acre, con ardor en la vagina Secreción de sangre de los genitales al defecar. Respiratorio Tos cosquilleante Disnea Dolor tensivo, constrictivo y ardiente en el tórax Tos peor bajando colinas Tos profunda, hueca Expectoración gris, espesa, sanguinolenta, purulenta, salada. [Ars., Phos., Puls.] Tos nocturna, cosquilleo como por humos de azufre Catarro del tórax en niños pequeños, parece lleno de estertores mucosos Neumonía descuidada, con gran disnea, aleteo nasal y presencia de estertores mucosos.

52

Corazón Aneurisma. [Baryta carb.] Enfermedad de la aorta Palpitaciones por la noche No puede acostarse sobre el lado izquierdo. Espalda Ardor entre escápulas como un carbón encendido Dolor lumbar. Extremidades Entumecimiento, también dolores desgarrantes y tironeantes especialmente cuando descansa por la noche Pesadez de los brazos Dolor desgarrante en articulaciones del hombro y codo Un pie caliente, el otro frío Gota crónica, con depósitos calcáreos en articulaciones Sudor abundante en los pies Dolor en el talón como si pisara un guijarro Callosidades dolorosas plantares; dedos y ortejos contraídos Ciática peor del lado derecho No puede descansar sobre el lado doloroso. Manos y pies entumecidos Pie derecho caliente, pie izquierdo frío Calambres en las pantorrillas y ortejos por la noche en la cama Las extremidades se duermem Contracciones y sacudidas. Fiebre Escalofrío entre 3 y 4 p.m., seguido por sudor Frialdad helada Siente como si estuviera acostado sobre hielo Un escalofrío es seguido por otro. [Calc., Sil., Hep.] Sueño Soñoliento durante el día Sobresaltos durante el sueño Sueños de accidentes. Piel Se ulcera Abscesos debajo de la piel; peor por aplicaciones calientes Urticaria, peor por el calor Prurito violento; erupciones fisuradas Acné Eczema crónico asociado con trastornos hepáticos, gástricos y urinarios; sangra fácilmente La piel se vuelve gruesa e indurada Venas varicosas, nevus, tumores eréctiles 53

en

extremidades,

Manchas marrones, pecas peor del lado izquierdo de la cara y nariz Seca, marchita, especialmente de las palmas; el cabello se vuelve gris prematuramente Edemas Secreciones ofensivas; sudoración viscosa y ofensiva, especialmente de pies y axila Psoriasis. Modalidades Peor del lado derecho, de derecha a izquierda, de arriba a abajo, de 4 a 8 p.m., por calor o habitación caliente, aire caliente, la cama Aplicaciones calientes, excepto la garganta y el estómago que se mejoran por bebidas calientes Mejor por el movimiento, después de medianoche, por alimentos y bebidas calientes, al enfriarse o descubrirse Relaciones Complementario: Lycopodium actúa con especial beneficio después de Calcarea y Sulph. Iod., Graphit., Lach., Chelidon. Antídotos Camphor, Puls., Caust. Comparar Constitución carbonitrogenoide: Sulphur, Rhus, Urtica, Merc., Hepar, Alumina, (Lycopodium es el único vegetal que tiene aluminio. T.F. Allen.), Ant.crud., Nat. mur., Bry., Nux, Bothrops (ceguera diurna; apenas puede ver en cuanto sale el sol; dolor en el ortejo derecho) Plumbago littoralis -Una planta brasileña- (Estreñimiento con orina roja, dolor en riñones, articulaciones y el cuerpo en general; saliva lechosa, ulceraciones en la boca) Hydrast. sigue a Lycop. en indigestión. Dosis Tanto las potencias bajas como las altas se han acreditado con excelentes resultados Con el propósito de ayudar a una eliminación, la segunda y tercera atenuación, unas pocas gotas tres veces al día, han demostrado ser eficaces, en otros casos de la sexta a 200, y más altas, en dosis no demasiado frecuentes.

54

2.1.3) Lycopodium clavatum - CANDEGABE Descripción Alrededor de cuatrocientos sesenta síntomas llenan frondosamente las noventa y cinco páginas del Repertorio de Kent, dedicadas al capítulo de la mente. Reproduciendo palabra del Dr. Paschero, podríamos decir que en todo ser humano “existe en el plano orgánico una alternancia rítmica entre las funciones vegetativas y las intelectuales, y en el psíquico una oscilación también con ritmo alternante entre la necesidad de dependencia, de ayuda, de protección y el afán de autoafirmación, de triunfo, de competencia y rivalidad”. “Lycopodium nos ofrece la imagen más acabada de esta dualidad constitutiva de todo ser humano que engendra todas las variedades de la ansiedad mental, la angustia corporal y la enfermedad lesional”. (Paschero “Homeopatía”, pág. 414). Bernard, el gran homeópata constitucionalista francés, nos dice por otra parte: es un sujeto enflaquecido, generalmente alto y delgado, de facies envejecida, arrugada, atormentada, cabellos oscuros, ojos negros, brillantes y vivos ... es bien el tipo del “Phosphorus” donde campea la hipersensibilidad, la inteligencia viva, el gusto por las artes y el refinamiento intelectual. En él, lo que llama la atención es un vientre enorme, desproporcionado: es éste el centro patológico de “Lycopodium”. Es clásica la actitud: el porte severo, la palabra áspera e imperiosa, la frente arrugada en la raíz de la nariz, daría la impresión que apoyado en su vientre y echado hacia atrás, abriera las narinas como necesitando aire para dar cátedra a su interlocutor... Si la meiopragia hepática condiciona la disfunción somática de Lycopodium, la minusvalía es la clave de su personalidad. Este sentimiento de inferioridad, que trasunta una disminución global psicobiológica, exaltará su agresividad modulada por una inteligencia sagaz en franca lid competitiva. Nadie como Lycopodium está permanentemente empeñado en demostrar que es mejor que los demás. Para él, el mundo es una selva con múltiples campos de batalla; en el camino de su vida, el punto de partida está en su tremenda falta de confianza en sí mismo (Confidence, wants of self: 2); su meta en el amor al poder (Power, love of: 1); su riesgo, quedar fuera de competencia, como si no pudiera llegar a su destino (Fear, destination, of being unable to reach his: 1). La ambivalencia de Lycopodium se expresa en cada uno de los síntomas que caracterizan su personalidad, por ello se dice que vive “engañando”; su necesidad de ser mejor, proviene de su temor a ser descubierto; es el orgullo (Haughty: 3) más cobarde (Cowardice: 3) de la Materia Médica. Para el logro de sus fines, cada paso será con pie de plomo, con cuidado y esmero, nada librado a la improvisación, con meticulosidad exagerada (Conscientiouss, about trifles: 2); en plena lucha contra la ansiedad básica ante cualquier situación de compromiso, configurando la clásica anticipación o “trac de examen” (Anticipation: 3). Característico de Lycopodium es prepararse con dedicación exhaustiva antes de una prueba, padeciendo despeños diarreicos por excitación (Diarrhoea, ecitement: 1) o un miedo en el estómago (Fear arising from stomach: 2): va temblando a dar examen, y a poco de iniciada la prueba adquiere cada vez mayor dominio de sí mismo hasta ser el mejor, el más brillante, haciendo a los demás partícipes de su éxito con aparente sobrada suficiencia y pedantería. Es que la anticipación resulta en Lycopodium un síntoma de singular jerarquía porque significa el continuo “stress” con que el paciente vive su “enfrentamiento” con el mundo. Presiente que los que lo rodean lo están observando continuamente y jamás debe fallar; jamás puede perder. De allí que centrada su personalidad en resolver satisfactoriamente su minusvalía, su vida es un permanente examen y puesta a prueba 55

consigo mismo. Por ello, el ocio es una pérdida lamentable de tiempo; y la enfermedad que le impide actuar un flagelo terrible. Lycopodium no puede estar un minuto sin hacer nada; la actividad es para él la plenitud de su omnipotencia; la p erfección, su cualidad exquisita e indispensable (Occupation, amel.: 1). La falta de carácter y la cobardía están en el polo opuesto de su pedantería; por cobardía reprime su cólera con dolor silencioso (Anger, ailments after with silent grief: 3) y sólo s e anima a enojarse con personas ausentes (Irritability absent persons, with: 1) el síntoma (Hard with inferiors, kind with superiors) “duro con sus subalternos, amable con los superiores” dice bien a las claras del manejo inteligente de su genuflexión sobre un fondo de debilidad. Pero la cólera por la contradicción (Anger; from contradiction: 3), que de ninguna manera es tolerada (Contradictiont, intolerant of: 3), expresa el miedo compulsivo a no tener razón, a ser desautorizado. Es el medicamento de las suegras que quieren saberlo todo y no admiten que los hijos no sigan militarmente sus indicaciones tal cual ellas lo entienden; el de los padres sobreprotectores que obligan a los hijos a crecer a su amparo y seguridad trasmitiéndoles su propia inseguridad bajo el temor que algo les pueda pasar (Fear: something will happen: 1);o el de aquel patrón “pagado por sí mismo” que no tolera la mínima duda sobre sus órdenes, porque aceptar lo contrario sería enfrentar su situación de profundo sentimiento de incapacidad ante el cual está indefenso, convirtiéndose entonces en un dictador (Dictatorial: 2). El culto que profesa a su propia personalidad, egotismo (Egotism, ailments from: 2) le impone un estado de alarma permanente, ya que el contacto diario con su mundo se convierte en una lucha donde siempre debe triunfar. Se vuelve provocador (Defiant: 2), presumido (Presumptuous: 1), malhumorado (Morose: 2), con el ceño fruncido (Frown, disposed to: 1), vehemente, violento (Violent: 2), peleador (Quarrelsome: 2); reniega (Complaining: 2) y blasfema (Cursing: 2). Forman la legión de los “sabelotodo” que pretenden llevarse al mundo por delante manejando su insolencia (Insolent: 3), grosería (Rudeness: 3), y repulsión (Repulsive mood: 1) a fuerza de golpes (Striking: 2), insultos (Abusive: 1) y gritos de cólera (Anger violent: 2; Rage: 3). Los niños de Lycopodium con frecuencia son traídos por sus padres a la consulta afectados de graves trastornos de conducta, llegando a insultar a sus padres (Children insults his parents: 2), y en su afán obstinado por manejarse solos terminan en una desobediencia y espíritu de contradicción sistemáticos (Disobedience: 2; Contradict, disposition to: 2). Esta exaltación de su agresividad se traduce en una hiperreflectividad de la musculatura estriada que se pone de manifiesto en sobresaltos (Starting: 2) a la menor excitación (ST. at trifles: 2), al caer en sueño (ST. on falling asleep: 3), durante (ST. during sleep: 1) y por el sueño (ST. from sleep: 1); los ruidos, como todo imprevisto, también lo sobresaltan (ST. from noises: 2). El sobresalto es una mezcla de sacudida muscular con temor, a tal punto que a veces parecen venir desde los pies (ST. feet, as if coming from the: 1). Pero no siempre la represión o la explosión son los únicos mecanismos de defensa de nuestro paciente; más bien son los instrumentos menos frecuentes que utiliza Lycopodium en su relación con el mundo; es en el gesto y la actitud cotidiana que el prescriptor intuye un suave matiz de egolatría, donde se esconde una sensación de minusvalía profunda siempre recelosa de ser descubierta. Esta cupla de falta de confianza en sí mismo y orgullo es permanente y explica las múltiples facetas o actitudes variables del poliformo Lycopodium; ésta es la razón por la cual encontramos en una familia personas de carácter aparentemente dispar y sin embargo todas necesitan Lycopodium.

56

De un intelecto brillantemente dotado, Lycopodium muchas veces es alegre, jovial (Cheerfull: 2), hasta con expresiones de júbilo (Mirth: 2), sobre todo “demasiado” amable (Mildness: 2), y compara al interlocutor con su “savoir faire”, su sonrisa obsequiosa, involuntaria (Smile, involuntary: 1), su charla ágil y por momentos deshilvanada (Speech, wandering: 3), su amor por la justicia y la verdad, siempre pronto a reconocer sus propios errores (Reproaches, to himself: 1), creando en teoría la fantasía de un mundo mejor, acomodado a su propio arbitrio (Theorrizing: 1). Pero este individuo gentil, que varía hábilmente su modo de actuar (Mood, changeable, variable: 3), avizora rápidamente las falencias ajenas con una crítica (Censorious: 2), mordaz (Jesting: 1) e irónica. El gesto de benevolencia con una risita complaciente pone en ridículo a su víctima (Laughing: 2; everything seems ludicrous: 1). La risa sobre problemas serios minimiza con desprecio el problema si éste es ajeno y enaltece su carácter si el problema le es propio (Laughing, serious matters, over: 1). Lycopodium rie durmiendo (L. sleep during: 3), como si le causaran gracia las ocurrencias de su inconciente y hasta su ansiedad le causa risa (L. anxiety, during: 1). Para Lycopodium todo lo que hacen los otros está mal, incluso lo que opinen, lo que afirmen o lo que posean, de ahí que se conviertan en sujetos despreciativos (Contemptuous: 2), criticones (Censorius: 2) y terminen por aburrir con su contradicción sistemática (Contradict, disposition to of: 2). Mientras Lycopodium mantenga intacta su capacidad intelectual puede que no presente otra sintomatología que la señalada, pero a medida que la usura de la vida vaya acuciando su psiquis y su soma, se irá evidenciando su ansiedad primaria. Lycopodium siente que le va resultando imposible satisfacer su exigencia de perfección. Cualquier empresa que acomete lo hace con dudas (Irresolution: 2) hasta en los más pequeños actos (I. in acts: 1). El fracaso asoma con su sombra de duda, ya nada para él es posible y teme fracasar ante cualquier tarea (Fear, undertaking: 2). Su meticulosidad se exagera, sobre todo entre las 16 y 20 hs. (Conscientious, about trifles: from 4 to 8 p.m.: 1). Su anticipación se evidencia ante cualquier situación de compromiso: hablar en público rendir un examen; se impacienta por cualquier demora (Impatience: 2). Se siente obtuso, embotado (Dullness: 3), excepto cuando camina al aire libre (D. walking in open air amel: 3), evidenciando una incipiente falta de oxigenación debido a la flatulencia típica del medicamento; su ansiedad como el embotamiento también mejora al aire libre (Anxiety: air open amel: 3). En este estado comete errores al calcular (Mistakes, in calculating: 2), al hablar (M. Speaking: 2), al deletrear (M. spelling: 2); cambia de lugar las palabras (M. words, misplacing: 2), equivoca las sílabas (M. speaking, wrong syllables: 3); al escribir confunde las letras (M. writing confounding letters: 1), omite las letras (M. omiting letters: 2), palabras (M. omiting words: 2), transpone letras (M. writting, transposing letters: 2) y sobre todo usa mal las palabras (M. writing, wrong words, using: 3). Concluye por tal evidencia que está perdiendo la memoria (Memory, weakness of: 3), sobre todo por los nombres propios (Memory; names for proper: 2), incluso las letras (M. for the name of the letters: 2), lo que ha leído (M. read, for what has: 2), las palabras (M. words, for: 2), y concluye con gran dificultad para expresarse (M. expressing one’s self, for: 2). El, que siempre blasonó de una ideación brillante (Ideas abundant, clearness of mind: 2), se siente empequeñecido aún más de lo que está, con la sensación de que ya no puede pensar (Ideas, deficiency of.: 3), cayendo en un estado de desconcierto (Confusion: 2), agravado por cualquier esfuerzo mental (C. mental exertion, from: 2) y agravado al despertar (C. morning, waking, on: 2),

57

después de comer (C. eating after: 2), en ambientes calientes (C. warm room: 3), y mejorado francamente caminando al aire libre (C. walking, open air, in, amel: 3). A medida que crece su inseguridad, Lycopodium escapa; el temor a ser descubierto, a caer en el ridículo de la derrota lo proyecta en el miedo a la gente (Fear of people: 3), más concretamente al hombre (F. of men: 3). La aversión a la compañía (Company, aversión to: 2) tiene esta intencionalidad de ocultamiento que se opone aparentemente con el temor a la soledad (Fear to be alone: 3) y con la agravación estando sólo (Company, alone while agg: 2). Lo que sucede es que Lycopodium quiere estar solo en su habitación para que no lo vean, pero en absoluto desea soledad completa en su casa porque se siente indefenso. Es que la ambivalencia o dualidad campea en todas las facetas de su actitud: por ejemplo teme a la mujer como resultado de la disminución de su potencia sexual. La pérdida de erección durante el coito es un característico de nuestro paciente, que lo lleva a una exaltación lasciva de su imaginación (Fancies, lascivious exaltation of: 2) o a perturbaciones mentales consecuencia de excesos sexuales (Sexual excesses, mental symptoms from: 3), también en afán de afianzar su hombría tambaleante. Es característico la hiperactividad mental, la excitación que se acrecienta durante el sueño (Excitement, sleep, during: 1) o en las primeras horas de la tarde (E. afternoon: 1), junto a una hiperacuidad sensorial a las impresiones sensuales (Sensitive, sensual impressions, to: 2), como a los ruidos (S. noises to: 2), aun casi imperceptibles (S. noise, slightest: 2). Es que la percepción se agudiza como a la espera de un ataque, de ahí que se asusta por cualquier nimiedad (Fear of trifles: 2), como por el timbre de la puerta de calle (F. noise at door: 2) que le anuncia una visita inesperada. Teme a la oscuridad (F. dark, of: 2), a los fantasmas que pueblan sus noches (F. ghosts, of: 2), a la muerte (F. death: 2) y todos sus temores se somatizan en su estómago (F. arising from stomach: 2), el corazón (F. heart, arising from: 1), o le traen diarrea (Diarrhoea, excitement, from: 1). Se convierte en un asustadizo (Frightened easily: 2), con la sensación que algo le va a ocurrir (F. happen, something will: 1). Sacudido por semejantes tensiones y certificando su necesidad de apoyo (Helplessness, feeling of: 1); tiene miedo de la soledad, pero su recelo con la gente se acrecienta desde el temor a la multitud (Fear of a crowd: 2) hasta el miedo a que se le acerquen los demás (Fear approaching him, of others: 2). Con semejante programa, Lycopodium teme al día: de allí que muchos de sus síntomas se agravan al despertar, como sus temores (F. on waking: 2), y lo tornan irritable. La irritabilidad al despertar, característico de Lycopodium (Irritability, waking, on: 3) es una modalidad típica de su inseguridad y anticipación. Ahora vemos que Lycopodium protagoniza la comedia de su vida como el actor frente a su platea; su inagotable fuente de agresividad que proyectó hacia su mundo para imponer su personalidad se vuelve contra él mismo. Su permanente inquietud (Restlessness: 3) y ansiedad (Anxiety: 3) expresan el temor ante el mundo que él presiente que se le viene encima. Así lo expresa en los rubros ansiedad por disgustos o mortificación como único remedio (A. chagrin, after: 1), por vejaciones (A. vexation, after: 1), en multitudes (A. in a crowd: 1), en compañía (A. company, when in: 1), en la casa -opresión del encierro- (A. house, in: 3) y mejorada al aire libre (A. open air mel: 3). Este último síntoma es el símbolo de la libertad, el espacio abierto, libre de barreras, donde Lycopodium pretende afianzar su personalidad. Por ello todo lo que signifique reposo, quietud, constricción, encierro, agrava su ansiedad. Comprendemos ahora bien, por qué Lycopodium no tolera la ropa ajustada, ni la ropa pesada, por qué teme a los encierros, (Fear, narrow places, of: 2), y está inquieto en cuartos cerrados (Restlessness, in room: 3), por qué no puede estar sentado quieto (R. while sitting: 3), sin mover las piernas (Restlessness, lower limbs, sitting, while: 58

2). La noche, lo desconocido, la oscuridad, agravan sus temores: por ello está más ansioso antes de ir a dormir, quizás por la pérdida de conciencia que implica el sueño (Anxiety, sleep, on going to: 2) y su inquietud ansiosa lo hace salir de la cama (Restlessness, anxious, driving out of bed: 2). La ansiedad por su salvación (Anxiety: salvation, about: 2) quizás esté en relación con la sensación de Lycopodium de haber olvidado sus deberes o de no haber cumplido con su destino. (La ansiedad, síntoma indispensable de la Psora, toma vida y forma de expresión según la idiosincracia de cada medicamento). Atrapado en su propia red, elude sus obligaciones porque teme afrontarlas; le hastía la tarea que antes encaraba con vigor (Indolence: 2), configurando una verdadera aversión por el trabajo mental (Work, aversion to mental: 2), ya que cualquier esfuerzo lo agrava netamente (Exertion, from mental, agg.: 3), al punto que no quiere ni pensar (Think, aversion to: 2), ni hablar (Talk, indisposed to; decire to be silent: 2), cayendo en un estado de verdadera postración mental (Prostration of mind: 3). Ahora Lycopodium “siente” que ya ha perdido la partida. Imaginándose más grave aún de lo que está (Delusions: sick, imagines himself: 2), se siente indiferente por todo lo que lo rodea (Indiference: 2), especialmente por sus hijos (I. to “her” children: 2). Kent nos dice: “El mundo puede llegar al fin, toda la familia puede morir o su casa puede quemarse” (I. to external things: 1), en medio de una profunda tristeza (Sadness: 3) que lo invade sobre todo al despertar (S. waking, on: 2) y al atardecer (S. evening: 2). Misántropo (Misanthropy: 2), la soledad se convierte en su único refugio (Company, aversion to, amel when alone: 2), a pesar de que paradójicamente se sienta triste estando solo (Sadness, alone, when: 1), pensando en los hechos desagradables ocurridos en su vida (Dwells, on past disagreeable occurrences: 1). Y allí puede que lo invada la sensación que no ha cumplido u olvidado sus deberes (Delusions, he has neglected his duty: 2) y la ansiedad por la salvación de su alma (Anxiety, salvation, about: 2) oscila entre la duda por la bienaventuranza de su alma (Doubtful soul’s welfare of: 1) y la pérdida de toda esperanza (Despair, religious salvation of: 2). Agobiado y derrumbado psicobiológicamente, presiente la muerte (Death, presentiment: 2) y la desea (Loathing of life: 2) sobre todo en horas de la mañana (L. of life, morning: 3), único momento donde acuden a su mente pensamientos suicidas (Suicidal disposition, morning: 1), confirmando esta modalidad particular de Lycopodium de agravarse a la mañana. Sentados junto al lecho de Lycopodium invalidado por la enfermedad que lo desarma, escucharemos sus lamentos (Lamenting: 2), su preocupación constante sobre el futuro (L. future, about: 1), con la queja y el reproche que lo han dejado solo, sin ayuda (Helplessnenss, feeling of: 1). Y esto lo dirá con una respiración fatigosa, abriendo ansiosamente sus narinas, por la falta de aire causada por su flatulencia, en medio de susurros (Muttering: 2), en un delirio triste (Delirium: 3; sorrowful: 1), lleno de reproches (D. reproachful: 1) y desvaríos (D. raving: 3), cuando no cae en estados de estupor (Stupefaction: 2), sobre todo a la tarde (S. afternoon: 1), cuando lee (S. reading, on: 1), y del que sale con mucha dificultad (S. rouses with difficulty: 1). La pérdida de conciencia (Unconsciousness: 2), grado de insensibilidad más profundo que el estupor, se presenta en Lycopodium siguiendo sus modalidades generales: se produce en los ambientes calurosos (U. warm room: 2), estando de pie (U. standing while: 1 U.R.), en cuartos con aglomeraciones de gente (U. crowed room, in a: 2), después de la menstruación (U. menses, after: 2), a consecuencia de la supresión de las mismas (U. menses, supressed: 1), mientras habla (U. talking, while: 1) y a veces no le impide actuar automáticamente (U. conduct

59

automatic: 1). La congestión cefálica por estasis venoso y compromiso hépato-portal explica la fisiología de este síntoma para Lycopodium. Volviendo a sus lamentos, Lycopodium los utiliza justificándolos siempre con argumentos muy valederos que dignifiquen su reclamo quedando bien alto su orgullo; de ahí que el lamento sea acompañado por la protesta o la querella (Complaining: 2), pero nunca por la queja (Moaning): Lycopodium sólo se permite quejarse durante el sueño (M. sleep, during: 2) o durante la menstruación (M. menses, during: 1) donde se debilita su competencia con el hombre. Más que quejarse, Lycopodium grita (Shiekring: 3) como expresión de su enojo, cólera o imposición, o durante el sueño (S. sleep, during: 3) o al despertar (S. waking, on: 2) como descarga de tensiones inconscientes. El clásico grito meníngeo o cerebral (S. brain cry: 2) o antes de las convulsiones (S. convulsions, before: 2) muestra una particular excitabilidad cortical. Los niños gritan para imponer su autoridad (S. children: 1). La orina cargada de arenillas explica que el niño grita antes de orinar (S. urination before: 3), por más que el grito en sí sea una modalidad característica y peculiar del sufrimiento. Hemos visto que el ocultamiento es el “modus operandi” de Lycopodium: cuando la competencia se vuelve ardua, escapa. No quiere estar con gente, toma aversión a la presencia de gente extraña (Company, presence of strangers, aversion to: 1), pero eso sí, que no le dejen solo. No quiere estar en sociedad porque teme que se descubra la minusvalía que tanto le ha costado ocultar. Subsiste siempre la aparente paradoja de necesitar y rechazar la compañía, pero nada más que en apariencia. Observando con atención comprobamos que elude la sociedad por temor a la derrota; que cuando el enfermo no quiere a nadie cerca es porque supone h umillante que lo vean inválido. Por ello muchas veces rechaza agriamente el consuelo (Consolation agg: 1) pues considera degradante que le tengan lástima. Pero en su yo íntimo es un tímido (Timidity: 3), un débil en reclamo constante de afecto que justamente no consigue porque su enorme agresividad se lo impide. Reservado (Reserved: 1), conociendo en el fondo bien su problema, desconfía (Suspicious: 3) que lo descubran los demás, se ofende (Offended, easily: 2) al mínimo desaire, real o supuesto, ante cualquier acto que considere un desprecio, una falta de consideración para con él (Scorn: ailments from: 1), no olvidando fácilmente las injurias, ni las frustraciones afectivas. (Malicious: 2). Insatisfecho (Discontented: 2), descontento consigo mismo (D. with himself: 1), de mal humor, se hace una “mala sangre” sin control ante cualquier situación que considera injusta o inmerecida (Mortification, ailments from: 3). La mortificación, suprema aflicción y humillación del alma, supone en Lycopodium una herida incurable a su vanidad y orgullo. Es el orgullo, la cobardía y la falta de carácter en última instancia, lo que le hacen sufrir la cólera en silencio (Anger, ailments after, with silent grief: 3) y a padecer exageradamente la pena (Grief: 2; ailments from: 1) sin consuelo (Inconsolable: 1). Pero este tímido es un sentimental (Sentimental: 1) que por necesidad de afecto se aflige por los demás (Sympathetic: 1), se emociona y llora por un gesto noble, por una música dulce (Sensitive, music to: 2), por un acontecimiento familiar, despedida, muestra de amistad, como proyección de su insaciada necesidad de padre. El llanto cuando le agradecen (Weeping, thanked, when: 3), simboliza en un solo acto el drama de toda la vida de Lycopodium. Quiso ser amado, pero la falta total de la confianza en sí mismo trocó su minusvalía en orgullo y poder para ser por lo menos si no querido, respetado, considerado y temido. Pero cuando al final de su parábola, semi vencido, comprueba que realmente lo quieren por lo que verdaderamente es y no por lo que su afán de poder quiso que fuera, franquea la barrera que su vanidad oponía entre él y los demás y se desploma 60

llorando, a veces a gritos (W. aloud: 3) en el reencuentro con su circunstancia. Agresividad y llanto pues, polarizan la ambivalencia de Lycopodium. Llora cuando lo retan (W. admonitions, cause: 2), de 16 a 20 hs. (W. 4 to o P.M.: 3), los niños lloran a la menor preocupación o zozobra (W. trifles, at the least worry, children: 1), o al despertar (W. waking on: 1). Las mujeres lloran antes de la menstruación (W. menses before: 2), durante (W. menses during: 1) o después de la misma (W. menses after: 1), evidenciando el conflicto de competencia viril durante el ciclo menstrual. Sorprendería al observador poco avezado, que un paciente que blasona de tanta hombría pueda llorar tan fácilmente. Pero es un llanto escondido, contenido, que aflora a veces sin causa (W. causeless: 2) alternando con la risa (W. alternating with laughter: 2) y sólo en determinados momentos. Y el llanto le hace bien (W. ameliorate symptoms: 2) porque conmueve hasta el fondo su fibra nerviosa, estrechándolo en el afecto con sus semejantes. La práctica diaria descubre el error de considerar a Lycopodium como un medicamento predominante masculino. Sobre su minusvalía ancestral la mujer Lycopodium se nos presenta a la consulta dispuesta a enfrentarnos con suficiencia, bien apoyada sobre el respaldo, las piernas cruzadas, dejando caer las manos con el dorso hacia adelante mientras los antebrazos reposan en los brazos del sillón. Frecuentemente se trata de una joven intelectual que menosprecia un poco los quehaceres domésticos, más cómoda en una charla científica que en una “boutique” de moda. Como hemos visto, todo su estado general se empeora antes de la menstruación, pero la irritabilidad (Irritability, menses, before: 2), es un rasgo característico, siendo el único medicamento que tiene tanta aspereza y mal humor en esa condición (Morose, menses, before: 2). Es que la femineidad se constituye en un obstáculo para crecer en su competencia con el hombre; esto explica la aversión que experimenta por sus hijos que la encadenan a los quehaceres domésticos (Children, aversion to; flies from his own: 1) como si estuviera alejada de ellos (Estranged, flies from her own children: 1) y termina por renegar y abandonar a sus hijos (Forsakes his own children: 1). A la mujer Lycopodium, a quien no le agradan sus hijos (Children, dislikes her own: 2) he adjudicado preferentemente estos rubros, porque acontece más frecuentemente que con el padre. Con el padre esta actitud negativa hacia sus hijos puede provenir de la competencia con ellos, a quienes los ve triunfar tanto o más que él mismo o les atribuye falta de respeto, consideración o ayuda en los tramos finales de su vida. El denominador común es la minusvalía como causa. En cambio en la madre, además de la competencia y falta de apoyo, los hijos son la expresión del obstáculo al logro del triunfo por su condición femenina. El capítulo de las ilusiones o sensaciones y de los sueños ha quedado para el final, puesto que ha pesar de su extensión, el resumen de los rubros compone el corolario de su imagen psicológica. Ilusiones, alucinaciones y sensaciones (Delusions) La labilidad biológica se expresa cuando se imagina que está enfermo (Sick, imagines himself: 2). La duda, la inseguridad, en la sensación que ha obrado mal (Delusions wrong, fancies he has done: 1). El autorreproche, producto de una exagerada autoexigencia en la ilusión de que ha olvidado sus deberes (D. neglected his duty, that he has: 2). El miedo a la pérdida, al fracaso se expresa en la sensación como si todo se desvaneciera (D. vanish, seems as if everything would: 1). La confusión mental y la dualidad en la sensación de estar en diferentes lugares (D. places, of being in different: 2), o de estar en dos al mismo tiempo (D. places, of being in two, at the same time: 2). El miedo a ser descubierto, la búsqueda de soledad, en la alucinación de que su casa está llena de gente (D. house is full 61

of people: 1) o que se ve gente al entrar en una habitación (D. room, sees people on entering: 1). La proyección de su propia agresividad, en la alucinación de ver imágenes, fantasmas (D. images, phantoms, sees: 2), en la tarde (D. y. afternoon: 1), que l asustan o (D. frightful: 1), durante el sueño (D. f. during sleep: 1) y le impiden dormir (D. f. sleep preventing: 1). Todos estos rubros son casi exclusivos de Lycopodium. El miedo a la agresión -otra forma de proyección persecutoria- se expresa en la sensación de que lo van a agredir (D. injury, is about to recieve: 1), que lo van a matar (D. murdered, that he would be: 1), o que alguien está presente (D. present, some one is: 1). Padece visiones aún durante el día (D. visions, daytime: 1), visiones horribles (D. v., horrible: 1), cerrando los ojos (D. v., closing the eyes: 1). La desgracia, la desdicha, como respuesta final de su vida en la sensación de ser un desventurado (D. unfortunate, that he is: 1). La búsqueda de paz, para eludir la responsabilidad que impone la libertad adulta, en fantasías pueriles protectoras (D. child, childish fantasies, has: 1). Y estas fantasías, exclusivas de Lycopodium, revelan simbólicamente el verdadero contenido inconciente de su egolatría avasallante: un niño débil y asustado por la soledad, busca la canción de cuna perdida. Tal vez sea ése, el significado de otro síntoma también exclusivo de Lycopodium: la sensación de escuchar al atardecer la música escuchada durante el día (D. music, fancies he hears, evening, hears the music heard in the day: 1). Al atardecer, al final de la vida, y recién ahora, percibe la música que escuchó, pero no percibió durante el día, a través de su vida. Sueños La ansiedad se refleja en su dormir ansioso (Dreams, anxious: 3) e inquieto (Sleep restless: 3) sobre todo acostado sobre el lado izquierdo (Sleep, restless, lying on left side: 1). Los sueños vividos (Dreams; vivid: 3) con la sensación de que continúan luego de despertar (D. continued after waking: 2) expresan quizás la tremenda represión de sus contenidos emocionales. Los sueños confusos (D. confused: 2), con desgracias (D. misfortune: 3) o negocios (D. business: 2) los pondremos en la cuenta de su falta de claridad mental, su temor a los imprevistos y al fracaso. Un dato curioso es que Lycopodium se adormece después de la cena (Sleepiness after dinner: 2) con frecuentes e ineficaces bostezos (Yawning; dinner, after, and ineffectual: 2). Resumen RUBRO 13 Confidence, want of self: 2 69 Power, love of: 1 La minusvalía psicobiológica es la clave de su personalidad. El punto de partida está en la falta de confianza en sí mismo; su meta en el amor al poder. RUBRO 51 Haughty: 3 36 Dictatorial: 2 75 Rudeness: 3 17 Cursing: 2 57 Insolent: 3 Para lograrlo, adopta una actitud reactiva de altanería, soberbia, orgullo. Mediante la rudeza, el insulto y la insolencia, se convierte en un dictador. RUBRO 16 Conscientiouss, about trifles: 2 69 Occupation amel: 1

62

Junto a estas actitudes “negativas” para afianzar su éxito, con la inteligencia se convierte en un meticuloso perfeccionista, no perdiendo un segundo para su logro, de allí que su ansiedad mejora estando ocupado. RUBRO 4 Anticipation, complaints from: 3 Pero la ansiedad subsiste ante cualquier empresa que acomete; el fantasma del fracaso le hace anticipar con temor cualquier resultado. RUBRO 16 Contradiction, disposition to: 2 16 Contradiction, is intolerant of: 3 La necesidad obsesiva de ser el mejor, no admite réplica que lo ponga en duda; el espíritu de contradicción y la intolerancia por la contradicción son sus mejores armas dialécticas. RUBRO 58 Irritability, morning, waking, on: 3 A manera de “Anticipación”, la tensión angustiosa al despertar -comienzo del díalo pone irritable. RUBRO 89 Timidity: 3 68 Mortification, ailments from: 3 69 Offended, easily: 2 63 Malicious: 2 71 Reproaches, others: 2 En su yo íntimo, Lycopodium es un tímido, en reclamo constante de afecto; de allí que menoscaben su orgullo las pequeñas o grandes injusticias de la vida diaria y se mortifique por la falta de consideración que supone debe recibir de los demás. La ofensa, el resentimiento y el reproche hacia los demás, son los modos de expresar su amor propio herido. RUBRO 51 Helplessness, feeling of: 1 46 Fear, people of: 3 12 Company, desire for: 3 12 Company, alone, while agg.: 2 12 Company, aversion to: 2 12 Company, amel, when alone: 2 En ningún medicamento la dualidad éxito y derrota, fuerza y debilidad, se intrincan de tal manera con una extrema labilidad afectiva: se siente desprotegido, sin apoyo, y no quiere estar solo. A su vez, teme a la gente y la elude. Peor y mejor estando solo. Desea y rechaza la compañía. Paradoja sutil de su bipolaridad afectiva. RUBRO 94 Weeping; thanked, when: 3 93 Weeping; ameliorates symptomps: 2 93 Weeping; aloud: 3 93 Weeping; admonitions cause: 2 93 Weeping; consolation agg: 1 93 Weeping; alternating with laughter: 2 93 Weeping; causeless: 2 63

93 Weeping; future, about the: 1 El llanto descubre su debilidad profunda, sobre todo cuando se desmorona su orgullo ante demostraciones de sincero afecto. Se trata de un llanto contenido, que irrumpe a manera de drenaje, liberando su tensión angustiosa. Por ello Lycopodium llora cuando le agradecen y el llanto mejora sus síntomas. El drama de su conflicto lo hace lorar a gritos y mientras su orgullo lo hace llorar por observaciones o retos y por el consuelo, la risa alterna con el llanto en medio de ribetes histéricos. La tristeza de fondo lo hace llorar a veces sin causa y otras, en medio de lamentos por su futuro. RUBRO 65 Memory, weakness of: 3 65 M. w., names, for proper: 2 65 M. w., words, for: 2 65 M. w., read, for what has: 2 65 M. w., expressing one’s self, for: 2 66 Mistakes, reading: 1 66 M. words, misplacing: 2 67 M. w., writing: omiting letters: 2 67 M. w., wrongs words, using: 3 En el plano intelectual, la fragilidad de su memoria y los consiguientes errores certifican su labilidad biológica. Se olvida los nombres propios, las palabras, lo que ha leído, con gran dificultad para expresarse. Se equivoca al leer, ubica mal las palabras al hablar, y hasta al escribir confunde las letras o las omite. Usa palabras equivocadas. RUBRO 340 Nose: motion of wings, fanlike: 3 16 Confusion, walking, while, open air amel: 3 39 Dullness, walking, while, in open air amel: 3 El déficit intelectual tiene su correlato biológico en su “substratum” congestivo cefálico que provoca una necesidad marcada de aire objetivada en el aleteo nasal y en la mejoría del embotamiento y confusión mental al aire libre, caminando. RUBRO 43 Fear, alone, of being: 3 44 F., destination, of being unable to reach his: 3 46 F., people, of: 3 43 F., approaching him, of others: 1 43 F., crowd, in a: 2 46 Fear: men of: 3 45 F.: imaginary things: 1 43 F.: dark: 2 45 F.: ghosts, of: 2 46 F.: noise at door: 2 47 F.: trifles: 2 45 F.: happen, something will: 1 47 F.: undertaking anything: 2 47 F.: walking while: 2 47 F.: walking while, oper air: 1 47 F.: stomach, arising from: 2

64

Los temores corren paralelos a la curva de su ansiedad. Desde el temor a la soledad que denuncia su desamparo afectivo, camina por la vida con el temor de no alcanzar su destino que expresa la falta de confianza en sí mismo, Lycopodium transita su existencia en permanente competencia: los miedos a la gente, a que se le acerquen, a la multitud proyectan su rivalidad con mezcla de cobardía y ocultamiento, como concretamente lo especifica el miedo a los hombres. El miedo a cosas imaginarias, a la oscuridad, a los fantasmas, al timbre de la puerta, cualquier nimiedad, revelan el estado de alarma que proviene de su agresión reprimida. El miedo a lo imprevisto se concreta claramente en el temor a que algo pueda pasarle a él, o a los suyos en una actitud extremadamente sobreprotectora que esconde su propia inseguridad. Acuciado de tal manera, Lycopodium ahora teme emprender cualquier tarea, todo lo hace con miedo. Quizás sea ése el sentido de su miedo al caminar, sobre todo al aire libre. Y no escapando a su labilidad gastrohepática, tiene la sensación que su miedo asciende desde el estómago. RUBRO 83 Starting, noise, from: 2 82 S., anxious: 1 83 S., feet, as if coming from the: 1 83 S., sleep, on falling: 3 83 S., sleep, during: 1 83 S., from sleep: 1 83 S., fright., from: 2 Lycopodium vive así en un permanente estado de alarma que exalta su reflectividad sensorio-muscular. Lo sobresaltan los ruidos imprevistos, con ansiedad, como si viniera de los pies, al caer en sueño, durante y por el sueño, y cuando se asusta. RUBRO 70 Prostration of mind: 3 32 Delusions., sick imagines himself: 2 54 Indifference: 2 39 Dwells, on past disagreeable occurrences: 1 30 Delusions, neglected his duty, that he has: 2 08 Anxiety., salvation, about: 2 37 Doubtful, soul’s welfare of: 1 36 Dispair, religious (of salvation, etc.): 2 17 Death, presentiment of: 2 62 Loathing, life: 2 62 Loathing, life, morning: 3 85 Suicidal, disposition, morning: 1 Pero al final de su ciclo, siente que ya ha perdido la partida. En un estado de verdadera postración mental, se imagina más grave de lo que está y cae en una profunda indiferencia. Puede que sólo piense en los hechos desagradables acaecidos en su vida, con la sensación que ha olvidado sus deberes. La ansiedad por su salvación -su único refugio- oscila entre la duda por la bienaventuranza de su alma y la pérdida de toda esperanza. Agobiado y derrumbado presiente la muerte y la desea sobre todo a la mañana, único momento donde acuden a su mente pensamientos suicidas. Esquema - Fig. 1 Podemos reproducir ahora en un esquema la imagen de Lycopodium surgida del Repertorio de Kent. Representamos con un círculo al síndrome mínimo característico del 65

medicamento, que equivale al “síndrome mínimo de valor máximo” sustentado por nuestra escuela. En el centro de ese círculo ubicamos a la falta de confianza en sí mismo (1). Arriba, el orgullo (2) , disposición dictatorial (3) y disposición a contradecir (4), que conforman la actitud reactiva de prepotencia. A la derecha la meticulosidad (6), mezcla de perfeccionismo y ansiedad por el cumplimiento, y la mejoría por la ocupación (7) par de síntomas con los que Lycopodium cuenta para lograr el triunfo. Abajo, la anticipación (5), ansiedad, “trac de examen”, inquietud ante cualquier situación de compromiso que ponga a prueba su capacidad. A la izquierda la intolerancia a la contradicción (8), actitud negativa ante cualquier oposición que ponga en dudas su seguridad. En la parte superior izquierda del esquema hemos ubicado los síntomas que expresan su problemática afectiva: deseo de compañía -peor por estar solo- (14) y aversión a la compañía -mejor en soledad- (15); estos síntomas revelan su necesidad de apoyo y miedo a ser descubierto. La mejoría por el llanto (16) y el llanto cuando le agradecen (17) expresan su tensión emocional contenida. Abajo y a la izquierda figuran los síntomas que denuncian la labilidad de la mejoría (9) y los consiguientes errores (10). Agregamos la confusión mental (18) cuya modalidad mejoraría al aire libre tiene una connotación especial de necesidad de libertad en el plano psíquico como en el plano físico: necesidad de aire, intolerancia a las ropas. Arriba y a la derecha el síntoma dolencias por mortificación (11) explica su intolerancia a las pequeñas o grandes injusticias de la vida, mientras que la irritabilidad al despertar (12), es una cólera anticipada por el comienzo del día. La irritabilidad antes de menstruar, (13), no deja de recordarnos el protesto por su envidia al hombre. Abajo y a la derecha, el miedo a la soledad (19), el miedo que asciende desde el estómago (20) y los sobresaltos por ruidos (21), constituyen lo que hemos dado en llamar un síndrome de alarma. En el medio y hacia abajo hemos agrupado en el rubro “Estado de ánimo” cuatro síntomas como corolario final de su vida: La postración mental (22), el retorno constante a los hechos desagradables del pasado (23), la ansiedad por su salvación religiosa (24) y por último, en medio de una indiferencia total, el cansancio por la vida (25).

Síndrome mínimo característico 1) Falta de confianza en sí mismo. 2) Orgullo. 3) Dictador. 4) Contradicción, disposición a la. 5) Anticipación. 6) Concienzudo, meticuloso por pequeños detalles. 7) Ocupación, mejora por la. 8) Contradicción, intolerante a la. Déficit de la memoria 9) Memoria, debilidad por los nombres propios. 10) Errores. Usa palabras equivocadas. Irritabilidad reactiva 11) Mortificación, dolencias por. 12) Irritabilidad al despertar. 13) I. antes de menstruar. Necesidad de afecto 14) Compañía, deseo de. 66

15) Compañía, aversión a la. Labilidad afectiva 16) Llanto, mejora por el. 17) Llora cuando le agradecen. Necesidad de libertad 18) Confusión, mejora caminando al aire libre. Temores - Alarma 19) Miedo a la soledad. 20) M., que sube desde el estómago. 21) Sobresalto por los ruidos. Estados de ánimo 22) Postración mental. 23) Retorna a los hechos desagradables del pasado. 24) Ansiedad por su salvación. 25) Cansancio de vivir.

