Está en la página 1de 5
CENTRE ON HOUSING RIGHTS AND EVICTIONS COHRE Ginebra, 4 de Septiembre de 2009 International Secretariat 33 ue oe Morir Seftor Mario Das Neves ml .a1.22 7341028 Gobemador de la Provincia de Chubut fax 241-32 733-2936 Republica de Argentina Referencia: Violacién del Derecho a la Vivienda de 210 familias del asentamiento Dignidad, de la ciudad de Trelew. De nuestra mayor consideracién El Centro por el Derecho a la Vivienda y contra los Desalojos (COHRE) se dirige a ustedes a fin de manifestarles nuestro rechazo ante ¢l desalojo forzado de que hhabrian sido vietimas 210 familias, el dia 28 de agosto de 2009, en el asentamiento “Dignidad’ al noroeste de la Ciudad de Trelew, Provincia de Chubut FI Centro por el Derecho a la Vivienda y contra los Desalojos (COHRE), es una ONG Intemacional de Derechos Humanos con estatus consultivo ante el Consejo Econémico social de la Organizacién de Naciones Unidas (ONU) y ante la Organizacién de Estados Americanos (OEA). A través del Programa Américas desenvuelve en los paises de América acciones de prevencién y monitoreo de desalojos forzados, con el fin de buscar la reparacién de los derechos de las personas afectadas por las acciones contratias a las obligaciones internacionales de Jos derechos humanos. De acuerdo a informacidn de prensa’, tenemos conocimiento que el desalojo se hhabria llevado @ cabo por miembros de la Policia Provincial, el GEOP, la * Nuevo , Proyecto Hinico | NPH, | Rapier Tn, 29 Agomio 2008 Leslesivorh hii Zapron=com conten = 1082s ZU Dian £1 Chabut, ks dejo 21 fama oe sparen tea en Tre, 2 gosto 2003, Hugi L/orslubatcomay/delineumiciasphetdaniciset25, Ai Pert Cod, Deal 200 famitas, 30 Agosto 2008, trclew-desalojo- c-210-familiasds Diaeio EB! Chubus, Desa ie v9 sia eure Cora Once Septiembre 2009, ising phpPidnotiia= 4407, Kacsenlard.nc, Artin: Das Nis pac Bral resin on Tee. O1 Septiembee 2009, ‘usp /aneskaosenlaned ast /noticis argentina das neves-campana-brutal-cepresion.trelew; Diario EL Chubus, Rami compare le esratgia axcial priie al deaiga, 02 Septiembre 2009, hesps/ ‘ww. clchubut.comat/desplicquc-novicias php2idnotcia= 444% Info Chubut, Dusaljo on Trex: Denia poral cotra Piree Calin, Al, Mar Karty » Geez, 02 Septiembre 2008, sep Ane infochuhsr com/ modules phpeaame=Newsieiie=aricie&snd=12615; El Diatio de Macleya, Dye qe lat fanonara 5 aires “eurpleron sels dear del desatagverel”. Barone denis “bestgamiento” 5 “volencia” on el deco de! aenamieno, O8 Septiembre 2009, exer n.com/vernutihpei])= 10946 Aeora ‘coiomta 106 171 Hote Pace Phnore Pest as, Suir 22 POBox 2061 2 rear Per 3 Cantos Caballesia_y Ia Infantesia, entre otros funcionarios piblicos, desde horas de la madrugada, mediante un uso excesivo de la fuerza por parte de los miembros de la policta encargada. El desalojo se habria realizado en medio de actos cuestionables de violencia, dando golpes a mujeres y nitios, haciendo disparos, destruyendo las viviendas con ayuda de maquinaria pesada ¢ inclusive prendiendo fuego a las casas derruidas. Algunas personas se quejaron de que sus pertenencias fueron usurpadas y de que hubo varios heridos, algunos de los cuales requirieron atencién médica. Aunque la fuerza publica habria actuado en ejecucidn de una orden de desalojo emitida por el Tribunal Municipal de Faltas, a peticin de la Administracién de Trelew, la informacién de prensa da cuenta que a la comunidad no se le dio a conocer la medida y se habsia tomado por sorpresa 2 las familias, de manera que se habria vulnerado el derecho al debido proceso y a la defensa. Se debe considerar que las familias desalojadas ademds estaban en una situacién vulnerable pues los ocupantes del predio eran desempleados o subempleados, obretos de la construccién o pescadores artesanales, quiencs carecian de vivienda 0 no podian pagar uo alquiler. Es necesario anotar, Seiior Gobernador, que los hechos narrados constituyen violaciones, por parce del Estado Argentino, de las obligaciones legales contenidas, en el ordenamiento juridico nacional y de las normas de derecho internacional. Estas pricticas se encuentran expresamente prohibidas por inscrumentos, internacionales de derechos humanos que