P. 1
Políticas públicas

Políticas públicas

|Views: 834|Likes:
Publicado porProcosi
Información referida al Plan Nacional de Desarrollo y Planes de Desarrollo Sectoriales
Información referida al Plan Nacional de Desarrollo y Planes de Desarrollo Sectoriales

More info:

Published by: Procosi on Oct 09, 2009
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF or read online from Scribd
See more
See less

03/20/2013

pdf

POLÍTICAS PÚBLICAS 

 

En este espacio encontrará información referida al   Plan Nacional de Desarrollo y Planes de Desarrollo Sectoriales.   Con esta información apoyamos en la mejor coordinación de actividades  de las ONG miembros de la Red, dentro los procesos de  planificación sectorial, territorial e institucional. 
  CONTENIDO:    ‐ Plan Nacional de Desarrollo   (Ministerio de Planificación del Desarrollo – 2007)  Plan Nacional de Desarrollo   (Gaceta Oficial de Bolivia – 2007)  Plan de Desarrollo Sectorial 2006 – 2010   (Ministerio de Salud y Deportes – 2007)  Plan Sectorial de Minería   (Ministerio de Minería y Metalurgia – 2008)  Plan de Desarrollo Sectorial: Fortalecimiento del Bono Juana Azurduy  mediante la contratación de médicos destinados al primer nivel de atención  (Ministerio de Salud y Deportes – 2009)  Plan Sectorial de Desarrollo Productivo con Empleo Digno   (Ministerio de Desarrollo Productivo y Economía Rural – 2008)  Políticas Nacionales Salud Bolivia   (Ministerio de Salud y Deportes – 2007) 

 

PLAN SECTORIAL DE MINERIA. 1. Introducción. El Ministerio de Minería y Metalurgia, es responsable de la definición y aplicación de las políticas y normas, que establecen el marco de acción de las actividades mineros metalúrgicos en el país. En este sentido el “Plan Quinquenal de Desarrollo Minero Metalúrgico”, establece un conjunto de políticas, programas y proyectos sectoriales a ejecutarse en los próximos años a fin de que el sector minero se constituya en un pilar de la economía nacional, con desarrollo industrial diversificado, desde la prospección hasta la fundición o refinación de minerales, complementada con procesos de transformación, industrialización y comercialización, generadora de empleo digno y estable, promotora de desarrollo sostenido de las comunidades en zonas mineras, demostrando que es posible contar en el país con una minería racionalmente trabajada, adecuadamente tecnificada, ambientalmente sostenible y socialmente aceptada. 2. Lineamientos Generales de Políticas Mineras. Dentro del nuevo modelo de desarrollo definido en el Plan Nacional de Desarrollo (PND), por el gobierno del Presidente Evo Morales, se establece que el Estado será el actor y promotor del desarrollo, perteneciente al ámbito productivo productor de excedentes. El Estado participará en toda la cadena productiva minero metalúrgico a través de sus organismos especializados, por otro lado protegerá la inversión privada nacional y extranjera garantizando un diversificado y racional aprovechamiento de los recursos minerales, cumpliendo con las normas tributarias, ambientales y sociales vigentes en el país. El Plan de Desarrollo Minero Metalúrgico, establece las estrategias para la política de cambio, así como para su implementación en el marco del Plan Nacional de Desarrollo (PND), las mismas que fundamentalmente se traducen en: • • • • • • Un nuevo marco jurídico normativo para el desarrollo integral de la minería. Mayor protagonismo del estado como promotor del desarrollo de la Minería y Metalurgia. Diversificación del potencial minero metalúrgico mediante el desarrollo de la metalurgia – siderurgia y transformación industrial de los metales. Incentivo, regulación y control de la minería privada nacional y transnacional. Fortalecimiento de la minería chica y cooperativizada. Participación de la comunidad

Para el PND, “la estructura de la matriz productiva nacional está formada por dos sectores: Los estratégicos generadores de excedente y los generadores de empleo e ingresos”1. ----------------------1

PND, D.S. Nº 29172 - Gaceta Oficial de Bolivia pág. 130.

“Los sectores estratégicos están integrados por Hidrocarburos, Minería, Electricidad y Recursos Ambientales, que resguardan la nacionalidad porque abarcan los recursos naturales, recuperados y reconocidos como patrimonio del Estado. Requieren de

elevadas inversiones en tecnología, son intensivos en capital y, a su vez, tienen gran capacidad para generar excedente.” “Ambas actividades estratégicas –hidrocarburos y minería- contribuirán a desmontar el colonialismo con la industrialización y el aumento del valor agregado de la producción y la exploración, e inducirán al cambio del patrón primario exportador. ….. En el sector minero se reestablecerá el rol protagónico del estado, con mejor capacidad de producción, control y fiscalización, y mayor participación en la renta minera”2. 3. Objetivo General. Convertir la actividad minera en uno de los ejes productivos del país, donde el Estado se encargue de administrar toda la cadena productiva minera, en la perspectiva de alcanzar la anhelada industrialización de nuestros recursos, con mejor capacidad de producción, control y fiscalización y mayor participación en la renta minera, para beneficio sostenible y distribución justa de los excedentes. 4.- Objetivos Específicos. Objetivo 1. Compatibilizar la propuesta de Constitución Política del Estado. Objetivo 2. Promover la reactivación productiva en yacimientos, plantas metalúrgicas y fundiciones de la minería nacional. Objetivo 3. Mejorar la gestión de las empresas e instituciones públicas del sector minero, potenciando las empresas mineras estatales como: COMIBOL, SERGEOTECMIN, E.S. MUTUN, VINTO, SENARECOM, FOMIN, FAREMIN. Objetivo 4. Fortalecimiento institucional, con asistencia técnica, financiera y gestión ambiental para la minería chica y cooperativa, Objetivo 5. Lograr la industrialización de nuestras materias primas, con valor agregado.
2 Idem, pág. 132 del PND

Nueva Ley Minera, con la propuesta de Nueva

Objetivo 6. Ampliar la cobertura de la carta geológica y promoción de las inversiones. Objetivo 7. Realizar prospección, exploración, explotación, comercialización de metales y minerales. así como el control de la

Objetivo 8.Implementar procesos de retratamiento de colas y desmontes. Objetivo 9. Promover la participación de la comunidad y sus organizaciones sociales. 5. Estrategia para la política de cambio La característica de la política de cambio está determinada por el proceso democrático participativo, instaurado oficialmente en Bolivia con la asunción del c. Evo Morales Ayma a la Presidencia de la República, el 22 de enero de 2006. El mandato del pueblo para el cambio tiene la fuerza de la historia y la legitimidad otorgada por el 54 % del electorado nacional, expresado en las elecciones generales del 18 de agosto de 2005. La fuerza de la historia se manifiesta en la permanente lucha del pueblo boliviano por el cambio. Desde el dominio colonial, pasando por la República y recientemente en el neoliberalismo, la exclusión y marginalidad del pueblo fue constante. Los breves períodos de insurgencia de los explotados y oprimidos, discriminados y excluidos, fueron ahogados en sangre, con represión masiva, violaciones a los más elementales derechos humanos, ciudadanos y políticos. Después de algunas conquistas de carácter social, nada importante cambió durante más de 5 siglos de dominación en nuestra historia. Esta fuerza histórica está presente en la actual lucha del pueblo boliviano por el cambio. 6. Políticas, Programas y Proyectos del Plan Quinquenal Minero. Politica.
1.Nuevo marco jurídico normativo para el desarrollo integral de la minería 2.Participación del Estado como actor y promotor del desarrollo de la Minería y Metalurgia

Programa
1.Reforma del marco legal con visión eficiente y transparente

Proyecto.
1. Implementación y socialización de la nueva Ley Minera.

Ins.Ejecutora
Ministerio de Minería

1.Reforma operativa del marco institucional de las entidades del sector Minero

1. Refundación de COMIBOL y Fortalecimiento de la nueva estructura institucional del sector Minero Estatal.

Ministerio de Minería

3.Desarrollo y diversificación del potencial minero metalúrgico del País

1.Prospección y exploración minero en el territorio Nacional

2.Construcción e implementación del Archivo histórico Minero 1. Prospección y exploración minera básica en Bolivia.

COMIBOL SERGEOTECMIN

2. Desarrollo de los recursos hídricos subterráneos en Bolivia 1ra Fase. 3. Exploración geológica en

SERGEOTECMIN SERGEOTECMIN

2.Promoción de inversiones Mineras con amplia y actualizada información

concesiones de COMIBOL La Paz y Potosí. 4. Prospección Aurífera Norte y Noreste Río Madre de Dios Beni 5. Levantamiento de los Recursos de Sal Rosada de Entre Ríos Departamento de Tarija. 6. Levantamiento del potencial de agua subterránea en el Altiplano central para el Desarrollo Agropecuario. 7. Levantamiento de la calidad de Agua Superficial en la cuenca Mapiri Tipuani. 8. Exploración y perforación a Diamantina en áreas Mineras de COMIBOL.

SERGEOTECMIN SERGEOTECMIN

SERGEOTECMIN

SERGEOTECMIN

COMIBOL

3.Reactivación productiva en Plantas Metalúrgicas y Yacimientos en la Minería Nacional

1.Promoción minera en el exterior 2. Difusión de la información sobre recursos naturales - Biblioteca virtual. 3. Ampliación de la Carta Geológica Escala 1: 100.000 4. Desarrollo de las Tecnologías de Información Geológica.

SERGEOTECMIN SERGEOTECMIN SERGEOTECMIN

4. Desarrollo minero metalúrgico en plantas de COMIBOL.

1. Rehabilitación de la Planta de Volatilización de La Palca. 2. Complejo Metalúrgico Karachipampa con incorporación de la Refinería de Zinc. 3. Desarrollo de la Siderurgia del Mutun. 4. Modernización de la Empresa Metalúrgica Vinto.

COMIBOL COMIBOL

MINISTERIO DE MINERIA COMIBOL

1. Hidrometalúrgico Corocoro 1ra Fase. 2. Estudio de implementación de un nuevo Ingenio en Huanuni. 3. Reactivación de Huanuni DS 28901 4. Rehabilitación Fundición de Bismuto Telamayu. 5. Rehabilitación Planta Industrial de Pulacayo.

COMIBOL COMIBOL COMIBOL COMIBOL COMIBOL

6. Rehabilitación Fundición de Acero Catavi. 7. Rehabilitación de la Planta de Acido Sulfúrico Eucaliptos - Oruro. 5. Aprovechamiento integral de los recursos evaporiticos del Salar de Uyuni.

COMIBOL COMIBOL

6.Retratamiento y aprovechamiento de colas y desmontes de COMIBOL.

1. Levantamiento de los Recursos Evaporiticos del Salar de Uyuni y su Disponibilidad. 2. Explotación de Ulexita - Delta Rió Grande Salar de Uyuni. 3. Aprovechamiento de los Recursos Evaporiticos del Salar de Uyuni y Desarrollo de la Química Básica. 4. Implementación de Laboratorio y Planta Piloto de Investigación de los Recursos Evaporiticos Litio

COMIBOL

SERGEOTECMIN MINISTERIO DE MINERIA

COMIBOL

4.Fortalecimiento de la Minería Chica y Cooperativa

1. Programa Integrado de asistencia técnica y financiera para la Minería Chica y Cooperativa.

1. Reprocesamiento de Relaves San Miguel - Potosí. 2. Retratamiento de Colas Antiguas Telamayu. 3. Retratamiento de Colas Arenas Catavi. 4. Implementación de Laboratorios Metalúrgicos, químicos y Planta Piloto en Oruro.

COMIBOL COMIBOL COMIBOL COMIBOL

1. Fortalecimiento productivo y de gestión administrativa, social, ambiental de la Minería Chica y Cooperativa (FOMIN - FAREMIN) 2. Apoyo al Desarrollo Económico en Areas Empobrecidas del Occidente de Bolivia (APEMIN II). 3. Sistema Nacional de Registro y Comercialización de Minerales y Metales (SENARECOM). 4. Apoyo al Desarrollo de la Minería Cooperativizada. 5. Desarrollo Económico Integral para crear Empleo Sostenible en la Cuenca del Lago Poopo - Oruro. 6. Escuela Minera.

MINISTERIO DE MINERIA

MINISTERIO DE MINERIA MINISTERIO DE MINERIA

MINISTERIO DE MINERIA MINISTERIO DE MINERIA

2. Programa de gestión ambiental en la Minería Chica y

Cooperativa.

1. Promoción, difusión y adecuación a la normativa de las Cooperativas Mineras y Minería Chica. 2. Mitigación de Operaciones en Curso. 3. Remediación de Pasivos ambientales generados en la Actividad Minera. 4. Prevención y Mitigación de Riesgos Geológicos en Bolivia. 5. Levantamiento de Línea de Base ambiental en Cuencas Mineras de Bolivia. 6. Levantamiento de Minas Abandonadas y Elaboración de Atlas Pasivos Ambientales Mineros en el Sur de Potosí. 7. Remediación Ambiental por actividades Mineras San José. 8. Prevención, control y mitigación de la Contaminación en el Sector Minero.

MINISTERIO DE MINERIA MINISTERIO DE MINERIA MINISTERIO DE MINERIA SERGEOTECMIN SERGEOTECMIN

SERGEOTECMIN

COMIBOL COMIBOL

Avances en el nuevo marco normativo.
En esta perspectiva hemos iniciado el proceso de cambio en el sector, fundamentalmente con las siguientes medidas políticas. a. Decreto Supremo Nº 29117 del 1 de mayo del 2007, que establece Reserva Fiscal todo el territorio nacional, otorgando al Estado, mediante la COMIBOL, la administración de nuestros recursos del subsuelo. b. Ley Nº 3720 del 31 de julio de 2007, que restituye a COMIBOL las funciones productivas para operar en toda la cadena productiva minera. c. Ley Nº 3917 de 31 de julio de 2007, que eleva a rango de Ley el Decreto Supremo Nº 28901 del 31 de octubre de 2006, la misma que recupera para el Estado todo el yacimiento de estaño de Huanuni. d. Decreto Supremo Nº 29026 del 7 de febrero de 2007, que revierte la Empresa Metalúrgica Vinto a favor del Estado boliviano. e. Decreto Supremo Nº 29165 del 13 de junio de 2007, que crea el Servicio Nacional de Control de la Comercialización de Minerales y Metales (SENARECOM), entidad que será la encargada de regular el mercado, hoy informal de la comercialización de minerales de nuestro país, mediante el registro de operadores mineros y verificación del producto destinado a la exportación. f. Se firma el contrato minero más grande de la historia de nuestro país, el de la explotación del hierro en El Mutún, con una inversión de 2 100 millones de dólares.

g. El Poder Legislativo aprobó una nueva política tributaria para el sector minero a través de la Ley 3787 y su reglamento, cuyo objetivo es mejorar la participación del Estado en las utilidades que genera el sector, especialmente durante las

coyunturas de precios altos de minerales en el mercado internacional, sin dejar de incentivar las inversiones, promover las exploraciones y redistribuir los ingresos para los municipios, prefecturas y el erario nacional de la manera mas equitativa. h. Se aprueba el funcionamiento del FOMIN a través del D.S. No. 29578 del 21 de mayo de 2008. i. Se elabora una propuesta de borrador de nueva Ley minera, para superar todos los problemas que enfrenta la minería.

Como puede observarse, hemos tenido que abrir en primera instancia, el candado que impedía al Estado participar directamente en el proceso productivo minero. Aún quedan otras normas en proceso de aprobación en Cámara de Senadores del Poder Legislativo, que tienden a ser bloqueados y saboteados por la oposición política, pero como en el caso de los habitantes de Puerto Suárez que presionaron para que se firme el contrato con la Empresa Jindal Steel, para iniciar la etapa del acero en Bolivia, estamos seguros que el pueblo boliviano acompañará el proceso de refundación minera, en el que está empeñado el Gobierno Nacional.

PLAN DE DESARROLLO SECTORIAL

2009

ESTADO PLURINACIONAL DE BOLIVIA Ministerio de Salud y Deportes

FORTALECIMIENTO DEL BONO JUANA AZURDUY MEDIANTE LA CONTRATACIÓN DE MÉDICOS DESTINADOS AL PRIMER NIVEL DE ATENCIÓN. 2009

PLAN DE DESARROLLO SECTORIAL

Junio 2009
1

PLAN DE DESARROLLO SECTORIAL

2009

PLAN DE DESARROLLO SECTORIAL
El Estado tiene con la población boliviana una deuda social sanitaria acumulada desde la colonia, agravada en los últimos 20 años con políticas de salud neoliberales que han significado la privatización del sector, la mercantilización de los servicios y el establecimiento de una cultura individualista de la salud. Bajo ese contexto, el Sistema de Salud no ha respondido a las necesidades y demandas del pueblo boliviano, al contrario ha reproducido las desigualdades e inequidades de la estructura económica. El modelo de desarrollo neoliberal ha generado una situación de reproducción social precaria para las mayorías respecto a los procesos de trabajo y de consumo de bienes y servicios, que se expresa en la calidad de vida de las personas y se caracteriza por insuficiencias y deficiencias en la alimentación, la vivienda, la recreación y el acceso a servicios básicos, a la educación, la salud, agua segura, la energía y la seguridad. Todo ello ha derivado en perfiles epidemiológicos caracterizados por las llamadas enfermedades de la pobreza –tuberculosis, diarreas e infecciones –, que a su vez han incidido en la alta morbimortalidad, en general, y materno infantil, en particular, además de ahondar las brechas de inequidad y de género, las diferencias entre lo urbano y lo rural, y entre indígenas y no indígenas. Siendo que Bolivia es un país multiétnico y multicultural, el Sistema Nacional de Salud nunca ha asumido la cosmovisión sanitaria de los pueblos indígenas y originarios, al contrario, ha ejercido represión y desprecio al saber ancestral y a los usos y costumbres tradicionales, siendo esta situación una de las causas de la exclusión y marginación en salud. Los intentos de recuperación sociocultural fueron insuficientes. Algunos de los indicadores que reflejan la grave situación de salud y de exclusión son los siguientes: El 77 por ciento de la población se encuentra excluida de los servicios de salud, con fuerte incidencia en regiones del altiplano y valles rurales. Las barreras de exclusión son la económica, la geográfica, la cultural y la social. El 7,5 por ciento de los niños muere antes de los cinco años, principalmente por enfermedades infecciosas prevenibles y/o curables; el 26,5 por ciento de los sobrevivientes tiene desnutrición crónica y la mayoría de ellos tiene secuelas irreversibles en su capacidad intelectual y desarrollo; el 67 por ciento de los niños menores de tres años tiene anemia y el 19 por ciento déficit de vitamina A. Por otro lado, el 44 por ciento de los niños nacidos de madres sin educación son desnutridos, lo que prueba una relación directa entre educación y desnutrición. Un tercio de la población de niños de áreas rurales menores de tres años e indígenas de la misma edad tiene desnutrición crónica, que equivale al doble de la población de niños de la misma edad que viven en la ciudad. Por otro lado, el país presenta una mortalidad materna de 320 por 100 mil nacidos vivos (ENDSA 2003), una de la más alta de Sudamérica. La tasa de Incidencia Parasitaria Anual (IPA) en la población en riesgo es de 4,3 por mil habitantes expuestos en el 2005. La dispersión de vectores domiciliaros cubre, aproximadamente, el 60 por ciento del territorio, ocupando casi toda la superficie de los departamentos de Tarija, Chuquisaca, Cochabamba, Santa Cruz y, parcialmente, Potosí y La Paz, representando un 80 por ciento el riesgo de transmisión vectorial. La tuberculosis es un problema grave de salud pública: la notificación de casos procedentes de los servicios de salud públicos muestra una incidencia de casos pulmonares positivos de 67,3 por 100 mil y en todas sus formas de 100,3 x 100 mil. Para revertir esos indicadores, en el marco de la nueva Política Nacional de Desarrollo, el sector salud ha establecido las siguientes problemáticas: Alta privación socio-biológica (Esta está dada por la inaccesibilidad a alimentación vivienda, vestimenta, recreación, servicios básicos y seguridad) en mayorías poblacionales determinantes sociales y políticas desfavorables para la calidad vida y sus consecuencias para la salud colectiva, que se expresan en perfiles patológicos y epidemiológicos diferenciados según grupos sociales, caracterizados por la alta incidencia de enfermedades de la pobreza, muertes evitables y baja productividad. Sistema de Salud inequitativo e ineficiente, no se toma en cuenta la diversidad social, étnica y cultural del país. Insuficiente capacidad resolutiva de los establecimientos de salud, expresado en niveles de gestión y atención desintegrados; sin criterios de calidad y eficiencia; desconectados entre sí; mal distribuidos; deficientemente equipados; con profesionales, técnicos y administrativos desmotivados, y sin mecanismos de control social. Sistema Nacional de Salud segmentado, fragmentado, con débil rectoría. Gestión ineficaz e ineficiente, sin capacidad de seguridad sanitaria ni de contribuir a la protección social de la población, expresado en la presencia de varios subsectores, con planes y presupuestos no coordinados con el Ministerio de Salud y Deportes, y de accionar independiente; con recursos de cooperación mayoritariamente condicionados por las agencias cooperantes; con un marco jurídico disperso y contradictorio, en gran parte obsoleto; con concentración y duplicidad de servicios en focos urbanos y con áreas rurales sin servicios básicos de salud; con poca o ninguna experiencia o interés en coordinar intersectorialmente para intervenir sobre las determinantes de la salud y minimizar la exclusión social en salud. Insatisfacción de los usuarios del Sistema Nacional de Salud como expresión de la alienación sobre la valoración de la salud y escasa participación en la planificación y control social de la actividad sectorial, determinado por un entorno económico y social que ha minado el poder social y ha evitado el empoderamiento de la población, aún más el de las mujeres. El sistema de salud no asume la medicina tradicional y no hay complementación plurinacional en los servicios. Hay una falta de fomento a la práctica de los terapeutas tradicionales, a la investigación de la medicina ancestral, a la elaboración de una farmacopea y a la implementación de mecanismos regulatorios. Problemas alimentario nutricionales, que repercuten en la desnutrición y malnutrición, que generan bajas defensas frente a la enfermedad y en el caso de la infancia causa disminución en sus capacidades de aprendizaje y desarrollo intelectual. Este sector, sin embargo, cuenta con potencialidades que cambien la anterior situación. Un modelo de gestión de salud descentralizado y concurrente , en proceso de mayor profundización, que tendría capacidad para tomar decisiones más próximas a los problemas locales, en la que participarán las comunidades en la toma de decisiones.

2

PLAN DE DESARROLLO SECTORIAL

2009

Existen varias experiencias exitosas del enfoque de salud familiar, comunitaria y plurinacional en el altiplano, valles, llanos y en otros países, que serán sistematizados y aplicados en Bolivia. Pueblos Indígenas y Originarios con estructuras propias que cuentan con saberes ancestrales en el tratamiento de enfermedades. Se cuenta con un Sistema Nacional de Salud con práctica gerencial en manejo del seguro público (Seguro Universal Materno Infantil y Seguro Médico Gratuito de Vejez) en todo el territorio nacional, además de 50 años de experiencia en Seguridad Social.

Propuesta de cambio
El objetivo del Plan Nacional en el sector salud es la eliminación de la exclusión social, que se conseguirá con la implementación del Sistema Único, Intercultural y Comunitario de Salud, que asume la medicina tradicional. Este sistema será inclusivo, equitativo, solidario, de calidad y calidez. Participará de la dimensión económica, productiva, sociocultural y política organizativa, generando capacidades individuales, familiares y comunitarias, actuará de manera intersectorial sobre los determinantes de salud con participación plena en todos sus niveles, orientado hacia la promoción de hábitos saludables, de la actividad física y deportiva, que cuida, cría y controle el ambiente, promueve y se constituye en el espacio de organización y movilización sociocomunitaria del Vivir Bien. El rol del Estado, basado en una concepción social, comunitaria y plurinacional de la salud, es garantizar el Derecho a la Salud y la ciudadanía plena en la que se abren espacios para la participación de nuevos actores. En este sentido, todos los sectores involucrados en el Sistema Nacional de Salud (público, seguridad social, tradicional y privado) cumplirán, bajo la rectoría y autoridad normativa y regulatoria del Ministerio de Salud y Deportes, los roles y funciones que estén vigentes. (Ver esquema 1)

Esquema 1. Relación del enfoque político con los lineamientos centrales del plan sectorial de salud

Este cambio permitirá alcanzar los siguientes impactos: cumplir las Metas del Milenio en Salud hasta el año 2015:

OBJETIVOS 1. Erradicar la pobreza extrema y el hambre 2. Alcanzar la educación primaria universal 3. Promover la equidad de género y la autonomía de la mujer 4. Reducir la mortalidad infantil 5. Mejorar la salud materna 6. Combatir el VIH/SIDA, el paludismo, Chagas y Tuberculosis 7. Garantizar la sostenibilidad del medio ambiente

Posibilidad de cumplimiento de la meta al 2015 Probable Probable Probable Probable Probable Probable Probable

Que la población boliviana, hasta el 2010, acceda en un 100 por ciento al Sistema Único, Intercultural y Comunitario de Salud, además del acceso a servicios básicos. Elimine la desnutrición en niños menores de cinco años. Alcanzar la mayor cantidad de años de vida en forma saludable con menor incidencia de enfermedades. El sistema de salud generará un ambiente sano y sostenible vigilando el ámbito productivo, los desechos industriales, residuos hospitalarios y suelos (minería, agricultura, hidrocarburos y otros). Para ellos se crearán políticas, normas y sistemas. Se eliminará la violencia intrafamiliar focalizada principalmente en niñas de municipios pobres.

3

PLAN DE DESARROLLO SECTORIAL

2009

Políticas y estrategias
Política 1: Sistema Único, Intercultural y Comunitario de Salud.
Esta política permitirá el acceso a los servicios de salud del 100 por ciento de la población boliviana bajo el Sistema Único, Intercultural y Comunitario, mediante la promoción de hábitos y conductas saludables en individuos, familia y la comunidad, logrando una población sana y productiva, que participe en la transformación económica, social y cultural, con la aplicación de un modelo de salud familiar, plurinacional y comunitaria. La estrategia de está política es la Universalización del acceso al Sistema Único, Intercultural y Comunitario de Salud , orientada a superar toda forma de exclusión en salud, que se traduce en altos índices de enfermedad y muerte, pero también en personas con hábitos no saludables. Para la implementación del programa «Modelo de Salud Familiar y Comunitaria Intercultural», se fortalecerá las redes de salud (infraestructura, equipamiento, insumos, medicamentos y capacitación del personal de las redes de servicios de salud, redes sociales e intersectoriales) en todo el ámbito nacional (nueve prefecturas y 327 municipios) para aumentar la capacidad resolutiva de enfermedades y discapacidades. Este proyecto tiene un costo de 150 millones de dólares en un periodo de cinco años. El proyecto «Gestión de la calidad, con carácter plurinacional», con enfoque de género y generacional, creará reciprocidad del sistema con la comunidad y el respeto a los derechos de los indígenas, reconociendo, efectivamente, la medicina tradicional en las redes de salud en todo el país y tendrá un costo de nueve millones de dólares.

El proyecto de «Extensión de coberturas», desde unidades fijas y unidades móviles de salud, llegará a las poblaciones más dispersas y desprotegidas de todo el país, su periodo de ejecución es del 2006 al 2010 se espera que la población boliviana tenga acceso a un sistema único plurinacional y comunitario, con un costo de 109 millones de dólares.

Política 2: Rectoría
Esta política recuperá la soberanía y la rectoría del sistema, liderizando la intersectorialidad para la salud; con mayor capacidad de gestión que permitirá garantizar la sostenibilidad financiera del Sector para proteger la salud de los bolivianos, sus condiciones de vida, de trabajo y de su relación con el ambiente. También se busca que el Sistema de Salud cuente con un marco jurídico normativo, administrativo y financiero independiente de condicionamientos externos. Para implementar esta política se plantea la estrategia r ecuperación y consolidación de la soberanía sanitaria , orientada a fortalecer la rectoría estatal del Sistema Único de Salud, Intercultural y Comunitario y de la intersectorialidad para la salud. El programa Conducción, Regulación Fiscalización y Modulación del Financiamiento, recuperando para el Estado la responsabilidad de la salud y la protección social de la población en general y de los grupos más vulnerables en particular. El avance será mediante aseguramiento público ampliado y reformas en la Seguridad Social de Corto Plazo. El proyecto para este programa es el «Fortalecimiento de la capacidad de gestión». Para ello se creará la escuela de gobernabilidad en salud, para formar recursos humanos con capacidad gerencial que implementen la descentralización del sector eficientemente. Asimismo, se realizara profundos cambios en la formación académica de los recursos humanos en salud en todo el país con un costo de 13,7 millones de dólares. El proyecto de «Vigilancia de la calidad de producción de bienes y servicios» cuidará la calidad de los insumos, de los procesos y de los productos en los sectores productivos y de servicios, a fin de asegurar la inocuidad de su producción para sus trabajadores, la población usuaria y el ambiente en todo el ámbito nacional con un costo de un millón de dólares.

Implementación del «Seguro Universal de Salud», proyecto que realizará una ampliación de las prestaciones en los seguros, incorporando de forma progresiva a grupos de beneficiarios en los seguros públicos de salud, realizando una complementación plurianual en los servicios de salud a nivel nacional con un tiempo de duración de tres años, con un costo de 138 millones de dólares

El proyecto de « Gestión tecnológica e Investigación» adecuará la incorporación de tecnología de punta para el diagnóstico, tratamiento y rehabilitación acorde a las necesidades de la población, garantizando la preservación de la propiedad intelectual del conocimiento tradicional de los pueblos indígenas y originarios. Además, desarrollará e implementará tecnología nacional, progresiva y sostenible para reemplazar la tecnología importada en la medida de lo posible, con posibilidades de introducir en el mercado latinoamericano y mundial productos y procedimientos tradicionales alternativos al modelo médico occidental moderno con un costo de dos millones de dólares.

Política 3: Movilización Social
Está política plantea promover la ciudadanía activa, participativa y responsable de su salud (gestión social, movilización social y control social) creando consejos de salud a nivel nacional, departamental y municipal. Esto permitirá aumentar los años de vida saludable de la población y con ello se logrará contar con más gente sana y, por ende, mayor productividadpara el país. La estrategia de esta política es la r evalorización de la salud en las prioridades de los hombres, mujeres, comunidades y familias bolivianas ,orientada a l a promoción de una ciudadanía activa, participativa y responsable, con influencia en la creación de una atmósfera espiritual para la percepción del desarrollo físico y mental en el hogar, en el trabajo y en la colectividad, en el marco de la responsabilidad parala sostenibilidad del ambiente sano y productivo.

4

PLAN DE DESARROLLO SECTORIAL

2009

En ese entendido, los años de vida saludables se darán en el marco de la seguridad humana, que incluye la protección a las personas y el desarrollo de sus fortalezas y aspiraciones; esta seguridad significa que el Estado garantizará el desarrollo de las potencialidades humanas de libertad frente a las privaciones, libertad frente al miedo y libertad para actuar en nombre propio. Para lograr esta estrategia se implementará el programa Gestión social, movilización social y control social para la revalorización de la salud en las prioridades de los hombres, mujeres, comunidades y familias bolivianas, orientada a lograr la participación comunitaria. Uno de los proyectos para este programa es «Poder Social», cuyo objetivo es incidir en la producción - distribución y el aseguramiento de niveles óptimos en cantidad y calidad de los bienes, para la satisfacción de las necesidades primarias (alimento, vestimenta, vivienda) y la satisfacción de las necesidades del consumo ampliado, en educación, acceso a servicios básicos, movilización y organización de los grupos sociales en el espacio de consumo, utilización productiva complementaria del tiempo libre y recreación y salud a nivel nacional con un costo de cinco millones de dólares.

Otro proyecto es «La alianza con movimientos sociales» para hacer que las organizaciones sociales participen y gestionen programas específicos, logrando una amplia convocatoria social, a fin de elaborar el consenso nacional en torno a las alternativas de solución a los problemas políticos y estructurales del sector salud, priorizando las metas de corto y mediano plazo y las acciones de promoción y prevención de la salud en el ámbito nacional con un costo de cinco millones de dólares. El proyecto de «Consejos Nacional Departamental y Municipal de Salud» promocionará las asambleas municipales y departamentales de salud vinculantes y fortalecerá los consejos municipales de salud, con un costo de 150 mil dólares.

Política 4: Promoción de la Salud
Propone la recuperación de la responsabilidad del Estado en la cultura de salud integral y la calidad de vida, orientada a intervenir coordinadamente entre el sector salud y los demás sectores del Estado en los factores determinantes de la exclusión social en salud, incrementando el acceso de la población a servicios básicos, como educación, trabajo digno o docente, seguridad, energía limpia, vivienda, saneamiento básico, nutrición y salud para el Vivir Bien. La estrategia de esta política es la Recuperación de la responsabilidad del Estado en la cultura de salud integral y la calidad de vida ,orientada aintervenir, coordinadamente, entre el sector salud y los demás sectores del Estado, en los factores determinantes de la exclusión social en salud, con miras a lograr el Vivir Bien. Para lograr esta estrategia se implementará el programa «Intersectorialidad», como una acción intersectorial, integral, articulada y sostenible para contribuir a mejorar la capacidad del Estado para enfrentar los problemas de los diferentes grupos sociales, logrando aumentar la calidad de vida y alcanzar la equidad por sobre intereses excluyentes, contribuyendo con ello a la dignidad nacional. El proyecto de «Promoción de la salud», articulará al sector educativo, por ser el encargado de formar la mente de las y los niños, y producir recursos humanos para el desarrollo nacional. Este proceso debe generar un enfoque de salud para la educación y de educación para la salud; contribuyendo a la generación de personas sanas, inteligentes y creativas, capaces de agregar valor agregado a la producción en cualquier área. El alcance del proyecto es nacional y tiene un costo de 818 mil dólares. El proyecto «Salud - Deporte», prioriza la formación y el desarrollo integral de los bolivianos y bolivianas, mediante la actividad física como un proceso que garantice la incorporación de estilos de vida activa y saludable y el desarrollo de una cultura de ganadores, para lo cual se creará el fondo nacional para el deporte (apoyo e incentivo para deportistas de alta competición), infraestructura deportiva, diseño de políticas, implementación de escuelas de iniciación y desarrollo deportivo de instituciones deportivas en todo el territorio nacional; fomento al deporte para las personas con discapacidad; priorización de deportes y fomento de la participación de deportistas bolivianos en competencias internacionales, además del establecimiento de un sistema de estímulos morales y materiales a los deportistas en las competencias internacionales y la construcción de mini centros de alto rendimiento por disciplina. El costo es de 4,87 millones de dólares.

El proyecto prioritario de este programa es «Municipios Saludables», que plantea construir e implementar el concepto y la práctica de Escuelas saludables y productivas; Normales saludables y productivas; Universidades saludables y productivas y Cuarteles saludables y productivos. En todos ellos se priorizará la atención de todos los sectores sociales y productivos a niveles nacional que garanticen los insumos, los medios y los servicios que contribuyen al Vivir Bien. El costo es de ocho millones de dólares.

Política 5: Solidaridad
Esta política desarrollará una alianza nacional para la erradicación de la desnutrición, la violencia y la inclusión de grupos más desprotegidos que viven en extrema pobreza, orientada a eliminar la exclusión social en salud más intolerable e inserción de esos grupos a mejores niveles de vida. Esto implica un plan de acciones inmediatas intersectoriales bajo la coordinación del Sector Protección Social y con recursos de los sectores incorporados en su programación operativa como acciones intersectoriales. La estrategia es la Alianza nacional para la erradicación de la desnutrición, la violencia y la inclusión de grupos más desprotegidos que viven en extrema pobreza , orientada a eliminar la exclusión social en salud más intolerable y la inserción de esos grupos en mejores niveles de vida. Para lograr esta estrategia, se implementará el programa “Solidaridad”, que focalizara las intervenciones en forma inmediata, en tanto se vayan modificando las estructuras sociales y del Estado para el Vivir Bien. Asimismo, se plantea luchar contra la violencia, fundamentalmente en niñas menores de cinco años.

El proyecto prioritario de carácter intersectorial denominado «Desnutrición Cero» pretende mejorar la alimentación y nutrición de los niños menores de cinco años y mujeres en edad fértil; promover los hábitos alimentarios saludables con enfoque plurinacional; incrementar la capacitad del sector salud en la gestión nutricional con Unidades Nutricionales Integrales (UNI) y lograr la participación comunitaria para prevenir y combatir la desnutrición, y mejorar la salud de la población boliviana. El costo previsto es de 59 millones de dólares.

Otro proyecto es el de «Reducción de la Violencia», quecontribuirá a recuperar la cultura de derechos y el respeto a la vida; la conciencia nacional sobre nuestros conciudadanos más desprotegidos, entre ellos las poblaciones indígenas, construyendo redes de protección social y comunitaria sostenibles en todo el país. El costo es de cinco millones de dólares.

5

MINISTERIO DE DESARROLLO PRODUCTIVO Y ECONOMÍA PLURAL

ESTADO PLURINACIONAL DE BOLIVIA

Av. Mariscal Santa Cruz· Edif. Centro de Comunicaciones La Paz, piso 20 La Paz - Bolivia · www.produccion.gob.bo
MINISTERIO DE TRABAJO, EMPLEO Y PREVISIÓN SOCIAL

E S TA D O P L U R I N A C I O N A L D E B O L I V I A

Calle Yanacocha Esq. Mercado S/N Zona Central La Paz - Bolivia · www.mintrabajo.gob.bo

Presidente Constitucional de la República de Bolivia Evo Morales Ayma

PRESENTACIÓN
El Ministerio de Desarrollo Productivo y Economía Plural y el Ministerio de Trabajo, Empleo y Previsión Social presentan en este documento el “Plan Sectorial de Desarrollo Productivo con Empleo Digno” del Gobierno de Bolivia para los sectores de la agroindustria y alimentos , artesanía, manufactura, industria y turismo. Este plan tiene como propósito sustituir de forma radical el modelo de desarrollo económico implementado en el país desde la constitución de la República, que básicamente estuvo basado en principios liberales y neoliberales orientados al fortalecimiento de la economía privada. Como consecuencia, supone un quiebre drástico con el modelo privatista neoliberal y se orienta hacia el objetivo de desarrollar una economía plural: pública, mixta y privada-comunitaria, pero con fuerte presencia estatal orientada a promover el desarrollo económico de todas las unidades productivas del país con más y mejor empleo. Este Plan, por lo tanto, esboza los lineamientos principales de tres importantes sectores generadores de ingresos y empleo del Plan Nacional de Desarrollo, como son: la transformación industrial, manufacturera, artesanal; el turismo; y la dignificación del empleo. La estrategia económica productiva del Plan Nacional de Desarrollo y en la que se inscribe este Plan Sectorial, busca la transformación y el cambio integrado y diversificado de la matriz productiva, que tiene que ver con el cambio del actual patrón primario exportador excluyente hacia una nueva matriz basada en la industrialización de los recursos naturales para la agregación de valor, permitiendo la generación de excedentes, ingresos y el empleo digno para la mayoría de la población boliviana, inaugurando un nuevo patrón de acumulación de riqueza y su distribución. Esto se logrará a través de la puesta en marcha de seis estrategias y programas. La primera tiene que ver con el cambio del marco normativo para el desarrollo de unidades productivas, reconocimiento de los derechos laborales y la revalorización del rol del trabajo en el sector. La segunda tiene que ver con el impulso al tránsito progresivo del trabajo informal al trabajo protegido. La tercera, avanza en la consolidación de la institucionalidad a través de la consolidación de servicios públicos de apoyo al sector empresarial para beneficio del conjunto de las unidades productivas del país. La cuarta está vinculada a la recuperación del rol del Estado en la economía a través de la gestión y administración de Empresas Públicas Estratégicas. La quinta, supone otorgar al Estado un rol promotor y protagónico en el desarrollo a través de la constitución y consolidación de agencias públicas de fomento al desarrollo productivo integral, mercado interno, exportaciones y turismo; y el fortalecimiento de las propias capacidades de los actores privados y comunitarios. Finalmente, la sexta, otorga a la producción y al empleo la cualidad de constituirse en la forma sostenible y efectiva de erradicación de la pobreza extrema. Este Plan Sectorial presenta los patrones de desarrollo social y económico que se han implementado con anterioridad en el país para posteriormente introducir el marco conceptual y operativo sobre el que se fundamenta. El marco conceptual está basado en los pilares del Nuevo Modelo Nacional Productivo, en las orientaciones de la Constitución Política del Estado, las políticas del Plan Nacional de Desarrollo y las políticas de la Bolivia Productiva del mismo Plan Nacional. El marco operativo de intervención se desarrolla sobre la base de una economía rural plural, la implementación de complejos productivos territoriales y en la intervención con el conjunto de las unidades productivas del país. Finalmente, se introducen los programas, componentes y líneas de acción que permitirán poner en práctica este Plan Sectorial de Desarrollo Productivo con Empleo Digno. Dra. Susana Rivero Guzmán Ministra de Desarrollo Productivo y Economía Plural Calixto Chipana Calizaya Ministro de Trabajo, Empleo y Previsión Social

INDICE
I. MODELOS DE DESARROLLO PRODUCTIVO A. B. C. EL MODELO LIBERAL (1901-1951) EL MODELO NACIONAL ESTATISTA (1952-1984) EL MODELO PRIVATISTA NEOLIBERAL (1985-2005) 9 10 11 15 21 45 48 54 59 62 63 65 67 89 90 91 96 97 98

II. DIAGNOSTICO DEL CONTEXTO III. MARCO CONCEPTUAL Y OPERATIVO A. B. C. D. E. F. LOS PILARES DEL NUEVO MODELO NACIONAL PRODUCTIVO LAS POLITICAS DEL PLAN NACIONAL DE DESARROLLO LAS POLITICAS DEL PLAN SECTORIAL DE DESARROLLO PRODUCTIVO MARCO DE INTERVENCION OPERATIVA ÁMBITOS DE INTERVENCION Y ESTRATEGIAS MARCO DE INTERVENCION OPERATIVA

IV. PROGRAMAS, COMPONENTES Y LINEAS DE ACCIÓN V. MARCO INSTITUCIONAL A. B. C. D. E. GRUPO ESTRATÉGICO DE EMPRESAS PÚBLICAS AGENCIAS Y SERVICIOS DE DESARROLLO OTRA INSTITUCIONALIDAD ESTRATEGICA RELACIONES CON LOS NIVELES SUBNACIONALES SEGUIMIENTO Y EVALUACIÓN DEL PLAN

MODELOS DE DESARROLLO PRODUCTIVO EN BOLIVIA
Diferentes modelos de desarrollo económico y social de inspiración liberal y neoliberal se han implementado en nuestro país, desde su constitución como República de Bolivia, los que han definido varios ciclos históricos que se caracterizan por diferentes roles asumidos por el Estado y el sector privado. Así, durante el siglo XX, Bolivia ha transitado por tres modelos de desarrollo económico y social, que son los siguientes: un modelo liberal (1901-1951), un modelo nacional estatista (1952-1984) y un modelo nacional privatista neoliberal (1985-2005), mientras que un nuevo modelo nacional productivo se encuentra en proceso de construcción.

Figura 1. Ciclos de la Economia Boliviana

ESTATISMO NACIONALISTA

NACIONAL PRODUCTIVO

1900

1952

1985

2005

LIBERALISMO

NEOLIBERALISMO

Fuente: Garcia Linera, Alvaro 2008 Del Liberalismo al Modelo Nacional Productivo

El liberalismo de principios de siglo no fue más que una continuación de las políticas económicas desarrolladas en Bolivia desde su constitución como república en 1825, solamente que con nuevos actores. Los patrones de producción de la República se sostuvieron sobre la explotación de la fuerza de trabajo indígena y la explotación de la base de recursos naturales existentes. Sin aparentes opciones nos integramos de manera subordinada y dependiente al mercado del mundo, vendiendo materias primas en las que el expolio consolidó una estructura social e institucional vinculada a la producción primaria destinada a la exportación. Este período comenzó a declinar con la Guerra del Chaco para dar lugar a la Revolución del año 1952 que configuró nuevas relaciones de poder en el país, en el marco de una nueva propuesta de desarrollo del estatismo nacionalista.

9

Posteriormente, se instauró en Bolivia, a partir del año 1985, un modelo de desarrollo económico de inspiración neo-liberal que privatizó la totalidad de las empresas estatales dando el liderazgo de la economía a la inversión extranjera y concentrando la riqueza en pocas manos. Este modelo entró en crisis desde el 2000 con las sublevaciones del movimiento indígena y popular dando lugar en el 2005 a la elección del Presidente Evo Morales Ayma y a la construcción a partir del 2006 del nuevo modelo denominado como “Nuevo Modelo Económico Nacional Productivo”.

A. EL MODELO LIBERAL (1901-1951)
Durante el modelo liberal que se inicia durante el siglo XIX y continúa en el siglo XX, el poder político y económico fue capturado por una élite conocida como la " rosca minera ", apoyada por el predominio de un régimen de haciendas en el área rural, que concentró la propiedad de la tierra y sometió a la población rural originaria a un sistema de colonato. Este modelo fomentó el desarrollo de un país caracterizado por algunas áreas con mayor desarrollo económico relativo vinculadas al circuito de la explotación minera, en contraposición a otras con un fuerte estancamiento y pobreza rural, además de la dificultad del Estado para apropiar los territorios de las tierras bajas donde se desarrollaron economías desconectadas de la minera, como la gomera en la Amazonía del norte volcada a los mercados externos, o economías agrícolas sumergidas en regiones de bajo dinamismo. En este período se profundizaron las condiciones de diferenciación económica entre los distintos territorios del país por la centralidad que ejerció la economía minera en el occidente, la subordinación de una parte de la agricultura a la economía minera, y el aislamiento de gran parte de la economía agraria y sociedad rural, sobre todo en las tierras bajas. Este esquema consolidó una economía minera exportadora de materias primas pero altamente dependiente de las importaciones de alimentos y productos agroindustriales y manufacturados del exterior, en la medida en que no se desarrolló en el país una estructura productiva para la producción de bienes destinados a satisfacer demandas de consumo básico. Finalmente, es importante anotar que la economía nacional en este período se encontraba completamente liberalizada y el Estado se convirtió simplemente en un recaudador de impuestos. Adicionalmente, este modelo liberal de desarrollo condujo a un proceso de marginalización de la economía rural, de sometimiento de una gran parte de la población originaria e indígena a la economía hacendaria y al régimen barraquero del norte, por lo menos hasta mediados del siglo XX. El predominio de este modelo de hacienda, condujo a la población rural a vivir en la más absoluta carencia de servicios básicos y de derechos laborales, además, las comunidades de originarios e indígenas no sometidas a la hacienda, carecieron de atención estatal para atender sus necesidades de producción, reproducción y consumo.

10

B. EL MODELO NACIONAL ESTATISTA (1952-1984)
La Revolución Boliviana de 1952 implementa lo que se denominaría “Marcha al Oriente”, que fue una política de desarrollo orientada a integrar el territorio nacional, más aún por los efectos nacionalistas provocados por la guerra del Chaco. Cincuenta años más tarde, esas políticas demostraron ser exitosas en términos de crecimiento pero no de distribución. El Oriente del país dio un salto económico importante hasta convertirse en el motor económico del país. El nacionalismo revolucionario promovió un modelo de desarrollo basado en el capitalismo de Estado, a través de una fuerte intervención estatal orientada a promover las inversiones y el crecimiento económico, principalmente en la minería e hidrocarburos y escasamente en la industria. Las principales políticas fueron la nacionalización de la minería y la reforma agraria. La primera permitió al Estado contar con recursos económicos para financiar las inversiones públicas. Adicionalmente, se aplicaron políticas destinadas a la sustitución de importaciones, principalmente de aquellos productos en los que el país era deficitario (como el arroz, azúcar, carne y algodón), vinculados con programas de colonización y de fomento de la agricultura capitalista empresarial1. La "Misión Bohan" realizó un diagnóstico y propuso una estrategia de desarrollo para Bolivia como parte de la ayuda norteamericana. El informe resaltó los problemas estructurales que deberían ser resueltos, tales como el carácter monoproductor de la economía boliviana y la necesidad de sustituir las importaciones principalmente agropecuarias, facilitando un proceso industrializador. El Plan Bohan recomendaba una agresiva y activa intervención del Estado, la vertebración caminera entre oriente y occidente, la modificación de la política impositiva sobre la tierra, la redistribución de tierras de quienes no las trabajan a quienes pudieran explotarlas, la redistribución de la población en dirección a ocupar espacios geográficos insuficientemente habitados, la instalación de complejos agroindustriales estatales hasta que los agentes privados sean capaces de asumirlos, la producción directa de materias primas para la actividad agropecuaria en estos complejos agroindustriales hasta que la actividad privada pueda abastecerlos2. El Estado debía encargarse de la comercialización directa de la producción, así como de la adquisición de equipo e insumos. La creación de la Corporación Boliviana de Fomento obedece a este lineamiento. El proceso de sustitución de importaciones -principalmente de alimentos de consumo básicofue favorecido por inversiones en el desarrollo de una agroindustria básica, sobre todo en ingenios azucareros y arroceros.

11

Las metas proyectadas fueron alcanzadas rápidamente, principalmente debido al limitado tamaño del mercado interno que se explica por una reducida población y una baja urbanización, además de la poca integración de la población rural3. Para esto tuvieron que buscarse mercados de exportación, sobre todo para el azúcar, aunque con dificultades por las restricciones imperantes al comercio en ese entonces4. La producción agrícola capitalista, sobre todo en Santa Cruz, fue promovida a través de diversos incentivos estatales que se tradujeron principalmente en la apertura de caminos, la entrega gratuita de tierras fiscales, credito subsidiado y precios mínimos. Además, el Estado tuvo un rol importante en la protección de esta producción a través de aranceles altos a la importación y en la búsqueda de mercados para la todavía poca producción excedentaria5. De todos modos, la principal fuente de acumulación continuó descansando en la minería, reproduciendo el patrón primario exportador. En este período, la minería nacionalizada constituyó la principal fuente de recursos para alentar la sustitución de importaciones y la diversificación económica. No obstante, las demandas de inversión sobrepasaron la capacidad financiera estatal, y el déficit público fue sistemáticamente cubierto con medidas de expansión monetaria, aunque las limitaciones de ahorro interno impulsaron a la búsqueda de financiamiento externo, que mayormente fue destinado a la construcción de caminos como soporte para el desarrollo de los sectores minero, petrolero y de la agricultura6. El modelo nacional estatista pretendió construir un Estado que responda a los intereses de todos los bolivianos e hizo esfuerzos considerables por crear instrumentos para atender las necesidades de desarrollo del país, a través de la creación de la Corporación Boliviana de Fomento (CBF) y de tres bancos estatales especializados (el Banco Agrícola de Bolivia, el Banco Minero y el Banco Industrial). Asimismo, el Estado controló las actividades estratégicas a través de empresas públicas como Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), la Corporación Minera de Bolivia (COMIBOL), y un conjunto de empresas de servicios como ENFE en el transporte ferroviario, LAB en el transporte aéreo y ENTEL en las telecomunicaciones. En la década de los años 70 se presentó una coyuntura bastante favorable para el préstamo de recursos externos, los que se convertirían en una fuente importante de ingresos del Estado para financiar el desarrollo, aunque una buena parte de estos recursos fueron dilapidados en inversiones inapropiadas.

12

Fuente: yacuiba.com

Cuadro No. 1. Características Principales del Modelo Nacional Estatista (1952-1984) DETALLE ORIENTACIÓN GENERAL
Construcción de un proceso de Capitalismo de Estado basado en la diversificación productiva y en la sustitución de importaciones orientada al abastecimiento de alimentos del mercado interno y exportación de los excedentes, apoyando fuertemente al desarrollo y fortalecimiento de la industria nacional.

VISION DE DESARROLLO

DETALLE

ORIENTACIÓN ESPECÍFICA
Crecimiento del Estado en su rol de planificador y gestor del desarrollo económico agropecuario e industrial, sustituyendo el rol de las unidades productivas privadas.

PLANIFICACIÓN

POLITÍCAS Y NORMAS

Participación protagónica de los Ministerios sectoriales en la formulación de políticas y normas generales, aunque sin la participación de los actores locales y movimientos sociales.

SEGUIMIENTO Y CONTROL

Papel protagónico del Estado en las actividades productivas del país con énfasis en minería, hidrocarburos y telecomunicaciones.

ROL ECONÓMICO DEL ESTADO
Fuente: Elaboración propia

Participación del Estado en la creación de Empresas Públicas a través de la Corporación Boliviana de Fomento, descuidando el fortalecimiento de los micro y pequeños empresarios.

La inversión pública se dirigió básicamente a promover un mayor desarrollo de la infraestructura económica y social y estimular a los sectores productivos más intensivos en capital, como la minería e hidrocarburos. La crisis de producción de petróleo, que llegó a ser la segunda principal fuente de ingresos, condujo a un incremento del déficit presupuestario que fue cubierto por el endeudamiento externo y la emisión monetaria interna7. En esta época se mantuvieron, con relativamente pocas variaciones, las políticas de incentivo a la agricultura, aunque a través de una ampliación de la distribución de tierras fiscales en las tierras bajas, muchas veces motivadas por favoritismo político8. Las políticas de desarrollo industrial, pese al limitado desarrollo de la industria manufacturera, se caracterizaron por un alto grado de protección mediante aranceles elevados y restricciones cuantitativas, participación de grandes empresas públicas que operaban en mercados cautivos, industrias adaptadas al mercado interno financiadas en su mayoría por bancos de desarrollo y subsidios generalizados. No obstante, en contraste con la creación de condiciones para el desarrollo sectorial, el manejo rentista de los recursos por parte de los grupos industriales no propició eslabonamientos productivos ni promovió el desarrollo del mercado interno, generando una situación de alta vulnerabilidad en los procesos de reproducción y acumulación sectorial9. Durante el período nacional estatista, la minería se constituyó en uno de los sectores más importantes del país, llegando la COMIBOL a tener hasta 30.000 trabajadores, de los cuales 25.000 eran trabajadores regulares y 5.000 eran locatarios y eventuales.

13

En el sector de recursos naturales, el de los hidrocarburos adquirió gradualmente mayor importancia en tanto se constituyó en uno de los sectores principales en su contribución al PIB (exportaciones e inversiones). Durante todo el período de capitalismo de Estado, el aporte fiscal de este sector al Estado ha estado en el orden de $us 310 Millones. La industria de hidrocarburos estuvo conformada por una estructura integrada verticalmente donde la empresa estatal operaba con una posición clara de monopolio. Durante el período mencionado se logró exportar un total $us 1.100 Millones. Por su parte, durante este período las exportaciones mineras alcanzaron en promedio $us 141 Millones10. La puesta en marcha del capitalismo de Estado dio lugar a la emergencia de nuevas oligarquías regionales vinculadas al poder político, y en muchos casos a las dictaduras, que utilizando su poder político adquirido, se apropiaron del patrimonio estatal y conspiraron contra el propio proceso de industrialización, inaugurado en esta Revolución. De este modo, la población boliviana se distanció casi por completo de las decisiones respecto a la dirección de este modelo y se constituyó una cúpula política que adquirió el control de las principales decisiones económicas. Entre los aspectos positivos a destacar de este modelo se encuentran las políticas de fomento agresivo a la producción de alimentos para el mercado interno -aunque limitado a una reducida canasta de productos- y luego para la exportación, así como el establecimiento de servicios públicos financieros y no financieros para el desarrollo del sector agrícola y agroindustrial. Entre los aspectos negativos se puede destacar que los incentivos estuvieron concentrados o fueron capturados por el sector empresarial agrícola, recibiendo incentivos menores las comunidades originarias y productores campesinos, y el Estado no implementó mecanismos para revertir ese proceso. Además, se estimularon las desigualdades territoriales puesto que la mayor parte de los incentivos se dirigieron a impulsar la agricultura cruceña. Sin embargo, el fracaso de este modelo se tradujo en una profunda crisis económica en el país, con el progresivo deterioro de las variables macroeconómicas que desencadenó además una gran inestabilidad política. Así, en la década de los 80s del siglo XX, Bolivia sufrió el más grave proceso hiperinflacionario de América Latina, proceso radicado en el sostenido y creciente déficit fiscal, el descontrol de la política de gastos e ingresos, el fuerte endeudamiento exterior, el tipo de cambio sobrevaluado y el crecimiento negativo del PIB y de las inversiones, la insuficiencia de las remuneraciones, el desabastecimiento de productos básicos de primera necesidad, la distorsión en el sistema de precios y la desigual distribución del ingreso, entre otros.

14

Esta crisis fue la manifestación del agotamiento progresivo de este modelo de desarrollo, pudiéndose destacar entre los factores que la provocaron los siguientes: a) politización, corrupción e ineficiencia en la administración de las empresas públicas; b) incremento del déficit fiscal; c) la disminución secular de los excedentes generados por el sector minero; d) una oferta exportable escasamente diversificada; e) la declinación de los precios internacionales para las principales exportaciones bolivianas; f) un aumento de la deuda externa; y, g) una caída brusca de los ingresos públicos. Esto dio lugar a la implementación de un nuevo modelo económico, el mismo que es descrito a continuación.

C. EL MODELO PRIVATISTA NEOLIBERAL (1985-2005)
El modelo privatista neoliberal se inició en el año 1985, con la implementación de las políticas de estabilización económica y de ajuste estructural, y se desarrolló hasta finales de 2005. Este período se distingue por dos tipos de políticas, que se conocen como: reformas de primera generación y reformas de segunda generación. Las reformas de primera generación se concentraron en implementar las medidas económicas tendientes a avanzar en el proceso privatista neoliberal, principalmente a través de la apertura comercial y la liberalización de los mercados de bienes, capital y mano de obra, con su punto de partida en el D.S. 21060. Además, este modelo otorgó un papel predominante a la inversión privada como motor del desarrollo económico y favoreció a las exportaciones. Por su parte, las reformas de segunda generación estuvieron dirigidas a reducir los efectos sociales y ambientales de las medidas económicas implementadas anteriormente, aunque sin ningún éxito, así como de incorporar un enfoque liberal en la administración y manejo de los recursos naturales estratégicos para el país. Tambien es el inicio del desmantelamiento de las conquistas económicas y sociales de la Revolución Nacional de 1952. El Estado empresario había llegado a su fin, por lo menos, se achacaban a él todos los males de la economía y la sociedad. Este modelo se basó en las premisas de que el libre juego del mercado podía resolver los principales problemas económicos y de que la asignación de los recursos a través del mercado posibilitaría mayor crecimiento económico. Durante el modelo nacional estatista se planteó el cambio de la estructura productiva a través de la industrialización con una intervención fuerte y directa del Estado en tanto agente productivo y mediante la promoción y protección de la producción interna; en cambio, el nuevo modelo económico postulaba alcanzar las transformaciones productivas a través del mercado, reorientando el rol del Estado hacia la liberalización del comercio, los precios y los capitales, y hacia la orientación exportadora de la economía11. El antiguo dogma de la economía convencional había resurgido con fuerza. Era la hora de las privatizaciones de las empresas estatales y de la salvadora mano invisible del mercado. Se suprimió el control de precios, se congelaron los salarios, se eliminaron los aranceles a las importaciones y en una segunda fase se privatizaron las Empresas Públicas, a pesar de que algunas de ellas, como las de electricidad, telecomunicaciones y transporte aéreo eran rentables y prestaban un servicio aceptable, al mismo tiempo que se reducía sustancialmente el número de funcionarios y empleados del sector público. Las consecuencias de todo esto fueron el aumento de los paros, una recesión prolongada, caída del salario real, deterioro de la calidad de los servicios públicos, entre otras. Dada la escasa y débil estructura industrial, la economía dependía de la exportación de materias primas y de los minerales como el estaño. De la variación en los precios de exportación

15

La reducción del gasto público significó reducir las subvenciones y el gasto social en educación y salud, eliminándose los servicios y prestaciones gratuitas y en su caso bajando la calidad de dichas prestaciones. También se eliminaron los subsidios y se liberó la importación de alimentos del exterior, lo que con el tiempo desmantelaría la base productiva de alimentos con la importación de alimentos de bajos costos de producción, lo que al mismo tiempo generó una rápida especialización de la producción agroindustrial cuyos cultivos tenían más posibilidades en los mercados externos. La exportación de materias primas, cuyos procesos productivos son intensivos en capital, como el caso de los hidrocarburos fue transferido a empresas transnacionales. Los productos agrícolas del sector industrial se orientaron desde su inicio hacia la exportación. Su precaria competitividad en los mercados de la soya principalmente, dependía de la ampliación de la frontera agrícola y de los mercados asociados a los acuerdos de integración como el de la CAN. Los altos costos ambientales como la depredación de los bosques fue y es la característica de la agroindustria boliviana, y sólo a partir de los años setenta adquiere un mayor dinamismo la actividad pecuaria.
Cuadro 2. Características Principales del Modelo Privatista Neoliberal (1985-2005) DETALLE ORIENTACIÓN GENERAL Construcción de una economía privada individual y empresarial basada en el fomento a VISIÓN DE DESARROLLO
DETALLE ORIENTACIÓN ESPECÍFICA
Achicamiento del rol del Estado en su rol de planificador y gestor del desarrollo productivo. Reducción del rol de los Ministerios del sector a la formulación de políticas y normas generales. Privatización de las funciones de provisión de servicios (como el registro de empresas), y debilitamiento de las entidades responsables del control de la calidad industrial, certificación, metrología y otras. Tímida intervención del Estado en el control de la gestión empresarial a través de la Superintendencia de Empresas. Privatización de las empresas públicas y nula intervención del Estado en la economía. Pobre y desarticulada intervención del Estado en el apoyo al desarrollo de los micro y pequeños empresarios.

las cadenas productivas que favorecieron fundamentalmente a las élites regionales y sectores agroexportadores.

PLANIFICACIÓN POLÍTICAS Y NORMAS SEGUIMIENTO Y CONTROL

ROL ECONÓMICO DEL ESTADO
Fuente: Elaboración propia

En este esquema, el Estado fue achicado y sustituido por el mercado en la función de asignador de recursos para la producción de bienes y servicios y también para la distribución de la riqueza, que se concentró en pocas manos, incluidas unas pocas empresas extranjeras. Asimismo, amplió la desigual distribución de la riqueza y en el acceso a los medios de producción. La desigualdad y discriminación social conocida con el denominativo de “pobreza” se constituyó en un objetivo urgente de los programas de segunda generación que intentaron reducir las necesidades básicas insatisfechas y avanzar en el logro de los Objetivos del Milenio. Sin embargo, paradójicamente, su cumplimiento requería de la presencia de un Estado fuerte, por lo que nunca se alcanzó a reducir la pobreza, más al contrario los índices de pobreza en el país se incrementaron, principalmente en el área rural12.

16

Cuadro 3. Estructura del Poder Económico en Bolivia (1985-2005) SECTOR
Petrolero Agroindustrial Minería Privada Banca Privada
Fuente: Garcia Linera, Alvaro 2008 Del Liberalismo al Modelo Nacional Productivo

EMPRESAS
TOTAL, REPSOL, BG, PETROBRAS, CHACO y OTROS FINO, SAO, IOL, grandes propietarios extranjeros, grandes propietarios nacionales COMSUR, INTIRAYMI y otros. Banco de Crédito, Banco Nacional de Bolivia, Banco Mercantil y otros

FLUJO MONETARIO EN $US 598 MM 217 MM 266 MM 285 MM

El cambio del modelo nacional estatista a otro de inspiración neoliberal, también tendió a reforzar un modelo exportador de materias primas, todavía con un bajo nivel de procesamiento, aunque con un papel gradualmente más importante de las exportaciones de gas natural, y de algunas denominadas exportaciones no tradicionales (principalmente de soya). En este esquema, los inversionistas privados adquieren un papel cada vez más importante en estimular el proceso de acumulación de riqueza, siendo que la mayoría de las empresas estatales son privatizadas, cuyos excedentes tienden a no quedarse en el país. Además, también se privatizaron los servicios y registros públicos empresariales. De este modo, el modelo neoliberal construyó un nuevo bloque de poder económico basado en los nuevos propietarios de las empresas petroleras, agroindustria, minería privada y banca privada. En los veinte años del período privatista neoliberal tres grandes sectores dominaron la economía Boliviana: a) el sector petrolero, constituido casi en su totalidad por empresas extranjeras que abarcaban el conjunto del proceso productivo desde la producción hasta la comercialización; b) el sector agroindustrial liderado por los productores medianos y grandes de soya (nacionales y extranjeros, sobre todo brasileros y menonitas); y c) el sector minero –con mayor importancia de la empresa COMSUR–, y la banca privada que desplazó a la banca estatal. Por su parte, la industria manufacturera y la agricultura campesina no contaron con políticas sectoriales que impulsaran su desarrollo, a pesar de su importancia en la generación de productos y empleos. Estos sectores fueron relegados por las acciones estatales en función de los intereses de los inversores en los sectores de procesamiento de recursos naturales13. Durante el período neoliberal, fue en la década de los 90s donde el aparato productivo se diversifico de manera más amplia, vinculado con el nuevo modelo de inserción externa que estimuló el crecimiento de las exportaciones de una diversidad de productos no tradicionales, aunque las exportaciones continuaron concentrándose en unas pocas materias primas, principalmente de minerales e hidrocarburos. El modelo de desarrollo neoliberal se promovió con el lema de “exportar o morir”, realizándose muchos esfuerzos por ampliar la base exportable vinculada con el desarrollo de la competitividad de algunas cadenas seleccionadas, como las de oleaginosas, madera, castaña, textiles y otras. En la práctica, la política de promoción de exportaciones tuvo importantes efectos en alentar las exportaciones de estos productos, aunque con un bajo efecto redistributivo del ingreso14.

17

La minería tuvo una fuerte caída desde el año 1985 hasta el 2000, como consecuencia de la disminución de los precios de los minerales durante la década de 1990, lo que incidió en la disminución de su contribución relativa al PIB, acompañada del aumento de la importancia de otros sectores, principalmente de los hidrocarburos. No obstante, desde 2002, las cotizaciones internacionales de los minerales que Bolivia produce se incrementaron notablemente, impulsando un mayor desarrollo en el sector, y haciendo factibles algunas operaciones de pequeña escala que no resultaban rentables con el nivel anterior de precios. Desde 1990 a la fecha, el valor de las exportaciones mineras ha representado en promedio el 35% de las exportaciones totales y han generado más de 50.000 empleos directos15. Por su parte, el sector de las telecomunicaciones ha tenido un crecimiento sostenido en los últimos dieciséis años, contribuyendo al PIB con 2.58% en 2004. Debe añadirse el avance tecnológico que se ha dado en el sector, que ha permitido incrementar y diversificar los servicios a menores precios, y alcanzando una mayor cobertura, como en el caso de la telefonía móvil. Como ya se mencionó, el sector de las telecomunicaciones fue privatizado durante el período neoliberal. La industria manufacturera, en este período, mantuvo su importancia ya que contribuyó en promedio con un 17% del PIB, y además empleó al 18% de la población ocupada urbana y generó el 31% del valor total de las exportaciones16. Sin embargo, en comparación con otros países de la región, Bolivia presenta la tasa más baja de participación de la industria respecto al PIB17. La crisis de principios de los años 80 tuvo un efecto importante en la industria, pero a partir de 1987 se restauraron los niveles de crecimiento del producto industrial, estabilizándose en los años 90 en una tasa de alrededor del 4%18. No obstante, factores estructurales asociados a la escasa transformación de la base técnicaproductiva, a la débil inserción en los mercados y a la baja competitividad afectaron la expansión de la industria. En relación a la producción agrícola, los incentivos otorgados a la agricultura de exportación llevaron a un importante crecimiento de la agricultura capitalista exportadora, de mediana y gran escala e intensiva en el uso de capitales. Asimismo, la agricultura campesina enfrentó un virtual abandono por el Estado. Esto llevó al estancamiento de las superficies cultivadas de la agricultura campesina, principalmente en las tierras altas (altiplano y valles) y a una rápida expansión de la superficie cultivada por la agricultura empresarial. En el 2004, la superficie cultivada por la agricultura campesina-indígena representó un 58% del total (1.3 millones de hectáreas), siendo que esta proporción fue del 87% en 198019. Por su parte, la producción campesina representó un 40% del valor de la producción agropecuaria entre 2000-02, y esa contribución equivalía al 74% en promedio entre 1979-8120.

18

Aunque la contracción del crecimiento de la agricultura campesina y su menor contribución al valor de la producción agrícola se debió no solamente a las políticas de ajuste estructural, es posible asumir que éstas jugaron un rol central para la expansión de la agricultura exportadora, sobre todo la cruceña. En este período se inició un proceso profundo de reducción de las competencias del Estado en la vida social y económica boliviana, participando sólo como regulador del desarrollo empresarial y se desestructuraron las capacidades del Estado para intervenir como actor productivo en el desarrollo del país. Por el contrario, se otorgó un rol protagónico al capital –particularmente, al capital transnacional- con una orientación compulsiva hacia el mercado externo. Importantes consecuencias ha tenido el neoliberalismo sobre el empleo en Bolivia, ya que se liberalizó por completo el mercado de trabajo y los derechos laborales, conjuntamente con procesos masivos de relocalización de los trabajadores de sus fuentes de empleo, desplazándose el trabajo al rol de variable de ajuste. De esa manera, el patrón de desarrollo, basado en la exportación de bienes primarios, se profundizó en este período y no dejó lugar para una mayor diversificación de oportunidades de empleo y de producción en la economía boliviana. Situar al capital extranjero como eje de la política económica en un país con una base industrial tan precaria como la boliviana, sólo pudo lograrse atrayendo al capital extranjero hacia los sectores cuya ganancia se basa en la renta de los recursos naturales: los hidrocarburos y –en menor medida– la minería, o bien, hacia sectores con características oligopólicas –electricidad y telecomunicaciones21–. Lo destacable de este proceso, es que las mayores empresas en estos sectores estaban controladas por el Estado y tuvieron que ser privatizadas mediante el engañoso proceso de la capitalización. Así, el Estado neoliberal abandonó explícitamente su facultad de dirigir el proceso económico y el resultado fue la profundización del patrón primario exportador en la economía boliviana. La obsesión con el mercado externo se disfrazó como la búsqueda de un espacio para el desarrollo que fuera más amplio que el estrecho mercado nacional. Esta óptica fue plenamente funcional al interés del capital transnacional que copó las empresas extractivas. El momento en que el Estado abandonó su rol de dirección de la economía y lo cedió al capital transnacional, fue también el momento en el que abandonó su capacidad de dirimir la pugna distributiva en el mercado de trabajo. Así, el ya escaso segmento de trabajadores asalariados, que contaban con un mínimo de protección a sus derechos, se redujo drásticamente, la informalidad laboral se multiplicó y las condiciones de trabajo –salarios, jornadas y beneficios sociales– se deterioraron significativamente. Todo esto, como resultado del conjunto de políticas basadas en el Consenso de Washington22, mismas que fueron acompañadas por un proceso de flexibilización laboral de facto, mediante el debilitamiento de los mecanismos de regulación de las relaciones laborales. Los resultados en materia de crecimiento económico fueron exiguos, asimismo, los niveles de concentración del ingreso se magnificaron en todos los ámbitos. En primer lugar, el diferencial de ingresos entre los graduados universitarios y el resto de los trabajadores se incrementó en 24% y, en segundo lugar, el índice de Gini aumentó en 109 puntos porcentuales23.

19

La precarización laboral se reflejó en un decremento de la población asalariada, que pasó del 53% en 1989 al 48% el año 2000; el subempleo por ingresos se incrementó del 23.5% al 27.9% entre 1995 y 2000; los ingresos de los obreros se estancaron, mostrando un incremento del 2.7% en toda la década de 1990; los trabajadores eventuales pasaron del 21.1% al 25.2% entre 1989 y 1995, y la tasa de sindicalización se redujo del 25.6% al 19.7% de la población asalariada entre 1989 y 200024. En contrapartida, el trabajo no asalariado creció en la década de los 90, a una tasa superior a la del crecimiento del empleo total. La contribución de los sectores público y privado fue insuficiente para una creciente oferta de fuerza laboral que dirigió sus esfuerzos hacia la generación de iniciativas de autoempleo. La situación de la población trabajadora se vio empeorada por la proliferación de formas atípicas de contratación, que tomaron la forma de trabajadores a domicilio, subcontratación de micro y pequeñas unidades productivas artesanales25, e incluso bajo la forma de contratos civiles para operarios industriales26. Así, la reducción de los costos laborales fue la base de la pretendida competitividad del aparato productivo nacional en el contexto neoliberal de apertura irrestricta a la competencia de los mercados internacionales. Esta forma de operar se consolidó prácticamente como una estrategia gerencial27 que pudo ser encarada gracias al sistemático debilitamiento de la institucionalidad de regulación del trabajo, a las presiones que los elevados índices de desempleo y subempleo ejercieron sobre el mercado de trabajo y a la campaña emprendida contra las organizaciones sindicales. Esta drástica reconfiguración de la esfera del trabajo en Bolivia tiene implicaciones de consideración en el ámbito social (o de la reproducción), que impactan en el aumento de la desigualdad, el rompimiento de la promesa de ciudadanización a través del trabajo y –desde un punto de vista más amplio- en el desmoronamiento de la idea de una carrera laboral como sustento de un horizonte de vida individual y familiar para cientos de miles de jóvenes que pugnan por ingresar a los mercados laborales. La desestructuración de las identidades basadas en el trabajo –en particular, del trabajo asalariado- tiene, a su vez, un costo importante para el actual proceso de cambio que vive el país, puesto que ese impacto en contra de la identidad de los trabajadores plantea una serie de obstáculos que podrían, en su momento, obstaculizar un pleno proceso de apropiación de las propuestas de una nueva Bolivia por parte de las organizaciones sindicales. Pero, por otro lado, el conjunto de estrategias de reestructuración de las relaciones laborales aquí reseñadas, plantea también una serie de limitaciones que condicionan el desarrollo del aparato productivo del país, en tanto desvalorizan la cualidad de estabilidad del trabajo asalariado, lo que repercute en una oferta de trabajo altamente inestable. Por ejemplo, los índices de rotación en la industria manufacturera pueden llegar al 40%, lo que atenta contra la continuidad de los procesos de asimilación de tecnologías y que genera una serie de costos de productividad que no siempre son adecuadamente visibilizados, pero que pueden llegar a tener un impacto agregado considerable sobre la capacidad de desempeño del aparato productivo del país.

20

DIAGNOSTICO DEL CONTEXTO
Los patrones de desarrollo socio-económicos implantados en Bolivia han formado un país con diferenciaciones profundas en el desarrollo territorial, lo que significa que en algunas regiones se ha profundizado la pobreza, mientras que otras pocas han logrado mejores indicadores de necesidades básicas insatisfechas y mayores índices de desarrollo humano. Por otra parte, en Bolivia se ha producido un estancamiento de la producción agroindustrial y manufacturera como consecuencia de su baja productividad y desarrollo, de forma paralela a un creciente despegue y una mayor importancia en los ingresos de las poblaciones locales como producto del aprovechamiento de los recursos naturales y del turismo. Si bien las micro y pequeñas iniciativas productivas producen mayor empleo, aunque precario, las industrias de mayor dimensión (mediana y grande) se caracterizan por su mayor producción aunque con poco efecto redistributivo. La agroindustria en Bolivia se caracteriza por su orientación hacia la transformación de cultivos industriales orientados a mercados de exportación, cuyos beneficios son dirigidos a los productores medianos y grandes, sin embargo se ha desarrollo muy poco una agroindustria dirigida a la transformación agroalimentaria para los mercados internos con la participación de pequeños productores rurales. De este modo, la transformación manufacturera e industrial en Bolivia se caracteriza por su rezago tecnológico y falta de innovación productiva, ausencia de solidaridad y competividad en el sector productivo, inexistencia de instrumentos financieros y no financieros para la asistencia al desarrollo productivo comunitario, reducidos niveles de inversión y articulación industrial, así como la ausencia de una estructura productivo y de apoyo a nivel nacional con impacto a nivel regional y local. A continuación, se realiza una revisión del comportamiento de la economía en Bolivia en los últimos años con el propósito de diferenciar los avances en el nuevo modelo nacional productivo, con relación a los modelos anteriores; se repasan brevemente las principales características de la inequidad en las diferentes regiones de Bolivia, lo que refleja la necesidad de intervenir con criterios regionalizados y diferenciados; se introducen los principales rasgos de la estructura poblacional urbana y rural que orientan los procesos de intervención productiva en función a los procesos de urbanización del país y articulaciones urbano-rurales; y se presenta brevemente el estado de situación de los sectores que corresponden a la manufactura e industria y turismo en Bolivia, con el propósito de comprender los desafíos que implica poner en marcha el cambio

21

Comportamiento de la economía boliviana en los últimos años
Durante el período del modelo neoliberal, en relación a la evolución del PIB per cápita, éste alcanzó su máximo nivel en el año 1998, en el que registró un valor de $us 1,053. Sin embargo, en los siguientes años se produjo una caída, hasta que en la gestión 2005 se situó en $us 998. Con esas cifras, se evidenciaba que Bolivia presentaba no solamente uno de los niveles de ingreso per cápita más bajos de Latinoamérica, sino que también registraba una de las menores tasas de crecimiento de ingreso per cápita (menor al 1.5%) del continente. Asimismo, se evidenció la elevada inequidad en Bolivia, con un Coeficiente de Gini mayor al 0.6128. El crecimiento anual promedio de la economía boliviana en los últimos 15 años (durante el modelo privatista neoliberal) fue de 2.6 %, con una alta variabilidad interanual. Los índices más bajos se presentaron durante principios del 2000 debido a la devaluación de la moneda de los países vecinos y los más altos durante el año 2005 por el crecimiento económico de los principales países del mundo y el incremento de los precios de las materias primas, tendencia que se mantuvo invariable en los años siguientes29. Hasta el año 2005, Bolivia presentó un déficit fiscal considerable, como consecuencia de la gestión pública poco eficiente. De este modo, en 1989 se tuvo un déficit del 4.4%, el año 2001 éste fue del 6.2% y el año 2002 del 8.8%. Con el nuevo modelo económico se ha logrado por primera vez en la historia de Bolivia un superavit fiscal y la mejora de los ingresos percápita del promedio de los bolivianos. El ingreso per cápita de los bolivianos el año 2005 llegó a $us 1.050 y actualmente el mismo es de $us 1.300. Con relación al año 2005 se ha presentado un incremento en los ingresos percápita del 24%30. Por otra parte, la deuda externa del país entre el período 1985 al 2005 fue de $us 4.292 Millones (67% del PIB), mientras que en la actual gestión de gobierno, entre los años 2006 al 2007, la misma se redujo a la mitad con $us 2.149 Millones (16% del PIB)31.
Gráfico 1. Evolución de las Exportaciones por Gestión
EVOLUCIÓN DE LAS EXPORTACIONES POR GESTIÓN (Últimos cinco años) (En Millones de Dólares Americanos)
6,000 5,000 4,000 3,000 2,000 1,000 0 -1,000 "Valor FOB" "% Crecimiento"

22

2000(*) 1,244.22 0%

2001(*) 1,228.72 -1.2%

2002(*) 1,320.56 7.5%

2003(*) 1,590.73 20.5%

2004(*) 2,195.20 38.0%

2005(*) 2,867.88 30.6%

2006(*) 4,088.60 42.6%

2007(*) 4,791.55 17.2%

Fuente: Viceministerio de Comercio y Exportaciones. 2007. En base a datos de Aduana Nacional.

