Autoestima en la adolescencia

La adolescencia es una etapa crítica en la vida. En esta época el adolescente puede tener que elegir qué estudios realizar, qué trabajo desea ejercer… Es posible que en esta etapa conozca a muchas de las amistades que mantendrá a lo largo de su vida, quizá incluso a su pareja. Además de enfrentarse a múltiples decisiones, el adolescente se verá invadido por múltiples cambios físicos, hormonales, psicológicos, ambientales… Todo esto puede provocarles mucha confusión y dañar su autoestima, conduciéndole a trastornos que podrían prolongarse en su vida adulta. Algunos de los problemas que puede causar tener una autoestima baja en la adolescencia son una excesiva dependencia del grupo de amigos, aislamiento y depresión o consumo de alcohol y drogas. Por ello vamos a explicar la influencia de la adolescencia en la autoestima, qué problemas pueden surgir y cómo cuidarla y mejorarla. Daremos también una serie de pautas para que los padres de hijos adolescentes puedan comunicarse con ellos y ayudarles a construir una autoestima equilibrada y explicaremos cómo elaborar un proyecto de vida que pueda servirle de guía.

Autoestima en la Adolescencia
La adolescencia es una etapa muy compleja en la vida de una persona en la que la autoestima juega un papel muy importante. Durante esta etapa de la vida, las relaciones con las demás personas son totalmente esenciales. Durante la adolescencia, también es muy importante la necesidad que tiene el joven chico o chica de sentirse aceptado y parte de un grupo y empieza a hacerse muy fuerte su necesidad de agradar y resultar atractiva o atractivo a las personas del sexo opuesto. En todas estas cuestiones, la autoestima juega un papel muy importante ya que la valoración que uno tiene de si mismo será muy importante para determinar la valoración que tendrán los demás hacia nosotros mismos. Al mismo tiempo, poseer una autoestima elevada durante la adolescencia podría determinar gran cantidad de aspectos con respecto al futuro. Una persona con una alta autoestima, seguramente aspirará a más, tendrá una mayor confianza y se planteará diferentes metas y proyectos para su vida adulta. Sin embargo, y a pesar de lo importante que es la autoestima durante la adolescencia, es bastante habitual que muchas chicas y chicos no tengan una autoestima muy alta, debido a que también es un periodo muy crítico en el que las relaciones con las demás personas pueden producir un efecto muy significativo sobre la autoestima. Dicho de otra forma, si un adolescente no se siente aceptado por su grupo de amigas o amigos o no se siente atractivo para el sexo opuesto, tiene muchas probabilidades de no saber afrontar la adolescencia y desarrollar una baja autoestima. A menudo, problemas simples y típicos de la adolescencia podrían afectar mucho a algunas personas debido a que ven truncada su necesidad de sentirse aceptados y valorados por los demás. Es habitual ver adolescentes que tienen problemas de autoestima debido a problemas de acné, al exceso de peso o porque una determinada persona no los tiene en consideración o cuenta con ellos. Otro factor que hace que la autoestima juegue un papel muy importante durante la adolescencia es que la adolescencia es una etapa en el que la persona necesita construir gran parte de su identidad. Por un lado, necesita sentirse parte y ser aceptado pero también necesita diferenciarse y construir una identidad propia y distinta a la de los demás. Sin embargo,

1

búsqueda de pareja estable o no. al no estar seguros de sí mismos. tendrá la fuerza necesaria para anteponer sus deseos reales a la presión que pueden ejercer sus compañeros. tienen miedo a lo que les traerá el futuro y se dejan llevar por los demás. hormonales. anulando por completo su identidad. es posible que pueda construir su identidad no en base a lo que es. En esa época el joven se encuentra enfrentado a múltiples decisiones: Profesionales (qué estudiaré. Hay personas que ni siquiera se plantean que tienen que elegir un proyecto de vida. Autoestima y adolescentes La adolescencia es un periodo en el que se producen cambios a todos los niveles: físicos. un adolescente con baja autoestima verá estos cambios como una amenaza y los vivirá con miedo. el adolescente puede acabar cometiendo actividades delictivas o peligrosas para sí mismo (alcohol. Por ello. Las personas que no tienen un proyecto de vida claro se sienten desesperadas. Este pensamiento suele esconder el miedo a tomar decisiones y sólo conduce a una baja autoestima. Dependiendo de la escala de valores de ese grupo. Creen que están determinados por su familia. responsabilizarse de las consecuencias y luchar por el triunfo. sienten además la necesidad absoluta de obtener la aprobación de los demás. tendencias políticas…). Por el contrario. se lamentan por los errores del pasado y las oportunidades perdidas. su clase social o el destino y que no merece la pena preocuparse por intentar cambiarlo. que no tema decir lo que piensa y siente y que sepa luchar por lo que cree. Estos jóvenes con baja autoestima. buscan un grupo que les diga cómo comportarse. especialmente de su grupo de amigos o compañeros. de la elección de sus futuros estudios y trabajos… Un adolescente con una autoestima desarrollada se encontrará más capacitado para afrontar esos cambios y decisiones. aunque esas actividades no sean correctas para él según sus propias creencias. que se encuentran confundidos. sino en base a lo que los demás esperan que sea. las normas de conducta. Esto puede llevar al adolescente a adoptar el aspecto físico. emocionales. Es decir. las actividades y la escala de valores de su grupo de referencia como si fueran propios. Esto puede paralizarle a la hora de tomar decisiones y conducirle al fracaso y a una reducción aún mayor de su autoestima. sociales… Los jóvenes se enfrentan a múltiples decisiones que condicionarán su vida de cara al futuro en el terreno de las relaciones. Al tener confianza en sí mismo. su lugar de origen. experimentará los cambios como parte de su proceso de aprendizaje y desarrollo de habilidades. cómo vestir e incluso cómo pensar. personales (identidad sexual. Esto puede crear una gran inquietud en el joven y hace que ésta sea una etapa muy difícil en su vida. 2 . Por ello. para así poder ser aceptado. ya que se sienten incapaces de desarrollar una personalidad individual por sí mismos. una alta autoestima protege al joven de la manipulación del grupo y le permite desarrollarse como individuo. Autoestima en la adolescencia y proyecto de vida La elección de un proyecto de vida suele darse en la adolescencia. Además. a convertirse en alguien en manos de los demás y a caer en la depresión o en conductas autodestructivas como el consumo de drogas o alcohol. Sólo un joven orgulloso de sí mismo y de sus valores. drogas…) sólo para conseguir la aprobación de los demás. su confianza le permitirá enfrentarse a las decisiones conociendo sus cualidades y limitaciones. a qué me quiero dedicar…). inicio de las relaciones sexuales…) e ideológicas (religiosidad. muchos adolescentes.una persona con baja autoestima seguramente no querrá mostrarse como es por miedo a ser rechazada.

Además. a luchar por ellas y encauzar la energía de forma positiva. Este proyecto de vida iniciado en la adolescencia nos guiará toda la vida y deberemos ir actualizándolo constantemente según las nuevas relaciones y metas que vayamos consiguiendo. Por eso es importante que los padres ayuden a su hijo adolescente en esta tarea. el saber a donde va y como va a hacerlo. hará que se sienta más seguro de si mismo y que desarrolle una alta autoestima. Es una tarea importante para los padres que hagan saber a sus hijos que están a su lado para apoyarlos en lo que decidan.Elegir un proyecto de vida ayuda a planificar metas a corto y largo plazo. Para poder elegir un proyecto de vida es imprescindible que los jóvenes se conozcan a sí mismos y que se sientan libres para tomar sus decisiones. 3 .

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful