P. 1
Capitalismo Central y Periférico

Capitalismo Central y Periférico

|Views: 923|Likes:
Publicado porJaneth

More info:

Published by: Janeth on Feb 13, 2014
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOCX, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

06/21/2015

pdf

text

original

Capitalismo Central Ciudad Antigua: Las ciudades del mundo antiguo respondían a una concepción simbólica del espacio

, propia del pensamiento mágico y del pensamiento religioso. El ordenamiento del espacio debía ser coherente con la cosmología y la orientación astrológica de cada cultura. Los orígenes de la ciudad se remontan al año 3.500 a.C. en Mesopotamia. Su aparición se debió a los importantes excedentes agrarios que permitieron una especialización del trabajo y la aparición de las primeras personas dedicadas en exclusiva a actividades no agrarias. La ciudad era un centro de poder y distribución y acumulación de esos excedentes.

Características:  Los asentamientos de la Edad Antigua eran aquellas primeras ciudades que albergaban a los nómades, convertidos ahora en sedentarios. Estos grupos de personas se establecían cerca de un río o de cualquier lugar del que pudiesen extraer agua. Estos asentamientos estables condujeron a la especialización y división del trabajo; gracias a esto surgieron mercados en los que los artesanos podían cambiar sus productos por otros diferentes; una clase religiosa iba apareciendo y contribuía a la vida intelectual.  De este modo las ciudades fueron el lugar adecuado tanto para el desarrollo del comercio y de la industria, como del arte y las ciencias, y desempeñaron una función esencial en el nacimiento de las grandes civilizaciones.  Además de todas las características de las primeras ciudades, había un notorio fervor y respetos por lo muertos, dentro de la cultura aún se mantenía la creencia de la vida luego de la muerte, pero en ese momento los enterrados muertos solo llevaban a su tumba solo algunos elementos del ritual religioso, donde la muerte deja de ser una magia y pasa a ser un mito.  También se ve un claro crecimiento en los conocimientos de la agricultura y la ganadería, donde siempre existió una rivalidad pese a que se necesitaban mutuamente. En esta etapa los hombres poseían conocimientos sobre los periodos de germinación y sobre las estaciones del año, lo que les facilitaba el trabajo; creando así una idea de la mujer como madre de los hijos y dedicada a ellos por completo, tanto en el crecimiento como en la educación.

Sin embargo había una ciudad que sobresalía en la región mesopotámica por la habilidad de sus habitantes para conseguir recursos o piedras preciosas con su forma de negociar: la ciudad de Ur. Esta ciudad resplandecía por sus obras arquitectónicas, además un gran puerto con bodegas y edificios comerciales, la principal característica la forma y ubicación de los templos.

El templo de la ciudad de Ur, se ubicaba en el centro del lugar. Tenía un gran patio, dentro del cual emergían edificios secundarios y el principal símbolo religioso: la torre sagrada (consagrada al dios Nannar). Cuando se realizaban ceremonias en honor a este dios, el rey guiaba a los sacerdotes, que llevaban las ofrendas, todos ellos acompañados por el sonido de arpas y otros instrumentos.

Al igual que en Ur (Sumeria), se comenzaron agestar grandes imperios en otras partes del mundo, Roma es el claro ejemplo de ello, junto a otros imperios como el de Grecia, o en el Lejano Oriente.

Ciudad Medieval: La ciudad medieval, a partir del siglo X se produce un renacimiento de la economía en Europa. La producción agrícola crece al igual que la industria y el comercio, adquiriendo de nuevo importancia La población que no encuentra trabajo en el campo se va a la ciudad que crece fuera del núcleo original (suburbios) haciendo necesaria la construcción de nuevas murallas. Crece el número de artesanos y mercaderes (burguesía) que en esta época son ya mayoría. La burguesía surge como asociación privada que se enfrenta al sistema feudal y religioso, convirtiéndose en un poder público. Por tanto, los fines de la burguesía son:    Suprimir el sistema político feudal Obtener la libertad personal Crear un sistema fiscal justo

Las nuevas ciudades creadas en el Medievo fueron:

* Las bastidas: en Francia meridional durante la Guerra de los 100 Años * En España, los poblamientos durante la Reconquista * Las ciudades coloniales del este germánico

Características:  Red viaria muy irregular (como las islámicas): no son todas las calles iguales y hay una gradación de arterias principales y secundarias. Las plazas están unidas a la calle. La calle no sólo es para el tránsito, sino también para el comercio, la conversación y la reunión. Las casas se abren hacia la calle y forman parte de ella. Aparece el espacio público. Al crecer la ciudad, aparece un nuevo centro con sus órdenes religiosas (franciscanos y dominicos), con la propia iglesia y con plaza  División de poderes: o Centro civil: corporación municipal o Centro religioso: palacio episcopal y catedral o Lonjas y asociaciones mercantiles 

En el centro viven las clases altas. Se construye torres altas en palacios y catedrales para señalar el punto culminante del perfil de la ciudad * Es necesario hacer nuevas murallas llevándose a cabo una concentración de la población al crecer en altura los edificios.

 

No destacan grandes ciudades, siendo todas similares (entre 150.000 y 200.000 habitantes). Son radio céntricas y crecen muy poco a poco. Se construyen en colinas, márgenes de ríos, islas, etc., para ser mejor defendibles. En Europa las ciudades se crean con motivos comerciales y en España con motivos militares. Otro tipo de ciudades son las regulares (bastidas y reconquista) y las lineales (por ejemplo a lo largo del camino de Santiago).

Madrid del Medievo: En el año 859, Mohamed I construyó un palacio (hoy lugar del palacio real) para la defensa contra los cristianos (Alcázar). En el año 1.083 Alfonso VI conquista Madrid. A partir de entonces se tomó Madrid como un lugar preferente de reyes, que lo encontraban un lugar agradable con bosques, buen clima y gran calidad de las aguas. En 1202 recibió un fuero Juan II construyó la Plaza del Arrabal y Enrique IV la iglesia de San Jerónimo.

Ciudad Colonial: Su emplazamiento es resultado de factores físicos, junto a los socioeconómicos derivado de su pasado, ya que la Administración Colonial impulsó las localizaciones urbanas costeras como lugares de intercambio comercial situadas en el litoral, de las que Buenos Aires, Montevideo, Caracas, Colombo o Yakarta son algunos ejemplos. Junto a la costa aparece un complejo industrial portuario. La naturaleza de las industrias instaladas en un gran puerto de mar está asociada al tipo de mercancías propias de un tráfico de estas características: primeras materias de industrias de base, productos de consumo ultramarinos, etc., o las actividades que puedan aprovecharse de la presencia de un puerto: siderurgia, construcción naval, refinerías de petróleo. La estructura espacial de las industrias del complejo portuario obedece al aprovechamiento máximo del puerto, que es el punto de contacto entre los transportes marítimos y los terrestres, de donde se deriva la importancia de sus funciones en cuanto cabeza de un hinterland. En el mismo, las industrias suelen disponerse de forma lineal, a lo largo de la línea de costa. Otros establecimientos industriales se sitúan junto a las vías del ferrocarril. Puede tratarse de una industria pesada con el mismo carácter que la anterior, puesto que no puede emplazarse sino junto a un puerto o nudo ferroviario, ya que cualquiera de estas dos vías resulta imprescindible, bien para la recepción de materias primas, bien para la evacuación de los productos terminados. Finalmente, hay industrias junto a las riberas del río, las cuales pueden estar ubicadas a lo largo de una vía fluvial tanto en función de su navegabilidad como del gran consumo de agua por parte de sus industrias. El impacto de estos asentamientos industriales en la orilla se plasma tanto en el paisaje como en el deterioro de la calidad de sus aguas, provocado por los vertidos contaminantes.

Características:  Las ciudades en América colonial tenían características que las igualaban a las ciudades de la Europa de comienzo del siglo XIX, estas características son algunas como la disposición de las calles, que cortan a las ciudades transversalmente y longitudinalmente. En las ciudades coloniales de América, se observa una característica significativa, todas las ciudades poseen su Plaza Mayor al centro; en cambio en Europa, esta no era una característica que llamara la atención, dado que rara vez era observada.

