P. 1
Derecho Mercantil. Informe.docx

Derecho Mercantil. Informe.docx

|Views: 13|Likes:
Publicado porjpsmga

More info:

Published by: jpsmga on Feb 06, 2014
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOCX, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

12/19/2014

pdf

text

original

El artículo 2 del Código de Comercio trae para sus propios fines, la siguiente enunciación en lo que respecta a los actos

de comercio.

Son actos de comercio, ya de parte de todos los contratantes, ya de parte de algunos de ellos solamente. 1. La compra, permuta o arrendamiento de cosas muebles hecha con ánimo de revenderlas, permutarlas, arrendarlas o subarrendarlas en la misma forma o en otra distinta; y la reventa, permuta o arrendamiento de estas mismas cosas. 2. La compra o permuta de Deuda Pública u otros títulos de crédito que circulen en el comercio, hecha con el ánimo de revenderlos o permutarlos; y la reventa o permuta de los mismos títulos. 3. La compra y la venta de un establecimiento de comercio y de las acciones de las cuotas de una sociedad mercantil. 4. La comisión y el mandato comercial. 5. Las empresas de fábricas o de construcciones. 6. Las empresas de manufacturas, almacenes, bazares, tiendas, fondas cafés y otros establecimientos semejantes. 7. Las empresas para el aprovechamiento industrial de las fuerzas de la naturaleza, tales como las de producción y utilización de fuerza eléctrica. 8. Las empresas editoras, tipográficas, de librería, litográficas y fotográficas. 9. El transporte de personas o cosas por tierra, ríos o canales navegable. 10. El depósito, por causa de comercio; las empresas de provisiones o suministros, las agencias de negocios y las empresas de almonedas. 11. Las empresas de espectáculos públicos. 12. Los seguros terrestres, mutuos o a prima, contra las pérdidas y sobre las vidas. 13. Todo lo concerniente a letras de cambio, aun entre no comerciantes; las remesas de dinero de una parte a otra, hechas en virtud de un contrato de cambio, y todo lo concerniente a pagarés a la orden entre comerciantes solamente, o por actos de comercio de parte del que suscribe el pagaré. 14. Las operaciones de Banco y las de cambio. 15. Las operaciones de corretaje en materia mercantil. 16. Las operaciones de Bolsa. 17. La construcción y carena, compra, venta, reventa y permuta de naves.

18. La compra y la venta de herramientas, aparejos, vituallas, combustible u otros objetos de armamento para la navegación. 19. Las asociaciones de armadores y las de expediciones, transporte, depósitos y consignaciones marítimas. 20. Los fletamentos préstamos a la gruesa, seguros y demás contratos concernientes al comercio marítimo y a la navegación. 21. Los hechos que producen obligaciones en los casos de averías, naufragios y salvamento. 22. Los contratos de personas para el servicio de las naves de comercio y las convenciones sobre salarios y estipendios de la tripulación. 23. Los contratos entre los comerciantes y sus factores o dependientes. Indagando un poco en relación a cada numeral del mencionado articulo, tenemos: Numeral (1º). Para inquirir acerca del referido numeral, es indispensable la definición de: compra, permuta y arrendamiento al cual se refiere este

primer numeral del presente código: Compra: Es la adquisición de una cosa a cambio de un valor monetario reducido a dinero o signo que lo represente. Permuta: De acuerdo con el artículo N° (1558) del Código Civil venezolano la permuta es un contrato por el cual cada una de las partes se obliga a dar una cosa para obtener otra por ella. Arrendamiento: Articulo N° (1579) del Código Civil venezolano establece: Es un contrato por el cual una de las partes contratantes se obliga a gozar a la otra de una cosa mueble o inmueble, por cierto tiempo y mediante un precio determinado. Este primer numeral hace referencia específicamente a la compra, permuta o arrendamiento de cosas muebles y a pesar de que el Código Civil venezolano no define la compraventa, puede hacerse esta a través de la definición de contrato estipulada en su artículo N° (1133) el contrato es una convención entre dos o más personas para constituir, reglar, transmitir,

modificar o extinguir entre ellas un vinculo jurídico. Partiendo de este concepto Civil se puede decir que la compra, la permuta y el arrendamiento son actos de Comercio ya sea de parte de todos los contratantes o específicamente uno de ellos, por su parte el Código de Comercio partiendo de lo que establece el Código Civil se limita a calificar de Mercantil a la compraventa de cosas

muebles, para revenderlas, bien en la misma forma en que se compraron o ya sea por otra distinta con ánimo de lucrarse en la venta. Numeral (2º). Los títulos de la deuda pública son los papeles emitidos por el Estado conforme a la ley de créditos públicos y constituyen en si titulo de crédito. GOLDSCHMIDT. En este segundo supuesto ha llamado la atención con respecto a lo que establece el legislador puesto que los títulos. “Deben circular en el Comercio”. Ciertamente la circulación comercial son todas aquellas acciones , obligaciones , bonos de la deuda pública, es decir, la documentación, careciendo pues de esta las (libretas de ahorros, pólizas de seguros) que no figuran como titulo de crédito por lo que se considera que a través de lo que establece el legislador en este segundo supuesto se podría llegar a una errónea interpretación de que no se consideren actos de comercio las compras de títulos extranjeros que no circulen habitualmente dentro del país aunque se haga con ánimo de reventa. Numeral (3º). Es preciso indicar tanto la compra como la venta a pesar de que el negocio contractual será en la vida real uno solo, puesto que toda compra implica una venta y toda venta una compra, de allí que exista el contrato de compraventa para dejar claro el acto respectivo y que resulta comercial para las personas que realicen dicho contrato. Numeral (4º). Del mandato comercial, según el Código Civil venezolano en su artículo N° (1684) el mandato es un contrato por el cual una persona se obliga gratuitamente, o mediante salario a ejecutar uno o más negocios por cuenta de otra que la ha encargado de ello, por su parte el Código de

Comercio define también en su artículo N° (376) que el comisionista es el que ejerce actos de comercio en su propio nombre por cuenta de un comitente.

Numeral (5º). Según Leopoldo Borjas, en esta categoría entran todas las empresas que tienen por objetos la construcción o reparación de casas y

edificios, de demoliciones, de construcciones de puentes, carreteras, o de cualesquiera otras obras importantes arraigadas al suelo e incluso las empresas de urbanismos movimientos de tierra etc. Numeral (6º). Por manufactura se entiende etimológicamente el trabajo hecho a mano; seria el caso de talleres para la fabricación de ropa o talleres de reparación de automóviles, radios, televisores u otros aparatos eléctricos en donde predomina el trabajo manual es decir fabricas. Los almacenes, bazares y tiendas son aquellas empresas que venden artículos previamente adquiridos y tienen carácter Mercantil. Se distinguen los almacenes cuando se trata de una venta al mayor y bazares y tiendas cuando se vende al de tal. Las fondas se refieren a casas de comida y hospedaje es decir a

Hoteles, por Cafés se tendrán los merenderos o fuentes de sodas, o también pueden mencionarse además todos los restaurantes sin importar su categoría: La manufactura se refiere explícitamente a todas aquellas empresas todas aquellas empresas que hacen uso del trabajo manual para producir y prestar un servicio. Numeral (7º). Se entiende por las empresas de aprovechamiento industrial de las fuerzas de la naturaleza, todas aquellas empresas encargadas de la compra y venta de potencia y energía eléctrica. El articulo N° (38) de la Ley del Servicio Eléctrico (28/09/1999) establece que las empresas especializadas en la comercialización. Numeral (8º). El siguiente numeral se refiere a las empresas editoras, tipográficas, de librerías, litografías y fotografías. Las empresas editoras son aquellas que se encargan de la reproducción de libros, publicación de material impreso. periódicos, (revistas, prensa) y de todo tipo de

