P. 1
LA REGULACIÓN DE LA INMIGRACIÓN EN EUROPA 2005

LA REGULACIÓN DE LA INMIGRACIÓN EN EUROPA 2005

|Views: 112|Likes:
Publicado porGlauka

More info:

Published by: Glauka on Sep 30, 2009
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

12/24/2012

pdf

text

original

En el sistema legal italiano desde 1998 hay dos formas diferentes de
documentos que permiten la residencia legal: diferentes tipos de permiso de
estancia («permesso di soggiorno») y una carta de estancia («carta di sog-
giorno»).

A) La carta de estancia o de residencia («carta di soggiorno», intro-
ducida por el artículo 9 del T.U.) es otorgada por un período indefinido y
equivalente a la residencia permanente concedida a dos categorías de extran-

163

LA REGULACIÓN DE LA INMIGRACIÓN EN EUROPA

jeros que demuestran que no tienen una condena penal o están procesados
por un delito: (a) Ciudadanos extranjeros que están viviendo legalmente en
Italia durante los últimos 6 años, que son titulares de un permiso de estancia
por una razón que permite un ilimitado número de renovaciones y que pue-
den demostrar que tienen una vivienda e ingresos suficientes para mantener-
se a sí mismos y a su familia. La carta es concedida al extranjero que pre-
senta la solicitud y a su esposa e hijos hasta los 18 años, y (b) Ciudadanos
extranjeros que viven legalmente en Italia con su cónyuge o hijos italianos o
ciudadanos comunitarios.

La carta de residencia es otorgada a un extranjero que no ha sido
condenado o acusado de un delito. En caso de ser denegada o revocada, el
ciudadano extranjero puede interponer un recurso ante el T.A.R. dentro del
plazo de 60 días y puede conseguir un permiso de estancia. La expulsión de
un extranjero que es titular de una carta de residencia sólo puede ser lleva-
da a cabo por serias razones de orden público. Los titulares de cartas de resi-
dencia están exentos de los requisitos del visado, pudiendo llevar a cabo
actividades legales a parte de aquellas expresamente prohibidas a los
extranjeros por la ley o solamente reservadas para los italianos, además tie-
nen acceso a los servicios y ayudas otorgadas por las autoridades públicas
y toman parte de la vida local, participando en las elecciones permitidas por
la normativa local. La Carta de Residencia no tiene límite como permiso en
sí mismo. El documento de la Carta de Residencia debe ser renovado cada
diez años, desde la solicitud, por el titular que debe proporcionar nuevas
fotografías.

B) El permiso de estancia debe ser solicitado, de acuerdo con el pro-
cedimiento detallado por las normas de implementación, al jefe policial
(Questore). El permiso de estancia debe ser concedido por las razones
expuestas en el visado o previsto por las disposiciones en vigor. Las normas
de implementación pueden detallar procedimientos especiales de concesión
referentes a cortas estancias por razones de turismo, justicia, estar pendien-
te la emigración a otro estado, ejercer las funciones de ministro de una reli-
gión, y para estancias en residencias geriátricas, hospitales, institutos civi-
les y religiosos y otras comunidades.

164

ITALIA

El permiso de estancia debe ser otorgado por la jefatura de policía
de la provincia donde está el extranjero, dentro los 8 días laborables desde
su entrada en el territorio del Estado. Su duración es: (a) tres meses para
visitas, negocios y turismo; (b) hasta 9 meses para trabajo de temporada (un
año para empleo temporal); (c) dos años para trabajo permanente o para rea-
grupación familiar, y (d) no más de dos años para trabajo independiente o
por cuenta ajena.

Se debe renovar 30 días antes de la expiración del permiso, y su reno-
vación depende de las mismas condiciones requeridas en la primera conce-
sión. La duración de la renovación no puede exceder de dos veces la con-
cesión inicial. En cualquier caso, hasta la reforma de la Ley de 2002 el
permiso de estancia para trabajar se hacía depender de una combinación de
la residencia y el contrato de trabajo. La Ley de 1998 ya subordinó la exten-
sión del permiso a la posesión de trabajo. Con la pérdida de trabajo se denie-
ga la renovación del permiso si, al expirar, o como mucho en el período de
un año desde su expiración, el extranjero no obtiene un nuevo trabajo. La
Ley de 2002 no ha hecho grandes cambios al respecto: reduce a la mitad
la duración de los siguientes permisos y a la mitad el tiempo máximo dado
a un inmigrante desempleado para encontrar un nuevo trabajo después de que
el permiso expire. Una solución que debería, sin embargo, tener conflictos
con el artículo 18 del Convenio de la Organización Internacional del Traba-
jo 143/1975, ratificado por Italia mediante la Ley 158 de 10 de abril de 1981.

El nuevo «contrato de residencia para trabajo subordinado» presen-
ta diferencias con las regulaciones anteriores que son, de hecho, más pro-
cedimentales que substanciales. Sin embargo, existen innovaciones proble-
máticas, tales como el establecimiento de un comité de empleadores para
pagar «los costes del viaje de retorno de los trabajadores al país del que pro-
vienen» y también la disposición que requiere «al empleador para garanti-
zar la posibilidad de alojamiento del trabajador que cumpla con los míni-
mos estándares fijados por la ley para una vivienda pública». Estas
regulaciones producen muchas incertidumbres porque son susceptibles de
interpretaciones que tienen una cierta fuerza innovativa que excluye otras
interpretaciones substantivas.

165

LA REGULACIÓN DE LA INMIGRACIÓN EN EUROPA

En cualquier caso es importante recordar que un único permiso de
estancia debe ser concedido por las causas establecidas en el visado o en las
disposiciones en vigor (artículo 5 al. 2 T.U.) de modo que razones de visa-
do y razones del permiso de estancia están generalmente vinculadas.

Hay varios tipos de permiso de estancia establecidos por leyes o dis-
posiciones reglamentarias: adopción, negocios, tratamiento médico, razones
familiares, competiciones deportivas, invitaciones, trabajo por cuenta pro-
pia, trabajo por cuenta ajena, trabajo de temporada, misión, temas religio-
sos, elección de residencia, estudios, turismo, asilo, razones humanitarias,
minoría de edad, solicitud de asilo, migración a otros países, procedimien-
to o reconocimiento de la ciudadanía italiana.

El acceso al trabajo regular (por cuenta propia o por cuenta ajena) en
las mismas condiciones que los ciudadanos italianos es sólo para los titula-
res de la carta de residencia y titulares de permiso de estancia de asilo, razo-
nes humanitarias, trabajo por cuenta propia, por cuenta ajena, razones fami-
liares y estudios. El acceso al mercado de trabajo es diferente para cada tipo
de estos permisos de estancia. El permiso de estancia para trabajo por cuen-
ta ajena o para trabajo de temporada es concedido sólo después del «con-
trato de estancia» bajo la Ley 189/2002. Por su parte, el titular del permiso
de estancia para estudios puede conseguir sólo un trabajo a media jornada.
En cualquier caso en el Derecho de la inmigración italiano hay varias posi-
bilidades de reconvertir algunos tipos de permiso de estancia.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->