Está en la página 1de 7

1

ORQUIDEAS
HISTORIA

El nombre orquídea aparece por primera vez registrado hacia el siglo 111 A.C. en un escrito
de Teofrasto, discípulo de Aristóteles, en su obra Investigación sobre las Plantas. Pero
aunque el término deriva etimológicamente de orkhis (testículo) por la forma de sus
pseudobulbos, es más común relacionar las orquídeas a lo femenino que a lo masculino. A
las orquídeas se las ha considerado siempre como un símbolo de la femineidad, no sólo por
su belleza, sino porque para el proceso de polinización eligen insectos machos sobre los que
ejercen mecanismos de seducción tan intensos y sofisticados, que a su lado la más fatal de
las mujeres, seria considerada apenas como una recatada doncella.
La artillería de seducción de las orquídeas está concentrada en su labelo, ese pétalo alargado
y diferente que hace las veces de llamativa y tentadora pista de aterrizaje para los insectos.
En algunos casos esa pista, ostenta "balizas" como guía para el aterrizaje: estrías coloridas,
filas de pelos o pequeñas glándulas olorosas, ayudado por las cuales el insecto se posa en el
lugar preciso sin error. También Confucio exaltó su fragancia en el 551 A.C.
Contemporáneas de los dinosaurios, se han encontrado orquídeas fósiles cuya antigüedad se
estima en 120 millones de años.
En México Prehispánico también conocían y cultivaban estas plantas, desde 1427 se utilizó
la vainilla y durante mucho tiempo se utilizó como pago de tributos.
Moctezuma (1502-1520) aromatizaba la bebida "Chocolatl" a base de cacao con el fruto
maduro de esta orquídea y miel de abeja.
Se utilizaba la Arpophyiium spicatum para curar la disentería. La Encyclia citrina para
curar heridas infectadas.
La Encyclia venosa se usaba para la obtención de pegamentos y mordientes de pigmentos
en el arte plumario.
Cuenta una leyenda mítica, que una cálida mañana, apareció en las costas javanesas una
diosa recubierta con un delicado y perfumado chal. Al desaparecer la diosa, quedo sobre una
rama el delicado chal, que enseguida se transformó en una hermosa y misteriosa flor la
orquídea.
En Costa Rica la Cattleya skinneri denominada por sus habitantes, Guarria Morada, fue en
1939 designada la Flor Nacional.
En Venezuela la orquídea es el símbolo nacional y figura como emblema en su escudo.
El éxito de las orquídeas en la Naturaleza, se debe a.
1) Colonizar un ambiente donde tienen poca competencia, como es la superficie de
otras plantas.
2) Que el lugar donde viven obtienen un mayor acercamiento a la luz solar, que en la
selva es muy limitada a nivel del suelo.
3) La gran asociación con los insectos y otros grupos para la polinización.

Por lo tanto las orquídeas son plantas que se adaptaron a vivir en ambientes
inhóspitos y por ello, en general NO SON PLANTAS DELICADAS., tienen requisitos
especiales de cultivo por el ambiente diferente del cual provienen, por eso están
adaptadas a sufrir todo tipo de stress climático, hídrico, de humedad ambiental, de
nutrientes, de luz, de enfermedades, etc..
2
Morfología

