P. 1
6 PRINCIPIOS_

6 PRINCIPIOS_

|Views: 878|Likes:
Publicado porELENA REYES
principios generales de administraciòn
principios generales de administraciòn

More info:

Published by: ELENA REYES on Sep 13, 2009
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

05/29/2013

pdf

text

original

3 LOS PRINCIPIOS GENERALES DE LA

ADMINISTRACIÓN División del trabajo, Racionalidad económica Coordinación, Otros Principios

Como disciplina científica, la Administración se orienta por un conjunto de principios generales que norman su desarrollo. Provenientes de otras disciplinas sociales como la Economía y la Sociología, estos principios guardan relación íntima con toda la disciplina administrativa. Aquí comentaremos cada uno de estos principios, que son Generales para la Administración.

EL PRINCIPIO DE LA RACIONALIDAD ECONOMICA (28)
Uno de los principios básicos de la Administración es el Principio de la Racionalidad Económica (P. R. E.) En líneas anteriores, hemos anotado que este principio es necesario para conseguir los objetivos comunes de una organización. Este principio tiene su origen en la Economía, pero en Administración lo conocemos como Máxima Eficiencia. Este concepto, eficiencia, con una connotación muy importante en nuestra materia, tiene dos dimensiones: la social y la económica. A su vez, el concepto de Racionalidad Económica solo contempla el punto de vista económico. El concepto de Racionalidad Económica se utilizó por F. Quesnay, (economista fundador de la corriente de los fisiócratas, que sostienen que la riqueza proviene exclusivamente de la naturaleza.) quien la define como… Obtener el mayor incremento de goces, con la mayor disminución posible de gastos, constituye la perfección de la conducta económica. El economista polaco Oskar Lange señaló que el concepto, como principio, se originó en los inicios del sistema capitalista y tiene su clímax en la empresa mercantil, aunque aclara que la planificación económica socialista, no es otra cosa que la racionalidad a escala social, es decir, el principio rige tanto en el sistema capitalista como en el socialista, aún y cuando tiene diferentes enfoques: el individual y el social. En nuestra disciplina el principio no sólo se reduce a costos y utilidades, sino a la optimización de todos los aspectos de los organismos sociales. Por ejemplo, la empresa busca ser eficiente en su producción; producir más cantidades con menos gastos y recursos, lo que se traduce a más ganancia, pero al mismo tiempo busca una mayor satisfacción al consumidor mediante el producto o servicio proporcionado, busca también ser más eficiente socialmente. 28 Jesús Vázquez Méndez, Op. Cit., p. 16 – 17 y 38 – 42. También Oskar Lange, Economía Política, Edit. Fondo de Cultura
Popular, México, 1977, Cap. V, p. 150 – 154.

JOSÉ ARMANDO FRANCO GALICIA / OCTAVIO GALVÁN RUIZ

47

Las empresas que sólo aplican la racionalidad económica, de máxima ganancia, sin considerar la racionalidad social, que implica la satisfacción del consumidor, el cuidado del medio ambiente y el mejoramiento continuo de las condiciones de los empleados así como de la comunidad de su entorno, tarde o temprano desaparecen del mercado. En las economías precapitalistas, sólo existía la satisfacción inmediata de las necesidades, por lo que la producción para el consumo no hacía necesario medir y cuantificar el resultado del esfuerzo de los productores. Es hasta el advenimiento del desarrollo de la actividad comercial y de la circulación monetaria cuando esta actividad económica (cuya finalidad es la de satisfacer sus necesidades mas inmediatas), pasa a un segundo plano, surgiendo la actividad lucrativa, con la finalidad única de obtener un ingreso en dinero (ganancia). Este es el objetivo de la empresa capitalista, a la que manera sistemática a esta actividad de ganancia; por ello, la obtención de un ingreso en dinero es la única razón de ser y constituye por ello una necesidad económica. El surgimiento del Principio de la Racionalidad Económica permite la aparición de la medición exacta de los ingresos y de los gastos a través de la técnica de la contabilidad. La cuantificación y medición y los registros contables, contribuyen a afirmar y desarrollar la racionalidad de las actividades de producción y distribución de la empresa, en cada parte que la constituye. Debido a la competencia entre las empresas y para asegurar la subsistencia en el mercado, este principio se convierte en imprescindible pues asegura la cuantificación y medición de los medios y de los fines. El principio de racionalidad económica consiste por tanto, en la cuantificación y optimización de los recursos para lograr el fin único de la empresa capitalista, el máximo beneficio. El principio de la racionalidad económica es una necesidad económica para la empresa capitalista, no sólo porque constituye el único medio de realizar el fin de la empresa, sino también porque la concurrencia entre las empresas garantiza su aplicación bajo la amenaza de bancarrota para las empresas que no lo hagan. La utilización óptima de los medios en condiciones en que los medios y los fines son medibles de manera homogénea, da lugar a la utilización de dicho principio, como un principio general del procedimiento racional aplicado por las empresas capitalistas, para obtener el máximo de ganancia. El P. R. E. se enuncia de la siguiente manera: “… CON UN GASTO DADO DE MEDIOS, DEBE OBTENERSE EL GRADO MÁXIMO DE
REALIZACIÓN DEL FIN O UN GRADO DADO DE REALIZACIÓN DEL FIN, DEBE ALCANZARSE CON UN MÍNIMO DE MEDIOS…”

