Está en la página 1de 1

Hagan algo

JUAN JOS MILLS El contrato multimillonario de Senz de Buruaga Con Antena 3 informativos incluye una clusula de indemnizacin por despido de seis millones de euros (1.000 millones de pesetas!). Ustedes conocen a este periodista y saben que no es Supermn, ni siquiera en su versin Clark Kent, sino un seor normal que cuando coge la gripe se queda en la cama. En realidad, viendo esas cifras, da la impresin de que fue Senz de etctera el que contrat a Antena 3 y no al revs. La cadena de televisin perteneca entonces a Telefnica, que lo primero que hizo, al ser privatizada y puesta en manos de un amigo de Aznar, fue organizar un grupo de comunicacin ruinoso al servicio del Gobierno. Fruto de esa ruina, Telefnica ha iniciado una regulacin de empleo que afectar a 4.500 trabajadores. Uno ha visto casi todos los telediarios de Antena 3 cocinados por Senz de, y no eran telediarios propiamente dichos, sino propaganda electoral permanente al servicio del PP. Uno ha visto tambin las entrevistas que dicho seor, o lo que sea, ha hecho a Aznar y tampoco eran entrevistas, sino repugnantes ejercicios de adulacin llevados a cabo con la misma frialdad con la que Villalonga afanaba stock options antes de huir a Miami. Uno divide los mil millones de pesetas de esa clusula de rescisin entre los telediarios colocados a los pies del Gobierno y uno comprueba que a la sociedad espaola, vctima de aquella privatizacin interesada, le han salido por un ojo de la cara los informativos de Antena 3 con los que han intentado recortarnos el encfalo. Uno lee la noticia de la clusula de rescisin del contrato del seor Senz y no entiende que la fiscala no haya actuado ya de oficio No hay ningn periodista en este pas ni en ningn otro cuya prdida valga tanto dinero, a menos que los que se est comprando sean unos servicios distintos de los que se esperan de un informador. Tenemos todo el derecho a saber qu compr el Gobierno de Aznar cuando compr a Buruaga a travs de Antena 3. Hemos visto sus telediarios y podemos sospecharlo, pero nos gustara que la justicia nos lo dijera por escrito. El olor a podrido, entre unas cosas y otras, empieza a resultar insoportable. Hagan algo.