Está en la página 1de 1

POEMAS DEL BOSQUE Y DE LA LLUVIA, de Antonio Rigo

Ah los rboles de tus ojos negros. En el mar en las cimas en las casas del silencio entro en busca de su espesura. * Cada tarde alrededor de las 6 viene un gorrin a la puerta de mi casa. Le doy unas migas de pan. l da cuatro o cinco saltitos gorjea un poco y se marcha. Cuando vuelvo al poema me noto ligero, pardo y emplumado. Duermo con un ojo abierto. Hay das que no sucede nada ms. * Esta tarde escribiendo poesa me he bebido 2 litros de agua. Salgo y viene un perro. Me olisquea, menea el rabo y se orina en mis zapatos. Soy un rbol. Finalmente.