Como podemos observar, existen dos variantes del principio: El principio del mayor efecto o máximo resultado y el principio de la economía de los medios o del menor gasto.

JOSÉ ARMANDO FRANCO GALICIA / OCTAVIO GALVÁN RUIZ

48

PRINCIPIOS DERIVADOS DEL PRINCIPIO DE LA RACIONALIDAD ECONÓMICA.
Continuando con Vázquez Méndez, los siguientes son principios derivados del Principio de la Racionalidad Económica: Simplificación. Orden, clasificación y simbolización. Investigación Metódica. Economía de tiempo, eficiencia, racionalización y productividad. A continuación, veremos cada uno de ellos.
1.

SIMPLIFICACIÓN. Implica la eliminación de lo innecesario. Así sea movimientos del trabajador, máquinas e instrumentos de trabajo, operaciones, procesos, materiales, equipos y espacios. Específicamente se refiere al procedimiento para reducir el número de variedades en uso de lo anterior listado, determinando en cada caso los aspectos centrales y esenciales de los superfluos, lo que nos permitirá eliminar las diferencias no esenciales. Uno de los rasgos más importantes de la simplificación es que es previa a la estandarización y ha permitido lograr avances en el estudio de los tiempos y movimientos empleados en el proceso de trabajo (lo que denominamos Ergonomía). ORDEN, CLASIFICACIÓN Y SIMBOLIZACIÓN. Nos referimos a aquellos elementos de la actividad económica que permiten la identificación correcta de los procesos productivos. Denominamos orden a tener un lugar para cada cosa y cada cosa en su lugar con objeto de lograr economía de tiempo para facilitar la localización de objetos y datos. Denominamos clasificación al ordenamiento sistemático que agrupa los asuntos en razón de sus relaciones o sólo por que pertenecen a la misma fase de una actividad o tarea productiva. Esto permite la interpretación, la localización de datos y la ubicación de objetos. La clasificación refleja las relaciones existentes entre las partes y procesos de la organización y es un sistema lógico de ordenamiento que busca ganar precisión en la información y en las instrucciones de trabajo. Por ello, facilita la simplificación y la estandarización. Pero además, cuando hablamos del ordenamiento de un conjunto de cosas, acciones o conceptos, y lo sometemos a relaciones, procedimientos y/o programas que excluyen al azar, hablamos de la sistematización, como otra cara de la clasificación. Pero ésta no queda completa sin agregar un sistema de símbolos que nos permita identificar las partidas o su rápido ordenamiento o localización. La simbolización es un paso previo al procesamiento de la información, utilizando marcas, colores, letras, números o una combinación de todas ellas. En este sentido, se utilizan varios sistemas de simbolización como los siguientes: Alfabéticos, que utilizan letras o grupos de éstas, siguiendo un esquema predeterminado.  Nemotécnicos, que utilizan letras, en ocasiones unidas a números que combinados, sugieren la clase o partida representada.

2.

JOSÉ ARMANDO FRANCO GALICIA / OCTAVIO GALVÁN RUIZ 

49

Numéricos, que emplean números en cualquiera de las siguientes formas: Consecutivos. Por grupos: 1 a19, clase A; 20 a 39, clase B, etc. Decimal (sistema Dewey) como en bibliotecas y archivos. Mixtos, con una combinación de las anteriores.