Durante el transcurso del periodo 1990-2005, las exportaciones bolivianas han registrado un valor promedio anual de $us 1.300 millones, sin embargo se destaca que en los últimos dos años (2006 y 2007) el valor de las exportaciones bolivianas ha logrado sobrepasar la barrera de los $us 4.000 millones, como consecuencia del crecimiento económico de las economías más importantes del mundo y el incremento de los precios de los principales productos de exportación de Bolivia32. Las exportaciones tradicionales se encuentran constituidas por los minerales y los hidrocarburos. Ambos sectores durante el periodo (1990-2005) representaron la mitad de las exportaciones totales de Bolivia, generando un valor promedio de $us 653 millones, demostrando de esta manera que la oferta exportable boliviana es todavía limitada y se concentra en la explotación de los recursos naturales. Por otro lado, Bolivia presenta una elevada concentración en los destinos de sus exportaciones, el 74% de las exportaciones se destinan a seis países, Brasil, Estados Unidos, Venezuela, Perú, Argentina, Colombia. Los tres primeros países (Brasil, Estados Unidos y Venezuela) agregan el 57% de las exportaciones totales bolivianas33. Una gran parte de los productos presentan para el año 2007 un crecimiento en los niveles de exportación y particularmente con relación al 2006. El crecimiento se ha dado en los productos alimenticios, materias primas, minerales, combustibles, productos químicos y otras semimanufacturas. Un decremento se ha presentado, por el contrario, en los rubros de metales no ferrosos, textiles, otros bienes de consumo y otras manufacturas.
Gráfico 2. Exportaciones según Productos (Exportaciones según CUCI en millones de dólares)

Fuente: Viceministerio de Comercio y Exportaciones. 2007. En base a datos de Aduana Nacional.

Bolivia es uno de los países más inequitativos del mundo
La pobreza en Bolivia tiene múltiples dimensiones. El análisis convencional se hace desde la perspectiva económica o la carencia de un nivel mínimo de ingresos (línea de pobreza) y desde la perspectiva del desarrollo humano o carencia de servicios básicos para el desarrollo de las capacidades humanas, como salud, educación, vivienda, servicios básicos e ingresos (Necesidades Básicas Insatisfechas –NBI–, y el Índice de Desarrollo Humano–IDH). Ambas hacen énfasis en los bienes materiales que permiten satisfacer las necesidades humanas, sin considerar las necesidades no materiales como la participación, la identidad, el ocio o el afecto, por ejemplo34.
23

En Bolivia, Existe cierta correlación positiva entre el nivel de pobreza y el porcentaje de población rural. De acuerdo a un informe del Banco Mundial, en el período 1993-1999 la pobreza urbana disminuyó de 52 a 46%, mientras que su intensidad y severidad cayeron moderadamente. Los problemas económicos y el estancamiento del crecimiento en 1999 revirtieron esta situación. Entre 1999 y 2002 la pobreza se incrementó de 62 a 65% y la pobreza extrema también subió, donde los hogares urbanos pobres fueron los más afectados. Asimismo, en este período la desigualdad también se incrementó de Una evaluación de los municipios de Bolivia demuestra que existen altos grados de inequidad en la población boliviana en diferentes variables. Por ejemplo, el comportamiento del Índice de Necesidades Básicas Insatisfechas (NBI), demuestra que las poblaciones de los territorios correspondientes a los niveles más bajos de NBI y de pobreza no tienen acceso suficiente a la tierra, a los recursos financieros y no financieros y al capital. Asimismo, estos territorios presentan un Índice de Desarrollo Humano (IDH) muy bajo y una produc-tividad también muy baja. Adicionalmente, en estos territorios la presencia del Estado es muy débil y los niveles de inversión pública son poco considerables. Asimismo, estos municipios presentan una elevada concentración de población indígena y son principalmente rurales. Los análisis que se han realizado sobre los municipios del país, demuestran que existe mucha diferenciación al interior de los mismos. A continuación se presentan dos diferentes acercamientos a esta problemática, con los mismos resultados: en Bolivia existe una alta inequidad en el desarrollo territorial.
Mapa 1. Mapa de pobreza en Municipios

Fuente: SITAP en base datos del INE

24

Por una parte, el Ministerio de Planificación del Desarrollo (MPD), la Unidad de Análisis de Políticas Sociales y Económicas (UDAPE) y el Programa Mundial de Alimentos (PMA) han presentado el año 2008 el “Diagnostico, Modelo y Atlas Municipal de Seguridad Alimentaria en Bolivia” que permite comparar en el nivel municipal la Vulnerabilidad a la Inseguridad Alimentaria (VAM)36, entre los años 2003, 2006 y 2007. En este análisis los municipios son clasificados en cinco categorías (VAM 1, VAM 2, VAM3, VAM4 y VAM 5), de las cuales los que tienen VAM 1 son las menos vulnerables a la inseguridad alimentaria y los que tienen VAM 5 son los más vulnerables.

De este resultado se concluye que los municipios con mayor grado de vulnerablidad (VAM 4 y 5) llegan al 38% de los municipios del país. Por otra parte, la mayoría de los municipios (40%) se encuentran en un índice de Vulnerabilidad 3. En el otro extremo, solamente el 2% de los municipios del país presentan un menor grado de Vulnerabilidad a la Inseguridad Alimentaria.
Cuadro 4. Número de Municipios por Categorías (al 2007) CATEGORIAS 1 2 3 4 5 NÚMERO DE MUNICIPIOS
6 66 130 106 19

PORCENTAJE
2 20 40 32 6

Por otra parte, el Ministerio de Planificación del Desarrollo ha realizado una diferenciación de municipios en base al criterio de segmentación por NBI. En base a dicha diferenciación se han identificado cinco tipos de territorios.

Total

327

100

Fuente: Diagnostico, Modelo y Atlas Municipal de Seguridad Alimentaria en Bolivia. MPD, UDAPE y PMA, 2008

Cuadro 5. Segmentación del Territorio Nacional según Necesidades Básicas Insatisfechas (NBI)
TERRITORIO
% de Cantidad Población total Pobres de por NBI municipios
77 600,254.00

Población con NBS *

Población en umbral de pobreza
5,368.00

Población en pobreza moderada
103,291.00

Población en indigencia

Población en marginalidad

100 - 98 AREA TERRITORIAL 1 MUY ALTA VULNERAVILIDAD 97 - 95 AREA TERRITORIAL 2 MUY ALTA VULNERAVILIDAD AREA TERRITORIAL 3 MUY ALTA VULNERAVILIDAD 94 - 90

654,00

386,418.00

104,523.00

51

526,895.00

2,065.00

14,868.00

154,319.00

302,575.00

53,068.00

45

618,322.00

4,542.00

38,204.00

269,888.00

279,538.00

26,150.00

89 - 74 AREA TERRITORIAL 4 MUY ALTA VULNERAVILIDAD 75 - 19 AREA TERRITORIAL 5 MUY ALTA VULNERAVILIDAD

80

1,065,503,00

26,329.00

147,316.00

535,857.00

345,711.00

10,290.00

73

5,261,397,00

1,267,854.00

1,785,327.00

1,734,273.00

461,268.00

12,675.00

TOTALES

326

8,072,371,00

1,301,444.00

1,991,083.00

2,797,628.00

1,775,510.00

206,706.00

Fuente: Ministerio de Planificación del Desarrollo, 2006 * NBS: Necesidades Básicas Satisfechas

El territorio 5 (NBI hasta 0,75) presenta los mayores grados de IDH, equivalentes a los más altos del mundo, y se establece que en tanto crece el nivel de insatisfacción de las necesidades básicas, éste tiende a bajar, hasta llegar al territorio 1 que representa la casi absoluta insatisfacción de las necesidades básicas y en el que el IDH alcanza valores mínimos, equivalentes a los más bajos del mundo. En general, el desarrollo en Bolivia tiene un desempeño muy pobre, debido principalmente a la inequidad, que constituye el rasgo que con mayor profundidad caracteriza a la economía boliviana37. Otros indicadores como el acceso a la tierra, el Valor Bruto de la Producción (VBP) y el acceso al crédito, muestran nuevamente la restricción del acceso a oportunidades en los territorios más vulnerables. Los servicios financieros cubren municipios que representan el 69% de la población pero sólo el 20% de los municipios se encuentran en las zonas con presencia de excedentes y de cobertura financiera, lo que significa que la pobreza en Bolivia pasa también por el racionamiento del crédito a nivel regional y municipal.

25

Análisis de las características poblacionales de Bolivia
La diferenciación territorial en Bolivia también se da desde las características urbanas y rurales. El país ha experimentado una drástica reducción de la población rural respecto a la población total, desde un 74% el año 1950 a un 38% el año 2001, lo que se ha debido a las mayores tasas de crecimiento poblacional urbano que son superiores al 3% y a tasas relativamente bajas en el área rural, poco superiores al 1%, entre principios de los años 1990 al 2000.
Cuadro 6. Estructura Poblacinal en Bolivia 1950 Altiplano y Valles (a) 2,372 Urbana 625 1,747 Rural Tierras Bajas (b) 333 Urbana 84 Rural 249 Total 2,704 709 Urbana 1,996 Rural En porcentajes Total urbana 26.2 Total rural 73.8 1976 3,700 1,467 2,233 914 459 454 4,613 1,926 2,688 41.7 58.3 1992 4,742 2,520 2,222 1,679 1,175 503 6,421 3,695 2,726 57.5 42.5 2001 5,830 3,350 2,480 2,445 1,816 629 8,274 5,166 3,108 62.4 37.6

Fuente: Cuadro extraído de Pacheco, P. 2006. Acceso y uso de las tierras y bosques en Bolivia:Sus implicaciones para el desarrollo y la conservación. Reporte para UDAPEMPD. La Paz, UDAPE. Notas: a) incluye los departamentos de La Paz, Oruro y Potosí, Cochabamba, Chuquisaca y Tarija, b) incluye los departamentos de Santa Cruz, Beni y Pando. Elaboración de P. Pacheco con base en censos de población, Instituto Nacional de Estadística (INE).

Una buen parte de las migraciones de la población rural se dirigen hacia las tierras bajas y en mayor medida hacia las ciudades, alimentando, sin embargo, un importante grupo de población flotante que no tiene otra opción que mantener sus relaciones con el campo. Otros optan por la búsqueda de tierras en zonas de colonización, consiguiendo una mejor calidad de vida en comparación con sus lugares de origen. En Bolivia, en el año de 1950, el 26.2 % era considerada como población urbana mientras que una gran mayoría (73.8%) era población rural. En el Censo Nacional de Población y Vivienda de 1992 la población urbana registró una mayor predominancia con un 57.5% con relación a un 42.5% de población rural. Finalmente, las brechas entre la población de la ciudad y del campo se amplió a partir del 2000. Los resultados del Censo del 2001, reflejaron un total de 62.4% para la población urbana y solamente un 37.6% para la población rural. En este sentido se ha venido produciendo un profundo cambio en la estructura de la sociedad urbana debido a los altos procesos migratorios, lo que no se ha traducido en el desarrollo de oportunidades de empleo para la población migrante, y por lo mismo en la composición de los ingresos urbanos.
26

Asimismo, en Bolivia solamente algunos departamentos del eje central y fundamentalmente Cochabamba y Santa Cruz han logrado consolidar importantes centros intermedios para el desarrollo de los servicios, agroindustria y manufactura, en tanto que en los otros se mantiene el contraste entre una sociedad rural con pocos servicios y áreas urbanas con servicios pero que benefician poco a los sectores con mayor vulnerabilidad. Los centros urbanos secundarios han tenido un notable crecimiento poblacional, particularmente fuerte en los Valles y en los Llanos. En esta región se encuentran 16 ciudades intermedias y albergan al 30% de los habitantes de Bolivia. En sólo 15 años, estos centros han triplicado el número de habitantes. Entre los factores que ayudan a entender su dinamismo está el hecho de que en su interior se encuentran representadas ciudades de gran dinamismo. Se debe resaltar el peso que tienen Quillacollo y Sacaba ciudades próximas a la ciudad de Cochabamba, las que han crecido a un ritmo superior al 8% en los últimos años. Otras ciudades de gran dinamismo son Yacuiba, Tarija, Riberalta y Guayaramerín.
Gráfico 3. Relación Urbano – Rural

80 70 60

Bolivia: Relación Urbano-Rural (Censos 1950-2001)
73,80 58,26 57,55 62,42

Porcentaje

50 40 30
26,20 41,74 42,45 37,58

20 10 0 1950 1976 1992
Períodos intercensales
Fuente: Elaboración propia con datos del INE

2001 Urbano Rural

La brecha entre lo urbano y rural en el año 1950 era bastante amplia a favor del sector rural que concentraba el 73,80% de la población total. Medio siglo después se ha invertido la relación. En términos absolutos las zonas urbanas, han incrementado su importancia demográfica varias veces y las zonas rurales apenas si se duplicaron. Esta tendencia de crecimiento de las zonas urbanas continuará en los próximos años y podemos esperar que con las tasas de crecimiento de la población, la población boliviana en el año 2010 habrá llegado a los 10,8 millones de habitantes, de los cuales 7 millones vivirán en las zonas urbanas y alrededor de un tercera parte (33%) en las zonas rurales. En el mismo gráfico podemos observar que el período en el que la población boliviana era igual tanto en el área urbana como rural, fue justamente en la década de los 80 del siglo XX cuando se dio la peor crisis económica que conoce la historia del país. A partir de ese momento se invierte la relación entre ambos tipos de poblaciones. Bolivia está en un grado medio de urbanización. El año 2001, la población urbana alcanzaba el 62%, y las zonas más urbanizadas se encuentran en los departamentos de La Paz, Cochabamba y Santa Cruz, que juntas llegaban al 85% del total de los habitantes del país. Según el Instituto

27

Nacional de Estadística de Bolivia (2006), los habitantes empadronados en el último censo eran 8.274.325 habitantes. La tasa de crecimiento de la población estimada en el 2002 fue del 1,69%, la de natalidad de 26,41 por cada mil habitantes, y la tasa de mortandad del 8,05% también por cada mil habitantes. La mortalidad infantil estimada es del 57,52 por cada mil nacidos vivos, y la expectativa de vida es de 62 y 67 años para hombres y mujeres respectivamente

La situación del mercado de trabajo en Bolivia38
En los últimos seis años, la población en Bolivia ha aumentado a una tasa del 2.2 %, y la población ocupada ha crecido al 3.8% como promedio anual, es decir, un punto más que la población total. En el 2006, tenemos aproximadamente a 4.5 millones de personas ocupadas en el conjunto de los sectores productivos de la economía, lo cual representa 2.5 millones de ocupados en el sector urbano y 2 millones en el sector rural. Los últimos seis años el transporte y comunicaciones han sido los sectores que más han crecido en su capacidad de empleo (8%), seguidos por los servicios financieros (6.9%) y el sector manufacturero (4.4%). El único sector que ha experimentado un decrecimiento en su capacidad de empleo es el sector de servicios básicos (electricidad, agua y gas). En el año 2006, 22.4% del empleo en el sector urbano estaba concentrado en la producción de transables, mientras que en el sector rural esta producción llegaba al 87%, diferencia que refleja la importancia del sector agropecuario en el sector rural. Sin embargo, este sector incluye un significativo número de unidades familiares de producción y un alto nivel de producción para el auto-consumo. La precariedad del empleo en Bolivia se refleja en que un trabajador promedio en Bolivia trabaja 48 horas por semana (8 horas más de lo establecido por ley) y recibe un ingreso que apenas logra cubrir una canasta de necesidades satisfechas. Así, las características más importantes de los trabajadores urbanos es el grado de extrema vulnerabilidad en el que se encuentran. Es decir, 75% de los ocupados no tienen acceso a un seguro de salud (público o privado), 80% no contribuyen a un fondo de pensiones por lo que no tendrán una renta de jubilación. Si consideramos a toda la población ocupada (4.5 millones39) el grado de desprotección laboral es más alarmante, ya que el 83% de los trabajadores no cuentan con un seguro de salud y el 82% no tendrá una pensión por jubilación40.

28

Finalmente, el 58% de los ocupados se encuentra trabajando en el sector informal y el 22% bajo lo que se llama “empleo disfrazado” o “sub-empleo” recibe un salario/ingreso muy por debajo de la canasta mínima alimentaría41.
Gráfico 4. Perfil de un(a) trabajador(a) en el mercado de trabajo urbano en el 2006

Trabajan un promedio de 48 horas/semana 14% tiene un ingreso menor a la canasta mínima vital 30% trabajan en el sector comercio, 16% en la industria 53% son trabajadores asalariados

75% no tiene seguro de salud El 58% está en el sector Informal 80% no tendrá una renta de jubilación 32% son trabajadores por cuenta propia

Fuente: Elaboración en base a MECOVI 2006

En los últimos 15 años se ha incrementado la fuerza laboral en general, y particularmente la fuerza laboral en edad de trabajar. En esta misma dirección, la tasa de ocupación también se ha incrementado, pero no en la misma proporción que el crecimiento de la fuerza laboral, lo que refleja un incremento de la tasa de desempleo abierto. En los últimos 6 años la tasa del desempleo se ha ido incrementando hasta alcanzar sus mayores niveles entre el 2001 y el 2003. Sin embargo, a partir del 2005 se observa un relativo descenso en la tasa del desempleo. El desempeño de estos indicadores es substancialmente diferente cuando se analizan variables de género y etnia, como se presenta a continuación: El desempleo es menor entre indígenas que entre no-indígenas. En los últimos 6 años la tasa de desempleo entre los indígenas ha sido siempre menor a la tasa de desempleo entre los no-indígenas. Esto quiere decir que hay menos desocupados indígenas. Las más altas tasas de desempleo abierto y de cesantía se encuentran en la fuerza de trabajo juvenil. En el 2006, la tasa de desempleo para trabajadores menores a 25 años llego al 14.9%, muy por encima del promedio nacional de 7.68%. El desempleo abierto es siempre mayor entre mujeres que entre hombres.

En Bolivia, el desempleo abierto refleja fundamentalmente un desempleo estructural que puede explicarse como una falla en el mercado de trabajo en la creación de oportunidades sostenibles de generación de ingresos. En una economía como la boliviana, con ausencia de redes formales de protección social y de un seguro al desempleo, la subocupación o subempleo representa una opción al desempleo abierto. La alternativa al desempleo abierto es el subempleo, es decir el empleo precario en actividades de baja productividad. La evolución del subempleo entre el 2000 y el 2006 muestra que el subempleo entre las mujeres es siempre mayor que entre los hombres, y que es el subempleo invisible el que predomina entre las mujeres42.

29

Con relación a los trabajadores informales se puede destacar que en Bolivia 67% de las personas ocupadas trabajan en el sector informal43, sin embargo, los trabajadores informales son tan productivos como los trabajadores formales. Un típico trabajador informal en Bolivia trabaja sólo dos horas menos que el promedio de los ocupados pero recibe casi la mitad de su salario. El trabajo en el sector informal se concentra fundamentalmente en el comercio (42%). El empleo informal en la industria concentra al 17% de los trabajadores informales. Lo que más llama la atención es el grado de vulnerabilidad del empleo en este sector: 98% de los trabajadores informales no están aportando para acceder a una renta de jubilación y por lo tanto no tendrán una renta de vejez. En términos de acceso a servicios básicos de salud, el 92% de los informales no tiene ningún seguro de salud y por lo tanto se encuentran en constante riesgo de enfermedad.

Gráfico 5. El perfil del 58% de la población ocupada en el 2006 se encuentra en el sector informal

63% son mujeres

69% son Indígenas

70% son trabajadores familiares Trabajan un promedio de 46.5 horas/semana Tienen un ingreso promedio de Bs. 866/mes

87% no tiene seguro de salud 97% no tendrá una renta de vejez 42% trabajan en el comercio

17% están en la industria

Fuente: Elaboración propia en base a Encuesta de Hogares INE, 2006

30

Entre los principales motivos para dedicarse a emprendimientos en el sector informal se encuentran los siguientes: no se pudo encontrar un trabajo asalariado (25%) y se tuvo la oportunidad de establecer un negocio independiente (25%). Si consideramos los otros motivos como "tradiciones familiares," la "flexibilidad del horario" y "los beneficios de no tener jefe" (que juntos suman 42%) como atributos positivos, se puede concluir que hasta un 67% de los empresarios informales considera positivo el poder tener un emprendimiento informal en lugar de trabajar como asalariado. Pese a todas las razones positivas asociadas a tener un empleo por cuenta propia, no cabe duda que una gran parte de estos emprendimientos en el sector informal son altamente vulnerables. El siguiente gráfico resume las características más importantes de una empresa informal promedio. En general, estas características reflejan que un significativo número de empresas informales en Bolivia se encuentran “en espera” de mejores oportunidades laborales.

Gráfico 6. La vulnerabilidad de las empresas informales
58% piensa que sus ingresos no han aumentado

97% no se encuentra aportando para tener una renta

85% no está ahorrando para su vejez

60% utilizaron sus ahorros como capital

Sólo un 85% utilizó un préstamo

Un 25% se encuentra en busca de un empleo

Sólo un 36% quiere crecer y ampliar la escala de su producción

Fuente: Elaboración propia en base a Encuesta de Hogares. INE, 2006

La baja productividad de los sectores y de las empresas ha impedido un crecimiento sostenido de empleos, de salarios y en general del nivel de vida de la población boliviana. El reflejo de esto es que el nivel de vida del promedio de los bolivianos es aproximadamente igual al que tenían los bolivianos en 195044. Un crecimiento económico con generación de empleos de calidad, sostenibles y que se traduzcan también en mejoras en salarios y en general en el nivel de vida no puede ser alcanzado si no se asegura al mismo tiempo incrementar la productividad de los factores de producción, incluyendo la productividad de la mano de obra. En general, la productividad de una economía está determinada por la forma en que los agentes económicos emplean trabajo, capital y recursos naturales. El PIB per-cápita de un país es igual a la productividad laboral promedio. Esta medida muy simple de productividad muestra que Bolivia se encuentra entre los países con los más bajos niveles de productividad. En promedio, la productividad de la mano de obra sectorial en Bolivia se encuentra entre las más bajas de Latino-América45. La estimación de los niveles de productividad laboral por sectores en Bolivia refleja que el sector donde la mano de obra es más productiva es el sector de extracción de minas e hidrocarburos, seguido del sector de intermediación financiera debido a la inversión en capital y la innovación tecnológica. La industria manufacturera tiene una productividad muy baja, lo cual es preocupante considerando la importancia que tiene este sector en el crecimiento. Así, en Bolivia los sectores con más bajos niveles de productividad son precisamente aquellos donde más se concentra el empleo. En general, la productividad está relacionada con el tamaño de una empresa, es decir grandes empresas son generalmente más productivas que las pequeñas, aunque son éstas las que generan mayores empleos.

31

En Bolivia, el 83% del empleo en empresas está concentrado en las micro-empresas, mientras que solamente el 8.7% del empleo se encuentra en las grandes empresas. Sin embargo, la productividad de la mano de obra en las microempresas es substancialmente más baja que en las grandes empresas y las empresas grandes tienen una productividad laboral 25 veces mayor que las microempresas. La baja productividad se explicaría en parte por sus bajos niveles de capacitación, poco acceso a información y tecnología y pobres sistemas de administración y contabilidad, todo lo cual reduce la escala de su producción. Un reciente estudio identifica dos factores que desincentivan el crecimiento de las empresas en Bolivia46: (1) el mal clima empresarial que dificulta la inversión y la creación de empleo y (2) las restricciones a la acumulación de capital humano.

La situación de la industria manufacturera en Bolivia
El modelo nacional estatista que se caracterizó por implementar el modelo sustitutivo de importaciones que buscaba promover la industrialización y el comercio bajo esquemas de apertura gradual y controlada, así como mediante el establecimiento de metas de producción industrial orientadas al mercado interno, logró crear una infraestructura industrial básica y un ambiente favorable al desempeño de la economía industrial en el país. Sin embargo, este proceso no permitió el desarrollo de eslabonamientos productivos, sobre todo con la agricultura, ni desarrolló el mercado interno, ni logró consolidar una industria competitiva al margen de medidas de protección, por lo que no pudo enfrentar la crisis financiera de fines de la década de los 70, entrando en una fase que prácticamente llevó a paralizar los procesos productivos47. El modelo privatista neoliberal que debía haber revertido la situación anterior no redujo la vulnerabilidad del crecimiento económico y su bajo nivel productivo. Bolivia, es uno de los países con menores condiciones de competitividad, rezago tecnológico, infraestructura deficiente y altos costos de los servicios públicos, entre otras deficiencias. En este contexto, los actores más favorecidos por estas políticas estatales fueron los inversionistas extranjeros a partir de la privatización de las Empresas Públicas, beneficiándose de altas tasas de retorno y libre flujo de capitales, mientras que lo que más se afectó fue el mercado interno y la industria nacional. Desde 1985 la industria inició un proceso sostenido de recuperación de la producción, sin embargo no logró hacer del sector industrial un generador neto de divisas ni permitió revertir el déficit comercial. Con la profundización del modelo neoliberal, el sector industrial mostró profundas limitaciones para mejorar su capacidad productiva y ganar competividad en los mercados externos frente a las importaciones legales e ilegales, a lo que se sumó los altos costos de los servicios básicos privatizados. Las políticas macroeconómicas no hicieron posible el crecimiento del producto y el empleo comercial, la apertura comercial y el fortalecimineto de capacidad productiva del sector industrial y no se aumentó su competividad internacional.

32

En este período, también las políticas y actividades de investigación, desarrollo y transferencia de tecnologías fueron trasladadas a la iniciativa privada, lo que restó posibilidades de impulsar el desarrollo y difusión de nuevas tecnologías. Como consecuencia, la opción preferente del sector empresarial industrial fue la de reducir los costos de producción más que mejorar la productividad. Esta estrategia estuvo basada en el ahorro de los costos laborales, deteriorándose las condiciones laborales de los trabajadores a través de procesos de desregulación de las relaciones laborales (menor acceso a prestaciones sociales o salarios muy bajos)48. A principios del 2000, el valor de la producción manufacturera aumentó de forma significativa con relación al inicio de la década anterior, levemente por debajo de la producción nacional, creándose condiciones favorables para el desempeño de la industria orientada hacia el mercado interno y de la exportación. Sin embargo, se constata que factores estructurales pusieron en evidencia la fragilidad de este crecimiento, como ser: escasa transformación de la base técnico-productiva, débil inserción en los mercados y menor competividad internacional49. En general, las manufacturas bolivianas presentan un nivel de articulación intersectorial elevado (los insumos provienen de sectores como la agricultura, pecuaria, hidrocarburos, minería, forestal, entre otros) y mantiene una fuerte relación con los sectores agropecuario, transporte (especialmente el carretero) y comercio. Estos sectores son los que aportan con los insumos y prestan los servicios de traslado, comercialización y distribución de los productos. La cantidad, calidad y disponibilidad de estos servicios incide en el proceso de producción de la industria, afectando directamente a la estructura de costos y consecuentemente al precio final de los productos. Al año 2001, la industria manufacturera se abastecía en un 76% de insumos nacionales y 24% de insumos extranjeros. Las actividades industriales que más utilizan materias primas importadas son la fabricación de productos metálicos y papel. Asimismo, se observa que la mayor dependencia de insumos importados se da en los metálicos, maquinaria y equipo e industrias de papel, imprenta y editoriales con un 74% y 69% respectivamente50. Entre 1985-1990, destacaron el crecimiento del volumen y valor de las exportaciones de productos de soya y productos de cuero. Las industrias más dinámicas en el periodo 1990-1995, por el volumen de ventas totales, tanto para mercado interno como externo fueron la fabricación de joyas y artículos conexos, fabricación de prendas de vestir (excepto calzados) fabricación de productos metálicos estructurales y la elaboración de alimentos preparados para animales.

33

Entre 1992 y 1998 los rubros alimentos, bebidas-tabaco y sustancias químicas representaron en promedio el 34.9% y 31% respectivamente de las ventas totales y entre 1998 y 2001 los rubros alimentos, bebidas-tabaco y sustancias químicas representaron un promedio de 36%, 9% y 36% de las ventas totales. En el 2001, más del 62% de las ventas manufactureras al mercado externo (exportaciones) estaban conformadas por aceites y grasas de origen vegetal. Las principales actividades económicas del sector (alimentos y bebidas) realizaron más ventas al mercado interno que al externo51. Al año 2007, se duplicaron las exportaciones con relación al año 2002, de $us 2.2 a $us 4.8 Millones y fueron un 17% mayor a las ocurridas durante el año 2006. Los mayores rubros de exportación (en millones de Dólares Americanos) están constituidos por los combustibles y los minerales. Entre las principales variables que afectan a la competitividad de este sector se cuentan las siguientes: baja capacidad utilizada, bajo nivel de crecimiento de las nuevas inversiones, alto nivel de contrabando, mano de obra poco calificada, difícil acceso al crédito, altas tasas de interés activas, un sistema bancario que demanda altos niveles de colateral, baja búsqueda y captura de nuevos mercados y productos, infraestructura escasa y en mal estado, y el alto costo de los servicios.

La capacidad de utilización del sector industrial manufacturero es de aproximadamente el 56%. Esta alta capacidad ociosa indica que Bolivia podría producir más sin la necesidad de invertir más en activos fijos, es decir ya cuenta con la capacidad instalada y le faltaría encontrar mercado para sus productos. El problema de escasa inversión limita las posibilidades de crecimiento del sector en el mediano y largo plazo, reflejando una baja capacidad de innovación. Asimismo, la baja inversión está directamente relacionada con las altas tasas de interés activas, las elevadas exigencias de colateral, y la aversión al riesgo. El problema del alto nivel de contrabando limita el crecimiento del sector a corto plazo, porque genera una competencia desleal (por no pagar impuestos), disminuye las ventas de los productos nacionales del sector y como consecuencia los ingresos del mismo.

34

La percepción de que los productos importados son una fuerte competencia, indica que una porción considerable de la producción de la industria manufacturera está orientada a sustituir bienes importados, pero en desventaja con aquellos. Una debilidad generalizada en el sector manufacturero es su bajo grado de desarrollo de gestión empresarial y su mano de obra no calificada. La poca capacitación del personal genera escasa flexibilidad para generar cambios en la industria. Asimismo, aún se tienen altos costos de producción, por diversas razones que van desde los insumos, los servicios, la infraestructura y falta de información acerca de los mercados52.

La situación de las micro y pequeñas empresas (MyPEs)
La ampliación del espectro empresarial como consecuencia de los procesos de privatización ha estructurado un segmento de empresas de alta complejidad tecnológica y organizativa, participación de capital transnacional, dotación de altos niveles de inversión por puesto de trabajo y escasa vinculación con el resto de la economía. En contrapartida, se ha desarrollado en el período del “Orden Neoliberal”, una multiplicidad enorme de establecimientos de muy pequeña escala cuya característica es el esfuerzo familiar con reducidos niveles de trabajo asalariado, la existencia de bajos niveles de inversión de capital, además de la acumulación de fuertes rezagos organizativos y tecnológicos, y una débil inserción en los mercados. El 98% de los establecimientos en actividad están emplazados en los centros urbanos de Bolivia53. En las MyPEs el sector del comercio representa el 64%, a costa de la manufactura (27%) y de los servicios (9%). Ello explica el hecho de que el sector de la MyPE generó 9 de cada 10 nuevos puestos de trabajo en la economía urbana nacional y lo hizo esencialmente en el comercio. En los momentos de crisis (1983) el comercio jugó un papel anticíclico, mientras que la manufactura se deprimió. En cambio, el año 1992, cuando los tipos de cambio con los países vecinos posicionaban favorablemente al nuestro, la manufactura artesanal se expandió de manera muy importante con la exportación de diversos productos, principalmente confecciones y madera. Recuperados los niveles de actividad de la economía general, el comercio vuelve a expandirse54.

35

Actualmente, la dinámica transita por la verificación de una fuerte disminución del poder de compra de la población, que deprime el mercado para el comercio y la manufactura; sin embargo, la estrategia del consumidor de evitar nuevas adquisiciones mientras se intenta alargar la vida útil de los bienes de que dispone y la permanencia o privilegio de los niveles de alimentación, amplía mercado para los servicios de reparación en general y para los establecimientos de expendio de comida. Todos los elementos anotados dan cuenta de la enorme vulnerabilidad de las unidades micro y pequeño empresariales frente al comportamiento económico general, en especial, a las variaciones en la capacidad de compra de los asalariados. En este orden, la prolongación de la crisis tiende a debilitar la función anticíclica del sector; pues, la contracción del mercado paralela a la continua creación de nuevas microempresas, produce una disminución del ingreso medio del conjunto, llegando a un punto en el cual se hace menos atractiva la autogeneración de puestos de trabajo, quedando sólo la opción del desempleo. Desde fines de los años 80, el Estado boliviano empieza a reconocer el rol de la MyPE en la generación de empleo, en un contexto de crecimiento constante de nuevos contingentes de fuerza laboral que se enfrentan a la insuficiencia del aparato productivo moderno, incluidas las empresas estatales privatizadas para generar nuevos puestos de trabajo. En este período (los años 90) la participación de las unidades de pequeña escala en la generación del empleo, alcanzó cifras record. Ello se traduce en una participación en actividades laborales de alrededor del 68% de la Población Económicamente activa. Según la Encuesta Nacional de Empleo III de 1997, el 67% de los ocupados en la ciudad de La Paz, trabajaban en establecimientos de menos de 20 ocupados. De acuerdo un estudio de las MyPEs: “aunque los ocupados de las MyPEs tienen un rango muy amplio de edades como trabajadores activos desde los 8 hasta los 84 años inclusive, la mayor participación se concentra entre los 15 y los 39 años, esto es, entre el 84% de la población femenina y el 85% de la masculina para todo Bolivia”55. Las micro y pequeñas empresas (MyPEs) presentan un conjunto de potencialidades y debilidades. Entre las primeras tenemos su alta flexibilidad para adaptarse a los cambios del mercado, heterogeneidad en su oferta, manejo de técnicas ancestrales que permiten la producción ecológica, disponibilidad de materia prima agrobiológica, diversidad de microclimas, producción diversificada por regiones, capacidad de adaptación de las herramientas (caso tornería) y capacidad asociativa56; asimismo resalta la importancia de las ferias como factor de éxito para el desarrollo de actividades comerciales57. Entre las debilidades se encuentran los procesos heterogéneos y deficientes de capacitación, formación y asistencia técnica, débil inserción en el mercado y desconocimiento de técnicas de comercialización, lo que incide en sus bajos niveles de competitividad en el mercado nacional y externo. Esto se acentúa con los niveles de informalidad de este sector productivo.

36

El sector informal en Bolivia es uno de los más grandes de la región. Se estima que cerca del 80% de los empleados urbanos y rurales son informales, lo cual significa uno de los más altos niveles en América, Latina considerando que el promedio en la región está por debajo del 60%. Asimismo, Bolivia lideriza el promedio mundial con relación a la generación de valor agregado procedente del sector informal estimado en el 68% del PIB. La alta informalidad de Bolivia se explica por una mezcla de muchos factores incluyendo las barreras regulatorias. Por ejemplo, los requerimientos para constituir a una empresa son bastante caros, por encima del 140% del promedio anual de ingresos (Banco Mundial)58. El sector informal se caracteriza por ser poco productivo, con consecuencias negativas para el crecimiento de la productividad total de los factores. Las microempresas informales generan 83% del empleo total, pero sólo 25% del PIB59. En el sector manufacturero, 72% del empleo es informal, pero los trabajadores informales producen sólo 20% del valor agregado del sector60. El sector informal se caracteriza por un conjunto de elementos: a) es un sector que atrae a toda clase de trabajadores; b) los ingresos laborales de este sector son altamente heterogéneos, de tal modo que el ingreso promedio de los trabajadores por cuenta propia, en su mayoría informales, y el de los trabajadores asalariados informales son casi iguales; c) los trabajadores asalariados se muestran más homogéneos que los no asalariados, sobre todo en el sector informal; d) mientras que tres cuartos de la población sin educación es informal, sólo un tercio de la población con educación superior pertenece al sector informal; e) las mujeres e indígenas están fuertemente representadas en el sector informal; f) los jóvenes suelen entrar al mercado laboral a través del sector informal; y, g) la informalidad alcanza a la mitad del total de personas que trabajan en la manufactura y la construcción y casi a la mayoría del comercio y del transporte61. Varios estudios revelan que en Bolivia existen un conjunto de debilidades y limitaciones para el desarrollo de las micro y pequeñas empresas. Aspectos centrales están vinculados a los insumos (capital financiero, físico y humano), la producción (tecnología y competencia) y al entorno operativo, normativo e institucional (infraestructura, reglamentos laborales, comerciales y aduaneros). Asimismo, se mencionan debilidades sistémicas en la promoción de mercados externos, bajo aprovechamiento de acuerdos comerciales, escasa atención al desarrollo del mercado interno y desarticulación en las etapas de los procesos productivos, baja capacidad utilizada, infraestructura escasa y en mal estado, altos costos de los servicios y altos niveles de garantías colaterales exigidas por los bancos62. La producción de las empresas pequeñas e informales está restringida por el insuficiente acceso al crédito, a pesar de los indicios de que el rendimiento del capital es mayor en las empresas más pequeñas. También, las empresas pequeñas y las empresas informales tienen más dificultades para acceder a los insumos productivos

37

58 - Banco Mundial. Políticas para incrementar la formalidad y productividad de las empresas. Informe No. 40057-BO. Junio de 2007. 59 - Unidad de Análisis de Políticas Sociales y Económicas (UDAPE), 2003. “Estrategia Boliviana de Reducción de la Pobreza: Informe de Avance y Perspectivas”. 60 - Larrazabal, Hernando. “La Microempresa ante los Desafíos del Desarrollo”. La Paz. CEDLA, Noviembre 1997. 38 p. 61 - Banco Mundial. Hacia empresas más formales y productivas. Políticas contra la informalidad. 2007. 62 - Véase UDAPE, estudio al “Sector Industrial Manufacturero 1990 - 2004”, La Paz, Bolivia, 2004, (pg. 10) e Informe del Banco Mundial. Hacia Empresas más Formales y Productivas. 2006.

que las empresas más grandes63. A la fecha, no existen criterios homogéneos en cuanto a la clasificación de los emprendimientos productivos a pequeña escala64. Más aún, las MyPEs se caracterizan por asumir formas organizacionales no convencionales que responden a estructuras sociales de tipo familiar, comunal, y sindical, planteando modelos de desarrollo de negocios con alto grado de heterogeneidad y que no coinciden con formas usuales de administración. El año 2001, el Viceministerio de la Microempresa, clasificaba a las MyPEs en función a tres criterios principales: personal ocupado, ventas anuales y composición de los activos en salarios mínimos legales vigentes65. Recientemente, se incorpora como variable de clasificación “la actividad exportadora anual” realizada por estas unidades productivas66.
Cuadro 7. Clasificación de la Micro y Pequeña Empresa
CEDLA(1) año 2001

Clasificación de los establecimientos Microempresas Pequeñas Empresas Medianas Empresas Grandes Empresas TOTAL

Ministerio de Trabajo(2) año 2005

Estudio Banco Interamericano de Desarrollo(3)

UDAPE(4) año 2005

Número de empresas

%

%

Número de empresas

%

Número de empresas

%

499.591 3.511 2.508 505.610

98,8% 0,7% 0,5% 100%

95% 600.000 5% 100% 12.000 612.000 98% 2% 100%

29.855 5.242 1.155 36.252

82% 14% 3% 100%

(1) Centro de Estudios para el Desarrollo Laboral y Agrario, 2001. (2) Para el Ministerio de Trabajo la estimación de microempresa es de 1 a 10 trabajadores. (3) Estudio de Situación y Perspectivas de las MyPEs, con datos de Larrazábal, Hernando. 1997. (4) Unidad de Análisis y Políticas Económicas, contemplan las empresas en el sector formal, clasificadas de: 1 a 4 empleados como microempresa, 5 a 9 como pequeñas empresas y más de 10 empleados como medianas y grandes empresas.

La distribución de las MyPEs es todavía bastante incierta. En el Cuadro 7 se presentan cuatro estudios que dan cuenta de la clasificación de los establecimientos económicos en Bolivia desde el año 1997 al 200567. Todos ellos comparten el hecho de que la mayoría de los establecimientos económicos está constituida por micro empresarios. También se establece que el universo de medianas y grandes empresas es muy pequeño68. El CEDLA (2001) estimó que el universo de microempresas se encontraba en alrededor del 99.5%, mientras que las grandes empresas solamente representaban al 0.5% del total de empresas69. El Viceministerio de la Micro Empresa del Ministerio de Trabajo, en su “Plan Nacional para el Desarrollo de la Micro y Pequeña Empresa” estimó para el año 2005 que aproximadamente 95% de las unidades empresariales tenían 10 empleados o menos, siendo así la cantidad de microempresas del orden de 600.000 unidades70. Un estudio del Banco Interamericano de Desarrollo establece en cerca de 612.000 unidades productivas el número total de empresas en Bolivia, correspondiendo a las micro y pequeñas empresas un universo del 98% de emprendimientos71. La Unidad de Análisis de Políticas Económicas y Sociales (UDAPE) establece para el año 2005 un universo del 84% para las microempresas, 14% para las pequeñas empresas y del 3% para las medianas y grandes empresas. Sin embargo, UDAPE solamente toma en cuenta los datos de empleo formal en Bolivia72.

38

A la fecha, los procesos de formalización de micro emprendimientos no han sido exitosos y el crecimiento de las presiones económicas y comerciales, que orientan de una forma u otra la actividad informal, no ha contribuido a desequilibrar el peso de la ilegalidad en la balanza de la actividad empresarial boliviana. La presencia de MyPEs informales en las cadenas y complejos productivos afecta el desarrollo de las articulaciones comerciales y productivas, toda vez que los emprendimientos productivos no cuentan con los incentivos suficientes para mejorar la calidad de los productos, se presentan bajos niveles de control en las cadenas de suministros73, y la transferencia de saberes y tecnologías no se facilita, ya que estos aprendizajes transmitidos generacionalmente son celosamente cuidados al grado de no agregar valor al producto/servicio74. Las condiciones de operación de las micro y pequeñas empresas son, en muchos casos, precarias, las inversiones en tecnología y equipamiento no son intensivas y en la mayor parte de los casos los niveles de obsolescencia son elevados, afectando la competitividad de la empresa y de los productos. Por otra parte, el uso intensivo de mano de obra por parte de las unidades productivas es elevado, concentra la mayor parte de la fuerza de trabajo y potencialmente puede generar una mayor y más equitativa distribución de los ingresos75. Esta mano de obra no se caracteriza por niveles elevados de calificación y en el mejor de los casos no esta capacitada ni actualizada técnicamente. Otra desventaja de la mano de obra radica en que esta opera en la informalidad, afectando las relaciones obrero–patronales y el cumplimiento de las disposiciones legales vigentes. En algunos casos, como el sector de las confecciones, este uso es intensivo y de bajo costo. En muchos casos, las unidades productivas se constituyen en reservorios naturales de fuerza de trabajo joven, pero con niveles de instrucción deficitarios. En estos ambientes la cooperación familiar es una importante base de organización laboral, concretamente de las Micro y Pequeñas Empresas77, a diferencia de otras organizaciones (por ejemplo, las Organizaciones Económicas Campesinas, OECAs) que se sustentan en la organización comunal. Las escalas de concentración de empleo en los emprendimientos productivos han permitido establecer que existen procesos de especialización y división técnica del trabajo, sostenidos en la necesidad de optimizar la cooperación dentro del negocio, así como en la estandarización de los procesos, y de que estos procesos dependen de las destrezas personales y del trabajo sin fraccionamiento78. En consecuencia, el incremento de los niveles de productividad se manifiesta por el trabajo en horas hombre y la consecuente extensión de las jornadas laborales, en condiciones de precariedad laboral, autoexplotación con pocos beneficios y bajos niveles salariales79.

39

Las formas de contratación más usuales en las unidades productivas son contrataciones eventuales, que generan horizontes mínimos de seguridad laboral y poca posibilidad de establecer una cultura organizacional y actitud proactiva en el centro productivo, lugar donde la estabilidad está sujeta a la antigüedad del trabajador80. Las pequeñas unidades productivas impulsan el comercio interno, toda vez que contribuyen directamente al consumo de materias primas y bienes intermedios, servicios de suministro eléctrico y agua potable, entre otros81. Estos emprendimientos productivos se caracterizan por la facilidad de acceso a bienes baratos, que no contribuyen al incremento de las condiciones de vida y mucho menos a la sofisticación de los mercados. Asimismo, los mercados locales de comercialización de productos a pequeña escala presentan alta sensibilidad a los precios y bajo nivel de desarrollo, desincentivando las posibles inversiones y los emprendimientos82. La realidad comercial de las unidades productivas está influenciada sobre todo por factores externos directamente relacionados con factores económicos, culturales, demográficos y políticos, los que influyen en la actividad a pequeña escala nacional. Entre estos factores se pueden mencionar los siguientes: a) b) c) d) e) Los elevados niveles de ciclicidad en las industrias, que conduce a importantes fluctuaciones en el empleo formal y al hecho de que el crecimiento de los negocios no pueda absorver a los trabajadores desempleados. El incremento en los patrones de migración de áreas rurales a las urbanas. El crecimiento del contrabando como factor de competitividad en costo y generación de ingresos. El modelo de desarrollo económico privatista neoliberal que no logró la equidad social, la equidad de ingreso, ni la estabilidad económica en el corto, mediano y largo plazo83. La expansión de los mercados, los procesos de integración económica y el crecimiento general de las economías.

La situación de la mediana y gran empresa en Bolivia84
40

La industria manufacturera en Bolivia se caracteriza por presentar una estructura productiva que se asienta en un pequeño número de empresas grandes y medianas que comparten espacios del mercado con un conjunto de micro y pequeñas unidades productivas en todos los rubros de la actividad. A fines de la década de 1990 las empresas grandes y medianas crecieron casi en un 50% con relación a lo registrado a principios de la misma década, con una progresión muy importante de las empresas grandes.

Hacia fines de los 90, cuatro rubros concentraban el 70% de las empresas: alimentos, bebidas y tabaco, productos de madera, productos derivados del petróleo y químicos, y productos de papel e imprentas. Es decir, las empresas se concentraban en la producción de bienes de consumo y procesamiento de recursos naturales. Esto también descubre los rasgos oligopólicos del sector industrial en el país, asociado al hecho de que la mayor parte de las empresas destinan su producción a los mercados locales. Son estas estructuras oligopólicas que permiten a las empresas a determinar los precios y a generar condiciones más ventajosas en el mercado, en comparación con otros rubros que enfrentan una fuerte competencia de bienes importados. Asimismo, se puede identificar que las empresas de mayor tamaño son las que aumentaron el uso de materiales e insumos importados y donde se encaminaron procesos de reestructuración tecnológica hacia la exportación. En este sector, el despido de trabajadores y el aumento de personal eventual en momentos de subida de la demanda pasó a ser también la variable de ajuste para evitar una mayor caída en el crecimiento de la producción. La reducida planta industrial en el país se evidencia por su poco potencial para generar empleo. A principios de la presente década solamente 29 de cada 100 ocupados eran trabajadores de plantas medianas y grandes, pese a que las plantas industriales grandes en Bolivia todavía se caracterizan por ser intensivas en el empleo de mano de obra.

La situación del turismo en Bolivia
En contraste con la situación de la agroindustria y manufactura, el sector del turismo se ha convertido en el fenómeno económico y social más importante del siglo veinte y comienzos del veintiuno. Según la Organización Mundial de Turismo (OMT), a partir de los años setenta se originó un proceso de masificación, en el que los países menos desarrollados comenzaron a sumergirse en esta actividad y a beneficiarse de ella. Asimismo, las motivaciones de los turistas sufrieron un cambio en las últimas décadas, de modelos turísticos de "sol y playa" hacia un modelo alternativo de turismo orientado a la interacción con la cultura y la naturaleza. El turismo en Bolivia es una actividad emergente. En los últimos cinco años el flujo de turistas extranjeros pasó de 319.000 a 503.000 y en el turismo interno pasó de 658.000 a 939.000 visitantes. Esto indica que el turismo en Bolivia ha iniciado un proceso de despegue que promete un crecimiento sostenido en los próximos años.
Cuadro 8. Principales indicadores de Turismo

Indicadores
Llegada de Turistas Turismo Receptivo (En miles de visitantes) Turismo Interno (En miles de visitantes) Estadía media de visitantes Turismo Receptivo Turismo Interno Exportaciones por Turismo (En Millones de $us.) Participación en las Exportaciones Totales (%) Aporte al PIB (%) Aporte del Turismo Receptivo (%) Aporte del Turismo Interno (%) Establecimiento de Hospedaje
Fuente: Viceministerio de Turismo

2000
977 319 658

2005
1.437 504 933 2.04 2.66 1.76 169 242 7,76 4,6 2,34 2,26 1.050

Variación %
47,08 57,99 41,79

41
43,20 -32,23 -0,22 15,84 -12,74 51,95

11,45 4,61 2,02 2,59 691

La importancia de esta actividad se refleja por la contribución al desarrollo económico del país. El turismo dentro de los sectores económicos de exportación como generador de divisas ocupó el 2005 el cuarto lugar con un 7.3%, después de los hidrocarburos, la industria manufacturera y la minería. Su aporte al PIB es del 4.6%, generado por el gasto de los turistas extranjeros y nacionales que subió desde el año 2000 de $us 297 por estadía a $us 433 en el 2005. Los principales mercados emisores de turistas de Bolivia son fundamentalmente los países vecinos de Latinoamérica que suman el 49%, luego los países europeos que en conjunto hacen el 32%, seguido por los Norteamericanos con un 11% y otros países de Asia, Oceanía y Africa, sumando el 7.5%. Bolivia es un país plurinacional y megabiodiverso, una síntesis cultural y natural de América del Sur, por lo que presenta un conjunto de atractivos culturales y naturales. La diversidad natural del país se expresa en sus 17 ecoregiones, 14 pisos ecológicos, 190 ecosistemas y 19 bioclimas. Asimismo, Bolivia cuenta con un impresionante y diverso patrimonio cultural, histórico y monumental, expresado en sus 36 pueblos indígenas y originarios, los cuales conservan sus tradiciones, culturas e idiomas originales. Por otra parte, el patrimonio arqueológico de Bolivia suma más de 65.000 sitios arqueológicos, dentro de los cuales sobresalen el complejo de asentamientos de la cultura Moxos de Beni, y los centros Ceremoniales de Tiwanacu y de Samaipata, reconocidos internacionalmente como Sitios del Patrimonio Cultural e Histórico de la Humanidad. Por otro lado, la historia colonial en Bolivia ha legado un impresionante patrimonio monumental expresado en las ciudades patrimonio de la humanidad como son Potosí y Sucre. Asimismo, las manifestaciones culturales son prueba del rico y variado patrimonio de Bolivia. Uno de los más representativos es el Carnaval de Oruro que es un Patrimonio Cultural e Intangible de la Humanidad. Lo anterior no es más que un breve resumen del potencial cultural y natural que Bolivia ofrece al visitante, que transforman a nuestro país en una excelente opción para quienes buscan un nuevo y diferente destino vacacional pero sobre todo natural y auténtico.
42

Sin embargo, las políticas de corto plazo que se han venido desarrollando no han permitido superar las enormes deficiencias en infraestructura vial, servicios básicos, energía eléctrica y comunicaciones en la mayoría de los destinos turísticos, ocasionando baja calidad en la oferta turística. Por otra parte, el turismo en Bolivia se ha caracterizado por una estructura rentista, donde el beneficiado de esta actividad usufructúa de la riqueza natural y cultural de los destinos. Según las estimaciones del Indice de Desarrollo Municipal, la estructura productiva de este sector está conformada por una base de atractivos culturales y paisajísticos ubicados en las comunidades rurales, en las cuales también se encuentran emprendimientos turísticos comunitarios

Figura 2.Distribución de los Ingresos generados por el turismo 2003 - 2005* 2006 - 2007*

Gran Empresa

7% 83,2% 81,4%

Mediana y pequeña

22%

15,5%

15,6%

Turismo Comunitario y rural

71% 1,3% 3,0%

Participación en actvidad turistica el 2005
Fuente: VMT -Plan Nacional de Turismo 2006-2001- Fortalecimiento del Turismo Comunitario. *Promedio ponderado de datos estimado anuales de ingresos generados por el Turismo Nacional y el Turismo Comunitario.

sin embargo, sólo participan del 5% del total de los ingresos generados por el turismo receptivo, lo cual se refleja en la situación de pobreza de estas comunidades. Finalmente, cerca del 95% de los ingresos generados por el turismo son percibidos por las Operadoras de turismo grandes y medianas. Esta mala distribución de los ingresos generados por el turismo reclama por la emergencia de un nuevo modelo de turismo sostenible de base comunitaria en el que sean las propias comunidades quienes se beneficien de los mayores ingresos por concepto de la actividad turística.

43

44

MARCO CONCEPTUAL Y OPERATIVO

MARCO CONCEPTUAL Y OPERATIVO
Con el propósito de cambiar radicalmente los problemas de los modelos anteriores de desarrollo productivo, que han profundizado la pobreza y extrema pobreza, incrementado la dependencia económica y avanzado en el deterioro de los recursos naturales, el Gobierno Nacional, a través del Ministerio de Desarrollo Productivo y Economía Plural, y del Ministerio de Trabajo, presentan este “Plan Sectorial de Desarrollo Productivo con Empleo Digno”, el mismo que está orientado a sentar las bases para el cambio de los patrones de desarrollo económico promovidos por el Estado colonial, liberal y neoliberal en los sectores productivos del país: agroindustria, artesanía, manufactura, industria y turismo, en el marco del Nuevo Modelo Económico Nacional Productivo. Este cambio se sustenta en cinco pilares y en ocho políticas definidas en el Plan Nacional de Desarrollo “Bolivia Digna, Soberana, Productiva y Democrática para Vivir Bien” y propone un quiebre profundo con relación a los modelos de desarrollo anteriores. En comparación con el modelo nacional estatista, donde el Estado suplía y competía con los productores urbanos y rurales, supone el cambio hacia un modelo donde el Estado desarrolla actividades complementarias a las de los productores privados orientadas a fortalecer sus capacidades productivas, al mismo tiempo que compensar sus debilidades. En comparación con el modelo privatista neoliberal, supone el cambio del protagonismo del mercado en el conjunto del desarrollo del país por el del Estado, de forma complementaria con las dinámicas del mercado y con los procesos de acción colectiva de las organizaciones sociales, según corresponda. La propuesta de cambio que se presenta en este documento, se basa en el planteamiento gubernamental del Nuevo Modelo Económico Nacional Productivo que promueve el desarrollo de una economía plural, y tiene como finalidad contribuir al tránsito de un modelo predominante privatista liberal y neoliberal de desarrollo, basado en un patrón primario exportador excluyente, hacia otro modelo económico que se caracteriza por impulsar procesos de industrialización de los recursos naturales y de agregación de valor. En este sentido, se avanzará de un modelo donde solamente se han generado y creado condiciones para el desarrollo de algunas regiones del país hacia otro modelo donde la prioridad es la generación de capacidades productivas en el conjunto de territorios y regiones de Bolivia, logrando al mismo tiempo una articulación entre procesos de desarrollo urbano y rural. Uno de los más importantes desafíos de esta transición es el hecho de que se debe avanzar en la creación de un escenario de equidad en lo que se refiere a la redistribución de la riqueza generada en las actividades productivas. Durante la historia Republicana de Bolivia, y con mayor énfasis durante el modelo privatista neoliberal, se ha constituido un bloque de poder político y económico que ha canalizado beneficios sociales y económicos solamente a pequeñas minorías que han usufructuado del aparato del Estado para desarrollar sus intereses privados, constituyéndose un bloque de poder económico y político en Bolivia que ha marginado de la distribución de sus beneficios a la mayoría de la población. Durante el modelo privatista neoliberal, se ha construido un patrón de acumulación basado en la explotación y exportación de materias primas donde los beneficios del desarrollo económico fueron básicamente capturados por élites extranjeras, fundamentalmente de empresas petroleras. En segundo lugar, los beneficios fueron capturados por los sectores de la banca, minería grande y agroindustria, con la participación de población nacional y extranjera. En este modelo, sin embargo, casi no tenían ninguna participación los pequeños productores y el Estado.

45

El propósito principal del nuevo modelo nacional productivo es el de crear las condiciones para garantizar un incremento en la producción de los recursos naturales renovables y no renovables con el propósito de garantizar un mayor crecimiento económico del país pero con mayores ingresos y empleos y con mayor equidad social y económica, de tal modo que se lleve a cabo por primera vez en la historia republicana del país un proceso de redistribución de los ingresos que resultan del desarrollo de las actividades productivas, con premisas de responsabilidad social y ambiental. Sin embargo, esto no podrá ser alcanzado sin un efectivo liderazgo y participación del Estado en la economía, promoviendo el desarrollo de sectores estratégicos y prestando apoyo al desarrollo de los sectores privado productivo, es decir, creando las condiciones para que exista mayor producción, ingresos y empleo. En este sentido, el Estado apoyará a superar los problemas de la existencia de mercados segmentados, ausencia y asimetrías de información, que han resultado en la mayor concentración de la riqueza en pocas manos. Además, la recuperación del rol del Estado en la economía deberá traducirse en la constitución de una economía plural (pública, mixta y privada comunitaria, social cooperativa) que permita dinamizar el desarrollo del conjunto de los sectores productivos del país.
Figura 3. Nuevo Bloque del Poder Económico Nacional

Petroleras extranjeras Gran Minería Banca Agro Industria

Estado

Mediana y Pequeña Producción Urbana y rural

Estado

Empresa privada

Pequeños productores

Inversión Agro Privada Industria extranjera

Banca

1985 - 2005
Fuente: Garcia Linera, Alvaro. 200886.

2006 - Adelante

46

Para garantizar la redistribución de la riqueza y evitar distorsiones en los procesos de acumulación de ingresos, en el nuevo modelo el Estado se consolidará como un importante actor del nuevo bloque económico, asumiendo el liderazgo en el desarrollo económico nacional. Por lo menos un 35% del total del Producto Interno Bruto (PIB) o de la riqueza nacional será el resultado de una participación directa del Estado en la economía. Esta participación del Estado estará dada por su intervención en sectores estratégicos, como el de los hidrocarburos, minería, telecomunicaciones y agricultura. Con este propósito, el Gobierno Nacional ya ha avanzado de manera firme en el proceso de nacionalización de los recursos naturales, que se ha completado con la retoma del control mayoritario de las empresas petroleras capitalizadas, volviendo la propiedad del gas bajo tierra y en boca de pozo a los bolivianos y en el control de los ductos, las refinerías y del almacenaje.

MARCO CONCEPTUAL Y OPERATIVO

Esto también ha sucedido con la nacionalización de ENTEL y de la minería, a través de la nacionalización de la mina Huanuni, la mina de estaño más grande de Bolivia, y la Fundición de Vinto. El Estado también participa en el desarrollo de la agricultura y otros sectores estratégicos a través de la formación de una Empresa Pública Estratégica, con el propósito de cambiar la situación en la que un solo grupo agroindustrial estaba destinado a la producción de cultivos industriales para la exportación, fundamentalmente soya, torta de soya y sus productos procesados, y obtenía la mayor parte de los beneficios. Actualmente se promueve la creación de un sector agroindustrial que dirige su mirada a Bolivia, promoviéndose la producción de alimentos para el mercado interno con la producción de trigo, maíz, arroz y soya y otros productos agroalimentarios. A la fecha, el Estado ha logrado controlar el 22% del PIB. El año 2006, el negocio del gas y del petróleo dejó $us. 1.900 Millones para el Estado, el año 2007 contribuyó con $us. 1.980 Millones y se estima que el año 2008 será posible alcanzar cerca de $us. 2.200 Millones. En la época de los gobiernos neoliberales, el Estado se quedaba con un 32 a 35% de la ganancia que generaba la minería, cerca de $us. 11 Millones. Con las nuevas regulaciones mineras, las ganancias destinadas al Estado en este rubro alcanzan a cerca del 55% en el caso de las empresas privadas mineras y del 75% en el caso de los contratos de riesgo compartido. Esto ha dado como resultado que por concepto de actividades mineras el Estado reciba cerca de $us. 230 Millones al año. También, con la nacionalización de ENTEL el Estado ha pasado a percibir el 27% de las ganancias en este rubro ($us 45 Millones) que corresponde al 39% de todas las ganancias en todo el rubro de telecomunicaciones87. Los ingresos de Bolivia que antes salían casi de forma directa a otros países, en la actualidad se quedan en Bolivia para ser utilizados por los bolivianos, consolidando las empresas estratégicas del país, movilizando la economía nacional, incrementando el ahorro interno de los bolivianos y generando un importante proceso redistributivo a través de la distribución de las rentas y ganancias de las empresas estratégicas a la población con mayor vulnerabilidad y necesidades. En la actualidad se ha consolidado el “Bono Juancito Pinto” y la “Renta Dignidad” con los recursos obtenidos por la nacionalización de los hidrocarburos. Asimismo, estos cambios en la estructura de la economía se han traducido en el incremento de los salarios que en dos años han tenido un incremento triple en relación a las anteriores gestiones, o en el crecimiento de los ítems de educación y salud, y en la significativa mejora de la infraestructura de educación, salud y transportes. El nuevo núcleo económico de Bolivia hoy tiene a la cabeza al Estado productor, en lugar de a la empresa petrolera extranjera, es decir, sectores que antes estaban en la base de la pirámide han ascendido a la cúspide de la misma. El segundo actor en importancia son los pequeños y medianos productores, que se constituirán conjuntamente con el Estado, en el núcleo productivo del país, y luego la lagroindustria y la banca.

47

En este nuevo modelo, el trabajo deja de ser una variable de ajuste y se constituye en un objetivo explícito de las políticas gubernamentales. El Vivir Bien que postula el Plan Nacional de Desarrollo, significa que la población trabajadora de Bolivia acceda a empleo digno, con protección social, libre de discriminación, con plena garantía de sus derechos de asociación y libre de trabajo forzoso y explotación infantil. La base de esta nueva concepción parte de considerar al trabajo como al articulador de la vida, el Estado y de la sociedad. El trabajo articula la vida, en tanto determina la contribución de cada persona al bienestar de la sociedad y en tanto configura identidades individuales y colectivas. Asimismo, el trabajo articula a la sociedad, puesto que es el elemento central de las relaciones de producción y es, por lo tanto, el eje orientador de los procesos de distribución de la riqueza. Finalmente, el trabajo articula al Estado, al ser fuente de derechos individuales y colectivos, con lo cual se enriquece la práctica de la ciudadanía.

A. LOS PILARES DEL NUEVO MODELO NACIONAL PRODUCTIVO88
El nuevo modelo económico implementado por el actual gobierno se basa en cinco pilares, que permiten avanzar en la construcción de una nueva matriz productiva de producción y de acumulación interna de riqueza, basada en la expansión y en recuperación de los roles del Estado como promotor y protagonista del desarrollo productivo nacional. Esto supone que el Estado no es solamente un importante actor en la planificación y conducción del desarrollo, sino que también debe tener un rol protagónico en la producción y en la actividad comercial de los sectores estratégicos que garantizan la acumulación interna de riqueza (hidrocarburos, minería y metalurgia, electricidad y recursos ambientales) así como en los sectores generadores de ingresos y empleo (desarrollo agropecuario, transformación industrial, manufacturera y artesanal y turismo), de tal modo de garantizar riqueza para el país y su redistribución. Este nuevo modelo económico también está basado en la modernización y tecnificación de los pequeños y medianos productores y en la industrialización de los recursos naturales para su uso interno y luego para la exportación, en el acceso de los sectores sociales a los medios productivos y al empleo digno, adecuadamente remunerado y estable, en la recuperación del mercado interno y en la redefinición del relacionamiento con los mercados internacionales. Asimismo, este proceso deberá ser resultado del desarrollo y potenciamiento de la capacidad productiva derivada de la multiculturalidad que posee el país y de la diversidad de prácticas económicas ejercitadas por la población boliviana urbana y rural.
Figura 4. Los Cinco Pilares del Nuevo Modelo Nacional Productivo Expansión del rol del Estado

Desarrollo productivo con valor agregado de los recursos naturales y sustentabilidad ambiental

48

Participación activa de las economías (pública, privada, comunitaria y cooperativa) en el aparato productivo Producción para satisfacer el mercado interno y la exportación, con énfasis en el primero

Redistribución de la riqueza y excedentes y reducción de las desigualdades

MARCO CONCEPTUAL Y OPERATIVO

Expansión del rol del Estado
Durante el modelo nacional estatista el Estado adquirió un rol protagónico, formándose el proceso denominado "Capitalismo de Estado", el cual entró en competencia con los actores productivos privados, es decir, todo lo que no era absorbido por el Estado era considerado parte de la competencia, creándose conflictos entre el Estado con el sector privado. Durante el modelo privatista neoliberal sucedió que el Estado fue suplantado por el mercado, habiéndose casi extinguido el mismo en la estructura económica del país. Actualmente, se está construyendo un modelo donde los roles del Estado se fortalecen y se complementan con las fuerzas del mercado, pero además moviliza a las propias instituciones socio-políticas de los pequeños productores (asociaciones, sindicatos, comunidades, ayllus, organizaciones económicas y otras) potenciándolas en su rol de proveedoras y productoras de bienes y servicios públicos a través del desarrollo de mecanismos de acción colectiva organizada. En el nuevo modelo productivo son los mecanismos del Estado en los niveles nacionales y subnacionales (departamentos y municipios), conjuntamente con la propia institucionalidad de los actores privados-comunitarios, y las fuerzas del mercado, los que permitirán construir una Bolivia productiva con mayor equidad, redistribución de los ingresos, seguridad e higiene ocupacional, responsabilidad social y ambiental. En este sentido, se supera la tradicional dicotomía que ha existido en Bolivia entre Estado y mercado, la que ha dirigido la vida del país durante el último siglo, adquiriendo las propias instituciones de los actores privados-comunitarios un peso muy importante en la organización y en el desarrollo de los procesos productivos en el nivel local, una tarea que durante el modelo neoliberal había sido entregada de forma exclusiva a los gobiernos municipales. El Estado y los pequeños y medianos productores son los actores principales del nuevo modelo económico. Pese a que la institucionalidad de los actores privados-comunitarios ha sufrido procesos de debilitamiento desde la época colonial y con posterioridad, producto del embate de las políticas neoliberales privatistas contra los modelos sociales y comunitarios de desarrollo económico basados en prácticas comunitarias, los actores indígenas, originarios y campesinos, y algunos sectores urbanos, hacen prevalecer la noción del bien común, donde el bienestar individual se subsume al bienestar común. El estado social y comunitario debe, sin embargo, reforzar la premisa del bien común sobre la de la primacía de los intereses privados individualistas, egoístas y acaparadores. La institucionalidad comunitaria no puede garantizar por sí misma la existencia de un modelo económico redistributivo, por lo que los movimientos sociales han asumido la tarea de fortalecer al Estado en todos sus niveles para que esto suceda y en el menor tiempo posible. El Estado en el período del modelo económico neoliberal ha sido prácticamente destruido, por lo que en el marco del nuevo modelo económico el Gobierno Nacional ha empezado con el proceso de recuperación de los sectores públicos estratégicos para el Estado.
49

Sin embargo, la ampliación de la presencia y de los roles del Estado en el desarrollo productivo del país supone avanzar en otros procesos complementarios, como los de jerarquizar el rol del funcionario público en su rol de servidor para el bien común, limitar a la cooperación internacional a su rol de co-operante y eliminar su rol de decisor de políticas, así como el de recuperar para el Estado el control del conjunto de los registros y servicios públicos que han sido privatizados y que, por lo mismo, fueron subordinados a intereses privados sectarios y grupales. El Estado, en el marco del Nuevo Modelo Económico Nacional Productivo, debe cumplir un papel central en tres aspectos: a) b) El Estado planifica el desarrollo en base al principio de la “demanda convergente”, que significa la articulación de las demandas de los actores locales con las prioridades nacionales. El Estado monitorea, regula y controla la producción, promueve la dignificación del trabajo, orienta y regula el mercado y la demanda interna de productos básicos, interviene cuando se presentan distorsiones de producción y precios, controla los registros públicos de actividades privadas y protege a la industria nacional. El Estado participa como actor económico de forma directa a través de la nacionalización y constitución de empresas públicas en los rubros estratégicos (hidrocarburos, minería, telecomunicaciones, agroindustria y transformación industrial), a través de agencias de desarrollo públicas de apoyo a la producción, servicios financieros y no financieros y de desarrollo de infraestructura productiva.

c)

Desarrollo productivo con valor agregado de los recursos naturales y con sustentabilidad ambiental
El segundo pilar tiene relación con el desarrollo de procesos de industrialización para la transformación de productos estratégicos para el país, destinados a generar mayor valor agregado con la finalidad de apropiar un más amplio beneficio económico de la producción para la población local y que al mismo tiempo genere nuevas fuentes de trabajo.
50

Las acciones de industrialización se desarrollarán fundamentalmente a través de la conformación de Empresas Públicas y Empresas Mixtas, que se basen en alianzas entre el Estado con los productores urbanos y rurales, así como a través del desarrollo de la iniciativa productiva de los propios sectores privados y comunitarios. La industrialización de los recursos naturales debe basarse, sin embargo, en un nuevo paradigma de aprovechamiento de los recursos naturales. Se debe transitar de un modelo donde se realizó una explotación indiscriminada de los recursos naturales renovables y no renovables a un nuevo modelo donde se incremente la producción de recursos naturales renovables y no renovables pero en el marco de un profundo respeto por la naturaleza.

MARCO CONCEPTUAL Y OPERATIVO

En lo que se refiere a los procesos de industrialización de los recursos naturales renovables, como son los bosques y los recursos de la biodiversidad, éstos estarán determinados por el enfoque de la política de gestión integral de los bosques. Esta política reconoce de manera explícita que los bosques cumplen múltiples funciones, no sólo facilitando recursos materiales que proporcionan medios de vida para la población local, constituyendo espacios para su desarrollo cultural, sino como ecosistemas que proveen importantes recursos para el desarrollo económico y la generación de riqueza y, finalmente, en la provisión de servicios ambientales. Esta política valora la institucionalidad y prácticas locales en los sistemas de manejo de los bosques; incentiva sistemas de gestión más democrática, participativa y descentralizada de los bosques; valora los conocimientos tradicionales y promueve la adopción de nuevas tecnologías; incentiva prácticas ordenadas de manejo integrado del bosque (de madera y de productos forestales no maderables incluyendo bienes y servicios); facilita el manejo sustentable del bosque a través de sistemas de aprovechamiento de bajo impacto ambiental; y estimula la conservación de los servicios ambientales del bosque (locales y globales). En lo que se refiere a la industrialización de los recursos naturales no renovables, éstos estarán determinados por la política nacional de aprovechamiento de los recursos estratégicos, particularmente los hidrocarburos y la minería. En su aprovechamiento jugará un papel muy importante la consulta a las poblaciones indígenas y originarias donde se encuentran los yacimientos mineros o hidrocarburíferos. Como resultado de los procesos de industrialización, el Estado podrá acumular mayor riqueza, misma que podrá ser redistribuida de forma directa o indirecta a grupos poblacionales específicos, sectores y regiones con mayores necesidades.

Participación activa de las economías pública, privada, comunitaria y social cooperativa en el aparato productivo
El tercer pilar está enfocado a lograr un cambio cualitativo en los sistemas productivos de los pequeños y medianos productores, así como de las organizaciones económicas comunitarias y cooperativas, a través del desarrollo intensivo y extensivo de dinámicas de innovación tecnológica e introducción de procesos de mecanización, equipamiento y tecnificación, beneficiando tanto a los actores urbanos como rurales. El fortalecimiento de los procesos de transformación agroindustrial y manufacturera de la micro, pequeña y mediana producción en los ámbitos urbanos y rurales tiene como propósito introducir tecnología para generar empleo digno, paralelamente al desarrollo de mercados y existencia de créditos productivos, procesos de investigación e innovación tecnológica, asistencia técnica, capacitación y formación de mano de obra calificada, e inversiones productivas para bienes de capital y trabajo. Asimismo, estos emprendimientos productivos deben avanzar en el cumplimiento de criterios de responsabilidad social y ambiental.

51

En el proceso de consolidación de capacidades productivas de la pequeña y mediana producción urbana y rural, se tendrá en cuenta la promoción de procesos de expansión y articulación de las iniciativas y emprendimientos productivos empresariales, teniendo un papel muy importante las Empresas Públicas y Empresas Mixtas constituidas y por constituirse. Asimismo, en esta nueva visión, será importante desarrollar procesos de articulación de la micro y pequeña empresa con la mediana y gran empresa industrial, generando mayores economías de escala. Especial atención merecerá la articulación de las dinámicas productivas encadenadas entre los ámbitos urbanos y rurales. Asimismo, se incentivará el diseño y funcionamiento de los parques industriales, de tal manera que se garantice la expansión de la industria nacional y se genere una articulación entre las demandas de innovación tecnológica con los oferentes públicos y privados de tecnología. El apoyo a este proceso de desarrollo de capacidades y participación en el aparato productivo de las unidades productivas, no debe limitarse tampoco a los procesos agroindustriales, manufactureros e industriales. El Estado realizará un enorme esfuerzo para que los productores del país también puedan participar de los beneficios que resultan de los procesos productivos basados en la generación del conocimiento, siendo el desarrollo de la informática uno de sus principales ejemplos. Al ser éste un proceso donde se requiere una importante inversión en procesos de investigación y desarrollo de innovación tecnológica, se aportará desde el Estado en la creación de condiciones y capacidades para que Bolivia también pueda competir en rubros que hacen a este tipo de actividades productivas basadas específicamente en el desarrollo del conocimiento. Así mismo, jugará un papel muy importante de articulación de las demandas de desarrollo tecnológico, el enfoque de Complejos Productivos Territoriales. Bajo esta visión, como se explica más adelante, se desarrollarán los procesos de integración de las iniciativas de apoyo al sector productivo del país.

Producción para satisfacer el mercado interno y la exportación, con prioridad en el primero
52

El cuarto pilar se basa en el objetivo de satisfacer primero el mercado interno y luego vincularnos con el mundo, exportando lo que queda después de satisfacer nuestro mercado interno. Así, se requiere avanzar en acciones planificadas y sostenidas en el tiempo que garanticen la protección y el fortalecimiento de la producción y de la industria nacional. La producción de alimentos deberá estar dirigida de manera prioritaria a la satisfacción de las necesidades de la población y fundamentalmente de los alimentos de la canasta familiar básica. En otros rubros no alimentarios, no se deberán desaprovechar las posibilidades del mercado externo que permiten generar ingresos y empleo sobre todo para los pequeños y medianos productores.

MARCO CONCEPTUAL Y OPERATIVO

El enfoque de producción para el mercado interno debe estar acompañado de acciones concretas que permitan proteger a la industria nacional del mercado externo. Esto significa desarrollar, primero, un marco normativo para la defensa de la producción comercial nacional con relación a otras empresas extranjeras. Luego, la protección del mercado interno requiere de acciones vinculadas a la defensa de los derechos del consumidor, a la reducción de la competencia desleal y a la lucha contra el contrabando. Los productores pequeños y medianos deben jugar un rol protagónico en la producción para satisfacer las necesidades del mercado interno. Sin embargo, para lograr esto, se deben promover iniciativas que permitan desarrollar el mercado interno como una opción atractiva para la producción pública, privada y mixta.

Redistribución de la riqueza y excedentes y reducción de las desigualdades
Durante el modelo privatista neoliberal, la riqueza que se generaba en las actividades productivas fue concentrada principalmente en sectores vinculados con la industria petrolera, agroindustrial y bancos comerciales, y, como si fuera poco, en empresas preferentemente extranjeras. En el ámbito agropecuario e industrial la riqueza se fue concentrando fundamentalmente en las tierras bajas con mayores potencialidades de inversión privada. De este modo, se produjo una movilización de capital privado del conjunto de capitales de departamento hacia esta región, con excepción de algunas empresas de El Alto que mantuvieron sus ventajas comparativas. De este modo, se fue generando también un desbalance en el crecimiento económico en el ámbito territorial del país, donde algunas regiones se fueron sumergiendo en la pobreza mientras que otras presentaron un mayor desarrollo económico. El Nuevo Modelo Nacional Productivo está orientado a lograr que los beneficios de las actividades económicas lleguen de forma efectiva al conjunto de los productores rurales y urbanos, y con preferencia a los pequeñs y medianos productores nacionales. Asimismo, debe lograrse un desarrollo equilibrado a nivel del conjunto de las regiones del país, de tal modo que cada una de ellas pueda aprovechar de sus ventajas productivas con relación a las otras regiones, lográndose además procesos importantes de complementariedad entre ellas. En este sentido, se debe reorientar el conjunto del aparato productivo para la generación de riqueza y para su redistribución. En este propósito, las Empresas Públicas estratégicas cumplen un objetivo sustantivo como es el de constituirse en núcleos dinamizadores de la economía en rubros estratégicos para el país de tal modo que también puedan aportar al proceso redistributivo.
53

B. POLÍTICAS PRODUCTIVAS DEL PLAN NACIONAL DE DESARROLLO
Los cinco pilares del nuevo Modelo Económico Nacional Productivo se articulan con las políticas del Plan Nacional de Desarrollo “Bolivia Digna, Soberana, Productiva y Democrática para Vivir Bien”, el mismo que propone el desmontaje del colonialismo y neoliberalismo para avanzar hacia la construcción de un Estado plurinacional y comunitario, en un contexto en el que se logre la convivencia equilibrada y la complementariedad entre diversas economías (estatal, mixta y privada) y el empoderamiento de los movimientos sociales. El Plan Nacional de Desarrollo se sustenta en cuatro estrategias prioritarias para el logro del “Vivir Bien”, las mismas que precisan el enfoque y los alcances del nuevo Modelo Económico Nacional Productivo.

Bolivia Digna (Social y Comunitaria): que consiste en la erradicación de la pobreza y exclusión, a través de un patrón de distribución equitativa del ingreso y de la riqueza. Bolivia Soberana (Relaciones Internacionales): que comprende la interacción de Bolivia con el mundo, basados en nuestra identidad y soberanía. Bolivia Productiva (Económico Productivo): que consiste en la transformación de la matriz productiva nacional en el marco de un nuevo patrón de desarrollo integral y diversificado,basado en el desarrollo de una economía plural (pública, mixta y privadacomunitaria) y en la industrialización de los recursos naturales renovables y no renovables, con el propósito de generar más empleo, ingresos y producción. Bolivia Democrática (Poder Social y Comunitario): donde el pueblo y las organizaciones sociales y de productores son corresponsables de las decisiones sobre su propio desarrollo y sobre el desarrollo del país.

54

El Plan Nacional de Desarrollo define que la estructura de la matriz productiva nacional está formada por dos grupos de sectores: a) los estratégicos generadores de excedentes y b) los generadores de empleo e ingresos. De manera transversal se encuentran los sectores de infraestructura para la producción y de apoyo a la producción. Los sectores generadores de excedentes están integrados por: hidrocarburos, minería, electricidad y recursos ambientales, mientras que los sectores generadores de ingresos y empleo están integrados por: desarrollo agropecuario, transformación industrial, manufacturera y artesanal, turismo y vivienda.

MARCO CONCEPTUAL Y OPERATIVO

Los sectores generadores de ingresos y empleo se caracterizan por ser intensivos en mano de obra y con capacidad de generar ingresos para el conjunto de la población, en el marco de un Estado promotor del desarrollo. Este sector tiene como objetivo proveer de insumos y bienes finales a los sectores estratégicos, contribuyendo de este modo a la formación de un sistema productivo denso y cohesionado. La Bolivia Productiva está orientada hacia el cambio del actual patrón de desarrollo primario exportador, que se caracteriza por la explotación y exportación de recursos naturales sin valor agregado, y a la constitución de un nuevo patrón de desarrollo integral y diversificado, consistente en la industrialización de los recursos naturales renovables y no renovables. Siendo evidente que el patrón primario exportador no permite la acumulación interna que sustente el desarrollo nacional, sino que transfiere excedentes al exterior, beneficiando a otras naciones, el nuevo modelo económico tiene como función la generación, control y distribución de los excedentes producidos por los recursos naturales renovables y no renovables para la acumulación interna que alimente, en el largo plazo, el desarrollo nacional. El cambio del patrón primario exportador es una condición imprescindible para revertir la desigualdad y la exclusión de la mayoría de la población boliviana urbana y rural. Este desmontaje requiere al mismo tiempo de la implementación de dispositivos económicos, políticos y culturales que conduzcan a la construcción de un nuevo modelo económico nacional productivo de producción y acumulación interna de riqueza requerida. Los cinco pilares del nuevo Modelo Económico Nacional Productivo se articulan con las ocho políticas del Plan Nacional de Desarrollo para la Bolivia Productiva, lo cual significa que cada pilar debe entenderse en cada una de dichas políticas, como se presenta en la siguiente figura y se explica a continuación.
Figura 5. Políticas del Plan Nacional de Desarrollo

Políticas productivas selectivas Políticas comerciales estratégicas Política de seguridad alimentaria con soberanía Política de inversiones Política de financiamiento al sector productivo Política de innovación y desarrollo tecnológico Políica de empleo Política de gestión ambiental
Expansión del Estado Industrialización Fortalecimiento Mercado interno y exportaciones Redistribución

55

a)

Políticas productivas selectivas:

Que implica criterios de priorización en los distintos sectores y regiones, y que reconoce la heterogeneidad productiva social, territorial y comunitaria del país, aplicándose medidas diferenciadas. El desarrollo e implementación de las políticas productivas selectivas tiene como propósito pasar de un país donde el Estado colonial y liberal dio origen a una economía de enclave, donde solamente existe Estado donde el capital transnacional y la oligarquía presentaban un interés extractivo de los recursos naturales. De esta manera, se fue constituyendo en Bolivia un desarrollo territorial desigual e inequitativo. En este sentido, en este Plan se definen tipos de intervenciones selectivas: por sector y por territorio. Es importante la intervención en los sectores de modo tal de garantizar las mismas oportunidades y condiciones de desarrollo para el conjunto de los sectores productivos. Asimismo, en los territorios más vulnerables el grado de participación del Estado en la economía y en la distribución de los excedentes debe ser elevado, con el fin de mitigar las imperfecciones del mercado. La intervención estatal deberá darse particularmente al nivel de la promoción de relaciones con el sector privado, como asignador de recursos financieros, en el nivel de protección de las industrias y empresas productivas estatales y privadas, y en la distribución de los excedentes y de los ingresos. En esta dirección, al interior de cada región del país, se identificarán políticas productivas selectivas de acuerdo a las características y naturaleza de los sectores y regiones con las que se trabaje.

b)

Políticas comerciales estratégicas:

Que permitan aprovechar el dinamismo de la demanda externa y de las potencialidades del mercado interno, significando un cambio sustantivo con el enfoque tradicional que privilegia la producción dirigida principalmente y casi exclusivamente a las exportaciones. Las políticas comerciales incidirán en el desarrollo y fortalecimiento del mercado nacional para los productos agroindustriales a ser producidos por los pequeños y medianos productores. Sin embargo, en lo que se refiere a la transformación manufacturera e industrial, sin descuidar la provisión de productos para el mercado interno, se incidirá en el aprovechamiento de las potencialidades de los mercados externos para generar empleos más dignos y estables para estos sectores productivos. La recuperación del rol del Estado en la economía es importante para regular el comportamiento de los mercados y precios de los productos, así como para desarrollar e implementar la normativa y mecanismos concretos para proteger la industria nacional frente al contrabando y a las prácticas desleales del comercio. En este sentido, los procesos de industrialización y modernización de los pequeños y medianos productores están directamente relacionados con la mejora de su competitividad para el acceso a los actuales y nuevos mercados de productos tanto del mercado interno como externo.
56

MARCO CONCEPTUAL Y OPERATIVO

c)

Política de seguridad alimentaria con soberanía:

Como un instrumento de desarrollo y fortalecimiento de la capacidad productiva del país, dotando oportunamente de alimentos básicos y de consumo masivo a la población boliviana y a precios justos. En el marco de esta política se dará prioridad a la producción diversificada de alimentos para el autoconsumo y para el mercado nacional, con énfasis en la transformación agroindustrial de productos alimentarios y en la producción agroecológica de acuerdo al propio potencial de los ecosistemas del país. Sin embargo, para el desarrollo de estos procesos será importante la vinculación de los esfuerzos de apoyo a la producción primaria y su comercialización con inversiones adicionales en infraestructura de apoyo a la producción y de acceso a la energía eléctrica. En esta intervención será de vital importancia el desarrollo de grupos de productores que prioricen los procesos de transformación de los alimentos con destino al mercado interno. Estos esfuerzos deberán estar articulados a las actuales experiencias de mejoramiento de la nutrición infantil y del desayuno y merienda escolar. Sin embargo, para avanzar en la seguridad alimentaria con soberanía también deberán impulsarse procesos masivos de distribución de los productos alimentarios transformados en el ámbito nacional, ya sea a través de los propios mecanismos del mercado o empleando otros dispositivos estatales de distribución de dichos productos agroindustriales. Asimismo, en este contexto, son importantes las inversiones en carreteras troncales y secundarias y en el desarrollo de las telecomunicaciones.

d)

Política de inversiones:

Poniendo énfasis en las inversiones del sector público sin descuidar el rol de la inversión privada nacional y de la inversión extranjera directa. El crecimiento del rol del Estado en el desarrollo económico está vinculado, como en ningún otro período de la historia republicana del país, con el incremento sustantivo de la inversión pública en sectores estratégicos para el desarrollo productivo urbano y rural. Asimismo, el nuevo modelo económico ha significado un incremento importante en la atracción de inversiones extranjeras para algunos rubros estratégicos. El apoyo de la cooperación internacional en la inversión pública es también importante ya sea como donación y crédito, aún cuando todavía alguna cooperación presente resistencias en su alineamiento a las directrices del Gobierno Nacional, tomando en cuenta que esta cooperación prácticamente definía respecto a las políticas de desarrollo productivo en el país, y de que en la nueva gestión de gobierno ha perdido dicha potestad. Por último, es también importante la inversión privada nacional y extranjera en el cambio de la matriz productiva del país, en el sentido de que el cambio de la matriz productiva está vinculada a la mejora de la tecnología, lo que tiene que ver con la inversión de importantes cantidades de recursos financieros.
57

e)

Política de financiamiento al sector productivo:

Estableciendo un sistema de financiamiento público y privado y asignando recursos de forma diferenciada a los sectores con mayores y menores potencialidades, ya sea por la vía de transferencias de recursos financieros no reembolsables o a través de créditos productivos. El Gobierno Nacional ha puesto en marcha un nuevo esquema institucional para el financiamiento productivo, fundamentalmente a través de dos iniciativas. La primera está relacionada con la creación del Banco de Desarrollo Productivo (BDP) que tiene el propósito de avanzar en el apoyo al sector productivo con créditos otorgados a través de procedimientos sencillos y bajas tasas de interés. La segunda iniciativa está relacionada con la transferencia directa de recursos financieros desde entidades públicas a las organizaciones comunitarias y de productores sin ningún tipo de intermediación. Esto significa asumir que estos actores son los responsables directos del desarrollo productivo en cada una de sus regiones. Con este propósito, se han realizado los ajustes normativos necesarios para garantizar la posibilidad de que estas organizaciones puedan recibir recursos públicos de manera directa para el desarrollo de sus iniciativas y emprendimientos productivos. Sin embargo, todavía están ausentes acciones vinculadas al alineamiento de la Banca Privada a los objetivos del Plan Nacional de Desarrollo, que significará impulsar la otorgación de recursos financieros a líneas priorizadas en este Plan Sectorial de Desarrollo Productivo y fundamentalmente al impulso de los procesos de modernización y tecnificación de los pequeños y medianos sectores productivos.

f)

Política de innovación y desarrollo tecnológico:

Apoyando en los procesos de industrialización y agregación de valor a los productos y al incremento de la productividad y de la competitividad, combinando los avances tecnológicos con los saberes ancestrales. El Estado debe asumir un rol protagónico en los procesos de impulso a la investigación e innovación tecnológica, una vez que estas acciones han sido completamente abandonadas por el modelo de desarrollo neoliberal, que asumió que el desarrollo de la tecnología debería ser impulsado solamente por las manos invisibles del mercado. Esto significa montar y articular nuevamente la estructura institucional y operativa orientada a este propósito y que fuera privatizada, o en su defecto construir una nueva institucionalidad estatal para el desarrollo de la investigación e innovación tecnológica orientada a la agroindustria, artesanía, manufactura, industria y turismo. El enorme desafío de avanzar en el cambio de la matriz productiva del país requiere que el Estado central realice un enorme esfuerzo vinculado a incrementar las inversiones públicas hacia la investigación e innovación tecnológica, y de articulación de las iniciativas existentes para que el conjunto de las unidades productivas pueda contar con un rápido acceso a los resultados de la investigación vía transferencia de tecnología. En este sentido, el Estado debe asumir un papel protagónico en estos aspectos, que deberán estar vinculados a programas de capacitación y asistencia técnica sobre los procesos que hacen a la gestión, producción y comercialización en los diferentes rubros productivos.
58

MARCO CONCEPTUAL Y OPERATIVO

g)

Política de empleo:

A través de acciones orientadas a una economía que diversifica sectores, multiplica actores y genera condiciones para la ampliación significativa y la mejora de fuentes de trabajo. Este Plan Sectorial parte de la premisa de que es necesario crear más y mejor empleo, lo que significa avanzar hacia la construcción del empleo digno. Para alcanzar este propósito, se han elaborado un conjunto de propuestas macro, meso y microeconómicas que orienten la inversión pública y privada a la preservación y generación de empleo. Esto se alcanzará en primer lugar a través de la protección del trabajo informal sin afectar la condición del empleo, lo que además permitirá articular diversos programas sociales y de salud a los trabajadores, revalorizando el rol obrero-patronal. De este modo, se permitirá dignificar el empleo a través de la obtención de beneficios sociales para los trabajadores. Las actividades empresariales también se verán beneficiadas de los procesos de protección en la medida en que a través de los registros empresariales podrán acceder a mayores servicios que incrementen su producción.

h)

Política de gestión ambiental:

Buscando el logro del equilibrio entre la necesidad de desarrollo y la conservación del medio ambiente. El Estado en su nuevo rol de planificador y protagonista del desarrollo debe implementar acciones vinculadas al diseño e implementación de políticas industriales con enfoque de gestión ambiental, producción más limpia y de responsabilidad social. El tránsito a una nueva matriz productiva con procesos de incorporación de valor agregado también debe basarse en un profundo respeto a la naturaleza y a la calidad ambiental del país. Esto significará desarrollar un esfuerzo sin parangón en las últimas décadas, orientado a transformar las premisas del desarrollo agroindustrial, manufacturero e industrial en Bolivia.

C. POLÍTICAS PARA EL DESARROLLO PRODUCTIVO CON MÁS Y MEJOR EMPLEO
Esta sección presenta la relación específica de políticas, que se descuelgan del Plan Nacional de Desarrollo, para avanzar en la producción con más y mejor empleo y que orientan las estrategias y programas para poner en marcha este Plan Sectorial de Desarrollo Productivo con empleo digno. Las políticas de desarrollo productivo específicas para el sector (agroindustria, artesanía, manufactura, industria y turismo) están estrechamente relacionadas con los cinco pilares del Nuevo Modelo Nacional Productivo, y cumplen el rol de orientar la implementación práctica de dicho modelo económico en los sectores mencionados anteriormente. Las políticas específicas que se impulsarán en el marco de este Plan Sectorial se describen a continuación.

59

Figura 6. Políticas para la Producción con más y mejor empleo
Expansión del rol del Estado Formulación e implementación del marco institucional y normativo del nuevo modelo nacional productivo

Desarrollo productivo con valor agregado de los recursos naturales y sustentabilidad ambiental

Participación activa de las economías (pública, privada, comunitaria y cooperativa) en elaparato productivo

Desarrollo productivo integral con trabajo digno

Producción para satisfacer el mercado interno y la exportación, con énfasis en el primero

Redistribución de la riqueza y excedentes y reducción de las desigualdades

Producción y empleo como pivotes del proceso de erradicación de la pobreza extrema

a.

Formulación e implementación del marco institucional y normativo del nuevo modelo productivo:

Para implementar, ampliar y configurar un nuevo marco normativo e institucional que apoye y promueva de forma integral los servicios financieros y no financieros, así como configurar escenarios concertados para dignificar el trabajo en un proceso sostenido, con destino al conjunto de las unidades productivas, organizaciones comunitarias y cooperativas del país. El modelo neoliberal en Bolivia, como se ha mencionado anteriormente, ha desmantelado las capacidades estatales para constituirse en un actor protagónico tanto en aspectos de planificación, regulación y monitoreo, y como actor económico. La puesta en marcha de acciones que permitan hacer realidad el desafío de la transformación productiva del país, sin embargo, sólo será posible con una fuerte presencia del Estado, por lo que se requiere reorganizar y consolidar una institucionalidad estatal eficiente y con capacidad para emprender las acciones emergentes de este reto. Esto significa consolidar instancias responsables del financiamiento productivo, de la provisión de servicios no financieros, de la cualificación de las condiciones del trabajo, del desarrollo y promoción de la capacidad exportable, del desarrollo de servicios de recolección y análisis de información productiva, y del conjunto de registros y servicios empresariales, entre otros.
60

MARCO CONCEPTUAL Y OPERATIVO

b.

Desarrollo productivo integral con trabajo digno:

Supone orientar recursos financieros al sector productivo, que permitan apoyar la transformación productiva, la preservación y la generación de empleo, creando condiciones para el desarrollo y protección del mercado interno. También, considera el impulso a un perfil exportador más diversificado con productos con mayor valor agregado, con insumos nacionales y marca boliviana, especialmente de las micro, pequeñas y medianas empresas. Asimismo comprende la provisión de servicios, la promoción de prácticas de responsabilidad social, la dotación de infraestructura para el desarrollo industrial, el fortalecimiento de las condiciones técnicas, y equipamiento, así como la innovación tecnológica para las unidades productivas. Supone crear las condiciones desde el Estado central con la participación de las administraciones prefecturales, gobiernos municipales y el conjunto de los actores privados, para que el desarrollo agroindustrial, manufacturero e industrial en Bolivia se realice contemplando normas sociales, de salud ocupacional y ambientales específicas que se orienten a la producción más limpia, pero también supone consolidar los escenarios para el mejoramiento de la industria a través de la incorporación de procesos de innovación tecnológica y el desarrollo de infraestructura apropiada para su crecimiento. Es preciso generar condiciones sostenibles en el tiempo que permitan a los sectores productivos acceder a recursos financieros a través de transferencias financieras reembolsables (crédito productivo) y no reembolsables de carácter público-privado, de acuerdo a sus condiciones de vulnerabilidad y capacidad productiva. Esto requiere organizar una institucionalidad estatal que cuente con las capacidades necesarias para transferir recursos de forma rápida y con la menor burocracia posible y a bajas tasas de interés al sector productivo. Al mismo tiempo, supone alinear a la banca comercial a los propósitos de este Plan Sectorial de Desarrollo Productivo. Por otra parte, también supone crear las condiciones para ofrecer a los actores productivos servicios no financieros de forma integral, de tal manera de garantizar el conjunto de los servicios que requieren para su creación, consolidación y fortalecimiento en el marco de procesos más amplios de modernización y tecnificación. Se debe avanzar en el país en un balance entre el desarrollo del mercado interno para satisfacer las necesidades de consumo de la población boliviana con las del fortalecimiento de la capacidad exportadora para la generación de ingresos y empleo. Ambos resultados sólo serán posibles en la medida en que se consolide un sector agroindustrial, manufacturero e industrial con capacidades de satisfacer la demanda de productos exigidos por el mercado interno pero además con un mercado articulado y con condiciones de ofrecer los productos elaborados nacionalmente. Por otra parte, será necesario avanzar en el desarrollo de productos con la calidad y volúmenes requeridos por el mercado externo. No cabe duda que el acceso a mercados diversos será también el resultado de una mayor diversificación productiva. Finalmente, cabe mencionar que una de las premisas centrales en el Nuevo Modelo es la de exportar solamente productos que hayan incorporado valor agregado, restringiendo totalmente la exportación de materias primas.
61

c.

Producción y empleo como pivotes del proceso de erradicación de la pobreza extrema:

Que tiene relación con el reconocimiento del rol de la producción y de la creación de empleo como mecanismos efectivos y sostenibles de erradicación de la extrema pobreza urbana y rural. El modelo productivo nacional ha sido conformado marginando a los pequeños productores, quienes por mantenerse en condiciones de informalidad no han podido acceder a los beneficios financieros y no financieros que fueron de uno u otro modo otorgados a los sectores productivos. En este sentido, es necesario reconocer que una política coherente de empleo y de productividad constituye la premisa fundamental para erradicar la extrema pobreza urbana y rural, de tal forma que la población boliviana, con énfasis en aquella que tiene mayores índices de extrema pobreza y agrupa a la mano de obra menos calificada, pueda organizar y desarrollar sus actividades productivas y el acceso a la redistribución de los beneficios del nuevo modelo de acumulación.

D. VISIÓN Y METAS DEL PLAN SECTORIAL DE DESARROLLO PRODUCTIVO
Esta sección presenta la visión y metas globales del Plan Sectorial del Desarrollo Productivo, de acuerdo al siguiente detalle.

VISIÓN
Al 2015, se ha creado más y mejor empleo digno, a través de la construcción de una nueva matriz productiva en el país, con el aporte de unidades productivas públicas, privadas, organizaciones comunitarias y cooperativas, que producen bienes y servicios para los mercados internos y externos con eficiencia y en armonía con la sociedad y la naturaleza.

62

El Nuevo Modelo Nacional Productivo genera condiciones para alcanzar esta visión, fomentando la producción, acelerando los procesos de inversión y dinamizando la generación de empleo, con el fin de que la población boliviana en su conjunto acceda al Vivir Bien plasmado en el Plan Nacional de Desarrollo. Este Plan Sectorial se propone como metas generales las siguientes:

MARCO CONCEPTUAL Y OPERATIVO

METAS
1. 2. 3. 4. 5. Lograr el incremento de la cobertura de los derechos laborales, pasando de un 20% a un 50% de bolivianos y bolivianas con trabajo digno. Combatir el desempleo abierto, llegando a una tasa de desempleo del 5.5% para el año 2015 y una tasa de subempleo por ingresos del15%. Incrementar en un 10% el aporte de la producción manufacturera e industrial al PIB, al año 2015. Duplicar los volúmenes de producción de valor agregado en el país hasta el año 2015, con énfasis en la seguridad y soberanía alimentaria. Recuperar el rol del Estado en la economía, articulando el nivel central con los niveles subnacionales autonómicos.

Para lograr estas metas, es imprescindible que el Estado, los pequeños y medianos productores, los trabajadores y los empresarios patriotas unan esfuerzos y logren que el empleo digno sea un objetivo explícito de las políticas de desarrollo productivo. En ese sentido, las políticas de desarrollo productivo generarán un entorno de fomento y de regulación de la actividad productiva que promuevan el pleno desenvolvimiento de las capacidades y potencialidades de los productores nacionales, junto con un progresivo mejoramiento de las condiciones de empleo, generando un nuevo esquema de regulación de las relaciones laborales, promoviendo el tránsito progresivo del trabajo informal al trabajo protegido y generando espacios de participación más amplios para trabajadores y productores. En este esquema, el diseño de propuestas de políticas que están destinadas a la promoción de la producción nacional será asumido por el Ministerio de Desarrollo Productivo y Economía Plural, mientras que el diseño de propuestas de política para la dignificación del trabajo y dinamización de los mercados laborales, recaerá en el Ministerio de Trabajo, Empleo y Previsión Social siempre manteniendo el principio de coordinación intersectorial. No obstante, la fase de aplicación misma de las políticas requiere un marco de coordinación y armonización intersectorial altamente desarrollado, de manera que se supere la tradicional aplicación de políticas en compartimentos estancos, cuyos resultados en la práctica suelen ser altamente contradictorios.
63

E. ÁMBITOS DE INTERVENCION Y ESTRATEGIAS
En el marco de este Plan Sectorial se han identificado seis estrategias que tienen que ver con las intervenciones centrales que permitirán el desmontaje del modelo privatista neoliberal en el conjunto de las relaciones productivas y laborales.

La primera estrategia tiene que ver con el marco normativo, que en el marco del modelo privatista privilegió el rol del libre mercado en la creación de las condiciones favorables para la producción, y que en el contexto actual crea un balance entre los roles del Estado y del mercado en las relaciones productivas y laborales. La segunda, está vinculada a mejorar las condiciones laborales promoviendo el trabajo protegido, con el reconocimiento y revalorización de las unidades productivas, organizaciones comunitarias y cooperativas. La tercera, está vinculada con el desarrollo de la institucionalidad y particularmente de los servicios de apoyo al sector empresarial. La cuarta, está vinculada con la recuperación del rol del Estado en los rubros estratégicos de la economía. La quinta, con la recuperación del rol del Estado en la provisión de servicios financieros y no financieros para impulsar el desarrollo integral del conjunto de las unidades productivas del país. La sexta, tiene que ver con poner la producción y generación de empleo en el centro de las intervenciones contra la erradicación de la extrema pobreza.
Cuadro 9. Relación de Políticas y Estrategias Detalle de Políticas Estrategias del Modelo Privatista Neoliberal Formulación e implementación del marco Institucional y normativo del nuevo modelo productivo
Desarrollar normas desarticuladas en beneficio de los empresarios privados medianos y grandes Incorporar el trabajo como una variable de ajuste en la reducción de los costos de producción Desarrollar servicios empresariales privatizados para beneficio de intereses particulares y de gremios productivos

Estrategias del Nuevo Modelo Nacional Productivo
Impulsar el desarrollo de los derechos sociolaborales en el conjunto de las unidades productivas del país Avanzar en el tránsito progresivo del trabajo informal al trabajo protegido Desarrollar la estructura institucional para el fortalecimiento del conjunto de las unidades productivas del país Recuperar el rol del Estado en la industrialización de rubros estratégicos

64

Desarrollo productivo integral con trabajo digno

Privatizar las empresas estratégicas nacionales para beneficio fundamentalmente de empresarios extranjeros Achicar y anular el rol del Estado en el fomento al desarrollo productivo del país

Fomentar el desarrollo productivo integral de las unidades productivas del país

Producción y empleo como pivotes del proceso de erradicación de la pobreza externa

Desarrollar programas de empleo temporal y asistencialistas para mitigar los efectos de la crisis economica en la población con mayor pobreza y mano de obra menos calificada

Impulsar la producción y el empleo para erradicar la extrema pobreza

MARCO CONCEPTUAL Y OPERATIVO

F. MARCO DE INTERVENCION OPERATIVA
Las modalidades de implementación de las políticas anteriormente definidas, tienen que ver, primero, con la creación de una economía plural, a través de la intervención en tres niveles: público, mixto (público y privado) y privado-comunitario-Social Cooperativo. Segundo, con la intervención en el ámbito de los Complejos Productivos Territoriales, de tal manera de articular las potencialidades productivas, con desarrollo sectorial y territorial. Finalmente, y en tercer lugar, se intervendrá en el conjunto de las unidades productivas, organizaciones comunitarias y cooperativas del país, de tal manera de incidir de forma simultánea en el incremento de la producción y en el incremento de los ingresos y del empleo.

Intervención articulada en tres niveles diferenciados
El Nuevo Modelo Nacional Productivo está orientado a consolidar una economía plural, la que se pondrá en práctica a través de la combinación de tres niveles diferenciados de intervención: público, mixto (público-privado) y privado-comunitario, con la participación protagónica del Estado, como se presenta en la siguiente figura.
Figura 7. Intervención en 3 Niveles

La propuesta de los tres ámbitos de intervención del nuevo modelo se presenta gráficamente a continuación. El PRIMER NIVEL está compuesto por las Empresas Públicas Estratégicas que trabajan en el apoyo a la producción, acopio, transformación, comercialización y exportación de productos agropecuarios e industriales básicos y estratégicos para la población boliviana, se constituyen en los núcleos dinamizadores del desarrollo productivo nacional.

El SEGUNDO NIVEL está compuesto por Empresas Mixtas organizadas con capitales públicos y privados, en las que las organizaciones locales comunitarias participan en sociedad con el Estado (en sus niveles nacional, departamentales y municipales) en la producción, transformación, y comercialización agroindustrial y de otros productos manufacturados estratégicos se constituyen en los núcleos dinamizadores del desarrollo productivo regional. El TERCER NIVEL está compuesto por programas de apoyo a emprendimientos privadocomunitarios agroindustriales, artesanales, manufactureros e industriales en los ámbitos urbanos y rurales. Se han priorizado, en esta dinámica los siguientes rubros productivos: madera, cueros, textiles, alimentos y metalmecánica. Tienen como proposito generar mayor empleo y redistribución de los ingresos. Asimismo, para operar este nivel se constituyen Agencias de Desarrollo y Servicios Públicos de apoyo a la producción. El apoyo a emprendimientos privados-comunitarios y social cooperativos se realiza a través del funcionamiento de servicios financieros (transferencias directas de recursos financieros no reembolsables y crédito productivo) y no financieros urbanos y rurales (servicios en gestión administrativa, productiva y comercialización, e investigación, transferencia de tecnología y capacitación).

65

Intervención en Complejos Productivos integrales Territoriales con enfoque de soberanía alimentaria y producción agroecológica
Una modalidad importante para dinamizar el desarrollo económico y social de forma sostenible, integral y diversificada en el conjunto del territorio nacional son los Complejos Productivos Territoriales (CPTs), en procura de reducir distancias entre los pequeños y grandes productores, generando excedentes que contribuyan a la acumulación interna y a la distribución y redistribución equitativa del ingreso y buscando relaciones de acceso y de distribución favorables a los segmentos más débiles y vulnerables. Los CPTs deben permitir articular, a la vez, la heterogeneidad de la economía nacional traducida en la economía plural: pública, mixta y privada - comunitaria - social cooperativa. Es decir, los tres niveles planteados anteriormente deben complementarse de forma coherente en un territorio determinado.
Figura 8. Complejos Productivos Integrales

Sistemas Productivos (Rubros)

En este marco, el CPT supone la integración de tres aspectos: a) rubros productivos que se articulan a sistemas productivos; b) territorios específicos, como espacios geográficos donde se llevan a cabo los procesos productivos; y c) potencialidades productivas regionales agropecuarias, forestales y de aprovechamiento de recursos de la biodiversidad. De este modo, un complejo productivo integral supone aprovechar de forma simultánea el conjunto de los rubros o sistemas productivos de un territorio, garantizando su aprovechamiento sustentable. Los actores productivos y de apoyo son a la vez el centro de referencia para la construcción de un CPT.

ACTORES
Territorios Potencialidades Productivas

Intervención en el conjunto de unidades productivas, organizaciones comunitarias y cooperativas del país
Figura 9. Ejes de Intervención y Actores
MEDIANA Y GRANDE
MICRO Y PEQUEÑA Madera, cueros, textiles, agroindustria y metal-mecánica + Ingresos y Empleo

Esta modalidad de intervención operativa para alcanzar el cambio del patrón primario exportador, con efectos importantes tanto en el ámbito de incremento de la producción como en el de la generación de mayores y mejores ingresos y empleo, se concentra en el conjunto de las unidades productivas, organizaciones comunitarias y cooperativas del país. Se entienden como unidades productivas a las micro, pequeñas, medianas y grandes iniciativas económicas así como a las empresas públicas estatales, dedicadas a actividades agroindustriales, artesanales, manufactureras, industrias y de turismo.

66

Productos agroindustriales, industriales, y manufacturados en general + Producción

La intervención en las unidades de menor escala como las micro y pequeñas unidades productivas, así como organizaciones comunitarias y cooperativas deberá estar orentada fundamentalmente a la generación de mayores ingresos y empleo, mientras que la intervención en unidades de mayor escala deberá incidir fundamentalmente en el incremento de la producción. La intervención en ambos escenarios deberá ser realizada de manera articulada, de tal manera, de concluir en procesos de encadenamientos productivos entre el conjunto de las unidades productivas del país.

PROGRAMAS, COMPONENTES Y LINEAS DE ACCIÓN
Este Plan Sectorial para el Desarrollo Productivo con Empleo Digno es estructurado a partir del diagnóstico del contexto en el marco del Plan Nacional de Desarrollo y del Nuevo Modelo Nacional Productivo, incorporando políticas y estrategias que se implementan a través de un conjunto articulado de programas, los mismos que a su vez están constituidos por componentes y líneas de acción. Estos programas tienen como propósito poner en marcha los cinco pilares del Nuevo Modelo Económico Nacional Productivo en los sectores de la agroindustria, artesanía, manufactura, industria y turismo. A continuación se presenta una figura con la articulación de los cinco pilares con las políticas, estrategias y programas.
Figura 10. Pilares, Políticas, Estratégias y Programas del Plan Sectorial de Desarrollo Productivo
PILARES POLÍTICAS ESTRATEGIAS
Impulsar el desarrollo de los derechos socio-laborales en el conjunto de las unidades productivas del país Formación e implementación del marco institucional y normativo del nuevo modelo nacional productivo

PROGRAMAS
Marco normativo y de incentivos para la producción y el trabajo dignos

Expansión del rol del Estado

Avanzar en el tránsito progresivo del trabajo informal al protegido

Revalorización y reconocimiento de Unidades Productivas

DIAGNÓSTICO DEL CONTEXTO
Desarrollo productivo con valor agregado de los recursos naturales y sustentabilidad ambiental

Desarrollar la estructura institucional para el fortalecimiento del conjunto de las unidades productivas del país

Desarrollo de Servicios Públicos de apoyo al sector empresarial

P.N.D.

Participación activa de los economias pública, privada, comunitaria y cooperativa en el aparato productivo

Recuperar el rol del Estado en la industrialización de rubros estratégicos Desarrollo productivo integral con trabajo digno Fomentar el desarrollo productivo integral de las unidades productivas del país

Desarrollo de Empresas Públicas Estratégicas

Producción para satisfacer el mercado interno y la exportación, con énfasis en el primero

Desarrollo y consolidación de capacidades productivas con empleo digno

Redistribución de la riqueza y excedentes y reducción de las desigualdades

Producción y empleo como pivotes del proceso de erradicación de la pobreza extrema

Impulsar la producción y el empleo para erradicar la extrema pobreza

Plan de acción inmediato para la producción y el empleo digno

Los programas identificados forman a su vez un conjunto de acciones integrales para el fortalecimiento del sector productivo nacional. En el conjunto de los programas se manifiesta de forma explícita la expansión del rol del Estado, con consecuencias importantes en la redistribución de la riqueza, que permitirán construir una nueva economía productiva en Bolivia, donde el Estado, conjuntamente con los pequeños y medianos productores urbanos y rurales, asuman el liderazgo en el nuevo bloque de poder económico nacional, Estos seis programas conforman una unidad indisoluble para garantizar el cambio en el modelo de desarrollo económico. Esto quiere decir que ningún programa implementado de manera aislada puede lograr el impacto deseado, y que los resultados previstos sólo son posibles a través de la implementación simultánea y sucesiva del conjunto de dichos programas. Sólo de este modo se podrá tener el efecto redistributivo de la riqueza que active el desarrollo integral de la población boliviana, en el marco de los postulados del Vivir Bien.

67

Cuadro 10.

Programas, Componentes y Roles Principales de los Ministerios en el Plan Sectorial
ROLES DE LOS MINISTERIOS MPM
Fortalecimiento de micro y pequeños productores

PROGRAMAS

COMPONENTES

MT

Marco normativo y de incentivos para la producción y el trabajo digno

Política Nacional de Empleo aplicada al sector Nueva política de dignificación laboral aplicada al sector Políticas de incentivo (fiscal y otros) condicionado en servicios empreasariales financieros y no financieros Tránsito progresivo del trabajo informal al trabajo protegido

Revalorización y reconocimiento de unidades productivas

Registro Único Nacional de unidades productivas Certificación de competencias laborales Gestión de beneficios sociales, productivos para unidades productivas Implementación del Gobierno Electrónico aplicado al sector

Desarrollo de servicios públicos de apoyo al sector empresarial

Proceso de reingenieria institucional y simplificación de trámites laborales aplicado al sector Sistema Integrado de Información Productiva (SIIP) Observatorio Laboral (OLA) con enfoque de sector Servicios de Apoyo al Desarrollo del Sector Empresarial

Desarrollo de Empresas Públicas Estratégicas

Gestión y administración de Empresas Públicas Estratégicas Apoyo a la formación de Empresas Mixtas Desarrollo y fortalecimiento de las Unidades Promotoras de Empleo Apoyo al desarrollo de la investigación, innovación tecnologica, asistencia técnica, capacitación y formación para el desarrollo productivo

Desarrollo y consolidación de capacidades productivas con empleo digno

Apoyo al desarrollo de capacidades para el ejercicio de derechos socio laborales de las Unidades Productivas Apoyo a la importación y exportación de bienes y productos Apoyo a la gestión de financiamiento productivo Apoyo al turismo de base comunitario Apoyo al desarrollo del empleo juvenil Apoyo a la transformación de la producción agroecológica Apoyo al desarrollo del mercado interno y externo Apoyo a procesos de integración, expansión productiva y atracción de inversiones

Plan de acción inmediata para la producción y el empleo digno 68

Programa de Fomento al Compro Boliviano (COMPROBOL) Articulación productiva al Programa Nacional de Vivienda Apoyo a iniciativas locales para la seguridad y soberanía alimentaria Apoyo a la ampliación y diversificación productiva en Microempresas de Mantenimiento de Caminos Apoyo a la implementación de emprendimientos productivos Apoyo a la producción de manufacturas destinadas a la exportación

A continuación se presenta una descripción de los programas de la Política del Plan Sectorial, identificando sus principales componentes y líneas de acción.

PROGRAMAS, COMPONENTES Y LINEAS DE ACCION

1.

MARCO NORMATIVO Y DE INCENTIVOS PARA LA PRODUCCIÓN Y EL TRABAJO DIGNO

Fortalecimiento de micro y pequeños productores
Este componente está relacionado con el diseño del contexto necesario que posibilite a los pequeños productores acceder a los beneficios que resultan de la implementación de este Plan Sectorial de Desarrollo Productivo. En primer lugar, se tienen que diseñar los lineamientos estratégicos que permitan impulsar el desarrollo productivo de los sectores agroindustriales, artesanales y manufactureros, para lo cual, también se debe avanzar en el cambio y ajustes a la normativa laboral e impositiva vigente. Tiene como objetivos específicos: a) b) Desarrollar el marco legal y normativo apropiado para el fortalecimiento de los pequeños productores; Avanzar en la identificación de modelos productivos empresariales exitosos con énfasis en el desarrollo comunitario, promoviendo su implementación de forma masiva en el conjunto del país; Articular al conjunto de los actores públicos y privados en el nivel local de tal manera que intervengan en acciones concurrentes de apoyo al sector productivo agroindustrial, artesanal y manufacturero; y Introducir en el proceso de fortalecimiento a las MyPEs la revalorizacion y dignificación del trabajo.

c) d)

Política Nacional de Empleo aplicada al sector
Este componente tiene la intención de sugerir orientaciones de crecimiento productivo hacia la generación de más y mejor empleo, mediante el diseño e implementación de políticas macro, meso y microeconómicas que orienten la inversión pública y privada hacia la generación de empleo e ingresos para reducir sosteniblemente la pobreza. La Política Nacional de Empleo se constituirá en el eje orientador de los esfuerzos del país hacia el logro de más y mejor empleo, como un esfuerzo de carácter transversal. Para la consecución de este logro, se plantea, como paso inicial, la concertación entre los diversos actores públicos y privados para la implementación de la Política Nacional de Empleo, la cual, además de orientar global e intersectorialmente la política económica, debe definir políticas activas y pasivas de carácter sectorial, con propuestas específicas en las siguientes áreas: sugerencias de reorientación de la política macroeconómica a fin de que incorpore objetivos de preservación y generación de empleo; fortalecimiento de la institucionalidad del Estado para gestionar el logro de las metas de empleo; sugerencias de readecuación de los lineamientos de políticas sectoriales y regionales para la inversión productiva; promoción de la productividad y el empleo rural; promoción y protección del trabajo urbano; y, lineamientos de política comercial para la promoción del empleo.

69

Nueva Política de Dignificación Laboral aplicada al sector
Tiene como propósito el otorgar un nuevo significado a las relaciones labores en el país, a través de orientaciones que mejoren la calidad de las condiciones del trabajo y reconocimiento de la seguridad ocupacional, certificación de competencias, eliminación del trabajo infantil y del trabajo forzoso, así como otros servicios de apoyo a los empleadores y trabajadores.

Políticas de incentivo condicionado en servicios empresariales financieros y no financieros
Este componente pretende generar condiciones coyunturales para profundizar el proceso de dignificación del trabajo, ya que está orientado a desarrollar el marco normativo adecuado para articular el conjunto de servicios empresariales financieros y no financieros, con políticas fiscales y de incentivos que se ponen a disposición de las unidades productivas, organizaciones comunitarias y cooperativas de forma condicionada, a la mejora de las relaciones, condiciones y calidad del trabajo.

2.

REVALORIZACIÓN Y RECONOCIMIENTO DE UNIDADES PRODUCTIVAS

Transito progresivo del trabajo informal al trabajo protegido
Este componente está íntimamente ligado y articulado a la nueva política de dignificación laboral y a la política de incentivos condicionados, descritos anteriormente, ya que el mismo avanza en la elaboración de una propuesta de política pública intersectorial, para el tránsito progresivo de los trabajadores del sector informal y cuentapropistas al empleo con protección legal, ampliando la cobertura de los derechos sociolaborales a esta población trabajadora del país. Operativamente, el componente está orientado al diseño y concertación con los productores y empleadores, de un mapa de intervención que permita identificar las coberturas de cumplimiento mínimo obligatorio, según el sector y tamaño de la unidad productiva. Una vez concertado este mapa de intervención, se implementará el mismo mediante la emisión de certificaciones por cumplimiento de coberturas, lo que habilitará a la unidad productiva a acceder al conjunto de políticas y servicios que brinda el Estado a favor del sector productivo y empresarial. Entre las principales acciones a desarrollarse se tienen las siguientes: a) b) c) d) Implementar una estrategia de intervención multi e intersectorial, concertada con actores públicos y privados; Implementar una estrategia de comunicación para apoyar, informar, sensibilizar y difundir la estrategia entre las autoridades, las organizaciones socioproductivas y la sociedad en general; Gestionar un instrumento jurídico que legaliza y legitima la estrategia; y Desarrollar un sistema de análisis, prevención y manejo de escenarios de concertación y prevención de conflictos.

Registro Único Nacional de unidades productivas
70

Este registro tiene el propósito de avanzar en un registro único productivo y laboral del conjunto de las unidades productivas del país (individuales, comunitarias, social cooperativas), permitiendo acreditar a éstas al conjunto de los servicios de apoyo a la producción ofrecidos por las entidades públicas, pero además, vincularlas a la prestación de otros servicios sociales y productivos. El registro único ordena, de este modo, la prestación de servicios de capacitación y formación, innovación y desarrollo tecnológico y de asistencia técnica de las entidades públicas y privadas hacia el conjunto de las unidades productivas del país.

PROGRAMAS, COMPONENTES Y LINEAS DE ACCION

Certificación de competencias laborales
El propósito del componte es mejorar la empleabilidad y reconocer las capacidades del trabajador boliviano o trabajadora boliviana por medio de la certificación de sus competencias, ya sean estas laborales, artesanales o profesionales, independientemente del entorno en las que se desarrollaron. De esta manera, se pretende integrar en un sistema a todas las instituciones que deseen formar y reconocer, y tengan las capacidades para certificar competencias laborales. En la primera fase del componente se sientan las bases del sistema nacional de formación, evaluación y certificación de competencias laborales, artesanales, y profesionales mediante un programa que crea el marco normativo, prioriza las competencias a ser certificadas, las normaliza, identifica instituciones que están capacitadas para formar, evaluar y certificar las competencias, diseña instrumentos de evaluación, diseña currículos de capacitación, define los procedimientos para incorporar instituciones al sistema y para que los candidatos puedan ver certificadas sus competencias y se constituye un sistema de información. La segunda fase contempla la consolidación del sistema, en la que se encuentra una oficina gubernamental, dependiente del Ministerio de Educación y Culturas e instituciones acreditadas para formar, evaluar y certificar competencias laborales, en coordinación con el Ministerio de Trabajo y el Ministerio de Desarrollo Productivo y Economía Plural.

