P. 1
TESIS

TESIS

|Views: 5|Likes:

More info:

Published by: Bonifacio Cosme Leon on Jan 19, 2014
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOCX, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

06/11/2015

pdf

text

original

“2013, Año del Bicentenario de los Sentimientos de la Nación”

ESCUELA NORMAL SUPERIOR DEL ESTADO DE MÉXICO

Licenciatura en Educación Secundaria Especialidad en Matemáticas

Bases Filosóficas, Légales y Organizativas Del Sistema Educativo Mexicano

Grado: Primero

Semestre: Primero

Ciclo Escolar: 2013 – 2014

EL LAICISMO Y EL SISTEMA EDUCATIVO

Docente en Formación: Bonifacio Cosme León

Profesor: Osvaldo Hernández Ortiz

1

En el nombre de dios; la humanidad, la sociedad y el hombre, se han ocasionado grandes perjuicios a sí mismos. Anónimo

2

Introducción El objetivo de este trabajo es dar a conocer las bases del laicismo de nuestro sistema educativo, el modo de cómo lo rige, los propósitos que conlleva a utilizarlo en el sistema que es un factor para que exista la sana convivencia entre los alumnos, los profesores, los directivos así como los padres de familia, para evitar los conflictos que afecten el rendimiento escolar, que provoque grandes diferencias entre los individuos las cuales no son los fundamentos esenciales de una comunidad escolar, pero sin embargo rescataremos que en nuestra sociedad está en un declive ético, por lo tanto se abordara que si es necesario aplicar en el ámbito escolar enseñanzas religiosas con prácticas ética para el mejoramiento y difusión para la sociedad, por lo cual se verá cuáles serán los efectos en ella y principalmente en la escuela , los grandes retos que tendrá el estado que es regido por la constitución que propiciaran a una reforma al artículo tercero y a la ley general de educación, pero acaso será que se debe privatizar la educación para cumplir aquel objetivo o seguir así, mientras vemos ante una sociedad que exige un cambio en su ética y moral.

3

DESARROLLO TEMATICO

CAPÍTULO I.-EL ARTICULO TERCERO FUNDAMENTO DEL LAICISMO………………………………………………… II.-EL LAICISMO EN EL SISTEMA EDUCATIVO……………………………………………… III.-REFORMA EL ARTICULO TERCERO: UN FUNDAMENTO NUEVO AL LAICISMO…………………............................................. IV.-LOS CAMBIOS ANTE UNA SOCIEDAD SIN LAICISMO………………………………………………… V.-ANEXOS………………………………………………..

PÁGINA

5 10 13 17 23

CAPÍTULO I
4

EL ARTICULO TERCERO FUNDAMENTO DEL LAICISMO

1.-BASES DE ARTÍCULO TERCERO A partir de la consolidación del sistema político de nuestro país al concluir la revolución se dio un cambio constitucional, con la promulgación de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos en 1917, realizado el 5 de febrero de ese mismo año con lo cual se dio nuevos fundamentos principalmente a la educación, el cual está escrito:
5

” Todo individuo tiene derecho a recibir educación. El Estado –Federación, Estados, Distrito Federal y
Municipios–, impartirá educación preescolar, primaria, secundaria y media superior. La educación preescolar, primaria y secundaria conforman la educación básica; ésta y la media superior serán obligatorias serán laicas, Será de calidad, con base en el mejoramiento constante y el máximo logro académico de los educandos y la educación que el Estado imparta será gratuita.

“1

Con esto nos percatamos que existen 3 claros aspectos, que la educación debe ser, obligatoria, gratuita y laica, pero ahora con la nueva reforma tiene que ser de calidad, entonces definiríamos que la educación es una obligación para los ciudadanos que sus hijos, pupilos entre a un centro escolar para que el sujeto obtenga nuevos conocimientos, habilidades y destrezas para una formación ciudadana de cultura y valores ante una sociedad que lo exige, así como otros aspectos que se implementa en la ley general de la educación “Artículo 2o.- Todo individuo tiene derecho a recibir educación de calidad y, por lo tanto, todos los
habitantes del país tienen las mismas oportunidades de acceso al sistema educativo nacional, con solo 2 satisfacer los requisitos que establezcan las disposiciones generales aplicables. La educación es medio fundamental para adquirir, transmitir y acrecentar la cultura; es proceso permanente que contribuye al desarrollo del individuo y a la transformación de la sociedad, y es factor determinante para la adquisición de conocimientos y para formar a mujeres y a hombres, de manera que tengan sentido de solidaridad social. “
3

