P. 1
Reportaje GRAFFITI

Reportaje GRAFFITI

4.86

|Views: 15.499|Likes:
¿Arte o un acto vandálico? chécalo tu mismo
¿Arte o un acto vandálico? chécalo tu mismo

More info:

Published by: Javier Ceron Montes de Oca on Feb 19, 2008
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

06/03/2013

pdf

text

original

rte o vandalismo?

Esta es una interrogante que aún no se ha esclarecido y, siendo sinceros, quién sabe si algún día se logre obtener una respuesta clara, ya que para muchos, el graffiti es una manifestación de arte urbano, mientras que otros lo satanizan y condenan debido al mal aspecto que brinda al paisaje citadino. Comprender este fenómeno cultural es importante para saber cómo controlar las pintas, ahora tipificadas como delito en el código penal, bajo el nombre de contaminación visual. Lejos de verdades jurídicas, la realidad es que en México las oportunidades de los jóvenes para expresarse son casi nulas. Hace algunos años, el Gobierno del Distrito Federal lanzó un proyecto para brindar a los graffiteros espacios para pintar, pero la moneda todavía sigue en el aire. También hay muchos jóvenes que por falta de conocimiento rayan las paredes sin sentido, lo cual da una peor

El una realidad en las urbes ¿A
SELENE NÚÑEZ H. Y JAVIER CERÓN M. DE OCA

graffiti,

imagen de los demás graffiteros, quienes “pretenden hacer arte”.

rEPortAJE

De la lata a la pared
Las pintas no son una cuestión reciente. Si nos remontamos a sus orígenes, encontramos que son de procedencia italiana, acuñadas por los romanos, que se manifestaban en las paredes y sitios públicos con sus profecías y protestas, llevados por el incontenible deseo de compartirlas con los ciudadanos. Sin embargo, en los años 70, en el barrio del Bronx en Nueva York, Estados Unidos, surgieron como una manera de rebelarse ante el sistema norteamericano, que en ese momento estaba en guerra con Vietnam. Desde luego era delito pintar las paredes y ésta era una forma de burlarse de la autoridad mediante la llamada cultura hip-hop, misma que debe su nombre a la onomatopeya de los ritmos usados en lo que fue esta nueva manera de hacer música y arte, en general. El hip-hop es una forma de expresión progresiva de la llamada Generación X, la cual tuvo

Actualmente, un litro de Antigraffiti Deletum 3000 transparente cuesta $332.50, mientras que uno de color blanco tiene un valor de $402.50

13 ... 16 de mayo / Número 559 ...

gAceTA
gran influencia en de las comunidades hispanas y afroamericanas, sobre todo de la comunidad jamaicana, puertorriqueña y de los cholos, que habitaban en las llamadas Inner Cities, es decir, una especie de ciudades perdidas ubicadas dentro de los Estados Unidos. Existen cuatro maneras de expresión artística entre la comunidad hip-hop: • D.J. o Disk Jokey, que es aquel que hace música con tornamesas. Mezcla ritmos jamaicanos y afroamericanos con las nuevas percusiones electrónicas. • M.C., que es una reducción de la palabra microphone en idioma inglés. Así se le denomina al que compone y rapea versos improvisando al compás de la música. A estas composiciones se les llama líricas; como ejemplo podemos mencionar a bandas como Control Machete y Limp Bizkit. • B. Boy o Break Boy, quien es un bailarín de música hip-hop y break dance. • Writer, o sea, el que escribe. Es el que se dedica al tag, que quiere decir placa o etiqueta, y al graffiti. Así pues, el graffiti se extendió por toda la unión americana y,

como es costumbre, los mexicanos residentes cerca de la frontera adoptaron esta forma de expresión, transformándola y adecuándola a la realidad de nuestro país. Asimismo, este fenómeno de expresión cultural se extendió por la República Mexicana y adquirió tal auge que, en poco tiempo, el Distrito Federal fue invadido tanto por el graffiti como por el tag.

Rayas, formas y colores
A pesar de que los tageros y los graffiteros utilizan la lata para realizar sus creaciones, existe una gran diferencia entre ambos. Los tageros son aquellos individuos que sólo pintan palabras, letras o mensajes. No realizan murales, simplemente se dedican a rayar las paredes. Son personas que, al parecer, sienten la necesidad de representarse a sí mismos marcando su territorio con un seudónimo. No manejan ningún tipo de regla ortográfica, e incluso llegan a inventar sus propios códigos y tipos de letra. En cambio, el graffiti —para la cultura hip-hop— es el mural hecho con pintura en aerosol, en el cual se representan las frustraciones y la inconformidad por la injusticia en todos sus planos. Por lo general, utiliza colores vivos, como el rojo, el amarillo y el azul. Los graffiteros sólo usan el tag para firmar sus propuestas gráficas. Ellos mismos consideran vándalos a los tageros, pues en su opinión, "sólo se dedican a destruir y no a crear". Tanto graffiteros como tageros se unen en bandas o crews, las cuales parecen ser la sustitución de la vieja palomilla del barrio, como si se tratase de una nueva tribu urbana. Las crews tiene una organización definida con un líder, que es el que decide cuándo y dónde se pinta y que, por lo general es mayor y el más hábil con el aerosol. También tienen una lista de todos los miembros de la banda llamada rollcall, en la cual cada uno pinta su tag y se compromete con su banda.