En cambio en la Edad Contemporánea, en Europa, las ciudades las construían

los vasallos, es decir que las personas podían instalarse en el lugar que deseen. Pero gracias a esto surgió la forma de sus ciudades y la ubicación de las calles. Estas ciudades se formaban porque había personas que se instalaban cerca del puerto, iglesia, o escuela; por lo que cuando venía otra familia a instalarse, generalmente se ubicaba junto al anterior, así se crearon las calles. Pero no siempre era así, a veces una familia instalada un poco alejada o desalineada hacía que se modifique la estructura de la calle, estas comenzaron a tomar la forma curva, que es fiel característica de las ciudades europeas.   Generalmente, de la Plaza Mayor, salían cuatro calles (una de cada esquina) lo que las situaba de manera no expuesta a los vientos. El ancho de las calles en función del soleamiento, por eso en los sitios cercanos al trópico las calles son angostas. En la zona del Río de la Plata, vemos aun las calles anchas y de adoquines.   Estas últimas dos características son extraídas de la arquitectura Islámica. Estas son las formas en que se generaron las ciudades en Latinoamérica y la forma característica de cada una de ellas.

Ciudad Liberal. Uno de los principios básicos que aúnan a los liberales es el respeto por la propiedad privada. Actitud que no se deriva de una concepción dogmática contraria a la solidaridad como suelen afirmar los adversarios del liberalismo, sino de otra observación extraída de la realidad y de disquisiciones asentadas en la ética: al margen de la manifiesta superioridad para producir bienes y servicios que se da en el capitalismo cuando se le contrasta con el socialismo, donde no hay propiedad privada no existen las libertades individuales, pues todos estamos en manos de un Estado que nos dispensa y administra arbitrariamente los medios para que subsistamos (o perezcamos). El derecho a la propiedad privada, por otra parte, como no se cansó de escribir Murray N. Rothbard siguiendo de cerca el pensamiento de Locke, se apoyaba en un fundamento moral incontestable: si todo hombre, por el hecho de serlo, nacía libre, y si era libre y dueño de su persona para hacer con su vida lo que deseara, la riqueza que creara con su trabajo le pertenecía a él y a ningún otro. Adam Smith asentará las bases

del liberalismo. El Estado debe intervenir solo cuando los hombres no pueden generar instituciones. El mundo es un gran mercado. En 1796 escribirá su Riqueza de las naciones. Incide en manifestar que el interés del hombre es un valor positivo. El interés, que antes podría entenderse como egoísmo, no existe. El interés es el deseo de búsqueda de la libertad. Propone valores nuevos, valores sociales a aplicar en la nueva sociedad. Activando el interés individual se desarrollará la riqueza. La riqueza de una nación es la suma de la riqueza de los particulares.

Características:       Resultado de la superposición de muchas iniciativas públicas y privadas. Falta de regulación y coordinación de acciones. El cólera azota Europa en 1830 proveniente de Asia. Obliga a gobiernos a tomar medidas y corregir deficiencias higiénicas. Se enfrentan al principio de la libertad de iniciativa. Segunda mitad Siglo XIX Inglaterra primero, Francia después y luego el resto de Europa votan leyes sanitarias para gestionar la ciudad posliberal.

Revolución Industrial. La revolución industrial es el cambio en la producción y consumo de bienes por la utilización de instrumentos hábiles, cuyo movimiento exige la aplicación de la energía de la naturaleza. Hasta finales del siglo XVIII el hombre sólo había utilizado herramientas, instrumentos inertes cuya eficacia depende por completo de la fuerza y la habilidad del sujeto que los maneja. El motor aparece cuando se consigue transformar la energía de la naturaleza en movimiento. La unión de un instrumento hábil y un motor señala la aparición de la máquina, el agente que ha causado el mayor cambio en las condiciones de vida de la humanidad. La aplicación de la máquina de vapor a los transportes, tanto terrestres como marítimos, tuvo una inmediata repercusión no sólo en procesos de comercialización, sino también en la calidad de la vida, al permitir el desplazamiento rápido y cómodo de personas a gran distancia. La construcción de los ferrocarriles fue la gran empresa del siglo XIX. La Revolución industrial fue un periodo histórico comprendido entre la segunda mitad del siglo XVIII y principios del XIX, en el que Gran Bretaña en primer lugar, y el resto de

Europa continental después, sufren el mayor conjunto de transformaciones socioeconómicas, tecnológicas y culturales de la historia de la humanidad, desde el neolítico.

Características:      Nuevos inventos en actividades productivas. La consolidación del Capitalismo. El crecimiento de la población urbana. Nuevas estructura social. Espíritu de empresa igual a ideas de libertad. Nuevas Leyes: Empresas individuales - Sociedades bancarias.

Ciudad Moderna: Luego de la caída del imperio griego y romano, por razones que debilitaron a sus mandatarios como al pueblo, por ejemplo, la gran seguidilla de pestes, hambrunas y guerras. Luego de una concluyente etapa de decrecimiento político y económico, los estados (los actuales Italia, España, Inglaterra, Alemania, etc.) que se habían ido conformando comenzaron a presentar un esquema más organizado en el ámbito urbano, las ciudades comenzaron a dividirse en sectores generando así los conjuntos de viviendas, un lugar para realizar las operaciones mercantiles, etc. Debido a que en la mayoría de los estados, aun se mantenía la monarquía, era común apreciar que las ciudades tuvieran la forma o disposición del mobiliario urbano que designara el rey que tuviera el mandato en ese momento. Luego del choque de culturas, entre los europeos y los americanos, estos primeros logran dominar a los otros, convirtiéndolos en presas de sus ataques. Debido a que los europeos ya controlaban a las personas de América, comenzaron a instaurar sus costumbres, sus leyes, su cultura, su religión, pero por sobre todas las cosas, siendo el tema que nos compete hoy, la forma de las ciudades. Cuando los españoles llegaron a América, el rey que gobernaba ese país era Carlos V, que envió la orden de que las ciudades del continente sean construidas con un sello que sea imborrable a través de la historia del lugar: su forma. De esta manera las ciudades del continente americano obtuvieron su disposición urbana, la cual se explicara en detalle en la sección que compete "Las ciudades durante la colonización".

La revolución industrial obligó a muchas ciudades a aumentar su capacidad para poder acoger a las masas de población que trasladaban del campo a la ciudad en busca de trabajo (éxodo rural). Actualmente la ciudad es el medio en el que vive la mayor parte de la población mundial y sus índices siguen aumentando.

Características:   La ciudad crea una serie de desigualdades entre jóvenes y viejos, minorías étnicas, entre ricos y pobres y entre, hombres y mujeres. Tienes una serie de inconvenientes así aumenta la proporción de la población con estrés, la delincuencia es un problema cada vez mayor de igual modo que la marginación la escasez de viviendas y los problemas de circulación.  La ciudad a su vez ofrece una serie de servicios, mayores oportunidades de promoción social y laboral, también ofrece mejores oportunidades para el aprovechamiento de tiempo libre, la posibilidad de participar en organizaciones de tipo solidario, deportivas, sociales, culturales, etc.    La ciudad forma un ecosistema que necesita agua, energía, alimentos y materiales. A su vez produce aguas residuales, basuras, contaminación y ruidos. Todos los factores provocan una modificación del medio (temperaturas, precipitaciones, vientos, suelos, agua, etc...) La ciudad se define en función de diversos parámetros como puede ser el nº de habitantes, pero fundamentalmente lo que define a una ciudad es la máxima acumulación de personas en un mismo espacio, sus habitantes trabajan o en el sector industrial o en el sector servicios, y la ciudad forma un conjunto de edificios compacto y continuo.  Las ciudades se caracterizan por una serie de actividades que le son propias y exclusivas que fundamentalmente pertenecen al sector secundario y terciario, estas actividades satisfacen las necesidades de la ciudad y su área de influencia.  Actualmente el fenómeno urbano se caracteriza por su universalidad. En ella se ha establecido un modo de vida propio que en caso de países desarrollados se ha entendido también a los pueblos, de manera que gracias al transporte y las comunicaciones las diferencias son cada vez más difusas.

