Está en la página 1de 12

Clave (música)

De Wikipedia, la enciclopedia libre

Clave (música) De Wikipedia, la enciclopedia libre Mano guidoniana , Man tua, siglo XV. Las claves

Mano guidoniana, Man tua, siglo XV. Las claves están a la izquierda de las líneas

asociar las notas

musicales con las líneas

concreto con una línea d el pentagrama, de manera que a las nota s siguientes les

corresponderán los espacio s y líneas adyacentes.

o espacios del pentagrama. Una clave aso cia una nota en

La clave es un símbolo us ado en notación musical, cuya función es

Existen tres símbolos disti ntos para representar a las distintas claves, l a clave de sol, la clave de fa y la clave de do , que llevan el nombre de la nota que design an a una línea de los pentagramas. Es oblig atoria su colocación al principio de cada p auta, pero puede cambiarse durante el transc urso de la obra en cualquier momento, si se r equiere.

Contenido

1 Funció n de las claves

2 Origen

e historia

3 Clave de sol

4 Clave de fa

o

4 .1 Clave de fa en cuarta

o

4 .2 Clave de fa en tercera

o

4 .3 Clave de fa en quinta

5 Clave de do

o 5 .1 Clave de do en tercera

o

5.2 Clave de do en cuarta

o

5.3 Clave de do en primera (no usada)

o

5.4 Clave de do en segunda

6 Clave para percusión

7 Clave para guitarra (TAB)

8 Clave de transposiciones de octava

9 Usos de las claves

10 Claves en la partitura

11 Claves en la música vocal

12 Bibliografía

Función de las claves

Estas tres claves designan sonidos distintos sobre el pentagrama: la clave de fa asocia a una línea del pentagrama el fa 3 , la clave de sol asocia el sol 4 , y la clave de do asocia el do 4 (siendo éste, por convención, el do central del piano). De esta manera, se usa una u otra clave para determinar distintas tesituras. Si un instrumento tiene una tesitura fafafa cinco del pentagrama, pero mucho más cortas, para seguir el esquema de líneas y espacios en la partitura y que el instrumentista pueda reconocer la nota que se representa. Pero si se añaden muchas de estas líneas adicionales, se pierde la perspectiva y resulta muy complicado leerlo, y en otros casos, simplemente no hay espacio físico entre un pentagrama y el inferior o superior).

En teoría, al tener tres símbolos de tres claves distintas, y cinco líneas en el pentagrama, se podrían disponer de 15 posibilidades distintas de colocación de las claves, y por lo tanto, 15 posibilidades distintas de colocar cada sonido sobre el pentagrama. Pero en el pasado solamente se utilizaron siete de estas posibilidades: una para la clave de sol, dos para la clave de fa, y cuatro para la clave de do. Al conjunto de las tres claves y de estas siete posiciones se le denomina septiclavio.

Origen e historia

En su origen, la grafía del símbolo de cada clave se deriva del nombre de la misma según el sistema de notación musical anglosajón, que nombra a sus notas, y por extensión a sus claves, con letras en vez de con nombres (A en lugar de la, B en lugar de si, etc.). De manera que según este sistema, la clave de sol sería la clave de G, la clave de fa sería la clave de F, y la clave de do sería la clave de C. La G, la F y la C se usarían en su día para simbolizar las claves, y la actual grafía sería una versión transformada de estas letras. Este hecho, se asocia a un monje benedictino italiano, Guido D'Arezzo, que fue el creador de la notación musical, y el que puso las bases para el sistema musical que conocemos en la actualidad, aunque con anterioridad ya hubo otro intento de notación, propuesto por Hucbaldo.

P osible evolución de la clave de sol momento en el crear un sistema de

P osible evolución de la clave de sol

momento en el

crear un sistema de notación para pod er recordarla y

transmitirla. Aunque al pri ncipio estos sistemas de notación eran basta nte primitivos y

solo marcaban la dirección

fue complicando. Uno de los principales problemas era nombrar a lo s sonidos que se

cantaban, y poder represe ntarlos por escrito, de manera que la clave primeros signos musicales en aparecer.

