Está en la página 1de 1

JAPÓN Y ARGENTINA

Las diferencias entre la cultura japonesa y la argentina son, algunas


veces, superficiales y, otras veces, profundas. Podemos observar unos
pocos ejemplos sobre qué hacer y qué no hacer en Japón y
compararlos con la reacción de los argentinos en las mismas
circunstancias.

En primer lugar, consideraremos algunos hábitos a la hora de comer y


de beber. En Japón es de mala educación comer y beber mientras se
camina por la calle. En una cena tradicional, comer directamente de
un plato común exige una variedad de reglas a seguir. Se tiene que
usar el otro extremo de los palillos para sacar comida del plato
compartido y se la debe colocar en el propio plato antes de
consumirla. Comparemos esto con, por ejemplo, un tradicional asado
en Argentina.

En segundo lugar, podemos observar como la gente se saluda. En


Argentina es común ver a gente besándose o estrechando sus manos
y caminando tomados del brazo. Estos actos rara vez son realizados
en público en Japón. Una reverencia, un corto apretón de manos, el
intercambio de tarjetas o unas pocas palabras amistosas son los
saludos más comunes de Japón. A los argentinos les encanta mostrar
su afecto, pero a los japoneses no les gusta la exposición abierta de
emoción.

Cono ejemplo final, podemos observar las citas. En Argentina


“cenemos juntos alguna vez”, generalmente significa “cenemos juntos
alguna vez”: una invitación. Desafortunadamente, si un japonés dice
eso, en realidad está diciendo “espero que seamos amigos”.