Capitalismo Periférico: El capitalismo periférico se basa fundamentalmente en una desigualdad social. Las principales características de una economía subdesarrollada, podría ser el bajo avance tecnológico, ya que esto impide que se incremente la productividad de las empresas transnacionales. La dependencia de los países periféricos de los centrales, ya que ellos realizan exportaciones de productos manufacturados con altos niveles de tecnología. Los países tercermundistas podríamos decir que son lo que se encargan de la producción de materia prima, la cual la mandan a los países dominantes como podrían ser América del norte, parte de Asia y Europa. Mientras que los países periféricos o subdesarrollados son América Latina, Asia y África. A todo esto se le llama Producto Nacional Bruto (PNB) que genera relaciones asimétricas, es decir desigualdad social.

La Macrocefalia Urbana: En geopolítica se le llama macrocefalia a la tendencia, en muchos países, a la concentración del poder político, económico y la administración en la ciudad capital por lo general. La macrocefalia es un fenómeno que se da en los países cuya red urbana está muy desequilibrada por el predominio de una gran ciudad que concentra a gran parte de la población urbana (Buenos Aires en Argentina, Caracas en Venezuela, Lima en Perú, Santiago de Chile en Chile, San Salvador en El Salvador o Ciudad de Guatemala en Guatemala). Proyecta en términos generales otra forma de pensar el problema de la urbanización latinoamericana. Se basa fundamentalmente en la consideración de un conjunto adicional de determinaciones, además de las relaciones de dependencia de las formaciones sociales latinoamericanas, y de su carácter general de estar regidas por el modo de producción capitalista: se trata de tener en cuenta todas las modificaciones y peculiaridades que introducen en las pautas de organización especial, las transformaciones sociales y productivas internas concomitantes con la fase del capitalismo, del capitalismo monopolista avanzado. “Macrocefalia urbana” uno de los rangos que parece estar presente en todos los sistemas urbanos latinoamericanos y que es señalado como una de sus características comunes importantes: se realizará un examen de la manera como esto es percibido en la teoría de la urbanización dependiente, en la crítica de Singer. La macrocefalia urbana es definida por los teóricos de la urbanización dependiente como uno de los rangos característicos de la red urbana en los

países latinoamericanos, que consiste en la exagerada concentración productiva y demográfica en un solo centro urbano.

La Marginalidad: Es el principal problema social de Venezuela en la actualidad. El más complejo problema social en la Venezuela de hoy, lo constituye la realidad de la marginalidad, problema éste que posee naturaleza social. Hoy día, según cifras suministradas por el Instituto Nacional de Estadística, más del 50% de la población venezolana vive en condiciones de pobreza, estando en constante aumento ésta cifra día a día. La imposibilidad de amplios sectores de la sociedad venezolana de acceder a los más elementales servicios básicos, tales como agua potable, alimentos, educación, representa una realidad cada vez más común. El origen de la marginalidad se encuentra profundamente asociado a la naturaleza y características de la estructura económica del país, pues ella se halla, como la mayoría de las economías subdesarrolladas de América Latina, deformada y desarticulada, en especial por su poca competitividad y por la gran dependencia de las economías del Primer Mundo. Ésta situación económica produce fuertes desajustes sociales como consecuencia de la ausencia de empleos bien remunerados, así como por las dificultades para acceder a los más elementales servicios de salud o educación en la que se encuentran las personas que viven en condiciones de marginalidad. En el caso venezolano, a diferencia de las grandes aglomeraciones urbanas de los llamados países desarrollados, la población que se agrupa en ciudades no es consecuencia de la industrialización sino de la aglomeración en búsqueda de oportunidades diversas. En cuanto a las políticas del Gobierno para acabar con la marginalidad están en funcionamiento las Misiones como Mercal, Vivienda Venezuela, Madres del Barrio, Hijos de Venezuela, Saber y Trabajo y actualmente el Gobierno hizo que los comerciantes especuladores bajaran precios de los electrodomésticos entre otros y así ayudar a que se fortalezca la economía en nuestro país. La presencia de la marginalidad afecta todos los órdenes de la vida social, económica, política y cultural de la sociedad venezolana, entorpeciendo además, todos los esfuerzos planificadores del Estado venezolano. Esta dura realidad ha sido catalogada como “Bomba de Tiempo” por distintos especialistas, ya que la frustración de las expectativas de la mayoría de la población puede originar, como ya ocurrió el 27 de febrero de 1989, fuertes explosiones sociales, que además repercuten en la

