UNA COPA DIJO QUE ME AMASTE EN EL SILENCIO, EN LA MULTITUD Y EN LA SOLEDAD

Colección “Caupolicán Ovalles” Poesía “Miguel García Mackle” Poesía moderna Nº 12

Yenifer García

SISTEMA NACIONAL DE IMPRENTAS

MIRANDA

Yenifer García

Una copa dijo que me amaste en el silencio, en la multitud y en la soledad

Fundación Editorial El Perro y La Rana Red Nacional de Escritoras y Escritores Socialistas de Venezuela Imprenta de Miranda, 2012 Colección Caupolicán Ovalles - Poesía Serie Miguel García Mackle - Poesía Moderna

Una copa dijo que me amaste en el silencio, en la multitud y en la soledad © Yenifer García Colección de Poesía “Caupolicán Ovalles” Serie de Poesía Moderna “Miguel García Mackle” © Para esta edición: Fundación Editorial El perro y la rana Sistema Nacional de Imprentas Red Nacional de Escritoras y Escritores Socialistas de Venezuela Depósito Legal: (en proceso) ISBN: 978-980-14-2306-5 Correción y Diagramación: Isaac Morales Fernández Impresión: Julio Valderrey sistemadeimprentasmiranda@gmail.com http://imprentademiranda.blogspot.com

El Sistema Nacional de Imprentas es un proyecto impulsado por el Ministerio del Poder Popular para la Cultura a través de la Fundación Editorial El perro y la rana, con el apoyo y la participación de la Red Nacional de Escritores de Venezuela. Tiene como objeto fundamental brindar una herramienta esencial en la construcción de las ideas: el libro. Este sistema se ramifica por todos los estados del país, donde funciona una pequeña imprenta que le da paso a la publicación de autores, principalmente inéditos.

UNA COPA DIJO QUE ME AMASTE EN EL SILENCIO, EN LA MULTITUD Y EN LA SOLEDAD

UNA COPA DEIJO QuE ME AMASTE EN EL SILENCIO, EN LA MuLTITuD Y EN LA SOLEDAD

9

CONTRA CORRIENTE La facilidad que posee el agua para correr sobre las rocas, desde la punta del Salto Ángel hasta las lágrimas que se tocan cuando los dedos la esparcen… ME ES ESCRIBIRTE. Alguna vez faltarán las palabras porque son las que inventarán después cuando mis manos tiemblen por no recordarte a unos días de la vejez. …Quizás no importe si mis páginas nunca leíste.

10

YENIFER GARCÍA

UNA COPA DEIJO QuE ME AMASTE EN EL SILENCIO, EN LA MuLTITuD Y EN LA SOLEDAD 11

DETRÁS DEL TIEMPO ¿Cómo me robo esto que sucede ahora?, cuando perteneces un ratico a mí. ¿Cómo agarro este momento que se reduce a una hora escapando contigo y tres minutos regresando sin ti?

MALEZAS Los recuerdos buenos y sonríes un instante, mientras se esparcen algunas espinas sospechosas en grandes cantidades como maníes y con intenciones morbosas, por los pasajes de una bella rosa que se tinta de azul para renovar los matorrales que ni disfrazándose de jardines eluden los espinares. Hierba mala que adormeces los sentidos evocando para mañana la nostalgia de noviembre trayendo para luego la espesura de unos días vividos que fueron tan ligeros, que siguen transcurriendo aunque aquí ya nadie siembre.

12

YENIFER GARCÍA

UNA COPA DEIJO QuE ME AMASTE EN EL SILENCIO, EN LA MuLTITuD Y EN LA SOLEDAD 13

MI GRAN MURALLA Te escapas de ese libro viejo a husmear aquel trofeo, sin celar las luces, sin responder a qué viniste, sin llorar lo que ocultaste, ocultando lo que no veo, sabiendo que es un poco tarde y no quiero, pero debes irte. Dejé tan cerca la manija de pasar y pudieras encontrarla, ya he recibido quejas del amor, ahora vete, ahora escápate de mí, disimula la picardía si oyes nuestra canción, así despiertas más temprano sin ser malo soñar de día, abre tus ventanas y esta vez deja entrar mi adiós.

ENSUEÑO Frágil amar que una noche besé sin poder regresar el tiempo e impedir que este sentimiento se hiciera real, así me adivinaste los días y escribiste en la segunda página de mi vida: “estuve en ti pero no me pude enamorar”. Mis manos ahora no dibujan igual, mi deseo se volvió artificial, hace tanto que humedeciste mis labios que mis palabras ya saben a soledad. Esta locura ha hecho olvidarme de los demás y aunque se me ocurran mil pasatiempos para alejarte de mí, no resulta, no se cumple el sacarte de mis pensamientos desde aquel experimento que contigo viví.

14

YENIFER GARCÍA

UNA COPA DEIJO QuE ME AMASTE EN EL SILENCIO, EN LA MuLTITuD Y EN LA SOLEDAD 15

CADA VEZ QUE HAGA FRÍO Cuando el sol no quiera darte calor y la lluvia sea incesante, si la luna no se asoma en tu ventana y a tu corazón no quiere ir al amor. Si tu mar de día se va poniendo negro, si no despiertas en mucho tiempo de un sueño, si ese día amanece de noche, y el coraje te desconoce. Ven y arrópate con mi roce.

SUAVE Eres la pasión que se adentra en mi escudo, el que puede ver el color en las esquinas cuando más temprano sale el sol y me convences si lo dudo. No te alejas al haberte ido, aunque no cuento las horas sin ti ni las millas en kilómetros recorridos, soy tuya y de ti por decírmelo tan loco al oído.

16

YENIFER GARCÍA

UNA COPA DEIJO QuE ME AMASTE EN EL SILENCIO, EN LA MuLTITuD Y EN LA SOLEDAD 17

AMARETTO PARA SENTIR Tarde en la noche decidiste enamorarme, tus simples gracias manipulaste y con desorden y concierto chocamos esas copas de Calabaza Flameante. Allí te vi tan roto y tan apacible, tan ingenuo y tan desenfrenado… esa risa para siempre así, pude amarte y me amaste tanto, quizás el hielo de la Antártida ya no estaba congelado.

LO QUE SUPE CUANDO TE PERDÍ Hoy sin ti… no se ha ido aún la aurora y la tarde por ahí me vigila, sé que fui yo quien te dejó ir y repetirlo no me ayuda, deseo que pare la humedad que trasnocha mis pupilas por el frío de lo que dije y cálidas las palabras mudas. Quizás lo mencioné y no se oyó, tal vez moriré llenándome de dudas, que sí hacen peso más que un no.

18

YENIFER GARCÍA

UNA COPA DEIJO QuE ME AMASTE EN EL SILENCIO, EN LA MuLTITuD Y EN LA SOLEDAD 19

TIEMPO DE LLUVIA Es absurdo dominar el miedo cuando corres hacia el amor sobre el pavimento mojado.

MIL GARABATOS SIN BORRAR Amanece el día y todo empieza muy frágil, corremos todos por inercia hacia el final de la tarde, los pasos buscan las sombras, el sol encandila los ojos del que no desea ver, algunas plantas se quedan sin regar, quizás olvidar a algunos nos hace mal. Si se recuerda tanto se desprecia el pensamiento que aturde distrayendo el resto de todo, así como confunde el ruido que hace el silencio en un lugar tan vacío, tampoco es soportable el que calla si es que tiene tanto que decir, se muerde las uñas y se duerme, tal vez se conforma con el olvido. Si de esto se trata ocurren respiros tibios si ya pasa la rabia, el clima no ha cambiado ni se borró la nostalgia, la nada si hace bien, se deja pasar sin reír, si a mano viene, hubo lágrimas pero la misma rabia las quitó, no importa cuán bruscas hayan sido las manos que las enjugaron porque suave toma una hoja y procura dejarlo todo ahí, los pensamientos, los miedos, las sonrisas lo que vio y lo que desconoce por venir.

20

YENIFER GARCÍA

UNA COPA DEIJO QuE ME AMASTE EN EL SILENCIO, EN LA MuLTITuD Y EN LA SOLEDAD 21

AGUA QUE CORRE Ese pasado que malversa mi presente, que se esconde algunos días, que no dejo enamorarme más en la vida, quizás sin él me quede vacía porque a veces me hace reír y me dicta poesías. Mi ayer es de él, el primer párrafo de este papel, la noticia de que no me ibas a querer, las vendas que no me dejaron mirar el daño. Todo le pertenece, hasta mi futuro y los engaños con sabor a hiel, así va detrás mío, guardando la vida, reflejando los años en cada pedazo de piel.

LAS VUELTAS DEL CORAZÓN Rescataría el camino lleno de pasto que trajese un amor eterno correspondido a mi mente o la tranquilidad al corazón de que vendrá pronto, simplemente. Simplemente por no encontrar los motores que producen taquicardia a la razón y al alma que llora en blanco y negro el terrible olvido después de tanta pasión.

22

YENIFER GARCÍA

UNA COPA DEIJO QuE ME AMASTE EN EL SILENCIO, EN LA MuLTITuD Y EN LA SOLEDAD 23

MIS PRIMAVERAS Y LAS TUYAS Porque volteas justo cuando yo lo he hecho y derramas el azúcar como jamás sentí en mi lecho, con pequeñas caricias, con grandes besos, pero nunca tan importante y dulce como eso. ¿Cuántas veces anduve más que tú?... mil lágrimas, cincuenta sonrisas e igual te encontré… una noche cálida, a media luz, poca brisa y las diferencias ya las olvidé.

ERES LO QUE NO TENGO Es mío el pensamiento de tenerte cuando la luna palidece las mañanas, tanto me pertenece el ruido de los tambores internos que gozan por verte esperando que elijas nuestras caricias mundanas. Sé que me sobra el agua que escurre el tejado con las enredaderas que abrazan mi pared y acepto que faltan tus tropiezos a mi lado y que no existe bar que calme mi sed.

24

YENIFER GARCÍA

UNA COPA DEIJO QuE ME AMASTE EN EL SILENCIO, EN LA MuLTITuD Y EN LA SOLEDAD 25

UN SUEÑO QUE SOBREVIVE Tuve tanto tiempo este momento en mis noches para soñar, pude creer que no existía una mañana que no fuera artificial, en realidad nunca levanté la mirada para ver que mi creencia mentía y que sale el sol con brillo natural todos los días.

VERDES Como el fulgor del río que refleja la grama cuando me miras e intentas guardar mis armas… Sin olvidar lo fácil que yo olvido, aquellos tiempos borrosos que vinieron a aclarar lo que lo que se ha vivido. Ese verde del que pinté mi hogar y que llevas en tu interior es luz del sur que veo al despertar si a los ojos te miro como el mar menos azul y muy superior a un enorme suspiro.

26

YENIFER GARCÍA

UNA COPA DEIJO QuE ME AMASTE EN EL SILENCIO, EN LA MuLTITuD Y EN LA SOLEDAD 27

CADA TRES LUNAS Sí importa el día que decide amanecer sin ti, cuántas veces no oyes ese silencio que coincide con un futuro encuentro de la nostalgia y un ya lo presentí…. Cada tres lunas decides no volar, ni callar pero si volver, allí es donde ese susto de parar y de toparte con la nada se escapa del ayer. Ese día que despiertas despeinada, enamorada y la noche te espera para dormir, cómo sufre el miedo porque no es quien gana la aventura de sentir.

QUEDANDO SIN TI Las dudas me tambalean el piso y de lágrimas me avisa… pretenden verme llorar pero aunque sea con un radar hallo las alegrías postizas. Fuiste el que me dio aquella sonrisa y me tomó al resbalarme, hoy la distancia se agudiza y pretende desmayarme…

28

YENIFER GARCÍA

UNA COPA DEIJO QuE ME AMASTE EN EL SILENCIO, EN LA MuLTITuD Y EN LA SOLEDAD 29

CLARO, OSCURO Y FISGÓN No es de día aún… y ya no es de noche ¿A qué horas se pierde la vergüenza? ¿De madrugada cuando un roce tibio insiste en tumbar la almohada?... Quizás justo allí donde se oyen respiros en dos tonos sobre la luz apagada viene el instinto, el deseo y nada cura las ganas ni siquiera el cariño de los terceros para tapar una sonrisa descarada.

A MI LADO EN CUALQUIER DESVÁN Recostado aquí contemplando la tarde conmigo igual que ayer, no es eso lo que no puede ser, es que me veas a los labios con ojos que no son de amigos y deseosa te los deje ver. Junto a mí muy cuidadoso por no arrebatarme un beso, que en la frente y no en la boca, igual es inconsciente y tiene un fuerte sentido que me aloca Lento desasosiego que se desespera por las llamadas y el no puedo en mi mente y un pensar ciego sin coartada que insiste en ver cómo se siente una conciencia lastimada.

30

YENIFER GARCÍA

UNA COPA DEIJO QuE ME AMASTE EN EL SILENCIO, EN LA MuLTITuD Y EN LA SOLEDAD 31

AY AMOR… Amor cómo me derrumbas, más que todo por las noches y pensar que si me tumbas es que Nada quedó en tu derroche. Vuelves y me recoges con un rostro limpio después que tanto te maldije, lo que viene es corregir el instinto sin repetir “yo te lo dije”. Adelante amor… no corrompas mi ahora, mi ayer no ha podido cobijarte, hay un poco de dolor y mi interior lo llora, quédate para no odiarte y encontrarte cada hora.

¿...PA’ QUE CANTAR? Mal… Consentí las emociones pero prefirieron llorar.

32

YENIFER GARCÍA

UNA COPA DEIJO QuE ME AMASTE EN EL SILENCIO, EN LA MuLTITuD Y EN LA SOLEDAD 33

NIRVANA GRIS Debí verte y llorar, debí gritar con ese aliento inerte que no era lo que quería, porque al verte tan callado aún siento que mi corazón no suspira, resiste la ironía para que sepas que la paz en mi rostro ha sido mentira y que siempre moriré para que tu vida se junte con la mía.

EXTRAÑA FILOSOFÍA Algunos creen que serenidad no es fuerza interior, aunque esta última produzca que una caricia suave, la rabia del dolor. Una caricia sin tocar como la palabra que no se dice, ese silencio que trastorna al llegar y te daña como lo hice, ¿cómo filosofar para demostrarte que si te quise?

34

YENIFER GARCÍA

UNA COPA DEIJO QuE ME AMASTE EN EL SILENCIO, EN LA MuLTITuD Y EN LA SOLEDAD 35

PARA DEJARTE EN NINGÚN HOSTAL Con lindos detalles sabes lo que te quiero, necesitas oírlo por el miedo… Perdona que me lo calle y te dé vueltas en mi cielo. No me enamoré de ti, no ahorita ni lo hice antes… Es verdad todo lo que te quiero pero nunca logré amarte. Soy cruel por no dejarte, algo no me lo permite… Eres tú, tu enorme corazón, tu paciencia y tu nunca desquiciarte. Tantas cualidades sin querer que me quites y tú solo pides no alejarte.

CÓMPLICE DE CUPIDO Toda esa locura, todo ese placer, el que hoy pretendo robar y esconder acepta que si fuese tomada por la cintura precedería a lo que soy y me volviese a enloquecer.

36

YENIFER GARCÍA

UNA COPA DEIJO QuE ME AMASTE EN EL SILENCIO, EN LA MuLTITuD Y EN LA SOLEDAD 37

…Y NO VOLVIÓ LA MAGIA Ese día de octubre, cuando la razón decidió sacar sus armas y pelear, alejó del alma lo que todavía ama y la hace llorar. Al llegar la noche de ese extraño día, ya la ilusión se veía tan lejana y ahora se confunde el rojo atardecer con el azul de la próxima mañana. Pasados algunos meses, viviendo la locura del intento, ya nadie me conquista la piel. Recorriendo bares y probando besos descubro que ninguno como él.

A MEDIA MIRADA Incontables pensamientos… de adentro y de un poco más allá, se reúnen en mí e intento un rostro difícil, descansado que no será. Si espero ese disfrute que existe con calma cuando mi lustre y fina alma ya haya superado y sobrepasado ese momento que no se salva. De acuerdo va la mirada de este encuentro con la nada, húmeda, suave y no recuerdo aquel ave que sigue posando en la rama empinada.

38

YENIFER GARCÍA

UNA COPA DEIJO QuE ME AMASTE EN EL SILENCIO, EN LA MuLTITuD Y EN LA SOLEDAD 39

EL DÍA Y LA NOCHE En cuanto esa gigante luz exterior se cubre para acabar el día, regresa su amante luna así el girasol no esté amarillo todavía.

FOGATA SIN LUNA, SOL SIN INDICIOS Tan entretenidos aquellos días nublados, los pasajes en diferentes dimensiones, el creer, la existencia y el esconder de la inocencia en todos los costados, por todos los rincones…. Sentí volar mirando caer las gotas que tarde más que temprano ahogarían las rebeldes alas, cual peñero en fuga que silbando algunas notas ilusionó un tonto motor sabiendo la risa que el océano exhala. Cómo lograr entender que no duele la ceniza que intenta quemar con la llama apagada, el sol que se resiste a compartir en la playa, la lluvia arrogante por las noches y el crepúsculo agotador que con bajeza se encanta y ofende las mañanas… A la calma llama lo poco que queda en la torpeza interior gritando que lo logrará, sostiene un loco corazón sin oídos, sin manos, ya ni tan pesado goteando el sentido, insiste en diseñar el amor.

40

YENIFER GARCÍA

UN MARTES DE CARNAVAL CON DESPECHO No he podido olvidarte. Es la otra cara de lo que sabes, lo que supones… me río cuando creen que estoy cuerda y que ya no espero que vuelvas, la verdad me disfracé de pares y nones. Esta máscara incolora con sombrero de arlequín que duele tanto mostrarte, tras una comparsa de lágrimas en un carnaval un poco ruin, con deseos de olvidarte.

Los 500 ejemplares del libro Una copa dijo que me amaste en el silencio, en la multitud y en la soledad de Yenifer García se imprimieron durante el mes de septiembre de 2012 en Santa Teresa del Tuy, en los talleres del Sistema Nacional de Imprentas Sede Miranda de la Fundación Editorial El perro y la rana y la Fundación Red Nacional de Escritoras y Escritores Socialistas de Venezuela.

“Sí importa el día que decide amanecer sin ti, cuántas veces no oyes ese silencio que coincide con un futuro encuentro de la nostalgia y un ya lo presentí…. Cada tres lunas decides no volar, ni callar pero si volver, allí es donde ese susto de parar y de toparte con la nada se escapa del ayer. Ese día que despiertas despeinada, enamorada y la noche te espera para dormir, cómo sufre el miedo porque no es quien gana la aventura de sentir.” Yenifer García (Yare, 1986) Con Una copa dijo que me amaste en el silencio, en la multitud y en la soledad obtuvo el primer lugar en el renglón Poesía del II Concurso Literario de Yare 2010.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful