P. 1
Proceso de Integracion Economica

Proceso de Integracion Economica

|Views: 9.346|Likes:
Publicado porKatia Mejia
El trabaja revisa los procesos de integración económica y comercial, y analiza su actual situación en Amèrica del Sur.
El trabaja revisa los procesos de integración económica y comercial, y analiza su actual situación en Amèrica del Sur.

More info:

Published by: Katia Mejia on Sep 05, 2009
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

11/28/2014

pdf

text

original

El proceso de Integración Económica y Monetaria, la creación de zonas monetarias con

una moneda común y su impacto en las relaciones económicas latinoamericanas.
Por Ms.Ec. Katia Mejía S.
Docente Asociado
Universidad Ricardo Palma.
En las últimas décadas, ha acaecido un profundo proceso de globalización de las economías, a
nivel mundial. Todas las economías han debido en mayor o menor grado, adaptarse a las
nuevas condiciones en el terreno de la economía mundial. El espectacular avance de las
comunicaciones y la tecnología, así como la fuerte corriente de apertura en la mayoría de países,
han estimulado y acelerado la internacionalización de la economía.
La Unión Europea es sin duda la experiencia más exitosa de Integración Económica y Monetaria
y debería ser tomada como un esquema de referencia para los demás grupos integracionistas ,
sin calcar ni copiar los modelos , políticas e instrumentos, pero si como un proceso el cual debe
ser analizado tanto en las aulas universitarias como en los foros de decisión política, puesto que
es una experiencia real y positiva . Las asimetrías de las economías latinoamericanas
representan el principal obstáculo en la coordinación de políticas macroeconómicas , sin embargo,
no se debe agotar esfuerzos en estudiar y analizar las formas a través de las cuáles el proceso
de Integración en los países de América Latina podría retomar el impulso que se dio en la
década de los noventa.
La economía de las uniones monetarias ha atraído considerable atención desde la creación de la
Unión Monetaria Europea (UME). En los últimos años se han escrito innumerables documentos
sobre los requisitos previos de las uniones monetarias, las perspectivas para la UME, las
lecciones para otros grupos de países que podrían considerar la posibilidad de seguir su ejemplo,
así como sobre el impacto de las uniones monetarias sobre el comercio.
El presente trabajo de investigación muestra cómo el modelo de crecimiento basado en el
comercio internacional, el proceso de integración y las políticas comunes, pueden llegar a ser una
opción de desarrollo para la región latinoamericana.
la primera parte del trabajo, se explicarán las principales teorías que explican el crecimiento de
un país gracias al intercambio comercial, analizando los clásicos de la economía así como las
aportaciones modernas al modelo.
En la segunda parte se realiza el análisis del proceso de integración económica y comercial, las
distorsiones, sus etapas y los efectos den las economías de los países que integran el bloque
así como los que no participan del mismo.
En la tercera parte se analiza el tema de las Uniones Monetarias y se detalla la experiencia
europea, pues es el proceso más desarrollado y exitoso hasta la fecha.
La tercera parte corresponde al análisis de la integración en el contexto latinoamericano,
específicamente en Mercosur, por ser el bloque latinoamericano que más avanzado en materia de
integración y políticas conducentes a la coordinación macroeconómica,. Se analizan las
1
condiciones existentes y las deseables, para que en un horizonte de largo plazo, se inicie un
proceso de integración monetaria en la sub región.
Finalmente, la parte quinta recoge las conclusiones a las que se ha llegado liego el exhaustivo y
detallado análisis de las fuentes de información con las que se ha trabajado la presente
investigación
I.- Teorías clásicas del Comercio Internacional.
1.1.- La Teoría de la Ventaja Absoluta.-
Fue desarrollada por Adam Smith y David Ricardo, quienes encontraron en la ventaja absoluta
que un país tiene en la producción de un bien, el argumentos que estaban necesitando para la
especialización productiva por países y por lo tanto, para favorecer el comercio a través de su
liberalización.
Cada uno de los socios debe centrarse en la producción de aquellos bienes y servicios para los
que está mejor dotado. De este modo obtendrá por unidad de input , mayor cantidad de output.
La mejor manera de demostrar la ventaja del comercio, fue presentada por el propio Ricardo,
mediante la tabla de unidades de productos elaborados por ambos países socios, por hora.
Tabla 1.- Ventajas A.
Producción
por
hora/hombre
País A País B
Producto X 3 1
Producto Y 2 4
A partir de los datos de la tabla podemos deducir que el país A tiene ventaja en la producción del
bien X, mientras que el socio la tienen en la producción del bien Y. En el supuesto caso que
ambos países decidan autoabastecerse, el país A debería renunciar a 3 unidades del bien X para
poder obtener 2 unidades del bien Y. Si decidiera abrir sus fronteras comerciales y liberalizar su
comercio para comerciar con su socio B, centrándose en la producción del bien de su ventaja
absoluta, tendría que renunciar a ½ unidad del bien X para poder obtener dos unidades de Y; en
otras palabras, bajo condiciones de libre comercio, necesita dedicar menos horas de trabajo a la
producción de Y para obtener 2 unidades, en lugar de seguir produciéndolas en forma autártica.
Siempre que existan precios diferentes en dos lugares , existe la posibilidad reobtener beneficios
mediante el intercambio comercial. Esta es la primera lección que nos deja como legado la
teoría de la ventaja absoluta. Sin embargo, los críticos establecieron que la teoría habría sido
diseñada por economistas ingleses, para un mercado inglés, el imperio Británico que poseía en
ese época, las ventajas absolutas en prácticamente todas las áreas de producción y materia
prima, gracias a su posición de Metrópoli poseedora de todas las riquezas procedentes de sus
2
colonias, así como la exclusividad del transporte marítimo internacional de sus límites
coloniales.
Por lo tanto, la teoría se presentaba como excluyente, discriminando al resto de países que no
gozaba de tales ventajas comparativas. ¿Qué rol debían jugar entonces países con menores (o
ninguna) ventaja, en el escenario mundial? Estos países estarían siendo condenados a la “no
especialización” en sector alguno, relegándose en el rol de lo que en la actualidad recataloga
como “importadores netos”.
1.2 La Teoría de la Ventaja Comparativa.
Analizadas estas críticas a la teoría, el discípulo de Adam Smith, David Ricardo, profundizó en el
estudio de las ventajas, planteando un argumento complementario : la teoría del valor trabajo
pasó a sustentar el intercambio y la especialización hacia los cuáles todos los países deberían
orientar la producción. Para David Ricardo, todo país es bueno en la producción de determinado
bien, pues la especialización debe buscarse en aquel sector en el cual la desventaja sea menor.
Ricardo demostró entonces que el intercambio comercial sería siempre beneficioso, para ambos
socios, aun cuando uno de ellos no ostentara el liderazgo total que la ventaja absoluta le confiere.
La teoría de la ventaja comparativa afirma que , siempre y cuando se posea ventaja en la
producción de alguno de los bienes, el país ganará especializándose en la producción de dicho
output, obteniendo los restantes bienes necesarios para la satisfacción de las necesidades del
mercado interno, a través de las importaciones procedentes del resto del mundo ( en el ejemplo
de Ricardo, las importaciones debían proceder del mercado del socio).
Existen ventajas comparativas cuando:
1. Ocurren diferencias en la producción, debido a la existencia de disparidades en la
participación de los factores productivos en las distintas industrias de los socios.
2. Existen diferencias en la participación de distintas calidades de trabajo en las diversas
industrias de los distintos países.
3. Existen diferencias tecnológicas en sentido estricto, entre los diversos países.
En la segunda tabla se observa en detalle las consideraciones anteriores. El país A tiene ventaja
absoluta en la producción de ambos bienes. Según Adam smith este país sería el único que
pudiese tener una activa y beneficiosa participación en el comercio internacional. Sin embargo, el
comercio será beneficioso para ambos países, debido a que existe una diferencia en la
producción de ambos bienes en ambos socios. Si no existiese el intercambio, 1 unidad de X
recambiaría por 5/6 de Y, mientras que en el país B el intercambio se realzaría a razón de 1
unidad de X por 3/4 de Y. Ya que A puede obtener una mayor porción de Y intercambiando la
unidad del bien X con B que negociando en forma autártica, se deduce que el intercambio
comercial será beneficioso para ambos socios.

