P. 1
INTRODUCCIÓN A LA CIENCIA MENTAL - Tamas Andor Aurel

INTRODUCCIÓN A LA CIENCIA MENTAL - Tamas Andor Aurel

4.89

|Views: 5.483|Likes:
Publicado porjorgeadalberto
Interesante libro sobre metafísica, aplicada a la superación personal.
Interesante libro sobre metafísica, aplicada a la superación personal.

More info:

Published by: jorgeadalberto on Feb 01, 2008
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

08/26/2013

pdf

text

original

INTRODUCCIÓN
A LA
CIENCIA MENTAL

Tamas Andor Aurel

DEDICATORIA

Dedico este Compendio a mis queridísimos y Amados hijos, y queridísimas y
Amadas hijas, así como a todos los hijos e hijas del Mundo, con el fin de poner
mi granito de arena y coadyuvar así-

a la evolución natural de la especie humana
para que puedan a voluntad y conciencia, cumplir los tres verdaderos objetivos
divinos y reales de nuestra creatura y existencia: "Reinar sobre todas las cosas
terrenales", "Crecer" y "Multiplicarse".

Geza.

AGRADECIMIENTOS

Mil, al Editor Gráficas D`León, Humberto D`León y todo el personal de
colaboradores.
Millones a todos los que colaboraron de una u otra manera para el logro del
presente Tomo, incluidos todos los iniciados (as) del primero y segundo Nivel.
Mil millones a mis compañeras y a mis hermanos que con sus actitudes estimularon
siempre en mí el insaciable deseo de superación, crecimiento y desarrollo integral y
pleno.
Infinitos a la iniciada Regina Fernández Ch. Por el apoyo tridimensional que hizo
posible la publicación de este Primer Tomo.
Para todos ellos mi más puro y sincero AMOR, con el ferviente deseo de que la
Suprema Energía Realizadora los conserve siempre RICOS, SALUDABLES,
TRIUNFADORES Y FELICES hasta la eternidad, donde espero encontrarlos con toda la
ABUNDANCIA, ARMONIA, con toda la BONDAD y con toda la GLORIA de nuestra
Esencia Vital.

TAMAS ANDOR AUREL

INTRODUCCION A LA CIENCIA
MENTAL

FUNDAMENTACION DEL MENTALISMO
SOBRE LAS FILOSOFIAS ESOTERICAS:

La mayoría de las doctrinas esotéricas afirman que la esencia del Universo es
la Mente, en cierto sentido Cósmica. Esto lo están aceptando cada día más las
ciencias, de que el cosmos se asemeja más a una gran mente, que a una máquina
inmensa, pues según parece todo pensamiento transmite una energía al Universo
donde permanece disponible para cualquiera que sea receptivo a la cualidad
particular de ese pensamiento. La energía que hace algunos pensamientos
"más" intensos que otros es la que fluye de la emoción y/o sentimiento: el
amor, el júbilo, la felicidad, el placer, la angustia, el temor, el miedo, el odio, y
toda la gama sentimental humana. La energía precede a la materia del mismo modo
que el pensamiento o las sensaciones preceden a la acción. Cada pensamiento
que emitimos tiene su propia vibración y pone en acción cambios de causa y
efecto tanto físicos como emocionales. La energía no desaparece ni se disipa,
sencillamente se transforma, se transmuta y se transmite. El ser humano a
través de su mente tiene la facultad de lograr esto. Cada persona establece
un área espacial propia, a la que se denomina espacio crítico. Este espacio
crítico es el área "física" de energía vital inherente a cada individuo, es su identidad
existencial energética que rodea a una
Persona y dentro de la cual se siente a salvo y con su mente la gobierna,
incidiendo en el (su) entorno. De allí que es primario para la supervivencia de la
especie humana "conocerse", gobernarse así mismo para luego proporcionalmente
al desarrollo de sus facultades de control, penetrar en la infinita mente universal y
Suprema Energía Realizadora. Esta claridad mental, esta iluminación y sabiduría
no se transmiten. Hay que experimentarles personalmente. No la espere de fuera,
debe nacer de adentro y mientras de mayor profundidad fluya, de mayor grado
será el desarrollo evolutivo del nivel de energía vital. Para cumplir su destino el
hombre debe ir más allá de lo que está a su alcance, de lo insignificante, debe
esforzarse con toda la energía tridimensional, (física, mental y espiritual) que sea
capaz de gobernar, al logro de objetivos cada vez más y más evolutivos. De
acuerdo a las leyes universales esta evolución es cíclica, modulante, rítmica, dual
y a la vez infinita. Los senderos son distintos, tan distintos como identidades
energéticas vitales existan elevadas a la N potencia de su capacidad imaginativa
y/o creativa.
Una vez se ha descubierto el camino individual, la vía del verdadero espíritu de la
persona, ésta debe mostrarse agradecida y mantener ese camino mientras tenga
"significado" para él. Sucede que muchas veces descubrimos un camino, lo
convertimos en un concepto y hacemos de él el "único camino", tanto para
nosotros, como para los demás y El Camino, no es, ni único, ni exclusivo.
El objetivo o la fundamentación de la Ciencia Mental no es abrazar un sendero
especial, sino abrazar todos los fenómenos sin respetar sus méritos relativos y
enseñar la vida armónica con la Verdad del Cambio de la Naturaleza (leyes

naturales) sutil pero inmensa. Debemos aprender a estar en contacto con este
gran océano de energía universal a percibirlo y proyectarlo sí queremos alcanzar
los objetivos propuestos. Tener una existencia plena de RIQUEZA, SALUD,
TRIUNFO Y FELICIDAD eternos. En último término las respuestas no están en los
libros, acontecimientos, experiencias, etc., ellos sirven solo para poner en marcha
(estimular) la sabiduría que hay en su interior y sacarla a la luz (iluminación) de la
mente consciente. Así todos los caminos y respuestas que Ud. busca y necesita
subyacen en su mente. DESCUBRALOS, COLONICELOS Y UTILICELOS.

SOBRE LOS ESTADOS MENTALES

Así como con la Energía hay diferentes niveles energéticos (bandas) y en cada
nivel, diferentes frecuencias energéticas. Así en la Mente hay diferentes Estados
Mentales; Consciente, Subconsciente, Inconsciente, Supra o Superconsciente y
otros sin descubrir, y cada una con sus exclusivas y atributos. Cada nivel mental
posee además conciencia propia, que es propio de cada individuo, así:
La conciencia del nivel consciente es la Razón, su razón (reflexión).
La conciencia del nivel Subconsciente es la Creencia, su creencia (fe).
La conciencia del nivel Inconsciente es la Paz, su paz (silencia, calma).
La conciencia del nivel Supraconsciente es la Libertad, su libertad
(Omnimodiencia).
Nuestra mente subconsciente está llena de actitudes, de creencias y de ideas
sobre la realidad. No existe en ella, hechos acerca de la realidad, sino solo lo que
creemos a su respecto. Nos confundimos a nosotros mismos al aceptar estas
creencias como hechos. Por ejemplo: Le dijeron desde niño que no existe el amor
y si acepta Ud., esta afirmación como cierta, su sí interior (subconsciente) creerá
que el Amor no existe. Así pues esta es la creencia sobre la realidad y no una afir-
mación de la realidad fáctica. Solo que al identificar la creencia con la verdad, la
percibe como un dato cierto sobre la realidad y no como una creencia. En
consecuencia su sí interior continúa actuando como si el Amor fuese imposible, y
cuando intente Amar, fallará, puesto que el éxito contravendría la creencia, sobre
la inexistencia del Amor que Ud. y su mente subconsciente tienen aceptado como
un dato cierto respecto al Universo; Universo creado por Ud. de acuerdo a sus
creencias (actos mentales de fe).
Todos somos diferentes a los demás en todo. "No hay dos gotas de agua idénticas
en todo el Universo", puede aplicarse exactamente a la especie humana. Sin
embargo todos somos "agua", es decir de la misma esencia (¿Divina?,
¿Energética? etc.). Estamos hermanados y no queremos reconocerlo, como una
realidad verdadera. Lo(s) único(s) que nos diferencia(n) es (son) nuestro(s)
estado(s) mental(es), los paréntesis, porque algunos, la inmensa mayoría, no
alcanzamos (¿atrevemos?) a salir, emerger, del primer estado el consciente).
Somos egoístas, eso estaría bien cuando el más alto desarrollo del egoísmo es
valorara la búsqueda de la claridad y el sustento interior. Pero nosotros somos
egoístas con nosotros mismos. Aunque también somos inherentemente egoístas
pues todos compartimos un deseo común de mayor felicidad. Incluso cuando
estamos ayudando a otros, actuamos de modo que esperamos o sabemos que,
directa o indirectamente, nos proporcionarán mayor grado de felicidad. Esta
felicidad no puede conseguirse con la adecuación a nuestra naturaleza interna, ni

con la sola adecuación a la naturaleza de los demás. Debemos ser Libres para
adoptar actitudes tanto activas como pasivas. Es decir difícilmente nos será dado
facilitar el camino a los demás si nosotros mismos no somos dirigidos en nuestro
crecimiento, evolución. "No trates de limpiar el ojo ajeno si delante del vuestro
hay una viga".
Permanentemente nos vemos envueltos en circunstancias que calificamos de
"buenas o malas". De las primeras tememos que las situaciones no duren para
siempre y con las segundas nos entra el temor de se prolonguen por mucho
tiempo. Cabría denominar a las primeras “Síndrome del placer" y las segundas el
"Síndrome del castigo". Ambas son destructivas por igual de nuestra felicidad y
autorrealización, derivándose ambas de nuestra inseguridad personal, de nuestra
concepción del "bien y del mal" y en la falta de compresión o de Fe en el orden de
la Evolución Universal. De esta principio dualista podemos conceptuar que nada es
inmutable, en esencia sino la misma esencia, refiriéndose a la relación de los
sucesos que acaecen con los objetivos y deseos humanos, pero no es una cualidad
inherente a la naturaleza de cosas. Más aún, incluso la propia concepción de
nuestra vida, dejando de lado la vida del Universo, es demasiado limitada para
permitirnos juzgar correctamente que es lo bueno y que lo malo. Cuántas veces
no nos rebelamos, rechazamos, quejamos o nos causan inquietud ciertos sucesos
que, a la larga, resultan necesarios para nuestra evolución y comprensión general.
Porqué no nos sentimos afortunados al enfermar?, al experimentar una desgracia
o desastre?, inmensamente felices al obtener la transmutación de nuestra energía
vital actual? y consideramos todo ello como indispensables para nuestra felicidad
en la consecución de ciertos objetivos específicos, materiales y agradables para
nuestro ego, en lugar de centrarla en el propio proceso de crecimiento y
evolución, en la experiencia de despertar la(s) propia(s) conciencia(s) y en todas
la modulaciones cíclicas, nos negamos el 99% de felicidad en cada ciclo. Es decir
la cuestión a precisar es que ya que podemos utilizar el dualismo, no tenemos
porque etiquetar todo con él. Si lo hacemos habitualmente, tenderemos a poseer
una visión reducida, limitada, de las cosas, pues solo observaremos el deseado
"bien" o el temido creándonos todo un espectro de percepciones y siendo
manipulados por nuestras propias creencias. En el ser humano, la culpabilidad
natural se desencadena cuando ha transgredido una ley, natural de su(s)
conciencia(s) o universal. Afectando los niveles de conciencia de acuerdo al plano
Mental inherente.

SOBRE LAS CAPACIDADES PSIQUICAS

Las capacidades psíquicas se desarrollan de la misma manera que se aprende a
nadar, montar triciclo, bicicleta, caballo o patear un balón hacia un objetivo.
Veamos por ejemplo como funcionaría esto, en caso de, o para, aprender a nadar.
Se pueden seguir dos metodologías, a saber:
1o

) Arrojar al aprendiz, un no nadador al agua, aquí pueden suceder tres cosas:
a) que aprenda a nadar,
b) que se ahogue, o
c) que simplemente chapotee hasta la orilla.
Esto supone un enfoque directo del aprendizaje pues deja tanto el método como la
responsabilidad en manos del aprendiz.
2o

) Instrucción inductiva, con lecciones de natación dónde el aprendiz no solo

aprende a nadar en un ambiente no amenazador, sino que aprende también a
hacerlo en diferentes estilos. En ambas situaciones la persona tiene cinco
alternativas para resolver la situación: Huir, Evitarla, Ignorarla, Sucumbir o
Atacar. Cualquier actitud que observe caerá en estas cinco rutas, que siempre se
le presentarán frente a cualquier situación en la vida. Desarrollar las capacidades
psíquicas es exactamente igual que aprender cualquier cosa. Significa aprender a
desenvolverse bien en un medio diferente, el medio psíquico. En el segundo caso,
con un enfoque disciplinado, sistemático, mediante el estudio, conseguirá un
repertorio más amplio y más fiable. El desarrollo de todas las facultades sigue,
debería seguir, el mismo camino. Primero observamos, etapa de estudio, luego
imitamos, etapa de exploración y capacitación y como último practicamos, etapa
de experimentación y aplicación y así en todo, siguiendo las mismas rutinas, el
mismo proceso. Primero, la conciencia de que la meta propuesta se halla dentro
del campo de lo posible. Con el "si otros pudieron hacerlo yo también", fija en la
mente. En segundo lugar viene el compromiso de adquirir esa habilidad,
"Aprenderé", seguidamente con la preparación, para lo cual o bien se imita o se
busca una persona que le enseñe a uno como hacerlo. Por último se practica.
"Actuaré". Para tener dominio y control sobre la actitud y/o aptitud referida.
Reflexione un momento sobre sus propias capacidades.
Nuestro sí interior solo está limitado por nuestras creencias conscientes, sobre él.
Si tomamos la decisión consciente de que no podemos hacer algo, el
subconsciente acepta esto y lo convierte en realidad. Lo contrario también es
cierto. Si tomamos la decisión consciente de que podemos hacer algo, el sí interior
acepta la decisión y realiza cuanto se halla en su poder para materializarla.
Cada persona está equipada con todos los niveles de la mente y las frecuencias
en que ellas emiten, proyectan y toda persona posee un equipo de recepción para
percibir, captar las ideas, los pensamientos, los sentimientos y las emociones de
los demás. Lo que pasa es que no todo el mundo sabe como usar dichos equipos.
Las mentes pueden entrar en actividad por separado e independientemente unas
de otras. El grado de percepción de las vibraciones que nos rodean se halla en
proporción directa con el nivel al que hemos llegado en el desarrollo de nuestras
facultades psíquicas.
En su aspecto positivo de emisión, todas las mentes irradian energía, lo mismo
que absorben energía en función de su aspecto emitivo o receptivo. Dichas
energías se mueven o vibran a frecuencias distintas. Cuánto más lenta es la
frecuencia más sólida se hace la sustancia mental. Cada individuo posee su
propio ritmo psicológico de acuerdo al nivel de evolución de su energía vital.
Es muy importante recordar que el control le pertenece siempre. Lo mismo que
es Ud. quien decide a quien dejar entrar en su casa o salir de ella.

SOBRE EL DESTINO Y DESIGNIO HUMANOS

Los resultados reflejan el sistema de creencias de un individuo. La mayoría de las
veces el problema con las creencias es que solemos calificarlas erróneamente de
hechos. Encontrando difícil sino imposible, separar los hechos de las creencias y al
confundir estas somos nosotros mismos los que le ponemos el "color" a nuestras
futuras experiencias vitales, antes de experimentarlas siquiera, con nuestras ideas
preconcebidas. Generalmente ignoramos que tenemos una creencia negativa o
limitadora. Solo, sabemos que las cosas no van "bien" en. Un área de nuestra

vida. En lugar de volvernos hacia nuestro interior, para descubrir nuestras
verdaderas creencias, tendemos a mirar hacia el exterior, buscando causas
externas a nuestros problemas, entonces presuntamos encontrarla en, no importa
que causa ajena, lo que viene a reforzar nuestra credibilidad, otra vez, en
supuestos equivocados, y así continuamente. Las experiencias y las fuerzas de la
vida así como nuestra reacción ante ellas producen renovación y evolución
constante de nuestro ser. Esta constitución adquirida es cambiante y al mismo
tiempo, capaz de ser cambiado. Investigando en la fisonomía de esta constitución
podemos descubrir aspectos de nuestro estado general que nos gustaría cambiar y
que otros guardar. Cuánto antes abandonemos la ilusión de que ya somos
perfectos o que pronto lo seremos, más dichosas serán nuestras vidas y más
rápidamente creceremos, maduraremos. ¿Pero entonces con qué reemplazar a la
perfección como objetivo? Repetimos, solo la disposición abierta a una maduración
continuada, que siempre es hermosa, como la RIQUEZA, LA SALUD, EL TRIUNFO y
la FELICIDAD que acompañan al desarrollo de la autoconciencia.
Cuando se olvida nuestra esencia, cuando se olvidan los fundamentos de la
Ciencia Mental, nos vemos obligados a confiar solamente en nuestras propias
fuerzas, nos encontramos apartados de la Fuerza Universal, de la Suprema
Energía Realizadora, de nuestro sendero. Es ahí cuando uno debe presionarse
insistentemente a sí mismo en la persistencia. Sí éste estímulo (presión) nos fuera
sometido por otra persona
Seguramente mostraríamos hacia él un terrible resentimiento por sacarnos del
sendero. De hecho nuestro subconsciente actúa en nosotros de modo poderoso.
Se nos ha enseñado a clasificar todo de una manera dualista, bueno o malo,
acertado o erróneo, como moral e inmoral, etc., y la psiquis no toma en cuenta
esas particularizaciones. Para ella lo que es, ES, está libre de los usos de la
opinión pública, las creencias y demás condicionadores, y solo buscando
información en nuestra psiquis vendrá a nosotros el mundo exterior tal y "como
es". SOMOS CAPITAN DE NUESTRO BARCO Y EL PILOTO DE NUESTRA NAVE.
ENSEÑAR LO AQUI Y ASI EXPUESTO, ES UNO DE LOS OBJETIVOS PRIMORDIALES
DE LA CIENCIA MENTAL; CUYA METODOLOGIA PEDAGOGICA_ES ORIGINAL DE LA
SUPREMA SABIDURIA DIVINA Y CONFIADA PARA SU ORIENTACION E
INSTRUCCION AL AUTOR, CUYA MISION SE CONSTITUYO ASI A PARTIR DE ESE
MOMENTO EN DICHO UNICO OBJETIVO.

Compendiado, Enero 7 de 1988. Medellín, Antioquia, Colombia.

DOMINIO MENTAL

PRIMERA PARTE
EL SUPREMO PODER

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->