1

Serie
Chicos de Calendario Libro 1 Enero Fin de Semana perfecto en miami
2

Jamie Craig

Este libro fue elaborado conjuntamente por el blog BRAD PACK C y TRADUCCIONES HOMOEROTICAS para libre lectura solo te pedimos que no cambies nada de él. Nuestros staffs realizaron mucho esfuerzo para que puedas leerlo. Este libro es de contenido homoerótico, es decir tiene escenas de sexo explícito, si te molesta el tema no lo leas, y si eres débil de corazón no sería recomendable. ¡¡Esperamos que lo disfrutes!!

3

Fin de semana de la final del campeonato, la absoluta estrella de fútbol Tre Griffin lo quiere es escapar de Miami y el recordatorio de que no está jugando. Cuando su vuelo se retrasa para salir fuera de la ciudad, se encuentra con Michael Pappas en el bar del hotel. Su atracción es inmediata y cuando descubre que Michael no tiene idea de quién es él, Tre decide actuar. Una noche de pasión sin ataduras se extiende por todo un fin de semana, pero siendo Tre demasiado visible a la luz pública, no pueden arriesgarse a esperar nada más. Un solo fin de semana perfecto es todo lo que tienen. Hasta que Michael descubre la verdad. Y los dos comienzan a pensar que podría ser algo más.

4

sí lo estoy —Envolvió sus dedos alrededor de la muñeca de Michael. Pareció una eternidad antes de que la puerta se abriera de nuevo. Tomó todo el control de Tre sólo mirar hacia arriba de donde estaba de pie ante el fregadero. —¿Puedo tocarte? 5 . Tre se volvió hacia él. Porque dudo mucho que pueda decir algo al respecto.Afortunadamente. con la esperanza de parecer despreocupado por si alguien que no fuera Michael entraba. Pero ahí estaba él. Bajó la cabeza. Sin romper sus miradas en donde éstas se encontraron en el espejo. nadie le dio ninguna razón para hacer una pausa o cambiar de dirección y para cuando llegó al cuarto de baño. contigo tocándome así —Una larga mano pasó rozando por encima del hombro de Tre... con sus ojos verdes brillantes detrás de las gafas. estaba duro como roca. sin tocar la boca de Michael y aspiró profundamente. no es verdad? —preguntó en voz baja. Sólo olía a jabón y a sudor y a la humedad de Miami. —¿No estás realmente interesado en mis teorías con respecto a las políticas sobre libertades civiles. en general. las yemas de los dedos posándose en el lugar donde estaba expuesto su cuello. — Pero ¿en este mismo segundo? En realidad no. con cuidado de no apretar demasiado y tiró de él contra su pecho. —De hecho. la línea de su erección clara detrás de los pantalones de buen corte. Michael llegó detrás de él y cerró la puerta. —Bien.. Se ajustaba bien contra el marco más amplio de Tre y ya podía imaginar como sería tener las largas piernas de Michael envueltas alrededor de él.

Las manos de Tre se movieron hacia abajo por la espalda de Michael para agarrar su firme culo. —Por favor. Su ropa y la forma de su cuerpo eran engañosas. 6 . Tre podía sentir sus músculos tonificados tensarse y saltar bajo sus dedos.

Pero el hecho de que no la viera reflejada en sus ojos no significaba que no las sintiera agudamente. Sabía que no trataban de decir nada con eso. se encaminó a la salida de la terminal y llegar hasta la bandera de un taxi. pero al parecer estaba nevando en todas partes. como si estuviera sugiriendo algo escandaloso. ignorando las miradas.Tre sabía que sería difícil salir de Miami el fin de semana del campeonato de fútbol. incluyendo Chicago. Quería decirle que se calmara. Parecía una especie de broma cruel cuando su avión se retrasó por cuarta y última hora en la noche. que no iba a pasar la noche en su habitación. los dedos apuntando y los susurros. La mujer detrás del mostrador le informó de esto con una sonrisa tímida. Ni siquiera pudo conseguir un vuelo a Atlanta porque todo el mundo en Miami pareció tener la misma idea. Nunca vio decepción. Nadie dijo nada grosero en su rostro y cuando vio las caras de los niños. Bueno. Pero ellos lo compensaron con su estancia en uno de los muchos menos-que-grandiosos hoteles en la zona. No había más que cielos azules en Miami. Una vez que Tre confirmó que su vuelo había sido reprogramado para las nueve de la mañana del día siguiente. 7 . trató de ignorarlos. pero nunca pensó que iba a ser atrapado en la maldita ciudad. donde vivía su hermana. Lo cual habría sido grosero y tal vez ella no estaba tratando de coquetear con él. vio la emoción y el asombro.

No muy a menudo. los balones sueltos que arruinaron todo. perdonarían sus errores. Y un rápido vistazo confirmó que el bar estaba casi vacío. las carreras cortas. eso no le importaba. los fans lo dejaban en paz si él no les hacía caso. Ya fuera que acababan de superar la multitud de la noche del viernes o simplemente los habían perdido. Tre no lo sabía y cuando se sentaba a disfrutar tranquilamente de una cerveza. Su hermana no estaba impresionada con él y su hermana no tenía estrellas en sus ojos cuando se trataba de jugadores de fútbol. O tal vez la gente tenía cosas mejores que hacer con sus vidas que pasar el rato en un bar de un hotel afuera del aeropuerto. 8 . Deseaba estar en casa. Acababa de conseguir su bebida cuando otro hombre se sentó junto a él. A veces. pero valía la pena intentarlo. deliberadamente no mirando o reconociendo al recién llegado de ninguna manera. ¿Y qué estaría haciendo este hombre sentándose junto a él si no era un fan? Casi toda la barra estaba libre. pero perdonadores. Necesitaba un trago para el momento en que llegó al hotel. Los aficionados al fútbol pueden ser volubles.Porque ellos tenían cada motivo para estar decepcionados de él. O varios tragos. Se puso tenso. pero sería más rápido detenerse en el bar. Consideró simplemente ordenar unas cuantas cervezas para que fueran llevadas por el servicio a la habitación. Si su próxima temporada era buena. Ella no lo dejaba sentir lástima de sí mismo y su franqueza y honestidad serían un refrescante cambio de ritmo. Quizás. Podría haber tomado un taburete en el otro extremo.

Los ojos detrás de las gafas de un perforador de color verde. Probablemente era tan alto como Tre. Tre podría haberse girado para ignorarlo. eres Tre Griffin pero eso no sucedió. Tre no pudo resistir resoplar en tono de burla. —Dije.Pero la nueva persona simplemente hizo un gesto al camarero y luego agarró el periódico que estabas cerca. la ampliación de los ojos que siempre llevaban al Santa mierda. —Pero era una pregunta retórica. sin embargo. —¿Quién va a un bar a pedir un refresco de jengibre? El hombre se volvió para mirarlo con el ceño fruncido. Todo sobre el hombre era largo de hecho. un cuerpo largo y las piernas aún más largas. Gafas inalámbricas colgadas sobre su larga nariz y su cabello oscuro en un corto e inmaculado estilo. aunque no tan ancho. Era lo que la madre de Tre habría llamado. —¿Discúlpeme? Tre esperó el momento del reconocimiento. pensó mientras su mirada parpadeaba sobre la camisa y los pantalones. Curioso. No es de extrañar que este tipo no me reconozca. En muy buena forma. largos dedos con uñas cuidadosamente cortadas. —La cerveza me da dolor de cabeza —respondió el hombre. Tre lo observó desde la esquina de su ojo. guapo y súper delicioso. astutos e inteligentes. que ¿por qué pedirías un refresco de jengibre en un bar? —Tre ofreció una sonrisa tranquila. un gran vaso de agua en un día caluroso: alto. excepto que captó la extraña solicitud del hombre. Su primera reacción fue la de sacudir internamente su cabeza. —Y tengo una pila de papeles para 9 . mandíbula larga. como si no hubiera escuchado la última parte del comentario de Tre.

—El camarero dejó el refresco de jengibre delante de él. — 10 . más sabio. a continuación. no creo que pueda enseñarla. Tre no respondió de inmediato. Parece un trabajo muy ingrato —Tre vio como el hombre tomó un sorbo de su bebida. lamiéndose los labios. su ceño de nuevo. Tenía bonitos labios. si quieres ver el gran juego del domingo. Echó un vistazo a su cerveza a medio terminar sopesando sus opciones. Sin embargo. —La literatura sería una bendición en este punto. Echó un vistazo a Tre. No es importante. —¿Qué gran juego? Tre no pudo reprimir su sonrisa ante la pregunta totalmente inocente del hombre. evitando claramente hacia lo que inevitablemente me da un dolor de cabeza de todos modos. Entonces. colocó la botella hacia abajo. —¿Qué tipo de papeles tienes que revisar? Mejor hacerlo esta noche. Podía dedicarse a este hombre en una conversación amistosa o podría volver a su melancólico estado de ánimo. alejarse ahora. no pudo dejar de observarla. ¿Enseñas historia de primer año o literatura de primer año? —Historia. —Es por eso que estoy aquí. Y una vez que Tre notó lo bonita que era la boca del hombre. lo que llevó al extranjero a ir por ella. —Ensayos de primer año sobre si a Sacco y a Vanzetti les habían violado su política de libertades civiles —la respuesta vino de forma automática. Una parte de él sabía que sería más seguro.revisar este fin de semana —Suspiró y por un momento su labio inferior sobresalía casi en un puchero en toda regla. —Ninguno. —Solo estaba un poco corto en la asignatura de historia.

mucho tiempo que no había estado con otro hombre. — Michael. —Eso no es realmente necesario. —Y te lo agradezco. —Por cierto. no tanto como la cantidad de veces que he sido maldecido con este término. Hacía mucho. —Sería un largo camino para calmar mi conciencia culpable —dijo Tre. a arriesgarse a ser atrapado con la polla en el agujero equivocado. —Levantó su vaso en un saludo. con sus largos dedos que se curvaron ligeramente alrededor de la mano de Tre. La sorpresa del hombre vino como un suave rubor en sus mejillas y una ligera elevación de sus cejas. Tre habría jurado que esos ojos se demoraron durante un segundo de más en sus piernas antes de saltar de nuevo a la cara. El hombre la tomó. Sabía cuál era el problema. Y por la forma en que su piel pálida contrastaba contra los tonos más oscuros de Tre. — ¿Podría por favor. la mayor parte del tiempo. Tre fue momentáneamente cautivado por la forma en que los dedos de Michael se sintieron contra los suyos. los poderosos antebrazos visibles debajo de sus enrolladas mangas. Estoy seguro de que no eras tan problemático —Su mirada se precipitó sobre los anchos hombros de Tre.Permíteme sacar el infierno que yo puse en mis profesores y comprar ese refresco de jengibre para ti. —O al menos. me llamo Tre. 11 . le tendió la mano. cargar la bebida a mi cuenta de habitación? Y cualquier otra cosa que él ordene — Volviéndose hacia el extraño. haciendo un gesto al camarero. El celibato había sido por sentido común que por alternativa. Prefería prescindir de eso.

si eso era lo que él quería.—No es ningún problema —Tre tomó un largo trago de su cerveza. Bueno. haciendo todo lo posible para frenar la chispa de esperanza en las palabras casuales de Michael. si alguna vez llevara a casa una buena chica. Incluso si el hombre no sabía nada de fútbol. como si estuviera avergonzado. —En este punto. Aún así. Michael sonrió y su mirada especulativa barrió sobre Tre de nuevo. sería bueno saber si podía recogerlo. —A veces las chicas malas tienen sus ventajas —comentó. —Mis padres son de la misma manera. Incluso si el hombre no lo miró con decepción. Tre asintió. —Estoy en la ciudad para una reunión familiar este fin de semana. No iba a recoger a un extraño esta noche. Los largos segundos que sus ojos se encontraron le dijeron a Tre todo lo que necesitaba saber. Es más fácil si no estoy cerca de ellos más de lo que tengo que hacerlo. 12 . — Habría argumentado que las chicas malas son mejores a ninguna chica en absoluto. —¿Por qué estás clasificando papeles en un hotel? —Debido a que es preferible a estar en casa de mis padres y sortear un sinfín de preguntas sobre por qué todavía no son abuelos —Su sonrisa era triste y la forma en que agachó la cabeza. como si Tre hubiera hecho algo para traicionarlo personalmente. era adorablemente linda. Incluso si Tre estaba solo y Michael tenía la piel suave y una bonita boca. lo serían. mamá sin duda sería feliz con una chica mala —Tre miró a su compañero con cuidado.

el tiempo suficiente para que ella no lo supiera? —Tan pronto como las palabras salieron de su boca. Si pensara que no le daría un ataque al corazón. tomando tragos largos. Ella se negó a creer que él era cualquier cosa menos que un buen amigo y el tema cayó —Lo cual era mayormente verdad. —De hecho hice eso una vez. Tal vez porque no conocía a nadie que se sonrojara tan fácilmente. No podía asegurar el por qué.Se acomodó en su banquillo para enfrentarse a él un poco más directamente. Michael llegó delante de Tre por un puñado de cacahuetes. no sería bienvenido a casa de nuevo. —Mi madre probablemente daría el mismo argumento. probablemente me aparecería con una cita para el fin de semana y conseguiría ponerle punto final a esto de una vez por todas. —¿Fue capaz de mantener sus manos fuera de alguien que se ve como tú lo haces. —Dudo que hubiera ayudado a esa situación en particular. hace unos años. Tre estaba empezando a pensar que una pequeña exhibición privada podía ayudar en esta situación. pero encontró ese rubor muy atractivo. — Quiero decir. 13 . Fue la primera y última vez que había tenido el valor de intentar ese truco. Ella le dijo que iba a creer que Roger era nada más que su compañero de equipo y que si seguía insistiendo en lo contrario. tal vez un poco de exposición pública podría haber ayudado en esa situación. Michael se ruborizó y recogió su refresco de jengibre. Un tipo como tú debería ser capaz de encontrar a alguien con poca antelación con bastante facilidad. Pero es posible que desees darle una oportunidad.

donde alguien como tú disfrutara escuchar a alguien como yo. sus gruesos labios envueltos alrededor de la polla de Tre. Era el muslo de Tre y esos largos dedos estaban acariciando el músculo rígido. Si quieres oírme correctamente. con las mejillas ahuecadas. antes de tragar para hablar. —¿Por qué piensas eso? Conozco un buen número de chicos a quienes no les importaría escuchar a un friki de la historia —Tre se encogió de hombros casualmente. El flirteo había sido leve hasta ese momento. luego otra vez. Se lamió los labios una vez. —Creo que si alguna vez me encuentro bajo las circunstancias correctas. creo. Su polla tembló. con la garganta vibrando y Tre empujando más profundo. Bajo las circunstancias correctas. Tre estaba tomándoselo muy en serio. un excelente lugar para comenzar— Echando hacia atrás el último de los cacahuetes. La imagen de este hombre de rodillas. —Nadie quiere escuchar a un friki de la historia. —Creo que probablemente no sería demasiado difícil encontrar las circunstancias correctas. —La acústica es importante. Algún lugar más privado sería un buen comienzo. Al menos nadie así me interesa. probablemente estaría de rodillas en un latido del corazón dándole las gracias.. Michael dejó caer su mano sobre su regazo. 14 ..Michael soltó un bufido. La ligera presión sobre su rodilla hizo que Michael cambiara de posición en la silla de nuevo. era demasiado como para ignorarlo. pero de repente. negó con la cabeza. Excepto que ese no era su regazo. su erección creció. —Eso sería. — Yo lo disfruto. Lanzando unos cacahuetes en su boca.

por supuesto. Tre se levantó y trató de ajustar discretamente su erección en sus pantalones antes de recoger su bolsa. Parecía ser el tipo lo suficientemente inteligente como para permitir que unos pocos minutos pasaran antes de hacer su propio camino al baño.¿Acústica? Le tomó un momento a la mente de Tre para ponerse al día con la sugerencia de Michael. con la esperanza de parecer despreocupado por si alguien que no fuera Michael entraba. simplemente seguiría caminando hasta el ascensor. la línea de su erección clara detrás de los pantalones de buen corte. 15 . pero cuando lo hizo. su polla se sacudió de nuevo. Aún así. si pensaba que alguien ahí lo reconocería o se daría cuenta de lo que estaba pasando. en busca de alguien mirándolo. Michael no lo estaba siguiendo. con sus ojos verdes brillantes detrás de las gafas. Afortunadamente. nadie le dio ninguna razón para hacer una pausa o cambiar de dirección y para cuando llegó al cuarto de baño. Tre se volvió hacia él. —No estás realmente interesado en mis teorías con respecto a las políticas sobre libertades civiles. No podía dejar de escanear las caras en la sala. Pareció una eternidad antes de que la puerta se abriera de nuevo. Michael llegó detrás de él y cerró la puerta. Tomó todo el control de Tre sólo mirar hacia arriba de donde estaba de pie ante el lavabo. ¿verdad? —preguntó en voz baja. estaba duro como roca. Sin romper sus miradas en donde éstas se encontraron en el espejo. Pero ahí estaba él. —Creo que hay un lugar con buena acústica alrededor de la esquina.