Pero hay que aclarar que solamente la obligatoriedad se pospone hasta la educación básica (preescolar, primaria y secundaria) más esto no conlleva en el medio superior y superior, ahora la gratuidad simplemente para los padres no encaja con lo que se dice y se realiza, simplemente estamos de acuerdo que las escuelas se sustentan para la conservación de su infraestructura y actividades realizadas por la cooperación económica de los padres y tutores, a lo cual también las escuelas gestiona para adquirir aquellos recursos, más lo cual es algo incomprensible que la escuela exija lo que necesita, a lo que es una obligación del estado , entonces ¿dónde existe la gratuidad?;bien podemos decir que solamente se retribuye al pago salarial del docente. Pero ahora fuera de esto nos centraremos en un aspecto importante y es el laicismo el cual lo podríamos definir como:
”Proviene del griego λαϊκός, laikós - "alguien del pueblo", de la raíz λαός, laós - "pueblo y es la corriente de pensamiento, ideología, movimiento político, legislación o política de gobierno que

6

defiende, favorece o impone la existencia de una sociedad organizada de forma independiente, o en su caso ajena a las confesiones religiosas”
4

Entonces hay que aclarar no es sinónimo de negar a la religión ni tampoco considerarlo como antirreligioso más bien diríamos que el laicismo defiende apasionadamente la libertad de pensamiento y de conciencia. Así también como el respeto por las creencias personales de los demás y las libres opciones de cada persona a lo cual encajaría a los alumnos y docentes de una institución educativa. 2.-ANTECEDENTES DEL LAICISMO PARA FORMAR PARTE DE NUESTRA CONSTITUCIÓN. Ante todo esto cual serán los motivos de que el laicismo llego a formar parte de nuestra constitución como un fundamento de la educación en el artículo tercero, pues bien esto lo adquirió a través de políticas externas una de ellas fue con la ilustración con el impulso de democratización y reforma de la sociedad originado por la Revolución Francesa, a lo para ellos era una forma de movimiento a favor de la libertad del hombre. Pero esto llegaría a nuestro país durante la Guerra de Reforma donde los liberales y con aquel entonces el presidente Juárez consolidaron la separación entre la Iglesia Católica y el Estado a través la Constitución de 1857, en la que por primera vez se decretó la laicidad en la educación pública y con ello también la importancia de la Ley de Desamortización de los Bienes de la Iglesia, a partir de ese momento la separación de la Iglesia-Estado rige los principios constitucionales de nuestro país. Pero ahora esto no conllevo de que se establecería firmante aun después de la Revolución Mexicana surgió el conflicto considerado como la Guerra Cristera en el gobierno del presidente Calles donde prohibió absolutamente la enseñanza religiosa por que estos se difundían en las escuelas públicas de alumnos que también iban a la iglesia. Además de que nuestro país por un tiempo fue considerado y aun en estos tiempos un país católico, ahora imagínese el gran problema que ha tenido al ser una nación laica. Más sin embargo esto acabaría como lo dice la escritora e historiadora Patricia Galeana:
“La cristiada concluyó con una negociación con el gobierno de Emilio Portes Gil. Dio inició una entente cordial, con base en la cual la iglesia fue retomando nuevamente fuerza política a ciencia y paciencia de los presidentes en turno, hasta que en 1992 se reformó la Constitución para otorgar personalidad jurídica a las 5 asociaciones religiosas, y se establecieron relaciones diplomáticas con la cabeza de la iglesia católica.”

7

Entonces durante los 70 años de estar en el poder el PRI siempre ha tenido su relación con el Estado a lo cual laicidad no ha sido del todo como se menciona si no imagínese no hubiera nada del Día de la Calendaría, la Semana Santa y más aún el día de la virgen de Guadalupe. Y esto con lo que menciona que además:
“Al llegar el Partido Acción Nacional al poder, la jerarquía eclesiástica católica se está convirtiendo en un desiderátum de la política nacional; en un poder fáctico que busca abiertamente acabar con el Estado laico 6 mexicano y restablecer un Estado confesional.”

A lo cual estamos de acuerdo que si el partido azul aun estaría en el poder, iba al fin acabar con la laicidad y con ello llevaría grandes problemas ya que visto de otro punto de vista ninguno se convenenciera que se esté dando un principio religioso con fines éticos sino una enseñanza tal vez católica, protestante, etc u otra la forma que las enseñase. Ahora aunque la Constitución vigente sólo mencione la palabra laica textualmente una sola vez, al señalar en el artículo 3 que la educación que imparta el Estado será laica, la laicidad del Estado está implícita. Y es a existido una violación a la laicidad del Estado por autoridades de los tres niveles de gobierno aliados a la institución eclesiástica y que han permitido su interferencia en los asuntos públicos, ha hecho necesario promover reformas constitucionales para reiterar que la República mexicana es laica. A lo cual hace falta también reformar al artículo 24 y es que esta mencionado:
I. Garantizada por el artículo 24 la libertad de creencias, dicha educación será laica y, por tanto, se 7 mantendrá por completo ajena a cualquier doctrina religiosa;

Por lo que debemos decir que no solamente debe haber libertad para profesar una religión sino para no tener ninguna. Además garantizarse tanto la libertad de conciencia, o sea la de profesar en forma privada cualquier culto, como la religiosa que implica exteriorizar su religión en actos de culto externo, y también el respeto a quienes no tienen religión y sí tienen derecho a sus convicciones éticas y filosóficas. El que en nuestro tiempo la iglesia impone sus concepciones religiosas privando derechos que violan lo establecido por la Constitución en cuanto a no privar a nadie por razón de su sexo o ninguna otra condición; el que se declare por las autoridades de la iglesia que no hay que obedecer a las leyes de los hombres sino sólo a las de Dio, nos habla de la crisis en que se encuentra el Estado laico en México y por consecuente nuestra democracia. 3.-OTROS ARTÍCULOS QUE FUNDAMENTAN AL LAICISMO.
8

Además de que el artículo tercero menciona una educación laica esta se relaciona con los artículos consecuentes una de ellas mencionada anteriormente donde se afirma que por el artículo 24 la libertad de creencias donde “dicha educación será laica y, por lo tanto, se mantendrá por completo ajena a cualquier doctrina religiosa”. Mismo que se rectifica en el artículo 5º de la Ley General de Educación. Curiosamente, el laicismo del Estado Mexicano está escrito en una ley secundaria, que es la Ley de Asociaciones Religiosas y Culto Público. En ella se ofrece una especie de definición donde se afirma:
“El Estado mexicano es laico. El mismo ejercerá su autoridad sobre toda manifestación religiosa, individual o colectiva, sólo en lo relativo a la observancia de las leyes, conservación del orden y la 8 moral públicos y la tutela de derechos de terceros”.

Y si agregamos que el Estado, “no podrá establecer ningún tipo de preferencia o privilegio a favor de religión alguna”, ni “tampoco a favor o en contra de ninguna Iglesia ni agrupación religiosa”.

CAPÍTULO II
9

EL LAICISMO EN EL SISTEMA EDUCATIVO

1.-EL LAICISMO EN MEXICO En nuestro Estado Mexicano donde se dan múltiples ideología y expresiones religiosas algunas de ellas todavía con resabios de expresiones de culturas prehispánicas, se debe de procurar que todas las religiones o formas religiosas puedan tener acceso a la libre expresión sin perjuicio de unas de otras, siempre y cuando estas mismas respeten junto con el gobierno que los ciudadanos tengan el derecho a la libre expresión y a poder practicar la religión de su conveniencia

10

dentro de un marco de tolerancia y respeto por las leyes civiles que rigen a todos los habitantes de la republica. Podrá la laicidad responder a la pregunta: ¿Cómo es posible la existencia duradera de una sociedad justa y estable de ciudadanos libres e iguales que no dejan de estar profundamente divididos por doctrinas religiosas, filosóficas y morales razonables? Por lo tanto la laicidad no puede ser ni objetividad ni neutralidad pura, es respeto por el libre pensamiento, ideología y de conciencia de los individuos, lo que debe de dejar es el confundirse o ser sinónimo de negación de religión, esto ya no es una forma, además la educación debe de admitir la existencia de la religión y verla desde el punto de vista más abierto, no es necesario negar la existencia de la misma, sino aprender a estudiarla y analizarla desde una perspectiva ética más amplia y con mayor criterio.
La laicidad es un movimiento a favor de la libertad del hombre. Nacida con la ilustración y con el impulso de democratización y reforma de la sociedad originado por la Revolución Francesa, la laicidad no profesa ni una edad de oro del futuro, desde la que deba interpretarse y condenarse nuestro lastimoso presente, ni una edad áurea del pasado, de una época mejor 10 respecto a la que el mundo de hoy sólo sería un oscuro y débil reflejo.

Entonces diríamos que el tema de la laicidad es un tema muy caro a la educación en algunos países de Latinoamérica, y ello se debe a su contrastación histórica con el laicismo (sinónimo de anticlericalismo) y precede toda postura docente. Evidentemente, también hoy debemos optar por posturas laicas en el campo educativo, pero éste no es el agente más relevante en la formación de los valores: otros agentes, como vimos antes, median casi o más activamente que la educación en valores. Lo que tenemos claro es que al aula van a llegar muchos más temas controversiales que antes y para ello es fundamental tener una postura no prescindente, so pena de perder credibilidad y fuerza formativa. Desde luego, entre lo espiritual y lo temporal hay una región fronteriza incierta. Sólo un ingenuo puede desconocer que donde hay frontera es casi imposible que no haya incidentes conflictivos. Ante ellos, la Historia anota dos reacciones que no han sido desgraciadamente infrecuentes. Para el Estado, la tentación extrema ha sido desembarazarse totalmente de la religión. Para el poder religioso, sofocar la necesaria e imprescindible autonomía del poder político. A la larga, ambas posturas le han costado caro tanto al Estado como a las comunidades religiosas. Todavía hoy se dan retrocesos y ambigüedades, conflictos e incomprensiones sobre el modo de entender el bien común por uno y otro poder. El punto de equilibrio es, para el Estado, la laicidad, y para las Iglesias, la independencia.
11

Lo que pretende la laicidad no es nada más, pero nada menos, que garantizar que la política sea efectivamente política y no religión, o cualquier otra cosa. Pero sobre todo, la laicidad puede definirse como un régimen social de convivencia, cuyas instituciones políticas están legitimadas principalmente por la 11 soberanía popular, y [ya] no por elementos religiosos.

Por eso, el Estado laico surge realmente cuando el origen de esta soberanía ya no es sagrado sino popular. Ello explica también por qué hay sociedades y Estados laicos, aún si nos son explícitamente tales, en lugares como Estados Unidos de América, Inglaterra o Escandinavia, donde independientemente de la separación de esferas, el origen de la legitimidad y soberanía reside principalmente en el pueblo, siendo las referencias confesionales cada vez menores.

CAPÍTULO III
12

REFORMA EL ARTÍCULO TERCERO: UN FUNDAMENTO NUEVO AL LAICISMO

1.-LA LAICIDAD COMO LIBERTAD La idea de libertad religiosa también está ligada a la de laicidad, así como al reconocimiento público de la pluralidad, pero no es tampoco sinónimo de ellas. En las primeras propuestas para la Declaración de Derechos del Hombre y del Ciudadano:
Se afirmaba que “nadie debe ser molestado por sus opiniones religiosas ni en el ejercicio de su religión”. Al final, la Declaración sostiene que “nadie debe ser molestado por sus opiniones, incluso religiosas... en el entendido que su manifestación no disturbe el orden público establecido por la ley”.12

No creo que pueda haber igualdad en una sociedad dominada por la religión. Entonces veremos un ejemplo acaso en Arabia saudita donde allí las mujeres están privadas de todo tipo de derechos. Es imposible que coexistan la religión y la libertad de expresión, la religión y los derechos de la mujer, la religión y la democracia. Por eso, para mí la religión es el peor enemigo de la emancipación femenina.

13

No se aprecia un militantismo laicista en Francia, sino una laicidad neutra, que asume con naturalidad la libertad de conciencia. No se enseña religión en los centros públicos, ni se aceptan simbologías confesionales en sus recintos; pero se respetan los centros privados que deseen añadir la religión al programa oficial de educación. Ese respeto no es meramente moral, ya que incluye el pago de los profesores para las materias del programa oficial, en virtud de lo que se llama 'contrato con el Estado’. Las diferentes formas de cómo se interpreta la laicidad varían dependiendo de la cultura de que se está tratando, en muchos de los casos en algunos países como en los ejemplos que se describen líneas arriba, son una muestra de cómo cuando se diluye el concepto de laicidad y prevalece la intolerancia religiosa.
2.-FUNDAMENTOS DEL NUEVO LAICISMO

Para reformar el artículo tercero es necesario considerar estos sig. Aspectos: 1.- La ley civil nos hace a todos ciudadanos y ciudadanas cualquiera que sea nuestro origen, identidad cultural, étnica o religiosa 2.- La ley civil no pretende ni es competente para regular la intimidad de la conciencia ni las convicciones metafísicas o religiosas, sólo pretende ordenar una sociedad solidaria y cooperativa en la que sea posible el mayor grado de libertad para las personas y los grupos en los que éstas se asocian y conviven. 3.- La Educación debe ser una preocupación primordial de los Poderes Públicos, ya que es gracias a la educación que las personas pueden llegar a hacerse dueñas de su propia libertad y superar la fatalidad y el conformismo. 4.- La enseñanza religiosa y el adoctrinamiento ideológico deben mantenerse fuera del ámbito de la ESCUELA PÚBLICA sufragada con los recursos aportados por todos, y ello no por odio a lo religioso o lo ideológico sino precisamente en beneficio de la pluralidad de las opciones ideológicas y religiosas. 5.- Los valores cívicos y democráticos básicos deben ser transversales a todas las enseñanzas que se imparten en la Escuela, incluidas aquellas que se refieren a la historia de las ideas y de las religiones. Y es que la ignorancia es uno de los mayores factores que hacen que se aprovechen de los jóvenes, con la finalidad de realizar adoctrinamiento del tipo religioso y que la laicidad es precisamente el respeto de la creencia de cada individuo, basado en el hecho de que las diferentes religiones han vuelto la mirada en los jóvenes adolescentes, los cuales no conocen las múltiples posturas o
14

creencias religiosas, y estos se convierten en un campo de germinación de las sectas religiosas.
El reconocimiento de la religión, cuando avanza culturalmente una sociedad cada vez más abierta a las múltiples ideologías de los individuos que la integran, es porque la educación en general a aumentado el nivel cultural de sus integrantes esto permite que ideológicamente convivan pacíficamente múltiples ideologías religiosas, esto que parece solo se logra cuando existe el medio propicio para la libre discusión de las creencias personales y el respeto a la ideología religiosa de los demás individuos, lo cual es uno de los objetivos de la laicidad en lo general y de la laicidad de 13 la educación más específicamente.

Cuando no existe el respeto no se puede avanzar sobre todo en valores y derechos humanos por lo tanto quitar el concepto de laicidad es ir en contra de los derechos humanos. Después de un periodo de paz que de alguna forma se da dado en el país, creo que se puede empezar tratar el tema de religión en las escuelas ¿pero en cuales y en qué nivel? En el caso la Laicidad abierta, estoy de acuerdo en el punto tres justificado de la manera original:

“Se deben de tratar en el nivel básico en la secundaria dentro de materias como educación cívica y ética, (Formación Cívica y Ética actualmente) unidades especificas de religión los cuales sean tratados desde el punto de vista natural en cuanto a que existen y muchas de ellas son practicadas en nuestro país y se deben de estudiar como tales pero prescindiendo del concepto clerical, 15 confesional o adoctrinamiento.”

Con la única observación de mi parte es que dicha unidad sea solo en tercer grado, y que los maestros que las impartan tengan formación pedagógica sea normalista o universitaria pero con nivel mínimo de licenciatura. Y es que en conclusión la religión está presente en múltiples partes de nuestra vida social, privada, familiar e individual, como nación se tiene que los mexicanos profesan una sola religión que es la católica y las religiones evangélicas o protestantes han avanzado grandemente en nuestro país sin ocasionar problemas políticos graves.

15

CAPÍTULO IV
16

LOS CAMBIOS ANTE UNA SOCIEDAD SIN LAICISMO

1.-LA LAICIDAD ABIERTA COMO UNA NOVEDOSA PROPUESTA Vamos a recalcar que para mí son propuestas ante una sociedad sin laicismo. 1. Que la escuela pública acepte ser un espacio de pluralismo filosófico religioso de la sociedad, no ignorando la existencia de las diversas corrientes del pensamiento presentes en la sociedad ni poniendo una barrera infranqueable que las excluya del ámbito escolar, sino que este abierta a esas realidades, como hechos de la vida social y porque son relevantes para los procesos educativos de las nuevas generaciones. 2. En la escuela pública no se imparte ninguna religión, sigue siendo laica en cuanta expresión de un Estado independiente de todas las religiones y en cuento institución abierta a todos. 3. En ella la enseñanza se referirá, cuando sea el caso, a la existencia de las diversas religiones o corrientes de pensamiento y de lo que han significado en la conformación de las culturas. Los maestros expondrán estos hechos desde una perspectiva imparcial y procurarán responder a las preguntas de sus alumnos sin
17

tomar posición por ninguna religión en particular y con una actitud de respeto y apertura hacia todas. 4. En el complejo de la formación moral, la enseñanza pública propondrá los valores comunes que deben inspirar las conductas necesarias para la convivencia. Dentro de esta propuesta se debe aclarar dos aspectos en primer lugar el reconocimiento de que se debe de respetar el derecho que tienen los padres de familia en cuanto el tipo de educación religiosa se les debe de dar a sus hijos, que se debe de respetar el principio del concepto de laicidad en el cual se respeta la libertad de conciencia y de creencia religiosa así como la forma de practicarla. Otro de los aspectos principales de la propuesta es en el sentido de que se debe dejar la política antirreligiosa y anticlerical de la educación, la cual se transformó en un dogma de los gobiernos post revolucionarios, debemos entender y comprender que el país ha avanzado democráticamente, por lo tanto se deben de tratar en el nivel básico en la secundaria dentro de materias como educación cívica y ética unidades específicas de religión los cuáles sean tratados desde el punto de vista natural en cuanto a que existen y muchas de ellas son practicadas en nuestro país y se deben de estudiar como tales pero prescindiendo del concepto clerical, confesional o adoctrinamiento.

La laicidad como práctica de estado y claramente definida anteriormente, ha beneficiado en nuestro país a la religión católica y se es debido a que se le ha permitido su libre desarrollo, al menos en los últimos decenios, al convivir y desenvolverse pacíficamente en todo el territorio nacional. Precisamente se da el caso de que en nuestra nación, este derecho a la libertad de creencias es lo que se ha obtenido con la aplicación de la laicidad de la educación por lo que todavía el mismo es vigente y sí responde el concepto de laicidad a las necesidades actuales de México.
“Hay en los mexicanos un arraigado anticlericalismo, el cual es, en nuestro país, un componente 16 que alimenta a la laicidad”

De cualquier manera, México sigue siendo un país predominantemente laico, aún si esta laicidad está siendo crecientemente puesta en duda o amenazada. En México, la gran mayoría de la población se sigue oponiendo a la participación de las Iglesias en la política, es decir en los asuntos de poder, al mismo tiempo que puede aprobar su actividad en cuestiones sociales. 2.-LOS EFECTOS DEL NO LAICISMO
18

En efecto la religión se encuentra inmiscuida en las estructuras más recónditas de la vida pública, y el Estado es el mecanismo formal para esparcirlo ante la sociedad y ante las nuevas generaciones. La autonomía del Estado es reducida en relación a la religión, esto es, la religión emite las demarcaciones de la vida estatal, así que el Estado no admite ninguna influencia del constitucionalismo, del laicismo, del liberalismo y de la democracia. Este tipo de sociedades son comunes en territorios de Oriente, donde el Estado acuerda su actuación pública con apoyo de principios religiosos.
Incluso, quienes desacatan la voluntad del profeta Mahoma son sancionados, pero quienes lo asumen y apoyan a la patria combatiendo a quienes están en contra de la voluntad divina obtienen beneficios, como el reconocimiento intersubjetivo y la esperanza en una vida que no es propia de la tierra. Por ello la educación cumple una tarea básica para que las nuevas generaciones tengan 17 valores compartidos como las de las viejas generaciones.

El simple hecho de catalogar a una idea o una creencia como “verdadera”, como el tipo de vida del musulmán, sin someterlo a deliberación, se está cayendo en un fundamentalismo.
El Islam convoca a defender y dar la vida por la patria contra los enemigos de la voluntad del profeta Mahoma y contra los que en territorio santo no practiquen los mandatos divinos, eso por antonomasia es una muestra de intolerancia, y se da pauta para apoyar un fundamentalismo 18 religioso.

Es asumir la letra de las doctrinas y las normas sin atender a su espíritu y a su inserción en el proceso siempre cambiante de la historia, que obliga a efectuar continuas interpretaciones y actualizaciones precisamente para mantener su verdad esencial. El fundamentalismo representa la actitud de quien confiere un carácter absoluto a su personal punto de vista.
La comunidad musulmana interpreta y vive la doctrina bajo un modus vivendi muy peculiar, pero la secuela de fondo es la defensa de valores vistos como veritativos, mostrándose intolerante para aquello que es divergente y lo combate por medio de la violencia. En este tipo de sociedades esto es algo natural porque así han sido educados los hombres, pero ello origina una intensa violencia 19 contra otras comunidades políticas que defienden otros valores.

Los fundamentalismos originan brotes de violencia con otras culturas debido a la pluralidad de valores, e incluso en ocasiones esa violencia irrumpe en prácticas terrorista.

2

Conclusiones
1.-¿RESPONDE A LAS NECESIDADES ACTUALES DE MÉXICO LA LAICIDAD DE LA EDUCACIÓN? Una vez analizados los conceptos anteriores sobre laicidad y si México como nación libre y soberana es un estado laico.Y es que el pasar de los años, de generación en generación el concepto general de laicidad se ha convertido en una norma bien definida entre la conciencia de la sociedad mexicana, logrando el mismo objetivo de libertad religiosa, que tanto pregonan ahora sus ahora opositores, mientras que al efectuar una revisión de los grupos que se oponen al concepto, no se dan bases justificadas en cuanto al motivo de oponerse a la laicidad en la educación. La laicidad de la educación no les afecta y manifiestan que es un respeto a sus creencias religiosas el cómo está redactado, después de todo existe instrucción religiosa si se cree conveniente.
“Se debe tener mucho cuidado en nuestra nación porque una de las deficiencias del pueblo mexicano es la facilidad asombrosa con que olvidan las mayores afrentas de sus gobernantes o de

2

algunos grupos políticos, las que se asimilan para evadirse de la realidad, mientras los 20 depredadores vuelven a acomodarse una y otra vez con perspectiva publica.” 2.-¿ENTONCES DEBERÍAMOS TRATAR LA RELIGIÓN DENTRO DE LAS ESCUELAS?

Definitivamente dentro de este concepto no, pero sí conocerlas dentro de un marco de reafirmación de la laicidad en la educación o laicidad para la libertad. En México, como en muchas partes del mundo, estamos frente a una crisis de la laicidad, en la medida que las instituciones políticas, que en su conjunto hacen el Estado, acuden nuevamente y cada vez más a la religión como elemento de legitimación y de integración social, a pesar de que es evidente que ésta no puede ser más un factor de unidad nacional, ni mucho menos la expresión de la soberanía También hay que decir que curiosamente, esta amenaza a la laicidad no viene de las Iglesias, sino del propio Estado que acude crecientemente, en los últimos años, a las organizaciones religiosas en busca de legitimidad, sin tener claridad de lo que se está provocando. Los resultados al final son los que cuentan, el respeto que se da en el sentido a las creencias religiosas entre los mexicanos ha beneficiado a todos en lo general, generando paz social durante varios decenios y aunque se tengan serias deficiencias en cuanto a derechos humanos, disfrutamos de una libertad que no se tiene en otros países más desarrollados.

CAPITULO V ANEXOS
3

BIBLIOGRAFIAS Poder Ejecutivo Federal (1993), “Exposición de motivos de la iniciativa de reforma de los artículos 3º y 31, fracción I, de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos”, en SEP, Artículo 3constitucional y Ley General de Educación, México, pp.13-25. Ley General de Educación, artículos 1 a 8 [este documento también puede ser localizado en la páginade internet: http://www.sep.gob.mx/wb/distribuidor.jsp?seccion=2256]. Fuentes Molinar, Olac (1997), “El laicismo: seis tesis contrarias a la educación pública”, en Bases Filosóficas, Legales y Organizativas del Sistema Educativo Mexicano. Programa y materiales de apoyo para el estudio. Licenciatura en Educación Primaria. 1er semestre, México, SEP, pp. 41-45. Bovero, Michelangelo (1993), “El pensamiento laico”, José Fernández Santillán (trad.), en Nexos, vol. 16, núm. 185, México, pp. 9-13. Néstor Cons Rodríguez,Maestría en Educación Superior,Universidad Bonaterra;La Laicidad de la Educaciòn. Misael Flores Vega y Jaime Espejel Mena;Las bases filosóficas de la educación laica Víctor Flores Olea;El Estadolaico y susenemigos

4

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->