Dentro del Reino Vegetal están las plantas con flor que se dividen en dos grandes grupos:
las monocotiledóneas y las dicotiledóneas.
Las orquídeas forman parte del primer grupo, constituyendo una de las familias con
mayor número de especies. Existen 25.000 especies aproximadamente y aún hay regiones
sin relevar fitogeograficamente, varias de ellas en nuestro continente Y en nuestro país.
Se considera que un grupo de una determinada población de plantas o animales
pertenecen a una misma especie cuando comparten importantes características
morfológicas pero a veces el aspecto externo de un individuo se ve afectado por las
condiciones ambientales y podemos llegar a pensar que no se trata de la misma especie.
Dado que se originaron muchos conflictos sobre la base de esto, desde hace mucho se ha
establecido que dos individuos pertenecen a una misma especie cuando se cruzan entre si
y tienen descendencia fértil.
En el caso de los híbridos, donde se cruzan individuos de un mismo género o de géneros
afines (como en las orquídeas) la descendencia tendrá características particulares
intermedias entre los individuos cruzados. Esto casi no se produce naturalmente, lo hace
la mano del hombre, los resultados se pueden estimar pero no se saben con seguridad
hasta que se observa la nueva planta en flor.
Para ponerles nombre a las orquídeas se siguen las normas establecidas por la sistemática
en general, donde las especies se nombran en latín o con nombres latinizados que aluden
a su descubridor, al lugar donde se las encontró por primera vez o alguna característica
particular.
Usando esta nomenclatura en cualquier libro, biblioteca, herbario o vivero a donde nos
dirijamos para hacer una investigación o consulta nos ubicaremos con facilidad y nos
entenderán.
Todas las especies tienen nombre y apellido; el nombre corresponde al Género al que
pertenece y se escribe con mayúscula y el apellido es una característica de esa especie y
se escribe con minúscula y va todo subrayado. Los híbridos tienen
una nomenclatura más compleja que se verá más adelante.
Ejemplo: Cattleya máxima
 Cattleya es el género, en honor a William Cattleya quien fue el
primero en cultivarla en 1818.
 máxima, es porque su flor tiene 12 cm de diámetro.
Los Géneros se agrupan en Subtribus, las Subtribus en Tribus, las Tribus en Subfamilias
y las Subfamilias en la Familia Orchidacea.
HABITAT
Las orquídeas son plantas que pueden vivir de 50 a 60 años.
Son prácticamente cosmopolitas, con excepción de los polos habitan todo el planeta, su
hábitat varía con su ubicación geográfica.
Son las plantas más numerosas del Reino Vegetal. Viviendo desde el nivel del mar hasta
los 3.000 m de altura, en zonas desde tropicales hasta frías como en las Islas
Malvinas.Las plantas de regiones frías son generalmente terrestres, sus raíces tuberosas
con grandes reservas sobreviven el tiempo invernal bajo la tierra y en la época propicia
3
produce una pequeña parte aérea, florece y fructifica, luego parece morir pero su parte
subterránea volverá a dar una nueva planta la primavera siguiente.
Podemos encontrarlas en la arena o terrestres, en las rocas ó rupícolas, sobre hojarasca o
humus o humicolas y sobre los árboles ó epifitas. Cuando hablamos de epifitas debemos
aclarar que utilizan a las plantas sobre las que viven solamente como soporte y que en
ningún caso son parásitas, ya que no toman nada de ellas, ni tampoco las matan, como se
cree popularmente. Este tipo de orquídeas poseen raíces especiales para cumplir la triple
función de absorber el agua, absorber nutrientes y asegurar la sujeción de la planta a la
corteza, por lo cual son raíces de gran fortaleza que además poseen una estructura
esponjosa que les ayuda a retener el agua y una gran capacidad para orientar su
crecimiento hacia las fuentes de humedad y nutrientes. Este hábitat es muy común en las
zonas selváticas a distintos niveles sobre los árboles.
Las semiterrestres están adaptadas a un tenor constante de humedad en el sustrato y en
general no poseen adaptaciones importantes para almacenar agua como los pseudobulbos.
No resisten períodos muy prolongados de sequía, además al crecer sobre el suelo son las
orquídeas que menos luz necesitan.
La diversidad se ve ampliada dado que por ser un grupo muy joven en la evolución de las
plantas presenta gran facilidad para dar híbridos exitosos, no sólo entre especies del
mismo género sino también ínter genéricos. Se estima que hay 300.000 híbridos
registrados cada día se logran nuevos y más específicos en cuanto a ciertas cualidades
que se buscan.
Hay científicos que ubican a las orquídeas dentro da las plantas, al mismo nivel evolutivo
que al hombre, dentro de los animales; por ser en los dos casos los más recientes en la
evolución, pueden aún seguir cambiando hasta lograr la adaptación total al medio.
FLORES

La familia de las orquídeas es tan grande, que se pueden ver en ellas gran diversidad de
tamaños, aspectos y hábitat. Tenga milímetros o sea enorme, siempre tiene dos ciclos
florales de tres piezas cada uno, corresponden las externas al cáliz (sépalos) y las internas
a la corola (pétalos, uno de ellos totalmente modificado se llama labelo),
los pétalos y los sépalos no se distinguen, en general son todos coloreados y constituyen
una parte importante de la flor, llamada perigonio, esto también ocurre en los lirios
(parientes cercanos), en las orquídeas las llores toman el nombre de zigomorfas por su
simetría bilateral.
Pero cuando observamos los dos ciclos reproductivos (femenino = gineceo y masculino =
androceo) están soldados formando una columna que no encontramos en otra flor, esa es
una orquídea, aunque por su aspecto general no parezca.
Las anteras en lugar de estar expuestas para que el viento lleve su polen (polinización
anemófila), están soldadas a la columna y constituidas por políneas (agrupaciones de
polen) que el insecto llevará consigo luego de visitar la flor (polinización entomófila).
Toda esta estructura reproductiva está acompañada por el nectario (reservorio de líquido
azucarado,), que como dicen algunos botánicos es la recompensa para los visitantes
(insecto polinizador).
Las yemas florales de muchas orquídeas asoman con el labelo (pétalo modificado) por
encima de la columna, pero inmediatamente antes de que yema comience a abrirse, todo
4
el pimpollo se gira quedando el labelo debajo de la columna: a este proceso se lo
denomina RESIPINACION.
Algunas orquídeas no resupinan, como la Encyclia cochleata originaria de Cuba, que se
auto poliniza.
Las flores pueden presentarse solas, pero es muy común que se agrupen en
inflorescencias (conjunto de flores sobre un tallo o raquis) según como se acomoden,
tienen diferentes nombres.
En general las orquídeas son hermafroditas (en la misma flor están los dos sexos) pero
pueden ser unisexuadas como las especies del género Catasetum.

