Está en la página 1de 1

Esta lectura la quiero compartir contigo, aunque yo no soy casi nada dadivoso el ejemplo que tu nos das con

los pequeos a grandes detalles nos dejas un gran modelo a seguir, asi que espero que disfrutes de esta hermosa lectura. Aprende a dar y a recibir Los favores tiles, las palabras sinceras de aprecio y las observaciones animadoras demuestran a los que te rodean que piensas en ellos y que no los das por sentados. Esto te ayudar mucho a granjearte las simpatas de otros. Es tal como lo expresa el proverbio: El que liberalmente riega a otros, l mismo tambin ser liberalmente regado. (Proverbios 11:25.) El apstol Pablo sigui este principio. Lee el relato bblico registrado en Hechos 20:31-38 y fjate de qu modo tan altruista se desvivi Pablo por ayudar a sus compaeros de feso. En qu result su esfuerzo? Los cristianos de feso se encariaron tanto con Pablo, que cuando supieron que parta, prorrumpi gran llanto entre todos ellos, y se echaron sobre el cuello de Pablo y lo besaron tiernamente. (Hechos 20:37.) Das t tambin de ti mismo: de tu tiempo y energas? Das nimo, apoyo y ayuda a otros? Si as es, seguro que la gente te querr. Jess dijo: Practiquen el dar, y se les dar. (Lucas 6:38.) Por otra parte, cmo deberas reaccionar cuando otros, a su vez, quieren hacer algo por ti? Hay quienes, quizs abochornados por la atencin que se les presta, rechazan tales ofrecimientos. Sin embargo, el aceptar con gusto lo que hagan por ti es una forma de dejar que los dems se te acerquen. (Colosenses 3:15.) En una ocasin, Jesucristo acept aceite perfumado de alguien que probablemente tuvo que pagar por l casi todo el salario de un ao de trabajo. (Juan 12:3-6.) Recuerda que otras personas tambin quieren experimentar el gozo de dar. Demuestra tu agradecimiento por sus gestos de amistad, y te apreciarn por ello. Que dios te siga bendiciendo ahora y en el futuro Tu amigo secreto.