Está en la página 1de 53

PROLOGO A LA PALABRA SAGRADA DE LOS DIÁLOGOS DE

PLATÓN

Hay ocasiones en que no buscamos la muerte, y esta nos sale al paso…


inesperadamente, como ladrón por la noche, como diría la Biblia. Es que las
emociones producto del cuerpo astral son las que más están ligadas al cuerpo
físico. Bien entiendo ahora las palabras de advertencia, aquellas que dicen que
se debe temer más a aquel que pueda matar más el alma que ni al mismo
cuerpo.

Situaciones de desaliento me inclinan a escribir los renglones que anteceden, no


vale la comparación pero Virgilio intentó destruir “La Eneida” un poco antes de
morir y Platón destruyó muchos de sus versos y escritos, motivado quizá por lo
que ahora su discípulo, yo, siento la frustración de no ser comprendido, y que el
afán de saber es solo una vanidad personal, pues cuando uno quiere compartir el
logro, muchas veces los más próximos, los más prójimos nos critican y nos hieren,
sin reconocer que lo que nos mueve, no es el interés de convencer con nuestras
ideas, ni de que los demás piensen como uno, sino simplemente es el deseo de
compartir y buscar una comprensión que pocas veces llega: “A mis soledades
voy, de mis soledades vengo, pero para estar conmigo me bastan mis
pensamientos”… dijo un poeta, que bien supo entender la individualidad que nos
aparta como islas de un mar que nos rodea. Sin embargo la llama de vida y de
razón que anima todo es la misma y la paradoja queda así en lo práctico sin
resolverse.

Hoy es mi intento rescatar la palabra sagrada (el Hieros Logos) a los Diálogos
de Platón, tarea de romanos, por su dificultad. No se si alguien en el futuro tenga
interés en razonar y meditar lo que para mi ha sido y he encontrado interesante.
En esta ocasión de duelo el exegeta callará y solo rescatará lo que su pequeño
ojo del alma ve en los diferentes Diálogos. Dejando de esta forma clavado el
aguijón de la duda en el lector profano o iniciado que le dará lectura para que el
él construya su propia verdad al respecto.

Este ensayo Hoy no lleva dedicatoria externa, y solo lo dedico a mi razón


personal, efluvio del G :. A:. D:. U:.
Aristoclés de San Andrés.

INTRODUCCIÓN A LA PALABRA SAGRADA DE PLATÓN.

Quiero externar una teoría a manera de introducción: Existió un saber muy


avanzado en muchas épocas de la vida del planeta y de la humanidad; este saber
o estas civilizaciones se han perdido, como decimos nosotros cuando no hay una
cronología satisfactoria: “Se han perdido en la noche de los tiempos”. Algo de
este saber ha llegado hasta nuestros días a través de los Diálogos de Platón y
otros escritos antiguos (algunos tomados como mitos), también algunos
fragmentos, obras incompletas. No quiero extenderme en detalles para no
desdorar mis palabras del prólogo ¡ y que ahora calle el exegeta! … para que
hable Platón:

Nota: La edición que nos sirve de base en esta compilación es: Colección Sepan
cuantos” de la Editorial Porrúa.

A:. L:. G:. D:. G:. A:. D:. U:.


U:. T:. O:. A:. A:. G:. I:.

* HIEROS LOGOS *
(La palabra Sagrada de los Diálogos de Platón)

2006
A la puerta de la Academia de Platón había esta leyenda (que nos sirva a nosotros
también de advertencia):

“NADIE INGRESE AQUÍ SI IGNORA LA GEOMETRÍA”

Tal vez no en el sentido de las matemáticas comunes, sino en el sentido que


describe en “La Republica” cap. 7, pág. 559: “Lo que hay que ver es si la parte
más elevada de esa ciencia tiende a hacer más fácil al espíritu la contemplación
de la idea del Bien” y más adelante dice: “Por tanto, si la Geometría mueve al
alma a contemplar la esencia de las cosas, nos conviene; si se detiene en sus
accidentes no nos conviene”. Ya ingresamos a su pensamiento.

* APOLOGÍA DE SÓCRATES *
- “En esto consiste toda la virtud del Juez, como la del orador: en decir la
verdad”
- “Sócrates hombre sabio que indaga lo que pasa en los cielos y en las
entrañas de la tierra”. Pág. 1
- “El más sabio entre vosotros es aquel que reconoce como Sócrates que su
sabiduría es nada”. Pág. 5
- “Atenienses os respeto y os amo; pero obedeceré a Dios antes que a
vosotros y, mientras yo viva no cesaré de filosofar, dándoos siempre
consejos, volviendo a mi vida ordinaria y diciendo a cada uno de vosotros
cuando os encuentre: buen hombre, ¿cómo siendo ateniense y ciudadano
de la más grande ciudad del mundo por su sabiduría y por su valor, como
no te avergüenzas de no haber pensado más que en amontonar riquezas,
en adquirir crédito y honores, en despreciar los tesoros de la verdad y de la
sabiduría y de no trabajar para hacer tu alma tan buena como pueda
serlo?” Pág. 10
- “El mayor bien del hombre es hablar de la virtud todos los días de su vida y
conversar sobre todas las demás cosas que han sido objeto de mis
discursos, ya sea examinándome a mi mismo, ya examinando a los demás,
porque una vida sin examen no es vida”. Pág. 16
- “La voz divina de mi demonio familiar (la conciencia), que me hacía
advertencias tantas veces y que en las menores ocasiones no dejaba jamás
de separarme de todo lo malo que iba a emprender, hoy que me sucede lo
que veis, y lo que la mayor parte de los hombres tienen por el mayor de
todos los males (la muerte), esta voz no me ha dicho nada, ni esta mañana
cuando salí de casa ni cuando he venido al tribunal, ni cuando he
comenzado a hablaros” Pág. 18
- “Esta es la razón jueces míos, para que nunca perdáis las esperanzas aún
después de la tumba, fundados en esta verdad: que no hay ningún mal
para el hombre de bien, ni durante su vida ni después de su muerte; y que
los dioses tienen siempre cuidado de cuanto tiene relación con él.”
Pág. 19
- “No tengo ningún resentimiento contra mis acusadores ni contra los me han
condenado” pág. 19

“CRITÓN O DEL DEBER”

- “¿Y hay cosa más indigna que adquirir la reputación de querer más su
dinero que sus amigos? Pág. 22
- “Es preciso por consiguiente no hacer jamás injusticia, ni volver el mal por
el mal, cualquiera que hayamos recibido”. Pág. 25
- “¿Tu sabiduría te impide ignorar que la Patria es digna de más respeto y
más veneración delante de los dioses y de los hombres que un padre, una
madre y que todos los parientes juntos?” Pág. 27

“EUTRIFÓN O DE LA SANTIDAD”

- “…la razón quiere que un hombre de Estado comience siempre por la


educación de la juventud, para hacerla tan virtuosa cuanto pueda serlo, a la
manera que un buen jardinero fija su principal cuidado en las plantas
tiernas, para después extenderlo a las demás. Pág. 31
- “Sócrates.- Yo soy más hábil en mi arte que lo era Dédalo. Este sólo sabía
dar movilidad a sus propias obras, cuando yo no solo la doy a las mías, sino
también a las ajenas; y lo más admirable es que soy hábil a pesar mío, por
que gustaría incomparablemente más que mis principios fuesen fijos e
inquebrantables que tener todos los tesoros de Tántalo con toda la habilidad
de mi abuelo (Dédalo)” Pág. 34
- “El miedo tiene más extensión que la vergüenza. En efecto, la vergüenza es
parte del miedo, como lo impar es una parte del número. Dondequiera que
haya un número no es precisión que en él se encuentre el impar, pero
dondequiera que aparezca el impar hay un número”.
Pág. 39

“LAQUES O DEL VALOR”

- “Sócrates hijo de Sokronisco…” Pág. 44


- “…para jugar bien, es preciso jugar por la ciencia y no por el número”.
Pág. 47
- “…se trata de un bien, que es el más grande de todos los bienes; se trata
de la educación de los hijos, de que depende la felicidad de las familias; por
que según que los hijos son viciosos o virtuosos, las casas caen o se
levanta.” Pág. 47
- “Si un hombre quiere hacerse sabio, no tema este examen: (advertir las
faltas que ha cometido y pueda cometer), sino que, por el contrario, según
la máxima de Solón: ´es preciso estar siempre aprendiendo; y no creas
neciamente que la sabiduría nos viene con la edad´ “. Pág. 49
- “Cuando oigo a un hombre que habla de la virtud y de la ciencia; y que es
un verdadero hombre digno de sus convicciones, me encanta, es para mi un
placer inexplicable ver que sus palabras y sus acciones están
perfectamente de acuerdo y se me figura que es el único Músico que
sostiene una armonía perfecta, no con una lira ni con otros instrumentos,
sino con el tono de su propia vida; porque todas sus acciones concuerdan
con todas sus palabras”. Pág. 49 y 50
- “Las injurias no son razones”. Pág. 54
- (Nicias) “…no llamo valiente ni a bestia ni a hombre ni a nadie que, por
ignorancia, no teme las cosas temibles; yo le llamo temerario y estúpido”. Y
más adelante “… y no doy el nombre de valientes más que a los que son
valientes e ilustrados”. Pág. 56
- “El miedo no lo causan ni las cosas sucedidas ya, ni las que en el acto
suceden, sino las que se esperan; por que el miedo no es más que la idea
de un mal inminente”.
- “Si alguno se burla de nosotros porque, a nuestra edad, vamos a la escuela
nos defenderemos poniendo de frente la autoridad de Homero, que dice en
cierto pasaje: al que esta necesitado no le conviene ser vergonzoso”
(Odisea, rapsodia XVIII, v. 348). Pág. 59

“LYSIS O DE LA AMISTAD”

- “Yo preferiría un amigo a todo el tesoro de Darío, y a Darío mismo; ¡tan


digna y tan apetecible me parece la amistad!”. Pág. 67
- Dichoso aquel que tiene por amigos a sus hijos, caballos ligeros para la
carrera, perros para la caza y un hospedaje en países lejanos”. Pág. 67
- “…los poetas nos han abierto, porque éstos hasta cierto punto son nuestros
padres y nuestros guías en cuanto a sabiduría. Pág. 68
- El que me lo decía tomaba como testigo a Hesiodo y citaba este verso: El
alfarero es por envidia enemigo del alfarero; el cantor del cantor y el pobre
del pobre – y continuaba- todo ser desea no ser el que se le parece, sino
el que es opuesto a su naturaleza. Así lo seco es amigo de lo húmedo, lo
frío de lo caliente, lo amargo de lo dulce, lo agudo de lo obtuso, lo vacío de
lo lleno, lo lleno de lo vacío, y así de todo lo demás, por que lo contrario
ofrece un alimento a su contrario, mientras que lo semejante nada puede
aprovechar de lo semejante (Opinión de Heráclito)”.
Pág. 70
- “Digo, pues, que lo bueno es de tal naturaleza, que nosotros que estamos
entre el bien y el mal, no podemos amarle (al bien) sino a causa del mal, y
que en si mismo no es de ninguna utilidad”. Pág. 74
- “¿Queréis para no alucinarnos con nuestros propios discursos que demos
por concedido que lo conveniente y lo semejante son diferentes entre sí? Si
lo queremos”. Pág. 75
- “El mismo razonamiento puede hacerse en ocasión de nuestras palabras
mágicas. Yo las aprendí en el ejército, de uno de estos médicos tracios,
discípulos de Zalmoxis (fue esclavo de Pitágoras, recobró su libertad, vivió
tres años en un subterráneo, de donde Salió para hacerse legislador dando
leyes y Filósofo enseñando la inmortalidad del alma (Herodoto 4,95) que
pasan por tener el poder de hacer a los hombres inmortales”.
Pág. 79
- “…las palabras mágicas de Zalmoxis o de Abaris, el hiperbolico (Escita hijo
de Sentus, encantador curandero que navegaba por los aires (Herodoto
4,36)”. Pág. 80
- “He aprendido esto de Hesiodo: Ninguna ocupación es deshonrosa”
- “Conócete a ti mismo y sé sabio es la misma cosa, por lo menos así lo
pensamos la inscripción (del oráculo de Delfos) y yo”. Pág. 85
- “La aritmética es la ciencia del par y del impar, de sus propiedades y de sus
relaciones”. Pág. 86
- “En una palabra, ser sabio, la sabiduría, el conocimiento de sí mismo, todo
se reduce a saber lo que se sabe y lo que no se sabe”. Pág. 87
- “…Tres, número que esta consagrado al dios libertador,…”Pág. 87
- “…la adivinación es la ciencia del porvenir…” Pág. 92

“ION O DE LA POESÍA”

- “Homero es el más grande y divino de todos (los poetas) y no solo aprender


los versos sino también penetrar su sentido”. Pág. 95
- “…el poeta es un ser alado, ligero y sagrado, incapaz de producir mientras
el entusiasmo no le arrastra y le hace salir de sí mismo” –más adelante
continua- “El objeto que Dios se propone al privarles del sentido y servirse
de ellos como ministros, a manera de los profetas y otros adivinos
inspirados es que, al oírle nosotros, tengamos entendido que no son ellos
los que dicen cosas tan maravillosas, puesto que están fuera de su buen
sentido, sino que son los órganos de la divinidad que nos hablan por su
boca” Pág. 98

“PROTAGORAS O DE LOS SOFISTAS”


- Estimas más infinitamente tu alma que tu cuerpo, y estas persuadido de
que de ella depende tu felicidad o tu desgracias, según que esta bien o mal
predispuestos”. Pág. 107
- “…el sofista es un mercader de todas las cosas de que se alimenta el
alma”. Pág. 108
- “Si te conoces, pues, si sabes lo que es bueno o malo, puedes comprar con
seguridad las ciencias en casa de Protágoras o en la de todos los demás
sofistas; pero si no te conoces, no expongas lo que debe ser más caro en el
mundo mi querido Hipócrates (el alma) porque el riesgo que se corre en las
compras de las ciencias es mucho mayor que el que se corre en la compra
de las provisiones de boca. Después que se han comprado estas últimas, se
las lleva a casa en cestos o vasijas que no los pueden alterar y antes de
gastarlas se tiene tiempo para consultar y llamar en su socorro a los que
saben que cosas deben comerse o beberse; qué cantidad puede tomarse y
el tiempo en que puede hacerse, de manera que el peligro nunca es
grande. Pero respecto de las ciencias no sucede lo mismo, porque no se las
puede poner en ningún cesto o vasija sino en el alma, y desde que queda
hecha la compra, el alma las lleva necesariamente consigo y las retiene por
el resto de sus días”. Pág. 108
- “El arte de los sofistas es muy antiguo, pero los que la han profesado en los
primeros tiempos por ocultar lo que tiene de sospechoso, trataron de
encubrirlo unos, con el velo de la poesía como Homero, Hesiodo y
Simónides; otros bajo el velo de las purificaciones y profecías como Orfeo y
Museo; aquellos la han disfrazado bajo las apariencias de la gismnasia
como Iccos de Tarento y como hoy día hace uno de los más grandes sofistas
que han existido, quiero decir, Heródico de Selibria, en Tracia, y originario
de Megara; y estos la han ocultado bajo el pretexto de la música, como
nuestro Agatócles, gran sofista como pocos, Pytoclides de Ceos y otros
muchos”. Pág. 110
- “…los sofistas…les obligan contra su voluntad, a aprender artes que no les
interesa y que de ninguna manera querían aprender, como la aritmética, la
astronomía, la geometría, la música (el Cuatririum)”. Pág. 111
- “Podría citar muchos otros que, siendo muy virtuosos y muy hábiles, jamás
han podido hacer mejores ni a sus hijos, ni a los hijos de otros”. Pág. 112
- “El que castiga con razón, castiga no por las faltas pasadas, por que no es
posible que lo que ya ha sucedido deje de suceder, sino por las faltas que
puedan sobrevenir, para que el culpable no reincida y sirva de ejemplo a los
demás su castigo”. Pág. 115
- “Toda la vida del hombre tiene necesidad de número y de armonía (Doctrina
de Pitágoras) Pág. 116 y 117
- “Los amigos discuten entre sí decorosamente y los enemigos se querellan
para despedazarse” Pág. 125
- “El Gozo es el contentamiento del espíritu que se instruye y adquiere la
sabiduría en lugar de que el placer no es más, hablando propiamente, que
un estímulo de los sentidos, como por ejemplo el placer de comer”. Pág.
125
- “…por la naturaleza lo semejante esta ligado a su semejante, pero la Ley
que es tirano de los hombres, fuerza y violente la naturaleza en una
infinidad de ocasiones”. Pág. 125
- “… no hinches de tal manera las velas de tu elocuencia, que te dejes llevar
a altamar y pierdas de vista la tierra. Hay un medio entre estos dos
extremos”. Pág. 125
- “… no es justo que el menos entendido de la ley al que lo es más; y si es
nuestro igual, pensará como nosotros y la elección de hecho será inútil”.
Pág. 125
- “Simónides dice en cierto pasaje dirigiéndose a Scopos hijo de Creón el
tesaliense: es difícil llegar a ser verdaderamente virtuoso, a ser cuadrado
de las manos, de los pies y del espíritu, en fin, a no tener la menor
imperfección”. Pág. 126
- “Pródico y muchos otros piensan con Hesiodo que es a la verdad, difícil
devenir o hacerse hombre de bien, porque los dioses han puesto el sudor
delante de la virtud, pero que una vez llegado a la cima, la virtud es fácil
poseerla aunque al principio haya costado sacrificios”. Pág. 127
- “La filosofía es muy antigua entre los griegos, sobre todo en Creta y en la
Cedemonia”. Pág. 128
- “…una prueba infalible de que os digo verdad y de que los hace demonios
están perfectamente instituidos en la filosofía y en la elocuencia es que si
alguno quiere conversar con el más miserable de ellos, al pronto le tendrá
por un idiota, pero después en el transcurso de la conversación, este idiota
hallará medio de soltar a tiempo una frase corta, viva llena de sentido y de
fuerza, que lanzará como un rayo de suerte que el que tan mala opinión
había tomado de él, se encontrará rebajado como un chiquillo… De este
número han sido Tales de Mileto, Pitaco de Mitilena, Biaz de Prieta, nuestro
Solón, Cleóbulo de Lindio, Misón de Quena y Quilón de la Ceremonia, el
séptimo sabio. Todos estos sabios han sido sectarios de la educación la
ceremonia, como lo prueban esas lacónicas sentencias que se conservan de
ellos. Habiéndose encontrado cierto día juntos todos ellos consagraron a
Apolo, como primicias de su sabiduría, estas dos sentencias que están en
boca de todo mundo y que hicieron que se fijaran en la portada del templo
de Delfos: “Conócete a ti mismo, nada en demasía”. Pág. 129
- “La fuerza procede de la ciencia y algunas veces de la cólera y del furor, en
lugar de que el vigor procede siempre de la naturaleza y del buen
alimento.” Pág. 134
- “La audacia, en efecto, procede del estudio y del arte y algunas veces de la
cólera y del furor, lo mismo sucede con la fuerza y el valor procede de la
naturaleza y del buen alimento que se dé al alma”. Pág. 134
- “… he aquí el juicio que el pueblo forma de la ciencia: para la multitud la
ciencia ni es eficaz ni capaz de conducir, ni digna de mandar; esta
persuadida d que cuando la ciencia se encuentra en un hombre, no es ella
la que le guía y le conduce, sino otra cosa muy distinta, tan pronto la
cólera, como el placer algunas veces la tristeza, otras el amor, y las más el
temor. En una palabra el pueblo tiene la ciencia por una esclava, siempre
regañona, dominada y arrastrada por las demás pasiones –aclara- la ciencia
es una cosa buena, capaz de dominar al hombre, y que este, poseyendo el
conocimiento del bien y del mal, no puede ser arrastrado ni dominado por
fuerza alguna y que todos los poderes de la tierra (materiales) no pueden
obligarle a hacer otra cosa que lo que la ciencia le ordene, porque ella solo
basta para salvarle”. Pág. 135 y 136
- “… los placeres no son malos por el gozo que causan en el acto, sino por las
enfermedades y demás accidentes que arrastran tras de sí”. Pág. 136
- “¡Ser inferior a si mismo no es otra cosa que estar en la ignorancia! Y ser
superior a si mismo no es otra cosa que poseer la ciencia”. Pág. 140

“GORGIAS O DE LA RETORICA”

- “… a la guerra y al combate es donde es preciso llegar así: tarde”. Pág. 143


- “Entre los hombres Querefon, hay muchas artes, cuyo descubrimiento se
debe a la experiencia, porque la experiencia hace que nuestra vida marche
según las reglas del arte y la inexperiencia que marche al azar”.
- “Que es la numeración?... es con relación al conocimiento del par y del
impar, para saber cuantas unidades hay en el uno y en el otro”…¿Qué
entiendes por el arte de calcular?... Como hace los que recogen votos en las
asambleas del pueblo, que el arte de calcular es común en todo lo demás
con la numeración, puesto que tiene el mismo objeto a saber, el par y el
impar, pero con la diferencia de que el arte de calcular considera la relación
que tienen el par y el impar entre sí, respecto de la cantidad”. “La
astronomía… se refiere al movimiento de los astros, del sol y la luna y que
explica en que proporción están la velocidad de sus respectivos
movimientos”… de los bienes de la vida, dicen que el primero es salud, el
segundo la belleza y el tercero la riqueza adquirida sin injusticia”.
Pág. 146

Sobre el uso de la Retórica:

- “Sin embargo es preciso Sócrates, usar de la retórica del mismo modo que
de los demás profesiones, puesto que, porque uno haya aprendido la
esgrima, el pugilato, la pelea con armas verdaderas de manera que puedan
vencer a los amigos que a los enemigos, se ha de servir de estos medios
contra todo el mundo, y menos golpear y herir, ni dar muerte a sus amigos.
Pero tampoco porque uno después de haber frecuentado los gimnasios
adquiriendo robustez y haciéndose buen luchador, haya maltratado a su
padre y a su madre o alguno de sus parientes y amigos, esto puede dar
motivo para aborrecer y arrojar de las ciudades a los maestros de gimnasia
y de esgrima. Si estos han enseñado a sus discípulos tales ejercicios, ha
sido solo para que hicieran buen uso de ellos contra los enemigos y contra
los hombres malos; para la defensa y no para el ataque. Y si estos
discípulos por el contrario, abusan de su fuerza y de su maña contra la
intención de sus maestros, no se infiere de esto que los maestros sean
malos, ni que lo sea el arte que profesan, ni que recaiga sobre ellos la falta,
puesto que debe pesar por completo sobre los que han abusado”.
Pág. 150
- “La retórica es en mi opinión el remedo de una parte de la política”. Pág.
155.
- “Y aunque la cultura del cuerpo sea una, yo la divido en dos partes, que son
la gimnasia y la medicina. Y dividiendo la política también en dos, pongo la
parte legislativa frente a frente de la gimnasia y la parte judicial frente a
frente de la medicina. Pág. 155
- “La adulación se cuida muy poco del bien, y mirando solo el placer,
envuelve en sus redes a los insensatos y los engaña; de suerte que la
consideran como de gran valor” Pág. 156
- “Polo - ¿Querrías ser más víctima de una injusticia que hacerla?
Sócrates: yo no querría ni lo uno ni lo otro. Pero si fuera absolutamente
preciso cometer una injusticia o sufrirla, preferiría sufrirla a cometerla”.
Pág. 159
- “…la verdad no se refuta nunca”. Pág. 162
- “… más lamentable es vivir con un alma no sana, sino corrompida, y
además injusta e impía, que con un cuerpo enfermo”. Pág. 168
- “Pïndaro me parece que viene a apoyar esta opinión en la oda que dice
“que la ley es la reina de los mortales y de los inmortales. Ella –prosigue-
lleva consigo la fuerza, y con su mano poderosa la hace legítima. Juzgo de
esto por las acciones de Heracles, que sin haberlas comprado…”
- “Porque nada más cierto que este dicho de Eurípides: “Cada cual se aplica
con gusto, a las cosas para las que ha descubierto tener más talento; a ello
consagra la mayor parte del día, a fin de hacerse superior a si mismo”.
Pág. 172
- “… para examinar si un alma se encuentra bien o mal, es preciso tener tres
cualidades, que precisamente tú tienes y que son: ciencia, benevolencia y
franqueza”. Pág. 173
- “En el orden de la naturaleza ¿la multitud no es más poderosa que uno
solo? Esta misma multitud, que como decías antes, hace las leyes contra el
individuo”. Pág. 174
- “¿Te imaginas que puedo yo pensar que se pueda tener por ley lo que se
haya resuelto en una asamblea compuesta de un montón de esclavos y de
gentes de toda especie, que no tienen otro mérito quizás que la fuerza de
sus cuerpos?” Pág. 175
- “¿Qué entiendes por mandarse a sí mismo?… ser moderado, dueño de
mismo (arte real) y mandar en sus pasiones y deseos”. Pág. 177
- “En verdad no me sorprende que lo que dice Eurípides fuese cierto: ¿Quién
sabe si la vida es para nosotros una muerte y la muerte una vida?
Pág. 177
- “… llamaba a los insensatos: profanos, que no han sido iniciados”. Pág. 178
- “Tienes la fortuna Callicles, de haberte iniciado en los Grandes Misterios
antes de estarlo en los pequeños (menores). Yo no hubiese creído que fuese
esto permitido”. Pág. 181
- “Necesito contentarme, según el antiguo viejo proverbio, con las cosas
tales como son y tales como me las presentas”. Pág. 183
- “…el bien es el fin de todas las acciones…”. Pág. 183
- “¿Qué nombre se dará al efecto que producen la regla y el orden con
relación al cuerpo? Lo llaman probablemente Salud y Fuerza”. Pág. 187
- “… se llama legítimo y ley todo lo que mantiene en el alma el orden y la
regla, mediante los que se forman los hombres morigerados y justos, y cuyo
efecto es la justicia y la templanza”. Pág. 187
- “… vale más para el alma ser corregida que vivir en la licencia…” Pág. 187
- “… yo no hablo como un hombre que esta seguro de lo que dice, sino que
busco con vosotros y en común, la verdad”. Pág. 188
- “La virtud de cualquier cosa, sea mueble, cuerpo, alma, animal, no se
encuentra en ella, así a la aventura, de una manera perfecta; ella debe su
origen al arreglo, a la colocación, al arte que conviene a cada una de estas
cosas”. Pág. 189
- “El hombre moderado cumple con todos sus deberes, y para con los
hombres (sus semejantes) por que no sería templado sino los llenase…
cumpliendo los deberes para con sus semejantes hace acciones justas, y
cumpliendo para con los dioses hace acciones santas. Cualquiera que
acciones justas y santas, es necesariamente justo y santo… es valiente por
que no es propio de un hombre templado, ni perseguir ni huir lo que no
debe perseguir o huir; sino que cuando el deber lo exige, es preciso que
derroche, que abrace, que lleve con paciencia las cosas y las personas, el
placer y el dolor…” Pág. 189
- “Los sabios Callicles, dicen que un lazo común une al cielo con la tierra, a
los dioses con los hombres por medio de la amistad, de la moderación, de
la templanza y de la justicia; y por esta razón querido mío dan a este
universo el nombre de orden (cosmos) y no el de desorden o licencia”.
Pág. 189 y 190
- “Sin embargo la sofística, a la verdad, está en belleza por cima de la
Retórica, como lo esta la función del legislador sobre la del juez y la
gimnasia sobre la medicina”. Pág. 199
- “… muchos que tienen el alma corrompida, se hallan revestidos de cuerpos
bien formados, de nobleza, de riquezas…” Pág. 201
- “La muerte no es otra cosa, a lo que yo creo, que la separación de estas
dos cosas, del alma y del cuerpo”. Pág. 202
- “… la mayor parte de los hombres, querido mío, se hacen malos en el
poder”. Pág. 203
“MENóN O DE LA VIRTUD”

- “Ningún inconveniente hay en decir lo que es la virtud, porque cada


profesión, cada edad, cada acción, tiene su virtud particular”. Pág. 206
- “Lo mismo juzgarías tú, si como ayer decías, no te vieses obligado a partir
antes de los misterios y pudieses permanecer y hacerte iniciar en ellos”.
Pág. 210
- “La virtud en este concepto no parece ser otra cosa que el poder de
procurarse el bien…” Lo que se hace con justicia es virtud, y por el
contrario, lo que no tiene ninguna cualidad de este género es vicio”. Pág.
211
- “Dicen que el alma humana es inmortal; que tan pronto desaparece, que es
lo que llaman morir, como reaparece, pero que no perece jamás…” Pág.
213
- “Si la virtud es una cualidad del alma, y si es indispensable que sea útil, es
preciso que sea la sabiduría misma”. Pág. 219
- “En sus elegías, donde dice: bebe, come con los que gozan de gran crédito,
mantente cerca de ellos y trata de agradarles, porque aprenderás cosas
buenas comunicándote con los buenos; pero si te comunicas con los malos,
perderás hasta lo que tienes de racional (Teognis, Sentencias V. 33, 432)”.
Pág. 224
- “… es preciso que nos consagremos con todo cuidado de nosotros mismos,
antes que a ninguna otra cosa…” Pág. 225
- “… la virtud no es natural al hombre y que no puede aprenderse, sino que
llega por influencia divina a aquellos en quienes se encuentra…” Pág. 227
- “… la virtud llega por un don de Dios a los que la poseen”. Pág. 227 y 228

“HIPIAS MAYOR O DE LO BELLO”

- “… las artes se han perfeccionado con el tiempo…” “… yo no dejo de


preferir a los antiguos a los modernos y hacer de ellos las mayores
alabanzas, para evitar los celos de los vivos y la indignación de los
muertos”. Pág. 229
- “Por lo que toca a los antiguos sabios, jamás ninguno de ellos quiso poner
su ciencia a precio, ni hacer valer públicamente los conocimientos que
habían adquirido; tan inocentes eran y tan ignorantes del mérito del
dinero”. “… Anaxágoras, al revés de nosotros, se gobernó tan mal por
meterse a filosofar, que habiendo heredado un pingüe patrimonio, lo perdió
por su abandono”. “… el sabio debe ser en primer lugar sabio para sí
mismo…” Pág. 230
- “No me había apercibido de que conocías el arte de la mnemotecnia…”
Pág. 232
- “… ¿Diremos que las bellas leyes y las bellas instituciones parecen siempre
bellas a juicio de todos los hombres? ¿No diremos más bien que su belleza
verdadera se ignora muchas veces, y que este es el origen ordinario de las
disputas y las disensiones públicas y privadas?” Pág. 239
- “Pero la causa no es la misma cosa que aquello de que es causa, porque
jamás puede ser causa de sí misma”. Pág. 241
- “He aquí cuales son nuestras creencias (religiones); todo nace de nuestra
falta de luz, de razón y de discernimiento…” “No se hace lo que se quiere,
sino lo que se puede, Hipias, dice el proverbio”. Pág. 244
- “… el proverbio popular: ´las cosas bellas son difíciles”. Pág. 247
- “La belleza es aquello que da placer al alma y que no es percibido por los
sentidos pasando por el rasero de la conciencia como una cosa buena”. “…
La Belleza es la intuición del alma, que reconoce en la armonía material, su
armonía inmortal (ó divina)”.
Aristócles de San Andrés

“CRATILO O DEL LENGUAJE”

- “… cada cosa tiene un nombre que le es naturalmente propio”. “… la


naturaleza ha atribuido a los hombres un sentido propio; el mismo para los
helenos que para los bárbaros”. “… dice con antiguo proverbio que las
cosas bellas son difíciles de saber, y ciertamente, la ciencia de los nombres
no es un trabajo ligero”. Pág. 249
- “La naturaleza no ha dado nombre a ninguna cosa, todos los nombres
tienen su origen en la ley y el uso, y son obra de los que tienen el hábito de
emplearlos”. Pág. 250
- “… veo que en diferentes ciudades las mismas cosas tienen nombres
distintos, variedad que se observa lo mismo comparando helenos con
helenos, que helenos con bárbaros”. “… la proposición de Protágoras que
afirma que: ´el hombre es la medida de todas las cosas¨”. Un hombre no
podría nunca ser más sabio que otro, si la verdad no fuera para cada uno
más que lo que le parece”. “… los seres tienen en sí mismos una esencia
fija y estable; no existen con relación a nosotros, no dependen de nosotros,
no varían a placer de nuestra manera de ver, sino que existen en sí mismos
según la esencia que les es natural”. Pág. 251
- “… las acciones no dependen de nosotros, sino que tienen en si mismos
una naturaleza propia”. Pág. 252
- “… el hombre es un instrumento propio para enseñar y distinguir los seres”.
“… si la lanzadera se rompe en manos del obrero, ¿Construirá otra
esforzándose en copiar la anterior, o bien se guiará por la idea que le sirvió
de base a su primer trabajo?” “… se atenderá a esta idea”. Pág. 253
- “… es preciso mi excelente amigo, que el legislador sepa formar con
sonidos y silabas, el nombre que conviene naturalmente a cada cosa; que
forme y cree todos los nombres fijando sus miradas en el nombre en sí, si
quiere ser un buen instituidor de nombres”. “¿Y al que posee el arte de
interrogar y de responder, no le llamas dialéctico? Así le llamo” Pág. 254
- “Homero… distingue, respecto de un mismo objeto, el nombre que le dan
los hombres y el que le dan los dioses”. Pág. 255
- “Teófilo: amigo de Dios. Mnesiteo: que se acuerda de Dios. Orestes: expresa
el carácter bravío y salvaje de este personaje, y todo lo que tiene de
montaraz. Agamenón: era un hombre admirable por su perseverancia.
Atreo: son cosas funestas y ultrajantes para la virtud. Pélope: un hombre
que no ve más que lo que está cerca de él. Tántalo: … durante su vida tuvo
que soportar primero las más terribles desgracias y más tarde la ruina de su
patria. Después de su muerte sufre en los infiernos el suplicio de la roca
suspendida sobre su cabeza, que tenía una gran conformidad con su
nombre… muy desgraciado”. Pág. 258
- “Zeus: el Señor y Rey del Universo… aquel por el que viven… todos los
seres vivos. Kronos (el tiempo): lo que hay de puro y sin mezcla en la
inteligencia. Ouranos (el cielo): el que contempla las cosas desde lo alto”.
“Y si recordase la genealogía de Hesiodo y los antepasados de los dioses
que acabo de citar, no me cansaría de hacer ver que sus nombres son
perfectamente propios”. “Eutiquiades: afortunado”. Socia: salvado”. Pág.
259.
- “Los primeros hombres que habitaron la Hélade no reconocieron, a mi
parecer otros dioses que los que hoy día admiten la mayor parte de los
bárbaros, que son el sol, la luna, la tierra, los astros y el cielo. Como los
veían en un movimiento continuo y siempre corriendo (theonta) a causa de
esta propiedad de correr”.
- “Los llamaron theoi”. “…que no creo que Hesiodo quiere decir que la raza
de oro estuviese formada de oro, sino que era buena y excelente, y lo
prueba que a nosotros nos llama raza de hierro”. “…y yo afirmo que todo el
que es daemón, es decir, hombre de bien, es verdaderamente demonio
durante su vida, y que este nombre le conviene propiamente”. “Los héroes
toman su origen del Amor: Eros”. Pág. 260
- “… la familia de los oradores y de los sofistas es nada menos que la raza de
los héroes”. “El hombre es el único entre los animales a quien puede
llamarse anthroopos, es decir, contemplador de lo que ha visto (anatroon a
opo open)”. “Hay en efecto en el hombre lo que llamamos alma (psujee) y
el cuerpo (sooma)”. Pág. 261
- “Psujee… es el principio que le da la facultad de respirar y que le refresca
(anaprajon) y tan pronto como este principio refrigerante le abandona, el
cuerpo se destruye y muere”. “¿Qué es lo que a tu parecer mantiene la
naturaleza de nuestro cuerpo y le transporta hasta el punto de hacerle vivir
y andar? ¿No es el alma? Es el alma. Y qué ¿Crees con Anaxágoras, que la
naturaleza esta gobernada y sostenida por una inteligencia y un alma? Así
lo pienso”. “Algunos dicen que el cuerpo es la tumba (seema) del alma y
que esta allí como sepultada durante esta vida”.
Pág. 262
- “Creo observar que Heráclito ha expresado con seguridad ideas muy
antiguas que verdaderamente se refieren a Kronos y a Rea y que Homero
había expresado ya”. “… Heráclito dice que todo pasa, que nada
permanece y comparando las cosas con el curso de un río dice: “que no
puede entrarse dos veces en un mismo río”. Pág. 263
- “Tetis: lo que salta y lo que corre (manantial). Poseidón: una cadena para
los pies, el Dios que lo sabe todo, el que conmueve”. “plutón: el que da la
riqueza, el otro nombre de este Dios: Aidees: lo invisible. ¿Y hay un deseo
más poderoso que el del hombre que entra en relación con otro hombre en
la esperanza de hacerse mejor? ¡Por Zeus! No lo hay Sócrates”. (Lo que une
la virtud no puede separarlo la muerte). Pág. 264 y 265.
- “aidees: tenebroso. Perséfone: que trae la muerte violenta. Apolo: (Apol-
lumi): que hace perecer”. Pág. 265
- “Leetoo (Latona): expresa la dulzura de la diosa, su buena voluntad de oír
las súplicas. Artemis (Diana): la integridad”. Pág. 266. “… que tiene la
ciencia de la virtud”. Pág. 267.
- “Baco: (Dionisos): es el que da el vino. Afrodita: ha nacido de la espuma del
mar. Palas: parte de las armas”. “Creo que los antiguos se han representado
a Atenea de la misma manera que lo hacen nuestros hábiles intérpretes de
Homero. Los más de ellos explican el pensamiento del poeta diciendo que
ha querido representar por ésta diosa la inteligencia misma y la razón. El
inventor de los nombres parece haber tomado la misma idea, y aún más
profunda, y la llamó: inteligencia de Dios”. “… siendo la inteligencia, la
razón de las costumbres”. Pág. 267
- “Eefaistos: árbitro de la luz. Hermes (Mercurio) … intérprete, mensajero,
raptor, seductor, orador, protector del comercio: todos estos atributos
suponen el poder de la palabra” La parte verdadera del discurso debe ser
llana, divina, colocada en lo alto entre los inmortales; la parte falsa debe
estar situada acá abajo entre la multitud de los hombres, y ser de una
naturaleza brutal y análoga a lado laxabra; porque en este género de vida
es donde tienen su origen la mayor parte de las fábulas y de las mentiras”.
Pág. 268
- “Eelios(el Sol): … en el momento que nace reunir los hombres… gira
perfectamente… alrededor de la tierra… viste de colores diversos… en su
carrera (produce) todos los productos de la tierra”. Pág. 269
- “ Anaxágoras… parece atestiguar la antigüedad de la doctrina
recientemente enseñada por este filósofo, de que la luna recibe la luz del
sol”. “… la luz que recibe la luna es siempre nueva y vieja… si los discípulos
de Anaxágoras dicen verdad”. “meis-meses- de meiousthai disminuir, los
astros… toman el nombre de su brillo… que atrae las miradas”.
Pág. 269
- “Par, fuego y udoor, agua… son de origen bárbaro”. “El aire… porque
levanta… lo que está sobre la tierra… por qué se escurre siempre”. “La
palabra éter: que corren siempre, deslizándose alrededor del aire”. “gue:
tierra generadora según la manera con que se expresa Homero”. “Las
estaciones – determinan (… el invierno, él estío (verano), la época de los
vientos (otoño) y de los frutos de la tierra (primavera)”. “Eniautos, etos: el
año - lo que da luz y experimenta en sí mismo”. Pág. 270
- “Froneesis: la sabiduría. Sunesis: la comprensión. Dikaio sunee: la justicia y
todos los de la misma clase”. “… puesto que me he vestido con la piel de
León, no me es lícito retroceder”. “gnoome: conocimiento, episteemee:
ciencia”.
- “Me parece que no adivinaba yo mal cuando imaginaba que a los hombres
en la alta antigüedad han designado los nombres de las cosas, les ha
pasado lo mismo que a la mayor parte de nuestros sabios, y que a fuerza
de retorcerse en todos sentidos en sus indagaciones sobre la naturaleza de
los seres, se han deslumbrado, y han creído ver todas las cosas moviéndose
en torno suyo, y huyendo sin cesar. Y ya que achacaron esta concepción a
su disposición interior como a su causal; pero prefieren creer que las cosas
nacen sin cesar, que no hay una que sea durable y fija, que todo pasa y que
todo está en un movimiento sin fin y en una eterna generación. Y ésta
reflexión la aplicó a todas las palabras de que se trata”. “Froneesis: la
inteligencia de aquello que se mueve y corre, gnoome… el examen de la
generación, norman y skopein: examinar, noeesis: la inteligencia… el deseo
de la novedad”. “Soofrosanee: la prudencia - la conservadora… de la
sabiduría, episteemee: la ciencia - nos representa un alma que de acuerdo
con la razón, sigue las cosas en su movimiento, sin perder las de vista, por
qué ni se adelanta ni se atrasa”. “Pisteemee: fiel, sunienai: comprender,
epistasthai: saber - expresa que el alma marcha de concierto con las cosas:
la sabiduría - es alcanzar el movimiento en el flujo general de los seres.”
Pág. 271 y 272
- “Agathon: el bien - lo que hay de admirable, too agastoo: en la naturaleza
entera”. “Me he informado en secreto… se me ha dicho en confianza…
dikaion: discreto. Lo justo es lo que dice Anaxágoras, a saber: la
inteligencia. En su soberanía orden a todas las cosas, y sin mezclarse en
ninguna, las penetra en todos sentidos (día) (pantoon, ionta).
Pág. 272
- “Andreia: el valor, adikia: injusticia. Andreia toma su nombre del combate,
porque el combate, si es cierto que las cosas pasan y corren no, puede ser
más que una corriente contraría a otra (enantian roen) – anreia: contra
corriente… una corriente que lucha contra la justicia. Arren: varonil, anner:
hombre. Anoo roee: corriente de abajo – arriba. Gunee: mujer, me parece
querer decir generación (gonee). Theelu: hembra. Tejen: arte - un modo de
ser la inteligencia. Katoptron: espejo. A fuerza de intercalar letras en las
palabras primitivas, los han alterado hasta tal punto “que nadie puede
saber hoy lo que significan”. Por ejemplo, ellos llaman a la esfinge: sfigx, en
lugar de fix: transmutación”. Pág.
273
- “mejanee: habilidad… indica la acción de ejecutar… con un perseverancia.
Aratee: virtud. Kakia: maldad. Deilia: cobardía. Kakon: mal”.
Pág. 274
- “Kalon: bello. Aisiron: vergonzoso”. “Veamos cuál es la causa de que las
cosas se llamen como se llaman”… luego la causa es o el pensamiento de
los dioses o el de los hombres, o el uno o el otro… luego lo que ha llamado
las cosas por su nombre (to kalesa) y lo bello (to kalon) son la misma cosa:
esto es el pensamiento es laudable, y lo contrario reprensible… luego la
palabra (kalon) cuadra perfectamente a la inteligencia, que produce todas
estas cosas que llamamos de ellas y alabamos porque no son”. “Xumferon:
lo ventajoso. Lusiteloun: lo provechoso. Ofelimon: lo útil. Kerdaleón: lo
lucrativo”: Pág. 275
- “¿en qué consiste la propiedad de los nombres que hasta aquí hemos
examinado? En que nos representan lo que es cada cosa… las palabras
derivadas toman de las primitivas el poder que tienen de representar las
cosas”. Pág. 280
- “ luego el nombre de lo que parece, es la imitación de un objeto mediante
la voz. El que imita un objeto con la voz, le nombra al imitarle”. “¿No será lo
mejor distinguir desde luego las letras, como hacen los que estudian el
ritmo? Estos distinguen en primer lugar el valor de las letras, después de
las sílabas, y no examinan el ritmo mismo sino después de estos
preliminares; antes, nunca”. Pág. 281
- “ la letra r me parece ser el instrumento propio para expresar toda clase de
movimientos”. “La letra i conviene a lo que es sutil”. Pág. 283
- “... aquel dicho de Hesiodo: añadir un poco a otro poco, no es trabajo
perdido”. Pág. 284
- “ la expresión del poeta (Homero): pensar a la vez en el futuro y en el
pasado”. Pág. 285
- “… estoy persuadido de que, si tomáramos ese trabajo, encontraríamos
otras muchas palabras que harían creer que el inventor de los nombres han
querido expresar, no que las cosas se muevan y pasan, sino que quedan y
permanecen”. Pág. 292
- “ no es propio de un hombre sensato someter ciegamente su persona y su
alma al imperio de las palabras, prestarlas una fe entera, lo mismo te a sus
autores; afirmar que sólo estos poseen la ciencia perfecta, informar sobre sí
mismo y sobre las cosas este maravilloso juicio de que no hay nada estable,
sino que todo muda como la arcilla; que las cosas se parecen a los
enfermos atacados de fluxiones, y que todo está en movimiento y perpetuo
cambio”. Pág. 294

“TEETETES O DE LA CIENCIA”
- “la ignorancia de la ciencia lleva consigo la ignorancia del arte del zapatero
y de cualquier otro arte”. Pág. 298 y 299
- “(Sócrates) ¿no has oído que soy hijo de Fenarete, partera muy hábil y de
mucha nombradía?” Pág. 300
- “Dícese que Artemisa ha dispuesto así las cosas, porque preside los
alumbramientos aún que ella no pare. No ha querido dar a las mujeres
estériles el empleo de parteras, porque la naturaleza humana es demasiado
débil para ejercer un arte del que no se tiene ninguna experiencia, y ha
encomendado ese cuidado a las que han pasado y a la edad de concebir,
para honrar de ésta manera la semejanza que tienen con ella”. “Además
por medio de ciertos brebajes y encantamientos saben apresurar el
momento del parto y amortiguar los dolores cuando ellas quieren; hacen
parir las que tienen dificultad en liberarse, y facilitan el aborto, si se le
juzga necesario, cuando el feto es prematuro”: Pág. 300.
- “(Protagoras)… el hombre, dice, es la medida de todas las cosas de la
existencia de las que existen y de la no existencia de las que no existen”.
Pág. 302.
- “Pretende (Protagoras) que ninguna cosa es una, tomada en sí misma, y te
a ninguna otra, sea la que sea, se la puede atribuir con razón denominación
ni cualidad alguna; que si se llama grande una cosa, ella aparecerá
pequeña; si pensaba, parecerá ligera, y así de los demás; porque nada es
uno, ni igual, ni de una cualidad determinada sino que de la traslación, del
movimiento y de su mezcla recíproca se forma todo lo que decimos que
existe, sirviéndonos en esto de una expresión impropia, porque nada existe
sino que todo deviene. Los sabios todos a excepción de Parménides,
convienen en este punto, como Protagorás, Heráclito, Empédocles; los más
excelentes poetas en uno y otro género de poesía, Epicarmo en la comedia,
Homero en la tragedia cuando dice: “el océano, padre de los dioses y Tetis
su madre, con los que da a entender que todas las cosas son producidas
por el flujo y el movimiento”. “… el movimiento es el principio de todo lo
que nos parece existir y de la generación y el reposo el del no-ser y el de la
corrupción”. “¿Nuestro cuerpo no se corrompe por el reposo y la inacción, y
no se conserva principalmente por el ejercicio y el movimiento?” “El alma
misma ¿no adquiere las ciencias, no se conserva, y no se hace mejor por el
estudio y la meditación, que son movimientos; mientras que el reposo y la
falta de reflexión y de estudio no impiden aprender nada, y la hacen olvidar
lo que ha aprendido? Pág. 303 y 304
- “… dicho de Eurípides: nuestra lengua estará al abrigo de toda crítica, pero
no nuestra intención”. Pág. 305
- “Mira alrededor por si algún profano nos escucha. Entiendo por profanos los
que no creen que exista otra cosa que lo que pueden coger a manos llenas,
y que no colocan en el rango de los seres las operaciones del alma, ni las
generaciones, ni lo que es invisible”. Pág. 306
- “Según la naturaleza, debe decirse que las cosas se engendran, se hacen,
perecen y se alteran sin pasar de aquí”. Pág. 307
- “… semejantes a un gallo sin coraje, nos retiramos del combate y cantamos
antes de haber conseguido la victoria”. Pág. 313
- “ con respecto a mi, sostengo que la verdad es tal como la he escrito, y que
cada uno de nosotros es la medida de lo que es y de lo que no es; que hay,
en sin embargo, una gran diferencia infinita entre un hombre y otro
hombre, en cuanto las cosas son y parecen unas a este y otras a aquel, y
lejos de no reconocer la sabiduría, ni los hombres sabios, digo por el
contrario, que uno es sabios cuando mudando las faz de los objetos, los
hace parecer y ser buenos a aquel para quien parecían y eran malos
antes”. Pág. 315
- “… los lacedemonios sólo dicen: ¡qué se retire o que se despoje de sus
vestidos!”. Pág. 316
- “Protágoras al admitir que el que es de un dictamen contrario al suyo está
en lo verdadero confiesa que: ni un perro, ni el primero que llega, son la
medida de las cosas que no (conoce) han estudiado”. Pág. 318
- “… un discurso sucede a otro discurso, y uno más importante a otro que no
es menos”. Pág. 319
- “Cuéntase, Teodoro, que ocupados Tales en la astronomía y mirando a lo
alto, cayó un día en un pozo, y que una sirvienta de Tracia, de espíritu
alegre y burlón se rió, diciendo que quería saber lo que pasaba en el cielo y
que se olvidaba de lo que tenía delante de sí y a sus pies”. Pág. 320
- “Dios... nos asemejamos a él por la sabiduría, la justicia y la santidad”.
“Dios no es injusto el ninguna circunstancia ni de ninguna manera; por el
contrario es perfectamente justo, y nada se le asemeja tanto como aquel de
nosotros que han llegado a la cima de la justicia. De esto depende el
verdadero mérito del hombre o sus bajeza y su nada”. “El que conoce a
Dios es verdaderamente sabio y virtuoso, el que no lo conoce es
verdaderamente ignorante y malo”. Pág. 322
- “Lo útil mira al porvenir, porque cuando hacemos leyes es con la esperanza
de que serán provechosas para el tiempo que seguirá, es decir para lo
futuro”. Pág. 323
- “Los Melosos y los Pármenides, abrazando esta opinión contraria, tienen por
cierto, por ejemplo, que todo es uno y que este uno es estable en sí mismo,
en no teniendo dónde moverse".
- "... hay objetos que el alma conoce por sí misma y otros que conoce por los
órganos del cuerpo". Pág. 329
- “… examina el alma, comparando y combinando en sí misma el pasado y el
presente con el porvenir". "La naturaleza ha dado a los hombres y a las
bestias, desde el acto de nacer, el sentimiento de ciertas afecciones que
pasan al alma por los órganos del cuerpo; mientras que las reflexiones
sobre estas afecciones, su esencia y utilidad, no vienen o no se presentan
sino a la larga y con mucho trabajo mediante los cuidados y estudios de las
personas en cuya alma se forman". "La ciencia no reside en las sensaciones
sino en el razonamiento sobre las sensaciones". Pág. 330
- "Vale más profundizar sobre pocas cosas, que recorrer muchas de un modo
insuficiente". Pág. 331
- "La opinión es un discurso pronunciado, no a otro, ni de viva voz, sino en
silencio y a uno mismo". Pág. 333
- "… los primeros elementos, sí puedo decirlo así, de que el hombre y el
universo se componen, son inexplicables…" "Es imposible explicar ninguno
de los primeros elementos y que sólo puede nombrárseles simplemente,
porque no tienen más que el nombre". Pág. 342
- "… dónde hay partes, el todo es necesariamente lo mismo que todas las
partes en conjunto". Pág. 343
- "Ciencia es el reconocimiento de uno mismo, en todas las cosas de la
creación entera, a través de la razón: efluvio de la razón universal o Gran
Arquitecto Del Universo (Dios). Esta razón nos lleva a reconocer lo más
sabio en nosotros y lo que nos liga por el lado espiritual a Dios: la con-
ciencia". Aristócles de San Andrés

“FEDRO O DEL AMOR”

- "Mi experiencia de médico me ha probado perfectamente que el exceso en


el vino es funesto al hombre". Pág. 354
- "Según Hesiodo el caos existió al principio y enseguida apareció la tierra
con su basto seno, base eterna e inquebrantable de todas las cosas y de
Eros". "Hesiodo por consiguiente hace que al caos sucedan la tierra y Eros".
"Parmenídes habla así de su origen: Eros es el primer dios que es
concebido". "Acusilao ha seguido la opinión de Hesiodo. Así, pues, están de
acuerdo en que Eros es el más antiguo en los de los dioses todos". (También
Empédocles pone por principio al amor –Eros-)".
- "(Fedro) concluyo, pues, que de todos los dioses Eros es el más antiguo, el
más augusto y el más capas de hacer al hombre feliz y virtuoso en durante
su vida y después de la muerte". En Pág. 356
- "… por la virtud y con la esperanza de llegar a una mayor perfección, es
uno capas de emprenderlo todo, y nada más glorioso que este
pensamiento". Pág. 359
- "… creo haber descubierto por mi arte, la medicina, que el amor no reside
sólo en el alma de los hombres, donde tiene por objeto la Belleza, sino que
hay otros objetos y otras mil cosas en que se encuentra; en los cuerpos de
todos los animales; en las producciones de la tierra; en una palabra, en
todos los seres; y que la grandeza y las maravillas del Dios brillan por
entero, lo mismo en las cosas divinas que en las cosas humanas".
Pág. 360
- "Heráclito al parecer entendían, es que de elementos, al pronto o puestos,
como lo grave y lo agudo, y puestos después de acuerdo, es de donde el
arte musical saca la armonía". "La música es la ciencia del amor con
relación al ritmo y a la armonía". "La ciencia del amor en el movimiento de
los astros y de las estaciones del año se llama astronomía".
Pág. 361
- "En otro tiempo la naturaleza humana era muy diferente de lo que es hoy.
Primero había tres clases de hombres: los dos sexos que hoy existen, y uno
tercero, compuesto de estos dos el cual ha desaparecido conservándose
sólo el nombre. Este animal formaba una especie particular y se llamaba
andrógino, porque reunía el sexo masculino y el femenino; pero ya no existe
y su nombre está en descrédito". Pág. 362
- "Los dioses no querían anonadar a los hombres, como en otro tiempo a los
gigantes, fulminando contra ellos sus rayos, porque entonces
desaparecerían el culto y los sacrificios que los hombres les ofrecían; pero
por otra parte, no podían sufrir semejante insolencia". Pág. 363
- "Para un hombre sensato el juicio de unos pocos sabios es más temible que
el de una multitud de ignorantes". Pág. 365
- "… la templanza consiste en triunfar de los placeres y de las pasiones".
"Nos enseña lo que se ignora, como no será lo que no se tiene". Pág. 371
- "… hay un término medio entre la ciencia y la ignorancia" (la opinión
verdadera, que no se puede expresar con palabras)". "… el deseo es una
señal de privación". Pág. 371
- "... la palabra poesía... expresa en general la causa que una cosa, sea la
que quiera pase del no-ser al ser, de suerte que todas las obras de todas
las artes son poesía, y que todos los artistas y todos los obreros son
poetas". "... el amor en general es el deseo de lo que es bueno y nos hace
dichosos, y éste es el grande y seductor amor que es innato en todos los
corazones". "Buscar la mitad de sí mismo es amar". Pág. 373
- "(Dice Diotima) Quizá, Sócrates, he llegado a iniciarte hasta en los misterios
del amor; pero en cuanto al último grado de la iniciación y a las
revelaciones más secretas, para las que todo lo que acabo de decir no es
más que una preparación, no se si aún bien y giro, podría tuvo espíritu
elevarse hasta ellas. Yo, sin embargo, continuaré sin que se tibie mi celo,
trata de seguirme lo mejor que puedas". Pág. 376
- "El que en los misterios de el amor se haya elevado hasta el punto en que
estamos, después de haber recorrido en orden conveniente todos los
grados de lo Bello, y llegado, por último, al término de la iniciación,
percibirá como un relámpago una belleza maravillosa, aquella ¡oh Sócrates!
Que eran objeto de todos sus trabajos anteriores..." Pág. 377
- "... aquél proverbio de que 'los niños y los borrachos dice la verdad'. Pero
respecto a los esclavos y a todo hombre profano y sin untura, poned una
triple puerta a sus oídos". Pág. 382
- "Sócrates aguantaba el hambre y la sed con más valor que ninguno de
nosotros". "En aquel país en invierno era muy riguroso, y la manera en que
Sócrates resistía el frío es hasta prodigiosa. En tiempo de heladas fuertes,
cuando nadie se atrevía a salir o por lo menos, nadie salía sin ir bien
abrigado y bien calzado y con los pies envueltos en fieltro o pieles de
cordero, el iba y venían con la misma capa que acostumbraba llevar y
marchaba con los pies desnudos con más facilidad que todos nosotros
estábamos calzados, hasta el punto de que los soldados le miraban de mal
ojo, creyendo que se proponía despreciarlos. Así se conducía Sócrates en el
ejército". Pág. 383
- “Una mañana vimos que estaba de pies meditando sobre alguna cosa. No
encontrando lo que buscaba, no se movió de su sitio y continuó
reflexionando en la misma actitud. Era ya mediodía y nuestros soldados lo
observaban, y se decían unos a los otros que Sócrates estaba extasiado
desde la mañana. En fin, contra la tarde, los soldados jonios, después de
haber comido, llevaron sus cámaras de campaña al paraje donde él se
encontraba, para dormir al fresco (porque entonces era el estío) y observar
al mismo tiempo si pasarían la noche en la misma actitud. En efecto,
continuó en pie hasta la salida del sol. Entonces dirigió a este astro su
oración y se retiró". Pág. 384
- "... no imites al insensato que, según él proverbio no se hace sabio sino a su
costa". Pág. 385

“FEDON O DEL ALMA”

- "... es cosa singular amigos míos, lo que los hombres llaman placer, y ¡que
relaciones maravillosas mantiene con el dolor, que se consideran su
contrario! Porque el placer y el dolor no se encuentran nunca aún mismo
tiempo, y sin embargo, cuando se experimenta el uno, es preciso aceptar el
otro, como si un lazo natural los hiciese inseparables". Pág. 389
- "...la máxima enseñada en los misterios, de que cada uno de nosotros
estamos en este mundo cada uno como en su puesto, y que nos está
prohibido abandonarle sin permiso" (de nuestros vvig:.) "... he aquí otro
más accesible y que me parece incontestable y es que los dioses tienen
cuidado de nosotros, y que los hombres pertenecen a los dioses". Pág. 390
- "los hombres ignoran que los verdaderos filósofos no trabajan durante su
vida sino para prepararse a la muerte". Pág. 392
- "¿No es por medio del razonamiento como el alma descubre la verdad? ¿Y
no razona mejor que nunca cuando no se ve turbada por la vista, ni por el
oído, ni por el dolor, ni por el placer, y cuando, encerrada en sí misma
abandonar el cuerpo, sin mantener con el relación alguna, en cuanto esto
es posible, fijándose en el objeto de sus indagaciones para conocerlo?" "El
cuerpo nunca nos conduce a la sabiduría. Porque ¿de dónde nacen las
guerras, las sediciones y los combates? Del cuerpo con todos sus pasiones.
Pág. 393
- "... purificar el alma ¿no es como antes decíamos separarla del cuerpo y
acostumbrar la hay en cerrarse y recogerse en sí misma, renunciando al
comercio con aquel cuanto sea posible, y viviendo, sea en esta vida sea en
la otra, y desprendido del cuerpo, como quien se desprende de una
cadena?" Pág. 394
- "La sabiduría es la única moneda de buena ley, y por ella es preciso
cambiar todas las demás cosas. Con ella se compara todo y se tiene todo:
fortaleza, templanza, justicia". "... el que vaya al Hades sin estar iniciado y
purificado, será precipitado en el fango". "... como dicen los que presiden
en los misterios: 'muchos llevan el Tirso, pero pocos son los inspirados por
Baco', y éstos en mi opinión, no son otros que los que han filosofado bien".
Pág. 395 y 396
- "... según una opinión muy antigua las almas al abandonar este mundo van
al Hades, y desde allí vuelven al mundo y vuelven a la vida, después de
haber pasado por la muerte". "... los vivos no nacen sino de los muertos".
(Ley Palenginésica). Pág. 396
- "... todas las cosas vienen de sus contrarios". Pág. 397
- "... nuestra ciencia no es más que una reminiscencia". "... todos los
hombres si se les interroga bien, todo lo encuentran sin salir de sí mismos,
cosa que no podría suceder si en sí mismos no tuvieran las luces de la recta
razón". Pág. 398
- "¿No es claro, entonces, que la reminiscencia la despiertan lo mismo las
cosas semejantes que las desemejantes? Así es en efecto". Pág. 399
- "de suerte que es de necesidad absoluta que hayamos tenido conocimiento
antes de nacer. Es cierto". Pág. 400
- "... cuando el alma y el cuerpo están juntos la naturaleza orden que el uno
obedezca y que la otra tenga el imperio y el mando". "Es evidente,
Sócrates, que nuestra alma se parece a lo que es divino y nuestro cuerpo a
lo que es mortal". Pág. 404
- "Si el alma, digo, se retira en este estado (de pureza) se une a un ser
semejante a ella, divino, inmortal, lleno de sabiduría, lejos del mal, dos a
nivel la felicidad, viendo sea si libre de sus errores, de la ignorancia, de sus
temores, de sus amores tiránicos y de todos los demás malos afectos de la
naturaleza humana; y puede decirse de ella como de los iniciados: que para
verdaderamente con los dioses toda la eternidad". (En el eterno oriente).
Pág. 405
- "Pero en cuanto a aproximarse a la naturaleza de los dioses, de ninguna
manera es esto ha permitido a aquellos que no han filosofado durante toda
su vida, y cuyas almas no hayan salido en del cuerpo en toda su pureza.
Esto está reservado al verdadero filósofo". "... los verdaderos filósofos
renuncian a todos los deseos del cuerpo: ni la ruina de su casa, ni la
pobreza, como la multitud que está apegada a las riquezas; ni temen la
ignominia ni el oprobio, como los que aman las dignidades y los honores".
Pág. 406
- "Porque cada placer y cada tristeza están armados de un clavo. Por decirlo
así, con el que sujetan el alma al cuerpo, y la hacen tan material, que cree
que no hay otros objetos reales que los que cuerpo le dice".
Pág.407
- "Los cisnes cuando presienten que van a morir, cantan aquel día aún mejor
que lo han hecho nunca, a causa de la alegría que tienen al ir a unirse con
el Dios a que ellos sirven. Pero el temor que los hombres tienen a la muerte,
hace que calumnian a los cisnes, diciendo que lloran su muerte y que
cantan de tristeza". Pág. 408
- "¿De dónde procede sino de la Misantropía? De que, después de haberse
fiado de un hombre, sin ningún previo examen, y de haberle creído siempre
sincero, honrado y fiel, se encuentra uno al fin con que es falso y malvado;
y al cabo de muchas pruebas semejantes a esta, viendo sea engañado por
sus mejores y más íntimos amigos, y cansado de ser la víctima, concluye
por aborrecer a todos los hombres igualmente, y llegar a persuadirse de
que no hay uno solo sincero". Pág. 411
- "Esto es lo que Homero ha expresado muy bien, cuando dice en la odisea
que, Odiseo 'dándose de golpes en el pecho, reprendiólo con semejantes
palabras: aguanta corazón que algo más vergonzoso hubiste de soportar'".
Pág. 415
- "Habiendo oído leer en un libro, que, según se decía, era de Anaxágoras,
que la inteligencia es la norma y la causa de todos los seres, me vi
arrastrado por esta idea". Pág. 417
- “Algo de esto pasó en mi espíritu, temí perder los ojos del alma si miraba
los objetos con los ojos del cuerpo, y si me servía de mis sentidos para
tocar los y conocer. Me convencí de que debía recurrir a la razón, y buscar
en ella la verdad de todas las cosas." Pág. 418
- "... toda idea existe en sí, y que las cosas que participan de ésta idea toman
de ella su denominación". Pág. 420
- "... ninguna cosa contraria, en tanto que lo es, puede hacerse o ser su
contrario, sino que cuando la otra día, o se retira o perece". Pág. 421
- "El alma, por consiguiente, no consentirá nunca lo que es contrario a lo que
lleva siempre consigo". "Sea así, y a lo que no consiente la muerte ¿cómo lo
llamamos? -Lo inmortal. ¿El alma no consciente la muerte? -No. El alma es
por consiguiente inmortal - inmortal". Pág.423
- "no hay nadie -replicó Sócrates-que no convenga en que mi Dios, ni la
esencia y la idea de la vida, ni cosa alguna inmortal pueda perecer". "Así,
pues, cuando la muerte sorprende al hombre, lo que hay en el de mortal
muere, y lo que hay de inmortal se retira, sano e incorruptible, cediendo su
puesto a la muerte". Pág. 424
- "Telefo dice en Esquilo: "un camino sencillo conduce al Hades”. Pág. 425
- "... estoy persuadido de que si la tierra está en medio del cielo y es de
forma esférica, no tiene necesidad ni del aire ni de ningún otro apoyo, para
no caer; sino que el cielo mismo, que la rodea por todas partes, y su propio
equilibrio, basta para que se sostenga, porque todo lo que estén equilibrio
en medio de una cosa que le oprime igualmente por todos los puntos, no
puede inclinarse a ningún lado, y por consiguiente, subsiste fija e inmóvil,
ésta es mi persuasión”. Pág. 425
- "Hay otros pueblos, a mi parecer, que habitan regiones que nos son
desconocidas". "La tierra misma está en lo alto, en ese cielo puro en que se
encuentran los astros y al que la mayor parte de los que hablan de esto le
llaman éter". "Dicese que mirando esta tierra desde un punto elevado
parece como una de nuestras pelotas de viento, cubierta con 12 bandas de
diferentes colores, de los que nos son sino una muestra las que usan los
pintores; porque los colores esta tierra son infinitamente más puros. Una es
de color de púrpura maravilloso; otro de color de oro; ésta de un blanco
más brillante que la nieve y el yeso, y así de todos los demás colores, que
son una calidad y de una belleza aquí en manera alguna se aproximan los
que aquí vemos". "En esta otra tierra... (¿América?).
Pág. 426 y 427
- "... debemos trabajar toda nuestra vida en adquirir la virtud y la sabiduría,
porque el precio es magnífico y esperanza grande". Pág. 429
- "... los días de mis funerales que expone a Sócrates, que lleva a Sócrates,
que entierra a Sócrates; porque es preciso que se pues, mi querido Critón
-le dijo-, que hablar y propiamente no es sólo cometer una falta en lo que
se dice, sino causar un mal a las almas. Es preciso tener más valor, y decir
que es mi cuerpo el que tú entierras: y entiérrale cómo te acomode, y de la
manera que creas sea más conforme con las leyes". Pág. 430
- “He aquí Equécrates, cuál fue el fin de nuestro amigo (de Sócrates), del
hombre, podemos decir, que ha sido el mejor de cuantos hemos conocido
en nuestro tiempo; y por otra parte el más sabio", el más justo de todos los
hombres". Pág. 432

“LA REPUBLICA O DE LO JUSTO”

- “Hallándome yo en cierta ocasión con Sófocles alguien le pregunto en


presencia mía si su edad aún le permitía gozar de los placeres eróticos:
¡Dios no lo permita! Fue su respuesta. Hace mucho que he sacudido el yugo
de ese tirano furioso y brutal”. Pág. 436
- “Sócrates decía (del amor erótico) libertado de un tropel de tiranos
furiosos”. “La vejez es soportable cuando se tienen costumbres moderadas
y cómodos, más cuando se esta dotado de un carácter contrario a esas
costumbres, así la vejez como la misma juventud son infelicísimos”. “…
acaso hiciera la pobreza, insoportable la vejez al mismo hombre sensato,
pero jamás las riquezas harán más llevadera la senectud sin sensatez”.
Pág. 437
- “(Desdichado) aquel que al examinar su conducta, la encuentra sembrada
de injusticias, tiembla, se entrega a la desesperación, y a menudo, por las
noches, el miedo le despierta sobresaltándole como a los niños. Más aquel
si nada tiene que reprocharse, encuentra de continuo a su lado una dulce
esperanza que sirve de nodriza a su vejez, como dice Píndoro al presentar
con graciosa imagen al hombre que ha vivído justa y santamente: “La
esperanza le acompaña besando dulcemente su corazón y dando el pecho a
su senectud: la esperanza que rige a su arbitrio el fluctuante espíritu de los
mortales”. Pág. 438
- "... para nada necesitamos al medio cuando no sufrimos de enfermedad
alguna". Pág. 439
- "... el que es más diestro en dar golpes, así en la guerra como en la lucha,
¿no es también el más diestro en precaverse de los golpes contra el
dirigidos? – Si. “Homero que alaba mucho a Antíloco, abuelo materno de
Ulises, y dice de él que descollaba entre los hombres en hurtar y jurar”.
Pág. 440.
- "... nunca es justo hacer daño a nadie". Pág. 441
- "... es siempre más cómodo preguntar qué responder" "... la justicia es decir
una cosa 1000 veces más preciada que el oro". Pág. 442
- "(proverbio griego): ¿me creas tan insensato que trate de esquilar a un
León?” Pág. 445
- "... todo hombre que gobierne, considerado como tal (gobernador), y de
cualquier orden que su autoridad sea, no se propondrá jamás en aquello
que ordene su interés propio, sino el de sus súbditos. A este fin tiende: para
procurarles todo cuanto les sea conveniente y provechoso; dice todo lo que
dice y hace todo lo que hace". Pág. 446
- "el hombre justo es vencido donde quiera que se halla en concurrencia con
el hombre injusto..." "... la tiranía al que pone por obra el fraude y la
violencia con propósitos de apoderarse, no poco a poco y como por
menudo, del bien ajeno, sin que, sin respetar lo sagrado y profano, invade a
la vez y de golpes las fortunas de los particulares y del estado". "Porque
existe censura de injusticia, no es por temor de cometerla, sino de sufrirla".
Pág. 447
- "... el mayor castigo para el hombre de bien, cuando se niega a gobernar a
los demás, consiste en ser gobernado por otro hombre peor que el punto
ese temor es el que obliga a los Discretos a hacerse cargo del gobierno, no
atendiendo a su propio interés ni a su gusto". Pág. 447
- "... el justo, diremos, no quiere aventajar a su semejante, sino a su
contrario, mientras que el injusto quiere aventajar al uno y al otro".
"Cuando hubimos quedado de acuerdo en que la justicia es habilidad y
virtud, y la injusticia vicio e ignorancia". Pág. 451
- "¿no posee el alma su función, que ninguna otra cosa fuera de ella puede
cumplir, como es pensar, regir, deliberar y así sucesivamente?"Pág. 453
- "me ha sucedido como a los glotones, que se precipitan sobre todos los
manjares según vayan apareciendo, y que ninguno saborean". Pág. 454

(LIBRO SEGUNDO)

- ”-La naturaleza y origen de la justicia-dicen que es un bien en sí cometer


injusticia, y que es un mal sufrirla. Pero más mal hay en sufrirla que bien en
cometer. Por eso habiendo ensayado los hombres entre ambas cosas y
habiéndose dañado durante largo tiempo unos a otros, no pudiendo los más
débiles evitar los ataques de los más fuertes, ni atacar los a su vez,
estimaron de interés para todos impedir que si hiciese ni recibí ese daño
alguno. De aquí nacieron las leyes y convenciones. Se calificó de justo
ilegítimo lo que fue ordenado por la ley. Tal es el origen y la esencia de la
justicia: ocupa esta el punto medio entre el mayor bien, que consiste en
poder ser injusto imponentemente, y el mayor mal, que es el no poder
vengarse de la ofensa sufrida". Pág. 455
- "fábula de Gyges pastor del rey de lidia (la invisibilidad) Pág. 456
- "la obra maestra de la injusticia es parecer justo sin serlo". "Pongamos
ahora en paralelo con el al hombre de bien cuyo carácter es la franqueza y
la simplicidad como dice el Esquilo".
- "Es justo, dicen, tal cual yo lo he descrito será azotado, torturado, cargado
de hierros, le quemar a los ojos, finalmente, después de haberle hecho
padecer todo género de calamidades, lo crucificarán, y con eso le harán
comprender que no hay que afanarse en ser justo, sino en parecerlo".
Págs. 457 y 458
- "... el proverbio: venga el hermano en ayuda de su hermano". Pág. 458
- (Hesiodo) "el hombre santo y fiel a sus juramentos reviven en su
posteridad, que se perpetúa de unas edades a otras". "... la mayor parte de
los hombres se siente intimidad a ahorrar y a considerar como afortunado
al malvado que posee riquezas y crédito, al desdeñar y pisotear al justo,
como sea débil e indigente aún cuando convenga que el justo es mejor que
el malvado". (Hesiodo) "se anda arbusto por el camino del vicio, seguido es
el sendero, cerca se halla de cada uno de nosotros. Y, por el contrario, los
dioses han puesto delante de la virtud los sudores". (Homero) "los dioses
mismos se dejan aplacar con sacrificios, con votos agradables, libaciones y
vapor de grasa quemada. Los desenojan cuántos infringieron su ley y
pecaron". Pág. 459
- (Píndoro) "¿subir en un esfuerzo hacia el palacio en que dicta la justicia,
proseguir en el sendero del oblicuo fraude, para asegurar la felicidad de mi
vida?" Pág. 460
- (Sócrates) "... traicionar la causa de la justicia y permitir que la ataquen
delante de mi sin que yo lo defienda, mientras me quede un soplo de vida y
fuerza suficiente para hablar es cosa que no puedo hacer sin cometer un
verdadero crimen. Así no eres nada mejor en que me determine, a defender
la, pueda". Pág. 462
- "porque la obra no aguarda a la comodidad del obrero, sino que lo obrero
ha de someterse a las exigencias de las obras". Pág. 463
- "... un excelente guardián del estado habrá de poseer en patrimonio a más
del coraje, la fuerza y la ligereza: la filosofía". Pág. 467
- “Hesíodo acerca de los astros que cuenta de Urano, de la venganza que
éste tomó Saturno, y de los malos tratamientos que éste hizo objeto a Zeus,
y que su vez recibió de el. Aún cuando todo ello fuese cierto, no son cosas
que puedan decirse ante un niño (apr:.) desprovisto de razón; hay que
sepultar los en el silencio, o si es preciso hablar de ellos, debe hacerse
exclusivamente en secreto y ante el escasísimo número de oyentes, con
expresa prohibición de revelar nada de ello, y después de haber hecho
inmolar, no un puerco, sino una víctima preciosa y rara, con el fin de
restringir todavía más el número de iniciados". "Sin duda, porque
semejantes narraciones son peligrosas". "... menos aún les haremos
conocer, ni con relatos, ni en pinturas o tapices, las guerras de los gigantes
y tantas clases de querellas como los dioses han tenido con sus parientes y
amigos". "... ni referirse todos esos combates dioses inventados por
Homero, halla uno alegorías ocultas bajo esas narraciones; porque un niño
(apr.:) no se encuentra en condiciones de discernir lo alegórico de lo que
no es, y todo lo que a esa edad se imprima en el espíritu, deja en el huellas
del tiempo no puede borrar. Por eso es de primordial importancia que los
primeros discursos que el niño (apr.:) oiga sean adecuados para
encaminarle a la virtud". Pág. 469
- (Esquilo): "cuando Dios quiere destruir a una familia de punta a cabo, hace
nacer la ocasión de castigarla". Pág. 470
- "la mentira, es pues, para hablar propiamente, la ignorancia que afecta al
alma de aquel que es engañado un, porque la mentira en las palabras no es
sino expresión del sentimiento que el alma experimenta. No es una mentira
pura, sino un fantasma nacido del error".Pág. 472

(LIBRO TERCERO)

- "... hombres cuyo principal objeto deberá ser honrar a los dioses y a sus
propios padres, y establecer entre sí la concordancia como un bien para la
sociedad". Pág. 473
- (el hombre discreto imprudente) "¿no será un, pues, para el una desgracia
perder un hijo, un hermano, riquezas o cualquier otro bien de esa índole?-
No - Cuando le ocurra alguno de esos accidentes, no se lamentará, y los
sufrida con toda la paciencia posible".
- "... en la poesía y en toda ficción hay relatos de tres maneras: la primera de
estas es completamente indicativa y cómo acabas de decirse, corresponde
a la tragedia y a la comedia. En la segunda, el propio poeta es quien habla.
La encontrarás empleada en los ditirambos. La tercera es mixta de las dos
anteriores. Emplease en la epopeya y en otras ocasiones".
Pág. 479
- "... la melodía se compone de tres elementos a saber: palabras, armonía y
número". Pág. 481
- "no hay nada que sea menos digno de los guerreros quede embriaguez, la
malicia y la indolencia". Pág. 482
- "... la variedad produce el desorden; allí engendra la enfermedad". Pág.
486
- "¿debe cultivarse la virtud cuando se tiene con qué vivir?- Creo que debe
cultivarse, en efecto aún que no se tenga con qué vivir". Pág. 487
- "llegará a ser médico experto aquel que después de haber aprendido a
fondo los principios de su arte, haya tratado que éste su Juventus el mayor
número posible de cuerpos malísimamente constituidos, y que siguiendo el
mismo de complexión enfermiza, haya estado sujeto a todo género de
enfermedades". "Porque los médicos locura del cuerpo por medio del
cuerpo, puesto que de otro modo no estarían nunca enfermos, ni accidental
ni naturalmente ellos mismos, sino que curan el cuerpo por medio del alma,
que no puede curar como es debido mal alguno, se está enferma ella
misma". Pág. 488
- "... un hombre joven mal podría ser buen juez. Es preciso que la edad le
haya madurado, que haya aprendido tarde lo que es la injusticia, y que la
haya estudiado durante largo tiempo, no en sí mismo, sino en los demás, y
que distingue el bien del mal, más por reflexión que por experiencia propia.
-Ese es en efecto el verdadero juez". Pág. 489
- "... puede considerarse como hechizo todo aquello que ejerce ilusión sobre
nosotros". Pág. 491
- "todos vosotros sois hermanos, les diré, pero el Dios que os ha formado ha
hecho entrar oro en la composición de aquellos de nosotros que son aptos
para gobernar a los demás, así son los más preciosos. Ha puesto plata en la
composición de los guerreros de, hierro y bronce en las de los labradores y
demás artesanos". Pág. 492

(LIBRO CUARTO)

- "(Democracia)... un estado en que la felicidad no se halla repartida entre un


pequeño número de particulares, sino que sea común a toda la sociedad".
Pág. 495
- "... las riquezas y la pobreza perjudican por igual a las artes y a aquellos
que las practican". Pág. 496
- "... como dice Damón, y en eso todo y de su parecer mismo, ´ no se puede
tocar a las reglas de la música sin alterar las leyes fundamentales de la
gobernación ´". Pág. 497
- ¿no esos eso mismo lo que hacen tantos estados mal regidos, cuando bajo
pena de muerte prohíben a los ciudadanos que toquen a la constitución,
mientras que, por otra parte, aquel que sabe lisonjear suavemente los
vicios del estado, adelantándose a sus deseos, previendo que lejos sus
intenciones y siendo suficientemente hábil para satisfacerlos, ese paso por
ser ciudadano virtuoso, buen político, y se ve colmado de honras? "...
presos políticos son los hombres más divertidos que existen con sus
reglamentos que modifican incansablemente persuadidos de que con eso
pondrá en remedio a los abusos que se introducen en las relaciones de la
vida en todos aquellos puntos de que ya he hablado, y no advierten las
cabezas de una hidra". Pág. 499
- "¿Debe decirse, entonces que el estado es sabio y prudente en sus consejos
a causa de la ciencia de los arquitectos?" Pág. 500
- "a esta higuera justa y legítima de lo que es de temer y de lo que no lo es, y
de aquél nada puede borrar es a lo que llamó valor". "... la templanza no es
otra cosa es cierto orden, que un freno que ponemos a nuestros placeres y
pasiones". Pág. 501
- "hay en el alma del hombre dos partes, una superior, inferior otra. Cuando
la parte superior manda en la otra, se dice que el hombre es dueño de sí, y
eso es un elogio. Más, cuando por defecto de educación, por cualquier mala
costumbre, la parte inferior cobra imperio sobre la superior, dícese del
hombre que es desordenado y esclavo de sí mismo, lo cual es término de
censura". "... la templanza consiste en esa concordia que es una armonía
establecida por la naturaleza entre la parte superior y la inferior de una
sociedad o de un particular, para decidir que parte debe ser la que mande
sobre la otra". Pág. 502
- "... la justicia consiste en ocuparse únicamente de los propios asuntos, sin
intervenir para nada en los ajenos". "La justicia consiste en que cada cual
haga lo que tenga que hacer". "La justicia asegurada a cada cual la
posesión de aquello que le pertenece, y el libre ejercicio del empleo que le
conviene". Pág. 503
- "... el hombre justo en nada diferida de un estado justo, sino que será
perfectamente semejante a él". Pág. 504
- “ Ridículo fuera en efecto creer que el carácter y quieto y feroz atribuido a
determinadas naciones, como son los palacios, los escitos, y en general los
pueblos del norte, o el espíritu curioso y hábitos de saber que con razón
puede atribuirse a nuestro pueblo o, finalmente el espíritu interesado que
caracteriza a los fenicios y egipcios, tenga origen en otra parte que en los
particulares que componen cada una de las naciones".
Pág. 505
- "La ciencia en sí tiene por objeto todo aquello que puede o debe ser
conocido, sea lo que quiera, pero una ciencia particular tiene por objeto tal
o cual el conocimiento". "... llamamos Razón a aquella parte de nuestra
alma que es el principio del razonamiento y apetito sensitiva privado de
razón, amigo del goce y de los placeres, aquella otra parte del alma que es
el principio del amor, del hambre, de la sed y que los demás deseos".
Pág. 507
- "... cada uno de nosotros será justo y cumplirá su deber cuando cada una
de las partes de que el mismo se compone cumplan su labor propia".
Pág. 509
- "... producir la Justicia es establecer entre las partes del alma la
subordinación que en ella ha querido poner la naturaleza. Producir injusticia
es dar a una parte sobre las demás, un imperio que va contra la propia
naturaleza". "La virtud, es pues, así puedo expresarme, la salud, la belleza,
la buena disposición del alma; el vicio, por el contrario, es su enfermedad,
su deformidad y flaqueza". Pág. 512

(LIBRO QUINTO)

- "Cuando se habla como hago yo, buscando a tientas, es peligroso, y debe


tenerse el temor, no de hacer reír, porque semejante temor sería pueril,
sino de apartarse de la verdad y arrastrar con uno a los amigos al error en
cosas que es funesto equivocarse". Pág. 513
- "Un método ordinario aún el más malo, basta para curar a un cuerpo, que
sólo necesita régimen para reestablecerse; pero cuando hay que acudí a los
remedios, el médico más hábil no lo es nunca demasiado".
Pág. 519
- "Las mujeres darán hijos al estado desde los veinte a los cuarenta años; y
los hombres desde que el primer ardor de la juventud se haya pasado,
hasta los cincuenta y cinco. - Esto es, en efecto, la sazón de la vida en que
el cuerpo y el espíritu se hallan en su mayor vigor". Pág. 520
- "... hemos comparado a un estado bien regido con el cuerpo (humano),
cuyos miembros sienten en común el placeres y el dolor de un miembro
sólo". Pag. 522
- "ha dicho Hesíodo que la mitad es más que él todo". Pág. 523
- "... los que hayan muerto generosamente con las armas en la mano ¿no
diremos, antes que nada, que pertenecen a la raza de oro? Pág. 525
- "La enemistad entre aliados se llama discordia y entre extranjeros Guerra".
Pág. 526
- "A menos que los filósofos no gobiernen los estados, o que aquellos que hoy
se llaman reyes y soberanos no sean verdadera y seriamente filósofos, de
suerte que la autoridad pública y la filosofía se encuentran reunidas en el
mismo sujeto, y que se excluya en absoluto del gobierno a tantas personas
como hoy aspiran a uno de esos dos términos; o menos de eso, digo, mi
querido Glancón, no hay remedio para los males que desolan los estados,
vía un para los del género humano, y jamás el Estado perfecto cuyo plan
hemos trazado aparecerá sobre la tierra ni verá la luz del día".
Pág. 528
- "Los ambiciosos cuando no pueden gobernar en toda una tribu, mandan en
las terceras partes de ella, y que cuando no pueden ser honrados por los
grandes, se contemplan con los honores que les rinden los pequeños,
porque están ávidos de distinciones, cualesquiera que éstas sean". "...
aquel que propende hacia todas las ciencias con el mismo ardor, que
quisiera abarcar las todas y que es insaciable en aprender ¿no merece ese
el nombre de filósofo?". Por Pág. 529
- "... aquellos que contemplan la esencia inmutable de las cosas: esos tienen
conocimiento y no opiniones". "... nunca es lícito ofenderse por la verdad".
Pág. 533
(LIBRO SEXTO)

- "... los verdaderos filósofos son aquellos cuyo espíritu puede alcanzar
conocimiento de lo que existe siempre por modo inmutable y los otros que
incesantemente yerran en torno a 1000 objetos siempre cambiantes, son
cualquier cosa menos filósofos". (La clave de la doctrina de la inmutabilidad
del ser)". Pág. 533
- "... la primera señal del espíritu filosófico consiste en amar
apasionadamente la ciencia que puede llevarle al conocimiento de la
Esencia Inmutable, esencia inaccesible a las vicisitudes de la Generación y
Corrupción". "El horror a la mentira (a la cual cerrarán todo acceso a su
alma)". "... no tendrá gusto más que para los placeres puros que
pertenecen al alma. En lo que se refiere a los placeres del cuerpo los
desdeña". "... las razones que mueven a los demás a correr con tanto ardor
en pos de las riquezas, no tienen ningún poder sobre él". "... un alma
grande que dirige su pensamiento a todos los tiempos". "... no tendrá a la
muerte". "... que esté dotado de excelente memoria". "... un espíritu amigo
de la gracia y de la mesura". Págs. 534 y 535
- "Porque lo cierto es que al enfermo, sea rico o sea pobre, es aquí
corresponde acudir al médico; al que necesita de ajenas luces para
conducirse, dar los primeros pasos, y no a los que pueden ser de alguna
utilidad para los demás, conjurar los aquí se aprovechen de sus luces".
Pág. 536
- "Pero las mayores y las más importantes calumnias que haya de soportar la
filosofía, le sobrevienen por culpa de los que se las dan de filósofos sin
serlo. Ellos son los que hacen decir a los enemigos de la filosofía que la
mayor parte de sus sectarios son hombres perversos y que los mejores de
ellos son cuando menos inútiles". Pág. 537
- "... raramente se dan en la tierra esos afortunados naturales que reúnen en
sí todas las cualidades que exigimos a un cumplido filósofo". "... si el natural
filosófico es cultivado por las ciencias que son propias de él, fuerza es que
gradualmente llegué a alcanzar la virtud más grande. Si por el contrario
cae, crece y se desarrolla en suelo extranjero, no habrá vicio que algún día
no produzca". Pág. 538
- "... de todos los gobiernos actuales ¿cuál es el que convendría al filósofo? -
Ninguno. Precisamente me quejo de que no exista ninguna forma de
gobierno que convenga al filósofo. Así vemos cómo se alteran y corrompe; y
al igual que una semilla caída en tierra extraña degenera y adquiere la
condición del suelo a que ha sido transportada".
Pág. 542
- "Tampoco a asistido nadie ha diálogos de hombres verdaderamente libres y
virtuosos en que se busque la verdad por todos los caminos posibles, con la
sola mira de conocerla; en que se echa de lejos todo aquello que ver la ha
varios ornamentos falsa sutileza; en que no se hablen por espíritu de
contención, ni por mostrar elocuencia, como se hace en el foro y en las
conversaciones privadas". Pág. 543
- “A menudo me has oído decir que la idea del bien es el objeto del
conocimiento más sublime, que la Justicia y las demás virtudes toman de
esa idea su utilidad y todas sus ventajas". Pág. 547
- "Sabe, pues, que cuando hablo de producción del Bien aludo al Sol. El hijo
muestra perfecta analogía con el padre. El 1 es la esfera visible, respecto
de la vista y de sus objetos, lo que el otro, en la esfera ideal, es respecto de
la inteligencia y de los seres inteligibles". Pág. 549

(LIBRO SÉPTIMO)

- "En los últimos límites del mundo inteligibles está la Idea del Bien, que se
perciben con trabajo, pero que no puede ser percibida sin concluir que ella
es la causa de cuánto hay de bueno y de Bello en el universo; que ella, en
este mundo visible, producen la luz y el astro de quien la luz viene
directamente; en el mundo visible en tendrá la verdad y la inteligencia; que
es preciso, en fin, aprender puestos los ojos en esa idea, así queremos
conducirnos cuerda mente en la vida pública y privada".
Pág. 553
- "Un hombre sensato se harán reflexión de que la vista puede ser turbada de
dos maneras y por dos causas opuestas: si por el paso de la luz a la
oscuridad, o por el de la oscuridad a la luz; y aplicando a los ojos del alma
lo que acontece a los del cuerpo, cuando la vea turbada y embarazada para
distinguir ciertos objetos, en lugar de raíces sin razón de semejante
perplejidad, examinará si provienen de que descienda de un estado más
luminoso, o si es por qué, pasando de la ignorancia a la luz, quede ofuscada
por su fulgor excesivo. En el segundo caso la felicitará por su perplejidad;
en el primero comprenderá su suerte, o si se quiere, regresé a costa suya,
sus burlas serán menos ridículas que en sí se dirigiesen al alma que vuelve
a descender desenamorada de la luz".
Pág. 454

(CUATRIVIUM)

- "... de qué manera habremos de formar los hombres de ese carácter y


como los haremos pasar de las tinieblas a la luz, como se dice que han
pasado algunos de los infiernos a la morada de los dioses (Los Iniciados)".
"No se trata aquí de arrojar un tejuelo como en el juego, sino de imprimir al
alma un movimiento que, del día tenebroso que la rodea, la eleve hasta la
verdadera luz del Ser, por el camino que por esta razón llamaremos de la
verdadera filosofía". "La música corresponde a las gimnástica, si bies un
género opuesto su finalidad decíamos, consiste en acordar, por así decirlo,
el alemán de los guerreros que por medio de la armonía, y en regularizar
sus movimientos por medio del ritmo y de la mesura, pero no en
comunicarle una ciencia". Pág. 556
- "Pero la vista de la Unidad (lo uno) produce en los otros el efecto de qué
hablas, porque vemos al mismo tiempo la misma cosa como una y múltiple
hasta el infinito, - ¿y lo que ocurre en la unidad se, no ocurre asimismo al
número, cualquiera que éste sea?" "La Aritmética y la ciencia del cálculo
tienen por objeto el número. - Sí - Por consiguiente una y otras llevan al
conocimiento de la verdad". Pág. 558
- "... que si apliquen en la ciencia del cálculo, no superficialmente, sino hasta
que por medio de la pura inteligencia, hayan llegado a conocer la esencia
de los números, no para hacer que estas ciencias sirva, como hacen los
mercaderes y negociantes, para las ventas y compras, sino aplicarlas a las
necesidades de la guerra, y facilitar el camino al alma, que debe llevarla
donde la esfera de las cosas perecederas a la contemplación y de la Verdad
y del ser". "La Geometría porque en igualdad de circunstancias, un
geógrafo se entenderá mejor que otro cualquiera en lo pertinente asentar
un campo, tomar plazas fuertes, concentrar un ejército, obligarle a hacer
todas las revoluciones acostumbradas en una acción o una marcha. - Sí he
de serte franco, para eso no hacen falta ni mucha geometría y cálculo. Lo
que hay que ver si la parte más elevada de esa ciencia tienda a hacer más
fácil al espíritu la contemplación de la idea del bien". Pág.
559
- "(La Geometría)... su lenguaje es muy divertido, aunque no tengas más
remedio que usarlo. Hablan de cuadrar, de prolongar, de añadir, y así
sucesivamente, como si realmente operasen, como si todas sus
demostraciones tendiesen a la práctica, cuando todo es toda esta esencia
no tiene otro objeto que el conocimiento". "En que tienen por objeto el
conocimiento de lo que es siempre y no de lo que nace y en ese". "La
Geometría tiene por objeto el conocimiento de lo permanente".
Pág. 560

(+ LA ASTRONOMÍA)

- Las ciencias de qué hablamos ofrecen una considerable ventaja, pero que
pocas gentes saben apreciar. Consiste esa ventaja en purificar, en reanimar
un órgano del alma extinguido y llegado por las demás ocupaciones de la
vida, órgano cuyo conservación nos importa 1000 veces más que la de los
ojos del cuerpo, puesto que solamente gracias a él percibimos la verdad. -
Cuando hayas dicho esto, los que piensan como nosotros en este punto, te
aplaudirán; pero no esperes el sufragio de los que jamás se han hecho
estas reflexiones y que no ven en estas ciencias otro actividad que aquella
de que has hablado tu" (la práctica).
Pág. 560
- "Quiero, pues, que la belleza del cielo visible no sea sino imagen del cielo
inteligible, y que nos sirva como servirían a un geómetra de las figuras
ejecutadas por Dédalo o por cualquier otro escultor o pintor. No podría dejar
de considerar los como obras maestras de arte, más al mismo tiempo
creerían que sería ridículo estudiar los en serio, con esperanza de descubrir
en ellos la verdad tocante a la relación de igualdad, a la del todo y sunitas,
cualquier otra". "Nos serviremos, pues, de los astros en el estudio de La
Astronomía, como quien se sirve de las figuras en Geometría, sin
detenernos en lo que ocurre en el cielo, si queremos llegar hacer
verdaderos astrónomos y sacar alguna utilidad de la parte inteligente de
nuestra alma, que sin eso nos sería inútil". Pág. 562
- La dialéctica... este método es el único que trata de llegar regularmente al
esencia de cada cosa: porque en primer lugar, la mayor parte de las artes
sólo se ocupa de las opiniones de los hombres y de sus gustos, de la
producción y de la fabricación, o incluso o simplemente del mantenimiento
de los productos de la naturaleza o de arte". Pág. 564
- "Solamente, pues, el método dialéctico, dando de lado las hipótesis, se
remonta hasta el principio para establecer lo firmemente, extrae poco a
poco el ojo del alma del tremendal en que se haya hundido, y lo eleva a lo
alto con ayuda y por ministerio de las artes de qué hemos hablado. Varias
veces les hemos dado el nombre de ciencias (la música, la aritmética, la
geometría, la astronomía) por acomodarnos al uso; mas habría que darles
otro nombre que ocuparse el término medio entre la oscuridad de la opinión
y la evidencia de las ciencias". Pág. 564
- "La culpa en que oís incurre, y que tanto daño han hecho a la filosofía,
viene como antes decíamos, de que no se tiene bastante respeto a la
dignidad de esa ciencia. No está hecho para espíritus bastardos, sino para
talentos francos y veraces". "¿No incluiremos también en el rango de los
naturales imperfectos respecto al estudio de la verdad a aquellas armas
que detestando la mentira voluntaria y no pudiendo tolerar la he sí mismos
si repugnancia, ni sin indignación en los demás, no sienten el mismo horror
hacia la mentira involuntaria ni se desprecian a sus propios ojos cuando se
ven convictos de ignorancia, y se revuelcan en ella con la misma
complacencia que el cerdo en el fango?". Pág. 565
- "... no hay y que creer a sólo un cuando dice que un viejo puede aprender
muchas cosas. Más bien estaría en estado de correr que de aprender. No,
todos los grandes trabajos son para la juventud". "Un espíritu libre no debe
aprender nada como esclavo. Serán obligados o voluntarios los ejercicios
del cuerpo, el cuerpo no por eso obtiene menos provecho de ellos; pero las
lecciones que por fuerza se hacen entrar en un alma no quedan en ella".
"Nada más enemigo de las ciencias que la fatiga y ensueño".
Pág. 566
- "Porque el que sabe agrupar los objetos desde un punto de vista general,
ése ha nacido para la dialéctica; los demás no son aptos para ella".
Pág. 567
- "Siguiendo el ejemplo de aquellos que nos han confundido en la disputa,
confunden a su vez a los demás, y semejantes a los perrillos cachorros, se
divierten zarandeando y desgarrando con el razonamiento a todos aquellos
que se responden al tiro". Pág. 568
- "Solamente debía admitirse a los ejercicios de la Dialéctica, a los espíritus
graves y de peso, en lugar de admitir en ellos, como hoy día se hacen, al
primero que llegue, aún cuando a menudo, no traigan la menor disposición
para el caso". "... dirijan el ojo del alma a ciencias que iluminan las cosas
todas; a que contemplen el esencia del Bien, y ya que se sirvan de ella
después, como de modelo para regular sus costumbres, las del estado y las
de cada ciudadano, ocupándose casi siempre del estudio de la filosofía,
pero cargando cuando les llegue la vez, con el peso de la autoridad y de la
administración de los asuntos, con la sola mira del bien público, y en la
persuasión de que se trata menos de un impuesto honroso, que de un
deber dispensable". Pág. 568
- "Acabas de fábricas, Sócrates, como un hábil escultor, cumplidos hombres
de estado. - Di también mujeres, mi querido Glaucón, porque no creas que
he hablado más bien de los hombres que de las mujeres, siempre que estén
dotadas de la conveniente aptitud". Pág. 569

(LIBRO OCTAVO)

- “Los cuatro gobiernos: El primero y más alabado es el de Creta y


Lacedemonia (Aristocracia). El segundo al que se da también el segundo
lugar, es la oligarquía, gobierno sujeto a gran número de males. El tercero,
enteramente opuesto al segundo, y menos estimado que el, es la
democracia. Vienen finalmente la tiranía que no se parece a ninguno de los
otros tres gobiernos, y que es la mayor enfermedad de un Estado". "... las
soberanías y principados venales entran en el número de los que hemos
hablado, y se encuentran entre los bárbaros como entre los griegos". "...
hay necesariamente tantas especies gobiernos como caracteres de
hombres". Pág. 570
- "Los cambios en todo gobierno político, tienen su fuente en aquella parte
que gobierna, cuando surge en ella alguna disensión". "... todo aquello que
nace esta sujeto a corrupción". "... las razas de oro y de plata, de bronce y
de hierro de qué habla Hesíodo y que se encuentran entre vosotros.
Llegando, pues, el hierro a mezclarse con la plata, y el bronce con el oro,
resultará de esa mezcla falta de conformidad, de regularidad y de armonía;
falta que dondequiera que se calle, engendran siempre enemistad y
guerra". Pág. 571
- "La Oligarquía - Una forma de gobierno en que el descenso decide de la
condición de cada ciudadano en que, por consiguiente, corresponde a los
ricos el mando, en el cual no tienen parte alguna los pobres". "... en la
Tiramarquía, los ciudadanos, de ambiciosos e integrantes que antes eran,
dan en avaros y codiciosos. Todos sus elogios, toda su admiración son para
los ricos; sólo para estos son los empleos: basta ser pobre para ser
despreciado". "Y queda prohibido aspirar a los cargos a aquéllos cuya
hacienda no llegué a la cifra señalada por las leyes. Los ricos hacen pasar
adelante esa leyes por vías de fuerza y con ayuda de las armas, y así se
adoptará temiendo alguna violencia por parte de ellos".
Pág. 574
- "... en todo estado en que veas pobres, hay y carros escondidos, corta
bolsas, ser críticos y bergantes de toda clase". Pág. 575
- "... en cualquier gobierno que sea, es imposible que los ciudadanos estimen
las riquezas y al mismo tiempo practiquen la templanza, sino que por
fuerza han de sacrificar una de esas dos a la otra". Pág. 577
- "Así es, en efecto, como se establece la Democracia, bien por el camino de
las armas, bien porque los ricos, temiendo por sí mismos adoptan el camino
de retirarse". Pág. 578
- "Después de haber vaciado y por grado de ellas el alma del desventurado
joven a quien asedian, y como si los iniciasen en los Grandes extensiones
misterios, introducen en ella, ricamente engalanados, la corona a la cabeza,
a la Insolencia, a la Anarquía, al Libertinaje y a la Desvergüenza, de que
hacen 1000 elogios, disfrazando sus celdas con los nombres más hermosos,
encubriendo con el de Cortesía la Insolencia, la Anarquía con el de Libertad,
el Libertinaje con el de Magnificencia, la Desvergüenza con el Arrojo".
Pág. 581
- (La Tiranía y el Tirano) "... se aplica el oráculo dirigido a Creso: huí casi río
mermo de pedregoso lecho, y no teme el reproche de cobardía". "... quienes
siempre buen cuidado de mantener viva alguna chispa de guerra con el fin
de que el pueblo sienta la necesidad que de un jefe tiene". "Hace eso,
también, con el fin de tener un medio seguro de deshacerse de aquellos
que sabe poseen un corazón demasiado altanero para someterse a sus
mandatos, y de esa manera los expone a los golpes del enemigo". "Habrá
de tener ojos sobremanera clarividentes para distinguir quienes poseen
valor, grandeza de alma, prudencia, riquezas: esa es su felicidad, que se
reduce que era el uno quiera, a luchar contra todos, atenderles sin tregua
lazos, hasta haber purgado de ellos el estado - ¡Extraña forma de
purgarlo! - Hace lo contrario que los médicos que purgan al cuerpo quitan
doble lo que en el hay de malo, y dejando lo que de bueno hay en el".
Pág. 585

(LIBRO NOVENO)

- “Eurípides ha dicho, en alguna parte, esta máxima de profundo buen


sentido: los tiranos se hacen hábil es con el trato de gentes hábiles".
Pág. 586
- (Contemplación) "... cuando un hombre lleva vida sobria y ordenada,
cuando antes de entregarse al sueño, reanima la antorcha de su razón, la
alimenta de saludables reflexiones y dialogue consigo mismo; cuando sin
saciar la parte animal, le concede aquello que no puede negarle, con el fin
de que reposa en no venga a turbar con su alegría o su tristeza la parte
inteligente de su alma, sino que las veces sólo la, escotera de los sentidos,
presidida con sus miradas curiosas lo que ignoran del presente, del pasado,
el porvenir; cuando ese hombre para apaciguado así la parte en que reside
la cólera, de suerte que se cuesta sin tener el corazón henchido de
resentimiento, y de turbación contra nadie; finalmente, cuando todos
duermen en el, salvo su razón, que conserva despierta, entonces el espíritu
de más de cerca la verdad, un hace a ella de manera más íntima, y ya no
les optan fantasmas impuros mis sueños criminales".
Pág. 587
- (El Tiranos) "... no hace falta que llegué al poder para que se dé a conocer
tal cual es; cuando todavía vive en condición privada, muestra y a su
carácter; verás cómo: o bien se halla en todo. Rodeado de un tropel de
aduladores dispuestos a obedecerle en todo, o bien arrastrando se el antes
los demás cuando necesita de ellos, no hay cosa que no haga para
persuadirles de su completa lealtad; mas no bien ha conseguido aquello
que desea, cuando les vuelve la espalda". "La condición del hombre
tiranizado por sus pasiones es, pues, la misma tela de un Estado oprimido
por un tirano, como la condición del hombre democrático se asemeja al de
un Estado democrático, y al análogamente en las demás cosas".
Pág. 590
- "... tres partes del alma... la primera de esas partes es aquélla mediante la
cual conoce el hombre... la denominaremos filosófica y amiga de la
construcción... la segunda aquélla por medio de la cual se irrita; la tercera
presenta demasiadas formas diferentes para que pueda ser comprendida
con un nombre particular... la hemos denominado apetito concupiscible a
causa de los deseos que nos empujan hacia la comida, la bebida y los
demás placeres de los sentidos; la hemos denominado también amiga entre
las riquezas, porque el dinero es el medio más éticas de satisfacer ese
género de deseos... le conviene mejor el de amor de las riquezas y de la
ganancia... podemos por tanto llamar la amiga de la intriga y de la
admisión". Págs. 593 y 594
- "... hay tres caracteres principales de hombres: el filósofo, el ambicioso, el
interesado". "¿Cuáles son las cualidades requeridas para juzgar bien? ¿No
son la experiencia, la reflexión y el razonamiento? ¿Cabe seguir a mejores
guías cuando se trata de emitir juicio? - No". Pág. 594
- "... todo placer que no sea fiel del sabio, no es placer real, placer puro, sino
que por el contrario, no pasa deseos una sombra, un fantasma de placer,
según he oído decir a un sabio". Pág. 595
- "... las cosas como san de alto, medio y bajo". Pág. 596
- "... todo lo que sirve para el mantenimiento del cuerpo, participa menos de
la verdad y de la existencia que lo que sirve para el mantenimiento del
alma". "Así aquellos que no conoce la sabiduría y la virtud y esta siempre
de textiles y entregados a los demás placeres sensuales, pasan sin cesar la
región bajar a la media, y de la media a la baja. Toda su vida andan
errantes entre esos dos términos, sin poder nunca pasar de ellos. Jamás se
han elevado hasta la región alta, ni siguiera campo puesto los ojos en ella,
no han sido verdaderamente colmados por la posesión de lo que es; jamás
han gozado una alegría dura y sólida, sino que inclinados siempre a la
tierra, como animales, y con los ojos fijos siempre en su pasto, se entregan
brutalmente para la buena vida y al amor y, disputando se el goce de esos
placeres, mes en sus cuerpos y se arrojan unos contra otros, y acaban por
matarse entre sí con sus personas de hierro y sus cuernos, con el furor de
sus apetitos insaciables, porque no piensan en colmar sus objetos reales, la
parte de sí mismos que ya participa del ser y que es la única de verdadera
plenitud".
Pág. 597
- "... decir que es útil ser justo, es decir que el hombre debe, con sus
palabras y sus actos, tratar de dar la mayor autoridad sobre sí mismo al
hombre interior, y usar de esa autoridad contra el monstruo de varias
cabezas (la hidra), como prudente labrador, ayudando se dé la fuerza del
León (la voluntad) para impedir que crezcan los animales feroces (las
pasiones) y cuidar los animales pacíficos (los sentimientos) y repartir sus
cuidados entre todos con el fin de mantenerlos en perfecta inteligencia
entre sí y consigo mismo". Pág. 600
- "... nuestro propósito es, establecer entre los hombres la conformidad de
costumbres que es fuente de la Amistad, sometiendo los a todos al mismo
régimen". Pág. 601

(LIBRO DÉCIMO)

- “… no es la idea misma lo que el obrero labra”. Pág. 603


- "... ¿qué estado de debe la reforma de su gobierno, como Lacedomonia se
la debe a Licurgo, y muchos estados grandes y chicos a otros muchos?
¿Qué país habla de ti como un sabio legislador y se glorifica de haber
sacado más provecho de tus leyes? Italia y Sicilia han tenido Cariondas,
nosotros los atenienses a Solón". "Pitágoras que, durante su vida fue
buscado con ese fin y que ha dejado fieles, hay quienes se distingue
todavía hoy, entre todos los demás hombres por el género de vida aquellos
mismos califican de Pitagóricos". Pág. 605
- "el poeta, sin poseer otro talento que limitar, sabe también como, una capa
de bellas palabras expresiones figuradas, dar a cada arte los colores que le
conviene en, que ya hablé de zapatería, ya traté de la guerra o de cualquier
otro tema. Su discurso sostenido por la medida, por el número, y por la
armonía". Pág. 606
- "Aconsejarse de la Razón, sobre lo que acaba de suceder; reparar el efecto
de la suerte adversa como quien repara una mala jugada de dados, es
decir, acudiendo a aquellos medios de la razón haya demostrado que son
los mejores, no hacer lo que los niños, que cuando se han caído se llevan la
mano a la parte lastimada y pierden el tiempo en gritar; sino más bien
acostumbrar al alma a que apliquen prontamente el remedio a la herida, y
levantar los caído, sin distraerse en inútiles llantos. - Eso es lo mejor que
podemos hacer en las calamidades que nos ocurren".
Pág. 609
- "... no es lícito traicionar aquello que se tiene por la verdad". "La gloria, ni
las riquezas, ni las unidades, ni el fin, la poesía, merecen que por ella
descuidemos la Justicia y las demás virtudes". Pág. 611
- "En efecto, el intervalo preservara nuestra infancia de la vejez es muy poca
cosa comparada con Eternidad". ¿No sabes, pues, que nuestra alma es
inmortal, que no se mueren nunca...? "... es Mal todo principio de
corrupción y de disolución, y Bien todo principio de conservación y
mejoramiento". Pág. 612
- "Porque la Providencia de los dioses permanecen necesariamente atenta a
los intereses de aquel que se esfuerza por llegar a ser justo y alcanzar con
la práctica de dar tus, la más perfecta semejanza del hombre pueda tener
con la Divinidad". Pág. 615
- "... las tres Parcas hijos de la Necesidad: Láquesis, Cloto y Átropos". "... la
Virtud no tiene dueño, sigue a quien la honra y huye de quien la desdeña.
Cada cual es responsable de su elección; Dios es inocente en ella".
Pág. 618
- "Seguiremos siempre por el camino que lleva a lo alto, ni nos dedicaremos
con todas nuestras fuerzas en la práctica de la Justicia y de la Sabiduría.
Con esto, estaremos en paz con nosotros mismos los dioses".
Pág. 621

FEDRO O DEL AMOR

- "... mejor es hacer por voluntad lo que habría de hacerse luego por
voluntad o por fuerza". Pág. 624
- "Yo no he podido aún cumplir con el precepto de De hijos, conociéndome a
mí mismo; y dada esta ignorancia, me parecería ridículo intentar conocer lo
que me es extraño". "... se advierte en el canto de las cigarras un no sé que
derivó, quien hace resentir el estío". Pág. 625
- "La mayor parte de los amantes se enamoran de la belleza del cuerpo,
antes de conocer la disposición del alma y de haber experimentado el
carácter, y así no puede asegurarse si su amistad debe sobrevivir a la
satisfacción de sus deseos". "... cuando quieras dar una comida, deberás
convidar no a los amigos sino a los mendigos y a los hambrientos, porque
ellos llamarán, se agolparán a tu puerta experimentando la mayor alegría,
vivirán agradecidos y harán votos por tu posteridad".
Pág. 627
- "Conozco bien que no puedo encontrar en mí mismo todo ese cúmulo de
bellezas, porque no lo permite la medianía de mi ingenio, pero quizá los
pensamientos que salgan de mi alma como de un vaso lleno hasta el borde,
procedan de orígenes extraños. Pero son tan indolente que no sé cómo ni
de donde vienen". "Seríamos ridículo oponer a una obra maestra de tan
insigne orador, la improvisación de un ignorante".
Pág. 629
- "voy a cubrirme la cabeza para concluir lo más pronto posible, porque el
mirar tu semblante me llena de turbación y de confusión". "Que el amor es
un deseo es una verdad evidente, así como es evidente que el deseo de las
cosas bellas no es siempre el amor". "Cada uno de nosotros debe reconocer
que hay dos principios de lo gobiernan, que la dirigen un impulso cualquiera
que sea, determina sus movimientos: en uno es el deseo instintivo del
placer, y el otro el gusto reflexivo del bien".
Pág. 630
- "El ignorante es inferior al sabio, el cobarde al valiente, el que no sabe
hablar algo orador brillante y fácil, el espíritu tardo al designio vivo y
desenvuelto". "... no hay día más malo, ni compañero más funesto, que un
hombre enamorado". Pág. 631
- "Un antiguo proverbio dice, que los que son de una misma edad se atraen
naturalmente". Pág. 632
- "... para los que se engañan en mitología hay una antigua expiación que
número no ha imaginado, pero que Stecícoro ha practicado. Porque privado
de la vista por haber permanecido a Elena, no ignoro como Homero, el
sacrilegio se había cometido; pero como hombre verdaderamente inspirado
por las musas, comprendió la causa de su desgracia y publicó estos versos:
"No está historia no es verdadera; no, jamás enterradas en las soberbias
naves de Troya, jamás enterradas en Pérgamo" y después de haber
compuesto todo el poema, conocido con el nombre de Palinodia , recobró la
vista sobre la marcha. Instruido sobre este ejemplo yo seré más cauto que
los dos poetas, porque antes del amor haya castigado mis ofensivos
discursos, quiero presentarle mi Palinodia".
Pág. 634
- Por lo tanto, todo lo que la profecía tiene de perfección indignidad sobre el
arte augural, tanto respecto de la cosa, otro tanto el delirio, que viene de
los dioses, es más noble que la sabiduría se viene de los hombres; y los
antiguos nos lo atestiguan". Pág. 635
- "Todo el que intente aproximarse al santuario de la poesía, sin estar
asentado por este delirio que viene de las musas, o que crea que el arte
sólo basta para hacerle poeta, estará muy distante de la perfección y la
poesía de los sabios se verá siempre eclipsada por los cantos se respiran un
éxtasis divino". "Nuestras pruebas excitarán el desdén de los falsos sabios,
pero habrán de convencer a los sabios verdaderos". "Partiremos de este
principio: toda alma es Inmortal, porque todo lo que se mueve en
movimiento continuo es inmortal". "... el poder de moverse por sí mismo es
la esencia del alma". Pág. 636
- "El alma universal rige en la materia inanimada y hace su evolución en el
universo, manifestándose bajó mil formas diversas". "La virtud de las olas
consiste en llevarlo que es pesado a ser las regiones superiores, donde
habitan la raza de los dioses, sino ellos participantes de lo que es divino
más que todas las cosas corporales". "El Señor Omnipotente, que está en el
Uranos: Zeus, se adelanta el primero (el Sol) conduciendo su carro alado,
ordenándolo y vigilándolo todo. El ejército de los demonios le sigue, dividido
en once tribus; porque estén las 12 divinidades supremas (los doce signos
del zodíaco), sólo Hestia queda en el palacio celeste, las 11 restantes, en el
orden que les está prescrito, conducen cada uno negativo que preside".
Pág. 637
- "La esencia sin color, sin forma, impalpable, no puede contemplarse sino
por la guía del alma: la Inteligencia; en torno de la Esencia estatal estancia
de la Ciencia Perfecta sabrás a la verdad toda entera". "Es una ley de
Adrasto, que toda alma que ha podido seguir al alma divina y contemplar
con ella algunas de las ciencias, está exenta de todos los males hasta un
nuevo viaje, y si su vuelo no se debilitan, ignorará eternamente
sufrimientos". Pág. 635
- "El hombre que sabe servirse de estas reminiscencias, está Iniciado
constantemente en los Misterios de la Infinita Perfección y sólo se hace el
mismo verdaderamente perfecto. Desprendido de los cuidados tejidos
blandos hombres y urbanos es sólo de las cosas divinas, el bulbo pretende
sanar de de su locura y noble que es un hombre inspirado". "Cuando un
hombre recibe las bellezas este mundo y recuerda la Belleza verdadera, su
alma toma alas, pero sintiendo su impotencia, levantan como el pájaro sus
miradas al siglo, desprecia las ocupaciones de este mundo, y se ve tratado
como insensato". "... después de su descenso a la tierra ha tenido las
desgracia de verse arrastrado hacia la injusticia por asociaciones funestas y
olvidar los misterios". Pág. 636
- "No estuvo reservado contemplar la Belleza del Todo radiante, cuando
mezclados con el coro de los bienaventurados, marchábamos con las
demás almas en la comitiva de Zeus y de los demás dioses; gozando allí del
más seductor espectáculo; e Iniciados en los Misterios que podríamos
llamar divinos, los celebrábamos exentos de imperfección y de los males
que en el porvenir nos esperaban, y éramos admitidos a contemplar estas
esencias perfectas, simples, quienes de calma y beatitud, y las visiones
irradiaban en el seno de la más pura luz, en todos nosotros nos veíamos
libres de esta tumba que llamamos nuestro cuerpo, y que arrastramos con
nosotros, como la cosa sufre la presión que le envuelve". "La visión es, en
efecto, el más sutil de todos los órganos del cuerpo".
Pág. 640
- " (al Amor) Los mortales le llaman Eros, el Dios alado, por eso; los
inmortales le llaman Pteros el que la alas". "Cada hombre escoge un amor
según su carácter, le hacen suyos, levantan una estatua en su corazón y se
complace en engalanarla, como para rendirle a duración y celebrar sus
Misterios". Pág. 641
- "Alegoría de los corceles". Págs. 642, 643, 644
- "... los vergonzoso no es hablar y escribir bien, sino el hablar y escribir
mal". Pág. 645
- "¿De qué serviría la vida sino se gozase de los placeres de la inteligencia?
Porque no son los doce es a los que precede el dolor como condición
necesaria, los que dan precio a la vida; y esto es lo que pasa en casi todos
los placeres del cuerpo, por lo que con razón se les ha llamado serviles". "...
el que ha de ser orador, no necesita saber lo que es verdaderamente justo,
sino lo que parece tal a la multitud encargada de decidir; ni tampoco lo que
es verdaderamente bueno y bello, sino lo que tiene las apariencias de la
bondad y de la belleza. Porque es la verosimilitud, no la verdad, la que
produce la convicción".Pág. 646
- "No hay, dice Laco, verdadero arte de la palabra, fueran de la posesión de
la verdad, ni lo habrá jamás". Pág. 647
- "El que pretende poseer el arte de la palabra sin conocer la verdad, y se ha
ocupado tan sólo en opiniones, toma por un arte lo que no es más que una
sombra risible". Pág. 648
- "... todo discurso debe, como un ser vivo, en un cuerpo celeste propio,
cabeza y pies, y medio y extremos, exactamente proporcionados entre sí y
en exacta relación con el conjunto". Pág. 650
- "Hay dos especies de delirio o de furor: el uno, que no es más que una
enfermedad del alma; el otro, que nos hace traspasar los límites de la
naturaleza humana por una inspiración divina". "Hemos distinguido cuatro
especies de delirio divino, según los dioses que lo inspiran, atribuyendo la
inspiración profética a Apolo, la de los Iniciados a Dionysos; la de los poetas
alas rusas, y en fin, la de los amantes a Afrodita y a Eros; y hemos dicho
que el delirio del amor es el más divino de todos". "Cuando creo hallar un
hombre capaz de abarcar a la vez el conjunto y los detalles de un objeto,
sino sus pasos como si fueran las de una deidad. Los que tienen ese
talento, sabe Dios si tengo uno razón para darles estén hombre, pero en fin,
yo les llamo dialécticos".
Págs. 650 y 651
- "Pericles pudo haber sido el hombre más consumado en el arte oratorio".
Pág. 654
- "No es obra de un ciego, ni de un sorgo, tratar un objeto cualquiera
conforme a las reglas del Metro". (Descartes). "Puesto que el arte oratorio
no es más que el arte de conducir las almas, es preciso que el que quiera
hacerse orador sepa cuantas especies de almas allí. Hay ciertas clases de
ellos y tienen ciertamente cualidades, donde procede que los hombres
tienen diferentes caracteres".
- "Pero ese talento no se adquirirá en un inmenso trabajo, al cual no se
someterá el sabio por miramiento a los hombres, ni por dirigir sus negocios,
sino con esperanza de agradar al dioses con todos sus palabras y con todos
sus acciones en la medida de las fuerzas humanas". "... cuando el fin es
sublime, todo lo que sufra para conseguirlo no lo es menos".
Pág. 657
- "Puedo referir que una tradición de los antiguos, reconoció la verdad".
(Historia de la escritura). Págs. 657 y 658
- (Metempsicosis) Pero es aún más noble ocuparse seriamente, auxiliado por
la dialéctica y tropezando con un alma bien preparada, en sembrar plantas
con la ciencia, discursos capaces de defenderse por sí mismos y defender al
que los ha sembrado, y que, en vez de ser estériles, germinarán
introducirán en otros corazones, otros discursos que, inmortalizando la
semilla de la ciencia darán a todos los que la posean la mayor felicidad de
la tierra". Pág. 660
- "(Pitagóricos) El nombre de sabio, mi querido Fedro, me parece que sólo
conviene a Dios; mejor les vendría el de amigos (amantes) de la sabiduría y
estaría más en armonía con la debilidad humana". " - Oh Pan amigo mío y
demás divinidades de estas ondas! Dadme la Belleza interior del alma, y
haced que el exterior en mi estén en armonía con esta belleza espiritual.
Que el sabio me parezca siempre rico y que yo sólo posean la riqueza que
un hombre sensato puede tener y emplear". "... entre amigos todo es
común" (uno para todos y todos para uno)"
Pág. 661

TIMEO O DE LA NATURALEZA

- "De las mujeres declararemos que habría que armonizar sus naturalezas
con las de los hombres, de quienes apenas difieren, y darles las mismas
ocupaciones que a ellos en la guerra y en todas las circunstancias de la
vida". "... todo lo que se refiere a los matrimonios y a los hijos sea común a
todos, que se adopten tales medidas que nadie pueda reconocer para sus
propios hijos. Pero que todos se consideran como parientes, viendo
hermanos y hermanas en todos aquellos que por su edad puedan serlo,
padres y abuelos en los que hubiesen nacido antes, y en los nacidos más
tarde, hijos y nietos". Pág. 664
- "Escucha, pues, Sócrates un historia muy singular, pero rigurosamente
verdadera, se refirió en otros tiempos Solón, el más sabio de los siete
sabios, que era, a través, parientes y amigo de Drópides mi bisabuelo,
como él mismo me lo dice, a menudo en sus versos". "... ¿cuál fue el suceso
que Critias refirió, no como una fábula, sino como un hecho de los historia
antigua, conforme con la narración de Solón". (La historia de la Atlántida).
"Aminandrés, si Solón en vez de considerar a la poesía como pasatiempo se
hubiese dedicado seriamente a ella, como muchos otros, se hubiera llevado
a término la obra que trajo de Egipto y sino se hubiese visto forzado a
dedicarse a combatir las facciones y los males de todas clases que halló
aquí a su regreso, creo que ni Hesiodo ni un mero ni nadie le habría
igualado como poeta". Pág. 666
- "Mil destrucciones de hombres se han verificado de mil maneras y volverán
a suceder; los mayores por el fuego y el agua, y las menores por una
infinidad de otras causas". "... pero lo que si es verdad es el cambio de
movimientos de los cuerpos celestes en el espacio alrededor de la tierra y
en el cielo, y la destrucción por el fuego de todo lo existente sobre ella, no
ocurre después de largos intervalos de tiempo". Pág. 667
- (El sacerdote egipcio a Solón) "los datos genealógicos recabas exponerme
me parecen cuentos de niños, porque además de que no hacéis mención
más que de un solo diluvio (el de Pecaulión y Pirra)), el último, a pesar de
haber sido precedido de otros, ignorais también que raza más perfecta
insistió en vuestro país, de los males desciendes tú y todos los ciudadanos
del Estado, porque en un reducido número de familias sobrevivió a la
catástrofe (el hundimiento de la Atlántida). Pero todo esto os permaneció
oculto, porque las generaciones de aquellos sobrevivientes vivieron durante
largos periodos tiempo desconocedores del lenguaje escrito. En otros
tiempos, querido Solón, antes de esta gran destrucción por las aguas, esta
misma ciudad de Atenas de ahora, descollaba en los trabajos bélicos; pero
mucho más aún por la sabiduría de sus leyes; los hechos más bellos, lo
mismo que las más bellas instituciones que bajo la bóveda celeste han
referido labios humanos, les han sido atribuidos a ella".
Pág. 668
- "Nuestros libros nos refieren como destruyó una formidable escuadra, que
procedente del océano atlántico invadía insolentemente los males de
Europa y Asia conquistando territorios. Porque entonces se podía atravesar
aquél océano". "En esta isla Atlántida sus reyes habían llegado a constituir
un grande y poderoso Estado que dominaba en toda la isla entera, en
muchos otros días en diversas partes del continente. En nuestras comarcas,
a este lado del estrecho, eran dueños de la Libia hasta Egipto, y de Europa
hasta la Tyrrenia". Pág. 669
- "... no se trata de un cuento, sino de una historia verdadera". "Toma, pues,
la palabra Timeo pero antes, como conviene y expuso, invoca a los dioses".
(A L G D G A D U). Pág. 670
- "Cuando, pues, un obrero fija la vista sobre lo que no cambia inspirando se
en un modelo tal se esfuerza en reproducir la idea y la virtud, hace
necesariamente en una obra brilla, mientras que si al contrario no tiene
miradas más que para lo efímero y trabajar teniendo por modelo algo
perecedero, su obra carecerá de belleza". "¿Quién es, pues, el Creador y
Padre de este universo? Difícil es encontrarle y cuando se le ha encontrado,
imposible hacer que la multitud le conozca". "... el Arquitecto reconstruyó el
Universo". (G A D U).
- "El universo así engendrado ha sido, podrás, formados según el modelo de
la razón, la sabiduría y de la Esencia inmutable, de donde se deduce, como
consecuencia necesaria, que el universo es una copia". Pág. 671
- "Lo que la existencia es a la generación, es la verdad con relación a la
creencia". Pág. 671
- "Dios quiso, pues, de todo fuera bueno y nada malo en cuanto dependiera
de él; por esto tomó todas las cosas visibles que le lejos de estar en reposo
se agitaban los movimientos en reglas ni contaminación y el desorden nos
hizo pasar al orden juzgando preferible este estado (Ordo ob Chao).
Consecuente con esto pasó la inteligencia en el alma y el alma en el cuerpo
y ordenó el universo de manera de ser una obra de naturaleza excelente y
perfectamente brilla. Por esto nos obliga a decir la verosimilitud que este
mundo es verdaderamente un ser animado e inteligente, producto de la
Providencia divina". Pág. 672
- "La Razón que no es capaz de la verdad más que por su relación con lo
mismo, puede tener por objeto lo otro igualmente que lo mismo, llevada
como está en el seno de lo que se mueve por sí mismo sin sonido y sin
voz". "Son el pasado y el futuro formas en que nuestra ignorancia
transportamos muy inoportunamente al Ser eterno el que decimos "fue",
"es" y "será", "es", es todo lo que de Ello puede decirse con verdad".
"Porque el modelo es desde toda la eternidad y el tiempo es sólo desde el
principio hasta el fin, habiendo sido, siendo y debiéndose ser".
Pág. 677
- "Pensó (Dios) de todas las especies que el escrito consigue en el animal que
es verdaderamente debería existir en el mismo número y las mismas en el
universo; y hay cuatro: primero la raza celestial de los dioses, después la
raza alada que hiende los aires, en tercer lugar la que vive en las aguas, y
finalmente, la que anda sobre la tierra que habita". (Teoría de las
Emanaciones)". "Los coros de tasas de estos astros, sus cursos, sus
alejamientos y aproximaciones de los círculos que describen, astros que en
sus conjunciones son vecinos los rubros de los otros y otros vuestros que,
como persiguiendo se basan los unos detrás de los otros en ciertas épocas
y se ocultan a nuestras miradas, los temores y presagios de los versados en
estos cálculos, son cosas que en vano trataríamos de explicar sin imponer
una imagen ante los ojos del lector". (Una carta astral).
Pág. 679
- "Dioses, hijos de dioses, vosotros cuyo artífice soy, sois indisolubles porque
me place que lo seáis. Todo lo compuesto puede ser disuelto, pero
solamente un malvado puede querer disolver lo que es bello y bien
proporcionado. No sois inmortales ni naturalmente indisolubles por el hecho
de que habéis nacido, y no obstante, no se 6 disueltos ni víctimas de la
muerte, porque mi voluntad es para vosotros un lazo más fuerte y más
poderoso que los que ya os encadenaron desde el primer instante de
vuestra vida". Pág. 680
- "Colocaron los círculos del alma inmortal estos cuerpos, que
incesantemente pierden y renuevan partes". Pág. 681
- “Sensaciones procedentes del exterior caen sobre el alma, invadiendo la en
toda su extensión y entonces a pesar de estar hechos para obedecer, son
ellas las que parecen mandar". "Y si una educación buena se agrega
además a estas disposiciones, el nombre capacitado y perfectamente sano,
nada tendrá que temer de la más grave de las enfermedades. Quien al
contrario no haya atado importancia al cuidado de su alma y si recorrido
compaso vacilante el camino de la vida, éste vuelve al reino de Platón sin
haberse perfeccionado y sin haber recogido ninguna ventaja en su estancia
en la tierra". Pág. 682
- "Y mientras que la opinión pertenece a todos los hombres, la inteligencia es
el privilegio de Dios y de un reducidísimo número entre los hombres".
Pág. 688
- "Todos los ángulos tomaron su origen de dos triángulos que tiene cada uno
un ángulo recto y los otros dos agudos. Uno de estos ángulos tiene en cada
lado una parte igual de un ángulo recto formado por lados iguales, el otro
dos partes desiguales de un ángulo recto formado por lados desiguales".
(Escuadras llamadas de 45º y de 60º y 30º la otra).
- "Demos a la tierra la figura cúbica... el sólido que tiene la forma de una
pirámide es el elemento y el germen del fuego". (Tetraedro regular o
pirámide de base triangular equilateral). Pág. 692
- "... el segundo cuya formación hemos expuesto es el del aire (octaedro
regular) y el tercero es el del agua (icosaedro regular)". "... el aire se forma
del fuego y el agua del aire". Pág. 692
- "... si alguien descuidando el estudio de los seres externos se dedicará por
vía de distracción a hacerse opiniones verosímiles acerca de la Generación
y se procurara así un placer sin remordimientos tendrían la vida un
pasatiempo sabio y moderado". Pág. 695
- "... la Sala que se alía también a los alimentos para hacerlos agradables al
paladar, y según la ley es una ofrenda grata a los dioses".
Págs. 695 y 696
- "Porque siempre que una misma fuerza actúa sobre dos cuerpos el menor
sigue por necesidad más dócilmente la impulsión y el mayor resiste más a
ella, del uno, el mayor se dice que es pesado y se dirige hacia abajo, y del
otro, el menor, que es ligero y se eleva". Pág. 698
- "He aquí como hay que concebir al placer y al dolor (Físicos). La impresión
contraria a la naturaleza violenta si se produce repentinamente y con
fuerza, es dolorosa. La impresión que hace volver las cosas a su estado
natural y se verifica también repentinamente y con fuerza es agradable; lo
que se produce dulcemente y poco a poco es insensible".
Pág. 699
- "Es bastante evidente que la adivinación no es más que un suplemento a la
imperfección intelectual del hombre". Pág. 704
- "Algunos los llaman Adivinos, ignorando que son propiamente los
intérpretes de las palabras y visiones enigmáticas: lejos de ser adivinos, es
un verdadero nombre el de Profetas de las cosas reveladas por
adivinación". Pág. 705
- "... quisiéramos decir: "Esta es la Verdad" (pero) tendrían que habérnosla
dado a conocer el mismo Dios". Pág. 706
- "El movimiento más lento que comienza se opone acorde con el
movimiento más rápido que termina y se vuelve su semejante; y del
concurso de un sonido grave y otro alguno resultan una impresión de placer
para muchedumbre insensata y un goce puro para los salarios, porque en
les representa la divina armonía en los movimientos mortales". "... la
sangre... se encuentra en la necesidad de imitar el movimiento del
Universo". Pág. 712
- "... dejan escapar a su vez los ligamentos del alma, que libre, vuelta a su
prístina naturaleza, se va volando cursos". "Porque todo lo que es contra -
natura es doloroso y todo lo natural agradable". Pág. 713
- "De dónde provienen las enfermedades es la que cualquiera puede ver
claramente. En efecto, como el cuerpo está formado de cuatro géneros de
sustancias: la tierra, el fuego, el agua y el aire, su exceso o defecto, la
transposición del lugar que les es propio a otro, y como el fuego y los otros
géneros comprenden varias especies, las transformaciones que no les
convengan y mil accidentes parecidos, son otras tantas causas de
enfermedades". Pág. 713
- "Reconozcamos de antemano que las enfermedades del alma consisten en
general en una inteligencia defectuosa. Pero hay dos maneras de carecer
de inteligencia: la locura y la ignorancia, cualquiera que sea la afección que
de estas dos se parezca, es una enfermedad". "Por esto mismo los placeres
y penas exageradas deben ser considerados como las mayores
enfermedades del alma". Pág. 716
- "Aquel cuya médula engendra un semen abundante e impetuoso, parecido
a un árbol sobrecargado de fruta, encuentra grandes dolores y grandes
placeres en las pasiones y sus consecuencias; pasa como un insensato la
mayor parte de vida en el seno de estos placeres y estas penas, y como el
dominio del cuerpo arrebatar su alma y la lleva lejos de la sana razón,
comete una crueldad siempre en ese hombre un malvado, cuando en
realidad es un enfermo". "La mayor parte de los reproches que se dirijan a
los intemperantes, como si fueran voluntariamente, son muy injustos. Nadie
es malo porque quiera serlo; una mala predisposición del cuerpo y una mala
educación son los que hacen que el malo sea malo. No evita esta desgracia
el que quiere". "Si además de estos momentos alentados los vicios del
temperamento por las malas instituciones y por los discursos pronunciados
en público y en privado, y las doctrinas enseñadas a la juventud no ponen
remedio alguno a estos males, los malo se vuelven peores por la sola
acción de estas dos causas, sin que su voluntad intervenga para nada en
ello. Culpables de esto son más los padres que sus hijos y los maestros que
los discípulos. Que cada uno se esfuercen cuánto le sea posible para huir
del mal y buscar el bien por su educación, sus costumbres y el estudio". El
bien no siempre va acompañado de lo bello y lo bello de la armonía, de
dónde se deduce que un animal no puede ser bueno más que por la
armonía". "En efecto en la salud y en la enfermedad, en la virtud y en el
vicio todo depende del armonía entre el alma y el cuerpo o de su oposición.
Sin embargo, no nos preocupamos de ello y no nos hacemos la reflexión de
que si un alma potente y grande no tiene para que la albergue más que un
cuerpo de 1000 y raquítico óseo por el inverso, el animal crecerá de la
armonía necesaria entre el alma y el cuerpo; el caso contrario es para quién
sabe observarlo, el espectáculo más bello y atrayente".
Pág. 717
- "... no ejercitar el alma sin el cuerpo ni al cuerpos en el alma, a fin de que,
extendiéndose el uno contra la otra, conserven el equilibrio de la salud.
Quien se dediquen a la ciencia o a algún trabajo intelectual debe cuidar
entretener el cuerpo por medio de movimientos convenientes y de
ejercicios sin drásticos, y quien se preocupe reformar su cuerpo de verdad
igualmente movimientos convenientes a su alma y recurrir a la música y a
la filosofía y solamente si merecerá ser llamado bello y bueno". "Pero de
todos estos movimientos es el mejor el que uno mismo cruce en sí mismo -
la fuerza del pensamiento que es uno con lo promueve al universo - el
movimiento que viene de otro (otra persona) es menos bueno". "Las formas
de purificar el cuerpo la primera por excelencia es la gimnasia; la segunda
el paseo sin fatiga en una embarcación, claro a otro vehículo; y la tercera,
que sólo es útil cuando necesaria, y la que hay que abstenerse en toda
ocasión, es la que se obtiene por drogas medicinales".
Pág. 718
- "... aquel que dedica su espíritu al estudio de la ciencia y a la investigación
de la verdad y dirigen a éste fin todos sus esfuerzos, no tendrá
necesariamente más que pensamientos inmortales y divinos, y siguiera al
término de sus aspiraciones participará de la Inmortalidad en la medida
permitida a la naturaleza humana. Y como consagrar todos sus desvelos a
la parte divina de él mismo y honra al Genio que reside en su seno,
disfrutará del colmo de la felicidad". Pág. 719

“EL SOFISTA O DEL SER (Todo es dual)”

- "Homero refiere que los dioses, y particularmente el que preside la


hospitalidad, al acompañado muchas veces a los mortales justos y
virtuosos, para venir entre nosotros a observar nuestras iniquidades y
nuestras buenas acciones". "Podría suceder que fuese más difícil reconocer
ésta raza de filósofos que la de los dioses". "Estos hombres, en efecto, que
la ignorancia representa bajo los más diversos aspectos, van de ciudad en
ciudad - no habló de los falsos filósofos, sino de los que los son
verdaderamente - dirigiendo desde lo alto sus miradas sobre la vida que
llevamos en estas regiones inferiores ningunos los consideran dignos del
mayor desprecio y otros de los mayores honores; aquí se les toma por
políticos, allí por sofistas y más allá falta poco para que los tengan por
completamente locos". Pág. 737
- "Sin tropiezos con un interlocutor fácil y de buena voluntad, es preferible el
diálogo pero en otro caso es mejor hablar sólo". Pág. 738
- "Por sofistica debe entenderse el arte de apropiar, de adquirir con violencia,
a manera de la caza de los animales andadores terrestres y domésticos; la
caza de la especie humana, raza privada, que busca un salario y salario a
dinero constante, y que, con el aparato engañador de la ciencia, se apodera
de los jóvenes ricos y de distinción". Pág. 741
- "... reconozco dos especies de purificación, laguna química el alma; la otra
que miran cuerpo y es diferente de la primera". "La purificación, según
nosotros, consiste en desterrar todo lo que es malo, conservando el resto".
Pág. 745
- "... existen en el alma dos especies de males: la cobardía, los excesos, la
injusticia todo esto es la enfermedad; el ignorancia en múltiple y tan
diversa es la fealdad". Pág. 746
- "... una grande y terrible especie de Ignorancia, igual por sí sola a todos los
demás... la de imaginarse saber lo que no se sabe". "¿Qué nombre es
preciso darle a la parte del enseñanza que nos libera esta ignorancia?... se
llama Educación". Pág. 747
- "... el alma no puede sacar ninguna utilidad de los conocimientos que se le
dan sino se cura al enfermo por la refutación; si refutándosele no sólo
obliga a avergonzar sedes sí mismo, sino se le arrancan todas las opiniones
que se oponen como un obstáculo a los verdaderos conocimientos; sino se
le purificar; sino se le enseña a reconocer que no saben más que aquello
que sabe y nada más". "... el método de refutación consiste la más grande
y poderosa de las purificaciones y el que nunca ha sido refutado aún que
fuese el gran rey de Persia, como tiene impura la mejor parte de sí mismo,
es preciso considerársele como maleducado y desarreglado, con relación a
cosas con que el hombre quiere ser verdaderamente dichoso, debería
mostrarse como el más puro y bello del mundo". "Como el lobo al perro, y lo
más indómito a los más manso. El que no quiere haberse inducido a error,
debe no dejarse llevar de semejanzas, porque es materia resbaladizo".
Pág. 748
- "Separemos, pues, en el arte de distinguir o discernir, el de purificar; en el
arte de purificar la parte que se refiere al alma, en ésta, la enseñanza; el
enseñanza, la educación, y en educación este arte de refutar las vanas
opiniones y la falsa sabiduría". Págs. 748by 749
- "Copiar es reproducir las proporciones del modelo en longitud, la actitud y
profundidad, y además, añadir a cada rasgo del dibujo los colores
convenientes, de tal manera que la imitación sea perfecta" "... los que
ejecutan las grandes obras de pintura y escultura. Sabes bien decidiesen
sus verdaderas proporciones a las bellas figuras que representan, las partes
superiores nos parecerían demasiado pequeñas y las inferiores demasiado
grandes; porque vemos las urnas de lejos y las otras de cerca. Así nuestros
artistas de hoy sin cuidarse de la Verdad, calculan las proporciones de sus
figuras, teniendo en cuenta, no la realidad, sino la apariencia".
Pág. 753
- "No, jamás comprenderás que lo que no existe, existe (el no-ser)
Pág. 754 (Pármenides)
- "... es imposible enunciar el no-ser en sí mismo y decir algo de él y hasta
concebirle; no está al alcance del pensamiento, ni del lenguaje, ni de la
palabra, ni del razonamiento". Pág. 755
- "Los movimientos que se verifican en nuestra cabeza se perturbaron desde
el instante del nacimiento; es necesario que cada uno de nosotros
restablezcan ellos el orden, dedicando su espíritu al estudio de las armonías
y revoluciones del universo. Contemplándolas se asemejará al objeto de sus
contemplaciones según el Orden primitivo, y alcanzará toda la perfección
de esta vida excelente de los dioses proponen a los hombres para el
presente y el porvenir". "Las partes genitales en el hombre asemejan a un
animal rebelde a la razón, sea arrebatado por furiosos apetitos se esfuerza
en someter todo bien mandar a todo. En las mujeres el útero y la curva no
se parecen menos a un animal deseoso de procrear".
Pág. 720
- "así fue formado este mundo que comprende a mortales e inmortales y que
está poblado por ellos; animal visible en el que se encierran todos los
animales visibles, Dios sensible; imagen del Dios inteligible, muy grandes,
muy bueno y muy hermoso, completo de todas las perfecciones, este cielo
único y de una sola naturaleza". Pág. 721

“CRITIAS O DE LA ATLANTIDA”

- "... roguemos a este Dios, que nos otorgue el mejor de los talismanes: el
talismán por excelencia, la ciencia". "... la inexperiencia o hasta la completa
ignorancia de los oyentes, a ser fácil la tarea al que tiene que hablar les dé
lo que desconocen". Pág. 723
- "... los cobardes hasta ahora no han erigido ningún monumento a la
Victoria". "... las antiguas narraciones de los sacerdotes egipcios que Solón
trajo a estos lugares". "Recordemos ante todo que han transcurrido más de
9000 años". "Atlántida hemos dicho ya, que esta isla era antes mayor de la
Libia y el Asia". Pág. 724
- "El estudio y las narraciones de las cosas antiguas se introducen con el Ocio
en las ciudades, cuando cierto número de ciudadanos detienen a mano
cuando necesitan para la vida, no tienen ya porque preocuparse de ello
¡jamás antes!". "Lo que no autoriza a hablar así es que los nombres de
Cecrops, Erechteo, Erysichton y muchos otros que se remontan a tiempos
anteriores a Teseo, son precisamente de los que, según Solón, se servían
los sacerdotes egipcios cuando le hablaron de esta guerra".
Pág. 725
- "... era como una advertencia de que el macho y la hembra están
destinados a vivir juntos, ha querido naturaleza que pudiesen ejercer por
igual las facultades que son el atributo de su especie". (Pensamiento,
inteligencia y razón). Pág. 726
- "... en una inundación que fue la tercera antes del diluvio de Decaulión.
Pero antes en otra época ..." Pág. 727
- "Los manuscritos de Solón estaban en casa de mi abuelo y todavía están
policía en la mía, de niño los excluye mucho". "El mayor rey, de quien la isla
y aquel mar tomaron en nombre de Atlántida, porque fue primero que reinó,
fue llamado Atlas". "Azaer y Diaprepes (de Atlántida) los cuales y sus
descendientes tramitaron este país durante largas generaciones,
sometieron en estos mares un gran número de otras islas y extendieron su
dominación así haya, como hemos dicho, hasta el Egipto y la Tyrrhenia".
Pág. 729
- "... el cobre aurífero el metal más preciado, entonces, después del oro".
"Los elefantes existían en gran número". Pág. 729
- "lejos de dejarse entregar por los placeres, de abdicar el gobierno de sí
mismos en manos de la fortuna y de convertirse en juguetes de las
pasiones y del error, sabían comprender todos los otros bienes se
incrementan por la virtud, y que al contrario, cuando se nos persigue con
demasiados celo y ardor, perecen y son ellos la virtud. Todo el tiempo de los
habitantes del Atlántida razonaron así y conservaron su naturaleza divina
de la que habían participado, todo donde salió a la medida de sus deseos,
como ya hemos dicho. Pero cuando la Esencia divina se fue debilitando en
ellos por su continua mezcla con la naturaleza mortal, cuando la humanidad
se les impuso, entonces impotentes para llevar".
- "Los unos hacen descender sobre la tierra todo lo que el cielo en la región
de lo invisible encierran; abrazando groseramente con sus manos las
piedras y los árboles; pegados a todos estos objetos, afirman que sólo
existe esto que está sometido al tacto y a los demás sentidos, confundiendo
al definirlos, el cuerpo y la ciencia; y si otros filósofos se atreve a decirles
que existen seres sin cuerpo, no quieran escucharle y hasta le desprecien".
Pág. 762
- "Vale más entenderse con personas corteses que con gentes mal
educadas". Pág. 763
- "Digo que toda cosa que posee una fuerza, sea para realizar naturalmente
una acción cualquiera, sea para sufrirla, aunque sea la más pequeña, quien
la cosa más miserable y aunque sea una sola vez, semejante fuerza es real,
expositiva. Defino pues el Ser diciendo que no es más ni menos que la
Fuerza". Pág. 764
- "La Generación y el Ser son dos cosas distintas". "Por el cuerpo y mediante
los sentidos nos comunicamos con la Generación; y por el Alma, por medio
de la Razón, nos ponemos en relación con el Ser, Verdaderamente Ser, el
cual es siempre semejante asimismo. Según lo asegurarais, al paso de la
Generación siempre es diferente". Pág. 764
- "... el pensamiento es como el diálogo del alma consigo misma; el juicio, el
término del pensamiento y la imaginación, de que hablábamos antes,
mezcla de la opinión y de la sensación". Pág. 781
CONCLUSIÓN

Un ser olvidado - que se encuentra en nosotros mismos - sobre el que esta es


una oportunidad de reflexionar, y razonando podremos elevarnos de lo concreto a
lo abstracto, comprendiendo que hay universos invisibles que esperan ser
estudiados a fondo, para el conocimiento de nosotros mismos y de una realidad
que va más allá de lo que sentimos, vemos o tocamos.

Aristócles de San Andrés.