Está en la página 1de 3

PRINCIPIOS DE FERRARI GHEZZI LTDA.

Ferrari Ghezzi Ltda., inició sus actividades en el ramo


alimenticio, en el año 1935, cuando se organizo la
antigua fábrica de fideos de la empresa. Se mantuvo en
este mismo ramo en forma exclusiva, con todos sus
avatares, hasta la década de los años 70, época en que
inició la ampliación y diversificación de sus actividades.
El propósito de esta diversificación fue, por un lado,
reducir su dependencia de terceros, tanto dentro como
fuera del país, en el suministro de insumos para sus
crecientes actividades industriales, de donde surgió la
creación y organización de la planta de envases,
imprenta Alea y la fábrica de alimentos balanceados.
Por otro lado, se procuró una serie de ventajas en lo
administrativo-contable, como en lo económico-
financiero, mediante la descentralización de algunas de
las actividades de la empresa, de donde surgieron
Molinos El Pagador y Estación de Servicios FGC como
empresas independientes de gestión autonómica, y en
el ramo comercial, Distribuidora Saki. Posteriormente,
se creó también en Cochabamba, la Distribuidora FGI.
Cochabamba, para la distribución de sus productos bajo
modernas técnicas de comercialización.
Hacienda Horenco y Metal Mecánica Hércules, rubros
en los que la empresas ya había incursión a principios
de la década mediante participación accionaría en esas
empresas que luego pasaron íntegramente a su
propiedad, recibieron importante impulso a través de
permanentes inversiones, las mismas que han permitido
su actual desarrollo.
De esta manera, Ferrai Ghezzi Ltda., que inicio sus
actividades en una época muy difícil de la historia del
país, ha llegado a constituir un importante grupo
económico que abarca una variedad de empresas en
diferentes rubros de actividad, renovando en cada una
de sus acciones, su fe en el trabajo fecundo que genera
riqueza para el país, y su fe en el futuro de Bolivia.
MAS DE MEDIO SIGLO DE TRADICIÓN
Ferrari Ghezzi Ltda., es una empresa con más de
medio siglo de tradición en la industria alimenticia,
cuyo origen se remonta al año 1935, cuando se
organizo la Sociedad industrial Molinos y Fábrica de
Fideos El Pagador, que luego se fusionó con Ghezzi E
Cía., creada en el año 1938, para constituir, en 1951,
la nueva empresa Ferrari Ghezzi & Cía., año en el que
se instala la primera la primera fábrica de galletas.
En sus primeros años de existencia, esta nueva
empresa dedicó sus esfuerzos a consolidar su
organización y su mercado. El periodo comprendido
entre 1957-1967, se caracterizó por el esfuerzo de
modernización y ampliación de la antigua fabrica de
fideos, a la que se fue incorporado equipo adicional
para la fabricación y secado de pastas,
transformándola de una fábrica de producción manual
casi de tipo ancestral, en una planta industrial con
procesos semi-automático y equipo altamente
especializado.
Este esfuerzo de ampliación y crecimiento, tuvo su
culminación natural con la instalación del segundo
molino de la empresa y de la actual fábrica de
galletas, en reemplazo de la antigua planta instalada
en 1951, con una línea automática de producción
continua incorporando la más moderna tecnología de
esa época a la fabricación de galletas en Bolivia.
Ambos proyectos fueron ejecutados en el año 1970,
en base a estudios de factibilidad aprobada en 1969
por el entonces llamado Instituto de Promoción a las
Inversiones en Bolivia (INPIBOL), y fueron financiados
con créditos de los proveedores de la maquinaria, y
con la reinversión de utilidades. Fueron inaugurados
oficialmente en ceremonia especial el año 1972.
Ya desde entonces, la empresa había definido y
aplicado consistentemente, una política de reinversión
de utilidades, la misma que le ha permitido su
crecimiento y desarrollo, y que la ha impulsado a uno
de los principales sitiales de la industria en el país.
Luego de un corto período de consolidación, a partir
de 1975 hasta el presente, la empresa ha venido
aplicando y desarrollando un plan de ampliación y
diversificación de sus actividades industriales, y ha
multiplicado su patrimonio desde entonces, por 20.
SFIDA INVERSIONES S.A. LA EMPRESA DE
LA FAMILIA BOLIVIANA
En 1976 se instaló en la ciudad la segunda
fábrica de fideos, y se inició el desarrollo del
complejo Industrial Vinto I donde se
instalaron la planta de envases, la fábrica de
alimentos balanceados, y la tercera fábrica
de fideos, la misma que se constituyó en
una de las mas grandes de Sud América. Se
construyeron además desde entonces,
espaciosos galpones de estructura metálica
destinados a almacenes de matrices primas,
materiales y productos terminados, así
como silos para el almacenamiento de
granos y servicios e instalaciones
complementarias.

En 1979, la antigua razón social de Ferra


Ghezzi E Cia., cambio a Ferrari Ghezzi
Ltda., en aplicación del nuevo Código de
Comercio, transformándose de sociedad
colectiva a sociedad de responsabilidad
limitada.

Posteriormente, Ferrari Ghezzi Ltda.,


constituye, como empresa individual, un
complejo industrial que comprende tres Ferrari Ghezzi con el
fábricas de fideos, una fabrica de galletas, respaldo de SFIDA
una fábrica de alimentos balanceados y una Inversiones S.A.
división de obras civiles.

Actualmente SFIDA Inversiones S.A. nace


ante la experiencia de mas de medio siglo
de tradición de Ferrari Ghezzi Ltda., con el
firme propósito de llevar el nombre de la
empresa orureña a los pedestales mas altos
de la industria.

Hoy SFIDA Inversiones S.A. decidida a


invertir en este rubro, donde tiene la visión
de Ferrari Ghezzi como la marca registrada
de la familia boliviana, para poder producir y
comercializar sus productos, está decidida a
fortalecer el crecimiento de la empresa
boliviana y apoyar al desarrollo de la ciudad
de Oruro que la vio nacer.

También podría gustarte