reconocen el derecho a la vivienda como un derecho fundamental, entre ellos el Pacto Internacional de Derechos Econémicos, Sociales y Culturales, del cual es signatario e] Estado Argentino. De acuerdo a las normas internacionales, la prictica de desalojos forzados ocurre cuando se produce una remocién de personas 0 grupos de sus casas contra su voluntad, incluso en caso de re-asentamiento. Los desalojos forzados constituyen tuna grave violacién de los derechos humanos y, en particular, del derecho 2 la vivienda adecuada, tal como reiteradamente la Comisién de Derechos Humanos de las Naciones Unidas ha sostenido mediante las tesoluciones 1993/77 y 2004/28. Ademis el Estado Argentino es signatario de todas las convenciones internacionales relativas 2 los derechos econémicos, sociales y culturales que califican 2 los desalojos forzados como violacién. A su vez, ¢s importante destacar que la destruccién de las viviendas constituye una violacién de la Convencién contra la Tortura ratificada por la Argentina en el af0 1986 y con rango constitucional desde 1994. De acuerdo con el Comité de la Convencién contra la Tortuta (CIT): “la demolicién de una vivienda constituye un tratamiento 0 punicién cruel, inhumana y degradante”. El derecho a una vivienda adecuada incluye el derecho a la proteccién contra los desalojos foreados. El reconocimiento de este derecho implica la existencia de obligaciones legales para los Estados y derechos para las personas bajo amenaza de desalojo. En lo que respecta al derecho a la vivienda adecuada, la Observacion General N° 7 al Pacto Internacional de Derechos Econémicos Sociales y Culturales (PIDESC)? del Comité de Derechos Econémicos, Sociales y Cultutales, hha establecido reglas especificas en materia de desalojos forzosos. El Comité sostiene que la legislacién sobre desalojos deberd comprender medidas que a) brinden la mixima seguridad de tenencia posible a los ocupantes de viviendas y ticrras, b) se ajusten al Pacto y c) regulen estrictamente las citcunstancias en que s€ puedan llewar 2 cabo los desalojos. De acuerdo al mismo instrumento, los Estados Partes deben velar para que las medidas legislativas y de otro tipo sean adecuadas para prevenir y, llegado el caso, buscar la condena y el resarcimiento por los desalojos forzosos que se leven a cabo sin las debidas salvaguacdias. Entre las gatantias procedimentales que deben, observar los desalojos se encuentran: ~ Oportunidad para consultas genuinas con los afectados. ~ Notificaciones oportunas y razonables para todas las personas afectadas, con antelacién a la fecha prevista para el desalojo. - Disponibilidad de la informacién sobre el desalojo previsto, indicando los fines a que se destinan las tiecras o las viviendas. ~ Presencia de funcionarios gubernamentales y de organismos de contol debidamente identificados durante el desalojo, especialmente cuando se trata de un grupo de personas. = Tdentificacién exacta de todas las personas que efectian el desalojo. - No llevar a cabo el desalojo en condiciones climéticas malas 0 en horas de la noche, salvo consentimiento de las personas afectadas. - Disponibilidad de recursos legales, - Disponibilidad de asistencia juridica para quienes requieran agin tipo de compensacién. [Ademis, los desalojos no deben dar lugar a que las familias se queden sin vivienda © queden expuestas 2 otras violaciones de sus derechos humanos. Cuando los afecrados por el desalojo no cuenten con recursos, el Estado debe adoptar todas las medidas necesarias, en la medida en que sus recursos lo permitan, para que se proporcione otra vivienda, un rcasentamiento o acceso a tierras productivas. La especial situacién de vulnerabilidad y de riesgo que afecta a las familias del Asentamiento Dignidad implica también una grave violacién de la Constitucisn Nacional de Argentina y de los compromisos internacionales de Derechos Humanos asumidos por el Fstado Argentino, en materia de no discriminacién y proteccidn de las mujeres y nifias frente a situaciones de violencia. En particular, 2 Aprobada por el Comité de Derechos Econdmicos Sociales y Culturales de la ONU, en la 16° Sesin del 16 de mayo de 1997, Documento UN E/1999/22,