P. 1
Unidad 1-Organización territorial

Unidad 1-Organización territorial

|Views: 2.113|Likes:
Publicado porvicehaygon5742

More info:

Published by: vicehaygon5742 on Sep 23, 2009
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

11/18/2012

pdf

text

original

LA ORGANIZACIÓN TERRITORIAL ACTUAL DEL ESTADO ESPAÑOL

UNIDAD 1ª: LA ORGANIZACIÓN TERRITORIAL ACTUAL DEL ESTADO ESPAÑOL
ACTIVIDAD 1 UNA ORGANIZACIÓN DESIGUAL

La organización de un territorio se plantea como condición necesaria para satisfacer las necesidades y el desarrollo de una sociedad, así como para resolver los problemas relacionados con el dominio o poder sobre el territorio y su población. Por tanto, dicha organización supone un reto fundamental de toda sociedad y está sujeta a cambios dependiendo de las nuevas necesidades y objetivos e intereses de dicha sociedad. La Constitución española de 1978 establece, en su artículo 137, una organización territorial del Estado basada en tres niveles de administración: los municipios, las provincias y las comunidades autónomas. Con esta nueva estructura territorial, se prima la funcionalidad de la escala regional en la organización espacial de España, acabando con la larga historia de hegemonía y de exclusividad del ámbito estatal centralista y uniformador. Esta organización territorial condiciona, por tanto, la organización política y administrativa en España ya que en cada una de esas demarcaciones gobiernan y ejercen su autoridad, según sus competencias, los diferentes poderes públicos (Gobierno central, Gobierno autonómico, Diputación Provincial y Ayuntamiento). El objetivo de esta actividad es plantear algunas hipótesis sobre qué factores nos ayudan a explicar la actual organización territorial.
1. Recuerda las actuales comunidades autónomas y las provincias que las componen. .

Mapa de las comunidades autónomas españolas

Unidad 1- Curso 2009-10

7

LA ORGANIZACIÓN TERRITORIAL ACTUAL DEL ESTADO ESPAÑOL

2. Fíjate en la información que aporta sobre las comunidades autónomas, en especial la que hace referencia a la superficie, la población y el número de provincias. ¿Cuáles son las mayores diferencias que se reflejan en la estadística de este cuadro?

(PAU, septiembre-2000) ¿No sería más lógica una organización territorial más equilibrada?

LAS COMUNIDADES AUTÓNOMAS ESPAÑOLAS (PAU, septiembre-2000)
Comunidades Autónomas Andalucía Aragón Asturias Islas Baleares Islas Canarias Castilla - La Mancha Castilla y León Cataluña
Comunidad Valenciana

Fuente: Instituto Nacional de Estadística. 1º Estatuto Capital Número de Número de Habitantes Superficie provincias municipios (1999) Autonomía (2001) (km2) 11-01-1982 7 357 558 87.600 Sevilla 8 769 16-08-1982 1 204 215 47.720 Zaragoza 3 730 11-01-1982 1 062 998 10.604 Oviedo 1 78 01-03-1983 841 669 4.992 Palma de Mallorca 1 67 16-08-1982 1 694 477 7.447 Santa Cruz de Tenerife 2 87
Las Palmas de Gran Canaria

Extremadura Galicia La Rioja Madrid Murcia Navarra Cantabria País Vasco
Ceuta (ciudad autónoma) Melilla (ciudad autónoma)

1 760 516 2 456 474 6 343 110 4 162 776 1 058 503 2 695 880 276 702 5 423 384 1 197 646 555 829 535 131 2 082 587 71 505 66 411

79.462 94.224 32.113 23.255 41.634 29.574 5.045 8.028 11.314 10.391 5.321 7.235 19 13

Toledo Valladolid Barcelona Valencia Mérida
Santiago de Compostela

5 9 4 3 2 4 1 1 1 1 1 3 -

Logroño Madrid Murcia Pamplona Santander Vitoria Ceuta Melilla

916 2.248 946 541 382 315 174 179 45 273 102 250 1 1

16-08-1982 02-03-1983 22-12-1979 10-07-1982 26-02-1983 28-04-1981 19-06-1982 01-03-1983 19-06-1982 16-08-1982 11-01-1982 22-12-1979 14-03-1995 14-03-1995

LA ORGANIZACIÓN POLÍTICO-ADMINISTRATIVA Las divisiones político-administrativas. La organización administrativa actual es propia de un estado descentralizado, que reparte la toma de decisiones en tres divisiones territoriales con capacidad de autogobierno en los asuntos de su competencia. -El municipio, es la entidad territorial básica. Su función es prestar servicios a los vecinos, más variados cuánto mayor es su población. El gobierno y la administración municipal corresponden al Ayuntamiento, integrado por el alcalde y los concejales. Los concejales se eligen por sufragio universal por los vecinos del municipio y el alcalde es elegido por los concejales. -La provincia, es una entidad territorial formada por una agrupación de municipios. Su función es fomentar los intereses provinciales, prestar servicios de ámbito provincial, coordinar los servicios de los municipios y cooperar con ellos. El gobierno y la administración provincial corresponden a la Diputación, integrada por un presidente y diputados. Los diputados se escogen entre los concejales electos y éstos a su vez eligen al presidente. - la comunidad autónoma, es una entidad territorial formada por provincias limítrofes, territorios insulares o provincias con entidad regional histórica, dotadas de autonomía legislativa y capacidad de autogobierno sobre los asuntos de su competencia. Mientras que los municipios y las provincias ya estaban creadas a la muerte de Franco, las comunidades autónomas tuvieron que constituirse a lo largo de un complicado proceso.

Unidad 1- Curso 2009-10

8

LA ORGANIZACIÓN TERRITORIAL ACTUAL DEL ESTADO ESPAÑOL

ACTIVIDAD 2

UN LARGO PROCESO EVOLUCIÓN HISTÓRICA DE LA ORGANIZACIÓN POLÍTICO ADMINISTRATIVA

La actual organización territorial del Estado español es el resultado de un proceso histórico largo y complejo, que ha ido conformando las diferentes fronteras interiores, y que todavía no está cerrado. La Edad Media.Los musulmanes organizaron su territorio en provincias (coras) y alternaron etapas de unidad y fragmentación territorial en las que las provincias se convirtieron en reinos independientes. Los cristianos refugiados inicialmente en los territorios montañosos del norte peninsular, crearon en su avance reconquistador, sus propios sistemas político-administrativos que son el origen de la diferenciación regional actual. En la cordillera Cantábrica se creó el reino de Asturias, que posteriormente dió lugar al reino de León (910), de éste se desgajaron el reino de Portugal y el reino de Castilla, que pasó por períodos de separación y de unión con León. En la zona pirenaica surgieron Navarra, Aragón y los Condados Catalanes, los dos últimos se unieron en el siglo XII (1137) y formaron la Corona de Aragón que se amplio en el siglo XIII con el Reino de Valencia y las Islas Baleares. Por tanto en el siglo XIII quedaron individualizados cinco grandes conjuntos político-administrativos en la Península: el reino de Portugal, el reino de Castilla-León unidos definitivamente desde 1230, la corona de Aragón, el reino de Navarra y el reino musulmán de Granada. Los idiomas romances, derivados del latín, actuaron como un motivo más de la diferenciación. La Edad Moderna.Los Reyes Católicos reunieron los territorios peninsulares, excepto Portugal: Las Coronas de Castilla y Aragón se unieron por el matrimonio de los reyes; se reconquistó el reino de Granada (1492), y se anexionó el reino de Navarra (1512). Pero esta unión fue exclusivamente dinástica, pues cada reino mantuvo sus propias estructuras político-administrativas y fiscales. Con los Austrias continuó esta situación en los siglos XVI y XVII. Así la unidad de la monarquía hispánica se basaba en la unidad de derechos, administraciones, idiomas, costumbres, monedas, … En el siglo XVIII se produjo el primer intento unificador con los Borbones, el motivo aducido por el primer monarca Felipe V, fue la guerra de sucesión al trono español, mientras que los castellanos apoyaban su candidatura, los territorios de la Corona de Aragón, apoyaron a su oponente, el archiduque Carlos de Austria. El triunfo militar de Felipe V, le permitió implantar una nueva centralización y uniformización mediante los Decretos de Nueva Planta. Estos suprimieron la organización político-administrativa de la Corona de Aragón (Cortes, legislación, instituciones) e implantaron el modelo castellano. El territorio se dividió administrativamente en capitanías generales para el gobierno- denominadas más tarde provincias- y en intendencias para la Hacienda y para el desarrollo económico provincial, que a su vez mantenían las subdivisiones internas de los antiguos reinos. Sólo Navarra y el País Vasco conservaron sus particularidades institucionales por su fidelidad al rey. Nuestra actual organización territorial tiene su base en la división provincial elaborada por Javier de Burgos (1833), puesto que la delimitación territorial que se estableció (en provincias y en regiones) ha mantenido su validez en el nuevo marco del Estado autonómico. En este sentido, su división en grandes ámbitos históricos ha constituido, en buena medida, la trama del actual mapa autonómico.

En esta actividad vamos a analizar el proyecto de organización del territorio de Javier de Burgos, valorando los diferentes intereses de poder de los grupos sociales enfrentados.

Unidad 1- Curso 2009-10

9

LA ORGANIZACIÓN TERRITORIAL ACTUAL DEL ESTADO ESPAÑOL

3. ¿Qué te parece la organización territorial del Antiguo Régimen? Justifica tu idea. Compara este mapa con el actual de comunidades autónomas. ¿Te parece más lógico? Hay territorios que han cambiado y otros cuyas fronteras no han variado prácticamente. ¿A qué crees que se han debido estas “continuidades”? ALV AV GP MD PAL TR VLL VZ ZM Álava Ávila Guipúzcoa Madrid Palencia Toro Valladolid. Vizcaya Zamora

La organización territorial en reinos y provincias en la España del Antiguo Régimen (siglo XVIII)

El mapa territorial del Antiguo Régimen era caótico y resultaba anacrónico puesto que tenía su origen en el sistema feudal. Esta organización ofrecía una acusada desproporción y heterogeneidad de tamaños, y estaba lleno de discontinuidades y enclaves territoriales: por ejemplo, la provincia de Toro estaba dividida en tres partes, y la de Madrid, en dos.

Unidad 1- Curso 2009-10

10

LA ORGANIZACIÓN TERRITORIAL ACTUAL DEL ESTADO ESPAÑOL

4.- Sobre el mapa de las provincias elaborado por Javier de Burgos en 1833, traza los límites de las regiones a partir de la información aportada por este documentos, y anota el nombre de cada una.

(PAU, septiembre-1997) REAL DECRETO DE 30 DE NOVIEMBRE DE 1833, MANDANDO HACER LA DIVISIÓN TERRITORIAL DE PROVINCIAS

Artículo 1º. El territorio español en la Península e Islas adyacentes queda desde ahora dividido en 49 provincias, que tomarán el nombre de sus capitales respectivas, excepto las de Navarra, Álava, Guipúzcoa y Vizcaya, que conservan sus actuales denominaciones. Artículo 2º. La Andalucía, que comprende los reinos de Córdoba, Granada, Jaén y Sevilla, se divide en las ocho provincias siguientes: Córdoba, Jaén, Granada, Almería, Málaga, Sevilla, Cádiz y Huelva. El de Aragón se divide en tres provincias, a saber: Zaragoza, Huesca y Teruel. El principado de Asturias forma la provincia de Oviedo. Castilla la Nueva continúa dividida en las cinco provincias de Madrid, Toledo, Ciudad Real, Cuenca y Guadalajara. Castilla la Vieja se divide en ocho provincias, a saber: Burgos, Valladolid, Palencia, Ávila, Segovia, Soria, Logroño y Santander. Cataluña se divide en cuatro provincias, a saber: Barcelona, Tarragona, Lérida y Gerona. Extremadura se divide en las de Badajoz y Cáceres. Galicia en las de Coruña, Lugo, Orense y Pontevedra. El reino de León en las de León, Salamanca y Zamora. El de Murcia, en las de Murcia y Albacete. El de Valencia, en las de Valencia, Alicante y Castellón de la Plana. Pamplona, Vitoria, Bilbao y San Sebastián son las capitales de las provincias de Navarra, Álava, Vizcaya y Guipúzcoa1; Palma, la de las Islas Baleares, y Santa Cruz de Tenerife la de las Islas Canarias.

España (1833): División provincial de Javier de Burgos.

Artículo 4º. Esta división de provincias no se entenderá limitada al orden administrativo, sino que se arreglarán a ella las demarcaciones militares, judiciales y de Hacienda.

Actualmente Álava, Guipúzcoa y Vizcaya integran la comunidad autónoma del País Vasco o Euskadi. Sin embargo, cada uno de estos tres territorios históricos tienen una gran autonomía funcional dentro de dicha comunidad: las Diputaciones Forales cuentan con numerosas competencias (recaudación de impuestos, órganos legislativos…).
1

Unidad 1- Curso 2009-10

11

LA ORGANIZACIÓN TERRITORIAL ACTUAL DEL ESTADO ESPAÑOL

5.- Analiza el siguiente documento sobre la organización territorial de Javier de Burgos a partir de las cuestiones que se plantean: • ¿Con qué finalidad se hizo? • ¿Qué problemas p l a n t e a b a e l m a p a del Antiguo Régimen? • ¿En qué momento y proceso histórico se enmarca? • ¿Qué criterios se siguieron para justificar dicha organización territorial de 1833? (PAU, septiembre-1997) • ¿Qué intereses y preferencias se tuvieron también en cuenta?

J. GÓMEZ MENDOZA y J. GARCÍA ÁLVAREZ (2001): “Organización política y administrativa” en A. GIL OLCINA y J. GÓMEZ MENDOZA, Geografía de España, 575-593 (Reelaborado)

En 1833, Javier de Burgos, ministro de Fomento de la regente M.ª Cristina, dio forma a la actual división provincial, al establecer 49 provincias –el número de provincias pasó a ser 50 cuando Canarias se dividió en dos en 1927, es decir, 94 años después-. Esta división constituye el primer eslabón de la organización territorial contemporánea del Estado español. La división en provincias tenía como finalidad acabar con la organización político-administrativa del Antiguo Régimen, reflejada en un mapa territorial caótico y anacrónico que procedía del sistema feudal. El mapa del siglo XVIII ofrecía una acusada desproporción y heterogeneidad de tamaños, y estaba lleno de discontinuidades y enclaves territoriales. Javier de Burgos consideró que las provincias debían ser un simple medio para mejorar y agilizar las tareas de la administración del Estado, es decir, para racionalizar y mejorar la eficacia de la administración pública. Con esta división territorial, se aplicó la política uniformizadora liberal, enemiga de todo fuero o privilegio que atentase contra el principio de igualdad de todos los ciudadanos ante las leyes; en definitiva, se pretendía seguir profundizando en un modelo de Estado centralista y uniformizador, ya iniciado por los Borbones en el siglo XVIII. Para ello, Javier de Burgos se basó en los proyectos de Felipe Bauzá (1822) y valoró criterios como superficie, población y topografía (principales barreras naturales para la comunicación: cordilleras, ríos...). La idea era dotar a cada provincia de suelos fértiles, llanuras para la agricultura, laderas para la ganadería y la explotación forestal, litoral marítimo, a ser posible, o bien la apertura a un río o a una vía importante de comunicación. Sin embargo, estos principios básicos fueron matizados: se procuró en lo posible no mezclar los habitantes de territorios con diversidad de leyes, costumbres e idiomas con el fin de no provocar rivalidades. Por tanto, en la delimitación de las provincias también se tuvieron en cuenta los intereses y las preferencias locales, como la uniformidad de la lengua, las inclinaciones y los gustos, la industria, el modo de vivir, vestir y alimentarse... Con esto, se advierte la gran importancia que, para la época, tenían los grandes conjuntos históricos que iban a dividirse en provincias. Los habitantes de conjuntos históricos, como Galicia, Cataluña, Aragón o Valencia, manifestaban una gran identificación con dichos territorios y con las ciudades que reconocían como sus capitales: allí educan a sus hijos, allí conservan sus antiguas relaciones, allí han acostumbrado a ventilar sus negocios según las costumbres y leyes del país. Por tanto, se respetaron los límites territoriales externos de los antiguos reinos o grandes provincias porque eran conscientes de que estos constituían áreas de identidad histórica, cultural y, en ocasiones, idiomática para sus habitantes, cuya mezcla hubiera resultado conflictiva. Esto fue el resultado de un “pacto” entre el gobierno liberal centralista y las élites políticas de las distintas regiones del Estado, como solución al conflicto surgido entre la idea de unidad nacional española, dominante entre los liberales, y el reconocimiento de la diversidad regional histórica.

Unidad 1- Curso 2009-10

12

LA ORGANIZACIÓN TERRITORIAL ACTUAL DEL ESTADO ESPAÑOL

ACTIVIDAD 3

LA ORGANIZACIÓN ACTUAL DEL TERRITORIO ESPAÑOL: criterios de delimitación de las comunidades autónomas.

El territorio español está organizado en comunidades autónomas, que son el resultado de un proceso histórico, y que caracterizan la realidad geopolítica actual. En este sentido, es importante señalar que la actual Constitución española (1978) modificó sensiblemente el mapa de España al reconocer el derecho a la autonomía de las regiones y nacionalidades que integran dicho territorio (el término “nacionalidad” se incluye por primera vez en una Constitución española) y sentó las bases del Estado autonómico actual, uno de los más descentralizados que existen. En definitiva, esta nueva escala regional descentralizada ayuda a entender mejor la singularidad de cada territorio y la identidad cultural específica y diferenciada de sus ciudadanos. En esta actividad, vamos a conocer el proceso más reciente en la configuración de la actual organización territorial y los criterios que se utilizaron para fijar los límites de las comunidades autónomas.
6. ¿Qué diferencias se pueden establecer en cuanto a la organización territorial entre el régimen dictatorial del general F. Franco y el actual sistema democrático?

La organización territorial establecida en 1833 estuvo vigente, prácticamente sin cambios, hasta la llegada de la democracia en 1976. No obstante, a lo largo del último tercio del siglo XIX y el primero del XX se produjo el surgimiento del llamado “problema regional”. El modelo territorial centralista sustentado por la división provincial de 1833 fue progresivamente cuestionado desde diversos sectores ideológicos que defendieron un modelo de Estado descentralizado, y en el que las regiones históricas asumieran poderes políticos y administrativos amplios. En Cataluña, el País Vasco y, en menor medida, Galicia surgió un fuerte regionalismo cultural y político que desde finales del siglo XIX evolucionó hacia fórmulas nacionalistas. Para dar respuesta a las reivindicaciones planteadas por estos poderosos nacionalismos periféricos, la Constitución de la II República española (1931) estableció un nuevo modelo territorial de Estado en el que, sin perjuicio de la unidad nacional, se posibilitaba la autonomía política de las regiones que voluntariamente lo solicitaran. Durante este periodo (1931-1936) y la Guerra Civil (1936-1939), Cataluña, el País Vasco y Galicia pidieron y plebiscitaron afirmativamente proyectos de estatuto de autonomía. Las dos primeras consiguieron la

aprobación de su estatuto en 1932 y 1936, respectivamente. Sin embargo, al finalizar la guerra, la dictadura del general F. Franco (1939-1975) ignoró la realidad regional y uno de los lemas por excelencia hacía referencia a la unidad de España (España, ¡una, grande y libre!). Sólo se hablaba de las regiones por motivos folclóricos y siempre acallando su historia, su cultura o su lengua, es decir, se rechazó el regionalismo autónomo y se mantuvo una actitud contraria a la existencia de regiones como entidades territoriales. Se mantuvieron las divisiones administrativas provinciales, en las que había un gobernador civil como representante del poder central según el modelo de Estado centralista. El franquismo practicó un exacerbado nacionalismo español, unitarista y excluyente: las autonomías regionales de Cataluña y el País Vasco fueron abolidas, se cerraron los procesos autonomistas abiertos durante la República, y cualquier forma de regionalismo o de nación subestatal fue considerada y castigada como separatismo. Durante 40 años, el uso de símbolos y lenguas no castellanas fue prohibido o reprimido. A pesar de la negación de las identidades regionales, el franquismo no sólo no acabó con las aspiraciones autonómicas en Cataluña y el

Unidad 1- Curso 2009-10

13

LA ORGANIZACIÓN TERRITORIAL ACTUAL DEL ESTADO ESPAÑOL

País Vasco, sino que las radicalizaron y las extendieron a otras regiones, y también a buena parte de los partidos políticos estatales de la oposición franquista (en la clandestinidad) hasta el punto de deslegitimar cualquier forma de nacionalismo español y hasta la misma idea de España. Tras la muerte del general Franco se produjo un cambio profundo del sistema político (establecimiento de la democracia), que se vio acompañado por las presiones y demandas de los nacionalismos catalán, vasco y gallego fundamentalmente, y poco tiempo más tarde, por las aspiraciones autonomistas de otros territorios con menos
7.- Lee detenidamente los artículos 2, 137 y 138 de la Constitución Española. ¿Qué cuestiones de organización territorial regulan? 8.- ¿Qué cambios y qué continuidades observas en la organización territorial del España entre el Real Decreto de 30 de noviembre de 1833 y el mapa de las Comunidades Autónomas de 1978? (PAU, septiembre-1997)

tradición regional. Se reconoció así la diversidad regional con la creación de las comunidades autónomas, lo que ha supuesto la organización de un Estado muy descentralizado al asumir los gobiernos autonómicos un gran número de competencias. Además de encontrar una solución al problema de los nacionalismos en España, esta nueva organización territorial surgió con el objetivo de conseguir una mayor capacidad de gestión autónoma del desarrollo socioeconómico de cada comunidad, pero sin romper la unidad territorial y política del Estado español.
(PAU, septiembre-1997)

CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA (1978)
Artículo 2. La Constitución se fundamenta en la indisoluble unidad de la Nación española, patria común e indivisible de todos los españoles, y reconoce y garantiza el derecho a la autonomía de las nacionalidades y regiones que la integran y la solidaridad entre todas ellas. TÍTULO VIII. De la organización territorial del Estado CAPÍTULO PRIMERO. Principios generales Artículo 137. El Estado se organiza territorialmente en municipios, en provincias y en las Comunidades Autónomas que se constituyan. Todas estas entidades gozan de autonomía para la gestión de sus respectivos intereses. Artículo 138. 1. El Estado garantiza la realización efectiva del principio de solidaridad consagrado en el artículo 2 de la Constitución, velando por el establecimiento de un equilibrio económico, adecuado y justo entre las diversas partes del territorio español, y atendiendo en particular a las circunstancias del hecho insular. 2. Las diferencias entre los Estatutos de las distintas Comunidades Autónomas no podrán implicar, en ningún caso, privilegios económicos y sociales.

9.- Lee los siguientes documentos y subraya la información necesaria para contestar a la pregunta siguiente: ¿Qué criterios se han utilizado para establecer la actual organización territorial? (PAU, septiembre-1997)

LA ORGANIZACIÓN TERRITORIAL ACTUAL DEL ESTADO ESPAÑOL

Criterios seguidos para delimitar las actuales comunidades autónomas.
ESTATUTO DE AUTONOMÍA DE LA COMUNIDAD VALENCIANA (1982) Título primero: La Comunidad Valenciana Artículo 1.1. El pueblo valenciano, históricamente organizado como Reino de Valencia, se constituye en Comunidad Autónoma, dentro de la indisoluble unidad de la nación española, como expresión de su identidad histórica y en el ejercicio del derecho de autogobierno que la Constitución reconoce a toda nacionalidad, con la denominación de Comunidad Valenciana. PROYECTO DE REFORMA DEL ESTATUTO DE AUTONOMÍA DE LA COMUNIDAD VALENCIANA (2005) • Disposición transitoria tercera: La competencia exclusiva sobre el derecho foral valenciano será ejercida por la Generalitat a partir de la normativa foral derogada por el decreto de 29 de junio de 1707, recuperada ésta y ejercitada aquélla mediante la actualización de la contenida en el régimen foral del histórico Reino de Valencia, conforme a la disposición adicional primera de la Constitución española.

Extraer la ideas principales:
J. GÓMEZ MENDOZA y J. GARCÍA ÁLVAREZ (2001): “Organización política y administrativa” en A. GIL OLCINA y J. GÓMEZ MENDOZA, Geografía de España, 582-587 (Reelaborado)

El actual mapa de las Autonomías ha sido el resultado de un complicado y conflictivo consenso político y parlamentario en el marco de la transición política de la dictadura del general Franco a la democracia actual. La formación del mapa autonómico se produjo con impresionante rapidez: entre 1979 y 1983 se aprobaron los Estatutos de las 17 comunidades autónomas actuales. En 1995 los municipios de Ceuta y Melilla accedieron a la categoría de Ciudades Autónomas. La tradicional división supraprovincial en grandes ámbitos históricos ha constituido, en buena medida, la trama del actual mapa autonómico. Ahí radica también la explicación de los importantes contrastes de extensión entre las comunidades. Además de esta considerable desproporción superficial, otro hecho llama poderosamente la atención: el mantenimiento de las provincias como piezas básicas que constituyen, solas o agrupadas, las comunidades autónomas. Un buen número de las actuales comunidades se corresponde con grandes demarcaciones históricas, algunas de ellas con una fuerte conciencia nacionalista -política, social y cultural-, como Cataluña, País Vasco, Navarra y Galicia. Otras, como el Principado de Asturias, Aragón y la Comunidad Valenciana, son consideradas “regiones históricas tradicionales” (la expresión es del geógrafo Luis Solé Sabarís) o delimitaciones históricas de larga tradición. Todas estas comunidades son el resultado de la agrupación de “provincias limítrofes con características históricas, culturales y económicas comunes” (artículo 143.1). Por otra parte, el carácter de insularidad, unido a argumentos históricos y culturales de peso, justifican también la condición autonómica de Baleares y de Canarias. Sin embargo, más complejo resultó el diseño autonómico de la gran unidad histórica castellana, tanto en su sector interno o meseteño, como en sus salidas marítimas y hacia el Valle del Ebro. El resultado ha sido el siguiente: • Se han establecido tres autonomías de carácter uniprovincial, basándose en fundamentos netamente geográficos e históricos, como Cantabria, de vocación atlántica, La Rioja, volcada hacia el Valle del Ebro, y Murcia, al prevalecer en este último caso el criterio histórico en la creación de las Comunidades Autónomas de Andalucía y de Valencia. Estas tres provincias han hecho valer, por tanto, su “entidad regional histórica”. • La comunidad de Castilla y León se ha vertebrada en torno al Valle del Duero, como resultado de la fusión de los antiguos reinos de Castilla y de León. • La delimitación autonómica de Extremadura ofrece una clara identidad histórica y geográfica.

LA ORGANIZACIÓN TERRITORIAL ACTUAL DEL ESTADO ESPAÑOL

En la comunidad de Andalucía, con una fuerte personalidad cultural, social e histórica, surgió un sentimiento autonomista modesto, avivado desde la década de 1970 por mensajes sobre su situación de subdesarrollo; todo esto se ha traducido en el nacimiento de un cierto nacionalismo representado políticamente por el Partido Andalucista. • Castilla-La Mancha se ha conformado a partir del antiguo ámbito de Castilla la Nueva, al que se le agregó Albacete, donde existía un sentimiento manchego antes que murciano. • La Comunidad de Madrid conserva los límites de la antigua provincia y se formó por iniciativa gubernamental (art. 144 a. de la Constitución) siguiendo, en gran medida, el modelo de los distritos-capital en los estados federales (Washington DC en Estados Unidos o México DF en México). Esta individualización estuvo justificada por la importante dimensión demográfica, económica y funcional (es la capital del Estado) de la ciudad de Madrid, sobre todo a partir de la segunda mitad del siglo XX, que aconsejaba una solución autonómica diferenciada. En 1995, las ciudades de Ceuta y de Melilla, los únicos municipios españoles no integrados en ninguna provincia, han accedido cada una a la condición de ciudad autónoma, con lo cual el territorio español ha quedado por ahora completamente regionalizado. El proceso de formación del estado autonómico.- (Estudiar) este proceso incluye un período preautonómico, anterior a la aprobación de la Constitución de 1978, y un período de creación de las comunidades autónomas tras la promulgación de la Constitución. a) Período preautonómico, se inició poco después de la muerte de Franco. El presidente del gobierno, Adolfo Suarez, concedió un régimen de preautonomía a provisional a Cataluña que luego se extendió a otras trece regiones. Así, mientras se elaboraba la Constitución de 1978, se formó un mapa con catorce preatonomías que coincidió casi con el actual, con las excepciones de La Rioja y Cantabria, que estaban integradas en castilla León y de Madrid que tenía la opción de incorporarse a Castilla la Mancha o formar una comunidad en solitario. Las preautonomías contaban con organismos representativos que recibieron ciertas competencias, pero carecían de capacidad legislativa. b) el período autonómico, se inició tras la promulgación de la Constitución de 1978, esta establece la indisoluble unidad de la nación española y reconoce y garantiza el derecho a la autonomía de las nacionalidades y regiones, así como la solidaridad entre todas ellas. La Constitución no creó un mapa de las comunidades sino que dejó a las preautonomías el derecho a constituirse en comunidades autónomas, indicando solo las condiciones y el proceso que se debía seguir: Las condiciones permitían constituirse en comunidades autónomas a las provincias limítrofes con características históricas, culturales o económicas comunes; a los territorios insulares y a las provincias con entidad regional histórica. El proceso para el acceso a la autonomía incluye dos vías, la vía del artículo 151 que permitía acceder de forma inmediata el mayor techo de competencias, y la vía del artículo 143 sólo traspasaba de forma inmediata ciertas competencias y exigía un período de cinco años para poder ampliarlas progresivamente. − Cataluña, País Vasco y Galicia accedieron a la autonomía por la vía del 151, pero se acogieron a la disposición transitoria segunda establecida por la Constitución, que permitía que a las regiones que en el pasado habían plesbicitado afirmativamente estatutos de autonomía y que tuviesen en el momento de aprobarse la Constitución un régimen provisional de autonomía, acceder a la autonomía solamente mediante el acuerdo por mayoría absoluta de sus órganos preautonómicos. − Andalucía, accedió por la vía normal del artículo 151, exigía que la iniciativa autonómica partiera del acuerdo de todas las diputaciones provinciales y de las tres cuartas partes de los ayuntamientos representativos al menos del 50% de la población, además el acuerdo debía ratificarse en referéndum. − Navarra, optó por el “Amejoramiento del fuero”, por el que se añadía a las atribuciones únicas que ya poseía, las competencias concedidas por la vía del artículo 151.