1) Labelo
a) Hipiquillo
b) Mesoquillo
c) Epiquillo
2) Pétalo
3) Sépalo
4) Columna
5) Ovario
6) Tallo floral

A. Stanhopea
B. Cattleya
C. Paphiopedilum

Inducción de la Floración

Las orquídeas no florecen por arte de magia sino porque ciertos procesos fisiológicos se
desencadenan inducidos por el medio ambiente.
Algunos cultivadores prefieren adquirir plantas pequeñas para que se desarrollen en su
nuevo ambiente y ver como florecen, otros compran la planta en flor y trabajan para
obtener una nueva floración.
Se deben reproducir en el momento del año más conveniente para asegurar la
polinización, crecimiento del fruto, dispersión de las semillas, germinación y crecimiento
de las plántulas y en fin la supervivencia de la progenie. A causa de esto es que en los
sucesivos pasos de la evolución se han ido determinando procesos donde, florecer es una
respuesta a condiciones ambientales que sufren modificaciones a lo largo de un año.
5
Estas modificaciones tienen que ver con el largo del día o de la noche, con un período de
frío, con una época de sequía, con el viento, con la presencia de nieve o con la
disponibilidad de tal o cual nutriente. En las orquídeas se suma además que son
polinizadas por insectos que tienen su propio ciclo de vida. La orquídea debe sincronizar
su floración con el momento en que el insecto está en la plenitud de su actividad.
La floración es un esfuerzo enorme para la planta por lo tanto no debe equivocarse
y florecer cuando sus semillas no van a poder dar una nueva planta.
Aquellos factores externos que desencadenan los procesos fisiológicos se denominan
"trigger" o "gatillo" de la floración, estos factores que se desencadenan conducen a que
un grupo de células meristemáticas se coordinen para dar una yema floral.
Hay varios factores que determinan el tipo de floración de una especie:

A. Hereditarios: son los que establecen la duración del período juvenil, o sea el lapso
anterior a que la planta tenga edad de reproducirse. En las orquídeas este período
es altamente variable y puede extenderse desde 1 a 13 años. Muchos híbridos
comerciales florecen cuando la planta tiene 12 a 36 meses y algunas requieren 4 a
7 años. Si juntamos todo lo anterior podemos plantear que el período juvenil de las
orquídeas puede depender de la especie o del híbrido tanto como de las
condiciones culturales.
B. Factores químicos: son los agrupados como promotores de la floración,
inductores y/o inhibidores, los cuales probablemente se producen en las hojas.
Dentro de estos factores químicos se puede imaginar una hormona específica (cuyo
nombre sugerido hace ya mucho tiempo es florígeno) pero si esta hormona
existiese aun no se ha logrado aislarla ni identificarla
C. Velocidad de crecimiento: cuando la velocidad de crecimiento de la planta es muy
rápida, la floración puede dilatarse o verse gravemente inhibida.
D. Estado nutricional de la planta: los grandes contenidos de nitrógeno no
conducen a la floración, necesitamos incrementar los niveles de fósforo. Esto
puede lograrse con una fertilización, usando un fertilizante de composición 10-30-
20.
E. Termo periodo: (diferencias de temperatura entre noche y día). Un buen ejemplo
de inducción termoperiódica de la floración son los híbridos estándar de
Cymbidium que requieren noches frías y días cálidos, en cambio la Phalaenopsis
amabilis (blanca), requiere una fluctuación mas pronunciada para florecer.
F. Fotoperíodo: se refiere al largo de las horas de luz y las horas de oscuridad por
día. Varias orquídeas requieren un día corto, otras son de día largo y hay plantas
neutrales a las que no les afecta la longitud del día (sino no florecerían las
plantas en el Ecuador). Durante mucho tiempo se pensó que las plantas
requerían un máximo de horas de luz para florecer, actualmente se sabe que
también necesitan un mínimo de horas de oscuridad
6
A continuación se dan ejemplos de cómo algunos factores influyen en la floración
de algunos grupos de orquídeas:
Catasetum Con mucha luz produce las flores femeninas
Bajo sombra produce flores masculinas.
Cattleya Temperaturas cercanas a los 17º C producen abundante
floración.
Cymbidíum Noches frescas y días cálidos. Descanso de riego.
Dendrobium No lo afecta la longitud del día, en cambio requiere amplitud de
temperatura. En algunos, período de sequía.
Laelia purpurata Días largos.
Paphiopedilum No le afecta la longitud del día.
Necesita 2 o 3 semanas con noches de 13º C.
Phalaenopsis No le afecta la longitud del día.
Necesita 3 semanas de noches de 14º C y días de 20º C,
induce la floración la baja temperatura nocturna.
Vanda y Induce la floración rociar con giberalinas en 10 ppm
Zygopetalum semanalmente.

Por eso es tan importante saber cual es el hábitat natural de cada orquídea que
tenemos, en cuanto a zona geográfica, altura en la que vive, el clima con todas sus
variantes y la zona fitogeográfica a la que pertenece; respetando todos estos datos
no tendremos ningún problema en verlas florecer todos los años.
Las yemas florales de las orquídeas están maduras cuando terminan de crecer y engrosar
los pseudobulbos.

PAPHIOPEDILUM
Paphiopedilum sukhakulii
Originarios de China suboriental, Hímalaya, Filipinas,
India, Indonesia, Nueva Guinea y península de
Indochina. Crecen en zonas al nivel del mar hasta en
grandes alturas.
Este género de crecimiento simpodial está formado por
60 especies y representa las flores más raras dentro de las orquídeas, siempre formadas
por dos colores a la vez.
La planta posee un rizoma rastrero, con entrenudos muy cortos en los cuales se forman
las hojas con aspecto de abanico.

Paphiopedilum callosum Paphiopedilum haynaldianum


7
Tienen dos estambres fértiles y el polen no se agrupa en políneas, son generalmente
terrestres. No tienen pseudobulbos. Posee hojas erectas y coreáceas de color verde
brillante o verde moteado de hasta 1 m de largo que forman una roseta, la inflorescencia
es apical y rígida y lleva de 1 a numerosas flores que se caracterizan por tener el labelo en
forma de bolsa y el sépalo dorsal ensanchado y vertical como un estambre y los pétalos
laterales toman formas muy diversas, miden de unos pocos centímetros hasta 20cm de
diámetro, cerosas y pueden durar hasta 6 semanas. La inducción de la floración ocurre
por un descenso de las temperaturas mínimas nocturnas y una mayor iluminación.
Florecen de otoño a invierno.
Se dividen en dos de acuerdo a su requerimiento de cultivo: los Paphios de horas verdes
requieren una temperatura nocturna fría de 10 a 13ºC y los de hojas moteadas de 16 a
18ºC. Las temperaturas diurnas deben oscilar entre 21 y 27ºC. Una humedad de 40-50%,
mucha luz no directa en primavera-verano y luz directa en invierno, mucha protección en
verano del calor y buena ventilación. Por no tener pseudobulbos es necesario el
suministro constante de agua sin encharcarlos, son muy sensibles a la falta de humedad y
descomposición del sustrato.
Se los debe fertilizar con fertilizante rico en N una vez por semana en primavera-verano y
esto es suficiente para el resto del año porque los Paphiopedilum tienen un crecimiento
lento y escaso; se deben transplantar cuando consideremos que el medio está
empobrecido, lo que generalmente ocurre todos los años y no importa en que época del
año lo hagamos.
Ej: P. insigne (planta de frío con flores cobre- verde, crecen
en las alturas del Himalaya), P. villosum (planta de frío de las
alturas del Himalaya), P. philippinense, P. concolor
( flores amarillas con motas rojas),
P. macranthum (flores rosa brillante), P. mauriae (flores
transparentes verde y blanco de mucha duración y miden entre
10 y 30cm),
P. haynaldianum, P. callosum,
P. hirsutissimum, P. primulinum (flores amarillas), P.
spiceianum (plantas de frío de las alturas del Himalaya con
flores blanco, verde y
púrpura), P. pinocchio flores amarillas),
P. venustum, P. chiquita(flores rosa, verde y blanco con
vellosidades),
P. fairrieanum (planta de frío de las alturas del Himalaya),
P. sanderiantim (Borneo), P. malipoense (plantas muy altas
con flores verde pálido), P. rothschildianum (Borneo), P.
armeniaum
Paphiopedilum macranthum (flores amarillo-dorado) y P. levaudyanum (muchas
flores con pétalos laterales muy largos).
Los Paphiopedilum multiflora que son los que dan de 2 a 20 flores, son difíciles de
cultivar, sobre todo para principiantes.
Dentro de los parientes de los Paphiopedilum tenemos los: Selenipedium que tienen
poco interés para los cultivadores porque son plantas muy grandes con flores
insignificantes, los Phragmipedium son plantas grandes que deben entrarse en invierno
y los Cypripedium crecen muy bien en jardines que tienen 0º C en invierno.