Gestión de beneficios sociales, productivos para unidades productivas
Comprende la puesta en marcha de procesos de negociación intersectorial en el ámbito territorial con el propósito de garantizar beneficios sociales y productivos adicionales para las unidades productivas registradas.

3.

DESARROLLO DE SERVICIOS PÚBLICOS DE APOYO AL SECTOR EMPRESARIAL

Este programa parte de la premisa de que es necesario recuperar el rol del Estado en la provisión del conjunto de servicios y registros empresariales, de tal manera de consolidar un sistema integrado de registros y servicios públicos empresariales que beneficien al conjunto de las unidades productivas, organizaciones comunitarias y cooperativas del país. El Gobierno Nacional desarrollará acciones para fortalecer las capacidades estatales en los temas referidos al registro, la normalización de calidad, certificación y acreditación, acciones vinculadas a la metrología legal, industrial y científica y finalmente, a la propiedad intelectual. Asimismo, se requiere intervenir en la implementación sostenida de acciones que se orienten a incrementar los procesos de gestión ambiental y de calidad en la actividad industrial y producción más limpia. Por otra parte, se requieren ajustar las acciones vinculadas a la regulación de empresas, en los temas de malas prácticas empresariales y antimonopólicas, agio y especulación, entre las más importantes.

71

Implementación del Gobierno Electrónico aplicado al sector
Este componente busca contar con una plataforma informática integrada, confiable, oportuna y segura para la atención de servicios, seguimiento de trámites, registro y control de documentos administrativos, intercambio de información interinstitucional y publicación de información estadística del Ministerio de Trabajo, Empleo y Previsión Social, mediante internet. Pretende encaminar a este Ministerio en el campo de las nuevas tecnologías de información y comunicación, para que pueda hacer un uso efectivo de sus beneficios. En ese sentido, el objetivo general es el de actualizar las aplicaciones Cliente – Servidor desarrolladas en el Ministerio de Trabajo, Empleo y Previsión Social, a una arquitectura de 3 capas para consolidarlas en un sistema integrado que opere en línea a nivel nacional, gestionando la información institucional de forma segura, confiable y oportuna. El impacto esperado es mayor eficiencia en la atención a los usuarios de los servicios, por lo tanto un mejoramiento de la imagen de la institución ante la sociedad.

Proceso de reingeniería institucional y simplificación de trámites laborales aplicado al sector
El componente de reingeniería tiene la intención de promover cambios en la estructura y concepción del modelo de gestión actual del Ministerio de Trabajo, Empleo y Previsión Social, con el objeto de transitar de una gestión tradicional a una gestión innovadora que acompañe apropiadamente el proceso de cambio del país. Los principales cambios del modelo de gestión que se pretenden generar a través de la reingeniería son los siguientes: de un vacío en la vocación de servicio y compromiso con la equidad hacía una ética pública de vocación de servicio, compromiso y solidaridad con la equidad; de la simplificación y fragmentación de los problemas hacia la comprensión estructural e integral de los problemas sociales complejos; del pensamiento funcional e interpretación lineal de la realidad hacía un pensamiento sistémico e interpretación estructural de la realidad; de una valoración de la organización por las funciones y actividades que realiza hacía una valoración de la organización por el uso de los servicios y beneficio que obtienen los ciudadanos; y de una priorización de la administración financiera y control presupuestario hacía una priorización en la generación de resultados valiosos para la sociedad.

Sistema Integrado de Información Productiva (SIIP)
Durante el anterior modelo, el Estado ha perdido su capacidad de recoger información primaria y de articularla en la toma de decisiones que permitan mejorar los procesos productivos en beneficio del conjunto de las unidades productivas, organizaciones comunitarias y cooperativas del país. En este sentido, el Gobierno Nacional y los actores productivos requieren de información periódica y actualizada para mejorar los procesos de toma de decisiones vinculadas al desarrollo de las iniciativas productivas, la misma que será administrada y gestionada por la Unidad de Análisis Productivo (UDAPRO) del Ministerio de Desarrollo Productivo y Economía Plural.
72

Los principales subsistemas a ser desarrollados para la implementación del SIIP son presentados a continuación: Subsistema de Registro Único Nacional de Unidades Productivas: consiste en el desarrollo de un sistema informatizado que permita al Estado boliviano realizar el proceso de registro de las micro, pequeñas, medianas y grandes empresas productivas, como una medida para reconocer y visivilizar al conjunto de las unidades productivas, organizaciones comunitarias y cooperativas del país, de tal modo que puedan acceder a los beneficios de las políticas de este plan y con el propósito de realizar un mapeo productivo para establecer una base de Subsistema de Información de Precios y Mercados de Productos Agroindustriales, Manufacturados e Industriales: para realizar el seguimiento y proveer con información diaria de

PROGRAMAS, COMPONENTES Y LINEAS DE ACCION

precios de los productos agroindustriales, manufacturados e industriales en el mercado mayorista y minorista. Subsistema de Estadísticas de Importaciones y Exportaciones: para monitorear los precios de los productos industriales, agroindustriales y de los alimentos y los flujos de abastecimiento de los mercados mayoristas y minoristas de forma diaria en las principales ciudades del país. Subsistema de Información sobre Tecnologías: consiste en el desarrollo de un instrumento informatizado en línea y actualizado de forma permanente que apoya a las unidades productivas, organizaciones comunitarias y cooperativas, con información respecto a la existencia de tecnologías en los principales rubros productivos (madera, cuero, textiles, alimentos y metalmecánica), incluyendo el costo, proveedores, tiempo de despacho, capacidad productiva, requisitos de infraestructura, y otra información necesaria, para que los mismos puedan tomar decisiones desde su domicilio o taller para realizar un nuevo emprendimiento productivo o consolidar el existente. Subsistema de Información sobre Materias Primas e Insumos: consiste en el desarrollo de un instrumento informatizado en línea y actualizado de forma permanente que apoya a las unidades productivas con información respecto a la existencia de materias primas e insumos en los principales rubros productivos (madera, cuero, textiles, alimentos y metalmecánica), incluyendo el costo, proveedores, tiempo de despacho, capacidad productiva, requisitos de infraestructura, y otra información necesaria, para que los mismos puedan tomar decisiones desde su domicilio o taller para realizar un nuevo emprendimiento productivo o consolidar el existente. Subsistema de Estadísticas de Turismo: permitirá consolidar las estadísticas sobre turismo en Bolivia e identificar áreas potenciales para el desarrollo de las iniciativas de turismo comunitario. Subsistema de Información Territorial de Apoyo a la Producción: que consiste en una base de datos geoespacial que apoya en la identificación de rubros productivos potenciales a través de la identificación, ubicación y cuantificación de áreas de vocación productiva, para los siguientes sectores: agroindustria, turismo y transformación manufacturera (artesanal e industrial); apoya a identificar encadenamientos productivos y ubica a las unidades productivas del área urbana y rural Se han previsto como componentes de este Subsistema los siguientes:

a) b) c) d)

Componente de identificación de vocaciones productivas y servicios. Componente de identificación y Seguimiento a encadenamientos productivos. Componente de Apoyo al Turismo comunitario. Componente de identificación de unidades productivas.

73

Observatorio Laboral (OLA) con enfoque de sector
El objetivo de este componente es el de institucionalizar una instancia de recopilación, sistematización, análisis, difusión e investigación del mercado laboral. Esto permitirá desarrollar institucionalmente la oficina nacional del Observatorio Laboral dependiente del Ministerio de Trabajo, Empleo y Previsión Social e implementar Centros de Información Departamentales. De este modo, se fomentarán sistemas de recolección, procesamiento y difusión de información sociolaboral, promoviendo y ejecutando mecanismos continuos de armonización, coordinación, monitoreo y capacitación en la administración de información sociolaboral.

Servicios de Apoyo al Desarrollo del Sector Empresarial
Los servicios de apoyo al sector empresarial tienen un importante rol en el apoyo a la producción nacional de forma sustentable y en el marco de procesos de gestión de calidad. En este sentido, se ha priorizado la siguiente intervención: Articulación y consolidación del sistema de calidad, metrología y propiedad intelectual. Implementación de prácticas sociales y ambientales para la gestión productiva industrial, con la finalidad de crear fuentes de trabajo de calidad y condiciones de vida digna, Incluyendo la promoción de la producción más limpia. Promoción de la gestión de la calidad en la actividad industrial para avanzar en procesos de máxima calidad en la producción industrial del país.

4.

DESARROLLO DE EMPRESAS PÚBLICAS ESTRATÉGICAS

Este programa avanza en la formación y consolidación del primer y segundo nivel de intervenciones en la economía plural, como es la constitución de Empresas Públicas estratégicas y Empresas Mixtas para la producción, acopio, transformación básica y comercialización mayorista en productos agroalimentarios básicos y otros recursos estratégicos para el país, estimulando una mejor capacidad de articulación de los productores urbanos y rurales con los mercados internos y externos.

Gestión y administración de Empresas Públicas estratégicas
A través de este componente se interviene en la creación y apoyo a la consolidación de empresas productivas industriales. Tiene como objetivo general garantizar la consolidación del Estado como principal actor en el nuevo bloque económico de poder, impulsando además la redistribución de los ingresos y beneficios generados por la industrialización de los recursos naturales estratégicos del país.
Líneas de Acción del Componente
Detalle
Diseño de la estructura organizacional y apoyo a la implementación del grupo Estrategico de Empresas Públicas (GEEP).

Descripción
Se constituirá el GEEP con el propósito de ganar en eficiencia administrativa y de gestión para el conjunto de las Empresas Públicas estratégicas. Consiste en el diseño y puesta en marcha de la normativa para su funcionamiento.

74

Desarrollo de la normativa para la regulación y funcionamiento del GEEP.

Seguimiento a la consolidación de las Empresas Públicas estratégicas.

Consolidación de la Empresa de Apoyo a la Producción de Alimentos (EMAPA); Empresa de Papel (PAPELBOL); Empresa de Cartón (CARTONBOL); Empresa de Cemento (ECEBOL); Empresa de Azúcar (AZÚCARBOL) y Empresa de Deribados Lácteos (LÁCTEOSBOL).

Identificación de rubros y socios potenciales para la conformación de Empresas Públicas y Mixtas.

Puesta en marcha de otras Empresas Públicas estrategicas y formación de Empresas Mixtas en varios rubros.

PROGRAMAS, COMPONENTES Y LINEAS DE ACCION

Tiene como objetivos específicos los siguientes: a) Lograr el aprovisionamiento regular de los mercados internos con productos agroalimentarios y estratégicos para el mercado interno y promover la exportación de dichos productos. b) Impulsar los procesos de redistribución de los beneficios para la población boliviana, resultado del aprovechamiento y procesamiento de materias primas nacionales. c) Posicionar al Estado en la producción de rubros estratégicos que permitan generar encadenamientos industriales, proveyendo de materia prima e insumos a emprendimientos industriales privados y comunitarios. Las Empresas Públicas son constituidas cuando: a) b) c) d) Existe necesidad de que el Estado cuente con empresas estratégicas para la seguridad y soberanía alimentaria, como la Empresa de Apoyo a la Producción de Alimentos (EMAPA). Que el Estado cuente con empresas proveedores de insumos para otras empresas dinamizadoras de la economía, como en los rubros del papel, cartón y textiles. Que el Estado cuente con empresas que rompan el monopolio de la producción de productos estratégicos, como el rubro de cemento. Que el Estado cuente con empresas con un alto poder de generación de excedentes para su redistribución de forma más justa y equitativa, como el rubro de la madera.

Los excedentes de las Empresas Públicas serán destinados a fortalecer el funcionamiento y el patrimonio de las mismas, y luego permitirán dirigir recursos a los programas sociales y productivos del gobierno. Para el fortalecimiento de las empresas se constituirá el Grupo Estratégico de Empresas Públicas (GEEP), que tiene la finalidad de consolidar una sola visión empresarial estratégica en el conjunto de las empresas, así como garantizar la eficiencia e idoneidad en el manejo administrativo y gerencial de las mismas de forma independiente.

Apoyo a la formación de Empresas Mixtas
El Estado para incentivar la transformación de la producción agropecuaria y la producción manufacturera, coadyuvará a la constitución de Empresas Mixtas con la participación de las entidades públicas nacionales y subnacionales (departamentos y municipios) con organizaciones campesinas, indígenas, originarias y multiculturales de pequeños productores y artesanos, fomentando su asociatividad y distribución equitativa de los beneficios económicos. Con la constitución de las Empresas Mixtas se lograrán economías de escala que canalicen mejor la asistencia tecnológica, financiera y la dotación de infraestructura y servicios productivos. El objetivo general de las Empresas Mixtas es el de promover a través de la cogestión pública y privada empresarial el incremento de los procesos de transformación de productos agroalimentarios y procesos de industrialización de productos estratégicos a nivel de los departamentos, regiones y municipios.

75

Líneas de Acción del Componente Detalle
Apoyo legal y técnico a las iniciativas empresariales para su constitución como Empresas Mixtas Desarrollo normativo para el funcionamiento de las Empresas Mixtas

Descripción
Consiste en el diseño y puesta en marcha de la normativa para su funcionamiento.

A focalizarse en los vacíos legales existentes que impiden un apropiado desenvolvimiento de las Empresas Mixtas.

Entre sus objetivos específicos se encuentran los siguientes: a) b) c) Garantizar la existencia de empresas que permitan cubrir las demandas de productos agroalimentarios transformados en el mercado nacional y de otros productos industriales; Promover mecanismos para el mayor acceso a los beneficios del procesamiento industrial de productos estratégicos para los dueños de la materia prima; y Impulsar acciones de asociatividad empresarial entre los actores públicos y privados que permitan lograr una complementariedad entre las capacidades de cada uno de dichos actores.

5.

DESARROLLO Y CONSOLIDACION DE CAPACIDADES PRODUCTIVAS CON EMPLEO DIGNO

El proceso de desarrollo productivo industrial está dirigido a transformar y agregar valor a los recursos naturales, considerando tanto la sustentabilidad ambiental como la satisfacción equilibrada de las necesidades humanas, individuales y colectivas. Los individuos percibirán una remuneración digna, resultante de su trabajo productivo, que permita lograr el bienestar para sus familias y contribuir con su esfuerzo a la colectividad. Esto sólo será posible a través del desarrollo integral de las unidades productivas, lo que supone tanto el fortalecimiento de las capacidades de los sectores empresariales como el desarrollo de un proceso sistemático y masivo de capacitación de mano de obra calificada. Además, el fortalecimiento de la capacidad empresarial supone un conjunto de acciones de capacitación en temas legales, técnicos, organizativos y de acceso a mercados internos y externos. En la actualidad existen una serie de iniciativas de apoyo al sector que se superponen en uno o más aspectos, objetivos y/o ámbitos de acción, generando ineficiencias en la asignación de recursos; los mercados para las unidades productivas son incompletos, en alcance, calidad, transparencia y escala; existe alto grado de informalidad en el sector y falta de información sobre el sector y sobre sus ámbitos de acción y demandas específicas, lo que dificulta el adecuado diseño, implementación, seguimiento, evaluación y coordinación de iniciativas de apoyo. El objetivo de este componente es el de promover el desarrollo productivo integral del conjunto de las unidades productivas del país, a través del apoyo a la implementación de planes de negocio aumentando las capacidades del sector mediante la provisión de un conjunto de servicios financieros y no financieros y servicios de desarrollo productivo, basándose en la demanda de los beneficiarios finales, e incentivando la capacidad de asociación, integración y crecimiento equitativo y sostenible.
76

PROGRAMAS, COMPONENTES Y LINEAS DE ACCION

Desarrollo y Fortalecimiento de las Unidades Promotoras de Empleo
Los objetivos de este componente son los de reducir las causas del desempleo friccional, generando un servicio de intermediación laboral que promueva, mejore y amplie las condiciones de empleabilidad de la población en edad de trabajar en todo el territorio nacional, desarrollando las aptitudes y talentos de los buscadores de empleo en función a las necesidades de los sectores productivos, comerciales y de servicios en cada departamento, para contribuir a la inserción laboral de los trabajadores. Se espera institucionalizar un servicio público de empleo a nivel nacional a través de: atención gratuita y constante a los buscadores de empleo; información de primera mano de demandas laborales; asistencia a talleres de orientación laboral de manera permanente y gratuita; posibilidad de acceso a cursos de capacitación técnica; apoyo al desarrollo de la investigación e innovación tecnológica; y asistencia técnica, capacitación y formación para el desarrollo productivo. Esto supone el establecimiento de centros y programas de promoción de investigaciones y desarrollo en el área tecnológica con aplicación en el mundo productivo, que brinde, de la misma manera, apoyo a proyectos tecnológicos de interés público y a proyectos tecnológicos de innovación competitiva. Para el desarrollo de tecnología, se requerirá el apoyo de empresas, universidades y entidades de investigación, con la finalidad de buscar soluciones innovadoras, guiadas y monitoreadas por una demanda social.

Líneas de Acción del Componente

Detalle
Diseño e Implementación de los Centros de innovación Tecnológica (CIT)

Descripción
Entidades especializadas de apoyo al sector productivo para generar nuevos procesos de innovación mejorando la calidad de productos transformados en madera, cuero, textiles camelidos, metalmecánica, productos alimenticios y agroindustriales, entre otros. Tambien se apoyará en la busqueda de soluciones innovadoras a problemas productivos a través de Institutos especializados nacionales e internacionales. Apoya la realización de viajes al extranjero, para acceder y posteriormente difundir, transferir y adecuar en Bolivia, conocimientos, prácticas y técnicas de producción que faciliten el desarrollo de innovaciones. Apoyo a la contratación de expertos nacionales o extranjeros, para resolver problemas especificas cuya solución es de aplicación inmediata, con el objetivo de incrementar la competitividad de las empresas postulantes. Tambien se apoyarán programas orientadas a detectar en el extranjero soluciones a problemas productivos de un sector económico especifico, para que su difusión y transferencia en Bolivia, facilite el desarrollo de innovaciones. Tiene la finalidad de otorgar asistencia legal, gestión, técnica y contable, administrativa y tributaria a empresas para acceder al crédito, a las inversiones, a servicios de asistencia técnica y sistemas de información y comunicación entre otros, ofreciendo apoyo en asistencia contable informatizada de acuerdo a las caracteristicas de su emprendimiento productivo. Asimismo, comprende la puesta en marcha de redes de formación y de formadores. En coordinación con el sistema educativo nacional e institutos de capacitación se desarrollará un proceso masivo de capacitación de mano de obra, incluyendo expertos nacionales e internacionales, en diferentes niveles: gerenciales, medios y trabajadores de planta.

Misiones y pasantias tecnológicas

Apoyo técnico especializado

Capacitacion en gestión empresarial y formación técnica y tecnológica

77

Capacitación y formación de mano de obra calificada

Los objetivos que persigue el fomento a la investigación e innovación tecnológica son los siguientes:

a)

b) c)

d)

Fomentar y respaldar la transferencia tecnológica que genera negocios, o generar nuevos negocios basados en las tecnologías ya desarrolladas, logrando una corriente de innovaciones tecnológicas en productos, servicios y procesos que generen un alto impacto económico y social, y capturando valor a partir de las tecnologías desarrolladas; Maximizar la transferencia de las tecnologías desarrolladas para los sectores productivos y sociales de modo de aumentar la competitividad y calidad de vida de los productores; Promover la materialización de otras inversiones, proyectos o negocios necesarios para que se produzcan los impactos económico-sociales de los proyectos de innovación y desarrollo, facilitando el desarrollo de innovaciones tecnológicas en productos, servicios y procesos que generen negocios exitosos en el mercado; y Promover la importancia y facilitar la valorización y protección de los derechos de propiedad de las tecnologías e innovaciones desarrolladas, contribuyendo a la creación de nuevas empresas de base tecnológica y a la materialización de inversiones de escalamiento y comercialización.

Con relación al desarrollo de servicios de capacitación y asistencia técnica, el Estado debe promover el desarrollo de programas de asistencia técnica en planta, así como de procesos de capacitación de los niveles gerenciales, medios y del conjunto de los trabajadores de las unidades productivas, organizaciones comunitarias y cooperativas, preparando mejor a los estudiantes, principalmente de las áreas vulnerables, para su incorporación al mercado laboral. Es importante lograr una adhesión directa de la empresa privada a estos emprendimientos de formación y de capacitación, en estrecha coordinación con el Ministerio de Educación, Universidades, Institutos y las propias empresas. Entre los objetivos generales se tienen los de apoyar de forma integral el desarrollo de emprendimientos productivos, facilitando las capacidades que requieren las unidades productivas (personal gerencial, medio y de trabajadores) para ingresar de forma estable y exitosa en el mercado interno de productos agroalimentarios, manufacturados e industriales, de forma tal que se sostengan en el tiempo y se multipliquen, favoreciendo, asimismo, el desarrollo de las empresas ya existentes. Entre los objetivos específicos se encuentran los siguientes: a) b) Participar desde el Estado en la formación profesional tecnológica que contribuya a la productividad, competitividad y equidad del país; Ofrecer desde el Estado respuestas oportunas y eficientes a las demandas productivas de las Unidades Productivas, en el marco de la dinámica permanente de cambio, investigación e innovación, incorporando nuevas metodologías y estrategias de aprendizaje industrial, promoviendo el desarrollo de Centros de Innovación Tecnológica (CIT); Incrementar de forma significativa la calidad y competitividad de las micro y pequeñas empresas del país a través de procesos sostenidos de formación y capacitación; y Articular a las entidades públicas y privadas en los procesos de capacitación de tal manera que puedan lograr el empleo digno de las personas e incorporar a sectores vulnerables al proceso económico productivo.

c) d)

78

Apoyo al desarrollo de capacidades para el ejercicio de derechos sociolaborales en las unidades productivas
Tiene como propósito desarrollar capacidades en el conjunto de las unidades productivas para crear las condiciones que les permitan avanzar en el cumplimiento de sus derechos sociolaborales, a través de procesos de asistencia técnica y acompañamiento permanente hacia la certificación del trabajo digno, el cual será emitido luego de la verificación del cumplimiento de alguna de las coberturas establecidas, así tendremos que la eliminación del trabajo infantil, del trabajo forzoso, así como el ejercicio del derecho al trabajo de las mujeres en condiciones de equidad, se constituirán en los primeros eslabones a ser cumplidos, ya que son parte de los derechos fundamentales, humanos y laborales de toda la población boliviana.

PROGRAMAS, COMPONENTES Y LINEAS DE ACCION

Apoyo a la importación y exportación de bienes y productos
La industria nacional requiere de materias primas e insumos para participar en las actividades productivas nacionales. En este sentido, es necesario proveer con materia prima e insumos de manera oportuna y en las cantidades suficientes al conjunto de las unidades productivas del país, para lo cual se requiere consolidar una estructura de apoyo a la importación de estos insumos, orientada a fortalecer a los productores agroindustriales, manufactureros e industriales. Esto significa que el Estado debe desarrollar capacidades propias para la administración de importaciones y para la formación de una red de transporte, almacenes y mecanismos de distribución a nivel nacional. A la fecha, el Ministerio de Desarrollo Productivo y Economía Plural ha recibido varios requerimientos de productores y micro empresarios para la provisión de insumos, como ser: botones, broches y telas con destino a la industria textil; clefa para zapatería; tubos para instalación de gas domiciliario; hebillas para talabartería y trabajos en cueros, entre otros. Asimismo, en lo que se refiere a las actividades de provisión de productos al mercado nacional, el Gobierno Nacional ha tomado la decisión de participar en la provisión de alimentos de algunos productos de la canasta familiar básica con problemas de abastecimiento y a precios justos, acciones que requieren del desarrollo de capacidades de importación y/o compra directa en el mercado interno y su comercialización. Estas acciones se complementan con otras vinculadas al apoyo de la cooperación internacional, relacionadas con la monetización de fertilizantes y otro equipamiento agrícola y su comercialización, en base a una modalidad de priorización y distribución a través de las organizaciones sociales, garantizado la llegada de estos productos a nivel de base, de una forma más democrática y a menor costo con relación al mercado. Para lograr esto, también se requieren capacidades de monetización de productos y comercialización de los mismos entre los consumidores o beneficiarios finales. Por otra parte, es necesario desarrollar mecanismos que permitan apoyar a los pequeños productores en sus actividades de exportación o comercialización en el mercado interno. En este sentido, se requiere de una instancia que realice procesos de compra directa de productos elaborados por parte de pequeños productores para su distribución en el mercado interno, o facilite la exportación de productos con valor agregado a los mercados externos. Este nuevo escenario requiere consolidar capacidades estatales para desarrollar la provisión de productos, insumos, y bienes de capital en coordinación con los actores productivos públicos y privados.

Detalle

Líneas de Acción del Componente Descripción
Acciones dirigidas a la compra o importación de materias primeras e insumos destinados a apoyar a la producción agroindustrial, manufacturera e industrial nacional, en función a demandas de las unidades productivas. Consiste en acciones destinadas a apoyar a los pequeños productores en los procesos de exportación de sus productos con valor agregado. Desarrollo de programas de monetización de insumos como fertilizantes y otros bienes como maquinaria agrícola, usualmente provenientes de la cooperación internacional, para su distribución en el ambito nacional. Actividades de distribución a través de una red nacional de almacenes y comercialización de las materias primas e insumos importados, comprados o monetizados, destinados a los consumidores o beneficiarios finales.

Compra directa y/o importación de materias primas e insumos estratégicos

Compra en el mercado interno de productos con valor agregado para la exportación y apoyo a la exportación de otros productos. Recepción y monetización de donaciones.

79

Distribución y comercialización de insumos y productos en el mercado interno.

Tiene como objetivos específicos: a) b) c) d) Desarrollar acciones técnico-financieras sostenibles para la importación de bienes de capital e insumos que no son producidos en Bolivia con destino a la producción agroindustrial, manufacturera e industrial; Coadyuvar las políticas de seguridad alimentaria a través de la provisión de productos importados con problemas de abastecimiento y como una herramienta para la regulación de precios en el mercado interno; Mejorar la tecnología productiva nacional de los sectores público y privado mediante la provisión de maquinaria agroindustrial, manufacturera e industrial; y Brindar apoyo a los pequeños productores en los procesos de comercialización de sus productos con valor agregado en el mercado interno y en los mercados externos.

Apoyo a la gestión de financiamiento productivo
El apoyo a los emprendimientos de los micro, pequeños, medianos y grandes productores requiere de líneas de financiamiento para potenciar zonas económicas de desarrollo pero también áreas vulnerables con alto potencial productivo: agropecuario, industrial y de turismo comunitario. En este sentido, se requiere avanzar en el diseño y puesta en marcha de tres tipos de programas: a) b) c) Transferencias directas de recursos financieros no reembolsables público-privadas; Crédito productivo; y Otros servicios financieros.
Líneas de Acción del Componente Descripción
Que consiste en un conjunto de acciones para el desarrollo de nuevas iniciativas y la consolidación de las ya existentes, a través de transferencias directas de recursos financieros no reembolsables bajo la modalidad de transferencia público-privados o mecanismos mixtos (crédito y subsidio). Estos recursos estarán destinados a la formación de capital de las MyPEs a través de estudios de preinversión de proyectos, capacitación de recursos humanos, subcontratos, capacitación, gastos de operación, provisión de materias primas e insumos y dotación de capital semilla, adquisición de maquinaria y equipos, asistencia técnica y adecuación o remodelación de infraestructura, entre los más importantes Se deberá realizar la otorgación de créditos del Banco de Desarrollo Productivo (BDP) con bajas tasas de interés para el desarrollo productivo tanto de las MyPEs como de las medianas empresas. Estos créditos deberán otorgarse en los rubros de: inversiones y capital de trabajo, apoyo al pequeño productor para la organización de sus iniciativas productivas (legal, económica y financieramente) y para procesos de modernización tecnológica. Asimismo, se deberá lograr redireccionar recursos financieros de la banca privada para créditos dirigidos para la modernización tecnológica de la industria nacional. Asimismo, se deberán establecer un conjunto de acciones de apoyo y promoción de servicios financieros que beneficien al conjunto de las unidades productivas del país.

Detalle

Transferencias financieras directas no reembolsables y mixtas (crédito y subsidio)

Desarrollo de alternativas financieras estatales y comerciales para créditos productivos

Otros servicios financieros

80

PROGRAMAS, COMPONENTES Y LINEAS DE ACCION

Con relación al primer aspecto se requiere organizar una institucionalidad estatal apropiada para realizar transferencias de recursos financieros no reembolsables a los micro y pequeños productores como parte de acciones de fomento productivo, lo que constituye un incentivo para la incorporación y permanencia en el mercado interno de unidades productivas destinadas a la producción agroalimentaria, artesanal, manufacturera e industrial. Estos recursos deberán estar dirigidos fundamentalmente a actividades de preinversión, provisión de capital semilla, incubación y despegue de emprendimientos productivos. Con relación al segundo aspecto, en el marco del Banco de Desarrollo Productivo (BDP), se requiere desarrollar políticas que permitan asignar mayores recursos financieros estatales hacia el sector productivo. Los créditos de fomento dirigidos a proyectos productivos, a través del BDP, serán destinados a líneas de crédito a favor de las MyPEs, medianas y grandes empresas. También, se deberán establecer políticas claras y normativas para el sector financiero comercial, que permitan orientar recursos financieros de la Banca Privada hacia el sector productivo en mejores condiciones y menores tasas de interés.

Apoyo al turismo de base comunitaria
Las acciones de este programa se enmarcan en lo establecido en el “Plan Nacional de Turismo (2006-2011) hacia la Construcción de un Turismo Sostenible de Base Comunitaria” elaborado el año 2006 con la participación de diferentes organizaciones sociales. Este Plan asume que Bolivia, al caracterizarse como un país plurinacional y megadiverso se está incorporando a un nuevo mercado alternativo del turismo, por lo que requiere urgentemente desarrollar una industria de base comunitaria, sostenible en el tiempo y administrada por las comunidades y pueblos originarios.
Líneas de Acción del Componente Descripción
Tiene como objetivo general promover la articulación integrada del turismo en el marco de la gestión territorial integral de los sistemas socio-económicoproductivos comunitarios, como una estrategia diversificada de generación de empleo e ingresos, que coadyuve a la eliminación de la pobreza.

Detalle
Turismo indígena y comunitario

Gestión territorial sostenible de destinos turísticos

Tiene como objetivo general promover la formulación y aplicación de instrumentos de normativa, reglamentación, gestión territorial y gestión de calidad de los servicios en los destinos y productos turísticos existentes y por crearse, para cualificar su competitividad, sostenibilidad y equidad.

Promoción y mercadeo de la oferta turística nacional en el mercado interno e internacional

Tiene como objetivo general promover la formulación e implementación de estrategias de promoción y mercado de los destinos y productos turísticos existentes y por crearse en el mercado nacional e internacional, en el marco de la proyección y posicionamiento de una imagen corporativa de Bolivia como destino turístico integral y articulado.

81

Líneas de acción transversales

Consisten en las siguientes: capacitación y formación turística; comunicación y cultura turística; acompañamiento técnico interdisciplinario para el desarrollo turístico; investigación, innovación y desarrollo de tecnología para el desarrollo turístico; participación de género y generacional en el turismo; sistema de inversión y financiamiento para el desarrollo turístico.

El país ha experimentado un 50% de incremento en la cantidad de turistas internacionales y nacionales, lo que ha repercutido en mayores ingresos y empleos para las comunidades campesinas, indígenas, originarias y multiculturales, así como para las organizaciones urbanas, que se encuentran articuladas en diversas empresas comunitarias, mediante la optimización de la gestión turística, que ha permitido elevar la competitividad, sostenibilidad y equidad, así como proyectar una importante, estrategia de promoción y mercado interno e internacional de la oferta del destino turístico: Bolivia plurinacional. De este modo, se tiene como propósito promover el desarrollo turístico en una variadad de facetas y en cinco ámbitos principales: a) b) c) d) e) Pueblos indígenas; Naturaleza y biodiversidad; Cultura y patrimonio cultural; Costumbres y conocimientos tradicionales; y Memoria Histórica.

Apoyo al desarrollo del empleo juvenil
Tiene como propósito crear las condiciones para apoyar en los procesos de inserción de los jóvenes a los mercados laborales, permitiéndoles crear fuentes de trabajo de carácter estable y sostenible. Una primera acción encarada en la actual gestión es el Proyecto "Mi Primer Empleo Digno", acción que debe ser replicada de manera innovativa y acorde a las características socioregionales, definiendo un menú de opciones y oportunidades para los jóvenes y la problemática de la educación, el empleo y la erradicación de pobreza extrema.

Apoyo a la transformación de la producción agroecológica
Este componente comprende el apoyo a la incorporación de nuevas tecnologías en los procesos de transformación de alimentos con énfasis en la diversificación productiva, y en la producción agroecológica agrícola y pecuaria según la vocación y potencialidad territorial, que además garantice altos estándares laborales, la conservación de la biodiversidad y el adecuado manejo de los recursos naturales (agua, suelo, vegetación, bosque y manejo de ganado).

Apoyo al desarrollo del mercado interno y externo
El neoliberalismo asumió como uno de sus objetivos centrales reorientar y direccionar el aparato productivo nacional hacia la exportación, sin diversificar la producción y descuidando los mercados internos y la protección de la industria nacional. Después de 20 años, el perfil y la composición de las exportaciones no mejoraron, continuándose con un alto sesgo hacia la exportación de productos primarios y materias primas, con bajo contenido de valor agregado. El neoliberalismo además de no desarrollar la oferta exportable nacional, ni lograr producción con valor agregado y capacidad de posicionarse efectiva y sostenidamente en mercados externos competitivos y diversos, se enfocó especialmente a negociar acuerdos comerciales y de integración con un sesgo altamente económico, comercial empresarial y liberalizador, sin contemplar las asimetrías en los grados de desarrollo de los supuestos socios comerciales y excluyendo de los acuerdos a los pueblos y a sus organizaciones socio-económicas.
82

PROGRAMAS, COMPONENTES Y LINEAS DE ACCION

Detalle

Líneas de Acción del Componente Descripción

Desarrollo del marco normativo para la defensa de la producción comercial

Consiste en cambiar y ajustar las normas para favorecer y proteger la producción nacional con relación a la producción externa, implementando los siguientes programas: a) protección y defensa de los derechos del consumidor y reducción de la competencia desleal, b) implementación del programa de lucha contra el contrabando, y c) revalorización de la producción nacional en los mercados urbanos y fortalecimiento de la capacidad de comercialización de las unidades productivas.

Regulación y control del mercado interno

Tiene como objetivo general el de garantizar el normal aprovisionamiento de productos del mercado nacional de productos agroindustriales, manufacturados e industriales y a precios justos. Entre los objetivos específicos están los siguientes: a) garantizar la normal producción de productos agroindustriales, manufacturados e industriales durante todo el año, y b) garantizar la provisión de los productos nacionales con estabilidad y a precios justos.

Promoción del comercio justo

El objetivo general de este componente es el de incentivar y valorizar la producción destinada a los mercados del comercio justo, promoviendo a través del tiempo el incremento de los productores vinculados a este tipo de mercados, en el ámbito nacional e internacional.

Desarrollo de la oferta exportable

Consiste en el desarrollo de acciones desde el Estado para promover la articulación de la oferta exportable, con los volúmenes y calidad requeridos, con los mercados externos.

Promoción del aprovechamiento de oportunidades comerciales en mercados estratégicos

Consiste en el desarrollo de procesos de información sobre la existencia de mercados estratégicos que pueden favorecer a las unidades productivas nacionales, que incluye el desarrollo de políticas, reglamentos e instrumentos para el desarrollo de los regímenes de exportación.

Por otra parte, la industria nacional ha sufrido una constante embestida de los productos externos con mayor calidad y menor precio, lo que ha llevado a una difícil situación por lo que no ha podido desarrollarse en la misma medida que la industria de otros países. Asimismo, se estima que en Bolivia existe un rezago tecnológico de por lo menos 50 años, con relación a otros países vecinos. El Estado debe brindar un conjunto de condiciones para el desarrollo y protección del mercado interno, las que fundamentalmente tienen que ver con la protección arancelaria diferenciada; con medidas vinculadas a la defensa de la producción nacional, protección y defensa de los derechos del consumidor y reducción de la defensa desleal y lucha contra el contrabando; y promoción de las compras estatales de productos nacionales, a través del Compro Boliviano (COMPROBOL). Entre sus objetivos específicos están los siguientes: a) b) c) d) Posicionar la producción nacional de las unidades productivas frente a los productos externos; Afianzar los derechos de los consumidores en el mercado nacional; Proteger a la industria nacional de la competencia desleal; y Fortalecer la capacidad de comercialización de las unidades productivas en el mercado interno.
83

Asimismo, se promueve el fomento a las exportaciones y a la apertura de mercados, impulsando el desarrollo de la oferta exportable y su comercialización, una vez satisfechas las demandas del mercado interno, bajo un perfil de lograr una exportación diversificada con mayor contenido de valor agregado, uso de insumos nacionales y la Marca Boliviana, como un aval por parte

del Estado de la calidad y solvencia de las exportaciones, especialmente aquellas producidas por las pequeñas y medianas empresas, asociaciones urbanas, organizaciones económicas campesinas, indígenas, originarias y plurinacionales. Lo anterior implica el establecimiento de criterios de selectividad en la aplicación de incentivos fiscales, financieros e institucionales para la exportación de productos con valor agregado, así como la instrumentación de mecanismos arancelarios y no arancelarios para exportar de forma regulada productos con calidad y que no afecten el normal abastecimiento de los productos consumidos por la población boliviana. Asimismo, se realizará una lucha tenaz contra el contrabando y contra la importación al país de productos de mala calidad y que compiten de forma desleal con la producción nacional.

Apoyo a procesos de integración, expansión productiva y atracción de inversiones
Tiene como objetivo general el de impulsar el desarrollo productivo del país, contribuyendo a mejorar las condiciones del entorno de negocios y el desarrollo de capacidades locales para el crecimiento del sector industrial y manufacturero, mejorando su productividad y competitividad, asegurando que las políticas y proyectos que se ejecuten garanticen la preservación del medio ambiente.
Líneas de Acción del Componente Descripción
Consiste en la identificación de empresas pequeñas y medianas con potencial de articulación industrial y el apoyo a la realización de experiencias piloto.

Detalle

Promoción de procesos de articulación industrial

Impulso a iniciativas empresariales concurrentes entre entidades públicas nacionales y subnacionles y privadas

Consiste en el apoyo a los procesos de articulación industrial a través de la articulación de intereses y capitales públicos y privados en diferentes niveles.

Identificación de potenciales Parques Industriales y seguimiento a la normativa de regulación

Desarrollar zonas adecuadas para el asentamiento de las industrias con espacios físicos e infraestructuras que coadyuven en la generación de ventajas competitivas; con servicios que colaboren con el desarrollo de las actividades industriales como ser: tratamiento de afluentes, captación y distribución de agua, sala de primeros auxilios, servicios especializados a la producción, servicios profesionales, comunicaciones y otros; y con el desarrollo y provisión de innovaciones tecnológicas.

Apoyo a la implementación de zonas francas

Comprende el desarrollo de una normativa apropiada para las zonas francas y su posterior implementación.

84

Tiene como objetivos específicos los siguientes: a) b) Promover la intervención estatal en el desarrollo de industrias estratégicas con alta responsabilidad social, ambiental y calidad, promoviendo el desarrollo de tecnologías industriales aplicables; Construir plataformas donde la industria, el gobierno y las instituciones de investigación puedan coordinar sus esfuerzos para lograr un ambiente de inversión e innovación tecnológica.

PROGRAMAS, COMPONENTES Y LINEAS DE ACCION

6.