3
Tabla Nº 2: Ventajas Comparativas
Producción
por
hora/hombre
País A País B
Unidades de
X
6 3
Unidades de
Y
5 4
A pesar de haber ampliado el análisis y determinar que todos los países – sin considerar el
liderazgo o tamaño del mismo-, pueden y deben crecer a través del comercio exterior, la teoría
de la ventaja comparativa también fue sujeto de críticas debido a las limitaciones que presentó.
En esta oportunidad la principal crítica se centró en que la teoría del valor trabajo no cubría todos
los criterios para poder determinar el valor de una mercancía, y en todo caso, el trabajo no es un
factor homogéneo, pues tiene rendimientos y costos diversos según las características de los
mercados. Asimismo, la ventaja comparativa se analiza desde la perspectiva de una libre
competencia, sin considerar las diferentes barreras que por siglos han afectado la práctica del
comercio.
Así, el libre comercio es solo beneficioso si el país es suficientemente productivo para hacer
frente a la competencia externa, pero los países siempre tendrán algún sector en el cuál su
desempeño es menos malo o menos ineficiente. Esta es sin duda la mayor aportación de la
teoría. Sin embargo, no queda claro cuál es la forma de financiar el proyecto exportador. Si nos
trasladamos a la época de Ricardo, la empresa privada nacía bajo los influjos de la revolución
industrial y el estado Británico era el ente superior que administraba todas las riquezas (“wealth
of nations”) de la nación (entiéndase de las colonias también).
La competencia exterior siempre ha sido injusta desde el punto de vista de las naciones menos
desarrolladas. Sin embargo, los bajos salarios constituyen un argumento para la competencia
desleal. La teoría del valor trabajo no determina el real valor del trabajo, por lo tanto, no llega a
precisar con claridad el valor de la hora hombre a nivel mundial, pero si en las determinadas
regiones. A lo largo de la época colonial, el salario no estuvo reglamentado basándose más bien
en la mita y otras formas de explotación. Uno de los argumentos desarrollados siglos después,
en la década de los 60 en América Latina, se basa precisamente en las bajas remuneraciones de
la mano de obra. Sin embargo, la escuela liberal aduce que esta condición sigue siendo una
amenaza contra el libre comercio. Esta discusión se realiza en la clase de Economía Mundial, en
la carrera de Economía y los apuntes de clase están a disposición de los interesados en el aula
virtual.
La ventaja comparativa no consideró los costos de transporte y carga internacional. La diferencia
actual entre un precio CIF y un precio FOB puede variar hasta en un 30%, dependiendo de las
distancias entre el punto de embarque y el de desembarque. Tampoco se considero el criterio de
diferenciación de productos en base a la calidad. En las clases de economía siempre analizamos
estos puntos, dejando en claro, que más de tres siglos nos separan de las condiciones en las
4
cuáles Ricardo esbozó la teoría. Lo trascendental de ella, y por ello su importancia y prevalencia
en el tiempo, es que demostró que los países “pobres” o menos competitivos no tienen porque
limitar su crecimiento por no ser lideres absolutos en determinados sectores manufactureros. La
lección es que cada país debe utilizar lo mejor de su mercado, lo mejor de su dotación de
factores y potencializarlo.
Ahorrar recursos en aquellos sectores en los cuales difícilmente se va a competir (por falta de
cualquiera de los factores de producción o dotaciones) , permitiendo la importación de esos
bienes y canalizando los recursos destinados al sector favorecido , es decir aquel sector en el
cual el desempeño sea menos ineficiente. Países en desarrollo que en la actualidad han
superado el crecimiento del 7% del PBI y que han diversificado la oferta exportable, han aplicado
en primer instancia un modelo pro exportador basado en las ventajas comparativas y han
continuado con la especialización hasta llegar a imponer las líneas de crecimiento económico del
país. Así, tenemos el ejemplo de la economía chilena, que teniendo el mismo perfil factorial que
nuestra economía, ha seguido una trayectoria de apertura comercial y especialización constantes
a lo largo de las décadas 70-80-90 hasta la fecha. Las ventajas comparativas chilenas han
determinado las líneas de producción y exportación de base: agroindustria, pesquería, minería,
transportes (marítimo) y silvoindustria. Todas estas ramas se han especializado generando
industrias derivadas cada vez más sólidas y diversificadas.
Dadas las críticas a la teoría, los economistas continuaron analizando las bondades y
limitaciones de los aportes de la teoría clásica, pero manteniendo los principios teóricos.
1.3.- La teoría Hecksher y Ohlin.
En 1933, los economistas suecos Hecksher y Ohlin presentaron el teorema que lleva sus
apellidos, mostrando las siguientes observaciones:
a. “Los factores de producción son inmóviles entre países “
b. “ Se presupone información perfecta”
c. “Se presupone la existencia de competencia perfecta, es decir, no hay oligopolios ni
monopolios”.
d. “ No se reconoce el papel de la tecnología ni del marketing”
e. “Tienden a tratar a las empresas como una caja negra, sin tener en cuenta que la empresa
es una entidad dinámica y en continuo proceso de cambio”
f. “Sólo se tiene en cuenta el factor capital”
g. “La definición tomada en consideración para ventaja comparativa sólo considera la
productividad de una industria en relación a la industria extranjera, pero elude el tema
monetario y obvia por tanto la tasa de salarios de un país en relación a la del extranjero, lo
que podría hacer cambiar el signo del comercio”.
h. “ Se suponen costes marginales constantes, lo que induce a pensar que un pais maximiza
sus ganancias especializándose completamente en la producción del bien para el que
goza de ventaja comparativa”
1
La improbabilidad de que las empresas de un país presenten costes marginales constantes llevó
a muchos economistas a sustituir esos costos constantes por costos crecientes, supuesto que es
más cercano a la realidad de las empresas, puesto que a medida que empresa o industria
amplía su producción , es necesario renunciar a cantidades crecientes de los otros bienes para
1
Cantos M, (1998) Introducción al comercio internacional ( 2º edición) 2001.Ed. Edinoc.p32
5
obtener unidades adicionales del bien en expansión. Esta aportación de la teoría es muy cercana
a la especialización si consideramos que en la práctica los países se especializan solo
parcialmente, es decir, lo hacen para incrementar su nivel de bienestar como consecuencia del
comercio, al desplazarse desde una curva de utilidad U1 a una curva U2. Estos conceptos
básicos son revisados en las asignaturas previas a las de Economía Mundial y Economía
Internacional.
El teorema postulado por Hecksher y Ohlin fue planteado para dar respuesta a las interrogantes
pendientes en relación al patrón de comercio de los países en el mundo. El teorema predice el
sentido del intercambio en función a la abundancia de factores en los mercados locales, así como
a la intensidad con que dichos factores reincorporan en el proceso productivo de los bienes.
1.3.- La Teoría Hecksher y Ohlin.-
La idea básica descansa en dos premisas:1.- Los bienes difieren en sus requerimientos de
factores y (2) los países difieren en sus dotaciones de factores.
De acuerdo con los economistas suecos, un país tiene una ventaja comparativa en aquellos
bienes que utilizan sus factores abundantes de manera intensiva. Detal manera, que ahora la idea
de crecimiento y especialización gira alrededor de la dicotomía : abundancia-intensidad. Esta es
una de las razones por las que al inicio de la aplicación de los modelos de crecimiento, luego de
su independencia, la India se dedicó a la exportación de manufacturas intensivas en el factor
trabajo. Posteriormente el Gobierno de la India decidió invertir primordialmente en conocimientos
, cultura y educación, sesgando además esta última hacia el área de ciencias exactas, elevando
la exigencia académica en los niveles secundario y superior. Hacia el año 2007 la India es una
potencia especializada en la exportación deservicios y provee de ingenieros en sistemas y
electrónicos a occidente. Posee una de las universidades mas exitosas (Indian Technological
Institute) . Ha alcanzado un crecimiento promedio de 8% del PBI desde el inicio del presente siglo.
Al igual que las teorías anteriores al modelo, en este caso también existen supuestos
simplificadores:
 Existen dos países y cada uno está dotado con dos factores de producción homogéneos y
cada uno produce dos bienes . Ya que este es el primer supuesto, y el que marca la
característica esencial del modelo, éste es también conocido como el modelo “ 2x2x2” .
 La tecnología es igual en ambos países. Este supuesto significa que la función de
producción de los textiles ( uno de los bienes producidos por ambos socios) es lamisca
tanto en el país A como en el B. Si posprecios de los factores fueran los mismos en ambos
mercados , los productores de textiles utilizarían las mismas cantidades del factor trabajo
y capital por cada unidad de textiles producidos. EL mismo planteamiento sirve para la
producción del segundo bien , en este caso, el acero.
En esta parte debemos prestar especial atención, pues se trata de un supuesto
extremadamente simplificador. La tecnología puede ser lamisca, pero no todos los países
disponen de ella en igual medida, ni la aplican de la misma manera. Existen distancias
tecnológicas entre países industrializados y países en desarrollo, justamente apelados “
tecnológicamente a la saga” o “atrasados”. El costo de la tecnología difiere puesto que un
país en desarrollo deberá probablemente solicitar un crédito para el desarrollo, o apoyarse
en la cooperación internacional o esperar a que los precios de lanuela tecnología estén a
su alcance, y cuando esto ocurre, es que ya surgió un nueva herramienta tecnológica.
6
 Cada bien es producido bajo rendimientos constantes a escala. Un cambio proporcional
en todos los insumos origina que la producción cambie en el mismo porcentaje de los
insumos. Los rendimientos constantes a escala tienen mas sentido dentro de un sector
industrial o una rama industrial.
 Fuerte intensidad de factores: A los mismos precios de los factores, los textiles utilizan más
unidades de trabajo por unidad que el acero. Asimismo, el acero utiliza más capital por
trabajador que los textiles. La utilidad del supuesto es que permite clasificar a los bienes
por intensidades de factores utilizados.
 Ningún país se especializa completamente en la producción de un solo bien . Después de
establecer el libre comercio, ni el país A ni el B se especializan totalmente en ningún bien. (
No toman una decisión drástica en cuanto a eliminar totalmente un sector industrial para
dedicarse exclusivamente al alternativo) En las actuales condiciones económicas , el
proteccionismo que el Gobierno otorga a sus industrias es el mayor del mundo, pues
subsidia sectores en falencia, sectores declinantes y por supuesto, sectores “
estratégicos” para el mercado local.
 La competencia perfecta regula todos los mercados de factores y de bienes.
El supuesto excluye las estructuras monopolísticas y oligopolísticas así como las rigideces
en los salarios y precios.
En un mercado perfectamente competitivo, todos los participantes son receptores de
precios y no pueden interferir en la fijación de precios. Los precios están determinados por
el libre juego de la oferta y la demanda y en el largo plazo, los precios de los bienes son
iguales a sus respectivos costos de producción.
 Los factores son perfectamente móviles dentro de cada país, pero perfectamente
inmóviles entre países. La interpretación este supuesto debe ir ajustándose en el tiempo,
en función a los acuerdos comerciales que el proceso de Integración Comercial y la
Globalización avanzan. La inmovilidad externa de los factores existe en aún , sobre todo
en el caso del capital, debido a las restricciones que algunas naciones imponen. Los
recursos humanos están sujetos a controles restrictivos y en el caso del Nafta, ni el
tratado de libre comercio ha liberalizado el mercado laboral. La Administración Bush es la
menos flexible en este delicado tema, trascendental para la reducción de costos en el
largo plazo.
La movilidad interna de los factores asegura que se obtenga lamisca tasa de salarios y de
retorno de capital en cada sector dentro de un mismo mercado nacional., puesto que los
factores se mueven rápidamente y sin costo de un sector con altas ganancias a otro con
menores ganancias, hasta que logren igualarse.
 Los gustos son bastante similares pero no necesariamente idénticos entre países.
Según este supuesto, las canastas de consumo de los países podrían ser similares,
dependiendo del nivel de ingresos. Por lo tanto, las funciones redemanda podrían ser
parecidas, facilitando el conocimiento del mercado objetivo.
 El comercio mundial está libre de cualquier barrera o impedimento. En este punto el
debate se enriquece, puesto que las naciones más industrializadas son las que mayor
protección ofrecen a sus mercados locales y a sus empresarios y agricultores. La Farm Bill
o reforma industrial y agrícola de los EEUU es el instrumento más poderoso que existe
en la actualidad, asignando subsidios, pagos contra cíclicos, financiamiento especial por
7
áreas de cultivo, aranceles y cuotas, que son bajo todo punto de vista, barreras al libre
comercio.
 Los costos de transporte son cero. En el análisis de la teoría de la ventaja comparativa se
hizo una explicación de cómo esta omisión distorsiona los precios finales.
Hecksher y Ohlin afirman que la política de libre comercio entre países surge por las diferencias
internacionales en los costos de producción, diferencia que se deben a la interacción entre las
proporciones en las que los diferentes factores están disponibles en los países y la proporción en
que son utilizados para producir los diferentes bienes. Así nace la teoría de las proporciones de
los factores, para explicar las relaciones comerciales entre países.
Un país A es abundante en factor trabajo porque la proporción entre el trabajo y el capital es
mayor que en el país B : [L/K] A >[L/K]B o porque la relación por cociente entre el precio del
trabajo (W) y el precio del capital (i) es menor en el país A que en B; es decir, definido en
términos económicos, el país A es abundante en trabajo respecto al país B [W/i] A < [W/i]B, .
Cuando esto ocurre, el país A se especializa (o debería hacerlo) en la producción de aquel bien
que resulta ser intensivo en dicho factor trabajo. Suponiendo que :
[L/K] X > [L/K] Y , el país A se especializaría en la producción del bien X y el país B en la del bien
Y. En conclusión, los países exportan los productos que utilizan intensivamente los factores
productivos en los que poseen abundancia. Revisemos nuevamente la estructura exportadora de
Chile, China, Canadá, Argentina, EEUU. Todos estos países se especializan ( más) en la
producción y exportación de aquellos bienes en los que poseen abundancia de factores y los
utilizan intensivamente.
El efecto de este tipo de política comercial es la igualación de los precios de los factores
productivos entre países, a pesar de no haber movimiento de factores entre sí. Lo que ocurre es
que los factores migran indirectamente a través del comercio, de a compra y venta de bienes , lo
que lleva a la igualación de los precios de esos bienes y de sus factores entre los países que
negocian entre si.
En las transacciones reales los precios no se igualan y se observa un gran abanico de salarios
diversos y dispersos cuando se comparan entre países. Un ejemplo de evidencia empírica
pudiese encontrarse al analizar el comercio entre la República Popular China, cuya estructura es
intensiva en trabajo y la de los Estados Unidos, intensiva en factor capital. El mayor porcentaje de
exportaciones chinas hacia los EEUU está concentrado en manufacturas como juguetes y
artículos para niños, textiles y confecciones, zapatería y artículos de relojería. Estos sectores
industriales utilizan intensivamente el componente trabajo; Las mayores exportaciones
norteamericanas están ubicadas en la industria aeronáutica, así como partes y piezas, motores y
turbinas. Si bien estos sectores utilizan intensivamente acero, se trata de industrias muy
onerosas, que requieren de fuertes inversiones. Como el Gobierno norteamericano tiene una
fuerte protección para el acero y sus industrias conexas y derivadas, es fácil establecer la
ventaja productiva y exportadora.
El año pasado, las ventas estadounidenses de bienes y servicios a China sumaron 42.000
millones de dólares, convirtiendo a ese país asiático en el mercado de mayor crecimiento para la
industria norteamericana.
Las exportaciones estadounidenses de computadoras y otros equipos electrónicos a China
aumentaron 20 por ciento entre 2002 y 2003, al sumar 7.000 millones de dólares, mientras que las
8
ventas de productos químicos crecieron 24 por ciento en el mismo periodo, alcanzo la cifra de
3700 millones de dólares.
Las inversiones estadounidenses en el país asiático suman 50.000 millones de dólares y a pesar
de continuar existiendo un superávit comercial a favor de la RPCH, el capital norteamericano
sigue escogiendo la plaza china como una de las mejores.
Para concluir con este breve resumen del teorema, se presenta la esencia del modelo, el cual
descansa en los cuatro teoremas siguientes:
a. Teorema de Hecksher - Ohlin: Un país tiene ventaja comparativa en aquel bien que utiliza
intensivamente el factor abundante en ese país.
b. Teorema de la igualación de los precios de los factores: el libre comercio iguala las
retribuciones a los factores, es decir, las rentas reales entre países y de esa manera,
sirve como sustituto de la movilidad externa de los factores.
c. Teorema de Stolper – Samuelson: Un incremento en el precio relativo de un bien
incrementa en términos de ambos bienes, la retribución real de aquel factor utilizado
intensivamente en la producción el bien y disminuye en términos de ambos bienes, la
retribución real del otro factor. El ejemplo clásico es : un incremento en el precio relativo
de la tela(intensivo en trabajo), incrementa la tasa real de salario tanto de la tela como del
acero y disminuye la tasa real de renta de los servicios del capital en términos de ambos
bienes.
d. Teorema de Rybczynski: Cuando los coeficientes de producción están dados y las
cantidades de factores están plenamente empleadas, un incremento en la dotación de un
factor de producción, incrementa la producción de aquel bien que utiliza de manera
intensiva el factor que se ha aumentado y disminuye la producción del otro bien. Por
ejemplo , dados los requerimientos de trabajo y capital para la tela y el acero, un
incremento en la oferta de trabajo aumentará la producción de tela y disminuirá la
producción del acero.
2
1.4.- Teorías más recientes:
1.4.1. Teoría de las economías de escala.
Los modelos anteriores estaban basados en el supuesto de rendimientos a escala constantes,
es decir, se suponía que si los inputs de una industria se duplicaban, el producto de la
industria también debería duplicarse.
Sin embargo, en la practica, muchas industrias se caracterizan por tener economías de
escala consideradas también como rendimientos crecientes.; su producción es mas eficiente
cuanto mayor es la escala ala que se lleva a cabo. Donde hay economías de escala
duplicando los inputs de una industria, la producción aumentará en más del doble.
Las economías de escala externas se producen cuando el costo unitario depende del tamaño
e la industria, peor no necesariamente del tamaño de cada una de sus empresas. Las
economías de escala internas se producen cuando el costo unitario depende del tamaño de
una empresa individual, pero no necesariamente de la industria.
Las economías internas y externas de escala tiene diferentes implicaciones para la estructura
de las industrias. Una industria en la que las economías de escala son solo externas, es decir,
2
M. Chacholiades, Economía Internacional, 1992, Mc Graw Hill, pp82.
9
donde no hay ventajas en el tamaño de las empresas, estará conformada por muchas
empresas pequeñas y gozaran de competencia perfecta. Las economías de escala internas
proporcionan a las grandes empresas una ventaja de costos sobre las pequeñas y conllevan
a una competencia imperfecta.
3
Ambas constituyen causas importantes del comercio.
Economías de escala y ventajas comparativas: utilizamos el supuesto de dos países para
simplificar la condición de la economía mundial (el país A y el resto del mundo).
Cada arte tiene dos factores de producción, capital y trabajo. El país A (nuestro país) tiene una
relación capital – trabajo global mayor que el resto del mundo, lo que quiere decir que
nuestro país es capital abundante. Existen dos industrias manufacturas y alimentos y la
primera es más intensiva en capital.. La industria es de competencia monopolística en la que
las empresas producen productos diferenciados. “Debido a la existencia de economías de
escala, ningún país puede producir toda la variedad de bienes manufacturados por si mismo;
así aunque ambos países pueden producir algunas manufacturas, producirán diferentes
cosas”
4
.
Al suponer que las manufacturas son un sector de competencia monopolística, el país A será
un exportador neto de manufacturas e importador de alimentos. Las empresas extranjeras
producirán bienes diferentes a los que hacen las empresas nacionales. Algunos
consumidores locales van a preferir bienes extranjeros, por lo que el país A (nuestro país)
deberá importar bienes manufacturados desde fuera aún teniendo un superávit comercial en
ese sector. Así, el patrón inicial representado en el siguiente diagrama, variará hacia el
segundo:
3
P.Krugman y M. Obsfeld, Economía Internacional, 1995, Mc Graw Hill, pp.142.
4
P.Krugman y M. Obsfeld, Economía Internacional, 1995, Mc Graw Hill, pp .158.
10
El modelo de competencia monopolística consta de dos partes: Existe comercio en dos
direcciones dentro del sector manufacturero. El intercambio de manufacturas por
manufacturas se denomina comercio intrainsdustrial .El intercambio de manufacturas por
alimentos se denomina comercio interindustrial.
Paìs A Capital
abundante
Resto del Mundo
o extranjero
Trabajo
abundante
Manufacturas
Alimentos
Diagrama 1 : El Comercio en un mundo sin rendimientos crecientes (intercambio
simple
Nuestro país.
Resto del Mundo.
Comercio
Interindus-
trial
Diagrama 2: Comercio con rendimientos crecientes y competencia monopolística.
11
Comercio
Intraindus
-trial
El comercio interindustrial refleja la ventaja comparativa. Su patrón es que el país A es capital-
abundante, exportador neto de manufacturas capital – intensivas e importador neto de
alimentos, trabajo – intensivos. En este caso, la teoría Ricardiana explica el comercio a este
nivel.
El comercio intraindustrial no refleja la ventaja comparativa. Aunque los países tengan la
misma relación capital – trabajo global, , sus empresas continuarán produciendo bienes
diferenciados u la demanda de los consumidores de bienes extranjeros continuará
generando comercio intraindustrial son las economías de escala las que impiden que cada
produzca el rango completo de bienes por sí mismos. ; de esta forma, las economías a escala
pueden llegar a constituir un origen independiente del comercio internacional.
Una gran parte del comercio internacional es intraindustrial; este produce ganancias
adicionales al comercio, los mismos que exceden a las ventajas comparativas. Realizando
comercio intraindustrial, un país puede reducir simultáneamente el numero de productos
disponibles para los consumidores nacionales. Produciendo un menor número de variedades
un país puede producir cada una de éstas a mayor escala, con mayor productividad y costos
menores. Al mismo tiempo, los consumidores se benefician del aumento del rango de
elección.
El comercio intraindustrial tiende a prevalecer entre países que son similares en sus
relaciones capital – trabajo, niveles de calificación de los recursos humanos, tecnología, etc. ,
por ende entre países con un nivel de desarrollo similar.
Las ganancias del intercambio comercial serán mayores cuando las economías de escala
sean importantes y los productos altamente diferenciados; lo que generalmente ocurre en los
bienes más sofisticados, ennoblecidos, con mayor valor añadido, que en los sectores
tradicionales como textil y confecciones (los que a su vez son los mas protegidos en las
economías industrializadas) .
1.4.2 Teoría del ciclo de vida del producto.
Raymond Vernon puso especial énfasis en el ciclo de vida del producto a fin de explicar la
evolución del comercio entre países. Según Vernon, el producto pasa necesariamente por
tres etapas:
• Fase de innovación: el bien ha sido inventado, habiendo aplicado tecnología
avanzada, lo que ya nos indica que el producto será obtenido con mayores niveles
de eficiencia, en aquellos países que posean dicha tecnología. A su vez el mercado
de los países industrializados es donde reubican los mayores demandantes de ese
bien recién inventado.
• Fase de difusión tecnológica: El diseño y la tecnología de producción llegan a
estandarizarse, así un mayor número de países podrán obtener el mismo bien ,
con costos más bajos, a medida que pasa el tiempo. Al abaratarse , el bien se
vuelve más accesible a más consumidores.
• Fase de estancamiento de la tecnología : Finalmente la tecnología deja de ser
exclusiva y crucial e la producción del bien y se encuentra ya disponible fácilmente
en el mercado. El proceso de fabricaron se mecaniza y los conocimientos ya
fueron transferidos. Es en esta etapa que los bienes se obtienen en los países en
desarrollo, los cuales cuentan con mano de obra poco calificada y con menores
salarios. El artículo deja de ser un bien especial, de lujo, de última tecnología para
ser un bien más del mercado.
12
Se concluye entonces que los países industrializados son los llamados a ser los
exportadores netos de los bienes “nuevos”, mientras que el resto de países cumplen en rol de
importadores. Paulatinamente la capacidad exportadora se los países lideres se traslada a los
otros países que pueden tener capacidad industrial. Las importaciones de los países en
desarrollo se irán reduciendo hasta que se inventa un nuevo bien y recomienza el ciclo. Este
patrón es particularmente cierto y rápido en el campo de la electrónica y sistemas
informáticos, el los cuáles los países en desarrollo tiene sin duda una desventaja tecnológica
que los obliga a ser importadores netos, a precios muy elevados. Conforme el bien se
difunde ( y su tecnología de elaboración) , los precios irán reduciéndose hasta que el país
logra también ingresar al circuito y reducir sus importaciones. En el Perú, Deltron es el
principal ensamblador de computadores personales, pero sin embargo debe continuar con la
importación de circuitos y componentes que no se producen localmente. La transferencia de
conocimientos tecnológicos ya se ha llevado a cabo y se ha estandarizado el proceso.
Las teorías presentadas y explicadas anteriormente coinciden en señalar que el libre
comercio hace que el valor del consumo aumente; este efecto permitirá que el bienestar se
incremente en los países que aplican el modelo. Las teorías clásicas y las modernas
coinciden en que el bienestar deberá alcanzarse mediante medidas que permitan un
liberalización del comercio. Sin embargo, el comercio debe sustentarse en producción para la
exportación, por lo que se hace necesaria la combinación de una sana política industrial y una
flexible política comercial. Entonces los países podrán ubicarse en curvas de indiferencia
superiores .
II.- El proceso de Integración económica, las distorsiones y sus efectos.
La idea de integrarse por grupos de países no es reciente. Surge en una forma primigenia
en la época colonial, cuando las metrópolis actuaban como la matriz y las colonias como
subsidiarias, cerrando el círculo del comercio y el transporte casi en forma monopólica. The
Commonwealth es un ejemplo de agrupación teniendo el común la historia ( colonial, de
dependencia), el idioma, las costumbres y la moneda. Estas agrupaciones otorgan un status
distinto a las naciones miembro de la asociación. Posteriormente, en la década de los
sesenta surge la idea del regionalismo y en la década de los ochenta el regionalismo se
innova como un complemento del multilateralismo, e cual congrega a grupos de países por
afinidades e intereses concretos.
2.1 Los bloques regionales.
El enfoque Jaquemin – Saphir presenta la integración como una unión en bloques, de parte de
los países socias, bien por intereses políticos (comerciales, diplomáticos, etc.),
denominándose Integración Estratégica, bien por sus lazos históricos, étnicos, culturales ,
idiomáticos o religioso, denominándose entonces Integración Natural. Ambas formas de
integración está refrendada por el GATT, Acuerdo General de Aranceles y Comercio. A partir
de los años ochenta, el mundo ha sido testigo de una vertiginosa carrera por crear alianzas,
bloques, grupos, clubes de países, todas con el fin de alcanzar un mayor bienestar
económico, a través del intercambio comercial. Según el economista J. N . Bhagwati
5
la
política internacional se sesgó hacia el regionalismo debido a que el Gobierno
Norteamericano viró del multilateralismo hacia el regionalismo porque luego de la segunda
5
J.N. Bhagwati, Regionalism and Multilateralism; An overview”, 1993, Ed. New Cambridge University Press .pp22.
13
guerra mundial, EEUU empezó a perder su hegemonía y liderazgo absoluto. Una forma de
recuperar su influencia política en el mundo fue impulsando la firma de acuerdos que
permitieran un impulso económico para los demás países.
Una segunda razón presentada por el profesor Bhagwati es el ya entonces permanente déficit
comercial de los Estados Unidos. La forma de corregir este déficit fue a través de
negociaciones a nivel mundial ( regional) que sirviesen de impulso a la demanda agregada de
los Estados Unidos.
La tercera razón es determinante para la presente investigación: el éxito de los países
europeos y sus relaciones externas que permitieron establecer, progresivamente, economías
de escala, comercio intra e interregional, la progresiva eliminación de las barreras al comercio
y la instauración de políticas comunes. Los europeos ensancharon el ámbito comercial natural
extendiendo sus tratados preferenciales hacia sus ex colonias. Este fue el motivo que generó
la cuarta razón: El Gobierno de los Estados Unidos decidió iniciar en el largo plazo, la
formación de bloques en América Latina que le permitieran posteriormente, liderar toda la
región. La Cumbre de las Américas fue el escenario para que el entonces presidente de los
Estados Unidos Bill Clinton , presentara la propuesta para el Congreso le otorgara el status
de Fast Track, y así acelerar las negociaciones para la creación de ALCA , la gran zona
( mega zona) de libre comercio de las Américas. Los primeros pasos fueron la incorporación
de México a NAFTA ( o TCLAN) , y luego las negociaciones para celebrar tratados de libre
comercio entre las agrupaciones latinoamericanas y EE.UU., así como con países en forma
independiente como en el caso de Chile.
Los acuerdos comerciales presentan ventajas sin duda alguna, pero también muchas
desventajas, dependiendo de las asimetrías existentes. LA inclusión de México al Nafta es
calificada como una integración estratégica o artificial, debido a que se “juntan” dos
economías industrializadas con una en desarrollo, con tasas de crecimiento disímiles y con
niveles de ingreso asimétricos entre sí. Frankel, Stein y Wei afirmaron que:” los cuerdos
regionales son siempre deseables, porque pese a introducir distorsiones en los precios
relativos entre los bienes de los países miembros y lo no miembros, elimina dicha distorsiones
entre los precios de los bienes domésticos y los de los demás países del Acuerdo”
6
Los efectos los revisaremos cuando analicemos las “dos caras de la integración”, basándonos
en los efectos Viner.
Los acuerdos comerciales firmados entre los países pueden adoptar muy diversas formas, y
cada una de ellas presentan pro y contra respectivamente. Sin embargo, queda establecido
que las decisiones políticas son las que se imponen a pesar del diagnostico técnico de los
economistas. Por otra parte, la investigación no refuta en absoluto la necesidad de liberalizar
el comercio, puesto que sin dicha liberalización, no es posible avanzar a través del proceso
de integración, y la suscrita es una convencida absoluta del éxito del proceso integracionista.
2.2.- La Integración, barreras y efectos.
Las definiciones del proceso de Integración son diversas, siendo principalmente más
aceptadas dos : La primera es la que califica al proceso de integración como " parte del
proceso de mundialización o globalización” y la segunda, la cual define al proceso de
6
Frankel J. ; Stein E.; Wei S., 1996 “Regional Trading Arrangements: natural or Super natural’”- The American
Economic review, vol 86, Nº2 , pp52.
14
integración económica como “ el proceso mediante el cual los países van eliminando las
características y tratamientos diferenciales entre ellos”.
7
La definición presentada por los economistas investigadores españoles Vilaseca i Requena
y Cairó i Céspedes, afirma que en la actual fase de mundialización capitalista, se está
generando una doble mecánica en su estructura sistémica. Por una parte observan que está
ocurriendo un decaimiento del rol de los estados-nación en el establecimiento de las reglas
generales del sistema; Por otra parte, estiman que están emergiendo diversos procesos de
integración entre los países, calificando a las instituciones de integración como elementos
propios de la “superestructura del sistema”. Sin embargo, señalan que los efectos de esos
procesos afectan directamente a las relaciones entre países. Como conclusión los autores
afirman que los procesos de integración se están configurando como un paso intermedio entre
la pervivencia de los Estados-Nación y la globalización en el mundo actual.
Para Juan Tugores, profesor de la Universidad de Barcelona, la economía internacional se
caracteriza por comprender a países que a su vez aplican una serie de mecanismos los cuáles
permiten tratamientos diferenciales entre los Estados. El proceso de integración económica se
entiende entonces como aquel proceso que permite ir reduciendo – hasta eliminar- esos
mecanismos que le otorgan un carácter diferencial a las relaciones económicas entre los países.
A su vez, este proceso permite a los países avanzar hacia una economía mundial “integrada”.
El proceso de integración abarca otras áreas, como la política fiscal, los planes de seguridad
social, la política monetaria, la política comercial, y el aspecto político y militar. La integración
económica es entonces parte importante del proceso de integración de las naciones.
La adopción de criterios comunes conlleva a una necesaria unificación de políticas que gobiernan
a los Estados, los mercados y la sociedad. Aquí enfocamos el otro aspecto del proceso de
integración, el cuál es observado por los especialistas europeos como “la pérdida o la cesión de la
soberanía económica, o política o ambas”, según el grado de desarrollo alcanzado por los países
integrados
El siglo XXI presencia el desarrollo de la Unión Económica y Monetaria Europea, siendo el
grupo más cohesionado y más desarrollado el cuál logró cristalizar una moneda única y un
único mercado. Tiende a superar el carácter nacional del mercado y su regulación. De esta
manera, se puede observar la tendencia hacia la creación de formas de Estado ( en el sentido
de regulación económica) que van tomando la forma de supranacionales
Las naciones que se integran lo hacen siguiendo la línea de desarrollo de la integración, lo que
permite ir adaptando las políticas comunes a sus propios mercados. Para Juan Tugores, los
países necesariamente deberán ir eliminando aquellas barreras (instrumentos) que generan un
trato diferencial entre los países socios.
Esos instrumentos están agrupados en las siguientes cinco (5) categorías:
a. Amplio abanico de aranceles e instrumentos para-arancelarios.
b. Relativa libre movilidad de bienes y servicios pero de los factores de producción,
especialmente trabajo y capital.
c. Aplicación de políticas microeconómicas que tienen repercusión internacional.
d. Adopción de regímenes cambiarios diversos.
e. Adopción de políticas monetarias y fiscales son efectos externos
7
Vilaseca i Requena Jordi, Cairó i Céspedes Gemma. Economía Mundial, 2ª edición Mc Graw Hill, España ,2001.
/Juan Tugores. Economía Internacionales Integración Económica.mac Graw Hill,1994.
15
a.- Amplio abanico de aranceles e instrumentos para-arancelarios.
La política comercial encuentra en el Arancel a su más importante – y más discutido-
instrumento de negociación. El arancel ha sido relacionado a la teoría de la protección, a
pesar de que las naciones que promulgan el libre mercado utilizan la aplicación de aranceles
entre los instrumentos de protección más efectivos. Así, Estados Unidos anunció a inicios del
presente año, la elevación de hasta el 40% de los aranceles aplicados al acero y productos
que lo contienen, procedentes del extranjero, afectando a los principales proveedores
mundiales, lo que ha generado
la reacción de la comunidad internacional.
El arancel- también llamado tarifa-, es el instrumento de mayor empleo en la política de
control del Comercio Internacional, pudiendo ser comparado con la tasa de beneficio sobre el
valor de la exportación. Si por ejemplo, un empresario espera obtener un beneficio de 20%
de ganancia sobre su exportación y absorbe una tarifa de 10%, esta tarifa le recortará a la
mitad el beneficio esperado, lo que podría ser considerado – para efectos de ilustración
académica-, a que el Gobierno receptor de la tarifa(impuesto) se haya convertido en su
“socio”
8
Según el grado (o el porcentaje) de la tarifa, el Gobierno logrará objetivos concretos en la
política comercial. Un arancel entonces podrá estimular, controlar, prohibir, restringir y dosificar
el flujo de importaciones de un país.
Por lo tanto, detrás de la decisión técnica que conlleva a aplicar un determinado tipo y grado
de arancel, subyace el objetivo político del Gobierno, con relación a la determinación y el
rumbo que tomarán las relaciones económicas y comerciales del país con respecto a sus
vecinos, o socios comerciales.
Cuando un país ha asumido la responsabilidad y el compromiso de la integración, se une a un
grupo de países que han declarado su decisión de ir eliminando las barreras al comercio
internacional, y una de las primeras condiciones para alcanzar este objetivo, es la reducción y
posterior eliminación de los aranceles. La diferencia entre los aranceles que se aplica un grupo
de países entre sí generan distorsiones en los costos y en los precios, dando inicio a una
competencia desigual, situación absolutamente inaceptable dentro del proceso de integración.
La tarifa es utilizada tanto para favorecer el comercio con los socios como para desalentar y hasta
reprimir el flujo comercial con otros países. A este doble efecto se le conoce como el efecto Viner
de la integración: la creación y la desviación del comercio. La creación del comercio obedece a
la apertura de nuevos mercados, a precios más competitivos gracias a una reducción en el
arancel que se cobra a los bienes importados. La desviación ocurre como consecuencia de
incrementar el arancel (o en todo caso, de no favorecer a un tercer país, con el mismo grado de
reducción del arancel con el que se ha favorecido al socio comercial), generando una distorsión
de precios, de tal manera que el producto del país más eficiente termina siendo el más caro,
como consecuencia de un trato diferencial (discriminatorio) en materia de aranceles.
La creación y la desviación del comercio son consecuencia inevitables cuando se aplica una
tarifa. En la gráfica se representa de manera muy sencilla, el efecto de tratados preferenciales
8
Víctor Guidice B. Ensayos de Economía Internacional. UNMSM, 1989.
16
de parte de un país : El país analizado ( puede ser el nuestro) aplica inicialmente arancel cero,
permitiendo importaciones a $20 en una cantidad Q1-Q2; luego decide aplicar un arancel de
100% con lo que el precio se eleva hasta $40. A este nivel de precios, las importaciones se
reducen hasta Q3-Q4 , con una fuerte contracción del consumo interno , representado por el
triángulo azul y por una mayor intervención de la oferta nacional, representado por el triangulo
verde.
Gráfica Nº 1
Fuente : Elaboración propia.
El país decide firmar un acuerdo bilateral con un socio ( país B) y sólo a las importaciones
procedentes de ese país , le otorga la preferencia de pagar un arancel de 50% sobre los precios
iniciales o de base , lo que permite una reducción del precio hasta $30. EL resto de mercancías ,
procedentes de otras partes del mundo, siguen pagando el arancel de 100%. Aquí observamos
dos momentos y dos efectos de la integración: Creación de comercio, cuando A decide firmar un
acuerdo con el país B e inicia un proceso de “liberalización” reduciendo el arancel y permitiendo
el ingreso de mercadería a menor precio, favoreciendo el consumo local ( representado por el
triangulo amarillo) . El triangulo lila representa la participación de la industria nacional, la que, al
tener mayor competencia, deberá adaptarse a los nuevos precios. El segundo efecto : Desviación
de comercio, ocurre simultáneamente, cuando A sólo reduce el arancel para su socio B y
discrimina comercialmente a terceros o resto del mundo. Lo que genera es un incremento
artificial de precios en esos países, pues probablemente sean mas eficientes, pero al tener que
pagar una tarifa mayor, quedan inmediatamente fuera de competencia en ese mercado.
En el caso de los instrumentos para arancelarios o IPAS el efecto de las mismas en el mercado
se asemeja a las consecuencias que genera un arancel. Sin embargo, los IPAS no suponen el
pago de dinero bajo la forma de impuestos u otras obligaciones. Sin embargo, las exigencias de
los IPAS llegan a ser tanto o más costosas que el pago de un arancel. Se distinguen entre las
Arancel
100%
20
40
30
50%
S
D
P$
Q
Efectos de la aplicación de un Arancel
M
Q1 Q2 Q3 Q4 Q5 Q6
Socio
17
más usadas formas de IPAS, las exigencias técnicas que deben cumplir determinados productos,
o determinados equipos, o determinadas formas de envase o embalaje que deban presentar los
productos para poder ingresar a los mercados de los importadores. Por ejemplo, las exigencias
administrativas, reflejadas en el llenado de voluminosos documentos y trámites, entorpece la
negociación.