estabilidad del sistema democrático venezolano. Además el problema de la marginalidad genera una especie de círculo vicioso en el que, muchos hijos reciben de sus padres la pesada herencia de tener que vivir en condiciones de exclusión y pobreza extrema. La superación de la marginalidad, como ya se señaló, constituye el mayor reto que enfrenta la sociedad venezolana en la actualidad, pues su superación implica un esfuerzo que desborda la sola actuación del Estado, para convertirse en responsabilidad de toda la sociedad. Superar la pobreza requerirá de distintos planes, políticas y sobre todo, mucha voluntad y conciencia política y ciudadana. Entre las directrices que han de seguirse se destacan: La superación de la Pobreza debe ser un objetivo prioritario no sólo para el Estado, sino para todo el conjunto de la sociedad. Esto implica la adopción de políticas estructurales y de carácter global para lograr ese objetivo. Es absolutamente necesario construir un sistema educativo de calidad, que garantice a la mayoría de la población y sin exclusiones, una capacitación adecuada, además de dotarle de una sólida formación en valores. El Estado debe ejercer la planificación y control de los movimientos migratorios, planes de urbanismo y en general, todos aquellos aspectos que incidan el crecimiento de los sectores marginales en las ciudades; para ello, es necesario el fortalecimiento y diversificación del aparato productivo nacional, para garantizar el pleno empleo en todo el territorio. Es necesario invertir mayores recursos en Educación, salud y en general en la seguridad social. Sin embargo, ese gasto debe ser racionalizado para que sea eficiente y tenga en realidad impacto en el mejoramiento de la calidad de vida de la mayoría de la población. Debe evitarse la aplicación de políticas que aborden la pobreza exclusivamente desde su dimensión económica; los famosos “paquetes” económicos aplicados en América Latina en los años Noventa, lejos de ser la solución prometida al problema de la pobreza, paso más bien a ser parte del problema.

Pobreza: La pobreza es una situación o forma de vida que surge como producto de la imposibilidad de acceso o carencia de los recursos para satisfacer las necesidades físicas y psíquicas básicas humanas que inciden en un desgaste del nivel y calidad de vida de las personas, tales como la alimentación, la vivienda, la educación, la asistencia sanitaria o el acceso al agua potable. También se suelen considerar la falta de medios

para poder acceder a tales recursos, como el desempleo, la falta de ingresos o un nivel bajo de los mismos. También puede ser el resultado de procesos de exclusión social, segregación social o marginación. En muchos países del tercer mundo, la situación de pobreza se presenta cuando no es posible cubrir las necesidades incluidas en la canasta básica de alimentos. La situación persistente de pobreza se denomina pauperismo. La aplicación del concepto de pobreza a unos países frente a otros se denomina subdesarrollo (países pobres). El concepto de pobreza es fundamentalmente económico, aunque también tiene impactos políticos y sociológicos. En la mayoría de los contextos se la considera algo negativo, pero en algunos ámbitos espirituales la pobreza voluntaria se considera una virtud por implicar la renuncia a los bienes materiales (voto monástico de pobreza, junto con los de castidad y obediencia). Históricamente la pobreza ha sido objeto de distintas valoraciones ideológicas que implicaban distintas respuestas sociales (véase Pensamiento económico medieval). Puede ser descrita o medida por convenciones internacionales, aunque pueden variar los parámetros para considerarla. Un intento de definición responde al hecho de que la pobreza debe ser vista como el resultado de un modelo económico y social, ejercido y aplicado en un territorio y tiempo determinado, por los diversos agentes económicos y políticos, que producen en la sociedad sectores excluidos de los beneficios totales o parciales del modelo en ejecución. A estos sectores excluidos de tales beneficios los llamamos generalmente pobres o más genéricamente como parte de la pobreza existente. La pobreza no es pues una causa que deba ser tratada como tal para combatirla, es el resultado de procesos complejos y extendidos en el tiempo, que son difíciles de apreciar a simple vista y que requieren investigación sostenida para lograr su comprensión antes de plantear cualquier intento de terminar con la pobreza.

Los Espacios Públicos y Privados. Los espacios públicos definen la esencia y la naturaleza misma de las ciudades. Esto hace referencia no solo a una cuestión física de parques, plazas y vías de comunicación, sino también a aspectos funcionales, sociales, legales institucionales y políticos, incluyendo también aspectos éticos que dicen relación con la conciencia colectiva y los principios conductores de la convivencia ciudadana. No cabe duda que la mayor parte del espacio urbano y de las edificaciones tiene un carácter privado, que la

dinámica económica de las ciudades y su desarrollo comercial se articulan en torno a la operatoria del libre mercado, que la iniciativa privada a través de la persecución de intereses materiales va dando forma a la estructura física de las ciudades y haciendo posible su operatoria más o menos fluida. Sin embargo, no es menos cierto que la suma de los intereses particulares no hace la ciudad ni define la esencia de su naturaleza. La naturaleza de las ciudades se define en los “espacios públicos”, lo cual tiene una expresión física en lo que es más inmediatamente percibido como tal: los parques, las plazas, las avenidas y las calles, así como también en los bienes nacionales de uso público en lo que hace relación a la ciudad. Hoy también abarca espacios que en términos jurídicos pueden ser de propiedad privada, pero que juegan una función pública de encuentro, de servicio, o de promoción de intereses colectivos de la comunidad urbana. También hay un “espacio público” que se expresa en lo social a través de la infinidad de manifestaciones de la cultura urbana y otras expresiones de convivencia ciudadana. Como no reconocerlo en las formas de convivencia y solidaridad a nivel de vecindario y más ampliamente en la ciudad; en el folklore y las fiestas nacionales y locales, que van moldeando la identidad de la ciudadanía con su espacio más querido; con el deporte y las organizaciones comunitarias de expresión local, que tiene como contraparte un uso intensivo de los espacios públicos en su expresión física. Existe un amplio campo de intervención sobre la ciudad a través de los “espacios públicos” que se van estructurando a través de los servicios públicos fundamentales para la ciudad, su existencia misma su operatoria y su organización interna cotidiana, los servicios públicos urbanos reciben esa denominación principalmente por sus características económicas (bienes públicos) y su impacto social. En la actualidad, bajo un régimen de regulación más o menos estricto, operan en ciertos casos bajo esquemas de carácter privado, lo cual no les priva de su connotación “pública”. Por tal razón, hay un amplio “espacio público” en términos legales a través de la creación y la aplicación de la frondosa normativa urbana que regula tantos y tan importantes aspectos del crecimiento y la operatoria de las ciudades. La internalización de dichas normas como consecuencia de su legitimidad y su aceptación para una sana convivencia ciudadana las hacen muchas veces que sean escasamente perceptibles. La toma de decisiones sobre lo público, sobre las normas de convivencia ciudadana requieren de la creación de “espacios públicos” en el ámbito de la vida

política de las ciudades, incluyendo en este mismo aspecto el marco políticoinstitucional que se establece para el gobierno de las ciudades. Esto no es un juego de palabras, pues el interés público no solo abarca los espacios que jurídicamente están bajo un régimen de propiedad fiscal, sino que indudablemente también aquellos de propiedad privada, en la medida que la regulación de su uso y desarrollo afectan la vida de la ciudad y el interés colectivo. El fomento del bien común resulta primordial para el desarrollo de las ciudades. Los “espacios públicos” de concertación para la elaboración de un proyecto común de ciudad resultan fundamentales para el logro de una movilización amplia de recursos y de voluntades. La participación y el fomento a una vida cívica más activa, son fundamentales para alcanzar una mayor identidad y para estimular un buen gobierno, que tenga como contraparte una ciudadanía plena. La presencia de lo público en la ciudad en los aspectos ya mencionados significa un liderazgo y una capacidad de conducción pública de los procesos políticos y sociales que van enmarcan la dinámica del mercado y la iniciativa del sector privado. De tal manera hay un amplio “espacio público”, fundamental a la convivencia ciudadana, que define los aspectos éticos de la ciudad y que por su misma naturaleza tiene un carácter de orientación matriz de los espacios públicos y el bien común.

Desarrollo Territorial: La concepción teórica y la puesta en marcha del modelo de desarrollo territorial o desarrollo local, involucra un complejo proceso de interrelaciones sociales, culturales, políticas, económicas, psicológicas, tecnológicas, entre otras; en las cuales juega un papel muy importante el marco institucional establecido en la región o territorio donde pretenda llevarse a cabo. Se hace imprescindible el disponer de un marco político-institucional verdaderamente democrático y libre, que sirva de sustento y apoyo a un verdadero plan integral de desarrollo, que estimule y potencie la participación ciudadana, en aras del diseño y creación de nuevos horizontes económicos. Para ello, se requiere de una estructura descentralizada eficiente del poder, que permita realizar la planificación desde abajo (desde la base local) hacia arriba, engranando las grandes políticas públicas de desarrollo económico a ser puestas en marcha por aquellos países con mentalidad de progreso y bienestar.

Una situación social y política polarizada como la que actualmente atraviesa Venezuela, hace pensar que la puesta en marcha de los preceptos teóricos que sustentan un verdadero proceso de desarrollo local, luce cada vez más lejana, dado el creciente proceso de recentralización que el poder central ha iniciado en todos los campos del quehacer nacional. La realidad o situación actual de nuestro país es lo que se pretende lograr a través de la organización de los pueblos promoviendo así la participación social que puede llevarse a cabo con pleno conocimiento de los deberes y derechos de la sociedad, de los pueblos el compartir de saberes, el desarrollo de experiencias para un proceso integral de bienestar común, conllevándonos a la conformación del nuevo “Estado Comunal” el cual no es más que el aseguramiento de la sociedad en los temas de libre participación ciudadana que beneficien en colectivo en cuanto a servicios de desarrollo económico que puedan así permitir la seguridad alimentaria de consumo consciente y de sostenimiento en la producción por medio de la organización social, la propiedad directa del compromiso por lograr productos para la supervivencia, que sea el mismo pueblo el protagonista de estos procesos. Se tiene como experiencia la creación de las empresas de carácter social donde permitan desarrollar los sistemas productivos comunales amplios, desarrollando el proceso de formación que nos permita implementar mecanismos de autogestión y desarrollo social integral. Es importante mencionar sobre el desarrollo de la de descentralización de las diferentes aéreas de producción donde se articulará en la organización y construcción espacial de un nuevo modelo productivo endógeno, que surge de las nuevas relaciones sociales que tiene como única meta es desconcentrar el eje centro-norte costeño y así poder fortalecer las ciudades intermedias como lo son el eje norte llanero, Oriental, Apure-Orinoco por mencionar algunos; integrar los sistemas de transporte y comunicaciones, el sistema ferroviario venezolano. Los territorios tienen la base de capital humano suficiente para valerse de la tecnología moderna, de las teorías del crecimiento endógeno reconociendo la ampliación de las brechas, la adopción de políticas económicas eficientes y apropiadas implicando el conocimiento y la educación formal como elementos relevantes para un eficaz desarrollo territorial.

Bibliografía

http://clubensayos.com/buscar/EL%20CAPITALISMO/pagina2.html

República Bolivariana de Venezuela Ministerio del Poder Popular para la Educación Universitaria Universidad Bolivariana de Venezuela Aldea Universitaria Libertador Misión Sucre – Estado Sucre. Programa de Formación de Grado en Agroalimentaria.

Facilitador: Diomar Prosperi

Bachilleres: Brazón Oswaldo García Yraima Gil Leidys González Ana Rosa Rojas Janeth Rondón Yamilet

Tunapuí, 30 de Noviembre de 2013

Conclusión

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->