Escalofríos cayeron por su espalda con cada golpe de lengua de Michael y no podía dejar de preguntarse cómo 16 . las yemas de los dedos posándose en el lugar donde estaba expuesto su cuello. dedos ágiles trabajaron en los botones uno por uno. — Pero ¿en este mismo segundo? En realidad no. —Eres uno de los hombres más deliciosos que he visto. Bajó la cabeza. Michael levantó ambas manos al cuello de Tre. contigo tocándome así —Una larga mano pasó rozando por encima del hombro de Tre. donde estaba abanicando sobre la piel. Se ajustaba bien contra el marco más amplio de Tre y ya podía imaginar cómo sería tener las largas piernas de Michael envueltas alrededor de él. sin tocar la boca de Michael y aspiró profundamente. suspirando mientras Michael estudiaba más a fondo con su boca. Tre dejó caer la cabeza hacia atrás. se inclinó y lamió el hueco de la garganta de Tre. Porque dudo mucho que pudiera decir algo al respecto. —Bien. si lo estoy —Envolvió sus dedos alrededor de la muñeca de Michael. —¿Puedo tocarte? Las manos de Tre se movieron hacia abajo por la espalda de Michael para agarrar su firme culo. Tre podía sentir sus músculos tonificados tensarse y saltar bajo sus dedos. —Por favor.—De hecho. en general. —No sé cómo tu buen amigo consiguió alejarse para engañar a tu madre —murmuró. Sólo olía a jabón y a sudor y a la humedad de Miami. con cuidado de no apretar demasiado y tiró de él contra su pecho. Su ropa y la forma de su cuerpo eran engañosas. Tan pronto como el tercero fue abierto. su aliento cálido y rápido.

—La máquina dispensadora está de detrás de ti. 17 . —Oh. Tan pronto como el botón y la cremallera estuvieron abiertos. eso es— Tre gimió tan pronto como Michael trabajó en abrir su pantalón. Aspiró con fuerza. Pero no se quejaba. —Joder. Este no era el momento ni el lugar para eso. para ver si se veía y se sentía tan bien como el resto de él. finalmente renunciando a la camiseta y fue directo a la larga línea de la polla de Tre dentro de sus pantalones vaqueros. Un grito ahogado salió de la garganta de Michael. sus dientes se hundieron en la carne. —Estoy pensando en montar tu polla hasta que nos corramos los dos —Hizo un gesto con la cabeza sobre el hombro de Tre. mucho más apretado del que Tre había anticipado. con impaciencia empuñando su miembro caliente. alguien se daría cuenta. El bar no estaba lleno. el pezón más cercano de Tre. Tenía que llegar a la polla de Michael. —No sé lo que estabas planeando. lo que lo obligó a mirar hacia arriba. Sus dedos eran cálidos y no tuvo dudas en absoluto. en este caso. Tre empujó la mano en los pantalones de Michael. eso es bueno— Su mano libre se fue a la parte trasera de la cabeza de Michael y agarró un puñado de su cabello. pero si mantenían el baño cerrado por mucho tiempo. En el siguiente jadeo. pero quiero follarte.se sentiría dejar que Michael degustara cada centímetro de su cuerpo. Sus dientes aún estaban enterrados en el pezón de Tre y su agarre era mucho más difícil. Las manos de Tre trasladaron a la parte delantera del cuerpo de Michael y tiró de su cinturón para liberarlo. Su boca era aún más tentadora con el brillo de deseo en sus ojos.

arrastrándolo sobre sus bolas antes de encontrar la apretada y arrugada entrada que buscaba. Cuando Tre estuvo listo. reclinándolo contra la pared. Le había parecido la definición misma de suaves modales cuando Tre primero lo vio. Tre desenrolló el condón por su polla lista. Michael observó cada movimiento con una mirada intensa. pero Tre no podía recordar la última vez que alguien lo había mirado con tal hambre cruda. No la soltó. pero ahora Tre no dudaba por un momento que Michael pensaba hacer exactamente lo que dijo que haría. cerró el pequeño espacio entre ellos y Michael levantó una pierna sobre su cadera. 18 . —Sólo significa que voy a sentir cada centímetro de ti cuando me abras. extendiendo el lubricante del condón por su longitud. no mientras empujaba su peso hacia abajo. Tre lo levantó del suelo. luego lamió su palma y la alisó sobre la cabeza. Sus pantorrillas se apretaron alrededor de las caderas de Tre mientras ladeó la punta. —Ha sido un tiempo para mí— La sonrisa que curvó su boca llena acompañó al férreo control de la mano de Michael cuando la envolvió alrededor de la polla de Tre. Michael ya se había deslizado fuera de sus pantalones. no cuando usó sus piernas para tirar de Tre más cerca. Y el cambio de Michael fue casi alucinante. Era cierto que estaba en el medio de un largo período de sequía. bombeando su larga y delgada polla mientras se apoyaba contra la pared. De pie con los pies extendidos.Tre lo dejó ir el tiempo suficiente para buscar las monedas de su bolsillo y recibir un condón de la máquina montada en la pared. Para cuando volvió.

tan apretado. Tre habría devuelto el sentimiento si pudiera tenerlo. Michael se hundió más abajo. No mucho. —Dios. 19 . incluso cuando la cabeza se abrió paso entre el anillo exterior y se detuvo. pero lo suficiente como para darle espacio para golpear de nuevo hacia adelante. sus músculos temblando. Con el hambre olvidada se preguntaba si había estado alguna vez con alguien tan malditamente entusiasta. las manos de Michael salieron disparadas. —Si hubiera sabido que iba a ser tan increíble. Se movió hacia adelante. Le tomó toda su fuerza no sólo cerrar de golpe hacia adelante y enterrarse en el culo de Michael. Con un grito. me hubiera ofrecido a ponerme de rodillas al segundo que me senté a tu lado. Tre apretó sus brazos alrededor de la espalda de Michael y se echó hacia atrás. Trabajaron en tándem hasta que Tre tuvo la completa longitud de su pene en el canal de Michael y los dos estaban luchando por respirar. agarrando los bíceps de Tre con tanta fuerza que sus uñas se clavaron en su piel. No lo suficiente para sacar su polla del culo de Michael por completo. La imagen que Tre había tenido de Michael en sus rodillas regresó de inmediato a su mente y Tre respondió con otro empuje. entonces se movieron de nuevo. tan jodidamente apretado. El cuerpo de Michael estaba tenso. Pero no tenía aliento para hablar y la única cosa que le vino a la mente fue. jadeando ante la nueva intrusión. oh joder.No la soltó. incluso a través de la camisa de manga larga. te sientes bien— Michael respiró.

es tuyo. Inclinándose. Tre ni siquiera estaba seguro de que toda la noche sería suficiente para él. pero no fue lo suficientemente largo. manchando de pre-semen la piel de Tre y la idea de darle una mamada como le había prometido fue quemando de manera indeleble en el cerebro febril de Tre. No había en ningún lugar el tiempo suficiente. dejando un rastro abrasador tras la estela de su lengua. —Lo que quieras.Y sabía que el hambre de Michael era todo por él y no por alguna imagen que tuviera de Tre en base a lo que podía hacer en el campo con una pelota de fútbol en la mano. Michael apretó los músculos casi tanto como para hacer que los ojos de Tre se retrocedieran. Tre no supo cuánto tiempo pasó antes de que sus bolas comenzaran a apretarse. Metió la mano entre sus cuerpos sin perder el ritmo y agarró el pene de Michael. —Quiero verte de rodillas —Tre dijo entre dientes sin ralentizar su duro ritmo. Su respiración era rápida y superficial. no sería capaz de contenerse. Su polla golpeó contra sus estómagos con cada embiste. coincidiendo con el auge y la caída de su cuerpo. Pero sabía que una vez que el placer se comenzó a construir en la base de su espina dorsal. Cada empuje fue recibido con un apretón de esos músculos tensos alrededor de su polla. Este no era un chico deslumbrado buscando joder a la estrella. Al segundo que sus anchos dedos tocaron su eje. 20 . Michael lamió la curva de su hombro. que sólo hicieron que Tre pistoneara mucho más duro.

su respiración entrecortada —Bueno. 21 . —Realmente no puedo decir inesperadamente increíble. pero las palabras se murmuraron contra su piel. haciendo eco en las paredes de azulejos cuando todo su cuerpo se sujetó alrededor del eje de Tre. mojando el camino para acariciar aún más. Oyó algo como —No es problema—. —Oh Dios —Tre gimió.. Tre no reconoció el eje sensible de Michael y se retorció y tiró con cada duro golpe.Tre jalaba de su polla al tiempo con cada embestida y los dientes afilados de Michael se hundieron en su carne una vez más. un segundo antes de reclamar la boca de Michael en un beso duro. —Se detuvo y se echó a reír. Michael apoyó la cabeza contra la pared. Las manos se aferraron a la espalda de Tre. los talones se clavaron en su culo y cada golpe causaba moretones que hicieron a Michael retorcerse un poco más duro contra la pared. —Joder. algo como un lamento.. De alguna manera. eso fue. Su polla se sacudió una vez en la mano de Tre y luego el fluido caliente salpicó sobre sus dedos. mírate. pero breve. Quiero sentir que te corres. El orgasmo rodó a través de él por toda la eternidad. Tre todavía tenía la presencia de ánimo para morderse la lengua y no dejar escapar el grito de su garganta cuando estrelló a Michael contra la pared por última vez. bueno. porque. Podrían haber sido segundos o podrían haber sido minutos cuando los jadeos del hombre se convirtieron en algo afilado. su polla sacudiéndose una y otra vez mientras disparaba en el condón.

me encantaría eso.—Puedo decirlo eso. No estaba preparado para conocer a alguien como tú esta noche.. No es que no te veas increíble. pero Michael parecía el tipo de hacer preguntas y Tre no tenías ganas de explicar por qué había sido un tiempo para él. —¿Debo ir. —Eso me dará tiempo para tomar algo de ropa limpia —Michael estuvo de acuerdo. sí. Tre no pudo evitar volver a su sonrisa. para nunca volver a verlo.. Mucho. Parecía estúpido sólo salir caminando y dejar a Michael en el baño.. lavando lo peor de la corrida de su estómago. después de haber tenido algo de tiempo para instalarme — Estudió el rostro de Michael con cuidado. aunque la suya era más de alivio que otra cosa. cuando lo miraba así. cubriendo los dos pasos al fregadero para abrir el agua —Probablemente debería volver a mi trabajo— dijo. 22 . esperando que entendiera por qué Tre no quería ser visto subiendo las escaleras juntos.. a comprar algunos condones también? —Sí. —Tre iba a decirle que había pasado mucho tiempo. ofreciendo una tímida sonrisa. Tiró la camisa manchada por la cabeza y se inclinó para recuperar una limpia de su bolsa. —¿Quieres venir conmigo a la habitación? La manos de Michael temblaban mientras se apartaba de la pared. Puedes ir en un rato.. —Estoy en la habitación seis-veintiocho. —Excepto que realmente no quiero. Fue muy consciente de la manera en que Michael miró su cuerpo. Sus ojos se encontraron con los de Tre en el espejo. Entonces.. deberías hacerlo. pero.

En el momento en que llegó el ascensor. Nadie estaba ahí para ser testigo de que estaba saliendo del baño. Seis veintiocho. —Yo me encargo de eso entonces. Tre se quedó otro momento estudiando a Michael. Voy a estar ahí. estaba nervioso y excitado y su sangre ya estaba fluyendo al sur de nuevo ante la idea de Michael uniéndose a él en su habitación. 23 .Michael desvió la mirada hacia abajo a su lavado. antes de abrir la puerta del baño y salir por el pasillo en silencio. pero no antes de que Tre captara el regreso de su rubor.

Había sido un capricho. Una cosa de momento. Una opción similar a las mil que había hecho antes. La diferencia fue que esta vez, cuando Michael se sentó junto a uno de los hombres más hermosos que había visto nunca, ese más que magnífico hombre lo había notado. No sólo lo había notado, sino que se había mantenido observándolo. Y en el último lugar en el mundo en donde el esperaría levantar alguien, Michael Sebastian Pappas se encontraba clavado a una pared de ancha espalda y ojos color chocolate, disparando todo sobre un vientre plano, corriéndose tan duro como nunca hubiera recordado haberse corrido antes. Cosas como estas no le sucedían a él. Les pasaban a elocuentes hombres atractivos que no trabajaban en viejos libros polvorientos y en teorías más polvorientas. Michael atraía el tipo de hombres más interesados en la discusión de Marx que en cual sería la posición que le conseguiría ir más profundo en el culo de Michael. O en su boca. Cuando eso llevaba a la penetración, Michael estaba en igualdad de oportunidades. Le gustaban sus libros y valoraba la inteligencia, pero eso no significaba que se olvidara de todo lo demás que venía con la vida. El sexo era una necesidad natural. Michael, por su parte, era partidario de sumergirse totalmente en la naturaleza. No había estado mintiendo. Tenía exámenes que calificar. Pero la oportunidad de extender la magia de su encuentro era demasiado tentadora para resistirse.