3.

INVESTIGACIÓN METÓDICA. La actividad productiva del hombre reclama la búsqueda de nuevos métodos de trabajo, materiales o procedimientos, con el fin de desarrollar el conocimiento que permita la transformación de la naturaleza en beneficio del hombre. La investigación tiene un importante papel en el contexto de la economía actual y por ello distinguimos los siguientes tipos:  La investigación básica, también llamada fundamental, que consiste en realizar experimentos que se orientan a ampliar el conocimiento humano sobre los fenómenos de la naturaleza.  La investigación aplicada, orientada a mejorar los procedimientos o materiales y enfocada al proceso de producción.

La investigación metódica, como parte de los principios generales de la Administración se propone el incremento de la productividad del trabajo a través del avance tecnológico, considerando la aportación de la experiencia lograda en los organismos sociales.
4.

ECONOMÍA DE PRODUCTIVIDAD.

TIEMPO,

EFICIENCIA,

RACIONALIZACIÓN

Y

La segunda variante del Principio de la Racionalidad Económica, se refleja en los esfuerzos por lograr mayor ahorro y economía de costos y tiempos. En la economía de tiempo se reúnen todas las economías, en virtud de que todos los valores producidos son resultado del trabajo humano, el cual se mide en tiempo. Denominamos eficiencia a eliminar esfuerzos innecesarios y a evitar el despilfarro de recursos: hacer lo adecuado en forma correcta, por el individuo más apto, en el lugar y momento precisos. En este sentido, la acción correcta del individuo en el proceso de trabajo es eficiencia, mientras que los medios e instrumentos que utilizó para lograrlo, son eficaces; es decir, la eficacia se aplica a los medios e instrumentos adecuados para lograr un resultado, y cuando el trabajador más apto utiliza correctamente esos medios eficaces, entonces el trabajador es eficiente. El uso de los métodos para obtener eficiencia, nos permite hablar de la racionalización, es decir, el uso de la razón o del raciocinio. Es un principio derivado porque se utiliza para expresar cualquier tipo de medida destinada a lograr rapidez, efectividad y máxima economía de tiempo y recursos cuando realizamos cualquier actividad. Hablamos de la productividad cuando nos referimos a la magnitud relativa del rendimiento de un factor de la producción. En nuestro modo de producción, el capitalismo, los factores de la producción son la tierra, el capital bancario y el

JOSÉ ARMANDO FRANCO GALICIA / OCTAVIO GALVÁN RUIZ

50

trabajo asalariado. De todos ellos obtenemos productividad: de la tierra obtenemos renta del suelo; del capital bancario, intereses o réditos; y del trabajo asalariado, plusvalía. Para el trabajo asalariado utilizamos también el término de Rendimiento; para el capital bancario y la tierra, utilizamos el término de rentabilidad. Ambos son sinónimos del término productividad. El incremento de la productividad permite el aumento y mejoramiento del nivel y condiciones de vida de los trabajadores y del pueblo en general, porque permite más bienes, productos o resultados con el mismo esfuerzo o con el mínimo de costos.