14 ... 16 de mayo / Número 559 ...

¡Pssssst! ¡Pssssst!
Existen jóvenes quienes, aparte de haber encontrado en el graffiti una forma de expresión, lo han utilizado como una fuente de ingresos. Tal es el caso de Jesús Alejandro

Rivera Valencia, de 22 años de edad, quien lleva casi una década haciendo graffiti y cuya calidad le ha merecido ser contratado por grandes televisoras como TV Azteca y Televisa para realizar su trabajo, además de haber tenido la oportunidad de participar en diferentes exposiciones. El también miembro del grupo Colectivo Quinto Arte, está consciente de que hay gente a la que no le gusta el graffiti, lo cual respeta de la misma manera que él y muchos de sus colegas hacen por los espacios públicos. Para Deos —seudónimo con el que firma sus creaciones y que significa Dios, en griego— el graffiti es una forma de mostrar los sentimientos y hasta una forma de denunciar lo que no le parece. En lo personal, él, a través de su trabajo, pretende erradicar el estigma de vagos con el que se mueven los graffiteros dentro de la sociedad. Vale la pena mencionar que esta forma de expresión representa un alto costo para quien lo realiza, ya que aquel que pinta una barda gasta como mínimo 300 pesos, precio que absorben los “artistas urbanos”, pues el dueño del espacio únicamente se encarga de otorgar la autorización. Las autoridades, en el caso concreto de la Secretaria de Seguridad Pública del Distrito Federal, cuenta con una Unidad Antigraffiti que lo considera como un fenómeno social en el que se debe intervenir integralmente, ofreciendo soluciones a las partes involucradas: los jóvenes que con él se expresan, y los afectados. Por esta razón la estrategia se plantea sobre tres ejes fundamentales: la recuperación de espacios, el diálogo y atención a jóvenes graffiteros, así como la aplicación y respeto a la legalidad El diálogo con graffiteros se desarrolla dentro de un proceso que implica conjugar la actividad callejera del graffiti, el rescate de espacios públicos impactados por ellos mismos y la búsqueda de espacios de exposición formal en museos, galerías, casas de cultura, cines y plazas comerciales. Los objetivos son: rescatar aquellos espacios e inmuebles que se encuentran en abandono, dañados, sin mantenimiento y que son blancos vulnerables para el graffiti ilegal, como bardas de fábricas, deportivos, pasos a desnivel, unidades habitacionales, por mencionar sólo algunos. En este tenor, el Artículo 26 de la Ley de Cultura Cívica

del Distrito Federal, contempla como infracciones contra el entorno urbano: “El dañar y pintar las fachadas de inmuebles públicos o de los particulares, sin autorización expresa de éstos, así como estatuas, monumentos, pasos peatonales, plazas, parques, etc.”

rEPortAJE

Para que no te la rayen
En diciembre de 2001, Rogelio Rodríguez Talavera y Víctor Manuel Castaño, investigadores de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) crearon la primera pintura antigraffiti, la cual es repelente al agua y aceite, además de que puede aplicarse en superficies como ladrillo, piedra, metal y vidrio. Este descubrimiento —que hoy circula en el mercado con el nombre de Antigraffiti Deletum 3000— combina las propiedades de los cerámicos y los polímeros, además de que funciona como una barrera química contra la corrosión, ya que contiene agentes que repelen los elementos que dañan las estructuras metálicas. El recubrimiento es una mezcla, diseñada a nivel molecular, de componentes hidrofóbicos y oleofóbicos, los cuales repelen el agua y el aceite, sustancias con las que están hechas la mayoría de las pinturas que usan los graffiteros. Después de colocado el producto, el aerosol puede ser removido con tan sólo lavar la pared con agua a presión, o utilizando cualquier solvente como thinner, aguarras o xilol, entre otros.es: http://sepiensa.org.mx

http://www.unam.mx http://www.comex.com.mx

15 ... 16 de mayo / Número 559 ...

En febrero pasado, el Director General del Instituto Politécnico Nacional, decidió ceder la barda de las instalaciones de esa casa de estudios ubicada en la esquina de Agua Prieta y Calzada de los Gallos, en el Casco de Santo Tomás, para que los jóvenes realicen grafitti de una manera más ordenada.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->