P. 1
El pH en la conservación de alimentos

El pH en la conservación de alimentos

3.0

|Views: 32.093|Likes:
Publicado porluisc40765

More info:

Published by: luisc40765 on Sep 11, 2009
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

12/11/2013

pdf

text

original

El pH en la conservación de alimentos

DEFINICIÓN pH El pH es un símbolo que indica si una sustancia es ácida, neutra o básica. El pH se calcula por la concentración de iones de hidrógeno, un factor que controla la regulación de muchas reacciones químicas, bioquímicas y microbiológicas. La escala de pH es de 0 a 14. La disolución neutra, tiene un pH de 7, valores menores de 7 indican una disolución acida y valores superiores a 7 indican una disolución alcalina.

EFECTO DEL pH SOBRE LOS MICROORGANISMOS

El crecimiento de los microorganismos requiere principalmente de nutrientes, agua, una temperatura adecuada y determinados niveles de pH. En estado natural las frutas tienen pH bastantes ácidos y las verduras, las carnes y pescados son ligeramente ácidos.

Los valores bajos de pH (ácido) pueden ayudar en la conservación de los alimentos de dos maneras: directamente, inhibiendo el crecimiento microbiano, e indirectamente, a base de disminuir la resistencia al calor de los microorganismos, en los alimentos que vayan a ser tratados térmicamente.

Los alimentos conservados por acidificación natural (fermentación láctica), derivan sobre todo de la leche (yogur, queso), de la carne (embutidos fermentados) y de productos vegetales (coliflor fermentada, encurtidos, etc.). También se puede inhibir la alteración microbiana de algunos alimentos por acidificación artificial, por ejemplo, con ácido acético o cítrico, en el caso de productos vegetales. El valor de pH igual o inferior a 4,5 es un punto de control crítico (PCC) en el procesado térmico de alimentos enlatados para inhibir el crecimiento de Clostridium botulinum. A pH inferiores a 4,2 se controlan casi todos los microorganismos que producen intoxicaciones alimentarias, pero algunas levaduras, hongos y bacterias acidolácticas se desarrollan bien a pH inferiores a éste. En la mayor parte de las conservas de frutas, al ser naturalmente ácidas, permiten el empleo de temperaturas inferiores a los 100°C. En el caso de hortalizas y verduras, con un pH ligeramente mas elevado que las frutas, necesitan un tratamiento térmico superior a 100ºC en autoclave, o una acidificación previa hasta pH igual o inferior a 4,5, modificando las características del medio interno del alimento.

EFECTO SOBRE LOS COMPONENTES DE LOS ALIMENTOS El pH afecta a muchas propiedades funcionales como son: el color, flavor y textura de los alimentos. Las pulpas de frutas ácidas con pH inferiores a 3,5 forman geles débiles que tienden a colapsarse. La albúmina del huevo es un importante ingrediente de los alimentos debido a su capacidad para incorporar otros ingredientes mediante la formación de una estructura tridimensional del gel. Las propiedades del gel dependerán entre otras variables del pH. El comportamiento de las proteínas es claramente dependiente del pH.

CALCULO DE pH El valor pH es igual al logaritmo negativo de la actividad o concentración molar de los iones hidrógeno pH = -log[H+] Al ser una escala logarítmica, no lineal, un pH de 3,0 es 10 veces más ácido que un pH de 4,0.

MEDIDA DEL pH: El instrumento de medida se llama pHmetro. Es un minivoltímetro que mide la diferencia de potencial entre dos electrodos: un electrodo de referencia (generalmente de plata/cloruro de plata) y un electrodo de vidrio poroso que es sensible a la concentración de iones hidrógeno, a una temperatura estable de 20ºC. También se puede medir de forma aproximada el pH de una disolución empleando indicadores, ácidos o bases débiles que presentan diferente color según el pH. Generalmente se emplea papel indicador, que se trata de papel impregnado de una mezcla de indicadores.

ALGUNOS EJEMPLOS PRÁCTICOS En el caso de la preparación de una mayonesa, la presencia de una posible contaminación con Salmonella en el huevo, se puede inhibir si dejamos la yema en contacto unos minutos con un ácido (limón=acido cítrico o vinagre=acido acético) y luego hacemos la emulsión con el aceite. Si se realiza primero la emulsión y luego se agrega el acido, el aceite protege a la Salmonella y no tendrá ningún efecto inhibidor, solo contribuirá a dar sabor y fluidez a la mayonesa. Si preparamos una crema pastelera y realizamos el mismo procedimiento de poner en contacto las yemas con el zumo del limón, inhibiremos las bacterias y además, el tratamiento térmico posterior será más efectivo y conseguiremos un producto con mayor seguridad alimentaria. Cuando modificamos el pH de una proteína, podemos obtener efectos beneficiosos, como por ejemplo el agregado de crémor tártaro (tartrato ácido de potasio) a unas claras frescas favoreciendo el montado de las mismas (debido a la modificación de la estructura espacial de las proteínas por la acción del ácido), que favorece la aireación de las claras. Si la cantidad de ácido agregado a una proteína es elevada y durante un tiempo prolongado, como es en el caso del cebiche, el acido cítrico desnaturaliza la proteína, modificando sabor, textura y gusto; es lo que conocemos como una cocción ácida del pescado.

Para finalizar, los ácidos tienen un efecto antioxidante que evita el pardeamiento enzimático de las frutas, es el caso de las manzanas o peras con el zumo de limón. Recordar que las enzimas también son proteínas y por ello se modifica su estructura por acidificación.

Fuente: www.aulachocovic.es/docs/articles/ph.pdf

UNIVERSIDAD DE SAN CARLOS DE GUATEMALA CENTRO UNIVERSITARIO DEL SUR INGENIERIA AGROINDUSTRIAL PROCESAMIENTO DE ALIMENTOS I ING. EDDY GONZALEZ

pH en la conservación de los alimentos

Luis Carlos Ordoñez Avila 200540765

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->