EL PRINCIPIO DE LA DIVISION DEL TRABAJO (29)
La cooperación, es sólo una simple multiplicación del esfuerzo humano, al que acude el hombre cuando el trabajo a realizar es superior al esfuerzo de un sólo individuo. Generalmente, se separa el trabajo en varias tareas iguales y cada parte se asignan a personas distintas. Entre este trabajo realizado por un grupo de personas y el de cada uno de ellos o uno sólo, la diferencia es de número. Un centro responsable o jefe se hace cargo del grupo, el cual debe asegurar que cada persona realice el trabajo de igual modo y en las condiciones requeridas. La coordinación del trabajo se hace mas compleja según la naturaleza de la tarea, o las condiciones para realizarla; por ello, la división entre varios centros de coordinación se hace necesaria por la razón del número de participantes o ejecutantes. La cooperación corresponde a trabajos sencillos o sin alto grado de dificultad. Sin embargo, cuando el esfuerzo humano se multiplica mediante la descomposición de un trabajo complejo en tareas parciales, las cuales realizan distintos individuos por separado y con especialización de cada uno de ellos en su parte de realización, es necesaria la división de las actividades o del trabajo. En 1776, Adam Smith, teórico del sistema capitalista, en su famoso libro LA RIQUEZA DE LAS NACIONES describió la forma en que se producían alfileres, usando el procedimiento que el llamó División del Trabajo; también señaló la baja producción que existía al no emplear este procedimiento. De esa manera, buscaba generalizarlo a toda la sociedad: Los mayores adelantos en las facultades o principios productivos del trabajo, y la destreza, pericia y acierto con que este se aplica y dirige en la sociedad, no parece efecto de otra causa que de la división del trabajo. Por la importancia y trascendencia de éste principio realizaremos una revisión histórica del mismo, tomando como base las ideas de uno de los grandes teóricos del socialismo científico, Federico Engels: Durante el curso de la historia, la división del trabajo ha presentado diferentes características en congruencia con los modos de producción dominantes; agrupando las características podemos hacer la siguiente clasificación: a) División Natural del Trabajo. 29
Jesús Vázquez Méndez, Op. cit., pág. 25 - 27, también Carlos Marx y Federico Engels, Obras escogidas en tres tomos, Edit. Progreso, Moscú, URSS, Tomo III, pág. 333 - 341.

JOSÉ ARMANDO FRANCO GALICIA / OCTAVIO GALVÁN RUIZ

51

b) División Social del Trabajo. c) División Técnica del Trabajo. Históricamente las tres etapas surgen en modos de producción anteriores al capitalismo y en la actualidad existe la división técnica del trabajo. La primera, la división natural del trabajo aparece durante la Comunidad Primitiva; cuando la tribu reparte entre sus miembros las tareas y actividades lo hace tomando en base la edad, el sexo y las características físicas de los individuos, de tal manera que los hombres se encargan de la cacería y las mujeres y niños de la recolección. La segunda, la división social del trabajo, surge cuando en la misma comunidad primitiva, algunos pueblos bárbaros se dedican a la agricultura y recolección de frutos y semillas, en tanto que otros al pastoreo y domesticaje de animales; así ya esta presente la denominada primera división social del trabajo: pueblos agricultores y pueblos pastores. Lo anterior conlleva grandes cambios en el modo de vida de la humanidad: con la agricultura aparecen los pueblos sedentarios y las primeras ciudades: De esa manera, comienza a existir un excedente en la producción de satisfactores y con ello el hombre dispone de tiempo para dedicarlo a otras actividades, tales como el arte y la filosofía, la construcción, la alfarería, los textiles, etcétera, lo que a su vez impulsa al comercio y el contacto cultural con otros pueblos. En el modo de producción del esclavismo, surgen los oficios, con actividades separadas pero proveedoras de implementos necesarios para la agricultura y la ganadería; el herrero, el tejedor y el agricultor de la vid y la producción de vinos, fueron los primeros trabajadores individualmente productivos. Aparece la segunda división social del trabajo: los oficios y los talleres artesanales. En esta misma forma de producción, aparece la tercera división social del trabajo: el cambio y la moneda. Nuestra forma de producción social, el capitalismo, conserva aún esta forma de división del trabajo, aunque se ha hecho más simple y especializada. Así, la división técnica aparece durante los primeros años del capitalismo, esto es, cuando dentro de un mismo oficio aparecen individuos que sólo realizan una parte del mismo. Este es el momento del ejemplo de Adam Smith, sobre la producción de alfileres: …Éste proceso se puede dividir hasta en 18 operaciones distintas: estirar el alambre, enderezarlo, cortarlo, afilarlo, poner cabeza, etcétera. Todas estas tareas efectuadas por diez hombres de los que cada uno ejercían una o varías tareas por separado. En el ejemplo de Smith, la producción sería de 48 000 alfileres por día (4800 por hombre), en tanto que de manera individual, sin división del trabajo, la producción no llegaba a 20 alfileres por hombre por día. Actualmente es difícil encontrar una actividad que no sea realizada con apego a éste principio, de hecho la vida de todas las personas en el mundo actual, se encuentra afectada, por la División del Trabajo. A primera vista parece que la división técnica del trabajo es la gran solución para aumentar la productividad, sin embargo tiene efectos diversos: Ventajas de la División Técnica del trabajo.

JOSÉ ARMANDO FRANCO GALICIA / OCTAVIO GALVÁN RUIZ

52

a) Aumenta la destreza y precisión del trabajador y con ello su productividad. b) Ahorro de tiempo, al no estar constantemente cambiando de tarea y lugar. c) Simplicidad en las tareas asignadas, facilitando con ello el aprendizaje y el entrenamiento del trabajador. Desventajas de la División Técnica del Trabajo. a) Enajenación del trabajador, desgaste mental producido por tareas simples monótonas y rutinarias. b) Dificultad para cambiar de ocupación, cuando un trabajador se ha especializado altamente en una actividad, le cuesta mucho ser aceptado en otra área de ocupación laboral. La división del trabajo implica forzosamente el trabajo coordinado en grupo, en el que cada miembro del mismo, debe realizar la tarea que se le asigne, pero sin perder de vista que el objetivo no es que cada cual realice su parte, sino que, el conjunto de las tareas del grupo sea un todo armónico. Un resumen del efecto de la división del trabajo es el siguiente:
FORMA DE PRODUCCIÓN DIVISIÓN DEL TRABAJO TALLER ARTESANAL MANUFACTURA OCUPACIONES U OFICIOS. ESPECIALIZACIÓN POR TAREAS, CON RUTINAS DE TRABAJO FASES DE ACTIVIDAD O ESPECIALIZACIÓN POR FUNCIONES ESPECIALIZACIÓN POR CICLO DE OPERACIONES. EXISTE TRANSFERENCIA DE HABILIDAD A MÁQUINAS Y HERRAMIENTAS. POSTERIORMENTE, SE TRANSFIERE INTELIGENCIA A MÁQUINAS Y HERRAMIENTAS. ESPECIALIZACIÓN POR OPERACIONES SIMPLES. SE AÑADEN OPERACIONES MIENTRAS EL PRODUCTO TRANSITA SOBRE UNA BANDA CONDUCTORA.

COMUNIDAD PRIMITIVA

CAPITALISMO

SISTEMA FABRIL CON MAQUINARIA MECÁNICA Y MAQUINARIA AUTOMÁTICA

PRODUCCIÓN EN MASA

JOSÉ ARMANDO FRANCO GALICIA / OCTAVIO GALVÁN RUIZ

53

Henri Fayol y Koontz & O’ Donnell (30) mencionan que la división del trabajo es uno, entre otros, de los principios de la Administración y que se trata del grado de especialización ejecutado. Dividir el trabajo, subdividir los objetivos de los grupos productores en diferentes tareas y asignar cada tarea a un individuo que integra ese grupo, realizado con independencia de los demás, exige cierta coordinación que permita la orientación del trabajo de cada uno y del grupo en su conjunto, hacia el objetivo común, de la siguiente manera:

OBJETIVO COMÚN

DIFERENTES TAREAS ASIGNADAS A CADA INDIVIDUO: SE TRATA DE LA ESPECIALIZACIÓN.

La cooperación simultánea de muchos obreros o dicho de otra manera, la aplicación simultánea de muchas jornadas laborales, constituye la creación de una fuerza productiva masiva que incrementa sustancialmente la capacidad individual del obrero y la ganancia para el capitalista-empresario. Se produce una masa mayor de valor de uso -fuerza de trabajo- en tanto se reduce el tiempo de trabajo necesario y se economiza en medios de trabajo para la producción de una mercancía. Es en esta forma donde se manifiesta de manera más concreta una nueva división del trabajo. Si el proceso de trabajo es complejo, la sola masa de los cooperadores permite distribuir las diversas operaciones entre diversos brazos y, por consiguiente, ejecutarlas simultáneamente y, con ello, reducir el tiempo de trabajo necesario para la producción del producto total, donde al mismo tiempo, la fuerza de trabajo se hace más especializada, más productiva y más barata. (31)

PRINCIPIOS DERIVADOS DEL PRINCIPIO DE LA DIVISIÓN DEL TRABAJO. (32)
Para Vázquez Méndez, del Principio de la División del Trabajo se derivan tres principios: el principio de la especialización, el principio de la autoridad y de la responsabilidad y el principio de la participación de los trabajadores. Veamos cada uno de ellos. 30
Citado por John G. Hutchinson, Organizaciones, Teoría y Conceptos Clásicos, Edit. C. E. C. S. A., México, 1974, cap. 7, pág. 131 31 Idem. p. 398.

32 Jesús Vázquez

Méndez, Op. cit., pág. 32 – 37.

JOSÉ ARMANDO FRANCO GALICIA / OCTAVIO GALVÁN RUIZ

54

En líneas anteriores ya hemos mencionado este principio, en relación con la división técnica del trabajo en condiciones de nuestro modo de producción, el capitalismo. Ahora, definimos que el trabajo de un individuo en el grupo debe limitarse, en la medida de lo posible a realizar sólo una tarea única. También los instrumentos y herramientas de trabajo son susceptibles de la especialización, lo que permite alcanzar una máxima eficiencia del trabajador. Así, este principio nos permite alcanzar el máximo resultado del esfuerzo productivo. Al dividir el trabajo, asignamos una actividad o tarea a un individuo, el cual debe de realizarla de una manera y en condiciones determinadas. Esto representa la obligación de hacerla y es responsable ante el grupo por su realización. De esta manera, para realizar esa tarea, debemos proporcionarle los medios y derechos necesarios lo que significa su autoridad para ejecutarla. Llamamos AUTORIDAD al poder o la fuerza que se da a un subordinado, como un medio para realizar su trabajo. Llamamos RESPONSABILIDAD a la obligación exigible por la realización de
esa tarea.

1

PRINCIPIO DE LA ESPECIALIZACIÓN.

2 PRINCIPIO DE LA AUTORIDAD Y RESPONSABILIDAD.

De esta manera, AUTORIDAD y RESPONSABILIDAD corresponden a los mismos términos, como si fuese una moneda con dos caras, por lo que
UNA RESPONSABILIDAD SIN AUTORIDAD NO ES EXIGIBLE Y UNA AUTORIDAD SIN RESPONSABILIDAD NO ES EJERCIBLE.

AUTORIDAD RESPONSABILIDAD
Al delegarse o transferirse la tarea o actividad de un centro a otro, surge la obligación de hacerla y se hace necesaria la autoridad correspondiente. Por lo mismo, nadie puede delegar más responsabilidad de la que tiene asignada y sólo se delega una parte de ella. TIPOS DE AUTORIDAD. Junto con el ejercicio de la autoridad, encontramos el problema de su aceptación. Es decir, no basta con tener el poder o fuerza, sino que el poseedor de la autoridad debe tener la capacidad para ejercerla y para convencer a los subordinados de ese hecho. Hablamos de los diversos tipos de autoridad en los organismos. AUTORIDAD FORMAL. Un sinónimo es AUTORIDAD OFICIAL. Se trata de la facultad de asignar y delegar el trabajo, proporcionar instrucciones para realizar las actividades, ordenar las acciones necesarias para llevarlas a efecto, diseñar los planes y directrices principales y fundamentalmente, tomar decisiones que

JOSÉ ARMANDO FRANCO GALICIA / OCTAVIO GALVÁN RUIZ

55

impliquen modificaciones y actualizaciones para el conjunto de los trabajadores o de la organización formal. Los poseedores de estas facultades se denominan DIRIGENTES y representan la estructura formal, como veremos más adelante. AUTORIDAD PERSONAL O INFORMAL. Se refiere a las aptitudes y atributos de carácter personal, como la inteligencia, la experiencia, el valor y la ética moral, los méritos y la habilidad para dirigir, de quien ejerce la autoridad formal. Los poseedores de estas características se denominan LÍDERES y actúan en los grupos informales, cuya característica es que el grupo decide. Fayol consideraba que la combinación de la autoridad oficial o formal combinada con la autoridad personal se consideraba como autoridad real. Podemos afirmar que no basta con recibir o ejercer la autoridad formal utilizando alguna forma de coerción, sino que su ejercicio debe ir acompañada de la aceptación por los subordinados de esa facultad. AUTORIDAD ASESORA, DE STAFF O CONSULTIVA. Se trata de las actividades de orientación y consulta. Se caracteriza por el derecho a opinar sobre temas especializado que tienen algunos trabajadores adscrito a las actividades de dirección o a cargo de un dirigente, del cual dependen. Los asesores no toman decisiones y sólo ejercen el mando sobre subordinados directos de su misma área de asesoría. Por otra parte, la fuerza o poder que se da a un individuo para realizar su trabajo, es decir, la AUTORIDAD, proviene de quien es el propietario de los medios de producción en una sociedad históricamente determinada, considerando las relaciones de producción existentes. En nuestra sociedad capitalista, quienes poseen la plusvalía y por lo tanto ejercerán por sí mismos o a través de una escala de delegación del trabajo, el poder económico y político, son los capitalistas. A partir de estas consideraciones y mediante la división y subdivisión del trabajo y de acuerdo a las leyes de la sociedad, se ejercerá la autoridad. Sin embargo, no basta con la obligación social de aceptarla, como un medio para lograr los objetivos del grupo o del organismo social, o de la empresa, sino que, como mencionamos líneas arriba, debe tener elementos de aceptación para evitar su rechazo.

