Ley de OHM: La resistencia de un circuito eléctrico es directamente proporcional, a la tensión aplicada e inversamente proporcional a la intensidad que circula.