LA ORGANIZACIÓN TERRITORIAL ACTUAL DEL ESTADO ESPAÑOL

El resto de comunidades accedieron a la autonomía por la vía del artículo 143, exigía que la iniciativa autonómica partiera del acuerdo de todas las diputaciones provinciales y de los dos tercios de los ayuntamientos más representativos al menos del 50% de la población, sin necesidad de referéndum. Ceuta y Melilla recibieron el rango de municipios autónomos y a diferencia de las comunidades, carecen de capacidad legislativa.

La organización del Estado autonómico. Se caracteriza por los siguientes rasgos: a) cada comunidad autónoma se halla regida por su estatuto de autonomía, aprobado por las cortes. Contiene la denominación de la comunidad, su delimitación territorial, los nombres, organización y sede de sus organismos autonómicos; las competencias asumidas y las bases para el traspaso de otras. b) las comunidades pueden asumir competencias, que son traspasadas a la comunidad por el estado y pueden ejercerse de forma exclusiva ( la comunidad legisla y aplica la legislación) o compartida con el estado ( el estado realiza la legislación y la comunidad la aplica; o el estado realiza la legislación básica y la comunidad la aplica o la desarrolla). Sin embargo, hay ciertas competencias que son exclusivas del Estado (artículo 149) y no transferibles por considerarse esenciales para la nación: relaciones internacionales, defensa, emigración e inmigración, comercio exterior, deuda pública, correos y telégrafos. Las competencias que pueden asumir las comunidades son muy amplias: - políticas, organizar sus instituciones de autogobierno. − económicas, agricultura, ganadería, montes, bosques, pesca, caza, ferias interiores, artesanía, fomento del desarrollo. − Infraestructuras y transportes, obras públicas, carreteras, ferrocarriles, puertos, aeropuertos de ámbito autonómico. − Ordenación del territorio, urbanismo, medioambiente y vivienda. − Sociales y sanitarias, asistencia social,sanidad, protección de edificios e instalaciones. − Culturales, deportivas y de ocio, museos, bibliotecas, conservatorios, fomento de la cultura y la investigación, la lengua propia, el turismo, el ocio, el deporte,... c) las instituciones son: - Parlamento autonómicos - Gobierno autonómico - Tribunal Superior de Justicia Además en cada comunidad autónoma existe un delegado del gobierno, encargado de dirigir la administración general del estado en la comunidad y de coordinarse con ella. d) la financiación de las comunidades responde a dos modelos: el régimen común y el régimen foral para el País Vasco y Navarra, además las más desfavorecidas reciben ingresos de los Fondos de Compensación Interterritorial (FFCI) Las Comunidades de régimen común se financian con ingresos propios (sus propios impuestos y las tasas de servicios traspasados) y con tributos cedidos por el Estado (33% del IRPF, el 35% del IVA, el 40% de los impuestos especiales como los de alcohol, tabaco e hidrocarburos, y el 100% de la electricidad). Para compensar la diferencia entre necesidades de financiación de cada comunidad y los ingresos percibidos, existe el fondo de suficiencia, que aporta dinero a las comunidades con necesidades superiores a los ingresos y se lo cobra en caso contrario. El régimen foral, afecta al País Vasco y Navarra, donde cada una de sus territorios se financia con los ingresos tributarios recaudados por su propia administración fiscal. La comunidad pacta con el estado la cantidad a pagar al estado mediante conciertos.

LA ORGANIZACIÓN TERRITORIAL ACTUAL DEL ESTADO ESPAÑOL

Los (FFCI) pretenden evitar los desequilibrios territoriales aportando ingresos a las comunidades más desfavorecidas, tras varias reformas, en la actualidad aportan fondos sólo a las comunidades con renta per capita inferior a la media nacional. f) el estado de las autonomías se basa en la igualdad territorial y en la solidaridad, implica que los estatutos de las comunidades no pueden contener privilegios o discriminaciones en cuestiones fiscales, salariales o de seguridad social, y que no pueden ahondarse los desequilibrios entre comunidades.

ACTIVIDAD 4

LA ORGANIZACIÓN ACTUAL DEL TERRITORIO ESPAÑOL: un sistema no exento de conflictos..

En las actividades anteriores hemos comprobado que el actual sistema español en comunidades autónomas ha sido el resultado de la pugna entre diversos proyectos políticos que responden a los intereses de determinados grupos sociales. A partir de 1975, con el inicio de la transición democrática, se planteó la cuestión de las autonomías como solución necesaria a los problemas nacionalistas, sobre todo en Cataluña y en el País Vasco ante un modelo de Estado nacional centralizado. Pero, también se planteó como la construcción de un modelo de Estado, mucho más eficaz, basado en la distribución territorial del poder (descentralización) con el fin de que resultara más cercano a las inquietudes y aspiraciones de la población, y a las peculiaridades de cada territorio. El resultado de esta descentralización se refleja en la distribución del gasto público: el gasto público de la Administración general del Estado se ha reducido al 48,7% (en 1982 era del 79,7%), mientras que las comunidades autónomas representan el 35,5% y los municipios, el 15,8% del gasto público (en 1982, respectivamente era del 7,7% y del 12,7%). Como consecuencia de este profundo proceso de descentralización política que ha supuesto el desarrollo constitucional del Estado Autonómico, los gobiernos y parlamentos regionales han podido disponer de instrumentos y competencias para el desarrollo, puesta en marcha y coordinación de políticas públicas, con un grado de autonomía política únicamente comparable al que disponen algunos estados federales, como Alemania, Austria o Bélgica. No obstante, con frecuencia surgen enfrentamientos entre Comunidades Autónomas y entre Comunidades y el Gobierno central. Por otro lado, el actual sistema autonómico ha sido la “solución” a un problema histórico español, como es la aceptación colectiva de la plurinacionalidad de la población española, de la existencia de distintas naciones con culturas diferenciadas dentro del territorio español. A pesar de que este sistema está muy consolidado, no está exento de conflictos. En esta actividad, vamos a analizar algunos de los problemas actuales.
9.- El funcionamiento del sistema político administrativo también español ha provocado con frecuencia discrepancias, recelos y críticas entre las di f e r e nt e s C om uni da de s Autónomas, y entre éstas y el Gobierno Central, como reflejo también de que el proceso de organización administrativa no está cerrado. Lee los siguientes documentos y anota en qué consisten algunos de esos conflictos . 10.- ¿Cómo se pueden solucionar los conflictos entre las comunidades autónomas y el Gobierno Central? Busca en estos documentos algunos mecanismos empleados.

Reelaborado a partir de EL PAÍS, 27-septiembre-2003 y del Diario de Navarra (02-febrero-2005)

El Congreso de Diputados rechaza el Plan Ibarretxe con 313 votos en contra
El Plan Ibarretxe fue rechazado ayer en el Congreso de los Diputados por una abrumadora mayoría de 313 votos en contra (PSOE, PP, Coalición Canaria, Chunta Aragonesista e Izquierda Unida), frente a los 29 de los grupos nacionalistas (CiU, ERC, PNV, BNG, EA y Nafarroa Bai) que dieron el “sí” al Plan presentado ante la Cámara por el propio presidente del Gobierno vasco, el lehendakari Juan José Ibarretexe. Este plan, bautizado como Propuesta de Nuevo Estatuto de la Comunidad de Euskadi, fue aprobado en el Parlamento de Vitoria el

LA ORGANIZACIÓN TERRITORIAL ACTUAL DEL ESTADO ESPAÑOL

pasado 30 de diciembre de 2004. Se propone la libre asociación de Euskadi con el Estado español y se aboga por “la profundización del autogobierno vasco a través de una reforma del marco jurídico que responda a las aspiraciones actuales libres y democráticamente representadas del pueblo vasco”. Sin embargo, con esta reforma del Estatuto no se trata de establecer un marco definitivo, sino que se trata de un proceso que se mueve hacia la independencia ya que no supone la renuncia del “Pueblo Vasco” a los “derechos históricos” que puedan corresponderle, como la proclamación del derecho de autodeterminación o independencia y “el derecho del pueblo vasco a ser consultado para decidir libre y democráticamente su estatus político, económico... FUENTE: Xosé Manuel Beiras: Anuario El País 1999, p. 116. LA DECLARACIÓN DE BARCELONA Han pasado ya 20 años desde la aprobación de la Constitución Española, que supuso el desmantelamiento del régimen franquista. Sin embargo, para Galicia, País Vasco y Cataluña sigue sin resolverse la articulación de estas tres naciones sin Estado dentro del Estado español, puesto que se promulgó una Constitución negadora de la soberanía nacional y del derecho de autodeterminación de los pueblos gallego, vasco y catalán. Con la Declaración de Barcelona y los documentos firmados posteriormente en Vitoria y Compostela entre julio y octubre de 1998 por el

BNG, el PNV y CiU, se pretende reformular la cuestión nacional de Galicia, País Vasco y Cataluña a través de la relectura de la Constitución para transcender el marco constitucional con métodos democráticos, es decir, pacífica, civilizada y dialogadamente.

EL PAÍS, 5 de enero de 2003. p. D5

Las naciones frente al Estado SANTOS JULIÁ En los últimos años hemos llegado a un punto en que el objeto de discusión vuelve a ser, como desde el siglo XIX, la Constitución española porque se pretende darla por agotada, por excesivamente estrecha para contener las nuevas demandas de los nacionalismos. La Constitución de 1978 puso en marcha un proceso que posibilitaba la formación de comunidades autónomas, sin marcar los tiempos ni establecer su número, sin determinar con claridad sus competencias ni prever sus relaciones con el Estado, sin proyectar órganos de colaboración entre todas ellas y de ellas con el Gobierno. Sería el proceso político, la permanente negociación entre los partidos y entre las instituciones lo que iría dibujando el mapa autonómico hasta que pudiera darse por concluido. Sin embargo, este modelo flexible, que ha favorecido una descentralización administrativa, no basta, a juicio de los partidos nacionalistas, para recoger las exigencias de estos mismos partidos: desde la Declaración de Barcelona de 1998 hasta el plan de Ibarretxe del 2002. En estos momentos los partidos nacionalistas plantean el rechazo de la Constitución vigente: los nacionalistas vascos defienden la libre asociación con el Estado español como primer paso de secesión hacia la independencia; los gallegos hablan de refundar el Estado sobre una base plurinacional y confederal con el reconocimiento de cuatro naciones -gallega, vasca, catalana y española- que accederían luego a traspasar a un ente de nueva planta ciertas competencias. Los nacionalistas catalanes son claramente secesionistas en su versión de izquierda, o insisten, en su versión de derechas, en una especie de relación particular, privilegiada, entre Cataluña y España, que tendrían diferente carácter, de confederal a autonómico, según la materia de que se tratase: una relación, por así decir, a la carta. Al término del proceso de construcción del Estado autonómico, iniciado a partir de 1978 (fecha de aprobación de la Constitución), los territorios considerados regiones en dicha Constitución se encuentran a

LA ORGANIZACIÓN TERRITORIAL ACTUAL DEL ESTADO ESPAÑOL

gusto reconocidas como comunidades autónomas. Pero, los partidos nacionalistas manifiestan ya abiertamente su disgusto por no ver reconocidas sus nacionalidades como naciones políticas, como Estados. Esta aspiración al poder estatal es lo que impide disimular por más tiempo: la pluralidad de naciones políticas entendidas como Estados no cabe en un Estado que pretendió encauzar las reivindicaciones de los partidos nacionalistas reconociéndolas constitucionalmente como propias de nacionalidades capaces de coexistir con otras entidades llamadas regiones. En definitiva, los nacionalistas han planteado la exigencia de que sus naciones, para su plena realización, deben ser Estados. Ésta es toda la cuestión.

competencias recogidas en su estatuto de autonomía, bajo la supervisión del poder central. Estado federal: Modelo de Estado en el que el poder se reparte entre el Estado central y los diversos territorios federados. El gobierno central es competente en asuntos de política exterior, defensa... mientras que los gobiernos federales tienen plena soberanía en su territorio para cuestiones propias.

Estado unitario o centralizado: Estado que, bajo la autoridad de un gobierno central, aplica sus decisiones a los ciudadanos a través de la administración de los funcionarios. Los ciudadanos aceptan la autoridad directa de ese gobierno central. Estado unitario descentralizado: Forma de organización política, por el que los territorios de un Estado se convierten en centros de decisión política, con el fin de responder mejor a las necesidades regionales concretas, y de manera más eficaz en la planificación y asignación de los recursos. Cada territorio disfruta de las

LA ORGANIZACIÓN TERRITORIAL ACTUAL DEL ESTADO ESPAÑOL

EL PAÍS, 31 de agosto de 2003 (reelaborado)

El PSOE aprueba por consenso su modelo de participación de las autonomías en el Estado
El PSOE apuesta por impulsar una mayor participación de las comunidades autónomas en la Administración del

Estado. Para ello, se defiende la reforma del Senado para que sea una verdadera Cámara de representación territorial, la creación de la conferencia de presidentes autonómicos, con periodicidad anual y la mejora de los mecanismos de participación autonómica en las instancias europeas y el propio Consejo de Ministros de la Unión Europea. Además, abre la puerta a la posibilidad de reformar los estatutos de autonomía, teniendo “adecuación clara a la Constitución”. En este sentido, este proceso de reforma ha dado lugar a fuertes controversias en relación con el término nación:  En el preámbulo del nuevo Estatuto de Cataluña (2006), se reconoce a Cataluña como “nación”.  En el proyecto de reforma del Estatuto de Andalucía (2006), se define a Andalucía como una “realidad nacional”.

DESEQUILIBRIOS TERRITORIALES Con el fin de corregir desequilibrios económicos interterritoriales y hacer efectivo el principio de solidaridad, la Constitución (art. 158.2) estableció un Fondo de Compensación Interterritorial (FCI), que se repartirá entre las comunidades autónomas con una renta per cápita inferior al 75% de la media de la UE.

Murcia Asturias Cantabria Total (millones de euros) Ceuta Melilla

4,2% 4,5% 0,9% 995,570 50%/15,64 50%/15,64

FONDO DE COMPENSACIÓN INTERTERRITORIAL, en millones de euros. Presupuestos Generales del Estado para 2004 (EL PAÍS, 1octubre-2003) Presupuestos generales 2004 (en % y en millones de euros) Andalucía 40,1% Galicia 16,5% Extremadura 8,2% Cast- La Mancha 7,9% Castilla y León 7,0% C. Valenciana 6,2% Canarias 4,5%

LA ORGANIZACIÓN TERRITORIAL ACTUAL DEL ESTADO ESPAÑOL

El modelo de financiación de las comunidades autónomas
El Estado r e di s t r i buye r e c ur s os económicos entre las diferentes comunidades autónomas atendiendo a criterios como la población, la superficie, el nivel de renta o las competencias asumidas por cada una de ellas: en esto consiste la financiación autonómica. A finales de julio de 2001, el Gobierno central alcanzó un amplio acuerdo con todas las comunidades autónomas sobre la financiación autonómica para el quinquenio 20022006. Según este acuerdo, cedía a las comunidades el 33% del IRPF, el 35% del IVA, el 40% de los impuestos especiales (tabaco, carburantes y alcohol) y el 100% de los impuestos de electricidad y matriculación de coches, recaudados en sus territorios. Con este nuevo sistema de financiación, las comunidades autónomas

tendrán más capacidad económica para cubrir los gastos que se originan tras asumir las nuevas competencias autonómicas transferidas. Por otra parte, el País Vasco y Navarra cuentan con un sistema de financiación específico (el régimen foral). Estas dos comunidades tienen la soberanía fiscal, es decir, controlan todas las cantidades recaudadas por el IRPF y por el Impuesto de Sociedades (empresas), y pactan con el Estado mediante los Conciertos Económicos, la cantidad (el cupo) que deben pagar a la Administración Central, correspondiente a los servicios que éste realiza (Defensa, orden público, Justicia, empresas públicas...) en estas comunidades. Esta cantidad es negociada cada cinco años entre el Gobierno central y estos Gobiernos autónomos.

25.185 millones de euros para el fondo de suficiencia de las comunidades (El País, 1 de octubre de 2003, p. 66) Las comunidades autónomas que forman parte del llamado Régimen Común (todas menos Navarra y País Vasco) recibirán 25.185,78 millones de euros procedentes del fondo de suficiencia estatal durante 2004. Este fondo es el mecanismo a través del cual se cubre la diferencia entre las necesidades de financiación de cada comunidad autónoma y los recursos tributarios que se le atribuyeron en 1999, año base del sistema de financiación. Las comunidades que más recibirán serán Andalucía (27,16%), Galicia (11,09%), Canarias (9,77%) y Cataluña (8,26%). La Rioja (1,15%) y Cantabria (2,11%) serán las que reciban un menor porcentaje.

EL PAÍS, 29 de noviembre de 2003, p- 20

Una creciente avalancha de recursos en el Constitucional
El Gobierno central ha presentado 44 impugnaciones contra leyes autonómicas en los últimos cuatro años LARA OTERO, Madrid

Los conflictos de competencias entre el Estado y los Gobiernos o Parlamentos autónomos han ido creciendo en los últimos cuatro años. Si en 2000 el Consejo de Ministros solicitó al presidente del Gobierno (facultado para ello por el artículo 32 de la Ley del Tribunal Constitucional) que interpusiese recurso de inconstitucionalidad en seis ocasiones contra leyes autonómicas, en 2001 fueron 10. Tanto el año pasado como éste se presentaron 14 impugnaciones de normas regionales por parte del Gobierno, como por ejemplo contra los decretos sobre pensiones no contributivas aprobados por el Gobierno andaluz,

LA ORGANIZACIÓN TERRITORIAL ACTUAL DEL ESTADO ESPAÑOL

contra la ley andaluza sobre investigación con embriones o contra el plan Ibarretxe. Entre las leyes recurridas en este legislatura por el Ejecutivo central se encuentran todo tipo de asuntos, desde la tasa turística instaurada por el anterior Gobierno autónomo de Baleares o los presupuestos de Castilla-La Mancha, hasta la ley de parejas de hecho del País Vasco, pero también otros asuntos a primera vista de menor importancia como la ley relativa a colegiaciones profesionales en Andalucía, la instalaciones de sistemas de radiocomunicación en CastillaLa Mancha o la regulación del personal laboral, temporal e interino de la Diputación Regional de Cantabria. Obviamente las comunidades autónomas que

han recibido más recursos de inconstitucionalidad del Gobierno son las gobernadas por socialistas y nacionalistas. Se lleva la palma en estos cuatro últimos años Cataluña (ocho impugnaciones: comisiones de secretarios judiciales, impuesto sobre grandes centros comerciales, derecho de ocupación, ley de archivos y documentación, sobre contaminación acústica, Código Civil catalán, normativa sobre universidades y mutualidades de previsión social). A su vez, los Ejecutivos o las Cámaras autónomos han presentado innumerables recursos contra decisiones del Gobierno central o leyes aprobadas con la mayoría absoluta del Partido Popular en el Parlamento. Por ejemplo, Andalucía habría presentado hasta marzo de 2002 18 recursos de inconstitucionalidad, entre ellos cinco contra los Presupuestos Generales del Estado por el conflicto de la financiación autonómica, desde 1996. Por idéntico motivo presentaron una treintena de recursos varias comunidades. Otro de los asuntos que ha dado lugar a una avalancha de recursos por parte de las comunidades ha sido la Ley Orgánica de Calidad de la Educación (Andalucía, Castilla-La Mancha, Cataluña, Baleares y Extremadura) y el Plan Hidrológico Nacional (recurrido por Aragón y Cataluña). El número de recursos en materia autonómica en el Tribunal Constitucional fue muy alto durante la década de 1980, pero comenzó a reducirse drásticamente a partir de 1991 y hasta 1996.

ACTIVIDAD DE EVALUACIÓN
Tras la consolidación del mapa de las autonomías en España, el propio funcionamiento administrativo ha ido generando una cierta conciencia regional, hasta el punto de que prácticamente en todas las Comunidades hay partidos nacionalistas o regionalistas2, cuya importancia se refleja sobre todo en las elecciones autonómicas. Para comprobar esta realidad, resulta interesante analizar los resultados electorales autonómicos porque proporcionan una imagen muy nítida sobre qué perciben los ciudadanos como primer espacio de referencia o qué interlocutores consideran más convenientes en la defensa de sus intereses. En definitiva, indican el sentimiento de pertenencia a un área o a otra de influencia. Con ayuda de este cuadro estadístico y después de toda la información recibida a lo
Los partidos nacionalistas y regionalistas se caracterizan por demandar mayores niveles de autogobierno para sus respectivas nacionalidades (o naciones), en una amplia gama que oscila entre las reivindicaciones independentistas y el incremento sustancial de las competencias administrativas.
2

largo de esta unidad, realiza las siguientes tareas: 1. Representa en el mapa de España los resultados de los partidos nacionalistas y/o regionalistas (porcentaje de votos) en las elecciones autonómicas. Organízalos en cinco grupos de iguales proporciones3. 2. Redacta una descripción del mapa resultante, contestando a estas preguntas: ¿De qué informa el mapa? ¿Dónde se dan los mayores porcentajes de votos nacionalistas? ¿Cuántas provincias superan dicho valor? ¿Dónde se dan los menores
En los criterios de corrección de las PAU de junio de 2000 se dieron las siguientes indicaciones: • Al menos, el alumno será capaz de agrupar los datos en tres o cuatro intervalos (en este caso, cinco) y de dar a cada uno tramas diferentes. • Se valorará positivamente si los intervalos elegidos tienen un tamaño que es el resultado de dividir entre 5 la distancia que hay entre el mayor valor y el menor, es decir, en este caso, entre 61 y 1 aproximadamente.
3

LA ORGANIZACIÓN TERRITORIAL ACTUAL DEL ESTADO ESPAÑOL

porcentajes de votos nacionalistas? ¿Cuántas provincias son? 3.

4. Elabora un informe a partir de estas preguntas-guía: • ¿Qué criterios se siguieron para justificar la organización territorial de 1833? Cita algunos ejemplos. ¿Con qué finalidad se hizo? (10-15 líneas) • ¿Qué cambios y qué continuidades observas en la organización territorial de España entre el Real Decreto de 30 de noviembre de 1833 y el mapa de las Comunidades Autónomas de 1978? Cita algunos ejemplos (15 líneas) • ¿Qué criterios se han utilizado para establecer el actual modelo de organización territorial? Cita ejemplos ¿Con qué finalidad se realizó dicho modelo de organización territorial? (20 líneas) REALIZACIÓN DE UN INFORME PARA COMPROBAR LO APRENDIDO
1. Para establecer un orden de redacción de tu

informe, puedes seguir el orden de las actividades que se plantean. Antes de empezar a redactar, escribe una lista de los elementos o apartados que comentarás en el informe como guión. 2. Es conveniente presentar el informe con una introducción que explique el orden de la exposición y en el que des las nociones básicas sobre el tema planteado, así como los factores (cambios políticos, presiones de los nacionalistas...) que se suelen considerar para su estudio. 3. En la parte central del informe debes desarrollar los apartados previstos en el guión. Utiliza, para la redacción, la información recogida en clase. 4. No olvides la conclusión, en la que debes expresar claramente una valoración de la cuestión planteada, como resultado de un proceso histórico complejo que todavía no ha terminado (nuevos conflictos).

ESPAÑA (2003). RESULTADOS DE LAS ELECCIONES AUTONÓMICAS (en porcentaje de votos).

LA ORGANIZACIÓN TERRITORIAL ACTUAL DEL ESTADO ESPAÑOL

PROVINCIA

PP

PSOE Partidos nacionalistas y PROVINCIA
regionalistas.

PP

PSOE

Partidos nacionalistas y regionalistas

LA ORGANIZACIÓN TERRITORIAL ACTUAL DEL ESTADO ESPAÑOL

Almería* Cádiz* Córdoba* Granada* Huelva* Jaén* Málaga* Sevilla* Huesca Teruel Zaragoza Asturias Baleares Las Palmas Gran Canaria Santa Cruz. de Tenerife Cantabria Albacete Ciudad Real Cuenca Guadalajara Toledo Ávila Burgos León Palencia Salamanca Segovia Soria

42,1 31,9 30,8 35,5 28,8 32,4 34,6 26,2 42,4 34,6 37,4 39,3 44,7 32,5 26,4 42,4 36,4 34,6 40,7 39,5 36,2 59,6 53,3 38,9 48,6 51,8 50,8 53,4

46,0 47,8 45,5 48,9 52,8 53,1 47,3 55,9 29,8 33,6 30,5 40,3 24,6 25,4 22,1 30,0 58,0 60,4 54,0 52,3 58,8 32,0 33,5 35,9 41,6 36,7 36,4 36,7

5,0 12,0 10,2 6,7 9,2 6,5 8,1 7,7 22,8 25,9 25,8 4,6 25,8 37,3 49,9 21,5 menos de 1 menos de 1 menos de 1 menos de 1 menos de 1 1,5 5,2 18,9 3,4 5,3 1,1 3,3

Valladolid 46,3 Zamora 50,9 Navarra 41,4 (UPN) Álava*** 25,9 Guipúzcoa*** 13,2 Vizcaya*** 17,5 La Rioja 48,4 Barcelona 12,5 Gerona 8,0 Lérida 9,6 Tarragona 11,7 Alicante 48,1 Castellón 47,8 Valencia 46,1 Badajoz 37,2

39,9 36,5 21,1 25,4 20,2 23,3 38,3 33,2 23,6 22,4 28,2 36,9 36,1 34,9 53,5

3,9 7,5 26,3 42,7 60,4 52,4 6,8 52,1 66,0 65,7 58,0 5,9 8,3 9,1 6,9

Cáceres 41,1 48,8 5,3 La Coruña** 42,9 33,2 20,6 Lugo** 48,9 34,5 14,6 Orense** 50,8 30,9 16,3 Pontevedra** 44,1 33,6 19,6 Madrid 48,4 39,0 menos de 1 Murcia 56,8 34,0 menos de 1 Ceuta 62,6 8,7 20,1 Melilla 55,0 12,0 29,4 FUENTE: Anuario El País 2004. (*) Elecciones en Andalucía (14-03-2004) (**) Elecciones en Galicia (2005) (***) Elecciones en el País Vasco (2005)

ORIENTACIONES PARA LA REALIZACIÓN DEL INFORME
INTRODUCCIÓN

LA ORGANIZACIÓN TERRITORIAL ACTUAL DEL ESTADO ESPAÑOL

¿Cómo empezar a escribir?

El objetivo de este informe es explicar / El tema que se va a tratar en este informe es la organización ............. En primer lugar, se comentarán los criterios que .......... Después, se analizarán los cambios y continuidades .......... Por último, se señalarán los criterios que se utilizaron para ......... En 1833, Javier de Burgos, ministro de Fomento, ............... ..................(con ejemplos). Esta organización territorial se realizó con la finalidad de ........... Si comparamos la organización territorial de España según el Real Decreto de ...... y el mapa de las Comunidades Autónomas surgido a raíz de la Constitución de 1978, se pueden apreciar cambios y continuidades. Por un lado, se han producido algunos cambios, como por ejemplo: • • • Por otro lado, se observan algunas continuidades, como son: • • • Para establecer el actual modelo de organización territorial, se han utilizado diversos criterios, como: • (ejemplos) • (ejemplos) • ... Este modelo de organización territorial surgió con la finalidad de ......

DESARROLLO ¿Qué información se va a explicar con claridad?

CONCLUSIÓN ¿Cómo informe? terminar un

Como conclusión/ Para terminar/ Para concluir, se puede decir que .....

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->