Está en la página 1de 3
 
En el trabajo con los docentes, nos hemos dadocuenta que el combinar los diferentes compo-nentes de la retroalimentación, puede ser algopoderoso. Una de las formas de organizar es-tos elementos es a través de la Pirámide, lacual los docentes utilizan, tanto para planearcomo para reflexionar acerca de sus valoracio-nes. Con esta herramienta, se combinan losdiferentes componentes claves para crear mo-mentos y métodos de retroalimentación. Es de-cir, la Pirámide describe los distintos
tipos, for-mas,
 y
fuentes
 de retroalimentación.
Tipos de Retroalimentación:
 formal vs. Infor-mal.
La parte superior de la Pirámide describe el tipode retroalimentación que los estudiantes pue-den recibir. En el tipo informal de retroalimen-tación, los estudiantes no reciben una nota ycalificación; puede ser simplemente una con-versación con el maestro, un comentario de uncompañero o una explicación de los padres. Estetipo de retroalimentación, con frecuencia, pue-de ser más impactante y útil que una retroali-mentación formal, ya que tiende a apoyar lacomprensión, invitando al estudiante a reflexio-nar sobre su trabajo para así poderlo mejorar.La clave de una buena retroalimentación esencontrar un equilibro entre cuándo utilizar unaretroalimentación informal y cuándo utilizar unaretroalimentación formal. Si hay demasiada re-troalimentación informal, a los estudiantes seles dificultará emitir juicios sobre su propio pro-greso; si hay demasiada retroalimentación for-mal, el estudiante se verá motivado sólo poragentes externos, tales como la calificación.
Formas de Retroalimentación:
escrita, verbal,et
.
Las valoraciones deben ofrecer retroalimenta-ción utilizando una variedad de formas. Algu-nos ejemplos de estas formas pueden ser: es-cribiendo comentarios al margen sobre un tra-bajo, hablando con los estudiantes acerca deun proyecto (ya sea individualmente o en gru-po. Combinar formas orales y escritas puedefortalecer el proceso).También existen muchas otras formas de ofre-cer retroalimentación (pensemos en los con-ceptos de inteligencias múltiples, puntos deentrada y puntos de salida). El crear una va-riedad de formas que comuniquen informaciónútil sobre el trabajo de un estudiante es el se-gundo elemento clave de la retroalimentación.
La Retroalimentación a través de la PirámideLa Retroalimentación a través de la PirámideLa Retroalimentación a través de la PirámideLa Retroalimentación a través de la PirámideLa Retroalimentación a través de la Pirámide
Por Daniel WilsonTraducido al español por Patricia León Agustí, Constanza Hazelwood y María Ximena Barrera
Maestro Comperos Autovaloración
   V e  r  b  a  l
 Noverbal Escrita
c  t  u  d  
Formal InformalMaestro Comperos Autovaloración
   V e  r  b  a  l
 Noverbal Escrita
c  t  u  d  
Formal Informal
 
Fuentes de Retroalimentación:
autovaloración,valoración de compañeros, valoración de maestro/ experto externo.
Finalmente, las valoraciones deben venir de di-ferentes fuentes. El maestro no es el único quedebe ofrecer información. Los estudiantes pue-den dar retroalimentación y reflexionar sobre suspropios desempeños. La comunidad, en la cualse encuentra el estudiante también puede con-vertirse en fuente de retroalimentación. El acudira diferentes fuentes de retroalimentación, seconvierte en el tercer elemento clave para al-canzar ricos sistemas de valoración.
¿Cómo se utiliza la Pirámide?
Algunos maestros la usan para reflexionar acer-ca de sus valoraciones. Por ejemplo, un maes-tro puede tomar conciencia que sus valoracio-nes, en su mayoría son formales, y solamenteExisten diferentes herramientas de retroalimen-tación que pueden utilizarse con los estudian-tes y que ayudan a cultivar una cultura de laValoración para la Comprensión. Una herramientamuy sencilla y efectiva, que ha sido utilizada enel Proyecto Cero en su trabajo con maestros,es la Escalera de la Retroalimentación. Cuandolos maestros, estudiantes, y personas en gene-ral están ofreciendo y recibiendo retroalimenta-ción, se recomienda que la conversación tengaen cuenta los siguientes pasos:
clarificar, valo-rar, expresar inquietudes
y
 hacer sugerencias.
generan retroalimentación por parte del maes-tro. Esta Pirámide puede estimularlo para quecomplemente sus valoraciones o las remplacepor otras.Los maestros también usan la Pirámide comouna herramienta para la planeación. En estecaso, la pirámide puede servir para guiar laconstrucción de experiencias de valoración. Lapirámide ayuda a pensar en la creación de múl-tiples maneras de valorar y hacerse preguntascomo: ¿Es conveniente crear valoraciones in-formales, verbales o autovaloraciones desdeel comienzo de la unidad? ¿Cuáles pueden seralgunas formas de valoración escrita, informalo valoraciones de compañeros? ¿Qué tipo devaloraciones formales debo construir? En estesentido la Pirámide se convierte en una herra-mienta que los maestros utilizan para crear re-troalimentación que apoye la comprensión.
La Escalera de la RetroalimentaciónLa Escalera de la RetroalimentaciónLa Escalera de la RetroalimentaciónLa Escalera de la RetroalimentaciónLa Escalera de la Retroalimentación
ClarificarValorarExpresarinquietudesHacersugerenciasClarificarValorarExpresarinquietudesHacersugerencias
576648e32a3d8b82ca71961b7a986505