PLAN DE ACCIÓN INMEDIATA PARA LA PRODUCCIÓN Y EL EMPLEO DIGNO

Este programa consiste en la puesta en marcha de componentes sustantivos de este Plan Sectorial de Desarrollo Productivo y está orientado a impulsar acciones a corto plazo para el desarrollo de la producción y la generación de empleo en Bolivia. Programa de Fomento al Compro Boliviano (COMPROBOL) Consiste en la conformación de un programa para apoyar a las unidades productivas del país en su participación en licitaciones del Estado, articulando su oferta de bienes y servicios a las compras estatales. Este programa trabajará en los siguientes rubros priorizados: textiles (uniformes militares, ropa de trabajo, frazadas y otros); cuero (calzados y marroquinería); madera (mobiliario, pisos, puertas, ventanas y otros); metalmecánica (tinglados y estructuras); alimentos (desayuno y almuerzo escolar) y servicios (construcción civil, residuos sólidos y mantenimiento de caminos). En este proceso, el programa COMPROBOL, a través de PRO-BOLIVIA, apoyará en el impulso a la participación de las unidades productivas en licitaciones y en los procesos de apoyo a la producción. Además, PRO-BOLIVIA será responsable de la capacitación, asistencia técnica, tecnología e inversión productiva, mientras que INSUMOS-BOLIVIA será responsable de la provisión de insumos y materias primas. Finalmente, IBMETRO Y SENAPI se harán cargo del apoyo en los procesos de la certificación de calidad y del registro de marcas. Los actores o beneficiarios serán las micro y pequeñas empresas con potencial para el mercado de compras estatales y mano de obra no calificada con potencial productivo. La metodología de intervención para la puesta en marcha de este componente se plantea a continuación: Registro de Unidades Productivas (PRO-BOLIVIA) Sistematización de la demanda (PRO-BOLIVIA) Evaluación de la calidad de la oferta (volumen, calidad, tiempos de entrega) (PRO-BOLIVIA en coordinación con PROMUEVE-BOLIVIA) Conformación de acuerdos de provisión con los productores (precio justo) (PRO-BOLIVIA) Evaluación de oportunidades de negocio en compras estatales (PRO-BOLIVIA en coordinación con PROMUEVE-BOLIVIA) Presentación a licitaciones (PRO-BOLIVIA) Organización de la producción (PRO-BOLIVIA e INSUMOS-BOLIVIA) Apoyo a la incorporación de mano de obra no calificada al empleo estable (PROBOLIVIA) Desarrollo de certificación de calidad (IBMETRO).
85

Articulación Productiva al Programa Nacional de Vivienda
Tiene como propósito articular a las pequeñas unidades productivas (individuales y asociadas) en la producción de materiales e insumos y prestación de servicios de construcción para el Programa Nacional de Vivienda, bajo la modalidad de autoconstrucción comunitaria de viviendas familiares y provisión de materiales. Los micro y pequeños productores proveerán en este esquema los siguientes insumos: madera (pisos, puertas y ventanas); metalmecánica (cerrajería y estructuras) y servicios (construcción civil, instalaciones sanitarias, eléctricas y de gas). Asimismo se promoverá el desarrollo de micro y pequeñas empresas con potencial para la construcción de viviendas (albañiles, electricistas, plomeros y ayudantes). Los roles institucionales en este componente son los siguientes: El Ministerio de Obras Públicas estará a cargo de la construcción de viviendas en el ámbito nacional; PRO-BOLIVIA estará a cargo del registro, organización, capacitación, asistencia técnica, desarrollo tecnológico inversión productiva; el Ministerio de Trabajo se ocupará de incorporar el enfoque de dignificación del trabajo; INSUMOS-BOLIVIA estará a cargo de la provisión de insumos y materiales de construcción; mientras que IBMETRO se ocupará de la certificación de calidad de los materiales. La metodología de intervención de este componente es la siguiente:

Registro de Unidades Productivas (PRO-BOLIVIA). Sistematización de la demanda de servicios, insumos y materiales (PRO-BOLIVIA). Evaluación de la calidad de la oferta de unidades productivas (volumen, calidad, tiempos de entrega) (PRO-BOLIVIA). Identificación y selección de beneficiarios de viviendas (Ministerio de Obras Públicas). Organización de la provisión de bienes y servicios (PRO-BOLIVIA e INSUMOS-BOLIVIA). Apoyo a la incorporación de mano de obra no calificada al empleo estable vía equipamiento barrial (PRO-BOLIVIA) en coordinación con Alcaldías. Certificación de calidad (IBMETRO).

Apoyo a iniciativas locales para la seguridad y soberanía alimentaria
Consiste en el apoyo a alianzas de Unidades Productivas con sus municipios para la transformación y comercialización de alimentos producidos localmente en el marco de programas de desayuno y alimentación escolar e intervenciones del Consejo Nacional de Alimentación y Nutrición (CONAN).

86

PROGRAMAS, COMPONENTES Y LINEAS DE ACCION

El rubro priorizado es la transformación de alimentos (desayuno y almuerzo escolar) en pequeños Productores asociados con potencial para el mercado de alimentos. La metodología de intervención de este componente es la siguiente:

Convocatoria pública para presentación de ideas de proyecto con respaldo oficial del municipio. Registro de Unidades Productivas (PRO-BOLIVIA). Apoyo en la formulación de planes de negocio (PRO-BOLIVIA). Evaluación, selección y aprobación de planes de negocio (PRO-BOLIVIA). Transferencia de recursos para desarrollo productivo (PRO-BOLIVIA, en coordinación con autoridades nacionales). Capacitación, asistencia técnica y transferencia tecnológica (PRO-BOLIVIA). Monitoreo y seguimiento (PRO-BOLIVIA).

Apoyo a la ampliación y diversificación productiva en microempresas de mantenimiento de caminos
Consiste en el apoyo a microempresas de mantenimiento de caminos promovidas por la Administradora Boliviana de Caminos (ABC) en procesos de ampliación y diversificación productiva generada por la reinversión de sus ingresos obtenidos por la prestación de servicios. Se toman en cuenta los siguientes rubros priorizados: agroindustria, forestación y reforestación y servicios (construcción civil, servicios de señalización y prevención de riesgos). La metodología de intervención de este componente es la siguiente:

Registro de Unidades Productivas (PRO-BOLIVIA). Sistematización de la demanda de servicios de apoyo (PRO-BOLIVIA). Relevamiento de oportunidades de negocio y mercados (PROMUEVE BOLIVIA y PRO-BOLIVIA). Apoyo en formulación de planes de negocio (PRO-BOLIVIA). Evaluación, selección y aprobación de planes de negocio (PRO-BOLIVIA). Transferencia de recursos para desarrollo productivo (PRO-BOLIVIA). Capacitación, asistencia técnica y transferencia tecnológica (PRO-BOLIVIA). Monitoreo y seguimiento (PRO-BOLIVIA).

87

Apoyo a la implementación de emprendimientos productivos
Consiste en el apoyo a alianzas de unidades productivas con compradores identificados para la transformación y comercialización de productos manufacturados, artesanía y procesamiento de alimentos, incluyendo a organizaciones de mujeres y personas con discapacidad. Se participará en los siguientes rubros priorizados: cuero, madera, textiles, metalmecánica y alimentos. La metodología de intervención en este componente es la siguiente:

Convocatoria pública para concurso de ideas de planes de negocio (PRO-BOLIVIA). Registro y certificación de unidades productivas (PRO-BOLIVIA). Apoyo en formulación de planes de negocio (PRO-BOLIVIA). Evaluación, selección y aprobación de planes de negocio (PRO-BOLIVIA). Transferencia de recursos para inversión productiva (PRO-BOLIVIA) . Capacitación, asistencia técnica y transferencia tecnológica (PRO-BOLIVIA). Monitoreo y seguimiento (PRO-BOLIVIA).

Apoyo a la producción de manufacturas destinadas a la exportación
Consiste en el apoyo técnico para asegurar el acceso de las pequeñas unidades productivas a mercados alternativos en los rubros priorizados: textiles, cuero, madera y joyería, producidos por pequeñas empresas con potencial exportador. Los roles institucionales previstos son los siguientes: PRO-BOLIVIA estará a cargo de la capacitación, asistencia técnica y desarrollo tecnológico; PROMUEVE-BOLIVIA será responsable de la prestación de servicios de apoyo al exportador; INSUMOS-BOLIVIA estará a cargo de la provisión de insumos y materias primas; y SENAPI e IBMETROde la certificación de calidad y registro de marcas. La metodología de intervención de este componente es la siguiente:

Registro de Unidades Productivas (PRO-BOLIVIA). Capacitación y Asistencia Técnica en producción (PRO-BOLIVIA). Evaluación de oportunidades de inserción – Rueda de Negocios (PROMUEVE-BOLIVIA). Provisión de materias primas e insumos para productos de exportación (INSUMOS-BOLIVIA). Certificación de calidad (IBMETRO).

88

MARCO INSTITUCIONAL
Para poner en marcha el Plan Sectorial de Desarrollo Productivo, se requiere de un nuevo esquema institucional, toda vez que el modelo neoliberal impulsó un modelo que dio lugar a la privatización de las principales funciones de planificación y de regulación, monitoreo y control de la producción nacional, así como en lo que se refiere al apoyo a iniciativas productivas. Es decir, funciones propias del Estado boliviano fueron entregadas para su desarrollo al sector privado, privilegiando el beneficio de un actor específico sobre el bien común del conjunto de la población. Este Plan pone en marcha un nuevo modelo institucional en el que el Estado recupera sus funciones principales de promotor y protagonista del desarrollo económico nacional, en coordinación con los niveles subnacionales y el control de los servicios y registros públicos. El nuevo modelo institucional supone una activa participación de los Viceministerios en la implementación de los programas, componentes y líneas de acción descritos anteriormente. De este modo, cada Viceministerio del Ministerio de Desarrollo Productivo y Economía Plural y del Ministerio de Trabajo, Empleo y Provisión Social se articula con uno o varios de los programas descritos anteriormente.

Figura 11. Modelo institucional para la Implementación del Plan Sectorial de Desarrollo Productivo con Empleo Digno

Ministerio de Producción y Microempresa
Marco Normativo y de incentivos para la producción y el trabajo digno Viceministerio de Producción Industrial a Mediana y Gran Escala

Ministerio de Trabajo

Revalorización y reconocimiento de Unidades Productivas

Viceministerio de Comercio Interno y Exportaciones

Desarrollo de servicios públicos de apoyo al sector empresarial

Viceministerio de Trabajo, Previsión Social

Viceministerio de la Micro y Pequeña Empresa

Desarrollo de Empresas Públicas Estratégicas

Viceministerio de Empleo, Servicio Civil y Cooperativas

89
Desarrollo y consolidación de capacidades productivas con empleo digno

Viceministerio de la Industria del Turismo

Plan de acción inmediato para la producción y el empleo digno

Las acciones operativas de implementación del Plan Sectorial de Desarrollo Productivo supone la puesta en marcha y consolidación de una arquitectura institucional con la presencia de agencias de desarrollo que permiten diferenciar, por una parte, a los Viceministerios como unidades de decisión política y desarrollo normativo y, por otra parte, a Agencias de Desarrollo, Servicios como unidades de operación e implementación de dichas decisiones políticas y disposiciones normativas. En este sentido, el Estado asume un importante liderazgo en la implementación de los programas identificados en este Plan. Un esquema de las Agencias de Desarrolloy Servicios del Ministerio de Desarrollo Productivo y Economía Plural, y Ministerio de Trabajo, Empleo y Previsión Social se presenta en la siguiente Figura.
Figura 12. Institucionalidad del Plan Sectorial de Desarrollo Productivo con Empleo Digno

PRO-BOLIVIA Unidad de Análisis Productivo (UDAPRO) Direcciones Generales de Trabajo BDP y Banca Privada

CERTIFICACIÓN DE TRABAJO DIGNO

PROMUEVE BOLIVIA Observatorio Laboral (OLA) Gobierno Electrónico Servicios de Apoyo al Sector Empresarial

INSUMOSBOLIVIA

Grupo Estratégico de Empresas Públicas

CONOCEBOLIVIA

MPM MT OTROS

PLATAFORMAS CONJUNTAS PRODUCTIVAS Y LABORALES Ministerio de Desarrollo Productivo y Economía Plural y Ministerio de Trabajo
MPM = Ministerio de Desarrollo Productivo y Economía Plural. MT = Ministerio de Trabajo.

90

La descripción de la institucionalidad estratégica del Ministerio de Desarrollo Productivo y Economía Plural y Ministerio de Trabajo, que se presenta en el gráfico anterior, es brevemente descrita a continuación.

A. GRUPO ESTRATÉGICO DE EMPRESAS PÚBLICAS
En el marco del Nuevo Modelo Nacional Productivo se ha promovido la constitución de empresas públicas vinculadas con la industrialización de recursos estratégicos, como ser: la Empresa de Apoyo a la Producción de Alimentos (EMAPA), Empresa de Derivados Lácteos (LACTEOSBOL), Empresa de Papel (PAPELBOL), Empresa de Cartón (CARTONBOL), Empresa de Cemento (ECEBOL) y Empresa de Azúcar (AZUCARBOL).

MARCO INSTITUCIONAL

EMAPA trabaja apoyando en la producción y comercialización de rubros estratégicos con créditos en insumos con cero tasa de interés y transferencias directas a proyectos productivos priorizados, y tiene como principales actividades la compra de insumos agropecuarios, entrega de insumos agropecuarios a los agricultores, transformación básica de la producción, comercialización de la producción y prestación de servicios para el sistema de producción (asistencia técnica, alquiler de maquinaria, almacenamiento y otras actividades relacionadas con la producción agropecuaria). LACTEOSBOL está orientada a incrementar la industrialización de leche fluida en varios escenarios del país de tal manera de impulsar los procesos de transformación de la materia prima. PAPELBOL, CARTÓNBOL están orientadas a proveer con insumos básicos a otras empresas vinculadas a la transformación de productos agroalimentarios y manufacturados. ECEBOL está orientada a romper el monopolio de la producción de cemento en el país impulsando los procesos de construcción de infraestructura. AZÚCARBOL está destinada a la producción y comercialización de azúcar refianada y sus derivados. Tambien se está impulsando la constitución de empresas públicas mixtas como: la Empresa Forestal, Empresas de Vidrio, de Carne y de Productos Carnicos; Empresa Textil y Empresas de Cacao y Cítricos. Con el conjunto de estas empresas se constituirá un Grupo Estratégico de Empresas Públicas de tal manera de garantizar su eficiente administración y control de gestión.

B. AGENCIAS DE DESARROLLO Y SERVICIOS
Agencia de Importaciones y Exportaciones: INSUMOS BOLIVIA
El Decreto Supremo Nº 29450, de fecha 21 de febrero de 2008, estableció que la Secretaría Ejecutiva PL-480 está bajo tuición del Ministerio de Desarrollo Productivo y Economía Plural y que este Ministerio procederá a la reestructuración técnica, administrativa y legal, garantizando el cumplimiento de sus obligaciones, compromisos y acuerdos en curso. En esta dirección y en el marco del Plan Sectorial de Desarrollo Productivo se estableció el cambio de la PL-480 a INSUMOS-BOLIVIA, definiéndose como su nueva misión el apoyo a la importación y exportación de bienes y productos, facilitando procesos de comercialización de insumos y productos en el mercado nacional y continuando con los procesos de monetización de donaciones. Las principales funciones definidas para INSUMOS-BOLIVIA son las siguientes: a) b) Comprar en el mercado interno y/o importar materias primas e insumos estratégicos y de alto impacto para la producción para su provisión a las Unidades Productivas del país; Comprar en el mercado interno productos con valor agregado destinados a la exportación, a fin de articular la oferta de productos de las Unidades Productivas del país con mercados externos;
91

c) d) e) f)

Realizar la exportación de productos con valor agregado; Recepcionar y monetizar las donaciones; Comercializar productos e insumos en el mercado interno; y Administrar y ejecutar recursos públicos, privados y/o provenientes de la cooperación internacional.

Agencia de Apoyo al Desarrollo Productivo Integral: PRO-BOLIVIA
PRO-BOLIVIA está destinada a impulsar el cambio de la matriz productiva nacional a través del incremento en la agregación de valor de la producción primaria, transformación tecnológica, alza de la productividad y diversificación productiva y mayor generación de excedentes e ingresos en la producción artesanal, agroindustrial, manufacturera e industrial, participando en la creación, consolidación, modernización y tecnificación de los emprendimientos productivos del conjunto de las unidades productivas urbanas y rurales del país. PRO-BOLIVIA, tiene las siguientes funciones y atribuciones: a) b) c) d) e) f) g) Elaborar propuestas, estrategias, programas y proyectos para el desarrollo del conjunto de las unidades productivas del país, prioritariamente en los rubros de madera, cuero, textiles, alimentos procesados, metal-mecánica y agroindustria; Registrar y acreditar a las unidades productivas; Evaluar las demandas y potencialidades de las unidades productivas del país; Gestionar y apoyar la elaboración de planes de negocios de unidades productivas; Gestionar mercados interno y/o externo de los planes de negocio; Apoyar financieramente a las unidades productivas a través de transferencias de recursos no reembolsables en dinero o especie público–público y/o público–privada; Implementar programas y proyectos a través de Centros de Innovación Tecnológica (CIT), capacitación, asistencia técnica, innovación y transferencia tecnológica, dentro del ámbito artesanal, agroindustrial, manufacturero e industrial, en los procesos de producción, gestión y comercialización; Organizar procesos de concertación productiva y concurrente entre actores públicos nacionales, subnacionales y privados-comunitarios para implementar los complejos productivos integrales en el marco de las políticas nacionales; Formular propuestas para programas de profesionalización, tecnificación y certificación de competencias, al Ministerio de Educación y Culturas, Viceministerio de Ciencia y Tecnología del Ministerio de Planificación del Desarrollo, Universidades Públicas e Institutos de Formación Técnica y Tecnológica; Viabilizar la reconversión productiva en áreas de su competencia; Administrar y ejecutar los recursos de programas y proyectos, provenientes de fuentes de financiamiento interna y externa en su ámbito de competencia;

h)

i)

j) k)

92

MARCO INSTITUCIONAL

l) Recuperar los saberes productivos ancestrales relativos a su competencia; y m) Registrar y acreditar a las personas naturales o jurídicas, públicas o privadas, nacionales o extranjeras, con fines o sin fines de lucro, que presten servicios de investigación, capacitación y asistencia técnica, en el ámbito productivo artesanal, agroindustrial, manufacturero e industrial.

Agencia de Apoyo al Desarrollo del Turismo Comunitario: CONOCE-BOLIVIA
La Unidad Desconcentrada CONOCE-BOLIVIA tiene como función principal poner en marcha el "Plan Nacional para el Turismo Comunitario" en todo del país. Las principales funciones definidas para CONOCE-BOLIVIA son las siguientes: a) b) c) d) e) f) Formular e implementar una estrategia de mercadeo y promoción de toda la oferta turística nacional en el mercado interno y externo; Revalorizar el turismo comunitario y los valores culturales de los Pueblos Indígenas, Originarios y Campesinos; Prestar capacitación, formación y asistencia técnica en turismo; Realizar inversiones para el desarrollo turístico comunitario mediante transferencias de recursos no reembolsables público – público y/o público – privado; Fortalecer y consolidar los emprendimientos turísticos indígenas comunitarios existentes y participar en la creación de nuevos emprendimientos en el entorno de influencia de los destinos y circuitos turísticos consolidados o en proceso de consolidación; y Promover la creación de nuevos circuitos, productos y destinos turísticos basados en la comunidad.

Agencia de Promoción del Mercado Interno y Externo: PROMUEVE-BOLIVIA
Las funciones de PROMUEVE-BOLIVIA, entidad pública desconcentrada dependiente del Ministerio de Desarrollo Productivo y Economía Plural, están destinadas a cumplir el objetivo de facilitar, impulsar y promover las exportaciones y el turismo de Bolivia en el exterior, así como desarrollar el mercado interno, en los sectores público, privado, comunitario y mixto, en el marco de un patrón de producción diversificado y con mayor valor agregado. Las funciones establecidas para PROMUEVE-BOLIVIA son: a) b) Concertar y coordinar las actividades de sectores público y privados en materia de promoción de exportaciones y turismo. Implementar las estrategias y programas nacionales de promoción de exportaciones y turismo, y desarrollo del mercado interno.
93

c)

Operativizar políticas de promoción de exportaciones y turismo en coordinación con el Ministerio de Relaciones Exteriores y Cultos; d) Identificar y difundir oportunidades de comercio interno y externo para el sector público, rivado y mixto; e) Articular las ofertas de productos para el mercado interno en los ámbitos sectoriales y territoriales; f) Asesorar y direccionar la labor de los agregados comerciales de Bolivia en el exterior, en cumplimiento del objetivo de promoción de las exportaciones y turismo; g) Simplificar, facilitar y asesorar técnica y jurídicamente en los trámites relacionados a las exportaciones; h) Asesorar técnica, financiera y logísticamente para las exportaciones; i) Capacitar al sector empresarial en comercio; j) Brindar información sobre devolución impositiva a las exportaciones y mercados de exportación; k) Exponer productos con potencial de comercialización interna y externa; l) Promover la participación de los productores nacionales en ferias y misiones comerciales nacionales e internacionales; m) Establecer un mecanismo de apoyo a las exportaciones en función a la centralización de trámites para la exportación; y n) Brindar información sectorial y territorial sobre comercio exterior en función a la oferta exportable en coordinación con la Unidad de Análisis Productivo (UDAPRO), dependiente del Ministerio de Desarrollo Productivo y Economía Plural.

Agencia de Certificación del Trabajo Digno
Tiene al Ministerio de Trabajo, empleo y Previsón Social como cabeza responsable, pero está conformada multisectorialmente con representación de los sectores público, privado y de los trabajadores. Está orientada a emitir certificaciones de cumplimiento de alguna o varias de las categorías que hacen al trabajo digno, lo que habilitará a las unidades productivas como actores o sujetosde recibir uno o más bienes, servicio y/o políticas de incentivo, promoción y desarrollo empresarial y productivo. Entre las principales funciones que cumplirá se dastaca: a) b) c) d) Diseñar, concertar e implementar un mapa que identifique los riesgos ocupacionales y derechos sociolaborales según rubro y tamaño de las unidades productivas; Establecer según el tamaño y el rubro de la unidad productiva, los riesgos ocupacionales y los beneficios sociolaborales mínimos que deben ser cubiertos por las mismas; Emitir certificaciones de cumplimiento y cobertura a determinados riesgos ocupacionales y/o beneficios sociolaborales, según tamaño y rubro de la unidad productiva. Vincular la emisión de las certificaciones de trabajo digno, con los servicios y apoyo otorgados inicialmente por PRO BOLIVIA, PROMUEVE BOLIVIA e INSUMOS BOLIVIA, para posteriormente articularlo al conjunto de servicios y políticas que otorga el Estado a favor de las unidades productivas.

94

MARCO INSTITUCIONAL

e) f)

Establecer indicadores de monitoreo a la implementación de normas, procesos y/o acciones concretas para disminuir los riesgos ocupacionales y/o el ejercicio de los derechos sociolaborales, según rubro y tamaño de las Unidades Productivas. Concertar con actores públicos y privados la erradicación del trabajo infantil, trabajo forzoso, servidumbre y otras formas análogas.

Instituto Boliviano de Metrología - IBMETRO
El Instituto Boliviano de Metrología - IBMETRO por disposición de la Ley Nº 3351 de Organización del Poder Ejecutivo (LOPE) y su D.S. Reglamentario Nº 28631, es una institución pública desconcentrada con autonomía de gestión, técnica, legal y administrativa, que depende funcionalmente del Ministerio de Desarrollo Productivo y Economía Plural. El IBMETRO como instituto nacional de metrología, es responsable de la custodia y mantenimiento de los patrones nacionales de medición, de la trazabilidad de los mismos al Sistema Internacional de Unidades y la diseminación de la exactitud de esos patrones a través de servicios de la más alta exactitud, tanto en el campo de la metrología física como en el de la metrología química, a través de los laboratorios propios del Instituto o mediante los laboratorios designados como custodios de determinados patrones nacionales.

Servicio Nacional de Propiedad Intelectual – SENAPI
El Servicio Nacional de Propiedad Intelectual – SENAPI, por disposición de la Ley Nº 3351 de Organización del Poder Ejecutivo (LOPE) y su D.S. Reglamentario Nº 28631, es una institución pública desconcentrada con autonomía de gestión, técnica, legal y administrativa, que depende funcionalmente del Ministerio de Desarrollo Productivo y Economía Plural. El SENAPI administra en forma desconcentrada e integral el régimen de la Propiedad Intelectual en todos sus componentes, mediante una estricta observancia de los regímenes legales de la Propiedad Intelectual, de la vigilancia de su cumplimiento y de una efectiva protección de los derechos de exclusiva referidos a la propiedad industrial, al derecho de autor y derechos conexos, constituyéndose en la oficina nacional competente respecto de los tratados internacionales y acuerdos regionales suscritos y adheridos por el país, así como de las normas y regímenes comunes que en materia de Propiedad Intelectual ha adoptado el país. El SENAPI administra en forma desconcentrada e integral el régimen de la Propiedad Intelectual en todos sus componentes, mediante una estricta observancia de los regímenes legales de la Propiedad Intelectual, de la vigilancia de su cumplimiento y de una efectiva protección de los derechos de exclusiva referidos a la propiedad industrial, al derecho de autor y derechos conexos, constituyéndose en la oficina nacional competente respecto de los tratados internacionales y acuerdos regionales suscritos y adheridos por el país, así como de las normas y regímenes comunes que en materia de Propiedad Intelectual ha adoptado el país.
95

C. INSTITUCIONALIDAD ESTRATÉGICA
Unidad de Análisis Productivo: UDAPRO
Esta unidad del Ministerio de Desarrollo Productivo y Economía Plural estará a cargo de la recolección de información, actualización y análisis del Sistema Integrado de Información Productiva (SIIP), que permitirá a las entidades públicas y privadas del país tomar decisiones de apoyo al sector productivo basadas en más y mejor información. En este sentido, UDAPRO estará a cargo de la administración y gestión de los siguientes subsistemas: Subsistema de Registro de Unidades Productivas Subsistema de Información de Precios y Mercados de Productos Agroindustriales, Manufacturados e Industriales Subsistema de Estadísticas de Importaciones y Exportaciones Subsistema de Información sobre Tecnologías Subsistema de Información sobre Materias Primas e Insumos Subsistema de Estadísticas de Turismo Subsistema de Información Territorial de Apoyo a la Producción

Observatorio Laboral (OLA)
El OLA constituye una entidad dependiente del Ministerio de Trabajo, Empleo y Previsión Social que organiza el proceso de recolección y análisis de las estadísticas laborales y está a cargo de la administración del Sistema Integrado de Estadísticas Laborales a nivel nacional.

Direcciónes Generales de Trabajo: Departamentales y Regionales
Estas Direcciones del Ministerio de Trabajo, Empleo y Previsión Social están a cargo de los procesos de certificación de competencias, desarrollo de servicios de intermediación y capacitación laboral, certificación de trabajo digno, elaboración de planes de seguridad ocupacional, provisión de asistencia técnica laboral y apoyo en la promoción del empleo.

Gobierno Electrónico
Constituye una plataforma informática en línea, integrada, confiable, oportuna y segura para la atención de servicios, seguimiento de trámites, registro y control de documentos administrativos, intercambio de información interinstitucional y publicación de información estadística del Ministerio de Trabajo, Empleo y Previsión Social, tendiente a lograr una mayor eficiencia en la atención a los usuarios de los servicios de la institución, por lo tanto un mejoramiento de la imagen de este Ministerio ante la sociedad.
96

Banco de Desarrollo Productivo
La Banca de Desarrollo Productivo (BDP) se constituye en una institucionalidad estratégica en la medida en que permitirá facilitar las acciones de apoyo al financiamiento productivo para los sectores y regiones productivas. Sin embargo, en este sentido, se requiere mejorar la cobertura del BDP, articular de una forma más efectiva lo que es el financiamiento productivo con los servicios no financieros, y focalizar de mejor manera los sectores productivos priorizados. Asimismo, se requiere articular a la Banca Comercial a los propósitos de este Plan Sectorial, de manera tal que se pueda consolidar en el país una mayor cartera de financiamiento productivo y en mejores condiciones.

MARCO INSTITUCIONAL

D. RELACIONES CON LOS NIVELES SUBNACIONALES
El conjunto de los programas, componentes y líneas de acción de este Plan Sectorial de Desarrollo Productivo con Empleo Digno son puestos en marcha a través de mecanismos de coordinación y de articulación en varios niveles, como se describe a continuación.

Articulación entre ámbitos institucionales
La puesta en marcha del Plan requiere de procesos de complementariedad entre las dinámicas del Estado, el mercado y de las organizaciones de la acción colectiva de campesinos, pueblos indígenas y originarios y de las organizaciones urbanas. En este marco, es el Estado la entidad responsable de regular las fuerzas del mercado garantizando que no genere desequilibrios o una desigual distribución de la riqueza. Es el mercado el encargado de movilizar las dinámicas productivas. Asimismo, se parte de la premisa de que las entidades llamadas a promover desarrollo productivo en el nivel local son las propias organizaciones privadas y comunitarias, en cooordinación con las entidades territoriales autónomas, desentralizadas.

Inversiones concurrentes entre el nivel nacional y las entidades territoriales autónomas, desentralizadas
Los programas son desarrollados por el conjunto de los niveles nacionales y subnacionales en un esfuerzo de inversiones concurrentes y de articulación de esfuerzos. De este modo, se articulan inversiones financieras y esfuerzos técnicos para organizar el desarrollo y puesta en marcha de los servicios financieros y no financieros identificados en este Plan Sectorial de Desarrollo Productivo con Empleo Digno. Los niveles nacionales participan con mayor énfasis en el diseño de los programas nacionales y en su puesta en marcha mientras que los niveles subnacionales son los responsables de organizar su implementación en los niveles locales. Una efectiva articulación entre los niveles nacionales y subnacionales deberá realizarse con relación al accionar de las Agencias y Servicios de Desarrollo. Por otra parte, los Ministerios sectoriales (Ministerios de Desarrollo Productivo y Economía Plural y Ministerio de Trabajo, Empleo y Previsión Social) abrirán oficinas de forma conjunta en el nivel departamental para apoyar en el proceso de implementación de los programas nacionales identificados en este Plan Sectorial.

Coordinación horizontal entre Agencias y Servicios de Desarrollo y Unidades Productivas
Se deberá organizar la coordinación permanente entre las Agencias y Servicios de Desarrollo con las organizaciones propias de las unidades productivas en el nivel que correspondan. Asimismo los Ministerios articularán con las entidades nacionales y en los niveles subnacionales se pondrán en marcha mecanismos de articulación entre las entidades del nivel local.
97

E. SEGUIMIENTO Y EVALUACIÓN DEL PLAN
El seguimiento del Plan Sectorial, será efectuado por las instancias correspondientes de manera mensual, en base al cumplimiento de la programación operativa anual y en coordinación con los responsables de seguimiento de las Agencias y Servicios de Desarrollo. Asimismo, se procederá a la evaluación y control de manera trimestral a los procesos realizados en el marco de los programas ejecutados, lo que permitirá adoptar medidas correctivas y preventivas. Al final de cada gestión, se evaluará el logro de resultados de acuerdo al avance en la ejecución física y financiera de los componentes ejecutados en cada uno de los programas, así como el cumplimiento de los indicadores propuestos.

98

INDICE PRESENTACIÓN I. NUEVOS IDEARIOS PARA EL DESARROLLO DE LA SALUD DE LA POBLACIÓN

1. La salud y la vida: derechos humanos fundamentales y función del Estado el protegerlos 2. Determinantes de salud y Calidad de vida 3. Desafíos para elevar la calidad de vida 4. Salud y desarrollo II ANÁLISIS DEL SECTOR SALUD 1 Principales problemas del sector

III ENFOQUE ESTRATÉGICO DEL DOCUMENTO DE TRABAJO 1. 2. 3. 4. 5. 6. Visión de desarrollo del Sector Salud Priorización de los elementos de la visión Propósitos Objetivos estratégicos Análisis estratégico (FODA) Lineamientos Generales para la Formulación de Políticas Sectoriales

ANEXOS 1. 2. 3. 4. 5. Glosario Problemas del Sector Salud Objetivos estratégicos Matriz de influencia del visión Matriz de influencia de los Objetivos

1

PRESENTACIÓN El Ministerio de Salud y Deportes, a lo largo de los dos primeros meses del Gobierno nacional del Presidente Evo Morales Aima, en un contexto de cambios orientados al reordenamiento de las prioridades de salud y de las relaciones entre los diferentes niveles de gestión del sector y con la sociedad civil, esta implementado un proceso participativo de elaboración del Plan Nacional de Desarrollo Sectorial 2006-2010, siguiendo para ello la guía metodológica propuesta por el Ministerio de Planificación y Desarrollo. En ese marco, tomando en cuenta el Plan General de Desarrollo Económico Social “Bolivia digna, soberana y productiva” y las propuestas de organizaciones populares y fuerzas progresistas para la construcción de una sociedad justa, solidaria, democrática, desmonopolizada, profundamente participativa y por la recuperación de la visión de que el Estado sea el garante del bienestar general y el responsable del efectivo ejercicio del derecho a la salud, el Ministerio de Salud y Deportes ha cumplido con la primera parte del proceso de planificación en la que se ha definido la visión y se han identificado las capacidades y potencialidades, los principales problemas del sector , lo que ha permitido delinear los principios y políticas del sector salud.

2

Con los antecedentes mencionados anteriormente, el Ministerio de Salud y Deportes MSD, presenta este documento de trabajo, como referente de las estrategias, políticas y prioridades del sector para que las organizaciones e instituciones del desarrollo social, los sub sectores del sector salud, la Cooperación Internacional y la sociedad civil- utilicen este instrumento en la elaboración de sus planes institucionales. Estamos seguros que los obstáculos que se contraponen al disfrute general y equitativo de los medios de subsistencia de la población boliviana y que desembocan en la distribución in equitativa de las posibilidades de vida y de salud serán ampliamente superados con el nuevo enfoque que se propone.

Dra. Nila Heredia Miranda MINISTRA DE SALUD Y DEPORTES

3

I.

NUEVOS IDEARIOS PARA EL DESARROLLO DE LA SALUD DE LA POBLACIÓN

La salud no tiene causas, sólo determinantes Centrarse en el concepto de las determinantes socioeconómicas en salud, significa reconocer que lo que mas incide en las condiciones de salud, no es el acceso a los servicios de atención, sino la calidad del ambiente social en el que se desarrollan las personas (alimentación, vivienda, vestimenta, recreación, accesibilidad a servicios de educación, agua segura, energía limpia, saneamiento básico, recreación, trabajo, otros.) desde el desarrollo infantil temprano hasta la incorporación de las personas de todas las edades y condiciones a la vida productiva. El enfoque de los determinantes sociales (de promoción de la salud) se diferencia del concepto tradicional de atención medico-curativa en dos aspectos: 1) aborda un amplio rango de determinantes y no sólo en los riesgos y condicionantes de la enfermedad y la clínica; 2) llegan a toda la población y no solo a los enfermos. Este enfoque contribuye además, en tres áreas principales: mayor calidad de vida bienestar, menores gastos en salud y estabilidad social general Las estrategias que influyen en la situación de salud de la población abordan de forma integral una amplia gama de categorías adoptadas por los gobiernos departamentales y municipales para mejorar la salud de la población:

4

Ambiente socioeconómico. Que toma en cuenta el ingreso, el empleo, las redes de apoyo social (capital social), la alimentación, la calidad de vivienda, la accesibilidad a servicios básicos de agua, energía y saneamiento, el nivel de educación, recreación. Estas variables dependen, en última instancia, de la ubicación de las personas en uno u otro grupo social en que se divide la formación social boliviana y son de la mayor importancia para la salud,, puesto que a mayor desarrollo económico social de un país y a una distribución más equitativa de la riqueza se tiene poblaciones mas sanas y con mejores indicadores de salud, independientemente de lo que gastan en atención curativa. Asumimos que las desigualdades en salud no son, sino el reflejo de las desigualdades sociales generadas por el sistema económico capitalista y agudizadas por la globalización y los veinte años de política económica neoliberal aplicadas en el país. Entorno físico. Se refiere a la calidad de la vivienda, del entorno laboral, escolar y de todos los espacios públicos existentes en la comunidad. Los riesgos y las lesiones que se generan son determinantes significativas en los problemas de salud. La organización y solidaridad de las familias, organizaciones y comunidades van asociadas a un mejor estado de salud. Estilos de vida, hábitos y capacidades de adaptación. Los conocimientos, comportamientos, creencias y competencias, las aptitudes y el grado de control y dominio sobre los estilos de vida pueden mejorar o empeorar el nivel de salud de la población.

5

Servicios de salud. Los servicios para promover, mantener y restablecer la salud de las personas con calidad, equidad e interculturalidad constituyen condicionantes importantes para la salud de la población. El sistema sanitario, que es la respuesta del estado a los problemas de salud de la población, refleja asimismo el grado de desarrollo de una formación social determinada. El MSD, pretende que el enfoque de los determinantes sociales en salud se convierta en una política sectorial y de Estado, y establece las siguientes líneas de acción: Introducir y fortalecer el entendimiento y participación de la sociedad civil y del sector sobre los determinantes de salud, para reducir las inequidades y la exclusión social con el objetivo de mejorar el acceso a los servicios y el nivel de salud de la población boliviana. Promover e impulsar una mayor comprensión de los determinantes de la salud entre los diferentes ministerios del gobierno y desarrollar iniciativas intersectoriales integrales, en particular para eliminar la desnutrición en menores de 5 años. 1. La salud y la vida: derechos humanos fundamentales y función del Estado el protegerlos Toda actividad se fundamenta en la vida y en su protección. La conservación de la vida es la aspiración natural del ser humano y de la sociedad en

6

la que esta inmerso. Es por eso un derecho y un deber actuar por su conservación en todas sus formas, lo que finalmente significa garantizar condiciones necesarias para que la vida sea digna del ser humano. Por lo tanto no es suficiente poseer la vida en subsistencia, es imprescindible un contexto social que genere las condiciones para el desarrollo pleno, como persona y ciudadano(a) y las posibilidades de realizarse plenamente como ser humano con dignidad. No puede concebir la vida de las personas con dignidad sin la satisfacción de las condiciones materiales que la hagan posible como la alimentación, vivienda, vestimenta, recreación, accesibilidad a servicios básicos de educación, salud, saneamiento ambiental y seguridad social. Por tanto, la vida digna no es un concepto abstracto, que se da fuera de una historia determinada. La vida digna pasa por un conjunto de condiciones históricas y materiales que posibilitan que las personas no solo sobrevivan o lleven una vida mas parecida a la animal que a la humana, sino que cuenten con el bienestar y los elementos suficientes para que crezcan, se desarrollen e incrementen sus años de vida saludable. Solo cuando estén garantizadas las condiciones materiales en cantidad y calidad, se podrá hablar de vigencia del derecho a la vida y la salud con dignidad. Como los derechos mas importantes son el derecho a la vida y la salud, éstos están reconocidos y protegidos por la Constitución Política del Estado de Bolivia. En ese marco, se establece la salud como un derecho básico para la vida, y en términos generales

7

bajo esta norma la responsabilidad de protegerla y promoverla recae en el Estado. Sin embargo, resulta evidente en la actualidad, que los alcances de la norma por el derecho a la salud en Bolivia están limitados por los sesgos políticos, socioculturales e ideológicos definidos por el esquema de acumulación económica y reproducción social capitalista y por la estructura de poder oligárquico institucionalizado en el Estado. Esta situación hace que prevalezca en Bolivia una hegemonía de la visión liberal del derecho a la vida y la salud, que otorga primacía a los derechos civiles por encima de los derechos políticos y sociales; el cuidado de la salud como una responsabilidad individual y no una responsabilidad colectiva y función del Estado. Esta ideología hegemónica se expresa en todos los planos y en el caso de salud se manifiesta nítidamente en la practica real de las instituciones que conforman el sistema de salud. La actual administración del MSD asume que el concepto de derecho humano a la vida y la salud está determinada y sistemáticamente ligada a los diseños macro sociales y macro políticos basados en el concepto de derecho ciudadano. Por consiguiente, se entiende que la salud no se limita a la ausencia de afecciones o enfermedades; en realidad se centra en la promoción, prevención y protección e implica la existencia de un estado de bienestar en su sentido mas amplio y con un enfoque integral en el que se interrelacionan todos los sectores que tiene que ver con la vida humana y el desarrollo económico, social y cultural. Esta posición, implica considerar un conjunto de obligaciones para el Estado bajo los principios de igualdad, accesibilidad, gratuidad y

8

equidad, principios que privilegian la vigencia de los derechos a la salud y a la vida como derechos humanos fundamentales. 2. Determinantes de salud y Calidad de vida Por una parte, la calidad de vida esta relacionada con la adquisición de suficiente poder democrático como para incidir en la producción y asegurar niveles óptimos en cantidad y calidad de los bienes, para la satisfacción de las necesidades básicas (alimento, vestido, vivienda), así como las necesidades ampliadas educación, movilización y organización de los grupos sociales en el espacio de consumo, utilización productiva complementaria del tiempo libre, recreación, y salud de toda la oblación. Por otra parte, particular importancia tienen los dominios de la vida individual y colectiva, como espacios de disfrute, que tienen su independencia relativa y constituyen base para la determinación de la vida humana. (creatividad, control, atmósfera espiritual para la percepción del desarrollo físico y mental en el hogar, el trabajo y en la colectividad, etc). Es la epidemiología critica la que establece las relaciones objetivas y subjetivas de la calidad de vida de los grupos sociales mediante: (1) el proceso de conversión de los productos en bienes de consumo y disfrute por los miembros de la sociedad, y (2) mediante el análisis dialéctico entre los procesos protectores y destructores en el momento de consumo y en los espacios predominantemente asociados al consumo (el dominio singular, familiar y

9

colectivo), sin perder de vista el hecho de la pertenencia de estos en el ciclo global de la reproducción social. 3. Desafíos para elevar la calidad de vida Elevar la calidad y el grado de humanización del trabajo para liberar las capacidades creativas, el control de los procesos y ritmos de producción y la distribución. Acceso a recursos materiales y espirituales para la sostenibilidad y empoderamiento de los individuos y grupos sociales. Contribuir a elevar la conciencia sobre lo natural como premisa de lo humano y también como resultado de lo humano. Promover un disfrute responsable, una actitud o sentido social, y una vigilancia sobre las acciones productivas. Elevar la capacidad organizativa y de participación en la conducción de la vida social, en la gestión de las instituciones y en la formulación de políticas, a fin de asumir de manera conciente y crítica el protagonismo basado en la experiencia, conocimientos, destrezas, identidad cultural, valores. Esto permitirá elevar la conciencia sanitaria de la población, el reconocimiento de los saberes ancestrales de los pueblos originarios 4. Salud y desarrollo Se ha demostrado anteriormente, la relación entre el desarrollo y la salud, entre el bienestar y la salud de

10

las personas y de las comunidades. La vinculación es compleja, reciproca e inseparable, de manera que se puede afirmar que la salud es el resultado del nivel y formas del desarrollo dados por las determinantes socioeconómicas y que esta a su vez es condición esencial para el desarrollo. Desde la perspectiva de salud, el tipo de desarrollo que demanda la nación debe orientarse a incrementar la producción y la productividad, con equidad, para lograr el bienestar de la población, orientado también hacia la paz, la justicia social, la dignidad y la soberanía. Se debe pensar en un desarrollo integral y diversificado, con el Estado como protagonista y promotor junto a otros agentes sociales y económicos productivos, pensando en los beneficios macroeconómicos, pero también en la satisfacción de las demandas de los grupos más desposeídos y excluidos de nuestra sociedad. Bajo las condiciones del patrón de desarrollo neoliberal, con una distribución in equitativa del ingreso, a mayores tasas de crecimiento y desarrollo son más grandes las brechas entre pobres y ricos y por tanto, mayores las desigualdades de salud. Es por eso, que se hace necesario cambiar el patrón de desarrollo actual por uno de distribución más equitativa de los ingresos y de la riqueza nacional.

11

Grafico Nº 1 .- Patrón de Desarrollo:Tradicional vigente en Bolivia hasta el 2005
PATRÓN DE DESARROLLO PRIMARIO EXPORTADOR

CAPITALISMO DE ESTADO

NEOLIBERALISMO

COLONIALIS

ESTANCAMIENTO, ESTRUCTURAL HETEROGENEIDADDEPENDENCIA Y POBREZA Económica • Bajos niveles de
productividad. •Obsolescencia tecnológica y productiva • Asimetría regional y sectorial • Reducido acceso a medios y recursos de producción •Economía dual

Social • Baja calidad y
desigual acceso a: alimentación, vivienda, servicios básicos. • Escaso acceso a información y conocimiento. • Exclusión de indígenas y pueblos originarios.

Política • Estado
centralista, oligárquico, patrimonialista y corrupto. • Democracia y ciudadanía excluyente.

Cultural • Imposición de
patrones culturales foráneos. • Identidad de género y generacional insuficientemen te asumida.

12

Gráfico Nº 2.- Nuevo Patrón de Desarrollo

PATRÓN DE DESARROLLO INTEGRAL Y DIVERSIFICADO
ESTADO PROTAGONISTA Y PROMOTOR DEL DESARROLLO AGENTES ECONOMICOS Y ORG. SOCIALES ACTORES DEL DESARROLLO

ACUMULACION INTERNA, REDISTRIBUCION DE LA RIQUEZA Y ERRADICACION DE LA POBREZA

ECONÓMICA

SOCIAL

POLÍTICA

CU

• Democratización de la
propiedad. • Distribución equitativa del ingreso • Empleo digno y permanente • Acceso equitativo a los medios y recursos productivos

• Acceso a los servicios
sociales: salud, educación, vivienda, energía, comunicaciones y servicios básicos. • Acceso irrestricto a la información y al conocimiento tecnológico. • Acceso a los beneficios del

• Estado
descentralizado y culturalmente territorializado. • Democracia participativa directa 13 e incluyente.

• Recup

patro locale • Conso comp de las nacion

II. ÁNÁLISIS DEL SECTOR SALUD 1. Principales Problemas Principales problemas del sector que impiden u obstaculizan con mayor intensidad al desarrollo del país. Problema: 1 Alta privación socio-biológica en mayorías poblacionales. (Determinantes sociales y políticas desfavorables para la calidad vida y el proceso salud-enfermedad) Sistema centrado en el asistencialismo y con enfoque biologicista Sistema in equitativo que no toma en cuenta la diversidad étnico cultural del país, con insuficiente capacidad resolutiva de los establecimientos de salud en todos los niveles. Sistema Nacional de Salud segmentado, fragmentado, con débil rectoría y gestión ineficaz e ineficiente. Insatisfacción de los usuarios del Sistema Nacional de Salud

Problema: 2 Problema: 3

Problema: 4

Problema: 5

La metodología utilizada para la identificación de los macro-problemas sectoriales se detalla en el Anexo Nº 4, la misma ha sido desarrollada por el Ministerio de Planificación del Desarrollo.

14

III. ENFOQUES ESTRATEGICO DEL DOCUMENTO DE TRABAJO.El desarrollo es una consecuencia dependiente de varios factores, pero sin duda el más importante es el factor humano. Por ello se identifican los principales Propósitos Sectoriales, que nos permitirán contribuir a la recuperación de la dignidad, la productividad y la soberanía nacionales. 1. Visión de Desarrollo del Sector Salud En el año 2010, el sistema único de salud con acceso universal, es respetuoso de las culturas originarias y enriquecido con la medicina tradicional; es inclusivo, equitativo, solidario, de calidad y descentralizado; conducido y liderado por el Ministerio de Salud y Deportes; actúa sobre los determinantes de salud; con participación de una población con hábitos saludables, comprometida con la actividad física y deportiva, organizada y movilizada por el ejercicio pleno de su derecho a la salud, que vive bien.

2. Priorización de los Elementos de la Visión

A

el sistema único de salud con acceso universal, es respetuoso de las culturas originarias y enriquecido con la medicina tradicional; es inclusivo, equitativo, solidario, de calidad y descentralizado; conducido y liderado por el Ministerio de Salud y Deportes

15

B C D

actúa sobre los determinantes de salud con participación de la población comprometida con la actividad física y deportiva, organizada y movilizada por el ejercicio pleno de su derecho a la salud que vive bien.

ESTRUCTURA DE EFECTOS

B A

D

C
Valores 3 2 1

Interpretación La satisfacción de la población (vivir bien) se lograra mediante un mejoramiento del sistema de salud, la participación activa de la comunidad y el accionar intersectorial para la salud (para actuar sobre los determinantes de la salud).

16

El Plan de Desarrollo Sectorial esta enfocado a fortalecer el Sistema Nacional de Salud en su capacidad de movilización de la población y movilización de todos los sectores para la salud. El fortalecimiento del sistema nacional de salud se desarrollara mediante: 1) La capacitación integral del personal del Sistema nacional de salud. 2) La Medicina tradicional y salud familiar comunitaria 3) El empoderamiento La capacidad de movilización comunitaria 3. Propósitos Aumentar los años de vida saludable de la población. Con una acción estatal integral, intersectorial y articulada para enfrentar los problemas de los diferentes grupos sociales, se privilegiará el aumento de la calidad de vida, la equidad por sobre intereses excluyentes, contribuyendo con ello a la dignidad planteada por el Gobierno nacional. Esta política social estará sostenida por políticas públicas saludables que son las que tienen fuerte influencia sobre las determinantes de la salud y una gestión de salud orientada a la promoción de la salud como medio para avanzar en el incremento en los años de vida saludables.

17

Por tanto, las prioridades para aumentar los años de vida saludable en Bolivia son; la promoción de la nutrición infantil y materna, los estilos de vida saludable y la prevención sobre riesgos a enfermar y morir. El aumento de los años de vida saludable no solo tiene que ver con el mejoramiento de la esperanza de vida al nacer sino con la adquisición de suficiente poder democrático para incidir en la produccióndistribución y el asegurar niveles óptimos en cantidad y calidad de los bienes, para la satisfacción de las necesidades primarias (alimento, vestido, vivienda), así como las necesidades del consumo ampliado en educación, acceso a servicios básicos, movilización y organización de los grupos sociales en el espacio de consumo, utilización productiva complementaria del tiempo libre, recreación, y salud de toda la oblación. Por otra parte, particular importancia tienen los dominios de la vida individual y colectiva, como espacios de disfrute, que tienen su independencia relativa y constituyen base para la determinación de la libertad, la creación de una atmósfera espiritual para la percepción del desarrollo físico y mental en el hogar, en el trabajo y en la colectividad, etc.). En ese entendido, los años de vida saludables deben darse en el marco de la seguridad humana en el significado de la protección a las personas y el desarrollo de sus fortalezas y aspiraciones. Esta seguridad significa que el Estado debe garantizar el desarrollo de las potencialidades humanas de libertad frente a las privaciones, libertad frente al miedo y libertad para actuar en nombre propio.

18

Eliminar la exclusión social en salud Mediante la construcción de políticas públicas sociales que garanticen la protección en salud y el acceso a los servicios a través del seguro universal. Se buscará aumentar la protección contra las enfermedades y riesgos a la salud mediante el Fortalecimiento de las redes de salud (redes de servicios de salud y redes sociales) en el marco del Medicina Tradicional y Salud Familiar y Comunitaria, para aumentar su capacidad resolutiva de enfermedades consideradas prioritarias desde el punto de vista de salud pública y la rehabilitacón de las personas con discapacidades. Se promoverá el reconocimiento efectivo de la medicina tradicional a través de normas que validen, certifiquen y organicen la practica medica tradicional y la integración de ambas medicinas en la redes de salud. Se plantea Promover una ciudadanía activa, participativa y responsable de su salud (Gestión social, Movilización social y Control social) mediante Alianzas con movimientos sociales y una amplia convocatoria social, con el fin de elaborar el consenso nacional en torno a las alternativas de solución a los problemas políticos y estructurales del sector salud, las prioridades en salud, a las metas a corto y mediano plazo y a las acciones de promoción y prevención a desarrollar. De este modo, se lograra una verdadera política de Estado en salud, que mediante el consenso y

19

coordinación popular e intersectorial, permita la sustentabilidad en el tiempo y una respuesta eficiente a los problemas de salud de la población. SALUD BOLIVIA será una iniciativa ciudadana que involucre a las organizaciones sociales y a los subsectores del sistema de salud, recogerá las experiencias exitosas que en este campo hayan realizado otros países hermanos y que han inspirado iniciativas de promoción y prevención de la salud. Se promoverá la creación del Consejo Nacional de Salud y de los Consejos departamentales y Municipales de Salud, a fin de garantizar que las políticas de salud tengan continuidad como políticas del Estado Boliviano y no como políticas de gobierno, como ha venido sucediendo hasta la fecha. De esta manera, se podrá construir, participativamente en el espacio intersectorial y con la sociedad civil la matriz de problemas nacionales y regionales de salud y su priorizacion. Alcanzar la soberanía sanitaria Implica el Fortalecimiento de la Rectoría del MSD sobre el Sistema Nacional de Salud que nos permita en pocos años alcanzar la Soberanía en salud. Se manifestará en la construcción de un Sistema Único de Salud, integrado, eficiente y eficaz, respetuoso de los derechos de la población su cultura y con perspectiva de las inequidades de género. En este nuevo Sistema se requiere la construcción de un nuevo Sistema de aseguramiento público y una reforma de la seguridad social.

20

Se requiere la construcción y desarrollo de los sub sistemas En lo financiero implica desarrollar la estrategia de Enfoque Sectorial de la Salud para alinear, armonizar y apropiar los recursos nacionales y de cooperación externa con la política de salud expresada en un Plan Estratégico Sectorial de salud y presupuestos plurianuales.

4. Objetivos Estratégicos Objetivo: 1 Objetivo 2
Aumentar en un 50% el número de municipios saludables al 2010 y en 100% al 2015 El Sector Salud conoce, reconoce y promueve el saber tradicional en salud 30% de las redes de servicios de salud con complementación intercultural 100% de las redes de servicios de salud, actuando con enfoque intercultural, con equipamiento e infraestructura certificados y con disponibilidad de insumos esenciales para los problemas priorizados en la política de salud. Lograr un Sistema Único de Salud con fuerte rectoría del MSD, eficiente, no dependiente de la cooperación externa Aumentar la satisfacción de los usuarios del sistema de servicios de salud en un 50% Implementar en el 50% de las redes de salud la gestión de calidad

Objetivo 3

Objetivo 4 Objetivo 5

21

La metodología utilizada para la formulación de los objetivos estratégicos sectoriales se encuentra detallada en el Anexo Nº 5.

22

Factores Internos Fortalezas - Existen recursos importantes que genera y son asignados (seguridad social por primas de aseguramiento; Ley del Diálogo HIPC y Fondo Solidario Nacional, Recursos de Coparticipación Tributaria, recursos IDH) al sector salud. - Cambio de paradigma en salud, impulsado por la nueva gestión de gobierno, y predisposición de los actores para la transformación. - Hay un marco jurídico en salud que es importante. - Hay un sistema nacional de salud y un modelo sanitario que puede operativizar propuestas renovadoras. - Existe un sistema Nacional de Información en salud, en proceso de ampliación y mejoramiento tecnológico. - Existe un Sistema Único de Suministros de Salud implementado en todo el país. -El sistema de vigilancia epidemiológica esta organizado y ha iniciado el registro de hechos vitales. -Existen planes y políticas de aseguramiento público que han ampliado coberturas y aumentado el acceso a los servicios de salud. Debilidades -El Sistema Nacional de Salud no premia ni reconoce valores sociales fundamentales de servicio. -Vulnerabilidad en el financiamiento de los principales proyectos de salud. -La oferta tecnológica en salud no está regulada y se generan algunos monopolios que llevan a la discriminación de la población sin recursos. -Una buena parte de los ingresos del Sistema se genera a costa del bolsillo de los usuarios. -La distribución de recursos financieros per cápita en cada subsector es diferente y discriminatoria. -La asignación de recursos prioriza los niveles complejos en detrimento del nivel primario. -El Modelo de atención es excluyente de personal de la terapéutica tradicional y genera dificultades para su contratación en los ámbitos municipal y departamental. -El personal de salud desconoce los idiomas nativos y no valoriza el conocimiento tradicional en salud -El Sistema Nacional de Salud tiene aún grandes limitaciones en recursos humanos, económicos, tecnológicos y físicos. -El MSD no participa en la distribución de recursos del IDH y su capacidad gerencial es débil. -Las Cajas de salud son ineficientes y poco transparentes.

-Falta una política salarial única en el sector.

Factores Externos Oportunidades -Hay industria nacional de medicamentos y esbozos de desarrollo tecnológico en biomedicina. -Existe tecnología para la producción de vacunas que se aplica en el país. -Hay una asamblea constituyente que puede convertirse en una opción de reconducir el porvenir político de la nación. Amenazas -Hay tendencias a la disgregación y anomia social -Cambios en la priorizacion del sector salud en la asignación presupuestaria. -El modelo de desconcentración y descentralización del Estado no contempla las necesidades del Sistema de Salud y dificulta23 la coordinación entre los ámbitos nacional, departamental y municipal. - La falta de control sobre la comunicación

BOLIVIA: Digna, soberana y productiva para que todos vivamos bien
MOVILIZADOS POR EL DERECHO A LA SALUD Y LA VIDA

Ejes Estratégicos del Sector Salud
1. 2. 3. 4. RR.HH. GESTIÓN DE CALIDAD REDES DE SALUD INTERCULTURALIDAD

OTROS SECTORES

POBLACIÓN
1. GESTIÓN SOCIAL 2. MOVILIZACIÓN SOCIAL 3. CONTROL SOCIAL

MEDICINA TRADICIONAL, SALUD FAMILIAR Y COMUNITARIA PARTICIPACIÓN COMUNITARIA

PROMOCIÓN DE LA SALUD

RECTORÍA
1. MUNICIPIO SALUDABLE 2. ESCUELAS PROMOTORAS DE SALUD 3. DEPORTE Y SALUD 4. NUTRICIÓN

SECTOR SALUD

1. ASEGURAMIENTO 2. SUBSISTEMAS

La satisfacción de la población (vivir bien) se lograra mediante un mejoramiento del sistema de salud, la participación activa de la comunidad y el accionar intersectorial para la salud.

29

Grafico Nº4.- Visión Holistica de la Salud
BOLIVIA: Digna, soberana y productiva para que todos vivamos bien
MOVILIZADOS POR EL DERECHO A LA SALUD Y LA VIDA

VISION HOLISTICA DE SALUD

VISION: Participación Comunitaria Aumentar años de vida saludable PRODUCTIVIDAD En el año 2010, el sistema único de salud con acceso universal, es respetuoso de las culturas originarias y enriquecido con la medicina tradicional; es inclusivo, equitativo, solidario, de calidad y descentralizado; conducido y liderado por el Ministerio de Salud y Deportes; actúa sobre los determinantes de salud; con participación de la población organizada y movilizada por el ejercicio pleno de su derecho a la salud, que vive bien.

INTER CULTURALIDAD GENERO DERECHOS

Medicina Tradicional, Salud Familiar y Comunitaria

Calidad en la entrega de servicios (P-P-C-R) DESARROLLO DE REDES

Eliminar la exclusión social DIGNIDAD

De salud De otros sectores

Promoción de la salud

FORTALECIMIENTO DE LA GESTION INSTITUCIONAL

Fortalecimiento de la Rectoría

Alcanzar la Soberanía sanitaria SOBERANIA

30

ANEXOS

31

GLOSARIO Diagnostico.- Instrumento que proporciona el marco de referencia a partir del cual emergen los problemas, las demandas y las potencialidades. Permite el conocimiento del entorno territorial (económico, social, político y ambiental) del que forman parte y por el que están determinados. Contexto.- Análisis y conocimiento del entorno territorial económico, político social y ambiental. Problema.- Estado negativo de una situación existente que impide con más intensidad el desarrollo sectorial. Puede ser solucionado, atenuado o eliminado. No es una restricción. Macroproblema.- No representa la agregación o suma de problemas, sino expresa aquellos estados negativos que tienen una mayor influencia, impacto, y recurrencia en el conjunto de actores del Sector. Potencialidad.- Son condiciones favorables, ventajas, atributos, facilidades existentes, disponibles y posibles de ser ubicadas en forma inmediata para crear nuevas condiciones favorables o mejorar directamente la situación existente. Visión de desarrollo.- Situación esperada y deseada pero al mismo tiempo debe ser factible de alcanzar y realizar la visión. Esta visión se basa en los macro problemas, potencialidades y las propuestas sociales identificadas en el diagnóstico del sector. Objetivos de desarrollo.- Los objetivos de desarrollo representan la situación que se desea haber obtenido a la conclusión del periodo de ejecución del Plan de Desarrollo. Los objetivos se instrumentan a través de políticas, programas, proyectos, acciones y recursos previstos en el presupuesto plurianual y en los presupuestos anuales vinculados estrechamente a los Programas de Operaciones y su correspondiente vinculo con la Planificación Estratégica Institucional. Políticas de desarrollo.- La política es un proceso, un curso de acción deliberado que se construye colectivamente y que involucra a todo un conjunto complejo de actores/as involucrados/as y comprometidos/as así como a operadores/as. Las políticas deben sujetarse a los siguientes criterios:

32

• Su diseño esta en directa correspondencia con los objetivos de desarrollo. El objetivo expresa el fin en tanto que la política expresa el medio, el(los) curso(s) de acción a seguir. • Las políticas deben corresponder a las expectativas de los grupos temáticos. • Las políticas configuran la base de los acuerdos programáticos y de corresponsabilidad entre los distintos actores, ya que se desagregan en metas-logros concretos y cuantificables a ser concretadas en el corto o mediano plazo. Programación de mediano y largo plazo (PMLP).- La PMLP es el proceso por el que se sistematizan los programas organizándolos por áreas de intervención, asignándoles jerarquías y determinando prioridades a fin de concretar los objetivos definidos. Pacto.- Son acuerdos de gestión compartida rubricado entre diversos actores sociales (funcionales y territoriales) e institucionales. Involucrados en la generación o promoción de un bien o servicio, cuyo objetivo central es incrementar el nivel de producción y productividad, mejorar la provisión de servicios sociales básicos (educación, salud, agua y saneamiento básico) y optimizar la gestión pública por resultados. PROBLEMAS DEL SECTOR SALUD
Problema: 1 Alta privación socio-biológica en mayorías poblacionales. (Determinantes sociales y políticas desfavorables para la calidad vida y el proceso salud-enfermedad) la Desarrollo social enfocado en objetivos sectoriales y no en el ser humano

¿Cuál es deficiencia?

¿Dónde esta En la alimentación, vivienda, educación, agua, energía eléctrica, saneamiento, recreación y seguridad localizada específicamente ? La población Boliviana en general, con mayor énfasis la población ¿Quiénes son excluida, pueblos originarios, mujeres y grupos marginados los afectados? ¿En qué se Alta prevalencia de enfermedades y muertes evitables expresa el En altas tasas de desnutrición Hacinamiento e inadecuada protección ambiental de las viviendas. problema? Analfabetismo funcional y deserción escolar precoz con manifiesta exclusión femenina y de pueblos originarios. Poca población con acceso al agua segura Poca población con acceso a energía limpia

33

¿Cómo impacta el problema? Cuales son los indicadores del estado del problema?

Poca población con acceso a saneamiento básico Alta incidencia de estrés y violencia Alta incidencia de accidentes de transito, hogar y desastres naturales y provocados por el hombre Elevadas tasas de morbi mortalidad por enfermedades prevenibles y evitables diferenciados según grupos sociales Baja productividad Índice de desnutrición en < 3 años Índice de desnutrición en mujeres en edad fértil Índice de calidad de vida: • % de vivienda con protección contra vectores de malaria • % de vivienda con protección contra vectores de chagas • % de vivienda con disponibilidad con acceso a agua segura • % de vivienda con disponibilidad de alcantarillado • % de vivienda con disponibilidad de energía limpia Índice de salud municipal: Nº de universidades que incorporan la interculturalidad en la formación de pregrado

Problema: 2

Sistema centrado en el asistencialismo y con enfoque biologicista la Falla en la interpretación científica del proceso salud enfermedad resultante de la sociología positivista. En el diseño de las políticas de salud y en la deformación de los recursos humanos

¿Cuál es deficiencia?

¿Dónde esta localizada específicamente ? ¿Quienes son los afectados? ¿En qué expresa problema?

La población excluida, pueblos originarios, mujeres y grupos marginados y los operadores del sistema de salud.

Mayor asignación al tercer nivel y urbano En la formación liberal de los recursos humanos del sector En la iniquidad y la exclusión social en salud. Estructura del MSD dirigida a la curación de la enfermedad. Mínima asignación de recursos a la promoción de la salud y prevención del riesgo. • Se mide la salud con indicadores de enfermedad y muerte • Promueve el uso de tecnologías costosa para pocos ¿Cómo impacta En el discurso sobre la salud y la baja asignación de recursos para la promoción de la salud. el problema? Los servicios solo tratan a una pequeña parte de la población,

se • el • • • •

34

episódicamente y para aspectos reparativos. ¿Cuáles son los Proporción de inversión entre segundo y tercer nivel versus primer indicadores del nivel estado del Proporción del total de inversión destinada a la Promoción de la salud problema? Variación del % de RRHH destinado a la promoción de la salud Número de carreras de ciencias de la salud que incorporan la promoción de la salud y la Salud Familiar y Comunitaria en su currículum Número de brigadas municipales de salud que aplican la Salud Familiar y Comunitaria. Indicadores de prevención: • coberturas de: vacunación, micronutrientes, viviendas rociadas, viviendas mejoradas. Indicadores de promoción de salud: • % de Municipios saludables • % de población que practica deportes regularmente • Índice de obesidad • proyectos de promoción de salud realizados inter sectorialmente en municipios • Población de la tercera edad con actividad física y laboral • Horas destinadas al ejercicio físico en escuelas y universidades • Calidad del desayuno escolar Problema: 3 Sistema in equitativo que no toma en cuenta la diversidad étnico cultural del país, con insuficiente capacidad resolutiva de los establecimientos de salud en todos los niveles. la La infraestructura y el equipamiento de salud no se desarrollan bajo el concepto de redes de servicios ni enfoque intercultural y no se usan eficientemente para apoyar la entrega de servicios de calidad en todo el territorio nacional. En la ausencia de políticas que promuevan la articulación y complementariedad entre la medicina tradicional y los servicios de la medicina académica En la planificación del desarrollo de la infraestructura y equipamiento que no toma los criterios de distribución física espacial y de necesidades de la población. Fallas en la evaluación social y económica de proyectos de salud.

¿Cuál es deficiencia?

¿Donde esta localizada específicamente ?

¿Quienes son toda la población y más los campesinos quechuas, aymaras y pueblos originarios, grupos étnicos minoritarios que representan el los afectados? 67% de la población

35

¿En que expresa problema?

se En la exclusión al 77% de la población constituida por campesinos el quechuas, aymaras, guaraníes, pueblos originarios e indígenas de oriente y occidente, población migrante a las ciudades. Discriminación en la entrega de servicios

¿Como impacta Discapacidades evitables Mortalidad innecesariamente elevada el problema? Persistencia de elevada incidencia de enfermedades prevalentes Aumenta la desconfianza de la población en el sistema nacional de salud Mayores tasas de mortalidad y morbilidad en poblaciones indígenas y originarias y en municipios de mayor exclusión social en salud. Reproducción de la pobreza Cuales son los Nº de establecimientos acreditados y certificados, indicadores del Indicadores de mortalidad intrahospitalarios estado del Indicadores de mortalidad general y de morbilidad (urbana y rural) Tasa de mortalidad materna e infantil problema? Índice de Mortalidad infantil por grupo de población y por área urbano-rural y tipo de ocupación. Indices de Malaria, Tuberculosis, Chagas, ITS/VIH/SIDA % de referencias resueltas en niveles II y III Porcentaje de equipos en óptimas condiciones en establecimiento, servicios, redes y promedios regional y nacional. Índice de exclusión (urbano-rural) 1. Porcentaje de personal de salud destinado a pueblos indígenas 2. Porcentaje de personal de salud que habla lenguas nativas 3. Numero de redes de servicios de salud con complementación intercultural 4. Nº de pacientes atendidos urbana y Nº de % pacientes atendidos rural 5. Nº de médicos por cada 1000 Hab. ( en área urbana y rural) 6. Brechas en indicadores de salud (urbano rural, por género, urbano peri urbano, otras, acceso) 7. Indicadores de estructura (RRHH, Insumos, IF) Problema: 4 Sistema Nacional de Salud segmentado, fragmentado, con débil rectoría y gestión ineficaz e ineficiente. la Descentralización con tendencia privatizante de los servicios de salud. Insuficiencia del MSD en la conducción, regulación y alineación del

¿Cuál es deficiencia?

36

financiamiento sobre el sistema. ¿Dónde esta En las instancias de gestión (Ministerio de Salud y Deportes, SEDES, DIMUSA) y las instituciones de los subsectores localizada específicamente? ¿Quienes son los El Sistema Nacional de Salud afectados? ¿En que expresa problema? se Planes, Proyectos y presupuestos de los subsectores del SNS se el ejecutan independientemente del MSD. Planes, proyectos y presupuestos de salud departamentales y municipales no alineados a las políticas y prioridades establecidas por el MSD. Cooperación Externa y ONGs duplican actividades y con poco impacto. Otros sectores asumen responsabilidades del sector. Otros sectores no priorizan su responsabilidad en la salud Diferencias en la calidad de atención entre diferentes prestadores Las normas, protocolos y estándares nacionales no se aplican uniformemente en todos los establecimientos e instituciones de salud Anarquía gremial y sindical y situación de conflicto permanente por motivos de reivindicación salariales expresados en paros, huelgas, bloqueos y demandas judiciales. Inequidad de la distribución de recursos financieros entre subsectores y dentro de un mismo sector (política salarial, gasto per. cápita diferente)

¿Cómo impacta Desmotivación del personal de salud de los subsectores mas discriminados el problema? En deficiente impacto de los planes de desarrollo en salud. La responsabilidad estatal por la salud de la población se diluye en múltiples subsectores y la cooperación internacional. Cuales son los % del PIB destinado al gasto del sub sector público de salud indicadores del % de Gasto per cápita en salud en los diferentes componentes del estado del sistema % de Planes departamentales y de los subsectores y de todas las problema? organizaciones del SNS alineados a las políticas de MSD. Requisito de aprobación de los presupuestos anuales por el MSD antes de ser presentado a Min. Hacienda. % del Fondo solidario nacional reorientado a la promoción de salud.

37

Problema: 5 ¿Cuál es deficiencia?

Insatisfacción de los usuarios del Sistema Nacional de Salud

la La calidad en la entrega de los servicios de salud no responde a las expectativas de la población ni del Sistema. La poca información, organización, decisión y fiscalización de la sociedad civil sobre las acciones de salud Donde esta En todos los usuarios de los servicios de salud en las redes sociales y en el personal de salud localizada específicamente? ¿Quienes son los Los usuarios internos y externos del Sistema Nacional de Salud afectados? ¿En que se poca demanda de servicios expresa el Desconfianza en el sistema de salud Se reproduce la mala imagen - de boca a boca – en la población. problema? Poca participación de la población en acciones de salud y la defensa de su derecho a la misma. Incremento de los reclamos y demandas judiciales por negligencia médica o impericia. ¿Como impacta Se reproduce la pérdida de calidad en los servicios Temor del personal de salud a actuar y tomar decisiones el problema? Desmotivación y baja autoestima del personal por la pertenencia a un sector desacreditado. Cuales son los Magnitud de la satisfacción de usuarios internos y externos indicadores del Porcentaje de usuarios satisfechos estado del Indicadores de evaluación comunitaria del desempeño. problema?

OBJETIVOS ESTRATÉGICOS
Objetivo: 1 Aumentar en un 50% el número de municipios saludables al 2010 y

38

en 100% al 2015 Reducir la Alta privación socio-biológica en mayorías poblacionales. ¿Qué pretende el (Determinantes sociales y políticas desfavorables para la calidad vida y el proceso salud-enfermedad) objetivo? ¿Para lograr Que todos los sectores y actores del Estado identifiquen la relación de sus políticas de desarrollo con el “vivir bien” en sus planes qué? estratégicos sectoriales y planes operativos ¿Donde? ¿Para quién? ¿Hasta cuándo? Objetivo 2 Comunidades los ámbitos municipales Para toda la población Al 2015 El Sector Salud conoce, reconoce y promueve el saber tradicional en salud 30% de las redes de servicios de salud con complementación intercultural Revalorización del conocimiento y práctica medicinal natural y tradicional Complementación intercultural en los servicios de salud Mejorar el acceso y la atención En todas las redes de servicios de salud y sociales Para toda la población Al 2015

¿Qué pretende el objetivo? ¿Para lograr qué? ¿Donde? ¿Para quién? ¿Hasta cuándo?

39

Objetivo 3

100% de las redes de servicios de salud, actuando con enfoque intercultural, con equipamiento e infraestructura certificados y con disponibilidad de insumos esenciales para los problemas priorizados en la política de salud. Lograr un Sistema equitativo con enfoque intercultural y con capacidad resolutiva en los establecimientos de salud en todos los niveles. Eliminar la exclusión en salud y la discriminación de clase social, étnica y de género. En todos los establecimientos de todos los subsectores de salud. Para toda la población Al 2010

¿Qué pretende el objetivo? ¿Para lograr qué? ¿Donde? ¿Para quién? ¿Hasta cuándo? Objetivo 4

Lograr un Sistema Único de Salud con fuerte rectoría del MSD, eficiente, no dependiente de la cooperación externa

¿Qué pretende objetivo?

¿Para qué?

Mantener la unidad del sistema Nacional de Salud en un ámbito el descentralizado, con autonomías departamentales y municipales, expresada en la aplicación de planes estratégicos y operativos de sus respectivos ámbitos de competencia, alineados al Plan de Desarrollo Sectorial de Salud lograr Recuperar la soberanía sanitaria del MSD con dignidad y transparencia. El ejercicio pleno de la autoridad sanitaria En el MSD y los SEDES Para el Sistema Nacional de Salud y otros sectores del Estado Al 2010

¿Donde? ¿Para quién? ¿Hasta cuándo?

Objetivo 5

Aumentar la satisfacción de los usuarios del sistema de servicios de salud en un 50% Implementar en el 50% de las redes de salud la gestión de calidad Aumentar la confianza de la población en el Sistema Nacional de

¿Qué

40

pretende el Salud objetivo? ¿Para lograr Aumentar la demanda de servicios especialmente de servicios promocionales y preventivos qué? ¿Donde? ¿Para quién? ¿Hasta cuándo? En el ámbito de entrega de servicios Para los usuarios del SNS Hasta el 2010

MATRIZ DE INFLUENCIA

41

FORMULACION DE LA VISION DE DESARROLLO

“En el 2010 toda la población boliviana, movilizada, solidaria, con hábitos saludables, con acceso al conocimiento en salud y con pleno ejercicio del derecho a la salud y la vida, vive bien y accede a los beneficios del desarrollo social integral orientada por un sistema de salud, equitativo, solidario, de calidad, descentralizado y todos los sectores están comprometidos con la de la salud”

PRIORIZACION DE LOS ELEMENTOS DE LA VISION

6. Priorización de los Elementos de la Visión

A B C D

el sistema único de salud con acceso universal, es respetuoso de las culturas originarias y enriquecido con la medicina tradicional; es inclusivo, equitativo, solidario, de calidad y descentralizado; conducido y liderado por el Ministerio de Salud y Deportes actúa sobre los determinantes de salud con participación de la población comprometida con la actividad física y deportiva, organizada y movilizada por el ejercicio pleno de su derecho a la salud que vive bien.

ESTRUCTURA DE EFECTOS

B A

D

42

C

Valores 3 2 1

FACTORES CRITICOS DE ÉXITO DE LA VISION

MATRIZ DE INFLUENCIA Influencia en: A B C D Suma de pasivos 3 3 1 7 1 3 2 6 2 5 3 3 9 7 9 5 A B 1 C 2 D 3 Suma de activos 6

Factores Críticos de Éxito Factores Críticos de Éxito Factores Críticos de Éxito Factores Críticos de Éxito

Activos = C Pasivos = D Críticos = A,B Inertes = Ninguno

ESQUEMA AXIAL SP
9 8 7 6

D
Pasivos

A

Críticos

B

43

5 4 3 2 1

C
Inertes Activos

1

2

3

4

5

6

7

8

9 SA

De acuerdo a los resultados expresados en la Matriz de Influencia y mostrados gráficamente en el Esquema Axial, se puede observar que el factor C (Orientada por un sistema de salud, equitativo, solidario, de calidad, descentralizado) posee una gran influencia o mayor intensidad sobre los demás factores y a la vez tiene tendencia de constituirse en un factor critico de mayor importancia y relevancia para el cumplimiento de la visión. Por el contrario el factor que es muy influenciable y tiene poca influencia sobre los demás es el D (Todos los sectores están comprometidos con la salud).

44

OBJETIVOS ESTRATÉGICOS QUE CONTRIBUYEN AL LOGRO DE LA VISIÓN

1. Aumentar en un 50% el número de municipios saludables al 2010 y en 100% al 2015. 2. El sector salud conoce, reconoce y promueve el saber tradicional en salud, 30% de las redes de servicios de salud con complementación intercultural. 3. 100% de las redes de servicios de salud, actuando con enfoque intercultural, con equipamiento e infraestructura certificados y con disponibilidad de insumos esenciales para los problemas priorizados en la política de salud. 4. Lograr un Sistema Único de Salud con fuerte rectoría del MSD, eficiente, no dependiente de la cooperación externa. 5. Aumentar la satisfacción de los usuarios del sistema de servicios de salud en un 50% , implementar el 50% de las redes de salud la gestión de calidad.

MATRIZ DE INFLUENCIA OBJETIVOS ESTRATÉGICOS Influencia en: A B C D E Suma de pasivos 2 3 3 1 9 1 1 1 1 5 3 2 9 1 3 2 8 0 3 3 9 4 10 10 6 A B 2 C 3 D 2 Suma de activos 11

E 3

Factores Críticos de Éxito Factores Críticos de Éxito Factores Críticos de Éxito Factores Críticos de Éxito

Activos = A Pasivos = E Críticos = C , D Inertes = B

ESQUEMA AXIAL SP

45

11 10 9 8 7 6 5 4 3 2 1 1 2

E
Pasivos

Críticos

C D

A

B
Inertes Activos

3

4

5

6

7

8

9

10 A

11 S

D

Lograr un Sistema Único de Salud con fuerte rectoría del MSD, eficiente, no dependiente de la cooperación externa. 100% de las redes de servicios de salud, actuando con enfoque intercultural, con equipamiento e infraestructura certificados y con disponibilidad de insumos esenciales para los problemas priorizados en la política de salud. Aumentar en un 50% el número de municipios saludables al 2010 y en 100% al 2015. Aumentar la satisfacción de los usuarios del sistema de servicios de salud en un 50% , implementar el 50% de las redes de salud la gestión de calidad. El sector salud conoce, reconoce y promueve el saber tradicional en salud, 30% de las redes de servicios de salud con complementación intercultural.

C

A

E

B

ESTRUCTURA DE EFECTOS

A D

E

46

Valores 3 2 1

INTERPRETACION.Es imprescindible contar con un Sistema Único de Salud con una firme rectoría del Ministerio de Salud y Deportes, donde el 100% de las redes de servicios de salud, actúan con enfoque intercultural, con equipamiento e infraestructura certificados y con disponibilidad de insumos esenciales para atender los problemas prioritarios de la política de salud. Logrando de esta forma, un 50% de municipios saludables al 2010 y un 100% al 2015, satisfaciendo a un 50% de los usuarios del sistema de servicios de salud e implementando la gestión de calidad en el 50% de las redes de salud.

47

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->