Está en la página 1de 2

Kalusuanga

Los Maestros de la venerable Logia Blancas del Rayo Maya son los silenciosos vigilantes de la Amrica Latina. La Sierra Nevada de Santa Marta (Colombia), es otro Tbet poderoso y antiqusimo. Kalusuanga, el Dios primitivo de la luz, alegremente admitir en sus misterios a las almas sedientas del Rayo Maya. La clave para entrar en el templo de Kalusuanga, el Maestro indio, es como sigue: El discpulo se sentar en un silln frente a una mesa; apoyar los codos sobre la mesa y sostendr la cabeza con la mano izquierda, mientras con la derecha se har pases magnticos sobre la cabeza, desde la frente hasta la nuca, con el propsito de magnetizarse a s mismo y arrojar con fuerza (con los pases magnticos), el cuerpo astral hacia afuera, en direccin al templo de Buritaca, sede de la sabidura antigua del Rayo Maya. El discpulo unir su voluntad y su imaginacin en vibrante armona, haciendo esfuerzo por adormecerse. Debe sentirse actuando con su voluntad e imaginacin como si estuviese en carne y hueso dentro del templo Buritaca. Con el pensamiento debe pronunciar estos mantrams o palabras mgicas: OMNIS BAUN IGNEOS. Estas palabras se pronuncian de seguido, alargando el sonido de las vocales, hasta quedarse dormido. Despus de cierto tiempo de prctica, el discpulo se saldr del cuerpo fsico, en su astral, y Kalusuanga, el Maestro sublime del Rayo Maya, lo instruir en sus misterios y le ensear la sabidura mdica. Kalusuanga prueba primero el valor del invocador, y se aparece gigantesco y terrible para probar al discpulo. Si ste fuese valeroso, ser instruido en la ciencia sagrada de los Mamas.