fue uno de los

de la voz, si el sonido era o no ascendente , este sistema se

En un principio, la música que vio la necesidad de

se transmitía de manera oral, pero llegó un

En los siglos XI y XII, ya se usaban claves, que se ponían al inicio de los tetragramas,

canto gregoriano

había en un principio dos claves, la de do y la de fa, que se podían s ituar en distintas líneas, en la segunda, terce ra y cuarta del tetragrama. Se utilizaron tam bién para marcar las tesituras en las que c antaban las diferentes voces cuando se em pezó a usar un

ya que solo tenían cuatro l íneas, y asignaban líneas a las notas. En el

sistema musical polifónic o. La más antigua clave de do tenía forma

mientras que la clave de fa tenía forma de F, pero formada con tres peq ueños cuadrados negros. Posteriormente se l es unió la clave de sol.

de pequeña C,

Edad Media y

Renacimiento, pero sobre t odo es a partir del año 1600, con el inicio del Barroco cuando cambia, y se comienza a usar la misma simbología que usamos par a representar las

claves actuales, como se sobrevivido hasta ahora.

época que han

La grafía de las claves

fue modificándose, a lo largo de toda la

puede apreciar en las partituras de la

Clave de sol

de las claves fue modificándose, a lo largo de toda la puede apreciar en las partituras

Clave de sol

No mbre de los espacios en clave de sol El símbolo usado para rep resentar

No mbre de los espacios en clave de sol

El símbolo usado para rep resentar esta clave se basa en un espiral pa recido a una G, unida a una especie de S. L a clave de sol en la notación musical modern a se coloca en la segunda línea del pentagra ma empezando por la de abajo, y esa coloca ción se guía por el inicio de la espiral qu e la forma. Durante el Barroco se la cono cía como clave

italiana. También se la den ominaba “clave de violín” (puesto que las pa rtituras para este

instrumento se escriben en

anglosajona). En inglés se denomina treble clef (‘clave para agudos’) francesa”.

notación musical y a veces “clave

esta clave) o “clave de G” (utilizando la

veces “clave esta clave) o “clave de G” (utilizando la N ombre de las líneas en

N ombre de las líneas en clave de sol

Esta clave se encarga de

notación de Riemann) en l a segunda línea, lo que quiere decir que el r esto de las notas que estén escritas sobre la partitura se nombran a partir de esa. Es la clave que da la

que usan los

instrumentos con tesituras más altas. Sobre todo la usan los instrumen tos de viento de

madera, el violín, algunos

diferencia de la mano izqui erda, que lee en clave de fa, y también en cla ve de sol). En la música vocal, tanto la voz soprano como la contralto, están escritas ig ualmente en esta

instrumentos de percusión, y la mano dere cha del piano (a

posibilidad de representa r sonidos agudos, de manera que es la

situar al sol 4 (sol 3 en la notación franco-be lga, y sol 5 en la

clave si bien, en sus orígen es, esto no era así ya que cada una tenía una clave propia. La clave de sol es la más usad a en la actualidad.

Durante el siglo XVII y el

flauta, sobre todo la publi cada en Francia, en una clave de sol en la p rimera línea, ya

siglo XVIII, era costumbre escribir la mús ica para violín o

que daba la posibilidad de representar en el pentagrama sonidos un poco

Clave de fa

de representar en el pentagrama sonidos un poco Clave de fa Clave de fa en cuarta
de representar en el pentagrama sonidos un poco Clave de fa Clave de fa en cuarta

Clave de fa en cuarta

más agudos.

Cada uno puede hacer la cl ave de Fa como quiera, ya que no tiene un si tio determinado. La clave de fa se ha repres entado con dos símbolos distintos, aunque u no de ellos en la

actualidad está en desuso.

letra F, que en la notación musical anglosajona simboliza a la nota fa. E sta clave sitúa a la nota fa 3 (fa 2 según la n otación frannco-belga y fa 4 según la notaci ón de Riemann)

o bien sobre la

tercera línea, o bien sobre la cuarta línea. Su situación sobre una o so bre otra línea lo marcan dos pequeños pun tos, uno encima del otro, que se colocan a la derecha de la

clave y delimitando la líne a a la que se refiere.

sobre el pentagrama, y tie ne dos posiciones distintas sobre el mismo,

estilizada de la

Ambos símbolos provenían de una versión

Clave de fa en cuarta

La clave de fa que se sitúa en la cuarta línea del pentagrama, se denomi na clave de fa en

cuarta y hace más tiempo

vocal la partitura de los baj os estaba escrita en esta clave. Es la clave en uso que permite escribir sobre el pentagram a sonidos más graves. En la actualidad, la usan sobre todo los bajos de la cuerda frot ada, como el violonchelo y el contrabajo, y los instrumentos

la tuba o el

trombón.También usada en

se denominaba también clave de bajo, ya qu e para la música

más graves de la famil ia del viento metal, como por ejemplo

percusión (redoblante, timbales, platillos, b ombo, caja, etc).

También se usa para la m ano izquierda del piano, que da sonidos m ás graves que la mano derecha, que se escri be en clave de sol.

Clave de fa en tercera

La clave de fa que se sitúa en la tercera línea del pentagrama se denomi na clave de fa en

tercera. Se utilizaba como

denominación más antigu a era clave de barítono, ya que en la m úsica vocal, las

partituras escritas para esto s cantantes se escribía en esta clave. Se usa nada.

muy poco, o casi

clave de transición para instrumentos de tesit uras graves. Una

Clave de fa en quinta

En alguna ocasión se ha us ado la clave de fa situada en la quinta línea del pentagrama, como el caso del composit or Heinrich Schütz, pero en la actualidad no se utiliza. Daría

el mismo nombre a las not as que la clave de sol en segunda línea, pero

dos octavas más grave. Es la clave que proporciona la tesitura más gr ave de todas las

la tesitura sería

posibles combinaciones de claves en el pentagrama.

Clave de do

combinaciones de claves en el pentagrama. Clave de do Clave de do en tercera El símbolo

Clave de do en tercera

El símbolo que representa a la clave de do, está formada por dos C al re vés, una encima

de la otra. Esto es porque

además se encarga de asig nar a las líneas del pentagrama la nota do 4 ( Do central). Esta clave tiene cuatro posicion es posibles, en la primera línea, en la segund a, en la tercera o

a la nota do, y

en la notación anglosajona, la C representa

en la cuarta, aunque las m ás utilizadas son las que se sitúan sobre la tercera o cuarta línea. Como generalidad, s e usa para representar sonidos medios.

Clave de do en tercera

La clave de do que se sitúa do en tercera o clave de representar en esta clave. para música vocal antigua.

sobre la tercera línea del pentagrama, se de nomina clave de contralto, debido a que la música para co ntraltos se solía Se usa para la música para violas, a veces p ara trombones y

Clave de do en cuarta

para violas, a veces p ara trombones y Clave de do en cuarta Clave de do
para violas, a veces p ara trombones y Clave de do en cuarta Clave de do

Clave de do en cuarta

La clave de do situada sob re la cuarta línea del pentagrama, se denomin a clave de do en cuarta o clave de tenor. Es to se debe a que la música para tenor solía representarse en esta clave. Se usa para el f agot, como clave de transición para algunas notas agudas del violonchelo y para represe ntar notas agudas del trombón. En ocasion es se puede ver todavía en partituras de mú sica vocal antigua.

Clave de do en primer a (no usada)

La clave de do que se

empezando a contar por ab ajo, se llama clave de do en primera o clav e de soprano. En la actualidad no se utiliza, pero en otros tiempos se usaba sobre todo pa ra representar la parte de soprano en las par tituras vocales. Ahora se puede encontrar en textos antiguos, para algún fragmento canta do por sopranos.

representa en la primera línea del penta grama, siempre

Clave de do en segund a

La clave de do situada en l a segunda línea del pentagrama, se denomin a clave de do en

segunda, o también clave representar la música de algunos fragmentos para mezzosoprano.

de mezzosoprano, debido a que se usaba

esta clave para

las cantantes mezzosoprano. Apenas se us a, excepto para

evitar añadir muchas líneas adicionales en

la música para

Clave para percu sión

Clave para percu sión Clave de percusión La clave de percusión, a d iferencia del resto

Clave de percusión

La clave de percusión, a d iferencia del resto de claves, no tiene el m ismo significado que la de sol, la de fa ni la de do. Ésta, no coloca los sonidos entre las l íneas y espacios,

que está escrito a

continuación de ella en el p entagrama está dedicado a la percusión que no tiene ninguna afinación en concreto. A ca da instrumento se le asigna una línea o un es pacio distinto.

como hacían las otras, sino que es una convención para mostrar que lo

Para partituras de instrum entos de percusión que sí emiten distintas n otas, que tienen afinación, como por ejem plo los timbales, o los xilófonos, tienen p artituras propias separadas de la de perc usión, con las claves ya explicadas, co mo el resto de instrumentos.

Clave para guita rra (TAB)

Artículo principal: Tablatura

Clave para guita rra (TAB) Artículo principal: Tablatura Ejemplo de tablatura para guitarra los los pentagramas,

Ejemplo de tablatura para guitarra

los

los

pentagramas, pero suele te ner seis o cuatro líneas, representando cada l ínea una cuerda. A diferencia de los pentag ramas, no se representa la nota, sino la posic ión de los dedos sobre los trastes. Para indic ar que es una tablatura y no un pentagrama, se indica con las letras TAB en sentido ve rtical al comienzo de la obra. Este TAB t endría el mismo significado que la clave de percusión.

La música para guitarra

pentagramas tradicionales , sino que viene escrita en tablaturas.

o

bajo,

en

muchas

ocasiones

no

viene

escrita

Son

en

como

Clave de transpo siciones de octava

Clave de transpo siciones de octava Rango de l a guitarra, donde se ve la clave

Rango de l a guitarra, donde se ve la clave de sol con el

Rango de l a guitarra, donde se ve la clave de sol con el 8 Ejemplo

8

Ejemplo de la notación 8va

En ocasiones, las claves no representan el sonido real que interpreta un instrumento. Por ejemplo, el contrabajo, tien e sus partituras en clave de fa en cuarta, per o en realidad, los

sonidos que emite no son

los que están representados, sino que son una octava más

grave. La guitarra, la flaut a de pico alto, o en música vocal los tenore s, están afinados

una octava más grave de lo este caso,la clave de sol.

afinado una octava más ag udo de lo que indica su clave, como por ej emplo, la flauta píccolo, que tiene sus parti turas escritas en clave de sol. A esto se le lla ma transposición

de octava.

sus partituras, en instrumento está

que indica la clave en la que están escritas En otros casos, ocurre al contrario, y el

Para señalar que el instrum ento está emitiendo los sonidos con una oct ava de diferencia

de la clave, en el misma en el caso

de lo escrito en la partitura , se añade un 8 pequeño a la parte inferior caso de que sea una octava más grave, y un 8 en la parte superior de la

de que sea una octava más agudo. También existe la posibilidad de aña dir un 15, lo que significaría que habría dos octavas de diferencia, pero esto apenas se us a.

En la mayoría de los casos , los editores no se suelen molestar en añadir el 8 a las claves de las partituras de estos i nstrumentos, ya que consideran que la difer encia de octavas está sobreentendida.

Hay otros casos en los qu e se amplía la tesitura de una clave, añadi éndole en algún fragmento de la obra la not ación de octava, 8va en el caso de que sea m ás aguda, y 8vb en el caso de que sea más g rave, para evitar tener que cambiar de clave o añadir muchas líneas adicionales.

Usos de las clave s

Usos de las clave s Edición de fragmento de partitura de Bach, donde se aprecian claves

Edición de fragmento de partitura de Bach, donde se aprecian claves similares a las actuales

A pesar de existir tantas po sibilidades distintas de claves y posiciones e n el pentagrama, solamente se usan normal mente siete de estas posibilidades. Los criteri os para usar una clave u otra son principa lmente dos, que la tesitura del instrumen to que lo va a interpretar se adecúe al ra ngo de notas que impone la clave, y que se a lo más claro y simple posible, para facilit ar la lectura de la partitura al músico.

No se usa la clave de sol colocada en la tercera, cuarta o quinta líne a, porque estaría dando las mismas notas qu e la clave de do en primera, la clave de do en segunda y la clave de do en tercera re spectivamente. Son totalmente equivalente s, en cuanto al

nombre de las notas y en

cuanto a la tesitura. No tiene mucho senti do usar distintas

claves para nombrar exacta mente lo mismo. Si además tenemos en cuen ta que las claves de do en primera y segund a línea son muy poco utilizadas, es muy inne cesario usar más claves.

No se usa la clave de fa en la primera o en la segunda línea, porque tie nen equivalencia de nombre y tesitura co n la clave de do en tercera y la clave d e do en cuarta

respectivamente, así que no

es útil porque estas claves de do son bastant e utilizadas.

De entre las claves de do p osibles, la que no se usa es la que está colo cada en la quinta

línea del pentagrama. Est o es porque tiene equivalencia de nombre

y tesitura con la

clave de fa en tercera. Si e sta clave ya se usa poco, es innecesario crea r más elementos

para la notación.

El que se usen unas claves y no otras, cuando comparten tesitura y desi gnan los mismos nombres a las notas del pe ntagrama, es una cuestión de tradición, y de evolución de las primitivas claves que se us aban en los tetragramas durante la Edad Med ia.

Claves en la part itura

Claves en la part itura Partitura d el Cuarteto de cuerda n.º 2, op. 33 ,

Partitura d el Cuarteto de cuerda n.º 2, op. 33, de Haydn

al principio del

pentagrama, y se tiene que

También es necesario po nerlas en el primer compás de cada pent agrama, siempre

delante de la armadura qu e también se debe colocar en el primer com pás de todos los

lo hacen. Si es

necesario cambiar la clave en medio de una partitura porque cambia la t esitura, es decir,

complicado de

representar debido a que

hacer sin problema, en cu alquier compás, aunque no sea el primero d el pentagrama, y en cualquier parte del mism o, no sólo al principio.

se tendrían que añadir muchas líneas adici onales, se puede

se va a interpretar un fr agmento más agudo o más grave que es

pentagramas, a lo largo d e toda la obra, aunque algunos editores no

Las claves se sitúan ob ligatoriamente al principio de la obra,

colocar antes que la armadura y que el te mpo del compás.

obra, colocar antes que la armadura y que el te mpo del compás. Sonata n.º 23

Sonata n.º 23 para piano, Appassionata, de Beethoven

se escriben con

dos pentagramas simultán eos, el de arriba en clave de sol, que se to ca con la mano

claves en estos

sistemas de pentagramas

simultáneamente, y que vi enen agrupados mediante unas llaves o corc hetes) funcionan

exactamente igual que si

descritas también para est as partituras. Aunque en el caso del piano, cambie la clave a lo largo d e una obra.

es muy raro que

En los instrumentos de gra n registro, por ejemplo, las piezas para piano

derecha y el de abajo, en clave de fa en cuarta, con la izquierda. Las

(un sistema es un grupo de pentagram as que se leen

solo hubiera uno, cumpliéndose las norm as generales ya

Cuando se escribe música para más de un instrumento (dúos, tríos, cua rtetos, quintetos,

orquestas de cámara, orqu estas sinfónicas

de todos los instrumentos

más agudas a las más grav es. En las partituras orquestales se conserv an los principios

en nada, cada correspondiente.

se suelen compilar todos los pentagramas

de las tesituras

),

en una sola partitura, de manera vertical, y

de las claves, no cambia absolutamente

generales de colocación

pentagrama de cada instru mento es independiente y está en su clave

como guías sobre todo para el director d e orquesta. Las

partituras específicas par a cada instrumento se denominan parti cellas (italiano:

Estas partituras se usan

partícula ) ? .

Claves en la mús ica vocal

se usan partícula ) ? . Claves en la mús ica vocal Músic a vocal representada

Músic a vocal representada en dos pentagramas

Para las partituras de mús ica vocal, normalmente se suelen representa r en una misma

cada una en su pentagrama correspondiente , al igual que se

voces que normalmente se representan en la música vocal

polifónica son cuatro: sopr ano, contralto, tenor y bajo. Hasta hace un siglo, las claves que se usaban para cada v oz eran distintas a las que se usan de mane ra general en la actualidad. La voz de sopr ano era representada en clave de do en prime ra, de ahí que se le denomine también clave de soprano. La voz de contralto, era represen tada en clave de do en tercera, de ahí que t ambién se le llame clave de contralto. La v oz de tenor, era representada en clave de d o en cuarta, y por eso se le llama también c lave de tenor. Y

estaba escrita en clave de fa en cuarta. Po r eso se le llama

por último, la voz del bajo también clave de bajo.

partitura todas las voces, hace en las particellas.Las

En la actualidad, estas cla ves se han dejado de usar generalmente pa ra la mayoría de estas voces, excepto para a lgunos fragmentos. Para las voces de sopra no y contralto se usa la clave de sol, para te nor se suele usar la clave de sol, aunque co mo su tesitura es una octava más grave, se s uele añadir un pequeño 8 en la parte inferio r de la clave. El bajo mantiene su antigua re presentación en la clave de fa en cuarta.

En algunos casos, se puede representar estas partituras de música vocal en dos pentagramas en vez de en cuatro. En el pentagrama superior, en clave de sol, se representan las voces de soprano y contralto, y en el pentagrama inferior, en clave de fa en cuarta se representan las voces de tenor y de bajo.Victor Hugo Aguirre creo el sistema germano, y Alfredo Gomez Juarez el sistema barroco, ayudados por Salgado.