Otro tipo de IPAS corresponde a las exigencias técnicas de los equipos. El excelentísimo señor
ex Embajador de México, Ignacio Piña refirió en una conferencia en la facultad de Ciencias
Económicas de la Universidad Ricardo Palma, que los productos mexicanos debían ser
transportados en camiones refrigerantes que cumplieran con determinadas exigencias técnicas,
no sólo en lo que respecta a las técnicas de refrigeración y conservación de productos perecibles,
sino que además, los camiones que conforman la flota de transporte debían tener determinadas
características mecánicas. Posteriormente, el Gobierno de los estados Unidos intentó promulgar
la exigencia de que los camioneros rindan un examen de suficiencia del idioma inglés a fin de
poder transportar la mercadería de un país a otro. Si bien es cierto que el conocimiento de otro
idioma mejora las posibilidades de comunicación, aquí se traslada un problema referente a
calidades y condiciones del producto en sí, a las condiciones de tercera índole, no directamente
relacionadas con el bien comerciable.
Las normas de sanidad son recibidas por los exportadores de forma distinta que los
importadores. Por ejemplo, en el caso de los productos orgánicos, Japón tiene exigencias que
van desde la administración y cuidado de las tierras donde son cultivados los productos
vegetales, pasando por las condiciones laborales de los trabajadores de la empresa productora,
hasta las condiciones de envase y transporte hasta puertos y aeropuertos en el Japón. La
rotulación JAS es el único “pasaporte” que permite el ingreso de los productos orgánicos a ese
país. En el año 2000, únicamente Chile había obtenido la calificación y la autorización de rotular
con JAS, los productos orgánicos con destino al mercado japonés. La exigencia de normas cada
vez más exigente en los productos para consumo humano, es a la vez, un incremento de la
calidad exigida a favor de la salud y calidad de la alimentación de los consumidores de los
países importadores, pero significan una carga adicional para los países productores
exportadores que se esfuerzan en poder alcanzar la calificación que les permita ingresar a
mercados cada vez más especializados. Es el precio de la competitividad y el permanente
camino al mejoramiento de la calidad.
b.- Relativa libre movilidad de bienes y servicios pero de los factores de producción,
especialmente trabajo y capital
Los avances en integración económica y comercial, y la propia política neoliberal aplicada por las
economías industrializadas han permitido a partir de la segunda mitad del siglo XX- tomando
como referencia la Segunda Guerra Mundial-, una reducción constante a las barreras
arancelarias así como a las restricciones cuantitativas al comercio, lo que le ha dado un impulso
cada vez mayor tanto a los flujos, como a las cantidades y los movimientos comerciales entre
países. Por lo tanto, la liberalización del mercado de bienes es un triunfo positivo en las
relaciones económicas internacionales.
Sin embargo, mientras que los bienes se movilizan dentro de una corriente cada vez más libre de
impedimentos, los factores de producción continúan restringidos en la práctica.
Un ejemplo concreto está referido a la movilidad internacional del trabajo, y si tomamos el caso
más conocido y mejor documentado, nos referimos a la migración de mano de obra hacia los
Estados Unidos.
18
Estados Unidos ha sido históricamente el principal destino de la migración internacional desde
las primeras décadas del siglo XIX.
La fuente de los emigrantes fue Europa Occidental. En el siglo XX, la mayor fuente de emigrantes
fue México y los demás países de América Latina, y en la actualidad, los inmigrantes provienen
en cantidades importantes, de países asiáticos. Las razones que han motivado este fenómeno
migratorio son el acceso a mejores oportunidades económicas y factores no económicos como la
política , la guerra y la religión.
A pesar de que estos desplazamientos de recursos humanos pueden mejorar la eficiencia de la
fuerza del trabajo del país receptor, los Gobiernos aplican medidas restrictivas y de control .
Estados Unidos promulgó en 2924 la ley de a inmigración llamada en inglés Inmigration Act,
aplicada mediante la asignación de cuotas por lugar de procedencia.
9
Existiendo una diferencia de salarios entre dos países, siendo estos: $9 dólares en los Estados
Unidos y $·3 dólares en México, y suponiendo que la fuerza de trabajo puede transitar libremente
entre México y Estados Unidos y que la migración no implica costos y obedece únicamente a las
diferencias salariales. El incentivo de la migración mexicana es el mayor índice salarial
norteamericano, lo que además les permitirá competir en el mercado de trabajo. Este proceso
continuará hasta que la diferencia salarial desaparezca.
Aquí la realidad parece desafiar a la teoría económica, pues en el año 2006, el Presidente G. W.
Bush aprobó el financiamiento para la construcción de un muro de 1,126 kilómetros que divide
la frontera entre México y los EE.UU., y endureció las leyes para los inmigrantes ilegales,
utilizando la consigna de la seguridad nacional y la lucha contra el terrorismo.
c.- Aplicación de políticas microeconómicas que tienen repercusión internacional.
Los países suelen adoptar diversas políticas industriales, tecnológicas o de competencia, entre
otras. Sin embargo, a pesar de que la decisión de tomar aplicar determinados instrumentos de
política concierne exclusivamente al país y es responsabilidad de sus gobernantes, la tendencia
globalizante de la economía – y específicamente la economía integrada-, convierte esas políticas
internas, en fenómenos con repercusiones externas.
La política industrial es competencia de los Gobiernos, que buscan elevar la eficiencia productiva
de sus naciones y por ende, elevar las condiciones de vida de sus pobladores.
La reglamentación comercial y la política industrial están enlazadas entre sí y responden al
mismo objetivo de desarrollo impuesto por los Gobiernos.
Los países industrializados han desplegado, desde la culminación de la Segunda Guerra
Mundial, todos los esfuerzos necesarios- con los respectivos fondos del presupuesto fiscal-, para
fortalecer las industrias, aplicando los principios clásicos de la Ley de las ventajas competitivas.
El Estado ha jugado el rol principal como promotor y financista de los programas de desarrollo y
política industrial de las naciones más competitivas.
Como ejemplo citamos el caso de Japón, convertido en un líder tecnológico en período posterior
a la Segunda Guerra Mundial. Durante la década, de los años 50, su especialización de las
9
Robert J. Carbaugh. Economía Internacional .6ª edición. Soluciones Empresariales, 1998.
19
exportaciones se orientó hacia los textiles y otros productos de baja tecnología. Posteriormente,
en las décadas de los años sesenta y setenta, los productos de exportación se caracterizaron por
ser más intensivos en capital como automóviles, barcos y en general, bienes con contenido de
acero.
Por otra parte, el Gobierno Norteamericano, decide aplicar subsidios al acero y a la agricultura,
de tal manera que termina por proteger a las industrias colaterales que se basan en esos dos
sectores estratégicos. Otro ejemplo concreto es la fijación de precios a los bienes agrícolas que
aplica la Unión Europea, a través del programa PAC. La fijación de precios responde a una
política microeconómica con fuertes repercusiones en el resto del mundo, debido a la
interdependencia económica que se acrecienta con el proceso de globalización.
d.- Adopción de regímenes cambiarios diversos.
Este tema se desarrolla ampliamente en las clases de Economía Internacional y se encuentra
explicado en la separata de la autora, correspondiente a la gestión de la Balanza de Pagos y los
instrumentos cambiarios.
En términos generales, para que un grupo de países logre la unificación ( se alcanza en el
Mercado Común) de políticas macroeconómicas, será necesario aplicar sistemas cambiarios
iguales o similares. Si un país aplica un tipo de cambio fijo, estará dirigiendo desde la entidad
bancaria central, el sistema de procesos, pus no permitirá un ajuste de la moneda con respecto a
la moneda de referencia. Por otro lado si el socio aplica un tipo de cambio flexibles podrá ajustar
en función a la inflación ( para protegerse de ella) La diversidad de sistemas cambiarios
( múltiples, libres, flexibles, fijos, controlados, etc.) constituyen la espina doral de la política
monetaria y cambiaria de un país. La Unión Europea ajustó el diferencial cambiario de sus
monedas (recordemos que trabajaban con 14 monedas diferentes) a fin de reducir los gastos e
arbitraje y así reducir los costos de los bienes y anular la especulación. Pero debió aprobar esos
ajustes y bandas de flotación mediante mínimos y máximos que debían ser espetados por todos
los países asociados. Finalmente lograron unificar los tipos y las variaciones, como un primer
gran paso hacia la aplicación de una moneda común, el Euro.
El proceso de integración monetaria es lento y delicado, implica responsabilidad monetaria y el
serio compromiso político para respetar los pasos técnicos a seguir.
Es por eso que alguna vez, algunos políticos europeos se mostraron reacios a la moneda única
indicando que su aplicación común significaba renunciar a la independencia monetaria de cada
país.
e.- Adopción de medidas monetarias y fiscales con efectos externos.
La política fiscal utiliza los instrumentos del gasto público, los ingresos públicos- los impuesto
principalmente-, así como la financiación del déficit público, que es la diferencia entre los dos
conceptos. Una política fiscal expansiva implica un incremento del gasto y tiende a incrementar
el nivel de renta pero eleva los tipos de interés, en la medida en que los recursos que debe
allegar el sector público para afrontar el mayor gasto o para compensar la reducción de
impuestos, deberán obtenerse emitiendo deuda pública
5
.
La política monetaria utiliza el control de la cantidad de dinero circulante, suministrando a las
entidades financieras mayor o menor liquidez, con lo que tratan de afectar al volumen de crédito
de la economía y las condiciones ( tipos de interés) de este crédito. Una política monetaria
5
Juan Tugores Ques. Economía Internacional e Integración Económica. Mac Graw Hill, 1994, pág 91.
20
expansiva tiende a incrementar la cantidad de dinero, incrementar los créditos o préstamos al
sector privado, reduciendo los tipos de interés.
La efectividad de las políticas macroeconómicas depende, en parte del régimen cambiario y del
grado de movilidad de los capitales. Si esta movilidad es alta debido a la integración financiera
avanzada de los países socios, entonces: Ante una política fiscal expansiva o una política
monetaria contractiva, habría la tendencia a elevar los tipos de interés nacional, generando una
apreciación de la moneda y entradas de capitales. Esta apreciación de la moneda generaría un
deterioro de la balanza comercial. Asimismo, este cambio tiende a contrarrestar el impulso fiscal
inicial o a agravar la contracción monetaria inicial. Por lo tanto, la política fiscal ve diluirse la
efectividad, ante una aplicación de tipo de cambio flexible. La política monetaria vería fortalecido
sus su impacto sobre el nivel de producción.
Con el tipo de cambio fijo, la diferencia básica es que la intervención para evitar los efectos del
tipo de interés sobre el tipo de cambio afecta a la base monetaria y a la cantidad de dinero. La
creación de medios de pago por el sistema financiero responde a la adquisición de activos por
parte de ese mismo sistema, es decir, de reservas internacionales o de créditos domésticos. Una
variación de las reservas afecta en principio en el mismo sentido, a la cantidad de dinero.
Una política monetaria expansiva originada en una expansión del crédito interno que tienda a
disminuir el tipo de interés conduciría a un país , a una salida de capitales, y así la pérdida de
reservas anularía la expansión inicial. Una política monetaria contractiva se vería anulada a
través de un incremento de reservas, a menos que ocurra una esterilización. La esterilización es
una operación por la cual se puede aislar lo que sucede a los agregados monetarios, de la
evolución de las reservas internacionales: se inyecta o se detrae mediante certificados o deuda
pública, la misma cantidad que se ha detraído o inyectado vía reservas.
Bajo el sistema de tipos de cambio fijos, la política fiscal se vería reforzada ya que una expansión
fiscal que eleve el tipo de interés local y origine entradas de reservas tenderá a aumentar la
cantidad de dinero en circulación y de esa forma el efecto será expansivo o inflacionista en forma
adicional.
Por otra parte, la política monetaria en un contexto de tipos de cambio flexibles, pone en marcha
a la vez tres canales: renta, tipo de interés y tipo de cambio. Si por ejemplo, se diera una
expansión monetaria en el país A, entonces esta tendería a incrementar la renta en A, reducir el
tipo de interés nacional, y depreciar la moneda de A, lo que implica una apreciación de otra
moneda. Podríamos determinar que las ventajas que ha obtenido A serían una desventaja para
su socio comercial.
2.3 Los efectos.-
Hemos revisado y analizo los efectos de corto plazo como consecuencia de la formación de una
zona de comercio ( primera etapa del proceso), basándonos en los efectos Viner : creación y
desviación del comercio. Sin embargo, existen también efectos de largo plazo que
necesariamente debemos considerar: Estos efectos surgen de la influencia que la integración
tiene sobre la tasa de crecimiento del Producto Nacional Bruto de todas y cada una de las
naciones que participan en el acuerdo (tratado, unión, etc.) El efecto en el PNB generará
crecimiento y desarrollo para todo el área ( o zona), aunque no todos los socios se benefician de
la misma manera. En las clases de Economía Mundial se revisa los beneficios del comercio, y se
desarrolla un análisis pormenorizado de cómo dos países no obtienen las mismas ganancias ni el
mismo beneficio en la misma proporción o intensidad.
21
Entre las principales razones que explican un incremento en la tasa de crecimiento del PNB,
Requeijo cita las siguientes:
10
a. Las economías de escala que surgen al incrementarse el tamaño del mercado para todas
las industrias de los países socios.
b. Al incrementarse la producción, gracias a la economía de escala, necesariamente se
incrementa la competencia, lo que obliga a los sectores productivos a elevar la
productividad, calidad e los bienes y reducir los costos., es decir, a elevar su nivel de
eficiencia
c. La reasignación de los recursos, que bajo una unión aduanera por ejemplo , serán
empleados siguiendo los criterios explicados en los modelos teóricos del comercio . El
comercio intraindustrial se ve aquí estimulado.
d. Incremento de la inversión nacional y extranjera, pues una zona de dinámico crecimiento
es muy atractiva para los inversionistas mundiales. En términos generales, siendo o no
una zona de libre comercio, la flexibilidad comercial y aduanera estimula las inversiones
propias y foráneas. El ejemplo más saltante es el caso de la república Popular China, que
luego de las reformas estructurales iniciadas en la década de los noventa y la revaluación
del yuan, se han convertido en un imán para las inversiones norteamericanas y europeas.
En el caso de las economías de Europa Central, anexadas ya a la Unión Europea, dadas
las condiciones de crecimiento , estabilidad, reformas efectuadas, alto grado de instrucción
de sus habitantes y haber saneado sus deudas, han convertido a la República Checa y a
Polonia, en los focos de atracción de inversiones más interesantes de los años 2005 y
2006 en el continente europeo.
e. El acceso al mercado integrado, el cual por un lado goza de los beneficios de la
liberalización (reducción de tarifas y de IPAS) pero que, recordemos, a su vez, ofrece
ventajas a sus propios asociados. A mayores contingentes de comercio, mayor consumo y
mayores niveles de satisfacción. Como la relación comercial es de dos vías, las
exportaciones de los países socios gozarán también de beneficios al ingresar a los
mercados que se han visto favorecidos. Lo mismo ocurre con la no paliación de IPAS, que
finalmente permitirán una relación mas eficiente.
f. La credibilidad comercial y aduanera que goza un país ( o una zona) tiene repercusiones
inmediatas. La competencia se verá estimulada y y las empresas podrán tener el camino
libre para la realización de sus productos. Andrés Oppenheimer citó una entrevista a un
empresario checo “ una de las razones del éxito es que nuestros productos son buenos,
indudablemente, pero sobre todo, tienen la etiqueta de la UE”. En efecto, la etiqueta, el
buen nombre, la credibilidad, ofrecen beneficios de largo plazo para todos los sectores
involucrados.
11
Tal y como lo detallara párrafos arriba, la integración tiene dos caras y por ende, puede tornarse
negativa o no tan beneficiosa, en algunos casos, sobre todo cuando las zonas preferenciales
formadas involucran a economías industrializadas, por lo que los países en desarrollo quedan
excluidas, y dada las asimetrías ya existentes, el comercio al final no favorece tanto a estos
países. La Unión Europea , a fin de reducir los efectos discriminantes , ha suscrito una serie de
acuerdos ( por ejemplo, los de Lomé), así como ha otorgado preferencias arancelarias a los
países sub -saharianos ( los cuales son ex – colonias y ex protectorados europeos) , mediante
las cuales el acceso de los bienes de países en desarrollo tienen ventajas en el acceso al
mercado unificado , siempre y cuando cumplan con los requisitos específicos. La Organización
10
Requeijo , J.1995 Economía Mundial, Mc Graw Hill pp.49.
11
Oppenheimer Andrés, 2006 , Los Cuentos Chinos, Editorial Sudamericana. pp107.
22
Mundial de Comercio y anteriormente GATT, celebran e incentivan este tipo de acuerdos en aras
de apoyar el desarrollo en las economías con menores ingresos.
Al permitirse la formación de estas áreas preferenciales, se da lugar a la creación de los sistemas
denominados “Hub – and –Spoke “que considera un acuerdo entre un país perteneciente a un
Área de Libre Comercio (Hub) y un país ajeno a esa Área (spoke). En realidad se trata de la
misma situación descrita cuando analizamos la desviación del comercio. Es preciso además
comentar que en los acuerdos preferenciales de segundo grado, los países integrados aplican
un arancel externo común a las importaciones procedentes de terceros países. De esa manera
generan comercio y se protegen entre ellos pues el arancel intra- zona es cero o bien es muy
reducido a diferencia del arancel que cobran a las importaciones de terceros países,
discriminando a los no- socios. Si algún producto se introduce por alguna de las fronteras
asociadas y evade el arancel externo común, entonces genera un corredor de mercancías
ilegales, que evaden impuestos y que distorsionan los precios al interior de la zona.
Es por este motivo que si bien los economistas en forma casi unánime afirman que el proceso
de integración tiene repercusiones positivas en la economía, algunos opinan que el bienestar
mundial pudiera estar en riesgo, si es que surgen tensiones comerciales
entre “socios” y “no socios” ( en realidad es la asimetría que existe detrás de la discriminación
comercial y se acrecienta con los acuerdos preferenciales, dependiendo de la ubicación y
posición del país). Kemp y Wan
12
demostraron que los acuerdos comerciales podrían ser
positivos para el bienestar mundial siempre y cuando se encontrase el nivel de arancel externo
común adecuado, de modo que no se ponga en riesgo el comercio intra bloque ni el comercio
extra bloque y siempre y cuando se logre anular el efecto de desviación de comercio.
La discusión entonces se centra en el grado o nivel arancelario que los bloques ( zonas, clubes,
acuerdos ) fijen alas importaciones, y sobre todo depende de la dirección de las tarifas, si éstas
van dirigidas a un grupo selecto de países amigos , a otro menos selecto o hacia aquellos países
que abiertamente no son bienvenidos. Estados Unidos es el país que mas se protege del dumping
y el que más protecciones aplica a su mercado local frente a las importaciones del exterior. La
República Popular China es el país mas “castigado” por la protección norteamericana. Según sea
el nivel de la tarifa fijada por el bloque, el regionalismo podrá conducir a dos posiciones dispares
respecto del nivel de bienestar mundial que el proteccionismo permite alcanzar. La primera
posición se caracteriza por el bajo nivel del arancel externo, lo que facilitará la creación de
comercio frente a la desviación, mejorándose el nivel de bienestar frente al que se alcanzaba
cuando la ausencia de acuerdos imperaba e la economía mundial. La segunda posición es
aquella en la que los altos aranceles externos conducen a una situación en la que el efecto
desviación supera al de creación, de modo que el nivel de bienestar económico mundial frente al
existente bajo el proteccionismo comercial se reduce.
13
En general, siempre que los países apliquen en forma unilateral sus aranceles óptimos en sus
relaciones con el exterior, el comercio funcionará como un juego de suma cero en lo que lo
ganado por el Bloque se verá compensado por las perdidas de bienestar que experimenta el
resto del mundo, lo que hace que en la gráfica, se traslade a la posición Ul2. Cuando los
aranceles externos comunes establecidos por el grupo tienen presente el nivel de bienestar
mundial y alcanzan valores , por norma inferiores a los óptimos , el comercio obtiene ventajas en
cuanto a bienestar ( UI1 ) se concluye en principio que los aranceles óptimos de un bloque
12
Kemp M; Wan H ,1976 “ An elementary proposition concerning the formation of customs unions” en Journal of
International Economics Nº 6. Ed. Harvard University. pp .56
13
Mingorance Arnaiz Ana Cristina ,2000, “ La Unión europea como bloque en el comercio internacional”. Universidad
Miguel de Cervantes .pp.99
23
comercial no lo son para la economía en conjunto. Para Kem y Wan, si de tres países A, B y C,
dos deciden formar un bloque, eliminando las barreras comerciales entre sí y mantienen con C
( resto del mundo el mismo flujo comercial que antes de la firma del acuerdo, las ganancias tanto
en producción como en consumo y bienestar se ponen de manifiesto.
Fuente: Bahgwati J. Regionalism vs. Multilateralism “. Rev. World Economy v.15.1992.
Up : Bienestar con proteccionismo
Um : Bienestar con multilateralismo
Ul : Bienestar con liberalismo.
2.4 .-El arancel óptimo.-
Se denomina arancel óptimo a aquella tarifa que permite al país o bloque, explotar su poder de
monopsonio en el mercado mundial al relacionarse con el resto del mundo, incrementando su
propio bienestar, aún a costa de reducir el bienestar de la economía global.
Generalmente se utiliza el arancel ad- valorem, cunado se discute el tema arancelario. El ad-
valorem es calculado como un porcentaje sobre el valor FOB del producto, por lo tanto, es una
B
i
e
n
e
s
t
a
r

m
u
n
d
i
a
l
U l
U m
Up1
Up2
Tiempo
Nivel de bienestar mundial según grado de libertad comercial
U
t
1
U
P
24
U
t
2
Gráfica N º 2
arancel muy equitativo pues grava en igual magnitud, a todos los bienes dentro de una línea,
castigando al más oneroso, con mayores pagos arancelarios. En cambio, al arancel especifico
grava a todos los bienes de la línea con una misma cantidad, un monto fijo, sin importar el valor
del producto (ni la procedencia, ni la calidad). La mayoría de países establecen sus gravámenes
en base al arancel ad-valorem.
Fuente: Lindert, P. 1994, Economía Internacional, Barcelona.
La economía de una país se enfrenta a una curva de oferta extranjera de importaciones ( el bien
que importa nuestra economía), la cual tiene una pendiente positiva, mientras que la curva de
demanda se presenta negativa. En autarquía el grupo cohesionado (bloque) importar M0 bienes
a un precio P0. Si ahora el grupo decide aplicar la cuota de mercado mundial que posee
afectando el precio internacional del bien de manera unilateral, la cantidad importada se reduce
pasando a M1 , pues el arancel hace que el precio del bien se incremente en el mercado local
hasta P1. Parte del arancel es asumido por los ofertantes, quienes pierden una parte importante
de su demanda al reducirse las importaciones del bien, por lo que se ven obligados a bajar el
precio de venta hasta P2. Estas son las perdidas de los ofertantes las que se convierten en las
ganancias para el bloque, que se beneficia de las reducciones de precios. Como el bloque
también asume parte de las consecuencias y efectos del arancel, perderá algo de bienestar, pues
se ha reducido el excedente del consumidor (menor consumo por aumento de precios)
P1
P0
P2
Precio
O0
Perdí-
das.
Ganancia
s
Pérdidas y Ganancias de un arancel.
25
M1 M0
Dd
Importaciones
Gráfica Nº 3.
Cuando un mercado fija un arancel óptimo, busca maximizar las ganancias y minimizar las
pérdidas. El nivel óptimo de la tarifa se determinará igualando a cero la diferencia entre
ganancias y pérdidas ocurridas como consecuencias de la aplicación de un arancel.
En la siguiente gráfica, la diferencia entre las nuevas ganancias adicionales y las nuevas
pérdidas del bloque es igualada a cero y esto permite determinar el nivel óptimo del arancel. Las
mayores ganancias ( por el arancel ) se derivan de la disminución extra en ele precio mundial del
bien, Las nuevas pérdidas se representan por la ganancia anterior que deja de percibirse ( área
ABCD), más los ingresos arancelarios que no llegan a percibirse al reducirse las importaciones
desde M1 hasta M2 ( área ABEF), más el incremento en la pérdida del excedente del consumidor
( área EFG)
Gràfica Nº4.
Ganancias extras
Ganancia que no se percibe
Ingreso arancelario no percibido
Pérdida de excedente consumidor
Si se introduce la restricción de hacer los incrementos del arancel infinitesimales, la perdida del
excedente del consumidor se convierte en marginal, de modo que su valor converge a cero.
La diferencia entre las ganancias y las pérdidas ante un aumento del arancel sería la
siguiente :
D C
A B
E
G
F
P4
P2
P0
P1
P3
26
M0 M1 M2
M1
Ganancias: M :

x
dt
dP
Pérdidas:


dt
dM
tPx
M x
dt
dP
- t* P x
dt
dM
Px
dt
dP
Mx
t
dt
dM
· + → · 0
Nivel óptimo del arancel externo del bloque.

·
t
t
1
*
De aquí se deduce que el nivel del arancel que permite al bloque explotar su poder de
monopsonio, inverso a la elasticidad de la oferta que el resto del mundo realiza. Cuanto mayor
sea la elasticidad de la oferta, menor será el nivel del arancel óptimo y por lo tanto, menor será la
capacidad de manejo del bloque, ya que es menor la parte del impuesto que está dispuesto a
soportar el ofertante. Sin embargo, cuanto menor es la elasticidad de la oferta mundial del bien
sobre el que se impone el arancel, mayor será el nivel óptimo de éste que permite incrementar el
bienestar del país, ya que la mayor parte del arancel recae sobre los productos del bien
14
.
Cuando el país es pequeño, la oferta extranjera tiende a ser muy elástica, lo que hace que el,
arancel óptimo tienda a ser prácticamente nulo al no ser capaz de influir en el precio mundial del
bien por que el poder de monopsonio es inexistente.
Cuando los bloque aumentan ( en número y en socios)aumentan el tamaño del mercado propio en
relación al resto del mundo , lo que torna inelástica a la oferta externa, elevando el nivel del
arancel óptimo.
Revisando la gráfica Nº 2 podemos observar que un reducido número de acuerdos de libre
comercio , con suficiente poder para afectar el precio internacional del bien, hará cambiar la
posición hasta el punto Ut2. Cunado el número de bloques es grande y el tamaño de cada uno de
ellos no es suficiente como para afectar el precio del bien, la economía se ubica en el punto Ut1,
de tal manera que la formación de bloques resulta ventajosa para el bienestar mundial, si lo
comparamos con proteccionismo.
14
Mingorance Arnaiz Ana Cristina ,2000, “ La Unión europea como bloque en el comercio internacional”. Universidad
Miguel de Cervantes .pp.104.
27
Cuando los socios aplican aranceles óptimos, se generan presiones entre los países afectados,
pudiendo terminar en un impase comercial. El bienestar se reduce y la economía se ubica en un
nivel bajo de bienestar, como en la ubicaron Ut2 de la gráfica citada.
Cuando los países llegan a presiones comerciales ( guerras comerciales, embargos, siendo el
caso extremo el bloqueo) el equilibrio de libre mercado cuando la demanda de importaciones del
país que sufre un embargo y la oferta mundial del producto castigado se encuentran, las
importaciones se sustituyen y el precio es afectado.
Cuando el país o el bloque aplica embargo sobre un producto a un Gobierno, reduce o elimina la
oferta que éste coloca al bloque “embargador”. De esta manera, la curva de oferta mundial del
producto se reduce. En este punto, el precio es aquel al cual el embargador comienza a hacer
efectiva su oferta a nivel mundial. Esta transformación en la curva de oferta mundial permitirá
obtener la curva de oferta de exportaciones al país embargado cuando no participan los
embargadores
Dadas las nuevas condiciones de mercado, la oferta y la demanda nuevas determinarán los
nuevos precios así como las ganancias y pérdidas como consecuencia del embargo.. Los
productores del país que embarga reducen su excedente, así como los productores del país
castigado. Los consumidores del país castigado también se ven afectados en su excedente. Las
importaciones se reducen y parte de las mercancías exportadas ahora son atendidas por
terceros países. Las pérdidas que asume el país que embarga son muy altas debido a que pierde
mercado para sus exportaciones, las mismas que son atendidas por otros países. En el caso del
embargo que Estados Unidos aplica a Cuba desde hace décadas, genera pérdida de inversiones,
de exportaciones y por ende de ganancias para el capital norteamericano. La inversión europea,
especialmente la española y la francesa atienden la oferta de inversiones y exportaciones hacia
Cuba. Liego de décadas, algunos congresistas norteamericanos evalúan la posibilidad de acabar
con el embargo, que políticamente desgasta la imagen ( aún más) del Gobierno de los Estados
Unidos.
2.5.- El bienestar mundial.-
Paul Krugman se planteó la interrogante: Cuántos bloques deben existir para que el bienestar
mundial no se vea afectado? Si el número de bloques fuese uno (1) , todos los países querrían
pertenecer a éste grupo. Se podrán eliminar los aranceles y las guerras comerciales? Si el
número fuera elevado , el nivel de protección alcanzado sería superior al del proteccionismo,
porque los aranceles óptimos no podrían ser muy altos, por que al ser bloques pequeños, no
tendrían una gran participación en la demanda del mercado mundial. Esta es una situación
subjetiva.
Paul Krugman construyó un modelo considerando los supuestos siguientes:
• El mundo está compuesto por un número N de países, así cada uno es especializa en
la producción del único bien que resulta ser sustituto imperfecto con respecto al resto
de bienes.
• Los países se agrupan en B bloques comerciales de igual tamaño, por lo que cada
bloque contiene N / B países.
• La elasticidad de sustitución en el comercio de bienes resulta ser constante al nivel
• •
• Todas las provincias tienen los mismos gustos, lo que hace que las relaciones
comerciales entre ellas sean simétricas, ya que la existencia de los mismos gustos nos
lleva a comerciar lo mismo con cada país.
28
• Cada bloque fija los aranceles que maximizan su bienestar , por lo que se fija el
arancel exterior ad- valorem “ t *” , que resulta ser igual en todos los bloques.
Con estos supuestos y aceptando que la satisfacción obtenida por un bloque depende el
consumo total realizado por éste, que el arancel externo optimo es una función decreciente con la
elasticidad de sustitución de los bienes entre sì y creciente con la participación de las
exportaciones del bloque en el gasto del resto del mundo “s”, exportaciones que caen con el
arancel y con el incremento del numero de bloques, tal y como se refleja en las ecuaciones,
Krugman concluye que cuando se reduce el número de bloques, se incrementa el arancel optimo
y por lo tanto, la desviación del comercio aumenta aún más, haciendo que disminuya el bienestar
mundial.
( )( ) [ ]
θ θ
θ
1
1 1
) ( 1
d w
c NB c B N U
− −
+ − ·
( ) N
B
B t
N
B
C
w
·
− + +
·
1 1 δ
S
Consumo que el país realiza de un bien representativo localmente.
( )
( )
( ) S t
N
B
B t
N
t B
c
d
]
]
]

.
|
+ ·
− + +
]
]
]

+
·
δ
δ
δ
1
1 1
1
Consumo que un país realiza de un bien representativo producido fuera de su mercado.
La ecuación resultante es:
( )
( ) ( ) [ ]
θ
δθ
δ
1
1 1
1 1
1 1
t B B
B t
B
U + + −
]
]
]

− + +
·
− −
( )( ) 1 1
1
*
− −
·
δ S
t
29
( ) [ ]
1
1 1

− + + · B t S
δ
( )
( ) [ ]( ) 1 2 1
1 1
*
− − + +
− + +
·
δ
δ
δ
B t
B t
T
Krugman concluye en que la relación entre elasticidad de sustitución de los bienes y el arancel
ad- valorem óptimo de los bloques comerciales es decreciente. La relación entre e nuecero de
bloques y al tarifa arancelaria es también decreciente, a mayor numero de bloques comerciales,
menor nivel optimo del arancel que los bloques fijarán. Estas dos afirmaciones permitieron a
Krugman concluir en su momento que el número de bloques que minimiza la satisfacción mundial
es 3. Asimismo dijo que el costo de los Acuerdos Regionales es mayor cuanto menor es la
elasticidad de sustitución de los bienes en el comercio.
En resumen, el nivel de bienestar mundial se minimiza alcanzando el nivel
2
t
U cuando el
número de bloques comerciales formado es de 3, reduciéndose en mayor cuantía a medida que
los bienes son menos sustitutivos.
Sin embargo, el modelo de Krugman que argumenta que el número ideal es de sólo 3 grupos o
bloques, podría - y es una hipótesis – estar encubriendo más proteccionismo de parte de esos
únicos bloques existentes, lo que podría avivar una guerra comercial. Las relaciones ya son
asimétricas, debido a la enorme distancia que existe entre el PBI de un país industrializado y uno
africano, con índices de crecimiento por debajo del 2%. Si comparamos el ingreso per. Capita de
Alemania, Canadá, Australia, China y Perú y Mali, y medimos la demanda de importaciones y
contrastamos sus exportaciones, podremos inducir que las relaciones comerciales bajo la
existencia de tres únicos bloques podrían ser más asimétricas que las actuales. Una observación
importante es que el análisis económico realizado considera a las Uniones Aduaneras como
ejemplote los bloques. La característica de este tipo de integración (de segundo grado),es que
además de la reducción arancelaria y beneficios aduaneros que se otorgan mutuamente los
socios, se aplica un arancel externo común . Pero en la actualidad, y especialmente a partir del
tercer milenio, los países firman acuerdos de primer grado, es decir, forman clubes, zonas,
tratados o áreas de libre comercio, donde fuera de las facilidades arancelarias entre socios, no
existe mayor compromiso entre ellos. Estados Unidos ha firmado ya acuerdos de primer orden
con los países centroamericanos , CAFTA, con Chile , con NAFTA y está aún por aprobarse el
TLC con Perú.
Los acuerdos comerciales no han obtenido los mismos resultados. En clases de economía
internacional siempre comentamos y analizamos las diferencias entre los procesos de integración
europeo y andino, los mismos que iniciaron con dos años de diferencia, a finales de la década de
los 50 el primero y a inicio de la década de los sesenta el segundo. El poco éxito alcanzado por
los países andinos es innegable, mientras que la Unión Europea continuó con el proceso,
cumpliendo las etapas y requisitos demandados, en el largo plazo, y sin interrupciones. Una de
las características de los procesos iniciados en Latinoamérica es la falta de continuidad en los
proyectos de larga maduración. La Integración Comercial es un proyecto de largo alcance, que no
puede ser variado o interrumpido cada vez que asume un nuevo Gobierno o un nuevo Gabinete (
30
tratándose de periodos democráticos) ni mucho menos pueden estar sometidos a cambios
radicales internos que afecten a la región o bloque ( revisar los instrumentos diferenciadores).
Según el profesor Calvo H.,
15
los Acuerdos son o no son exitosos en los países industrializados,
en función a la orientación que los Gobiernos den a esos acuerdos, con respecto de las
relaciones externas, el nivel o grado de desarrollo alcanzado ( ver “ las etapas de la integración”),
y los reducidos niveles de protección frente a los países no pertenecientes al grupo o bloque
integrado. Esta tercera razón es sumamente discriminante, pues efectivamente, las dos caras de
la integración apoya totalmente a los socios del bloque, pero deja de lado, con menores
benéficos y preferencias a los “ no socios”. Aprovechar los “menores grados de protección”
equivale a aprovechar la condición de falta de recursos financieros para los Gobiernos de los
países en desarrollo puedan ejercer un programa de protección a sus productores, a sus
agricultores y a su mercado, tal y como lo hace la Unión Europea, Estados Unidos, Japón y
Australia.
Los países que integran un bloque no tienen el mismo grado de desarrollo. Si bien México llegó a
ubicarse entre los 24 mayores exportadores, en los años posteriores a la firma de NAFTA, el ritmo
de la economía no es igual al de sus socios. EL PBI se ha incrementado, pero no alcanza el nivel
del Norte. En MERCOSUR, Brasil absorbe las exportaciones argentinas y sirve como timón y
remolque para las ventas de los otros socios. El CAN acaba de recibir un golpe al perder a
Venezuela, país productor y exportador de petróleo, mientras que el Perú tiene que importar
combustible y los consumidores asumen el impuesto, lo que vuelve a la gasolina en el Perú, en
una de las más caras del continente. Según la experiencia europea, los países más pequeños
son los que más se benefician de las ganancias de bloque.
3.- Las Etapas de la Integración.
En términos convencionales, por integración económica internacional se entiende un proceso de
eliminación de discriminaciones entre los países que se asocian. La evolución hacia la
integración está conformada por cinco etapas claramente definidas y diferenciadas:
Zona de Libre Comercio.- También llamada Área o Club de Libre Comercio, está
encaminada a eliminar las restricciones de comercio entre los países que deciden
asociarse. Esta es la forma más aceptada por las facciones ortodoxas que profesan el libre
comercio. Los países socios mantienen su autonomía en todas las demás áreas y
políticas, especialmente en la política comercial con respecto a terceros países
Unión Aduanera.- En esta etapa se deberá haber creado ya una zona de libre comercio,
por lo tanto, ya debe de haber una clara política de entendimiento comercial con los
socios. Adicionalmente, los socios toman la determinación de adoptar un arancel externo
común , por el cuál los socios deberán unificar el grado o porcentaje arancelario que
aplicarán a las importaciones desde terceros países. De esta manera, en las fronteras de
los socios se cobrará la misma tasa a las importaciones, pero el tránsito dentro de la
Unión estará liberalizado. Esto genera un efecto de protección ante terceros. El peligro
está en que si alguna de las frontera incumple el compromiso y cobra por debajo del monto
establecido, entonces se crea un punto de distorsión, pues ingresaría mercancía con
precios diferenciados, propiciando el contrabando, el mercado negro, la evasión de
impuestos. Esta decisión es muy discutida y genera posiciones divergentes, pues implica
el “ceder autonomía” , ya que se deberán respetar los montos establecidos conjuntamente
15
Calvo Hornero A. 1994, Integración Económica y regionalismo: principales Acuerdos Regionales, Ed. Centro de
Estudios Ramón Areces, pp.90
31
por los socios. El Perú, desde inicios de la década de los noventa, salió del acuerdo
comercial del Grupo Andino, precisamente por no adoptar el arancel externo común de la
sub-región andina. Por otro lado, los países para poder adoptar este instrumento común,
deberían tener por lo menos tasas de crecimiento de las exportaciones a fines, así como
similares ingresos por comercio exterior, así como presión tributaria semejante.
Mercado Común .- En esta etapa se amplía el ámbito de la integración al mercado de
capitales y de la fuerza del trabajo, mientras que la integración de los mercados debe
haber ya alcanzado su punto máximo. La principal característica de esta etapa es la libre
circulación de las mercancías, los capitales y los trabajadores, dentro del espacio
económico.
Unión Económica.- En esta etapa, se mantienen todos los beneficios acumulados en las
anteriores “escalinatas” del proceso de Integración y además los países socios adoptan
criterios unificadores en las políticas micro y macroeconómicas, así como la adopción de
una moneda única. Los autores consultados coinciden en que en esta etapa, el costo
político es alto y está determinado por la cesión de autonomía de las naciones en torno a
temas que antes de la integración eran de incumbencia sólo del Estado soberano. Se crea
la figura de una unidad económica supranacional.
Integración total.- Surge de la Unión económica y monetaria y abarca los aspectos no
económicos que dan entidad a un Estado supranacional. Los Estados nacionales pierden
prácticamente todas sus funciones ya que existe una autoridad más amplia y superior
que los absorbe y dirige.
Estas etapas deben seguir una secuencia evolutiva, progresiva o acumulativa, de tal manera que
se deba ir cumplimiento las metas programadas para cada una de las etapas. La razón de esta
secuencia puede ser explicada a través de los efectos del proceso tanto en el mercado, como en
las políticas económicas.
Las razones de la integración son de tipo económico y de tipo político. Las razones económicas
se asocian a las ganancias que ofrece el libre mercado. Las razones políticas se refieren
esencialmente al aumento de cohesión que proporcionan unos mayores vínculos económicos
y/o a la conveniencia de actuar en grupo a fin de alcanzar una mejor posición en el contexto
internacional.
Otra forma de analizar el proceso de integración es proporcionada por A. Saphir en el artículo
“Regional Integration in Europe”, publicado en el Economic Journal del mes de noviembre del
año 1992, a través de la distinción entre “la integración natural y la integración estratégica” que
divide a los países que se asocian en bloque regionales en base a su política exterior de apertura
y a aquellos que obtienen ganancias a expensas de los otros países no asociados.
La integración natural reúne en bloques regionales, a países que comparten elementos
culturales, étnicos, históricos, idiomáticos y hasta religiosos comunes, así como la proximidad
geográfica. Los países que se integran estratégicamente, no tienen esas raíces comunes y
responden a alianzas en función a los objetivos políticos, militares, diplomáticos y por supuesto,
económicos y comerciales.
La supresión de las discriminaciones en las relaciones de mercado es la condición necesaria
para la libre movilidad de las mercancías, los capitales y la fuerza de trabajo. la Integración
evoluciona cuando los países socios elaboran y adoptan políticas comunes.
32
4.- Los acuerdos y la normativa internacional.-
Los diversos tipos de acuerdos tienen respaldo en las normas dictadas por el Acuerdo General de
Comercio y Tarifas y posteriormente la Organización Mundial de Comercio. Desde su creación en
1947, el GATT ( siglas en inglés del Acuerdo General de Tarifas y Comercio) ha convocado a las
naciones del mundo a fin de reunir a sus representantes y negociar mejores condiciones de
comercio. Desde entonces a la fecha, se han realizado ocho reuniones de negociación, llamadas
Rondas. En ellas, se han discutido temas relacionados al principal problema comercial: las trabas
al comercio, los aranceles, los subsidios, las cuotas, las barreras para-arancelarias. Los temas,
productos y mercados negociados responden a los intereses y necesidades de los países socios.
Sin embargo, medio siglo después de la II Guerra Mundial, tras el largo período de la Guerra Fría,
tras la “caída” del muro de Berlín, en pleno trance entre la regionalización y la globalización, los
países en desarrollo aún mantenemos la misma estructura comercial, continúan agobiados por
una impagable y cada vez más acumulada deuda externa. El empleo decrece mientras que el
crecimiento demográfico muestra cifras record. Las rondas de negociación logran mejores
condiciones de comercio; pero las naciones en desarrollo obtienen menores resultados (o
resultados menos beneficiosos), que redunden en mejores condiciones de vida.
La Ronda denominada Uruguay ha sido la octava de las rondas llevadas a cabo en el siglo XX,
bajo el auspicio del General Agreement on Tariffs and Trade (GATT).Lleva el nombre de la
Conferencia Ministerial en la cual se iniciaron las negociaciones en Septiembre de 1986
celebrada s en Punta del Este, Uruguay. La Ronda concluyó en Abril de 1995 en Marrakech y el
Acta Final en la cual se incorporan los resultados entró en vigor el 1º de Enero de 1995.
Factores influyentes.- Debido a tres factores concretos, la ronda Uruguay fue planteada con
objetivos concretos. A lo largo de la existencia del GATT, los países habían discutido, acordado y
aprobado diversos arreglos con la finalidad de obtener mayores beneficios del comercio
internacional. Sin embargo, los sectores textiles y agropecuarios seguían siendo los más
sensibles, y por lo tanto aquellos a los cuales se les continuaba dando una mayor protección,
contrariando las reglas adoptadas en las negociaciones anteriores. Este es el primero de los
factores determinantes de la ronda. En el caso del sector agropecuario, las naciones instauraron
políticas incompatibles con las del GATT. En el caso de los textiles, las restricciones cuantitativas
impuestas a las importaciones ocasionaron desviación del comercio generando discriminación a
los países productores exportadores. El AMF ( Acuerdo Multifibras) acordaba beneficios a los
países importadores, en pro de la protección a sus industrias nacionales.
En segundo lugar, se apreció una creciente importancia de la participación de los servicios, los
cuáles iban acercándose al quantum alcanzado por los productos (goods).Al no existir una
normativa específica para los servicios, cada país aplicaba los criterios propios para el comercio.
Por lo tanto, GATT determinó la urgente necesidad de normarlos en el plano internacional.
En tercer lugar, los derechos de autor, las patentes y todas la actividad relativa a la propiedad
internacional, se negociaba en virtud a las normas nacionales. La falta de protección fue
considerada un factor disuasivo para la inversión extranjera en los países en desarrollo, debido a
la falsificación y la consiguiente desviación de ganancias y utilidades.
El objetivo fundamental del GATT es crear y mantener un sistema de comercio liberal y abierto en
el que las empresas pertenecientes a los países miembros (socios) puedan concretar entre sí
condiciones beneficiosas y equitativas para el comercio internacional. Las reglas del GATT se
basan en cuatro principios básicos:
4.1.Reglas básicas.
33
Existen cuatro reglas básicas, que a su vez conforman la base para las negociaciones
internacionales:
a. Protección de las ramas de producción nacional mediante aranceles:
En el GATT se propugna la libertad de comercio, pero se reconoce el derecho de los países, a
protegerse ante determinadas situaciones que amenacen la industria nacional.
Esta protección se realiza a través de la aplicación de aranceles, restringiendo las prácticas
de las cuotas a casos de excepción
b. Consolidación de aranceles: Al reducirse, los aranceles quedan consignados en la lista
de cada país. Las listas forman parte del ordenamiento del GATT.
c. Trato de la nación más favorecida (NMF): Mediante esta regla se ejerce el principio de
no-discriminación. Los beneficios (reducción de aranceles y otros) que se apliquen a un
país socio, serán automáticamente aplicados a los demás países. Los aranceles se
aplicarán a las mercancías importadas o exportadas, sin discriminación alguna entre los
países participantes. Esto implica que se apliquen las mismas tasas a productos
procedentes de diversos países. Vemos sin embargo, que en la práctica esto no se cumple
a cabalidad. Existen varias excepciones a esta regla. Una de ellas es el comercio entre las
partes (socios) en acuerdos regionales, en los cuáles se otorgan beneficios especiales o
preferenciales. El Sistema Generalizado de preferencias (los países industrializados tienen
GSP específicos para determinadas zonas comerciales) permite a los países
industrializados, aplicar o gravar con tasas preferenciales a determinados productos, de
determinados PED. Sin embargo, aplican NMF al resto de países.
d. Trato nacional: Mediante esta regla, se prohíbe a los países socios discriminar entre los
productos importados y los productos nacionales equivalentes (substitutos) en lo que se
refiere a la exacción de impuestos o a la aplicación de reglamentos nacionales locales. Por
consiguiente, los países no pueden gravar con impuestos mas elevados, a un bien que
habiendo ya sido internado y habiendo pagado los respectivos derechos de aduana, se
introduzca al mercado local para su comercialización. Por ejemplo, los productos que ya
han pagado los derechos aduaneros, no deben ser gravados con IGV o IVA mayor que el
que se aplica a un producto nacional.
Los principales logros, además de todo lo negociado a lo largo de las diferentes Rondas,
destacan: la simplificación de los procedimientos para las negociaciones a nivel mundial; la
continua reducción de los derechos arancelarios aunque conforme se logran importantes
liberalizaciones, aún existen sectores en los cuales la protección es muy alta, casi siempre en
desmedro de los países en desarrollo.
Otro logro notable es la solución de conflictos comerciales y en la ultima década, el arbitraje
(fuera de GATT) ha sido muy efectiva. Tras haber analizado profundamente en los acuerdos, se
concluye que las normas si bien han sido llevadas constantemente a lo largo de los años de
funcionamiento de GATT y OMC, son bastante genéricas. Este tema es tratado en el trabajo de la
autora “El Marco de las Negociaciones Internacionales”.
El Acta de Marrakech dio inicio a la OMC que entró en vigor en 1995, la que se caracteriza por
ser una institución posee personería jurídica propia, tiene una estructura similar a la del Acuerdo
General sobre Aranceles y Comercio porque es un órgano soberano ( la Conferencia Ministerial)
compuesta por representantes de todos los miembros , un Consejo General, tres Consejos
especializados ( Comercio y mercancías, Servicios y Derechos de Propiedad Intelectual) y un
34
Órgano de Solución de Diferencias . También existen el Comité de Comercio y Desarrollo , el
Comité de Balanza de Pagos y el Comité de Asuntos Presupuestarios Financieros y
Administrativos.
III.- Las Uniones Monetarias, la experiencia europea.
3.1.- Antecedentes Históricos
La idea de una moneda única ha sido uno de los principales objetivos de los Gobernantes de los
países Europeos, desde la culminación de la II Guerra Mundial la cual dejó en ruinas la economía
del continente. En la Comunidad Europea (actualmente la Unión Europea) fundada, mediante el
tratado de Roma en 1957, las conversaciones y posteriores coordinaciones para ir diseñando el
largo camino hacia la unión monetaria, se iniciaron a finales de los años sesenta.
No se trata por tanto de un objetivo nuevo que haya sido establecido como un giro estratégico en
el curso del proceso de integración. “La Unión Económica y Monetaria ya figuraban entre los
objetivos de la Comunidad Económica Europea fijados en su Tratado constitutivo: Concretamente
éste recogía la conveniencia de una determinada coordinación de las políticas económicas de los
Estados miembros, proponiendo además, la creación de un comité monetario para incentivar la
coordinación de sus políticas monetarias”.
16
Se pensaba que una única moneda haría que la integración fuera aún más eficiente, en particular
existía el convencimiento de que la posición competitiva de Europa necesitaba ser fortalecida con
relación a la primera economía del mundo: Estados Unidos.
En este sentido, Europa y Estados Unidos son áreas económicas de tamaño y potencial similares.
No obstante, “mientras Estados Unidos forma una sola nación desde hace más de 200 años y
desde entonces ha tenido una sola moneda, Europa ha estado dividida en países diferentes que
perseguían sus propios intereses y emitían sus propias monedas”.
17
La historia nos demuestra
que Europa es un conglomerado de etnias, culturas, idiomas y creencias, que han estado
permanentemente en guerras por la ocupación de territorios. Analógicamente, los países andinos,
con una cultura, idioma, religión e historia en común, no logran superar rivalidades. El pacto
Andino se creó en la década de los sesenta (60) pero no ha logrado ascender por la escalera del
proceso de la integración, analizado en el capítulo anterior.
Como vemos, la Comunidad Europea ha sido el resultado de un largo proceso en el que se han
alternado períodos de grandes avances de carácter integrador con etapas de relativo
estancamiento. El ciclo económico imperante ha explicado en gran medida el comportamiento
secuencial de la integración europea, ya que las fases expansivas facilitan los mecanismos de
adaptación de las estructuras productivas que comporta todo proceso de integración económica,
paralizándose e incluso sufriendo retrocesos en momentos recesivos del ciclo económico.
Así, en los años sesenta y setenta los Gobiernos europeos hicieron esfuerzos para estabilizar los
cambios de las monedas europeas con relación al dólar estadounidense sin que se llegaran a
establecer sistemas efectivos ni duraderos. La fase de tipos de cambio flexibles iniciada en 1973
dio lugar a fluctuaciones, las cuales resultaron onerosas en términos de eficiencia y por tanto
competitividad de las exportaciones. En 1979 el consejo de Europa decide crear el Sistema
Monetario Europeo, con el objetivo de limitar las fluctuaciones entre monedas europeas: la
16
GÓMEZ CASTAÑEDA, Juan. “La Unión Monetaria Europea”. En: POLÍTICA Y SOCIEDAD. N°28. Madrid. 1998.
p.42
17
BCRP. “El Euro y sus implicancias para el Perú”. En: MONEDA. N°111. Lima. Septiembre 2000.p.61.
35
referencia común para los tipos de cambio y la nueva unidad de cuenta fue el ECU (European
Currency Unit), una canasta de 11 monedas. Desde entonces, Europa persiguió la meta de crear
una moneda única.
3.2 La búsqueda de una moneda.
Los gobernantes europeos tenían claro el objetivo común de post guerra: restablecer un nuevo
orden económico para las naciones europeas devastadas por la Segunda Guerra Mundial. La
Organización Europea de Cooperación Económica (OECE) es creada el 16 de Abril de 1948 con
la finalidad de administrar los fondos procedentes del Plan Marshall, en los programas de
reconstrucción de la economía europea.
El 18 de abril de1958, se firma del Tratado de Paris, el cuál crea la Comunidad Europea del
carbón y el Acero (CECA), siendo los países socios de esta primera unión de naciones con un
objetivo común europeo: Bélgica, Francia, Italia, Luxemburgo, Países Bajos y la República
Federal Alemana.
Inicialmente, los países europeos formularon un plan de defensa militar conjunta. Sin embargo,
la Asamblea Nacional Francesa no lo ratifica y por lo tanto, queda inconcluso y no ve la luz. A
partir de entonces, los europeos reorientan sus objetivos de trabajo conjunto, hacia la
comunidad económica y le restan fuerza a las iniciativas militares. Así, en el año 1957, se firma
el Tratado de Roma, que da nacimiento a la Comunidad Económica Europea. Los países
firmante de CECA fundan la CEE.
El objetivo primigenio fue que el horizonte de 12 años, las naciones firmantes alcanzaran el
objetivo de una unión económica completa con libre circulación de mercancías, personas,
servicios y capitales. Se logró la realización de una unión aduanera y la aplicación de la política
agrícola común. Esta política se instauró el 30 de Julio de 1961 y se basa en la libre circulación
de productos, en la unidad de los precios agrícolas, la solidaridad financiera y la preferencia
comunitaria. Este programa de protección a la agricultura continúa vigente hasta la fecha de
redacción del presente documento. Asimismo, los logros en el manejo de los agregados
macroeconómicos permitían afirmar que el proyecto europeo se había consolidado y estaba en
marcha.
En Diciembre del año 1969, los jefes de Estado de las naciones miembros adoptan en la Haya,
el principio de la creación de una Unión Económica y monetaria. Este es el punto de partida en la
pista de carrera hacia la creación del Sistema Monetario Europeo (SME) y se dan las primeras
pautas para la moneda única europea que habría de nacer tres décadas después.
3.2.1-El Plan Barré.-
A inicios del año 1969, Francia atraviesa problemas en los márgenes de fluctuación del franco y
anuncia una devaluación, al punto que el Gobierno decide utilizar las cláusulas de salvaguarda
que permiten- según el Tratado de Roma,- tomar medidas restrictivas ala libre circulación de
capitales en caso de crisis en la balanza de pagos. De esta manera, Francia pretendió detener
la fuga de capitales y así poder estabilizar el franco.
Ante estos acontecimientos, la comisión encargada presenta al Consejo de Ministros de
hacienda de los países socios, el memorando sobre la política que puede llevarse a cabo en
el seno de la Comunidad para hacer frente a los problemas económicos y monetarios de
entonces. Este memorando es conocido como el Plan Barré y descansa en los principios de la
convergencia de las políticas económicas y la coordinación de las políticas monetarias.
36
La convergencia de las políticas económicas define los objetivos de los gobiernos europeos
en cuanto a la evolución de los agregados macroeconómicos: producción, empleo, precios,
balanza comercial, balanza de pagos, etc.
La coordinación de las políticas monetarias de los países socios debe tener como objetivo la
elaboración de un sistema que permita detectar las desviaciones y así poder corregir las
distorsiones del mercado.
El Plan Barré incidía en que los países socios necesariamente debían marchar hacia una
política de solidaridad monetaria entre ellos.
Estas propuestas fueron aceptadas por los gobernantes europeos y el 09 de Febrero de 1970,
se creó el doble sistema de financiamiento de corto plazo y al año siguiente, se inicia la
cooperación financiera de mediano plazo. Este mecanismo tuvo vigencia hasta 1978, para
convertirse después en parte del Sistema Monetario Europeo.
El Consejo de Ministros decide la conformación de un grupo de trabajo encargado de elaborar un
informe sobre las etapas de formación de la Unión Económica y monetaria en la Comunidad, a
partir del Plan Barré. El entonces Ministro de Hacienda francés Valery Giscard D´Estaing
propone al Ministro de Hacienda de Luxemburgo, Pierre Werner. El informe Werner define los
objetivos de una Unión Económica y Monetaria como una unión económica en cuyo seno los
bienes, los servicios, las personas y los capitales circulan libremente y sin distorsión de
competencia. Asimismo, la unión monetaria se caracteriza por la convertibilidad total e
irreversible de las monedas, la eliminación de márgenes de fluctuación, la fijación irrevocable de
las paridades y la liberalización de los movimientos de capitales.
Con la finalidad de tomar decisiones comunitarias con respecto a política monetaria, se prevé a
creación de un sistema comunitario de bancos centrales, inspirado en organismos del tipo del
Federal Reserve System de los Estados Unidos. Esta institución iba a tener el poder de decisión
sobre temas tan trascendentales como el nivel de liquidez, las tasas de interés, la política
financiera, el mercado cambiario y las decisiones sobre las reservas monetarias de la
Comunidad.
Los Bancos centrales tendrían que limitar las fluctuaciones de las cotizaciones de cambio, de
acuerdo con los lineamientos del Plan Werner.
Ambos planes, Barré y Werner sentaron las bases para el funcionamiento del siguiente
mecanismo de cambio, denominado la “serpiente monetaria europea”.
3.2.2. La Serpiente Monetaria Europea.-
En Diciembre de 1971, durante la conferencia celebrada en el Smithsonian Institute de
Washington, el dólar fue devaluado en 8% con respecto al oro. Para entonces, el grupo inicial de
seis Estados europeos se había incrementado, con la participación del reino Unido, Dinamarca,
Irlanda y Noruega. El margen de fluctuación de los tipos de cambio europeos con respecto al
dólar fue ampliado de + - 1%, a + - 2,25%. A pesar de esta medida estabilizadora, el presidente
Nixon declara el 15 de Agosto de 1971, la inconvertibilidad del dólar en oro. Se incrementan las
variaciones autorizadas en torno a la paridad –dólar, hasta 4.5%. De esta manera, el sistema
monetario se altera en forma definitiva, dejando a las monedas europeas en suspenso con
respecto a la valoración, pues generó mayor volatilidad en sus cotizaciones (hasta 9%
considerando la variación máxima global de dos monedas hacia arriba y debajo de la banda de
fluctuación). Como respuesta a esta medida trascendental del Gobierno norteamericano y a los
efectos en los tipos de cambio, los gobernantes europeos consideraron indispensable crear una
zona europea que ofreciera mayor estabilidad.
37
En Abril del año 1972, a través de los Acuerdos de Basilea, se crea la “ serpiente monetaria
europea”. Uno de los primeros acuerdos adoptados fue la limitación de las diferencias máximas
de cambio entre las monedas de los países miembros de la Comunidad, a + - 2.25%.
Los Bancos Centrales debían intervenir en el mercado, comprando la moneda local y ceder la
moneda fuerte para poder sostener la cotización de su moneda.
La Serpiente “ en el túnel”, Abril del año 1973
Fuente :Y ves-Thibault de Silguy.El Euro, historia de una idea, Planeta, 1998, Pág.43
Gráfica Nº 5 La serpiente europea
Las monedas europeas vinculadas entre sí, evolucionan como una serpiente, dentro de los
márgenes más amplios fijaos con respecto al dólar. De esta manera,
3
las monedas europeas
podían estar protegidas con respecto a las fluctuaciones y el desorden monetario internacional.
La década de los setenta fue remecida por las crisis petroleras y movimientos desordenados de
capital, debido a la inflación desatada en la mayoría de economías. El reino Unido decide
abandonar la serpiente europea dejando flotar la libra, seguido de Dinamarca, Italia y finalmente
Francia en tres oportunidades, en 1974,1975 y 1976. En 1978, la serpiente sólo funciona para el
marco alemán, las monedas de Benelux y la corona danesa. Según los informes de los expertos,
3
Yves-Thibault de Silguy.El Euro, historia de una idea, Planeta, 1998, Pág. .43.
38
Paridad de
cada moneda
en dólares

Nivel máximo
DM
FF
+ 2.25%
- 2.25%
la serpiente fracasó en esa oportunidad debido a que los Gobiernos aplicaron diferentes
mecanismos para contrarrestar los efectos de la crisis petrolera.
La Comisión ordenó la elaboración de un informe el cuál se analizaran y detallaran las causas
del fallo del sistema, -conocido como el informe Marjolin -, el cuál además del análisis de la
evolución del sistema, presentó la siguiente advertencia, la cuál según la suscrita, es válida
para América Latina y específicamente para los países andinos: “ ... en 1969, se había decidido
crear una UEM a lo largo de los diez años siguientes, sin tener una idea precisa de los que se
emprendería. En el ámbito gubernamental, no se hizo un análisis, ni siquiera aproximado, de las
condiciones que debían cumplirse. Todo ocurrió como si los gobiernos se hubiesen comprometido
en el asunto, en la ingenua creencia de que bastaría decretar la formación de una UEM para que
ésta se constituyese al cabo de unos años, sin gran esfuerzo ni transformaciones difíciles ni
penosas, tanto económicas como políticas”.
Una Unión monetaria con lleva compromisos que trascienden a la unión aduanera e involucra
elementos de corte político ligados a la soberanía que necesariamente tendrán que ser
adoptados por los países socios.
El proceso integración comercial distingue distintas etapas de desarrollo. Un ALC (Acuerdo de
Libre Comercio) también conocido como Zona o Área de Libre Comercio, se caracteriza por al
eliminación de las trabas al comercio de mercancías entre los países socios. Los países
liberalizan el comercio en forma recíproca, manteniendo independencia en los demás temas
(política monetaria, fiscal). La Unión Aduanera es una etapa más desarrollada que la zona de
libre comercio. Considera la liberalización del comercio de mercancías y adopta un arancel
externo común. Este mecanismo es importante debido a que representa una protección para los
países socios, los cuáles actúan como una unidad frente a las importaciones procedentes del
resto del mundo. La tercera etapa del proceso corresponde al Mercado Común. Bajo este
esquema integrado, los países socios no sólo liberalizan el comercio de bienes y adoptan un
arancel externo común, sino que además asumen la libre circulación de los factores productivos.
La etapa culminante es la Unión Económica y monetaria, en la cuál los países socios adoptan
criterios unificadores en las políticas microeconómicas y macroeconómicas con efectos
económicos, políticos y sociales tanto dentro de la Unión como fuera de ellas. La principal
decisión en esta etapa de integración es la adopción de una moneda única.
Los efectos de la integración se analizan en otro capítulo del presente trabajo. Sin embargo, es
preciso resaltar, que en la medida en que la integración sea parcial, o entre sólo un número
limitado de países de una región, puede introducirse un trato discriminatorio para los países que
no forman parte de la sociedad. Las dos caras de la integración – con respecto al trato
preferencial para un grupo de países frente a un trato diferencial del resto de países-, es el punto
central del debate sobre la conveniencia o no de integrar países a grupos ya formados, o de
integrarse a países con diferente grado de desarrollo económico.
En el caso de los países de Europa Occidental, la evaluación realizada por sus Gobernantes – y
asesores expertos y consultores-, dio resultados positivos, motivo por el cuál, la población votó
por la adopción de criterios comunes.
John Charles Pool y Stephen C. Stamos-
4
ambos profesores en la Bucknell University y
estudiosos investigadores de la política monetaria internacional, escribieron en 1989 en su libro:
“International Economic Policy, beyond the Trade and Debt Crisis” la siguiente reflexión: “ La
4
John Charles Pool y Stephen C. Stamos, “International Economic Policy, beyond the Trade and Debt Crisis”.Lexington Books,
1989.p 108.
39
Comunidad Económica Europea, la cuál ahora está compuesta por 12 naciones, representa 320
millones de personas y ha acordado eliminar todas las barreras comerciales y las regulaciones
restrictivas al comercio entre los países socios, en 1992. Esta medida hará de Europa occidental
una unidad económica coordinada, casi tan grande como los Estados Unidos y de lejos, el
mercado e consumo más grande del mundo. En 1987, el Producto Bruto Interno de la Comunidad
fue de $4.2 trillones, comparado a los $4.5 trillones de los Estados Unidos”. “Una de las razones
por las cuáles la economía norteamericana es tan poderosa, se debe a que los estados Unidos
son en realidad, la zona de libre comercio más grande del mundo. Los ciudadanos dan por
sentado la libre movilidad de personas, bienes y servicios a lo largo de los cincuenta Estados, sin
necesidad de pasaporte o permisos para atravesar las fronteras estatales, utilizando la misma
moneda”. “En vista de lo que se presenta como una creciente y rápida guerra comercial,
sparked por una legislación miope de protección comercial de parte de los Estados Unidos, la
unificación europea será uno de los más importantes procesos de desarrollo de la década. Esto
podría ser beneficioso para la economía norteamericana, si una economía europea más eficiente
fuera capaz de sacudirse de los doldrums
5
y comprar más productos americanos. Pero serían
malas noticias, y es lo más probable, si la CEE utiliza su poder para montar una pared de tarifas,
excluyendo a los Estados Unidos y al Japón, y se concentre en reforzar el comercio entre los
países socios.”
3.3.-La creación del Sistema Monetario Europeo- SME.
El 7 de Abril del 1978, los Jefes de estado y de Gobierno reunidos en Copenhague deciden crear
una zona de estabilidad monetaria. Y el 7 de Julio, el Consejo Europeo de Bremen precisa las
nuevas modalidades de la cooperación europea en materia monetaria. El SME entre
oficialmente en vigencia el 13 de marzo de 1979.
3.3.1. Las modalidades y funcionamiento del SME.- EL sistema monetario europeo está
constituido por tres elementos: El ECU, que fue la moneda compuesta por las distintas monedas
europeas, el mecanismo de cambio y facilidades de crédito.
La Unidad de Cuenta Europea ( European Currency Unit) – recibe el nombre a propuesta de
Valery Giscard D´Estaing a quien se le atribuye la habilidad de sortear la denominación en base a
las siglas en inglés, pero al mismo tiempo, citando la denominación en francés de la moneda
francesa en tiempos de los Valois- “écu” – que quiere decir “escudo”. El valor de ECU se
determinó por la suma de las cantidades fijas de cada de las monedas de los estados socios,
determinadas en función a su participación en el PBI de la Comunidad, así como
en función a la participación de cada país en el comercio exterior europeo. La cantidad de cada
moneda europea en el ECU se evalúa y determina cada cinco años. Hasta el año 1992, funcionó
esta técnica para la determinación del valor y el artículo 109G del Tratado de Maastricht, congeló
la composición. El ECU es una media, que refleja los comportamientos de las distintas
monedas que lo componen, lo que le ofrece una relativa mayor estabilidad frente a las
fluctuaciones.
3.3.2. Las funciones del ECU.- El ECU desempeñó cuatro funciones principales dentro del SME:
a.-Función de unidad de cuenta para el mecanismo del tipo de cambio.
b.-Función de unidad de cuenta para las operaciones referentes a los mecanismos de
intervención y las facilidades de préstamo a corto plazo del Fondo de Cooperación
5
Nota de la autora: Los doldrums son las tormentas de verano, que se presentan con fuertes ráfagas de viento luego de una apacible
calma. Coloquialmente se traduce o interpreta como “ período de la calma engañosa
40
Monetaria Europeo (FECOM) - este mecanismo fue creado en 1975 para reducir los
márgenes de fluctuación y permitir una multilaterización de las intervenciones de los
Bancos Centrales- a partir del 1º de Enero de 1984. Las operaciones se contabilizan y
registran en ECUs.
c.- Función de reserva, para lo cuál los Bancos Centrales deben poner a disposición del
FECOM el 20% de sus reservas en oro y divisas. Como contrapartida, se emiten ECUs, los
cuáles pueden ser utilizados para el pago de deuda en el corto plazo.
d.- Función de medio de pago. Los países socios tienen derecho a utilizar ECUs para
pagar deudas de corto plazo, pero los Bancos Centrales acreedores no pueden estar
obligados a aceptar ECUs por encima del 50% del montante del crédito.
El uso del ECU es oficial y las instituciones monetarias no podían emitirlo en el mercado
privado. A partir del año 1979, el ECU es introducido a los circuitos privados, consolidándose
como el eje del SME.
El mercado del ECU se desarrolla a finales de los ochenta y comienzos de los noventa debido a
que las Instituciones oficiales europeas presentan y ejecutan presupuestos en ECUs ( La
Comisión, el Parlamento, el Consejo.) En al año 1992. el ECU fue la tercera moneda de emisión,
detrás del dólar americano y el yen japonés y los bancos privados dan un tratamiento de medio de
pago, dando un impulso fuerte al desarrollo del mercado bancario. De acuerdo a estimaciones de
la Comisión Europea, en el año 1984, entre el 9 y el 11% de los intercambios comerciales entre
los Estados Miembros se pagaron en ECUs.
3.4.-El mecanismo de cambio y de intervención.-
Este mecanismo organiza las relaciones de cambio entre las monedas comunitarias, de acuerdo
con un sistema de paridades con relación al ECU. Cada moneda tiene una cotización base con
respecto al ECU, obteniéndose para cada moneda del SME, una serie de cotizaciones- base
bilaterales: Si un ECU se cotizaba en 6,458 FF( Francos franceses) y a su vez el ECU se
cotizaba en 1,926 DM (Marcos alemanes), entonces la cotización- base bilateral FF/DM era de
3,353.
Con la finalidad de brindar estabilidad a las paridades entre las monedas que participan en el
mecanismo de cambio, el acuerdo del 5 de Diciembre de 1978 previó dos tipos de intervenciones:
las intervenciones marginales de carácter obligatorio y las intervenciones intra- marginales de
carácter facultativo.
En el primer caso, los Bancos Centrales intervenían obligatoriamente el mercado, si es que las
monedas alcanzaban el límite máximo o mínimo permitido ( + - 2.5%) Se debe precisar que en el
caso de la Lira, este margen fue fijado en + - 6% hasta el mes de Enero de 1990.
En el segundo caso, las intervenciones de realizan antes de que las monedas locales alcancen
los límites de las cotizaciones.
Los ajustes en las cotizaciones - base se realizan de común acuerdo entre los representantes de
los países que participen en el mecanismo de cambio.
Facilidades de crédito.- EL Banco Central, cuya moneda alcance la cotización más baja debe
comprar su moneda nacional para apoyar su cotización de cambio y en contrapartida, vende la
moneda contra la cual se ha depreciado su moneda local. Si el dinero requerido para esta
41
operación es insuficiente, entonces procede un crédito al Banco Central interviniente. Los
mecanismos de financiamiento en estos casos son aquellos de muy corto plazo (FMCP), el
apoyo monetario a corto plazo (AMCP) y la cooperación financiera de mediano plazo (CFMP).
El mecanismo FMCP se otorga a los Bancos Centrales cuando deben realizar intervenciones
marginales y la duración es hasta 45 días. Este mecanismo está reservado únicamente para los
miembros del SME. El mecanismo AMCP se otorga mediante acuerdo entre los Bancos
Centrales para cubrir déficit temporales de la balanza de pagos y pueden solicitarlo todos los
países de la Comunidad. La capacidad máxima de préstamo es de catorce mil millones de
ECUs. El mecanismo de la Serpiente permitía un máximo de seis mil millones de ECUs.
La CFMP es un mecanismo mutuo que se conceden los Estados miembros entre sí, con un
período de 3 a 5 años, en caso de déficit prolongados de balanza de pagos. El tope de
endeudamiento es de once mil millones de ECUs.
3.4.1La década de los ochenta y los mecanismos de refuerzo del SME.
La década de los ochenta fue el escenario de adhesión de más países europeos al sistema. En
enero de 1981, la dracma griega fue incluida en la composición. EL peso o participación del
marco alemán se eleva de 33% en 1979 a 37% en 1984, marcando el liderazgo de Alemania en
el seno de la Comunidad. La participación de la Lira italiana disminuyó de 9.5% a 8% en el
mismo período
6
.La peseta española y el escudo portugués se incorporan al sistema en enero
del año 1986.
Sin embargo, la interdependencia de las economías es una característica del proceso de
apertura mundial y globalizante, por lo que necesariamente debemos analizar el contexto
internacional de la década.
La segunda etapa de alzas en el precio del crudo tuvo notable influencia, en la economía
norteamericana, con respecto al período de tres años de estanflación que atravesó entre 1979 y
1981. El incremento del precio del petróleo acarreó mayores tasas de interés y el alza de la
tasa de inflación coincidió con una caída del crecimiento económico así como un aumento del
desempleo. Las naciones industrializadas vieron incrementarse las facturas a pagar por la
importación de petróleo, mientras que los países de la OPEP colocaban sus ingresos
excedentes y ganancias, en los bancos europeos y norteamericanos. Paralelamente, los países
importadores de petróleo de la periferia, incrementaron su demanda `por préstamos del Fondo
Monetario Internacional además de la banca privada. Los factores influyentes en ese incremento
de la demanda por créditos fueron, entre otros, el bajo ingreso procedente por exportaciones
y una poca diversificada oferta exportable, así como una espiral inflacionaria común a casi
todos los países periféricos, la acumulación de préstamos anteriores y el incremento de las tasas
de interés. La demanda de créditos fue cubierta con los petrodólares depositados en los bancos
norteamericanos y europeos, mientras que la demanda local por dinero se contrajo debido a una
prolongada recesión. La banca privada colocó los préstamos en las naciones en vías de
desarrollo, esperando un alto rendimiento y un riesgo “aceptablemente pequeño”.
Entre 1981 y 1983, el Federal Reserve Bank aplicó una política monetaria controlada
( restrictiva) y en 1982 atravesó la mayor recesión desde 1930 hasta esa fecha. Se logró
dominar el ritmo creciente de la inflación, pero generó 2 años de agudo desempleo, un abultado
déficit fiscal, caída permanente del producto y una balanza comercial deficitaria. Mientras tanto,
la deuda adquirida por los países en desarrollado se tornaba impagable, pues el comercio
exterior había decaído permanentemente mermando sus ingresos por exportaciones.
6

6
Comisión de las Comunidades Europeas, Dirección General de Asuntos Económicos y financieros. Informe económico anual
1991-1992.
42
En el año 1982, cuando la recesión norteamericana alcanzaba su pico, el déficit en cuenta
corriente fue de $90 billones de dólares.
El 13 de Agosto de 1982, el ministro de Hacienda arribó a Washington con la devastadora
noticia de la economía mexicana prácticamente en quiebra, lo que llevó al país a anunciar una
moratoria de su deuda externa. Requería de un préstamo inmediato por $3 billones de dólares
sólo para pagar los intereses. Se inició así la denominada década perdida para América Latina,
pues la banca comercial restringió la remesa de dinero hacia la región. La ausencia de
financiamiento externo, combinada con los bajos niveles de ahorro interno, contribuyó a
interrumpir el crecimiento, con el consecuente impacto social.
Las autoridades Monetarias de los Estados Unidos diseñaron un programa de préstamos para
reflotar la economía mexicana. El paquete consistió de una préstamo de $1 billón de dólares
como pago adelantado del Department of Energy, $1 billón de dólares del Department of
Agriculture, $700 millones del Federal Reserve Bank y $300 millones del U.S. Treasury. Luego,
México recibió un préstamo adicional de $1.8 billones de dólares del Bank of International
Settlements y $ 4 billones del FMI, más $5 billones procedentes de la Banca Comercial.
La deuda mexicana se incrementaba en aproximadamente $14 billones de dólares. La crisis de la
deuda del tercer mundo ( the Third Wolrd Debt Crisis) había empezado. Otros países en
desarrollo también atravesarían períodos de crisis, como posteriormente ocurrió en Brasil, Chile,
Venezuela, Perú, Nigeria, Filipinas, Polonia, Rumania y otros.
3.4.2 El Acuerdo del Plaza de 1985.
Entre los años 1980 y 1985, el dólar norteamericano había experimentado una subida con
relación al resto del mundo.
A iniciativa del secretario del Tesoro de los Estados Unidos, fueron invitados los gobernantes de
las naciones más poderosas: Se reunieron los representantes del país organizador, Estados
Unidos, Gran Bretaña, Francia, Alemania y Japón, en Nueva York, a fin de discutir sobre el
problema de las tasas de cambio. La reunión se llevó a cabo en el Plaza Hotel en el mes de
septiembre de 1985. El” grupo de los cinco “determinó retornar a un sistema informal de tipos de
cambio controlados (managed exchange rates) y reducir el valor del dólar. Por encima de los
principales problemas de economía internacional, los gobernantes de las naciones
industrializadas se preocupaban por la caída del crecimiento industrial de Estados Unidos. En
mayo de 1986, se llevó a cabo la Cumbre de Tokio y entre otros puntos, se llegó a la conclusión
que el dólar estaba demasiado fuerte y así, los representantes del “ Grupo de los 5” decidió
intervenir los mercados respectivos a fin de reducir el valor de la moneda norteamericana.
Este mecanismo permitiría reducir el precio de las exportaciones norteamericanas y elevar el
precio de las importaciones, pudiendo eventualmente reducirse el déficit comercial. EL dólar cayó
en 40% con relación al yen japonés en los siguientes 5 meses, pero el déficit de la balanza de
pagos no cedió, contradiciendo la teoría económica. Cuando la moneda de un país se deprecia,
sus exportaciones se abaratan y sus importaciones se encarecen. Una apreciación de la moneda
tiene el efecto contrario: encarece las exportaciones y abarata las importaciones. Si todo lo demás
permanece constante, una apreciación de la moneda de un país incrementa el precio relativo de
sus exportaciones y reduce el precio relativo de sus importaciones. Al contrario, una depreciación
reduce el precio relativo de sus exportaciones y aumenta el precio relativo de sus importaciones.
43
Se supone que en una devaluación de esa magnitud, debe de ocurrir el denominado
efecto de la curva J. Primero, porque las importaciones se encarecen súbitamente en
términos de dólar, la balanza comercial empeora. Pero rápidamente las importaciones
declinan y las exportaciones se incrementan, y el comercio se estabiliza.
Un supuesto importante que subyace en el modelo DD-AA es que una depreciación real de la
moneda nacional mejora inmediatamente la cuenta corriente mientras que una apreciación real
hace que la cuenta corriente empeore de forma inmediata.
Se suele observar que la cuenta corriente de un país empeora inmediatamente después de una
depreciación real de su moneda y comienza a mejorar algunos meses más tarde. Si la cuenta
corriente empeora inicialmente después de una depreciación, su evolución temporal muestra un
segmento que se asemeja a una letra “J”, denominándose curva “J”.
Las órdenes de exportación – y las de importación- son producto de una negociación previa que
suele tardar algunos meses. Por lo tanto, en los primeros meses de una depreciación, las
exportaciones e importaciones pueden reflejar las decisiones tomadas en un período anterior, en
condiciones de tipo de cambio diferentes (tipo de cambio real anterior). Debido a que las
exportaciones expresadas en términos del producto no se modifican, mientras que las
importaciones en términos del producto interno aumentan, se produce un empeoramiento inicial
de la cuenta corriente.
Los cambios producidos requieren de cierto tiempo para adaptar el mercado a los nuevos
precios. Por el lado de la producción, las empresas exportadoras pueden necesitar ampliar las
instalaciones y contratar nuevos trabajadores. Por el lado de las importaciones, ya que éstas se
componen también de productos intermedios que se incorporarán a la producción nacional, el
ajuste de las importaciones también producirá gradualmente, dependiendo de cómo los
importadores puedan adaptar nuevas técnicas de producción que puedan sustituir a los bienes
intermedios. El tiempo requerido por los agentes del mercado para la adaptación a las nuevas
condiciones en el proceso de ajuste, es la mejora gradual de la cuenta corriente ( del punto 2 al
punto 2, en la figura. Después de alcanzar el punto 3, la cuenta corriente superará el nivel
anterior a la depreciación. La evidencia empírica indica que para la mayoría de países
industrializados, la Curva J requiere de un período comprendido entre seis meses y un año de la
depreciación y la balanza en cuenta corriente sigue mejorando después.
Por una serie de complicadas razones, esto no ocurrió. En parte debido a que la fortaleza del
dólar no se basaba en su posición de comercio internacional, sino debido a la cantidad de
inversión extranjera que fluía hacia el mercado norteamericano alentado por las tasas de interés,
comparadas con las del resto del mundo. Devaluar el dólar no cambió significativamente la
situación. Más allá de este escenario, mientras que el dólar cayó frente a algunos socios
comerciales tales como Japón y Alemania, no cayó frente a Canadá y México y especialmente
frente a los países asiáticos como Taiwán y Corea del Sur. Adicionalmente, la demanda de
importaciones se incrementó en una forma aparentemente insaciable debido a que los
americanos parecían convencidos de que los artículos extranjeros podrían ser superiores a los
americanos. Como consecuencia de esto, a pesar de la caída del dólar, el déficit comercial
norteamericano no mejoró. Superó los US$ 156 billones en 1986 y US$ 174 billones en 1987, y
fue el punto principal en la agenda de la Cumbre de Venecia en Junio de 1987.
8
Los economistas han denominado este comportamiento de la Balanza Comercial como la
“Curva J”, ya que empeora y luego se recupera como consecuencia de la devaluación. Cuando
8
Pool and Stamos, International Economic Policy, Pág.18
44
en un plano, la balanza comercial de un país se representa sobre el eje vertical, y el tiempo,
sobre el eje horizontal, la gráfica resultante tiene la forma de “J”.
3.4.3. Finales de la década de los ochenta e inicios de los noventa.-
El Consejo Europeo adopta en Diciembre de 1987 nuevas medidas con el objetivo de aumentar la
convergencia y tratar de reducir las decisiones contradictorias en cuanto a políticas internas. Se
buscaba ordenar el comportamiento de los indicadores económicos a fin de determinar si los
países estaban tomando rumbos diferentes a los acordados de mutuo acuerdo. Para esto, se
instituye una severa evaluación periódica de los tipos de cambio y tipos de interés.
El segundo objetivo era el mejoramiento de los mecanismos de intervención del SME,
flexibilizando el plazo y las condiciones de los créditos, doblando los topes del crédito. Por otra
parte, la medida permite que los Bancos Centrales puedan aceptar pagos en ECUs hasta por el
100% de los créditos.
En el año 1989, la Comisión anuncia la flexibilización del SME : cada país miembro deberá
intentar alinearse con el estado miembro cuya tasa de inflación sea la menor y la más estable, en
este caso, con la República Federal Alemana( la variación anual del los precios al consumidor
entre 1988 y 1992 fue de 2.94%, mientras que la de Europa de los 12, fue de 4.66%)
12
. En este
período, nuevas monedas se adhieren al mecanismo de cambio, con un margen de 6% (llamada
banda de fluctuación ancha. En el año 1990, se incorporan la peseta, la libra esterlina y el escudo
portugués en 1992. La dracma griega no forma parte. En el año 1990, Chipre y Noruega deciden
vincular su moneda al SME, y en 1991 lo hacen Suecia y Finlandia. El período comprendido entre
1990 y 1991 se caracterizó por una relativa calma y orden en el sistema monetario.
Las turbulencias.- Entre 1992 y 1993, se inicia un período de turbulencias para el SME, debido a
la sobrevaloración de la lira, la peseta y la libra esterlina. En Alemania sube la tasa de interés, y
debido a la reunificación alemana, se aplica una política monetaria restrictiva. Italia decide
también incrementar la tasa de interés para impedir la fuga de capitales. Las tres monedas
pertenecientes a la banda de fluctuación ancha se debilitan. El Banco Central de Finlandia
deprecia en 13% su moneda. La semana siguiente, se deprecia la peseta en 5% y la libra y la lira
abandonan el sistema, para flotar libremente. Finalmente se deprecian en 15 y 20%. Los
resultados del referéndum por el Tratado de Maastricht arrojaron 51% de aceptación, pero el
mercado financiero estaba a la expectativa de esta decisión trascendental para el futuro de
Europa. Una semana después del referéndum, el Franco francés seguía débil así que los Bancos
Centrales de Francia y el Bundesbank deciden realizar operaciones intra-marginales, utilizando
160 mil millones de francos en la intervención.
Suecia utilizó reservas para las operaciones de intervención, pero finalmente abandonó el vínculo
con el ECU y luego lo hizo Noruega, a finales de año.
En enero del año 1993, el mercado francés vuelve a tener turbulencias y se eleva la tasa de
interés a fin de detener la salida de divisas. Se devalúa la libra esterlina mientras que en España
se inician las huelgas y la tasa de paro llega al 20%.Antes de las elecciones de Abril de 1993, los
agentes están intranquilos y empiezan a deshacerse de las pesetas. La devaluación llega a 8% y
arrastra al escudo portugués, el cuál se devalúa en 6.5%.
12
Comisión de Comunidades Europeas, Dirección General de Asuntos Económicos y financieros. Informe económico anual 1991-
1992.
45
En el mes de Julio, el franco empieza a caer hasta el nivel mínimo de fluctuación. Estaba
pendiente una reunión entre los ministros de Francia y Alemania a fin de discutir una reducción
de tasas de interés. Alemania atraviesa un alza en la tasa de inflación y el Bundesbank decide no
reducir las tasas de interés. En Francia, las reservas se reducen. Alemania reduce la compra de
francos y la venta de marcos para controlar la oferta de la moneda local. Las autoridades
monetarias deciden ampliar la banda de fluctuación hasta 15% y confirma las cotizaciones - base
anteriores gracias a que la tasa de inflación en los países socios se mantiene dentro de los
límites estipulados por el SME. De esta manera, los gobernantes buscaron reducir la probabilidad
de intervención de los Bancos Centrales y de alguna manera, alejar las probabilidades de
especulación.
A finales del año 1993, las tasas de interés a largo plazo descienden en Francia, Alemania y
Benelux y las tasas de inflación se acercan entre sí: 3.1% para Bélgica, 2.2% para Francia, 3.9%
para Alemania. La economía norteamericana arrojaba 2.4% de inflación.
La favorable coyuntura económica de mediados de los años ochenta facilitó la reactivación de los
proyectos de integración europea, el más importante de los cuales fue la creación de Mercado
Común. Uno de los principales objetivos de entonces era la eliminación de los numerosos
obstáculos a la libre circulación de mercancías, servicios y factores productivos que la simple
aplicación de los tratados fundacionales no había conseguido suprimir. Esta situación requería
una profunda revisión de estos tratados, cuyo resultado fue el Acta Única Europea (AUE) firmada
en 1986.
La finalidad principal del Acta Única Europea (AUE) fue la consolidación de un gran mercado
interior antes del 31 de diciembre de 1992, un auténtico mercado único con libre circulación de
mercancías, servicios y factores productivos. El AUE estableció medidas para agilizar la toma de
decisiones, adecuó el marco jurídico y fijó el objetivo de alcanzar el mercado interior al final de
1992. De esta forma se aprobó el Libro Blanco del Mercado Interior que establecía un conjunto de
medidas imprescindibles para establecer un mercado interior.
Para completar el gran mercado interior con la Unión Económica y Monetaria (UEM) se dio lugar
finalmente al Tratado de la Unión Europea (TUE), aprobado en Maastricht en diciembre de 1991 y
que entró en vigor en noviembre de 1993. El Tratado de Maastricht es un paso más en el camino
de la integración europea ya que uno de los ejes básicos del mismo es la implantación definitiva
de la Unión Económica y Monetaria. Con el apoyo del importante avance para la Unión
Económica Europea que suponía la constitución con el Acta Única Europea (AUE) de un auténtico
mercado interior, y aprovechando el éxito del SME, se puso en marcha en 1988 un comité
presidido por el presidente de la Comisión, Jacques Delors, destinado a sentar las bases del
proceso de la unión económica y monetaria, cuyo trabajo resultante sería el conocido "Informe
Delors".
El plan Delors establecía un horizonte con tipos de cambio fijos y la creación de una moneda
única, con un banco central europeo que coordinara la política monetaria y una estrecha
coordinación de las políticas económicas de los países miembros. El Consejo Europeo celebrado
en Madrid en Junio de 1989, conocido como cumbre de Madrid, tomaría tres importantes
decisiones: aceptar el informe Delors, iniciar la primera etapa establecida en el mencionado
informe y convocar una conferencia para reformar los tratados a fin de concretar las etapas
posteriores.
46
La definición del proceso de integración europea culminaría con la reunión en Maastricht del
Consejo Europeo en diciembre de 1991 que daría lugar al Tratado de la Unión Europea, el cual
fue firmado el 7 de Febrero de 1992. El Tratado de la Unión Europea se articula sobre dos ejes:
una transición por etapas que concluya en la instauración de una moneda única y una estrecha
coordinación de las políticas económicas.
Desde antes, la idea de la CEE fue avanzar en un proceso de integración económica gradual, por
etapas, en forma paralela a la aplicación de una unión económica, hasta alcanzar la completa
unificación monetaria y el pleno funcionamiento del euro, la futura moneda común. Este enfoque
se ratificó y concretó en el Tratado de Maastricht, a fines de 1991, que creó el marco jurídico y
político de la UME.
En la primera etapa, que comenzó a mediados de 1990, se liberalizaron los movimientos de
capitales y se suponía que se minimizarían los realineamientos de las paridades cambiarias,
puesto que todos los países se ubicarían en la banda cambiaria angosta del SME (+/- 2,5%). Esto
no ocurrió debido a una crisis en el SME.
Durante la segunda etapa, de transición, que comenzó en 1994, se creó el Instituto Monetario
Europeo (IME) con sede en Francfort, que reemplazó al Comité de Gobernadores de Bancos
Centrales y al Fondo Europeo de Cooperación Económica. El IME analizó los aspectos técnicos
del Sistema Europeo de Bancos Centrales (SEBC), y se transformó a comienzos de junio de 1998
en el BCE. El
IME analizó los aspectos técnicos del Sistema Europeo de Bancos Centrales (SEBC), y se
transformó a comienzos de junio de 1998 en el BCE. A comienzos de 1998, el Consejo Europeo
decidió los once países de la UE que participarían en la tercera y etapa final de la unificación
monetaria: Alemania, Austria, Bélgica, España, Finlandia, Francia, Holanda, Irlanda, Italia,
Luxemburgo, Portugal.
Estos países estuvieron dispuestos a conformar la UME ya que alcanzaron durante la segunda
etapa, una convergencia de sus resultados económicos sobre la base de cuatro criterios
principales:
a) Estabilidad de los tipos de cambio: participaron en el SME en el marco de bandas
normales y no realizaron realineamientos cambiarios durante un mínimo de dos años.
b) Metas en tasas de inflación: el ritmo de aumento de precios al consumidor no superó en
más de 1,5 puntos porcentuales, como máximo, al promedio de la tasa de inflación de los
tres países que registraron las inflaciones más bajas de entre los países miembros
c) Metas en tasas de interés: la tasa de interés nominal promedio de largo plazo no
superó en más de 2 puntos porcentuales el promedio de los tres países en que se
registraron las tasas de inflación más bajas
d) Control del déficit fiscal y de la deuda pública: el déficit gubernamental general debía
ser inferior al 3% del PIB y la relación deuda pública bruta / PBI debía ser menor que el
60%.
Estos cuatro criterios proveen precondiciones necesarias para poder conformar una Unión
monetaria, y en todo caso, permitieron a los países que cumplieron con las metas, formar parte de
la UME. En el capítulo correspondiente a las Uniones Monetarias y Zonas Monetarias, se
analizan otros criterios adicionales a los mencionados y exigidos en el caso de los países
europeos. Al juzgar la convergencia, la Comisión Europea y el Instituto Monetario Europeo
pudieron haber considerado otros factores, tales como desequilibrios de cuenta corriente o
47
presiones salariales. También existe un requisito institucional que obliga a cada estado miembro a
modificar las leyes de sus Bancos Centrales de manera de hacerlas compatibles con el BCE.
La soberanía monetaria ha sido, a lo largo de la historia reciente, una hegemonía a la que los
países difícilmente han querido renunciar. El dejar de ejercerla en forma independiente y
convertirla en una tarea común tendría efectos irreversibles sobre la consolidación del mercado
único y la cooperación política entre los Estados miembros. Fue una decisión sin precedentes en
la historia económica mundial y sienta las bases para el proceso de integración al que aspiran los
países en África, Asia y América Latina. Esta última debe observar, el desarrollo que se generó
en Europa tomando a la UME como punto de apoyo. Los países Latinoamericanos ( los
gobernantes y los académicos) debieran incorporar acervo de conocimiento y experiencias
comparadas de modo que sirvan de caso real para el análisis, diseño y puesta en práctica, en el
momento en que se estime que las condiciones sean las adecuadas, de la profundización de los
diferentes esquemas de integración en América Latina.
“Europa ha enfrentado obstáculos en su proceso de integración monetaria, que ha ido resolviendo
en forma paulatina, a la vez que ha registrado importantes avances y compromisos por parte de
sus gobiernos nacionales. Es indudable que el diseño institucional a través del cual se ha dado el
diálogo técnico y político, en un contexto de compromiso y cooperación en el avance de la
integración monetaria europea, de por sí representa un elemento necesario de conocer y del cual
hay mucho que América Latina puede aprender.”
18
3.5.- Concepto de Unión Monetaria
Según la teoría económica, la unión monetaria es un territorio con una moneda única en el cual
existe también políticas monetaria y cambiaria comunes encaminadas a la obtención de los
mismos objetivos económicos
19
. Existen dos condiciones necesarias para una unión monetaria:
a. La liberalización completa de los movimientos de capital, así como la plena integración de
los bancos centrales y de los mercados financieros.
b. La fijación unificada de los tipos de cambio y la eliminación de los márgenes de fluctuación
de la moneda.
En el caso de Europa, aunque la implantación de la moneda única no es estrictamente necesaria
para poner en marcha una unión monetaria, sí ha sido un requisito acordado para crear la unión
monetaria europea, que tiene como elemento definitorio esencial el establecimiento del Euro,
moneda única europea, y de una política monetaria común, determinada por el banco Central
Europeo, que es la autoridad monetaria integrada.
La Unión Monetaria Europea al ponerse en marcha, determinó el precio o equivalencia del Euro
(tipo de cambio fijo e irrevocable), respecto de todas las monedas europeas sustituidas por la
nueva moneda común En el mismo período, inició sus funciones el Banco C, cuya responsabilidad
recayó en el BundesBank alemán.
3.5.1. La Política Monetaria Única, estrategias, instrumentación
18
Carlos Budnevich Roberto Zahler “Integración financiera y coordinación macroeconómica en el Mercosur” , Banco Central de
Chile, documentos de trabajo, 1999.
19
GÓMEZ, Juan. “La Unión Monetaria Europea”. En: Política y Sociedad. N°28. Mayo-Agosto. Madrid. 1998.
48
Puede definirse la política monetaria única como “una política en la que las operaciones de
regulación de la liquidez tienen condiciones iguales para entidades localizadas en cualquier parte
del área de aplicación de aquella”
20
.
Esta política monetaria única es consecuencia de la moneda única y es responsabilidad del
Banco Central Europeo.
Aunque las decisiones de esta política monetaria única sean adoptadas por la autoridad
monetaria única (el BCE), su ejecución (el ejercicio efectivo de suministro o contracción de la
liquidez) se llevará a cabo por los bancos centrales nacionales de los países integrados en el área
del Euro que, por tanto, forman parte del SEBC del que el Banco Central Europeo es la institución
básica.
Para realizar un análisis de la política monetaria única se deben considerar dos aspectos
esenciales: su estrategia (criterios uniformes con que se adopta) y su instrumentación
(mecanismos o instrumentos a través de los que se lleva a cabo.
3.5.1.1. La estrategia de la Política Monetaria
La política monetaria puede ser definida como el conjunto de criterios y procedimientos que
inspiran las decisiones del Banco Central Europeo para alcanzar sus objetivos en el ámbito de la
política monetaria.
En la definición de esta estrategia fueron tomados en cuenta los siguientes principios: eficacia,
presentación pública de gastos, transparencia, orientación a mediano plazo, continuidad y
coherencia con la plena independencia del SEBC.
De entre las siguientes posibilidades existentes a la hora de fijar estrategias de actuación para
conseguir el objetivo propuesto, dos se consideran las más factibles: las basadas en el
seguimiento de los agregados monetarios, o las que se basan en las previsiones de inflación o de
evolución de los precios. Será, en todo caso, el SEBC quien deba adoptar las decisiones
estratégicas concretas cuando esté constituido y en funcionamiento.
3.5.1.2. La instrumentación de la Política Monetaria
Bajo el principio de eficiencia operativa como criterio básico de actuación, el SEBC debe contar
con todos aquellos instrumentos que le permitan alcanzar su objetivo prioritario: la estabilidad de
precios.
El objetivo instrumental o variable operativa sobre la que actúa directamente la política monetaria
son los tipos de interés a corto plazo.
Considerando específicamente los instrumentos disponibles para la ejecución de la política
monetaria, el SEBC continuará con tres clases de instrumentos:
• Operaciones de mercado abierto;
Consistentes en la compraventa temporal de deuda pública o de otros activos financieros
realizada a diferentes plazos.
• Facilidades de crédito y depósito;
20
Niblett, Robin.“La Unión Europea en el siglo XXI” en: CIENCIA POLÍTICA. México, 1er. Trimestre de 1997.
49
El SEBC es facilitador de liquidez inmediata, a un día ( 24 horas), a las entidades
financieras que la necesiten mediante los llamados créditos marginales, entregados a un
tipo de interés superior al de las operaciones regulares. Del mismo modo, el SEBC otorga
facilidades de depósito a las entidades que soliciten colocar su liquidez sobrante, también
a un día y a interés inferior al de las operaciones de mercado abierto.
• Coeficiente de caja;
Es un instrumento opcional cuya utilización es decidida por el propio SEBC, que también
determina su cuantía y su posible remuneración.
3.5.2. La política monetaria europea.-
Para lograr la actual condición de unión monetaria, los países socios firmaron el Pacto de
Estabilidad y Crecimiento y asumieron los compromisos derivados de los criterios de
Convergencia de Maastricht. Los Estados seguían siendo responsables por la política fiscal en
sus territorios, comprometiéndose a eliminar el déficit estructural y mantenerlo hasta en 3% del
PBI. Se estableció la medición del déficit como la suma deL el déficit del Gobierno Central, el
regional y el de la Seguridad Social, excluyendo el déficit de las empresas publicas.
En cuanto al Nuevo Sistema Monetario Europeo, no todos los países lo adoptaron, pero
continúan sus propios procesos de unificación. Dinamarca , Gran Bretaña y Suecia decidieron en
forma voluntaria no participar en él, y en el caso de Grecia, no se cumplieron los requisitos fijados.
En el Consejo Europeo de Dublín se acordó en Diciembre de 1996, el establecimiento de un
procedimiento común , con márgenes de fluctuación amplios , cercanos a % 15 t para todos los
Estados Tanto las paridades centrales como las bandas de fluctuación se fijan exclusivamente en
relación al euro, en un esquema denominado de ejes y de radios.
Se dieron intervenciones de apoyo, las mismas que ingresarían en forma automática en
cuanto alguna de las monedas supere los márgenes establecidos . las intervenciones para
hacer retornar las monedas a las bandas de fluctuación fueron ilimitadas y dependían del
Banco Central Europeo.
Los principios del Nuevo Sistema Monetario Europeo son :
1. Adhesión obligatoria.
2. La moneda de referencia es el Euro, frente a la que se fijan los tipos centrales.
3. Las bandas de fluctuación son amplias, próximas a las del sistema antiguo de
% 15 t . Participan en su determinación el BCE, los ministros de Estados miembros
del área monetaria del Euro y los ministros y gobernadores del Bancos Centrales
de los estados miembros no pertenecientes al área monetaria del Euro, pero que si
lo sean del mecanismo de cambios.
4. El BCE sostiene las divisas siempre que la estabilidad de precios y el correcto
funcionamiento del mercado único no se vean afectados. EL BCE exige a los
Gobiernos de los países de las monedas intervinientes, como condiciones precias
a su intervención, la actuación directa y comprometida del Gobierno nacional para
sostener la divisa, apoyar otras medidas monetarias y fiscales y favorecer la
convergencia económica.
5.3.2.1. Moneda única y fijación de los tipos de cambio.
50
Aunque el establecimiento de una moneda unica no es imprescindible para el buen
funcionamiento de un mercado único, si es necesaria la existencia de estabilidad de los tipos de
cambio, por lo que se decidió sustituir las diferentes monedas (de los 15 países intervinientes) ,
por una sola. Antes de poner en funcionamiento el euro fue necesario fijar los tipos de conversión
de las monedas nacionales respecto de la nueva moneda, existiendo las posibilidades siguientes:
Primero, utilizar los tipos de cambio existentes en el mercado del ECU del 31 e Diciembre de
1998. Segundo: utilizar el tipo de cambio de cada moneda respecto al ECU existente en el
Sistema Monetario Europeo. Tercero: calcular tipos de cambio sobre un periodo y una moneda de
referencia que no pertenezca a la cesta de monedas.
Se optó por fijar los tipos de cambio según la media de un periodo y una moneda de referencia
exterior a la propia cesta. La puesta en funcionamiento correspondió al Sistema Europeo de
Bancos Centrales teniendo en cuenta los dos principios que rigieron a su introducción : Por un
lado la equivalencia legal entre el Euro y las unidades monetarias nacionales durante el periodo
transitorio, y por otro, el de no obligación / no prohibición , según el cual, los agentes económicos
privados pudieron utilizar libremente el euro, Su uso obligatorio se fijó para el 1º de enero del
2002.
3.5.2.2. EL Banco Central Europeo.
Diagrama Nº 2 : La estructura del sistema
La tercera fase de la Unión Monetaria Europea supuso la sustitución del Instituto Monetario
Europeo (creado en la segunda fase), por el Banco Central Europeo. Esta entidad , en conjunto a
los Bancos Centrales Nacionales, conforman el Sistema Europeo de Bancos Centrales, el cual es
independiente . El Comité Ejecutivo del Banco esta conformado por 6 miembros, de entre los
cuales se eligió un presidente y un vicepresidente, quienes se encargan de la ejecución de la
política monetaria El Consejo de Gobierno, constituido por los miembros del Comité Ejecutivo más
los gobernadores de los bancos centrales, diseña, formula y orienta la ejecución de la política
monetaria. Adicionalmente funciona el Consejo General.
Todos los objetivos del Banco están supeditados a la obtención y mantenimiento de la estabilidad
de precios: Desarrollo equilibrado de las actividades económicas, crecimiento sostenible, alto
grado de convergencia económica, alto nivel de empleo y protección social, elevar el nivel de vida
SEBC
Banco Central Europeo
Bancos Centrales
Nacionales
Comité Ejecutivo Consejo de Gobierno
Gobernadores de
Bancos Centrales
4 miembros Consejo General
Presidente y
Vicepresidente
51
de los ciudadanos y favorecer la localización eficiente de recursos. A fin de poder dar
cumplimiento a esos objetivos, el Banco Central Europeo debió desarrollar las actividades
correspondientes a operaciones de divisas coherentes con el Tratado de Maastricht, gestión de
reservas oficiales de divisas de los Estados Miembros, velar por el buen funcionamiento de los
sistemas de pagos y definición y ejecución de la Política Monetaria de la Comunidad.
3.5.2.3. La Política Monetaria Única.
La creación e introducción de una moneda común genera mayor interdependencia entre los
socios, es decir, entre los Estados Miembros de la Comunidad. La plena movilidad de capitales y
la aplicación de tipos de cambio fijos
permiten a cada país fijar de forma autónoma sus políticas monetarias. Siendo estas dos
opciones distintas, Europa optó por la plena coordinación de políticas monetarias, el régimen
cooperativo, delegando a sus bancos centrales nacionales la aplicación de dichas políticas.
El Banco Central Europeo tiene la capacidad exclusiva de decidir sobre la estrategia y sobre la
instrumentación de la Política Monetaria, considerando el objetivo principal de la estabilidad de
precios. Los beneficios de este logro son la transparencia del mecanismo de precios relativos, lo
cual evita distorsiones , la minimización de la prima de riesgo de inflación incorporada a los tipos
de interés a largo plazo- lo que reduce el nivel de éstos favoreciendo la inversión al mejorar la
redistribución de la renta. Los objetivos de producción y empleo se alcanzan más rápidamente
con la existencia de precios estables.
El Sistema Europeo de Bancos Centrales planteó 5 estrategias probables para la política
monetaria en función a las variables: renta nominal, tipos de interés, tipo de cambio, agregados
monetarios y seguimiento directo de la inflación.
Los pilares de la Política Monetaria Unica son la consecución de la estabilidad de precios como
objetivo principal y un objetivo intermedio, el agregado monetario
3
M , una variable operativa que
es el tipo de interés a corto plazo y una serie de instrumentos. La variable central
La variable esencial de esta estrategia es el agregado monetario, usando el valor de referencia de
diciembre de 1998, sirviéndose de la relación entre el dinero, los precios , el PBI y la velocidad de
circulación del dinero, valor que permitiría un crecimiento anual de 4.5% para
3
M .
Los instrumentos que el Sistema Europeo de Bancos centrales emplea son:
1. Operaciones de mercado abierto , con sus objetivos de control de la tasa de interés, la gestión
de la liquidez del mercado y la orientación de la Política Monetaria . Se dividen en:
1.1. Operaciones principales de financiamiento, para inyectar liquidez mensualmente y con
vencimiento de 2 semanas. Son ejecutadas por los Bancos Centrales Nacionales y son
la principal fuente de financiamiento del sistema crediticio.
1.2. Operaciones de financiamiento de largo plaza, para inyectar liquidez en forma mensual y
con vencimiento trimestral. Son ejecutadas por los Bancos Centrales Nacionales
mediante subastas estándar. Proporcionan financiamiento a largo plazo.
1.3. Operaciones de ajuste, para gestionar la liquidez del mercado y controlar las tasas de
interés, usando operaciones temporales en forma de swaps de dividas y captación de
depósitos a plazo fijo.
1.4. Operaciones estructurales a través de operaciones temporales y emisiones de
certificados de deuda
52
2. Facilidades permanentes, que buscan proporcionar y absorber liquidez a un día , señalar la
orientación general de la política monetaria y controlar las tasas de interés del mercado hot
( a un día). Utiliza dos facilidades:
2.1. Facilidades marginales de crédito, que permiten obtener liquidez a un día del Banco
Central Nacional contra activos de garantía.
2.2. Facilidades de depósitos, que permiten realzar depósitos a un día con los bancos
Centrales Nacionales
3. Sistema de reservas mínimas , las que deberán estabilizar las tasas de interés del mercado
monetario, suavizar las fluctuaciones diarias de liquidez, ya que los excedentes diarios de
reservas pueden compensarse con sus déficit diarios, haciendo innecesarias las
intervenciones del BC. Es necesario determinar el nivel de reservas mínimas resultante de la
aplicación de un coeficiente de caja que determina cada institución función de su balance.
Estas reservas se remuneran al tipo de interés medio de las subastas semanales durante el
periodo de mantenimiento.
3.5.3 . La situación a inicios del siglo XXI.
a. La situación del año 2000 y Diciembre del 2001.
El Euro ha ingresado exitosamente al mercado. Su cotización frente al dólar es variable y en los
últimos meses del año 2002, ha experimentado una permanente variación, lo que algunos
analistas internacionales han calificado como una estrategia de ambas partes (EE.UU. y UE)
para abaratar sus exportaciones y mejorar el estado de sus balanzas comerciales.
Sin embargo, desde su entrada en vigor, a la fecha, el Euro ha mantenido una cotización frente
al dólar, entre 1 y 1.2 dólares por Euro. Para alcanzar lo logrado hasta ahora, los países
miembros han tenido que llevar a cabo grandes cambios en sus propias políticas económicas,
desde políticas monetarias y fiscales compatibles hasta modificaciones en las políticas
comerciales y en los respectivos marcos jurídicos.
El control de la inflación en cada país ha sido desde los acuerdos de convergencia de Maastricht,
el punto más difícil de superar. Sin embargo, el mercado laboral puede ser en el 2003, el nuevo
punto débil de la Unión. Aún cuando los ciudadanos de cada país son considerados como
ciudadanos comunitarios, existe aún el fantasma del desempleo, debido a que la globalización ha
causado el cierre de miles plazas laborales. En Suiza se realizó una de las manifestaciones anti
-globalización más difundidas por los medios de comunicación. El objetivo actual es lograr al
menos en el mediano plazo una economía fuerte con una moneda que compita en igualdad de
condiciones con el Dólar.
Por otro lado, el hecho de que Inglaterra haya decidido mantenerse al margen en el uso del Euro,
puede ser a corto plazo y a mediano plazo un serio inconveniente, especialmente en el desarrollo
del comercio y las inversiones dentro de la Comunidad. “Para muchos especialistas, la negativa
de este país, al igual que los otros dos que decidieron no participar, es sólo una cuestión de
tiempo. Probablemente, deban terminar por aceptar en unos años la moneda Única debido a la
volatilidad de su tipo de cambio o el pobre desarrollo del comercio con el resto de países”
21
.
En el corto plazo, la caída que ha registrado el Euro frente al Dólar, especialmente durante el año
2000, se debió a la necesidad de ajustes de precios relativos dentro de la misma Zona Euro pues
los precios de venta al público de los artículos variaban significativamente de un país a otro. Al ir
ajustándose estos precios hacia un equilibrio entre países, la moneda fue perdiendo fuerza. En el
21
“El euro: finalmente el día llegó”. En: MEDIO EMPRESARIAL. Enero 2002. N°41. p.40.
53
corto plazo, difícilmente el Euro logre recuperar el terreno que ha perdido. Pues aún falta que
termine de consolidarse esta transición.
En el mediano plazo, el efecto va a depender de los primeros resultados en las balanzas en
cuenta corriente y de capitales. Un factor importante atener en cuenta para las proyecciones, es
la evolución del intercambio comercial con Estados Unidos, pues la actual recesión de este país
puede originar problemas en el volumen de las exportaciones europeas. Los EE.UU. se
encuentran enfrascados en una campaña bélica en contra de Irak, soslayando un interés
económico que pueda solucionar en parte la crisis que atraviesa la mayor economía del mundo.
Paralelamente, el Banco Central Europeo no se ha decidido a rebajar más las tasas de interés. El
hecho de que estas tasas se encuentren por encima del nivel establecido por la Reserva Federal
de Estados Unidos.
b. Los años actuales.
La revisión al alza de las previsiones es consecuencia de unos resultados mejores que los
esperados en la primera mitad de 2006. El PBI real creció un 0,8% el primer trimestre en relación
con el trimestre anterior, y un 0,9% el segundo trimestre de 2006, tanto en la UE como en la Zona
Euro. Se trata del mayor ritmo de expansión de los últimos seis años.
Según la Comisión, el crecimiento económico está sostenido por una fuerte demanda interna, en
particular por la inversión que aumentó a un ritmo anualizado del 6% durante el primer semestre
de 2006, y debería seguir siendo fuerte a la vista del incremento continuado de la utilización de la
capacidad, la mejora de las cuentas de resultados de las empresas, unas condiciones financieras
favorables y amplios márgenes de beneficios.
En particular, se prevé que la inversión en bienes de equipo aumente más de un 5% en 2006 para
seguidamente moderarse algo en 2007-2008.
Se espera que el consumo suba más gradualmente a la par que los índices de empleo. Por otra
parte, las exportaciones continúan estando sostenidas por la fortaleza de la economía mundial.
54
COTIZACION DEL EURO FRENTE AL DOLAR
0
0.2
0.4
0.6
0.8
1
1.2
1.4
Meses Dólares por Euro
Gráfica Nº 7
Las pautas de crecimiento más equilibradas en la UE y en la Zona Euro y las reformas
estructurales en curso deberían sentar la base para un incremento del potencial de crecimiento, lo
que llevaría a un expansión más sostenida que en alzas anteriores.
El crecimiento económico se aceleró notablemente el primer semestre de este año, lo que refleja
los efectos beneficiosos de las reformas estructurales de los mercados de la producción y del
trabajo, así como la confianza renovada en la economía.
Globalmente, se prevé que la UE cree 7 millones de nuevos empleos en el período 2006-2008,
incluidos 5 millones en la Zona Euro, lo que representa casi el doble de las cifras de los tres años
anteriores en la Zona Euro y tres cuartos por encima de las correspondientes a toda la UE. Por
consiguiente, se espera que la tasa de empleo alcance el 65½% en 2008 en comparación con el
63¾% en 2005.
Después del máximo del 9% registrado en 2004 en la UE y en la Zona Euro, se estima que la tasa
de desempleo previsto siga disminuyendo hasta alcanzar el 7,3% en la UE y el 7,4% en la Zona
Euro en 2008.
Asimismo, el organismo señala que está aumentando la productividad laboral, lo que junto con el
aumento de la inversión y del empleo tendrá un efecto positivo. El declive a largo plazo del
crecimiento potencial se ha invertido desde 2004 y está previsto que la tendencia de crecimiento
siga aumentando gradualmente para alcanzar el 2,3% en 2008 en la UE (2,1% en la Zona Euro).
La inflación se ha mantenido muy estable durante el año 2006, en la tasa prevista del 2,2% en la
Zona Euro, mientras que está subiendo del 2.2% al 2,3% en la UE.
La inflación subyacente se mantiene baja, lo que indica que las subidas del precio del petróleo no
han repercutido de forma significativa en la cifra global. Puesto que el pronóstico es que
continuarán dejándose sin sentir esos efectos, se calcula que la inflación básica se mantendrá
justo por encima del 2% a lo largo del período contemplado en ambas zonas en 2007, y que
disminuirá por debajo del 2% en 2008 en la Zona Euro.
En lo que se refiere a las finanzas públicas, se señala que las mismas arrojaron mejores
resultados de lo previsto , con un déficit presupuestario medio del 2% del PIB en el año 2006,
tanto en toda la UE como en la Zona Euro (en comparación con el 2,3% de la UE y el 2,4% de la
Zona Euro en 2005) principalmente gracias a una recaudación fiscal mayor de la esperada. A
pesar de esta mejora global, cinco Estados miembros, dos de ellos de la Zona Euro, siguen
registrando un déficit superior al 3% del PBI este año.
Atendiendo a los presupuestos para 2007 disponibles y al supuesto habitual de que
posteriormente no haya ningún cambio de política, se calcula que el déficit de las
administraciones públicas bajará al 1,6% en 2007 y al 1,4% en 2008 en la UE (1,5% y 1,3%
respectivamente en la Zona Euro).
El crecimiento en la UE se apoya en una economía mundial fuerte. Se prevé que el crecimiento
mundial se situará este año en el 5,1 %, ligeramente inferior a la cifra récord alcanzada en 2004.
No obstante, es probable que se reduzca algo al finalizar el año en curso, debido principalmente a
la desaceleración que se prevé en Estados Unidos, si bien otros polos de crecimiento seguirán su
expansión a ritmos elevados. Se calcula que el PBI mundial experimentará un crecimiento
moderado y se situará ligeramente por encima del 4,5 % en 2007-2008.
A su vez, el sector exterior también plantea riesgos para la perspectiva económica. Una
desaceleración más aguda en Estados Unidos repercutiría negativamente en el crecimiento.
Asimismo, el despliegue desordenado de los actuales desequilibrios por cuenta corriente
mundiales sigue siendo un riesgo.
55
No obstante, también hay probabilidades de que el resultado sea mejor de lo previsto. El comercio
mundial podría resultar más animado, especialmente en Asia. Desde el punto de vista
comunitario, los resultados del mercado laboral, en particular, podrían mejorar por encima de lo
previsto, dando un impulso adicional al consumo privado.
Por último, se señala que la experiencia de los últimos años ha demostrado que los precios del
petróleo pueden oscilar en ambos sentidos. Las tensiones geopolíticas podrían originar nuevas
variaciones de estos precios, si bien una menor demanda ejercería una presión a la baja en los
precios que podría, a su vez, aliviar la amplitud y las repercusiones indirectas de una
desaceleración en Estados Unidos.
Fuentes oficiales - el comisario de Asuntos Económicos y Monetarios de la UE, Joaquín Almunia
-, señaló que la economía de la zona euro acabará creciendo en el año 2007 creciendo "no tanto
como en 2006", en que alcanzó una tasa del 2,6%.
Durante su intervención en el 'foro Cinco Días', Almunia calificó el momento actual de "ciclo
expansivo" animado por "el tirón de la economía mundial", cuyo crecimiento ronda el 5%. En su
opinión, el entorno es "muy positivo" y la zona euro registra una "clara recuperación económica".
Almunia matizó la estimación que realizó previamente de que la economía de la zona euro podría
crecer en 2007 entre 2,5% y el 3%, afirmando que el rendimiento anual se situaría en un nivel
parecido al ejercicio anterior, quizá ligeramente inferior.
El comisario cifró en el 2,6% el crecimiento económico de la zona euro en 2006, y señaló que
durante el segundo semestre de 2007 podría producirse un incremento de la actividad con
respecto a los primeros meses, a la vista de que no se están materializando los riesgos
relacionados con la subida del petróleo y la desaceleración de Estados Unidos.
Para el comisario, podrían haberse sobrestimado algunos de los principales riesgos para la
economía europea, entre ellos el del alza del precio del crudo. De hecho, desde la crisis de la
guerra de Líbano del pasado verano, el barril ha rebajado su precio en casi 30 dólares.
"El petróleo no parece que tenga razones para volver a niveles de hace unos meses, a pesar del
fuerte tirón de la demanda mundial", aseguró el comisario. "Aparentemente, se ha sobrestimado el
riesgo del petróleo, y no parece que tenga efectos sobre el crecimiento y la inflación", aseguró.
Además de la contención del precio del crudo, Almunia destacó como factores que contribuyen al
buen momento de la zona euro la reactivación de la economía alemana y la corrección del déficit
público en Francia y en Grecia.
A pesar de que la Unión Europea no sufre algunos de los desequilibrios globales más
persistentes, como el fuerte déficit exterior de Estados Unidos y el fuerte excedente comercial de
China, es víctima de los desequilibrios de los demás, por lo que debe apostar por el crecimiento y
por acabar con los obstáculos estructurales.
Una de las características de la Globalización es la fuerte interdependencia entre las economías;
un ligero cambio en la coyuntura global, genera cambios inesperados en los mercados mundiales.
Un cambio estructural, por lo tanto, puede generar desde despliegues e impulso de crecimiento
optimistas, hasta desplomes de los mercados bursátiles.
Según la fuente consultada, España “no tiene nada que aprender de prácticamente nadie en
términos de crecimiento”, aunque advirtió de que la falta de competitividad y su concreción en el
déficit exterior son "elementos preocupantes".
Estas carencias, señaló, aparecen reflejadas en el fuerte déficit exterior español, que es el
segundo mayor de la UE tras el de Reino Unido y que actúa como "un espejo donde se reflejan
problemas de fondo".Efectivamente, cuando un grupo de países se asocia, todos los instrumentos
56
de gestión se aplican en todos los mercados, y el efecto de su aplicación favorecerá más al país
pequeño. Por otro lado, cuando un efecto negativo es detectado, éste repercute en todos los
países socios, y es su fortaleza la que determinará su rápida o lenta recuperación.
Según el funcionario, el fortalecimiento de la divisa comunitaria ha sido "muy moderado" y
destacó su efecto "protector frente a los riesgos del exterior". "Nos permite tener una inflación
mucho más baja", por lo que "estamos muy contentos con el euro", añadió.
Los movimientos recientes de las divisas.-
El dólar cae, el euro sube y la economía europea tiembla. Dos años después de batir un récord
histórico frente al dólar, el euro se acerca otra vez a ese máximo, el dólar cae y la economía
europea teme que su recuperación quede comprometida por este “baile” de divisas.
El euro superó en la primera semana de Marzo del 2007 la cotización de 1,33 dólares,
acercándose a su máximo histórico de diciembre de 2004 la cotización de 1,366. Ahora, la
inquietud se ha apoderado de algunos sectores económicos del Viejo Continente: un euro caro
penaliza a las exportaciones europeas, y puede provocar una desaceleración en la actividad
económica de la región, alegan.
Francia ha sido uno de los países en expresar más rápidamente su temor. El ministro francés de
Economía y finanzas, Thierry Breton teme que un euro demasiado fuerte frene el crecimiento y
lastre las exportaciones.
"A partir del momento en que el euro se colocó por encima de 1,30 (dólares), creo que es mi
deber (...) suscitar un debate al respecto, para adoptar una posición común" en la zona euro (los
12 países que utilizan la divisa única), declaró el Ministro Breton.
Según la consultora CMC-Markets de Nueva Cork, la tendencia actual entre el euro y el dólar
no va a revertirse ya que los flujos del mercado y sus fundamentos son cada vez más
desfavorables al dólar.
Por fundamentos se entiende, entre otros aspectos, la tendencia de las tasas de interés a ambos
lados del Atlántico, que influyen en la cotización de las divisas.
El Banco Central Europeo (BCE) dejó claro que --salvo sorpresa-- prevé subir el jueves próximo
su principal tasa de interés de 3,25% a 3,5%, por sexta vez en un año. A fines de 2004, la tasa
directriz del BCE estaba en solamente 2%.
Esa nueva subida de la tasa europea reduciría aún más el diferencial de tipos de interés entre la
Eurozona y Estados Unidos. En este país, con un crecimiento debilitado, la Reserva Federal
prevé mantener su tasa en 5,25% hasta bien entrado el 2007, para permitir la recuperación de la
economía estadounidense.
La reducción de ese diferencial, que hasta ahora favorecía al dólar, puede en efecto disparar más
la cotización del euro.
Según Eric Channey, economista jefe para Europa del banco Morgan Stanley, si el euro se
mantiene al nivel actual, ello podría reducir el crecimiento de la zona euro de 0,2 a 0,3 puntos el
próximo año.
Además, algunos especialistas del mercado de cambio señalan también la posibilidad de que los
bancos centrales mundiales le den la espalda al dólar para diversificar sus reservas, lo que
debilitaría aún más al dólar y apreciaría al euro.
Pero varios expertos aseguran que no hay lugar para el alarmismo, ya que la recuperación de la
economía europea es un hecho.
57
Para los 12 países de la zona euro, la OCDE revisó esta semana al alza sus previsiones de
crecimiento, hasta un 2,6% este año (frente al 2,2% en su anterior pronóstico), 2,2% en 2007
(frente a 2,1%) y 2,3% para 2008.
De forma casi simultánea, el Fondo Monetario Internacional (FMI) también anunció que
incrementaba sus previsiones de crecimiento para la zona euro en 2006 y 2007.
3.6 . Los costos y los beneficios de una zona monetaria.
Para que un Área Monetaria sea óptima debe presentar, además del sistema de tipo de cambios
fijos, libre circulación de capitales y políticas monetarias coordenadas, suficiente flexibilidad
salarial y movilidad del factor trabajo, o bien una centralización presupuestaria capaz de
traspasar recursos económicos de las regiones excedentarias a las deficitarias. Sólo así se podrá
garantizar que ante cualquier shock de oferta que pueda provocar efectos asimétricos en las
economías de los socios, se mantenga la estabilidad.
A medida que la integración económica aumenta y se consolida dentro de un área hasta llegar a
la etapa de Mercado Único o Común, donde los costos de transacción se reducen y se impone
una moneda común, se facilita la comparación de precios y aumenta la transparencia del
mercado. Se avanza en especialización productiva y se incrementan las economías de escala.
Por este motivo, ante shocks asimétricos que afectan a un sector económico específico, la
movilidad laboral o la existencia de un presupuesto federal común ayudan a afrontar problemas
como las huelgas, el paro y el desempleo. Una condición adicional para el éxito de las zonas
monetarias es entonces la flexibilidad salarial adecuada, que permite reducir los salarios de la
región afectada por la recesion económica, a fin de poder salir mas rápidamente de la crisis.
Eichengreen
22
afirma que la UE aún no está completamente especializada, pues todos los
países continúan produciendo todo tipo de bienes, y en tema del presupuesto comunitario, opina
que éste está dirigido más a la igualación de los Estados Miembro que a la creación de un seguro
que permita salir de las crisis.
Los beneficios que se pueden obtener de una Unión Monetaria son la reducción de la
incertidumbre en el tipo de cambio, lo que reduce el riesgo en el tipo de interés real. Esto provoca
un crecimiento (por la estabilidad) en las inversiones puesto que se tornan más atractivas. Se
eliminan los gastos del Gobierno porque se reducen los intereses de la deuda pública. La
reducción en las fluctuaciones del tipo de cambio favorece el comercio intra- comunitario y la
integración de los mercados. Se elimina la discriminación de precios, se mejora la asignación de
recursos, lo que repercute en la eficiencia productiva y la competitividad, lo que redunda
finalmente en crecimiento económico.
La utilización de una moneda unica permite ahorrar dinero y divisas, porque se elimina el
arbitraje cambiario y por ende las comisiones que se deben pagar por el cambio de moneda.
Se debe resaltar la importancia que la UE puede tener que el Euro se convierta en divisa de uso
internacional para el intercambio comercial, haciendo el rol de “divisa de competencia” al dólar
norteamericano. Al mismo tiempo que el Euro, al adquirir la categoría de moneda de reserva
internacional , podría convertirse en el elemento que el sistema Monetario Internacional ha estado
necesitando su mayor estabilidad desde que el Sistema de Bretton Woods se vino abajo al romper
el dólar su paridad respecto al oro.
23
Estos beneficios se podrían ver reflejados en variables
macroeconómicas en cuanto a finanzas publicas, mayor crecimiento derivado de las menores
fluctuaciones el tipo de cambio y reducir las perdidas de los deudores, y en los tipos de interés
22
Eichengreen B. 1993 “European Monetary Unification”. Journal of Economic Literature vol 31. pp 1321.
23
Mingorance Arnaiz Ana Cristina ,2000, “ La Unión europea como bloque en el comercio internacional”. Universidad
Miguel de Cervantes .pp.174.
58
más bajos y estables, de la ampliación del mercado , del atractivo del euro como moneda
internacional y de la expansión del mercado de capitales europeo.

Los principales costos son en primer lugar, por ser el mas representativo, la pérdida de
independencia monetaria por que toda la política monetaria la dicta y dirige el Banco Central
Europeo. Según Mignorance , la perdida es sólo relativa, ya que actualmente, dada la fuerte
interdependencia económica existente entre los países, la autonomía de las políticas es limitada y
además esta autonomía seria sustituida por una soberanía compartida, donde todos los países
miembros serían escuchados aunque la decisión final depende de los Órganos de decisión del
BSE ( Banco Central Europeo) . El segundo costo importante de la integraron es la renuncia al
tipo de cambio como instrumento de ajuste ante los desequilibrios económicos. Las variaciones
del tipo de cambio no son los únicos instrumentos para ajustar los desequilibrios. Según
Mündell
24
, la estabilización económica se hace mas costosa cuanto mayor sea el numero de
monedas existentes en el área , la utilización de tipos de cambio flexibles puede resultar hasta
perjudicial. En el largo plazo, cuando se recurre al tipo de cambio flexible para el proceso de
ajuste, se benefician algunos países a costa de los demás, porque algún tipo de cambio se
revalúa, lo que les hace perder su competitividad internacional en comercio. La renuncia a las
variaciones del tipo de cambio como instrumento de ajuste será más costosa cuanto mas difiera
la estructura productiva del país. Las economías latinoamericanas difieren de su estructura
productiva, pero en el caso de CAN, ésta es muy similar, lo que podría ser una ventaja para los
países andinos, si en el largo plazo, emprendieran el camino hacia una convergencia en políticas
monetarias. Como en el caso europea la estructura tiende a asimilarse a las del área, el renunciar
al tipo de cambio flexible no resulta excesivamente costoso para un país del grupo y resulta
menos costoso cuanto mas integrada esté el área
25
. Según Mündell, los ajustes de la Balanza
de Pagos se logran con variaciones de la Balanza de Capitales, y los tipos de cambio flexibles no
son imprescindibles.
Se deben comparar los costos y los beneficios de la integración de un país socio (miembro) en
relación al grado de apertura de la economía.
Gráfica Nº 8. Análisis costo – beneficio de UM.
24
Mündell R.A. 1997”Updating the agenda for Monetaru Union” Ed. Fondo Monetario Internacional , pp.29.
25
Friedman M. 1973, Contemporary Monetary problems. Rev. Economic Notes vol2. pp.5
59
Fuente: Grauwe P. 1994. Teoría de la Integración Monetaria.
26
Según la gráfica Nº 8 , la apertura del país tendría que darse como mínimo en un nivel T para que
sea atractiva su adhesión al grupo. En el caso de los países europeos , han tenido un procesote
apertura de largo plazo y en forma ordenada, sin embargo, el mayor grado de apertura ha sido
intracomunitario . La línea de costos C en la gráfica indica que el nivel de apertura T` es
suficiente incentivo para integrarse, en un nivel muy por debajo de T, grado exigido inicialmente.
Los costos de la integración son de plazo inmediato, mientras que los beneficios son de largo
plazo. Esto puede definitivamente ser un freno para aquellos países que necesitan reformas
urgentes, y una barrera para los gobernantes latinoamericanos, que por lo general tienen
( cuando los tienen) planes de trabajo cortoplazistas y muchas veces , sin planificación alguna.
Podemos resumir los beneficios de pertenecer a una unión monetaria, de la manera siguiente:
 Reducción del costo de transacción con los socios principales .
 Eliminación de los costos de emisión y mantenimiento de la moneda local
 Eliminar la posibilidad que políticos y dirigentes tomen decisiones criticas de política
monetaria, arriesgando la estabilidad del país ( esto es muy importante en el caso de
Latinoamérica, en gobiernos populistas)
 Preservación del tipo de cambio, cuidándolo de las variaciones al que se somete
cunado se le utiliza como instrumento de ajuste.
 Creación de un soporte o “colchón” para amortiguar los shocks.
 Ganancia de competitividad internacional gracias a una mayor estabilidad
macroeconómica y mayor transparencia gracias a liberalizaciones, privatizaciones y
desregularizaciones.
26
Grauwe P. 1994. Teoría de la Integración Monetaria, hacia la Unión Monetaria Europea, Madrid Ed. Celeste.
C
o
s
t
o
s

y

b
e
n
e
f
i
c
i
o
s
Grado de apertura

C
B
T´ T
Gráfica N º 8
60
 Establecimiento del grupo de países como un bloque, con poder en las negociaciones
internacionales y foros mundiales, a fin alcanzar mejores condiciones de los términos
de intercambio.
IV .- La integración en el contexto latinoamericano – el caso de Mercosur.
En los últimos años ha habido un profundo proceso de globalización de las economías del mundo,
acompañado de un nunca antes visto avance en las comunicaciones y en la tecnología. Una de
las características mas saltantes de este proceso, es sin duda la creciente apertura externa de la
mayoría de los países.
Estos factores estimulan la internacionalización de la economía a escala mundial. En paralelo, se
han ido creando tres grandes bloques, conformados por EE.UU., Europa y Japón, lo que plantea
importantes desafíos a América Latina y en el caso de la presente investigación, a Mercosur.
La región latinoamericana deberá definir una posición a adoptar respecto a la nueva realidad que
se genera en materia de coordinación macroeconómica y cooperación internacional, porque el
año 2006 ha traído vertiginosamente procesos de integración fomentados por los estados Unidos,
y que encuentran a los países de la región con resultados macroeconómicos disímiles.
Adicionalmente, los Gobernantes y estadistas latinoamericanos beberán poner mayor énfasis en
la recuperación económica, industrial y comercial, pues es probable que se observe una
desincronización más intensa que la registrada hasta ahora de los ciclos económicos entre los
países industrializados , alejando más aún a nuestras economías sureñas, del ritmo de
crecimiento del mundo industrializado y de economías emergentes y de crecimiento espectacular
( por encima del 8% anual promedio) como la República Popular China y la India.
A lo largo de los años 2003,2004, 2005 y 2006, algunos Gobernantes han manifestado su
decisión y convencimiento de replantear la opción de una estrategia de desarrollo más
"integracionista" en América Latina, sobretodo ante la inminente formación de bloques regionales
cada vez más completos, tanto en Europa como en Asia y ante el avance de los EE.UU. con su
objetivo de creación de la gran zona de libre comercio de las Américas ALCA.
De hecho, en paralelo a la creciente globalización, y con el principal ejemplo de Europa, en
América Latina se han seguido desarrollando esfuerzos, con diferentes grados de compromiso e
intensidad, de integración económica regional y sub - regional. Es evidente que dichos esfuerzos
no han tenido el grado de avance como los de Europa con luego de la Segunda Guerra Mundial.
En efecto, Europa ha llevado a cabo un proceso de integración comercial y financiera que, sin
haber estado exento de problemas, ha alcanzado un estado superior de desarrollo, inédito por su
profundidad y extensión, y con profundas implicancias sistémicas, políticas y económicas,
Se debe recordar siempre, que la coordinación y cooperación macroeconómica europea y
la integración financiera en dicho continente se fueron dando a lo largo y sobre todo al final de
cuarenta años de integración comercial exitosa y luego de un profundo proceso de
liberalización, adecuada regulación y coordinación, así como de tener en funcionamiento en forma
ininterrumpida un mercado único. Nuestra región Latinoamérica está aun muy lejos de haber
avanzado en la integración al nivel, profundidad, fluidez y ritmo de los europeos, a pesar de que ,
como se señaló en el tercer capítulo, iniciaron sus procesos de integración con una escasa
diferencia de tres años.
En América Latina no se han materializado esquemas de integración financiera ni monetaria, ni
siquiera de coordinación macroeconómica, salvo en Mercosur, donde ya se han iniciado algunos
estudios para desarrollar estrategias conjuntas. Lo que existe son acuerdos en el campo de los
61
mecanismos de pagos internacionales y créditos recíprocos, que están muy lejos de algo que
pudiera asemejarse a una integración financiera, ni mucho menos a una integración monetaria.
Solo recientemente se ha creado en el Mercosur un grupo de intercambio de información y
coordinación macroeconómica. En todos los demás campos, América Latina se encuentra en
terrenos vírgenes, lo que pudiera ser tomado como una ventaja , puesto que las reformas
estructurales necesarias podrían llevarse a cabo con la meta final de la coordinación.
4.1 Ámbitos de coordinación y cooperación de políticas
Los potenciales beneficios y costos de la coordinación de políticas macroeconómicas
dependen del grado de cooperación entre los responsables de dichas políticas en los
distintos países. Se distinguen una jerarquía de grados de cooperación:
a) Intercambio de información: Los países intercambian libremente información sobre sus
objetivos, prioridades, estadísticas y la forma de afrontar shocks internos y externos. Los
Gobernantes de Bancos Centrales Europeos asisten permanentemente a reuniones
donde intercambian la información respecto de sus movimientos. En América Latina, este
tipo de reunión se da en forma bianual.
b) Evitando Conflictos sobre objetivos compartidos: Este ámbito de cooperación se presenta
cuando los países tienen como objetivo una misma variable (por ejemplo un tipo de
cambio bilateral) o cuando los países tienen objetivos que están ligados directamente a
una identidad que no puede ser relajada por intervenciones de política (por ejemplo el
problema de n-1 cuentas corrientes independientes con n países). En este caso, la
coordinación puede generar ganancias por la vía de acuerdos que eviten establecer
objetivos incompatibles para una misma variable o por la vía de prevenir que ciertos
países intenten políticas competitivas que no pueden ser alcanzadas simultáneamente.
Este tipo de coordinación permite ahorrar esfuerzos al impedir políticas que en vano
pudiesen afectar el objetivo compartido con otro país. El éxito con objetivos compartidos
requiere de una coordinación precisa respecto de cómo serán controlados y cierto
consenso sobre la trayectoria de las variables objetivo. precisa respecto de como serán
controlados y cierto consenso sobre la trayectoria de las variables objetivo.
c) Cooperación sobre Objetivos Intermedios. Un grado limitado de cooperación puede ser
alcanzado cuando los países controlan conjuntamente las variables que conforman los
principales mecanismos de interrelación económica entre ellos. En este caso estas
variables se tratan como objetivos intermedios, siendo instrumentales en obtener mejores
resultados para los objetivos finales. Usar objetivos intermedios implica que algunas
variables son usadas como subrogante de la variable objetivo. Ejemplos en este sentido
son las bandas cambiarias o tener como objetivo intermedio un tipo de cambio fijo para los
países en el contexto de una regla de crecimiento monetario mundial fijo. Compartir como
objetivo el tipo de cambio evita las pérdidas derivadas de la descoordinación y limita los
desalineamientos significativos del tipo de cambio real , minimizando así las distorsiones
en el comercio internacional.
d) Coordinación Parcial. En este esquema los países cooperan planteándose alcanzar ciertos
objetivos, intentando lograr otros objetivos de manera no cooperativa. Se critica la
conveniencia de que los países coordinen sus políticas monetarias, dejando la política
fiscal para objetivos domésticos. Pero se requiere un mínimo grado de coordinación en
esta área, en el sentido de que la política fiscal de los países debe ser al menos sostenible
62
en el tiempo. Otra forma de coordinación parcial dice relación con acuerdos respecto a la
asignación de las políticas monetaria y fiscal a los objetivos externos e internos,
respectivamente.
e) Coordinación completa. En este caso los países negocian sobre todos los objetivos y los
instrumentos fiscales, cambiarios y monetarios. El objetivo es maximizar las ganancias de
la cooperación por sobre el establecimiento de políticas no cooperativas, sujeto a una
distribución razonable de aquellas ganancias. En general debe adoptarse reglas simples,
fáciles de aplicar y monitoreables y que, además, puedan ser entendidas y percibidas
como creíbles por parte del sector privado. Un caso de coordinación completa, ya
analizada en el capitulo anterior, es el de la Unión Monetaria
Obstáculos a la Coordinación
Cuanto más importante sea el comercio y las relaciones financieras entre ciertos países, más
relevante se torna la coordinación entre ellos.
A su vez, cabe prevenir situaciones en las que los países decidan no cooperar. Ello tenderá a
ocurrir si se espera y/o se permite que los otros países no cumplan con su parte de lo acordado,
lo cual puede generar comportamientos perversos para el esquema cooperativo. Este es un
riesgo en países que no mantienen disciplina en los mercados, lamentablemente, ocurre más en
los países en desarrollo que en los países industrializados.
Esto ocurre cuando alguna de las partes encuentra ventajoso desviarse del acuerdo.
También existen incentivos para no coordinarse si es que se percibe probable la eventualidad de
shocks exógenos, sobre todo aquellos de naturaleza transitoria, que reducen las ganancias
derivadas de la coordinación. De manera similar, información que contenga errores respecto de
las prioridades y objetivos nacionales o la existencia de incertidumbre acerca de los modelos
usados para efectos del diseño de políticas reducen las ganancias de coordinación entre los
países.
En la práctica, los tipos de cambio han sido el foco principal de coordinación macroeconómica.
Esto permite limitar divergencias en las políticas macroeconómicasinternas, con la ventaja del
rápido monitoreo sobre los tipos de cambio. En todo caso estos acuerdos exigen una visión
acertada de los tipos de cambios reales de equilibrio de los diferenciales en las tasas de inflación.
El rol y las políticas de los Bancos Centrales son determinantes para conducir adecuadamente las
expectativas cambiarias. Este tema ha estado en el origen de las Uniones Monetarias, cuya
teoría, costos y beneficios y aplicaciones hemos desarrollado en el capítulo anterior.
En el caso de MERCOSUR, el planteamiento de Giambiagi
27
es que en un período de
seis años se tengan, dentro de los mercados que conforman el bloque : a) legislaciones
nacionales similares entre los países miembros; b) indicadores macroeconómicos homogéneos en
lo que se refiere a la calidad, alcance y periodicidad de los mismos; y c) una situación
macroeconómica caracterizada por una relativa convergencia de las variables económicas
fundamentales, vale decir, inflación, tipos de cambio, déficit fiscales, déficit en cuenta corriente,
etc.
27
Giambiagi, F.. “ Coordinación de Políticas Macroeconómicas: Notas para la Profundización de la
Integración de los Países del Mercosur”, Documento presentado en Seminario de laCEPAL, Enero de 1998.
63
Un aspecto fundamental para el éxito del proceso de armonización de las políticas
macroeconómicas es reducir la incertidumbre respecto de hasta qué punto la coordinación
va a funcionar, y crear los incentivos para que los acuerdos y compromisos, por simples que éstos
sean, se cumplan, pues de lo contrario existen importantes "costos de reputación y credibilidad"
asociados con eventuales desvíos respecto a los objetivos planteados. Estamos hondando en el
campo subjetivo y en el campo político, que es capaz de variar una decisión y especular con las
noticias y expectativas , tan dañinas para los mercados .
A este respecto, es necesario tener en cuenta, además, ciertas restricciones que pueden
nterferir con el proceso de coordinación de políticas. Entre éstas cabe destacar la utilización de
distintos instrumentos de política para el logro de objetivos internos, así como la asimetría en los
tamaños de las economías de la región. Adicionalmente, el
Comportamiento desigual de las economías y las diferencias en la velocidad y profundidad en la
consecución de objetivos comunes sugieren que un mínimo de estabilidad macroeconómica
constituye un pre-requisito para iniciar el proceso de coordinación.
28
En el caso de Mercosur, para avanzar en la coordinación entre los gobiernos de Argentina y
Brasil, Giambiagi propone la conformación de tres Comisiones que se reunirían dos veces por
año: Una Comisión de Asuntos Fiscales para temas de hacienda pública y tributarios; una
segunda Comisión de Asuntos Industriales y Comerciales, cuyo objetivo sería intercambiar
información, identificar eventuales problemas en las relaciones bilaterales y definir estrategias
comunes en materia de política industrial y comercial; y una Comisión de Alto Nivel, que tendría
como funciones básicas: a) intentar arbitrar eventuales conflictos que pudieran surgir en las otras
dos comisiones; b) realizar un monitoreo sistemático de las informaciones de los dos países; y c)
definir metas macroeconómicas acordadas en conjunto. Adicionalmente, se plantea la definición
de tres Grupos de Armonización de la Legislación en las áreas tributaria, laboral y de mercado de
capitales.
El objetivo último de la integración económica es potenciar el bienestar de los países miembros
por sobre lo que serían sus logros individuales. La obtención, manutención y
sustentabilidad de los equilibrios macroeconómicos constituye tan solo un instrumento, aunque de
la mayor importancia, para alcanzar dicho objetivo.
En la actualidad existe un importante grado de convergencia respecto de los objetivos finales de
las políticas macroeconómicas en la región, con miras a garantizar la consecución de los
equilibrios básicos. Sin embargo, la presencia de déficits en la cuenta corriente de la balanza de
pagos superiores al 5% del PIB y en algunos casos una pesada
deuda externa, hacen que el equilibrio externo de varios países de la región dependa en una
medida muy significativa de la permanencia y composición de los flujos netos de capitales.
Una primera aproximación hacia la armonización de políticas macroeconómicas debe partir del
reconocimiento de que si bien la búsqueda del equilibrio macroeconómico es necesario, no es
suficiente para asegurar un crecimiento económico dinámico y sostenible de la región. Existen los
factores exógenos, que están fuera del control de estas economías, y que marcan una alta
volatilidad a la demanda externa, existen áreas determinantes para el aumento del ahorro interno
y/o de la competitividad, tales como avanzar y profundizar en reformas estructurales, inversión en
recursos humanos, modernización del Estado, intermediación financiera, aspectos tributarios y
flujos de capitales, que requieren de acciones de política interna.
28
Budnevich C. y Zahler R., 1999 “ Integración Financira y Coordinación Macroeconomica en el Mercosur”. Banco
Central de Chile, Working Papers . pp15
64
La armonización de políticas y el logro de una relativa estabilidad en las tasas de cambio
reales, requieren de un contexto macroeconómico estable, de un mercado financiero desarrollado
y diversificado, que presente variados instrumentos de cobertura de riesgos, así como de
mecanismos de regulación y supervisión eficientes, que contribuyan a una adecuada canalización
del ahorro y eviten la generación de crisis financieras.
Sin embargo, y aunque parezca obvio , se debe resaltar que los más importante es la decisión, es
mantener el espíritu de la integración de estos últimos años en América del Sur, a pesar de
algunos acontecimientos que alteran la buena marcha de las intenciones. Cuando el Presidente
Hugo Chávez retiró a Venezuela de CAN, debilitó en algo al grupo. Actualmente se ha adherido a
Mercosur y en las ultimas semanas el Presidente Chávez ha celebrado importantes convenios en
el àrea de recursos energéticos con Brasil y Argentina. En todo caso, Venezuela tiene mucho que
ofrecer a mercosur y viceversa.
Hasta la década de los ochenta e inicios de los noventa, los choques externos fueron trasladados
al comercio regional mediante medidas proteccionistas, generando asilamiento de la regiòn en el
tema financiero. Las políticas de liberalización del comercio,
profundizadas en la segunda mitad de la década de los noventa, han reducido los efectos de las
dificultades inducidas desde el exterior, permitiendo a las economías obtener mayores tasas de
crecimiento que en el pasado. Este es un punto de mucha discusión , pues si bien es cierto que
Amèrica Latina ha iniciado el tercer milenio con tasas de crecimiento favorables, - como en el
caso de la economía peruana-, algunos economistas no aceptan que este crecimiento se deba
las políticas de liberalización comercial, pero al flujo de inversiones extranjeras.
Se debe tener como referente empírico el caso de la UME, donde se requiere de una creciente
similitud en aspectos institucionales y de comportamiento macroeconómico. Este último incluye
una determinada relación entre los tipos de cambio de los países miembros; similitudes y
disparidades mínimas de sus tasas de inflación y de interés; y límites al déficit del gobierno
general y al stock de deuda pública como porcentaje del PIB.
En materia de inflación, los países del Mercosur, incluidos Bolivia y Chile, han reducido
sustancialmente. Mientras a mediados de la década de los ochenta varios países tenían niveles
de inflación que alcanzaban 2, 3 e incluso 4 dígitos,( la década perdida de América Latina) hacia
los noventa todos habían ya iniciado un proceso de convergencia hacia niveles de inflación de
un dígito, unos con una estrategia más gradual como, Bolivia, Chile y Paraguay, y otros más
aceleradamente, como Argentina y Brasil.
La tasa de inflación promedio de los tres países con más baja inflación fue 3% en 1997, lo
que significa que aun con el margen de 1,5% adicional de inflación que permiten los criterios de
Maastricht, en la actualidad los otros tres países no cumplen con el criterio establecido. En
consecuencia, si bien ha habido avances muy significativos en un área muy rebelde en América
Latina.
En 1997 todos los países del Mercosur cumplían con el criterio fiscal. Brasil y Bolivia se situaban
en el límite de déficit fiscal máximo permitido. El único país que muestra superávit sostenidos por
más de una década es Chile, el que cumple holgadamente con dichos criterios. Paraguay y
Uruguay, desde 1987 y de manera sistemática, han cumplido también de año en año con los
criterios establecidos para el déficit presupuestario. Argentina cumple desde 1991, mientras que
en los últimos cinco años Brasil y Bolivia cumplen solo en dos ocasiones.
65
Todos estos países muestran bastante variabilidad en el tiempo Cabe anotar que en varios de
ellos hay una base tributaria relativamente pequeña, ya sea por evasión o por la existencia de una
economía informal significativa. Incluso en algunos casos parte del financiamiento está expuesto a
alta volatilidad cíclica, asociada a los ciclos económicos internos o externos. De adoptarse un
criterio tipo Maastricht, algunos países con déficit fiscales en torno al límite máximo verían
seriamente afectadas sus posibilidades de efectuar una política fiscal contra cíclica.
Para los países del Mercosur se puede concluir que existe un cumplimiento holgado del criterio
establecido en Maastricht sobre la deuda pública interna. Durante los años noventa el coeficiente
de dicha deuda como porcentaje del PIB en ningún caso ha excedido 30%. En relación con los
tipos de cambio, es preciso mencionar que varias de las monedas de estos países se han
devaluado en más de 10% con relación al dólar en menos de un año, como producto del shock
derivado de la crisis asiática de los noventa .
Brasil y Uruguay han tenido fluctuaciones nominales de sus tipos de cambio con relación al dólar,
las que en un lapso e dos años exceden los márgenes de 15% de fluctuación, establecidos
también como criterios de convergencia en Maastricht. Argentina y Chile cumplen con dicho
criterio en el segundo quinquenio de la década de los noventa.
Una de las características de las uniones monetarias es que cuentan con una moneda fuerte de
referencia, que es una moneda denominada “ancla” .Sin embargo, mientras que en el SME el
"ancla" ha sido el marco alemán, en América Latina no existe un país con una moneda ancla con
esas características. Dicha moneda lógicamente debe contar con una larga tradición de
estabilidad. Si bien algunas de las monedas de los países de la sub - región en el último tiempo se
han mantenido estables o se han revaluado, no cuentan con una historia larga en dicho sentido.
La inexistencia de una moneda dura con esas características, unido a las fuertes diferencias en
las políticas cambiarias de los países, impide definir una moneda de referencia para la región.
En cuanto al criterio de tasas de interés, con la excepción de Chile, los otros países de la
Sub - región no presentan un desarrollo relevante de los mercados de capitales a un plazo de más
de un año. Los mercados líquidos de bonos a 10 años son prácticamente inexistentes, debido en
buena parte a la falta de confianza de los agentes económicos con respecto al Gobierno. Esto
dificulta la medición del criterio de tasas de interés nominales de largo plazo establecido en
Maastricht
Si este criterio fuera aplicado para las tasas de interés nominales de corto plazo en 1996 solo
Argentina y Chile cumplirían con dicho criterio.
Respecto de la estabilización macroeconómica en el Mercosur, es preciso mencionar que
con la sola excepción de Uruguay, en los últimos años ha habido una tendencia creciente a
incrementar los déficit de cuenta corriente de los países de la sub - región. En 1997, esos países
registraron déficit de cuenta corriente que cae en un rango de 3% a 8 % del PIB, lo que plantea
dudas respecto de la sustentabilidad de los equilibrios macroeconómicos.
Por último, en el aspecto institucional, algunos de los países de la sub región aún no cuentan con
Bancos Centrales autónomos. Cabe recordar la importancia de este tipo de arreglo institucional
para la estabilidad macroeconómica.
Si bien la propuesta es que el modelo europeo de integración es un referente ara países en
desarrollo como los latinoamericanos, no se plantea que América Latina deba imitar
ciegamente la experiencia europea en materia de integración .
66
Por otro lado, es necesario analizar si Mercosur reúne las condiciones económicas
requeridas para la creación de una Unión Monetaria. Europa no tiene la misma movilidad de la
mano de obra entre sus diferentes países y es bastante menor que en los EE.UU., lo que en
teoría, dificultaría enfrentar shocks asimétricos. Sin embargo, ambas uniones, Europa y los
EE.UU. tienen algo que no poseen los países latinoamericanos en caso de shocks y crisis: altas
reservas y un fondo para ayudas y subsidios envidiables.
En América Latina existe la dificultad de movilidad, no tanto por el tema cultural, idiomático,
costumbre y capacitación de los recursos humanos, - porque se trata de grupos étnicos similares-,
pero debido a lo complicado que resulta, sobre todo para los trabajadores de cierta edad, poder
trasladarse con la historia (el stock) de beneficios que han generado a lo largo de su trayectoria
laboral (típicamente, a causa de diferencias y dificultades de homologación de regímenes
previsionales entre los países miembros).
En cuanto al comercio intra - regional, mientras que Argentina, Paraguay y Uruguay exportan más
de 40% a la sub región, los otros tres países no alcanzan a exportar al Mercosur el 20% de sus
exportaciones totales, lo que indica que a pesar de la importante interrelación de comercio intra-
regional, éste es bastante asimétrico. Sin embargo, se debe señalar, que para los valores
registrados en América Latina, y en comparación a CAN, Mercosur ha logrado un nivel “elevado”
de comercio intra regional”. En realidad, comparar las condiciones de la región con uniones
desarrolladas como la europea y la americana resulta crítico, pues debemos tener sierre presente
que son economías en desarrollo donde no ha imperado además la disciplina de las políticas de
largo plazo y la planificación.
Además, si bien ha aumentado la convergencia macroeconómica entre los países miembros de la
subregión, aún debe comprobarse la sustentabilidad de los procesos de estabilización
macroeconómica, de modo de que haya una tendencia y consolidación más definitiva.
Adicionalmente, como se señaló, no existe una moneda de referencia dentro de los países de la
subregión que cumpla el rol del marco alemán en Europa.
La duración de los shocks asimétricos es distinta en los diferentes países. Mientras algunos son
exportadores de cobre, estaño e importadores de petróleo, otros son exportadores de petróleo,
grano y vacuno e importadores de minerales. Actualmente, la incorporación de Venezuela agrega
a un exportador de hidrocarburos y petróleo al perfil del grupo.
Todos estos productos de exportación están expuestos a alta volatilidad de precios en los
mercados internacionales y afectan asimétricamente a las distintas economías. En efecto los
términos de intercambio de los distintos países se mueven de manera diferente, por lo que los
shocks externos que enfrentan no son simétricos. En síntesis, los ciclos de términos de
intercambio (así como los de crecimiento del PIB) no exhiben mayor sincronía. Nuevamente, y no
a manera de justificación, pero sin olvidar la real situaron de los países en desarrollo: el deterioro
de los términos de intercambio es real y continúa en los PED. Las luchas de estos países en los
foros mundiales cesaron en los noventa, cuando el liberalismo y el FMI separaron a los grupos en
desarrollo, al renegociar sus deudas caso por caso. Se impuso planes de pago de las deudas
(Brady) y se implantó el liberalismo como modelo de desarrollo. Se dejó de hablar del deterioro
de los términos de intercambio, sin embargo, dada la estructura comercial de nuestros países-
específicamente en CAN-, seguimos siendo exportadores netos tradicionales. A excepción de
Brasil, todos mantienen una estructura primaria.
La economía de Latinoamérica en la década de los noventa se ha caracterizado por la
67
implementación de reformas estructurales y programas de estabilización dirigidos a reducir la
inflación y alcanzar un crecimiento económico sostenido. Esto ha permitido una mayor
convergencia en los distintos indicadores macroeconómicos de los países de la región en relación
a lo que se observaba en los años setenta y ochenta.
Sin embargo, persiste un mayor avance de la Unión Europea por sobre América Latina en
el proceso de convergencia de variables tales como los tipos de cambio, la inflación y las
tasas de interés reales.
Como se mencionó, en América Latina es muy difícil optar por una coordinación macroeconómica
total y compartir en forma amplia toda clase de objetivos, dados los distintos estados de avance
en el proceso de reforma y estabilización económica, los diferentes grados de apertura externa,
las distintas vulnerabilidades y estructuras económicas y las diferentes fuentes de shocks a que
se exponen los países. Lo que sí
parece deseable, conveniente y realista es crear y agilizar un mecanismo expedito y periódico de
intercambio de información a nivel de las autoridades económicas y formalizar un grado
importante de consenso en torno a los objetivos macroeconómicos finales que debieran
perseguirse.
4.2.- Brasil y Argentina.
Ahora se analizará el contexto empírico de Brasil y Argentina, su comercio intra zona y la apertura
de sus economías.
La apertura de la economía en general, y la participación del comercio intrazona en el total del
comercio internacional de la región son dos indicadores de la importancia que tiene la integración
económica para el desarrollo de los países que integran una región, y a su vez, de la factibilidad
de conformar una Unión Monetaria.
El cuadro siguiente presenta algunas relaciones que esclarecen estos aspectos, midiendo el
nivel y la tendencia de las relaciones entre exportaciones, importaciones respecto al PBI y total
comercio internacional respecto a PBI, y del comercio intrazona también respecto a PBI, para
Argentina y Brasil.
Como se puede observar, para los dos países, el promedio del período 1993-1997, de los
indicadores de apertura (exportaciones, importaciones y total comercio internacional /PBI), son
similares; en cambio, el comercio intrazona representa para la Argentina 2,24 lo que representa
para Brasil, con respecto a sus respectivos PBI.
68
Por otra parte, del análisis conjunto del Cuadro 1 y del Gráfico 1, se desprende que las tendencias
de los distintos indicadores tienen comportamientos diversos para ambos países. Para la
Argentina, tanto la apertura (exportaciones e importaciones) como el comercio intrazona respecto
a PBI muestran una tendencia creciente, aunque más acentuada en la última relación (el indicador
total comercio internacional / PBI creció 48% y el indicador comercio intrazona / PBI, lo hizo en un
82% en la medición entre extremos de la serie). En el caso de Brasil, en cambio, los componentes
del grado de apertura tuvieron un comportamiento opuesto en el período (las importaciones
crecieron levemente, mientras que las exportaciones cayeron -siempre en relación al PBI-),
dejando al indicador total del comercio internacional / PBI estable en el análisis entre puntas,
aunque con una leve disminución en los años intermedios (1994,95 y 96). Por otra parte, el
indicador comercio intrazona / PBI muestra una tendencia creciente, pero muy leve (+ 25% entre
puntas).
29
La lectura de lo anterior determina el reducido nivel de apertura y comercio intrazona y la
evolución asimétrica de ambos países respecto al comercio internacional en general y al comercio
intrazona en particular en los últimos años. Parece evidente que tanto por nivel como por
comportamiento, ambos países deben tender a mejorar estos indicadores para aspirar a
desenvolverse en algún momento dentro del marco de una Unión Monetaria.
Gráfico Nº 9
29
Miguel H. Lliteras , Claudia P. Legnini , 2000, “ El Mercosur y las uniones monetarias” Universidad Nacional del Sur.
pp 7
69
4.3.- Factores que inciden en el comercio intrazona.
Como se ha señalado, el volumen del comercio intrazona es una variable determinante de la
factibilidad de creación de una Unión Monetaria entre varios países; si representa una parte
importante del comercio internacional de los países involucrados, las posibilidades de integración
monetaria se acrecientan. Del análisis del Cuadro 1 se desprende que si bien muestra una
tendencia levemente creciente, el comercio bilateral entre Argentina y Brasil, dista mucho de tener
un volumen adecuado a tales fines.
Miguel H. Lliteras y Claudia P. Legnini ensayaron un modelo para el periodo 1993-1997,
utilizando el tipo de cambio como variable para la medición de los factores que inciden en el
comercio intrazona.
En función de ello, los economistas de nuestra fuente intentaron verificar la incidencia de
algunas variables macroeconómicas sobre el intercambio entre los dos países determinantes del
MERCOSUR, bajo la hipótesis de que la incipiente tendencia creciente del comercio entre ambos,
señalada arriba, obedece a una mezcla de razones estrictamente económicas, por un lado, y de
índole institucional, por el otro, como lo son todos los esfuerzos de integración comercial
concretados vía Acuerdos y rebaja de aranceles intrazona.
En particular, las variables macroeconómicas analizadas son la variabilidad de precios relativos de
Argentina y Brasil, y la evolución del tipo de cambio real entre ambos países.
La variabilidad de precios relativos se calculó sobre el Índice de Precios Mayoristas, en virtud del
objetivo de analizar su influencia sobre el comercio exterior bilateral entre Argentina y Brasil, para
el período Enero 1993 a Diciembre 1995, utilizando para ello, la siguiente metodología de cálculo
70
( ) ( )
2 2
1 /
∏ ∏ ∏ ∑
+ − · t t it wi i VPR
t
Donde:
VPR
t
: Variabilidad total de precios relativos en el momento t

it : Tasa de variación de precios del bien i en el momento t

t : Tasa de inflación en el momento t
Wi : Ponderación del bien i en el índice de precios mayoristas, dad por su participación relativa
en el total de los bienes.
La variabilidad de precios relativos en Argentina ha sido muy leve en el período considerado,
avalando la tesis de la incidencia de la inflación sobre la dispersión, mientras que, en el caso de
Brasil, se observa una alta variabilidad en el período previo a la aplicación del Plan Real que
estabilizó los precios. El tipo de cambio real bilateral, se calculó bajo la metodología tradicional,
para el período Enero 1993 a Diciembre 1997
TCRt = et . P*t / Pt
Donde:
TCRt : Tipo de cambio real de Argentina con Brasil en el omento t
et : Tipo de cambio nominal de Argentina con Brasil en el momento t
P*t : Índice de precios mayoristas de Brasil en el momento t
Pt : Índice de precios mayoristas e Argentina en el momento t
El análisis del comportamiento del tipo de cambio real de Argentina con Brasil calculado utilizando
el Índice de precios mayoristas, muestra dos etapas bien diferenciadas y divididas por la
aplicación por parte de Brasil de Plan Real en Junio de 1994, en ese momento, se registra una
fuerte depreciación real del peso y la consecuente apreciación real de la moneda brasileña como
consecuencia del freno de la inflación en ese país. En la segunda etapa, puede verse que el tipo
de cambio real basado en precios
mayoristas desciende levemente, apreciándose el peso, ya que Brasil pudo mantener cierta
depreciación real con respecto al dólar, particularmente por su política cambiaria de banda móvil.
Posteriormente se verifica estabilidad del tipo de cambio real hasta el final del período.
Miguel H. Lliteras y Claudia P. Legnini verificaron y probaron las variables VPRt y TCRt se
testearon como variables explicativas del Comercio Intrazona (Exportaciones de Argentina a
Brasil, Exportaciones de Brasil a Argentina y Total Comercio entre Argentina y Brasil).
71
Las conclusiones del estudio econométrico son que la variabilidad de los precios relativos en
ambos países poco ha incidido en la tendencia del comercio bilateral total o en uno u otro sentido,
ello a pesar que Brasil muestra fuerte variabilidad antes de la aplicación del Plan Real. La
evolución del tipo de cambio real en los años 1996 y 1997 ha dejado de tener incidencia sobre el
comercio intrazona, si agregamos el hecho que Brasil ha flexibilizado el tipo de cambio nominal a
través de una política de crowling-peg, la situación es bastante concluyente en cuanto a que la
tendencia del comercio bilateral sigue señales distintas a las que le da el tipo de cambio nominal o
real.
Estabilidad de precios y objetivos de política económica en Argentina y Brasil.-

El objetivo de estabilidad de precios es un requisito indispensable para la creación de una
Unión Monetaria, tal y como se ha analizado en el capítulo correspondiente. Se puede considerar
logrado por los dos principales socios del MERCOSUR. La Argentina con la aplicación del Plan de
Estabilización basado en la convertibilidad de la moneda argentina con el dólar norteamericano a
principios de 1991, ha consolidado una evolución de los precios minoristas y mayoristas que
permite caracterizarlo como un país con un régimen de baja inflación, incluso con algunos
episodios de deflación, especialmente en los precios mayoristas. Brasil, por su parte, ha logrado
similar situación, desde la aplicación del Plan de Estabilización Real a mediados de 1994, aunque
con tasas aún más elevadas.
Brasil llevó a cabo el plan estabilización en condiciones de relativo éxito, privilegia defender el
buen desempeño de sus cuentas externas, por lo que, en 1995 flexibilizó levemente su tipo de
cambio nominal mediante un sistema de bandas móviles cuyo límite superior se desplaza según
un sistema de crowling-peg (con ajustes mensuales del 0.6% mensual durante 1997 y 1998), por
ello es posible calificar al Plan de Estabilización de Brasil como más flexible que el de Argentina.
Argentina por su parte, logró en el año 2006 pagar su deuda externa y romper así (relativamente)
la dependencia con el Fondo Monetario Internacional.
En lo referente a políticas activas sectoriales, Brasil lleva a cabo ( en el Mandato del Presidente
Luís Inacio Lula da Silva) políticas industriales, de exportaciones, tecnológicas y regionales
(especialmente a través de medidas aplicadas por algunos de sus Estados -Provincias-); Utiliza
para ello, combinaciones de instrumentos fiscales y monetarios, aprovechando los márgenes de
acción permitidos por los Acuerdos suscriptos en la Organización Mundial del Comercio (OMC).
Argentina, por su parte, no tiene una clara acción en este sentido, utilizando únicamente algunos
incentivos fiscales, o protección arancelaria, pero con tendencia decreciente.
V.- CONCLUSIONES
La globalización es una de las tendencias que marca el desarrollo de las economías del mundo en
el último tiempo. América Latina no ha estado ausente de dicho fenómeno, sobre todo en vista de
las reformas de sus instituciones y estructuras, así como de la apertura económica en las que con
mayor o menor fuerza se ha embarcado.
En particular, desde fines de la década del noventa y muy especialmente a partir del tercer
milenio, la región se ha insertado con decisión en los mercados de capitales mundiales, a través
de su mayor participación en las corrientes de inversión extranjera directa y en la colocación de
acciones y de bonos en los mercados financieros internacionales.
En materia de integración económica, pese a los avances, América Latina está claramente muy
por detrás y a zaga de Europa.
72
Sin embargo, lo que se debe destacar es que ( a entender de los críticos, un poco tarde), pero
América Latina parece que finalmente ha despertado a la necesidad de seguir los procesos
mundiales y no darles la contra. Un primer paso en materia de coordinación macroeconómica lo
constituye la Decisión Nº 30/00 del Consejo Mercado Común (CMC) del 29 de junio de 2000. En
ella los países del bloque se comprometieron a avanzar hacia objetivos comunes en las áreas
macroeconómicas y de servicios financieros. Para ello, los Ministros de Economía y los
Presidentes de Bancos Centrales arbitraron los medios necesarios en procura de alcanzar dichos
objetivos comunes, a saber:
- Resultado Fiscal nominal del Gobierno Nacional.
- Deuda neta del Gobierno Nacional.
- Deuda neta del sector público consolidado.
- Variación de la deuda neta del sector público consolidado.
- Nivel de precios.
Otro instrumento en esta materia lo constituye la “Declaración Presidencial sobre Convergencia
Macroeconómica” firmado por los Presidentes de los Estados Partes del MERCOSUR, Bolivia y
Chile reunidos en Florianópolis el 15 de diciembre de 2000. En la misma, los Primeros
Mandatarios, consideraron que la armonización de políticas macroeconómicas constituye una
etapa fundamental en el proceso de construcción del Mercado Común.
En este sentido, la Declaración estableció mecanismos de convergencia a partir del año 2002, en
las siguientes materias:
Variable Fiscal de Flujo: se refiere a la variación de la deuda fiscal neta del sector público
consolidado. Por la misma, se establece una meta común a partir de 2002 que fija un valor
máximo de 3% del PBI para todos los países. En los años 2002 y 2003 (período de adecuación)
se define transitoriamente un valor máximo para Brasil del 3,5% del PBI.
Variable Fiscal de Stock: definiéndose como el indicador de media trienal de la razón deuda neta
del sector público consolidado (deducidas Reservas Internacionales) sobre el PBI nominal. Entre
las metas se establece para el 2010 un límite máximo indicativo común para todos los países del
40% del PBI y abre el margen para que los países que lo consideren necesario puedan fijar
individualmente un tope inferior al establecido conjuntamente.
Inflación: la Declaración establece un valor máximo del 5% para los años 2002-2005.
Asimismo, establece procedimientos para la corrección de desvíos, mediante la cual, el país que
incurra en desvíos, deberá explicar las medidas correctivas para converger a las metas fijadas, en
al menos los siguientes puntos:
a) Proyección macroeconómica para el período de retorno a las metas;
b) Medidas de política macroeconómica;
c) Medidas estructurales, cuando corresponda.
Sin embargo, esta decisión tampoco es obligatoria, pero como se mencionó en el párrafo anterior,
se debe saludar la iniciativa, ya que a partir del 2007, las condiciones externas variarán debido a
la fuerte participación de países que compiten con nuestras exportaciones: China y la India.
En cuanto a temas de integración financiera, la exitosa experiencia europea enseña que los
cambios vinculados a estos procesos sólo se presentan gradualmente y con posterioridad a la
73
integración comercial. Más específicamente, el caso de Europa muestra que la integración
económica es un proceso en el que se debe avanzar secuencialmente, en el ámbito comercial
primero, luego en el financiero y culminar, en la etapa más avanzada de la integración, con la
unión monetaria.
Un elemento consustancial a un proceso de integración financiera lo constituye la vigencia y
sustentabilidad de los equilibrios macroeconómicos básicos. Ellos son una condición
imprescindible para fortalecer los sistemas financieros domésticos y para dar un marco de
estabilidad mínima, en particular en lo referido al riesgo-país y al cambiario, requerida para llevar
a cabo un intercambio internacional eficiente de activos y servicios financieros.
Esto no exige una coordinación de políticas pero sí un fuerte y real compromiso con el logro y la
manutención de la estabilidad macroeconómica por parte de los países miembros de un esquema
de integración. Para empezar, sería deseable y conveniente que los países involucrados
avancen en el intercambio ordenado, oportuno y frecuente de información macroeconómica.
En el análisis en torno a la factibilidad, velocidad y profundización del proceso de integración
financiera en América Latina, es necesario considerar las diferencias que existen en variables
tales como el ingreso per cápita, riesgo-país, la profundización financiera, etc.
Efectivamente ha habido un avance en el tema de una "integración financiera no
institucionalizada" en la región. En los años noventa se ha dado un significativo intercambio de
flujos de capitales intraregional, con particular intensidad en el ámbito de la inversión. Esta
tendencia fueron estimulados por las reformas estructurales y de apertura, así como por las
privatizaciones en las que se han embarcado en la última década la mayor parte de los países de
América Latina.
El análisis de las ventajas y desventajas de una Unión Monetaria en sus dos variantes: un sistema
de tipos de cambio irrevocablemente fijos y una moneda única emitida por un Banco Central
Comunitario, parece inclinar la balanza hacia la última alternativa, ya que reduce a un mínimo las
expectativas de devaluación, favoreciendo la inversión financiada con ahorros externos, dado el
carácter de escaso ahorro interno que poseen los principales países del MERCOSUR. Por otra
parte, la condición de estabilidad derivada de la Unión Monetaria puede entenderse como su
principal beneficio, ya que la reducción de los costos financieros y reales mencionada solo
operaría parcialmente, ya que, y esto es importante resaltar, sólo se desactivaría la parte del
mercado de cambios que relaciona las monedas de los países miembros, no se desactivaría
aquella parte que atiende las relaciones monetarias con el resto del mundo.
Las diferentes comprobaciones empíricas efectuadas por nuestras fuentes citadas, en el contexto
de Argentina y Brasil, permiten obtener las siguientes conclusiones:
El grado de apertura comercial de las economías de Argentina y Brasil, si bien es creciente en
estos últimos años, aún es comparativamente baja (los países europeos que integran la Unión
Monetaria poseen una apertura conjunta de alrededor del 40% respecto a su PBI ; el comercio
intrazona, también es reducido, observándose aquí asimetrías entre Argentina y Brasil, en este
sentido las exportaciones de nuestro país son más dependientes del Brasil que el caso opuesto.
La tendencia, por otra parte muestra distintas tendencias, en el caso de Argentina la tendencia del
comercio intrazona es claramente creciente a partir de los Acuerdos del MERCOSUR, mientras
que Brasil hace esfuerzos por trasladar su producción hacia afuera de la zona.
Sin bien las dos economías han atravesado planes de estabilización exitosos, lo que satisface la
condición de estabilidad para una unión monetaria, es también evidente que las políticas
macroeconómicas de ambos no son consistentes en ese sentido. Al respecto, las conclusiones de
74
este trabajo no son diferentes de otros que analizan exhaustivamente la necesidad de
coordinación de políticas macroeconómicas.
En realidad Brasil trabaja los dos ejes. Actualmente está abocado a la integración del Sur, a
conseguir mejores condiciones para sus exportaciones hacia los EE.UU. En la reciente visita del
presidente G.W: Bush a Brasil, en su gira latinoamericana del año 2007, ambos presidentes
manifestaron su intención de estrechar las relaciones, buscando mejoras en las negociaciones. Es
una saludable iniciativa, pues en general, América Latina sabe que no puede “romper” con los
Estados Unidos, sabe que no debe perder los avances en las inversiones procedentes del continente
europeo, sabe que sus exportaciones compiten con las de la República Popular China y la
India(que además se ha especializado en la exportación de conocimientos, servicios y recursos
humanos de altísima calidad), y sabe que debe obtener sus fuerza dentro de su propia región, porque
en forma aislada no podrá competir con los bloques dinámicos existentes.
América Latina, a pesar de las limitaciones aún existentes y que han sido analizadas detalladamente
en este trabajo, debe iniciar ls reformas conducentes a un entendimiento grupal, que permita , en el
largo plazo, caminar hacia una coordinación de políticas macroeconómicas que refuerce su
capacidad productiva, su posición mundial en las negociaciones, el desarrollo económico, el empleo ,
el bienestar y su relación con el mundo dentro del proceso de globalización.
75

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->