Materia Médica Comparada Tres medicamentos poseen siete síntomas del síndrome mínimo característico (S.M.C.): Aurum, Ignatia y Nux Vomica. Aurum Le falta el síntoma anticipación (5) que expresa la ansiedad de espera ante cualquier situación de compromiso que ponga en juego una posibilidad de fracaso o derrota, típica de la personalidad de Lycopodium. Lo que prima en Aurum sobre su fondo de minusvalía es la tremenda agresividad syphilítica que da un matiz especial a los demás síntomas de este grupo. El paciente se encuentra acosado por sus impulsos destructivos por lo que se aborrece a sí mismo con un profundo sentimiento de culpa; se siente un desdichado, que no ha cumplido con su deber y olvidado por sus amigos, buscando el suicidio o la religión como única tabla de salvación. Tal sentimiento de culpa, como si la conciencia le reprochara un crimen que no ha cometido, gestado por la liberación de su agresividad debido a la falta de un yo fuerte, está matizado con bruscas explosiones de cólera y crisis de rabia ante la menor ofensa o contradicción. Esta exaltación de su agresividad puede ser desencadenada por la pérdida de un ser querido, una pena, rabia en una disputa, mortificación u ofensa que al reprimirse, produce el cuadro de cólera con sufrimiento en silencio, miedo, ansiedad, temblores, angina de pecho, opresión torácica, desesperación, llanto, melancolía y por último tendencia al suicidio, todo en medio de un cuadro congestivo circulatorio con oleadas de calor, congestión cefálica, deseo de aire libre y agravación durante la noche. El caso más típico que recuerdo es el de una paciente que despertaba a las dos de la mañana con palpitaciones, angustia y sensación de muerte inminente, como si una catarata de calor le inundara el pecho, consecuencia de la tensión nerviosa que las interminables disputas con el marido le provocaba. En suma, Aurum acepta su minusvalía y no entra en competencia, estigma esencial de la sycosis, y por lo tanto no tiene anticipación. Su meticulosidad (6) tiene mucho menos valor que su inseguridad (1), con tremendo sentimiento de abandono y culpa. Carece del déficit de la memoria (Sycosis) y los demás síntomas del primer grupo tienen marcado tinte syphilítico. La mortificación (11) surge de lo antedicho; prefiere la soledad (15) para 67

meditar sobre su culpa y sólo posee del resto el miedo en el estómago (20) y los sobresaltos por ruidos (21), que expresan justamente su estado de alerta puesta en marcha por su ansiedad de conciencia. Ignatia Sólo le falta el síntoma dictatorial (3) que expresa en Lycopodium el resumen de su actitud sicósica ególatra y arbitraria, para compensar su minusvalía biológica dotado de una inteligencia superior. Ignatia es superficial, variable, paradójico y sujeto al vaivén de los más variados factores emocionales con un fondo puramente funcional y no biológico como en Lycopodium. Por lo tanto carece de los síntomas 9 y 10 que expresan el déficit de la memoria. También carece de la irritabilidad al despertar (12), y antes de la menstruación (13) que traducen la competencia sicósica de Lycopodium ante el medio social. Por esta misma razón, porque Ignatia es un histérico hipersensible al medio que lo rodea y no un agresivo en competencia, carece de los temores y la alarma que caracterizan a Lycopodium. Nux vomica Hipersensibilidad total, irritabilidad, frío y contracciones antiperistálticas del aparato digestivo sintetizan la personalidad psicobiológica de Nux vomica. En números es el más semejante a Lycopodium, le falta solamente el síntoma 3, dictatorial. Nux vomica es valiente y temerario, no cobarde como es en el fondo Lycopodium, por lo tanto no necesita del despotismo para ejercer su autoridad. Nux vomica es un jefe, un patrón, un típico ejecutivo en permanente ebullición y trabajo febril. Inquieto, seguro y rápido: “Esto tiene que andar” y maneja a sus empleados con órdenes plenas de cólera e impulsividad, debido a su hiperreflectividad exagerada. Nux vomica no tiene complejos, es optimista, pero siempre está fastidiado por los mínimos contratiempos que lo alejan del resultado final porque es un impaciente, perfeccionista y meticuloso (6). Mejora cuando está ocupado (7), se enoja cuando lo contradicen (8) y se opone a lo que opinan los demás (4) “porque hablan sonseras y no hacen más que perder el tiempo”. Este stress permanente emocional, acompañado de una autoagresión tóxica (por su desequilibrio neurovegetativo) y de una heteroagresión (por la ingesta de alcohol, café, especias y condimentos) explica su falta de confianza en sí mismo (1) y su déficit de memoria (9 y 10). Lo ya dicho explica los síntomas 11, 12, 13 y 21; su don de relaciones públicas el deseo de compañía (14); el hastío de la gente por su hiperreflectividad explica el síntoma 15, y la falta de labilidad afectiva y temor justifica su ausencia en los demás rubros. Tres medicamentos tienen 6 síntomas del Síndrome Mínimo Característico: Mercurius, Natrum carbonicum y Ferrum metallicum: Mercurius Le faltan los dos síntomas típicos de la compensación sycósica sobre un fondo de minusvalía: la meticulosidad (6) y la mejoría por la ocupación (7). Típico syphilítico, padece un marcado déficit intelectual, obtusión mental, lentitud para responder y una personalidad regresiva infantil. El desborde de su instintividad agresiva sobre un yo débil produce en Mercurius un estado de ansiedad y desasosiego que lo impulsa constantemente a irse, a escapar de su casa, a viajar, como si fuera culpable de un crimen. La vista de un cuchillo o un instrumento cortante exalta su agresividad al punto de poder impulsarlo a cometer un crimen o suicidarse. El Dr. Paschero dice que por proyección paranoica desplaza su enemigo interior hacia afuera y considera a todo el mundo su enemigo: desconfía, sospecha, no confía en sí mismo ni en nadie, teme estar solo, cree que va a perder la razón y le vienen deseos de 68

matar a la persona que le contradice. El sentimiento de culpa crea en Aurum la hipocondría, la melancolía con autorreproche y la sensación de haber sido abandonado por todos porque se lo merece, y termina en el suicidio. Mercurius, en cambio, es más criminal que suicida y modaliza su culpa, “agresión-culpa”, con un estado de agitación y apuro ansioso que lo lleva a escapar permanentemente. Huida de sí mismo. Deficitario global, le falta sin embargo el “keynote” de Lycopodium de equivocar las palabras (10) y la irritabilidad al despertar (12) y antes de la menstruación (13). El descontrol sobre su agresividad explica el síntoma (11) “Mortificación” y el sentirse a merced de sus impulsos agresivos explica que desee la compañía (14) y teme la soledad (19) para protegerse de los mismos. La hostilidad persecutoria explica el sobresalto por los ruidos (21). Falta en los rubros aversión a la compañía (15) y el llanto cuando agradece (17) que expresan en Lycopodium el deseo de ocultar su sensibilidad exquisita. El llanto lo mejora por actitud regresiva infantil (16). Cinco síntomas generales completan la imagen de Mercurius: 1) Sensibilidad marcada tanto para el frío como para el calor. 2) Agravación total durante la noche. 3) Profusa transpiración que agrava los síntomas. 4) Excreciones fétidas, irritantes. 5) Temblores. Natrum Carbonicum Le faltan el orgullo (2) y la dictadura (3) que expresan en Lycopodium la tremenda energía, inteligente y sycósica para defenderse de su medio a causa de su labilidad constitucional. Lo que caracteriza a Natrum Carbonicum es la profunda depresión ocasionada por su decadencia biológica sin capacidad de reacción. Dispéptico flatulento, agravado por el sol, triste, con deseo de soledad y paz de la que sólo lo saca un ruido inesperado o una música dulce y nostálgica. Abandónico y resentido, la labilidad mental adquiere particular relevancia con confusión mental y vértigo ante cualquier trabajo intelectual. Coincide en los demás síntomas del Síndrome Mínimo Característico per son de un tono menor en defensa de un yo muy empobrecido. El déficit de la memoria es global y no selectivo como en Lycopodium. La aversión a la compañía (15) caracteriza su especial huida de la gente, el síntoma 18, su mejoría al aire libre es típica de los Natrum como el sobresalto por los ruidos (19). Ferrum Metallicum Es uno de los mal llamados “remedios chicos”. Su patogenesia no ha sido bien estudiada y predominan en ella los síntomas de orden fisiopatológico por carencia. En general se trata de un paciente débil, incapaz de un esfuerzo prolongado. Con las extremidades frías y congestión cefálica o bien palidez sujeta a oleadas de calor. Gran debilidad con disnea, opresión respiratoria y tendencia al desvanecimiento con palpitaciones, desatada generalmente por pérdida de líquidos vitales, sobre todo sangre. Dolores pulsátiles, martilleantes. Sus síntomas se agravan por el reposo y el frío, mejoran por el movimiento lento, pero empeoran por el movimiento rápido o violento. Debilidad y postración cuyo último capítulo es la parálisis. Su psiquis es confusa y débil con el más alto grado de depresión y desaliento. Es un paciente hipersensible con extrema ansiedad e irritabilidad por la menor causa. Querulante, discutidor, apasionado y vehemente, la mínima contradicción lo pone fuera de sí (8), lo mismo por un ruido. Kent nos dice: “algunos de sus síntomas mejoran por la ocupación, por hacer algo, por un pequeño ejercicio, pero sus dolencias aumentan en el reposo. Aquí el significado del síntoma mejoría por la ocupación (7) es diferente que en Lycopodium, donde se trata de un síntoma reactivo a su falta de confianza y de seguridad, de las que no 69

carece Ferrum. En efecto, faltan en Ferrum los síntomas 1 y 5 falta de confianza y anticipación que signan toda su sintomatología; y vemos que Ferrum evidentemente, falta en todo el resto del cuadro; el deseo de soledad (15) es aquí no más que un correlato lógico de su debilidad y depresión. Pensar en Ferrum ante un paciente que nos recuerda a Lycopodium por su carácter y que padece de plétora y eretismo circulatorio sobre un fondo de debilidad y anemia hipocrómica: falsa plétora, vértigos al levantarse, agravación por el reposo y el movimiento rápido, reumatismo del deltoides, tales son sus síntomas keynotes. En síntesis, Ferrum es un dictador dogmático (3), la duda desaparece bajo la máscara de su gran seguridad que lo aleja de la cobardía y emotividad de Lycopodium. Tres medicamentos figuran con 5 síntomas del Síndrome Mínimo Característico: Silicea, Thuja y Anacardium. Silicea terra Del núcleo básico faltan los síntomas de orgullo (2); dictador (3); y espíritu de contradicción (4), tres síntomas que en conjunto conforman la disposición competitiva de Lycopodium para sobresalir sobre los demás, el polo opuesto de Silicea que sólo pretende no ser menos que los demás. Del resto de los síntomas posee el 14, es decir, una modalidad del mismo “peor estando solo” y el (21), sobresaltos por ruidos, que expresan su necesidad de protección y alerta, resultante de su exagerada sensación de minusvalía. Es que Silicea elabora menos sus síntomas que Lycopodium. Si observamos la repertorización de Silicea vemos que Lycopodium cubre casi todos sus síntomas, a la inversa de lo que aquí sucede. Por ello, también, a menudo se incurre en el error de dar Lycopodium a pacientes cuyo Simillimum es Silicea y por ello también diagnosticaremos mejor a Silicea recurriendo a los datos de la infancia de nuestro paciente: tímido, apocado, obstinado, irritable y meticuloso. Thuja Es el paradigma de la sycosis. Faltan en él, la minusvalía (1), la actitud dictatorial (3) y el espíritu de contradicción (4); Thuja es un autosuficiente, que no se manifiesta para no tener en guardia a los que lo rodean, por ello no agrede abiertamente contrariando a los demás o dando ordenes con voz de comandante. Su anticipación (5) es discreta, su meticulosidad obsesiva (6) y su actitud febril con compulsión a ocuparse de algo (7) para compensar la ansiedad de conciencia que campea en el fondo de su perversión afectiva. Comparte con Lycopodium la mayor profusión de síntomas del embotamiento mental, no recordando lo que ha hecho, lo que estaba por decir y sobre todo comete errores al hablar, al escribir, omite letras, sílabas o palabras. Coinciden la irritabilidad al despertar (12), que es una modalidad general de la sicosis, la aversión a la compañía (15) -maniobra de ocultamiento-, y comparte el keynote del temor que viene del estómago (20). Falta en Thuja la minusvalía típica de Lycopodium y más aún su fondo afectivo, lleno de sentimentalismo, mortificación, aversión a la soledad y gusto por la compañía que denuncian una necesidad infantil de protección paterna. Anacardium Es un deprimido, irresoluto, ambivalente, en constante conflicto entre el deseo y la obligación con un yo débil que no puede decidir. Caracteriza a Anacardium la pérdida repentina de la memoria, con un carácter irresoluto en constante conflicto consigo mismo. Es esta pérdida de memoria la que causa un estado de pánico antes de un examen (Anticipación: 5). Variabilidad. Embotamiento y lentitud mental. Duda de todo y no hace nada. Sometido a una especie de puja entre la exaltación de su agresividad instintiva y su 70

conciencia moral. Colérico violento, cruel, a veces con falta de sentido moral, sometido al permanente y alternante impulso de deseos contradictorios amor y odio, insulta y blasfema ante su minusvalía resultante, con la sensación de ser doble (Alumina, Thuja) o de que su alma se le escapa del cuerpo (Thuja) o que viviera en un sueño. Se diferencia de Alumina porque su desdoblamiento es de naturaleza emocional y afectiva y no intelectual como en Alumina. Tiene dos síntomas keynotes: La sensación de bola, tapón en distintos lugares y la mejoría comiendo de todos sus síntomas. Similar a Lycopodium en los síntomas 1, 2, 4, 5 lo separan de él, la falta de autoritarismo, meticulosidad y mejoría por la ocupación. Estos tres síntomas en conjunto modalizan en Lycopodium su característica aptitud competitiva: Lycopodium se valoriza en función de los demás. Anacardium en cambio entabla su lucha consigo mismo, soy bueno o soy malo, un poco como lobo estepario pero no depende de los demás: y siempre el Repertorio nos lo confirma: falta en los rubros 11, 12, 14 y 17 que expresan en Lycopodium modos de reacción con su mundo. Figura en cambio en la aversión a la compañía (15) para concentrarse en sí mismo y la mejoría por el llanto (16), modo personal de aliviar su atención emocional. Siete medicamentos poseen cuatro síntomas del Síndrome Mínimo Característico: Alumina, Bryonia, Causticum, China, Hyosciamus, Lachesis y Sepia. Alumina Faltan del Síndrome Mínimo Característico los síntomas 3, 4 y 6, mecanismo reactivo compensador de la minusvalía que constituyen en Lycopodium su carta de triunfo. Alumina es un profundo asténico mental con incapacidad para concentrarse, y seguir una idea. Pero lo que lo caracteriza es un estado de confusión con pérdida de noción de la realidad. Las sensaciones tardan en ser percibidas por los centros con la ilusión que es otra persona la que percibe lo que él está viendo o escuchando, u otra persona la que está actuando por él. El paciente llega a dudar de la realidad de todo, incluso de su propia identidad (confusion as to his identity, pag. 15). Ante la vista de un instrumento cortante (como en Mercurius), le brotan impulsos agresivos, y tiembla ante ellos por temor a matar o matarse. La agresividad profunda que ello implica lo pone ansioso, apurado, nada se mueve suficientemente rápido, desea escaparse, irse lejos. Triste, en constante queja, irritable, lleno de aprensiones, cuando reflexiona sobre su estado piensa que se va a volver loco. Patogenesia rica en síntomas generales, predomina en él la sequedad de todas sus mucosas, excepto la vagina con una leucorrea profusa, y lo caracteriza la constipación atónica. Se equivoca al hablar (10), víctima de su propia confusión; la mejoría por el llanto (16); sobresaltos por los ruidos (21) nos informan de su tensión nerviosa contenida con incapacidad para expresarse. Sobre su minus psicobiológico (1), el orgullo (2) avalado por su intolerancia a la contradicción (8) denota el tinte sicosifilítico del medicamento; sobre un fondo de abandono afectivo y confusión, la culpa condiciona la necesidad de estar ocupado (7) y el desdoblamiento como defensa. Bryonia Posee cuatro de los ocho síntomas del Síndrome Mínimo Característico. Pero sobre la base común de la carencia de confianza en sí mismo (1), a Bryonia le falta el orgullo (2), la disposición dictatorial (3), el espíritu de contradicción (4) y la mejoría por la ocupación (7), síntomas que informan de la disposición competitiva, el ansia de triunfo y el amor al poder de Lycopodium. Es que sobre el fondo psórico de su incapacidad Bryonia renuncia a la competencia quizás por su agravación por todo esfuerzo. Lo que caracteriza a Bryonia es su voluntad reactiva para afirmarse por encima de su dificultad de movimiento. Por ello, la 71

anticipación (5), la meticulosidad (6) y la intolerancia a la contradicción (8) son las únicas armas comunes con Lycopodium, que utiliza para solventar su ansiedad e inquietud con temor al futuro. En su impetuosidad e industriosidad, síntomas que no posee Lycopodium, no hay competencia sino más bien un estado de irritabilidad, de enojo por su propia debilidad psicofísica. Es que Bryonia busca la solución de su ansia existencial en el trabajo, habla de los negocios, sueña con negocios, y cuando está enfermo su preocupación más angustiosa es volver a trabajar. Carece de los síntomas específicos de la debilidad de la memoria. Es la irritabilidad lo que constituye el síntoma más evidente de Bryonia. Es el fruto de su exigencia para consigo mismo, el querer y no poder, como lo expresa por ejemplo la confusión que se agrava acostado, al mismo tiempo caminando, pero que mejora al aire libre. El querer y no poder se expresa en el deseo de moverse, la ansiedad por moverse pero con agravación por el movimiento y mejoría por el reposo. Es como si Bryonia luchara desesperadamente por salir de la prisión de su impotencia pero su debilidad le impide lograrlo; es por ello que Bryonia desea cosas que luego son rechazadas. La aparente contradicción entre su labilidad psórica y la amenazante frustración de su programa sycósico de vida, la contradicción entre sus deseos y sus posibilidades, lo convierte en un caprichoso esclavizado por sus deseos veleidosos e irreflexivos; hasta en el acto de comer se asoma el capricho cuando nos dice que tiene un gran apetito y no sabe qué comer. Como Lycopodium, Bryonia se irrita al despertar (12) porque se pone en movimiento. La mortificación (11), junto con la cólera por la contradicción y la sensibilidad al desprecio de los demás son los síntomas más característicos con que expresa la sensibilidad a la aflicción y a la humillación. Carece de la irritabilidad antes de menstruar (13) que simboliza en Lycopodium la competencia de la mujer con el hombre. Coincide con Lycopodium en el deseo (14) y aversión a la compañía (15) pero sin su connotación afectiva. Bryonia desea la compañía y teme a la soledad (19) porque tiene desesperanza de recuperarse y porque teme a la enfermedad y a la muerte; desea volver a su casa, una forma de compañía, y al mismo tiempo quiere escapar de ella, con temor. La aversión a la compañía, además del ocultamiento sycósico, expresa el anhelo de no ser perturbado, e involucra un temor a ser perseguido, a ser tocado y a los extraños. El temor que asciende desde el estómago (20) junto con el miedo a la pobreza y al futuro de los que carece Lycopodium, tiene un sentido de agresividad oral diferente en este glotón de lengua sucia y aspecto de cuero, al que a pesar de su voracidad todo le sabe amargo. Causticum Desesperanza, ansiedad y temor son para Kent los síntomas característicos de este medicamento, el más necesitado de protección (1) de la Materia Médica. Sin esperanza, pendiente de los males que lo acechan, afanoso de simpatía y protección. Causticum no se defiende de su mundo y por lo tanto, carece de anticipación (5) y meticulosidad reactiva (6). En medio de pequeños signos que modulan su agresividad, espíritu de contradicción (4) y pendencia, hace suyo el dolor de los demás por identificación, pretendiendo que todos le toleren (2). Es el típico dictador (3) por el soborno. Cuando exalta su agresividad se vuelve querulante y discutidor (4), desechando toda norma social (Unobserving) configurando el típico anarquista. La parálisis y el espasmo muscular son la expresión somática de su minusvalía y agresividad. Faltan también en él la intolerancia a la contradicción (8) debido a su necesidad de protección, y la mejoría por l ocupación (7), a por su incapacidad. De los demás síntomas el 10 coincide en déficit de la memoria, el 14 en su necesidad de protección y el 21 expresa su temor o alarma hacia el mundo 72

circundante. Agresivo en potencia, se siente culpable de un crimen no cometido, sobre todo al atardecer, cuando tiene la sensación muy marcada en él de que algo malo puede sucederle. China Posee 4 síntomas del Síndrome Mínimo Característico. China produce el cuadro clínico de la anemia progresiva con gran palidez y debilidad, cuadro que puede ser consecuencia de pérdidas de cualquier otro líquido vital. Aumento progresivo de la irritabilidad e hipersensibilidad “como si los nervios estuvieran a flor de piel”. Hipersensibilidad al tacto, al movimiento, al aire frío, a olores, sobre un fondo de gran debilidad, emaciación y tendencia al anasarca. Facies arrugada, pálida, enfermiza. Hiperexcitabilidad neuromuscular con dolores, pellizcos, calambres, tirones, sacudidas, sobre un fondo de debilidad paralítica. Estados de gran debilidad, postración y vértigo, fuera de relación con el monto de líquidos vitales o electrolitos perdidos. El cuadro mental guarda relación con el somático porque el ser humano es una individualidad psicobiológica. China es un sujeto asténico-irritable, que ofrece el cuadro de la hipocondría con apatía moral e insensibilidad; se defiende de su astenia con apatía, indiferencia, y aversión a la compañía (15). Se siente desafortunado, malquerido y abandonado, usado y perseguido. Proyecta sobre los demás sus propias desgracias en continuas ofensas y reproches; es despreciativo, criticón, estructurando el cuadro del delirio persecutorio. Al par que no puede metabolizar las pérdidas físicas no tolera las pérdidas morales y se vuelve un inconsolable; pero p sobre or este fondo de astenia irritable lo que más caracteriza a China es su sobre-actividad cerebral a despecho de su debilidad, sobre todo de noche cuando su mente se puebla llena de imaginación febril, con múltiples proyectos, planificando, teorizando sobre las cosas magníficas que realizará algún día. Posee del Síndrome Mínimo Característico 4 síntomas: la falta de confianza en sí mismo (1) producto de su psicastenia; el orgullo (2), mecanismo de defensa que se explica si pensamos en cuatro modalidades de China ya citadas: desprecio, crítica, reproche y fastidio por el consuelo. Y este mismo orgullo es el que le hace construir cosas maravillosas, castillos en el aire, de noche en la cama, porque todo lo planifica teóricamente, con minucia y detalle (6). Y es lógico ahora pensar, que cuando China puede plasmar su sueño en la realidad, haciendo cosas se siente mejor, justificando el síntoma de mejoría por la ocupación (7). De lo dicho podemos deducir que China se comporta como un filósofo teórico, parecido en algo a Sulphur con quien comparte sus planes pero que en vez de encerrarse en su torre de marfil, salva la estima de sí mismo acusando a los demás de sus propias desgracias. Por lo tanto, carece de los síntomas que revelan en Lycopodium su modo d adaptar su necesidad real de afecto y al mismo tiempo e el respeto de los demás. En efecto la aversión a la compañía (15) cumple en China su misión de aislamiento. En cuanto a la memoria, si bien carece de sus olvidos, China comparte con Lycopodium todos los rubros de los errores: usa mal las palabras, omite las palabras, las cambia, se equivoca al hablar y al escribir. Si tomamos en conjunto los cuatro síntomas del Síndrome Mínimo Característico que faltan en China, anticipación, disposición a contradecir, intolerancia a la contradicción y actitud dictatorial, vemos que integran la expectativa ansiosa con la que Lycopodium se prepara para la lucha competitiva. De allí que el orgullo, la meticulosidad y la mejoría por la ocupación que revelan un tinte marcadamente sycósico en Lycopodium sean predominantemente pseudopsóricos en China avalando su fantasía teórica, la crítica y el reproche. Hyosciamus 73

Sujeto nervioso, histérico, emotivo, susceptible. Celoso, desconfiado, teme la soledad; locuaz, excitado o indiferente, de fácil excitación sexual, lascivo; proclive a la hilaridad con paroxismos de risas nerviosas. Sujeto fuerte y robusto o ancianos alcohólicos con temblores musculares, contracturas, espasmos, tics y convulsiones. Hyosciamus es el clásico medicamento del delirio alternante entre la excitación (vehemente, violento; pega, rompe y muerde; se desnuda o muestra sus genitales en un paroxismo erótico agresivo) y la pasividad con farfulleo, continuo parloteo, murmullo y soliloquios. A medida que avanza el proceso, la excitación pierde fuerza y se hacen más prolongados los estadíos depresivos. En el estado crónico de su delirio el paciente realiza movimientos carfológicos, observa los dibujos de las paredes y aparta con gestos a personas imaginarias de su lado; juega con sus dedos remedando sus tareas habituales. Hyosciamus es un sujeto celoso, preso de ideas persecutorias, que todos se han vuelto contra él como Natrum Muriaticum. Desconfiado, que lo han abandonado (Del. Forsaken p. 26). Habla consigo mismo o con personas muertas como Lachesis. La tos espasmódica agravada acostado; la incontinencia rectal y la agravación por las emociones, el tacto y las reglas, sintetizan el cuadro de esta solanácea neuro-histérica alternante, variable, suspicaz, celosa, erótico-agresiva, presa de espasmos, tics, temblores, convulsiones y sobresaltos musculares. Hyosciamus posee del Síndrome Mínimo Característico cuatro síntomas. La falta de confianza en sí mismo (1), que proviene de su propio estado de confusión e irrealidad; el orgullo (2), que es producto de su excitación cerebral; estos dos síntomas juntos explican la tendencia a contradecir de Hyosciamus: la confusión de la realidad y la vanidad con que oculta su insuficiencia le procuran una visión distinta de su realidad, que pretende hacer prevalecer, fijándose en detalles mínimos a los que reviste de gran importancia (6), como cuando pasa horas observando los pequeños dibujos del decorado en las paredes de su habitación. Pero falta en él los síntomas 3, 5, 7 y 8 con los que Lycopodium resuelve agresivamente su minusvalía aprestándose a la lucha ante cualquier evento (5), para ejercer su autoridad indiscutida (3), no tolerando contradicción (8), en permanente tarea y ocupación (7). Los demás síntomas lo alejan definitivamente. El déficit de la memoria es global, profuso, propio de las solanáceas: Hyosciamus olvida sobre todo lo que ha oído, lo que ha dicho o leído, o lo que pensó, pero no tiene problemas de expresión, palabras o nombres, como tampoco comete errores en general al escribir o hablar. Esto nos sugiere que su déficit sea motivado por sus estado alternantes, y tal vez su memoria participe de oscilaciones similares. Esa misma oscilación ambivalente explica el deseo de compañía con temor a la soledad en algunos momentos y en otros aversión a la compañía (14, 15 y 19). Falta en todos los demás síntomas. Desde el punto de vista miasmático, Hyosciamus se comporta como un trimiasmático psoro-syco-syphilítico, donde la psora sella su impronta de variabilidad oscilante y marcada. Pero sobre el fondo psórico de su falta de confianza en sí mismo, por una parte la sycosis instala su típico cuadro de sospecha, celos, delirio persecutorio, manías obsesivas y trastornos de la memoria y exaltación erótica. Y por otra parte, la vertiente syphilítica condiciona la pérdida de control sobre la agresividad, cuyo cuadro más típico se observa en los delirios en su período de excitación: pega, rompe, muerde, ataca a la gente con un cuchillo, muestra sus genitales y remeda toda clase de gestos, como se observa en los niños oligofrénicos o los ancianos víctimas de demencia senil. Completan la vertiente syphilítica del paciente crónico de Hyosciamus la sensación de estar en un sueño, la confusión respecto de su realidad interior y exterior, la sensación de abandono por parte de sus amigos, su espíritu de contradicción sistemático, la sensación de haber cometido un 74

crimen con el consecuente sentimiento de culpa y la pérdida del perdón divino, todo ello acompañado con la nostalgia del hogar y la sensación de estar fuera de él, en parte provocado por el déficit global de la memoria. Lachesis mutus El Dr. Paschero dice, que “Lachesis es maliciosa, orgullosa, hiriente, suspicaz y criticona”. La primera reacción a esta exaltación de su agresividad es el miedo a la muerte, que pueda sorprenderla durante la noche, puesto de manifiesto por la clásica oleada de calor con opresión en la noche que la despierta sofocada con sensación de muerte inminente, hecho típico de la menopausia. Su mecanismo de defensa es la proyección. Está bajo el control de un ser superior con lo que satisface su culpa y su ambición al ser la elegida de entidades sobrehumanas. Esta proyección persecutoria de su propia hostilidad se manifiesta por la sensación de estar perseguida por enemigos que tratan de agarrarla o matarla, que el remedio que toma es un veneno y que hasta los suyos le están preparando el entierro porque seguramente morirá. Es tal su desconfianza que cae en melancolía con suspiros, duda y desconfianza de todos, susceptible, desplazando sobre su cónyuge sus deseos de infidelidad, configurando el cuadro más dramático de celos con reproches, airados insultos, avalado por ideas bizarras o ridículas, burlas y sátiras hirientes. Locuaz, agresiva y sensual, proclive a la clarividencia, Lachesis recuerda muy bien la imagen de la bruja, la poseída por el demonio o la medium en trance espiritista. Referida a Lycopodium, Lachesis posee cuatro de los síntomas del Síndrome Mínimo Característico. Sobre su falta de confianza (1), en la exacerbación de su instintividad erótica agresiva elabora el cuadro de orgullo (2), disposición dictatorial (3) y espíritu de contradicción (4) que señala la repertorización. Pero falta en los 4 rubros siguientes que explican en Lycopodium la tensión permanente que lo obliga a la competencia que él se ha impuesto, con meticulosidad, responsabilidad y trabajo productivo, no permitiendo oposición que denuncie su labilidad básica. Es que a diferencia de Lycopodium, Lachesis es alegre, altanera, sociable, charlatana, infundida de gran orgullo y sobrevalorización de sí misma, proyectando en los demás sus propias falencias. Inclusive es industriosa y activa por su inquietud y apuro, pero el trabajo no es una necesidad compulsiva para sentirse mejor como sucede en Lycopodium. Calurosa, su intolerancia a las ropas con opresión en el cuello (ni siquiera un pañuelo), simboliza la muerte por constricción, tal como lo hace Lachesis Trigonocéphalus. Agravada por los encierros y al despertar, y mejorada por la menstruación, tal es la expresión somática de este medicamento. Sepia officinalis Faltan del Síndrome Mínimo Característico los síntomas 1, 2, 3, y 5, característicos en Lyc. de la cupla minusvalía-hipertrofia del yo. Es que e núcleo central de Sepia, a diferencia de l Lyc., es su indiferencia afectiva, sobre todo hacia su esposo, en quien proyecta sus reclamos de envidia castradora. Los síntomas 4, 6, 7 y 8 expresan la compensación sycósica de su incapacidad de amar y la lucha contra el sexo opuesto, cuya simbólica expresión es la irritabilidad antes de menstruar (13). Comentar el Síndrome Mínimo Característico es descubrir las diferencias netas, esenciales, de ambos medicamentos. Lycopodium es un disminuido emotivo con fachada reactiva de orgullo o amabilidad egocéntrica. Inteligente, vivaz, orgulloso y activo, Lyc. no tolera la contradicción porque menoscaba su seguridad, contradice para afirmar sus cartas de triunfo y necesita estar ocupado para no caer en un estado profundo de incapacidad. Sepia en cambio es segura de sí misma, por lo tanto no necesita ser orgullosa o dictadora, pero su indiferencia afectiva la conduce a la batalla del sexo: viril, castradora, en 75

permanente contradicción, sin tolerar que se le opongan. L meticulosidad y la mejoría por a la ocupación expresan aquí su esfuerzo para salir de su astenia e indiferencia. Es la fregona de la casa que siempre protesta y maldice su condición de tal. El déficit de memoria es global y no selectivo, acentuado por el esfuerzo mental y la fatiga física, consecuencia de su desinterés y astenia. Coincide en menor grado en el rubro de equivocaciones tanto al hablar como al escribir, por las mismas causas. En cuanto al otro grupo de síntomas, sus coincidencias se deben a un reclamo de la conciencia moral ante su indiferencia afectiva. De esta manera Sepia puede mortificarse atribuyendo a motivaciones externas sus estados depresivos (11). Puede en ciertos momentos buscar la compañía (14) para liberarse de sí misma, se queja por ejemplo todo el día que su esposo no está nunca en casa y cuando llega lo trata mal por mínimos motivos, pero fuera de ello la soledad le hace bien: “Nada mejor para calmar sus nervios que la soledad, trabajar febrilmente en casa, fregando, pasear bajo la lluvia, u ocuparse activamente de tareas de cualquier tipo que a la par de satisfacer su competencia con el hombre, sean un buen pretexto para estar fuera de su casa todo el día”. Sepia, viriloide, es ejecutiva para conformar su indiferencia afectiva; Lycopodium, disminuida, orgullosa y altanera es ejecutiva para “realizarse a sí misma” y compensar su sentimiento de inferioridad. Sepia y Lycopodium se fastidian con sus hijos. La primera porque no los quiere; la segunda porque denuncian su condición femenina que considera injusta y disminutiva respecto a su esposo. Sepia tiene aversión al esposo; lo destruye y lo castra. Lycopodium lo admira como padre, lo cuida como a un hijo, lo quiere como marido y lo pelea como hombre. Cinco medicamentos poseen tres síntomas del Síndrome Mínimo Característico: Oleander, Phosphorus, Pulsatilla, Sulphur y Nitric Acid. Oleander Es un medicamento de los llamados “chicos”, mejor dicho, con patogenesias no suficientemente realizadas. La práctica clásica sugiere prestar atención especial a un medicamento “chico” que sale en la repertorización aun con valores menores, y recurrir a la materia médica para mejor información. Es un paciente, débil, pálido, ojos hundidos y huecos, con miembros débiles, fríos, adormecidos, esbozando una tendencia paralítica, con temblor en las rodillas al estar de pie. Sujeto a vértigo al mirar hacia abajo o fijando la vista. De gran apetito con dispepsia flatulenta y fétida, padeciendo una sensación de languidez y vacío en el estómago que mejora bebiendo alcohol. Erupciones pruriginosas exudativas, viscosas, en la cabeza y detrás de las orejas, con picazón llamativa al desvestirse. El plano mental de Oleander traduce el mismo debilitamiento que el plano físico que acabamos de esbozar. Clarcke nos dice que se trata de un sujeto triste, con falta de confianza en sí mismo (1). Es un sujeto lento en sus funciones intelectuales, con déficit de comprensión y en su memoria, distraído, incapaz de concentrarse, sobre todo para leer, al punto de que pierde la continuidad de lo que está leyendo (Dullnes, reading, while), con una sensación penosa de aturdimiento por cualquier esfuerzo mental (Dullnes from mental exertion), que le trae una sensación de calor general. El medicamento se comporta como un tuberculínico: aversión al trabajo mental y gran indolencia por una parte; irritabilidad y mal humor, con crisis de violencia con rápido arrepentimiento como Sulphur. Querulante (Quarrelsome), violento (Violent), discutidor con espíritu de contradicción (4), no soporta que lo contradigan a su vez (8). Carece de todos los demás síntomas del Síndrome Mínimo Característico que conforman la pauta sycósica reactiva de Lycopodium. De los demás 76

síntomas coincide solamente en el olvido de los nombres propios (9). Podría prestarse a confusión con Lycopodium en pacientes oligosintomáticos, los llamados cuadros defectivos en los que por error y hábito prescribimos Lycopodium atraídos por los dos o tres síntomas mentales que son homólogos. Recapitulando brevemente: Oleander es un sujeto lento y débil mentalmente, como lo es físicamente. Tembloroso. Miembros fríos, débiles, adormecidos, las rodillas tiemblan al estar de pie. Síntomas guías: Cefalea mejorada mirando lateralmente. Sensación de que los ojos son tirados hacia atrás. Hambre canina acompañada de temblor de manos. Come rápido. Dispepsia flatulenta con gases fétidos. Vómitos luego de comer, con conservación del apetito. Deseo marcado de alcohol que mejora. Deposiciones lientéricas con incontinencia. Y las erupciones señaladas al comienzo. Phosphorus Sujeto alto, delgado, asténico, hipersensible, eretismo nervioso y exaltación de todos los sentidos. Apasionado, vehemente, reacciona con bruscos paroxismos, tanto en un acceso de entusiasmo como con agresividad irascible o llanto. “Es la reacción paroxística que precede a la declinación paralítica del paciente”. (Este párrafo pertenece al estudio del Dr. Paschero del año 1957). La tipología de Lycopodium recuerda bien la de Phosphorus, pero un Phosphorus que sufre: Los hombros inclinados hacia adelante, el tórax estrecho, brazos y piernas delgadas. Lycopodium tiene como Phosphorus la hipersensibilidad, la inteligencia y el gusto por las artes y el refinamiento intelectual. Hago esta pequeña semblanza comparativa porque, volvemos a insistir, la repertorización es un medio pero no un fin en sí mismo; son las actitudes profundas que están detrás las que dan valor a los síntomas obtenidos y nos dicen claramente cuáles son los característicos que definen cada caso en particular. Tanto Phosphorus como Pulsatilla y Sulphur que sólo poseen tres síntomas del Síndrome Mínimo Característico, son medicamentos que pueden confundirse con Lycopodium con frecuencia en la práctica. El objeto de este trabajo es tratar de establecer bien claramente las diferencias, como ir definiendo a través de la Materia Comparada no sólo grupos de síntomas sino actitudes mórbidas que aunque semejantes en apariencia en la práctica diaria, permiten definirlos con rasgos bien distintos en un análisis más profundo. Del Síndrome Mínimo Característico Phosphorus posee los síntomas 1, 2 y 5. Dijimos que Phosphorus es con Nux Vómica el más hipersensible de la Materia Médica. El desequilibrio del fósforo, ión preponderante en la célula nerviosa, provoca una exaltación de la comunicación del individuo con el medio. La falta de confianza en sí mismo (1) latente en todo ser humano se intensifica en Phosphorus a causa de su hipersensibilidad emocional y no por una conciencia exagerada de un verdadero “minus” como en Lycopodium. Por esto mismo el orgullo (2) adquiere un matiz diferente: se trata sólo de un epifenómeno, de una modalidad de carácter que se hace evidente en los paroxismos de entusiasmo y apasionamiento, euforia, exaltación que precede y predice la faz destructiva: en Lycopodium en cambio, el orgullo es una condición inherente a la estructuración básica de su personalidad que oscilará entre la pedantería o la amabilidad genuflexa y ególatra según sean sus modalidades individuales y el medio en que se desarrollan. El mismo sentido tiene la anticipación (5), hipersensibilidad emocional exagerada ante un evento nuevo o de compromiso pero que no adquiere nunca en Phosphorus el marcado acento competitivo de inseguridad y agresión que caracteriza a Lycopodium. Hago hincapié en este detalle porque el temor en el estómago es el denominador común de ambos remedios que puede inducir a confusión cuando aparece por anticipación; en caso de duda la 77

presencia o ausencia de alguno de los demás síntomas del Síndrome Mínimo que integran el componente sicótico de Lycopodium deciden el diagnóstico. En cuanto a la memoria, el déficit de Phosphorus es global, sobre todo en los períodos de depresión, con indiferencia a todo lo que lo rodea, o es aparente en un paciente distraído, soñador, abstraído, como Nux Moschata que sólo por distracción olvida lo que ha leído y comete errores al escribir. Típico tuberculínico, faltan en Phosphorus los síntomas de irritabilidad reactiva (11, 12 y 13). Su necesidad extremada de afecto y de contacto humano explica el deseo de compañía y la agravación estando solo (14). El deseo de soledad (15) se explica bien por el agotamiento de su caudal afectivo emocional (Syphilis) o por necesidad en los estados de éxtasis (comunicación espiritual con el Todo). La mejoría por el llanto (16) es propia de su labilidad emocional. Está presente en el temor en el estómago (20) y el temor a la soledad (19), síntesis final del miedo universal de Phosphorus; carece de la confusión mejorada al aire libre (18), cuyo correlato es la necesidad de libertad, que como hemos visto anteriormente, caracteriza a la compensación sycósica de Lycopodium. En éste el sobresalto a los ruidos (21) es su reacción de alarma. Phosphorus en cambio sólo es hipersensible al menor ruido. Pulsatilla Frágil y endeble como la planta de donde proviene. Acepta su impotencia, y a pesar de su temor trata de ganar el afecto y el apoyo de los demás: necesita que la quieran, sentirse aceptada, aprobada. Toda su energía está puesta en el logro de su seguridad. Se hace abnegada, dócil y subordinada, y su escala de valores está en razón directa de la bondad, el amor y la humildad. “Prolija, dulce y buena, la niña Pulsatilla es el encanto de mamá”. Vemos fácilmente cómo sobre su minusvalía básica (1) Pulsatilla construye sus defensas en base a la sumisión y docilidad para ser querida, para que no la abandonen (Forsaken) en la búsqueda permanente de su madre; por ello quiere hacer todo bien (6), para que nadie le diga nada, viviendo con ansiedad todo hecho nuevo que la ponga a prueba (5). En el hogar, la casa con su equivalencia de madre, es donde Pulsatilla pone su mayor cuidado y esmero, adornándola con infantil ternura (Childish behaviour y Cares, full, domestic affairs, about). La diferencian seguramente de Lycopodium los demás síntomas de compensación sycósica, que cuando son evidentes no dejan dudas en el diagnóstico; puede prestarse a confusión con el Lycopodium predominantemente psórico, tanto más aún cuando Pulsatilla pueda renegar de toda regla pre-establecida y ser una “Contrary”, como Lycopodium, pero la diferencia estriba en que la primera tiene siempre un fondo de variabilidad y capricho, de ternura infantil, de necesidad incondicional de apoyo. Lycopodium en cambio, siempre condiciona el consuelo que le den en la medida que no menoscabe su orgullo que siempre está latente en el fondo de su personalidad. Es muy raro que un Lycopodium no padezca de trastornos de la memoria o disfunciones hepáticas. En el olvido de los nombres propios (9) coinciden ambos medicamentos, pero el déficit de Lycopodium es mucho más neto y selectivo. Además Pulsatilla no equivoca las palabras (10). La actitud afectiva, mimosa, variable y caprichosa de Pulsatilla pone el tinte diferencial que permitirá distinguirla de Lycopodium a pesar de la coincidencia en casi todos los demás rubros. Pero si bien quiere la compañía porque la mejora (14) se aleja de ella a veces (15) para no molestar a los demás por temor al abandono y no por ocultamiento. En el rubro 17, sin embargo, falta Pulsatilla, puesto que lejos de llorar por agradecimientos, se sonríe al dar las gracias y se le secan las lágrimas; es que Lycopodium llora porque le agradecen y quiebran sus defensas de orgullo y egolatría. Pulsatilla sonríe porque al agradecer gratifica su necesidad infantil de afecto. Una última diferencia: Pulsatilla falta como es lógico en los síntomas de alarma: temor en 78

el estómago (20) y sobresaltos por los ruidos (21). Pulsatilla no tiene nada que ocultar. Su defensa es entregarse mansamente y sólo a veces oculta sus penas (Grief, ailments from silent grief) para no herir a los demás. Sulphur Tanto como Pulsatilla y Lycopodium, Sulphur tiene conciencia de su minusvalía (1) dentro de la sociedad y el medio circunstancial con el que convive. Pero mientras los dos primeros van hacia la gente, Pulsatilla para someterse y Lycopodium para presentar batalla, Sulphur, víctima de su astenia e indolencia neurocirculatoria -es un congestivo-venosoantes que perder en una lucha que le va a ocasionar gran trabajo, mira a la gente desde afuera, encerrado en su torre de marfil para que nada le importe mucho. Desde su atalaya puede justificarse, con su crítica irónica ante el mundo, del cual se ha aislado simbólicamente con su piel sucia y maloliente y sus erupciones pruriginosas. Esta actitud de orgullo autosuficiente (2) planificada a su manera con un orden personal (6), no necesita de las pautas compensadoras que utiliza Lycopodium para su lucha abierta con el medio. Por algo se dice siempre que Sulphur se engaña a sí mismo, mientras que Lycopodium engaña a los demás. Su aislamiento, acompañado con esa actitud típica de autosuficiencia y complacencia, difiere de las facies de Lycopodium, de frente ceñuda y mirada viva en permanente alerta. En cuando al déficit de la memoria, Sulphur coincide con Lycopodium en el olvido de los nombres propios (9) y de las palabras, pero la casualidad es diferente: en Lycopodium es consecuencia de su stress con su circunstancia, como lo confirman los olvidos por lo que hizo recién, lo que ha leído recién, o en la dificultad para expresarse. En cambio en Sulphur pareciera ser producto de su astenia y desinterés de comunicarse con el medio: se olvida de lo que está por hacer, de lo que ha pasado, de lo que ha dicho, de lo que está por decir, como si poco le importara su relación con el medio. Coincide en los síntomas de irritabilidad reactiva: Lycopodium se mortifica (11) porque cualquier hecho considerado injusto menoscaba su necesidad de prevalencia y consideración que deben prestarle los demás; en Sulphur hiere su carisma. El mismo sentido tiene su presencia en la aversión a la compañía (2) que manifiesta su espíritu solitario aunque puede sentirse muy cómodo, de a ratos, con gente a la que en cierta forma utiliza para su diversión o esparcimiento. Pero a diferencia de Lycopodium, tolera my bien la soledad y no se siente peor estando solo. La misma astenia y el poco interés por todo -Sulphur tiene indiferencia a todo- explica que se irrite al despertar (12), porque el día trae la convivencia, y la convivencia le da trabajo. Lycopodium en vez, se irrita al despertar porque el día lo pone a prueba y las pruebas le sacuden el piso. Esa misma indiferencia por todo, explica que Sulphur falte en todos los demás rubros, excepto el 18, en el que Sulphur, congestivo venoso, mejora al aire libre con necesidad de libertad. Sulphur y Lycopodium tienen los dos un gran sentido de independencia: el primero porque es un filósofo orgulloso y solitario; el segundo porque la dependencia implica sumisión y desnivel jerárquico con los demás. Nitrum Acidum Muy lejos de nuestro remedio. Paciente de gran cronicidad, emaciación, tendencia a resfríos, de supuraciones prolongadas, diarreas, ulceraciones, fístulas, grietas y profusión de verrugas conforma un cuadro psoro-syco-syphilítico marcado. Sobre su minus biológico se siente sin esperanza, sin amigos y con todo el mundo en contra. Resentido con la vida, víctima de una tremenda exaltación de su agresividad, ofrece el cuadro de una tremenda angustia con temor y deseo de muerte. Presenta una facies típica del individuo descreído de todo, lleno de rabia, odio y desconfianza total, sobre todo hacia quien supone lo ha 79

ofendido, actitud inamovible por más disculpas que se le ofrezcan. El Dr. Paschero cuya magnífica síntesis recomiendo, dice: “Nada es alegre, ni optimista, ni agradable en Nitric Acidum. Lleno de amargura, mal humor y resentimiento contra su impotencia física en franca progresión, reacciona con el enojo, la terquedad, la indiferencia o el insulto, pudiendo ser desencadenado este estado por la pérdida de un ser querido o por atención largamente sostenida en un enfermo”. Tiene sólo tres síntomas del Síndrome Mínimo Característico de Lycopodium. La falta de confianza en sí mismo (1), producto de minus biológico, sobre la que se exalta su agresividad con tendencia a contradecirlo todo (4) y la anticipación (5) que revela en él la tensión con que espera cualquier evento que exalte su rabia universal. De los demás síntomas sólo coinciden en el 17, llora cuando le agradecen, modalidad de su enojo cotidiano; en el 21, sobresaltos por ruidos, expresión de su hipersensibilidad al medio: Nitric Acidum le agravan los ruidos, el tacto, las sacudidas del piso, las caricias y la mínima dificultad. El síntoma 14, deseo de compañía, tiene en él poca importancia. Medicamento parecido a Mercurius en el plano syfilítico (salivación, aliento y sudores fétidos: agravación por los cambios de temperatura), a Thuja en el plano sycósico (irritabilidad, verrugas), a Nux Vomica en el plano psórico (irritabilidad, frilosidad, hipersensibilidad). La ulceración syphilítica en medio de la cual crecen granulomas con sensación de pinchazos como agujas, ofrecen el resultado patológico típico de la disposición mórbida de Nitric Acidum.

80

2.1.4) Lycopodium clavatum - FARRINGTON Lycopodium clavatum tiene acción sobre la constitución, sobre la sangre, sobre el hígado, en las hidropesías, en los catarros y sobre los riñones. Refiriéndonos a la sangre, produce fiebres, ebulliciones, afecta el pulso; produce várices, tifoidea, escarlatina y difteria. Lycopodium, licopodio o pinillo, pertenece a las Licopodiáceas; ha sido llamado así por su semejanza con el pié del lobo. Ha sido usado desde largo tiempo por los prestidigitadores y en el arte pirotécnico para la producción de luces artificiales. En la prestidigitación ha sido empleado para cubrir las manos a fin de introducirlas en el agua y retirarlas completamente secas. Como medicina, fue considerada del todo inerte por los profesantes de la escuela alopática y usado solamente como polvo inerte por los enfermeros. No obstante, por la experimentación que se hizo en algunos sujetos, se encontraron síntomas verdaderamente intensos que siguieron al uso de este polvo. Otros, por el contrario, lo usaron por meses y años y declararon que era positivamente inerte. ¿Porque sucede esto? Las criptógamas, o acotiledóneas a la inversa de otras plantas, tienen, en lugar de granos, esporos. Los cuales están algunas veces colocados debajo de las hojas, como en el caso de Lycopodium. Ahora bien, estos esporos tienen como una cubierta dentro de la cual encontramos una pequeña cantidad de substancia aceitosa, que es la parte activa del esporo. Por largo tiempo, el Lycopodium que se empleaba consistía en esporos inertes, sin quebrar; cuando estos fueron rotos, entonces llegó a ser activo y algunos síntomas respondieron a su aplicación local. En la preparación de Lycopodium, es necesario tomar grandes precauciones a fin de que todos los esporos se rompan. Cuando así se prepara, tenemos en él una valiosa y verdadera medicina que Hahnemann experimentó para nosotros y que empleamos casi diariamente en nuestra práctica. Deseo enaltecer las virtudes de esta n otable droga, porque Hahnemann con su infalible ley lo ha sacado de su ignominioso empleo como polvo par los niños y lo ha elevado a la más alta categoría entre los antipsóricos. A fin de que podamos entender la sintomatología de este medicamento, he expuesto su modo de actuar al principio de esta conferencia. Ante todo, estudiemos la constitución, es decir, el carácter general del medicamento. Lycopodium afecta profundamente las energías vitales, produciendo una serie de síntomas que lo indican como un valioso remedio en la fatiga cerebral, el tifo, la escarlatina, etc., cuando los síntomas cerebrales indican un estado paralítico alarmante. Lo encontramos más frecuentemente indicado en las personas extenuadas que tienen debilidad muscular, aunque la mente esté bien desarrollada. Esto es de notarse particularmente en los niños. Son precoces y extra-ordinariamente obstinados. La extenuación se nota con más particularidad en la parte más elevada del cuerpo y del cuello. Hay una predisposición a los desarreglos del hígado y también a las afecciones pulmonares. La cara está con frecuencia pálida o de un color cetrino; los ojos hundidos, y hay círculos azulosos en su derredor. Con frecuencia también la cara está surcada de pliegues y arrugas, revelando un padecimiento arraigado, el rostro fácilmente se sonroja y las mejillas llegan a enrojecer, sucediendo esto con frecuencia en la tarde y después de comer. En cuanto al temperamento, el paciente de Lycopodium, es más bien impaciente e irritable y fácilmente se enoja. Otras veces la tristeza o el llanto son notables. Cuando están enfermos tales sujetos, son propensos a mostrarse tiránicos y bastante imperiosos en sus modales o a darse cierto grado de importancia, de tal manera que ordenan a los otros en forma colérica y vehemente. Por lo que hace a la parte intelectual de la mente, nos encontramos una memoria siempre débil, por lo que la droga a menudo estará indicada, cuando hay 81

frecuentes errores al hablar. El enfermo olvida las palabras o las sílabas. No puede leer porque el significado de ciertas palabras le es confuso; no puede encontrar la palabra que necesita al hablar. Pero si el argumento es de importancia, como para poner de manifiesto su energía, las palabras le salen con facilidad. En esto debe compararse con Sulphur, Lachesis, Fluoricum acidum y Silicea. Todos los síntomas se agravan entre las cuatro y las ocho de la noche. Lycopodium no es el único remedio que tiene esto. También lo tenemos en Sabadilla, Nux moscata y Helleborus. Helleborus tiene alguna relación con Lycopodium, no solo por razón de su agravación entre las cuatro y las ocho de la noche, sino también por el efecto excitante de dirigir la voluntad hacia el trabajo. Los cambios producidos en la sangre por Lycopodium no son muy numerosos. En los estados febriles nos lo encontramos algunas veces indicado por el escalofrío que se presenta entre las tres y las cuatro de la tarde cada tercer día o diariamente. Este frío va seguido de sudor sin calor intermediario. O puede caracterizarse el caso por el escalofrío que es presenta a la misma hora, acompañado de vómitos agrios, con o sin calor. El pulso de Lycopodium no es muy característico; en las experimentaciones, fue muy poco cambiable, salvo que su frecuencia está ligeramente aumentada hacia la tarde. Los brazos se sienten dormidos, pesados y débiles, mejorándose por el movimiento. Después de lo expuesto, haré mención de las venas varicosas. Lycopodium, debido a su acción sobre el hígado, tiende a producir una hínchazón o aumento del volumen de las venas, particularmente aquellas que están más o menos imperfectamente provistas de válvulas; de este modo tenemos ya las várices características de Lycopodium; várices en las piernas, particularmente la derecha; váricosas. Si este último estado sobreviene durante el embarazo, es un síntoma que demanda el empleo de Lycopodium. (Lo mismo sucede con Carbo veget.) Nos encontramos que Lycopodium modifica con frecuencia los noevi. No debemos suponer que todo los noevi son curables por este medicamento, porque ese no es el caso. Aún cuando es nuestro deber tratarlos medicamente cuando se pueda. Para este propósito, Lycopodium es uno de los medicamentos. Otro más, que es mejor que ninguno y que también ha producido noevi, es Fluoricum acidum. Del mismo modo, presentándose un cuadro semejante de síntomas, nos encontramos a Lycopodium indicado en las hemorroides sangrantes, que producen una enorme cantidad de sangre, mucho más considerable, que la que pudiera producir en proporción con el tamaño de la vena interesada. También lo encontramos indicado en las hemorroides que no sangran, pero que por absorción de su contenido, quedan como masas duras y azulosas. Todavía más, en los tumores eréctiles, en los cuales aumenta y disminuye la cantidad de sangre contenida en ellos, Lycopodium puede sernos de utilidad. Lycopodium debe tener algún efecto sobre la sangre y sobre el sistema nervioso por su uso general en los estados tifódicos. No es un medicamento indicado en el comienzo de la fiebre tifiodea, pero cuando la enfermedad ha avanzado a pesar de nuestro tratamiento hasta un estado muy alarmante, entones sí. Los síntomas que nos guíen para la elección del medicamento, son los siguientes: el enfermo llega a caer en estupor; yace con la mandíbula caída; los ojos entreabiertos; la conjuntiva cubierta por una capa vidriosa de moco; la orina es expulsada involuntariamente. Después, en la fiebre tífoidea típica, está indicado hacia el catorceavo día, cuando se ha desarrollado de un modo completo, cuando el rash correspondiente a la enfermedad no aparece y el enfermo entra en estado de inconsciencia, con delirio musitante, arrojando las ropas de su cama y se presenta la carfología; el 82

abdomen está dilatado; hay flatulencia ruidosa y estreñimiento; sacudimiento repentino de los miembros en distintas direcciones; respiración de orina; si esta sale, deja enlas ropas de la cama una arena rojiza. Se trata de una reacción deficiente, que terminará de menera fatal si no se remedia con rapidez. Lycopodium en este caso, con frecuencia dará resultados. Estas indicaciones son muy semejantes a las que requieren el empleo de Calcarea ostrearum; se ha encontrado que este medicamento está indicado en la fiebre tifoidea plenamente desarrollada, cuando no aparece la erupción; pero en esta droga puede haber o diarrea o constipación; en Lycopodium siempre habrá constipación; Calcarea produce más alucinaciones; el enfermo ve visiones al cerrar los ojos; no puede dormir; aun cuando esté completamente consciente, constantemente estará aterrorizado por algo imaginario. En tales casos, Calcarea desarrolla la erupción y saca al paciente de este estado peligroso. Podemos encontrar indicado a Lycopodium en estados peores que el anterior, cuando debido a la prolongación de la temperatura en la fiebre tifoidea, hay un principio de parálisis cerebral, siendo en este caso un remedio importante. El enfermo yace en estado de estupor; las pupilas no reaccionan a la luz y el enfermo tiene aspecto de intoxicado; el macilar inferior está caído y escurre la saliva; la respiración es roncante y estertorosa; puede percibirse el ruido del moco cuando el aire penetra y sale de las vías respiratorias; la orina es expulsada con dificultad o está suprimida; el pulso es intermitente y rápido. En estos casos debe hacerse uso de Lycopodium y se salvará al paciente si el remedio puede obrar. En Hyosciamus también la orina deja manchas de arena rojiza en las sábanas;; la diferencia entre este medicamento y Lycopodium es la parálisis cerebral inminente; es cuestión de grado, siendo más profunda la acción de este último medicamento. Avanzando el caso, habrá mayor agravación muy marcada en las tardes y menos irritabilidad nerviosa. En estos estados tifódicos encontramos una indicación para Lycopodium en la lengua; parece como hinchada y el enfermo no puede sacarla, y cuando lo hace, oscila de un lado a otro como péndulo; casi siempre la lengua está seca y tiene vesículas. Son estos suficientes síntomas para asegurar la elección de Lycopodium. En la escarlatina, Lycopodium no está indicado por su p oder de producir una erupción y la fiebre semejante a esta enfermedad; está indicado más bien en los casos que no toman un curso normal, sino que tienden a un desenlace fatal debido a la constitución. Seremos guiados en este caso por los síntomas tifódicos antes mencionados y también por otro que se anticipa y que nos guiará en su prescripción, antes de que se presenten los síntomas alarmantes. Me refiero al estado del niño después del sueño; despierta enojado e irritable, arrojando las ropas y tratando de pegar a todos los que le rodean o se levanta asustado buscando a la mamá para que le proteja contra algo alarmante. Aún cuando este síntoma pueda aparecer insignificante, no lo es de ningún modo; es el principio de alguna enfermdad y si no es atendido, el estupor y la inminente parálisis cerebral se presentarán. En esto se asemeja a Cuprum, Belladonna, Stramonium y Zincum, que también producen un despertar del paciente como asustado. El elemento irritabilidad y la ausencia de los síntomas característicos de las otras drogas, nos guiarán a la prescripción de Lycopodium. Recordando a los medicamentos en los que predomina el elemento irritabilidad, diremos que son: Chamomilla, Arsenicum y Kali carbonicum. Lycopodium es necesario con frecuencia, cuando el niño repentinamente llega a ser obstinado; se pone molesto, llora, respira con rapidez durante el sueño; los músculos llegan a ponerse flacidos y le es imposible caminar.

83

Podemos hacer otro uso de este síntoma; algunas veces los niños sufren de litiasis y el ácido úrico pasa en cantidad exagrada a la orina, de manera que produce dolor en el momento de la micción; despierta gritando por el dolor y golpea a los que se le acercan. En este estado, Lycopodium está indicado tanto por los síntomas subjetivos como objetivos. Se relaciona con Sarsaparrilla, Zingiber, Pulsatilla, Arnica, Prunus spinosa, etc., en la retención de orina. Con frecuencia también, cuando Lycopodium está indicado en la escarlatina, nos encontraremos que una u otra de las parótidas están inflamadas y dejan escapar una materia purulenta. Probablemente el mejor de nuestros remedios en la Materia Médica para la parotiditis que acompaña a la escarlatina, es Rhus toxicodendron; después le sigue Calcarea ostrearum y a este le sigue Lycopodium. Lachesis está indicado únicamente cuando la hinchazón cuando la hinchazón es purpurina y el pus no es loable, sino delgado, escoriante e icoroso. Con frecuencia se olvida a Lycopodium en las enfermedades de los ojos, siendo un remedio que presta mucha utilidad, aun c uando está indicado con especialidad en los casos que han llegado a hacerse crónicos; puede hacerse uso de él, cuando los párpados están resecos y granulosos habiendo comezón; en la retinitis pigmentada y aún en la catarata. También curará los orzuelos, especialmente si aparecen cerca de la comisura interna de los párpados. En la difteria debe pensarse en Lycopodium, cuando el depósito diftérico es sobre todo abundante del lado derecho de la garganta, con tendencia a extenderse al lado izquierdo. Hay constante deseo de deglutir, llegando casi hasta el espasmo de la garganta con violentos dolores punzantes. El enfermo empeora por deglutir los líquidos, especialmente si están fríos. Con frecuencia nos encontraremos que los síntomas se agravan entre las cuatro y ocho de la noche. Los ganglios cervicales están hinchados. Por lo regular cuando Lycopodium es el medicamento indicado ya en la escarlatina o en la difteria, están invadidas las fosas nasales; el enfermo no puede respirar por la nariz; las tonsilas están muy hinchadas, lo mismo que la lengua, por lo que el enfermo se ve obligado a abrir la boca y sacarla a fin de poder respirar. Otras veces, después de haber prescrito Lachesis, las falsas membranas invaden el lado derecho; entonces Lycopodium estará indicado como substituto. Arum triphyllum y Nitricum acidum, le son muy semejantes en la difteria de la nariz. Phytolacca produce un rojo obscuro en la garganta, peor en el lado derecho, pero hay imposibilidad para deglutir bebidas calientes. Ahora veamos la acción que ejerce Lycopodium sobre el hígado. Obra de un modo intenso sobre este órgano, produciendo un numeroso grupo de síntomas. Empezaremos por la boca: encontramos la lengua sucia, sabor agrio, excepcionalmente pútrido en el momento de despertar; hambre canina, sin embargo, una pequeña cantidad de alimento parece producir plenitud, como si el enfermo estuviera "lleno hasta la garganta", volviéndo a sentirse a pocos momentos la misma hambre; molestias gástricas inmediatamente después de comer, no poco tiempo después como sucede en Nux vómica; no puede soportar la presión de las ropas en la cintura, siendo en esto algo parecido a Lachesis, pero distinguiéndose en que éste tiene hiperestesia todo el tiempo, y Lycopodium solamente después del alimento. El hipocondrio derecho está muy sensible al tacto; algunas veces hay sensacián de tensión, siendo este síntoma subjetivo, el que nos conduzca a la elección de Lycopodium en la hepatitis crónica, cuando ya se han formado los abscesos. El diafragma está muy propenso a afectarse en este estado; hay una sensación de como si una cuerda estuviera atada alrededor de la cintura; hay marcada flatulencia, siendo ésta más notable en la parte 84

superior que en la baja; ruido de aire en el ángulo esplénico del colon, con dilatación en todo su trayecto. Hay notable fermentación en los intestinos, siendo seguida de descargas flatulentas y aún de diarrea. Generalmente, sin embargo hay constipación intestinal, aunque con urgencia de evacuar sin efecto ninguno. Después de la evacuación queda una sensación de como si una gran cantidad de excremento permaneciera en el recto. Ahora bien, si estos síntomas, especialmente, van asociados de ascitis, nos conducirán a la prescripción de Lycopodium en la enfermedad conocida con el nombre de cirrosis hepática. Lycopodium en estos síntomas gástricos y hepáticos, tiene muchos análogos; uno de ellos es Nux vómica, que puede distinguirse de aquél por lo siguiente: aún cuando Nux tiene sabor agrio, agravación por la mañana y plenitud después de comer, sin embargo, la molestia inmediata es más característica en Lycopodium. En la acumulación de gases, Nux vómica tiene más presión hacia abajo, produciendo frecuente urgencia de evacuar y presión en la vejiga. Ambos tienen constipación notable con urgencia ineficaz de evacuar. La diferencia es la siguiente: Nux tiene este deseo ineficaz por su acción espasmódica sobre el intestino y en Lycopodium este proviene de la contracción del esfinter anal. Sulphur le es también semejante en la acumulación de gases y en el sabor agrio y amargo; pero el lugar característico de su acumulación, es la porción sigmoidea del colon y es referida por el paciente a la fosa iliaca izquierda. Momordica balsamica es otro medicamento que tiene acumulación de gases en el ángulo esplénico. Cepa, tiene dolores en la misma región probablemente debidos a la misma causa. Debemos pensar también en Raphanus en los casos de acumulación y retención de gases. El Dr. James B. Bell, de Mass., uno de nuestros más eminentes cirujanos, practicó una operación abdominal. El enfermo tenía un timpanismo notable y sin embargo, no expulsaba gases a pesar de mover los intestinos. Este síntoma lo encontró en Raphanus; lo prescribió y el paciente curó. Llegamos ahora a las hidropesías curables por Lycopodium. Nos lo encontramos indicado con particularidad en las hidropesías que radican en la mitad inferior del cuerpo; la parte superior está extenuada; los músculos de los brazos y del pecho, están contraídos; el abdomen dilatado y los piernas hinchadas y cubiertas de úlceras, por las que mana una serosidad continuamente. Tenemos tres medicamentos que pueden ser útiles cuando las úlceras se forman en las piernas, en la hidropesía y son Rhus toxicodendron, Lycopodium y Arsenicum. La causa que produce la hidropesía en Lycopodium, es un afección del hígado. También se ha usado con éxito en el hidropericardio, cuando Arsenicum ha fallado. Veamos ahora los catarros que produce Lycopodium; debemos pensar en él cuando éste afecta la mucosa nasal, particularmente cuando la nariz está obstruída y el niño no puede respirar; despierta restregándose la nariz. Puede recurrirse igualmente a este medicamento en el catarro bronquial, ya sea que los grandes o pequeños bronquios sean invadidos, cuando hay acumulación de moco revelada por los estertores; la respiración es ruidosa; hay tos, disnea y movimientos de la alas de la nariz. Puede también prescribirse en la fiebre héctica con supuración de los pulmones, particularmente cuando el pulmón derecho está más grave que el izquierdo. Es de utilidad en la neumonía cuando la hepatización es tan extensa, que el enfermo tiene gran dificultad para respirar y hay batimientos de las alas de la nariz. También puede ser empleado en la neumonía tifódica cuando concuerdan sus síntomas y para los malos efectós de la neumonía tratada de modo impropio, con particularidad si amenaza la supuración pulmonar. 85

Veamos ahora la acción de Lycopodium sobre los tejidos muscular y fibroso. Debilita los músculos y por esto llega a ser de utilidad en las personas delicadas cuya musculatura está pobremente desarrollada; los brazos se sienten débiles y pesados y esta bebilidad es meramente funcional, pues cuando el enfermo trata de moverlos, encuentra que puede trabajar enteramente bien con ellos; las piernas fácilmente se adormecen, con entorpecimiento y hormigueo. Estas sensaciones acompañan al reumatismo, a la neuralgia, etc. Lycopodium tiene acción sobre el reumatismo crónico y la gota, cuando los dolores empeoran por el tiempo húmedo y mejoran por el movimiento lento y el calor estando presentes los síntomas característicos gástricos y urinarios. El lado derecho es el principalmente afectado. En las afecciones renales nos encontramos a Lycopodium indicado para un trastorno, del que ya he hablado, la presencia de ácido úrico en exceso en la orina, en forma de arenillas y para el cólico renal que afecta el lado derecho. Hay un síntoma para Lycopodium que deseo agregar, que no es poco común en la fiebre tifoidea, en la neumonía y la escarlantina y es la frialdad de un pie, mientras el otro está caliente y aún ardiente. Este síntoma podría parecer como insignificante en la fiebre tifoidea, pero puedo asegurar a ustedes que es de inestimable valor en la práctica. Sulphur produce frialdad en un pie, pero generalmente el izquierdo es el afectado. Lycopodium es complementario de Lachesis.

86

2.1.5 Lycopodium clavatum - HAHNEMANN (Espórulos del musgo con tallo) (Este polvo amarillento, suave al tacto y que se asemeja al polvo que forman las partículas de tierra seca, es obtenido de las espigas del musgo con tallo ("Lycopodium clavatum") 1 a las que se debe dejar secar y trillar a continuación. La recolección se efectúa en los bosques de Rusia y de Finlandia hacia fines del verano). 1. "Lycopodium (del Griego 'lycos' = lobo + 'pod' = pie). (F&W). "Clavatum" (del Latin 'clava' = garrote, cachiporra, clava). Biol.: Denota que un órgano o parte de él tiene un extremo m s grueso que el otro". (F&W). Sinonimia: "Azufre vegetal, pie de lobo". (A.L). [N. del T. al C.)1 Se lo ha usado hasta ahora para producir fuegos artificiales, sopl ndolo sobre la llama de una candela y también para espolvorear con él glóbulos que de otro modo se adherirían entre sí y también para espolvorear pliegues excoriados del cuerpo humano a fin de prevenir toda fricción dolorosa. Flota sobre los líquidos sin disolverse, no tiene sabor ni olor y en su estado originario, como materia prima, carece de todo efecto medicinal sobre el cuerpo humano. Las referencias que sobre sus efectos nos han llegado de la antigüedad no han podido ser confirmadas por los investigadores modernos, por lo que corresponde dudar de su exactitud. Pero cuando el polen de este musgo con tallo ha sido procesado en el modo por medio del cual el arte homeop tico libera los poderes de la naturaleza contenidos en las materias primas, conforme a las instrucciones ya dadas para preparar medicinas antipsóricas, surge un medicamento de maravillosa efectividad en sus treinta diferentes grados de dinamización. Preparado de este modo Lycopodium se convierte en uno de los remedios antipsóricos m s necesarios, en particular en aquellos casos de enfermedad crónica en los que también sean causa de perturbación los síntomas que siguen: Melancolía; pesadumbre; ansiedad, con tristeza y propensión al llanto; temor de estar solo; fatiga; irritabilidad; obstinación; sensitividad; irascibilidad, con pensamientos desagradables y malhumorados; actividad mental entorpecida; malestares ocasionados por tareas intelectuales; vértigo, especialmente al inclinarse; dolores de cabeza producidos por contrariedades; cefalea aguda, penetrante; accesos de dolor desgarrante en la cúspide de la cabeza, en la frente, las sienes, los ojos y la nariz que se proyectan hasta los dientes, generalmente acompañados de postración; dolor desgarrante en cualquier punto de la frente, por las tardes; cefalalgia superficial por las noches; dolores desgarrantes, taladrantes y como de raedura; sensación de pesadez de la cabeza; aflujos de sangre a la cabeza; por la mañana, al dejar el lecho, aflujos de sangre a la cabeza seguidos de cefalalgia; calvicie; presión en los ojos; irritación de los ojos; escozor, dolor ardoroso en los ojos, al anochecer; ardor pruriginoso en el p rpado superior; encandilamiento por luz artificial al anochecer, que ocasiona dolor agudo y breve; infamación de los ojos, con lagrimeo durante el día y cierre de los p rpados por supuración durante la noche; lagrimeo al aire libre; humedad pegajosa sobre el globo ocular, que obstaculiza la visión; p rpados cerrados por supuración; miopía; presbiopía; visión borrosa, como si hubiera plumas ante los ojos; destellos y puntos negros ante los ojos; centelleo intenso ante los ojos; irritación de los ojos provocada por luz artificial; sensitividad auditiva excesiva; la música y el sonido del órgano perturban la mente; dureza de oído; tañidos o rugidos en los oídos; costras en la nariz; obstrucción de las fosas nasales por supuración, durante la noche; fosas nasales ulceradas; epistaxis; abotagamiento del rostro acompañado de tensión; arrebatos frecuentes de calor al rostro; 87

erupción pruriginosa en la cara; pecas en la cara; dolor dentario con hinchazón de las encías; dolor sordo de dientes después de haber comido; sequedad generalizada de la boca, de modo que toda la cavidad est tensa, la lengua se mueve con dificultad, el habla es confusa y, sin embargo, no hay sed; lengua recubierta de saburra; dolor de garganta crónico; úlceras en la garganta provocadas por el abuso de mercurio; resecamiento de las fauces; ardor en las fauces, acompañado de sed por las noches; necesidad de esgarrar mucosidades; paladar viscoso por las mañanas; sensación de olor pútrido proveniente de la boca; pérdida del sentido del gusto; amargor en la boca, acompañado de n usea, por las mañanas; hambre excesiva; hambre devoradora; falta de apetito; el apetito cesa con el primer bocado; desagrado por la comida cocinada y caliente; el pan de centeno y la carne desagradan; avidez por los dulces; la leche provoca diarrea; la comida substanciosa resulta indigesta; palpitaciones durante la digestión; muchos regueldos por la tarde; eructos agrios; eructos grasos; acedía; n usea conduciendo un vehículo; n usea frecuente, constante; sensación como de bola compacta que ascendiera desde la boca del estómago hasta las fauces ("globulus hystericus"); malestar g strico por la mañana; pirosis, opresión en el estómago, también después de las comidas; dilatación del hueco epig strico, que est sensible a la palpitación; repleción del estómago y del abdomen; tensión en los hipocondrios como provocada por un aro; dolor hep tico luego de haber comido hasta la saciedad; dolor a la palpación por sobre el ombligo; dilatación molesta del abdomen; induración en el abdomen; retortijón, estrujamiento, desgarro como producido por tenazas, en el abdomen, que corta la respiración; dolor punzante y breve con sensación de estrujamiento en el hipogastrio, que desde la vejiga se extiende por la uretra, durante la noche y estando en cama; estrujamiento en el abdomen; retortijón en el lado derecho del abdomen; cólicos; cólico en el epigastrio; dolor desgarrante en el hipogastrio, que se proyecta a la ingle y muslos; ardor en el abdomen; retención de flato; imposibilidad de expeler el flato; murmurios en el lado izquierdo del abdomen; borborigmos abdominales; deseo infructuoso de evacuar y deposiciones muy duras; deposiciones dificultosas, evacuadas penosamente; constipación de varios días; estreñimiento; asc rides; dolor en el ano después de comer y de deponer; prurito de ano; tensión en el ano; dolores incisivos en el recto y en la vejiga; necesidad imperiosa de orinar; micciones muy frecuentes y urgentes; arenilla renal; hemorragia uretral; escozor en la uretra durante y después de la micción; erecciones insuficientes; ausencia de erecciones; ausencia de poluciones; inveterada turgencia de los testículos; poluciones excesivas; ausencia del impulso sexual; impotencia que perdura desde hace años; aversión al coito; precipitada excitación al coito, bastando para ello con sólo pensar; diariamente impulso al coito; eyaculación anticipada; menstruaciones prolongadas y profusas; varios períodos menstruales suprimidos a consecuencia de algún susto; tristeza y melancolía antes de la menstruación; comezón, ardor e irritación en el rea de los genitales; al inclinarse, presión hacia afuera por arriba de los genitales, que se percibe aun dentro de la vagina; dolor agudo y breve en los labios vaginales, al reposar; emisión de flato vaginal; leucorrea; la descarga de leucorrea es precedida de dolor incisivo en el hipogastrio; Corizas de todo tipo; coriza fluente; coriza y tos; coriza con congestión; obstrucción de ambas fosas nasales; tos después de beber; tos seca, de día y de noche; tos seca por las mañanas, que dura años; tos con dificultad para esgarrar; tos con sacudimiento del pecho; tos con expectoración purulenta; tisis ulcerativa; respiración corta en los niños; opresión constante del pecho con cortedad del aliento al realizar cualquier tarea; presión constante en las costillas inferiores izquierdas; puntadas en el costado izquierdo del tórax; dolor pectoral 88

como de magulladura; ardor, como pirosis, que asciende por el pecho; palpitación ansiosa; dolor punzante y breve en la región del sacro al erguirse luego de permanecer inclinado; por las noches dolor en la espalda; dolor desgarrante en los hombros; tirones que convergen en la nuca y ascienden por el occipucio, durante el día y la noche; rigidez de la nuca; rigidez de un lado del cuello; turgencia indurada en uno de los lados del cuello; tumefacción de las gl ndulas bajo el maxilar; dolor como de tracción en los brazos; crispaturas en los brazos durante la siesta; durante la noche dolores óseos en los brazos; los brazos se duermen, bastando para ello levantarlos; adormecimiento espasmódico de los brazos durante la noche; falta de fuerza en los brazos; dolores óseos nocturnos en el codo; rigidez de la muñeca debida a gota; entumecimiento de las manos; resecamiento de la piel de las manos; dolores desgarrantes en las articulaciones de los dedos; rojez, hinchazón y dolores de gota en las articulaciones de los dedos; rigidez de los dedos que sobreviene mientras se est trabajando; adormecimiento del dedo meñique; por la noche dolor de desgarramiento en las extremidades inferiores; dolor lacerante en la rodilla, dolor lacerante en la corva de la rodilla, al anochecer; dolor lacerante en la rodilla que se extiende por la tibia hasta el dorso del pie; rigidez de la rodilla; hinchazón de la rodilla; ardores en las piernas; ardor, escozor o picazón en la corva; dolor contractivo en las pantorrillas, al caminar; úlceras inveteradas sobre las piernas que, por la noche, pican, arden y duelen intensamente; edema de tobillo; pies fríos; calambres en los pies; pies fríos y sudorosos; abundante sudor de pies, hinchazón de la planta de los pies; dolor en la planta de los pies, al caminar; al caminar flaquean los dedos de los pies; calambres en los dedos de los pies; callosidades; callos que duelen; resecamiento de la piel; la piel se cuartea en cualquier punto y queda agrietada; comezón frecuente, en cuanto se entra en calor; comezón por la noche, antes de acostarse; erupción dolorosa sobre el cuello y el tórax; picazón e irritación en brazos y piernas; furúnculos; calambres en los dedos de las manos y en las pantorrillas; contracción espasmódica en los dedos de manos y pies; dolores desgarrantes en brazos y piernas; dolores lacerantes en las rodillas, los pies y los dedos de las manos; dolores en los huesos provocados por el abuso de mercurio; tracciones dolorosas en las extremidades; agitación de pies, por la noche; adormecimiento de las extremidades: brazos, manos y piernas, tanto de día como de noche; insensibilidad de brazos y pies; v rices; venas distendidas en la mujer embarazada; propensión a las distensiones musculares y consiguiente rigidez dolorosa en la nuca; tirones y crispaturas de algún miembro o de todo el cuerpo, durante el sueño y en vigilia; incómoda descansar sobre el lado izquierdo, debido a palpitaciones y puntadas; predisposición a resfríos; cansancio de pies y ardor en sus plantas luego de caminar corto trecho; debilidad interna; lasitud en las extremidades; cansancio al despertar; somnolencia y bostezos frecuentes; sueño inquieto por las noches, con despertamientos frecuentes; dormición plena de sueños, de fantasías; sueños ansiosos y terroríficos; insomnio hasta muy tarde; imposible dormir por afluencia de pensamientos; por la noche inquietud y crispaturas en los pies; cefalalgia nocturna; despertar sobresaltado; falta de calor corporal; aflujos de color; fiebre que dura tres días, acompañada de vómitos después del escalofrío y congestión de manos y pies; transpiración febril durante el día; transpiración durante el día, principalmente en el rostro, provocada por ejercitación o trabajo liviano. Por lo general, el alcanfor modera los efectos excesivos de Lycopodium, pero a los estados febriles que suele provocar preferible es atenuarlos con Pulsatilla, debiéndose preferir Causticum para eliminar el mal humor, la desconfianza, el tomar las cosas por el lado malo

89

y la tendencia a reprochar. Beber café obstaculiza la acción de Lycopodium y concluye por extinguirla. Una dosis moderada obra durante 40 a 50 días y m s aún. Puede ser repetido luego de haber intercalado otros remedios antipsóricos, pero su efecto ser mucho menor. Cuando est indicado homeop ticamente tiene particular eficacia luego de haber administrado previamente Calc rea.

90

2.1.6 Lycopodium clavatum - KENT El Lycopodium es un antipsórico, antisifilítico y antisicótico, y su esfera es amplia y profunda; Aunque clasificado entre las substancias inertes, y no obstante ser útiles sólo para envolver píldoras alop ticas, Hahnemann lo puso en uso y desarrolló su poder mediante la atenuación. Es un monumento a Hahnemann. Penetra profundamente dentro de la vida y en los cambios finales en los tejidos blandos, vasos sanguíneos, huesos, hígado, corazón, articulaciones. Los cambios en los tejidos son notables; existe tendencia a la necrosis, abscesos, úlceras que se extienden y gran enflaquecimiento. Existe predominio de síntomas en el costado derecho del cuerpo, los que probablemente viajan de la derecha a la izquierda o de arriba hacia abajo, por ejemplo de la cabeza al pecho. El paciente enflaquece en la parte superior, especialmente alrededor del cuello, mientras que las extremidades inferiores se hallan bastante bien alimentadas. Externamente existe sensibilidad a un ambiente caldeado cuando hay síntomas en la cabeza y en la columna vertebral. Los de la cabeza se agravan con el calor de la cama y por el calor ambiente, y tambiÚn cuando se acalora por el esfuerzo. El paciente es sensible al frío y existe una marcada carencia de calor vital, empeorando generalmente con el frío y el aire frío y con las comidas y las bebidas frías. Los dolores mejoran con el calor, excepto en la cabeza y en la columna vertebral. El esfuerzo agrava al paciente Lycopodium en general. Queda hinchado y angustiado y la disnea aumenta con el esfuerzo. No puede trepar, no puede caminar ligero. Los síntomas cardíacos, lo mismo que la disnea, aumentan con cualquier esfuerzo. Las partes inflamadas experimentan a veces alivio con la aplicación de calor. Los síntomas de la garganta suelen aliviarse tambiÚn aplicando calor, bebiendo tÚ o sopa calientes. Los dolores estomacales suelen aliviarse con bebidas calientes y haciendo llegar cosas calientes al estómago. Son marcadas la excitación nerviosa y la postración. En los dolores reum ticos y otros sufrimientos el paciente Lyc, mejora con el movimiento. Est extremadamente inquieto, debe dar vueltas continuamente y si con los dolores existe inflamación, el paciente se siente mejor con el calor del lecho y lo alivia el movimiento, por lo que se pasa toda la noche d ndose vueltas. Gira sobre sí mismo y pasa a otro lugar, pensando que podr dormir, pero la intranquilidad sigue haciÚndose sentir toda la noche. Quiere aire fresco, quiere estar en un lugar fresco con síntomas de la cabeza. Es verdad que el dolor de cabeza empeora cuando hay un movimiento suficiente para darle calor al paciente, pero no por el movimiento en sí. Empeora al acostarse y con el calor de la habitación, mejora con el aire frío y con el movimiento, hasta que se ha movido y hecho bastante ejercicio para sentirse acalorado, cuando el dolor de cabeza empeora. Es muy importante recordarlo, respecto de Lycopodium, porque puede significar una característica distintiva. Los síntomas de la cabeza empeoran con ropa abrigada, con el calor de la cama. Los malestares de Lyc. empeoran probablemente a una hora determinada, por ejemplo d e cuatro a ocho de la tarde. En ese lapso se produce una exacerbación de los malestares agudos y muchas veces en los crónicos. El enfriamiento y la fiebre Lyc. empeoran en esa oportunidad y en la tifoidea y la escarlatina el paciente empeora especialmente entre las 4 y las 8 p.m . En los ataques gotosos, en las fiebres reum ticas, en los estados inflamatorios, en la neumonía, en los catarros agudos, que son malestares que requieren especialmente de Lycopodium, conviene pensar en este remedio cuando existe una agravación decisiva de 4 a 8 p.m. El paciente Lycopodium es flatulento, distendido como un tambor, apenas puede respirar. Siente que el diafragma empuja hacia arriba, introduciÚndose en el espacio del pulmón y 91

del corazón, de modo que tiene palpitaciones, desvanecimientos y disnea. No es raro oír a un paciente Lycop. decir: "Cuanto como se convierte en viento". Tras comer apenas un bocado queda flatulento y distendido, impedido de comer nada m s. Dice que un bocado lo deja lleno hasta la garganta. Mientras el abdomen est distendido Úl est tan nervioso que no puede soportar ruido alguno. El que hace un papel al ser arrugado, el de los timbres, los portazos, todos parecen atravesarlo y le provocan desvanecimientos, como Ant. crud., Borax y Natr. mur. Estos estados generales pasan por todos los malestares, agudos y crónicos. Hay una etapa excitable de todo el sensorio, en la cual todo significa una perturbación. Las cosas m s pequeñas disgustan y entristecen. El paciente Lyc. no puede comer ostras; lo enferman. Parecen envenenarlo, así como las cebollas son un veneno para el paciente Thuja. El paciente Oxalic acid no puede comer frutillas. Si alguna vez tienen un paciente que se enferma cuando come frutillas, tomates u ostras, y no disponen de remedios homeop ticos a mano, conviene recordar que el queso digiere las frutillas, los tomates o las ostras en unos pocos minutos. Piel ulcerada. Son úlceras dolorosas, úlceras que se descascaran, debajo de la piel, abscesos tambiÚn debajo de la piel, inconvenientes celulares. Las ulceraciones crónicas son indolentes, con falsas granulaciones, dolores, ardores, pinchazos y escozor, los que muchas veces se alivian con aplicaciones refrescantes y se agravan con cataplasmas calientes. Es algo general en Lycopodium el hecho de que el calor y las cataplasmas calientes traigan mejoría; las aplicaciones calientes alivian el dolor en la rodilla, las supuraciones y las molestias gotosas. En una cama anormalmente calurosa, y en una habitación caliente aparece la urticaria. Se presentan tanto en nódulos como en franjas irregulares, especialmente cuando hace calor, y pican violentamente. Lyc. tiene erupciones sobre la piel, con violenta picazón. Vesículas y erupciones escamosas, erupciones húmedas y secas, furfur ceas, erupciones alrededor de los labios, detr s d las orejas, bajo las ventanas de la e nariz y sobre los genitales; erupciones fisuradas, con fisuras sangrantes como dermatosis reum tica sobre las manos. La piel se engruesa y se endurece. Los lugares de antiguas ampollas y pústulas quedan endurecidos y forman nódulos que duran largo tiempo. La piel tiene aspecto enfermo y descama f cilmente; las heridas no cicatrizan. Las heridas superficiales supuran como si hubiesen encerrado espinas, y esta supuración se encierra bajo la piel. Las úlceras sangran y forman grandes cantidades de pus espeso, amarillo, maloliente, verde. Los chancros y chancroides muchas veces hallan su similar en Lyc. El estado de Lyc., una vez descifrado, evidencia una debilidad general. Suma gravedad en el estado de arterias y venas, tono .y circulación deficientes. Entumecimiento aquí y all . Enflaquecimiento de extremidades aisladas. Sensación de que los dedos de las manos y de los pies est n muertos. Se tambalea y no puede utilizar sus extremidades. Falta de habilidad y torpeza en las extremidades. Temblores en las mismas. Los síntomas mentales de Lyc. son numerosos. El paciente se siente cansado. Cansado mentalmente, con una fatiga crónica, olvidadizo, con aversión a emprender nada nuevo, a aparecer en cualquier nuevo papel, aversión a su propio trabajo. Teme que le suceda algo, u olvidarse de algo. Le afecta el temor siempre creciente de aparecer en público, y sin embargo tambiÚn suele horrorizarlo la soledad. Profesionales, tales como abogados y ministros, que tienen que aparecer en público, sienten una sensación de incompetencia, de incapacidad para desempeñarse en sus tareas, a pesar de que est n habituados a ellas desde hace muchos años. El abogado no puede pensar en aparecer ante los tribunales; lo dilata, lo demora hasta verse obligado a ello, porque teme dar traspiÚs, cometer errores, olvidarse de algo. Y, sin embargo, al hacerse cargo de ello, lo realiza con facilidad y cómodamente. Esta 92

es tambiÚn una característica notable de Silicea. Ninguna medicina tiene este temor tan marcado como estas dos. Lyc. tiene tambiÚn insanía religiosa, que registra un comienzo suave y simple, como melancolía. Esta melancolía religiosa va creciendo y creciendo hasta que el paciente se sienta a cavilar. Suele rechazar la compañía, y sin embargo teme a la soledad. "Miedo a los hombres y miedo a la soledad, irritabilidad y melancolía". Este temor a los hombres no es siempre el temor que sienten las mujeres. Es el temor a la gente, y cuando se cumple plenamente en la paciente Lyc. vemos que Ústa teme la presencia de nuevas personas, o la llegada de amigos o visitantes; quiere estar solamente con quienes la rodean constantemente; no desea estar totalmente sola; desea tener la sensación de que hay alguien m s en la casa, pero no quiere compañía; no quiere que se le hable o se la obligue a buscar algo; no quiere hacer esfuerzo alguno, y sin embargo en las oportunidades en que se ve obligada a hacerlo, se siente aliviada. "Taciturnidad, deseo de estar sola". Continuemos con este tema un poco m s. La taciturnidad es porque la paciente no quiere hablar, desea mantenerse en silencio, y sin embargo, como ya he dicho, est muy contenta con la sensación de que hay alguien m s en la casa y de que no est sola. Est muy dispuesta a permanecer sola en una pequeña habitación, pr cticamente sola pero no en soledad. Si en la casa hay dos habitaciones adyacentes es común que la paciente Lyc. vaya a una de ellas y permanezca allí, pero muy complacida de que haya alguien en la otra. La paciente Lycopodium suele llorar en el acto de recibir a un amigo o de encontrarse con alguna relación. Al recibir un regalo se ve atacada de una tristeza desacostumbrada, con llanto. Llora tambiÚn ante la menor alegría, por lo que vemos que la paciente Lyc. es muy nerviosa, sensible, emotiva. Así la vemos: "Sensible, llega hasta a llorar cuando se la agradece algo" . Al estar acostada en la cama, sufriendo las peores fiebres, aparece delirio y hasta inconsciencia. Ve cosas imaginarias en el aire, cree ver moscas y toda clase de cositas flotando en el aire. "Excesivamente alegre, ríe ante las cosas m s simples". Estado de insania. "Abatimiento". La paciente Lyc. se despierta triste por la mañana. Hay en ella tristeza y melancolía. Puede terminar el mundo, o morir todos los miembros de su familia, o quemarse la casa. No parece encontrar nada alegre, el futuro es oscuro. DespuÚs de andar un poco por las cercanías, este estado desaparece. El mismo precede a un estado de insanía y finalmente llega la propensión a! suicidio, la aversión a la vida. Vea cómo este remedio se apodera de la voluntad y en realidad destruye el deseo de vivir, de existir, de ser algo, aunque sea muy pequeño. Cuando se lo destruye, vemos quÚ cosa tan maravillosa ha sido destruida. Entonces el hombre mismo no quiere ser m s. Es una perversión de cuanto hace al hombre, la destrucción de su voluntad. "Aprensión, dificultad para respirar, miedo". "Pensamientos ansiosos, como si estuviera por morir". "Falta de confianza en sí mismo, indecisión, timidez, resignación". PÚrdida de confianza en si mismo y en todo. "Con misantropía, huye hasta de sus propios hijos". "Desconfiado, sospecha de todo y halla fallas". "Hipersensible al dolor; el paciente est al margen de sí mismo". Lyc. es propenso a dolores periódicos de cabeza, relacionados con problemas g stricos. Si se le pasa la hora de cenar, la ataca una cefalea. Debe comer con regularidad o de lo contrario lo afecta la cefalea a que es propenso. Es algo parecido al dolor de cabeza Cactus. Este es congestivo y adquiere extremada violencia, con cara congestionada si el paciente no come en sus horas normales. Una de las características distintivas es que en la cefalea Lycopodium el paciente mejora si come algo, en tanto que el de Cactus empeora cuando 93

come Lyc. y especialmente Phos. y Psorinum tienen cefaleas con mucho apetito. Aproximadamente al comienzo del ataque surge una sensación de vacío y desvanecimiento, que la comida no satisface. Así es la naturaleza de Phosphorus y Psorinum cuando el apetito y el dolor de cabeza se unen. El dolor de cabeza Lycopodium empeora con el calor, con el abrigo de la cama, y acost ndose mejora con el frío o por tener las ventanas abiertas. Chicos delgados, enflaquecidos, son víctimas de prolongados dolores a la cabeza. Cada vez que este pequeño se resfría sufre u dolor de cabeza prolongado, con latidos, congestivo y n día a día, mes a mes, va enflaqueciendo cada vez m s, especialmente alrededor de la cara y el cuello. Este mismo inconveniente se hace presente cuando un chico de pecho angosto tiene una tos seca, molesta, sin expectoración, y se adelgaza alrededor del cuello y la cara. Este remedio es especialmente adecuado para esos muchachitos marchitados, con una tos seca o con prolongada cefalea. En chicos que debilitados tras la neumonía o la bronquitis, enflaquecidos alrededor de la cara y el cuello, que se resfrían con el menor motivo, sufren dolores de cabeza al acalorarse, tienen jaquecas todas las noches, y un estado de congestión que afectan en mayor o menor grado a la mente, durante los cuales se despiertan confundidos de su sueño. El chiquito grita en sueños, se despierta aterrorizado, parece enloquecido. no reconoce al padre ni a la madre, ni a la enfermera ni a nadie de la familia hasta despuÚs de unos momentos; entonces parece recobrar su sentido, comprende dónde est y vuelve a acostarse y dormir. A poco se despierta nuevamente, parece raro y confuso. Este episodio se repite. Las cefaleas incluyen palpitaciones y presión, como si la cabeza fuera a estallar; pero no es tan importante como la forma en que se presentan, como las causas que los motivan, lo que el niño hace y el hecho de que mejoran con el frío, empeoran con el ruido y la conversación, empeoran de 4 a 8 p.m. y que el paciente enflaquece desde arriba hacia abajo. Estas cosas son m s importantes que el tipo de dolor, que se describe como latidos, presión, estallido, o como de plenitud. Sobre el cuero cabelludo hallamos erupciones en p pulas lisas en las que se ha caído el cabello. P pulas en la cara y erupciones eczematosas detr s de las orejas, que sangran y de las que mana un líquido acuoso, a veces acuoso amarillento. El eczema se extiende desde detr s de las orejas, sobre Ústas y al cuero cabelludo. Lyc. es un remedio muy importante para estudiar en los eczemas del infante. Eczema en un chico delgado, hambriento, debilitado, con trastornos de mayor o menor grado en la cabeza, como los que he descrito, con una humedad que mana detr s de las orejas, arena colorada en la orina, cara arrugada, una tos seca y molesta, en un niño que se quita las cobijas de encima, cuyo pie izquierdo est frío y el otro caliente, con apetito caprichoso, que come mucho, con un hambre poco común a veces y mucha sed, y que sin embargo pierde peso ininterrumpidamente, podr ser curado muchas veces con Lyc. Emitir al principio mayor cantidad de erupciones, pero Ústas ceden finalmente y el niño recupera la salud. La cabeza est , en general, estrechamente ligada a un síntoma, por ejemplo arena colorada en la orina. En tanto que Ústa abunda, el paciente est libre de estas cefaleas congestivas, pero cuando la orina empalidece y queda libre del depósito como de pimienta colorada, llega el dolor de cabeza estallante, presionante, que dura días enteros. Podría decirse que se trata de un dolor de cabeza urÚmico; pero como quiera que se lo llame, si los síntomas est n presentes el remedio estar justificado. En viejas constituciones gotosas, cuando el dolor de cabeza es m s notable, la gota en las extremidades ser menor y viceversa La cefalea est presente solamente en ausencia del dolor en las extremidades. Asimismo, cuando hay una gran cantidad de arena colorada en la orina, el estado gotoso, ya sea en la cabeza o en las extremidades estar ausente, pero siempre que se resfría la secreción parece disminuir con un aumento del dolor. Hay otra 94

característica de la cefalea Lyc, relacionada con estados catarrales. La cefalea es mayor cuando el catarro es descuidado por un resfrío agudo. El paciente de Lyc. sufre a menudo de secreciones nasales espesas, amarillas. La nariz est llena de costras amarillas, verdes, son ndose por la mañana y carraspeando para aclarar la garganta. Ahora bien, cuando el paciente se resfría, la secreción espesa cesa en gran parte, y Úl empieza a estornudar y tiene una secreción acuosa. Llega entonces una cefalea Lyc., con gran sufrimiento, dolores presionantes, con hambre y finalmente la coriza pasa, la secreción espesa y amarilla retorna y la cefalea cede. En Lycopodium tenemos muchos síntomas oculares, pero los m s destacados son las afecciones catarrales a los ojos. Los síntomas son tantos que pueden describir a casi cualquier estado catarral de los ojos, por lo que no es posible discriminar sobre los síntomas oculares solamente. Estado inflamatorio con abundante secreción, ojos irritados, ulceración de la conjuntiva y los p rpados y p rpados granulares. Para los oídos Lyc. es un remedio importante, porque este mismísimo chico que adelgaza con la cara arrugada y la tos seca desde un ataque de escarlatina sufre secreción de oídos, espesa, amarilla y desagradable, con pÚrdida de la audición. Si se administra el remedio adecuado en un caso de escarlatina no habr inconvenientes en el oído, porque estos no corresponden necesariamente a la escarlatina. No forman parte de Ústa, pero en cambio dependen del estado constitucional del niño. Lyc. tiene tambiÚn dolorosísimas erupciones en las orejas, otitis media, absceso en el oído, relacionados con eczema alrededor y detr s de las orejas. Los síntomas nasales los he descrito sólo parcialmente en relación con la cabeza. Los inconvenientes suelen empezar en la infancia El pequeño evidenciar al principio una peculiar respiración ruidosa por la nariz, hasta que finalmente sólo respirar por la boca, pues aquÚlla est obstruida. Esto continúa días y meses. El niño respira solamente por la boca y cuando llora lo hace como si fuera un chillido, como el que sale cuando la nariz est tapada. Si lo miramos veremos que la nariz est llena de un material purulento y que en la garganta cuelga una secreción muco-purulenta. La nariz tapada es un estado crónico de Lyc. El niño sufre este inconveniente hasta que se le forman grandes costras amarillas, a veces negruzcas, a veces verdosas, y la nariz sangra. Es sumamente útil en esos molestos catarros relacionados con cefalea; en los pacientes que pierden carne alrededor del cuello. Puede parecer raro e inexplicable que Lyc. pueda causar enflaquecimiento alrededor del cuello y arrugas en la cara cuando las extremidades inferiores se hallan en muy buen estado. Adultos con viejos catarros crónicos se suenan continuamente la nariz. No pueden respirar por la nariz durante la noche, pues se forman costras en todas partes de las mucosas. Ventanas de la nariz costrosa con eczema, con erupciones de las que mana secreción en la cara y en la nariz. La secreción mucosa es casi tan espesa y pertinaz como en Kali bic. La cara est p lida, enfermiza, muchas veces arrugada, marchita y enflaquecida. En arraigados males en el pecho, bronquitis o neumonía, en que el pecho est lleno de mucus, se ver que la cara y la frente est n arrugadas de dolor y que las ventanas de la nariz aletean por el esfuerzo para respirar. Esto ocurre en todas las formas de disnea. Vemos algo parecido en Ant. tart., con fuliginosas ventanas de la nariz, muy abiertas y aleteantes. En Ant. tart. el ruido del mucus puede oírse desde el otro lado de la habitación y el paciente parece angustiado, pero si lo vemos en la cama con la nariz que le aletea y la frente arrugada, con ruidos en el pecho, o una tos seca, cortante sin expectoración muchas veces hallaremos que los particulares del examen confirman nuestra idea de que es un caso para Lyc. En la etapa 95

exudativa de la neumonía, el estado de hepatización, Lyc. puede salvar la vida de ese paciente. En el período de hepatización se relaciona estrechamente con Phos. y Sulph. El paciente Sulph. est frío, sin tendencia a la reacción; siente el peso.en el pecho y el examen de Úste demuestra que la hepatización es marcada. Quiere permanecer inmóvil y evidentemente est por morir. Sulphur lo ayudar . No tiene, como Lyc. el aleteo de la nariz ni las arrugas en la frente. En los malestares cerebrales de Stramonium, las arrugas en la frente, y en los malestares al pecho de Lyc., las arrugas tambiÚn en la frente, son algo similares. Miren a un paciente semiconsciente que sufre de congestión cerebral y vigílenlo; desvaría, con ojos vidriosos, frente arrugada y con tendencia a la actividad mental. Eso no es Lyc. sino Stram. Mediante una aguda observación estas cosas pr cticas les permitir n distinguir casi instant neamente entre Stramonium en sus malestares en la cabeza, y Lyc. en la etapa avanzada de neumonía. La cara queda frecuentemente cubierta de erupciones color cobre, como la que vemos en la sífilis, por lo cual Lyc. resulta a veces de utilidad en viejos casos de sífilis, c asos que han afectado a la nariz, con necrosis o caries de los huesos nasales. Alrededor de la cara hay tambiÚn abundantes crispaciones. Por el estudio de la cara se ver que Ústa se adapta a sus sensaciones. Se trata de un paciente hipersensible y en cada estrÚpito o cada ruido, como puede ser el golpe de una puerta o el sonar de un timbre, se le ve arrugar la cara. Se siente perturbado y vemos esta perturbación expresada en su semblante. Tiene aspecto arrugado, enfermizo, con cejas contraídas en malestares del abdomen así como en los del pecho. Vemos tambiÚn que le cuelga la mandíbula, como en Opium y Muriatic acid. Esto ocurre en un estado especialmente señalado por un gran agotamiento e indica una tendencia fatal. Es especialmente marcado en la tifoidea, cuando el paciente se levanta las ropas de la cama, se mete debajo del lecho, no quiere casi nada y cuesta mucho hacerlo despertar. Es la expresión de la última etapa de la enfermedad, una fiebre grave, tifoidea, sÚptica y enfermedades cimóticas. Debajo de la mandíbula hay a menudo hinchazón glandular, hinchazón de las gl ndulas submaxilares y parótidas. La hinchazón es a veces celular y los músculos del cuello se ven afectados. Hay tendencia a la supuración en estas gl ndulas y a la hinchazón en el cuello en la escarlatina y la difteria. La siguiente característica importante que notamos son los síntomas a la garganta. Cuando nos ocupamos del estado general dijimos que la característica saliente de Lyc. respecto de la dirección es que sus síntomas parecen e xtenderse de derecha a izquierda; notamos que el pie derecho est frío y el izquierdo est caliente, la rodilla derecha est afectada; si los dolores son ambulatorios, pasan de la derecha a la izquierda. La mayoría de los malestares parecen viajar de derecha a izquierda, o afectar m s al lado derecho que al izquierdo. Lo mismo cabe decir del dolor de garganta; una angina que afecta a lado derecho sigue su curso y cuando casi ha terminado Úste, es la amígdala izquierda la que resulta inflamada y supura si no se le administra el remedio adecuado. El dolor común de garganta empieza del lado derecho; al día siguiente los dos lados estar n afectados y la inflamación se habr extendido al izquierdo. Este remedio tiene toda clase de dolores en la garganta y en las fauces. Es de utilidad en casos de difteria cuando la membrana empieza del lado derecho de la garganta y se extiende hacia la izquierda. Se notar n p pulas, un día del lado derecho y al siguiente en el izquierdo. Hemos notado tambiÚn que los malestares en Lyc. se extienden desde arriba hacia abajo, y lo mismo sucede con estas exudaciones. Frecuentemente comienzan en la parte superior de la faringe y se extienden hacia abajo por dentro de la garganta. Lyc. ha curado muchos de esos casos. Sucede que a veces Lyc. mejora reteniendo agua fría en la boca, pero el dolor común de garganta mejora tragando bebidas calientes. Es una 96

característica que.permite distinguir Lachesis de Lycopodium. Lachesis mejora con el frío y tiene espasmos en la garganta al tratar de beber bebidas calientes, en tanto que Lyc., mejora con bebidas calientes, aunque a veces mejora con las frías. Lyc. no duerme con sofocación y constricción de la garganta y la disnea como en Lach. La garganta est extremadamente dolorosa y tiene toda la violencia de los peores casos de difteria. Tiene cimosis. Los síntomas estomacales y abdominales se entremezclan. Hay una sensación de saciedad y falta total de apetito. El paciente se siente tan satisfecho que no puede comer. Esta sensación de plenitud quiz no se presenta hasta que ha tragado un bocado de comida; se sienta a la mesa con hambre, pero con el primer bocado queda satisfecho DespuÚs de comer queda distendido. N useas y vómitos, dolores corrosivos en el estómago como en la gastritis. Debilitamiento general de la economía con repercusión especial sobre el aparato digestivo y anexos con atonía gastro-intestinal y hep tica. Hay tendencia a necrosis, úlceras, adelgazamiento. El cuerpo es de musculatura pobre, bajo un tórax deprimido, un vientre prominente, voluminoso que da la impresión de ser el centro vital del organismo. Este vientre, bajo el tórax estrecho, hundido, encogido en su parte superior, parece continuarlo sin transición manifestando en sus proporciones exageradas su importancia en la vida del paciente. Su apariencia varía según el momento del día, a veces puede estar caído fofo, blando al tacto, pero se hincha al comer, se hace prominente; debilidad irritable que permite oscilaciones según el grado de excitaciones digestivas, de la flaccidez a la tensión. Aun cuando el remedio es útil a toda edad lo es especialmente en adultos y niños. El niño de Lycopodium es enclenque y dÚbil, enfermizo, de mal humor y colÚrico Su sueño rara vez es bueno. La nariz tapada dificulta la respiración, p rpados pegados, boca seca y amarga y tiene n useas vagas. Tiene constipación aunque la diarrea no es una contraindicación. Se impone elegir de acuerdo a los síntomas constitucionales. En el desayuno tiene sus caprichos: horror a la sopa caliente, la leche le da diarrea, reclama alimentos dulces, pero come poco porque se sacia enseguida. A la hora del almuerzo el mismo drama que durante el desayuno; no obstante tener hambre su apetito se apacigua pronto, algunos bocados lo sacian y comienzan los malestares digestivos que duran la mayor parte de la tarde. Hinchazón del vientre; laxitud, latidos del corazón, dolor al tacto en la.boca del estómago y solamente le traer n alivio algunos eructos. Cuando tiene necesidad de evacuar, hace los esfuerzos necesarios pero sólo despide algunos gases que abundan en su vientre. Dice que siente como si el ano estuviese cerrado, y a veces, la constipación ser reemplazada por la diarrea. Para ayudar su penosa digestión, decide hacer ejercicio y sale a caminar pues no soporta el carruaje que le da n useas. Pero pronto aparecen nuevas molestias. Si el aire est fresco, lo ser demasiado; si es c lido tambiÚn es demasiado. Unos pasos son suficientes para fatigarle y provocarle sudores, sensación de ardor en las palmas de las manos y en los pies. Tiene una agudez enfermiza de su oído y olfato, y lament ndose vuelve a su casa donde esperar somnoliento la hora de la cena y acostarse. A pesar de su sopor se duerme con dificultad, con sueños que lo asustan. En el estómago: hambre canina que se sacia pronto; sensación muy particular de saciedad alternando con hambre; se sienta a la mesa con apetito pero con los primeros bocados se

97

llena con sensación de plenitud e hinchazón, a veces dolorosa; esta alternancia no es tan intensa en ningún otro remedio. Hambre de noche, cuando despierta. Muchos remedios tienen sensación de hambre: Cina, Iod., Oleand., Phosph., Psor., etc. pero en ninguno igual. Asco por pan (Nat.mur.), carne (Alum., Arnica, Calc. carb., Carb. veg., Cyclam., Graph., Mur ac., Nit. ac., Puls., Sepia) y en general todos los alimentos calientes (Puls., Silic., Ignat., Ver. alb., Petro., Calc. carb.) deseo de azúcar y dulces (Arg. nit., Calc. carb., Kali carb., Medorr., Sulph.); hipo (Ignat., Sepia, Staph., Ver. alb. ); eructos ardientes con sensación de ardor en el esófago. Sueño invencible despuÚs de comer (Agar., Calc. carb., Kali carb., Nux vom., Rhus tox. ) No puede soportar la presión de la ropa alrededor del talle, algo así como en Lach. pero en este medicamento la sensibilidad existe siempre;en Lycopodium sólo despuÚs de comer. Trastornos y malestares estomacales enseguida de haber comido y no despuÚs como en Nux vom. Gran distensión abdominal; flatulencia aun comiendo poco; fermentaciones; borborigmos; gases; flatulencia en el ngulo esplÚnico del colon que recuerda a China y Carb. veg. la parte superior y Lycopodium la parte inferior. Dolores de calambres en el vientre tenso, cortantes, especialmente encima del ombligo; puntadas desgarrantes, pulsación y presión en el anillo inguinal como si fuera a producirse una hernia. Sensación de presión en el estómago con gusto amargo; dolor como en la gastritis; catarro, ardor en las úlceras y c ncer; dolor inmediatamente despuÚs de comer; vómitos de bilis, vómitos con aspecto de cafÚ molido, negros, como de tinta. Con Lyc., casos aparentemente malignos han visto prolongada su vida. El caso es modificado de tal manera que, en lugar de culminar en unos pocos meses, el paciente puede durar años. Hipocondrio derecho hinchado como en las molestias hep ticas. Dolor en el hígado, reiterativos ataques biliosos con vómitos de bilis. Es pasible de cólicos con c lculos biliares. DespuÚs de Lyc. los ataques se producen menos frecuentemente, la secreción biliar se normaliza y los c lculos biliares tienen aspecto esponjoso, como si se estuviesen disolviendo. Los pacientes Lyc. vomitan constantemente; tienen eructos cidos y acres como de fuerte cido, con ardor en la faringe. "Acidez de estómago", vómitos cidos, flato, distensión y dolor despuÚs de comer, con sensación de ,plenitud. Terrible "vacío" o debilidades en el estómago, sin que se alivie comiendo. (Digit.) El estómago empeora con bebidas frías y frecuentemente se alivia con bebidas calientes. Gran conmoción en el estómago y los intestinos, ruidos, rodar del flato como si se estuviese produciendo fermentación. Lyc., China y Carbo veg. son remedios sumamente flatulentos y deben ser sometidos a comparación. Los síntomas estomacales empeoran o son causados por las bebidas frías, cerveza, cafÚ o fruta, y sigue una diarrea. En pacientes dispÚpsicos crónicos, enflaquecidos, arrugados, cansados y angulosos, cuanto comen se convierte en viento. Lycopodium es de utilidad en pacientes viejos y cansados con reacción dÚbil y debilidad en todas las funciones, con tendencia a declinar sin convalecer. Este paciente tiene una constipación sumamente molesta. Pasa días enteros sin desear nada, y aunque tiene el recto lleno, no hay urgencia por mover el vientre. Inactividad del tubo intestinal. Urgencia inútil por mover el vientre. Deposición dura, difícil, pequeña e incompleta. La primera parte de la deposición es dura y le cuesta salir, pero la última parte es blanda y delgada y a borbotones, seguida por desvanecimientos y debilidad. Los pacientes Lyc. tienen diarrea y toda clase de deposiciones. Podr verse, entonces, al leer el 98

texto, que la característica de Lyc. no est en la deposición. Cualquier clase de diarrea, si est n presentes los otros síntomas de Lyc., es curada con Lyc. Tiene molestas hemorroides, pero son inclasificables. Cualquier clase de hemorroides puede ser curada con Lyc. si est n presentes la flatulencia, los síntomas estomacales, los mentales, y los síntomas generales de Lyc., pues son numerosos los síntomas hemorroidales. Los riñones proporcionan muchos síntomas y pueden ser, en muchos casos, la llave para Lycopodium. Parece existir la misma inactividad en la vejiga que en el recto. Aunque el paciente se esfuerza mucho, debe esperar largo tiempo para que pase la orina. Fluye lentamente y con un chorro dÚbil. La orina e frecuentemente sucia con polvo de ladrillo o st con depósitos de arena colorada o, al removerla, parece el sedimento de la sidra en fermentación. Hallamos este estado en las fiebres. En etapas agudas de la enfermedad, cuando aparece copiosa arena colorada, Lyc. suele ser el remedio. Este es un síntoma muy destacado. En los síntomas crónicos, cuando el paciente se siente mejor y aparece arena colorada en la orina, Lyc. tiene retención de orina y supresión de la misma. Tiene "mojadura de la cama" en los pequeños, micción involuntaria en el sueño, en la tifoidea y en las fiebres graves. Característica notable de Lyc., y una de las que m s se destacan entre todos los remedios, es la poliuria por la noche. El paciente debe levantarse varias veces por la noche y orinar grandes cantidades, y en cambio durante el día la micción es normal. Cantidades enormes de orina, muy clara y de escaso peso específico. Organos sexuales masculinos. Uno de los remedios m s destacados en la impotencia. Personas de vitalidad dÚbil, agotadas, cansadas en exceso, con órganos genitales dÚbiles, rara vez necesitan Phosphorus, pero Lycopodium es un remedio típico cuando el joven ha abusado de sí mismo con los vicios solitarios y el cansancio ataca a su mÚdula espinal, su cerebro y sus órganos genitales. Si el paciente recapacita y, decidido a vivir una vida normal se casa, encuentra que es sexualmente impotente, que no logra la erección o que Ústas son demasiado dÚbiles o demasiado breves, que no es un hombre. Lyc. tiene inflamación de la mucosa de la uretra, con una secreción gonorreica. Es un antisicótico y tiene molestas verrugas en los genitales masculinos y femeninos. "Condilomas húmedos en el pene, hipertrofia de la gl ndula prost tica". Es un gran amigo de la mujer que sufre inflamación y neuralgia de los ovarios y de inflamación del útero. La neuralgia afecta especialmente el ovario derecho, con tendencia hacia el izquierdo. Inflamación de los ovarios, cuando el derecho est m s afectado que el izquierdo. Ha curado tumores quísticos del ovario derecho. Lycopodium produce y cura la sequedad en la vagina que hace que el coito resulte muy doloroso. Ardor en la vagina durante y despuÚs del coito. Tiene perturbaciones en la menstruación. Falta o supresión de los menstruos durante muchos meses, con una paciente marchita, p lida, cetrina, declinante, que se va debilitando. No parece tener suficiente vitalidad para menstruar. Es tambiÚn adecuado en las púberes cuando llega la fecha en que debe producirse su primera menstruación, pero Ústa no aparece. Llega a los 15, 16, 17 ó 18 años sin desarrollarse, los senos no aumentan, los ovarios no realizan sus funciones. Cuando los síntomas concuerdan Lyc establece una reacción, los senos empiezan a crecer, comienza a evidenciarse el aspecto de mujer, y la niña se convierte en mujer. Tiene un enorme poder de desarrollo y en ese sentido es muy similar a Calc. phos. "Salida de flato desde la vagina". "V rices de los genitales". Para los órganos respiratorios, Lyc. proporciona un remedio maravilloso. Disnea y respiración asm tica en el catarro al pecho. Los resfríos se asientan en la nariz, pero casi siempre van al pecho, con abundantes silbidos y roncos resuellos y gran disnea. Esta 99

empeora si se camina r pidamente, despuÚs de un esfuerzo y de subir un cerro. Latidos, ardores y cosquilleo en el pecho. Tos seca y molesta. Tos seca en chicos enflaquecidos. DespuÚs de salir de la neumonía, la tos seca y molesta sigue durante mucho tiempo, o sigue habiendo fuertes silbidos y respiración asm tica. Las extremidades e n frías en tanto st que la cabeza y la cara est n calientes, con abundante tos y molestias en el pecho. Le gusta caminar con la cabeza descubierta, tanta es la congestión en Ústa. El paciente tiene reacción dÚbil. No se nota tendencia a reponerse y la historia del caso es que las molestias existen desde un ataque de bronquitis o de neumonía. Adem s de la tos seca, y molesta, Lyc. pasa a otro estado en el cual hay ulceración con abundante expectoración de mucus-pus duro y pegajoso, espeso, amarillo o verde. Por último, sudores nocturnos con fiebre por la tarde de 4 a 8. Ya hemos hablado de su uso en la etapa avanzada de la neumonía, en el período de hepatización, con la cara y las cejas arrugadas, las aleteantes ventanas de la nariz y expectoración escasa. Tiene entonces un marcado catarro al pecho con mucho ruido, especialmente en los infantes. Ruido en el pecho, aleteo de las ventanas de la nariz e incapacidad para expectorar. El pulmón derecho es el m s afectado, o con m s probabilidades de ser afectado que el izquierdo, o es el afectado primeramente en la neumonía doble y en los malestares que pasan de un lado a otro. PiÚnsese en Lyc. entre los remedios para neumonías descuidadas, en dificultades de respiración por una acumulación de suero en la pleura y en el pericardio. He hablado bastante de las tendencias gotosas de las extremidades y de los síntomas de los nervios. Pero existe una intranquilidad de las extremidades inferiores que se produce cuando el paciente piensa en dormirse y esto se lo impide hasta medianoche. Muy similar a Arsenicum. Es muchas veces una característica que preocupa mucho. Entumecimiento de las extremidades. Tirones, desgarramientos en las extremidades por la noche; mejoran con el calor de la cama y con el movimiento. Estos dolores aparecen a veces en la fiebre crónica intermitente y los cura este remedio. Ci tica que se presenta periódicamente, y que mejora con el calor y caminando. Venas varicosas en las piernas. Un pie caliente, el otro frío. Edema de los pies. Tiene todas formas de fiebre, continuada, intermitente y remitente. Es especialmente adecuado en la ancianidad y en la ancianidad prematura, cuando una persona de sesenta años parece tener ochenta, quebrantada, dÚbil y cansada. Eminentemente adecuado en malestares de constituciones dÚbiles. Eficaz en varias hidropesías relacionadas con afecciones hep ticas y cardíacas. Se mantienen las escamas sobre la piel, no se despegan. Forman costras. las que no caen, o pueden ser laminadas como rupia. Sulphur, Graph. y Calc. no son ya de acción m s prolongada ni m s profunda que Lyc. Estas substancias que parecen ser tan inertes en su forma cruda, se hacen muy poderosas una vez potentizadas y forman medicinas de maravillosa utilidad.

100

2.1.7 Lycopodium clavatum - LATHOUD Lycopodium clavatum o lycopodium, o pie de lobo, crece en Europa sobre todo en Finlandia, Rusia, Suiza, los Alpes y Pirineos, en terrenos pedregosos y montuosos entre matorrales, o a la sombra de abetos; es un gran musgo de donde se elevan pedúnculos redondos terminados en dos pequeñas espigas cilíndricas, pares, compuestas de cápsulas reniformes con dos valvas; los esporos de estas cápsulas forman el polvo de lycopodium, amarillo, pálido, fino, muy liviano y extremadamente inflamable. De ahí el nombre de azufre vegetal. Cada uno de estos esporos está cubierto por una caparazón muygruesa y dura que la materia médica oficial considera inerte. En realidad, encierra una pequeña cantidad de substancia aceitosa, activa,que se pone en libertad por trituración. Se considera uno de los más útiles y preciosos medicamentos experimentadospor Hahnemann. Acción general del medicamento Así como sus patogenesias dan el cuadro de una afección que se desarrolla gradualmente y va hacia una evolución crónica, lycopodium SE ADAPTA ESPECIALMENTE A ENFERMEDADES QUE CRECEN PROGRESIVAMENTE. Determina DEBILITAMIENTO GENERAL DE LA ECONOMÍA, repercutiendo de manera más marcada sobre APARATO DIGESTIVO Y ANEXOS, YA QUE LA ATONÍA GASTRO INTESTINAL Y HEPÁTICA son muy marcadas en casi todos sus casos. Ese carácter general de la influencia de lycop. en su acciónmás profunda : SU ACCIÓN DEPRIMENTE, se traduce en ABATIMIENTO, DEBILIDAD MENTAL Y FÍSICA MARCADA, el enfermo tiene aspecto enfermizo, extremidades frías, anorexia, digestión lenta e irregular, estado fatulento característico, constipación, catarro pasivo de vías aéreas, l estado de languidez típico de la envoltura cutánea (Hughes). Lycop. actúa muy profundamente sobre el organismo; hace sentirmuy íntimamente su influencia en tejidos blandos, vasos sanguíneos, huesos, hígado, conviniendo a la debilidad real de la célula hepática (Mouezy-Eon), corazón, articulaciones, no hay nada en el hombre que lycop. no pueda alcanzar; los cambios de los tejidos son sorprendentes; tendencia a necrosis, úlceras, adelgazamiento (Kent). Características 1) CONSTITUCIÓN Y TEMPERAMENTO : INDIVIDUO DE INTELIGENCIA VIVA, ESPÍRITU PENETRANTE, PERO DE DÉBIL DESARROLLO MUSCULAR; FLACO CON TENDENCIA MARCADA A AFECCIONES DEL HÍGADO (Nash). Piel de cara descolorida, pálida o amarilla, malsana, mejillashundidas con ARRUGAS PREMATURAS Y MARCADAS, índice de enfermedad crónica profunda. Sobre este fondo terroso los pómulos se destacan un poco coloreados convaricosidades venosas más o menos acentuadas; las mejillas tienen flujo de sangre fácil, sobre todo después de las comidas. Cabello generalmente escaso; ojos hundidos y rodeados de un tinte azul ya veces ojeras negras; pero BRILLAN INTELIGENTES Y VIVOS EN MEDIO DE ESTA CARA QUE PARECE PRECOZMENTE DETERIORADA. Alas de la nariz nerviosas, móviles; en disneas graves de lycop. latencon movimiento concordante con los movimientos respiratorios. 101

Músculos de cabeza y particularmente cara agitados por tics nerviosos. ESTA CARA DE lycop. ESTA DE ACUERDO CON SUS SENSACIONES :(Kent); individuo supersensible, cuyos rasgos de la cara se contraen al menor ruido; si lo molestan se ve la expresión contrariada de su cara; cuando sufre sus cejas se fruncen, su frente se arruga y se lee su sufrimiento en su cara. Puede haber en piel de cara, manchas cobrizas c omo en viejos casos desífilis. Si se lo hace desnudar, se ve en medio de un cuerpo de musculatura pobre, bajo un tórax deprimido, UN VIENTRE PROMINENTE, VOLUMINOSO, QUE DA LA IMPRESIÓN DE SER EL CENTRO VITAL DEL ORGANISMO. De ahí parte la mayoría de sus males; ese vientre que, bajo ese tóraxdelgado, hundido, encogido en su parte superior y ancho en la inferior, parece sucederle sin transición alguna, manifiesta por sus proporciones exageradas su importancia en la vida de tal individuo. Su aspecto varía, según el momento del día en que se le examine; enayunas puede estar caído, flojo, blando al tacto; pero en cuanto come, se hincha, se hace prominente; manifiesta DEBILIDAD IRRITABLE QUE LE HACE OSCILAR, SEGÚN EL GRADO DE LAS EXCITACIONES DIGESTIVAS, DE LA FLACCIDEZ A TENSIÓN. Las extremidades inferiores tienen la musculatura mal desarrollada;surcadas por venas varicosas, más o menos voluminosas; a menudo infiltradas, particularmente extremidad inferior de piernas. La parte superior del cuerpo es delgada, pero la inferior es casihidrópica (Nash). Mentalmente en general, presenta, contrastando con su pequeñanaturaleza muscular, gran actividad interior de la inteligencia, pero ha perdido la confianza en sí mismo a causa de su salud que se desmorona; por eso la voluntad se pierde fácilmente en la irresolución, oscila en lo mental como su cuerpo en lo físico; tiene miedo a la responsabilidad, a la novedad; incidentes insignificantes lo atormentan, lo desconciertan. Triste, melancólico, deprimido por su impotencia y por la atmósfera demalestar orgánico interior en que late su vida, es minucioso, se detiene en pequeños detalles. Muy sensible, fácilmente ofendido; sufre cóleras reconcentradas queestallan bruscamente, lo alivian; entonces está triste, áspero, durante períodos enteros, lo mismo que tiene períodos de actividad sin beneficio; no puede soportar la menor oposición, expresa con vehemencia las cosas más simples. Adormecido durante el día, de noche sueña con accidentes, sueño cortadopor sobresaltos y a menudo despierta con sensación de hambre. Si el tipo se agudiza, se hace avaro, ávido, malicioso, a veces impotentegenitalmente; su actividad intelectual se pierde, sobre todo en el hombre viejo; ligera confusión mental, la memoria se debilita, toma una palabra por otra, olvida las palabras al hablar, sílabas al escribir, no puede leer lo que ha escrito. Este estado de decadencia es siempre atravesado por violentas cóleras,últimas chispas de una actividad que se extingue. Aunque el remedio es útil en toda edad, lo es particularmenteen adultos y niños (Nash). El niño de lycop. tiene una cabeza bien desarrollada, inteligencia precoz,pero es enclenque y débil, enfermizo, fácilmente de mal humor y colérico. Conviene citar aquí, el notable artículo del Dr. E. Gailhard sobre tipodel remedio en esta edad : "se ha escrito que lycop. forma con calc. carb. y sulph. un trío de medicamentos anti escrofulosos.

102

La escrófula, que los antiguos autores describían con los rasgos delniño rubio, ojos azules, carnes blandas, pálidas, vientre grande, ganglios hipertrofiados, etc. exigirá a menudo calc. carb., sulph., silicea, merc., calc. phosph., pero jamás lycop. "Puedo decir, que jamás encontré el tipo de lycop., en niñospequeños. Parece que su tipo fuera creado por los años, modelado por la vida. Un día llegará a vuestra consulta, traído por sus padres, un niño cuyosrasgos trataré de grabar en vuestro espíritu. "Los padres os contarán historias de asma, eczema, trastornos,hepáticos, cólicos nefríticos y esto os indicará que se trata de un hijo de artríticos. Mirad ahora al pequeño : morocho, de ojos negros, cabeza bien conformada,pero cuerpo débil, miembros delgados, vientre grande, y ha adelgazado, os dirán, de arriba a abajo (nat. mur., abrot., sanic.). Aspecto triste, concentrado, su cara enflaquecida, en lugar de reflejaralegría y despreocupación de la plenitud, parece marcada por las preocupaciones de la edad madura. "No notaréis aún manchas oscuras en sienes, ni arrugas frontalesque se desarrollan con los años, pero su piel es seca, oscura y en labios, alas de nariz, atrás de las orejas, veréis a veces erupciones secas, furfuráceas o supurantes o a veces pecas. Esto es lo que observáis al primer vistazo. "Si dejáis hablar a los padres, dirán que les ha costado muchotraerlo. Es un niño que tiene fobia a caras extrañas y sin embargo teme la soledad,por lo que siempre está pegado a sus padres. Es llorón. "Vivamos ahora un día con él y al cabo de las horas nos va ademostrar los defectos de su carácter y los padecimientos de su organismo. A la hora de despertar, la mamá se acerca al lecho y jamás es acogidapor una sonrisa. Es lo habitual. A esta hora, el niño siempre está gruñón, irritable, descontento, rechazaa los que se le aproximan y esta irritabilidad, que es la marca de lycop. en todas las edades, es siempre más marcada al despertar. En nuestro pequeño parece ser, además, la expresión de sufrimientofísico, pues su sueño rara vez es bueno. Su nariz tapada dificulta su respiración, sus párpados están pegados, suboca seca y amarga y tiene vagas náuseas. Después de algunas exhortaciones se consigue que vaya al baño. Allí comienza un pequeño drama. Tiene necesidad de evacuar, hace los esfuerzos necesarios, sólo despidealgunos gases que abundan en su vientre. Dice que siente como un tapón, que s ano está como cerrado; a veces laconstipación será u reemplazada por diarrea, sin gran característica, y se puede decir que si lycop. es constipado, la diarrea no constituye una contraindicación. Lo que importa en la elección, como dice Kent, son los síntomasconstitucionales. Orina típicamente clara, a veces con depósito de arena colorladrillo, que puede dar al pasar, aún en niños pequeños, síntomas de cólico nefrítico. Después preparamos el baño, pero el agua jamás estará suficientementecaliente. Este niño que es friolento, ama el calor en el cuerpo pero quiere que sucara sea lavada con agua fresca.

103

El frío en cara y cabeza, alivia en cierta medida la cefalea que es unode sus sufrimientos habituales. Este dolor de cabeza, del que se queja siempre más o menos, es prolongado, pulsátil, congestivo, aparece en toda ocasión; si toma frío, si tiene demasiado calor, si no come a horas regulares : se agrava de 16 a 20 horas como la mayoría de sus síntomas. Una vez terminado el aseo se le sirve el desayuno; el niño loreclamaba desde hace un momento, pero es muy raro verlo contento con lo que le ofrecen. Tiene horror a la sopa caliente, la leche le da diarrea, desea todo loque no tiene, no cesa de reclamar masas, dulces, pues sólo le gustan los alimentos dulces. Come bastante poco, pues se sacia enseguida. La hora del estudio ha llegado; esto no lo entusiasma mucho, sinembargo su profesor dirá que es muy inteligente, pues sabemos que la inteligencia es el consuelo del artrítico; pero se muestra disentidor, razonador, jamás satisfecho con las explicaciones que le dan. Estas pequeñas sesiones de trabajo no pueden ser prolongadas; sunerviosidad, su agitación física le impiden fijar largo tiempo su atención en un tema. Pronto hay que darle permiso para ir a divertirse y el juego será ocasiónde constatar una vez más, su carácter difícil. El niño de calc. se muestra siempre satisfecho, amable, risueño,acogedor con sus camaradas, nuestro lycop. queda en su rincón, enfadado, tosco, pide sin cesar juguetes que no posee; jamás se mezcla a las distracciones de sus amigos, pelea con ellos, rehusa prestarles sus juguetes, manifiesta desde ya el carácter huraño que lo individualizará más tarde. La hora del almuerzo; con la misma impaciencia de la mañanava a la mesa. Declara tener mucho hambre y parece que va a devorar todo, pero, quédarle? Tiene horror por la sopa caliente, repugnancia por alimentos cocidos y calientes, la carne le disgusta, ningún plato está bastante condimentado. Apenas consiente en comer algunas legumbres dulces, como zanahorias,arvejas y reclamará el postre al principio de la comida. "Su apetito que parecía magnífico se apacigua pronto, algunosbocados bastan y además empiezan los malestares digestivos que duran la mayor parte de la tarde. Se queja de hinchazón de estómago y sobre todo de vientre; latidos delcorazón, laxitud, dolor en boca del estómago si se toca, debe aflojar su cinturón, y sólo algunos eructos, a menudo ácidos, le traerán algún alivio". Para ayudar su penosa digestión, decide hacer un poco deejercicio y sale a caminar pues no soporta el coche que le da náuseas. Pero pronto aparecen nuevos lamentos : si el aire es fresco, serádemasiado fresco, si es caliente, demasiado caliente. Algunos pasos bastan para fatigarlo y provocarle sudores, sensaciónde ardor en palmas de las manos y en pies. Se queja del ruido, olores, revelando la agudeza enfermiza de su oídoy olfato. Habrá que volver a casa, donde esperará fatigado y somnoliento la horade la comida y de acostarse. Generalmente pasa mala noche. A pesar de su sopor, le cuesta dormirse; dormirá agitado, lleno desueños que lo asusten, gritos, despertares, sobresaltos. Sorbe, porque la nariz tapada por mucosidades purulentas dificulta larespiración y obliga a dormir con la boca abierta.

104

La cefalea que lo exaspera de noche, pone su espíritu en tal estado deconfusión que despierta asustado, no reconoce a nadie y necesita unos instantes para recuperarse y volver a dormirse. A la mañana estará deprimido, fatigado y el ciclo del día penosorecomenzará a menos que intervengamos con algunas dosis bien elegidas de lycop. Lycop. es uno de los remedios que me han parecido tener mayorduración de acción. Chargé habló de 30 a 40 días, he encontrado que actúa a menudomucho más tiempo sobre todo en altas diluciones. Su acción a veces tarda en manifestarse, habrá que esperar 8 a 15 díaspara constatar los primeros signos. No hay que apurarse a cambiar de remedio. Para la modificación de síntomas mórbidos constitucionales, lasaltas diluciones : M, DM, CM, darán resultados más satisfactorios y durables que las bajas. En el adulto o en el hombre hecho conviene : a trastornos variadosde tubo digestivo y nutrición profunda por insuficiencia de la célula hepática. En todas las intoxicaciones progresivas con sufrimientos gradualmentedesarrollados repercuten en funciones hepáticas, trastornos que se traducen en dispepsia flatulenta, acidez gástrica, cálculos, irregularidades con tendencia a dilatación de vasos, neo formaciones vasculares. Trastornos glandulares y catarrales, sobre todo en constitucioneslinfáticas o temperamento suave (Mouezy-Eon). Modalidades Lateralidad DERECHA : DE DERECHA A IZQUIERDA. Afecta particularmente lado derecho, o al menos los trastornos comienzangeneralmente por la derecha. Todos los síntomas : dolores, inflamaciones, etc., comienzan a la derechay pasan enseguida y secundariamente a la izquierda. Esto es tan marcado que puede ser considerado característico del remedio. PRINCIPALES MEDICAMENTOS CON LATERALIDAD DERECHA : apis, ars.,bell., bryon., caust., chelid., conium, croton, equisetum, ferrum, iod., kali carb., lycop., magn ph., merc., phytol., podoph., rhus tos., sanguin., tarent. hisp. Agravación a) De 16 a 20. Esta agravación característica es general. Hay que pensar en lycop. cuando hay agravación neta de 16 a 20 (Kent). b) POR CALOR; POR CALOR EXTERIOR :Es sensible al calor exterior, que lo agrava en general. Lo mismo si se acalora haciendo ejercicio. Exteriormente, tiene marcada sensibilidad a la atmósfera caliente. Los síntomas de la cabeza se agravan por el calor del lecho. Los cardíacos y la disnea, aumentan al acalorarse, el ejercicio lo agravaen general, salvo sus dolores reumáticos que mejoran por movimiento (Kent).

105

Sin embargo a veces las inflamaciones del remedio se alivian poraplicaciones calientes y los dolores de estómago mejoran bebiendo caliente o poniendo algo caliente sobre el estómago (Kent). c) POR LAS OSTRAS :No puede comer ostras porque le hacen mal. Las ostras son para él un veneno como la cebolla para el sujeto de thuyao frutillas para opal. ac. bromium tampoco digiere ostras. Mejoría a) POR MOVIMIENTO : En dolores reumáticos y otros de lycop., mejora por movimiento (rhus tox). Tenemos agravación por calor de habitación donde se encuentra, yalivio por movimiento y aire fresco del que tiene necesidad. Es verdad que el dolor de cabeza se agrava por movimiento, pero sólocuando es bastante fuerte como para acalorarlo y no por el movimiento en sí, que al principio alivia (Kent). b) SALIENDO AL AIRE, AL FRÍO O DESCUBRIÉNDOSE. c) POR ALIMENTOS Y BEBIDAS CALIENTES. Si el calor exterior o producido por ejercicio violento agrava, lostrastornos dispépticos a menudo se alivian por bebidas calientes. d) DESPUÉS DE MEDIA NOCHE. Síntomas mentales LYCOP. AFECTA PROFUNDAMENTE EL SENSORIO DEPRIMIÉNDOLO, especialmente en enfermedades agudas, como fiebre tifoidea, en que el enfermo queda extendido estúpido, los ojos no reaccionan a la luz, mandíbula caída, la parálisis de cerebro parece inminente; también en ciertas formas de neumonía, meningitis cerebro espinal, etc.; si además hay agravación de 16 a 20, el remedio está indicado. Esta profunda depresión del sensorio, se encuentra también en ciertasafecciones crónicas : en impotencia, particularmente en viejos : la memoria falla, emplea unas palabras por otras, mezcla las cosas y las sílabas al escribir o deletrear; incapaz de hacer un trabajo mental por debilitamiento cerebral. Actuando como depresor general del sistema nervioso, lycop. lohará extremadamente EMOTIVO, MIEDOSO, SENSIBLE Y FÁCILMENTE IRRITABLE. Tiene un estado de DEBILIDAD DE ESPÍRITU, FATIGA MENTAL CON DEBILIDADDE MEMORIA, AVERSIÓN PARA EMPRENDER ALGO NUEVO, REPULSIÓN POR EL TRABAJO HABITUAL. ANGUSTIADO SIEMPRE CON MIEDO DE QUE ALGO LE PASE, tiene siempre miedo deolvidar algo, MIEDO DE APARECER EN PUBLICO, SIN EMBARGO TIENE HORROR A LA SOLEDAD : oradores o abogados que deben hablar en público, tienen antes un sentimiento angustioso de incompetencia, incapacidad de iniciar el discurso, aunque estén acostumbrados. Un abogado que posterga su alegato l más posible por miedo de no sercapaz de estar a la o altura de su tarea : pero una vez comenzado continuará fácilmente. Esto es también un rasgo marcado de silic. (Kent). CARÁCTER IMPERIOSO Y DOMINADOR, ARTÍSTICO Y MELANCÓLICO. TEME ESTAR SOLO, LA SOLEDAD LO ASUSTA, PERO TEME A SUS SEMEJANTES.

106

Desea estar solo con los que lo rodean habitualmente : no desea estarcompletamente solo, le gusta sentir que hay alguien en la casa, que no está aislado, pero no desea estar en sociedad; teme la presencia de extraños, las visitas o amigos nuevos. No le gusta que le hablen que lo fuercen a conversar, pensar, no quierehacer ningún esfuerzo, pero cuando debe hacerlo, esto lo alivia (Kent). TACITURNIDAD; TACITURNO PORQUE NO LE GUSTA HABLAR. Silencioso, pero contento de sentir alguien en la casa; se queda congusto solo en una pieza pero está muy contento si hay alguien en la pieza de al lado (Kent). TRISTEZA Y DESALIENTO; despierta a la mañana con la impresión deque nada bueno le sucederá durante el día, el porvenir le parece sombrío. Después de moverse un poco, se le pasa; a veces esto precede a un estadode locura que provoca profundo asco por la vida con gran deseo de suicidio (Kent). TRISTEZA Y DEPRESIÓN MENTAL; llora fácilmente, gime durante el sueño,antes de reglas. Especialmente deprimido o irritable al anochecer. MUJERES SENSIBLES LLORAN FÁCILMENTE, POR LA MENOR EMOCIÓN, ALEGRE OTRISTE; los niños gritan por la menor contrariedad : esto recuerda mucho a puls.; al principio del tratamiento de un caso crónico de lycop., muchas veces es útil prescribir puls. en primer lugar : esto alivia la irritabilidad nerviosa y regula los síntomas con más orden, o fortifica nervios y voluntad, preparando el camino para la acción constitucional profunda de lycop., así se descubre mejor el punto débil y se mejora de manera permanente el estado general : puls., lycop. y kali carb. forman un trío que se sigue y muchas veces una combinación de gran poder y acción profunda para casos crónicos (Dr. Hayes). ROMPE EN LLANTO al recibir o encontrar en la calle a un amigo, seemociona hasta las lágrimas al recibir un regalo : A LA MENOR ALEGRÍA LLORA : ES UN NERVIOSO HIPERSENSIBLE, MUY EMOCIONABLE llora cuando le agradecen un favor (Kent). La sensibilidad es una gran marca de lycop.; parece debida a falta deconfianza, a que conoce su falta de vitalidad. Es tan sensible que teme la compañia, huye de los miembros de su propiafamilia; no tiene aversión por afectos como sepia, sino sensibilidad anormal por el contacto intelectual de los otros; huye de reuniones por timidez, sensibilidad y una especie de miedo; sepia, tiene varios puntos de similitud con él y es su complementario tan a menudo como kali carb. La sensibilidad nerviosa de lycop. se manifiesta también por miedo a laoscuridad. Sus sueños participan de este estado mental; HIPERSENSIBILIDAD MENTAL YFÍSICA a impresiones mentales, ruido, olores, calor, frío, al tacto, a la presión, etc. Estado de confusión por hipersensibilidad o debilidad irritable. Se expresa con dificultad; VACILANTE, TÍMIDO, ELIGE MAL SUS PALABRAS;pone palabras o sílabas de más al escribir : memoria débil, miedo de trabajar porque tiene miedo a todo y teme ser incapaz de hacer ese trabajo, pero, pasado ese momento de miedo, trabaja con gusto. Es buen remedio para mujeres agotadas o nerviosas que han trabajadodemasiado (Dr. Hayes). LOCURA RELIGIOSA, al principio suave y simple, melancólica;melancolía religiosa progresiva, hasta locura religiosa (Kent) (aur. met., aur. mur., stram., sulph., ver. alb.). DELIRIO INCONSCIENTE EN FORMAS GRAVES DE FIEBRE, trata de atraparen el aire cosas imaginarias; ve moscas y toda clase de cosas, volando en el aire, a su alrededor. 107

Sueño Bostezos frecuentes, somnolencia durante el día; particularmente después de las comidas. De noche, sueño frecuentemente interrumpido con sueños espantosos yterroríficos; sobresaltos, palabras en alta voz, gritos, risas, llantos; mal humor al despertar. Cabeza CAÍDA ABUNDANTE DE CABELLOS; ALOPECIAS EN ÁREAS; ECZEMA DE CUERO CABELLUDO CON SECRECIÓN DETRÁS DE OREJAS. Eczema parecido en niños flacos, mucha hambre con dolor de cabeza osíntomas de congestión de cabeza; grita durante su sueño o despierta sobresaltado, asustado, no reconoce a padre, madre ni nurse, luego se serena, reconoce donde y con quien está y se vuelve a dormir calmado; esto se puede repetir varias veces en la noche. Arenas rojizas en la orina; cara delgada, arrugada, tos seca, irritante;un pie caliente y el otro frío, apetito caprichoso a veces come mucho con gran hambre y sed. Está sujeto a DOLORES DE CABEZA PERIÓDICOS RELACIONADOS CONTRASTORNOS GÁSTRICOS : SI PASA LA HORA DE SU COMIDA TENDRÁ DOLOR DE CABEZA. Debe comer a horas regulares, si no tendrá dolor de cabeza. Es un poco como cactus que tiene dolor de cabeza congestivo si no comeregularmente, pero en lycop. si come el dolor de cabeza está peor, y en cactus mejora comiendo (Kent). Lycop., como phosph. y psor., TIENEN DOLORES DE CABEZA CON MUCHAHAMBRE. El dolor de cabeza de lycop. EMPEORA POR CALOR, POR EL CALOR DEL LECHO, POR POSICIÓN ACOSTADA; MEJORAPOR FRÍO Y CUANDO LAS VENTANAS ESTÁN ABIERTAS. Se agrava por movimiento, pero sólo cuando es demasiado vivo oprolongado y lo acalora y no por el movimiento en sí, que al principio alivia. DOLOR DE CABEZA CONGESTIVO, PROLONGADO EN SUJETOS JÓVENES YADELGAZADOS; cada vez que toman frío, tienen este dolor de cabeza y adelgazan progresivamente, particularmente en cara y cuello; dolor como si la cabeza fuese a estallar; pero esto no es tan importante como las modalidades, tales como : mejoría por frío, peor por calor y conversación de 16 a 20, y el hecho de que adelgazan de arriba a abajo (Kent). DOLOR DE CABEZA EN VIEJOS GOTOSOS : en este caso, los dolores deextremidades mejoran pero si reaparecen en miembros, el dolor de cabeza cesa; si hay descarga abundante de arena roja en orina, cabeza y extremidades mejoran (Kent). Los sujetos de lycop. sufren a menudo de catarro espeso y crónico denariz; si toman frío, esta secreción espesa puede cesar para dar lugar a secreción acuosa con sensación de hambre; cuando la sensación acuosa cesa, el catarro espeso reaparece y el dolor de cabeza desaparece (Kent). Cefalalgia con dolor presivo en vértex, agravada de 16 a 20, alagacharse o estando acostado. Cefalalgia frontal, congestiva, principalmente de mañana con pesadezen los ojos. Zumbidos y tintineo en los oídos y náuseas. Vértigo particular, especialmente en habitación caliente : al beber,si mira objetos que se mueven, esto le da sensación de vahído en el cuerpo.