Las empresas tipográficas y litográficas también son editoras que utilizan materiales específicos como piedra y metal para realizar dichos trabajos. La empresa fotográfica se encarga de reproducir imágenes en papel o cartulina. Respecto de la empresa de librería podría decirse que esta es muy abundante en la enumeración por ser considerada una empresa de tienda (numeral 6°) y desde otro punto de vista, por dedicarse a la materia de libros y oficinas, el acto de comercio del (numeral 1°). Existen algunas dudas con respecto a las ediciones hechas sin fines de lucro, (obras de divulgación, revistas profesionales, hojas de parroquias, puesto que tales actos también pueden considerarse actos de comercio (porque el concepto de empresa no implica necesariamente el de actividad lucrativa), pero no basta para llamar comerciante a quienes realizan dichos actos. Los supuestos del (numeral 8°) también pueden aplicarse a empresas disqueras, grabadoras de cassetes, cintas magnetofónicas, video-tapes y otros medios de divulgación producidos en series los cuales serian mercantiles por analogía. Según Leopoldo Borjas, la actividad realizada por este tipo de empresas constituye un acto de comercio desde un doble aspecto: como producción propia de bienes, o como producción de servicios para terceros que le encomiendan la producción de esos bienes. Es acto de Comercio la actividad librera cuando ella solamente vende libros editados por ella, no los que ha comprado porque si no estaríamos en el caso del (numeral 1°) del artículo 2 del Código de Comercio o cuando presta un servicio vendiendo libros de terceros. Numeral (9º). En este supuesto el legislador se refiere al transporte de personas o cosas, por tierra, ríos o canales navegables. De la existencia de este numeral, conjuntamente con el transporte marítimo, por analogía puede extenderse a las empresas funerarias, las agencias de noticias y de telecomunicaciones. Según Núñez Enrique Jorge, el acto de comercio de la empresa de transporte por tierra y por agua se aplica también al acto de transporte aéreo, En cuanto al transporte aéreo nuestra jurisprudencia sostiene que si bien en el artículo 56 de la ley de Aviación Civil

que la acción por daños y las indemnizaciones se rige por el Código Civil , aun en este caso la acción queda sometida a la jurisdicción Mercantil, porque se trata de una relación nacida de un contrato de transporte, el cual es un acto objetivo de Comercio por analogía del (numeral 9°) del artículo 2 del Código de Comercio. Numeral (10º). El depósito por causa de Comercio, las empresas de provisiones y suministros, las empresas de negocios y las empresas de almonedas: El deposito por causa de Comercio, se trata del contrato por el cual una persona recibe la cosa ajena con obligación de guardarla y restituirla (artículo 179 del Código Civil) y el cual se presenta en materia Mercantil, entre otros casos cuando se susciten controversias respecto de la cosa transportada, por diferencia o avería, mientras las mismas se resuelven y los objetos en cuestión son reclamados por los interesados (articulo 181 y 182) o de manera más general para facilitar el tráfico de mercancías a los comerciantes que carecen de recursos para su custodia directa, de acuerdo con los mecanismos que establece la ley de almacenes generales de depósitos. El deposito por causa de Comercio es considerada como una situación de guarda de objetos destinados a una operación Mercantil realizados en forma provisional mientras la operación misma se lleva a efecto, es decir como una interposición en un cambio de mercancía (compra-venta o permuta). Numeral (11º). En este caso se menciona las empresas de espectáculos públicos: La organización propiamente dicha del espectáculo por medio de la

empresa adquiere carácter comercial. Es discutible si el espectáculo público requiere o no de contacto directo con el público, si así lo requiriera habría tales espectáculos en los cines, teatros y circos, pero no en la televisión o en la radiodifusión. Parece más sano refutar que tales posibilidades de divulgación son también espectáculos y por tanto que quienes la organizan realizan actos de Comercio, también hay espectáculos públicos en las actividades deportivas, así también es comercial la organización de las mismas (boxeo, futbol lucha libre) aun en los casos en que la satisfacción de otro impulso, (por ejemplo en

las carreras de caballo) predomina en el espectador por sobre el espectáculo mismo. Numeral (12º). Los seguros terrestres mutuos o primas, contra las pérdidas y sobre la vida: En este supuesto el legislador no utiliza la palabra “Empresa” aunque si lo hace en su propio titulo la ley administrativo de “seguros y reaseguros” de igual modo el carácter empresarial es de la esencia del seguro. La estabilidad que pretende el comprador de un seguro respecto de la protección del riesgo, solo la logra si se le garantiza que el asegurador sobrevivirá al riesgo con posibilidad de cumplir, luego de ocurrido el hecho la obligación de indemnización. Los seguros son terrestres y marítimos según sea el riesgo asumido ambos tienen carácter comercial según los (numerales 12° y 20°) del artículo 2 del mismo código: también se debe incluir el seguro aéreo y ya se habla del seguro Aeronáutico y pronto se estará incluyendo el seguro espacial. Los seguros son contra las perdidas si se busca indemnizar un perjuicio económico y sobre la vida si se limita a ofrecer un pago sobre la duración o las eventualidades de la vida de una persona. Técnicamente se habla en los primeros de repartición para entender que el asegurador reparte entre los contratantes. Numeral (13º). En este numeral se habla de todo lo concerniente a las letras de cambio, aun entre no comerciantes; las remesas de dinero de una parte a otra, hechas en virtud de un contrato de cambio, y todo lo relacionado a pagares, a la orden entre comerciantes solamente, o por actos de comercio del que suscribe el pagare. Diferencia de las letras de cambio, el pagare no siempre es Mercantil para adquirir dicho carácter requiere de ser a la orden, es decir susceptible de transmisión mediante endoso. Desde otro punto de vista sin embargo la condición podría reputarse indispensable para que existiera verdadero pagare, ya que un reconocimiento de deuda no a la orden, no transferible por endoso mas que un verdadero pagare resultaría ser un instrumento de prueba simple

sin valor comercial; estar dado entre comerciantes solamente, la existencia entre las partes originales, de un supuesto no comerciante quita el carácter al título, a menos que en tal supuesto, de todos modos la deuda prevenga de una obligación de comercio, de tal manera un pagare firmado por un particular, para garantizar el pago de un préstamo recibidos para gastos quirúrgicos carece de carácter Mercantil aunque el acreedor sea un prestamista, pero el mismo pagare adquirirá carácter Mercantil si la deuda respectiva se refiere a un pago de obligaciones comerciales (mercancía recibida, compra de acciones de sociedades de Comercio) aunque el deudor no sea comerciante. Numeral (14º). Las operaciones de bancos y letras de cambio: Se entiende por tales aquellas realizadas por las entidades bancarias dentro de las posibilidades que les corresponde en su organización y sistemática. Es costumbre distinguir entre operaciones activas y pasivas según que el banco se haga deudor o acreedor de un tercero que contrata con él. Son operaciones activas típicas el préstamo bancario y el descuento de efectos, En tanto que lo apertura de cuenta debe ser calificada de operación pasiva así como también el redescuento, la constitución de fideicomiso y la constitución de tarjetas de crédito. Numeral (15º). Operaciones de corretaje en materia Mercantil: Se entiende por corretaje la mediación que se dispensa entre dos personas para lograr la conclusión de un contrato. Este corretaje es Mercantil cuando es realizado entre comerciantes, sin que se cumpla dicho requisito se refiere a un contrato con contenido Mercantil por lo menos para una de las partes acercadas. Habría corretaje Mercantil por ejemplo, en la actuación del corredor de seguro aunque resulte que el contrato respectivo solo tuviera carácter comercial para el asegurador por aplicación (artículo 6); o con mayor razón en la actuación del corredor de bolsa, que media entre el vendedor y el comprador de la acción de una sociedad (las operaciones de compra y venta de acciones de sociedades de comercio resulta materia Mercantil por mandato del (numeral 3°) del artículo 2 del Código de Comercio.

Numeral (16º). En este caso se habla de las operaciones de bolsa: Las operaciones de bolsas es decir la totalidad de los contratos y operaciones de todo tipo que a través de los mecanismos de las bolsas de comercio permiten a particulares la adquisición y enajenación de acciones y otros títulos, valores y desde otro punto de vista facilitan a los corredores, únicas personas autorizadas para actuar en la bolsa su labor de interposición. Numeral (17º). La construcción y carena compra y venta, reventa y permuta de naves: Por nave ha de entenderse todo buque destinado a traficar por el mar, técnicamente se habla de buque para aludir a aquellos productos del ingenio Humano que son capaces de flotar y cuentan con un medio autónomo de propulsión. La alusión a la reventa es superflua toda venta de nave (por lo tanto también la reventa) es ya un acto de comercio se habla de compra y venta para dejar claro que el acto es comercial tanto para el comprador como para el vendedor. Numeral (18º). La compra y la venta de herramientas, aparejos,

vituallas, combustible y otros objetos de armamentos para la navegación: Por armamento de la nave se entiende todo lo necesario para el equipamiento de la nave para que pueda prestar servicio (en terminología marítima se llama armador al empresario marítimo) aparejos son todas las pertenencias fijas (como los mástiles) o sueltas como (los botes salvavidas) que sirven para ayudar a la navegación y que deben incorporarse a la nave por razones náuticas (como las anclas) o como imposición legal (como el aparato de radiotransmisión) vituallas alude a los alimentos que se consumirán en la travesea (municiones de boca) el numeral deja abierta la enumeración, dado lo cual también será acto de Comercio la compra y la venta de cualquier otro artículo utilizado para armar una nave. Numeral (19º). Las asociaciones de armadores y las expediciones, transporte, depósitos y consignaciones marítimas.

Los contratos relacionados con el armamento, transporte, depósitos y consignaciones marítimas son comerciales según el siguiente (numeral 20º) del artículo 2 del Código de Comercio.; acá se quiere dar carácter comercial a las asociaciones y organizaciones que sean creadas para agrupar a los comerciantes dedicados a tales actividades, en esto el derecho marítimo es mucho más preciso que el derecho Mercantil terrestre, porque las agrupaciones de comerciantes terrestres. (las Cámaras de Comercio) pueden no tener carácter Mercantil. Numeral (20º). Los fletamentos, préstamos a la gruesa, seguros y demás contratos concernientes al Comercio Marítimo y a la navegación: Se trata tanto para los contratos de la utilización de la nave, como de aquellos que se celebran con ocasión de su utilización, Los contratos para la utilización de la nave muchas veces confundidos en la práctica, o no perfectamente diferenciados son : el transporte por el cual el responsable de la nave se obliga a conducir de un puerto a otro pasajeros o carga; fletamento en donde la nave entera es puesta a disposición de un fletador para una expedición o travesía, pero sigue a cargo del fletante (propietario o armador) todo lo concerniente a la náutica; arrendamiento cuando el arrendador cede la utilización total de la nave a un arrendatario por un determinado lapso. La consignación es solo un tipo de depósito caracterizado porque el depositario ha de darle a la mercancía determinada finalidad (venderla, entregarla a un tercero) en el depósito se limita a guardarlo. Numeral (21º). Son averías todo gasto extraordinario hecho para la conservación de la Nave, de la mercancía o de ambas y todo daño que sufra la nave desde su salida hasta su arribo, o las mercancías desde su embarque hasta su descarga en el puerto de su consignación. Los hechos que producen obligaciones en caso de averías naufragios y salvamento: en caso de averías o arribada forzosa el Capitán está en la obligación con los oficiales e individuos de la capitán en tripulación de dar por escrito un informe de las circunstancias del suceso, dentro de las 24 horas de su llegada a un puerto cualquiera, el informe se ratificara bajo juramento en los puertos de la república ante el juez del comercio y en su defecto ante la autoridad competente del lugar.

Numeral (22º). En este supuesto el legislador se refiere a todas aquellas personas contratadas que componen el equipaje o tripulación de una nave: son el Capitán o patrón, los oficiales, los marineros, los sirvientes y los obreros indicados en el rol de equipaje formados y establecidos por los reglamentos y además los maquinistas, fogoneros y todas las demás personas empleadas bajo cualquier denominación en el servicio de las maquinas de los buques a vapor. Numeral (23º). Los contratos entre sus comerciantes y sus factores o dependientes: Factor es el gerente de una empresa o establecimiento Mercantil o fabril, o de un ramo de ellos que administra por cuenta del dueño. Dependiente son los empleados subalternos que el comercio tiene a su lado para que le auxilie en sus operaciones obrando bajo su dirección, el dueño toma el nombre de principal con relación a los factores y dependientes. Esta enunciación ampara, como es evidente, todo lo relativo a los actos de comercio puesto que son aquellos que tienen carácter Mercantil por su propia naturaleza, independientemente de la persona que los realice. Son toda negociación de carácter o naturaleza eminentemente comercial.

Acto de Comercio. Definición.

Acto de comercio es el que se realiza mediante la interposición o producción en el cambio de bienes o de servicios, determinando la circulación de riqueza, produciéndose generalmente una especulación con dicha actividad (Barboza, Ely Saúl, 1998).

Es todo aquel en que se ejecuta un cambio indirecto, o, todo acto de interposición en el cambio, sea cual sea el objeto y forma de ese cambio (Alfredo Rocco, 1955).

De acuerdo a esta enunciación podemos decir, que los actos de comercio no son mas que aquellos que se rigen por las disposiciones del Código de Comercio, sean o no comerciantes quienes lo realicen.

Clasificación de los actos de comercio.

Los actos de comercio se clasifican de acuerdo a lo que determina el artículo 2 del Código de Comercio en:

a. Actos de comercio en sentido absoluto: Son aquellos cuya naturaleza comercial esta implícita al acto mismo.

b. Actos de comercio en sentido relativo: Dentro de este grupo de actos se distinguen las siguientes categorías. Atendiendo a la intención de las partes, donde podemos mencionar la compra, permuta o arrendamiento de cosas muebles, hecha con ánimos de revenderlas, arrendarlas o subarrendarlas en la misma forma o en otra distinta. Atendiendo a la causa que lo determina, en este grupo se encuentran la comisión y el mandato comercial. Atendiendo al sujeto que le imprime el carácter comercial. En otras palabras esta clasificación se basa o tiene que ver en sentido general con la cualidad de las partes intervinientes y a la naturaleza del acto en sí mismo, es así como se le da la denominación de objetivos, subjetivos y mixtos. El artículo 2 del Código de Comercio enumera en sus 23 ordinales los actos de comercio, ya de parte de todos los contratantes, ya de parte de algunos solamente. A estos actos se les denomina objetivos, puesto que según lo que establece la ley, se basan a si mismos, sin necesidad de tener que recurrir a otros elementos de juicio para poder determinarlos; y porque se toma en actos de comercio

cuenta la sola naturaleza del acto, que es dada por el citado artículo y por quienes interviene en él. Los actos de comercio objetivos pueden consistir en la mera operación mercantil, como las operaciones de banco y las de cambio (Ord. 14º C.Co); en empresas, como organización social y de capital que realiza actividad comercial, como las fábricas y construcciones (Ord. 5º C.Co); en obligaciones de los comerciantes, como en los casos del transporte de personas o cosas por tierra (Ord. 9º C.Co); en contratos mercantiles , como en el caso de compra y venta de un establecimiento de comercio (Ord. 3º C.Co); y en títulos , como la letra de cambio y el pagaré (Ord. 13º C.Co). Y las partes intervinientes pueden ser comerciantes o no Comerciantes. El Código de Comercio establece a demás actos de comercio, cualquiera otros contratos y cualquiera otras obligaciones de los comerciantes, sino resulta lo contrario del acto mismo, o si tales contratos y obligaciones no son de naturaleza esencialmente civil. Estos actos de comercio son subjetivos porque, al contrario de los objetivos, se toma en cuenta para su determinación la cualidad de comerciante de la parte interviniente, como requisito fundamental. Pero el acto que se reputa como de comercio por el hecho de ser parte el comerciante, no puede resultar lo contrario del acto mismo, la comisión y el mandato comercial, como ocurre con la compra de frutos para consumo del adquirente aunque sea comerciante. Si los actos de comercio suelen ser objetivos y subjetivos; y pueden ser de comercio para una parte y no para la otra; es posible su coexistencia con el acto de comercio a los efectos de la naturaleza de las obligaciones que genera, y de la jurisdicción y la competencia ante la cual quedan sometidos los conflictos que se deriven. Este es el caso de seguro de vida, que es acto de comercio para la empresa aseguradora pero no para el asegurado, aunque sea comerciante, porque la vida no es objeto de comercio. La cuenta corriente y el cheque no son actos de comercio por parte de las personas no comerciantes, a menos que procedan de causa mercantil. Quiere decir, que son actos de comercio para los comerciantes pero no para quienes no los son. Por

consiguiente, puede coexistir en el acto de comercio la naturaleza dual civil y mercantil permitida por la ley, razón por la cual se les denomina acto de comercio mixto.

Esquema del intercambio comercial.
Productor. Mediador. Negocio Jurídico. (Cambio de un bien por otro) Intención de obtener un lucro Es un acto emprendido por el comerciante que siempre busca la obtención de un beneficio. Resumen.  La noción de acto de comercio tiene la caracterización de tipo jurídico.  La enumeración del articulo 2 de Código de Comercio es enunciativa (Criterio jurisprudencial).  Los actos de comercio objetivos se utilizan como criterios unitarios para distinguir un acto civil de un acto mercantil. Sobre el comerciante. Alfredo Morlés (2002), destaca que el Código de Comercio venezolano utiliza el término comerciante en sentido genérico para referirse a una categoría equivalente a la del empresario. Por tal razón cuando define al comerciante esta en realidad caracterizando al empresario y englobando en la definición no solo al comerciante en sentido estricto sino a los industriales, banqueros, aseguradores, constructores, transportistas. Consumidor.

Respecto a esta declaración podemos decir que el comerciante no es más que la persona que se encarga de ejecutar o ejercer efectivamente los actos de comercio, es decir, asumir personalmente dichos actos, rigiéndose por lo establecido en el Código de comercio. Existen dos puntos de vista para categorizar al comerciante. Económico: Vive del comercio, asume, ganancias y perdidas. Jurídico: Ejerce en nombre propio actos de comercio de manera profesional y con fines de lucro. Clases de comerciantes. Comerciante individual: Persona natural. Comerciante social: Sociedades constituidas conforme al Código de Comercio. Requisitos del comerciante.    El ejercicio efectivo de los actos de comercio. Asumir en nombre propio, directo y personal los actos de comercio. Ejecutar sistemáticamente una serie continuada de negocios

comerciales.

BIBLIOGRAFIA Referencias Bibliográficas: Barboza, Ely Saúl (1998). Derecho Mercantil. McGraw-Hill. USM. Caracas. Morles Hernandez, Alfredo (2002). Curso de derecho Mercantil. UCAB. Caracas. Venezuela. Ossorio. Manuel. Diccionario de Ciencias Jurídicas Políticas y Sociales. Editorial Heliasta S.R.L. Edición Argentina. Borjas. H. Leopoldo. A. Síntesis de la Corte Suprema de Justicia. 03 de JulioSeptiembre 1984. Acedo. Mayas Valmore. Caracas 1955. Los depósitos bancarios. UCV. Morales Carlos. Comentarios de Código de Comercio. Ediciones Garridos Caracas. Referencias Normativas: Código de Comercio, (Art. 2). Gaceta Extraordinaria Nº 475. (Venezuela, 21 de Diciembre de 1955). Republica Bolivariana de Venezuela.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->