Está en la página 1de 3

Espectro de emisión y absorción

Cada átomo es capaz de emitir o absorber radiación electromagnética,


aunque solamente en algunas frecuencias que son características
propias de cada uno de los diferentes elementos químicos.

Espectro de absorción: se presenta cuando un solido incandescente


se encuentra rodeado por un gas más frio, el espectro resultante
muestra un fondo interrumpido por espacios oscuros denominados
líneas de absorción, porque el gas ha absorbido de la luz aquellos
colores que éste irradia por sí mismo. Suele ocurrir que unos cuerpo
absorben sólo la radiación de unas determinadas longitudes de onda y
no aceptan absorber otras de otras longitudes, por lo que cada cuerpo,
cada elemento químico en la práctica, tiene su propio espectro de
absorción, el cual se corresponde con su espectro de emisión, al igual
como si fuera el negativo con el positivo de una película.

En la naturaleza se da también que otros cuerpos absorben radiación de


otros cuerpos dejando rayas negras.

Espectro de emisión: mediante suministro de energía calorífica, se


estimula un determinado elemento en su fase gaseosa, sus átomos
emiten radiación en ciertas frecuencias del visible, que constituyen su
espectro de emisión. Ninguno de estos se repite. Por ejemplo, algunos
de ellos lo hacen en el infrarrojo y otros cuerpos no. Ello depende de la
constitución específica de cada cuerpo, ya que cada uno de los
elementos químicos tiene su propio espectro de emisión.
Diferencias entre el espectro de
emisión y absorción

-En el espectro de emisión el elemento


emite su propia luz dejando un espacio
grande en negro dependiendo de cual
sea el elemento y su longitud de onda

-El espectro de absorción: el elemento


absorbe la luz mediante la onda de
frecuencia que se acople a el, y las
rayas en negro son diferentes
longitudes de onda.

Ejemplos de espectros de emisión y absorción arriba


absorción – abajo emisión