24

¿Cuántas otras posibilidades como esta conseguiría? Especialmente con alguien que lo excitaba como Tre lo hacía. No era sólo que Tre fuera absolutamente delicioso. Era algo más que la oscura piel lo que hacía que Michael quisiera lamerlo todo. Era algo más que la fuerte boca o la forma de su bigote y barba de candado que lo habían raspado en todas las mejores maneras, más los labios de Michael cuando se habían besado. Era algo más que el gran y largo cuerpo o la gruesa, hermosa polla. Fue la manera en que Tre le miró. Como si él estuviera ahí. Como si él viera a Michael y le gustara no sólo lo que vio, sino lo que escuchó. No aceptar la invitación estaba fuera de cuestión. Se cambió en un tiempo récord y luego corrió escaleras abajo hasta la tienda del hotel antes de que cerrara. La chica detrás del mostrador sonrió cuando tomó la caja de condones, pero a Michael no le importaba. Ella no era quien iba a follar a fondo y si tenía que soportar la burla de una docena de empleados con el fin de obtener las gomas, entonces eso era lo que haría. Esa noche iba a valer la pena. Cuando se paró fuera de la seis-veintiocho, Michael respiró hondo antes de llamar a la puerta. Su corazón se sentía como si tuviera un martillo neumático golpeando en su pecho. Estaba bastante seguro de que Tre sabría lo nervioso que estaba en el segundo que lo tocara. Cuando Tre abrió la puerta, estaba sonriendo. Casi con timidez. Eso le quitó varios años de su cara. También se había cambiado, en una camiseta suelta y un pantalón deportivo.

25

En silencio, abrió la puerta lo suficientemente amplia como para que Michael entrara y luego la cerró detrás de él. —Siéntete como en tu casa. El diseño era exactamente igual al de su habitación, dos camas queen, cuarto de baño funcional detrás de la puerta. Tre había estado viendo la televisión, el volumen bajo mientras el presentador de noticias en la CNN hablaba de algo sucediendo en Francia. Michael entró, sin saber exactamente a dónde ir. —Traje algo de beber —dijo, sosteniendo la bolsa de papel que llevaba. —Me detuve en el bar. Creí, bueno, no voy a estar revisando esos papeles de todos modos. Tre tomó la bolsa, ensanchando su sonrisa. —Genial. Tengo hielo. Y vasos de plástico —Lo llevó a la pequeña mesa, tomando la botella de la bolsa mientras caminaba. —Johnny Walker Rojo. Buena elección —Sirvió una dosis saludable para ambos. —Pero estoy contento de que no sea refresco de jengibre. Cuando Tre le pasó la copa, sus dedos rozaron. Después de lo que acababan de hacer, el contacto debería haber sido nada más que incidental. Pero eso envió una llamarada arriba por su brazo. Y una vez que él tomó su bebida, Tre no dio un paso atrás de su espacio personal. —No tomo muy a menudo —Michael bebió un sorbo de alcohol, contento por la quemadura que pasó por su garganta. No podía dejar de mirar a Tre. El hombre realmente era demasiado bonito para las palabras. —Se va directo a mi cabeza. —No creo que eso vaya a ser un problema esta noche —Extendió la mano, la mano flotando cerca de la cara de Michael.

26

Michael esperaba su toque, pero lo que no esperaba era que Tre agarrara suavemente el auricular de las gafas y lentamente las sacara de su rostro. Toda la sangre que había rugido en sus oídos se fue corriendo hacia el sur. —Aquí es cuando estoy muy contento de ser corto de vista —Michael suspiró. Tre dejó las gafas a un lado, luego descendió por su cabeza. Michael se puso tenso, no estando seguro de qué esperar. Respiró hondo, como si estuviera inhalando el olor de la piel de Michael, entonces, simplemente, rozó sus labios sobre los de Michael. —Sabe mejor de ti— Mojando el dedo en su bebida, untó el líquido frío sobre la boca de Michael antes de reclamar sus labios de nuevo. El beso en el cuarto de baño había sido casi brutal. Un recordatorio del borde afilado que dejó la jodida. Este era sensual, lento y exploratorio, mientras Tre tomaba cada gota de alcohol, buscando por todos los rincones de la boca. Michael se tambaleó más cerca, levantando una mano para ahuecar la suave pendiente del cuello de Tre. Aunque era un hombre alto, Tre era más alto y esos pocos centímetros diferencia eran suficientes para hacer que Michael tuviera dolor. Cuando se separaron, le tomó cada onza de su control no arrastrar a Tre de nuevo. —Supongo que era un poco tonto de mi parte estar nervioso —dijo tratando de bromear. —Yo estaba nervioso, también. Creí que tal vez cambiarías de opinión. Realmente no hago este tipo de cosas... bueno iba a decir a menudo, pero no lo he hecho en años.

27

Cada centímetro de su físico era perfecto. su piel áspera mientras pasaba sus dedos sobre los hombros de Michael y por el pecho. —Quise decir cada palabra que dije en la planta baja. pero la respuesta casi de inmediato se presentó. Tre recogió el material de la camiseta de Michael y le tiró por la cabeza. No había manera de alguien que lucía como Tre no tuviera una serie de novios estables y Michael sólo había tenido suerte de encontrarse con él en medio de conquistas. —¿Puedo verte también? —Michael preguntó con voz ronca. —No habría cambiado de opinión —Su mirada parpadeó a la boca llena. Tre respondió dando un paso atrás y tirando de su camiseta. no le importaría ponerlo en exhibición tampoco. Con las manos libres. Un simple movimiento tardío. en la cintura de sus pantalones vaqueros. luego tomó el medio vacío vaso de las manos de Michael y lo unió a sus gafas sobre la mesa.Estaba en la punta de la lengua de Michael preguntar por qué. Cualquier pensamiento de ansiedad desapareció. Michael supuso que si tuviera un cuerpo como ese. Los músculos de su estómago se apretaron cuando la mano de Tre se movió más abajo. 28 . Tre lo despojó de su copa. Se puso de pie delante de Michael sin un solo rastro de falsa modestia o timidez. Probablemente era un recién soltero. como si estuviera más que cómodo con la gente mirando su cuerpo desnudo. sus pantalones estaban fuera y Michael tuvo su primer vistazo del cuerpo de Tre. Sus manos eran grandes.

Cada pulgada se sentía más caliente que la anterior. delineando los músculos con la lengua. —No te detengas —Tre murmuró. su rostro estaba inflamado de calor. pero esto era un curso actualizado de bienvenida. bajar hasta las rodillas y tragar la gruesa polla.Todo lo que Michael quería era tocar ese hermoso pecho. mientras sacaba los pantalones de Michael. primero de un lado y luego el otro. Sus manos fueron a la espalda de Michael y presionaron sus cuerpos juntos. una vez más. Michael pasó la lengua por un camino por el medio de su pecho. hasta que para el momento en que se había hundido hasta las rodillas. zafando sus zapatos con el fin de tener sus pantalones vaqueros libres de los tobillos. Algunas imágenes de su muñeca y los pantalones de Michael de repente se deshicieron y se extendió hacia abajo por las piernas. Tre aspiró bruscamente cuando Michael mudó su boca hasta el hueco de su garganta. Con ellos ahora desnudos. —No puedo —succionó en la blanda piel. —No lo haré. sus manos se deslizaron por la poderosa espalda hasta acunar la tensa carne del culo de Tre. 29 . Dando un paso adelante. inhalando el olor almizclado de la piel del hombre. pasar su lengua alrededor de los planos pezones oscuros. Michael había tenido una excelente demostración de cómo era el pecho firme de Tre y el grado de tensión de su cuerpo. sus manos moldearon los poderosos bíceps mientras arrastraba su lengua a lo largo de la clavícula de Tre.

Exhaló lentamente por la nariz cuando Tre comenzó a retroceder.Se detuvo. — Tienes la más hermosa polla que haya visto. Sólo recordando lo que había sentido y lo que se sentiría tener a Tre enterrado en su culo fue suficiente para hacer que Michael gimiera de placer y dejara caer su mandíbula abierta. incentivando a Tre a hacer lo mismo con su garganta. La otra mano de Tre fue a la parte trasera de la cabeza de Michael. de tener algo sólido hundiéndose en él. Le gustaba la sensación de estar lleno. —Oh.. tirando hacia atrás lo suficiente para mirar con avidez el grueso eje flotando en frente de él. sí. Trazó sus labios con la punta aterciopelada y Michael consiguió el sabor más limpio del pre-semen. Tre envolvió sus dedos alrededor de su eje.. gimiendo cada vez que Michael tragaba. acunando suavemente mientras empujaba su polla más profundamente en su boca. Cada vez Tre se deslizaba hacia delante. hasta que sus bolas estaban tocando la barbilla de Michael. Tre lo mantuvo ahí durante varios latidos. acariciando una vez antes de guiar la cabeza en la boca de hambrienta de Michael. Michael agarraba el pequeño culo apretado. Eso sólo hizo que su boca salivara más. encontrándose con la resistencia de la lengua. 30 . Eso es —El suave estímulo venía con cada centímetro que Tre deslizaba en su ansiosa garganta. Sus ojos se cerraron mientras saboreaba el peso estirando los labios. Eso es. pero no mucho antes de enterrarse a sí mismo de nuevo.

. La plegara llegó entre besos. Tre. 31 . No fueron las palabras que hicieron que Michael se estremeciera. — Quiero tu polla de nuevo en mí. porque parecía que no pasó mucho tiempo antes de Tre se liberara de su boca por completo. Persiguió después el pre-semen manando de la ranura cuando Tre salió lo suficiente. el bordeándolo una vez más con cada movimiento de su lengua. rompiendo el dominio de Michael. Michael se estremeció cuando Tre pasó un dedo por el pliegue de su culo. —Consigue un condón —dijo Tre. Dios. Tre estaba besándolo de nuevo. hasta que fue recompensado con el rico olor del vello en la base de la polla de Tre. pero antes de que Michael pudiera protestar. no había ningún otro lugar en donde quisiera estar. cada uno más entrecortado que el anterior. Fue la brusca hambre que oyó detrás de ellas. Por favor. Pensó que podía permanecer en sus rodillas así toda la noche. —Joder. Michael estaba listo. —Jódeme—. Manos poderosas lo llevaron en posición vertical. eso es bueno. Pero obviamente Tre tenía ideas diferentes acerca de lo que Michael estaría haciendo toda la noche.. pero en el instante en que empujó de nuevo. más abierto. Ellas se envolvieron alrededor de su espalda y lo tiraron con fuerza contra Tre. En ese momento. Tan bueno. ni nada más que quisiera hacer. tragando con más fuerza. Michael dejaba que el borde de los dientes simplemente resbalara sobre la vena palpitante a lo largo del inferior del eje de Tre.Cada vez que se deslizaba hacia afuera. antes de pulsar un beso casi abrasador contra su boca.

a horcajadas sobre sus caderas. sus dedos torpes mientras escarbaba a través del plástico. Michael no dejó que se detuviera. —Pero montarte es aún mejor. los ojos bloqueados con los de Tre mientras lentamente se hundía hacia abajo sobre la caliente longitud. recuperó el aliento. casi desde el momento en que te vi —Tre murmuró. Michael casi saltó por bolsa. su polla gorda y pesada contra su estómago tenso. 32 . —Todavía quiero probarte —dijo. se subió a la longitud del cuerpo de Tre. luego palpitaba contra su culo mientras corría arriba y abajo entre las mejillas. Cuando lo sintió. El resbaladizo látex recubrió sus dedos mientras lo liberaba de su envoltura. Se sentó. apoyando una palma en el muy musculoso pecho. Rasgando la caja. Este palpitaba contra su palma. mirando como Michael colocaba el condón en su pene. Tre gemía cada vez que la punta estaba por encima del agujero.Se tendió en la cama más cercana. continuando las caricias hasta que el lubricante del condón los cubrió a ambos. bebiendo la vista de Tre en toda su gloria. subiéndose a la cama. Tan pronto como la goma estaba colocada. La otra se sostuvo de Tre mientras se alzaba. —He estado pensando en correrme en tu garganta. Su boca volvió a bajar. — Pero en este momento prefiero estar en tu culo de nuevo. cambiando su ángulo con el fin de encontrar el apretado anillo de músculos. los besos lentos mientras la anticipación crecía y llegó detrás de él para agarrar el eje del Tre. sacó un paquete del dispensador.

Tre sonrió un poco. el aliento de Michael estaba llegando en jadeos agudos. Era como si quisiera guardar cada centímetro y línea del cuerpo de Michael en su memoria. sus grandes dedos repartidos sobre su piel. —Voy a correrme si haces eso —advirtió. nunca dejó que nada desviara su atención. Por otra parte. nunca cerró los ojos. Tal vez eso era exactamente lo que pretendía hacer. porque pronto comenzó a explorar el cuerpo de Michael con sus manos. muslos y luego la parte superior de su eje. Las manos de Tre fueron a sus caderas. tragando convulsivamente mientras las chispas se arrastraban a lo largo de su piel. ¿Cuándo fue la última vez que había deseado a alguien tanto como a este? Michael no podía recordarlo. una vez más. Suaves dedos rozaron su cuello y garganta. Tre le dio tiempo para adaptarse. Tre nunca apartó la mirada de él. Michael se sacudió ante el primer contacto a lo largo de su polla. hombros y pecho. pero se centró en las nuevas áreas del cuerpo de Michael.Para el momento en el que Tre estuvo totalmente dentro de él. Quería preguntarle cuánto tiempo tendría que esperar antes de conseguir a Tre de nuevo en su boca o incluso si conseguiría ese placer una vez que Tre se hubiera corrido por segunda vez. Michael seguía siendo sensible a la velocidad pura de su primera vez y sentía como si Tre realmente quisiera rasgarlo en dos. 33 . esperando pacientemente hasta que la respiración de Michael se estabilizó urgiéndole a deslizar su eje. Lo mantuvo lento y superficial. estaba teniendo dificultades para recordar todo lo que pudiera haber ocurrido antes de ver a Tre en el bar.

Al mismo tiempo. tratando de aferrarse a cualquier atisbo de placer. 34 . El beso no fue tan hambriento como el anterior. El agarre se apretó alrededor de su pene. Parecía ser el complemento perfecto para el ritmo entre ellos. Y con cada golpe. apretando suavemente cada vez que Tre hundía su eje dentro de él. Alargando sus turnos. Tre ahuecó la parte posterior de la cabeza de Michael y guio su boca a la de él. Michael apretó el paso. tanto en su culo y alrededor de su polla. Michael cerró los ojos. puedo despertarte con mi mamada de clase mundial. pero tampoco fue lento. —Me encantaría —cayendo hacia adelante. el hombre se irguió sobre sus nudillos mientras seguía montando la longitud de Tre. mientras que la otra mano empujó sus caderas con más fuerza contra Tre. no era más que un atisbo de contacto mientras Tre cerraba su mano alrededor de la piel caliente de Michael.Acunó bolas de Michael en su mano. cada pedacito de la sensación. Garantizada para empezar bien el día. Los dedos alrededor de su saco de repente desaparecieron y volvieron a su eje. Piel abofeteando la piel. su boca no salió de Tre. Los jadeos se convirtieron en gemidos. Pero esta vez. Una sonrisa lenta dividió su rostro. —Si lo hago. Deslizándose hacia atrás y hacia adelante a lo largo del cuerpo de Tre para conseguir las máximas sensaciones que podía encontrar. fundido en una maraña de lenguas que sabían exactamente donde degustar de manera que el otro se fuera en busca de más. —¿Puedes quedarte esta noche? Agarró su pecho.

no estaba seguro de que pudiera moverse. si el tiempo lo permite.La fuerza añadida ajustó su ángulo por sólo una fracción de una pulgada. respirando el olor almizclado de su piel. Tre gruñó. Los brazos de Tre rodearon a Michael. —Creo que es seguro decir que la primera vez no fue una especie de golpe de suerte —dijo Tre. sus bolas apretadas y en el siguiente golpe. Sabía que tendría que moverse pronto. Michael levantó la cabeza. limpiarse a sí mismo. su profunda voz vibrando en el pecho de Michael. Nunca pensé que estaría feliz por un vuelo retrasado. pero por el momento. 35 . —Sí —estuvo de acuerdo con suavidad. En el segundo siguiente. pero eso fue todo lo que necesitó para que la cabeza roma rozara sobre la próstata de Michael. disparó por todo su pecho. Acarició el cuello de Tre. su culo sujetando fuertemente alrededor de la polla de Tre. — Tal vez debería ir a comprar un billete de lotería. —Tal vez los dos deberíamos. incluso si el lugar estaba en llamas. Mi nuevo vuelo está programado para salir a las nueve. él se tensó debajo de Michael y el nuevo palpitar dentro de su pasaje estirado se unió con el pulso de su calor cuando Tre disparó muy dentro de él. —¿A qué hora tienes que estar en la mañana? —Probablemente debería estar fuera de aquí a las seis y media o a las siete. Su cuerpo electrizado. sosteniéndolo contra su cuerpo.

debería haber sabido que era mejor no volverse codicioso. 36 . pero no he tenido la cena de esta noche y tengo que mantener mi energía arriba. No pienso dejarte salir en un largo tiempo de todos modos. Una invitación a pasar la noche le había dado la esperanza de una tardía mañana. Ok —Sabía que era una tontería. La sonrisa que le disparó mientras se levantaba de la cama era genuina. —Entonces eso hace dos de nosotros.—Oh. —Ve. aunque un rubor definitivo se deslizó hasta su cuello. entonces. —Sólo me da aún más incentivos para asegurarme de que tengas una buena despedida. Deliberadamente sonrió y rozó su boca a través de Tre de nuevo. haciendo una mueca ligera cuando Tre se deslizó fuera de su culo. —Hey no sé tú. pero una punzada de pesar cortaba en rodajas a través de él. — ¿Te importa si voy a la ducha? Me ahorraría un viaje de regreso a mi habitación. ¿Quieres pedir algo? —Me parece bien —Michael dijo.

su forma larga encima de Tre cubriéndolo hasta la mitad. —Creí que estabas dormido. haciendo dibujos caprichosos sobre la piel antes de relajarse de nuevo. En un impulso. Michael se agitó junto a él y sus ojos reflejaron la luz tenue de la habitación. Nunca dormía en los aviones. Tre no sabía si eso era debido a la novedad de la situación o porque el cuerpo en la cama con él era el de Michael. Además. estaba exhausto. Tener una persona extraña en la cama con él ponía su piel caliente y la parte posterior de su cuello cosquilleaba. Tre tocó la mejilla con el pulgar. —Ahora no lo estoy. por lo menos. Pero también estaba muy acelerado. tampoco. Era más emocionante que relajante. Fue ruda sobre la incipiente barba. 37 . Los grandes números en el reloj al lado de la cama le dijeron que debía ir a dormir. No desde la universidad. —Estaba —Reposó su mano sobre el estómago de Tre. Pero tal vez era sólo Michael.Tre no podía recordar la última vez que había tenido un cuerpo caliente en la cama con él mucho después de que la jodida había terminado. Había olvidado lo agradable que era. quien estaba muy bien. flexionando en cámara lenta las yemas de los dedos. cuando estaba dispuesto a correr el riesgo de quedarse en el apartamento de su novio. su piel sorprendentemente suave. Su hermana no lo dejaría derrumbarse cuando llegara ahí. La alarma lo despertaría en tres horas.

Y vas a tener trabajo extra. —No quiero perder el tiempo tampoco. Y no tengo que estar con mis padres hasta el domingo. —Supongo que se puede 38 . pero no puedo estar aquí en este momento. Tre sintió una punzada con la mención del domingo. Enseño en Georgetown —Apoyó la cabeza en su mano. —¿Qué hay de ti? ¿Estás volando a casa mañana? —No. Sí ya sé lo que estás pensando y no. sus labios rozando sobre los bíceps de Tre. como si estuviera un poco perdido. Pero he vivido en DC desde la universidad. ¿De dónde eres? —¿Originalmente? Milwaukee. su arrepentimiento desestimado por la noche que acababa de tener. —Nadie en su sano juicio querría estar en Chicago en enero en lugar de Miami. Simplemente estoy inquieto en esta época del año. No quiero perder el tiempo sin necesidad. Una sonrisa somnolienta se curvó en la boca de Michael. —No. no sé lo que estaba pasando por la cabeza de mamá—. ningún huracán. Pasó los dedos por la espalda de Michael. El final de la temporada siempre lo hacía un holgazán. Tracy. Déjame tener una excusa para volver a casa antes del domingo. Te impedí realizar tu clasificación.—Vas a estar exhausto mañana. —Siempre puedo dormir después de que te hayas ido. dime que sí. —Lo cual era realmente cierto. Pero mi familia todavía vive en Chicago y yo estoy volando a pasar unas semanas con mi hermana gemela. Michael se acercó más. vivo aquí en Miami durante casi todo el año. pero fue sorprendentemente pequeña. —¿Hay un huracán llegando que yo no conozca? Por favor.

No como tú.. estaba seguro de eso. 39 . —No tienes que preocuparte por mí. —Suspiró. ¿hay alguien esperando por tú regreso en Georgetown? —Sólo Sam y Taylor. Mis gatos —Su sonrisa era tímida. —Te lo agradezco —Por un breve momento. —Lo entiendo. rechazó la idea.. que estén interesados en los hombres como yo.sacar al chico de Chicago. Pero casi tan pronto como lo pensó. ¿Por qué quieres evitar ver a tu familia? —Odio tener que fingir. Debido a que Michael no era así. Creo que esta noche es la primera vez en mucho tiempo que no he necesitado fingir. —No soy hermoso. Y no es sólo mi familia. La mirada en los ojos de Michael se suavizó y levantó la mano del estómago de Tre para alcanzar la mano fantasma sobre su boca.. Si alguien supiera. Mi mamá nunca entendería el que yo sea gay. —No estaba bromeando en el bar. Sé lo que es la discreción.. Tre se preguntó si Michael sería discreto si supiera algo acerca de los deportes profesionales. —¿No puedes encontrar a muchos hombres que están interesados en magníficos chicos inteligentes como tú? ¿Qué clase de hombre estás buscando? Incluso en la penumbra. el rubor de Michael era claro. —No estaba bromeando sobre el ataque al corazón. Probablemente conseguiría una suma decente a cambio de vender su historia. Créeme.. —Entonces. pero. No encuentro muchos hombres que me gusten..

su boca deslizándose sobre el cuello de Tre. —Bueno yo lo hago. —Gracias por hacer este fin de semana uno bueno para mí —murmuró. —¿Conoces a Coleridge? Nadie consigue incluso asociarlos. Aunque se mantuvo arriba. estoy familiarizado con el viejo S. Ya has hecho este fin de semana una y mil veces mejor.T. Tre se sorprendió cuando Michael se movió de repente encima de él. —Lo único que sé es que tan pronto como te vi abajo.Tre no tenía una opinión sobre su propia apariencia. Ni siquiera puedo decirte. dejó caer lentos y perezosos besos a lo largo de la mandíbula de Tre. no lo creo. dejando tras de sí un rastro de calor.. — Sus palabras se desvanecieron cuando Michael se movió. Tre rio suavemente. alineando sus cuerpos perfectamente. alisando sus manos por la espalda de Michael. —El domingo no va a ser tan malo ahora. pero no estaba muy de acuerdo con la evaluación de Michael acerca de sí mismo. ¿Por qué lo estoy dejando de nuevo? —¿Cuando regresas a DC? ¿El Lunes por la mañana? 40 . no quería apartar mi mirada.. Aunque también estoy profundamente encerrado cuando se trata de mi afinidad por los románticos. Creo que no conozco a muchas personas que realmente lo entiendan. Tre suspiró. —Yo debería agradecerte. ¿Sam y Taylor? ¿Eres un fan de la poesía. —Sí. también? Sus cejas se alzaron.

Creo que sí. quien levantó la cabeza para mirar hacia él. Su cuerpo era musculoso. porque amaba la forma en que la boca de Michael se sentía. Y tal vez Miami no sea tan malo. Estaba construido como un amplio receptor o como un rápido tacleador. Pasó las manos por los brazos y las costillas de Michael. —Si sigues así. atrapando a Michael debajo de él sin romper el beso. No tengo ningún lugar donde necesite estar. duro en todos los lugares correctos. Con el tipo adecuado de compañía. Tre levantó la cabeza. —¿Cuál sería incentivo para continuar? La pregunta pareció tomar por sorpresa a Michael. Eso funcionaba bien para Tre. Placer brilló en sus ojos. El beso que siguió fue profundo y exhaustivo. —¿Juegas algún deporte o hacer ejercicio? 41 . Dios. —Tengo una clase nocturna los lunes. ya sabes.—Sí —dijo succionando suavemente el punto donde el cuello se reunía con el hombro. Tre se giró. —¿Realmente te quedarías? —Sí. esta vez buscando la boca de Tre. pero no hubo tiempo para que Tre apreciara su brillo antes de que Michael bajara su cabeza de nuevo. —Eso no es exactamente un incentivo para que me detenga. no voy a ser capaz de salir en la mañana. la incipiente barba raspando deliciosamente a través del mentón de Tre mientras Michael se ajustó para devorarlo. me encanta la forma en que sabes. Curioso.

—¿Yo y el deporte? No lo creo. Michael clavó los dedos en el músculo de la parte superior de Tre. Tre podía incluso oler rastros de sí mismo en la piel de Michael. —Por lo tanto. Aparentemente la historia no es lo suficientemente atractiva para ellos. ¿Qué pasa con los atletas? El ascenso y la caída del pecho de Michael se estaban acelerando con cada golpe de la lengua de Tre. —Pero creo que la historia es atractiva. Monto bicicleta. trazando su forma con los dedos. supongo —Tre murmuró. ¿Lo he mencionado ya? —Estoy empezando a darme cuenta de eso —Cuando Tre atrapó la punta entre los dientes. estaba aprendiendo. Michael se retorció un poco. saltando cuando Tre encontró un lugar particularmente sensible.Michael soltó un bufido. disfrutando el olor almizclado de su sudor y el jabón del hotel. 42 . Sólo uso mi coche cuando el tiempo no me permite montar. Tre se deslizó por el cuerpo de Michael. —Pensé que se suponía que debía estar haciendo esto para ti. No sabía por cierto. no eres bueno en el atletismo. deslizando la lengua por el pezón de Michael. —A excepción de los que están en mis clases de introducción. si eso era una reacción natural o algo puramente para Tre. Tardó muy poco para conseguir que Michael respondiera. Rozó su boca sobre la mandíbula y el cuello de Michael y luego su pecho. —Su pérdida. —No conozco nada —dijo Michael sin aliento.

pero no antes de Tre sintiera el leve temblor en sus manos. —¿Qué. Le gustaba la sensación del endurecimiento de una polla contra su estómago. la costura de un muslo. ¿Lo que haga una noche de sexo genial? ¿Qué es lo que comes al desayuno después? La manera en que Michael lo miró lo hizo preguntarse si alguien alguna vez se había molestado en preguntar eso antes. Y si iba a pasar todo el fin de semana con el hombre. tragando una y otra vez. ¿verdad? Sin decir palabra. —Las dos cosas. —Su garganta se movió. Michael negó con la cabeza.. Pero esto no era otro anónimo más.. Amaba lamer la línea definida de la cadera.Tre sonrió. la curva de un culo. realmente le gustaba mucho. Por mucho que le gustaba la boca de Michael… y realmente. Le gustaba tener músculos firmes contra su cuerpo. —¿Qué quieres decir? ¿Como sexualmente? O ¿lo que me gustaría pedir para el desayuno? Tre sonrió. Aflojó su agarre. 43 . quería la oportunidad de obtener su propio sabor. Pero no te importa complacerme por ahora. Había un montón de cosas Tre extrañaba acerca de tener un amante o un novio. —Así era. La principal de ellas era la forma en que un hombre se veía y se sentía y sabía debajo de él... Le gustaba pasar el tiempo conociendo otro cuerpo y el anónimo polvo ocasional realmente no le daba esa oportunidad. —Dime lo que te gusta —Tre animó sin parar su exploración.

eso es todo lo que a la mayoría de los chicos les interesa No quieren saber lo maravilloso que puede sentirse tener sus bolas succionadas antes de que mi boca llegue a ninguna parte cerca de su polla o tal vez tener una buena y larga sesión de rimming primero. resistiendo el impulso de moverse más bajo. 44 .—Prefiero estar abajo más que en la parte superior —dijo. se me hace agua la boca.. incapaz de reprimir el escalofrío que bajó por su columna vertebral. Tre agarró la sábana mientras Michael hablaba. tenía que quedarse lo suficiente para conocer cada increíble cosa que Michael podía hacer con su boca. habría sido convencido de cambiar su vuelo después de su explicación. Quería que Michael siguiera hablando con él y Tre supuso que el contacto más abajo de la cintura podría distraer a Michael de la conversación. —Te miro y... Si él no se hubiera hecho ya a la idea de quedarse. — ¿Me dejarías tratar? —Definitivamente voy a dejar que lo intentes. —Me gusta. Incluso cuando puedo dar una mamada. Me gusta sentir el peso empujándome en el colchón. me gustan los chicos que son más grandes que yo. Sin nada más. —Entonces eso es lo que quiero —tragó. que me puedan sujetar. Tengo una fijación oral que parece que nunca queda satisfecha. Su propia boca se cernía sobre el estómago de Michael y se detuvo ahí.. —¿Es eso lo que quieres hacer este fin de semana? ¿Tratar de satisfacer tu fijación oral? Dedos trazaron su mandíbula. casi haciéndole cosquillas con la forma ligera en la que se deslizaban.

Su mano se quedó inmóvil. Podemos tener una mañana perezosa. —¿Por qué? ¿Qué quieres decir? —Los profesores de historia no suelen tener una boca tan sucia. se encontraba en el ideal de la perfección física. ¿verdad? No es que tenga un problema con eso. —¿O quieres ir a comer? —No —dijo Tre. de los hombres y de las mujeres. Eso solo hacía que Tre deseara que este fin de semana pudiera durar incluso más tiempo. Pero Tre nunca había visto a nadie tan sincero. Tre gimió. Cada reacción y respuesta hacia Tre era honesta. No era inmodesto reconocer que en muchos sentidos. Michael no estaba exagerando. Su precipitación pasó desapercibida. El culto al atleta estaba vivo y era grande en los Estados Unidos. —¿Hay que ordenar el desayuno. —No. Puedo lamer el jarabe de tu polla. Y la popularidad de Tre con ambos sexos sólo se elevaba mientras obtenía una cobertura cada vez mayor de los medios de comunicación.Tre estaba acostumbrado a ese tipo de reacción. tal vez. Realmente no lo tengo. entonces?— Michael estaba diciendo. —A veces no puedo creer la forma en que hablas. Michael se limitó a sonreír y dejó sus dedos a la deriva nuevamente sobre la boca de Tre. —Pancakes. 45 . tal vez un poco demasiado rápido. preferiría pedir.