3 PRINCIPIO DE LA PARTICIPACIÓN DE LOS TRABAJADORES. Para obtener la identificación de los objetivos individuales con los del grupo o los del organismo social, es necesario considerar que los trabajadores no deben estar alejados del esfuerzo colectivo, debido a la creciente especialización del trabajo como lo tenemos en la industria moderna. La separación de las actividades intelectuales o de coordinación del trabajo de las meramente manuales, permite que el esfuerzo colectivo se desintegre y que los trabajadores no comprendan el papel que les corresponde desempeñar. Además, la integración de los objetivos personales a los del grupo implica la renuncia a los intereses personales así como someterse a las demandas del grupo. La coordinación de las actividades del grupo supone la participación conciente de los trabajadores en el proceso productivo. A su vez, la participación permite la integración en oposición a la enajenación del trabajo. Siempre habrá mayor satisfacción en el trabajo cuando el trabajador utiliza su iniciativa o gran parte de su capacidad personal para modificar su entorno laboral.

JOSÉ ARMANDO FRANCO GALICIA / OCTAVIO GALVÁN RUIZ

56

Lograr que los miembros de un grupo contribuyan a los objetivos de éste, poniendo todo su interés y utilizando al máximo sus capacidades, es el único modo de lograr permanentemente los más altos resultados del esfuerzo colectivo. De esa manera, el intercambio de ideas, opiniones y puntos de vista permite la integración de los objetivos personales a los colectivos, logrando en su más alto grado, la coordinación de actividades.

PRINCIPIO DE COORDINACIÓN
La coordinación es un principio esencial de la Administración porque sin coordinación no hay Administración. H. Fayol la definió como Unir y armonizar todos los actos y esfuerzos del organismo social. Algunos teóricos la consideran parte de la división del trabajo, ya que no tendría ningún sentido dividir el trabajo y realizarlo sin coordinación; sin embargo, la coordinación implica otros conceptos o funciones administrativas como son !a planeación, la organización, la dirección y el control. Es decir, la coordinación implica armonizar todas las actividades individuales de un organismo social para lograr un objetivo común a todos los participantes. Un ejemplo de coordinación y de su importancia lo encontramos en una orquesta sinfónica, en donde cada músico toca su instrumento de manera individual, pero se trata de lograr un sonido armónico conjunto de toda la orquesta. Aquí el factor mas importante resulta ser el director de orquesta, quien ni siquiera toca un instrumento, pero es responsable de que cada cual haga lo que debe hacer , cómo lo debe hacer y cuándo lo debe hacer, usando los materiales e instrumentos señalados.

PRINCIPIOS DE LA ADMINISTRACIÓN, SEGÚN HENRI FAYOL
Uno de los más destacados autores de la Administración de su época, fue Henri Fayol. De gran erudición, supo captar los problemas administrativos los que presento en forma de teoría para luego obtener conclusiones. Fayol tuvo ideas para mejorar la condición obrera, defendió el reparto de utilidades y creó diversas formas de retribuir el trabajo. Con la aplicación de estas prácticas desarrolló la Teoría Clásica de la Administración en 1916. En esa época, la teoría en boga era la formulada por Taylor en los Estados Unidos, que se caracterizaba por el énfasis en la tarea realizada por el operario. Fayol formuló su teoría caracterizando el énfasis en la estructura que la organización debería poseer para ser eficiente. De acuerdo a Taylor, la eficiencia en las organizaciones se obtiene a través de la racionalización del trabajo del operario y en la sumatoria de la eficiencia individual. Sin embargo, Fayol parte del todo organizacional y de su estructura para garantizar eficiencia en todas las partes involucradas, fuesen ellas órgano o personas. Desde esa perspectiva, formuló las funciones que tiene la empresa en todo momento: • • • Funciones técnicas, relacionadas con la producción de bienes o servicios de la empresa. Funciones comerciales, relacionadas con la compra, venta e intercambio. Funciones financieras, relacionadas con la búsqueda y gerencia de capitales.

JOSÉ ARMANDO FRANCO GALICIA / OCTAVIO GALVÁN RUIZ

57

• • •

Funciones contables, relacionadas con los inventarios, registros, balances, costos y estadísticas. Funciones de seguridad, relacionadas con la protección de los bienes y de las personas. Funciones administrativas, relacionadas con la integración de las otras cinco funciones.

También estableció 14 principios que debían seguir las organizaciones empresariales en su función productiva:
1. 2.

3.

4.

5.

6.

7.

8.

9. 10.

11.

DIVISIÓN DEL TRABAJO. Consiste en la especialización de las tareas. AUTORIDAD Y RESPONSABILIDAD. La autoridad y responsabilidad deben estar relacionadas entre sí, y la segunda debe desprenderse de la primera. La autoridad como una combinación de factores oficiales los cuales se derivan del puesto que ocupe el administrador y de factores personales, compuestos por la inteligencia, la experiencia, la integridad moral, la hoja de servicios, etc. DISCIPLINA. Mantener el orden por medios positivos, y sólo en caso indispensable usar los negativos. Una elevada conducta es necesaria para que subsista una organización. Depende de la obediencia a los acuerdos establecidos. UNIDAD DE MANDO. Los subordinados deben recibir órdenes de un solo superior. Nadie puede tener dos jefes, porque habrá duplicidad de órdenes o fugas de responsabilidad. UNIDAD DE DIRECCIÓN. Cada grupo de actividades con los mismos objetivos tendrá una cabeza y un plan. No debe confundirse con lo anterior, pues lo que implica éste es que los diversos planes deben llegar coordinados debidamente a quien ha de llevarlos a cabo. SUBORDINACIÓN DEL INTERÉS INDIVIDUAL AL BIEN COMÚN. Debe buscarse es la coordinación, ya que el hombre entra a la empresa para subordinar integralmente los derechos que tiene como persona al fin de una entidad abstracta o de intereses particulares distintos. El servicio contratado es lo único que puede subordinarse, siempre y cuando no se lesione la dignidad humana. REMUNERACIÓN. Debe haber una justa y garantizada retribución para los empleados y para la organización, en forma tal que recompense el esfuerzo realizado. CENTRALIZACIÓN. Se refiere a la concentración de la autoridad en la alta jerarquía de la organización, que todos lo conozcan y no se le cambie constantemente. JERARQUIZACIÓN. Es la línea de autoridad que va del escalón más alto al más bajo. También se concibe como cadena de superiores. ORDEN. Se establece principalmente acerca del orden físico bajo el proverbio de un lugar para cada cosa, y cada cosa en su lugar, que se puede aplicar también a las personas. EQUIDAD. Es una combinación de la bondad, de la benevolencia, amabilidad y justicia para alcanzar la lealtad del personal.

JOSÉ ARMANDO FRANCO GALICIA / OCTAVIO GALVÁN RUIZ 12.

58

ESTABILIDAD PERSONAL. La rotación tiene un impacto negativo sobre la eficiencia de la organización. Una empresa en que estén cambiando constantemente todos sus miembros no podrá ser propuesto. 13. INICIATIVA. La capacidad de visualizar un plan y de asegurar su éxito. Ésta debe ser una de las mayores fuentes de mejoramiento en los negocios. 14. ESPIRITU DE EQUIPO. Es el principio de que la unión hace la fuerza, así como una prolongación del principio de unidad de mando, con particular insistencia en la necesidad del trabajo en equipo y en la importancia en éste de la comunicación. La unión y la armonía entre las personas constituyen grandes fuerzas para la organización

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->