108

Vértigo espontáneo en mujeres durante reglas, con flujo de sangre a lacabeza, más molesto al levantarse a la mañana (Dr. Hayes). Ojos Ulceraciones y enrojecimiento de párpados, orzuelos; conjuntivitis parpebral; enrojecimiento e inflamación de párpados y secreción puriforme. HEMIOPIA VERTICAL (lith. carb.). Sólo ve la mitad izquierda de los objetos, principalmente con el ojoderecho; aur. met. : hemiopía horizontal, sólo ve la mitad inferior de los objetos. (Digit.); hay muchos otros síntomas en los ojos, pero los trastornoscatarrales son los más salientes, ellos no tienen nada de característico, por lo que se puede determinar por los síntomas de los ojos únicamente (Kent). Oídos También aquí el examen del caso completo permitirá la elección. Eczema húmedo alrededor y detrás de orejas (graph.). Otorrea purulenta, amarillenta, icorosa, irritante. Tintineos, zumbidos, crujidos. Cara Tez amarillo grisácea. Cara cubierta de arrugas que dan aspecto de vejez prematura, pero en laque brillan dos ojos de mirada viva, inteligente y joven y orejas negras; en temporales hay a menudo placas amarillas. Sensación dolorosa de frío en cara; dolores desgarrantes en huesosde cara. Estremecimientos y movimientos convulsivos en músculos de cara. Aparato digestivo BOCA : Herpes costroso y pruriginoso en comisuras labiales. Mal aliento, a la mañana principalmente. SEQUEDAD DE BOCA Y LENGUA SIN SED (puls.), pero no tan neta como en puls. Jahr y otros autores señalan : sed nocturna, ausencia de sed o al contrariosed ardiente; este síntoma de la sed es secundario y la sequedad de la boca está en primer plano. Saliva salada. Lengua seca, negruzca, agrietada, dolorosa. Pequeñas ampollas, aftas en lengua. Lengua cargada con gusto agrio, excepcionalmente pútrido, a la mañana,al despertar. Lengua oscilante, la lengua oscila y se mueve de un lado al otro. Cupr. tiene el mismo síntoma : lo he observado hace poco en un caso deconvulsiones histéricas por pesares, precedidas por este movimiento curioso de lengua; el síntoma diagnóstico en favor de cupr. era : cierre convulsivo de pulgares en palmas de manos (Dr. Hayes). Dientes amarillentos, sensibles al tacto, dolor de muelas con hinchazónde mejilla, aliviado por aplicaciones calientes. FARINGE : 109

Excelente remedio para todas las inflamaciones de faringe, desde simple faringitis hasta difteria. ENROJECIMIENTO PERSISTENTE de amígdalas, velo de paladar, faringe;sequedad de garganta, sin sed. INFLAMACIÓN de amígdalas, SOBRE TODO DERECHA, QUE SE EXTIENDE HACIA LAIZQUIERDA, AGRAVACIÓN DESPUÉS DEL SUEÑO O POR BEBIDAS FRÍAS : DEGLUCIÓN DIFÍCIL. Lycop. tiene toda clase de dolor de gargante, pero la gran característicaes que localiza o comienza a la derecha, antes de ganar el lado izquierdo de la faringe; mejora bebiendo caliente, como los trastornos dispépticos, contrariamente a la mayoría de sus otros síntomas, por ej. los dolores de cabeza que el calor agrava. Ulceraciones de amígdalas que comienzan o se localizan en la derecha, ymejoran bebiendo caliente; difteria, la membrana se extiende de derecha a izquierda, y hay agravación bebiendo frío; tiene también otras características que los trastornos patogenésicos van de arriba a abajo; ha curado casos de difteria en que la membrana comenzaba en parte superior de faringe, para descender hacia laringe (Kent). Si esta predilección por lateralidad derecha distingue a lycop. de lach.,otro gran remedio de la garganta, su mejoría bebiendo caliente es otra cosa que los diferencia : lach. mejora por frío y puede tener espasmos de garganta si bebe caliente : además, cuando duerme, lycop. no tiene la sensación de constricción, espasmo y sofocación que tiene lach. en dolores de garganta. ESTOMAGO : HAMBRE CANINA PERO PRONTO SE SACIA; sensación de saciedad alternando con sensación de hambre muy particular : va a la mesa hambriento pero a los primeros bocados siente el estómago lleno; después de haber comido algunos bocados, sensación de hinchazón y plenitud, a veces dolorosa; esta alternancia de hambre y saciedad, no es tan marcada en ningún otro remedio. Sensación de hambre de noche, cuando despierta. Muchos remedios tienen sensación de hambre canina : cina, iod., oleand.,phosph., psor., etc., pero ninguno de manera tan acentuada el síntoma : hambre canina, saciada por dos bocados. ASCO POR PAN (nat. mur.) CARNE (alum., arnica. calc. carb., carb. veg.,cyclam., graph., mur. ac., nit. ac., puls., sepia) y en general, TODOS LOS ALIMENTOS CALIENTES (puls., silic., ignat., ver. alb., petro., calc. carb.). DESEO ARDIENTE DE AZÚCAR Y DULCES (arg. nit., calc. carb., kali carb.,medorr., sulph.). Hipo (ignat., sepia, staph., ver. alb.) eructos ardientes eincompletos que suben hasta faringe con sensación de ardor en esófago durante varias horas. PIROSIS. DEBILIDAD de la digestión; sueño invencible después de las comidas (agar.,calc. carb., kali carb., nux vom., rhus tox.). DISPEPSIA FLATULENTA, FLATULENCIA; lycop. ES CON china y carb. veg.,uno de los tres grandes remedios de la flatulencia; DESPUÉS DE HABER COMIDO, ESTA MUY HINCHADO POR GASES, Y NO SE ALIVIA POR ERUCTOS Y GASES; tiene numerosos y abundantes eructos pero queda con el estómago distendido.

110

NO PUEDE SOPORTAR LA PRESIÓN DE LA ROPA ALREDEDOR DEL TALLE, un pococomo lach., pero lach. tiene esta sensibilidad siempre; lycop. sólo después de las comidas. Trastornos y malestares de estómago ENSEGUIDA DE HABER COMIDO, y no algodespués como nux vom. Después de comer, sensación de presión en el estómago con gusto amargo;boca del estómago hinchada, sensible; náuseas y vómitos biliosos y ácidos; tirones en estómago; dolores ardientes después de comer, ardor en casos de cáncer o úlcera, vómitos de bilis o negros como café (Kent). LOS SÍNTOMAS GÁSTRICOS, SE ALIVIAN POR BEBIDAS CALIENTES. ABDOMEN : GRAN DISTENSIÓN ABDOMINAL, FLATULENCIA EXCESIVA, por comer pequeñas cantidades; fermentaciones borborigmos, gases, FLATULENCIA PARTICULARMENTE EN PARTE D ABDOMEN, o ángulo esplénico del colon, que recuerda a china y carb. EL veg. la parte superior y lycop. la inferior. Ruido de líquidos y borborigmos sobre todo del lado izquierdo;encarcelación de flatuosidades; falta de expulsión de flatuosidades. Dolores calambroides en vientre que está tenso; cortantes, sobre todoarriba del ombligo; puntadas desgarrantes, pulsación y presión en anillo inguinal como si fuera a hacer una hernia. DOLORES EN REGIÓN DEL HÍGADO, CRISIS BILIOSAS FRECUENTES CON VÓMITOS DEBILIS; PROPENSO A CÁLCULOS BILIARES. REGIÓN DEL HÍGADO SENSIBLE AL TACTO; PRESENTA SENSACIÓN SUBJETIVA DETENSIÓN, PLENITUD característica. En cirrosis de hígado, lycop. parece útil sobre todo en la forma atróficasi hay ASCITIS; en la forma hipertrófica, china parece mejor indicado. ANO Y DEPOSICIONES : Constricción espasmódica de ano. Prolapso de recto. Hemorroides sangrantes, que se presentan como masas duras, azuladas,repletas de sangre, con dolores ardientes y picantes, agravadas al menor toque o sentado; hemorroides relacionadas con trastornos gastro-intestinales : hemorroides muy molestas, pero sin particularidades. Lycop. puede curar toda clase de hemorroides si hay flatulencia, síntomasgástricos y característicos de lycop (Kent). LA CONSTIPACIÓN DOMINA en lycop.; como nux vom., tiene DESEOS FRECUENTESPERO INEFICACES DE EVACUAR : en nux vom., consecuencia de mal funcionamiento de movimientos peristálticos de intestino, en lycop por constricción espasmódica de ano, que impide salir la deposición y provoca vivo dolor durante la defecación. SENSACIÓN DE QUE LA DEPOSICIÓN HA SIDO INCOMPLETA Y QUE QUEDA UNA PARTEEN LA AMPOLLA RECTAL. Lycop. puede pasar días sin tener necesidad de evacuar y aunque el rectoesté lleno, no experimenta NINGÚN DESEO. Deposiciones duras, difíciles, pequeñas, incompletas (Kent). 111

Deposiciones fragmentadas, mezcladas o seguidas de materias líquidas. Puede haber síntomas diarrecos pero sin características. Aparato urinario Las vías urinarias, escribe Kent, reúnen muchos síntomas que pueden ser característicos. Enorme cantidad de orina muy CLARA Y DE PESO ESPECIFICO LIVIANO (Kent). O bien, ORINA BARROSA, CON DEPOSITO DE POLVO O ARENA ROJA, COMOPOLVO DE LADRILLO; O QUE DEJA SEDIMENTO PARECIDO AL DE LA SIDRA EN FERMENTACIÓN (Kent). Lycop. es el principal remedio para la arena roja; no es sedimento comopolvo de ladrillo como se encuentra en otros remedios, sino verdadero sedimento arenoso, formado por minúsculos granos de arena, que se depositan en el fondo de una orina perfectamente clara, principio de ataque de cálculos de riñón (Nash). Podemos también verlo en estados febriles y otros de lycop. y es unsíntoma saliente. En estado crónicos, cuando se siente mejor, la arena reaparece en la orina. (Alternancia entre cefalea, dolores gotosos y descarga urética). En niños, se encuentra a veces esta arena en el pañal, después de ataquede gritos intensos y en el adulto después de grandes dolores en región renal y lumbar. Se calma después de descarga de orina (Nash). Otros remedios que tienen este síntoma son :Arnica : sedimento rojo ladrillo oscuro en orina con sensación de magulladura, de dolor en región renal; bar. mur. : sedimento blancuzco en orina, en cuyo análisis se nota aumento de ácido úrico y disminución de cloruros; benz. ac. la orina deja sedimento en el que se encuentran fosfatos mezclados con especie de grumos mucosos (Clarke). Es muy oscura y de olor muy fuerte. Nitr. ac. : orina muy oscura con olor que recuerda a orina de caballo;sepia : orina de olor fétido, acidulado; con exceso de ácido úrico y reacción netamente ácida. Berb. vulg. : orina que deja sedimento blancuzco pero que más tarde sepone rojo y harinoso; con dolores renales, que descienden a lo largo de espalda, hasta pelvis, siguiendo el trayecto de los uréteres, pero sin pasar de las caderas, no desciende a muslos como par. brava; caust : cuya orina es cargada de ácido úrico y uratos que se depositan en espeso sedimento que varía del oscuro al claro; si tenemos un enfermo con depósito excesivo de uratos en orina, sin otros síntomas predominantes, caust. solucionará el caso. Colch. : cuyos dolores gotosos van acompañados de depósito blancuzco enorina; kali carb. : cantidad de uratos en orina; causa gran agotamiento del sistema muscular con eliminación exagerada de uratos. Lithium carb. y lithium benz. : abundante depósito úratico en orina condolores renales más o menos agudos. Nat. mur. : orina abundante, clara con sedimento rojizo, parecido a polvode ladrillo. Par. brava : orina emitida difícilmente con gran tenesmo, y copiososedimento de uratos; dolores que descienden de riñones hacia pelvis, pero no se detienen en el tronco como berberis, descienden a lo largo de muslos y a veces de piernas. Sarsap. : útil en arenilla en niños : gritan, dan alaridos, cuando laorina pasa y después se encuentra arena grisácea en el pañal. Sepia : tiene arena roja, adhesiva, en orina, de olor fétido, acidulado.

112

Solid. : deja sedimento espeso en orina, lo mismo que thlapsi bursa past.,cuyo sedimento rojo ladrillo recuerda a lycop. Parece tener en VEJIGA, la misma inactividad que en recto : HACEMUCHOS ESFUERZOS Y DEBE ESPERAR MUCHO ANTES QUE LA ORINA SALGA; es lenta y el chorro pequeño. RETENCIÓN DE ORINA, NIÑOS QUE MOJAN EL LECHO DE NOCHE; MICCIÓNINVOLUNTARIA DURANTE EL SUEÑO; MICCIÓN INVOLUNTARIA EN UN TIFICO O un enfermo atacado de fiebre grave. Otro rasgo marcado de lycop. es POLIURIA NOCTURNA; se debe levantara menudo de noche aunque de día la cantidad de orina emitida sea normal. Necesidad frecuente de orinar; micción dolorosa y tenesmo vesical. Dolores frecuentes en vejiga. Hematuria. Incontinencia de orina muy obstinada, después de susto o durante coito (Jahr). Arenillas, cálculos renales, cólicos nefríticos particularmente del ladoderecho. Órganos genitales 1) MASCULINOS : Es uno de nuestros mejores remedios para LA IMPOTENCIA; por excesos sexuales u onanismo, hombres jóvenes se vuelven impotentes; el pene es pequeño frío, blando, tienen tantos deseos como antes pero no pueden satisfacerlos; lycop. es excelente cuando ha abusado del onanismo fatigando su espina dorsal, cerebro y órganos genitales (Kent). Pene pequeño, frío, blando a pesar de deseos violentos; estudiar tambiénpara impotencia; agnus cast., que tiene ausencia de deseos. Calad., conium, selen. Emisión prematura o demasiado tardía durante el coito. Gran laxitud después del coito. (Kali carb., kali ph., china, etc). Excoriaciones entre escroto y muslos (crot. tig). Inflamación de mucosa uretral con secreción. Lycop. es antisicótico y tiene verrugas fastidiosas en partes genitales;condilomas húmedos en pene (Kent). Hipertrofia de próstata (Kent). 2) FEMENINOS :Produce y cura un estado DE SEQUEDAD DE VAGINA que hace el coito muy penoso; ardor y escozor en vagina, durante y después del coito. Ninfomanía. Várices de vulva. Fisometría. (Brom., sang., phosph. ac.). Reglas generalmente atrasadas, muy abundantes y de larga duración,coágulos oscuros mezclados con sangre rojo vivo. Antes de reglas, escalofríos, tristeza, melancolía; durante reglasdelirio con llanto, dolor de cabeza, acidez en boca, dolor de riñones, hinchazón de ** pies, desvanecimientos, vómitos de materias agrias, cólicos y dolor de cintura y espalda (Jahr). SUPRESIÓN DE REGLAS POR SUSTO. Metrorragia en la menopausia. Ausencia de reglas durante varios meses. Enferma agotada, pálida y cada día más débil; parece no tener fuerzas paratener reglas. 113

Lycop. es apropiado en niñas en el momento de la pubertad, cuando elperíodo de la menstruación ha llegado, pero el flujo no aparece; llegan a 15, 16, 17 o aún 18 años, sin desarrollarse, los pechos no se desarrollan, los ovarios no llenan su función; lycop. establece una reacción contra este estado cuando los otros síntomas convienen : el pecho se forma, las formas femeninas se desarrollan, las reglas se regularizan; lycop. tiene como calc. ph. poder admirable para hacer florecer a tales sujetos;leucorrea lechosa, amarillenta, a veces sanguinolenta, corrosiva. Gran amigo de la mujer, en INFLAMACIÓN Y NEURALGIAS OVARICAS; laneuralgia afecta SOBRE TODO OVARIO DERECHO, con tendencia a ganar el izquierdo; inflamación de ovarios cuando el lado derecho está más atacado que el izquierdo; También ha curado tumores quísticos de ovario derecho. Aparato respiratorio 1) NARIZ : CATARRO CON SECRECIÓN CRÓNICA POR NARIZ CUANDO RESPIRA CON LA BOCA ABIERTA, SOBRE TODO DE NOCHE. Sequedad y obstrucción nasal. COSTRAS Y OBSTRUCCIÓN DE NARIZ QUE OBLIGAN A DORMIR CON LA BOCA ABIERTA. Todo esto puede comenzar desde la infancia; el bebé duerme alprincipio, con respiración difícil pero todavía por la nariz, luego se obstruye y respira solamente por la boca. Cuando llora, su voz tiene un son semejante al QUE TOMA CUANDO LA NARIZESTA TAPADA; si se mira entonces el interior de la nariz, se ve que está lleno de mucus purulento que desciende al rino farinx. La obstrucción nasal es un estado crónico de lycop. Catarro mucoso de nariz asociado a dolores de cabeza en sujetos quetienen la cara arrugada, prematuramente envejecida, cuello delgado, así como la parte de arriba del cuerpo, pero esta delgadez no existe en abdomen, ni extremidades inferiores. Catarro crónico en adultos que se deben sonar constantemente, no puedenrespirar por la nariz, en cuyas mucosas se forman costras; narices costrosas con erupciones húmedas en nariz y cara; la secreción mucosa es casi tan espesa y tenaz como la de kali carb (Kent). LATIDOS DE ALAS DE LA NARIZ, movimientos rápidos, como fuelle,precipitados, que no son sincrónicos con los movimientos respiratorios; esto se ve en afecciones pulmonares, asma, neumonía generalmente de base derecha, en afecciones cerebrales y abdominales (antim. crud., chelid., phosph; pyrog.). Hipersensibilidad del olfato. 2) LARINGE :Sequedad de laringe, ronquera, sobre todo al atardecer. Ulceración de cuerdas vocales. Tos seca, hueca, dura, aún durante el sueño y la noche. Es provocada por respiración profunda, deglución en vacío, estiramiento delcuello; principia por cosquilleo en cuello, laringe y tráquea, como por vapores de azufre; debilitamiento profundo después del ataque. 3) PULMONES :RESPIRACIÓN CORTA, ASMÁTICA, DISNEA, en afecciones catarrales del pecho. Los resfríos se instalan en nariz, pero casi siempre descienden enseguidaal pecho con rales y fuerte disnea agravada al caminar rápido; subir una cuesta o por fatiga. VIOLENTA DISNEA CON ALETEOS DE ALAS DE LA NARIZ; vemos algo parecido en ant. tart., en que la fosas están muy abiertas y latentes, los rales mucosos del pecho se oyen en la 114

habitación, facies muy angustiada; pero si el enfermo está yacente, la frente arrugada, las narices aletean muy rápido, como fuelle, rales en el pecho, y tos seca sacudida, sin expectoración, las particularidades confirmarán que es un caso de lycop (Kent). TOS RUIDOSA CON DISNEA, ACUMULACIÓN DE MUCUS EN EL PECHO; TOSPEOR DE 16 A 20; TOS SECA, AGOTADORA en muchachos enflaquecidos; después de neumonía persiste a menudo tos seca, agotadora, con disnea; extremidades frías cuando la cabeza y pecho están calientes, con tos y síntomas pulmonares; reacción débil, no hay tendencia a restablecerse y la historia del caso se remonta a neumonía anterior. Lycop. es útil en neumonía en el período de hepatización; tienecara y frente dolorosamente arrugados, alas de nariz latentes, respiración difícil, expectoración escasa; hay estrecha relación con phosph. y sulph. Puede ser útil en neumonías mal tratadas o imperfectamente curadas, queevolucionan hacia la consunción o en el último período del ataque agudo, sobre todo de pulmón derecho o si hay complicación de hígado (Kent). Estado en que la lesión pulmonar va acompañada de ABUNDANTE EXPECTORACIÓNMUCO PURULENTA ESPESA, AMARILLA O VERDE, FILAMENTOSA; sudores nocturnos, con fiebre a la tarde de 4 a 9 (Kent). Expectoración purulenta salada, gris (ars., phosph., puls). Dolor violento en pecho, particularmente a la derecha. Aparato circulatorio Palpitaciones de corazón durante digestión y la noche, estando acostado sobre el costado izquierdo. Pulso pequeño, débil y más acelerado estando parado que sentado. A veces ha sido útil en ciertos casos de ANEURISMA ARTERIAL. VENAS VARICOSAS; várices en piernas, particularmente derecha. Várices en órganos genitales y particularmente en vulva. Piel Seca, ARRUGADA; LOS CABELLOS SE PONEN PREMATURAMENTE GRISES. TRANSPIRACIÓN VISCOSA Y DE MAL OLOR, ofensiva. SECRECIÓN OFENSIVA DE PIEL. MANCHAS COBRIZAS. Toda clase de lesiones de piel, pero sin nada característico :prurito violento, más marcado de noche. Impétigo de cuero cabelludo, con secreción espesa, de mal olor. Eczema impetiginoso detrás de las orejas. Ectima de miembros. Acné; forúnculos, ulceraciones agravadas por aplicaciones calientes. Tumores eréctiles, nevis; varicosidades. Espalda y extremidades SENSACIÓN DE ARDOR ENTRE HOMBROS. (Ars. alb.). Gran debilidad de miembros. Tirones espasmódicos, contractura muscular. Calambres de pantorrillas. Temblor general o parcial. 115

Dolores tirantes, desgarrantes en articulaciones de codo y hombro. Rigidez artrítica de codo y muñeca. GOTA CRÓNICA, CON DEPÓSITOS CALCÁREOS EN ARTICULACIONES. Dolor tirante a todo lo largo del CIÁTICO; dolores ardientes ypicantes, en accesos periódicos, con remisión absoluta en los intervalos; miembro enfermo débil y rígido, dificultad para enderezarlo; los dolores mejoran por movimiento, se agravan por reposo, acostándose sobre el costado doloroso, o estando parado; no hay que olvidar la lateralidad derecha del remedio. UN PIE CALIENTE Y EL OTRO FRÍO. Síntoma bastante especial y característico. Sudores fríos y abundantes de pies que excorian la piel. EDEMA DE MIEMBROS INFERIORES; várices, sobre todo a la derecha. Fiebre Particularmente indicado por ESCALOFRÍO QUE SOBREVIENE ENTRE LAS 16 y 18, TODOS CADA 2 DÍAS; VA SEGUIDO POR SUDORES ABUNDANTES, SIN FASE DE CALOR INTERMEDIARIO; o bien escalofrío acompañado de VOMITO AGRIO Y SEGUIDO, O NO, DE ESTADO DE CALOR; pulso poco modificado, salvo que es más frecuente. Frío como hielo. Sudores profusos después del menor ejercicio. (Calc. carb., silic., hep. sulf. calc.). En fiebre tifoidea, es útil, cuando a pesar de los esfuerzos delmédico, la enfermedad se hace alarmante : estamos al fin de la segunda semana, no hay manchas rosadas y el enfermo se hunde cada vez más en estado de inconsciencia, con delirio musitante, carfología, timpanismo, borborigmos ruidosos y constipación; por momentos, movimientos espasmódicos de piernas, e incontinencia o retención de orina, que deja depósito de arena roja. Cuando el estado se agrava más y la parálisis de cerebro amenaza, lycop. seimpone : enfermo en estado de real estupro, pupilas que no reaccionan, ojo vidrioso, maxilar caído dejando correr saliva (opium y mur. ac.); respiración estertorosa, incontinencia de orina, pulso intermitente y rápido, lengua hinchada, no la puede sacar o la mueve de un lado a otro, está seca : si un medicamento puede salvar tal enfermo, es lycop. En fiebre escarlatina, en casos en que la enfermedad no sigue sucurso normal, y llega a estado muy grave. Los síntomas tifoideos lo indican : sabemos que lycop. afecta profundamenteel sensorio al que deprime grandemente; el enfermo está acostado, estúpido, las pupilas no reaccionan a la luz; mandíbula caída, la parálisis de cerebro parece inminente. Esto se ve no sólo en fiebre tifoidea verdadera, sino también enescarlatina, neumonía, meningitis cerebro espinal, etc. Si tiene la agravación clásica de 16 a 20, el remedio está seguramenteindicado (Nash). Hay un síntoma que al aparecer puede hacer prever la probabilidadde agravación y aparición de este estado tifoideo en diferentes enfermedades y permite dar lycop. a tiempo : es cuando después del sueño, el joven enfermo, DESPIERTA DE MAL HUMOR, irritable se destapa, enviando a pasear a quien lo cuida. Relaciones 116

Complementarias Chel., iodium, graph., lach. Antídotos Camph., caust., chamom., coffea, nux vom., puls. Sulphur lo sigue bien, pero lycop. no sigue bien a sulph.

117

2.1.8 Lycopodium clavatum - NASH Depresi¢n mental y sensorial, estupor; mand¡bula inferior colgante; estados cr¢nicos, fallas de la memoria; usa palabras inadecuadas para expresarse; confusi¢n mental; capacidad cerebral claudicante. Afecciones del lado derecho o que comienzan en el lado derecho y se desplazan hacia el izquierdo: enfermedades de la garganta, de los ovarios, de la regi¢n uterina, de los ri¤ones y de la piel; hernias. Sensaci¢n de saciedad o de hambre, pero con saciedad precoz. Gran flatulencia con ruidos, principalmente intestinales, y presi¢n hacia abajo. Di tesis £rica; arenilla roja en una orina l¡mpida; mejor¡a del dolor en la espalda o ri¤ones despu‚s de eliminarla con la micci¢n. Personas morenas; cara y parte superior del cuerpo emaciadas y parte inferior m s gruesa o hinchada; intelecto agudo, pero d‚bil desarrollo muscular. Modalidades: < de 4 a 8 horas de la tarde; despu‚s de comer; en una habitaci¢n caliente, > por el aire libre fresco; por el movimiento. Irritable; col‚rico y malhumorado al despertarse; desagradable, grosero y grit¢n; se encoleriza f cilmente; no puede soportar ninguna oposici¢n o contradicci¢n; busca altercados; est fuera de s¡. Tez: p lida, de color sucio, enfermiza; amarillenta; aparenta mayor edad que la que tiene. Un pie caliente y el otro fr¡o. Intensa sed despu‚s de la transpiraci¢n. Escalofr¡os en la mitad izquierda del cuerpo (Causticum, Carbo vegetabilis ) . V¢mitos cidos entre el escalofr¡o y la hipertermia; debe destaparse ( Lachesis ) . La transpiraci¢n aparece inmediatamente despu‚s del escalofr¡o. Sed despu‚s de la etapa de transpiraci¢n. En las fiebres intermitentes se hallan la flatulencia, eructos cidos, gusto cido, sudor cido y v¢mitos cidos. Este remedio, junto con Sulphur y Calcarea, forma el tr¡o principal de los remedios antips¢ricos de Hahnemann. Esto es un buen punto de partida; lo mismo dijo un ni¤o despu‚s de haber fijado un alfiler en una silla desocupada. Los tres act£an muy profundamente. Cada uno tiene afinidad por un cierto tipo de personas o de temperamentos. Lycopodium act£a favorablemente en todas las edades, pero particularmente sobre los viejos y los ni¤os. Act£a sobre personas de intelecto agudo pero de pobre desarrollo muscular; personas delgadas con propensi¢n a los trastornos pulmonares y hep ticos. Tales personas est n predispuestas a sufrir de di tesis £rica, para la cual ‚ste es tambi‚n un gran remedio. El sujeto de Lycopodium es de cutis amarillento, emaciado, con surcos prematuros en la cara; aparenta m s edad que la que tiene. Los ni¤os son d‚biles, con su cabeza bien desarrollada, pero el cuerpo es peque¤o y enfermizo. Son irritables y cuando est n enfermos se despiertan malhumorados, patalean, gritan y rechazan a la ni¤era o a los padres. Estos remedios de temperamento no son siempre apreciados por aquellos que no comprenden el verdadero esp¡ritu de nuestro arte de curar; pero cuando se los aprecia en su verdadero valor, el observador experto puede con frecuencia reconocer el cuadro del remedio apropiado en la cara y conformaci¢n f¡sica de su paciente antes de que ‚ste haya dicho una sola palabra. Un remedio no s¢lo tiene que haber sido bien experimentado, sino que tambi‚n es necesario el empleo terap‚utico y la observaci¢n cl¡nica para comprenderlo 118

m s ¡ntimamente e indicar su verdadera esfera de utilizaci¢n. Yo he conocido temperamentos tan profundamente de Aconitum o Belladona que s¢lo pod¡an recibir estos remedios en las potencias altas y muy altas y, adem s, exclusivamente en dosis £nicas y a largos intervalos. ¨Por qu‚ debe juzgarse esto como incre¡ble?. Carpenter, en su Fisiolog¡a, nos habla de una mujer que era tan sensible al mercurio, que le aparec¡a sialorrea por dormir con su esposo, que hab¡a recibido medicaci¢n mercurial. -Este es uno de los integrantes del tr¡o principal de los remedios flatulentos; los otros dos son Carbo vegetabilis y China. En el caso de Lycopodium parece existir una agitaci¢n casi constante de los gases en el abdomen, que produce borborigmos y fuertes ruidos como de graznidos. Recordemos esto: China hincha todo el abdomen, en tanto que Carbo vegetabilis prefiere la parte superior del vientre y Lycopodium la inferior. En Lycopodium este meteorismo es muy probable que aparezca vinculado con trastornos hep ticos cr¢nicos. Adem s, los borborigmos a menudo se localizan particularmente en la regi¢n de la flexura espl‚nica del colon o hipocondrio izquierdo. Este remedio produce una sensaci¢n de saciedad que alterna con una sensaci¢n de hambre de una especie particular. El paciente se sienta a la mesa con mucho apetito, pero unos pocos bocados lo llenan y experimenta una sensaci¢n penosa de plenitud; en un sentido figurado, "demasiado lleno para expresarse con palabras". Esta alternancia de hambre y saciedad no se halla en forma muy mareada en ning£n otro remedio. En Lycopodium predomina la constipaci¢n y al igual que en Nux vomica, pueden existir frecuentes e ineficaces deseos de deponer, pero en el caso de Nux vomica, est n provocados por una irregularidad de la actividad perist ltica, en tanto que los de Lycopodium parecen estar causados por una contracci¢n espasm¢dica del ano que impide la defecaci¢n y produce un gran dolor. En las afecciones anales asociadas con trastornos hep ticos cr¢nicos debe pensarse en Lycopodium, especialmente si ‚stos van acompa¤ados de mucha flatulencia. Lycopodium es de utilidad en las hernias del lado derecho. Ha curado casos inveterados sin el auxilio de bragueros. Los procesos hep ticos de Lycopodium tienden a ser de la variedad atr¢fica, en tanto que los de China son de tipo hipertr¢fico, siendo ambos remedios igualmente £tiles en sus respectivas esferas. -Lycopodium ejerce sobre los ¢rganos urinarios una acci¢n casi tan marcada o igual a la que tiene sobre el h¡gado. Es el principal remedio para la "arenilla roja en la orina". No se trata simplemente del sedimento rojizo que com£nmente se denomina "sedimento de polvo de ladrillo" y que se lo encuentra en muchos remedios, sino de un verdadero sedimento arenoso que se deposita en el fondo de una orina, por otra parte, perfectamente l¡mpida. A menos que este estado sea corregido, tendremos, tarde o temprano, c lculos renales grandes o peque¤os, y terribles crisis de c¢lico renal. En los ni¤os se suele hallar esa "arenilla" en el pa¤al despu‚s de intensas crisis de llanto y en los adultos existe mucho dolor en l regi¢n renal, que se alivia despu‚s de la emisi¢n de a una orina que contiene la arenilla. (Ver Borax, Sarsaparilla y Sanicula.) Ning£n otro medicamento puede remediar estos casos m s r pida o permanentemente que Lycopodium. -Lycopodium es tambi‚n uno de nuestros mejores remedios para la impotencia. (Agnus castus.) Un hombre mayor contrae nupcias con su segunda o tercera esposa y se encuentra con que "no est a la altura de las circunstancias". Esto es muy embarazoso para toda la familia. Una dosis de Lycopodium hace que las cosas se pongan en su lugar y convierte al m‚dico en un, c lido amigo de los dos lados de la casa. 119

Algunos j¢venes se tornan impotentes a causa de la masturbaci¢n o de excesos sexuales. El pene se vuelve peque¤o, fr¡o y relajado. El deseo es tan intenso como de costumbre, y quiz m s, pero no puede llevarlo a cabo.(Selenium, Caladium.) Yo he conocido casos de esta naturaleza, aparentemente irremediables, que se curaron con el empleo de este remedio en altas potencias, con dosis £nicas administradas con intervalos de una semana o m s. No obstante, si usted quiere, puede darlo en baja potencia, pero no me culpe si no tiene ‚xito. -Lycopodium afecta en forma predominante el lado derecho o, al menos, los trastornos tienen su comienzo en el lado derecho. M s de una vez he hecho abortar la tumefacci¢n y la supuraci¢n de la regi¢n tonsilar en personas propensas a sufrir de absceso periamigdalino, d ndoles precozmente una dosis de este remedio. En verdad, he tenido tanto ‚xito con el uso de Lachesis, Lycopodium, Lac caninum y Phytolacca, que algunas personas que no me utilizan para ninguna otra cosa, vienen a m¡ s¢lo en procura de esos papeles que "disuelven al absceso" tan r pidamente. En la difteria, si la enfermedad comienza en la nariz o en la am¡gdala derecha y se extiende a la izquierda, debemos pensar en Lycopodium, pero ha de recordarse que Mercurius protoidatus tambi‚n comienza por el lado derecho, aunque no haya dificultad para elegir entre los dos. (La difteria de Bromium comienza abajo y se extiende hacia arriba, exactamente a la inversa de lo que ocurre en Lycopodium.) Los dolores en el abdomen y en las regiones ov rica y uterina, tambi‚n comienzan en el lado derecho y pasan de la derecha a la izquierda. El pie derecho se enfr¡a, en tanto que el otro permanece caliente. Las erupciones empiezan a la derecha y se propagan al lado izquierdo. Lo mismo sucede con la ci tica. Cualquier afecci¢n que comienza a la derecha y pasa a la izquierda me hace pensar en Lycopodium. La cuesti¢n de "los lados del cuerpo" tiene m s importancia de la que algunos se imaginan. Los medicamentos poseen una afinidad por determinadas partes, por ciertos ¢rganos y tambi‚n por los lados del cuerpo. -Este remedio tiene, asimismo, una en‚rgica influencia sobre los ¢rganos respiratorios. Es uno de nuestros mejores medicamentos para el catarro seco cr¢nico de las fosas nasales. ].a nariz queda completamente obstruida, de modo que el paciente tiene que respirar por la boca, especialmente durante la noche. En este caso, la elecci¢n debe hacerse a menudo entre este remedio Ammonium carbonicum y Hepar sulphur, y hay que decidir la elecci¢n, de acuerdo con los dem s s¡ntomas, como es natural. En los ni¤os peque¤os tambi‚n se debe prestar atenci¢n a Sambucus. Lycopodium muchas veces ha salvado casos de neumon¡a desatendidos, mal tratados o imperfectamente curados de una casi segura evoluci¢n hacia la tuberculosis. Puede estar indicado tambi‚n para las £ltimas etapas de la enfermedad aguda, especialmente si surgen complicaciones hep ticas, y en tal caso, como es habitual, el proceso neum¢nico probablemente asiente en el pulm¢n derecho. La enfermedad ha pasado la primera etapa o etapa congestiva y generalmente tambi‚n la etapa de hepatizaci¢n, o se halla en la £ltima fase de esta etapa y est tratando penosamente de tomar un curso favorable hacia la terminaci¢n o tercera etapa: la etapa de resoluci¢n. Es precisamente en este momento cuando muchos pacientes mueren, porque no se produce una expectoraci¢n f cil ni una completa resorci¢n del material patol¢gico. Hay una extrema disnea; la tos resuena como si todo el par‚nquima pulmonar estuviera reblandecido y ni siquiera la expectoraci¢n de bocanadas del exudado produce alivio; la respiraci¢n es superficial y las alas de la nariz est n dilatadas al m ximo y animadas de una especie de movimiento de aleteo. Este es el momento en que Lycopodium hace maravillas. Pero adem s, Lycopodium es tambi‚n indispensable cuando esta etapa ha sido pasada imperfectamente y el paciente todav¡a tose y expectora abundante materia espesa, amarilla o amarillogris cea, purulenta (a veces f‚tida) 120

y de sabor salado, y tiene muchos rales en el pecho. Aqu¡, la elecci¢n quiz se deba efectuar entre este remedio, Sulphur, Kali hydroiodicum o Silicea. -La agravaci¢n horaria caracter¡stica de Lycopodium es de 4 a 8 horas de la tarde. Colocynthis tiene agravaci¢n de 4 a 9 de los dolores abdominales y Helleborus niger de la cefalea que acompa¤a al coriza. Pero la agravaci¢n de Lycopodium de 4 a 8 es general y no est limitada a un s¡ntoma o a un grupo de s¡ntomas. -Lycopodium afecta profundamente al sensorio. Vemos, al estudiar su patogenesia, que es un depresor. Esto lo encontramos particularmente en la tifoidea. El paciente yace estuporoso, los ojos no reaccionan a la luz, el maxilar inferior est colgante; hay una aparente inminencia de par lisis cerebral. Tambi‚n podemos observar este estado en el per¡odo avanzado de muchas y diferentes enfermedades agudas, como la meningitis cerebroespinal, la fiebre tifoidea, la neumon¡a, etc. Si descubrimos entonces la agravaci¢n de 4 a 8 de la tarde, este remedio es, con seguridad, el indicado. Pero a esta depresi¢n del sensorio tambi‚n se la halla en una forma cr¢nica. Se recordar lo que dijimos de este remedio al referirnos a la impotencia de los hombres de edad. Si encontramos una correspondiente falla en el psiquismo de los viejos: que presentan defectos en la memoria, que usan t‚rminos inadecuados para expresarse, que incurren com£nmente en confusiones al escribir y al deletrear las palabras y, en suma, que son incapaces de llevar a cabo un trabajo mental corriente a causa de un d‚ficit del poder cerebral, recordemos a Lycopodium. Tambi‚n aqu¡, Anacardium, Phosphorus, Baryta y Opium pueden entrar en la comparaci¢n. Igualmente Picric acidum y Agnus castus. -Se podr¡an escribir muchas cosas m s sobre este admirable policresto, pues he se¤alado s¢lo las m s importantes. Sus poderes curativos m s en‚rgicos no se manifiestan por debajo de la potencia 12a, y de aqu¡ que ni la antigua escuela, ni los home¢patas que se circunscriben exclusivamente a las bajas dinamizaciones, conozcan gran cosa acerca de ellos. Como en Carbo vegetabilis, Silicea y Sulphur, sus mejores virtudes se revelan solamente mediante el especial proceso de dinamizaci¢n de Hahnemann. "Probadlo todo y quedaos con lo bueno."(*)

121

2.1.9 Lycopodium clavatum - PHATAK GENERALIDADES; Se le nombra el Azufre vegetal. Afecta la Nutrición; Debido a debilidad de la digestión. Actúa sobre los Organos Urinarios y la mayoría de los síntomas se desarrollan sobre el Lado derecho y van hacia la izquierda; Garganta; pecho, ovario. Los achaques se desarrollan gradualmente; debilitando el poder funcional; la función del hígado está seriamente perturbada. Enfermedades crónicas de establecimiento profundo y progresivo. Síntomas que se repiten o alternan; un escalofrío detrás de otro, bochorno, luego palidez; flexión y luego extensión; actos automáticos. Condiciones de recaída. Postración de cuerpo y mente. Se adapta a personas ancianas; o aquellas que envejecen temprano, donde la piel muestra manchas amarillentas; o niños debilitados precozmente. Los pacientes Lyco. son intelectualmente agudos pero de poder muscular débil; carecen de calor vital; circulación pobre; parece que está estancada; con extremidades frías y entumidas, o el entumecimiento aparece en puntos. Síntomas súbitos, los dolores aparecen y se van de pronto; o causan ira, estremecimientos, etc. El paciente es delgado, marchito y Lleno de gas. Acidez; agrio, gusto, eructos, etc. Síntomas descendentes, resfríos, emaciación, etc. Cálculos; vesiculares. Hidropesía; ascites en enfermedades del hígado. Frialdad; parcial, cabeza, garganta, etc. Resequedad; de palmas, plantas, vagina, piel, etc. Ulceración; en los dobleces, ano, pezones, etc. Hormigueo de los miembros afectados. Parálisis. Carcinoma. Inflamación de huesos, principalmente los extremos; reblandecimiento y caries de los huesos. Espasmos con gritos, espuma en la boca; lanzando los brazos. Hipersensibilidad al dolor; el paciente está fuera de sí. Sensación de parálisis interna. Diatésis de ácido lítico. Malos efectos de sustos, temor, ira, ansiedad, fiebres, disgustos; levantamiento de cargas pesadas; masturbación; paseos en carruaje. Mascando tabaco. Vino. Un lado del cuerpo hipertrofiado en el cambio de vida de la mujer. Atrofia de los infantes. Hemorragias; de sangre obscura. Tumores eréctiles. Forúnculos recurriendo periódicamente. Emaciación y debilidad por pérdida de fluídos. AGRAVACION: Presión de la ropa. Calor. Despertando. Viento. Por comer; aún un poquito; o hasta saciarse; ostras. Indigestión. 4 a 8 p.m. Clima húmedo, tiempo tempestuoso. Presión. Antes de o por supresión de reglas. Leche. Vegetales, calabacitas, frijoles; pan, pastas. MEJORIA: Bebidas calientes; alimento. Aplicaciones frías. Movimiento. Eructos. Orinando. Después de medianoche. MENTE: Confusión sobre los asuntos diarios. Mentalmente activo pero de desarrollo débil. Melancolía; miedo de estar sólo; de los hombres; de su propia sombra. Sensible, llora cuando se le agradece; o al encontrarse a un amigo. Temeroso; pavor de los hombres; presencia de personas nuevas, de todo, aún del timbre de la puerta. Pérdida de la auto confianza; por anticipación; aversión a enfrentar cosas nuevas; aún cuando esas cosas las pueda desempeñar con facilidad y confort. Despierta; iracundo, triste y ansioso. Vehemente; testarudo. Dominante; exigente; reservado o desesperado. Pronuncia o escribe palabras y sílabas equivocadas. No soporta ver nada nuevo. No puede leer lo que escribe. Apresurado al comer. Parálisis incipiente del cerebro. Llora todo el día. Triste al oír música 122

distante; o alegre y feliz. Odioso. Estrafalario. Avaro. Niebla mental; después de la influenza. Pensamientos ansiosos como si fuera a morir. Indecisión. Timidez. Resignación. Misántropo; huye aún de sus propios hijos. Apasionado. Desconfiado; crítico. Suspicaz. CABEZA: Sacude la cabeza sin motivo aparente; o involuntariamente, primero con lentitud, luego rápido. Vértigo al mirar algo que está girando. Cabeza fría. Dolor en las sienes como si estuviesen atornilladas, < reglas. El dolor empieza en un lado y va hacia otro en donde se empeora. Cefalalgia < si no come a sus horas; acostado, agachándose. > por descubrirse. Dolor pulsante en el occipucio; por la noche, < estando caliente. Caída del cabello, se vuelve gris prematuramente. Calvicie prematura; después de afecciones abdominales; parto. Arrugas profundas en la frente en afecciones abdominales, pulmonares y cerebrales; y en avaros. Caspa. Hidrocefalia. Meningitis; tubercular. Cefalalgia catarral < cuando la descarga nasal es descuidada. Pulsación después de cada acceso de tos; dolores cuando se hace esfuerzo por defecar. OJOS: Medio abiertos. Hemiopía. Ceguera diurna principalmente. Destellos ante los ojos; en la obscuridad. Perrillas en los párpados hacia el canto interno. Pólipo en la orilla externa. Catarata; con supresión de reglas. Se siente fríos, calientes, parecen muy grandes. OIDOS: Zumbidos y rugidos; con dureza de oído; cada ruido causa un eco peculiar en el oído. Descarga espesa, amarilla, ofensiva, con sordera. Eczema alderredor y detrás de los oídos. Como si sangre caliente afluyera dentro de los oídos. NARIZ: Nariz tapada; estornudos; respira a través de la boca; el niño despierta de su sueño frotándose la nariz. Movimiento de fuelle de las alas nasales; en problemas cerebrales, de pulmón y abdominales. Sensación de resequedad en la parte posterior. Ocena; acre. Coriza crónica; se suena la nariz con frecuencia. Problemas nasales desde la infancia. Olfato agudo. CARA: Amarillenta; pálida; gris; con círculos azules alderredor de los ojos. Cara marchita, crispada y emaciada. Bochornos de calor. Contracturas. La boca cuelga abierta. Labios ulcerados. Tuerce la boca y la cara. Expresión estúpida. BOCA: Dolor de muelas, con inflamación de la mejilla > aplicaciones calientes. Lengua; seca; negra; agrietada, rígida y pesada; hinchada, la mueve hacia adelante y hacia atrás o la lanza como dardo con rapidez; temblorosa; úlcera dolorosa en la punta o bajo la lengua. Lenguaje ininteligible; musita la última palabra. La saliva se seca en el paladar y los labios. Resequedad sin sed. La mandíbula inferior cuelga; en la fiebre. Dientes amarillos. La boca se hace agua. Las encías sangran al tocarlas o al limpiarse los dientes. Gusto; demasiado agudo; agrio, amargo, mohoso. Pequeños tumores en la boca en varias partes.