—Me gusta joder. Su pene estaba erecto casi en su totalidad y sus bolas se sentían pesadas. —Qué suerte la mía —murmuró mientras deslizaba su mejilla a lo largo del liso eje de Michael. Un gemido escapó del pecho de Michael y la mano que no estaba acariciando la mandíbula de Tre empuñó las mantas a su lado. La polla cerca de la mejilla de Tre tembló y una gota de pre-semen apareció en la hendidura. —¿Qué te gusta? Puesto que ya sabes lo que me gusta ahora. 46 . dijo con una sonrisa. Supongo que sólo. deslizando su lengua contra la piel suave antes de encaminarse hasta la base de su pene. persiguiendo el líquido transparente con la lengua. me gusta todo. Su voz sonaba cruda. —Los dos conseguimos lo que nos gusta de esa manera— Tre tomó la punta de la polla de Michael entre los labios.—Bueno no hablo con mis estudiantes así—. sugirió Michael. a pesar de que sabía que debería estar completamente agotado por la noche. —Hmm —hundió sus dientes en la carne suave cerca de muslo de Michael.. pero no lo suficiente para hacerle daño. tú me inspiras. Pero no hay nada como golpear mi polla en el culo de alguien. No estaba sorprendido por esto.. —Habría perdido mi trabajo hace mucho tiempo si lo hiciera. pueda estar en mi espalda—. Tre lamió abajo de la línea de la cadera de Michael. Las mamadas son geniales. como si no hubiera esperado que el contacto y más pre-semen salado recubriera los labios de Tre. —Quizá la próxima vez. Michael se estremeció. Quiero decir.

—Estoy muy contento de haber ordenado refresco de jengibre ahora —Barriendo la lengua. —De otra forma podrías no haber hablado conmigo. A pesar de su excitación.Soltó la polla de Michael y miró hacia arriba. —Pero ahora tenemos todo el fin de semana. —Eso no significa que tengamos que parar —Michael deslizó las manos por la espalda de Tre. —Sí. creo que eso es lo que debemos hacer. 47 . chupando suavemente. también. —No podía dormir porque creía que me iba en tres horas —Sacó el labio inferior de Michael en su boca. —Te podrías haber ahorrado el esfuerzo y apenas torcer un dedo. Quiero ver qué trucos que tienes bajo la manga —Tre acarició y lamió la polla de Michael. viendo como sus ojos se ponían pesados. Tre se arrastró de vuelta levantando su cuerpo. estaba claro para Tre que no sería capaz de permanecer despierto más tiempo. degustando las esquinas de la boca de Tre antes de besarlo suavemente. — Te ves cansado. —Estaba buscando una excusa para charlar —Tre sonrió. parpadeando pesadamente como si todavía estuviera luchando contra el sueño. — ¿Esto va a ser antes o después de que consiga mi boca en ti? —Después. —No quiero dormir si tú no lo estás. Michael suspiró y sonrió. descansando sobre sus nudillos mientras su boca estaba aún con la de Michael. lenta y tiernamente. —Llámame Señor Hablador. Eso habría funcionado.

también. la otra en su culo. Su sonrisa lánguida fue suficiente para hacer que a Tre le doliera. —Vamos a dormir ahora. Estaba demasiado ocupado viendo a Michael dormir y preguntándose por qué éste era digno de su estudio. — Normalmente no soy tan fácil ya sabes —Sus palabras eran tan lentas como su contacto había sido. 48 . —Tú pareces inspirar a eso.. A pesar de su certeza. una ligeramente apoyada en la parte baja de la espalda de Tre. tirando de Michael apretándolo contra su cuerpo. no se durmió inmediatamente. su firme cuerpo descansando laxo contra el de Tre. —Tú inspiras más de uno. con la mano apoyada en el estómago de Michael. —Además de los pancakes. —Te creo —Tre se acomodó a su lado. No pudo. No pasó mucho tiempo hasta que la respiración del otro hombre igualó una vez más.. de los impulsos normales en mí —rozó sus labios con la nuca de Michael y su cabello corto hizo cosquillas en la nariz de Tre. —Además de los pancakes —Tre estuvo de acuerdo. pero las manos de Michael ya habían detenido sus caricias. Podemos continuar con esta conversación en la mañana.—Lo tendré en cuenta la próxima vez que quiera tu atención.

así lo creía. Al menos. El desayuno fue el esperado. Momentos después. si este era el resultado que obtenía. Parte de la conversación en medio de la noche era un borrón para él. Hizo una nota mental para discutir con Tre más a menudo. pero incluso cuando no estaban de acuerdo. Tan emocionante como el pensamiento era. terminó su discusión cuando Michael deliberadamente hizo una observación cáustica acerca del senador favorito de Tre.No fue el día que Michael esperaba. estaba inclinado sobre el lado de la cama. captó la fragancia de los panqueques y el sonido de la voz baja de Tre mientras agradecía a la persona que había entregado el servicio de habitaciones. Cuando se despertó. Michael se dio cuenta de que Tre era casi tan inteligente como bien parecido. también. algunas partes lo eran. una mano inflexible entre los omóplatos y una gruesa polla empujando en su estirado culo. Tenía fuertes opiniones acerca de la política y los acontecimientos del mundo. La siesta en la mañana fue seguida por una larga discusión sobre la vida en la capital del país y una hora más tarde. Por supuesto. Bueno. aunque sólo fuese porque gran parte de eso había sido su idea. Derramar jarabe de arce sobre la polla de Tre antes de chuparla en su garganta había sido su idea. estaba dispuesto a ceder en los argumentos que no podía refutar. no pasaron todo el día jodiendo. 49 .

podría satisfacer tu fijación oral ahora y podemos salir a comer o ver una película o algo mañana. Si salimos.Estaban sobre la cena. tendrías que ir vestido. Y yo conseguiría lo mismo —Sonrió. Y ¿vas a estar ahí todo el día? —La mayor parte del día. —Todavía no hemos satisfecho mi fijación oral. servicio al cuarto otra vez. 50 . —O bien. Tre masticó un bocado de su filete cuidadosamente antes de responder. —¿Quieres salir esta noche? —Metió una fritura en la mayonesa que había solicitado. cuando el pensamiento vino a su mente. Puede que sea agradable salir por un par de horas. —Por otro lado. se las había arreglado para evitarlo. Lo mejor que había logrado era deslizar sus pantalones vaqueros de forma que no estuviera comiendo en cueros. Es probable que pueda salir de ahí a las ocho o nueve. —No lo sé. obtendrías el privilegio de quitarme esa ropa de encima de nuevo cuando volvamos. Habría saltado por todo si Tre no hubiera mencionado el día siguiente. pero más temprano solo me dará lugar a dolores de cabeza más adelante en el camino. —Oh. —Tengo que estar en casa de mis padres a las once. ya sabes. —Realmente te oyes como si estuvieras siendo llevado a la horca cada vez que hablas acerca de tu familia. —No puedo —dijo Michael con tristeza. —Hemos estado encerrados todo el día aquí. —Buen punto —Hasta ahora.

Tre lo estudió por un momento. 51 . —No sé si me pueda quedar hasta las ocho o nueve. Las reuniones familiares terminan muy rápido cuando nadie quiere hablar contigo.. sus ojos oscuros inescrutables.. Michael hizo a un lado su bandeja y se levantó de donde estaba sentado en la cama para cruzar hacia el escritorio. Antes de que la última palabra estuviera fuera de la boca de Tre. ¿Sería mejor. pero. si tuvieras a alguien ahí para que te haga compañía? —Bueno. —Depende.. sí. —Lo que sea. —No. —¿Harías eso por mí? —Parecía demasiado bueno para ser verdad. Pero.. No besó a Tre. estaré feliz de acompañarte y hacerte compañía —Tre sonrió.. su corazón martillando repente. lamiendo arriba y abajo del lado del cuello de Tre mientras alcanzaba el dobladillo de la camiseta. —Sus ojos se abrieron detrás de sus gafas.. Giró la silla. Todo lo que quieras. cabrón corrupto. ¿Qué estás dispuesto a hacer por mí? Michael se lo habría ofrecido de todos modos. excepto tu madre y tu primo Chad quien piensa que cualquiera que viva en Washington es un mentiroso. Había terminado con los alimentos. supongo que no suena como un muy buen tiempo. Eso es un día bastante largo. En cambio.Michael se encogió de hombros. —Además no creo haber tenido suficiente de tu boca. —Nunca tuve mucho en común con la mayoría de ellos. situándose de pie entre las piernas de Tre y se agachó. alisó sus palmas sobre sus hombros y su pecho. por supuesto que lo sería.

antes de presionar su boca sobre el hombro esculpido frente a él. —¿Hay algo que no pueda hacer —preguntó con voz ronca. Dejando que sus labios marcaran un sendero a través de la piel de Tre. —No. Silenciosamente agradeció a Dios por todo lo que brillaba sobre él este fin de semana. trazando círculos alrededor de los pezones planos al mismo tempo. Mirar a Tre era casi tan bueno como tocarlo. Michael tragó una vez y luego dos veces. 52 . Su toque era ligero. Michael no pudo resistir pasar los dedos por la espalda de Tre y luego sobre los músculos muy definidos de su abdomen. permitiendo que la camiseta fuera sacada por encima de su cabeza. antes de que Tre se levantara y empujara los pantalones abajo de sus caderas.—Tienes que estar desnudo antes de que pueda mostrarte lo agradecido que estoy —dijo Michael murmurando contra su piel. palideciendo al lado de su deleite por degustarlo. Su boca se puso al final de la nuca de Tre. Reunió sus cuerpos y las curvas tensas del culo de Tre presionaron sus caderas. mordisqueando la piel en la parte superior de su espina dorsal y curvó sus brazos alrededor del pecho de Tre. Tre levantó obedientemente sus brazos. Su piel era demasiado apretada. pero la reacción de Tre fue inmediata y Michael vio el contorno de la erección de Tre contra su sudadera. No. Quiero que hagas lo que quieras. empujando la silla del escritorio de su camino con el fin de estar detrás de él. —¿Hay alguna cosa que prefieras que no haga? Tre suspiró. Michael rodeó su cuerpo.

sus labios sólo presionados contra su piel el tiempo suficiente para probar la salada textura. Incluso soñé con esto anoche. Sus manos se movieron más abajo con la boca y se instalaron en las caderas de Tre cuando Michael se puso de rodillas. pero no se levantó de su lugar del suelo hasta después que se tendió boca abajo en el colchón. Michael lo soltó a regañadientes cuando Tre dio un paso adelante. Michael frotó la mejilla contra la suave piel del culo de Tre. Michael movió la boca por la espalda de Tre en una línea de besos suaves. —Quiero enterrar mi lengua en ti.Tre dejó caer la cabeza hacia delante con un suave gemido. se enredó con el cabello grueso en la base y los músculos se retorcieron bajo sus manos. evidencia del efecto que él estaba teniendo en Tre incluso si no podía verlo por sí mismo. Había una caída en la parte baja de la espalda de Tre que Michael había admirado en más de una ocasión en la que el otro hombre se apartaba de él o caminaba hasta el baño o se daba la vuelta en su sueño. debes dejar que me acueste primero —La voz de Tre ya era brusca. otro buen indicador del efecto que Michael tenía sobre él. con la frente apoyada en su brazo. De alguna manera. —Si vas a hacer eso. 53 . trazando la curva de la carne. La exploró ahora. mientras sus dedos acariciaban las líneas duras en ambos lados de la polla de Tre. Cuando estiró sus manos. la imagen de su cuerpo era aún más llamativa cuando estaba acostado. su mano cubrió la de Michael mientras Michael continuó acariciando su pezón.

54 . Mordisqueó otros. Tre dejó de moverse. Comenzó en la parte posterior de la rodilla y lamió hacia arriba. hasta llegar a la curva del esculpido culo de Tre. Sus piernas eran como mármol debajo de las manos de Michael. Para el momento en que Michael llegó a la cima de la otra pierna. alentando a Michael a agacharse y degustar el lugar donde tocaba. Michael sacó su mano libre y se instaló en la parte superior del culo de Tre y de inmediato. duras y musculosas y eran demasiado irresistibles para no deslizar sus manos sobre la tensa piel. un ligero toque. la menor de las ondulaciones raspaban su polla a lo largo del edredón. una sosteniéndolo. Tre se retorcía en la cama. deslizó las manos bajo el muslo de Tre. la otra deslizándose hacia arriba para reposar junto a la polla atrapada de Tre. No podía sólo lamerlo. centrando su posición mientras agarraba cada mejilla y suavemente las separaba. Su corazón latía con anticipación. Michael obligó suavemente a que separara sus muslos. Algunos pedazos de piel exigían un pequeño beso. casi bromeando. Michael siguió cepillando los dedos contra el eje del Tre. aplicando una presión más pequeña con los dientes. Michael no lo hizo.Posiblemente porque estaba extendido sobre el fino edredón del hotel como si fuese la última comida de un moribundo. Abandonó su agarre sobre la otra pierna. Arrastró su boca contra el cálido pliegue. Su boca siguió moviéndose hacia arriba. como si sintiera cosquillas. Tre gruñó. pero por lo demás no se movió. Siguió la línea de su cuerpo hasta la parte baja de la espalda y luego de vuelta por el otro lado.

casi como si no estuviera acostumbrado al contacto en absoluto. la forma en que la carne de Tre temblaba contra su lengua. Tre se tensó. deslizándose sobre el estrecho agujero. Sólo tuvo a Michael más decidido a hacer esto increíble para él. Michael pasó la lengua por la espalda. chupó el oscuro saco en su boca. puso la punta de su lengua a lo largo de la parte superior de la grieta y corrió todo el camino hacia abajo. Tiernamente. Bien podría hacer que todo el movimiento valiera la pena. Si necesitaba alguna prueba más de que esto era relativamente nuevo para Tre. Esto era también acerca de saborear cada segundo de contacto. los sonidos que no podía contener. gimiendo al unísono con Tre. Al parecer. Alineó el músculo apretado con la punta de la lengua. no se podía contener todavía. Pero sólo un momento.Inclinándose. Tre se retorcía. No importaba si Michael incrementaba la succión alrededor de su salida o simplemente resbalaba suavemente la lengua por la suave piel. Deliberadamente optó por no penetrar. se quedó inmóvil por un momento. una y otra y otra vez. pero en el momento en que su lengua tocó la abertura. esta era. 55 . la perspectiva de sentir el empuje de Tre hacia atrás contra su rostro mientras se deslizaba en su agujero era demasiado deliciosa para resistirla. Tan reacio como estaba a dejar la piel aterciopelada. retorciéndose contra la cama. sin detenerse hasta llegar a las bolas apretadas de Tre. Esto era sobre la anticipación. Tre se tensó. Cuando Michael aumentó la presión de su mano contra el culo de Tre. Hicieron a Michael doler con la misma eficacia que lo hacía el tocar a Tre.

