Está en la página 1de 40

RUTA

DEL

PERNALES
RUTA DEL PERNALES
Antonio Matea Martínez
Gerardo González Montero
AUTORES
Antonio Matea Martínez
Gerardo González Montero

COLABORADORES
Francisco Noguero Fernández
José García Lanciano

REALIZACIÓN
Centro Excursionista de Albacete

EDITA
Diputación Provincial de Albacete

4
PRESENTACIÓN

E
l Centro Excursionista de propósito de estas páginas clarificar esta
Albacete y la Diputación leyenda, sino celebrar y recordar a un
Provincial, en un marco de es- personaje legendario y querido en es-
trecha colaboración, han intentado a lo tas tierras. No es tarea fácil justificar
largo de los años mantener vivas las tra- una ruta que conmemore el paso de
diciones y leyendas de nuestra provin- un bandido, que se podría enfocar sim-
cia. Una de esas leyendas, que perma- plemente como parte de un plan de
nece todavía viva en la memoria de la dinamización turística. Hay incluso
gente es la del Pernales, famoso ban- quien refuta que se recupere el recuer-
dolero estepeño, abatido por la Guar- do de alguien que mató y robó, y fue
dia Civil en la Sierra de Alcaraz el 31 el personaje que más en jaque tuvo a
de agosto de 1907. la justicia española de los albores de
Con motivo del centenario de su siglo XX.
muerte nace la idea de conmemorar el Simplemente es nuestro deseo dar
evento con la realización de esta ruta. a conocer una ruta por esta Sierra, con
Se pretende con ello recorrer los luga- su cultura y sus tradiciones, que unido
res más significativos que guardan re- a la debilidad que sentimos por el
lación con el bandido, desde el lugar senderismo, es más que suficiente mo-
por el que entró en la provincia de Al- tivo para intentar traer a la memoria la
bacete, hasta Alcaraz, localidad en la leyenda de tan célebre bandolero.
que se le dio sepultura. Vamos a recorrer en esta ruta los
Si Pernales fue el bandolero más lugares por donde pasaron Pernales y
buscado por las fuerzas del orden du- el Niño del Arahal en la provincia de
rante los primeros años del siglo XX Albacete. Han sido muchos los años
por sus fechorías cometidas en tierras de investigación y de trabajo de cam-
andaluzas, para las gentes humildes fue po en este sentido, aunque no todos
siempre un auténtico héroe, un pala- podrán coincidir con nosotros en el
dín de los campesinos andaluces y un trayecto que aquí dejamos escrito.
defensor de sus causas. Así pues, recorreremos las localida-
En la Sierra de Alcaraz aún se re- des de Villaverde de Guadalimar, en
cuerda con cariño a este personaje, cuyo término fue abatido. Visitaremos
como así hemos podido constatar al también Bienservida, Villapalacios Sa-
hablar con la gente de más edad, y aún lobre y Vianos, para finalizar en Alca-
permanece viva la leyenda del bandi- raz, donde yacen sus restos, comple-
do generoso que repartía entre los po- tando un recorrido por uno de los más
bres lo que robaba a los ricos. No es el bellos lugares de la sierra albaceteña.

5
VILLAVERDE DEL GUADALIMAR

V
illaverde de Guadalimar es de cuya cima tendremos unas increí-
una pequeña localidad bles vistas de toda esta sierra. También
albaceteña, situada en los con- podemos visitar la vecina localidad de
fines de la Sierra de Alcaraz. No es Cotillas, que guarda todavía las ruinas
pueblo que guarde monumentos muy de un viejo castillo árabe, o acercarnos
interesantes para su visita, aunque to- a Los Chorros de Riópar, donde nace
davía quedan restos de un viejo con- de forma espectacular el río Mundo.
vento franciscano, cuyo patronato de- No lejos queda también el nacimiento
pendió de la Casa de Paredes. Pero es- de Arroyofrío, ya limitando con la pro-
conde en su término municipal unos vincia de Jaén, donde una presa artifi-
parajes naturales de excepcional belle- cial ha creado un rincón paradisíaco
za, ideales para la práctica del bajo las altísimas paredes del Calar del
senderismo o de cualquier otro depor- Mundo.
te o actividad que pretendamos reali- Pero aconsejamos, sobre todo, el
zar en la naturaleza. interesante recorrido por el arroyo del
La Peña del Cambrón preside todo Tejo, que nace entre los picos de La
su término, y su ascensión es obligada Sarga y el Padrón, que después forma-
para los amantes del senderismo, des- rá el río Guadalimar. Esta zona está
poblada por nu-
merosos pinares,
con algunas en-
cinas y quejigos,
aun que queda
muy lejos de
aquellas grandes
masas selváticas
de carrascas, ro-
bles y pinos que
guardó en otros
tiempos. Hay
que tener en
cuenta que Vi-
llaverde de Gua-
dalimar perte-
Peña del Cambrón neció a la llama-

6
da provincia de La Marina, por lo que se denominó Villaverde de Ambas
sus bosques fueron intensamente tala- Aguas, por los dos riachuelos que atra-
dos a partir de 1750 para la construc- viesan su núcleo urbano.
ción naval. No podemos irnos de Villaverde de
Esta población perteneció al con- Guadalimar sin degustar su deliciosa
cejo de Alcaraz, que la había ganado a gastronomía, dotada de una amplia
los musulmanes por la fuerza de las muestra de platos típicos de la sierra,
armas, poco después de la conquista que dejan constancia del buen hacer
del castillo de Alcaraz en el año 1213. de estas gentes en el arte de la cocina.
Sin embargo, en el siglo XV quedó in- Hay que citar, entre otros, la olla de
tegrada en el Señorío de las Cinco Vi- aldea, las migas, el ajo arriero o el ajo
llas de la Sierra de Alcaraz, bajo la ju- mulero, que junto al “Hornazo del
risdicción de los Condes de Paredes, al Pernales”, diseñado especialmente para
igual que ocurrió con Cotillas, esta ruta, nos van a deleitar con su ex-
Villapalacios, Bienservida y Riópar. celente sabor y, con toda seguridad, nos
Antes de tomar su definitivo nombre van a dejar plenamente satisfechos