123

GARGANTA: Sensación como de un cuerpo duro en el esófago. Una bola se eleva y se pega en la garganta. Garganta ulcerada; < bebidas frías. Hinchazón y supuración de las anginas. Crecimiento crónico de las anginas. Difteria - los depósitos se esparcen de derecha a izquierda. Alimento y bebidas se regresan por la nariz; al deglutir. Garganta fría. Como si una bola se elevara. Sensación de constricción provocando deglución constante. ESTOMAGO: Digestión débil. Pérdida de apetito. Hambre, pero pronta saciedad. El comer tan sólo un bocado crea llenura. Hipo. Eructos ardientes e incompletos; se elevan sólo hasta la faringe y luego arden por horas. Los alimentos harinosos y flatulentos, como la calabaza, frijoles y ostras caen mal. Sensación como de que se ayuna después de comer, pero sin hambre. Deseo de cosas dulces. Aversión a la sopa, al pan. Hambre canina; entre más come, más desea hacerlo. Despierta por la noche con sensación de hambre. Vómitos; de comida y bilis; sangre coagulada; masas obscuras y verdosas, después de comer y beber. Cáncer; úlcera perforada. Sensación de revoltura. Retortijones en el estómago > bebiendo agua caliente. Deseo de dulces, golosinas, galletas, etc. La comida sabe ácida. Le gustan los alimentos y bebidas calientes. Frialdad en el estómago. Malos efectos de las cebollas. ABDOMEN: Epigástrica; ansiedad, presión. Como con una banda alderredor de la cintura. Flatulencia; mucha; ruidosa, presionando; > los intestinos bajos. Hígado sensible y congestionado. Hepatitis crónica; atrófica; hígado de nuez moscada. Sensación de algo que se mueve hacia arriba y abajo; o como un cuerpo duro que rodara, al voltearse hacia la derecha. Ascitis; por enfermedades del hígado. Adolorimiento < hipogastrio; alternando lados. Manchas cafés. Cólico en los bebés < noche. Constipación; de niños; necesidad ineficaz por contracción de los esfínteres; sensación como si permaneciera una gran cantidad de h eces sin pasar. Heces; conteniendo arena, pequeñas, difíciles, la primera parte dura, es difícil de expeler, la última parte delgada o suave y en chorro; seguida de debilidad y desmayo. Hemorroides; dolorosas; dolorosas al tacto > por baños calientes. Se alternan diarrea y constipación. Ulceración del ano. Constipación estando fuera de su casa o viajando. Frialdad en el recto antes de las evacuaciones. Extreñimiento o diarrea durante el embarazo. Gastro-enteritis por susto. Diarrea por bebidas frías. Ardor contínuo en el recto. URINARIO: Necesidad constante de orinar > paseando en carro. Cólico renal desde el ureter (derecho) hasta la vejiga. Orina; escasa; grita o llora antes de orinar; (especialmente niños que se despiertan por el dolor, con gritos e inquietud de las piernas); arena roja en la orina; lenta para bajar; debe hacer esfuerzo; suprimida; retenida. Orina; lechosa, turbia. Poliuria, durante la noche. Hematuria. Micción involuntaria (especialmente en la fiebre) o por susto durante el coito. Orina sanguinolenta; con paraplejía o en ocasiones con extreñimiento. Orina caliente y ardorosa. HOMBRES: Fatiga sexual; impotencia; erecciones débiles; se duerme durante el coito. Tumor amarillo detrás de la corona del glande. Poluciones fatigantes. Próstata crecida. Emisiones seminales prematuras.

124

MUJERES: Reglas; de coágulos y suero; descarga de sangre por los genitales durante las evacuaciones. Vagina; seca; ardiente < durante y después del coito. Leucorrea; acre; periódica; lechosa; < antes de la luna llena. Fisometra. Dolor cortante del ovario derecho al izquierdo, ováricos; tumores; hidropesía. Hidropesía del útero. Nudosidades duras y ardientes en las mamas con dolores punzantes y ulceración. Rozadura de los pezones; adoloridos, agrietados, que sangran fácilmente. El feto parece que se voltea dando saltos mortales. Dismenorrea; violenta, con desmayos. Reglas; suprimidas; por meses. Reglas retardadas con mamas subdesarrolladas durante la pubertad. Leche en mamas sin estar embarazada. El niño vomita sangre después de mamar pezones sangrantes. RESPIRATORIO: Desea aire pero lo escalofría. Respiración corta, estertorosa < yaciendo sobre la espalda. Tos; seca, cosquilleante, latosa; en niños débiles con emaciación; día y noche; hueca y profunda; como por humos de azufre, < descendiendo; con emaciación; < por tratar en vacío, forzando la garganta; por respiración profunda. Expectoración salada, amarilloverdosa, grumosa o fétida. Neumonía no resuelta. Manchas cafés y amarillas en el pecho. Abscesos de los pulmones, tuberculosis. Respiración difícil debido a hidrotórax y/o hidropericardio, con batimiento de las alas nasales. Sensación de restiramiento en el pecho con ardor. CORAZON: Aneurisma. Enfermedad aórtica. Palpitación, con batimiento de las alas nasales por la noche < yaciendo sobre el lado derecho; con cara y pies fríos. Pulso; rápido < después de comer; por la noche. Sensación como si la circulación se detuviera. Hipertrofia. CUELLO Y ESPALDA: Una parte del cuello rígida y la otra hinchada. Ardor como por carbones ardientes entre las escápulas. Dolor en la espalda y el lado derecho por congestión del hígado. Dolor en la parte baja de la espalda; < sentándose derecho; > orinando. Espalda rígida. Emaciación alderredor del cuello. Sensación de burbujeo. Lumbago < por el menor movimiento (después de Bry). EXTREMIDADES: Absceso axilar (derecho). Manos y pies entumecidos; calambres en manos y pies. Los dedos se crispan durante el sueño. Sudores pegajosos en los dedos. El dolor tuerce las piernas hacia arriba. Calambre en las pantorrillas, al caminar; por la noche. Un pié caliente y el otro frío, o sudor frío en los pies. Calor molesto constante en las manos. Ciática del lado derecho < presión; no puede acostarse sobre el lado dolorido, > por aplicaciones calientes y caminando. Calambres en los dedos gordos de los pie; por la noche. Dolor en los talones al dar la pisada como por piedritas. Talones entumidos. Palmas secas. Venas varicosas en las piernas. Edema de los pies, se eleva hasta que se forma ascitis. Dolor en los huesos por la noche. Curvatura y caries de los huesos. Emaciación de una mano o una pierna. Las manos y pies se vuelven pesados, relajados, tiemblan > por el movimiento. Callos dolorosos en las plantas. Dedos gordos y dedos de las manos contraídos. Los dedos gordos se doblan al caminar. Sudor profuso y fétido de los pies.

125

PIEL: Seca; rozada en los pliegues. Abscesos bajo la piel. Urticaria; crónica < calor. Tumores eréctiles < antes de las reglas. Diviesos sangrantes. Forúnculos que no maduran pero permanecen azules. Los lugares de forúnculos y pústulas antiguas se induran y forman nódulos que permanecen largo tiempo. Hinchazones vesiculares. Eczema asociado con desórdenes urinarios, gástricos y hepáticos. Psoriasis. Ulceras fistulosas. Costras que n se o separan. Sudor víscido y ofensivo. SUEÑO: Somnoliento durante el día; al caminar, el niño despierta, se vuelve muy travieso, patéa, grita y o se agarra de su madre. Despierta aterrorizado. Sueños ansiosos de accidentes fatales. el niño duerme todo el día y grita toda la noche. Se ríe y llora en sueños. FIEBRE: Frialdad; helado, parcial; de la cabeza, abdómen, estómago, garganta, etc. < tosiendo. El cuerpo se vuelve frío durante la tos. Se siente como si estuviese acostado en hielo. Escalofrío; seguido por otro escalofrío; luego vomita; después del primer sueño. Sudor víscido; axilar, de los pies; como de cebollas. Fiebre, contínua, remitente, intermitente. COMPLEMENTARIOS: Calc; Iod; Kali-c; Lach; Pul; Sul. RELACIONES: Carb-v; Sil.

126

2.1.10 Lycopodium clavatum -SIGMAR Lycopodiaceae -Para personas intelectualmente agudas y ágiles mentales, pero físicamente debilitadas; parte superior del cuerpo, emaciada, y la parte inferior semihidrópica; predisposición para las afecciones hepáticas y pulmonares (Cal.,Phos.,Sulph.); especial para los extremos de la vida: niñez y senilidad. -Enfermedades crónicas, progresivas, profundamente asentadas. -Dolores: dolencias opresivas, encuadradas; afectando principalmente el lado derecho, empeoran hacia las 8 de la noche. -Afectan el lado derecho o los dolores van del lado derecho hacia el izquierdo en el pecho, garganta, abdomen, hígado, ovarios. -Niños: débiles, emaciados; con cabezas bien desarrolladas pero cuerpos pequeños, canijos. -Bebes que lloran todo el día y duermen por la noche (reverso de Jal. y Psor.) -Padecimientos por peleas, disputas, angustias, mortificación o vejación con reservado desagrado (Staph.) -Avaros, miserables, maliciosos, pusilánimes, codiciosos. -Irritables: malhumorados, perversos, peleadores y chillones; fácilmente enojables; no pueden soportar oposición o contradicción; procuran las disputas; fuera de sí. -Lloran todo el día, no pudiendo calmarse él mismo; muy sensitivos aun lloran cuando agradecen. -Miedo a los hombres; cuando se los solicita, irritabilidad y melancolía, temor a la soledad (Bis.,Kali c.,Lil.) -Complexión pálida, sucia; no saludable; cetrino-pálidos, con grandes arrugas que le hacen parecer mayores que su edad real. -Catarro: nariz seca y tapada por la noche, deben respirar a través de la boca (Am.v.,Nux, Samb.); mucosidades, los niños despiertan en su sueño frotándose su nariz; en la raíz de la nariz y senos frontales; tapones costrosos y elásticos (Kali bi.,Marum.) -Difteria: fauces rojo-amarronadas, con depósitos desde la amígdala derecha hacia la izquierda, o descendiendo desde la nariz hacia la amígdala derecha; aumenta después de dormir o por ingestión de bebidas frías (por bebidas calientes, Lach.) -Cualquier cosa tiene gusto feo; eructaciones, vómitos ácidos (entre escalofríos y calor) cardialgia, pirosis. -Hambre canina: cuanto más ganas más apetito tiene; dolor de cabeza si no come. -Afecciones.gástricas: por excesiva acumulación de flatulencia; constante sensación de saciedad; buen apetito, pero unos pocos bocados impresionan estar llenos hasta la garganta y se sienten hinchados; fermentación en el abdomen con ruidos aéreos, borborigmos, especialmente en el bajo abdomen (abdomen alto, Carbo v. todo el abdomen, Cinch.); plenitud gástrica que no se alivia por el vómito (Cinch.) -Constipación: desde la pubertad; desde su último confinamiento; cuando se alejan del hogar; en los niños; con inefectivos pujos, recto contraído y prolapsado durante la defecación, desarrollando hemorroides. -Arenillas rojas en la orina, en los pañales de infantes (Phos.); niños que gritan y lloran antes de orinar (Bor.); dolores de espalda que ceden al orinar; cólico renal del lado derecho (izquierdo, Berb.) -Impotencia: en hombres jóvenes, por onanismo o excesos sexuales; pene diminuto, frío, relajado, con profundos deseos, pero imperfecta erección; se adormece durante el coito; prematura emisión de esperma. 127

-Sequedad de vagina; punzante o quemante, durante o después el coito (Lyc.) -Descarga de sangre por los genitales, durante las evacuaciones intestinales. -Fetos que parecen dar volteretas. -Hernia: del lado derecho, que han sido curadas muchas veces, especialmente en niños. -Neumonía: descuidada y maltratada, en la base del pulmón derecho especialmente localizada; con difícil reabsorción y expectoración. -Tos profunda: cavernosa, aun cuando desgarren mucus en grandes cantidades no traen gran alivio. -Un pie caliente y el otro frío (Cinch.,Dig., Ipec.) -El caminar por la noche despierta su hambre (Cina, Psor.) Medicación relativa: Complementaria: Iodo - Iodine. Malos efectos: al ingerir hongos, manteca, licores espirituosos; humo de tabaco. Sigue bien después de Calc., Carbo v.,Lach.,Sulph. Es muy raro iniciar un tratamiento con Lyc, sin una clara indicación en las enfermedades crónicas; es mejor dar antes otro medicamento antipsórico. Lyc es un medicamento profundo, de larga actividad posterior, y que difícilmente debe ser repetido después de su primera indicación. Agrava: en casi todas las enfermedades desde las 4 a las 8 de la noche. Mejora: bebidas y comidas calientes; al descubrir la cabeza; al desvestirse.

128

2.1.11 Lycopodium clavatum – VANNIER - MMH Licopodi ceas: Lycopodium clavatum, Pie de lobo, Musgo terrestre. Habita:,Europa, Asía y América. Enfermedades crónicas progresivas, profundas, con trastornos digestivos y hep ticos. Litiasis biliar y renal. AGRAVACION Lado derecho, de derecha a izquierda, de adelante hacia atr s, estando acostado sobre el lado derecho, de las 16 a las 20 horas y por aplicaciones calientes. MEJORIA Por el movimiento, después de media noche, por los alimentos y las bebidas calientes, por el frío al aire libre y por descubrirse. LATERALIDAD Derecha. Triste y deprimido se siente de mal humor; ha perdido toda la confianza en sí mismo, siente las responsabilidades y las exagera. F cilmente se desespera, frecuentemente ansioso, sobre todo por la tarde, tiene horror a la gente,* no desea hablar y entretanto no quiere a nadie para estar solo (lo contrario: Sep.). Irritable extremadamente y susceptible, HABLA CON VEHEMENCIA, SE EXPRESA EN TERMINOS VIOLENTOS Y MONTA FRECUENTEMENTE EN COLERA; explosiones de cólera brutal en el curso de las cuales pierde todo control. Parece mucho m s viejo de lo que es. Arrugas profundas y prematuras. El niño tiene aspecto de viejo. Cara amarillenta con MANCHAS AMARILLAS EN LA REGION TEMPORAL. Sobresaltos durante el sueño. Sueños de accidentes TIENE MUY MAL HUMOR AL DESPERTAR. Pérdida de la memoria (Anac.). No encuentra la palabra justa para expresarse, tiene dificultad para comprender, tiene trabajo para seguir una conversación. Confunde las palabras y las sílabas. Olvida al escribir las letras las palabras. Cefalalgia con pesantez que se agrava cuando el sujeto tiene hambre o calor, mejoría al comer o al descubrirse (lo contrario: Sil.). Cefalea por irregularidades en las comidas. Cabeza muy sensible: dolor vivo por un paso en falso (Bell.); batimientos en la cabeza después de cada paroxismo de tos (Natr. mar.). Vértigo por la mañana al levantarse y después de haberse levantado (Bry., Puls.). Resequedad de los ojos con dolores vivos que se agravan por la noche (Sulph.). Ulceración y enrojecimiento de los p rpados con orzuelos (Puls.). Por la tarde el enfermo no puede ver porque est cegado por la luz. VE SOLAMENTE LA MITAD IZQUIERDA DE LOS OBJETOS,* especialmente con el ojo derecho (Lith. carb.) . Sordera con o sin escurrimiento del oído, amarillo e irritante. Eczema detr s del pabellón de los oídos (Graph.). Lengua seca, blanquizca, con pequeñas vesículas en la punta (Natrum c., Sulph.) y sale involuntariamente de la boca, con mandíbula inferior caída, * sobre todo en los estados graves. Encías hinchadas y dolorosas, dientes muy sensibles. Piorrea. ANGINA AGRAVADA A LA DERECHA, EVOLUCIONANDO DE DERECHA A IZQUIERDA con sensación de constricción tan aguda que el enfermo no puede deglutir; 129

los alimentos y los líquidos son regresados por la nariz. Dolor que empeora después del sueño (Lach.) y por las bebidas frías, mejoría por las bebidas calientes (lo contrario: Lach.). Sabor cido. Deseo de cosas azucaradas (Arg. nitr., Kali carb., Sabad., Sulph.). Aversión por el pan (Chen. gl. aph.) y el café. Siempre enfermo después de la ingestión de ostiones. Hambre voraz que se satisface después de haber ingerido algunos bocados. Hambre por la noche con sensación de debilidad (Petr., Psor.). SENSACION DE PLENITUD DESPUES DE HABER COMIDO, aun cuando haya ingerido muy poco. Eructaciones incompletas, quemantes, con ARDOR INTOLERABLE persistente a nivel de la faringe, durante horas con n useas y vómitos por la mañana. DISTENSION ABDOMINAL* con ruidos y borborigmos por acumulación extremada de gas mejorando por su expulsión. Distensión inferior (superior: Carbo veg., total: Chin.), agravación de las 14 a las 20 horas. Dolor abdominal que comienza en la derecha para terminar en la izquierda en el ngulo esplénico del colon, que se alivia bruscamente después de la emisión de gas intestinal. Pesantez en el hipocondrio derecho, no se puede acostar sobre el mismo lado. Hígado sensible y doloroso. Constipación crónica con deseos ineficaces de evacuar; heces duras, pequeñas, insuficientes, arenosas, difíciles de expulsar en razón de una contracción espasmódica dolorosa del ano. Hemorroides procidentes, dolorosas al tacto y cuando el enfermo se sienta; mejoría por el baño caliente. NARIZ OBSTRUIDA, no puede respirar, igualmente la boca abierta. El niño no puede respirar por la noche, se frota la nariz durante el sueño y al despertar. Carraspea y sorbe constantemente. BATlMIENTOS DE LAS ALAS DE LA NARIZ* (Ant. tart., Phos., Chel.). Tos irritante como de vapores de azufre que se agravan por la noche con repercusión dolorosa en la cabeza. Expectoración espesa, gris, salada (Mag. c., Sep.). Disnea. Orina con sedimento de arena roja, no adherente (adherente: Sep.). DISMINUCION DE LA UREA. Acetona (Sen.) . El niño llora antes de orinar* pero se mejora durante la micción (grita antes y durante la micción: Staph.), arena en los pañales. Dolor en la espalda antes de la micción. Escalofrío generalizado que sacude todo el cuerpo al finalizar la micción. Impotencia en los individuos jóvenes después del onanismo o excesos. Emisiones prematuras (Agn., Calad., Sel.). Varicocele. Impotencia de la senectud a pesar de tener deseos violentos con erección. Reglas retardadas muy prolongadas. Antes del período: tristeza y prurito vulvar. Durante las reglas: dolor en el ovario derecho (Iod.). Escurrimiento de sangre por la vagina durante la defecación (lod.). Leucorrea lechosa y quemante. Expulsión de gas por la vagina. V rices vulvares. Dolores vivos, presivos, tirantes, en la espalda y las extremidades, aparecen bruscamente y desaparecen de la misma manera, con agravación a la derecha, de las 16 a las 20 horas, mejoría al desabrigarse. Debilidad de los brazos con entorpecimiento de los mismos por la noche y dolores nocturnos en los huesos del codo. Sacudidas violentas y bruscas en las piernas durante la noche. Un pie caliente y el otro frío. Dolores como producidos por una piedra bajo los talones.* Sudores abundantes de los pies. 130

Piel amarilla, arrugada y partida. Furúnculos, acné, íntertrigo; eczema sobre todo atr s del pabellón del oído. V rices superficiales y profundas, sobre todo de la pierna derecha. Tumores eréctiles. Fiebre que aparece de las 16 a las 17 horas, con sensación de frío glacial, seguido de una sensación de ardor entre las dos esc pulas (Phos.) y sudores generalizados m s marcados a nivel del pecho. CLINICA Lycopodium conviene particularmente a los sujetos intelectualmente activos y físicamente débiles, que tienen una actividad cerebral y una vida sedentaria. No practican ningún ejercicio, presentan un tórax enflaquecido y un vientre grueso y suave, que se distiende inmediatamente después de las comidas. Aneurisma. Angiocolitis. Anuria. Aortitis. Arteriosclerosis. Azotemia. Bulimia. Bronquitis. Bronconeumonía. C ncer. Catarata. Colecistitis. Cirrosis. Cólico hep tico. Cólico nefrítico. Constipación. Difteria. Disentería. Dispepsia. Eczema. Espermatorrea. Esterilidad. Fiebre puerperal. Fiebre tifoidea. Flatulencia. Gastralgia. Gota. Hemicrania derecha. Hemiopía. Hemorragias. Hemorroides. Impotencia. Insuficiencia hep tica. Intoxicación por ostiones. Litiasis biliar. Litiasis renal. Melancolía. Nefroptosis. Neumonía. Neuralgias. Palpitaciones. Psoriasis. Piorrea. Reumatismo. Sifilis. Tuberculosis. Ulcera del estómago. Uricemia. RELACIONES De una manera general, no comenzar nunca el tratamiento de un estado crónico por Lycopodium, donde su acción puede producir inmediatamente trastornos graves si las funciones hep ticas y renales no han sido atendidas previa y convenientemente estimuladas. En los casos de agravación por poner en libertad brutal las toxinas, China es generalmente el remedio indicado. Complementarios: Chelidonium, China, Iodum, Lachesis. DOSIS 30a, 200a y Mil.

131

2.1.12 Lycopodium clavatum - WHEELER Lycopodium clavatum. Trituración de los esporos o tintura etérea de los esporos. Cuando se reúnen los esporos de Lycopodium, forman un polvo seco y liviano, que se utiliza como una cubierta para píldoras y como tópico pulverulento para superficies excoriadas y, por lo general se lo considera completamente inerte. M s o menos hace un siglo ocupaba un lugar reconocido en la medicina, siendo apreciado para ciertas dolencias, lo cual sugiere que una homeopatía de car cter inconsciente se h abía abierto camino hacia su utilización. Hahnemann lo encontró en uso, y empleando su método de trituración lo convirtió con rapidez en uno de los remedios m s valiosos. En el interior de la cubierta externa del esporo se encuentra una capa oleosa, en la cual parecen residir en su mayor parte las virtudes medicinales de la droga, y la trituración, al quebrar el esporo, la pone en libertad. El éter extrae el aceite y, en consecuencia, una tintura etérea representa otro método farmacéutico, pero también existen sales minerales en los esporos que quedan incluidas en la trituración y es probable que tengan alguna importancia en la patogenesia. Son especialmente destacados los elementos silicio y aluminio, y en las experimentaciones se observan semejanzas significativas con los síntomas del primero de los nombrados. Por consiguiente, parece aconsejable usar la trituración para las potencias bajas y tinturas (soluciones coloidales) o trituraciones para las altas Lycopodium es muy grandemente apreciado en las enfermedades crónicas, eligiéndose en gran parte sobre la base de síntomas generales, pero tiene también una relación muy notable con el conducto digestivo y el hígado, y con frecuencia, en afecciones de ese tracto, est indicado por los síntomas locales Sin embargo, ser conveniente dominar primero las características generales y los sintomas peculiares Son tan definidos que Lycopodium es uno de los medicamentos que se elige con mayor facilidad sobre una base homeop tica. Se adapta especialmente bien a pacientes en quienes las capacidades mentales han sobrepasado, por decirlo así, a las físicas, en quienes las facultades y los intereses intelectuales valen mucho, pero en quienes la fuerza corporal es deficiente, los músculos débiles y los procesos fundamentales (digestión, excreción, etc.) tienden a ser defectuosos. Hay un cuerpo débil con un cerebro activo que se halla excesivamente fatigado. Esta relación del medicamento con el paciente se cumple a cualquier edad, y los niños débiles y precoces le responden de una manera maravillosa. El Dr. Kent señala a Paul Dombey como un sujeto de Lycopodium, y se trata de un ejemplo conveniente para fijar el tipo en la mente. El niño de Lycopodium suele ser delgado, m s bien moreno con piel cetrina. Es sensible, tímido, nervioso y representa un problema difícil para sus padres. Tiende a ser irritable y exigente, se queja siempre de algún trastorno corporal y revela una tendencia a convertirse en un hipocondriaco. Las personas de mayor edad se tornan desconfiadas con respecto a si mismas y a otras, hipocondriacas, se quejan (a menudo con razón) de que la memoria les flaquea y de la lentitud de la reacción mental, lo cual ocurre por lo general cuando esas personas han estado acostumbradas a considerar que sus facultades intelectuales superaban el nivel corriente. La fuerza física se encuentra casi siempre por debajo del promedio, pero habitualmente el paciente se queja de una insuficiencia de sus facultades mentales, pues probablemente el candidato típico de Lycopodium nunca ha disfrutado mucho de las actividades corporales o atléticas. Tiende a ser una persona que cavila sobre sus problemas, es sedentaria, mentalmente absorbida, físicamente indiferente. Se trata de un individuo taciturno y, si bien quiere estar solo, no desea estarlo enteramente a causa de su temor de la soledad. Si se encuentra en una habitación de la casa, le gusta sentir que hay alguien cerca, tal vez en el cuarto contiguo. Se ha llamado a Lycopodium el 132

remedio del "avaro": esta indicación tiene valor si se interpreta que significa (como ocurre, en efecto) que el ahorro y la mezquindad provienen de una real y atormentadora ansiedad por el futuro y de un excesivo sentido de la responsabilidad. No es tanto el amor al dinero como tal, sino una ansiedad por todo lo que significa la posible falta de dinero para el individuo y quienes dependen de él, lo que configura la "avaricia" que requiere Lycopodium. Este sentido de la responsabilidad convertido en una verdadera carga para la vida, también se expresa en forma característica como un constante temor a fracasar ante un esfuerzo (por ejemplo, el abogado teme perder la ilación de la argumentación ante el tribunal),un temor que est constantemente desmentido por la realidad pero que, no obstante, persiste. Este síntoma es igualmente muy manifiesto en Silicea y posiblemente en Lycopodium la sílice sea la causante de esta característica. Lycopodium puede combatir el estado de cansancio mental e incapacidad para emprender nuevas tareas y el debilitamiento general de las facultades mentales que suceden a algunas enfermedades agudas. Es probable que un considerable grado de depresión e irritabilidad acompañen una afección que requiere este remedio. Los estados de desnutrición, en especial los que se deben a dispepsia crónica, amenaza de tuberculosis o sífilis congénita, sugieren a menudo su empleo. Con frecuencia la piel es seca y reacciona en forma deficiente y el cabello cae con facilidad; se producen perturbaciones vasomotoras (tufaradas y sensaciones de languidez y de vacío son comunes, en especial en el momento característico de agravación de Lycopodium, que describiremos a continuación) y con las mismas hay una percepción del latido de las arterias, lo cual ha conducido a algunos usos especiales del medicamento. Entre los sintomas generales existen algunos muy característicos y que se reconocen con facilidad. De este modo, los síntomas empeoran de 4 a 8 de la tarde (ocasionalmente la agravación se prolonga m s, si bien comienza aproximadamente a las 4); si la enfermedad se caracteriza por paroxismos (por ejemplo, asma, neuralgia, etc.) los peores ataques ocurren en esta parte del día. Los momentos de agravación señalan, por lo general, una alteración del ritmo normal de la vida. En el estado de salud existe una curva de las actividades vitales generales que tiene un m ximo y un mínimo relativamente constantes; en la enfermedad esta curva tiende a alterarse (es familiar el tipo inverso de temperatura en la tuberculosis) y la alternancia rítmica, si se manifiesta por momentos bastante constantes de empeoramiento y de mejoría, posee un gran valor como síntoma general. El síntoma de Lycopodium es m s bien una intensificación del ritmo normal que una alteración del mismo, pero es muy característico. Helleborus y Chelidonium son los únicos otros medicamentos que muestran el síntoma en grado tan notable (pues la agravación crepuscular de Pulsatilla y Phosphorus parece m s bien una reacción de la mente) y cada vez que esté manifiesto con claridad, el homeópata siempre debe pensar en Lycopodium. En forma típica (si bien variaciones ocurren frecuentemente) la agravación comienza a las 4 de la tarde, continúa hasta las 6 y luego tiende a disminuir hasta las 8. Después de esta hora puede desaparecer o comenzar de nuevo después de un periodo de mejoría. Existe también una agravación matutina de los síntomas, en especial de los síntomas emocionales. El paciente de Lycopodium es un individuo desalentado y su depresión llega a su peor momento por la mañana. Los sintomas dolorosos y los dem s que indican Lycopodium comienzan característicamente en el lado derecho y luego se desplazan hacia el izquierdo. Los medicamentos que actúan notablemente sobre el hígado, como Lycopodium, tienen siempre una cierta lateralidad derecha en la frecuencia de presentación de sus síntomas, un predominio de los dolores y las inflamaciones en el lado derecho. Es difícil explicar el 133

fenómeno; pero por cierto que el mismo se pone de manifiesto con claridad en las experimentaciones del medicamento y, del mismo modo, a menudo se destaca en la enfermedad, y cuando es bien acentuado (ningún síntoma es de mucho valor a menos que esté bien acentuado) el homeópata lo considera como una buena indicación para el remedio. Con Lycopodium se podría manifestar como una amigdalitis que comienza en la amígdala derecha y luego ataca la izquierda, o podría ser una cefalea o un dolor en la región ov rica, pero si el síntoma se desplaza en la dirección de derecha a izquierda esto constituiría una indicación para Lycopodium. Este último es un medicamento complementario de Lachesis que a menudo completa una curación comenzada por éste. En Lachesis la dirección de los síntomas es la exactamente opuesta, pues es de izquierda a derecha, y sus síntomas son tan predominantemente del lado izquierdo como los de Lycopodium lo son del lado derecho. El alivio del dolor y del malestar que se obtiene destap ndose es un síntoma de Lycopodium. Por ejemplo, en la cefalea, quitarse el sombrero alivia, y cuando hay dolor abdominal el paciente se afloja la ropa. N se trata sólo de un deseo de aire fresco en la o cabeza (aunque el candidato del medicamento prefiere el aire libre, se encuentra mejor fuera de la casa y empeora en una atmósfera mal ventilada), sino también de una aversión a la presión que se pone de manifiesto de este modo. Es interesante señalar, en vista de la presencia de sílice en Lycopodium, y el hecho señalado anteriormente de que la sílice hace sentir su presencia en algunos síntomas, que la cefalea de Silicea se alivia envolviendo la cabeza para sentir calor, lo opuesto exactamente al estado que se busca cuando Lycopodium es el remedio indicado. Si bien prefiere el aire libre y el fresco en general, hay una mejoría habitual por las bebidas calientes, los dolores y el malestar abdominales son agravados por las comidas y bebidas frías y aliviados ingiriendo cosas calientes; pero lo anterior también es v lido para otros síntomas, por ejemplo, la amigdalitis es aliviada por el calor. Los pacientes de Phosphorus son de tipo friolento, pero sus síntomas g stricos los llevan a desear alimentos fríos. Debemos agregar que en los pacientes de Lycopodium la agravación por los alimentos fríos y el alivio por los calientes se extiende también al dolor de garganta. Si bien el enfermo de Lycopodium encuentra alivio con el aire fresco y lo molesta el calor de la habitación, se trata de un paciente friolento. Por lo general, mejora con cosas calientes, bebidas calientes y el calor de la cama. El calor alivia los dolores, con excepción del dolor de cabeza y de la columna vertebral. Aquí podemos señalar dos síntomas curiosos de Lycopodium; el primero es la frecuencia de aleteos de las alas de la nariz en los pacientes que lo requieren. No se trata (como se ha sostenido erróneamente) de los movimientos propios de la disnea: no son sincrónicos con la respiración, sino que presentan el car cter de contracciones que ocurren con cierta rapidez. Los espasmos no son infrecuentes cuando se requiere Lycopodium, por ejemplo, espasmo de la lengua y de los músculos faciales, movimientos de la cabeza, constricción de la garganta (globo histérico). El otro síntoma curioso es que el pie derecho puede estar caliente y el izquierdo frío. Se han derramado muchas burlas sobre esta afirmación y se la ha atribuido a una trombosis unilateral, de este modo desestim ndolo, pero se trata de un síntoma subjetivo que incuestionablemente aparece de vez en cuando en enfermedades crónicas, con independencia de cualquier bloqueo de la circulación. Su explicación es imposible en esta etapa de nuestros conocimientos, pero sin duda depende de alguna patología definida, y hay amplias pruebas de que en las ocasiones (no muy frecuentes) en que el paciente lo acusa se trata de una excelente indicación para Lycopodium.

134

Otros síntomas generales son: una agitación que conduce al deseo de moverse, lo cual generalmente hace desaparecer el dolor, al igual que en Rhus tox., sequedad de la piel, especialmente de las palmas de las manos, sequedad de las mucosas y caída del cabello. El temor y la aprensión que se observan entre las características mentales tienden a ejercer un efecto profundo sobre los síntomas que afectan el cuerpo (por ejemplo, sintomas g stricos y hep ticos), lo cual hace que el medicamento sea conveniente para personas obviamente hipocondríacas: el malhumor y la irritabilidad son concomitantes frecuentes de estos grupos de síntomas y constituyen en si mismos indicaciones adicionales de Lycopodium. Aparte de las características generales, Lycopodium tiene una relación bien definida con las enfermedades del tracto digestivo. Cuando se lo necesita, estar n presentes habitualmente varios de los sintomas generales ya señalados. Con frecuencia el paciente es de peso subnormal y con este rasgo se asocian el cansancio mental, la timidez y la aprensión que se han descrito anteriormente. Los síntomas locales indican inflamación de las mucosas, principalmente del estómago y el duodeno, con extensión a los conductos biliares. En su aspecto el paciente es de tinte cetrino y se puede observar una coloración amarilla de los dientes; la lengua suele ser saburrosa y característicamente seca, y la saliva espesa y escasa. La garganta duele y est seca; la ulceración o la amigdalitis (la difteria reaccionar bien a Lycopodium si sus sintomas generales son ostensibles) asentar n en el lado derecho, con una tendencia a propagarse al izquierdo. El apetito es caprichoso: a veces se ha perdido, y en otras oportunidades es excesivo, a pesar del malestar. El paciente puede experimentar hambre cuando se sienta para comer, pero después de unos pocos bocados se siente lleno. Es característico el hambre con una repentina saciedad después de uno o dos bocados. Existe un gusto agrio en la boca, n usea con regurgitaciones cidas y una tendencia general a la acidez. A menudo el paciente se queja de "acidez de estómago", con pirosis e hipo que empeora a fines de la tarde. Es común un intenso deseo de cosas dulces y ostras, alimentos que lo desarreglan. Empeoran igualmente con alimentos fríos y se alivia con alimentos calientes. A menudo los pacientes denominados "gotosos" son candidatos para Lycopodium. Sin duda hay varios desórdenes del metabolismo incompleto confundidos bajo un único título de gota, cada uno con su propio exceso particular de tal o cual producto de desecho. Existe un trastorno metabólico del vegetariano, así como del carnívoro, y otros casos se pueden inclinar en forma predominante hacia un tipo o el otro. Lycopodium por lo general parece ser m s apropiado para pacientes que comen poca carne (o pueden incluso sentir aversión por la misma); son propensos a eliminar un exceso de oxalatos por la orina, aunque la excreción característica de Lycopodium también contiene uratos en cantidad y cido úrico. El calor local alivia la n usea, los vómitos, la pirosis y el dolor g strico; todos estos trastornos testifican que el estómago est afectado. La flatulencia es un síntoma muy marcado del remedio, pero afecta m s los intestinos que el estómago y los gases se eliminan en mayor medida por el ano. El resultado de la fermentación y la distensión es una sensación de agudo malestar que se siente especialmente en el hipocondrio derecho y que conduce a un característico deseo de aflojar la ropa o a una intoleracia ante cualquier presión. El hígado se puede palpar agrandado y es posible que el paciente presente ictericia; el medicamento parece ser capaz de causar una inflamación de los conductos biliares y como ésta es una condición previa para la formación de c lculos biliares, Lycopodium puede resultar útil en esa enfermedad, en los intervalos entre los ataques. Los dolores calambroides señalan un peristaltismo irregular, y los borborigmos y el gorgoteo indican el 135

car cter fermentativo de la perturbación digestiva. Los pacientes suelen estar constipados. Al igual que en Alumina y Silicea (que se destacan entre los componentes minerales de Lycopodium), la constipación proviene de una inercia del intestino, las deposiciones sólo se realizan con un considerable esfuerzo, son comunes las hemorroides y a menudo existe dolor y hemorragia por la evacuación. Con frecuencia Lycopodium es muy útil en la constipación de los niños pequeños. Todos estos sintomas abdominales y del conducto digestivo se deben interpretar como signos de una insuficiencia general del rea para funcionar normalmente, con un consiguiente metabolismo incompleto. En tales casos, tienden a ocurrir invariablemente síntomas (clasificados de una manera cómoda aunque sumaria como "tóxicos"): cefaleas, neuralgias de tal o cual nervio, dolores articulares e hinchazón crónica, para no hablar de los síntomas mentales como los que ya hemos descrito, que conducen a un diagnóstico de "neurastenia" o "hipocondría".* Algunas veces estos síntomas realmente subsidiarios se destacan m s que los síntomas del conducto digestivo y los enmascaran, pero cuando requieren Lycopodium presentan algunos de los rasgos característicos del medicamento. Los dolores se agravar n de 4 a 8 de la tarde, la cefalea se aliviar con el aire libre y empeorar por la presión (como la del sombrero), la ci tica estar peor por la presión (acost ndose sobre el lado afectado) y así sucesivamente. El complejo sintom tico se debe interpretar como un todo, pero si los síntomas abdominales son evidentes y se reconocen pronto, Lycopodium aclarar el caso y los signos tardíos de una perturbación no curada no aparecer n. Los dolores articulares est n acompañados a menudo por calambres y espasmos de los músculos. El calor extremo alivia gradualmente los dolores, del mismo modo que lo hace el movimiento, por regla general. Es común la atrofia de los músculos (con frecuencia los pacientes de Lycopodium est n emaciados), menos por una enfermedad nerviosa org nica que por desnutrición general e incapacidad o falta de disposición para el ejercicio. Lycopodium no afecta la piel de una manera muy característica. Lo que se observa m s comúnmente son quiz las erupciones urticarianas, si bien las úlceras crónicas, si est n presentes síntomas de Lycopodium, son beneficiadas por éste. Se debe recordar la sequedad de la piel, e incluso cierto grado de psoriasis, especialmente de las palmas de las manos. *En los sujetos de Lycopodium, con frecuencia los cultivos de materiales provenientes del intestino muestran la presencia de un bacilo que no fermenta la lactosa, intermedio entre el B. Morgan y el B. Gaertner. En la esfera genitourinaria se requiere a menudo este medicamento. Existen algunas pruebas de que afecta la gl ndula prost tica y puede mejorar las afecciones crónicas de ese órgano (en el agrandamiento prost tico Baryta y Digitalis son a menudo m s útiles que cualquier otro remedio). Lycopodium es especialmente valioso en la pérdida prematura o transitoria del poder sexual después de la masturbación o de excesos. Es característico el deseo sexual sin potencia sexual. El medicamento mejora a menudo la gota militar que queda después de la blenorragia. En la mujer los períodos son irregulares, suelen ser excesivos (aunque no siempre) y por lo general hay aumento del deseo, como también ardor y prurito locales. La cantidad de orina est aumentada, a veces límpida durante la micción, pero conteniendo por regla general uratos y cido úrico en exceso. Con frecuencia est elevada la cantidad de oxalatos. Por lo común la orina es marcadamente cida, y por tal motivo provoca dolor al orinar en sujetos sensibles. Lycopodium puede ser de beneficio en la litiasis renal y la arenilla urinaria. 136

Las vías aéreas y los órganos respiratorios son (después del conducto digestivo) sitio importante de acción de este medicamento. La voz tiende a ser ronca, m s por traqueítis que por laringitis; la tos es típicamente pertinaz, seca y cosquilleante, pero Lycopodium también mejora un estado que aparece en la tisis tardía o en las bronquiectasias, en que el esputo es copioso y purulento. Tiene gran valor en las afecciones pulmonares crónicas, tuberculosas o neumocócicas, cuando est n presentes algunos sintomas generales, pero los elementos de juicio parecen señalar que su poder se ejerce menos contra el agente tuberculoso en forma especifica y m s contra las infecciones secundarias (Micrococcus catarrhalis, estreptococo, etc.) que se agregan con tanta frecuencia a la infección tuberculosa. La tos seca que mejora es m s probablemente neumocócica o gripal que debida a una tuberculosis precoz y para los casos neumocócicos crónicos (neumonías que se resuelven mal) tiene gran poder. En tales afecciones se observan muchas características generales de Lycopodium. A menudo el paciente es delgado y parece preocupado y angustiado. Con frecuencia est afectado en forma extensa el lado derecho. A menudo esta afección ha comenzado en el lóbulo inferior derecho y se propagó al lado izquierdo. En el plano mental el paciente es irritable y difícil de atender. Experimenta considerable ansiedad por su estado y siente miedo si se lo deja solo. Hay una tendencia a contracciones musculares que se pueden observar en los movimientos de aleteo de las alas de la nariz que no son sincrónicos con la respiración,* o bien puede haber contracciones de los músculos faciales u otros músculos del cuerpo. El enfermo puede tener sed o no, pero las bebidas frías le producen malestar y prefiere líquidos calientes. La piel suele ser spera, el esputo escaso y la expectoración difícil. Se puede notar que una afección neumónica que requiere Lycopodium suele estar acompañada por algún grado de perturbación digestiva. A menudo mejoran con esta droga los catarros nasales crónicos (Micrococcus catarrhalis, neumococo). Con frecuencia se observa una tendencia a ligeras hemorragias capilares (no las grandes hemorragias de la tuberculosis, sino el rezumamiento de superficie) y a menudo el enfermo se queja de un gusto a sangre en la boca. El asma puede ser aliviada por Lycopodium (con frecuencia el momento de la crisis da la indicación). *La disnea en un enfermo de Lycopodium mostrar por cierto un movimiento muy mareado de las alas de la nariz. En lo relativo al dolor cardíaco, con frecuencia el enfermo acusa palpitaciones y ansiedad, pero dichos sintomas parecen secundarios a las afecciones metabólicas y no debidos a lesiones cardíacas primarias.. No obstante, si la distensión por el meteorismo abdominal las causa o las agrava notablemente, no se debe olvidar Lycopodium. Sin embargo, m s importante es el efecto del medicamento,consistente en producir un gran aumento en la percepción de las pulsaciones arteriales, un latido de las arterias en cualquier rea y una excitación arterial. Este síntoma ha conducido al uso de Lycopodium para el aneurisma inoperable y seguido de tanto éxito, al menos como moderador de los síntomas que es difícil no atribuir al medicamento alguna acción sobre los tejidos de las arterias. Recordando su relación con las "toxemias" alimentarias y con cu nta frecuencia la gota en todas sus formas influye sobre la degeneración arterial, es probablemente en virtud de este aspecto de su poder que Lycopodium logra algunos resultados; en todo caso vale la pena recordarlo, ya que en esta enfermedad compite con el bario y la adrenalina. En la enfermedad de Graves, si se destacan los síntomas vasculares, Lycopodium tiene un lugar, si bien tal vez en este caso se requiere Natrum muriaticum con mayor frecuencia, al igual que Belladonna, para el pronto alivio de los sintomas.

137

Con frecuencia, los pacientes de Lycopodium duermen mal pues la agravación de 4 a 8 puede prolongarse hasta las primeras horas de la noche y de este modo producir una agitación. En los casos febriles la agravación horaria debe ser bien clara si est indicado Lycopodium . No es arriesgado afirmar que el médico que aprende a utilizar Lycopodium tiene a su disposición un remedio sumamente potente para muchos desórdenes crónicos, en especial los que son comunes a las sociedades civilizadas y a las clases que fatigan m s el tejido nervioso que el muscular. Las altas potencias y una repetición infrecuente dan los mejores resultados, pero las bajas y medianas potencias mejorar n a menudo las enfermedades del conducto digestivo, por lo menos durante algún tiempo. Cuando se destacan los sintomas articulares y de los miembros, con frecuencia Lycopodium continúa y completa la obra de Rhus. En su acción, Iodum y especialmente Chelidonium son sus complementarios. Si parece indicado Lycopodium, a pesar de lo cual fracasa, a menudo el enfermo responder a Chelidonium, y viceversa. También Graphites, especialmente por sus síntomas abdominales, es un medicamento que debe recordarse en su favorable relación con Lycopodium.

Conclusión Crítica: Podemos observar en todas las revisiones de literatura que os señales y síntomas nos encontrados pacientes por diversos autores son extremadamente variados en su totalidad, pero hay un grande acuerdo común que podemos observar en la tabla 2, que condensa de manera bastante sintética las principales sintomatologías del licopodio ( el mayor de todos) policresto de la homeopatía, no aspecto home opatico, alem de la tabla 1 que muestra las principales indicaciones fitoterápicas del licopodio como medicamento vegetal.

138

3. LA TEORIA Antes de todo, es necesario hablemos de la acción dupla e inversa en la historia de la Medicina: HIPÓCRATES se referió específicamente al sulfato de sodio cuando explicó que las purgas ni siempre actúan como tales, siendo ellos dotados de dupla acción, de modo que pueden ejercer la misma acción de los constipantes, así como los constipantes asumen la misma acción de las purgas. En sus palabras " . . . el medicamento no hace siempre la misma cosa, en este instante y en el instante siguiente, actuando de manera contraria a él mismo en el mismo individuo, siendo estas acciones opuestas una a la otra. . . ". El conocimiento de las propiedades difásicas de las drogas está íntimamente vinculado a las observaciones sobre similitud, visto que, en todos los casos de cura procesada adentro de la ley de la semejanza, el final favorable resultó del efecto secundario, inverso, inherente al organismo, mismo cuando la droga adecuada al enfermo fue administrada en dosis ponderable. En razón de las dosiss macizas, se vuelve indispensable la duración de un período de tiempo para la disipación de la acción primaria, bioquímica, para entonces si instalar el efecto secundario o reactivo, propio del organismo y responsable por la cura. En la práctica, este efecto muchas veces se evidencia después de abandono de la droga, por ineficiencia aparente. El fenõmeno difásico, o de las acciones inversas, de grande importancia, se encuentra omiso o parcamente estudiado en los tratados de Farmacología. Ya en cuanto a acción primaria y efecto secundario en el ORGANON, solamente después de HIPÓCRATES se esperó por HAHNEMANN para discurrir sobre a acción primaria y el efecto secundario de las drogas. Según éste, toda la medicina capaz de actuar sobre la vida desarmoniza más o menos la Fuerza vital, produciendo alteraciones que se deben principalmnete al agente causal y que representan a acción primaria. La esta actuación la Fuerza vital, en la condición de actividad automática responsable por la conservación del equilibrio orgánico, desarrolla y opone resistencia - reacción o efecto secundario -, clínicamente traducida por síntomas. Durante a acción primaria el organismo y su Fuerza vital se portan de modo pasivo o receptivo, para después desarrollar estado opuesto a la actuación nociva, a través de la reacción secundaria. Eventualmente el organismo extingue las alteraciones imprimidas por el agente externo y vuelta al estado normal primigenio sin llegar a evidenciar síntomas (§§ 63, 64, ORGANON). En el perteneciente a los principios biológicos de los cuerpos químicos, Dos grandes principios rigen el comportamiento de los cuerpos químicos frente a los organismos vivos: A) ACCIÓN DOBLA E INVERSA: - excitación y autodefensa en dosiss flacas; inhibición en dosiss Fortes. B) ELECTIVIDAD: - lo tóxico revela histotropismo; - el histotropismo revela el tóxico. La excitación y la inhibición de este principio se refieren al estímulo de órgano, estando en la dependencia de la finalidad funcional de cada de ellos. Si un órgano es depressor o frenador, su excitación o estímulo resultará clínicamente en fenómeno de depresión, o inhibición. Las drogas no crean funciones pero apenas las despiertan o las modifican (CORBETT). La Ley biológica de ARNDT-SCHULTZ; En 1920, Hugo SCHULTZ, maestro de Farmacología de la Universidad de Greifswald, inspirado en las ideas de HAHNEMANN, estudió y constató que substancias tóxicas

139

influencian de manera inversa el crecimiento de levaduras, en la dependencia de la dosis fuerte o mínima, concluyendo que "toda excitación provoca sobre la célula un aumento o disminución de su función fisiológica, en la dependencia de la intensidad flaca o fuerte de la excitación" Estas comprobaciones dieron apoyo a la ley biológica fundamental de Rudolf ARNDT, maestro-de fisiología de la misma Universidad, según a cual: excitaciones flacas despiertan la actividad vital; excitaciones medias aumentan la actividad vital; excitaciones fortes deprimen la actividad vital; excitaciones descomunales anulan la actividad vital. Este enunciado explica a acción inversa de los medicamentos según a dosis, de fundamental significado en la comprensión del mecanismo de las dosiss mínimas adentro de la ley de la semejanza. En cuanto a la acción de cantidades medicamentosas crecientes, Tres tipos de resultantes pueden decorrer por la administración de concentraciones medicamentosas crecientes: 1 - a las pequeñas dosis, efecto estimulante; 2 - a las dosiss comedidas, fase estimulante menos duradera, seguida de depresión; 3- a las grandes dosiss, fase de estímulo mucho breve, seguida de depresión. En esta secuencia la droga, por deducción, sería primariamente depressora. El efecto estimulante corresponde al estadio de defensa o de reacción orgánica, distante de la fase primaria depressora. En el caso de dosis comedida ocurre corto período de estímulo correspondiente a la entrada transitoria que posibilita la sintonía reactiva e igual raciocinio se adapta a la dosis grande, cuyo período inicial de estímulo, mucho breve, o indetectável, decorre de la velocidad de saturación humoral que transpone rápidamente la entrada compatible con defensa celular. En la segunda y tercera eventualidad, despues la fase depressora debida al predominio bioquímico sobre el organismo, sobreviene la eliminación de la droga que propicia en dado momento la entrada adecuada a la respuesta orgánica de defensa, con nueva sintomatología. La Homeopatía hace uso directo y exclusivo de la entrada defensiva, despertándolo no apenas con dosiss exiguas pero a través de concentraciones mínimas o "infinitesimales" de los medicamente;Nesta terapéutica se establece conjunción del fenõmeno de la semejanza de la energetização de las dosiss mínimas y de la sensibilidad exacerbada del organismo enfermo. Y, en cuanto a acción primaria de las dosis comedidas, de un modo general, una primera dosis moderada de determinada droga suscita en el individuo sano apenas a acción primaria, que se disipa simplemente. Si nuevas dosiss son repetidas, despues una fase inicial de silencio sobreviene la fase sintomática secundaria. Esto acontece porque el organismo se vuelve marcado o sensible a la droga por las dosiss precedentes. Lo según conjunto de manifestaciones, de reacción o defensa, es opuesto aqueje de la fase primaria y se debe a la Fuerza vital. Por tanto, el efecto secundario representa reacción de la Fuerza vital contra a acción primaria de las drogas; existe en todo ser vivo y ocurre de modo automático despues a acción primaria.

140

Ya, por otro lado, en lo que se trata de la acción primaria y efecto secundario de las dosis grandes, hay de observarse que dosis grandes de droga administradas a individuos sanos producen acción primaria seguida de efecto secundario de señal opuesta. Cuando dosis maciza del medicamento es data al enfermo en el designio de aligerarlo según la ley de los contrarios, puede acontecer que la sintomatología se manifieste redoblada cuando el medicamento cesa de actuar, en una intensidad proporcional a la grandeza de la dosis administrada. Esto resulta porque a la sintomatología inicial del enfermo acresce la sintomatología de la reacción secundaria que el organismo opone a la droga y que, siendo de señal c ontraria al propio medicamento, tiene el mismo sentido de las manifestaciones iniciales de la enfermedad que se anheló aligerar. En esta circunstancia, para mantener el alivio del sufrimiento, las dosiss macizas tendrán de ser continuamente repetidas. Semejante situación es común en la colocación de tranquilizantes y antiobstipantes. La reacción secundaria no se manifestará si el organismo esté siderado por dosis maciza o tóxica del fármaco. Hay también que tomarse mucho cuidado en experimentaciones homeopáticas en cuanto al Efecto secundario indeseable del café: El hábito de tomar mucho café constituye ejemplo cotidiano de inversión de acción de una droga. La dosis usual de esta bebida es estimulante por la presencia maciza de la cafeína; cuando su eliminación alcanza determinado entrada, son accionados mecanismos orgánicos responsables por la sintomatología contraria a la fase de estímulo, principalmente somnolencia y desaliento, induciendo la nueva ingestión de cafeína para readquirir el bienestar anterior dependiente de la acción bioquímica dominante de las concentraciones humorais elevadas y que caracterizan la fase primaria. La fase secundaria ni siempre es proporcional e inmediata a la acción primaria: Inexplicable desánimo con somnolencia matinal podrá representar efecto reactivo al café ingerido en la víspera. Por tanto, en la acción primaria en la dependencia de la naturaleza de la droga, Si dosis fuerte de determinada droga tiene acción primaria excitante, su efecto secundario será depressor. Si es administrada dosis exigua de esta misma droga, suya acción primaria será inaparente, subclínica y transitoria, pero su efecto secundario continuará siendo depressor. La cafeína administrada en dosis mínima, no apenas dejará de excitar, pero podrá desarrollar efecto tranquilizante y soporífero en el individuo sensibilizado. El efecto inverso asume excepcional significado en el aprovechamiento dinámico de dosiss infinitesimales de substancias tóxicas o, por el contrario, de aquellas farmacologicamente inertes en el anudado natural. La acción primaria de las dosiss exiguas: La ocurrencia de síntomas primarios por la administración de dosiss exiguas acontece excepcionalmente en los individuos sanos quisquillosos y también en enfermos. Las dosiss exiguas suscitan reacción secundaria marcante en los organismos sensibilizados por la enfermedad, cuando entonces se establece la sintonía entre la dinámica del medicamento y la dinámica de la enfermedad. La Homeopatía, con base en la similitud sintomática, visa justamente provocar esta sintonía de las dos corrientes reactivas secundarias -- de la enfermedad y del medicamento -, cuya suma de reacciones acarrea a la cura. 141

Los efectos de las pequeñas dosiss son reactivos o secundarios, muy excepcionalmente primarios, con sentido opuesto a las grandes dosiss. Existen igualmente informes sobre efecto inverso posterior a las dosiss exiguas, en una excepción al fenómeno de ARNDTSCHULTZ. En este caso el hecho podría ser interpretado como suma patogenetica, en individuo específicamente sensibilizado. El registro de combas sinusoidais de actividad en la experimentación de sucesivas dinamizaciones de determinadas drogas, aunque excepcional, advierte sobre la necesidad de pesquisa en el sentido de descartar o confirmar eventual naturaleza cíclica de las propiedades farmacológicas. El principio de la eletividade de acción induce una droga a suscitar respuesta clara en determinados órganos o telas, dejando los demás sin influencia aparente. Ésta acción predominante localizada acontece mismo cuando la droga se encuentra distribuida en todo el organismo. A eletividade de acción se mantiene a través del proceso de reducción de las dosiss, repercutiendo clínicamente con lo empleo de las drogas en nivel imponderable. A eletividade de deposición, o Farmacopexia, hace la droga si deposita o fijar en determinados telas o órganos, aun cuando éstos no representen el sitio de actuación farmacológica preferencial. Mientras a ergotamina y a ergobasina poseen eletividade de acción y de depósito en la musculatura uterina, a Digitalis, portadora de marcada eletividade de acción sobre el miocárdio, manifiesta Farmacopexia relacionada a los músculos esqueléticos y al hígado, al nivel de los cuales no ejerce acción aparente. La inversión de acción de las drogas en laboratorio: La actividad de las dosiss mínimas interesó investigadores en las últimos dos siglos, en traUalhos que evoluirbm en etapas, más o menos imbricadas: 1 - Observación de actuación de las dosis ínfimas, simplemente. B0HARLAT (1843) estudia a acción mortífera de solución de un miligramo de azogue en 20 litros de agua, para los piscis; ROULIN (1870) influencia el crecimiento de Aspergillus niger con soluciones de cloruro de platino a 1/8 000 y de nitrato de plata a 1/16 000 000; RICHET (1905) observa la interferencia sobre fermentación táctica de solución de 1 milésimo de miligramo de formol en 1 000 litros de agua. 2 - Observación de la inversión de acción de las drogas según a dosis. JOUSSET (1902) estudia a acción del nitrato de plata en desleimiento 105° sobre el crecimiento de Aspergillus viger; NEBEL (1905) experimenta sublimado corrosivo sobre levaduras, intoxicando y desintoxicándolas con diferentes diluciones; JUNKER estudia en 1925 el estímulo e inhibición de paramécios con diferentes diluciones de atropina y cafeína; Mme KOLISKO observa desde 1923 la actuación de diluciones sobre plantas, en experiencias que se prolongaron por más de 40 años. 3 - Observación de variación de respuesta biológica en función de deconcentraciones dinamizadas. G. NETIEN, en 1932 1964, inhibe y acelera el crecimiento de plantas con cloruro desde cobalto deconcentrado hasta D 18, mientras BOIRON y Mlle. ZERVUDACKI usan con la misma finalidad el arseniato de sodio y el bicloreto de azogue, logrando acción inibidora con dinamizaciones D 8 y estimulante en D 18. Cupe a PERSON, en experiencias sobre fenómenos enzimáticos, que duraron de 1929 a 1949, llamar a atención a las curvas sinusoidais de actividad, variables conforme la substancia estudiada, a ejemplo del sublimado corrosivo que, actuando sobre el glucógeno

142

del músculo de la rana, determina curva que cubil el cero por dos veces, en D 10 y en D 20, revelándose activo en D 6 y D 15. Acción dobla e inversa de la aloxana en la eletividade histológica: La falta de confianza en las dosiss mínimas ha atrasado la Medicina tanto en el sector clínico humano como experimental, a ejemplo de las experiencias sobre el efecto diabetógeno de la aloxana en conejos, orientadas por FALLER, del Instituto de Anatomía de la Universidad de Friburgo, y que visaban encontrar a dosis mínima ideal (ponderávelj como excitante de las isletas de Langerhans, considerando el marcado histotropismo de esta droga. En las pruebas animáis fue criada aloxana en dosiss que variaron de 5 a 20 mg/kg peso, consideradas muy flacas, una vez que la toxicidade se sitúa en torno a 40 mg/kg. Los resultados decepcionaron. Las mismas experiencias fueran bien devenidas cuando retomadas por homeópatas, empleando la misma aloxana por veía intraperitoneal en la dosis de 0,5 ml de desleimiento dinamizado en C 9 (100 "), muy distante de las minidoses de FALLER. Estas experiencias demostraron a acción dobla e inversa de la aloxana, de acción electiva necrotizante sobre las isletas del pãncreas y que, e otra fase, ejercen efecto n apósito sobre las mismas estructuras, suscitando respuesta antidiábetógena. La inversión de acción como método de detoxicação específica en animales: Experiencias de WURMSER y LAPP demuestran movilización de tóxico fijado en un organismo, bajo influencia de dosiss mínimas diste mismo tóxico. En cobayos intoxicados por el arseniato de sodio, después de reducida la eliminación del tóxico a valor mínimo y estacionario, fue posible provocar crisis de eliminación, con valores 15, 38 y hasta 68 veces superiores, despues administración a los animales de dinamización C 4 del mismo arseniato de sodio. Experiencias paralelas, con resultados semejantes, fueron realizadas con bismuto, antimonio y cerilla. La inversión de las acciones en Isopatia, Homeopatía y Tautoterapia: La Isopatia y la Tautoterapia hacen uso directo del fenómeno de la inversión de las drogas, empleando como medicamento el producto patológico o el propio agente causal identificado, respectivamente, en dosiss mínimas. La H omeopatía hace uso indirecto de este fenõmeno, empleando como medicamento otra substancia capaz de las mismas alteraciones orgánicas, y no el agente causal propiamente dicho. Cuando determinado tóxico sea usado en dosiss mínimas para "neutralizar" sus propios efectos, el hecho ejemplarizará lo empleo directo del efecto inverso o de la reacción secundaria - la Tautoterapia. Cuando exista otra droga causadora de las mismas manifestaciones del tóxico, y por tanto de reacción secundaria semejante, ésta segunda droga anulará las consecuencias del tóxico desde que administrada en dosiss mínimas dinamizadas. Este procedimiento caracteriza lo empleo de la inversión de las acciones de manera cruzada o indirecta - la Homeopatía. El aprovechamiento ira analogía indireta, o de la semejanza, propia de la Homeopatía, posibilita el tratamiento de cuadros cuyo agente etiológico sea raro, desconocido o en el estrés de origen emocional. Campo de aplicación del efecto inverso:

143

Ilimitadas e impredecibles son las posibilidades terapéuticas de las propiedades inversas que adquieren las drogas según a dosis, casi todas ellas basadas en la ley de la analogía, en la cinética de las eliminaciones y en la desensibilización. La Medicina del Trabajo, el iatrogenismo, las intoxicaciones accidentales y las reacciones de hipersensibilidad son apenas algunas de las situaciones en las que la Terapéutica corriente se encuentra omisa, por no proporcionar a los enfermos los beneficios de una ley natural reconocida hace más de dos mil años. La inversión de acción como prevención: El efecto inverso de las drogas atiende a la finalidad de crear en el organismo, anticipadamente, una entrada de respuesta frente a determinado agente mórbido potencialmente prejudicial. Éste estado de alerta se establece frente a alérgenos de naturaleza química (incluso haptenos) o biológica (toxina diftérica, tuberculinas), pudiendo igualmente si establecer frente a situaciones estresantes nerviosas. En este aspecto son válidas las experiencias de TETAU, al intoxicar ratones con Thuya occidentalis cuyo principio activo, a tuiona, ofrece propiedades estupefacientes. Los animales en prueba recibieron dosiss grandes de la planta, siendo simultáneamente inducidos a reflejos condicionados. La instalación de estos reflejos, bien como su abolición, fue derechamente influenciada por la administración previa, o simultánea, de dosiss mínimas de la misma Thuya, en C 9 ó 100-9. Efecto secundario y parabiose: Significa parabiose el estado de reactividad nerviosa alterada de los sitios influenciados por los factores mórbidos. El organismo enfermo en su unidad nêurica se encuentra en estado de parabiose frente al agente medicamentoso, que actúa por estímulo de la periferia de los analisadores corticais. La inversión de respuesta al estímulo afecta el organismo globalmente, como unidad. Los efectos secundarios y reactivos estarían especialmente relacionados a la fase ultraparadoxal. En este estado los estímulos negativos darán respuesta positiva y los estímulos positivos darán respuesta negativa, en una inversión cualitativa. Este fenómeno si reviste de grande importancia para la interpretación del efecto del simillimum, con base en la reflexoterapia nêurica. El simillimum como estímulo en nivel de reacción secundaria: El simillimum adecuado va a actuar paralelamente al insuficiente esfuerzo de cura enfermo. Aunque el medicamento homeopático pueda intensificar transitoriamente sintomatología presente, por la suma de su poder farmacodinâmico al esfuerzo reactivo enfermo, la naturaleza energética del simillimum acaba por si disipar, mientras consecuencias del estímulo persisten, coaccionando el organismo a la cura.

del la del las

Zonas de actividad farmacológica: Las drogas obedecen a una escala de actuación sobre los organismos vivos, aunque algunas de ellas revelen actuación preponderante en determinada fase. H. MININ (19071984) así sintetizó la escala farmacodinâmica: 1 - En la zona LETAL, dependiente de la naturaleza de la droga, existe exclusivamente la fase primaria, irreversible, de las grandes dosiss.

144

2 - En la zona TÓXICA o de VENENO, donde lesiones graves pueden persistir, predomina la fase primaria de las grandes dosiss, pudiendo sobrevenir la fase secundaria en el decurso del restablecimiento del individuo. 3 - En la zona FARMACODINAMICA o EXPERIMENTAL importa tanto la fase primaria como la fase secundaria, interesando las perturbaciones transitorias y las afinidades electivas. Esta zona sirve de base para la experimentación en el hombre son. 4 - En la zona MACROTERÁPICA, MACRODINÃMICA o ALOPÁTICA se muestra útil la fase primaria de las grandes dosiss, con empleo de masas ponderables de drogas según el principio terapéutico de los contrarios. Eventualmente se manifiesta la fase secundaria perturbando o anulando el efecto primario deseado y obligando a lo mantenimiento de las dosiss. 5 – La zona NEUTRA, sin acción primaria ni efecto secundario, abarca alimentos, agentes plásticos y energéticos. 6 - Zona MICROTERAPICA, MICRODINÃMICA, OLIGODINÃMICA u HOMEOPÁTICA, utiliza el efecto secundario de las dosiss mínimas o infinitesimales. Algunas drogas excepcionalmente suscitan acción primaria en dosiss reducidas, de modo transitorio. 7 - En la zona INACTIVA deja de ser percibida cualquier actividad de la droga. Efecto secundario y respuesta inmune secundaria: La correlación entre el efecto secundario suscitado por las dosiss mínimas de las drogas y la respuesta inmune secundaria justifica una hipótesis que, se confirmada, decidiría la integración definitiva de la Homeopatía adentro de la Imunopatologia. Todo indica que la dosis mínima actúa por semejanza con relación a un agente inicial responsable por la respuesta inmune primaria, produciéndose reverberación del estímulo en los órganos y telas específicamente sensibilizadas. El posicionamiento de un individuo en las múltiplas variantes de una patología, bien como sus posibilidades evolutivas, son aún impredecibles e imposibles de ser identificadas adentro de los conocimientos clínicos actuales, no permitiendo adecuar a dinamización exacta para cada enfermo a fin de lograr una justa respuesta secundaria. Mientras la respuesta secundaria de naturaleza inmune 'es específica con relación al agente desencadeante inicial e inespecífica con relación al enfermo, la respuesta secundaria despertada por el simillimum es inespecífica con relación al agente desencadeante inicial, pero específica con relación al enfermo. Mientras, ambas las respuestas son inmediatas, de grande amplitud y sin relación con la cantidad de la dosis desencadeante. Interferencia entre drogas análogas: Las drogas dotadas de acción selectiva y específica actúan en dosis diminuta, habiendo correlación clara entre la estructura química y la actividad biológica. Diferentes drogas con la misma acción específica presentan estructuras análogas pero, igualmente y con frecuencia, estas drogas son antagonizadas por otras de estructura química semejante, hecho explicado por la interacción de sus moléculas con sitios específicos de componentes macromoleculares de las telas. Sin embargo, si las drogas no crean funciones, ¿pero apenas las despiertan y las modifican, por qué no admitir el fenómeno en nivel dinámico de información, independiente de la presencia bioquímica maciza?

145

Siendo sintomatología la expresión clínica de estos fenómenos desencadenados en nivel celular, se vuelve lógico admitir la interferencia de drogas dotadas de poder farmacodinãmico bien conocido y probado por la experimentación en el hombre son, utilizándolas en cuadros mórbidos de sintomatología coincidente. Efecto rebote: La expresión "efecto rebote", usada para designar efectos contrarios de aquellos deseados durante lo empleo de un medicamento, se volvió común con el advenimiento de los corticóides. En verdad, nada más representa que la reacción secundaria a una substancia. Un hipnótico de vida corta tendrá actuación inmediata, por mecanismo químico, con apenas algunas horas de duración. A la proporción que el enfermo exige nuevas dosiss del fármaco, se vuelve claro el efecto rebote, o sea, se instala un cuadro inverso a la acción hipnótica, intensificándose el insomnio cuerno resultado de aquella anterior sumada a un segundo insomnio debido al efecto secundario del medicamento. Si la droga criada tiene vida media larga - de 50 a 60 horas -, con excreción lenta, no producirá el efecto rebote debido a su presencia continuada en la circulación. Admitiéndose que la eliminación se procesa y que existen en el organismo células emitiendo respuesta secundaria defensiva, en función de los radicales separados que impresionan estructuras activadas, esta respuesta estará encubierta por la superposición y añadidura continuada de la droga que mantiene a acción primaria deseada y suficiente para proporcionar alivio al enfermo. Selectividad de receptores de superficie: Drogas como la dopamina y los neurolépticos fenotiazínicos disponen de dos receptores diferentes, siendo apenas de ellos responsable de manifestaciones indeseables. Estudios de Farmacocinética consiguieron identificar las drogas en función de la eletividade específica, adaptándolas a las conveniencias clínicas. Basta aclarar si esta selectividad de receptores contesta exclusivamente a dosiss ponderables. A butiferona, por ejemplo, posee selectividad por los receptores DE LA-2, provocando efectos extrapiramidais y aligerando síntomas esquizofrénicos. Otros receptores DE LA-1 tienen efectos indeseables, como la discinesia tardía, que puede ser simplemente evitada por el uso simultãneo de drogas con selectividad al receptor DE LA-1. Si este mecanismo pudiese ser adaptado a la información carreada por el simillimum, y con base en los fenõmenos clínicos que siguen a su administración, sería admissível la hipótesis del estímulo semejante, energético, actuar de forma paralela o por superposición sobre los receptores de superficie, en un organismo que se encuentra en actitud de respuesta, sin embargo, insuficiente.

146

La Tesis: Mi tesis depende de analizarse que desde las zonas de la actividad farmacológica 1,2,3,4 6 ( Minin, Helena) ocurren una serie de eventos muy importantes, y que n ecesitan ser bien definidos, como la acción secundaria de las grandes dosis en las fases 2,3,e 4 poder provocar la anulación del efecto primario deseado, y en contrapartida a acción secundaria en la zona 6 tiene efectos diferentes, sea por poseer masas inconsideráveis y dosis imponderables, sea por impedir que el exceso de dosis, desde la fase secundaria provoque los siguientes efectos: • Efecto de rebote; • Acción dobla e inversa de inhibición en dosis Fortes; • Excitaciones fortes / extremadas pueden deprimir / anular la actividad vital; • Depresión por cantidades medicamentosas crecientes; Esta anulación parcial/total del efecto primario durante la fase secundaria, y a práticamente inexistente fase primaria en la zona 6 (zona homeopática), deja bien claro que hay un límite obvio entre todas las zonas, pero principalmente entre las zonas 4 6, que es el límite terapéutico entre la homeopatía y a fitoterapia, donde el fito-homeópata debe tomar todas las atenciones necesarios para evitar cometer cualquiera forma de equívoco en el atinente a evitar que: • una dosis excesiva provoque el surgimiento de una acción secundaria que anule el efecto primario o • una dosis insuficiente no provoque a acción primaria y desarrolle una secundaria indeseable. Por tanto la esencia de mi tesis es que el fenómeno de inversión de acciones de la misma substancia (isoterapia y tautoterapia) o lo principio del similia simillimus curentur de manifestaciones idénticas sin embargo provocadas por substancias diferentes (homeopatía) ocurre debido a la no sensibilización del organismo en la fase primaria.

147

4. MATERIALES Y MÉTODOS Los materiales utilizados fueron el ser humano saludable y cobayos de laboratorio (estas últimas para tests de las dosis tóxicas o letales para humanos), y muestras de lycopodium en formato tintura fitoterápico y formato homeopático, para atender la propuesta de esta tesis, que busca determinar cual es el punto en el que ocurre el fenómeno de la acción secundaria sin a acción primaria del medicamento, conforme tabla 3. Los métodos utilizados fueron a administración de las dosis y la rigurosa colecta de señales y síntomas en los voluntarios humanos y cobayos animáis utilizados en el experimento, en los siguientes esquemas: Voluntarios humanos El principal designio obvio de utilizarse voluntarios humanos fue la pesquisa de 2 zonas de actividad farmacológica, descritas en las tablas abajo, que son la zona 4 (macroterápica, macrodinâmica, alopática o fitoterápica), y la zona 6 (microterápica, microdinâmica, oligodinâmica u homeopática). Fueron utilizados 25 voluntarios humanos, 13 del sexo femenino y 12 del sexo masculino, con edades que variaban de 16 a 35 años de edad ( de los menores de 18 años fue concedida autorización por los responsables) no usuarios de bebidas alcohólicas, no fumadores y no usuarios de café, qué, se diga de paso, no fue nada fácil, pues estos vicios por sí solo tornarían todo mi trabajo inútil, debido el fenómeno de anulación o interferencia química; también es verdad que no pude acompañar se tenían o no alguno de los 3 vicios arriba, me basé apenas en relatos de conocidos y de la declaración de los propios voluntarios. Se inició inicialmente la administración de dosis fitoterápicas, para cerca de 60 días despues empezar la administración de dosis homeopáticas, esto para evitar el efecto de sobre posición del efecto primario principal de las grandes dosis (fitoterapia) sobre el secundario principal de las pequeñas dosis (homeopatía) (Kent, J. T.). Todo el voluntarios reberam durante un período de 15 días dosis repetidas de Lycopodium Clavatum en las siguientes diluciones, fitoterápicas, inicialmente, y homeopáticas, con 3 diluciones/dinamizaciones diferenciadas, luego enseguida: Dosis parcialmente diluida o pesquisa de la zona de actividad farmacológica 4 – zona macroterápica, macrodinâmica, alopática (fitoterápica) Dosis Tiempo de administración Sumo D3 3 dias Sumo D4 3 dias Sumo D5 3 dias Dosis diluida y dinamizada o pesquisa de la zona de actividad farmacológica 6 – zona microterápica, microdinâmica, oligodinâmica y homeopática Dosis Tiempo de administración Glóbulos CH6 15 dias Glóbulos CH12 15 dias Glóbulos CH30 15 dias

148

Cobayos animales El principal designio obvio de utizarse animales fue la pesquisa de 3 zonas de actividad farmacológica, descritas en las tablas abajo, que son la zona 1 (letal), zona 2 (tóxica), y la zona 3 Farmacodinâmica o experimental). Fueron utilizadas dos especies, la primera el Mus musculus (ratoncito) y la segunda el Rattus rattus (ratón común), ambos albinos de laboratorio, siendo 18 ejemplares de la primera especie (9 machos y 9 féminas) y 18 de la segunda especie (9 machos y 9 féminas); todos con 90 dias de edad; en el caso de la segunda especie ocurrió que dos cobayos de las 18 que adquirí de la segunda especie murieron antes de ser administrada la substancia, y como no conseguí más ejemplares de misma edad, resolví adquirir 2 ejemplares de 100 dias de edad, proseguir el experimento; ya de la primera especie no acontecieron muertes antes del inicio del experimento. Para el primer tercio de cada grupo de especie animal experimental, equitativamente distribuido entre machos y féminas, fue administrada la dosis pura para testarse la letalidade del medicamento en su formato puro; para lo según tercio de cada grupo de especie animal experimental fueron administradas diluciones no homeopáticos (sin dinamizaciones), para que observemos a acción de las dosis tóxicas o de veneno, y para el último tercio de cada grupo de especie animal experimental se administró dosis diluidas para investigarse la actividad farmacodinâmica o experimental. Dosis pura o pesquisa de la zona de actividad farmacológica 1 – zona letal Dosis Tiempo de Administración Tintura madre 100% 1 dia Tintura madre 50% 1 dia Tintura madre 25% 1 dia Dosis parcialmente diluida o pesquisa de la zona de actividad farmacológica 2 – zona tóxica o de veneno Dosis Tiempo de Administración Tintura diluida 1/5 ó 20% de la tintura madre 1 dia Tintura diluida 1/10 ó 10% de la tintura madre 1 dia Tintura diluida 1/20 ó 5% de la tintura madre 1 dia Dosis parcialmente diluida o pesquisa de la zona de actividad farmacológica 3 – zona farmacodinâmica o experimental Dosis Tiempo de Administración Tintura diluida 1/50 ó 2% de la tintura madre 1 dia Tintura diluida 1/100 ó 1% de la tintura madre 1 dia Tintura diluida 1/200 ó 0,5% de la tintura madre 1 dia Fue observada como dosis inicial para dilución y consecuente inicio de la pesquisa de la acción de la droga, el límite tóxico minimo previsto en literatura, en especial el trabajo realizado por la Comisión Científica de la Asociación de Boticarios Homeópatas del Estado de Rio de Janeiro – AFHERJ, sobre medicamentos tóxicos en bajas potencias y de incompatibilidades medicamentosas entre tinturas-madre, que de manera bien clara

149

demuestra que el Lycopodium clavatum no se encuentra entre el grupo de plantas tóxicas en bajas potencias. Esta comisión se basó en las listagens de 6 fuentes bibliográficas ( FWS - Homeopathische Arzmeibuch - ed.1953, Compendium Homéopathique - ed.1983 Códex Francés, Nilo El Cairo Boericke,Bruckner de Basilé) con la potencia mínima aconsejada por cada una de estas fuentes, para prescripción y avío. Pero hay relatos de toxicidade fitoterápica, y por tanto debe ser administrado por veía oral con precaución.

150

5. RESULTADOS Y DISCUSIÓN 5.1 COBAYOS ANIMALES 5.1.1 ZONA DE ACTIVIDAD FARMACOLÓGICA 1 En la pesquisa de la zona de actividad farmacológica 1, o zona letal, todos los animales del primer tercio de la primera especie (Mus musculus) y todos del primer tercio de la segunda especie (Rattus rattus), sobrevivieron y desarrollaron varias señales y síntomas que obedecieron la siguiente cronología: Cronología del surgimiento de señales y síntomas de los Mus musculus – tintura madre pura (100%)
Numero del ejemplar sexo Edad (dias) empiezo de los síntomas Síntoma inicial despues de la dosis
diarrea cólicas vómitos cólicas diarrea vómitos

Mm000-001 Mm000-002 Mm000-003 Mm000-004 Mm000-005 Mm000-006

M F M F M F

91 dias 05:15 92 dias 05:25 91 dias 04:13 91 dias 03:27 90 dias 07:03 90 dias 03:45

Cronología del surgimiento de señales y síntomas de los Rattus rattus – tintura madre pura (100%)
Numero del ejemplar sexo Edad (dias) empiezo de los síntomas Síntoma inicial despues de la dosis
cólicas cólicas vómitos cólicas vómitos cólicas

Rr000-001 Rr000-002 Rr000-003 Rr000-004 Rr000-005 Rr000-006

M F M F M F

91 dias 04:31 92 dias 06:43 90 dias 05:43 91 dias 03:16 92 dias 03:42 90 dias 06:41

151

Cronología del surgimiento de señales y síntomas de los Mus musculus – tintura madre diluida (50%)
Numero del ejemplar sexo Edad (dias) empiezo de los síntomas Síntoma inicial despues de la dosis
Diuresis elevada cólicas diarrea Diuresis elevada diarrea diarrea

Mm000-001 Mm000-002 Mm000-003 Mm000-004 Mm000-005 Mm000-006

M F M F M F

91 dias 06:12 92 dias 06:11 91 dias 05:59 91 dias 05:47 90 dias 06:05 90 dias 05:48

Cronología del surgimiento de señales y síntomas de los Rattus rattus – tintura madre diluida (50%)
Numero del ejemplar sexo Edad (dias) empiezo de los síntomas Síntoma inicial despues de la dosis
Diuresis elevada diarrea Diuresis elevada diarrea vómitos cólicas

Rr000-001 Rr000-002 Rr000-003 Rr000-004 Rr000-005 Rr000-006

M F M F M F

91 dias 06:34 92 dias 07:33 90 dias 06:53 91 dias 06:29 92 dias 07:22 90 dias 07:44

152

Cronología del surgimiento de señales y síntomas de los Mus musculus – tintura madre diluida (25%)
Numero del ejemplar sexo Edad (dias) empiezo de los síntomas Síntoma inicial despues de la dosis
Diuresis elevada Diuresis elevada diarrea Diuresis elevada cólicas diarrea

Mm000-001 Mm000-002 Mm000-003 Mm000-004 Mm000-005 Mm000-006

M F M F M F

91 dias 08:42 92 dias 07:31 91 dias 08:59 91 dias 08:45 90 dias 09:05 90 dias 08:48

Cronología del surgimiento de señales y síntomas de los Rattus rattus – tintura madre diluida (25%)
Numero del ejemplar sexo Edad (dias) empiezo de los síntomas Síntoma inicial despues de la dosis
Diuresis elevada Diuresis elevada Diuresis elevada diarrea Diuresis elevada cólicas

Rr000-001 Rr000-002 Rr000-003 Rr000-004 Rr000-005 Rr000-006

M F M F M F

91 dias 09:54 92 dias 08:51 90 dias 08:58 91 dias 09:47 92 dias 09:45 90 dias 10:04

Se puede observar que en esta zona farmacológica 1 ( o zona letal), no ocurrieron muerte de los cobayos, solamente señales y síntomas de intoxicación como cólicas, vómitos, diarrea, inicialmente, aumentados de diuresis elevada con los consecuentes diluciones del 100% hasta 25% de la tintura madre original; esto demuestra bien claramente que e estos n diluciones y con la tintura madre pura ocurren solamente sintomatologías compatibles con efectos secundarios, y que para los ejemplares de Mus musculus y Rattus rattus no fue posible a letalidade solamente con la tintura madre pura, lo que muestra que la zona letal solo sería posible de lograrse si probablemente fuese hecho un concentrado con la tintura madre, aumentando el porcentaje de componentes, esencialmente aceites, glicerídeos de ácidos licopodéicos, fitosterois, glúcides, ácidos orgánicos, ácido caféico, resina y

153

esporonina; por tanto, esta pesquisa de la zona letal mostró que para estas especies experimentales muy comunes de laboratorio ocurrieron efectos tóxicos, sin embargo no letales, qué de cierto modo validó el experimento, realizado durante 1 día como programado en el capítulo anterior. Aún aquí persisten los síntomas típicos de la fase primaria o de las grandes dosis, síntomas esencialmente orgánicos y compatibles, conforme la tabla 1, con los efectos principales del Lycopodium clavatum, esto es, fenómenos gastrointestinales y también fenómenos genitourinários.

154

5.1.2 ZONA DE ACTIVIDAD FARMACOLÓGICA 2 En la pesquisa de la zona de actividad farmacológica 2, o zona tóxica o de veneno, todos los animales de lo según tercio de la primera especie (Mus Musculus) y todos de lo según tercio de la segunda especie (Rattus rattus), desarrollaron una serie de señales y síntomas que obedeció la siguiente cronología: Cronología del surgimiento de señales y síntomas en el según tercio de los Mus musculus – tintura madre diluida (20%)
Numero del ejemplar sexo Edad (dias) empiezo de los síntomas Síntoma inicial despues de la dosis
cólicas diarrea cólicas Diuresis elevada Diuresis elevada diarrea

Mm000-007 Mm000-008 Mm000-009 Mm000-010 Mm000-011 Mm000-012

M F M F M F

91 dias 08:59 93 dias 08:34 92 dias 09:48 90 dias 09:25 91 dias 10:01 91 dias 09:56

Cronología del surgimiento de señales y síntomas en el según tercio de los Rattus rattus – tintura madre diluida (20%)
Numero del ejemplar sexo Edad (dias) empiezo de los síntomas Síntoma inicial despues de la dosis
Diuresis elevada Diuresis elevada Diuresis elevada diarrea Diuresis elevada cólicas

Rr000-007 Rr000-008 Rr000-009 Rr000-010 Rr000-011 Rr000-012

M F M F M F

91 dias 10:27 90 dias 09:55 92 dias 09:51 91 dias 10:34 91 dias 10:55 90 dias 10:54

155

Cronología del surgimiento de señales y síntomas en el según tercio de los Mus musculus – tintura madre diluida (10%)
Numero del ejemplar sexo Edad (dias) empiezo de los síntomas Síntoma inicial despues de la dosis
Diuresis elevada cólicas Diuresis elevada Diuresis elevada Diuresis elevada cólicas

Mm000-007 Mm000-008 Mm000-009 Mm000-010 Mm000-011 Mm000-012

M F M F M F

91 dias 11:09 93 dias 12:34 92 dias 12:04 90 dias 11:17 91 dias 12:07 91 dias 11:45

Cronología del surgimiento de señales y síntomas en el según tercio de los Rattus rattus – tintura madre diluida (10%)
Numero del ejemplar sexo Edad (dias) empiezo de los síntomas Síntoma inicial despues de la dosis
Diuresis elevada Diuresis elevada Diuresis elevada cólicas Diuresis elevada Diuresis elevada

Rr000-007 Rr000-008 Rr000-009 Rr000-010 Rr000-011 Rr000-012

M F M F M F

91 dias 10:27 90 dias 09:55 92 dias 09:51 91 dias 10:34 91 dias 10:55 90 dias 10:54

156

Cronología del surgimiento de señales y síntomas en el según tercio de los Mus musculus – tintura madre diluida (5%)
Numero del ejemplar sexo Edad (dias) empiezo de los síntomas Síntoma inicial despues de la dosis
Diuresis elevada Diuresis elevada Diuresis elevada Orina enrojecida Orina enrojecida Diuresis elevada

Mm000-007 Mm000-008 Mm000-009 Mm000-010 Mm000-011 Mm000-012

M F M F M F

91 dias 14:25 93 dias 15:31 92 dias 13:54 90 dias 14:27 91 dias 13:27 91 dias 14:32

Cronología del surgimiento de señales y síntomas en el según tercio de los Rattus rattus – tintura madre diluida (5%)
Numero del ejemplar sexo Edad (dias) empiezo de los síntomas Síntoma inicial despues de la dosis
Diuresis elevada Orina enrojecida Orina enrojecida Diuresis elevada Diuresis elevada Orina enrojecida

Rr000-007 Rr000-008 Rr000-009 Rr000-010 Rr000-011 Rr000-012

M F M F M F

91 dias 13:47 90 dias 14:26 92 dias 12:33 91 dias 12:30 91 dias 11:58 90 dias 13:04

Se observó en esta zona de actividad farmacológica 2, o zona tóxica o de veneno, un ablandamiento de la sintomatología encontrada en la zona 1, que como visto anteriormente se demostró no ser letal pues no ocurrieron muertes de los cobayos ni inmediatamente y muy menos tardíamente, con una mayor demora en el inicio de la sintomatología; y esto todo es compatible con el inicio de diluciones todavía no homeopáticos que, del punto de vista terapéutico, empiezan a demostrar el surgimiento de una fase secundaria, pero sin la persistencia de las lesiones más graves. Aún aquí persisten los síntomas típicos de la fase primaria o de las grandes dosis, síntomas esencialmente orgánicos y compatibles, conforme la tabla 1, con los efectos principales del

157

Lycopodium clavatum, esto es, fenómenos gastrointestinales y también fenómenos genitourinários.

158

5.1.3 ZONA DE ACTIVIDAD FARMACOLÓGICA 3 En la pesquisa de la zona de actividad farmacológica 3, o zona farmacodinâmica o experimental, todos los animales del tercero y último tercio de la primera especie (Mus Musculus) y , todos los animales del tercero y último tercio de la segunda especie (Rattus rattus), desarrollaron una serie de señales y síntomas que obedeció la siguiente cronología: Cronología del surgimiento de señales y síntomas en el tercer tercio de los Mus musculus – tintura madre diluida (2%)
Numero del ejemplar sexo Edad (dias) empiezo de los síntomas Síntoma inicial despues de la dosis
Diuresis elevada Orina enrojecida Diuresis elevada Orina enrojecida Orina enrojecida Diuresis elevada

Mm000-013 Mm000-014 Mm000-015 Mm000-016 Mm000-017 Mm000-018

M F M F M F

92 dias 15:11 90 dias 16:45 92 dias 15:45 90 dias 17:12 93 dias 16:35 91 dias 17:22

Cronología del surgimiento de señales y síntomas en el tercer tercio de los Rattus rattus – tintura madre diluida (2%)
Numero del ejemplar sexo Edad (dias) empiezo de los síntomas despues de la dosis
Orina enrojecida Orina enrojecida Orina enrojecida Diuresis elevada Diuresis elevada Orina enrojecida

Síntoma inicial

Rr000-013 Rr000-014 Rr000-015 Rr000-016 Rr000-017 Rr000-018

M F M F M F

93 dias 94 dias 90 dias 90 dias 102 dias 101 dias

15:18 16:13 14:53 14:38 13:45 14:24

159

Cronología del surgimiento de señales y síntomas en el tercer tercio de los Mus musculus – tintura madre diluida (1%)
Numero del ejemplar sexo Edad (dias) empiezo de los síntomas Síntoma inicial despues de la dosis
Orina enrojecida Orina enrojecida Orina enrojecida Orina enrojecida Orina enrojecida Diuresis elevada

Mm000-013 Mm000-014 Mm000-015 Mm000-016 Mm000-017 Mm000-018

M F M F M F

92 dias 18:24 90 dias 17:58 92 dias 18:43 90 dias 19:11 93 dias 18:23 91 dias 19:11

Cronología del surgimiento de señales y síntomas en el tercer tercio de los Rattus rattus – tintura madre diluida (1%)
Numero del ejemplar sexo Edad (dias) empiezo de los síntomas despues de la dosis
Orina enrojecida Orina enrojecida Orina enrojecida Orina enrojecida Orina enrojecida Orina enrojecida

Síntoma inicial

Rr000-013 Rr000-014 Rr000-015 Rr000-016 Rr000-017 Rr000-018

M F M F M F

93 dias 94 dias 90 dias 90 dias 102 dias 101 dias

17:45 19:09 18:26 19:46 20:01 19:39

160

Cronología del surgimiento de señales y síntomas en el tercer tercio de los Mus musculus – tintura madre diluida (0,5 %)
Numero del ejemplar sexo Edad (dias) empiezo de los síntomas Síntoma inicial despues de la dosis
Orina enrojecida Orina enrojecida Orina enrojecida Orina enrojecida Orina enrojecida Orina enrojecida

Mm000-013 Mm000-014 Mm000-015 Mm000-016 Mm000-017 Mm000-018

M F M F M F

92 dias 23:45 90 dias 24:09 92 dias 23:54 90 dias 22:58 93 dias 23:34 91 dias 24:46

Cronología del surgimiento de señales y síntomas en el tercer tercio de los Rattus rattus – tintura madre diluida (0,5%)
Numero del ejemplar sexo Edad (dias) empiezo de los síntomas despues de la dosis
Orina enrojecida Orina enrojecida Orina enrojecida Orina enrojecida Orina enrojecida Orina enrojecida

Síntoma inicial

Rr000-013 Rr000-014 Rr000-015 Rr000-016 Rr000-017 Rr000-018

M F M F M F

93 dias 94 dias 90 dias 90 dias 102 dias 101 dias

24:21 23:56 23:45 25:02 23:46 24:47

En esta zona farmacológica 3 (farmacodinâmica o experimental), se puede verificar un ablandamiento mayor aún de los síntomas, así como el inicio de los propios, caracterizando una fase primaria importante, y arriba de todo se puede verificar ya dela última dilución el inicio de síntomas devotados más para la área genitourinária, mientras en las diluciones iniciales esta sintomatología estaba dividida entre fenómenos gastrointestinales y fenomenos genitourinários.

161

A ejemplo de los 2 experimentos anteriores, realizados respectivamente en las zonas de actividad farmacológica 1 2, la experimentación duró apenas 1 día como programado en el capítulo anterior, y por tanto no fue observada la fase secundaria.

162

5.2 VOLUNTARIOS HUMANOS 5.2.1 ZONA DE ACTIVIDAD FARMACOLÓGICA 4 En la pesquisa de la zona de actividad farmacológica 4, o zona macroterápica, macrodinâmica, alopática o fitoterápica, todos los voluntarios humanos desarrollaron una serie de señales y síntomas que obedeció la siguiente cronología, con lo sumo D3 (tintura madre diluida 10 veces, sin sucusión o dinamización, por 3 veces consecutivas), seguido por el D4 y D5, y se tomó el cuidado de no administrar a menores de 16 años y mujeres embarazadas, por ser una contraindicación típica de este medicamento (vide tabla 1) :

163

Cronología del surgimiento de señales y síntomas en los voluntarios humanos – Sumo D3
Numero del sexo voluntário Edad (años) empiezo de los síntomas despues de la dosis Síntoma inicial

Hs000-001 Hs000-002 Hs000-003 Hs000-004 Hs000-005 Hs000-006 Hs000-007 Hs000-008 Hs000-009 Hs000-010 Hs000-011 Hs000-012 Hs000-013 Hs000-014 Hs000-015 Hs000-016 Hs000-017 Hs000-018 Hs000-019 Hs000-020 Hs000-021 Hs000-022 Hs000-023 Hs000-024 Hs000-025

M M F F M F F M M F F M M F M M F F F M F F M F M

17 25 34 31 23 26 34 16 27 29 35 30 20 18 17 21 27 35 32 28 29 30 31 34 26

05:35 05:45 06:02 07:34 06:12 05:57 07:02 06:43 06:28 06:13 05:59 06:23 05:47 06:24 06:17 06:38 07:01 07:13 05:37 06:34 06:23 06:15 06:02 06:21 05:54

Diuresis elevada Diarrea Cólicas Vómitos Diuresis elevada Cólicas Diuresis elevada Diuresis elevada Diarrea Diuresis elevada Cólicas Vómitos Diuresis elevada Cólicas Diuresis elevada Vómitos Diarrea Diuresis elevada Diuresis elevada Vómitos Diuresis elevada Diuresis elevada Cólicas Diarrea Diuresis elevada

164

Cronología del surgimiento de señales y síntomas en los voluntarios humanos –Sumo D4
Numero del voluntário sexo Edad (años) empiezo de los síntomas despues de la dosis Síntoma inicial

Hs000-001 Hs000-002 Hs000-003 Hs000-004 Hs000-005 Hs000-006 Hs000-007 Hs000-008 Hs000-009 Hs000-010 Hs000-011 Hs000-012 Hs000-013 Hs000-014 Hs000-015 Hs000-016 Hs000-017 Hs000-018 Hs000-019 Hs000-020 Hs000-021 Hs000-022 Hs000-023 Hs000-024 Hs000-025

M M F F M F F M M F F M M F M M F F F M F F M F M

17 25 34 31 23 26 34 16 27 29 35 30 20 18 17 21 27 35 32 28 29 30 31 34 26

07:58 07:51 08:01 08:45 09:12 08:55 09:51 08:48 09:37 09:58 08:57 09:43 10:12 10:23 09:27 08:31 09:58 10:13 09:35 10:34 10:13 09:45 09:32 10:41 09:54

Diuresis elevada Cólicas Diuresis elevada Cólicas Diuresis elevada Cólicas Diuresis elevada Diuresis elevada Diarrea Diuresis elevada Cólicas Vómitos Diuresis elevada Cólicas Diuresis elevada Vómitos Cólicas Diuresis elevada Diuresis elevada Cólicas Diuresis elevada Diuresis elevada Diuresis elevada Cólicas Diuresis elevada

165

Cronología del surgimiento de señales y síntomas en los voluntarios humanos – Sumo D5
Numero del voluntário sexo Edad (años) empiezo de los síntomas despues de la dosis Síntoma inicial

Hs000-001 Hs000-002 Hs000-003 Hs000-004 Hs000-005 Hs000-006 Hs000-007 Hs000-008 Hs000-009 Hs000-010 Hs000-011 Hs000-012 Hs000-013 Hs000-014 Hs000-015 Hs000-016 Hs000-017 Hs000-018 Hs000-019 Hs000-020 Hs000-021 Hs000-022 Hs000-023 Hs000-024 Hs000-025

M M F F M F F M M F F M M F M M F F F M F F M F M

17 25 34 31 23 26 34 16 27 29 35 30 20 18 17 21 27 35 32 28 29 30 31 34 26

11:01 12:34 13:51 10:52 11:43 12:53 11:56 13:41 10:58 12:18 13:50 11:45 11:32 12:43 11:24 12:30 13:18 14:13 13:32 13:44 12:33 12:25 11:52 13:48 14:14

Diuresis elevada Diuresis elevada Diuresis elevada Cólicas Diuresis elevada Cólicas Diuresis elevada Diuresis elevada Diuresis elevada Diuresis elevada Diuresis elevada Cólicas Diuresis elevada Cólicas Diuresis elevada Cólicas Diuresis elevada Diuresis elevada Diuresis elevada Diuresis elevada Diuresis elevada Diuresis elevada Diuresis elevada Diuresis elevada Diuresis elevada

166

Durante la administración de las 3 dilçuciones previstas para el estudio de la zona de actividad farmacológica 4, de esta vez sucesivamente para el mismo grupo de voluntarios, fue posible observar el fenómeno de ablandamiento de los síntomas desde la dilución D3 hasta a D5; A pesar de de esta administración haber durado cerca de 15 días para cada voluntario, en el siguiente esquema: 5 días D3, 5 días D4 y 5 días D5, quizá debido el hecho de han ocurrido una serie de dosis repetidas, en tan corto intervalo de tiempo, no fue posible tener una idea mejor de cual fue el límite exacto del inicio del cambio de fase primaria para la fase secundaria, hasta por qué la literatura no define bien, esto, y quizá tengan que ser realizados muchos estudios futuros para determinar mejor este límite, en sinteses, estudios muy demorados, de varios y varios años.

167

5.2.2 ZONA DE ATIVIDADE FARMACOLÓGICA 6 En la pesquisa de la zona de actividad farmacológica 6, o zona microterápica, microdinâmica, oligodinâmica u homeopática, la mayoría los voluntarios humanos desarrollaron una serie de señales y síntomas que obedeció la siguiente cronología, utilizando las diluciones CH (Centesimales Hahnnemanianas) 6, 12 30; En cuanto a los que no presentaron sintomatolgia con la dosis inicial, muchos factores deben ser llevados en consideración, como: • Uso oculto de alcohol, café u otro estimulante; • Posología incorrecta; • No respeto al ayuno antes y despues las tomas;

168

Cronología del surgimiento de señales y síntomas en los voluntarios humanos – Dilución CH6 Numero del voluntário Hs000-001 Hs000-002 Hs000-003 Hs000-004 Hs000-005 Hs000-006 sexo M M F F M F Edad (años) 17 25 34 31 23 26 empiezo de los síntomas Síntoma inicial despues de la dosis 1 dia 2 dias 1 dia 3 dias 2 dias 1 dia Deseo por dulces
cefalea a la derecha

Cabellos blancos Orina enrojecida incapacidad sexual Apetito voraz que cesa al comer

Hs000-007 Hs000-008 Hs000-009

F M M

34 16 27

1 dia 2 dias 2 dias

Un pie caliente y otro frío Orina enrojecida Sudor fétido en el pie

Hs000-010 Hs000-011 Hs000-012 Hs000-013 Hs000-014 Hs000-015 Hs000-016

F F M M F M M

29 35 30 20 18 17 21

1 dia 1 dia 2 dias 2 dias 1 dia 2 dias 3 dias

Flato vaginal Manchas marrones Deseo por dulces flatulencia Enuresis noturna Deseo por dulces Sinusitis a la derecha

Hs000-017 Hs000-018 Hs000-019 Hs000-020 Hs000-021 Hs000-022 Hs000-023 Hs000-024 Hs000-025

F F F M F F M F M

27 35 32 28 29 30 31 34 26

1 dia 4 dias 3 dias 3 dias 2 dias 2 dias 1 dia 1 dia 3 dias

flatulencia Orina enrojecida Cabellos blancos flatulencia Enuresis noturna Deseo por dulces Orina enrojecida flatulencia Orina enrojecida

169

Cronología del surgimiento de señales y síntomas en los voluntarios humanos – Dilución CH12 Numero del voluntário Hs000-001 Hs000-002 Hs000-003 Hs000-004 Hs000-005 Hs000-006 Hs000-007 Hs000-008 Hs000-009 Hs000-010 Hs000-011 Hs000-012 Hs000-013 Hs000-014 Hs000-015 Hs000-016 Hs000-017 Hs000-018 Hs000-019 Hs000-020 Hs000-021 Hs000-022 Hs000-023 Hs000-024 Hs000-025 sexo M M F F M F F M M F F M M F M M F F F M F F M F M Edad (años) 17 25 34 31 23 26 34 16 27 29 35 30 20 18 17 21 27 35 32 28 29 30 31 34 26 empiezo de los síntomas Síntoma inicial despues de la dosis 3 dias 5 dias 3 dias 5 dias 6 dias 4 dias 5 dias 7 dias 8 dias 4 dias 3 dias 6 dias 5 dias 6 dias 5 dias 4 dias 6 dias 7 dias 8 dias 5 dias 6 dias 5 dias 8 dias 7 dias 6 dias Orina enrojecida
cefalea a la derecha cefalea a la derecha

Orina enrojecida incapacidad sexual incapacidad sexual Orina enrojecida Cambio de palabras Orina enrojecida Llora cuando agradecen Orina enrojecida Deseo por dulces flatulencia Enuresis noturna Enuresis noturna Miedo de público Falta de confianza Orina enrojecida Enuresis noturna flatulencia Enuresis noturna Deseo por dulces Enuresis noturna flatulencia Orina enrojecida

170

Cronología del surgimiento de señales y síntomas en los voluntarios humanos – Dilución CH30 Numero del voluntário Hs000-001 Hs000-002 Hs000-003 Hs000-004 Hs000-005 Hs000-006 Hs000-007 Hs000-008 Hs000-009 Hs000-010 Hs000-011 Hs000-012 Hs000-013 Hs000-014 Hs000-015 Hs000-016 Hs000-017 Hs000-018 Hs000-019 Hs000-020 Hs000-021 Hs000-022 Hs000-023 Hs000-024 Hs000-025 sexo M M F F M F F M M F F M M F M M F F F M F F M F M Edad (años) 17 25 34 31 23 26 34 16 27 29 35 30 20 18 17 21 27 35 32 28 29 30 31 34 26 empiezo de los síntomas Síntoma inicial despues de la dosis 8 dias 10 dias 9 dias 12 dias 7 dias 9 dias 10 dias 11 dias 12 dias 10 dias 8 dias 9 dias 10 dias 11 dias 7 dias 9 dias 11 dias 12 dias 9 dias 10 dias 11 dias 8 dias 12 dias 10 dias 12 dias Miedo de público Falta de confianza Miedo de público Deseo por dulces Impotencia sexual Rudo em casa Cambio de palabras ditactorial Orina enrojecida Miedo de personas egoísmo Deseo por dulces flatulencia Cambio de palabras Rudo en casa Sinusitis a la derecha flatulencia Orina enrojecida Llora cuando agradecen flatulencia Enuresis noturna Cambio de palabras Orina enrojecida Llora cuando agradecen Orina enrojecida

171

En la pesquisa de esta última zona de actividad farmacológica, u homeopática, fue posible cerrar con llave de oro la tesis, pues se puso bien claro el inicio de síntomas mentales a partir ya dela dilución CH12 y el inicio de lo tan esperado fenómeno de inversión terapéutica, un de los principales pilares de acción de la homeopatía, y que hizo con que genios de la pasado como Kent y Hahnnemann pudiesen empezar estudios sobre ésta tan importante ciencia de cura que es la homeopatía. Todos atenciones fueron tomados, y también para todos los voluntarios se observó

rigurosamente el plazo de 60 días de intervalo desde la secuencia de dosis homeopáticas que hicieron uso antes (CH6, 12 30), visando evitar la interferencia del efecto primario principal de las grandes dosis sobre el secundario principal de las pequeñas dosis.

172

6. CONCLUSIONES Las conclusiones deben ser divididas en dos partes con los respectivos análisis críticos, a saber: Primera parte Durante la pesquisa de la zona de actividad farmacológica 1, no fue posible detectar ningúna letalidade, qué en sí no invalida el experimento, pero deja bien claro que la tintura madre del Lycopodium clavatum no tiene poder letal sobre los ejemplares de cobayos Mus musculus y Rattus rattus, teniendo apenas provocado efectos compatibles con suya acción farmacológica básica, que es sobre la esfera gastrointestinal y genitourinária, siendo que en éstas dosis iniciales, la esfera principal de acción fue más a gastrointestinal que la genitourinária; ciertamente serían necesarios producir un concentrado de la composición de esta tintura madre para investigar mejor los efectos letales. Ya en la pesquisa de la zona de actividad farmacológica 2, se pudieron observar el fenómeno de “ablandamiento de los síntomas”, esto es, en verdad una emigración gradual de la esfera gastrointestinal para a genitourinária, con un inicio cada vez más tardío de los síntomas, qué por sí solo podría ser debido quizá una mitridatização (fenómeno de tolerancia gradual a grandes dosis), o por el desleimiento progresivo de las dosis, aún no homeopáticas. Por otro lado en la pesquisa de la zona actividad farmacológica 3, la fase primaria continuó a presentar el fenómeno de ablandamiento e inicio cada vez más tardío de los simtomas, allende una continuación para la evolución de síntomas gastrointestinales a genitourinários, cada vez más blandengues; no fue posible observar los efectos de la fase secundaria, por haber sido hecha esta administración por apenas 1 día, a ejemplo de las 2 zonas anteriores; también, en común con las de las pesquisas anteriores de las zonas 1 2, los seres experimentales aún fueron animales de laboratorio, obviamente por medidas de seguridad. En la zona de actividad farmacológica 4, se inició la pesquisa en voluntarios humanos, obviamente evitándose menores de 16 años y mujeres embarazadas, de esta vez cerca de 5 días de administración de cada un de los diluciones listos en suno D3, D4 y D5, y se observó la presencia apenas de síntomas genitourinários y gastrointestinais, sin ningún efecto secundario aparente, quizá apenas de lo de grandes dosis. Encerrando las 5 fases investigadas, la zona de actividad farmacológica 6, oligoterápica u homeopática, demostró desde la misma tintura-madre utilizada en las 4 zonas anteriores, 173

sin embargo lista en formato homeopático (glóbulos de sacarosa con las respectivas diluciones/dinamizaciones), el inicio gradual del surgimiento de síntomas, allende inicio cada vez más tardío desde la dosis inicial, de aspecto cada vez más modalizado, esto es, con una riqueza de síntomas mentales ausentes en las 4 zonas anteriores, lo que podría ser solamente una cosa: el inicio del fenómeno del efecto secundario homeopático principal, obviamente con la connotación de una patogenesia, esto es, fueron efectos provocados en el ser humano son, visando observar los efectos de la progresión y evolución de los diluciones homeopáticos. Y como se trató de una experimentación patogenética, por los conocimientos de la homeopatía, estos mismos efectos presentados pueden ser obviamente curados si un paciente viene a presentarlos, por el principio del similia similimus curentur. Segunda parte Es por tanto que está ahí el grande poder de cura de la homeopatía asociada a fitoterapia; cuando necesario lo sea utilizarse del poder de cura a través del principio de los semejantes, utilizamos la homeopatía, de acción essenciamente secundaria de pequeñas dosis; y cuando necesario sea utilizarse de la acción primaria en grandes dosis, utilizamos de la fitoterapia, esencialmente centrada en el reino vegetal. Y el resultado final demuestra claramente la evolución de la sintomatología de una manera suave y gradual, pasando de los animales experimentales al ser humano, de los niveles tóxicos para los terapéuticos y finalmente homeopáticos, y el surgimiento gradual de síntomas cada turno más blandos, aun culminar con los síntomas mentales, ausentes de las zonas de actividad farmacológica de 1 a 4.

174

7. REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS 7.1 – NORMALIZACIÓN BIBLIOGRÁFICA • • • • •

ASSOCIAÇÃO BRASILEIRA DE NORMAS TÉCNICAS. Numeração progressiva das seções de um documento: NBR 6024. Rio de Janeiro: ABNT, 1980a. 4p. ASSOCIAÇÃO BRASILEIRA DE NORMAS TÉCNICAS. Resumos: NBR 6028. Rio de Janeiro: ABNT, 1980b. 4p. ASSOCIAÇÃO BRASILEIRA DE NORMAS TÉCNICAS. Referências bibliográficas: NBR 6023. Rio de Janeiro: ABNT, 1989. 19p. ASSOCIAÇÃO BRASILEIRA DE NORMAS TÉCNICAS. Apresentação de citações em documentos: NBR 10520. Rio de Janeiro: ABNT, 1992. 2p. ESCOLA SUPERIOR DE AGRICULTURA "LUIZ DE QUEIROZ". Comissão de PósGraduação. Normas para elaboração de dissertações e teses. Piracicaba: ESALQ, 1987. 64p.

• •

KOTAIT, I. Editoração científica. São Paulo: Ática, 1981. 118p. (Ensaios, 70). OLIVEIRA, H.A. de; CORRÊA, D.A.; SOARES, M.R.J. Orientação para citação

bibliográfica em publicação técnico-científica. Brasília: EMBRAPA, SPI, 1992. 25p.

175

7.2 – HOMEOPATIA • • • • • • • • ALLEN, H. C. – The Matéria Medica of the Nosodes, N. Delhi, Jain Publ., 1981 ALLEN, H. J. – Los Miasmas Cronicos – Psora y Pseudopsora, Buenos Aires. Ed. Albatros, 1978 ALEXANDER, F. - Psychossomatic Medicine, N. York, Norton, 1950 ALLEN, H.C. - The Materia Medica of the Nosodes, N. Delhi, Jain Publ., 1981 ALLEN, H.J. - Los Miasmas Cronicos - Psora y Pseudopsora, Bs. Aires. Ed. Albatros, 1978 ALLEN, T. F. - Encyclopedia of Pure Materia Medica (12 vol), N. York, Ed. Allen, 1982 ALLENDY - Les Tempéraments, Paris, Vigot Fr., 1922 AUBIN M., BARONNET S., BASTIDE P. et J. - Étude pharmacologique d'une association d'Apis 7 CH et de Calendula 4 CH vis-!,vis de I'érythème aux rayons u.v. chez le cobay albinos, Ann. Hom. Franç. 4: 79/287 a 84/292, 1978 • AUBIN M., BARONNET S., BASTIDE P., BASTIDE J. - Étude d'une préparation d'Apis 7CH administrée par voie oro-per-linguale vis-9-vis de I'érythème aux rayon U.V. chez le cobaye albinos, Ann. Hom. Franç. 64 NAY, 3:85/289 - 90/294, MaiJuin 1975, e 2:75/185 - 75/185, Mars-Avril 1976 • • • • • • BANERJEE, N.K. - Homeopathy in the Treatment of Gonorrhoea & Syphilis, Calcutta, Salzer & Co. (s.d.) BARBANCEY, Ediprim, 1977 BARROS DA SILVA, J. - Farmacotécnica Homeopática Simplificada, 1.' ed., Rio, Imprinta, 1977 BARROS-ST. PASTEUR, J. B. - Homeopatia, Medicina del Terreno, Caracas (Venez.) Impr. Universit., 1977 BARTHEL H., KLUNKER W. - Synthetic Repertory (3 vol.), Berlim, Karl F. Haus Verlag, Heidelberg, 1974-1978 BERNARD H. - Doctrine Homéopathique, Angoulème, td. Coquemard, 196 Traité de Médecine Homéopathique, Angoulème, Ed. Coquemard, 1951 La Réticulo-Endotheliose Chronique ou Sycose, Angoulème, Ed. Coquemard, 176 J. Pratique Homéopathique en Psycho-Pathologie, Lyon,

(s.d.) • • BIDWELL, G. - Como manejar el Repertorio, Mexico, Propag. de Homeop. 1940 BILDET, J. - -Étude de I'action de différentes dilutions homéopathiques de phosphore blanc (phosphorus) sur I'hépatite toxique du rat, Encycl. M6d. Chir. Paris, Homéopathie, 38060 A-20 4-10, 12-1981 • • • • • • BINET, C. Lexique Médical Homéopathique, des aggravations et des

am6liorations, St. Jean de Braye (Fr.), td. Dangles, 1980 BINSART, A.M. - Étude psychopharmacologyque de dilutions homéopathiques d'Ignatia, Ann. Homeop. Fr., 4, 1978 BLOTIN - Os Doze Remédios dos tecidos, trad. ao port. p. Rezende Filho, S. Paulo, F. Labor. Homeop., 1946 BOENNINGHAUSEN Manuel de Therapeutique Médicale Homéopathique

(repertoire), Paris, Baillière, 1834 BOERICKE, 0. E. - Repertory, i W. Boericke, Pocket Manual of Homoeopathic n Materia Medica, 9h E., N. York, Boericke & Runyon, 1927 BOIRON H., BAGROS M. - Etude expérimental de I'activitd biologique de dilutions croissantes de Folliculine, Actes de la Soc. Rhodann. de I'Hom., Juin, 1955 • BOIRON J., BRAISE à I'aide J. de Controle de ('impregnation Ann. Hom. des Fr., granules 64-NAY,

homoeopathiques • • • • • •

produits

marques,

10:10/586, oct. 1965 BONET-MAURY P., DEYSINE A., VOGELI M. L. - Etude des dilutions homoeopathiques par les radioisotopes, Ann. Hom. Fr., 12:654/663, 1954 BORLAND, D. M. - Children's Types, Delhi, M/s.N.S. & CO, (s.d.) BRITO M. P., CURTY D. - 0 sistema das massas atômicas, Encicl. Delta-Larousse, T. XI., Rio, Ed. Delta, 1962, p. 5655, 6080-6091 BROTTEAUX, P. - Homéopathie et Isopathie, Paris, J. Peyronnet, 1947, p. 4955, 226-246 BROUSSALIAN, G. - Repertoire de Kent, Grenoble (Fr.), Cop. Broussalian, 1966 BRUCHMANN, J. - Vejez y Homeopatia, Bs. Aires, Edit. Universit., 1955 177

• • • • •

BYKOV K. M., KURTSIN I. T. - Patologia Cortico-visceral, 2' ed., Madrid, Ed. Atlante, 1968 CANDEGABE, E. F. - Materia Medica Comparada, Bs. Aires, Ed. Albatros, 1983 CARDOSO, L. - Dyniotherapia Autonósica, Rio, Typ. Leuzinger, 1923 CARTON, P. - Diagnostic et conduite des tempéraments, Paris, Ed. Maloine, 1926 CHARETTE, G. - La Matière Médicale homoeopathique expliqu6e, Paris, Lib. Francois, 1952 La Matière Médicale pratique, Paris, Balthazar Publ., 1980

• •

CHAVANON, P. - Thérapeutique O.R.L. Homoeopathique• Paris, Dangles Ed., 1963 CIER A., BOIRON J., VINGERT, BRAISE - Traitement du diab6te expérimental par des dilution infinit6simales d'Alloxane, Ann. Hom. Frang., 64-NAY, 2:57-137, F6v. 1966 e 4: 76-384, Juillet-Aoút 1975

• • • • • • •

COWPERTHWAITE, A. C. - Materia Medica and Therapeutics, N. Delhi, Jain Publ., 1980 CROLL-PICARD, A. S. - Hahnemann et I'Homoeopathie, Paris, G. Doin, 1933 CUEVAS, Homeopatica CLARIS, A. - Espaces Nouveaux de la Médecine, Paris, td. Robert Laffont, 1977 CLARKE, J. H. - A Dictionary of Materia Medica (3 vol.), N. Delhi, Jain Publishing, 1978 CLERBAUX, G. - Les fondements Casterman, 1964 COLAS H., AUBIN M., PICARD P., LEBECO J. C. - Inhibition du test de transformation lymphoblastique (TTL) à la Phytohemagglutinine (PHA) par des dilutions de Phytolacca americana, Ann. Hom. Franc., 64-NAY, 6:77 e 629, Nov. Dec. 1975 scientifiques de Homeopathie, Bruxelles, A.R.S. Estado liquido Cristalino de la Materia y Medicina

• •

COLLET, T.J.M. - Isopathie, Méthode Bailli&re et Fils, 1898

Pasteur par voie interne, Paris, Libr.

CORBETT, C. E. - Farmacodinâmica, 5.' ed., S. Paulo, Ed. Guanabara-Koogan, 1977 178

CORMAN,

L.

-

Connaissance

des

tempéraments

par

la

méthode

morphophysiologique, Paris, Éd. Oliven, 1953 Mexico, 1973) • • • •

(In: XLIV Congr. Panam. Hom.,

DANIAUD, J. - Les Points de Weihe, Paris, G. Doin, 1957 DAUDEL et ROBILLIART - Études des dilution homeopathique à Paide de la méthode des indicateurs radio-actifs, Paris, 1945 DEARBORN, H. M. - Diseases of the Skin, their Symptomatology, Etiology and Diagnosis, N. York, Boericke & Runyon, 1903 DEMAROUE, D. - Techniques homeopathiques, Paris, Lib. François, 1973 Sémiologie Homéopathique, Paris, Lib. François, 1972 Interêt de la similitude anatomo-pathologique dans la recherche du similli mum, Ann. Hom. Fr., 1, 1964 Homeopatia, Medicina de Base experimental, Rio, Ed. Olimpica, 1973 L'Homéopathie sans masque, Paris, Doin Éd., 1979

• • • •

DEWHURST, K. - Gran Bretana: el vitalismo, Hist. Univ. de la Medicina, T. 5, Barcelona, Salvat Edit., 1981, p. 71-73 DONECHE - Action desensibilizante d'Apis mellifica dans le Rat Blanche, These de Médecine, Bordeaux, 1952 DOUBLIER, C. M. - Contribution au Bilan de la Recherche Exp6rimentale en Homoeopathie, These Facult6 de Grenoble, oct. 1968 DUCASSOU P., POURET P., TEULE, CAZENAVE - Experimentation en cours sur I'appareil à dynamisations Korsakoviennes, Ann. Hom. Fr., 64-NAY, 2:45/129, Fév. 1973

• • • • •

DUFILHO, R. - La Géographie Homéopathique, Angoulème, Éd. Coquemard, 1966 DUPRAT, H. - Traité de Matière Médicale Homéopathique (3 vol.), Paris, Baillière, 1947 - Théorie & Technique Homéopathique, Paris, Peyronnet td., 1955 DURAND, M. - Hypotheses sur le mode d'action du medicament homeopathique, These Univ. Bordeaux, 1978 EGITO, J.L. - Homeopatia, Contribuição ao Estudo da Teoria Miasmática, S. Paulo, Ed. Soma, 1980 EIZAYAGA, F. X. - Enfermedades Agudas Febriles, su tratamiento homeopatico, 179

Bs. Aires, Ed. Marecel, 1978 • • ENCYCLOPÉDIE MÉDICO-CHIRURGICALE, edite sur fascicules mobiles, Paris, Éd. Techniques, 1929-1983 ENTRALGO, P. L. - Historia de Ia Medicina, Barcelona, Ed. Cientifica, 1954 • • • • - Que faut-il penser des trots constitutions calciques, L'Hom. Moderne, 8, 1937 FRANCOIS, J. C. - Élements d'Étude de I'Homéopathie, Moulins, Imp. S.C.R.I.D., 1979 FREEDMAN, A. M., KAPLAN H I., SADOCK B. J. - Compêndio de Psiquiatria, Barcelona, Salvat GALENICA 16 - Médicaments homéopathiques, Ed. Technique et Documentation, 1980, p. 44, 45, 149 GALHARDO, J. E. R. - A Homeopatia se preocupa com o doente, Rio, Typ. Sondermarn, 1939, T. 1 p. 66-69, T. IV p. 14-18 • • Iniciação Homoeopathica, Rio, Typ. Sondermann, 1936 História da Homeopatia no Brasil, Anais do I Congu Bras Homeop„ Rio, Inst. Hahn. do Brasil, 1928, p. 272-1016 GALLARDO, E. J. - Clinica Terapeutica Homeopatica comparada, 3.' ed., Mexico, Esc. Libre, 1970 GALLAVARDIN, J. P. - Psychisme et Homoepathie, Is6re (Fr.), Ed. Ternet-Martin, 1960 GAY - Sobre la presencia de un factor fisico en Ias diluciones homeopaticas, trad. A. Blanco, Rev. Homeopatia, Bs. Aires, 1951 • • • • GENTRY, W. D. - The Concordance Repertory and Materia Medica (6 vol.). N. Delhi, 1980 GOODMAN L. S.. FILMAN A. G., GILMAN A. - The Pharmacological Basis of Terapeutics. 6h ed., N. York, Mcmillan, 1980 GRANIER, M. - Homéolexique, Paris, Ed. Delahaye, 1874, p. 19-66 GRIESEMER R., MEHLMAN R. - The Emotional aspect of cutaneous diseases. In: Dermatology in General Medicine, Fitzpatrick, N. York, McGraw-Hill, 1971, p. 15811591 • GROSS H. - Comparative Materia Medica 2d ed., N. Delhi, Jain Publ., (s.d.) (original

180

1866) • • GUTHRIE, T. N. - A History of Medicine, London, Thomas Nelson and Sons, 1945 HAHNEMANN S. - Matière Médicale Homoeopathique (4 vol.), trad. do orig. alemão ao francês p. L. Simon, Paris, Bailliêre, 1876 Organon de la Medicina, ed. 6-b, red. e trad, ao espanhol p. K. Hochstetter, Santiago de Chile, ed. Hochstetter, 1974 Organon de fart de gu6rir, trad. do alemão p. E. G. Brunnov, Dresde, Arnold, 1824, p. 1-51 • • • • • • • • • • • • • Traité des Maladies Chroniques, ed. franc., trad. P. Schmidt et Kunzil, Paris, Maisonneuve, 1969 HAZARD R. SAVINI A., RENIER-CORNEC A. - L'action d'acetylcholine sur le duodenum du rat, Arch. Int. Pharmacod yn. et Thér., 120: 369,1959

HENNE, H. - Hahnemann, a Physician at the Daw of a New Era, trad. do alemão ao inglês p. M. R. Skopec, Stuttgart, Hippokrates Verlag, (s.d.) HERING, C. - Guiding Symptoms (10 vol.), N. Delhi, Jain Publ., 1980 HISTORIA UNIVERSAL DE LA MEDICINA (7 vol.), Barcelona, Salvat Ed., 1981, II p. 73-267. IV p. 107-339, V p. 70-254, VII p. 182-202 HOBHOUSE, R. W. - Christian Samuel Hahnemann, a short biography, Essex, Daniem Co., 1961 HODIAMONT - Homeopathie et Physiologie, 2 ed., Bruxelles, Bibliofilm S.P.R.L., 1960 - Remèdes Végetaux en Homóepathie, Paris, Bailliêre, 1952 HORVILLEUR, A. - L'Homéopathie pour mes enfants, Paris, Parents Hachette et Ed., 1983 HUI BON HOA - Compêndio de Técnica Repertorial Homeopática, S. Paulo, Ed. Hom. Brasil., 1974 IBARRA, R. - Modalidades de agravación y mejoria de los policrestos de Hahnemann. Mexico, Bibl. Homeop, de Mexico, 1979 JAHR, G. H. G. - Traitement Homoeopathique des Maladies de la Peau, Paris, Bailliêre, 1850 JASPERS, K. - Psicopatologia geral (2 vol.), Rio, Liv. Atheneu, 1979 JOUANNY, J. - Notions essentielles de Thérapeutique Homeopathique, Lyon, Ed. Lab 181

Boiron. 1980 • JUNKER, H. - Uber die Wirkung extremer Potenzver dünnug auf Pharmacien (ação das substâncias extremamente diluídas sobre os paramécios), Biol. Zentralblatt, 45:26, 1925 • • • JUNQUEIRA L. C. U., CARNEIRO J. - Biologia celular, 2.' ed., Rio, GuanabaraKoogan. 1977, p. 18-20 KAHN G. e col. - Propyl Gallate Contact Sensitization and Orally Induced Tolerance, Arch. Derm. v. 109, 506-509, 1974 KALMAR, J. M. - Immunologie, Vaccinations, Saint-Raphaël (Fr.), Ed. les Bardes, 1972 • Traitement Homoeopathique der Troubles du Psychisme et du Caractère, Paris, G. Doin éd., 1955 KENT, J. T. - Homeopatia,Escritos menores, aforismos y preceptor, Ed. Albatros, 1981 Matière Médicale Homéopathique (4 vol.) trad, ao francês da 4.' ed. orig. (1932), p. H. Périchon-Bastaire e R. Demarque, Paris, Ed. p. Annales Hom. Franç., 1976 Repertory of the Homeopathic Materia Medica, first indian ed., Bs. Aires,

Calcutta, Roy Publ., 1961 • • • La Science et I'Art de I'Homeopathie, 2" éd. franc., trad. p. P. Schmidt, Paris, Maisonneuve, 1969 KISHORE, J. - The Kishore cards, N. Delhi, Kishore cards Publ., (s.d.) KOSSAK-ROMANACH, ANA. Homeopatia em 1000 conceitos / Ana KossakRomanach, São Paulo: ELCID, 1993. 624P. KOSSAK, A. - Agravações Dermatológicas em Homeopatia, Tese Esc. Medic. Cirurgia do Rio de Janeiro, maio, 1977 Efeito fotoprotetor de Apis mellifica, Rev. Ass. Paul. Hom., 137: 9-11, 1978 • Etilismo e as doses mínimas do ácido sulfúrico, Rev. Ass. Paul. Hom., 126: 3-8, 1974 (In: 24th Intern. Homeop. Congr- Athens, 1969) LAFONT B., MORENO A. - Galeno: Obras, La Platta, publ. Univers. Nacional, 1947

182

• • • •

LALLOUETTE, P. - Approche d'une démonstration expérimentale du príncipe de similitude, Ann. Hom. Frang., 4: 492, juil. 1965 LAMASSON - L'action des dilutions korsakowiennes jusqu'à la millième sur der cultures de Staphylocoques dorés, Hom Fr., p. 110, nov. 1945 LAPP, C. - Travaux sur le bismuth, Annales de Pharmacie Franç., Paris, 14: 448, 1956 LAPP, WURMSER, NEY - Mobilisation de I'arsenic fixé chez le cobaye, sous ('influence de doses homeopathiques infinitésimales d'arsenic. Soc. de Thérap. et de Pharmacodynamie, 10: 625, Paris, mar. 1955

• • • • • • • • • • • • •

LARA DE LA ROSA A. - Repertorio de sintomas y Remedios, Mexico, (s.e.) (s.d.) LATHOUD, J. A. - Étude de Matière Médicale Homéopathique (3 vol.), VienneIsère (Fr.). Martin & Ternet, 1932 LITTR, M. P. E. - Hippocrates, Oeuvres complètes (10 vol.), Paris, Saillière, 1839 a 1861, IV p. 458-609, V p. 276-349, 407-508 LOBO, F. B. - O Ensino da Medicina no Rio de Janeiro - Homeopatia, Rio, Graf. Un. Fed. Rio, 1968 LUU D. VINH C., BOIRON J. - Étude de dilutions homoeopathiques. Ann. Hom., Franc., 64-NAY. 4: 125/433 - 136/444, juill.-ao6t 1975 MANLHIOT J. L. BARONNET S. - Le controle en homéopathie, Enc. Méd. Chir., Paris, Homeopathie, p. 38020 Alo, 5, 1981 MARCEAU, N. - Psychiatrie Homoepathique, Paris, Ed. Doin, 1968 MARGNI, R. A. - Immunologia e Immunoquimica, 2." ed., Bs. Aires, Ed. Panamericana, 1977 MARQUES, SILVERIO, PALAFOX - El neohipocratismo, Hist. Univ. de la Medic., Barcelona, Salvat Ed., 1981, T. VII p. 265-269 MARTINEZ, J. A. - Farmacia Homeopatica, B. Aires, Ed. Albatros, 1979 MARTINY, M. - Essay de Biotypologie humaine, Paris, Peyronnet & Co., 1948 MARZETTI, A. - Homeopatia en Europa, Bs. Aires, Ed. Merecel, 1951 MATTOS, L. - Homéopathie et Gynécologie, Paris, Libr. Le François, 1978 Les Troubles de la Menopause, Paris, G. Doin, 1957 MAURY, E. A. 183

• • • • • • • • • •

Drainage in Homoeopathy, Sussex, Albion Press, 1965 MEDVÉDEFF, M. Les Grands Remèdes Homeopathiques (Quatrains), Paris, Ed. Dominique Wapler, 1951

MEHREGAN, A. H - Transepithelial Eliminatico, Curr. Probl. Derm., 3: 124-147, Michigan (USA), 1975 MERSCH - Pourquoi étudier I'Homéopathie, Bruxelas, Éd. Terres Latines, 1952 MEURIS, J. - Homéopathie en Odonto-Stomatologie, Bordeaux, Impr. A. Chivallon, 1974 MININ, H. - A doutrina homeopática sob o ponto de vista farmacológico. Anotações de aula Fac. Farmácia da USP, Fcia. Galênica, em 16-XI-1956 MINTON, H. - Uterine Therapeutics, First ind. ed., Roy Publ. 1968 MOUEZY-EON - La Minéralisation biologique, Ann. de Hop. S. Jacques, juill, oct., 1932 MUKERJI, R. K. - Constitution and Temperament, N. Delhi, B. Jain Publ., 1974 MURATA, S. - Nuevo Repertorio de Kent (Semiologia Homeopática), Bs. Aires, Ed. Albatros, 1983 MURE, B. - Philosophie absolue, Paris, Libr. Moderne, 1884 NEBEL - Essais sur I'action des doses infinitésimales, Artes du Congres Intern. d'Hom., Paris, 1932, p. 239 Symptomatologie de la Tuberculine de Koch, Homéopathie Moderne, p. 492, nov. 1932

• • • • • •

NETIEN, G. - Action de dilutions infinitesimales de chlorate de cobalt sur la respiration du coleoptile de blé, Ann. Hom. Franç., juill. 1963 NILO CAIRO - Veterinária Homeopathica, 2' ed., S. Paulo, Livr. Teixeira, (s.d.) NORTON, A. B. - Ophtalmic Diseases and Therapeutics, third ed., N. Delhi, J. Pub]., 1978 PADOVANI H., CASTAGNOLA L. - Historia da Filosofia, 4." ed., S. Paulo, Ed. Melhoramentos, 1961 PAGEL, W. - Van Helmont, Hist. Univ. de la Med. Barcelona, Salvat Ed., 1981, T. IV p. 265-277 PARROT, R. - L'Isothérapie, Paris, Éd. Doin, 1966 184

• • • • • • • •

Isothérapie dans se forme individuelle: Auto-sorothérapie, Paris. Ed. Doin.1967 PATEL, R. P. - What is Tautopathy?, third ed., KOTTAYAM, K. P. Press, 1968 PATERSMILIAS - A Song of Symptoms, London, Billing & Sons Ltd., 1974 PAVLOV, I. P. - Oeuvres choisies, Moscou, Editions en langue 6trang6re, 1954 PENDE, N. Le debolezze di costituzione: introduzione alla patologia

costituzionale, Roma, Lib. Scienze e Lettere, 1922 PEREIRA, J. - Manual de Pharmacologia, S. Paulo, Ed. Médica, 1929 PEREZ, M. - Repertorio Homeopatico de Urgencia, Entre Rios, Tall. Diario El Sol, 1979 PERSSON, W. M. - Die Einwirkung von Mikrodosen sämtlicher Arzneimittel and Chemikalien auf Fermente: Urease, Diastase and Trypsine (Ação de microdoses de todos os medicamentos e produtos químicos sobre os fermentos: urease, diastase e tripsina), Archives Internationales de Pharmacodynamie et de Th6rapie, 46: 249-267, 1933 • • • • • • • • • • PFEIFFER - Diagnostic des maladies vdgetables, animaux et humaines par la methode de cristalization sanguine, I'Hom. Franç. ;fiaio, 1938 PIGOT, M. - Précis de Thérapeutique Homoeopatique Veterinaire, Paris, G. Doin, 1939 PINERO, J. M. L. - Europa Latina, La Escuela de Montpellier, nosotaxia y Patologia Vitalista, Hist. Univ. Med., Barcelona, Salvat ed., 1981, T. V, p. 77-78 PLAZY, M. - Pesquisa Experimental Moderna em Homeopatia, Rio, Ed. Hom. Bras., 1969 PUIGGROS, E. F. - Psicopatologia y Terapeutica Homeopatica, Bs. Aires, Impr. Tast, 1968 REZENDE FILHO, A. - Grupos Boyd, S. Paulo, Ed. Dep. Cient. Ass. Paul. Hom., 1970 - Repertório e Repertorização, S. Paulo, Ed. Hom. Bras., 1972 RIBEIRO, J. C. - Mudanças de Estado; Propriedades das soluções, Encicl. DeltaLarousse, Rio, Ed. Delta, 1962, T. X, p. 5630-64, T. XI, p. 6070-84 ROBERTS H. A., WILSON A. - Boenninghausen's Therapeutic Pocket Book, Philadelphia, Boericke & Tafel, 1935 Sensations as if, firs Ind. ed., Calcutta, Econ. Homeopharmacy, 1960 ROOK A., WILKINSON D. S. - Textbook of Dermatology (2 vol.), second ed., oxford, Blackwell Publ, 1968, p. 143, 1819-30 185

• • • • • • • • • • • • •

ROTHSCHUH, K. E. - La fisiologia vitalista y experimental. Hist. Univ. de la Medicina, Barcelona, Salvat Ed., 1981, T. V, p. 232-253 ROUX, H, L. - Introduction a la Materia Medica Homeopatica, Bs. Aires, Farm. Ingl. Méndez, 1954 ROUY, A. - Thérapeutique Homoeopatique (6 vol.), Paris, Vigot Fr., 1951, I, p. 157-181, II p. 7-25, IV p. 164-175, V p. 7-72 SANDOVAL, G. - Farmacopea Homeopatica Mexicana, Parte especial, 3.° ed., Mexico, Ed. Propulsora Homeopathica, 1961 SANKARAN, P. - The Potency Problem, third ed., Bombay, The Homeop. Med. Publ., 1972 SARKAR, B. K. - Hahnemann's Organon, Calcutta, M. Bhattacharyya & Co. 1976 Essays on Homoeopathy, Calcuta, Hahnemann Publ., 1968

SEITSCHEK, R. - Granulocyte Reactions After Homeopathic High Potencies, Brit. Homeop. Journ., 2: 111-121, 1962 SENELAR, R. - Homéopathie et Biologie Cellulaire, in Homéopathie Infantile, A. E. M. VALETTE, T. II, Saint Ruffine (Fr.), Impr. Maisonneuve, 1975, p. 385-399 SHELDON - The variety of Human Physique, London, Harpor & Brothers, 1940 SIGAUD, C., LEON V. - Les origines de la maladie: essai sur I'6volution de la forme du corps humaine, 2"'" 6d., Paris, Maloine, 1912 SIVARAMAN, P. - A concise Repertory of Aggravations and Am6liorations, N. Delhi, Jain PubL, 1980 SMITH R., BOERICKE G. - Modern instrumentation for the evaluation of Homeopathic drug structure, J. Amer. Inst. Hom., 59: 263-280, oct. 1966 STENGEL, R. Pontos de vista neuropatológicos sobre o experimento

medicamentoso, trad. ao port. p. Daniel B. Brito, in Rev. de Homeopatia, 39:1, 3546, Rio, jan-jun. 1974 - Reiz and Reaction im Lichte des Nervismus Allgemeine Homoepatische Zeitung, Donau (Deutschland), Karl F. Haug. Verlag, dez. 1963 • TEMKIN L., ROSEN G., ZILBOORG G., SIGERIST E. - Paracelsus Philippus Aureolus Theophrastus (1493-1541), trans. from orig. german, Baltimore, Johns Hopkins, 1941 • TEPPERMANN - Endocrine Phisiology, third ed., Chicago, Year Book Publ., 1978, 186

p. 7-33 • • • TETAU J. et M. - Pharmacologie et Psychopharmacologie de Thuya, Ann. Hom. Frang., 13: 669, mat 1960 TEULON, A.A. - Sydenham, Hist. Univ. de la Med., Barcelona, Salvat Ed., 1981, IV p. 207-307 VANNIER L. - La pratique de /'Homéopathie, 3`' ed., Paris, G. Doin, 1947 Les Cancériniques et leur Traitement Homoeopathique, Paris, G. Doin, 1952 • • • • Les Remèdes Homoeopathiques des Etats Aigus, Paris, G. Doin, 1946 Les Tuberculiniques, Paris, G. Doin, 1947 Néo-Hippocratisme et Homoeopathie, Paris, G. Doin, 1938 Précis de Thérapeutique Home-)pathique, 2ème éd., Paris, G. Doin, 1948 Typologie Homeopathiqqe, Les trots types fondamentaux, Encycl. Med. Chir., Paris, Ed. Techniques, 1960, p. 38.105-A10 VANNIER L., POIRIER J. Précis de Matière Médicale Homoeopathique, Paris, G. Doin, 1948 VERMA, S. P. - Practical Handbook of Gynaecology with Therapeutic Hints, N. Delhi, Jain Publ., 1973 VERVLOET, A. E. - Hahnemann e Pavlov, S. Paulo, Ypiranga, 1981 VIJNOVSKY, B. - Tratado de Materia Medica Homeopatica (3 vol.), B. Aires, Landa, 1978 - Tratamiento Homeopatico de Ias Afecciones y Enfermedades agudas, Bs. Aires, Gr. Didot, 1979 • • VOISIN, H. - Manual de Materia Medica para o Clínico Homeopata, 2" ed. trad, ao português p. Z. B. Antony, S. Paulo, Org. Andrei, 1984 WURMSER, L. - Evolution de la Recherche en Homeopathie, Asnières (Fr.), Lb. Horn de France, 1965 • • Influence des doses infinitdsimales sur la cin6tique des éliminations, Ann. Hom. Frang., 4, 1975 ZISSU, R. - Matière M6dicale Constitutionelle (4 vol.), Paris, Peyronnet Éd., 1959 - 1964 ZISSU, R., GUILLAUME M. - Manuri de Medecine Homeopathique, Paris, Doin dd. 1973

187

7.3. FITOTERAPIA • • • • • • Bézanger-Beauquesne, L; Pinkas, M; Torck, M. Les Plantes dans la Therapeutique Moderne. 2ª . Paris: Maloine, 1986, p. 277. Bézanger-Beauquesne, L; Pinkas, M; Torck, M; Trotin, F. Plantes Médicinales des Regions Tempérées. Paris: Maloine, 1980, pp. 20. Paris, RR; Moyse, M. Précis de Matière Médicale. Tome I. Paris: Masson, 1986, pp. 378-80. Trease, GE; Evans, WCh. Farmacognosia. México D.F.: Interamericana--MacGrawHill, 1991, pp. 626-7; 760. Van Hellemont, J. Compendium de Phytotherapie. Bruxelles: Association

Pharmaceutique Belge, 1986, p. 239. Wichtl, M. Herbal Drugs and Phytopharmaceutical. A Handbook for Practice on a Scientific basis. Stuttgart: Medpharm Scientific Publishers, 1994, pp. 309-10.

188

Tesis (Parte final)

........................................ ........................................ ........................................

............................................. ............................................. .............................................

Múrcia, de

de 20

(firma) Alumno

De acuerdo

(firma) Orientador

Aprobado por el Consejo de Curso en

/ /20

(firma) Coordinador del Curso

189

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->