P. 1
Guia de Estudio Obligaciones

Guia de Estudio Obligaciones

4.33

|Views: 43.933|Likes:
Publicado porzarigueya28
Guia de estudio de Obligaciones utilizada como apoyo en Universidades de Argentina (UBA, UNLP, etc.)
Guia de estudio de Obligaciones utilizada como apoyo en Universidades de Argentina (UBA, UNLP, etc.)

More info:

Published by: zarigueya28 on Oct 06, 2009
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

10/16/2015

pdf

text

original

Concepto.- En los casos en que el deudor pone bienes fuera del alcance de sus
acreedores por medio de un acto simulado, la ley concede a los acreedores
perjudicados la acción de simulación para que se declare inexistente el acto
simulado.

Art. 955. La simulación tiene lugar cuando se encubre el carácter
jurídico de un acto bajo la apariencia de otro, o cuando el acto contie-
ne cláusulas que no son sinceras, o fechas que no son verdaderas, o
cuando por él se constituyen o transmiten derechos a personas inter-
puestas, que no son aquellas para quienes en realidad se constituyen
o transmiten.

Especies.-
Absoluta y relativa.-

La simulación es absoluta cuando se celebra un acto jurídico que nada
tiene de real (ej: simulo vender mi casa a una persona, pero en un
contradocumento consta que sigo siendo el dueño y que la venta no es real).
La simulación es relativa cuando se emplea para dar a un acto jurídico
una apariencia que oculta su verdadero carácter (art. 956). Ej: es falsa la
fecha de un acto; es falso el precio de venta; etc.

Lícita e ilícita.- Lícita: cuando a nadie perjudica ni tiene un fin ilícito (art.
957). Ilícita: cuando perjudica a terceros o tiene un fin ilícito.
¿A quienes se acuerda la acción?.- Se acuerda a las partes y a los terceros
perjudicados por la simulación.
¿Contra quiénes se acuerda?.- Si es ejercida por una de las partes se ejerce
contra la otra. Si es ejercida por un tercero perjudicado por la simulación,
debe ejercerse contra los autores del acto simulado.

Naturaleza jurídica.- Para unos, el acto simulado es un acto viciado de nuli-
dad; para otros, es un acto inexistente.

Acción entre las partes.-

Si la simulación es lícita, la acción entre las partes es procedente.
Si la simulación es ilícita, las partes no pueden ejercer acción alguna el uno
contra el otro, sobre la simulación, salvo que la acción tenga por objeto dejar

104

EDITORIAL ESTUDIO

sin efecto el acto y las partes no puedan obtener ningún beneficio de la anula-
ción (art. 959, conforme Ley 17.711).

Entre las partes, el principio general es que la simulación se prueba por el
contradocumento
(documento emanado de las partes, generalmente secreto,
en el cual consta que el acto es simulado), pues el art. 960 in fine expresa:
"...Sólo podrá prescindirse del contradocumento para admitir la acción, si
mediaran circunstancias que hagan inequívoca la existencia de la simula-
ción".

Se puede prescindir del contradocumento, por ejemplo: a) si hay imposibi-
lidad física o afectiva para otorgarlo (tal el caso de que las partes sean anal-
fabetas, o de que sean hermanos); b) si se ha extraviado por caso fortuito o
fuerza mayor acreditable (incendio); c) si hay principio de prueba por escrito;
etc.

Acción de los terceros.-

Cuando la acción de simulación la ejerce un acreedor o un tercero perjudi-
cado, no se le exige contradocumento, porque como es de suponer si éste
existe lo tienen bien guardado las partes. Por lo tanto, el tercero podrá probar
que el acto es simulado por cualquier medio de prueba, en especial las pre-
sunciones.

Efectos.- Declarada judicialmente la simulación, si ella es absoluta, el bien
que aparentemente salió del patrimonio del deudor vuelve al mismo; si ella es
relativa, caerá el acto simulado y tendrá plena eficacia el acto oculto (ej: si se
simuló una venta para ocultar una donación, cae la venta y queda vigente la
donación).

Acción revocatoria.
Concepto.-
Cuando un deudor insolvente enajena alguno de sus bienes
con el objeto de sustraerlos de su patrimonio y de la acción de sus acreedores,
la ley concede a éstos la 'acción revocatoria' (o 'pauliana') para revocar dichos
actos perjudiciales o en fraude de sus derechos.

Art. 961: Todo acreedor quirografario puede demandar la revocación
de los actos celebrados por el deudor en perjuicio o en fraude de sus
derechos.
Terminología.- Esta acción es denominada indistintamente: 'revocatoria', por-
que permite revocar los actos del deudor, 'pauliana' (porque esta acción, ori-
ginada en el derecho romano, fue introducida por el pretor Paulus), 'de frau-
de' (porque evita el fraude a los acreedores).

GUÍA DE ESTUDIO: OBLIGACIONES

105

Naturaleza jurídica.- Mientras para algunos esta acción produce la nulidad
del acto, para la mayoría de los autores, esta acción provoca la inoponibiitdad
del acto:
el acto es válido, pero inoponible a ciertos acreedores.

Condiciones de ejercicio.-

Requisitos generales.- Art. 962. "Para ejercer esta acción es preciso:

Io

Que el deudor se halle en estado de insolvencia. Este estado se presume
desde que se encuentra fallido.
2° Que el perjuicio de los acreedores resulte del acto mismo del deudor, o
que antes ya se hallase insolvente.

3o

Que el crédito, en virtud del cual se intenta acción, sea de una fecha
anterior al acto del deudor".

Requisitos particulares.- En caso de que el acto sea oneroso, aparte de los
requisitos vistos, se requiere además 'que el tercero haya sido cómplice en el
fraude'. Esta complicidad se presume si el tercero conocía la insolvencia del
deudor (arts. 968 y 969).
¿Quiénes pueden intentarla?.- Si bien el art. 961 menciona a los acreedo-
res quirografarios, la doctrina mayoritaria sostiene que puede intentarla
cualquier acreedor perjudicado por el acto, incluso los acreedores privile-
giados.
Renuncia a facultades.- En el caso de que el deudor no enejene bienes, pero
renuncie a facultades cuyo ejercicio le hubiera provocado mejora de fortuna,
los acreedores podrán ejercitar la acción revocatoria (conf. art. 964).

Efectos.-

Inoponibilidad.- Si prospera la acción revocatoria su efecto es que el acto
fraudulento es inoponible al acreedor accionante hasta el importe de su cré-
dito. Al acreedor accionante se le debe pagar su crédito; de lo contrario, él
ejecutará el bien y se cobrará. Si luego de ésto, hay sobrante, el mismo perte-
nece al adquirente del bien. Veamos en particular dichos efectos:
Entre los diversos acreedores.- La acción revocatoria beneficia al acree-
dor que la intentó, no a los demás (conf. art. 965)
Entre el accionante y el adquirente del bien.- Si el adquirente del bien es
a título gratuito la acción revocatoria prosperará sin mayores problemas, pero
si es a título oneroso el adquirente debe ser cómplice en el fraude (art. 968).
Entre el accionante y el subadquirente.- Si la cosa ha pasado a manos de
otra persona, o sea, de un subadquierente, la acción revocatoria no prospera-
rá, salvo que el subadquirente sea de mala fe, es decir, sea cómplice del acto
fraudulento.

Entre el deudor y el adquirente.- Entre ellos, el acto es válido y eficaz.
Por lo tanto, si luego de haber cobrado los acreedores, hay remanentes, ellos

106

EDITORIAL ESTUDIO

pertenecen al adquirente. El adquiéreme puede reclamar al deudor lo que
haya que tenido que pagar al acreedor accionante.
Paralización de la acción.- El tercero que se encuentra en posesión de los
bienes objeto de la acción, puede paralizar la misma: a) pagando el crédito
del acreedor accionante; o b) dando fianzas suficientes para hacer frente a los
créditos.
Acumulabilidatl de la acción de simulación y la acción revocatoria.- Por
lo general, se demanda por simulación, sosteniendo que el acto no es real, y en
subsidio por revocatoria, de modo tal que si las pruebas dicen que el acto es
real, lo atacamos por fraudulento a los acreedores. En definitiva: se acciona por
simulación, y en subsidio, por revocatoria.

Impugnación de la cosa juzgada írrita.- A veces, para concretar un fraude a
sus acreedores, el deudor se pone de acuerdo con un tercero para que este le
inicie un juicio y se lo gane. De esta forma, la cosa o el derecho queda trans-
ferida al tercero, ya no por un documento entre las partes, sino en virtud de
una sentencia pasada en autoridad de cosa juzgada.

Se puede impugnar una sentencia en estos casos?. El Código no dice nada
al respecto, a diferencia del Proyecto de 1936 y del Anteproyecto de 1954 que
establecían que si había connivencia fraudulenta entre las partes los terceros
podían impugnar la cosa juzgada mediante acción revocatoria.
Nuestros tribunales, en algunos casos han admitido la impugnación cuan-
do la connivencia fraudulenta es evidente (El Derecho, 36-288).

Acción de separación de patrimonios.
Concepto.-
Es la que se concede a todo acreedor de la sucesión para que se
separen los bienes de la herencia de los bienes del heredero, con el fin de
hacerse pagar con los bienes de la sucesión, con preferencia a los acreedores
del heredero (conf. art. 3434). Este derecho de pedir la separación de los
patrimonios también se concede a los legatarios.

Se concede a los acreedores de la sucesión contra los acreedores del here-

dero.

Su efecto es producir un derecho de preferencia sobre los bienes de la suce-

sión.
Derecho de los acreedores del heredero.- Si un heredero acepta una heren-
cia en forma pura y simple, sin hacer beneficio de inventario, sus acreedores
tienen derecho a pedir la revocación de la aceptación, para impedir que los
patrimonios se confundan.

GUÍA DE ESTUDIO: OBLIGACIONES

]()7

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->