Villaverde del Guadalimar

7
BIENSERVIDA

A
l igual que Villaverde, Bienser- Posee también Bienservida una er-
vida fue aldea de Alcaraz des mita dedicada a la Virgen de Turruchel,
de que fue conquistada a los patrona del pueblo, situada en la ca-
moros en el año 1213, formando igual- rretera nacional 322, junto al río del
mente parte, años más tarde, del Se- mismo nombre y bajo el cerro Vico.
ñorío de las Cinco Villas de La Sierra Esta ermita data posiblemente del si-
de Alcaraz. Se han hallado restos de po- glo XVI, aunque fue reedificada en el
blación muy antigua dentro de su tér- año 1913. Cuenta la tradición que se
mino municipal, entre ellos una escul- levantó tras ser hallada la imagen de la
tura ibérica que perteneció a un ente- Virgen por unos labradores, a quienes
rramiento, quizás de algún reyezuelo les dijo que quería ser la patrona del
o personaje de cierta importancia. Esta pueblo.
escultura, fechada en el siglo IV antes Esa imagen de la Virgen era de
de Cristo, representa a un león con la estilo bizantino, con manto de color
cabeza de un hombre barbado entre sus azul y con el niño vestido de rojo,
garras, y actualmente se encuentra en aunque con el tiempo desapareció y
el Museo Provincial de Albacete. fue sustituida por la imagen actual.
Destaca dentro de la villa la igle- Todos los años, el tercer domingo de
sia parroquial de San Bartolomé, mayo, se lleva a la Virgen en rome-
construida en el siglo XVI en una ría hasta la ermita, subiéndola de
sola nave, con cabeza cuadrada de nuevo a la parroquia de Bienservida
cubierta gótica y portada del mismo el día 24 de agosto, día de San
estilo. Dentro del templo es intere- Bartolomé.
sante el retablo, formado por dos Pascual Madoz cita también en sus
partes claramente diferenciadas; la Descripciones Geográficas una torre
inferior, de estilo plateresco avanza- vigía, “obra antigua de moros”, que
do, con la imagen del santo titular, estuvo situada en la calle de la Torre.
y la superior de finales del XVI o Todavía los más viejos recuerdan la
principios del XVII, rematada en el existencia de algunos paredones que
calvario. Este retablo es uno de los daban forma a una torre cuadrada, si-
más grandiosos de la provincia de Al- milar a la que todavía subsiste en al
bacete, no sólo por su tamaño, sino vecina localidad jienense de
también por su equilibrio arquitec- Villarrodrigo, aunque se ha perdido
tónico, dentro de su sobriedad esti- por completo cualquier huella que per-
lística. mita recordar su existencia anterior

8
Iglesia de San Bartolomé (Bienservida)

9
VILLAPALACIOS

S
ituada sobre una pequeña pla- si obtenía a cambio grandes beneficios,
taforma de terreno, debió tener ya que poseía otros diferentes. Pero don
esta población cierta importan- Pedro Amores, Alguacil perpetuo de la
cia como pueblo fortificado, de casi villa de las Peñas de San Pedro, había
imposible ocupación por la fuerza de comprado en 1740 el título de conde
las armas. Incluso las crónicas antiguas y tenía interés en obtener un señorío
citan un viejo castillo arruinado den- para poder ejercer su dominio jurisdic-
tro del pueblo, aunque actualmente no cional.
queda nada de él. Perteneció Villapa- El edificio más sobresaliente de
lacios a la jurisdicción de Alcaraz, al Villapalacios es su iglesia parroquial de
parecer con el nombre de Cenylla, al San Sebastián, una construcción rec-
igual que todos los municipios que tangular de una sola nave con arcos
hemos visto hasta ahora. Más tarde transversales y portada ojival de estilo
estuvo incluido en el
Mayorazgo de Paredes,
como residencia del go-
bernador o alcalde ma-
yor, que era quien tutela-
ba el Señorío de las Cin-
co Villas de la Sierra de
Alcaraz en nombre de los
Condes de Paredes.
A mediados del siglo
XVIII, el XIII Conde de
Paredes, Isidro Manrique
de la Cerda, vendió este
señorío, a Pedro Amores
Angulo, vecino de las Pe-
ñas de San Pedro, que
había adquirido reciente-
mente el título de Conde
de las Navas de Amores.
Al Conde de Paredes no
le importaba demasiado
dejar uno de sus estados

10
gótico, en la que sobresale un escudo corren vaquillas y se juega a la Taza,
de los Manrique del siglo XVI. Den- un juego único en nuestra provincia.
tro de ella encontramos detalles mu- Cerca de Villapalacios, en la Sie-
déjares en la techumbre del coro y una rra del Relumbrar, se encuentra el
elevada tribuna renacentista con her- Pico de las Almas, donde quedan los
mosas tallas. restos de una antigua atalaya árabe.
La ermita de San Cristóbal se en- En esta sierra, a cuyos pies corre el
cuentra cerca del pueblo, y fue re- río Guadalmena, podemos encontrar
construida con la colaboración de una flora singular autóctona, mues-
todos los vecinos en los años cin- tra de antiguos bosques que se ex-
cuenta. Las fiestas patronales de tendieron por toda la zona, y dicen
Villapalacios se celebran entre los que todavía es posible encontrar en
días 13 y 17 de septiembre, en ho- ella al lince ibérico, un felino tan
nor del Santo Cristo de la Vera Cruz. valorado como escaso en nuestro
Durante las fiestas se baila la jota, se país.

Escudo de los Condes de Paredes

11
SALOBRE

S
e llega a Salobre desde Alcaraz do todavía los hombres de la Media
por su pedanía de Reolid, lo Luna dominaban estas tierras antes
calidad conocida por sus baños de ser reconquistadas por el rey Al-
de la Esperanza y de Benito, ya fa- fonso VIII en 1213.
mosos en el siglo XVIII y abundan- Dentro de Salobre se encuentra
tes en aguas minero-medicinales, la ermita de la Virgen de la Paz, del
útiles para curar el reuma y diversas siglo XVI, y en la Plaza de Tierno
enfermedades de la piel. Se encuen- Galván, donde está el Ayuntamien-
tra también junto a esta población el to, hallamos también un viejo edifi-
Estrecho del Hocino, una espectacu- cio que fue vivienda para los obre-
lar garganta por donde a duras penas ros y almacén de maquinaria de la
pasan la carretera y el río Salobre, que antigua fábrica de hojalata. Esta fá-
se encajona entre unas paredes com- brica se construyó en el siglo XVIII,
pletamente ver- favorecida por el
ticales forman- impulso que dio
do bonitas po- el rey Carlos III
zas y rápidos. a la industria
Este desfila- metalúrgica es-
dero del Hoci- pañola.
no, de apenas La maqui-
un kilómetro naria de esta
de recorrido, fábrica de ho-
queda situado jalata había
entre el cerro sido movida
de la Navaza y por el río Salo-
el cerro de los bre, río que di-
Pizorrosos del vide la pobla-
Aljibe, llamado ción en dos,
también la Ve- cuyo origen
leta del Moro, está en la
porque al pare- unión de los
cer, antigua- arroyos de Za-
mente fue pun- pateros y de las
to de vigía cuan- Crucetas. An-

12
tes de llegar al pueblo pasa por La tra el Cerro de Agudo, sobre el que
Herrería, una bonita zona recreativa se cuenta la historia sobre un anti-
con piscina, por el ruinoso cortijo de guo tesoro hallado por un pastor lla-
los Marines y junto a la vieja fábrica mado Sabino. Se cuenta que Sabino
de paños e hilos, en la que se elabo- mostró su tesoro al maestro de El
raban mantas, capas y otros objetos Ojuelo para que le indicase su valor,
de lana. Tras salir del pueblo entrega pero éste le contestó que era preciso
sus aguas al río Guadalmena, aun- que un experto las examinase. El
que antes recibirá las del arroyo del maestro, que antes de dedicarse a la
Ojuelo y las del río Angorrilla. labor pedagógica había sido minis-
El Ojuelo fue una antigua pedanía tro de Dios, cogió la orza con las
de Salobre, en la que llegaron a vivir a monedas y se las llevó a la capital con
principios del siglo XX más de 60 per- tal fin. Pero cuentan que el antiguo
sonas, aunque hoy día está completa- cura no volvió a aparecer por la al-
mente en ruinas y totalmente dea hasta muchos años después, due-
deshabitada. Cerca del Ojuelo, junto ño de una inmensa fortuna, que na-
al collado de Juan Calabria, se encuen- die supo cómo había conseguido.

Salobre

13
VIANOS

H
ay que destacar de Vianos templo, se encuentra el coro, y en-
la iglesia de San Sebastián, frente, el altar mayor, con un her-
sin duda alguna su edifi- moso retablo. En los laterales pode-
cio más sobresaliente y antiguo, mos ver diversas imágenes de santos
construida de una sola nave en el si- y santas.
glo XVI con sillares bien labrados. Junto a la iglesia, situada en la
Destaca del exterior una hermosa Plaza de Cervantes, existe una boni-
ventana de estilo plateresco en su ta fuente, construida frente a otra
torre campanario, aunque se encuen- cercana con un pilón. Desde esa mis-
tra tapiada desde hace muchos años. ma plaza salen calles limpias que
Debajo de la torre, en el interior del huelen a campo, algunas de ellas sin
final. Muchas de las casas que
se levantan por estas calles
vianescas están dotadas de
hermosas fachadas pintadas
de blanco, adornadas con bo-
nitos enrejados, en las que hay
colocadas, en los meses de es-
tío y primavera, bonitas ma-
cetas floreadas que contribu-
yen a hermosearlas todavía
más. Incluso alguna calle se
encuentra cruzada por algu-
na pasarela superior que co-
munica las viviendas de am-
bos lados.
A la salida del pueblo, en
el Charcazo, se encuentra una
hondonada que forma parte
de los restos de una plaza de
toros del siglo XVIII, lo que
muestra la tradición taurina y
ganadera de esta población. El
Vianos Iglesia de San Sebastián toro es el animal emblemáti-

14
co de esta localidad y está representa- ferencia a este animal, no podemos
do incluso en su escudo municipal, en abandonar el pueblo sin hincar el
el que aparecen también dos llaves diente al riquísimo estofado de rabo
unidas por una cadena, con una coro- de toro que cocinan por estas tierras.
na real por encima del conjunto. En Vianos se acaba la Sierra de
Se dice que en Vianos siempre Alcaraz. Desde la alta plataforma,
han pastado los toros bravos. Así si- privilegiado mirador para mirar so-
gue siendo en la actualidad y así lo bre el llano, se abren, dirigiendo la
podemos comprobar en los campos mirada hacia Povedilla, Gorgojí y
que se extienden por debajo de la Viveros, los famosos Campos de
altiplanicie en la que se asienta esta Montiel, tan citados en el Quijote.
localidad. Es usual encontrar en los No podemos irnos de esta población
archivos municipales de siglos pasa- sin asomarnos a estas asombrosas lla-
dos de distintas localidades de la pro- nuras rojizas, que hacen también de
vincia, diferentes gastos para com- puente entre las Cordilleras Béticas
prar toros de Vianos en las fiestas que y Sierra Morena, llamada antaño los
allí se celebraban. Y como última re- Montes Marianos.

15
ALCARAZ

P
oco se sabe sobre la historia de va de la Fuente, o como de Riópar y
Alcaraz hasta su reconquista por Villarrobledo.
las tropas de Alfonso VIII en El Marqués de Villena fue señor de
1213, aunque existen restos en sus cer- la ciudad, título que había sido conce-
canías de la Edad del Bronce y de la dido por Juan II el 5 de diciembre de
Edad del Hierro. Tras la conquista a 1429. Sin embargo, Alcaraz se alzó en
los árabes, en que Alcaraz aparecía con armas contra el Marqués a favor de los
los títulos de “Llave de España y Ca- Reyes Católicos, en la guerra de suce-
beza de Extremadura”, se creó un Con- sión que éstos mantenían con Juana la
cejo para administrar la fortaleza y la Beltraneja, que era apoyada por el de
población, y se le otorgó el Fuero de Villena. Fue entonces cuando Alcaraz
Cuenca, encaminado a conse-
guir la repoblación del lugar y a
regular la convivencia de sus ha-
bitantes.
El siglo XIII supuso para
Alcaraz su máximo apogeo,
motivado por el hecho de ser
un importante bastión cristia-
no hendido en territorio aga-
reno, hasta que en 1242 se ale-
jó definitivamente la frontera
con la rendición del reino de
Murcia. Fueron constantes las
expediciones que desde aquí se
lanzaron a la conquista de te-
rritorio, creando un amplio
alfoz que llegó a ocupar casi la
mitad occidental de la provin-
cia de Albacete, con una pe-
queña franja de la provincia de
Ciudad Real. Dentro de sus
dominios había territorios de
localidades tan distantes como
Peñas de San Pedro y Villanue- Torres del Tardón y la Trinidad

16
recibió de los reyes los timbres de “La tran las mal llamadas torres gemelas del
Muy Noble y Leal”. Cuando se tomó Tardón y la Trinidad, fruto de una fina
la fortaleza al Marqués, se destruyeron arquitectura renacentista; el antiguo
sus murallas, para que ningún otro se- convento de Santo Domingo, que más
ñor pudiera acabar de nuevo con su tarde fue lonja y prisión, y las lonjas
celosa independencia haciéndose fuerte del Ayuntamiento y de Regatería tam-
en ella. bién forman parte de ella.
Alcaraz no tiene hoy día la fama y Junto a la plaza se levanta la igle-
la grandeza de aquellos belicosos años sia de la Trinidad, del siglo XV, y en
medievales, pero conserva auténticas la parte opuesta se encuentra la por-
joyas arquitectónicas, como su monu- tada plateresca de la Aduana o del
mental Plaza Mayor, principal honra Alhorí. Cerca se abre el Arco de Za-
y orgullo de la ciudad. Empezada a patería, que da paso a callejuelas es-
construir en el siglo XVI, posee nume- trechas y moriscas, todas ellas carga-
rosos arcos que cierran varios soporta- das de historia y de orgullo, por las
les, donde antiguamente se celebraba que es recomendable dar un sosega-
el mercado. Dentro de ella se encuen- do paseo.

Acueducto de Alcaraz

17
FRANCISCO RÍOS GONZÁLEZ, PERNALES

P
ernales nació el 23 de julio de todas formas los caciques, por medio
1879 en Estepa, un pueblo de del encasillado y el pucherazo, se en-
Sevilla situado entre Puente cargaban de amañar las elecciones y
Genil y Osuna, y fue bautizado cuatro evitar sorpresas desagradables a la oli-
días más tarde en la iglesia de Santa garquía dominante.
María con el nombre de Francisco de Como la mayoría de los campesi-
Paula José Ríos González. Era una épo- nos andaluces Pernales no recibió ins-
ca infausta para los trucción alguna en la
campesinos andaluces, escuela y a los diez años
en el que el principal trabajaba de cabrero
quehacer diario era el con su padre en Calva,
de su supervivencia. aunque dos años más
Con apenas un lus- tarde ambos regresaron
tro de existencia del ré- a Estepa. Allí, cuando
gimen conocido como no tenían trabajo y el
Restauración, Cánovas hambre apretaba los
del Castillo había im- estómagos vacíos de la
pulsado un sistema de familia, tuvieron que
turnos de partidos a la cometer algunos robos
manera inglesa, en el en los vecinos campos,
que los liberales y con- lo que les llevó a tener
servadores se turnaban algún encuentro con la
en el poder. Pero am- Guardia Civil. En al-
bos partidos defendían a una sociedad guno de estos encuentros parece ser que
burguesa, que se enriquecía con la in- el joven Francisco Ríos recibió va-
dustria y con la agricultura de los lati- rios golpes por parte de los guardias
fundios, mientras la mayoría de la po- que así empezaron a ganarse un fe-
blación vivía en el analfabetismo y la roz enemigo.
miseria. Durante estos años de su niñez fue
Este régimen, cuya cima era ocu- cuando Francisco Ríos aprendió a leer
pada por el rey Alfonso XII, llegado y a escribir malamente. También tra-
del exilio francés en plena guerra car- bajó un tiempo como cuidador de ca-
lista, era apoyado por la Iglesia y el Ejér- ballos, por lo que parecía que el cami-
cito, y en él apenas un dos por cien de no de Pernales se iba a enderezar y no
la población tenía derecho al voto. De llegaría nunca a ser el famoso bandi-

18
do. Pero al igual que otros niños anda- cuadrilla de Antonio Moreno, More-
luces empezaba a soñar con resucitar nito de Alcalá, aunque tuvo que reti-
la vieja estampa del bandolero dueño rarse al no ser capaz de aguantar las
y señor de los caminos, que sometería embestidas del público. Joaquín
a sus prebendas a los ricos del lugar. Camargo, a quien se atribuye el dicho
Estepa había sido cuna de bando- de que los alambres acabarían con ellos,
leros famosos, como Juan Caballero, murió a los sesenta y cuatro años en
el Lero, nacido el 23 de agosto de 1804, Argentina, víctima de un veneno que
cuya vida fue una de las más largas en se suministró a la muerte de su com-
la historia del bandolerismo, pues pañera sentimental.
murió el 30 de marzo de 1885. Este El padre del joven Francisco siguió
bandolero, auténtica leyenda en su robando por los campos, y en uno de
pueblo, fue capturado, pero ante la fal- estos robos fue sorprendido por los
ta de pruebas fue puesto en libertad, miembros de la Benemérita. Uno de
viviendo, según cuentan, del produc- los guardias le golpeó en la cabeza con
to de sus robos. Publicó unas memo- su fusil, lo que le provocó la muerte
rias escritas en mano del escritor José poco tiempo después. Francisco Ríos,
María de Mena, con las que quiso en- que era solamente un crío, juró desde
salzar su vida y oscurecer la de José entonces odio eterno al benemérito
María el Tempranillo. cuerpo.
También había nacido en Estepa, De nuevo se torció la vida de
trece años antes que Pernales, Joaquín Pernales y abandonando el trabajo vol-
Camargo Gómez, a quien el maestro vió a las correrías y a cometer peque-
de Estepa le puso el apodo de Vivillo, ños robos. Incluso ayudó alguna vez a
al parecer porque era bastante despa- su tío Antonio Ríos, “el Soniche”, po-
bilado. Pero aunque el Vivillo fue hués- sible maestro suyo en el arte del ban-
ped en numerosas ocasiones de las cár- dolerismo. El 25 de diciembre de 1901
celes andaluzas, igual número de veces se casó en la iglesia de Santa María de
tuvo que ser puesto en libertad al no Estepa con María de las Nieves Pilar
encontrarse pruebas que pudieran con- Caballero, cinco años mayor que él,
denarlo, aunque él reconoció más tar- con la que tuvo dos hijas, aunque años
de, en unas memorias que escribió, que más tarde su esposa lo abandonó, al
era fundamentada su fama como la- parecer por los malos tratos que reci-
drón. bía de Pernales.
Incluso fue famoso este Vivillo por- Inició sus andanzas bandoleriles
que ejerció como picador de toros en con Antonio López Martín, “el Niño
las plazas de Linares y Madrid con la de la Gloria” y Juan Muñoz, “el

19
Canuto”, a los que se uniría más tar- repartir el dinero entre los pobres. A
de Antonio Sánchez, “el Reverte”. cambio, éstos le prometían fidelidad y
Comenzaron entonces los asaltos en veían en él un aliado contra los ricos,
los cortijos y a exigir dinero a las un defensor de sus derechos, además
gentes acaudaladas, incluso tuvieron de saber que su traición sería terrible
algunos enfrentamientos a tiros con castigada.
los miembros de la Benemérita lo Por otra parte, Pernales era un con-
que hizo que fuera cogiendo gran sumado jinete que sabía escapar rápi-
fama. Se cuenta también que llega- damente a cuantas emboscadas le tien-
ron a ser apresados por las fuerzas den a lomos de su caballo Relámpago,
de la autoridad en una ocasión, pero que superaba en velocidad a cualquier
misteriosamente escaparon. otro caballo. Sus robos consistían en
Se le empezó a llamar Pedernales solicitar amablemente una cantidad de
por la dureza de sus sentimientos, dinero, (generalmente mil pesetas) can-
como así demostró con sus hijas, a las tidad que la persona elegida solía en-
que quemó molestado por su llanto. tregar, conocedora de su fama y para
También se le acusó de violar a una evitar males mayores. Estos robos fue-
mujer en el cortijo de Cazalla. Igual- ron en aumento y las autoridades de
mente fue implacable matando al due- Madrid empezaron a preocuparse ante
ño del cortijo de Hoyos, cerca de La sus fechorías, incluso se dice que llegó
Roda, que al parecer había intentado a asaltar al gobernador de Córdoba, al
envenenarlo, junto a su tío el Soniche que en persona le solicitó mil pesetas.
y otro miembro de la banda. Finalmen- Por esta época se enamoró de una
te este nombre derivó en Pernales, que moza de poco más de veinte años,
es como se le llamaría desde entonces. Concha Fernández Pino, vecina de un
Solían actuar por los campos de pueblo llamado El Rubio, por la que
Marchena, Puebla de Cazalla, Osuna, fue correspondido. Pero ante el aumen-
La Roda, Santaella, Lucena, Morón, to de guardias civiles en la zona deci-
Écija y todo el valle del río Genil. El dió cambiar de aires y empezar a ac-
diario contacto con gañanes y gente tuar en la provincia de Málaga. Pron-
humilde, víctimas de las injusticias de to se uniría a la banda un nuevo miem-
la sociedad, hacía que estas gentes le bro, llamado Pedro Ceballos, a quien
solicitasen de vez en cuando alguna apodaban “el Pepino”, allá por el mes
ayuda. Incluso solía repartir algunos de mayo de 1907, y más tarde un ga-
cigarros y algún duro entre los campe- ñán del Arahal, Antonio Jiménez Ro-
sinos que se cruzaban por su camino, dríguez, al que todos llamaban “el Niño
de donde tal vez le venga la fama de de Arahal”.

20
Sin embargo la buena suerte que usaban su nombre para asaltar los ca-
habían tenido los bandidos hasta esa minos, incluso se dice que el mismo
fecha, se quebró el 31 de mayo de Pernales fue asaltado por uno de estos
1907, al ser sorprendidos por la Guar- bandoleros apócrifos. Sin saber cómo
dia Civil entre los pueblos de Alcolea ni por qué, el bandido perdió su caba-
y Villafranca, en la provincia de Cór- llo Relámpago y desde entonces se le
doba. En el tiroteo que se produjo fue vería encima de un macho castaño.
herido el Niño de la Gloria, que poco El 24 de julio de 1907 Conchilla,
después murió, y otro miembro de la “la del Pernales”, dio a luz una niña,
pandilla, el Reverte, fue hecho prisio- fruto de sus amores con el bandido.
nero. Éste se reunió con ella y al parecer le
Alentados por la captura de un pidió que marchase a Valencia, donde
miembro de la se reunirían más
banda de Pernales tarde, quizás con la
y por la muerte de idea de partir hacia
otro, las autorida- América. Aquellos
des decidieron dar aires ya no eran
el golpe definitivo muy saludables
para capturar al para el ya célebre
bandido. De dis- bandolero.
tintos puntos de Aún siguieron
España llegaron un tiempo las co-
guardias civiles de rrerías del estepeño
forma que, unidos con su inseparable
a los ya existentes, compañero, el
eran ya varios cien- Niño de Arahal.
tos los que iban tras Conchilla,‘“la del Pernales” Uno de sus últimos
sus pasos. Pero su golpes conocidos
movilidad impedía conocer con exac- fue en Mancha Real, aunque se duda
titud donde se encontraba, pues cuan- que fuera el auténtico Pernales. Pero
do los miembros de la autoridad lo sus movimientos eran cada vez más re-
creían en Sevilla, éste aparecía en Cór- ducidos y el encuentro con los guar-
doba, en Sierra Morena o en la Serra- dias iba en aumento, por lo que deci-
nía de Ronda, lugares todos ellos que dió por fin escapar y reunirse con su
conocía a la perfección. querida Conchilla en Valencia; si no
Fue por aquellos años cuando em- lo hacía ahora luego tal vez fuera de-
pezaron a aparecer falsos Pernales que masiado tarde, pues toda aquella zona

21
era un auténtico hervidero de guardias teniente de la Guardia Civil. Éste se
civiles. El Niño de Arahal no quiso encontraba en el caserío de El Sequeral,
abandonarlo y decidió marcharse con a seis kilómetros al sur de Villaverde,
él hasta Valencia. entre la Venta del Tabaquero (cerca de
El bejarano Florentino Hernández la antigua Resinera de Cotillas) y El
Girbal nos dice en su libro Bandidos Parrizón.
Célebres Españoles, que Pernales y el
Niño de Arahal atravesaron entonces
parte de la provincia de Jaén y el 29 de
agosto se les vio por el Puente de los
Aceiteros, a cuatro kilómetros de las
Navas de San Juan, al norte de Úbeda.
Sin embargo no tiene mucho sentido
los lugares por donde cuenta que pa-
saron después. Lo que sí tiene más sen-
tido y es más probable que sucediese,
es que a las nueve de la mañana del
sábado 31 de agosto, el guarda forestal
Gregorio Romero Henares, retirado de
la Guardia Civil, se encontró con los
bandidos en las inmediaciones del
puerto del Bellotar, al noroeste de
Villaverde.
Por debajo de este puerto pasaba Los Picarazos, al fondo el Padroncillo
una vereda que venía de Villarrodrigo, y el Calar del Mundo
en la provincia de Jaén, y se dirigía
hacia Los Picarazos, bajo el pico de La El segundo teniente Juan Haro Ló-
Sarga. Este guarda forestal debió sos- pez, jefe de la línea de Alcaraz, cuenta
pechar algo de estos dos hombres que en el informe que realizó al ministro
venían tan armados, y que, por las ro- de la Gobernación (lo que hoy sería el
pas que vestían, sabía de otras tierras. ministro del Interior) que informado
Enseguida se dirigió a Villaverde y dio de la existencia de los dos sospecho-
cuenta de su encuentro con estos fo- sos, salió en su busca con el cabo
rasteros al juez municipal, don Miguel Calixto Villaescusa Hidalgo, el guar-
Serrano, quien de acuerdo con el al- dia primero Lorenzo Redondo Morci-
calde decidió enviar al alguacil Eugenio llo, y los guardias segundos Juan Codina
Rodríguez Campayo para dar aviso al Sosa y Andrés Segovia Cuartero.

22
En Villaverde conocieron que los hasta el cortijo del Mesegar y otro ha-
sospechosos se encontraban en el cor- cia la izquierda a Riópar, que pasa bajo
tijo del Arroyo del Tejo, donde se de- la falda del Padroncillo. El teniente se
tuvieron a comer bajo la sombra de una dirigió con los guardias Redondo y
noguera, aunque sobre este punto exis- Codina hacia el cortijo del Arroyo
ten otras versiones. Después de haber del Tejo, pero los bandidos ya se ha-
hablado con varias personas ya mayo- bían ido.
res que han vivido en el cortijo del Pernales y el Niño llegaron, según
Arroyo del Tejo, éstas aseguran que sus el informe del teniente, hasta 8 pasos
padres y otros vecinos que vivían allí del cabo Villaescusa y del guardia
cuando murió Pernales, les habían con- Segovia. Éstos les dieron el alto, pero
tado que los bandidos se detuvieron en los bandidos respondieron disparando.
realidad a comer en La Casica, un pe- En este lugar donde murió Pernales la
queño refugio de pastores que hay más senda se empina ligeramente, y exis-
arriba del cortijo anterior. ten dos grandes piedras, donde segu-
ramente se ocultaron los guardias. El
camino, que todavía se distingue per-
fectamente, es muy estrecho, por lo que
Pernales iría delante y el Niño detrás,
que así pudo escapar de una nueva des-
carga, aunque finalmente fue abatido
al tropezar con el teniente Haro, el
guardia Redondo y el guardia Codina.
Parece ser que, este último le alcanzó
con un disparo, pues así lo afirmaba el
Cruz del Pernales. Lugar de su muerte oficial en su informe:
“Al referido Pernales le dispararon
Por orden del oficial de la Guardia a la vez el cabo Villaescusa y el guardia
Civil el cabo Villaescusa y el guardia Segovia, aunque quizás un poco antes
Segovia se dirigieron por el Prado de el guardia, sin que se pueda precisar
la Rosinda hasta El Portillo y desde quien lo mató, pues los dos creen
aquí siguieron el camino que se dirige haberlo herido. Al Niño de Arahal,
por Las Morricas hacia el arroyo del puedo asegurar que, en un disparo he-
Mesegar con dos prácticos (paisanos cho por el guardia Codina fue cuando
que conocían la zona). Este camino se se vio caer al bandido… El que debe
divide a su vez en otros dos al llegar al ser Pernales, por los documentos que
citado arroyo: uno va hacia la derecha se le han ocupado y coincidir las señas

23
cañones de fuego central de retroceso,
un revólver sistema Smith de seis ti-
ros, un anteojo de larga vista, un reloj
sistema Roskof, una cartera de bolsillo
con tres billetes de 100 pesetas, una
pluma para escribir, una carta con un
sobre que se dirigía a Carmen Morales
González, y otra en la que proponía
una entrevista a una tal Mariana.
Al Niño de Arahal se le se incautó,
entre otras cosas, una yegua castaña
clara, un revólver sistema Smith, una
navaja de muelles de grandes dimen-
siones, fabricada en Albacete, y una
cartera de bolsillo con cuatro billetes
de 100 pesetas.
Una vez muertos los bandidos fue-
ron llevados hasta Villaverde, donde
Guardia Civil Andrés Segovia Martínez quedaron expuestos toda la tarde en la

facilitadas por la superioridad, aparenta


ser de unos veintiocho años, de 1,49
metros de estatura, ancho de espaldas
y pecho, algo rubio, quemado por el
sol, con pecas, color pálido, ojos gran-
des y azules, pestañas despobladas y
arqueadas hacia arriba; vestido con
pantalón, chaqueta corta y chaleco de
pana lisa, color pasa… El que aparen-
ta ser el Niño de Arahal es de unos vein-
tiséis años de edad, de 1,61 metros de
estatura, de pocas carnes, pelo rubio,
barbilampiño, cara afeitada, viste igual
que el anterior...”
Al Pernales se le ocupó, según el
informe del teniente Haro, un macho
castaño oscuro, una escopeta de dos Pernales y el Niño muertos

24
plaza a la curiosidad pública. Al día si- recibido un disparo en cada ingle,
guiente, 1 de septiembre, los cadáve- mientras que el Niño de Arahal fue al-
res fueron trasladados en un carro por canzado en el corazón. El juez certifi-
Bienservida a Alcaraz, donde fueron có que la muerte de los bandidos se
depositados en el antiguo convento de había producido entre las dos y las tres
Santo Domingo. Allí se les practicó la de la tarde del citado día 31.
autopsia y quedaron a la espera de que La amante de Pernales, Conchilla,
llegasen las personas que debían iden- cuando se enteró de la noticia por los
tificarles. Fue numeroso el público que periódicos regresó a su pueblo, El Ru-
acudió al lugar para ver los cadáveres bio. Allí su hija fue bautizada con el
de los bandidos, que fueron expuestos nombre de Juana Isabel Cristina. Más
encima de unas mesas. tarde el juez de instrucción de Écija
El ministro de la Gobernación, don mandó a once guardias civiles para que
Juan de la Cierva, no podía creer la fueran a detenerla, no sabemos con qué
noticia, pues las andanzas del Pernales cargos.
habían constituido para él y para todo Después de la muerte de Pernales
el Gobierno una auténtica pesadilla. las gentes del campo andaluz sintieron
Las personas designadas para identifi- una rabia enorme por la pérdida de su
car a los bandidos procedentes de héroe, aunque pronto se tornó en ale-
Andalucía llegaron a Alcaraz el lunes gría, pues un pastor de Estepa, que
día 2 a las siete de la tarde. De estas había dudado ante las autoridades
personas, cinco afirmaban que sin duda cuando fue llamado a identificar el ca-
se trataba de Pernales, aunque dos de dáver, afirmaba esta vez ante sus paisa-
ellas parecían no estar muy seguras, nos que ninguno de los muertos de
pues según decían no tenía el mechón Alcaraz era el famoso bandido. Se lle-
de pelo que llevaba siempre sobre la gó a decir incluso que el muerto de la
frente. Sierra de Alcaraz era otra persona, un
La autopsia practicada a los bandi- anónimo malhechor con quien las au-
dos dio a conocer que Pernales había toridades ocultaron sus reiterados fra-

Escopeta de dos cañones que perteneció a “El Pernales” (Museo del Ejército)

25
casos en el intento de captura del ver- su tumba. Por este motivo nunca fal-
dadero bandido. Algunos, con una tan flores frescas junto a la lápida de
imaginación todavía más vasta, dijeron Pernales.
que Pernales había conseguido huir a La tumba de Pernales se encuen-
Méjico, donde había muerto pocos tra, arrinconada entre dos paredes de
años después de una vulgar pulmonía. nichos de reciente construcción. Des-
Todavía existe en Alcaraz una leyen- de allí, desde lo alto del castillo, el más
da, que cuenta que algunas noches el ilustre huésped de todo el campo san-
espíritu de Pernales sale de su tumba to, puede contemplar la sierra
para robar a las personas más ricas del albaceteña que hizo famosa con su
pueblo. Así, cuando alguien es robado muerte y los cercanos campos andalu-
se culpa al bandido, que según dicen, ces, en los que todavía resuenan los ecos
lleva el producto del robo a alguna fa- de esta copla:
milia de humilde condición. Si las per- Ya Mataron a Pernales,
sonas pudientes no quieren ser vícti- ladrón de Andalucía,
mas de sus robos, deben subir al ce- el que a los ricos robaba
menterio, situado en el viejo castillo y a los pobres socorría
morisco, y depositar algunas flores en

26
Pico de la Sarga

27
ETAPA EL BELLOTAR-VILLAVERDE DE
GUADALIMAR

P
ernales, acompañado del Niño disfrutar de la grandiosidad del paisa-
de Arahal, entró en la provin- je. Unas grandes piedras con extrañas
cia de Albacete por el collado formas humanas, como si fueran per-
de las Lagunillas, en las faldas de la sonas con sotana, han llevado a las gen-
Peña del Cambrón. Después siguieron tes de Villaverde a denominarlas “Los
hacia el cortijo de las Mangadas o del Frailes”. Las vistas del valle del arroyo
Puerto, donde se toparon con el guar- del Tejo, y de todos los alrededores, son
da forestal Gregorio Romero Henares, en verdad increíbles desde el lugar en
que fue quien denunció su presencia el que se alzan estas singulares rocas.
al juez de Villaverde. Desde Los Picarazos debemos em-
Para no hacer demasiado larga esta pezar el descenso por la pista forestal
ruta, nosotros comenzaremos desde las del arroyo del Tejo, que cruzaremos
casas de Los Collados, situadas cerca antes de llegar al barranco del Judío,
de las casas del Bellotar. Desde aquí donde existe una fuente de aguas fres-
seguiremos por un carril que cruza el cas y cristalinas. Junto al camino se
arroyo del Saz, dejándolo después para encuentra un tejo de grandes dimen-
seguir por una senda que discurre por siones.
las faldas del Cerro de la Juanfría y del Desde el barranco del Judío se lle-
Pico de la Sarga. ga en pocos minutos a La Casica, una
Se puede observar, antes de llegar a tinada de pastores, desde la que parte
Los Picarazos, la antigua senda que una senda hacia el Prado de la Rosinda.
venía de la provincia de Jaén y pasaba Desde este lugar es preciso subir hasta
por debajo del puerto del Bellotar, que El Portillo, desde el que llegaremos, en
casi con toda seguridad fue la que si- poco más de diez minutos, a la Cruz
guió Pernales el día de su muerte. Esta del Pernales, lugar donde fueron aba-
senda está apuntalada con numerosos tidos por la Guardia Civil Pernales el
ribazos de piedra, que muestran la im- Niño de Arahal. De vuelta hasta el Pra-
portancia que tuvo este camino en do de la Rosinda deberemos coger de
otros tiempos. nuevo el carril del Arroyo del Tejo que
En Los Picarazos podemos hacer un los conduce hasta Villaverde de
alto para almorzar, o simplemente para Guadalimar.

28
29
ETAPA VILLAVERDE DE GUADALIMAR-
BIENSERVIDA

E
n esta ruta debemos salir de que ser el camino seguido por Pernales,
Villaverde de Guadalimar por sobre todo si tenemos en cuenta que
la carretera CM-3205, hasta fue cerca de este puerto donde el guar-
subir hasta la aldea de El Bellotar, si- da Romero, antiguo licenciado de la
tuada a pies de la peña de El Cambrón, Guardia Civil, se encontró con los ban-
o La Piedra, que es como en realidad didos aquel último día de agosto de
la llaman los lugareños. Aconsejamos 1907.
la ascensión a esta peña, pues desde su A pies de este puerto del Bellotar
cima se pueden admirar unas vistas im- nace el río Turruchel, que regará más
presionantes de toda la Sierra de Alca- tarde los alrededores de la ermita del
raz y del cercano Parque Natural de mismo nombre. Hasta esta ermita los
Cazorla, Segura y Las Villas. hijos de Bienservida llevan en romería
Seguiremos a continuación una pis- a la Virgen desde el pueblo el tercer
ta que nos llevará hasta las casas del domingo de mayo. Dicen los vecinos
Poyo de Abajo, desde donde debemos de este pueblo que esta Virgen es muy
seguir un carril hasta llegar al Puerto protectora y milagrera, y por tanto,
del Bellotar. Antes de llegar a este puer- ninguno de ellos debe tener ningún
to habremos pasado por el cortijo del miedo a las tormentas, de las que Ella
Puerto o de las Mangadas, dando siem- los protege.
pre la espalda a la peña del Cambrón Por un carril, que discurre paralelo
por su cara norte. Esta cara norte es la al río Turruchel llegaremos a
más abrupta y la más difícil de salvar, Bienservida, donde no debemos dejar
aunque es ideal para aquellos que sean de visitar su iglesia de San Bartolomé
amantes de la escalada y de los altos y dar un paseo por sus calles. Por su-
riesgos. puesto es obligada la degustación de
Cerca de este puerto del Bellotar alguno de los platos típicos del pue-
pasaba el antiguo camino de herradu- blo, entre los que destacan los andra-
ra que venía de Villarrodrigo, en la jos, la perdiz escabechada, el gazpacho
provincia de Jaén, aunque por este lado manchego, la olla de calzones, el ajo
ya no queda prácticamente nada de él. pringue o el guisado cortijero, entre
Lo que sí es evidente es que tuvo muchos otros.

30
31
ETAPA BIENSERVIDA-SALOBRE

S
eguiremos en esta etapa la Ruta estribaciones de Sierra Morena. Pasa-
del Quijote que nos lleva hasta remos en nuestro recorrido por el va-
Villapalacios por el río de La lle del río de La Mesta junto a viejos
Mesta. Para ello saldremos de molinos harineros, que han sido reha-
Bienservida por la carretera con direc- bilitados para uso vacacional. Poco
ción a Villaverde. Al salir de antes de llegar a Villapalacios acaricia-
Bienservida tomaremos un camino que remos las faldas del cerro San Cristó-
sale a la derecha, y que después se trans- bal, donde se encuentra la ermita del
forma en una estrecha senda al girar a mismo nombre. Hasta esta ermita se
la izquierda en una señal de PR (seña- celebra todos los años una romería, en
lización con rallas horizontales blanca la que se lleva al santo en procesión,
y amarilla que indican sendero de pe- continuándose la jornada de fervor re-
queño recorrido). Otro camino, que ligioso con una comilona campestre.
nos sale por la derecha tras finalizar la Para este propósito se han instalado
senda, nos sube de nuevo hasta la ca- unas mesas y unos bancos que también
rretera de Villaverde, por la que segui- podremos utilizar en nuestro camino
remos hasta el cruce con la pista hacia Villapalacios.
asfaltada del Campamento de Sierra. Pero si preferimos tomar algún re-
Comenzaremos a subir por esta ser- frigerio en algún bar, lo podremos ha-
penteante carreterilla hasta salvar un cer en esta población, antes de seguir
collado, que una vez dejado atrás, nos nuestra Ruta del Quijote hacia Salo-
llevará a un cruce de caminos por don- bre. Ésta nos lleva por un amplio ca-
de nos hemos de desviar a la izquier- mino, aunque se desvía en un cruce,
da. Este camino se introduce por en- poco antes de llegar a Salobre, hacia el
tre las casas del Cortijo de Lázaro, La Estrecho del Hocino.
Mesta y la Casa de Julianillo, y sigue el Siguiendo la carretera hacia Rió-
curso del río de La Mesta hasta llegar a par, que es por donde viene marca-
Villapalacios. da oficialmente la Ruta del Quijote,
El río de La Mesta y casi todos los o por el camino que seguíamos des-
arroyuelos que riegan Bienservida y de Villapalacios, sin desviarnos en el
Villapalacios van a desembocar al río ya citado cruce, llegaremos a Salo-
Guadalmena, cuyas aguas corren a pies bre tras un recorrido de un par de
de la Sierra del Relumbrar, una de las kilómetros.

32
33
ETAPA SALOBRE-ALCARAZ

C
omenzaremos la ruta por el ca- No sin antes asomarnos a la llanu-
mino que sube al cementerio, ra que se abre a pies de Vianos, dejare-
que bordea el cerro de la Bre- mos esta población para dirigirnos a
ña y nos lleva a la Carretera CM-412. Alcaraz por el Corral de la Granja.
Por este lugar, situado cerca de la loca- Desde aquí nos dirigiremos hacia el
lidad de Reolid, cruzaremos el río cauce del río Alcaraz, que formado por
Angorrilla y cogeremos el camino que la unión del río de La Mesta y el Esco-
discurre paralelo a este río, aunque nos rial, formará más tarde el río Guadal-
desviaremos hacia la izquierda buscan- mena, afluente del Guadalimar que lo
do el cortijo de Pinilla, ya en lo alto es a su vez del Guadalquivir.
del valle. Si optamos por continuar Ya sólo nos queda subir hasta Alca-
por el camino del río Angorrilla, dis- raz, donde siempre las omnipresentes
frutaremos de un relajado paseo has- y agudas torres del Tardón y La Trini-
ta las mismas faldas del pico Alme- dad nos darán la bienvenida. Si obli-
nara, punto culminante de toda la gada es la visita a la Plaza Mayor, don-
Sierra de Alcaraz. de se alzan estas dos torres, no lo es
Por el llamado camino de los Mo- menos la subida al cementerio, lugar
linos vamos a atravesar los Llanos de en el que se encuentra la tumba del
la Virgen, una altiplanicie por la que Pernales, origen y motivo de la com-
llegaremos a Vianos, y por la que po- posición de estas páginas.
dremos descubrir algunos de los chozos La historia y leyenda del Pernales
que construyen los pastores para refu- es ya patrimonio de estas sierras y uni-
giarse de las inclemencias del tiempo. da a ellas caminará siempre. Si quizás
Es Vianos, sin duda, buen lugar no alcanzó la gloria y gallardía que al-
para hacer un alto y reponer fuerzas, y canzaron otros famosos bandoleros,
si hay tiempo y ganas degustar el ya que incluso fueron llevados al mundo
citado estofado de rabo de toro. La de la novela y del celuloide, será siem-
manera en que lo aparejan en esta po- pre recordado por nosotros y no nos
blación nos va a hacer sin duda cansaremos de rememorar su legenda-
relamernos los dedos. Aconsejamos la ria figura una y otra vez. Esperemos
visita a Vianos el día 6 de enero, fecha que al menos nuestro propósito con-
en que los mismos vecinos interpretan tribuya a que sean conocidas un poco
el Autosacramental de los Reyes Ma- más estas hermosas tierras albaceteñas,
gos por las calles y la iglesia del pue- con sus paisajes y poblaciones, con sus
blo, una composición dramática dig- gentes y tradiciones, con sus historias
na de ver y meritoria de aplaudir. y sus leyendas.

34
35
ROMANCE DEL PERNALES
I ¿Qué dices tú, Concha
Estando Diego Corrientes -decía llorando-,
con el caballo calzado, qué tal te parece
su hembra en el pensamiento, lo que estoy pensando?
con el trabuco en la mano: Lo que piensas está bien,
-Sígueme, Luis Candelas, Francisquito de mi vida,
sígueme por mis pasos, ¿pero no piensas en irte,
que vamos a la serranía, que ya va siendo de día?
con el trabuco en la mano. -Tienes razón, ya me voy,
¿Dónde está José María, es que ya no me acordaba
José María el Tempranillo? que soy aquel bandolero
Francisco Ríos Pernales que andan buscando
que venga con el Vivillo. por toda España.
Vamos a los cortijos, Queda con Dios hija mía,
vamos todos sin parar y hasta otro día,
a esa gente egoísta Concha del alma.
que vive sin trabajar
a costa de los obreros, III
que los quieren maltratar. Montado en su caballo
iba el Pernales un día.
II Se encontró con un barbero,
Francisco Ríos Pernales que de un cortijo venía.
está loquito de alegría, Como sabía que andaba
porque había dado a luz por aquel campo
la su amante una chiquilla. el llamado Pernales
Días antes de su muerte, con otros cuatro,
en sus brazos la tenía: al ver aquel que venía
-Hija de mi alma, a caballo y con un rifle,
ven aquí conmigo, pensó que le robaría.
que por ser yo bandolero Ocho duros llevaba,
que tú a la España los que sacó
sin lujo has venido. el pobre raspabarba,
Pero no te apures nena, y al bandolero se lo entregó.
que este oficio dejaré, Entonces dice el Pernales:
allá fuera de España -Quédese usted ese dinero,
trabajaré. que yo no soy un ladrón
Soy joven todavía, para robar a ningún barbero,
puedo trabajar que sólo robo al que tiene
para darle a mi hija muchas pesetas,
un piazo de pan. y es usurero.

36
APUNTE BIOGRÁFICO

F
rancisco Ríos González “El do” de Segovia, “El Periódico Ilus-
Pernales”, (1879-1907). Nació trado”, o cualquier otro.
en Estepa (Sevilla) de familia de Su fama fue tal que tuvo en jaque
muy humilde condición. El hambre, al Ministro de la Gobernación y en el
la miseria y los encuentros con la guar- momento de su muerte eran 2.000 los
dia civil, son constantes. guardias civiles que andaban tras su
De la banda del Pernales fueron captura.
Pedro Ceballos “el Pepino”, Antonio Por nuestra parte, disponemos de
Mata “El Reverte”, Antonio Martín “El documentos que consideramos real-
Niño de la Gloria” y “el Niño del mente interesantes, como la partida de
Arahal”, que le acompañaba el 31 de bautismo, informe de la guardia civil
agosto de 1907, el día de su muerte. sobre su muerte, acta de defunción,
Para obtener más información se telegramas y comunicaciones del Al-
puede acudir al libro “Bandidos cé- calde de Alcaraz al Ministro de Gober-
lebres españoles” (2º volumen) de nación, fotos, etc. que están a disposi-
Hernández Girbal-Madrid, 1973; ción de cualquier interesado.
“El Bandolerismo” de Bernardo de Pernales fue enterrado en el cemen-
Quirós-Madrid, 1931; y cualquier terio de Alcaraz, y se cuenta que nun-
periódico de la época: el “Nuevo ca faltan flores en su tumba.
Mundo” de Madrid, “El Adelanta-

37
INDICE

Presentación ................................................................................................... 3
Villaverde ....................................................................................................... 4
Bienservida .................................................................................................... 6
Villaplacios .................................................................................................... 8
Salobre ......................................................................................................... 10
Vianos.......................................................................................................... 12
Alcaraz ......................................................................................................... 12
Francisco Ríos González “Pernales” .............................................................. 16
Etapa Bellotar-Villaverde .............................................................................. 26
Etapa Villaverde-Bienservida ........................................................................ 28
Etapa Bienservida-Salobre ............................................................................ 30
Etapa Salobre-Alcaraz ................................................................................... 32
Romance del Pernales................................................................................... 34
Apunte Biográfico ........................................................................................ 35

38
39