Sin embargo los dos sabían que sería mejor cuanto más lento fuera. acariciándola en un inútil esfuerzo para aliviar el dolor en aumento. El calor. Cuanto más rápido se movía. para acorralar a su control y mantener a Tre en posición. lo que aumentó la presión entre sus piernas. Sus ojos se cerraron mientras se concentraba en las sensaciones. Lo que Michael quería más que nada era simplemente dejarse ir. Juramentos. De vez en cuando. Michael movió una mano fuera del cuerpo de Tre a su propia polla. Ruegos. La textura. La estrechez. Por dentro. permitiendo sólo que la punta penetrara en la apretada grieta. Sus manos se hundieron en la carne de Tre. Incluso algunas maldiciones. Tre no se movió durante unos instantes. Pero cuando lo hizo levantar de la cama. sosteniéndolo mientras la punta de su lengua probaba su agujero. pero Michael no dejó que eso lo desanimara de su tarea. el mayor estímulo provenía de la boca de Tre. estaba claro lo que quería. Era reconfortante saber que no era el único afectado por esto. dejaba que sus dientes rastrillaran a través de la carne sin tocar a su alrededor y su polla saltó con los estremecimientos que sacudían a través del poderoso cuerpo de Tre. 56 .Michael alisó sus manos arriba y abajo de la espalda de Tre mientras continuaba rastreando el anillo de músculo con la lengua. Michael sonrió. Los gemidos de Tre no llegaron a las palabras hasta que Michael se deslizó un poco en su autocontrol. Tre fue más vocal de lo que había sido nunca durante el sexo y cada palabra parecía ir directamente a la ingle de Michael. Los dedos de Michael fueron a las caderas de Tre. Mantuvo sus trazos superficiales.

—Michael. Michael tragó cuando Tre cogió uno de los condones que quedaban en la mesa de noche. más duro y más rápido hasta que Tre estuvo cubierto con una ligera capa de sudor. por favor.. Esa fue sólo la advertencia de Michael antes de que Tre se apartara de él. Tre agarró a Michael por los hombros y lo empujó hacia la cama.Cada vez que movía su mano sobre su eje. dando patadas a un lado de la cama. Dios. imaginaba que era los fuertes dedos de Tre en su lugar. El aliento de Michael quedó enganchado cuando Tre añadió un tercer dedo. Una y otra vez. pero cuando abrió la boca para hablar.. Mientras Tre se sentó sobre sus talones para hacer rodar la goma sobre su polla. Tre empujó los dedos más profundo para hacerlo callar. estirando el músculo para dar cabida a su polla. sus caderas levantadas sobre la cama. Michael se deslizó fuera de sus pantalones vaqueros.. —¿Quieres estar en tu espalda? —Por favor.. Michael se retorció. hundiendo su polla en Michael. necesito. Gimió cuando Tre colocó una mano entre sus muslos. Mordiscos se deslizaron entre las lamidas y la ligera elasticidad de la carne lo hizo gemir de placer. 57 . los dedos largos sondeando su propio culo y extendió sus piernas más amplio con el fin de hacerlo más fácil. imaginaba que era Tre.. Michael quería decirle que estaba listo.. luchando por más. sí. Cada vez que metía su lengua profundamente y más profundamente en el culo de Tre. Tre deslizó dos dedos entre el culo de Michael. girando la muñeca y rozando su próstata. Moviéndose con una velocidad sorprendente.

Michael se dio cuenta de que Tre siempre había sido muy consciente de su propia fuerza y había tenido mucho cuidado con él. Tre agarró sus muslos. encontrándose con ellos cuando envainó su longitud y Michael se agachó para acariciar el dorso de los dedos de Tre. Michael suspiró mientras la cabeza roma violó el apretado anillo exterior. Al principio. Soltó los muslos y se inclinó de Michael.Justo cuando pensaba que no podía soportarlo más. susurró. apoyándose con las manos a ambos lados de los hombros de Michael. poderoso empuje y sus palabras salieron en ásperos jadeos. lo suficientemente fuerte para hacer que Michael gritara. —No puedo tener suficiente de ti —Tre murmuró. El segundo golpe fue violento. Tre apartó la mano y preparado para reemplazarlos con su polla. su respiración difícil de atrapar. empujando su cabeza en la almohada mientras se concentraba en el puro placer de estar lleno. Pero la luz en los ojos de Tre debió haber sido suficiente advertencia de que no tenía nada lento en mente. Tre respondió golpeando de nuevo hacia delante. Michael pensó que Tre pretendía establecer un ritmo lento y largo y la idea tenía a Michael crispado con impaciencia. entonces salió lentamente. 58 . —Me encanta cómo te sientes—. apretando su pecho con cada subsiguiente. —Jódeme ahora como nunca lo has hecho. Permaneció inmóvil durante un momento. Sus manos volaron a los hombros sujetándose de Tre.

Tre no dudó ni rehusó el beso. Michael sabía que no iba a durar mucho.Pero ahora no estaba siendo cuidadoso con él y los músculos que Michael había pasado tantas horas tocando y admirando.. ahora raspado a través de su próstata con cada golpe. Cada vez que Tre le dio espacio.. con la misma hambre furiosa que marcaba sus caderas. Era a la vez demasiado e insuficiente. —Eso es. joder… Fue el giro repentino en el ángulo de Tre que convirtió las letanías de Michael en algún tipo de incoherencias. la fricción y el vigoroso asalto de Tre en su próstata. Michael agarró la nuca de Tre y lo arrastró hacia abajo. del modo que lo estimulaba más cerca al clímax. eso es. Michael jadeó por aire. controlándola por completo. ahora estaban flexionados duros mientras Tre se estrellaba contra él una y otra vez. tomando sus bocas juntas. cada golpe alimentando su deseo de tener más. Su lengua se hundió en la ansiosa boca de Michael y dominó la caricia.. feliz de ser forzado en el colchón con cada poderoso empuje. pero entre el calor. joder. Sin pensarlo. ahí mismo. Su pene estaba atrapado entre sus estómagos. Fuego corrió por sus venas cuando Tre pistoneó dentro y fuera de su culo.. Michael sólo aumentó la presión y cerró sus piernas alrededor de las caderas de Tre. feliz de estar atrapado bajo peso y la fuerza de Tre. Michael estaba feliz de dejarlo. 59 . sólo para volver a la boca al segundo que tenía suficiente.

El duro tirón de su polla contra los músculos de Michael fue suficiente como para enviar otro espasmo de placer a través de su cuerpo y se apretó alrededor del eje de Tre. —Las grandes mentes piensan igual. luego sonrió. No se movió lejos sin embargo. —Obviamente. clavando sus dedos en el culo de Tre mientras se retorcía debajo de él. A medida que su respiración comenzó a volver a la normalidad. —Creo que ese fue mi favorito. 60 . Incluso si este fin de semana fuera fácilmente recordado como uno de los mejores de su vida. La succión dura en su hombro se convirtió en una mordedura aguda cuando Tre se impulsó una última vez y luego se quedó inmóvil por encima de él. Se corrió sin tener que tocar su polla. Sabes. Varios segundos pasaron antes de Tre se calmara y sólo entonces se deslizó lentamente fuera de él. deslizando una mano arriba y abajo de su sudorosa espina dorsal. Y más.Más. los tendones estirados en el cuello mientras su polla los recubría ambos con su corrida. dibujando un largo gemido de su garganta. obviamente. Tre inmediatamente bajó la boca hasta el hombro de Michael y chupó duro el oscuro disco aferrándose a él. rozó sus labios a través de la boca hinchada de Michael. —El mío también —dijo encontrándose con la curva de la boca de Tre. alejándose de los besos para golpear su cabeza en la almohada. eres la primera persona que alguna vez me ha hecho esto.

— ¿Nunca nadie te hizo rimming antes? ¿Con un culo como el tuyo? Eso está mal..—¿Hecho qué? —Sus ojos se abrieron un poco al darse cuenta de la respuesta a su propia pregunta. si pudiera encontrar una manera de mantener el día de hoy en rotación permanente. lo haría. tú vives aquí. Pero. yo de mi es 61 —Bueno tengo una casa en Miami. Si él se hubiera preguntado alguna la perfecta definición de amigo con beneficios. colocándose a su lado. tratando ignorar el martilleo repentino en el pecho. Tengo un horario muy flexible. —Realmente no quiero que este fin de semana termine. —Ahora que sé lo que se siente. la mayor parte del año. Unos viajes hasta DC no son problema para mí.. Todo lo que veía era a Tre y sus suaves ojos color chocolate y su deliciosa boca. —¿Considerarías reunirnos de nuevo? La habitación se desvaneció alrededor de ellos. —Aunque madre probablemente espera más visitas mías. Y vivo en Washington DC —Michael sonrió.. —Por supuesto. puedes apostar a que lo haría —Michael bromeó. La felicidad post-coital lo hacía parecer aún más hermosa. con la cabeza apoyada en su mano.. —Oh. . eso seguro. estoy de acuerdo — Tre cambió de posición. Michael no hubiera descrito a alguien como Tre.

Tre sonrió. Porque no hay manera de que vaya a dejarte ir sin al menos obtener tu número de teléfono. —Hablaremos de esto en la mañana. —Mañana. —Seremos capaces de resolver algo —Levantó la cabeza para rozar un beso en la boca de Tre. Pero Tre parecía perfectamente serio en su sugerencia. Mañana. —Cuando mi cerebro decida funcionar correctamente de nuevo. estaba presto a considerar lo que podría ser. Después de pasar el día con su familia. Por dentro. —Muy bien —Estuvo de acuerdo. aunque Michael era muy consciente de que hacer cualquier tipo de planes después de un orgasmo era infinitamente estúpido.Nunca habría pensado que alguien como Tre era alcanzable para alguien como él. hacer realmente esa clase de arreglo. 62 . Michael suspiró.

conduciéndolo dentro de la casa y fueron recibidos con los sonidos familiares de la presentación antes del juego. Venía de varios televisores. Y cerca de cada uno estaba un pequeño grupo de personas. Sólo había dado dos pasos antes de que un hombre desenganchado del grupo más cercano y rápidamente cortó el camino. ¿Era eso tan incorrecto? Tre no lo creía así. Estaba de buen humor hasta que Michael abrió la puerta principal. pero la desestimó. Tre no estaba buscando exactamente interactuar con un montón de extraños. Uno en la sala de estar. bebiendo y riendo mientras esperaban a que el juego comenzara. pero todo parecía valer la pena para ese momento. otro en un estudio contiguo. Incluso vio a algunos a través de las puertas del patio que conducían al patio trasero. Le gustaba la sonrisa de Michael. Tre pudo leer claramente los pensamientos de Michael en su rostro. 63 .Los padres de Michael no vivían en una mansión. reemplazadas por una sonrisa. Estaban por todas partes. pero todavía parecían tener un estilo de vida muy cómodo. Michael los miró un poco nervioso y por un momento. que era visible en el comedor. Cuando llegaron a la casa de su familia ya había varios coches estacionados en la calzada y en la calle en frente del edificio. Pero las dudas parecían borrarse cuando miraba a Tre. Tre sintió una punzada de miedo a eso. Michael parecía ajeno a todo.

. Tre vio el momento exacto del reconocimiento. el señor Pappas se dirigió a los hombres con los que había estado hablando. —Sí —dijo lentamente. Soy Tre. —¿Cómo conoces a Tre? —¿Quién no lo hace? —Sin más explicación. ¿Dónde está mamá? El señor Pappas era tan alto como su hijo. Tre fingió no darse cuenta de la nueva luz en sus ojos. —Su mirada se volvió a su hijo.—Hola. Está preocupada de que no haya suficiente porque Lois y Cullen trajeron a sus cinco hijos cuando ellos dijeron que iban a venir por su cuenta. eran de color marrón. dijo —Dando los últimos retoques en la comida.. Soy un amigo de Michael. te voy a explicar. 64 . Pero las palabras se extinguieron. Pero la confusión de Michael era sincera y lo era más mientras aumentaban todos los varones de la sala.. no verdes. —¡Hey! ¡Miren quién está aquí! Si nadie en el mundo había puesto a Tre en esta situación. con la misma delgada constitución física.. Indicando con el pulgar hacia la parte trasera de la casa. Se inclinó hacia Michael y le susurró —Mira. — ¿Conoces a Tre Griffin? La mirada que Michael le disparó era más que perpleja. —Hola. fijando su mirada sobre el Tre. papá. —Un amigo. habría estado furioso. Y se habría sentido seriamente traicionado. Le tendió la mano y le ofreció su sonrisa más amable. Ve tú a saber —Su mirada parpadeó hacia Tre.. pero su cabello oscuro hacía tiempo que se había vuelto gris y los ojos que eran tan parecidos a los Michael.. —Pensé que habías dicho.

Tre. no creo que yo sea el único que ha estado viendo como juegas desde UCLA. Atrás todos — dijo a la habitación. —Denle al hombre un poco de espacio. —¿A quién escogen para el juego de hoy? —Es una maldita pena sobre esa llamada. bueno. Es sólo que. No me importa lo que digan los demás. El señor Pappas lució horrorizado ante la posibilidad de la salida de Tre. Nunca tuviste oportunidad. —Dios mío ¿cómo conoces a Michael? —¿Qué estás haciendo viendo el partido aquí? ¿Por qué no estás en el estadio? —Mira. su voz aguda. —¿Les importa?— Dijo. tienes razón. El maldito campo entero sabía que ibas a venir. Pero ya sabes. —Acabamos de entrar por la puerta. Maldita vergüenza. no. bloqueando la vista de los demás.Pero eso fue todo lo que pudo decir antes de que varias personas lo abordaran a la vez. 65 . vamos a caminar de regreso. Y si todos van a actuar de esta manera. —No. Eres uno de los mejores corredores de la liga. es Jacobs el que parece un gran cabrón. lo siento por eso. ¿no he dicho eso? Claro. —¿Es una broma? ¿Por qué le dan un bono de siete millones de dólares si ni siquiera puede sostenerse sobre la pelota durante un maldito juego? —¿Puedo ofrecerle algo de beber? Michael sorprendió a Tre al situarse frente a él. dije que no deben llamar jugada a una carrera.

¿cómo se supone que iba a saber que la reunión familiar de Michael era un partido de fútbol? ¿Cómo podría Michael siquiera ponerse de acuerdo para llegar a algo como esto? —Mamá va a tener todo en la cocina —dijo Michael con una inclinación de la cabeza.Tre le dio su sonrisa. Quería tener la oportunidad de explicarle. seguro. pero sentía todos los ojos sobre ellos. o no te importaba. Debería haber preguntado un poco más por los detalles de la fiesta. sería.. pero por primera vez desde que el otro hombre se había presentado en la puerta de su habitación de hotel. sólo necesito una cerveza y un poco de espacio para respirar.. —Debería haber venido por mi cuenta. No fue sino hasta que pasaron a la cocina.. —No. gracias a Dios silenciosa. — ¿Quieres que lo haga? 66 . Se lo agradezco.. que Michael lo miró de nuevo. La multitud se apartó mientras guiaba a Tre fuera de la sala de estar. No me importa responder a las preguntas o lo que sea. cada paso del camino. Te mostraré dónde está todo. Miró a Michael y se preguntó si podían hacer una escapada de unos pocos minutos. Tre no pudo leerlo. —Vamos.. Y pedirle disculpas por no mencionar todo esto antes. —Lo siento por eso —murmuró. —¿Quieres irte? Tre estudió la cara de Michael.. bueno. Yo supuse que ya que tú no sabías. Pero entonces. la misma que usaba durante las entrevistas post-partido en los vestidores —Gracias.

Sé que es donde preferirías estar. cuando una mujer entró corriendo en la habitación. este es mi amigo. Necesitaba el descanso. Pero si él se iba. Tre no tuvo que preguntar quién era. Se siente como que todo el mundo está trayendo a alguien adicional hoy. su único simple deseo se había transformado en algo completamente distinto. sería de nuevo el centro de atención. sin ser vistos por nadie más. a menos que vayas a volver conmigo. —¿La verdad? No.Michael miró por encima del hombro de Tre a los ocupantes de la habitación contigua. —Puedo cubrirte si te vas de regreso al hotel. — Quiero eso —dijo en voz baja. —Mira a mi hermoso hijo —le dio un abrazo apretado. Si se quedaba. todo el camino hasta los ojos verdes. dando un paso brusco hacia atrás. que no era ser un corredor en el mayor fin de semana de fútbol del año. —No. se inclinó hacia delante y rozó con los nudillos el dorso de la mano de Tre.. Suavemente. Debí haber adivinado. No. era asombroso. Kate Pappas. no lo es. Pero no quiero que estés incómodo tampoco —Con cuidado. Pero desde que conoció a Michael. —Mamá. La indecisión luchaba en el rostro de Michael. no era más que su hermano gemelo y sus hijos lo veían como a su tío favorito. El parecido. Vio a Michael y una sonrisa radiante dividió sus rasgos cálidos.. — Tu padre dijo que trajiste a alguien. mi madre. Tre Griffin.. —Es solo que.. Michael se separó. sujetándolo hasta que él regresó el abrazo. Se interrumpió. Para Tracy. 67 . Tre en realidad sólo quería una cosa. Tre.

Michael frunció el ceño. Estoy acostumbrado. Y tú no podías saberlo de todos modos. —¿De verdad no te importa. me importa eso si no pudiera ni siquiera traerte a casa de mis padres sin que estuvieras siendo acosado.Extendió la mano en señal de saludo. —Sucede todo el tiempo. ¿verdad? —¿Sobre qué? —Sobre mí jugando fútbol. Finalmente consiguió un momento de paz cuando el padre de Michael la llamó a la sala de estar. Tre miró a Michael con curiosidad antes de tomar la mano de Kate. que no sea correr de ida y vuelta en un campo. ¿por qué me suena conocido ese nombre? —Porque Tre juega al fútbol —respondió Michael. Así que ¿estamos bien? —No sé por qué no lo estaríamos —Se sonrojó. —Bueno. —Tre Griffin.. Kate continuó sobre lo que ellos estaban comiendo y donde podían encontrar las cervezas y quién más iba a venir. 68 .. Que si camino por casi cualquier calle de Miami y alguien me reconoce. Tre juega al fútbol bien podría haber sido Tre conduce un autobús o Tre trabaja para la ciudad. aparentemente. — Papá es un fan. Tre se encogió de hombros. — Siempre y cuando no estés avergonzado de conocer a alguien que no tiene la menor idea de lo que haces para ganarte la vida. pero Tre en realidad no estaba prestando atención.

poniendo a Michael fuera de su alcance. Michael tragó. A juzgar por la manera en que Michael se inclinaba hacia él. —Conocerte ha hecho definitivamente mi año. Quería conseguir que él y Michael estuvieran solos tan pronto como fuese posible. pero eso no impidió que el otro hombre riera. ¿de acuerdo? Michael asintió y Tre se volvió hacia la sala de estar. Tre se obligó a retroceder. Tre sonrió. Si lo supieras. —Podemos decirles a todos que tienes un lugar en donde estar y salir después de que el juego comience. —Pero vamos a salir pronto de aquí. tratando de acercarse sin ser demasiado obvio.. Estaba bastante seguro de que el nombre no significaba nada para Michael. clara indicación de que la proximidad de Tre estaba haciéndole. —Probablemente no hay que quedarse todo el día —Hubo un pequeño matiz en su voz. pero hasta que lo hiciera. si quieres. no habría objetado si Tre cedía a su deseo. 69 . —Me gusta que tú no sepas. de buen humor. Mi familia va a estar hablando de esta fiesta por meses. —Entonces yo también podría ir a darles emoción — Quería agarrar Michael y besarlo como si estuvieran solos. —Diles que te voy a llevar a ver el partido en casa de Ryan Jacobs y verás que sus cabezas explotan.—La mayoría de la gente que está alrededor sabe más sobre lo que hago para ganarme la vida que yo —Tre dio un paso más cerca.. este fin de semana no habría ocurrido. luego corrió la punta de la lengua por el labio inferior. tenía previsto tratar la familia de Michael como si fueran los suyos.

Quería preguntar de nuevo. pero esto era el show de Tre y lo había sido desde que habían salido de la casa de sus padres al medio tiempo. Miró por encima del hombro para ver a Tre con la cabeza echada hacia atrás.Quería correrse. Michael empuño el edredón del hotel. Sus rodillas golpearon contra el borde de la cama cuando las embestidas de Tre se volvieron más violentas. la boca de Tre estuvo en él y Michael se había perdido. Oh. sus ojos fuertemente cerrados. la espalda de Michael estuvo contra la pared. un áspero grito proveniente de la garganta de Tre cuando su polla se sacudió dentro del apretado canal de Michael. 70 . En segundos. Michael pensó que una vez que Tre se corriera. sin importar cuántas veces Tre raspó a través de su próstata o lo mucho que se estrelló contra su culo. le sintió ponerse rígido. por qué exactamente no podía correrse. Al momento que entraron en la habitación de Tre. Nunca dejaba de sorprenderle lo hermoso que el hombre era. Dios. liberaría su polla. mientras cabalgaba su orgasmo. Su agarre era todavía fuerte mientras salía del culo de Michael. cuanto quería correrse! Pero el férreo control de Tre alrededor de la base del pene de Michael lo hizo imposible. gruñendo con cada golpe de la cadera de Tre contra la suya. Por lo menos entendía ahora por qué tenía el cuerpo que tenía. pero no lo hizo.

Pero se volvió para quedar frente a Michael y en un movimiento fluido estuvo de rodillas. antes de permitir que la polla se deslizara fuera de sus labios. 71 . pero la succión y el calor y el tacto de las manos de Tre en las caderas era mucho. Su pecho se apretó mientras observaba a Tre subiendo y bajando su longitud y la vista de esos labios carnosos que se extendían a su alrededor era tan erótica como la sensación de hundirse en su culo.Michael estaba temblando para el momento en que Tre lo soltó y dio un paso atrás y no podía dejar de preguntarse si Tre simplemente lo iba a dejar de esa manera.. Tre chupó y lamió el eje hasta que estuvo limpio. Antes de que Michael pudiera decir una palabra. Michael estaba temblando. sus dientes raspando ligeramente a través de la piel sensible. persiguiendo cada gota de la corrida. Tre se tragó su eje.. donde todo lo que sentía y veía y oía se centraba en su polla. agitado y palpitante. —Creo que debería haber hecho eso antes. Michael trató de igualar su ritmo. —Eso fue. En el momento en que comenzó a menguar. demasiado. El estrangulado —¡Joder! —Que salió de su boca no era nada comparado con sus necesitados jadeos en el hombro de Tre o la forma en que se resistió más profundo en la garganta de Tre o la forma en que todo en la habitación parecía desaparecer. Se corrió con un grito. disparando ráfaga tras ráfaga primero en la garganta de Tre y luego en la lengua. Miró a Michael con los ojos castaños y una sonrisa.

podía ver el reloj digital de la mesita de noche. Gracias. Michael se sentó sobre la cama. Pero el deseo de agradecer a Tre era demasiado grande para ignorarlo. Solo que nunca me interesó y después de un tiempo. No había mucha necesidad. Tre se tendió en la cama junto a él. —No es por falta de intentos de su parte. sobre el fútbol o nada de eso y parte de él tenía miedo de abordar el tema.Pero las palabras le fallaron. Le tomó toda la fuerza que tenía. cubriendo con su pesado brazo sobre el estómago de Michael para forzarlo hacia atrás sobre el colchón. Con un suspiro agotado. Una vez que se calmaron un poco. las cosas al fin y al cabo se calmaron. irían por caminos separados y era probable que nunca se vieran el uno al otro de nuevo. después de todo. —Realmente bueno —Tre murmuró. Aunque tengo que admitir que no entiendo cómo se puede venir de una familia numerosa de fanáticos rabiosos y no ser uno de ellos. Desde la posición de Michael. Sólo unas doce horas hasta que ambos tuvieran que salir para el aeropuerto. pero Michael volvió la cabeza para mirar a Tre. —Oh. —Estuviste increíble con mi familia. terminando la frase de Michael. No habían hablado mucho desde que salieron de la fiesta. Lo mismo hicieron sus rodillas. 72 . Hoy habría sido una pesadilla de otra manera. me gustaron. no fueron tan malos. tirando de los hombros de Tre consiguiendo que se uniera a él. Mañana.

sólo voy a ser el tipo que solía jugar y toda la atención se centrará en la nueva hornada de estrellas. 73 . Michael no se preocupaba por el fútbol. supongo que sí —Tre resopló. —Nunca a nadie parecía importarle si me interesaba. Siempre quise trabajar en los medios de comunicación. Mamá vio el fútbol como mi boleto de salida y no había un entrenador de la escuela primaria o en la secundaria que no me viera como su mejor golpe. corrí pista y campo. la única razón por la que terminé en el fútbol fue porque UCLA me ofreció una beca completa. pero se preocupaba por lo que dijo Tre. Michael le acarició el fuerte brazo todavía descansando sobre su estómago. La vida que Tre vivía era totalmente ajena a él. Jugué al fútbol. —Así que serás aún más famoso. me imagino. va a ser casi lo mismo. Sinceramente. —Oh. Muchos de los ex jugadores son llamados para los juegos y ofrecen su experto análisis. con una concentración en medios de comunicación. —Entonces. No pudo resistirse a la sonrisa. Después de unos años. Probablemente voy a conseguir algún tipo de programa especial en una de las muchas cadenas de deportes después de retirarme.—Sí. —¿Tuviste otra opción si jugabas? —No después de que se dieron cuenta de lo rápido que corro. ¿qué estarías haciendo si no estuvieras jugando al fútbol? ¿De qué te hubieras graduado? —Mi asignatura principal era Comunicaciones. béisbol.

Decidió entonces que esa era una parte de esta celebridad que realmente odiaba. —Y puedo dar fe personalmente de tu resistencia. pero más de una vez. Podría muy bien ser años antes de que Tre pudiera tener el mismo nivel de confort. debería haber una larga carrera por delante de mí —Se quedó en silencio y cuando por fin habló. Pero tú. su padre había intervenido para defender lo que se suponía Tre había hecho. pero era difícil. También explicó su reticencia a salir la noche anterior. sin duda al respecto. La mayor parte de la charla de fútbol había ido directamente sobre la cabeza de Michael. debías haber estado jugando por un buen tiempo —Trató de mantener un tono ligero. —Sí.. Iba a extrañar a Tre. tú me tratas como si yo fuera una persona real y no un pequeño individuo minúsculo que ves corriendo de ida y vuelta en el campo. Eso sin duda explicaba algunos de los comentarios que había oído esa tarde. Tre se rio entre dientes. 74 . —Bueno.. pero no hizo un gran secreto de eso en la escuela. En realidad estaba volando a Chicago porque todo el mundo en Miami pensaba que el equipo de casa estaría en el gran juego este año y todo el mundo cree que soy la razón por la que no estuvimos. su voz era mucho más suave. salvo lesiones. —Creo que debería darte las gracias por este fin de semana. si la reacción de mi familia es algo para tener en cuenta.Ciertamente no había salido del armario con sus padres.

Excepto que él también había estado en bastantes citas para saber cuáles eran las buenas intenciones. El brazo alrededor de él se tensó por un momento. Había estado en bastantes citas para saber cuándo estaba recibiendo un sacudidón. —Discreción bien podría ser mi segundo nombre. Lo sé. —Y si todos esos idiotas por ahí son demasiado estúpidos para no darse cuenta de eso. que había demasiados obstáculos entre Tre y Michael. acercándolo más al pecho de Tre. Sus orejas quemaron.. Eso es todo. más de lo que había para mantenerlos juntos. casi podría creer que Tre iba a hacer exactamente lo que le decía. Qué más se puede decir eso salvo. Ahora sentía como si toda su cara estuviera en llamas. —Puedo ser cuidadoso— dijo. yendo con la idea. pero nada sobre Tre parecía no ser sincero. —Creo que probablemente te das cuenta hasta qué tan profundo estoy en el armario. Y el quid de la cuestión era. si Michael se lo permitía. —Pero eres alguien que sabe cómo ser discreto.. —Yo ayudo a criar futuros políticos —trató de bromear. De hecho. sólo tendremos que tener cuidado. igualando el tono de Tre.—Tal vez porque eres una persona real —respondió. entonces es su pérdida. No estaba seguro de hacia dónde iba Tre con esta conversación. —Sí. ir a visitarlo en DC. 75 . —Entonces. cuando visite DC.

de todos modos. Este era el sustento de Tre.. ¿sabes? Si el juez de línea delante de mí vacila en hacer un bloqueo o algo porque no le gusto.. Michael no estaba tan alejado como para no saber que el deporte profesional no era precisamente el bastión de la tolerancia. tengo planes de volver a verte. bueno. —¿Tú.. bueno. Porque como te dije anoche. Pero era bastante abierto con su sexualidad y pensó. Pero él no lo entendía. entonces? —No era la pregunta que quería hacer. Tal vez lo soy. él pensaba que yo era un cobarde. sé por experiencia que eso puede agregar una gran cantidad de tensión a cualquier relación. porque soy un maricón. Bueno. Y bueno.—Bueno. tienes un montón de experiencia con ese tipo de tensión. Pero no creía que preguntar si Tre se había vuelto loco para que de repente sonara eso muy bien.. Debido a que tienes que tener confianza en tus compañeros de equipo. Era uno de los instructores médicos.. pero. no había habido conversaciones y el hecho de que Tre le había salvado el culo con su familia y más de buen sexo... —Tenía una cosa seria con un chico en la universidad.... rompimos antes de que me reclutaran. No sé. Sólo quiero estar seguro de que no te importe.. Tener cuidado de esa manera. Pero Tre era un chico obviamente demasiado agradable para dejar a Michael sin por lo menos un poco de algo a que aferrarse. ¿una relación? Hombres como Tre no tenían relaciones con hombres como Michael. ¿Relación? ¿Tenían una relación? Tenían un fin de semana.. Un fin de semana increíble de sexo fantástico. 76 .

Michael podría estar de acuerdo con eso. Alzó la mano y apagó la luz. a pesar de luchar contra eso. el cansancio finalmente lo alcanzó. cubriéndolos de oscuridad. 77 . Independientemente de lo que dijo Tre.A Michael no le gustaba que tuviera que negar una parte de sí mismo. Ni por un segundo creyó que Tre cumpliría. No sé tú. cualquiera que tuviera algún tipo de sentimientos por él respetaría eso. No tendría sentido hacer que Tre pagara por un taxi cuando él aún tenía su coche de alquiler. Se volvió a acomodar con su espalda contra el pecho sólido de Tre y estaba más que un poco sorprendido al darse cuenta de lo cómodo. —Bien. —Nunca tendrás que preocuparte por mí —dijo sin dudar. pero estoy agotado. pero hasta que las cosas cambiaran o hasta que decidieran que no importaba nada más. —Genial. se sentía. pero en este momento. Y por ahora. ¿Me llevarás al aeropuerto mañana? Michael asintió. Sólo cuarenta y cinco minutos los separaban de sus salidas. No quería dormir. Tu familia seguro que puede agotar a un chico. en este justo momento. cuán correcto. no quería perder lo que muy bien podría ser sus últimas horas con él. Pero. pensó que Tre creía que lo haría.

78 . cuando estaba visitando a su familia tan perfecta y ahora era tiempo para volver al mundo real. su olor. la forma en que encajaban entre sí sin dificultad. Michael fue a su habitación para empacar y reunir todos los papeles que no había calificado mientras Tre reunía las pocas cosas que había sacado para pasar el tiempo con Michael. E iba a extrañar el sexo. Iba a extrañar la forma en que Tre parecía saber siempre cómo tocarlo. eso no significaba que Michael fuera tan ingenuo como para creer que iba a suceder en realidad. Ya lo había dicho. no era exactamente lo mismo. Dejando que lo pusieran en un avión a Washington DC y a Tre en un avión a Chicago y sólo porque Tre había hecho comentarios acerca de reunirse de nuevo. Se reunieron de nuevo en el vestíbulo y aunque ellos se reían y sonreían mientras iban a devolver su coche de alquiler. Era hora de que el fin de semana perfecto terminara y cuán irónico era que había calificado así el fin de semana. Michael no quería dejar Miami.Por primera vez en mucho tiempo. Iba a extrañar la forma en que Tre le sonreía. Iba a extrañar hablar en medio de la noche sobre el amor secreto de Coleridge y Wordsworth. Se separaron para marcar su salida del hotel. Iba a extrañar a Tre. y a media tarde los debates sobre la ineficacia de las actuales políticas sociales.

—No. ¿verdad? Tre rio. —¿Qué sueles hacer durante ese tiempo? —Excavar los detalles de la vida de Tre sólo le haría daño a largo plazo. Probablemente voy a ayudar a mi mamá a comprar una casa en los próximos meses. No era de extrañar que no quisiera sabotear su carrera. Sobre todo voy al norte para pasar tiempo con mi familia. pero Michael no podía evitarlo. Era natural. Es sólo una excusa para que todo el mundo se reúna y para descansar después de la temporada. no te preocupes por eso. me siento como un idiota. —Entonces. Se quedó fuera del camino cuando un joven llegó corriendo hasta Tre en la agencia de alquiler. Todo parecía tan normal. observando con una media sonrisa como Tre absorbió la alabanza y entonces de alguna manera se las arregló para girar de nuevo hacia el chico.Debido a que Tre era un magnífico ejemplar de hombre y sabía exactamente qué hacer para que Michael sintiera como si su cabeza fuera a explotar. Y luego tengo unos meses antes de que comience el campamento de entrenamiento. Podría haber sido un fin de semana difícil para él. —La temporada ha terminado. —Dios. 79 . Tal vez debería haberle prestado un poco más de atención a papá durante el Monday Night Football. Hay un partido más en Hawaii el próximo fin de semana. pero este era su elemento. —Sí. ¿ahora qué? —preguntó a Tre mientras montaban en el transporte al aeropuerto. Así que tengo un montón de tiempo en mis manos. La primavera pasada llevé a mis sobrinos a Disneylandia y visitar el alma mater.

¿No le había comentado que esa era una de las cosas que le gustaban de Michael? Que no lo trató como si fuera algo especial. —Toma todo el tiempo que sea necesario —agregó. 80 . ¿ya sabes? —Oh. pero tú eres mucho mejor compañía. todo lo que Tre había dicho y hecho le había parecido normal.No es lo que hubiera esperado de alguien que conseguía tanta atención como lo hacía Tre. Me gustaría antes. —Bueno. Muchas cosas podían pasar entre ahora y entonces. Pero entonces. Amo a mi familia. —Probablemente voy a estar hasta las rodillas en los exámenes parciales para entonces. Cuatro semanas enteras. —Me imagino que los precios de las casas en Chicago están casi tan mal como en DC —dijo. manteniendo la charla ligera. —Probablemente. —He estado pensando en eso y debería ser capaz de salir a DC a finales de febrero. Pero ha estado viviendo en una casita diminuta desde que recuerdo y ella merece algo mejor —El transbordador estaba casi vacío. tiempo suficiente para que Tre olvidara o para conocer algún otro o simplemente para dar a Michael el tiempo suficiente para separarse del fin de semana y de cualquier expectativa que podría haber tenido. que ni siquiera me dé cuenta incluso que febrero ha ido y venido de nuevo. pero Tre bajó la voz de todos modos. Finales de febrero era un mes de distancia. no. por supuesto que no. no creo que vaya a tomar mucho más tiempo que eso. desde el momento en que lo conoció. pero no quiero escatimar el tiempo con mi hermana o sus hijos.

—No importa. agradecido por el indulto de contestar. —No para mí —dijo. pero ahí estaba Tre. esperando a que terminara. A pesar de que ambos estaban en la misma aerolínea. Casi deseaba que Tre dejara de actuar como si realmente fuera a suceder. No se sabe lo que la Seguridad va a hacer para que nos movamos y pasemos a través de los detectores. es solo que. —¿Por qué no iba a esperar por ti? —Estudió el rostro de Michael por un momento. Probablemente deberíamos hacer la fila. Tre frunció el ceño. no.El transbordador se detuvo frente a su salida y Michael se levantó y alzó su mochila al hombro. Tre volaba en primera clase mientras que Michael estaba en económica y se separaron de nuevo para ir a sus respectivas líneas.. —Pero no quiero que te sientas obligado. — ¿sucede algo malo? —No. más iba a doler cuando no ocurriera. pero cuanto más tiempo se mantenía en eso. En caso de que algo más surja. —¿Obligado? —Ellos llegaron a una parada a lo largo de la fila de Seguridad. apoyado contra la pared. —negó con la cabeza. Fingir era agradable. —¿Finales de febrero va a ser un problema para ti? La pregunta vino mientras caminaban y Michael se alegró de no tener que mirar a Tre para responder. —¿No crees que vaya a ir a DC ¿verdad? 81 . Para el momento en que había terminado de registrarse Michael medio esperaba estar por su cuenta para ir a través de la Seguridad.. —No tienes que hacer esto —dijo Michael. Ya sabes.

—dijo. sabía que no podían arriesgarse a perder tiempo..Respiró hondo y bajó la voz. —Me gustas. Michael se sonrojó. Me gustas Michael. mientras tú estás pensando que esto es el final de todo. Así que no tienes que decirme lo que piensas que quiero oír. O por lo menos. Desesperadamente quería pedirle a Tre que llevaran esta conversación a algún lugar más privado donde pudieran hablar libremente. no. Es demasiado que no quiera entrar en ese avión. lanzando su tono tan bajo como el de Tre. 82 . ¿Quieres hacer un corte limpio aquí? —¡No! Dios. Sé que estás siendo un buen tipo al respecto. —miró el reloj en la pared. Conozco el marcador. —Quiero decir. Pero este es un juego que sí sé cómo jugar. —¿Crees eso a pesar de que soy yo el que sugirió otro fin de semana? ¿Por qué? —Porque yo soy yo y tú eres tú y no exactamente viajamos en los mismos círculos.. Otro paso arrastrando los pies y un largo y lento minuto antes de que Tre contestara. —Creo que este fue un gran fin de semana Tre. también. Soy un adulto.. pero con la fila tan larga como estaba. pero la vamos a tener. —Está bien. —Este es un muy mal lugar para tener esta conversación. con un poco de distancia. —Tan pronto como se dio cuenta de lo rápido que había soltado su respuesta. lo sabes —Michael finalmente levantó la vista para ver la genuina confusión en los ojos de Tre. no lo soy —Tre miró a su alrededor cuando la línea se movió hacia adelante.. con la mayor distancia que hay entre Chicago y DC. —No. —Pero sé la vida ocupada que debes tener y sé que las cosas pueden parecer diferentes.

Tre sonrió ampliamente. Sentía sus pies como plomo. 83 . Pero Tre no dijo una palabra. En Miami. mientras se hundía en lo que había hecho. Pero todo lo que Michael podía hacer era mirar fijamente a Tre.. los ojos muy abiertos. una palabra de acuerdo. Unos pocos lo habían notado y otros estaban susurrando. mirando atentamente a las personas que lo rodean. Una refutación. —Creo que.. —Genial. se apoderó de la parte posterior de la cabeza de Michael y le dio un fuerte beso en la boca. Estaban en público.. En su lugar. Su garganta se había bloqueado completamente sin aire. pero Tre parecía ajeno a todos ellos. mirando fijamente a Michael mientras esperaba algún tipo de respuesta. Te llamaré.Michael sintió como si algo estuviera arañando su pecho desde el interior de sus costillas. parece que finales de febrero es genial —finalmente logró decir. La única ciudad del mundo donde era garantizado que Tre sería reconocido. Lentamente. esperando a que dijera algo. Observó a Tre. —¿Eres tú Tre Griffin? —Lo soy. —¿Crees que esto se ve como un poco de distancia? Sus labios hormigueaban. —¿Perdón? —Una anciana de pie detrás de Michael los obligó a mirarla cuando tocó el brazo de Tre. pasó la punta de su lengua discretamente por encima de su labio inferior. Cualquier cosa. una promesa de que las cosas serían diferentes. Y Tre lo había besado..

—Será mejor que te vayas ahora o vas a llegar tarde. palmeando a Tre en la espalda en lo que esperaba pareciera simple amistad. Pero ella sólo le pidió un autógrafo y Michael vio cómo subió el encanto. —Realmente no quiero ir —Tre admitió en voz baja ya que se cernían cerca de la puerta de Tre. bromeando y coqueteando con ella antes de aceptar firmar un autógrafo para su acompañante y también para el hombre de pie detrás de ellos. Michael quería empujarlo contra la pared y besarlo hasta el último segundo posible. —Tienes mi número —dijo mientras daba un paso hacia atrás. sabiendo lo que significaba la profesión de Tre. Tre sólo tenía treinta minutos antes de comenzar el embarque. dando a Tre un último adiós con la mano antes de dirigirse a su puerta. se conformó con un abrazo con un solo brazo.Michael se puso tenso. En el momento en que atravesaron el puesto de control de seguridad. preguntándose si iba a haber un problema. En lugar de eso. —Sólo asegúrate de que lo haces después de mi clase. —Ninguno de los dos quiere —Esto era infinitamente más difícil. Tre sonrió. pero Michael asintió de todos modos y retrocedió. 84 . si Tre ya empezaba a lamentar el beso. Michael sonrió. —Lo tendré en cuenta —Suspiró. No dejaron a Tre solo hasta que llegó a la cabeza de la fila. —Llama en cualquier momento. Lo último que necesito es ser distraído por pensamientos de ti durante mi clase. —Lo haré. Incluso podría llamarte esta noche. No era así. no con su vuelo saliendo una hora después del de Tre.

estaba bastante seguro de Tre iba a llamar a esa noche. Toda la charla acerca de una relación no había sido completamente infundada. Era más fácil concentrarse sin el estrés de dejar el fin de semana atrás pesando sobre él y aunque no estaba interesado en esperar todo un mes para ver a Tre de nuevo. habría llamadas telefónicas y quizá correos electrónicos a salir de apuros entre tanto. Michael miró su reloj y luego otra vez a Tre. una sonrisa satisfecha curvando su boca llena.Cada paso le hacía resistir la urgencia de mirar hacia atrás y se metió en Starbucks para tomar un café con leche en un vano intento de desviar su atención. —Eso es correcto. Después de todo. también. Una vez que encontró un lugar cómodo frente a la ventana junto a su portal. Michael estaba sonriendo de nuevo en el momento en que tomó su café de la recepcionista. 85 . Michael sacó un fajo de papeles y empezó a leer. —¿Qué pasó? ¿Perdiste el vuelo? Tre miró por encima del hombro al jet que volaría a Washington DC. Sabía que habías olvidado hacer algo este fin de semana. Tre creía honestamente que ellos tenían una. Ya era hora de empezar a creer en eso. Por lo menos no tenía que esperar mucho tiempo para hablar con Tre otra vez. sorbiendo su café con leche. Estuvo a punto de dejar caer el papel que sostenía cuando levantó su cabeza. Tre estaba de pie frente a él.

86 . Por la forma en que lo escucho. Ella no me quiere ocupando espacio y comiendo fuera y en su casa de todos modos —Tre sentó a su lado. —Sí. creo que es probable que estés en lo correcto.. Ella te está esperando. Ser una celebridad tiene sus ventajas. Tracy me perdonará. supongo que puedo hacer eso. —fingió considerarlo. —Entonces atenderé todos tus caprichos para asegurar que seas feliz.. tu hermana.. Michael bajó la mirada hacia donde sus rodillas se tocaban. Le dije a la agradable mujer en la puerta que me gustaría cambiar el vuelo y como soy afortunado. era brillante. —No. —Confía en mí. No te importaría aguantar a este tipo de celebridad por un tiempo. —Los niños de cinco años no son nada diferente a nosotros.. Voy a necesitar a alguien para cuidar todas mis necesidades. —Por supuesto.—No se ve como eso. ella no quiere estar cerca de mí cuando estoy triste. —Pero. eres la clase de celebridad que se convierte en un patán cuando eres infeliz. —Además. ¿verdad? —Supongo que vas a querer que te espere sobre mis pies y manos. El calor se extendió a través de su pecho y la sonrisa se levantó de nuevo dirigida hacia Tre. —Somos unas reales divas —Tre estuvo de acuerdo. había algunos asientos libres en este mismo avión a Washington.

estaba bastante cerca de ser perfecto. Dejar Miami no era tan malo ahora.Cuando Tre se rio entre dientes y se acomodó en su asiento. en lo que a él concernía. 87 . Michael apretó la pierna aún más cerca. De hecho.

Han publicado con Juno Books. y ha publicado con Liquid Silver Libros. le gusta jugar juegos de video.Vivien Dean y Pepper Espinoza han estado escribiendo y publicando juntas como Jamie Craig desde 2006. 88 Vivien Dean volvió a escribir en 2005. Para saber más de sus libros: http://www. Actualmente vive en el norte de California con su esposo y dos hijos.com/ . Liquid Silver Libros y múltiples títulos con Amber Quill Press. Pepper Espinoza ha estado escribiendo y publicando romance erótico desde 2005. Samhain Publishing.jamie-craig. Además de escribir. y Ámbar Quill Press. ver películas e ir a conciertos. Ella creció en Utah y vive ahí ahora. donde el paisaje y la historia proporcionan una gran cantidad de inspiración para su trabajo. Samhain Publishing.

Diseño y formato Visionepica Limpieza de Portada Clau ¡Y no olvides comprar a los autores. sin ellos no podríamos disfrutar de todas estas historias! .Coordinación del proyecto Cinty/Isolde Traducción Kaiel Corrección/Revisión Visionepica 89 Edición.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful