" LA MULA Y EL POSO

"

Se cuenta de cierto campesino que tenía una mula ya vieja. En un lamentable descuido, la mula cayó en un pozo que había en la finca. El campesino oyó los bramidos del animal y corrió para ver lo que ocurría. Le dio pena ver a su fiel servidora en esa condición, pero después de analizar cuidadosamente la situación, creyó que no había modo de salvar al pobre animal y que más valía sepultarla en el mismo pozo. El campesino llamó a sus vecinos y les contó lo que estaba ocurriendo y los enlisto para que le ayudaran a enterrar la mula en el pozo para que no continuara sufriendo. Al principio, la mula se puso histérica. Pero a medida que el campesino y sus vecinos continuaban paleando tierra sobre su lomo, una idea vino a su mente. A la mula se le ocurrió que cada vez que una pala de tierra cayera sobre su lomo. ¡ELLA DEBÍA SACUDIRSE Y SUBIR SOBRE LA TIERRA! Esto hizo la mula palazo tras palazo. SACÚDETE Y SUBE. Sacúdete y sube. Sacúdete y sube!! Repetía la mula para alentarse a sí misma. No importaba cuan dolorosos fueran los golpes de la tierra y las piedras sobre su lomo, o lo tormentoso de la situación, la mula luchó contra el pánico, y continuó SACUDIÉNDOSE Y SUBIENDO. A sus pies se fue elevando de nivel el piso. Los hombres sorprendidos captaron la estrategia de la mula, y eso los alentó a continuar paleando. Poco a poco se pudo llegar hasta el punto en que la mula cansada y abatida pudo salir de un brinco de las paredes de aquel pozo. La tierra que parecía que la enterraría, se convirtió en su bendición, todo por la manera en la que ella enfrentó la adversidad. ASÍ ES LA VIDA! ASAMBLEA DE LA CARPINTERÍA que en la carpintería hubo una vez una extraña asamblea, una reunión de herramientas para arreglar sus diferencias. El martillo ejerció la presidencia, pero la asamblea le notificó que tenía que renunciar. ¿La causa? Hacía demasiado ruido y además se pasaba el tiempo golpeando. El martillo aceptó su culpa, pero pidió que también fuera expulsado, el tornillo, ya que dijo que había que darle muchas vueltas para que sirviera de algo. Ante el ataque el tornillo aceptó también, pero a su vez pidió la expulsión de la lija. Hizo ver que era muy áspera en su trato y siempre tenía fricciones con los demás. Y la lija estuvo de acuerdo, a condición que fuera expulsado el metro que siempre se pasaba midiendo a los demás según su medida, como si fuera el único perfecto. En esto entró el carpintero, se puso su delantal e inició su trabajo. Utilizó el martillo, la lija, el metro y el tornillo. Finalmente la tosca

1

pues se sabía perfecta para los fines para los que fue creada. pero cuando llegaba. la tinaja quebrada le habló al aguador así. VASIJAS DE AGUA. solo quedaba dentro de si la mitad del agua que debía llevar. la asamblea reanudó la deliberación. Después de dos años.madera inicial se convirtió en un lindo mueble." Así lo hizo la tinaja. pero el carpintero trabaja con nuestras cualidades. le dijo compasivamente: "Cuando regresemos a la casa quiero que notes las bellísimas flores que crecen a lo largo del camino. Fue entonces cuando tomó la palabra el serrucho. Sembré semillas de flores a todo lo largo del camino por donde vas y todos los días las has regado y por dos años yo he podido recoger estas 2 . Una de las vasijas tenía varias grietas. Durante dos años completos esto fue así diariamente. La asamblea encontró entonces que el martillo era fuerte." El aguador. que la lija era especial para afinar y limar asperezas y observaron que el metro era preciso y exacto. Un cargador de agua de la India tenía dos grandes vasijas que colgaba a los extremos de un palo y que llevaba encima de los hombros. que el tornillo unía y daba fuerzas. pero de todos modos se sentía apenada porque al final. la vasija rota solo tenía la mitad del agua. Así que no pensemos ya en nuestros puntos malos y concentrémonos en la utilidad de nuestros puntos buenos. Y en efecto vio muchísimas flores hermosas a lo largo. Se sintieron orgullosos de sus fortalezas y de trabajar juntos. Cuando la carpintería quedó nuevamente sola. El aguador le dijo entonces "¿Te diste cuenta de que las flores solo crecen en tu lado del camino? Siempre he sabido de tus grietas y quise sacar el lado positivo de ello. Pero la pobre vasija agrietada estaba muy avergonzada de su propia imperfección y se sentía miserable porque solo podía hacer la mitad de todo lo que se suponía que era su obligación. Se sintieron entonces un equipo capaz de producir muebles de calidad. y dijo: Señores. desde luego la vasija perfecta estaba muy orgullosa de sus logros. mientras que la otra era perfecta y conservaba toda el agua al final del largo camino a pie desde el arroyo hasta la casa de su patrón. ha quedado demostrado que tenemos defectos. diciéndole: "Estoy avergonzada y me quiero disculpar contigo porque debido a mis grietas solo puedes entregar la mitad de mi carga y solo obtienes la mitad del valor que deberías recibir. Eso es lo que nos hace valiosos.

su calzado deportivo (donde todo era marca). pero felizmente. luego les acompaño al colegio. también) y su gomina en el pelo ( sin marca. sonriendo mientras recogía sus redes. está usted renunciando a un pay-back impresionante." EL PESCADOR En cierta ocasión iba un ejecutivo paseando por una bonita playa vestido con sus bermudas (de marca). le diré que está usted cometiendo una grave error en la gestión de su negocio y que el “coste de oportunidad” que está pagando es. volvemos a casa.¿Temprano? ¿Por qué lo dices? De hecho yo ya he terminado mi jornada de trabajo y he pescado lo que necesito. voy a recoger a los niños al colegio con mi mujer. cenamos y nos metemos en la cama. Con lo que obtengo en esas cuatro horas tengo suficiente para que vivamos mi familia y yo. su gorra (con marca destacada). le dijo: . El ejecutivo se le acercó… . felices. El pescador se lo miraba con cara de circunstancias. faeno durante cuatro horas y a las dos estoy de vuelta. sus gafas de sol (también con marca muy visible). no hubiera sido posible crear esta belleza. Y el ejecutivo siguió: . El pescador entonces se encogió de hombros y le dijo: 3 . como tranquilamente. de ocho de la mañana a diez de la noche. su móvil colgado de la cintura (el móvil con marca y la bolsa en la que colgaba. y a eso de las diez me subo a mi barca. si me lo permite. sorprendido por la pregunta. sin holguras. pero tan abundante que uno podía adivinarla).Podría sacar muchísimo más rendimiento de su barco si trabajara más horas. salgo a pescar. con todo y tus defectos.Verá. paseamos y conversamos con los amigos. El ejecutivo intervino llevado por una irrefrenable necesidad de hacer de consultor del pescador: . mostrando una sonrisa socarrona y sin entender exactamente adónde quería llegar aquel hombre de treinta y pico años ni por qué de repente utilizaba palabras que no había oído en su vida. . sin duda. El pescador.flores para decorar el altar de mi Maestro. excesivamente alto. su reloj (de marca y carísimo). su polo (con mucha marca). yo me levanto por la mañana a eso de las nueve.¡Ejem! Perdone. Luego voy a casa. le respondió: -Mire. el ejecutivo. Si no fueras exactamente como eres. Eran las dos del mediodía cuando se encontró con un pescador que felizmente recogía sus redes llenas de pescado y amarraba su pequeña barca. pero le he visto llegar con el barco y descargar el pescado… ¿No es muy temprano para volver de faenar? El pescador le miró de reojo y. desayuno con mi mujer y mis hijos.¿Ya ha terminado hoy de trabajar? ¿A las dos de la tarde? ¿Cómo es eso posible? – dijo incrédulo. hago la siesta. ¡Su BAIT podría ser mucho mayor! Y su “u mbral de máxima competencia” seguro que está muy lejos de ser alcanzado. por ejemplo.

¿Y eso no es todo lo que tengo ahora? 4 .¡¿Cómo que para qué?! ¡Obtendría por lo menos el triple de pescado! ¡¿O es que no ha oído hablar de las economías de escala.¡Hombre! ¡¿Pero está ciego o qué?! Porque entonces.¿Y para qué quiero yo todo eso? Y el ejecutivo. en menos de un año. del rendimiento marginal creciente. repito. volver a comer a casa.. ¡ochenta barcos! ¡Qué además serían diez veces más grandes que la barcucha que tiene actualmente! Y de nuevo. llevarlos al colegio. podría comprar otro barco mucho más grande y contratar un patrón… El pescador volvió a intervenir: .¿Que para qué lo quiere? ¡¿No lo ve?! ¿No se da cuenta de que con la suma de los dos barcos y doce horas de pesca por barco podría comprar otros dos barcos más en un plazo de tiempo relativamente corto? ¡Quizá dentro de dos años ya tendría cuatro barcos. en el plazo de unos veinte años y reinvirtiendo todo lo obtenido. salir a pescar por placer a eso de las diez y sólo durante cuatro horas. quiero decir que con los ingresos obtenidos por tal cantidad de pescado. pronto. desconcertado por la pregunta y gesticulando exageradamente.¿Otro barco? ¿Y para qué quiero otro barco y además un patrón? .Y eso.Pero todo eso. ¿para qué? . riendo a carcajadas. de las curvas de productividad ascendentes?! En fin. ¿para qué? . hacer la siesta. tendría una flota de unos ochenta barcos. mucho más pescado cada día y mucho más dinero obtenido en las ventas de su pesca diaria! Y el pescador volvió a preguntar: .¡Cómo se nota que usted no tiene visión empresarial ni estratégica ni nada de nada! ¿No se da cuenta de que con todos esos barcos tendría suficiente patrimonio y tranquilidad económica como para levantarse tranquilamente por la mañana a eso de las nueve.…? El pescador respondió: . el pescador volvió: . le dijo: . desayunar con su mujer e hijos.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful