P. 1
reglamento cirsoc 201-82 completo

reglamento cirsoc 201-82 completo

4.5

|Views: 15.313|Likes:
Publicado porgabrielnapal

More info:

Published by: gabrielnapal on Sep 04, 2009
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

05/11/2014

pdf

text

original

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

REGLAMENTO CIRSOC 201 y Anexos
Proyecto, Cálculo y Ejecución de Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado
JULIO 1982

SIREA - Esta publicación integra el Sistema Reglamentario Argentino para las Obras Civiles

"El INTI-CIRSOC y ERREPAR S.A no se hacen responsables de la utilización que el usuario haga de la información contenida en el presente CD-ROM. A efectos legales, tiene validez como Reglamento Nacional el texto impreso editado por INTICIRSOC"

Pág. 1

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

- INDICE del TOMO I Capítulo 1 Anexos al Capítulo 1 Capítulo 2 Capítulo 3 Capítulo 4 Capítulo 5
Definiciones Documentación Técnica Proyecto y Ejecución de la Estructura Personal, Equipamiento y Registros del Constructor, de los establecimientos para la fabricación de elementos premoldeados, de los proveedores de hormigón elaborado y de los laboratorios Materiales Generalidades

Capítulo 6 Anexos al Capítulo 6 Capítulo 7

Verificación de las características y calidad de los materiales y elementos empleados para construir las estructuras. Ensayos a realizar

Anexos al Capítulo 7 Capítulo 8 Capítulo 9 Anexos al Capítulo 9 Capítulo 10
Manipuleo y Transporte, Colocación, Compactación y curado del hormigón. Disposiciones correspondientes a la construcción de elementos premoldeados de hormigón. Disposiciones correspondientes a la construcción de elementos estructurales de hormigón masivo Condiciones de aceptación de las estructuras terminadas Producción y transporte del hormigón a Obra

Anexos al Capítulo 10 Capítulo 11
Hormigonado en tiempo frío y en tiempo caluroso

Anexos al Capítulo 11 Capítulo 12
Encofrados, elementos de sostén y apuntalamientos, tolerancias de orden constructivo. Remoción de encofrados y de sus elementos de

Pág. 2

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado sostén. Terminación superficial de las estructuras Reparación de los efectos de terminación superficial. Tuberías para la conducción de fluidos incluidas en las estructuras de hormigón

Anexos al Capítulo 12 Capítulo 13
Colocación y Recubrimiento de la Armadura

Anexos al Capítulo 13 Capítulo 14
Elementos y estructuras expuestas a condiciones especiales de carga y de servicio, o ejecutados con hormigones de características y propiedades especiales

Anexos al Capítulo 14

ASESORES QUE INTERVINIERON EN LA REDACCION DEL REGLAMENTO CIRSOC 201 Coordinador: Ing. Arturo J. Bignoli Asesores : Ing. Alberto S.C. Fava Ing. Guillermo N. Burgoa Ing. José F. Colina Ing. Martín Ofele Dr. Alfonso Huber

Pág. 3

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

REGLAMENTO CIRSOC 201 y Anexos
Tomo 1 Proyecto, Cálculo y Ejecución de Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado
Capítulo 1
GENERALIDADES 1.1. Introducción 1.2 Campo de validez 1.3 Materiales, elementos y sistemas constructivos no contemplados en este Reglamento 1.4 Anexos, normas, especificaciones y disposiciones 1.5. Unidades

Anexos al Capítulo 1 Capítulo 2

ANEXOS, NORMAS, ESPECIFICACIONES Y DISPOSICIONES DEFINICIONES 2.1. Definiciones relativas a los cálculos 2.1.1. Construcciones corrientes 2.1.2. Cargas 2.1.3. Cargas de servicio 2.1.4. Carga de rotura 2.1.5. Carga predominante estática 2.1.6. Carga no predominante estática 2.1.7. Coacciones 2.1.8. Estado I 2.1.9. Estado II 2.2. Definiciones relativas a los materiales 2.2.1. Aglomerante 2.2.2. Agregados de densidad normal 2.2.3. Aditivos químicos 2.2.4. Adiciones minerales pulverulentas 2.2.5. Agua de mezclado 2.2.6. Armadura 2.2.7. Mortero de cemento 2.3. Definiciones relativas al hormigón 2.3.1. Hormigón 2.3.2. Hormigón simple 2.3.3. Hormigón armado 2.3.4. Hormigón pretensado 2.3.5. Hormigón liviano 2.3.6. Hormigón de densidad normal 2.3.7. Hormigón de contextura compacta 2.3.8. Hormigón pesado 2.3.9. Hormigón fresco 2.3.10. Hormigón endurecido

Pág. 4

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado 2.3.11. Hormigón "in situ" 2.3.12. Hormigón preparado en obra 2.3.13. Hormigón elaborado 2.3.14. Elementos premoldeados 2.3.15. Hormigón H-I 2.3.16. Hormigón H-II 2.4. Definiciones relativas a los controles 2.4.1. Control de producción 2.4.2. Control de aceptación 2.5. Definiciones relativas a los laboratorios 2.5.1. Laboratorio para control de producción 2.5.2. Laboratorio para control de aceptación 2.5.3. Laboratorio externo

Capítulo 3

DOCUMENTACION TECNICA 3.1. Autoridad Fiscalizadora 3.1.1. Exigencias de la Autoridad Fiscalizadora 3.2. Documentación Técnica Inicial 3.2.1. Definición y objeto de la Documentación Técnica Inicial 3.2.2. Profesional 3.2.3. Profesional Certificante 3.2.4. Confección de la Documentación Técnica Inicial 3.2.5. Composición de la Documentación Técnica Inicial 3.2.6. Autenticidad de la Documentación Técnica Inicial 3.2.7. Destino de la Documentación Técnica Inicial 3.2.8. Comienzo de la Obra Estructural 3.2.9. Paralización de los trabajos 3.3. Documentación Técnica de Obra 3.3.1. Definición 3.3.2. Confección de la Documentación Técnica de Obra 3.3.3. Oportunidad de la confección de la Documentación Técnica de Obra 3.3.4. Conocimiento de la Dirección de Obra 3.3.5. Trabajos realizados sin Documentación Técnica de Obra 3.4. Documentación Técnica Final 3.4.1. Definición y objeto de la Documentación Técnica Final 3.4.2. Confección de la Documentación Técnica Final 3.4.3. Composición de la Documentación Técnica Final 3.4.4. Información adicional en la Documentación Técnica Final 3.4.5. Utilización de la Documentación Técnica Inicial 3.4.6. Autenticidad de la Documentación Técnica Final 3.4.7. Destino de la Documentación Técnica Final 3.5. Documentación Técnica de estructuras existentes 3.5.1. Modificación o ampliación 3.5.2. Cambio de destino de uso 3.5.3. Estructuras carentes de Documentación Técnica Final

Capítulo 4

PROYECTO Y EJECUCION DE LA ESTRUCTURA 4.1. Responsabilidad profesional 4.1.1. Generalidades

Pág. 5

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado 4.1.2. Reglamentación de las funciones profesionales 4.2. Comitente 4.2.1. Definición 4.2.2. Designación de los profesionales 4.2.3. Fuente de la autoridad del Profesional 4.2.4. Otras obligaciones y atribuciones 4.3. Proyectista Estructural 4.3.1. Definición y responsabilidad 4.3.2. Certificación de la Documentación Técnica Inicial 4.4. Profesional Especializado 4.4.1. Definición 4.4.2. Responsabilidad del Profesional Especializado 4.5. Dirección de la Obra 4.5.1. Definición y función de la Dirección de Obra 4.5.2. Titularidad de la Dirección de la Obra 4.5.3. Director de Obra 4.5.4. Oportunidad de la designación 4.5.5. Conocimiento del Proyecto Estructural 4.5.6. Modificación del Proyecto Estructural 4.5.7. Autoridad ante el Constructor 4.5.8. Responsabilidad por la representatividad de las muestras 4.5.9. Intervención de los Profesionales Especializados 4.5.10. Certificación de la Documentación Técnica Final 4.6. Constructor 4.6.1. Definición 4.6.2. Representante Técnico 4.6.3. Autoridad del Representante Técnico 4.6.4. Responsabilidad del Representante Técnico

Capítulo 5

PERSONAL, EQUIPAMIENTO Y REGISTROS DEL CONSTRUCTOR, DE LOS ESTABLECIMIENTOS PARA LA FABRICACION DE ELEMENTOS PREMOLDEADOS, DE LOS PROVEEDORES DE HORMIGON ELABORADO Y DE LOS LABORATORIOS 5.1. Requisitos correspondientes al Constructor 5.1.1. Generalidades 5.1.2. Personal Técnico Responsable 5.1.3. Presunción con respecto al Constructor 5.1.4. Equipos necesarios para la elaboración, transporte y colocación del hormigón 5.1.5. Registros que se deben llevar durante la ejecución de la obra 5.1.6. Empleo de la información acumulada en los registros 5.1.7. Mantenimiento y disponibilidad de los registros 5.2. Requisitos correspondientes a los establecimientos dedicados a la fabricación de elementos premoldeados de hormigón 5.2.1. Personal Técnico Responsable 5.2.2. Garantía de aptitud 5.2.3. Control de aceptación 5.2.4. Equipamiento de los establecimientos dedicados a la fabricación de elementos premoldeados de hormigón 5.2.5. Registro de las informaciones 5.2.6. Remitos de entrega a obra de elementos premoldeados

Pág. 6

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado 5.3. Requisitos correspondientes a los establecimientos proveedores de hormigón elaborado 5.3.1. Personal Técnico Responsable 5.3.2. Garantía de aptitud 5.3.3. Control de aceptación 5.3.4. Equipamiento correspondiente a los establecimientos proveedores de hormigón elaborado 5.3.5. Registros de informaciones 5.3.6. Remitos de entrega a obra de hormigón elaborado 5.4. Requisitos correspondientes a los Laboratorios 5.4.1. Personal Técnico Responsable 5.4.2. Personal auxiliar de Laboratorio 5.4.3. Laboratorios de control de producción 5.4.3.1. Personal Técnico Responsable 5.4.3.2. Equipamiento mínimo necesario para realizar el control de producción del hormigón 5.4.4. Laboratorio de control de aceptación 5.4.4.1. Personal Técnico Responsable 5.4.4.2. Equipamiento mínimo para realizar el control de aceptación 5.4.5. Control del instrumental del Laboratorio 5.4.6. Registro de la actividad del Laboratorio

Capítulo 6

MATERIALES 6.1. Disposiciones Generales 6.2. Materiales aglomerados 6.2.1. Cemento Pórtland 6.2.1.1. Exigencias complementarias 6.2.2. Mezcla de aglomerantes 6.2.3. Provisión y almacenamiento de los materiales aglomerantes 6.3. Agregados de densidad normal 6.3.1. Exigencias generales 6.3.1.1. Agregado fino de densidad normal 6.3.1.1.1. Características generales 6.3.1.1.2. Sustancias perjudiciales 6.3.1.1.3. Otros requisitos 6.3.1.2. Agregado grueso de densidad normal 6.3.1.2.1. Características generales 6.3.1.2.2. Sustancias perjudiciales 6.3.1.2.3. Otros requisitos 6.3.2. Composición granulométrica de los agregados 6.3.2.1. Curvas granulométricas 6.3.2.1.1. Granulometría del agregado fino 6.3.2.1.2. Granulometría del agregado grueso 6.3.2.2. Curvas granulométricas continuas 6.3.2.3. Curvas granulométricas discontinuas 6.3.3. Provisión y almacenamiento de los agregados 6.4. Aditivos para hormigones 6.4.1. Aditivos químicos 6.4.2. Adiciones minerales pulverulentas 6.5. Agua para morteros y hormigones de cemento Pórtland 6.6. Hormigón de cemento Pórtland

Pág. 7

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado 6.6.1. Disposiciones generales 6.6.2. Clasificación de los hormigones por sus resistencias mecánicas y sus aplicaciones 6.6.2.1. Resistencia característica del hormigón 6.6.2.2. Clasificación y aplicaciones 6.6.2.3. Consideraciones generales referentes a la definición y características de los hormigones correspondientes a los grupos H-I y H-II 6.6.2.3.1. Hormigones del Grupo H-I 6.6.2.3.2. Hormigones del Grupo H-II 6.6.3. Condiciones y exigencias que deberán cumplir los hormigones del grupo H-I y H-II 6.6.3.1. Tipo de cemento 6.6.3.2. Contenido unitario de cemento 6.6.3.3. Contenido unitario mínimo de cemento normal del hormigón compactado 6.6.3.4. Contenido unitario máximo de cemento 6.6.3.5. Contenido de material pulverulento que pasa el tamiz IRAM 300 Tm 6.6.3.6. Condiciones que deben cumplir los agregados 6.6.3.6.1. Tamaño máximo del agregado grueso 6.6.3.7. Aditivos químicos y adiciones minerales pulverulentas 6.6.3.8. Incorporación intencional de aire 6.6.3.9. Razón agua/cemento máxima especificada por razones de durabilidad o por otros motivos 6.6.3.10. Contenido unitario máximo de agua. Consistencia del hormigón 6.6.3.11. Resistencias mecánicas del hormigón 6.6.3.11.1. Juzgamiento de la resistencia potencial de rotura a compresión del hormigón de obra 6.6.3.11.2. Condiciones que deben cumplirse en los casos en que se disponga de seis o más pastones 6.6.3.11.3. Condiciones que deben cumplirse en los casos en que de una determinada Clase de hormigón se empleen menos de seis pastones 6.6.3.11.4. Medidas que deben adoptarse en caso de que no se cumplan las condiciones de resistencia especificadas 6.6.4. Condiciones y exigencias particulares que deberán cumplir los hormigones de resistencias características de 21 MN/m² (210 kgf/cm²) o mayores y los de características y propiedades especiales (Hormigones del Grupo H-II) 6.6.4.1. Composición y proporciones del hormigón 6.6.4.2. Condiciones que deben cumplir los agregados 6.6.5. Hormigones de características y propiedades especiales 6.6.5.1. Requisitos generales 6.6.5.2. Hormigón de elevada impermeabilidad 6.6.5.3. Hormigón de elevada resistencia contra los efectos de las bajas temperaturas y de los ciclos de congelación y deshielo 6.6.5.4. Hormigón expuesto a la agresión química o física y química 6.6.5.5. Hormigón expuesto a acciones mecánicas y a abrasión superficial 6.6.5.6. Hormigón expuesto a la acción del calor y de temperaturas mayores que las ambientes normales 6.6.5.7. Hormigón de características adecuadas para ser colocado bajo agua 6.7. -Barras y mallas de acero para armaduras 6.7.1. Aptitud para soldar

Pág. 8

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado 6.8. Otros materiales 6.8.1. Mortero de cemento Pórtland, para juntas 6.8.2. Elementos de relleno y ladrillos para losas

Anexos al Capítulo 6

6.2.1.1. Contenido de AC3 6.2.2. Mezcla de aglomerantes 6.2.3. Provisión y almacenamiento de los materiales aglomerantes 6.3.1.1.3. Equivalente de arena (IRAM 1 682) 6.3.1.2.3. Estabilidad de las rocas basálticas por inmersión en etilen-glicol 6.3.2.1. Curvas granulométricas 6.3.3. Provisión y almacenamiento de los agregados 6.4.1. Aditivos químicos 6.5. Contenido de cloruros del agua 6.6.2.1. Resistencia característica del hormigón 6.6.2.1.a) Cálculo de la resistencia característica y de la desviación normal de los resultados de los ensayos del hormigón de obra 6.6.3.5. Contenido de material pulverulento que pasa el tamiz IRAM 300 m 6.6.3.10. Consistencia del hormigón 6.6.3.11. Ensayos acelerados de resistencia 6.6.3.11.2. Alternativa en el caso de seis o más pastones 6.6.3.11.2. Cálculo de la resistencia media de las series de tres resultados consecutivos de ensayo 6.6.5.2. Hormigón de elevada impermeabilidad 6.6.5.4. Ataque provocado por un medio ácido 6.6.5.5. Hormigón expuesto a abrasión 6.6.5.6. Coeficientes de dilatación térmica de los agregados 6.7. Barras y mallas de acero para armaduras. Requisitos

Capítulo 7

VERIFICACION DE LAS CARACTERISTICAS Y CALIDAD DE LOS MATERIALES Y ELEMENTOS EMPLEADOS PARA CONSTRUIR LAS ESTRUCTURAS. ENSAYOS A REALIZAR 7.1. Disposiciones generales 7.2. -Materiales componentes del hormigón y otros empleados durante su preparación y tratamientos posteriores 7.2.1. Cementos, aditivos químicos y adiciones minerales pulverulentas 7.2.2. Agregados 7.3. Hormigón de cemento pórtland, ensayos y estudios previos a la ejecución de las estructuras 7.3.1. Procedimiento de ensayo 7.3.2. Objeto y condiciones de los estudios y ensayos previos 7.3.3. Determinación de la composición del hormigón de densidad normal

Pág. 9

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado 7.3.3.1. Determinación racional de la composición del hormigón 7.3.3.1.1. Reemplazo de los resultados obtenidos al ensayar los pastones de prueba preparados en laboratorio, por resultados obtenidos en obra, con hormigones empleados para la construcción de estructuras ejecutadas anteriormente 7.3.3.1.2. Preparación de pastones de pruebe en escala de obra y realización de ensayos para comprobar las características de los hormigones preparados 7.3.3.2. Determinación empírica de la composición del hormigón 7.4. Hormigón de cemento pórtland. Control de la calidad y uniformidad durante el proceso constructivo 7.4.1. Disposiciones generales 7.4.2. Ensayos a realizar y oportunidad de su realización 7.4.3. Ensayos mínimos de aceptación del hormigón 7.4.4. Ensayos y verificaciones a realizar sobre el hormigón fresco 7.4.5. Ensayos que deben realizarse para determinar la resistencia potencial de rotura a compresión del hormigón endurecido 7.4.5.1. Número de muestras a extraer en función de la cantidad de hormigón a colocar en obra 7.5. Hormigón de cemento pórtland. Otras características que deben verificarse para evaluar su calidad 7.6. -Hormigón de cemento pórtland. Ensayos informativos del grado de endurecimiento del hormigón 7.6.1. Evaluación de los resultados de los ensayos informativos del grado de endurecimiento del hormigón 7.6.1.1. Ensayos realizados para apreciar las condiciones de protección y curado del hormigón 7.6.1.2. Ensayos realizados para juzgar la oportunidad de efectuar las operaciones de desencofrado, de aplicar tensiones o cargas a la estructura, o realizar el movimiento o traslado de los elementos premoldeados 7.7. -Hormigón de cemento pórtland. Verificación de la resistencia del hormigón de la estructura mediante la extracción y ensayo de testigos del hormigón endurecido y métodos complementarios. Evaluación de los resultados de los ensayos 7.7.1. Evaluación de los resultados de los ensayos 7.8. Control de calidad de otros materiales y elementos empleados para la construcción de las estructuras 7.8.1. Barras de acero para armaduras 7.8.2. Elementos constructivos y otros materiales 7.8.2.1. Exigencias generales 7.8.2.2. Ensayo de los elementos de relleno y ladrillos para losas 7.8.2.3. Ensayos de elementos de vidrio para estructuras de hormigón 7.8.2.4. Ensayo del mortero de cemento pórtland 7.9. Pruebas y ensayos a realizar en las obras terminadas 7.9.1. Prueba de carga directa de las estructuras 7.9.2. Interpretación de los resultados de las pruebas de carga directa de las estructuras

ANEXO AL CAPITULO 7 Pág. 10

7.3.2. Estudios y ensayos previos

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado 7.3.3.1.b) determinación racional de la composición del hormigón 7.3.3.1.d) determinación experimental de las curvas que vinculan la resistencia media de rotura a compresión del hormigón con la razón agua/cemento, para el conjunto de materiales a emplear en obra 7.3.3.1.e) razón agua/cemento con que debe dosificarse el hormigón 7.3.3.1.2.b) Pastones de prueba en escala de obra 7.4.2.c) Ensayos a realizar 7.4.3.b) Otros ensayos de posible realización sobre el hormigón fresco, y oportunidades de realización 7.4.4. ensayos sobre el hormigón fresco 7.6. ensayo de endurecimiento 7.7. extracción de testigos del hormigón endurecido 7.9. pruebas y ensayos a realizar en las obras terminadas 7.9.1. prueba de carga directa de las estructuras 7.9.2. interpretación de los resultados de las pruebas de carga directa de las estructuras

Capítulo 8

CONDICIONES DE ACEPTACION DE LAS ESTRUCTURAS TERMINADAS 8.1. Disposiciones generales 8.2. Tolerancias dimensiónales y de posición 8.3. Terminación y aspecto superficial de las estructuras 8.4. -Resistencia y estabilidad de las estructuras 8.4.1. Resistencia potencialmente no satisfactoria 8.4.2. Estudios complementarios para verificar las condiciones de seguridad de la estructura 8.5. Adopción de decisiones en base a los resultados de los estudios complementarios realizados 8.6. Disposiciones correspondientes a la demolición de elementos o estructuras

Capítulo 9

PRODUCCION Y TRANSPORTE DEL HORMIGON A OBRA 9.1. Almacenamiento de los materiales 9.2. Informaciones sobre la composición del hormigón 9.3. -Producción y transporte del hormigón preparado en obra 9.3.1. Medición de los materiales componentes del hormigón 9.3.1.1. Equipos de medición. Disposiciones generales 9.3.1.2. Medición del cemento y otros materiales cementicios 9.3.1.3. Medición de los agregados 9.3.1.4. Medición de los aditivos 9.3.1.5. Medición del agua 9.3.2. Mezclado del hormigón 9.3.3. Transporte del hormigón a obra 9.3.3.1. Disposiciones generales 9.3.3.2. Transporte en camiones sin dispositivos mezcladores ni de

Pág. 11

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado agitación 9.3.3.3. Transporte del hormigón a obra mediante el empleo de motohormigoneras o de equipos agitadores 9.4. Producción y transporte del hormigón elaborado

Anexos al Capítulo 9

9.3.1.1. Equipos de medición. Disposiciones generales 9.3.1.2. Medición del cemento y otros materiales cementicios 9.3.1.3. Medición de los agregados 9.3.2. Mezclado del hormigón 9.4. Mezclado del hormigón elaborado

Capítulo 10

MANIPULEO Y TRANSPORTE, COLOCACION, COMPACTACION Y CURADO DEL HORMIGON DISPOSICIONES CORRESPONDIENTES A LA CONSTRUCCION DE ELEMENTOS PREMOLDEADOS DE HORMIGON DISPOSICIONES CORRESPONDIENTES A LA CONSTRUCCION DE ELEMENTOS ESTRUCTURALES DE HORMIGON MASIVO 10.1. Manipuleo y transporte del hormigón en el obrador 10.2. -Colocación y compactación del hormigón 10.2.1. Preparación y operaciones previas a la colocación 10.2.2. Disposiciones generales sobre la colocación del hormigón 10.2.3. Moldeo de bases, columnas, vigas y losas 10.2.4. Compactación del hormigón 10.2.5. Superficies y juntas de construcción 10.2.5.1. Tratamiento de las superficies 10.2.6. Juntas de contracción y juntas de dilatación 10.3. Colocación de hormigones bajo agua 10.4. -Protección y curado del hormigón 10.4.1. Protección del hormigón 10.4.1.1. Protección del hormigón fresco contra la acción de las bajas temperaturas 10.4.1.2. Protección del hormigón fresco en tiempo caluroso 10.4.2. Curado del hormigón 10.5. -Disposiciones correspondientes a la construcción de elementos premoldeados de hormigón 10.5.1. Disposiciones generales 10.5.2. Materiales y métodos constructivos 10.5.3. Control de la resistencia del hormigón 10.5.4. Control de la eficiencia del curado a vapor 10.5.5. Identificación de cada elemento premoldeado de hormigón 10.5.6. Verificación de la calidad de los elementos premoldeados 10.5.7. Movimiento y traslado 10.5.8. Colocación en los lugares de emplazamiento definitivo en la estructura. Montaje 10.5.9. Rótulas y apoyos 10.5.10. Fijación de los elementos premoldeados 10.6. -Disposiciones correspondientes a la construcción de elementos estructurales de hormigón masivo 10.6.1. Disposiciones generales

Pág. 12

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado 10.6.2. Materiales 10.6.3. Composición del hormigón 10.6.4. Colocación del hormigón 10.6.5. Curado y protección del hormigón 10.6.6. Moldeo de las probetas para control de la resistencia mecánica

Anexos al Capítulo 10

10.1. Manipuleo y transporte del hormigón en el obrador 10.2.1.e) Productos antiadhesivos para encofrados 10.2.2. Disposiciones generales sobre colocación del hormigón 10.2.3. Moldeo de bases, columnas, vigas y losas 10.2.4. Compactación del hormigón 10.2.5.b) Juntas de construcción 10.2.5.1.a) Tratamiento de las superficies 10.2.6. Juntas de contracción y juntas de dilatación 10.3. Colocación de hormigones bajo agua 10.3.c) Tolva con tubería vertical 10.4. Protección y curado del hormigón 10.4.1. Protección del hormigón 10.4.1.2. Cambios excesivos de temperatura 10.4.2.e) Curado del hormigón. métodos 10.6. Disposiciones correspondientes a la construcción de elementos estructurales de hormigón masivo 10.6.2.b) Hormigón masivo. materiales 10.6.4. colocación del hormigón masivo

Capítulo 11

HORMIGONADO EN TIEMPO FRIO Y EN TIEMPO CALUROSO 11.1. -Hormigonado en tiempo frío 11.1.1. Temperatura del hormigón fresco inmediatamente antes de su colocación 11.1.2. Condiciones para la colocación del hormigón 11.1.3. Protección del hormigón fresco contra la acción de las bajas temperaturas 11.2. Hormigonado en tiempo caluroso

Anexos al Capítulo 11

11.1.1. Temperatura del hormigón fresco inmediatamente antes de su colocación 11.1.2. Condiciones para la colocación del hormigón A.11 - 1 11.1.3. Protección del hormigón fresco contra la acción de las bajas temperaturas 11.2. Hormigonado en tiempo caluroso

Pág. 13

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

Capítulo 12

ENCOFRADOS, ELEMENTOS DE SOSTEN Y APUNTALAMIENTOS. TOLERANCIAS DE ORDEN CONSTRUCTIVO, REMOCION DE ENCOFRADOS Y DE SUS ELEMENTOS DE SOSTEN TERMINACION SUPERFICIAL DE LAS ESTRUCTURAS. REPARACION DE LOS DEFECTOS DE TERMINACION SUPERFICIAL TUBERIAS PARA LA CONDUCCION DE FLUIDOS INCLUIDAS EN LAS ESTRUCTURAS DE HORMIGON 12.1. -Encofrados, elementos de sostén y apuntalamientos .1. Disposiciones generales .2. Proyecto y construcción .3. Características y condiciones generales .4. Encofrados 12.2. Tolerancias dimensiónales y de posición de las estructuras y armaduras 12.3. -Remoción de encofrados, cimbras, apuntalamientos y otros elementos de sostén .1. Disposiciones generales .2. Disposiciones referentes al momento de remoción de encofrados y elementos de sostén .3. Plazos mínimos de remoción de los encofrados y elementos de sostén .4. Apoyos, apuntalamientos y otros elementos de sostén .5. Cargas aplicadas sobre los elementos estructurales inmediatamente después de desencofrados y aplicación de las cargas y sobrecargas de cálculos 12.4. Terminación superficial de las estructuras 12.5. -Reparación de los defectos de terminación superficial de las estructuras .1. Disposiciones generales .2. Defectos superficiales 12.6. -Tuberías para la conducción de fluidos, incluidas en las estructuras de hormigón .1. Disposiciones generales .2. Tuberías de acero destinadas a la conducción de fluidos

Anexos al Capítulo 12

12.1.3. Encofrados, elementos de sostén y apuntalamiento. características y condiciones generales 12.1.4. Encofrados 12.1.4. Protección y recubrimiento de los elementos metálicos de unión de los encofrados 12.3.1. Remoción de encofrados, cimbras, apuntalamientos y otros elementos de sostén 12.3.2. Disposiciones referentes al momento de remoción de encofrados y elementos de sostén 12.4. Terminación superficial de las estructuras 12.4. Disposiciones referentes a los defectos de terminación de las superficies encofradas 12.4. Tipos de terminaciones

Pág. 14

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado 12.5.2. Reparación de las superficies 12.6.1. Tuberías para la conducción de fluidos 12.6.2. Tuberías de acero destinadas a la conducción de fluidos

Capítulo 13

COLOCACION Y RECUBRIMIENTO DE LA ARMADURA 13.1. Colocación de la armadura 13.2. -Recubrimiento de la armadura 13.2.1. Disposiciones generales y medidas del recubrimiento 13.2.2. Aumento del recubrimiento 13.3. Otras medidas de protección

Anexos al Capítulo 13

13.1. Colocación de la armadura 13.2.1. Recubrimiento de la armadura 13.2.2. Aumento del recubrimiento contra incendio

Capítulo 14

ELEMENTOS Y ESTRUCTURAS EXPUESTOS A CONDICIONES ESPECIALES DE CARGA Y DE SERVICIO, O EJECUTADOS CON HORMIGONES DE CARACTERISTICAS Y PROPIEDADES ESPECIALES 14.1. Disposiciones generales 14.2. Estructuras ejecutadas con hormigones de elevada impermeabilidad 14.3. Estructuras expuestas a la acción de bajas temperaturas o a ciclos de congelación y deshielo 14.4. Estructuras y elementos estructurales expuestos a agresiones químicas o físicas y químicas 14.5. Elementos estructurales expuestos a acciones mecánicas y abrasión superficial 14.6. Elementos estructurales expuestos a grandes variaciones de longitud 14.6.1. Variaciones de longitud provocadas por efectos de temperatura o de contracción del hormigón por secado 14.6.2. Variaciones de longitud provocadas por incendios 14.6.3. Disposiciones referentes a las juntas de dilatación 14.7. Elementos y estructuras que requieren condiciones especiales de seguridad contra el agrietamiento

Anexos al Capítulo 14

14.3. Estructuras expuestas a la acción de temperaturas que provoquen la congelación del agua 14.4. Estructuras expuestas a la acción de agresiones químicas o químicas y físicas 14.4. Plan de extracción de muestras y disposiciones del carácter constructivo 14.5. Elementos estructurales expuestos a acciones mecánicas y

Pág. 15

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado abrasión superficial 14.6.1. Variaciones de longitud provocadas por efectos de temperatura o de contracción del hormigón por secado 14.6.3. Juntas de dilatación

Pág. 16

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

CAPITULO 1. GENERALIDADES
1.1. INTRODUCCION Este Reglamento Nacional de Seguridad establece los requisitos indispensables para el Proyecto, Cálculo y Ejecución de las estructuras de hormigón simple, armado o pretensado, las que deben ser capaces de resistir las acciones previstas durante los períodos de construcción y de servicio, ofreciendo la seguridad adecuada al uso al que se destinen durante su período de vida útil. 1.2. CAMPO DE VALIDEZ - Este Reglamento se aplica específicamente a las estructuras de edificios destinados a vivienda, locales públicos, depósitos e industrias, construidas con hormigón simple, armado o pretensado de densidad normal y contextura compacta. - También es de aplicación básica para otros tipos de estructuras como puentes, chimeneas, muros de contención, silos, etc., siempre que no existan en reglamentaciones particulares otras especificaciones. - No es aplicable en el caso de aquellas estructuras en que el hormigón se encuentre sometido a temperaturas mayores de 700C en condiciones normales de servicio. - Para el caso de estructuras que se construyan con hormigones de menor densidad que la normal, continúan rigiendo las disposiciones y normas en vigencia a la fecha de aprobación del presente Reglamento, hasta tanto se apruebe la reglamentación específica. 1.3. MATERIALES, ELEMENTOS Y CONTEMPLADOS EN ESTE REGLAMENTO SISTEMAS CONSTRUCTIVOS NO

El empleo de materiales para el hormigón simple, armado y pretensado, así como de elementos y sistemas constructivos que se apartan de los especificado en este Reglamento, requieren autorización de la Autoridad Fiscalizadora, (ver el artículo 3.1.), quien la otorgará en mérito a un certificado de aptitud extendido por un Instituto Oficial de Investigación Aplicada. 1.4. ANEXOS, NORMAS, ESPECIFICACIONES Y DISPOSICIONES - Este Reglamento se complementa en algunos de sus capítulos con anexos donde se encuentran explicaciones adicionales y recomendaciones que facilitan su uso e interpretación. La obligatoriedad de aplicación de lo establecido en alguno o en todos los anexos, debe ser explícitamente indicada en el Pliego de Especificaciones Técnicas Complementarias. - Son de aplicación directa las normas IRAM e IRAM-IAS citadas en el texto de este Reglamento (ver el anexo a este artículo).

Pág. 17

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

- En los casos no cubiertos por las normas IRAM e IRAM-IAS vigentes, son de aplicación las especificaciones citadas en el texto, o las Disposiciones CIRSOC redactadas al efecto. - Como medios auxiliares para el cálculo y el dimensionamiento pueden utilizarse los Cuadernos 220 y 240 de la Comisión Alemana para el Estudio del Hormigón Armado, publicados en castellano por el Instituto Argentino de Racionalización de Materiales, en lo que sigue denominados simplemente Cuaderno 220 y Cuaderno 240. 1.5. UNIDADES Las unidades utilizadas en el texto corresponden al SISTEMA METRICO LEGAL ARGENTINO según Ley 19.551/72.

Pág. 18

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

ANEXOS AL CAPITULO 1
1.4. ANEXOS, NORMAS, ESPECIFICACIONES Y DISPOSICIONES Las normas IRAM e IRAM-IAS citadas en el texto de este Reglamento son las siguientes: - IRAM 1 501. Tamices de Ensayo. - IRAM 1 503. Cemento pórtland normal. - IRAM 1 504. Cemento pórtland. Análisis químico. - IRAM 1 505. Agregados. Análisis granulométrico. - IRAM 1 509. Agregados para hormigones. Muestreo. - IRAM 1 512. Agregado fino natural para hormigón de cemento pórtland. - IRAM 1 520. Agregados finos. Métodos de laboratorio para la determinación de la densidad relativa, densidad relativa aparente y absorción de agua. - IRAM 1 524. Hormigones. Preparación y curado en obra de probetas para ensayos de compresión y de tracción por compresión diametral. - IRAM 1 525. Agregados. Método de ensayo de durabilidad por ataque con sulfato de sodio. - IRAM 1 526. Ensayo de durabilidad de los agregados por congelación y deshielo. - IRAM 1 531. Agregados gruesos para hormigones de cemento pórtland. - IRAM 1 532. Método de ensayo de los agregados gruesos con la máquina "Los Angeles". - IRAM 1 533. Agregados gruesos. Métodos de laboratorio para la determinación de la densidad relativa, de la densidad relativa aparente y de la absorción de agua. - IRAM 1 534. Hormigones. Preparación y curado en laboratorio de probetas para ensayos de compresión y de tracción por compresión diametral. - IRAM 1 536. Determinación de la consistencia del hormigón de cemento pórtland por el método del tronco de cono. - IRAM 1 540. Agregados. Material que pasa a través del tamiz IRAM 74 Tm. - IRAM 1 541. Hormigón fresco. Muestreo. - IRAM 1 546. Hormigones. Método de ensayo de compresión. - IRAM 1 551. Extracción, preparación y ensayo de probetas de hormigón endurecido. - IRAM 1 562. Peso por metro cúbico, rendimiento y contenido de aire de hormigón de cemento pórtland. - IRAM 1 601. Agua para morteros y hormigones de cemento pórtland. - IRAM 1 602. Hormigón. Método por presión para la determinación del contenido de aire en mezclas frescas. Pág. 19

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

- IRAM 1 612. Cemento pórtland. Método de determinación de la consistencia normal. - IRAM 1 614. Cemento pórtland. Método de ensayo acelerado para pronosticar la resistencia a la compresión. - IRAM 1 616. Cemento pórtland. Método de determinación del contenido de escorias granuladas de alto horno. - IRAM 1 619. Cemento pórtland. Método de determinación del tiempo de fraguado. - IRAM 1 620. Cemento pórtland. Método de determinación de la constancia de volumen mediante el ensayo en autoclave. - IRAM 1 621. Cemento pórtland. Método de ensayo de finura por tamizado húmedo. - IRAM 1 622. Cemento pórtland. Método de determinación de las resistencias a la compresión y a la flexión. - IRAM 1 623. Cemento pórtland. Método de ensayo de finura por determinación de la superficie específica por permeametría (Método de Blaine). - IRAM 1 627. Granulometría de agregados para hormigones. - IRAM 1 636. Cemento pórtland de escorias de alto horno. - IRAM 1 643. Cementos. Muestreo. - IRAM 1 644. Agregados gruesos para hormigones. Método de ensayo de partículas blandas. - IRAM 1 646. Cemento pórtland de alta resistencia inicial. - IRAM 1 649. Agregados para hormigones. Examen petrográfico. - IRAM 1 651. Cemento pórtland puzolánico. - IRAM 1 655. Escoria granulada de alto horno. Métodos de ensayos. - IRAM 1 657. Agregados finos para hormigones de cemento pórtland. Método de ensayo de la resistencia estructural. - IRAM 1 661. Hormigones. Método de ensayo de resistencia a la congelación en el aire y deshielo en agua. - IRAM 1 662. Hormigones. Método de determinación del tiempo de fraguado por resistencia a la penetración. - IRAM 1 663. Aditivos para hormigones. - IRAM 1 666. Hormigón elaborado. - IRAM 1 667. Escoria granulada de alto horno. Características. - IRAM 1 668. Puzolanas. Características y muestreo. - IRAM 1 669. Cemento pórtland altamente resistente a los sulfatos. - IRAM 1 670. Cemento pórtland de bajo calor de hidratación. - IRAM 1 671. Cemento pórtland resistente a la reacción álcali-agregado.

Pág. 20

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

- IRAM 1 673. Compuestos líquidos para la formación de membranas para el curado del hormigón. Método de ensayo de retención del agua del hormigón. - IRAM 1 675. Compuestos líquidos para la formación de membranas para el curado del hormigón. Características. - IRAM 1 682. Agregados finos. Método de determinación del equivalente arena. - IRAM 10 502. Mecánica de suelos. Método de determinación del límite plástico e índice de plasticidad. - IRAM-IAS U 500-03. Cordón de siete alambres para pretensado. - IRAM-IAS U 500-06. Mallas de acero para hormigón armado. - IRAM-IAS U 500-07. Cordón de dos y tres alambres para pretensado. - IRAM-IAS U 500-91. Ensayo de doblado y desdoblado. - IRAM-IAS U 500-502. Barras de acero, de sección circular, para hormigón armado. - IRAM-IAS U 500-517. Alambres y barras para hormigón pretensado. - IRAM-IAS U 500-528. Barras de acero conformadas, de dureza natural, para hormigón armado. - IRAM-IAS U 500-671. Barras de acero conformadas, de dureza mecánica, para hormigón armado.

Pág. 21

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

CAPITULO 2. DEFINICIONES
2.1. DEFINICIONES RELATIVAS A LOS CALCULOS 2.1.1. Construcciones corrientes Son aquellas que se dimensionan para cargas predominantemente estáticas, uniformemente distribuidas con p 5,0 kN/m² (500 kgf/m²), eventualmente con cargas concentradas P 7,5 kN (750 kgf) y por cargas derivadas de la masa de automóviles. En el caso de varias cargas concentradas por m², su suma no puede sobrepasar el equivalente de 5 kN (500 kgf). 2.1.2. Cargas Fuerzas exteriores activas, concentradas (kN) o distribuidas por unidad de longitud (kN/m), por unidad de superficie (kN/m²) o por unidad de volumen (kN/m3). Por ejemplo cargas gravitatorias, cargas originadas por el viento, frenado, etc. 2.1.3. Cargas de servicio Acciones (estados de carga) a las cuales puede ser sometido un elemento estructural durante el uso para el cual ha sido previsto. 2.1.4. Carga de rotura Carga que conduce a un estado límite. 2.1.5. Carga predominantemente estática Carga estática que no tiene variación frecuente. 2.1.6. Carga no predominantemente estática Carga estática que puede tener variaciones frecuentes. 2.1.7. Coacciones Esfuerzos internos originados por fluencia lenta, retracción, variación de temperatura, cedimientos de vínculos, etc., que sólo se producen en estructuras hiperestáticas. 2.1.8. Estado I Es el estado en el que, en la sección de hormigón armado, se considera la colaboración íntegra del hormigón de la zona traccionada. 2.1.9. Estado II Es el estado en el que, en la sección de hormigón armado, no se considera la colaboración del hormigón en la zona traccionada. 2.2. DEFINICIONES RELATIVAS A LOS MATERIALES 2.2.1. Aglomerante Es la sustancia que, por efectos químicos, une y da cohesión a los agregados en los motores y hormigones. 2.2.2. Agregados de densidad normal Pág. 22

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

Es el material granular resultante de la desintegración natural y desgaste de las rocas, o que se obtiene mediante la trituración de ellas. 2.2.3. Aditivos químicos Los aditivos químicos son sustancias que se agregan al hormigón y que, por acción física o química, o ambas a la vez, cambian las propiedades del mismo, por ejemplo modificando su trabajabilidad y las condiciones de fraguado y endurecimiento. 2.2.4. Adiciones minerales pulverulentas La adiciones pulverulentas están constituidas por partículas de pequeño tamaño, que se agregan para modificar ciertas propiedades del hormigón y que deben ser tenidas en cuenta como constituyentes volumétricas (por ejemplo, materiales potencialmente hidráulicos, puzolanas, pigmentos, etc.) 2.2.5. Agua de mezclado Es el agua que se agrega al hormigón en la mezcladora. El agua de mezclado y la humedad superficial de los agregados constituyen en conjunto el contenido de agua del mortero u hormigón. 2.2.6. Armadura Conjunto de barras, cables o mallas de acero que se incorporan al hormigón para resistir, en cooperación con el mismo, los esfuerzos internos calculados. 2.2.7. Morteros de cemento Es la mezcla constituida por aglomerante, agregado fino, agua y, en algunos casos, aditivos. 2.3. DEFINICIONES RELATIVAS AL HORMIGON 2.3.1. Hormigón Es un material compuesto, formado por una mezcla de cemento, agregados y agua, y en ciertos casos, aditivos químicos o adiciones minerales pulverulentas. Se origina por endurecimiento de la pasta cementicia. 2.3.2. Hormigón simple Hormigón en el que toda clase de esfuerzos que aparezcan dentro de la pieza estructural deben ser absorbidos por el propio hormigón. 2.3.3. Hormigón armado Hormigón que contiene barras de acero dispuestas en forma tal que ambos materiales cooperen para resistir los esfuerzos internos calculados. 2.3.4. Hormigón pretensado Hormigón en el que se introducen tensiones internas permanentes de tal magnitud y distribución, que las tensiones de tracción que resultan de la acción de las cargas de servicio, estén contrarrestadas en la medida conveniente. 2.3.5. Hormigón liviano

Pág. 23

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

Hormigón cuya densidad no excede de 2 000 kg/m3. 2.3.6. Hormigón de densidad normal Hormigón cuya densidad es mayor a 2 000 kg/m3 y no mayor de 2 800 kg/m3. 2.3.7. Hormigón de contextura compacta Hormigón carente de vacíos macroscópicos dentro de su contextura. 2.3.8. Hormigón pesado Hormigón cuya densidad es mayor de 2 800 kg/m3. 2.3.9. Hormigón fresco Hormigón que puede ser manipulado, transportado y compactado sin afectar su proceso de endurecimiento. 2.3.10. Hormigón endurecido Hormigón que está desarrollando su proceso de endurecimiento. 2.3.11. Hormigón in situ Hormigón que ha sido colocado en su posición definitiva en los encofrados como hormigón fresco, y endurece allí. 2.3.12. Hormigón preparado en obra Hormigón cuyos componentes primarios son acopiados, clasificados, dosificados y mezclados en el obrador o en lugares dentro del alcance de la autoridad del Director en Obra. 2.3.13. Hormigón elaborado Hormigón definido en la Norma IRAM 1 666, preparado por un establecimiento proveedor fuera del alcance de la autoridad del Director de Obra. Esta definición comprende tanto al hormigón mezclado en planta central, como al que lo es en camión mezclador. 2.3.14. Elementos premoldeados Son los elementos estructurales de hormigón moldeados y curados en fábrica, que se utilizan para armar la estructura en obra. 2.3.15. Hormigón H-I Es la designación abreviada de los hormigones cuyas resistencias corresponden a las Clases H-4 hasta H-17. 2.3.16. Hormigón H-II Es la designación abreviada de los hormigones cuyas resistencias corresponden a las Clases H-21 o superiores, y en todos los casos para los hormigones con características y propiedades físicas especiales.

Pág. 24

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

2.4. DEFINICIONES RELATIVAS A LOS CONTROLES 2.4.1. Control de producción Es el control que practica el Constructor o el Proveedor, sobre los materiales o el hormigón, para su propia información. 2.4.2. Control de aceptación Es el control que en el ejercicio de su responsabilidad está obligado a practicar el Director de Obra, con el objeto de valorar la aptitud de los materiales incorporados a la estructura. Se presumirá sin admitirse prueba en contra, que el Director de Obra dispuso de los medios necesarios para poder responsabilizarse por la representatividad de las muestras y la exactitud de los resultados de los ensayos de aceptación. 2.5. DEFINICIONES RELATIVAS A LOS LABORATORIOS 2.5.1. Laboratorio para control de producción Es el laboratorio montado por el Constructor o por el Proveedor para practicar el control de producción. 2.5.2. Laboratorio para control de aceptación Es el laboratorio montado para que el Director de Obra ejerza el control de aceptación, funcionamiento bajo su exclusiva dependencia. Contara por lo menos con personal e instrumental propio para practicar los ensayos de control que no admiten la demora de traslado a un Laboratorio Externo, para la obtención de muestras, el moldeo de probetas y la instalación elemental para el curado de las mismas, hasta el traslado para su ensayo. 2.5.3. Laboratorio externo Es el laboratorio, propiedad de terceros, que funcionando fuera del alcance de la autoridad del Profesional responsable del control de aceptación, le merece confianza porque a su juicio no está condicionado por factores que puedan comprometer la objetividad de los resultados obtenidos y de las opiniones que emita.

Pág. 25

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

CAPITULO 3. DOCUMENTACION TECNICA
3.1. AUTORIDAD FISCALIZADORA Es el organismo oficial que en la jurisdicción nacional, provincial o municipal en que se encuentra la obra, ejerce el poder de fiscalizar la seguridad de la construcción. 3.1.1. Exigencias de la Autoridad Fiscalizadora Las disposiciones establecidas en los siguientes artículos de este Capítulo, no eximen del cumplimiento de otras exigencias impuestas por la Autoridad Fiscalizadora en uso de sus atribuciones legales. 3.2. DOCUMENTACION TECNICA INICIAL 3.2.1. Definición y objeto de la Documentación Técnica Inicial Es el legajo que contiene la información técnica necesaria para construir la estructura y la individualización de los responsables de hacerlo. 3.2.2. Profesional Es la persona habilitada por la Ley para ejercer una profesión dentro de las incumbencias que corresponden a su Título Profesional. 3.2.3. Profesional Certificante Es el profesional que se responsabiliza y da fe por la veracidad y exactitud de lo que se consigna en la Documentación Técnica Inicial, de Obra, o Final, así como por la representatividad de las muestras cuyo análisis o ensayo permite responder, en el artículo 3.2.5., a los puntos b) Fundaciones, c) Agresividad y h) Control de aptitud de los materiales. 3.2.4. Confección de la Documentación Técnica Inicial La Documentación Técnica Inicial debe ser confeccionada y certificada por el Profesional que actuará como Director de Obra (ver el artículo 4.5.3.) o Representante Técnico del Constructor (ver el artículo 4.6.2.), haciendo constar su futuro carácter en el listado que especifica al punto i) del artículo 3.2.5. El Proyectista Estructural (ver el artículo 4.3.1.) puede confeccionar y certificar la Documentación Técnica Inicial, pero para ser autorizado el Comienzo de Obra, deben cumplirse los requisitos especificados en el artículo 3.2.8. El Profesional Certificante puede recibir la colaboración de uno o más Profesionales Especializados (ver el artículo 4.4.1.) en los rubros en que a su juicio se justifique tal intervención, en cuyo caso la responsabilidad de la certificación es compartida entre aquel Profesional y los Profesionales Especializados que intervengan.

Pág. 26

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

3.2.5. Composición de la Documentación Técnica Inicial La Documentación Técnica Inicial describe el Proyecto Estructural de acuerdo con los siguientes incisos: a) Cálculos: 1) Análisis y justificación superposiciones. de las acciones y sus

2) Análisis estructural completo (memoria) con detalle de los métodos empleados para el cálculo de las solicitaciones. 3) Cálculo completo justificativo de las dimensiones adoptadas (secciones de hormigón y de armadura). b) Fundaciones: Características mecánicas del suelo de apoyo y justificación del tipo y dimensiones de las fundaciones adoptadas. c) Agresividad: 1) Relación de las condiciones de exposición de la estructura a la acción de la atmósfera libre y a los efectos del clima. 2) Análisis químicos de los suelos, aguas y otros materiales de contacto con la correspondiente interpretación para demostrar la ausencia de agresividad o en caso contrario la naturaleza y gradación de la acción agresiva. 3) Especificación de las propiedades especiales del hormigón afectado por las condiciones detalladas en los dos puntos anteriores. d) Memoria de cálculo: Se describe el proceso de análisis estructural adoptado, en forma tal que el mismo resulte fácilmente verificable. e) Dimensionamiento: Si se emplean fórmulas inusuales, debe indicarse la fuente de la cual han sido obtenidas, si es que ésta es de fácil acceso; en caso contrario, deben darse las correspondientes deducciones con los suficientes detalles que permitan dichas verificaciones. f) Especificaciones especiales: Contienen toda la información necesaria para la ejecución del trabajo o para la verificación de los cálculos estructurales, que no haya sido consignada en los planos o en los documentos enumerados anteriormente. g) Planos: Pág. 27

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

1) Las medidas de los elementos constructivos y de sus armaduras, así como su justificación. 2) La Clase de Resistencia y toda otra Propiedad Especial del hormigón y los tipos de acero que deben utilizarse. 3) Existiendo elementos premoldeados se incluirán los planos de montaje con los detalles necesarios para ejecutarlos. 4) En caso de emplearse hormigón pretensado, las especificaciones para el tesado y la inyección de las vainas. 5) Planos para el montaje de apuntalamientos, encofrados o andamios que deban soportar esfuerzos fuera de los usuales. h) Control de aptitud de los materiales: Se debe detallar el mecanismo de control que se adoptará para cumplir con lo especificado en este Reglamento. i) Listado de Profesionales Especializados (ver el artículo 4.4.1.) que hayan intervenido en el proyecto, con la indicación del rubro correspondiente a su intervención y su firma en prueba de conformidad. La información relativa a los puntos c) Agresividad y g) Planos, incisos 3), 4) y 5) podrá referirse a su oportuna inclusión en la Documentación Técnica de Obra. 3.2.6. Autenticidad de la Documentación Técnica Inicial La firma del Profesional Certificante y la conformidad del Comitente confiere autenticidad a cualquier legajo de la Documentación Técnica Inicial. 3.2.7. Destino de la Documentación Técnica Inicial Un ejemplar auténtico de la Documentación Técnica Inicial debe ser elevado a la Autoridad Fiscalizadora a los fines y, dentro del plazo de anticipación al comienzo de la obra que la misma disponga, otro ejemplar auténtico se debe destinar para encontrarse permanentemente en obra a disposición de los profesionales que intervienen en ella y de la Autoridad Fiscalizadora. Un tercer ejemplar debe ser archivado por el Profesional Certificante. 3.2.8. Comienzo de la Obra Estructural El comienzo de la obra estructural queda autorizado por el cumplimiento de los siguientes puntos: a) La existencia en el obrador de un legajo auténtico de la Documentación Técnica Inicial. b) La designación del Representante Técnico del Constructor en los legajos auténticos de la Documentación Técnica Inicial, y la firma del mismo en prueba de conformidad y de conocimiento del Proyecto Estructural.

Pág. 28

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

c) La existencia en obra de la Documentación Técnica de Obra correspondiente a los trabajos de ejecución inmediata. d) El cumplimiento de cualquier otra exigencia impuesta por la Autoridad Fiscalizadora. 3.2.9. Paralización de los trabajos La falta de cumplimiento de los puntos a) ó c) del artículo 3.2.8. es suficiente motivo para que la Autoridad Fiscalizadora disponga la paralización parcial o total del trabajo en obra. 3.3. DOCUMENTACION TECNICA DE OBRA 3.3.1. Definición Es el conjunto de planos, planillas, cuadros e instrucciones escritas que se necesitan en la obra o que son exigidos por este Reglamento para materializar la estructura, preparado todo ello al nivel técnico adecuado al de la capacitación del personal que debe interpretarlos. 3.3.2. Confección de la Documentación Técnica de Obra Si no la ha confeccionado el Proyectista Estructural o es necesario completarla, el responsable de hacerlo es, a los fines de este Reglamento, el Representante Técnico del Constructor, quien asume a este respecto la responsabilidad de Profesional Certificante. 3.3.3. Oportunidad de la confección de la Documentación Técnica de Obra La Documentación Técnica de Obra podrá ser confeccionada a medida del progreso de los trabajos que la necesiten. 3.3.4. Conocimiento de la Dirección de Obra La Documentación Técnica de Obra no puede ser utilizada sin previo conocimiento en la Dirección de la Obra y su consiguiente aceptación en prueba de conformidad. 3.3.5. Trabajos realizados sin Documentación Técnica de Obra Todo elemento estructural construido sin el conocimiento, por la Dirección de la Obra, de la parte de la Documentación Técnica que le corresponde, o simplemente sin dicha documentación, no puede ser incluido en la Documentación Técnica Final sin haber sometido al tratamiento especificado en el artículo 3.5.3. para las estructuras existentes carentes de Documentación Técnica Final. 3.4. DOCUMENTACION TECNICA FINAL 3.4.1. Definición y objeto de la Documentación Técnica Final Es el legajo que contiene la información técnica completa sobre cómo está construida una estructura, y la individualización de los responsables de la construcción. Constituye el antecedente cierto para proyectar modificaciones, ampliaciones o refuerzos, y para analizar las condiciones de seguridad ante cualquier cambio de destino de uso que pueda alterar las hipótesis de carga del proyecto original.

Pág. 29

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

3.4.2. Confección de la Documentación Técnica Final La Documentación Técnica Final debe ser confeccionada y certificada por el Profesional que ejerció la Dirección de la Obra, quien podrá incluir a uno o varios Profesionales Especializados en los rubros en que a su juicio se justifique tal intervención, en cuyo caso su responsabilidad en la certificación es compartida con la de los Profesionales Especializados intervinientes. 3.4.3. Composición de la Documentación Técnica Final La Documentación Técnica Final debe contener la información completa y actualizada, conforme a obra, sobre los mismos puntos especificados para la Documentación Técnica Inicial, con el agregado en el artículo 3.2.5.h) de la información, cálculos y comentarios que justifican la aceptación de los materiales controlados, los resultados de los controles de aceptación efectuados, como así también la constancia correspondiente en el caso de que los servicios de control de producción o de aceptación sean subcontratados. 3.4.4. Información adicional en la Documentación Técnica Final Es facultativo del Profesional Certificante incluir información adicional, además de la exigida en el artículo 3.4.3., que pueda en cualquier medida y a su juicio contribuir al mejor conocimiento de la estructura. 3.4.5. Utilización de la Documentación Técnica Inicial Puede utilizarse la Documentación Técnica Inicial para componer la Documentación Técnica Final, si se la completa con el agregado de la información especificada en el artículo 3.4.3. 3.4.6. Autenticidad de la Documentación Técnica Final La firma del Profesional Certificante de autenticidad a la Documentación Técnica Final, debiendo figurar también la del o los Profesionales Especializados que hayan intervenido en su confección. 3.4.7. Destino de la Documentación Técnica Final Un ejemplar autenticado de la Documentación Técnica Final será elevado a la Autoridad Fiscalizadora para incorporarse al legajo de antecedentes de la obra, otro ejemplar será conservado por el Comitente y un tercero será archivado por el Profesional Certificante. 3.5. DOCUMENTACION TECNICA DE ESTRUCTURAS EXISTENTES 3.5.1. Modificación o ampliación El proyecto de toda modificación o ampliación de estructuras existentes debe basarse obligatoriamente en el antecedente de la Documentación Técnica Final confeccionada oportunamente. 3.5.2. Cambio de destino de uso Desde la fecha de vigencia de este Reglamento, la autorización de cambio del destino de uso de edificios, queda supeditada a que las nuevas solicitaciones resulten compatibles con las dimensiones consignadas en la respectiva Documentación Técnica Pág. 30

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

Final. Si ello no ocurre, la estructura deberá modificarse o reforzarse para adecuarla a las exigencias de este Reglamento. 3.5.3. Estructuras carentes de Documentación Técnica Final La Documentación Técnica Final de una estructura existente, carente de la misma, puede ser confeccionada y certificada por un Profesional, respondiendo a la totalidad de la información especificada en el artículo 3.4.3. La resistencia u otra propiedad especial del hormigón debe ser determinada por ensayos sobre testigos obtenidos de la propia estructura, mediante calado con broca de corona de diamante, y el tipo de acero, por ensayos sobre barras extraídas de la armadura.

Pág. 31

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

CAPITULO 4. PROYECTO Y EJECUCION DE LA ESTRUCTURA
4.1. RESPONSABILIDAD PROFESIONAL 4.1.1. Generalidades Toda estructura comprendida dentro del campo de validez de este Reglamento debe ser proyectada y construida bajo la responsabilidad de profesionales habilitados a tal efecto por las leyes y decretos que reglamentan el ejercicio de la profesión de construir. 4.1.2. Reglamentación de las funciones profesionales La reglamentación de las funciones profesionales a que hace referencia este Capítulo 4, no modifica ni altera en forma alguna la responsabilidad profesional que establece la legislación vigente para el Director de Obra, los Representantes Técnicos, el Proyectista Estructural y demás profesionales intervinientes. La responsabilidad del Profesional a que se refiere este Reglamento en todos sus artículos, con excepción del artículo 4.1.1., es con respecto a la veracidad y exactitud de la información consignada y certificada en la Documentación Técnica de la que trata el Capítulo 3. 4.2. COMITENTE 4.2.1. Definición Es la persona, física o jurídica, que encomienda la ejecución de una construcción. 4.2.2. Designación de los profesionales El Comitente tiene la facultad, de acuerdo con la ley, de elegir, designar y remover los profesionales que intervendrán en el proyecto y la construcción de la estructura, con la condición de que cumpla lo especificado en el artículo 4.1.1. 4.2.3. Fuente de la autoridad del profesional Se presume, sin admitirse prueba en contra, que por el solo hecho de firmar la Documentación Técnica o documentos posteriores que se presenten a la Autoridad Fiscalizadora, el Comitente otorga al profesional que designa en cada oportunidad, la autoridad necesaria para cumplir y hacer cumplir a quienes intervengan en la construcción, las obligaciones que impone este Reglamento. 4.2.4. Otras obligaciones y atribuciones Aparte de la especificado en los artículos 4.2.2. y 4.2.3., este Reglamento en nada afecta a las demás disposiciones del Código Civil con respecto al derecho de propiedad. 4.3. PROYECTISTA ESTRUCTURAL 4.3.1. Definición y responsabilidad El proyectista Estructural es el profesional autor del proyecto completo de la estructura, responsable de todos sus aspectos y detalles, y de la documentación necesaria para verificarla y construirla. El Proyectista Estructural comparte su responsabilidad, en los

Pág. 32

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

respectivos aspectos parciales, con los Profesionales Especializados a quienes ha dado intervención. 4.3.2. Certificación de la Documentación Técnica Inicial El Proyectista Estructural es el profesional certificante natural de la Documentación Técnica Inicial. Se presume que su función termina con la presentación, a la Autoridad Fiscalizadora, de aquella documentación, a menos que conste que continúa vinculado a la construcción como Director de Obra o como Representante Técnico del Constructor. 4.4. PROFESIONAL ESPECIALIZADO 4.4.1. Definición Profesional Especializado es el que, por el nivel de sus conocimientos y experiencia, es a juicio del Director de Obra, el indicado para intervenir en algún aspecto parcial del proyecto, dirección o control de la construcción, o para certificar algún rubro de la Documentación Técnica. 4.4.2. Responsabilidad del Profesional Especializado La responsabilidad del Profesional Especializado, en la certificación de algún rubro de la Documentación Técnica, se circunscribe al punto o puntos en que intervino, presumiéndose que el Profesional Certificante principal comparte su responsabilidad con la de aquél. 4.5. DIRECCION DE OBRA 4.5.1.Definición y función de la Dirección de Obra La Dirección de la Obra es la autoridad emanada del Comitente para representarlo técnicamente, y que existe para vigilar y exigir que la estructura se construya de acuerdo con el proyecto contenido en la Documentación Técnica, y con lo que dispone este Reglamento. 4.5.2. Titularidad de la Dirección de la Obra El titular de la Dirección de la Obra es el Director, pero en el caso de la Obra Pública contratada o ejecutada por administración, en la que no existe la figura del Director de Obra, la Inspección de Obra ocupará la función asignada a la Dirección de Obra, y al titular de esta Inspección le corresponderán las atribuciones y responsabilidades asignadas al Director de Obra. 4.5.3. Director de Obra El Director de Obra es el profesional que designa el Comitente para representarlo técnicamente ante la Autoridad Fiscalizadora y ante el Constructor. Es responsable de hacer cumplir que la estructura se construya de acuerdo con el proyecto contenido en la Documentación Técnica de Obra y con las disposiciones de este Reglamento. 4.5.4. Oportunidad de la designación El Comitente puede designar al Director de Obra, o reemplazarlo en cualquier momento, anterior o posterior a la presentación de la Documentación Técnica de Obra a la Autoridad Fiscalizadora; en el primer caso la designación debe constar en la

Pág. 33

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

Documentación Técnica de Obra, y en el segundo caso se la debe incorporar en el momento de entrar en funciones. 4.5.5. Conocimiento del Proyecto Estructural Se presume que el Director de Obra conoce y está conforme con el proyecto estructural que figura en la Documentación Técnica de Obra. 4.5.6. Modificación del Proyecto Estructural Se presume que el Director de Obra tiene autoridad para modificar el proyecto estructural en todo lo que juzgue necesario para salvaguardar la seguridad estructural. 4.5.7. Autoridad ante el Constructor Se presume que el Director de Obra tiene autoridad necesaria para obligar al Constructor a respetar el proyecto estructural, y para hacer cumplir las disposiciones de este Reglamento a toda persona que participe en la construcción de la estructura. 4.5.8. Responsabilidad por la representatividad de las muestras El Director de Obra es el responsable de la correcta representatividad de las muestras obtenidas para el control de la aptitud de los materiales incorporados a la estructura, y de la interpretación del resultado de los ensayos que la justifican. 4.5.9. Intervención de los Profesionales Especializados El Director de Obra puede dar intervención a Profesionales Especializados que merezcan su confianza, para participar en los cálculos, estudios y controles especificados en este Reglamento. En este caso la responsabilidad del Director de Obra es compartida con la responsabilidad de dichos profesionales, en lo circunscripto al rubro en el que intervengan. 4.5.10. Certificación de la Documentación Técnica Final El Director de Obra es quien debe confeccionar, en calidad de Profesional Certificante la Documentación Técnica Final, con la única excepción especificada en el artículo 4.6.4.f). 4.6. CONSTRUCTOR 4.6.1. Definición El Constructor es la persona física o jurídica que, como Empresario, se dedica a la construcción de obras y que, a juicio del Comitente, cuenta con los antecedentes, organización y capacidad técnica, equipo y solvencia necesarios para la ejecución de la obra, y además reúne los requisitos exigidos por la Autoridad Fiscalizadora para dedicarse a tal actividad. 4.6.2. Representante Técnico Cuando el Constructor es persona jurídica, o siendo persona física no sea profesional habilitado como lo establece el artículo 4.1.1., debe designar su Representante Técnico, el que debe reunir aquella condición. La designación debe constar en la Documentación Técnica.

Pág. 34

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

4.6.3. Autoridad del Representante Técnico Se presume, sin admitirse prueba en contra, que al ser designado el Representante Técnico recibe del Constructor la autoridad necesaria para cumplir y hacer cumplir que la estructura se construya de acuerdo con la Documentación Técnica y con lo que dispone este Reglamento. 4.6.4. Responsabilidad del Representante Técnico El Representante Técnico es quien representa al Constructor en toda tarea o gestión relacionada con la responsabilidad profesional, en especial en lo referente a: a) El conocimiento del proyecto estructural contenido Documentación Técnica y de los cálculos que le dieron origen. en la

b) La confección y certificación de la Documentación Técnica de Obra. c) La correcta construcción de la estructura, de acuerdo con el proyecto y las especificaciones de este Reglamento. d) La incorporación a la obra de materiales aptos para desempeñar su función en las piezas estructurales, de acuerdo con el proyecto y con lo que especifica este Reglamento. e) La seguridad de la obra en general durante el desarrollo de la etapa constructiva. f) Certificar la Documentación Técnica Final, en las obras en las que no actúa un Director de Obra.

Pág. 35

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

CAPITULO 5. PERSONAL, EQUIPAMIENTO Y REGISTROS DEL CONSTRUCTOR, DE LOS ESTABLECIMIENTOS PARA LA FABRICACION DE ELEMENTOS PREMOLDEADOS, DE LOS PROVEEDORES DE HORMIGON ELABORADO Y DE LOS LABORATORIOS
5.1. REQUISITOS CORRESPONDIENTES AL CONSTRUCTOR 5.1.1. Generalidades Las propiedades definitivas del hormigón incorporado a la estructura dependen de la aptitud y dosificación de sus componentes primarios, del mezclado homogéneo y del manipuleo para su transporte, colocación, compactación y curado; tareas que solamente encadenadas armónicamente entre sí, permiten obtener la aptitud prevista para el hormigón en el proyecto estructural. Para lograr esto es necesario: a) practicar los controles establecidos en el Capítulo 7, b) emplear personal técnico y obreros con suficiente experiencia y conocimientos adecuados a juicio del Director de Obra, c) disponer de equipos controlados de dosificación, mezclado, transporte, compactación y curado, todos ellos adecuados a la Clase de Resistencia y a las Propiedades Especiales que se deben obtener en el hormigón endurecido. 5.1.2. Personal Técnico Responsable El Representante Técnico del Constructor es responsable del control de producción y además debe asegurar el cumplimiento de: a) lo que se establece en los artículos 5.1.4. a 5.1.7., b) el mantenimiento y verificación de las balanzas y dispositivos para la medición del agua y de los aditivos, así como de todo otro equipo para la medición de los materiales y la elaboración del hormigón. 5.1.3. Presunción con respecto al Constructor Se presume que el Constructor, conociendo el contenido del artículo anterior, acepta que la eventual presencia de hormigón inapto en cualquier parte de la estructura, se debe a fallas u omisiones en una o más de las etapas del proceso detallado en el artículo 5.1.1. 5.1.4. Equipos necesarios para la elaboración, transporte y colocación del hormigón Para la elaboración, transporte y colocación del hormigón debe disponerse de los equipos necesarios para una adecuada ejecución de los trabajos, y para obtener hormigón de resistencia uniforme y de las demás características especificadas en este Reglamento. En estas etapas no se deben emplear equipos, elementos, tuberías ni accesorios de aluminio, magnesio, ni sus aleaciones, si los mismos pueden ponerse, aunque sea transitoriamente, en contacto con el hormigón fresco. Los equipos deben

Pág. 36

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

ser inspeccionados periódicamente y mantenidos permanentemente en buenas condiciones de funcionamiento. En particular, para la elaboración debe disponerse de las instalaciones y equipos necesarios para: a) Almacenamiento de los materiales: almacenamiento seco del cemento (ver el artículo 6.1.3.), almacenamiento limpio de los agregados clasificados por tipos y tamaños (ver el artículo 6.2.3.), y almacenamiento de las barras, mallas y cables de acero, de modo tal que se evite su corrosión o que resulten perjudicadas por cualquier motivo. b) Medición del cemento, agregados y agua y, cuando corresponda, también de los aditivos (ver el artículo 9.3.1.). c) Para el transporte, colocación, compactación y curado del hormigón deberá disponerse del equipo que permita cumplir con lo establecido en el Capítulo 10. 5.1.5. Registros que se deben llevar durante la ejecución de la obra Durante la realización de la obra debe registrarse en forma continua toda información o dato importante relacionado con su ejecución. Tales registros deben ser conservados por el Representante Técnico del Constructor en condiciones de ser fácilmente accesibles al Director de Obra. Estos registros deben contener las siguientes indicaciones, mientras no estén ya contenidas en los remitos de entrega: a) Cuando la temperatura del aire está por debajo de 5ºC o por encima de 30ºC, se deben registrar las temperaturas del hormigón fresco en el momento de colocarse. b) La composición del o los hormigones utilizados, con la indicación de la modalidad para medir los componentes sólidos. Si se opta por hormigón elaborado se debe anotar el nombre del proveedor, los números de las boletas de remito y el sitio donde se ha de colocar. c) Cuando se empleen elementos premoldeados, se debe indicar el establecimiento proveedor, los números de los remitos de los elementos entregados a obra y el lugar de colocación de los mismos en la estructura. d) Tipos de acero para armadura no tesa y de pretensado, y ubicación en la estructura de acuerdo con la Documentación de Obra. e) El resultado de los ensayos de control de producción. f) Memoria de las operaciones de tesado e inyección de vainas. 5.1.6. Empleo de la información acumulada en los registros La información acumulada en los registros debe ser permanentemente analizada por el Representante Técnico del Constructor, quien, previo conocimiento y aprobación por el Director de Obra, tiene la responsabilidad de aplicar los resultados de los ensayos y la experiencia acumulada en la construcción de las estructuras, a la ejecución de los trabajos que aún faltan realizar, con vistas al mejoramiento de la calidad de las estructuras o al mantenimiento del nivel de calidad aceptable que se hubiera alcanzado. Pág. 37

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

5.1.7. Mantenimiento y disponibilidad de los registros Los registros se deben mantener permanentemente en obra durante todo el proceso constructivo de las estructuras. En caso de solicitarlos el Director de Obra o sus representantes, han de ser inmediatamente entregados. Los remitos correspondientes a la entrega a obra de materiales, elementos premoldeados y hormigón elaborado deben formar parte de la Documentación de Obra. 5.2. REQUISITOS CORRESPONDIENTES A LOS ESTABLECIMIENTOS DEDICADOS A LA FABRICACION DE ELEMENTOS PREMOLDEADOS DE HORMIGON 5.2.1. Personal Técnico Responsable Para utilizar elementos premoldeados de hormigón es condición que los establecimientos dedicados a su fabricación funcionen bajo la responsabilidad de un Director Técnico. El Director Técnico es responsable del control de producción y además debe asegurar el cumplimiento de: a) Lo que se establece en los artículos 5.2.3. a 5.2.6. b) Que no entreguen elementos premoldeados que no hayan endurecido adecuadamente ni que carezcan de los números o letras de identificación, de acuerdo con lo establecido en los artículos 10.5.5. y 19.6., o que tengan defectos capaces de perjudicar su comportamiento estructural. c) Que los remitos correspondientes a los elementos que salen del establecimiento contengan la información completa, de acuerdo con el artículo 5.2.6. 5.2.2. Garantía de aptitud Cada pieza o conjunto de piezas iguales que ingresen a obra, deben acompañarse de la certificación del Director Técnico del Proveedor, mediante un remito de entrega a obra con los requerimientos establecidos en el artículo 5.2.6. Los comprobantes de esta certificación deben ser incorporados a la Documentación Técnica Final, y su autor estará incurso en la responsabilidad que establece el artículo 3.2.3. 5.2.3. Control de aceptación El Profesional Certificante de la Documentación Técnica Final asume la responsabilidad por la aceptación de los elementos premoldeados, pudiendo optar entre compartir su responsabilidad con el Director Técnico del Proveedor, haciéndolo intervenir en calidad de Profesional Especializado, o realizar el control que a su juicio le permita justificar la aceptación dentro de las exigencias de este Reglamento. 5.2.4. Equipamiento de los establecimientos dedicados a la fabricación de elementos premoldeados de hormigón Los equipos deben satisfacer las siguientes condiciones, y por analogía también las establecidas en el artículo 5.1.4.:

Pág. 38

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

a) La fabricación debe realizarse bajo techo, salvo el caso en que se empleen moldes capaces de proteger al material contra las condiciones climáticas adversas. b) Si las operaciones de moldeo se realizan con temperaturas externas menores de 50ºC es necesario disponer de recintos de trabajo y almacenamiento totalmente cerrados, para mantener en ellos a los elementos hasta que hayan endurecido suficientemente. En el interior de los mencionados recintos debe haber una temperatura permanente igual o mayor de 5ºC. c) Si los elementos premoldeados se almacenan al aire libre con el fin de alcanzar un mayor endurecimiento, deben ser protegidos contra condiciones climáticas perjudiciales, en la forma que se indica en el artículo 10.4. y en el Capítulo 11. 5.2.5. Registro de las informaciones En los establecimientos dedicados a la fabricación de elementos premoldeados, se deben llevar registros diarios de información continua, en libros o formularios especiales, en la forma establecida en el artículo 5.1.5. Para el mantenimiento y disponibilidad de los registros, tiene validez lo establecido en el artículo 5.1.7. 5.2.6. Remitos de entrega a obra de elementos premoldeados En el remito debe consignarse: a) Nombre del destinatario (Empresa, obra, etc.). b) Fecha de expedición y de entrega. c) Fábrica de origen y designación del elemento. d) Clase de Resistencia del hormigón y Propiedades Especiales que se hubieran especificado. e) Tipo de acero para armaduras. f) Identificación correspondiente a cada elemento según el esquema de posiciones y el plano de montaje de acuerdo con lo especificado en el artículo 3.2.5.g). g) Recubrimiento de hormigón que protege las armaduras, de acuerdo con lo especificado en el artículo 13.2. 5.3. REQUISITOS CORRESPONDIENTES PROVEEDORES DE HORMIGON ELABORADO 5.3.1. Personal Técnico Responsable Para utilizar hormigón elaborado en la construcción de estructuras, es condición que los establecimientos proveedores de hormigón elaborado cuenten con un Director Técnico, quien es responsable del control de producción y del cumplimiento de la garantía de aptitud especificada en el artículo 5.3.2. A LOS ESTABLECIMIENTOS

Pág. 39

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

5.3.2. Garantía de aptitud Cada partida de hormigón fresco que ingresa a la obra, debe acompañarse de la certificación del Director Técnico del Proveedor, mediante un remito de entrega a obra con los requerimientos establecidos en el artículo 5.3.6. Los comprobantes de esta certificación deben ser incorporados a la Documentación Técnica Final, y su autor estará incurso en la responsabilidad que establece el artículo 3.2.3. 5.3.3. Control de aceptación El hormigón elaborado será objeto del control de aceptación correspondiente a su Clase de Resistencia y Propiedades Especiales, sin diferencia alguna con respecto al hormigón preparado en obra. 5.3.4. Equipamiento correspondiente a los establecimientos proveedores de hormigón elaborado Los equipos deben satisfacer las condiciones establecidas en el artículo 5.1.4. 5.3.5. Registros de informaciones En los establecimientos proveedores de hormigón elaborado se deben llevar registros detallados, en libros o formularios especiales, donde conste cada partida de hormigón entregado. Tiene validez lo establecido en el artículo 5.1.5. respecto de la información que se refiere a la elaboración y ensayo del hormigón. 5.3.6. Remitos de entrega a obra de hormigón elaborado En el remito debe consignarse: a) Nombre del destinatario (Empresa, obra, etc.). b) Volumen de hormigón que se envía. c) Valor del asentamiento solicitado. d) Hora de puesta de contacto del agua con el cemento, y si se incluyó o no aditivo retardador. e) Clase de Resistencia y Propiedades Especiales que se hubieran especificado. f) Prevención de posibilidad de acciones expansivas en los agregados. 5.4. REQUISITOS CORRESPONDIENTES A LOS LABORATORIOS 5.4.1. Personal Técnico Responsable Los requerimientos con respecto al Personal Técnico Responsable son los establecidos en los artículos 5.4.3.1. y 5.4.4.1. 5.4.2. Personal auxiliar de Laboratorio La ejecución de los ensayos estará a cargo de personal con capacitación técnica por lo menos de nivel elemental, contando con el personal auxiliar necesario para la ejecución de las tareas secundarias.

Pág. 40

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

5.4.3. Laboratorios de control de producción 5.4.3.1. Personal Técnico Responsable El control de producción debe estar a cargo del Representante Técnico del Constructor o del Director Técnico del Proveedor, quien será responsable de: a) Registrar ordenadamente determinaciones realizados. los resultados de los ensayos y

b) Aplicar los resultados de los ensayos, estudios y verificaciones, a la realización de los trabajos que aún falten ejecutar. c) Facilitar los registros de ensayos y determinaciones al Director de Obra toda vez que éste los solicite. 5.4.3.2. Equipamiento mínimo necesario para realizar el control de producción del hormigón El equipamiento mínimo típico para realizar el control de producción comprende: Cuando se elabora hormigón H-I: a) Equipo para medir la consistencia y valorar la aptitud de colocación del hormigón fresco, aplicando la norma IRAM 1 536; b) Equipo para obtener muestras de hormigón fresco y moldear probetas de control, aplicando las normas IRAM 1 541 y 1 524, respectivamente; c) Equipo para obtener muestras de agregados y cemento aplicando las normas IRAM 1 509 y 1 643, respectivamente; d) En caso de que las probetas deban conservarse en la obra después del desmolde deberá disponerse de una pileta para conservarlas en agua saturada de cal, completamente sumergidas, hasta el retiro para su ensayo Cuando se elabora hormigón H-II: Además del equipo indicado en a), b), c) y d) se debe disponer de: e) Equipo para determinar el contenido de humedad superficial de los agregados; f) Equipo completo de tamices para efectuar el análisis granulométrico de los agregados, aplicando las normas IRAM 1 627 y 1 505; g) Tamiz IRAM 75 Tm para la determinación de limo, arcilla y polvo según la norma IRAM 1 540; h) Juego de pesas para la calibración de las balanzas o equipo para realizar controles periódicos sobre el funcionamiento de los equipos de medición de los materiales componentes del hormigón; i) Equipo para determinar el contenido unitario de aire incorporado (si corresponde), aplicando la norma IRAM 1 562.

Pág. 41

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

5.4.4. Laboratorio de control de aceptación 5.4.4.1. Personal Técnico Responsable El control de aceptación debe estar a cargo del Director de Obra, quien será responsable de: a) La representatividad y autenticidad de las muestras ingresadas al laboratorio. b) La supervisión sobre la ejecución de los estudios y ensayos que se realicen y de la obtención de resultados fehacientes que representen las características reales de los materiales o elementos ensayados. c) La recopilación y ordenamiento de los resultados de los estudios, ensayos y determinaciones realizados y de la anotación de los mismos en los registros correspondientes. d) El análisis y evaluación de los resultados obtenidos en los ensayos, estudios y determinaciones realizados. El Director de Obra debe utilizar estos resultados para juzgar la aptitud de los materiales o elementos ensayados, y decidir la aceptación o el rechazo de los mismos y de las estructuras, según corresponda, asumiendo total responsabilidad por la decisión que adopte, en cumplimiento de lo que establece este Reglamento. 5.4.4.2. Equipamiento mínimo para realizar el control de aceptación El equipamiento mínimo típico para realizar el control de aceptación comprende: a) Equipo para medir la consistencia y valorar la aptitud de colocación del hormigón fresco, aplicando la norma IRAM 1 536; b) Equipo para obtener muestras de hormigón fresco y moldear probetas de control, aplicando las normas IRAM 1 541 y 1524, respectivamente; c) Equipo completo de tamices para efectuar el análisis granulométrico de los agregados, aplicando las normas IRAM 1 627 y 1 505, respectivamente; d) Equipo para medir el contenido unitario de aire incorporado (si corresponde), aplicando la norma IRAM 1 562. 5.4.5. Control del instrumental del Laboratorio Todo el instrumental de ensayos de los laboratorios de control de producción y de aceptación, debe ser controlado antes de comenzar las obras, y en aquellos casos en que algunos instrumentos lo requieran, se los controlará periódicamente para asegurar su adecuado funcionamiento. 5.4.6. Registro de la actividad del Laboratorio El Laboratorio, cualquiera sea su clase, debe llevar registro del ingreso de las muestras y del resultado de los ensayos.

Pág. 42

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

Copia de dicho registro, certificado por el Profesional Responsable, (ver los artículos 5.4.3.1. y 5.4.4.1.), será incorporada a la Documentación Técnica de Obra.

CAPITULO 6. MATERIALES
6.1. DISPOSICIONES GENERALES Para la ejecución de las estructuras, sólo podrán utilizarse materiales que en el momento de su empleo satisfagan los requisitos establecidos en el presente capítulo y que previamente a la iniciación de la obra y a satisfacción de su Director se haya demostrado que permitirán obtener los hormigones con las características establecidas para cada caso. El Constructor está obligado a mantener la calidad y uniformidad de los materiales aprobados, hasta la finalización de la obra. Todos los materiales que en el momento de utilizarlos no conformen los requisitos especificados, serán considerados no aptos y retirados inmediatamente de la obra. En el caso de que para un determinado material no se hubieran indicado explícitamente las especificaciones que debe satisfacer quedará sobreentendido que son de aplicación las exigencias establecidas en la Norma IRAM vigente o en la Disposición CIRSOC que la complemente o substituya hasta su revisión. 6.2. MATERIALES AGLOMERANTES 6.2.1. Cemento pórtland a) Para la ejecución de estructuras de hormigón armado o pretensado sólo podrán utilizarse cementos del tipo pórtland, de marcas aprobadas oficialmente, que cumplan los requisitos de calidad contenidos en la Norma IRAM 1 503. Para los hormigones H-II se utilizarán aquellos cementos, de marcas aprobadas oficialmente que, además de satisfacer los requisitos establecidos por la Norma IRAM 1 503, al ser ensayados según la Norma IRAM 1 662, a la edad de 28 días alcancen una resistencia a compresión no menor de 40 MN/m² (400 kgf/cm²). También podrán utilizarse, previa autorización del Director de Obra, los cementos de marcas aprobadas oficialmente, que cumplan los requisitos de calidad contenidos en la Norma IRAM 1 646 para cementos de alta resistencia inicial. Para los hormigones de propiedades especiales se utilizarán aquellos cementos que, además de permitir alcanzar en el hormigón las resistencias necesarias, tengan composición química adecuada para satisfacer las condiciones especificadas en cada caso. b) Cuando se requieran las propiedades adicionales que califican a su tipo se recurrirá, según corresponda, a cementos que cumplan con las siguientes normas: Norma IRAM 1 651 - Cemento puzolánico Pág. 43

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

Norma IRAM 1 669 - Cemento altamente resistente a los sulfatos Norma IRAM 1 670 - Cemento de bajo calor de hidratación Norma IRAM 1 671 - Cemento resistente a la reacción álcali-agregado Norma IRAM 1 636 - Cemento pórtland de escorias de alto horno 6.2.1.1. Exigencias complementarias a) Cuando se requiera una moderada capacidad de resistencia a la acción agresiva de los sulfatos (ataque débil ó moderado según el renglón 6 de la Tabla 7 del artículo 6.6.3.9.), el contenido de aluminato tricálcico (AC3) del cemento no excederá del 8,0 %. Cuando se requiera una alta capacidad de resistencia a la acción de los sulfatos (ataque fuerte y muy fuerte), el contenido AC3 no excederá del 5,0%. Además, en este caso la suma del porcentaje de ferroaluminato tetracálcico (FAC4) más el doble del porcentaje de AC3 no excederá del 20%. (Ver el anexo a este artículo). b) En el caso de estructuras que, en todo o en parte puedan estar sometidas a: - contacto permanente con agua, - exposición prolongada a una atmósfera o clima húmedo, - contacto con suelos húmedos y sólo se disponga de agregados que al ser sometidos a los ensayos establecidos en los párrafos E-9 a E-11 de la norma IRAM 1 512 sean calificados como potencialmente reactivos, el contenido total de álcalis del cemento, expresado como Na2 0 en g/100g, y calculado mediante la expresión (1), no excederá del 0,60%. (1) % de álcalis = % Na2 0 + 0,658 . % K2 0 c) Si no fuese posible disponer de cementos que cumplan la condición establecida en b), se agregará al mortero u hormigón un material de las características adecuadas, que haya demostrado mediante ensayos exhaustivos realizados en un laboratorio especializado, que es capaz de impedir que se produzcan expansiones perjudiciales provocadas por la reacción álcali - agregado. 6.2.2. Mezcla de aglomerantes En una misma pieza o elemento de la estructura no se permitirá el empleo de cementos de distintos tipos o marcas. (Ver el anexo a este artículo). 6.2.3. Provisión y almacenamiento de los materiales aglomerantes Los materiales aglomerantes deben protegerse de la humedad durante el transporte y el almacenamiento. Los cementos de distinto tipo, marca o partida se almacenarán separadamente y por orden cronológico de llegada. Su empleo se efectuará en el mismo orden. Pág. 44

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

En el momento de ingresar a la hormigonera el cemento se encontrará en perfecto estado pulverulento y tendrá una temperatura no mayor de 70ºC. Si el período de almacenamiento del cemento excediera de 60 días, antes de emplearlo deberá verificarse si cumple los requisitos de calidad especificados (Ver el anexo a este artículo). 6.3. AGREGADOS DE DENSIDAD NORMAL 6.3.1. Exigencias generales Esta especificación se refiere a agregados pétreos, de densidad normal, procedentes de la desintegración natural o de la trituración de rocas de composición y características adecuadas, destinados a la elaboración de hormigones estructurales normales. No incluye a los materiales artificiales, livianos o no, obtenidos como subproductos industriales o por fabricación directa, ni aquellos a emplear en la producción de hormigones de características especiales, los que serán motivo de reglamentaciones complementarias. Los agregados estarán constituidos por partículas resistentes, duras y estables, limpias y libres de películas superficiales. No deberán contener sustancias perjudiciales en cantidades tales que puedan afectar en forma adversa a la resistencia y durabilidad del hormigón, ni producir ataque alguno sobre las armaduras. En caso de que los materiales disponibles no cumplan todas estas condiciones, sólo podrán emplearse si estudios completos de laboratorio o resultados de obras en servicio, demuestran que con el mismo conjunto cemento-agregados pueden obtenerse hormigones de calidad adecuada, aptos para satisfacer tanto las características de la estructura como las condiciones de exposición al medio ambiente. El Director de Obra deberá autorizar por escrito el empleo de estos materiales. 6.3.1.1. Agregado fino de densidad normal 6.3.1.1.1. Características generales a) El agregado fino estará constituido por arena natural de partículas redondeadas o por una mezcla de arena natural, de partículas redondeadas y arena de trituración, de partículas angulosas, en proporciones tales que permitan al hormigón en que se utilicen, reunir las características y propiedades especificadas. b) La arena de partículas angulosas se obtendrá por trituración de gravas (canto rodado) o de rocas sanas y durables, que cumplan los requisitos de calidad especificados para los agregados gruesos de densidad normal para hormigones de cemento pórtland. c) No se permitirá el empleo de arenas de trituración como único agregado fino. d) Las partículas constituyentes del agregado fino deben ser limpias, duras, estables, libres de películas superficiales y de raíces y restos vegetales, yeso, anhidrita, pirita y escorias. Además no contendrá otras sustancias nocivas que puedan perjudicar al hormigón o a las armaduras. Pág. 45

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

Tampoco contendrá más de 30% en masa de carbonato de calcio en forma de partículas constituidas por trozos de valvas o conchillas marinas. e) En ningún caso se emplearán agregados finos que hayan estado en contacto con aguas que contengan sales solubles o que contengan restos de cloruros o sulfatos, sin antes haber determinado el contenido de las mencionadas sales. f) La cantidad de sales solubles aportadas al hormigón por el agregado fino no incrementará el contenido de cloruros y sulfatos del agua de mezclado más allá de lo establecido en el artículo 6.5. g) El agregado fino que no cumpla con la exigencia del inciso f) será sometido a un lavado adecuado, con agua de las características necesarias, a los efectos de reducir el contenido de sales solubles hasta que se cumplan las exigencias del mencionado artículo 6.5. 6.3.1.1.2. Sustancias perjudiciales a) Las cantidades de las siguientes sustancias perjudiciales, expresadas en porcentaje de la masa de la muestra, no excederán de los límites que se indican a continuación: - Partículas desmenuzables (Disposición CIRSOC 252) - Finos que pasan el tamiz IRAM 75 Tm (IRAM 1 540): hormigón expuestos a desgaste superficial otros hormigones - Materias carbonosas (IRAM 1 512; G-1 a G-8) cuando interese especialmente al aspecto superficial de la estructura otros casos - Total de otras sustancias perjudiciales b) Materia orgánica (IRAM 1 512; G-13 a G-17) Índice colorimétrico, menor de 500 p.p.m. (500 mg/ ) El agregado fino que no cumpla la condición anterior será rechazado, excepto el caso en que al ser sometido a un ensayo comparativo de resistencia de morteros (IRAM 1 534) arroje una resistencia media de rotura a compresión, a las edades de 7 y 28 días, no inferior al 95% de la que desarrolle un mortero de las mismas proporciones que el anterior, que contenga el mismo cemento y una porción de la muestra del agregado en estudio, previamente lavada con una solución de hidróxido de sodio en agua al 3,0%, seguida de un completo enjuague en agua. El tratamiento indicado del agregado fino será repetido hasta que al realizar el ensayo colorimétrico se obtenga un color más claro que el patrón (índice colorimétrico menor de 500 p.p.m.). Antes de preparar el mortero se verificará mediante un indicador (fenolftaleína) que el hidróxido de sodio fue totalmente eliminado. Pág. 46 1,0 3,0 5,0

0,5 1,0 1,0

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

Después de realizar todas las operaciones indicadas, el módulo de finura de la arena lavada no diferirá más de 0,10 con respecto al de la arena antes del tratamiento. c) Sustancias reactivas (IRAM 1 512; E-9 a E-11) El agregado fino a emplear en la preparación de morteros u hormigones destinados a la construcción de estructuras que, en todo o en parte, pueden estar sometidas a: - contacto permanente con agua, - exposición prolongada a una atmósfera o clima húmedos, - contacto con suelos húmedos, no deberá contener sustancias que puedan reaccionar desfavorablemente con los álcalis del cemento, en cantidades suficientes como para provocar una expansión excesiva del mortero o del hormigón. Todo agregado fino que de acuerdo con la experiencia recogida en obras realizadas, o al ser sometido a los ensayos establecidos en los párrafos E9 a E-11 de la norma IRAM 1 512 sea calificado como potencialmente reactivo, sólo podrá ser empleado bajo una o ambas de las siguientes condiciones: 1) Si el contenido total de álcalis del cemento, expresado como óxido de sodio, es menor de 0,6%. 2) Si se agrega al mortero u hormigón un material que haya demostrado, mediante ensayos, que es capaz de impedir que se produzcan expansiones perjudiciales provocadas por la reacción álcali-agregado. 6.3.1.1.3. Otros requisitos a) Equivalente de arena (IRAM 1 682) El equivalente de arena mínimo de un ensayo individual no será menor de 73. El promedio de los resultados de tres ensayos consecutivos realizados sobre otras tantas muestras representativas que cumplan con la condición establecida para un ensayo individual, no será menor de 75. En caso de que el agregado fino no cumpla la condición establecida, la arcilla en exceso será eliminada por lavado. (Ver el anexo a este artículo). b) Estabilidad frente a una solución de sulfato de sodio (IRAM 1 525) La porción de agregado fino retenida sobre el tamiz IRAM 300 Tm al ser sometida a cinco ciclos alternados de inmersión y secado en una solución saturada de sulfato de sodio, arrojará una pérdida de masa, no mayor del 10%. En caso de no cumplirse la condición anterior, el agregado podrá ser aceptado siempre que habiendo sido empleado para preparar hormigones de características similares, expuestos a condiciones similares durante un tiempo prolongado, haya dado pruebas de comportamiento satisfactorio. Pág. 47

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

Si no se cumple la condición establecida en el párrafo anterior, el agregado podrá ser aceptado si al someter al hormigón que lo contiene a ensayos de congelación y deshielo según la Norma IRAM 1 661, se comporta satisfactoriamente. c) Estabilidad de las rocas basálticas constatada por el ensayo de inmersión en etilén-glicol (Disposición CIRSOC 252). Las rocas basálticas de las que se obtengan los agregados finos de trituración cumplirán lo especificado en el artículo 6.3.1.2.3. b) 6.3.1.2. Agregado grueso de densidad normal 6.3.1.2.1. Características generales a) El agregado grueso estará constituido por grava (canto rodado), grava partida, roca partida, o por una mezcla de dichos materiales que conforme los requisitos de estas especificaciones. b) Las partículas que lo constituyen serán duras, limpias, resistentes, estables, libres de películas superficiales, y de raíces y restos vegetales, yeso, anhidrita, pirita y escorias. Además no contendrá otras sustancias perjudiciales que puedan dañar al hormigón y a las armaduras. Tampoco contendrá cantidades excesivas de partículas que tengan forma de lajas o de agujas. El contenido de carbonato de calcio en forma de trozos de valvas o conchillas marinas se limitará a 15%, 5% y 2% en masa, para los agregados con tamaño máximo nominal de 13,2 mm, 26,5 mm y 37,5 mm, respectivamente. c) En ningún caso se emplearán agregados gruesos extraídos de playas marítimas, que hayan estado en contacto con aguas que contengan sales solubles, o que contengan restos de cloruros y sulfatos, sin antes haber determinado el contenido de las mencionadas sales en el agregado. d) La cantidad de sales solubles aportadas al hormigón por el agregado grueso, no incrementará el contenido de cloruro y sulfato del agua de mezclado más allá de lo establecido en el artículo 6.5. de este Reglamento. e) El agregado grueso que no cumpla el inciso anterior d) será sometida a un lavado adecuado con agua de las características necesarias, a los efectos de encuadrar su contenido de sales solubles dentro de lo que establece el mencionado inciso. f) Todo agregado grueso que contenga suelos, arcillas o materiales pulverulentos en exceso del límite establecido para los finos que pasan el tamiz IRAM 75 Tm por vía húmeda, será completa y uniformemente lavado antes de su empleo. 6.3.1.2.2. Sustancias perjudiciales

Pág. 48

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

a) Las cantidades de las siguientes sustancias perjudiciales expresadas en porcentaje de la masa de la muestra, no excederán de los límites que se indican a continuación: - Partículas desmenuzables (Disposición CIRSOC 252) - Partículas blandas (IRAM 1 644) - Ftanita (chert) contenido como impureza y no como constituyente principal (IRAM 1 649) - Finos que pasan el tamiz IRAM 75 Tm (IRAM 1 540) 0,25 5,0 5,0 1,0

Tratándose de agregados gruesos obtenidos por trituración de rocas, si los finos provienen del material de molienda y están esencialmente libres de arcilla y materiales similares (índice de plasticidad menor de 2; IRAM 10 502) el límite anterior puede elevarse a 1,5. b) La suma de los porcentajes de todas las sustancias perjudiciales no excederá de 5,0%. c) Sustancias reactivas (IRAM 1 512; E-9 a E-11 o IRAM 1 513; E-8 a E10) Tiene validez para el agregado grueso lo especificado en el párrafo 6.3.1.1.2.c). 6.3.1.2.3. Otros requisitos a) Estabilidad frente a una solución de sulfato de sodio (IRAM 1 525) Tiene validez lo especificado en el artículo 6.3.1.1.3.b). b) Estabilidad de las rocas basálticas constatada por el ensayo de inmersión en etilén-glicol (Disposición CIRSOC 252) Los agregados gruesos obtenidos por trituración de rocas basálticas, al ser sometidos al ensayo de inmersión en etilén-glicol durante 30 días, arrojarán una pérdida de masa menor del 10% (Ver el anexo a este capítulo). c) Desgaste Los Ángeles (IRAM 1 532) Cada tamaño nominal de agregado grueso, al ser sometido a este ensayo, arrojará un desgaste no mayor del 40%. En caso de no cumplirse esta condición, el agregado podrá ser igualmente empleado si al integrar un hormigón de las proporciones establecidas para la estructura, arroja resistencias satisfactorias. Esta última condición tendrá validez hasta un máximo de desgaste del 45%.

Pág. 49

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

6.3.2. Composición granulométrica de los agregados 6.3.2.1. Curvas granulométricas La composición granulométrica de los agregados se determinará clasificando las partículas mediante los siguientes tamices de abertura cuadrada: 75 mm; 63 mm; 53 mm; 37,5 mm; 26,5 mm; 19 mm; 13,2 mm; 9,5 mm; 4,75 mm; 2,36 mm; 1,18 mm; 600 m; 300 m; 150 m; (IRAM 1 501, parte II, serie suplementaria R 40/3). Cada grupo se expresa como el porcentaje que representa en masa, en relación a la cantidad total de material tamizado. La granulometría de un agregado fino o grueso se considerará satisfactoria si el porcentaje de material que pasa cualquiera de los tamices especificados no excede del 5,0% de la masa de la muestra respecto del límite establecido para el tamiz considerado. Lo dicho tiene validez para cada uno de los tamices establecidos. Para el cálculo del módulo de finura se utilizarán solamente los tamices cuyas aberturas están aproximadamente en razón dos, a partir del tamiz de 75 mm de abertura (IRAM 1 501, parte II serie suplementaria R 40/3). En el caso de agregados constituidos por partículas de densidades sustancialmente diferentes la clasificación se hará en volumen, para lo cual las cantidades en masa retenidas sobre cada tamiz se dividirán por la respectiva densidad. (Ver el anexo a este artículo). 6.3.2.1.1. Granulometría del agregado fino (IRAM 1 505) a) El agregado fino tendrá una curva granulométrica continua, comprendida dentro de los límites que determinan las curvas A y B de la Tabla 1, salvo las excepciones indicadas en el inciso d). Tabla 1. Curvas granulométricas del agregado fino
Tamices de mallas cuadradas (IRAM 1 501, parte II) Porcentaje máximo que pasa, acumulado, en masa Curva A Curva B Curva C

9,5 mm 4,75 mm 2,36 mm 1,18 mm 600 300 150 m m m

100 95 80 50 25 10 2

100 100 100 85 60 30 10

100 100 100 100 95 50 10

El agregado fino de la granulometría especificada podrá obtenerse por mezcla de dos o más arenas de distintas granulometrías. Los porcentajes de la curva A indicados para los tamices de 300 m y 150 m de Pág. 50

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

abertura, pueden reducirse a 5% y 0%, respectivamente, si el agregado fino está destinado a hormigones con aire intencionalmente incorporados con no menos de 3,5% de aire total y con 240 kg/m3 de contenido unitario de cemento, como mínimo, u hormigones, sin aire incorporado con más de 300 kg/m3 de cemento o cuando se emplee en la mezcla una adición mineral adecuada para corregir la granulometría de la arena. (Ver el anexo al artículo 6.3.2.1.). b) En ningún caso el agregado fino tendrá más del 45% de material retenido en dos cualesquiera de los tamices consecutivos indicados en el cuadro. c) El módulo de finura, calculado según la Disposición CIRSOC 252 no será menor de 2,3 ni mayor de 3,1. d) En el caso de estructuras corrientes en las que se emplee hormigón HI, mientras no indique lo contrario el Pliego de Especificaciones Técnicas Complementarias, podrán emplearse también arenas naturales cuyas curvas granulométricas se encuentren entre los límites determinados por las curvas B y C, siempre que con antecedentes de obras similares en servicio o mediante ensayos de laboratorio, se demuestre que pueden elaborarse con ellas, hormigones de resistencia y demás requisitos de calidad satisfactorios a juicio del Director de Obra. e) La cláusula anterior d) no tiene validez en el caso en que el hormigón se destine a la construcción de calzadas o de otras estructuras o elementos estructurales de gran superficie expuesta en relación a su espesor. f) Si el módulo de finura del agregado fino varía más de 0,20 en más o en menos con respecto al del material empleado para determinar la proporciones del hormigón (dosificación), el agregado fino será rechazado, salvo el caso en que se realicen ajustes adecuados en las proporciones de la mezcla con el objeto de compensar el efecto de la mencionada variación de granulometría. 6.3.2.1.2. Granulometría del agregado grueso (IRAM 1 505) a) Al ingresar a la hormigonera, el agregado grueso tendrá una granulometría comprendida dentro de los límites que, para cada tamaño nominal, se indican en la Tabla 2. b) En el caso de los tamaños nominales 53 a 4,75 mm y 37,5 a 4,75 mm, el agregado grueso estará constituido, preferentemente, por una mezcla de dos fracciones que se almacenarán y medirán separadamente. La mezcla cumplirá los requisitos granulométricos correspondientes al tamaño nominal de que se trate. Para los hormigones H-I el agregado grueso podrá estar constituido por una sola fracción que cumpla los requisitos correspondientes. Para los hormigones H-II solamente se permitirá una fracción cuando el tamaño máximo nominal, no exceda de 37,5 mm. Pág. 51

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

(Ver el anexo al artículo 6.3.2.1.). 6.3.2.2. Curvas granulométricas continuas Las mezclas de agregados de los distintos tamaños nominales tendrán curvas granulométricas continuas. Para determinar las proporciones en que deberán mezclarse los distintos tamaños se tomará como criterio general el de obtener la curva que con la mayor cantidad posible de partículas gruesas haga mínimo el contenido de vacíos. 6.3.2.3. Curvas granulométricas discontinuas En el caso en que los distintos tamaños de agregados disponibles no permitan componer una curva granulométrica continua por falta de partículas, de determinadas dimensiones, se podrá utilizar una curva granulométrica discontinua. Deberá demostrarse mediante ensayos de laboratorio, que con la granulometría propuesta se pueden obtener hormigones de trabajabilidad adecuada, con contenidos unitarios de cemento y agua compatibles con las características necesarias para la estructura y los métodos constructivos a utilizar.
Tabla 2. Granulometría del agregado grueso Tamaño nominal (mm) 53 a 4,75 37,5 a 4,75 26,5 a 4,75 19,0 a 4,75 13,2 a 4,75 53 a 26,5 37,5 a 19,0 Porcentajes en masa, acumulados que pasan por los tamices IRAM de mallas cuadradas 63,0 mm 100 100 53,0 mm 95 a 100 100 90 a 100 100 37,5 mm 95 a 100 100 35 a 70 90 a 100 26,5 mm 35 a 70 95 a 100 100 0 a 15 20 a 55 19,0 mm 35 a 70 90 a 100 100 0 a 15 13,2 mm 10 a 30 25 a 60 90 a 100 0a5 9,5 mm 10 a 30 20 a 55 40 a 70 0a5 4,75 mm 0a5 0a5 0 a 10 0 a 10 0 a 15 -

6.3.3. Provisión y almacenamiento de los agregados Los agregados se almacenarán y emplearán en forma tal que se evite la segregación de partículas, la contaminación con sustancias extrañas y el mezclado de agregados de distintos tamaños máximos o granulometría. Para asegurar el cumplimiento de estas condiciones, los ensayos para verificar las exigencias de limpieza y granulometría se realizarán sobre muestras extraídas en el lugar de medición, previo al ingreso a la hormigonera.(Ver el anexo a este artículo). Queda expresamente prohibido el manipuleo y transporte de agregados mediante métodos, procedimientos y equipos que produzcan la rotura, desmenuzamiento o segregación de las partículas que los constituyen. No se permitirá el empleo de agregados congelados o que contengan hielo. Previamente a su introducción a la hormigonera serán descongelados. 6.4. ADITIVOS PARA HORMIGONES Pág. 52

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

6.4.1. Aditivos químicos Los aditivos a emplear en la preparación de morteros y hormigones se presentarán en estado líquido o pulverulento y cumplirán las condiciones establecidas en la Norma IRAM 1 663 que no se opongan a las disposiciones de este Reglamento. Los aditivos en estado pulverulento previamente a su ingreso a la hormigonera serán disueltos en el agua de mezclado. También podrán emplearse aditivos fluidificantes capaces de producir una mayor reducción del contenido de agua del hormigón (superfluidificantes) que los fluidificantes corrientes. Estos aditivos altamente fluidificantes, con el conjunto de materiales a emplear, deberán reducir el requerimiento de agua del hormigón como mínimo al 90% de la del hormigón patrón y producirán con respecto a éste, las resistencias a compresión y flexión mínimas que a continuación se indican: a compresión para 1 día 140%, para 3 días 125% y para 7 días 115% y a flexión 110% a los 7 días. Además cumplirán los restantes requisitos de la Norma IRAM 1 663. En estructuras de hormigón armado y pretensado y en aquellas en que queden incluidas piezas o elementos de aluminio o galvanizados, no se emplearán aditivos que contengan cloruros en proporciones tales que puedan elevar la concentración de ion cloro por encima de los valores especificados para el agua de amasado en el artículo 6.5. El fabricante deberá hacer constar en el envase, o en el certificado que acompaña al producto, si el aditivo contiene cloruros, floruros o nitratos y las cantidades de cada uno, responsabilizándose por esta información. Asimismo, indicará la dosis en que se recomienda utilizarlo. Cada aditivo tendrá características y propiedades uniformes durante todo el desarrollo de la obra. En caso de constatarse variaciones en las características o propiedades de los contenidos de distintos envases o partidas, se suspenderá su empleo. (Ver el anexo a este artículo). 6.4.2. Adiciones minerales pulverulentas Podrán agregarse al hormigón materiales adicionales tales como puzolanas, cenizas volantes, pigmentos colorantes, etc., siempre que se demuestre, previamente, mediante ensayos, que su empleo, en las cantidades previstas, produce el efecto deseado sin perturbar sensiblemente las restantes características del hormigón ni producir reacciones desfavorables o afectar la protección de las armaduras. Los volúmenes que estas adiciones aportan a la mezcla serán tenidos en cuenta al establecer sus proporciones. Los materiales hidráulicamente activos podrán computarse en el contenido de cemento cuando ello esté especialmente autorizado y se haya demostrado su aptitud para formar compuestos estables que favorezcan la compacidad y baja permeabilidad del hormigón. Las escorias granuladas de alto horno y las puzolanas cumplirán los requisitos establecidos por las normas IRAM 1 667 y 1 668, respectivamente.

Pág. 53

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

Para el transporte y almacenamiento de los aditivos minerales pulverulentos rigen las mismas disposiciones que para los materiales aglomerantes y que se indican en el artículo 6.2.3. y su correspondiente anexo. 6.5. AGUA PARA MORTEROS Y HORMIGONES DE CEMENTO PORTLAND El agua empleada para mezclar y curar el hormigón y para lavar los agregados cumplirá las condiciones establecidas en la norma IRAM 1 601, con las siguientes modificaciones que prevalecerán sobre las disposiciones contenidas en ella. a) El agua no contendrá aceites, grasas, ni sustancias que puedan producir efectos desfavorables sobre el hormigón o sobre las armaduras. b) Además cumplirá las exigencias sobre total de sólidos disueltos y máximos contenidos de cloruros (expresados en ion Cl - ) y sulfatos (expresados en ion SO4=) que se indican en los incisos c) a e) que siguen. El contenido de cloruros incluye también el que aportan los agregados y aditivos. c) Estructuras de hormigón simple cloruro sulfato máx. 2 000 partes por millón (2 000 mg/ ) máx. 1 500 ppm (1 500 mg/ )

d) Estructuras de hormigón armado convencional cloruro sulfato máx. 1 000 ppm (1 000 mg/ ) máx. 1 300 ppm (1 300 mg/ )

e) Estructuras de hormigón pretensado Total de sólidos disueltos cloruro sulfato máx. 500 ppm (500 mg/ ) máx. 150 ppm (150 mg/ ) máx. 1 300 ppm (1 300 mg/ )

El contenido de cloruros se refiere al total aportado por los componentes de la mezcla: agua, agregados y aditivos. f) El agua que no cumpla algunas de las condiciones especificadas en los incisos anteriores a) a e) y en la Norma IRAM 1 601, será rechazada. A los efectos indicados en los incisos anteriores, no tendrán validez las disposiciones contenidas en E-2 y F-7 de la Norma IRAM 1 601. (Ver el anexo a este artículo). HORMIGON DE CEMENTO PORTLAND 6.6. HORMIGON DE CEMENTO PORTLAND Pág. 54

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

6.6.1. Disposiciones generales a) El Constructor tendrá la responsabilidad total de producir hormigón de las características y propiedades especificadas. Antes de iniciar las operaciones de producción del hormigón y ejecución de las estructuras, el Constructor deberá demostrar mediante resultados de ensayos que, con la dosificación, los materiales y los métodos que se propone emplear, puede producir hormigón colocable en la estructura, de la calidad y uniformidad especificadas. b) Los materiales componentes del hormigón cumplirán las condiciones especificadas en los artículos 6.1. a 6.5. c) Cada tipo o clase de hormigón tendrá composición y calidad uniformes. Las proporciones de sus materiales componentes serán las necesarias para permitir: - su adecuada colocación, compactación y terminación en estado fresco; - envolver perfectamente las armaduras, asegurando su máxima protección contra la corrosión, y el mantenimiento de sus características con el tiempo; - obtener las resistencias mecánicas, resistencias al desgaste y demás características correspondientes al tipo de estructura en que será empleado; - y resistir debidamente la acción destructiva del medio ambiente al que la estructura estará expuesta durante su período de vida útil. d) El hormigón a emplear para la construcción de las estructuras y de sus elementos componentes tendrá las características, condiciones y calidad que correspondan y que se establecen en los planos, en este Reglamento y además documentos del proyecto. e) Deberá poderse colocar en los encofrados sin segregación o con la menor segregación posible y, una vez endurecido, tendrá la resistencia y demás características que establece este Reglamento y que exige el funcionamiento de las estructuras en las condiciones de servicio. f) Las operaciones de transporte, colocación, compactación, terminación, protección y curado del hormigón se realizarán en forma tal que una vez retirados los encofrados y sus elementos sostén, se obtengan de estructuras compactas, de aspecto y textura uniformes, resistentes, impermeables, seguras y durables, en un todo de acuerdo con las necesidades del tipo de estructura y con los requisitos especificados en este Reglamento. 6.6.2. Clasificación de los hormigones por sus resistencias mecánicas y sus aplicaciones 6.6.2.1. Resistencia característica del hormigón

Pág. 55

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

a) Desde el punto de vista mecánico, la calidad del hormigón de una determinada clase o tipo, estará definida por el valor de su resistencia característica de rotura a compresión 'bk correspondiente a la edad de 28 días. Cuando se autorice el empleo de cemento de alta resistencia inicial, la resistencia característica se calculará en base a resultados de ensayos realizados a la edad de 7 días. (Ver el anexo a este artículo). Si bien la clasificación se hace por resistencias características, para establecer las condiciones de recepción del hormigón se utiliza un método simple en el que dichas resistencias no necesitan ser calculadas. b) La resistencia del hormigón se determinará mediante ensayos de probetas cilíndricas normales de 15,0 cm de diámetro y 30,0 cm de altura, moldeadas y curadas de acuerdo con lo que establece la Norma IRAM 1 524, para condiciones de temperatura y humedad constantes, y ensayadas a compresión hasta la rotura, según lo establecido por la Norma IRAM 1 546. (Ver el anexo a este artículo). c) Desde el punto de vista de las resistencias mecánicas, se considera que el hormigón de obra satisface las exigencias del proyecto, si se cumplen las condiciones establecidas en los artículos 6.6.3.11.2. ó 6.6.3.11.3., según corresponda. 6.6.2.2. Clasificación y aplicaciones a) Los hormigones de obra se clasifican en función de sus resistencias características, en las Clases H-4 a H-47, en las que los números que se indican representan las resistencias características ( 'bk ) expresadas en MN/m² (10 kgf/cm²), a la edad de 28 días, que deben obtenerse en los ensayos de control de calidad del hormigón de obra. Ver la Tabla 3. b) Para la construcción de estructuras de hormigón armado moldeadas insitu se emplearán únicamente hormigones de clase H-13 o mayores.

Pág. 56

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado Tabla 3. Clases de resistencia del hormigón y aplicaciones 1 2 3 4 5 6

Resistencia media Resistencia mínima de cada serie de Cumple las Hormigón característica ( 'bk) a 3 ensayos condiciones la edad de 28 días, Hormigón de Clase consecutivos, según lo establecidas Aplicaciones según lo establecido Grupo de establecido en el en los resistencia en el articulo 6.6.2.1. artículo 6.6.3.11.2.a) artículos MN/m² (kgf/cm²) MN/m² (kgf/cm²) H-4 H-8 H-I H - 13 H - 17 H - 21 H - 30 H - II H – 38 H – 47 4 8 13 17 21 30 38 47 (40) (80) (130) (170) (210) (300) (380) (470) 7,0 12,0 17,5 21,5 26,0 35,0 43,0 52,0 (70) (120) (175) (215) (260) (350) (430) (520) 6.6.4 6.6.3. Hormigón simple únicamente Hormigón simple y Hormigón armado Hormigón simple, Hormigón armado y Hormigón pretensado

6.6.2.3. Consideraciones generales referentes a la definición y características de los hormigones, correspondientes a las Grupos H-I y H-II. 6.6.2.3.1. Hormigones del Grupo H-I a) Son los hormigones de Clases de resistencias H-4 a H-17 inclusive que, con las excepciones previstas en el inciso siguiente b), no requieran poseer una o más de las características y propiedades especiales previstas en el artículo 6.6.5. Los hormigones H-I cumplirán las condiciones y exigencias que se establecen en el artículo 6.6.3. b) Cuando se requieran hormigones de Clases H-4 a H-17 inclusive, compactos y de elevada impermeabilidad, especialmente en el caso de las estructuras de hormigón armado destinadas a fundaciones u otras que en las condiciones de servicios estarán en contacto con aguas o suelos húmedos no agresivos, o expuestas a un ataque químico que por su intensidad ha sido calificado como "débil" (ver el artículo 6.6.5.4.), los mismos serán también considerados, en lo que a composición y elaboración se refiere, como hormigones H-I, si cumplen las siguientes exigencias mínimas: - contenido unitario de cemento normal: no menor de 400 kg/m3 ; - asentamiento (IRAM 1 536) no mayor de 10,0 cm; - agregado fino (arena) de granulometría continua, comprendida dentro de los límites que determinan las curvas A y B del artículo 6.3.2.1.1.

Pág. 57

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

c) Excepto en los casos previstos en el inciso anterior b), si la estructura requiere el empleo de hormigones de las características y propiedades especiales especificados en el artículo 6.6.5., aunque sus resistencias características sean de 17 MN/m² (170 kgf/cm²) o menores, se los considerará como hormigones del Grupo H-II y cumplirán las exigencias establecidas en el artículo 6.6.4. d) La composición y proporciones de los hormigones del Grupo H-I que cumplen las condiciones indicadas en el artículo 7.3.3.b) podrá establecerse en forma empírica (ver el artículo 7.3.3.2.) en cuyo caso el contenido unitario mínimo de cemento no será menor que el indicado en la Tabla 4, artículo 6.6.3.3. y requisitos indicados en el artículo 7.3.3.2., o en forma experimental, en base a ensayos y estudios previos realizados en concordancia con lo especificado en el artículo 7.3.3.1. 6.6.2.3.2. Hormigones del Grupo H-II a) Son los hormigones de clases de resistencia H-21 a H-47 inclusive, y los que deben poseer una o más de las características y propiedades especiales previstas en el artículo 6.6.5. Los hormigones H-II cumplirán las condiciones y exigencias que se establecen en el artículo 6.6.4. b) Los hormigones de características y propiedades especiales se describen en el artículo 6.6.5. y cumplirán las exigencias establecidas en el citado artículo y en el inciso anterior a). c) La composición y proporciones de los hormigones del Grupo H-II deberán establecerse únicamente en forma experimental, mediante estudios y ensayos previos realizados en la especificada en el artículo 7.3.3.1. El contenido unitario de cemento será el que resulte de las citadas experiencias. En ningún caso la razón agua/cemento del hormigón superará el valor determinado en los estudios y ensayos previos o los valores establecidos en el artículo 6.6.3.9. por razones de durabilidad o por otros motivos. HORMIGONES DEL GRUPO H-I 6.6.3.Condiciones y exigencias que deberán cumplir los hormigones del Grupo H-I 6.6.3.1. Tipo de cemento a) Siempre que por razones especiales no se especifique lo contrario las estructuras se construirán como hormigones que contengan cemento pórtland de tipo normal, de la calidad indicada en el artículo 6.2.1. b) En general, en aquellos elementos estructurales en que la dimensión lineal menor de la sección exceda de 75 cm, no se permitirá el empleo de cementos de alta resistencia inicial ni de aditivos aceleradores de resistencia.

Pág. 58

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

6.6.3.2. Contenido unitario de cemento El hormigón contendrá la cantidad de cemento que resulte necesaria para obtener las resistencias mecánicas u demás características especificadas, y para proteger a las armaduras contra los efectos de la corrosión. Se cumplirá lo especificado en el artículo 6.6.3.3. 6.6.3.3. Contenido unitario mínimo de cemento normal del hormigón compactado a) Si la composición del hormigón se establece en forma experimental, de acuerdo con ensayos y estudios previos, en la forma establecida en el artículo 7.3.3.1., el contenido unitario de cemento en ningún caso será menor que el que se indica a continuación: - en estructuras de hormigón simple: 100 kg/m3 - en estructuras de hormigón armado, a los efectos de proteger a las armaduras contra la corrosión: 280 kg/m3 b) Si la composición del hormigón se establece en forma empírica, de acuerdo con lo indicado en el artículo 7.3.3.2., el contenido unitario de cemento en ningún caso será menor que el que, para cada resistencia característica y asentamiento, se indica en la Tabla 4.
Tabla 4. Contenido unitario mínimo de cemento normal, para un tamaño máximo del agregado grueso de 25 mm y para los asentamientos que se indican (proporciones establecidas en forma empírica) Resistencia característica a la edad de 28 días 'bk MN/m² (kgf/cm²) 4 (40) 8 (80) 13 (130) 17 (170) Contenido unitario mínimo de cemento (kg/m3) del hormigón compactado, para las consistencias (asentamientos) que se indican A-1 (1,0 a 4,5 cm) 180 230 290 310 A-2 (5,0 a 9,5 cm) 200 250 320 340 A-3 (10,0 a 15,0cm) --290 360 380

Clase de resistencia del hormigón H - I H-4 H-8 H - 13 H - 17

Los agregados fino y grueso tendrán las granulometrías establecidas en los artículos 6.3.2.1.1. y 6.3.2.1.2. c) Los contenidos unitarios mínimos indicados en la Tabla 4 se incrementarán en - 15% si se emplea un cemento cuya velocidad de desarrollo de la resistencia es más lenta que la correspondiente al cemento normal; - 10% si el tamaño máximo del agregado grueso es de 13,2 mm o menor. - 10% si el agregado fino tiene su curva granulométrica comprendida dentro de los límites establecidos por las curvas B y C (ver el artículo 6.3.2.1.1.)

Pág. 59

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

d) En todos los casos prevalecerá el mayor de los contenidos mínimos exigidos o necesarios. e) Los contenidos unitarios de cemento indicados en la Tabla 4 podrán reducirse hasta en un 10% si se autoriza el empleo de cemento de alta resistencia inicial, y hasta en un 10% adicional si el tamaño máximo del agregado grueso es de 53 mm. f) Los incrementos del contenido de cemento deberán acumularse, mientras que las reducciones sólo podrán acumularse siempre que, en el caso de estructuras de hormigón armado, el contenido mínimo no resulte inferior al especificado en el artículo 6.6.3.3.a). 6.6.3.4. Contenido unitario máximo de cemento Salvo disposiciones expresas contenidas en el Pliego de Especificaciones Técnicas Complementarias o casos particulares debidamente justificados a juicio del Director de Obra, el contenido unitario de cemento del hormigón, cumpliéndose lo dispuesto en el artículo 6.6.3.2., no excederá del necesario para respetar las razones agua/cemento máximas especificadas por razones de durabilidad o por otros motivos, y alcanzar las resistencias mecánicas establecidas en los planos, en las Especificaciones Técnicas Complementarias y demás documentos del proyecto. En ningún caso, dicho contenido unitario de cemento excederá de 500 kg/m3 de hormigón compactado. 6.6.3.5. Contenido de material pulverulento que pasa el tamiz IRAM 300 a) Con el objeto de que el hormigón tenga la trabajabilidad necesaria y una textura cerrada, contendrá una cantidad adecuada de partículas finas que pasen el tamiz IRAM 300 m. Dichas partículas comprenden las del cemento, los agregados y otros materiales pulverulentos del tamaño indicado, que sea necesario incorporar al hormigón. b) Estarán compuestas por materiales o sustancias minerales naturales o artificiales , de tipo similar al de las adiciones minerales pulverulentas, constituidas por una mezcla de partículas de distintos tamaños, comprendidas dentro de lo especificado en a), que no se ablanden ni interfieran con el endurecimiento del cemento, ni reduzcan la resistencia, durabilidad ni la protección de las armaduras contra la corrosión. c) En la Tabla 5 se indican los contenidos aproximados de material que para el Tamiz IRAM 300 Tm correspondientes a los distintos tamaños máximos del agregado grueso. m

Pág. 60

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado Tabla 5. Contenido aproximado de material pulverulento Tamaño máximo del agregado grueso mm Cantidad de material (kg) que pasa el Tamiz IRAM 300 m por metro cúbico de hormigón compactado

13,2 19,0 26,5 37,5 53,0

480 440 410 380 350

d) El contenido de material pulverulento se limitará al mínimo indispensable para la adecuada trabajabilidad, especialmente en el caso de los hormigones de características especiales como los resistentes a los efectos de congelación y deshielo, a la abrasión superficial, y los expuestos a la agresión química o física y química. (Ver el anexo a este artículo). 6.6.3.6. Condiciones que deben cumplir los agregados a) Tendrán granulometrías continuas. Para la elaboración de los hormigones de la Clase H-17 se dará preferencia a las arenas que tengan curvas granulométricas comprendidas dentro de los límites A y B (ver el artículo 6.3.2.1.1.). b) Si la composición del hormigón se ha establecido en forma experimental, mediante ensayos y estudios previos realizados en la forma establecida en el artículo 7.3.3.1., los agregados que se empleen para elaborar el hormigón de obra deberán tener las mismas características y granulometrías que las de los agregados empleados para realizar las experiencias. c) Las mezclas naturales de agregados finos y gruesos tal como se encuentran en los yacimientos o lugares de extracción, sin clasificación previa, sólo podrán emplearse para elaborar hormigones de las Clases H4 y H-8 destinados a la construcción de estructuras de hormigón simple, siendo necesaria una autorización previa del Director de Obra. Dicha autorización sólo podrá acordarse si las comprobaciones previas realizadas indican que las proporciones de la mezcla posibilitarán la elaboración de hormigones de las características y calidad especificadas, y siempre que los agregados fino y grueso que constituyen la mezcla, independientemente, tengan la granulometría y demás condiciones especificadas. d) En el caso de los hormigones de Clases H-13 y H-17, el agregado total estará constituido por lo menos por dos fracciones de partículas que tendrán las granulometrías especificadas para el agregado fino y para el agregado grueso, respectivamente. Cada una de las fracciones se Pág. 61

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

almacenará y medirá separadamente. Inmediatamente antes de su ingreso a la hormigonera cumplirán los requisitos granulométricos y demás condiciones establecidas en los artículos 6.3.1. y 6.3.2. c) El material pulverulento que, de acuerdo con lo establecido en el artículo 6.6.3.5. se adicione al hormigón, no se considerará como una fracción granulométrica del agregado total. 6.6.3.6.1. Tamaño máximo del agregado grueso a) El tamaño máximo nominal del agregado grueso no será mayor que 1/5 de la menor dimensión lineal de la sección del elemento estructural, 1/3 del espesor de la losa, 3/4 de la mínima separación libre horizontal o vertical entre dos barras contiguas de armaduras, o entre dos grupos de barras paralelas en contacto directo que actúen como una unidad, ni que 3/4 del mínimo recubrimiento libre de las armaduras. De las condiciones expuestas se adoptará la que conduzca a un tamaño máximo menor. b) En el caso de columnas y otros elementos verticales, se cumplirá lo establecido en el inciso a) y además la condición de que el tamaño máximo no excederá de 2/3 de la mínima separación libre entre las barras de la armadura. 6.6.3.7. Aditivos químicos y adiciones minerales pulverulentas a) Todos los aditivos y adiciones a emplear en obra cumplirán las exigencias establecidas en el artículo 6.4. de este Reglamento. b) Previamente a su empleo, dichos materiales serán ensayados a los efectos de verificar lo expresado en el inciso anterior a). Antes de su inclusión en el hormigón deberá contarse con la autorización expresa del Director de Obra. c) En los casos previstos expresamente por este Reglamento o por el Pliego de Especificaciones Técnicas Complementarias, el hormigón contendrá cantidades adecuadas de aire intencionalmente incorporado en su masa. En los casos no previstos, el Constructor podrá proponer el empleo de un aditivo incorporador de aire (ver el artículo 6.6.3.8.). d) En los casos justificados, o cuando lo exija este Reglamento o las Especificaciones Técnicas Complementarias, el hormigón podrá contener un aditivo fluidificante (reductor del contenido unitario de agua de mezclado) de fraguado normal, acelerador de resistencia, o retardador del tiempo de fraguado inicial del hormigón. También podrá contener un aditivo fluidificante de gran actividad (superfluidificante) de las características establecidas en el artículo 6.4.1. En los casos no previstos, se procederá de acuerdo con lo establecido en el inciso anterior c). e) Cuando se autorice la inclusión de un aditivo superfluidificante, el mismo deberá emplearse adoptando las correspondientes técnicas específicas. Antes de incorporar el aditivo, el hormigón tendrá un Pág. 62

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

asentamiento no mayor de 7,0 cm. Después de la incorporación, el asentamiento máximo no excederá de 22,0 cm. Para evitar el aumento de exudación y segregación de la mezcla, el hormigón deberá ser dosificado nuevamente, aumentando la proporción de partículas finas (agregado fino y, en caso necesario, material pulverulento que pasa el Tamiz IRAM 300 m). f) Cuando el hormigón contenga dos o más aditivos, antes de su utilización se demostrará mediante ensayos que el empleo conjunto de ambos no interferirá con la eficiencia de cada producto ni producirá efectos perjudiciales sobre el hormigón. g) Cuando el Constructor proponga el empleo de un aditivo en casos no previstos, la decisión que adopte el Director de Obra no podrá modificarse durante el desarrollo de la obra, salvo el caso en que se otorgue una autorización escrita. El tipo y la dosis serán propuestos por el Constructor considerando las condiciones ambientales y de temperatura y los resultados de las experiencias realizadas sobre el hormigón que los contiene. h) Se prohíbe el empleo de cloruro de calcio y otros aditivos que lo contengan en proporciones que faciliten la corrosión de las armaduras de acero o de los elementos de aluminio o de metal galvanizado que queden incluidos en el hormigón. i) El empleo de las adiciones minerales pulverulentas se ajustará a condiciones similares a las establecidas en los incisos anteriores para los aditivos químicos. 6.6.3.8. Incorporación intencional de aire Todo hormigón que durante su vida útil esté sometido a una agresión de naturaleza química, o física y química (contacto con agua de mar, sulfatos, etc.), o que encontrándose saturado o en contacto con un medio húmedo pueda estar sometido a ciclos de congelación y deshielo o a acciones climáticas rigurosas, contendrá un porcentaje total de aire, natural e intencionalmente incorporado (IRAM 1 602 ó 1 562) comprendido dentro de los límites establecidos en la Tabla 6.
Tabla 6. Porcentaje total de aire incorporado en función del tamaño máximo del agregado grueso

Tamaño máximo del agregado grueso mm 13,2 19,0 26,5 37,5 53,0

Porcentaje total de aire del hormigón, en volumen 7 ± 1,5 6 ± 1,5 5 ± 1,0 4,5 ± 1,0 4 ± 1,0

Pág. 63

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

6.6.3.9. Razón agua/cemento máxima especificada por razones de durabilidad o por otros motivos a) El cociente entre la masa neta de agua (excluida de agua absorbida por los agregados) y la masa de cemento contenidos en el hormigón (razón agua/cemento) en ningún caso excederá de los límites máximos establecidos en el presente artículo 6.6.3.9., Tabla 7, en los artículos 6.6.5.2. a 6.6.5.7., en otros capítulos de este Reglamento o en el Pliego de Especificaciones Técnicas Complementarias. Las mencionadas cantidades de agua y de cemento se expresarán en la misma unidad. b) Cuando la estructura esté sometida a dos o más exigencias, o el hormigón debe cumplir simultáneamente más de una condición, prevalecerá la que exija una razón agua/cemento menor. c) Cuando corresponda la máxima razón agua/cemento se indicará en los planos y otros documentos de obra. d) Cuando las proporciones del hormigón se hayan determinado experimentalmente, mediante estudios y ensayos previos realizados de acuerdo con lo establecido en el artículo 7.3.3.1., el hormigón de obra será elaborado respetando la razón agua/cemento deducida de las experiencias, sin excederla. Si la consistencia (asentamiento) de la mezcla no resulta adecuada para la colocación del hormigón en zonas de difícil colocación, excepcionalmente, y siempre que se cuente con la autorización previa del Director de Obra, podrán incrementarse los contenidos unitarios de agua y de cemento hasta los mínimos necesarios para obtener el asentamiento conveniente, manteniendo en todos los casos la razón agua/cemento deducida de las experiencias realizadas. Dichos incrementos deben agregarse en el momento de la elaboración del hormigón. 6.6.3.10. Contenido unitario máximo de agua. Consistencia del hormigón a) El hormigón contendrá la menor cantidad posible de agua que permita su adecuada colocación y compactación, un perfecto llenado de los encofrados, y la obtención de estructuras compactas y bien terminadas. b) La consistencia del hormigón fresco será la necesaria para posibilitar la correcta colocación y compactación del mismo, teniendo en cuenta las características de la estructura y del equipo de compactación disponible. c) En el hormigón fresco se distinguen cuatro ámbitos de consistencia, medida por el asentamiento (IRAM 1 536). En la Tabla 8 se indican los mencionados ámbitos, el aspecto del hormigón, la gama de asentamiento y el método de compactación correspondiente a cada uno de los ámbitos. El ámbito A-4 sólo será aplicación cuando el hormigón contenga un aditivo superfluidificante, pero no para los hormigones que contienen los aditivos químicos, o las adiciones minerales pulverulentas, corrientes (Ver la norma IRAM 1 663).

Pág. 64

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado Tabla 7. Razones agua/cemento máximas especificadas por razones de durabilidad o por otros motivos 1 Hormigones de densidad normal Condición de exposición 1 Frecuente o continuamente humedecido y expuesto a los efectos de la congelación y deshielo - Secciones de espesor menor de 500 mm o con recubrimientos libres de las armaduras menores de 25 mm, y todo hormigón expuesto a la acción de sales descongelantes - Todo otro tipo de estructura Estructuras expuestas al aire, a la intemperie. Clima lluvioso o semi-árido. Sólo por excepción temperaturas debajo de 0ºC Cisternas y depósitos para agua, conductos, tuberías y toda estructura que debe resultar impermeable y estar destinadas a contener agua o soluciones acuosas no agresivas: - espesores de 100 a 400 mm - espesores mayores Fundaciones de hormigón armado o pretensado y otras estructuras enterradas en contacto con: - aguas o suelos húmedos, no agresivos - agua de mar Estructuras en ambientes cerrados con frecuentes contactos con aire muy húmedo y fuertes condensaciones a temperatura ambiente (cocinas industriales, baños públicos, lavaderos, ambientes húmedos de natatorios y establos) En contacto con sulfatos solubles en agua: - Ataque débil o moderado. Concentraciones de sulfatos (como SO=4), en muestras de suelos, comprendidas entre 0,10 y 0,20% en masa (1 000 y 2 000 mg/kg), o entre 200 y 1 500 p.p.m. (mg/ ) en muestras de agua 0,50 (3) 2 Máxima razón agua/cemento, ,en masa

0,45 (1) 0,50 (2)

2

0,53

3

0,48 0,53

4

0,50 0,45 (3)

5

0,53

6

- Ataque fuerte, ídem, en muestras de suelos comprendidos entre 0,20 y 2,0% en masa (2000 y 20 000 mg/kg), o entre 1 500 y 10 000 p.p.m. (mg/ ) en muestras de agua ³ 0,45 (4)

- Ataque muy fuerte. ídem, en muestras de suelos mayores de 2,00%(20 000 mg/kg)o de 10 000 p.p.m. (mg/ 7 ) en muestras de agua 0,45 (5) 0.40 (6)

En contacto con otras sustancias o líquidos

Pág. 65

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado químicamente agresivos (agresión ácida, etc.) 8 Hormigón colocado bajo agua mediante el método de tolva y tubería vertical 0,45

(1) y (2) Hormigón con aire intencionalmente incorporado en su masa. (3) Cemento pórtland. Contenido máximo de AC3 menor del 8,0% (4) Cemento pórtland. Contenido máximo de AC3 menor del 5,0% (5) Se empleará cemento pórtland de la característica indicada en (4) más una puzolana que, en ensayos antes realizados, haya demostrado que es capaz de mejorar la resistencia del hormigón que contiene el cemento indicado, frente al ataque de los sulfatos. (6) En general, el hormigón no tiene condiciones para resistir una agresión ácida. Si el ataque es débil o intermitente, un hormigón denso de máxima razón agua/cemento 0,40 estará en mejores condiciones para resistir la agresión. La estructura deberá ser protegida mediante una membrana, película o material impermeable, capaz de resistir la agresión. Ver el artículo 6.6.5.4. f) y su anexo. Tabla 8. Ámbitos de consistencia y métodos de compactación Ámbito de consistencia A–1 hormigón seco A-2 hormigón plástico A-3 hormigón blando A-4 hormigón superfluidificado(*) Aspecto y condición del Gama de asentamientos hormigón fresco al (cm) colocarlo Todavía suelto y sin cohesión Levemente cohesivo Levemente fluido Fluido 1,0 a 4,5 Método de compactación Con vibradores potentes, o apisonado enérgico en capas delgadas Vibración normal y varillado o apisonado Varillado o vibración leve Varillado o muy leve y muy cuidadosa vibración

5,0 a 9,5

10,0 a 15,0

15,5 a 22,0

(*) Únicamente para los hormigones que contienen un aditivo superfluidificante. El empleo de hormigones de asentamiento mayor de 15,0 cm, salvo el caso de los hormigones colocados bajo agua, requerirá la autorización escrita previa del Director de Obra.

d) Para cada tipo o clase de hormigón, la consistencia será uniforme de pastón a pastón, con las tolerancias que se establecen en el inciso f). Cuando la compactación se realice mediante vibración interna de alta frecuencia, el asentamiento (IRAM 1536) del hormigón estará preferentemente comprendido dentro de los siguientes límites: - Para operaciones generales de colocación: - En secciones de difícil colocación: 2 a 8 cm máximo 10 cm

e) Para los hormigones corrientes, cuando la compactación se realice en forma manual, el Constructor, para cada caso, propondrá el asentamiento a emplear, comprendido entre 5 y 15 cm. En ningún caso, excepto el de la colocación del hormigón bajo agua, o cuando el hormigón contenga un Pág. 66

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

aditivo superfluidificante, se aceptará que el asentamiento sea mayor de 15 cm. (Ver el anexo a este artículo). f) Cuando el asentamiento del hormigón de obra difiera más de las tolerancias que se indican en la Tabla 9 respecto del asentamiento máximo establecido, el material será rechazado y, en consecuencia, no será empleado en la estructura.
Tabla 9. Tolerancias en los asentamientos Asentamiento (IRAM 1 536) Hasta 7 cm Mayor de 7 cm Tolerancias ± 1,5 cm ± 2,5 cm

Pág. 67

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

ANEXOS AL CAPITULO 6
6.2.1.1. a) CONTENIDO DE AC3 Los porcentajes de aluminato tricálcico (AC3) y de ferroaluminato tetracálcico (FAC4) se calcularán en función de los porcentajes de óxido de aluminio (Al2O3) y de óxido férrico (Fe2O3) determinados según la Norma IRAM 1 504, en base a las expresiones (A.1.), (A.2.) y (A.3.). 1) Si la razón entre el porcentaje de Al2O3 y el porcentaje de Fe2O3 es igual o mayor que 0,64: % AC3 = 2,65 . % AI2O3 - 1,692 . % Fe2O3 (A.1.) % FAC4 = 3,043 . % Fe2O3 (A.2.) 2) Si la razón entre el porcentaje de Al2O3 y el porcentaje de Fe2O3 es menor que 0,64 se considera que el porcentaje de AC3 es nulo y en consecuencia se calcula la solución sólida de ferroaluminato tetracálcico con la expresión (A.3.). % (FAC4 + FC2) = 2,1 . % Al2O3 + 1,702 . % Fe2O3 (A.3.) En estas expresiones los valores de los óxidos se emplean redondeados al 0,01% más próximo y los de los compuestos calculados se redondean al 0,1 % más próximo. 6.2.2. MEZCLA DE AGLOMERANTES Para el caso de estructuras que queden expuestas a la vista o que deban ser tratadas arquitectónicamente se tendrán especialmente en cuenta los tipos de terminaciones indicados en el anexo al artículo 12.4. En este caso todo el cemento utilizado será de la misma marca y procedencia y tendrá color uniforme. La falta de cumplimiento de esta condición será causa suficiente para rechazar el material. 6.2.3. PROVISION Y ALMACENAMIENTO DE LOS MATERIALES AGLOMERANTES El cemento envasado se conservará en su envase original hasta el momento de su empleo. Si el cemento se entrega a granel, la carga, transporte y descarga se realizará mediante métodos, dispositivos y vehículos adecuados que impidan su pérdida, y lo protejan completamente contra la acción de la humedad y contra toda contaminación. Se verificará que en los medios de transporte utilizados no queden restos de cargas anteriores o de otros materiales. El almacenamiento se realizará en locales, depósitos o silos adecuados, limpios. secos y bien ventilados, capaces de protegerlo contra la acción de la intemperie, de la humedad del suelo y de las paredes y de cualquier otra acción que pueda alterar o reducir su calidad. 6.3.1.1.3. a) EQUIVALENTE DE ARENA (IRAM 1 682) Pág. 68

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

La determinación del equivalente de arena tiene por objeto evaluar la cantidad y actividad de los materiales arcillosos perjudiciales, como medio para apreciar su influencia desfavorable sobre la contracción por secado del mortero de cemento o del hormigón. 6.3.1.2.3. a) ESTABILIDAD DE LAS ROCAS BASALTICAS POR INMERSION EN ETILEN-GLICOL Para el caso de agregados provenientes de la trituración de rocas basálticas su evaluación se completará con la determinación mediante análisis petrográfico de la estructura y textura de la roca y del tipo, cantidad y distribución de materiales arcillosos. Mediante difracción por rayos X se confirmará la presencia de arcillas expansivas. Verificada la presencia de minerales arcillosos expansivos, por lo menos cinco muestras distintas del agregado correspondiente a otras tantas muestras de roca obtenidas de diferentes lugares de cada zona o yacimiento de extracción, serán sometidas al ensayo de inmersión en etilén-glicol para constatar su estabilidad. El ensayo podrá darse por terminado a los 15 días si la pérdida de masa excede el valor especificado. 6.3.2.1. CURVAS GRANULOMETRICAS En este Reglamento se dan la granulometría con tamices de la serie de tamices suplementaria R 40/3 de la Norma IRAM 1 501, parte II. La figura A.1. representa las curvas A, B y C para el agregado fino. La figura A.2. representa las curvas granulométricas del agregado grueso para los tamaños nominales 37,5 a 4,75 mm y 13,2 a 4,75 mm. En ambas figuras se indican en escala los tamices de la serie principal de tamices R 20/3 de la Norma IRAM 1 501, parte II.

Pág. 69

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

Figura A.1. Curvas granulométricas del agregado fino

Figura A.2. Granulometría del agregado grueso

Pág. 70

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

6.3.3. PROVISION Y ALMACENAMIENTO DE LOS AGREGADOS Para evitar la contaminación y reducir la segregación, las pilas de agregados se constituirán por capas horizontales de espesores no mayores de 1,50 m. La primera capa se colocará sobre otra de apoyo del mismo material, de un espesor mínimo de 30 cm que no se empleará para la elaboración del hormigón. Antes de iniciar la colocación de los materiales en una nueva capa, deberá haberse completado la capa anterior. Antes de su medición e ingreso a la hormigonera, la arena húmeda se dejará escurrir durante el tiempo que resulte necesario para que el contenido de humedad superficial sea suficientemente uniforme y no exceda del 8 %. En el momento de la medición para su introducción en la hormigonera, el contenido de humedad superficial del agregado grueso será suficientemente uniforme como para que el asentamiento del hormigón (IRAM 1 536) de distintos pastones no sufra variaciones mayores de ± 2,5 cm. La cantidad de agregados almacenados en obra será la suficiente para efectuar en forma continua y sin interrupciones el hormigonado de las estructuras, o partes de ella que se disponga efectuar. 6.4.1. ADITIVOS QUIMICOS Con la información suministrada por el fabricante, con anticipación suficiente a la fecha de hormigonado, se efectuarán las pruebas necesarias para verificar la aptitud de empleo del aditivo con el conjunto de materiales que compondrán la mezcla. Aprobado por el Director de Obra un determinado producto no se permitirá substituirlo por otro de distinto tipo de marca sin una nueva autorización escrita previa. Cuando se utilicen aditivos con mayor capacidad de reducción de agua (superfluidificantes) con el propósito de fluidificar el hormigón, deberá tenerse en cuenta que el efecto producido desaparece en poco tiempo. En consecuencia, deberá preverse su colocación y compactación inmediatamente después del mezclado. 6.5. CONTENIDO DE CLORUROS DEL AGUA El contenido total de cloruros podrá determinarse por alguno de los siguientes procedimientos: 1) Sobre una muestra de agua constituida por una mezcla rigurosamente agitada, del agua, agregados húmedos y aditivos en las proporciones correspondientes al hormigón en estudio. 2) Por separado sobre cada uno de los materiales componentes del hormigón: agua, agregado fino, agregado grueso y aditivo, calculando el contenido total en base a las proporciones con que intervienen en la mezcla. 6.6.2.1. RESISTENCIA CARACTERíSTICA DEL HORMIGON a) En casos particulares puede también ser necesario establecer la resistencia del hormigón a una edad menor de 28 días, con el fin de satisfacer condiciones especiales de solicitación, como en el caso del transporte de elementos premoldeados, desencofrado a menor edad, etc. Pág. 71

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

A la inversa, en otros casos puede ser necesario establecer edades mayores de 28 días, como al emplear cementos de endurecimiento más lento que el de los cementos normales. b) Se define como resistencia característica del hormigón de una determinada Clase, ensayado a una edad establecida, a aquella resistencia por debajo de la cual puede esperarse que se encuentre el 5,0% del total de resultados disponibles de los ensayos de resistencia del hormigón de la Clase especificada. Cada resultado de ensayo corresponderá a hormigón proveniente de un pastón distinto. Se entenderá por resultado de un ensayo al promedio de las resistencias de las probetas moldeadas con la misma muestra de hormigón y ensayadas a la misma edad (mínimo dos probetas por edad). Para ellas deberá cumplirse que la diferencia entre las dos resistencias extremas del mencionado grupo, sea menor del 15% de la resistencia media de las probetas que lo constituyen. Si dicho valor resultara excedido, se investigarán los procedimientos de moldeo, curado y ensayo de las probetas y se adoptarán, en forma inmediata, las medidas necesarias para obtener resultados en concordancia con la exigencia establecida anteriormente. 6.6.2.1. a) CALCULO DE LA RESISTENCIA CARACTERISTICA Y DE LA DESVIACION NORMAL DE LOS RESULTADOS DE LOS ENSAYOS DEL HORMIGON DE OBRA Cuando sea necesario calcular los valores de la resistencia característica ( 'bk) y de la desviación normal (s) se procederá en la forma que sigue, empleándose los resultados de los ensayos de resistencia de rotura a compresión. Se emplearán todos los resultados disponibles correspondientes a la misma Clase (resistencia) de hormigón y edad de ensayo. No se eliminará resultado alguno salvo el caso en que pueda probarse que durante las etapas de extracción de muestras, y de moldeo, curado o ensayo de las probetas se han cometido errores groseros. Los cálculos se realizarán en la forma que se detalla en los artículos 1) y 2) que siguen. Los primeros resultados de orientación podrán obtenerse si se dispone de por lo menos dieciséis resultados de ensayos. Mayor grado de confianza se obtendrán si el número de resultados disponibles menos uno es mayor de treinta. Para condiciones normales de producción, el que acaba de indicarse será el número mínimo de resultados a emplear para calcular s y 'bk. 1) Cálculo de la desviación normal (s) Se calculará la media aritmética de las resistencias de rotura individuales de las probetas moldeadas con hormigón proveniente de la misma muestra y ensayadas a la misma edad. Dicho valor promedio constituye el resultado ( 'bi) de un ensayo (ver el anexo al artículo 6.6.2.1.b), debiendo cumplirse la exigencia establecida en el mencionado anexo). Se promediarán los valores ( 'bi) de los resultados de los ensayos para obtener la resistencia media ( 'bm). Pág. 72

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

siendo: n el número de ensayos. Se calculará la desviación normal (s) mediante la expresión (A.5) o expresión equivalente

Si el número de ensayos es mayor de treinta, el denominador (n - 1) podrá reemplazarse por n. Los valores 'bi se expresarán en MN/m² (redondeados al 0,1 MN/m² más próximo). Los valores 'bm y s resultan en MN/m² y deberán redondearse al 0,1 MN/m² más próximo. 2) Cálculo de la resistencia característica Si el número de ensayos menos uno es mayor de treinta, la resistencia característica se calculará con la expresión (A.6). 'bk = siendo: 'bk la resistencia característica del hormigón (MN/m²); 'bm la media aritmética de los resultados de los ensayos de resistencia (MN/m²); s la desviación normal (MN/m²) Los valores de 'bm s y 'bk deberán redondearse al 0,1 MN/m² más próximo. Si el número de ensayos menos uno es menor o igual que 30, el coeficiente k = 1,65 contenido en la expresión (A.6.) deberá ser reemplazado por el que corresponda de los que figuran en la Tabla A.1. 'bm - 1,65 . s (A.6)

Pág. 73

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado Tabla A.1. Coeficiente k Número de ensayos menos uno 15 y 16 17 18 y 19 20 a 22 23 a 26 27 a 30 mayor de 30 Coeficiente k que deberá reemplazar a 1,65 1,75 1,74 1,73 1,72 1,71 1,70 1,65

6.6.3.5. CONTENIDO DE MATERIAL PULVERULENTO QUE PASA EL TAMIZ IRAM 300 m La incorporación de una cantidad adecuada de partículas finas de las características y tamaño descriptos, es especialmente importante en el caso de los hormigones que deben ser transportados a largas distancias o por bombeo. También para estructuras de paredes delgadas y fuertemente armadas, y en el caso de hormigones de elevada impermeabilidad. En el caso de hormigones que tengan aire intencionalmente incorporado en su masa, el contenido de material pulverulento puede ser adecuadamente reducido. Un contenido excesivo de material pulverulento afectará en forma perjudicial a las características de los mencionados hormigones. 6.6.3.10. CONSISTENCIA DEL HORMIGON Los asentamientos indicados en d) y e) no tienen validez para el caso de hormigones que se empleen para la construcción de bóvedas y otras estructuras no horizontales. Para ellas se adoptará el asentamiento que permita su más adecuada ejecución, sin exceder los máximos establecidos en el artículo. 6.6.3.11. b) ENSAYOS ACELERADOS DE RESISTENCIA Como alternativa y siempre que se disponga de evidencias debidamente fundamentadas que a juicio del Director de Obra justifiquen su empleo, podrán realizarse curados acelerados que permitan predecir, con un grado de correlación aceptable a juicio del Director de Obra, las resistencias correspondientes a la edad de 28 días mediante ensayos realizados a una edad menor. 6.6.3.11.2. a) 1) ALTERNATIVA EN EL CASO DE SEIS O MAS PASTONES Como alternativa de lo dispuesto en el primer párrafo del inciso a) 1) del Reglamento, y siempre que se disponga de por lo menos treinta resultados consecutivos de ensayos, los valores indicados en la columna (4) de la Tabla 3 podrán sustituirse por los valores que, para cada caso, resulten de calcular la expresión ( 'bk + 0,825 . s). En esta expresión 'bk es el valor de la resistencia característica especificada, y s es la desviación normal correspondiente al total de resultados disponibles correspondientes a Pág. 74

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

la Clase o tipo de hormigón de que se trate, hasta el momento de realizar la verificación. El valor de s se calculará mediante la expresión (A.5.) dada en el anexo al artículo 6.6.2.1., y se aplicará previo conocimiento y aprobación del mismo por el Director de Obra. 6.6.3.11.2. a) 1) CALCULO DE LA RESISTENCIA MEDIA DE LAS SERIES DE TRES RESULTADOS CONSECUTIVOS DE ENSAYO Si se designa con 'b1; 'b2; 'b3; 'b4; 'b5; 'b6;...............a los resultados consecutivos correspondientes a los ensayos de resistencia realizados, las resistencias medias correspondientes a cada serie de tres ensayos consecutivos, para todas las series que puedan formarse con los resultados disponibles, serán:

Cada resultado de ensayo, de acuerdo con lo establecido en el anexo al artículo 6.6.2.1.b), es el promedio de las resistencias de las probetas (por lo menos dos probetas) moldeados con la misma muestra de hormigón y ensayado a la misma edad. 6.6.5.2. HORMIGON DE ELEVADA IMPERMEABILIDAD Ni el hormigón ni sus materiales componentes contendrán cloruros, nitratos, ni otras sustancias, en cantidades que puedan facilitar la corrosión de las armaduras (ver el artículo 6.5.). 6.6.5.4. f) ATAQUE PROVOCADO POR UN MEDIO ACIDO En general, el hormigón de cemento pórtland no tiene las condiciones necesarias para resistir un ataque provocado por el contacto permanentemente con la mayoría de los ácidos orgánicos o inorgánicos. Si el ataque es débil o intermitente, un hormigón denso, de razón agua/cemento máxima igual a 0,40 estará en mejores condiciones para resistir la agresión, aunque la durabilidad de la estructura a lo largo del tiempo sólo podrá asegurarse protegiéndola del contacto con el medio ácido mediante su recubrimiento con películas, membranas o materiales impermeables capaces de sellar la estructura y resistir la agresión (pinturas bituminosas, resinas epoxi, acero inoxidable, etc.). El revestimiento o tratamiento a aplicar en cada caso deberá ser indicado por un profesional especializado, a juicio del Director de Obra. 6.6.5.5. HORMIGON EXPUESTO A ABRASION Para casos especiales en que la estructura estará expuesta a una abrasión muy severa, el hormigón en contacto con el medio abrasivo podrá contener un agregado grueso artificial como el carburo de silicio (carborundum). Las partículas del agregado grueso tendrán una superficie moderadamente rugosa y no contendrán cantidades excesivas de lajas y partículas alargadas. La curva granulométrica se acercará, tanto como sea posible, a la curva límite superior de tamaño correspondiente al tamaño máximo de que se trate.

Pág. 75

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

6.6.5.6. b) COEFICIENTE DE DILATACION TERMICA DE LOS AGREGADOS Se preferirán, de acuerdo con la importancia de la temperatura en las condiciones de servicio, en orden decreciente, los agregados naturales constituidos por: 1) materiales calcáreos (caliza, dolomita), 2) materiales feldespáticos (basalto, diabasa), 3) granito, arenisca, cuarcita, gneis y 4) materiales silíceos (cuarzo, chert). Los agregados artificiales como la arcilla expandida por coacción, escoria de altos hornos, escoria expandida, etc., poseen condiciones iguales o superiores a las de los agregados naturales de mejores características, frente a la acción de las temperaturas elevadas. 6.7. b) BARRAS Y MALLAS DE ACERO PARA ARMADURAS, REQUISITOS Además de los requisitos establecidos en la Tabla 10, cuando el tiempo de carga actuante, las características de la estructura o el método constructivo lo justifiquen, podrán establecerse, por convenio previo entre productor y usuario, las siguientes exigencias complementarias: 1) Resistencia a la fatiga según la Disposición CIRSOC 251. 2) Ensayo de doblado y desdoblado según la norma IRAM-IAS U 500-91.

Pág. 76

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

CAPITULO 7. VERIFICACION DE LAS CARACTERISTICAS Y CALIDAD DE LOS MATERIALES Y ELEMENTOS EMPLEADOS PARA CONSTRUIR LAS ESTRUCTURAS ENSAYOS A REALIZAR
7.1. DISPOSICIONES GENERALES a) El presente capítulo se refiere a los ensayos que deben realizarse sobre el hormigón y sus materiales componentes antes, durante y después de finalizada la ejecución de las estructuras. Asimismo se indican la oportunidad y la forma en que deben realizarse los ensayos. b) La verificación de las características y calidad de los materiales y elementos se realizará por medio del Control de Producción y el Control de Aceptación (ver el artículo 2.4.). Ambos controles se complementan. c) Los ensayos de control de producción serán realizados bajo la responsabilidad del Representante Técnico del Constructor o del Director Técnico del Proveedor, según corresponda. d) Los ensayos y estudios necesarios para realizar el control de aceptación de los materiales, elementos y estructuras, y el juzgamiento de los correspondientes resultados con el fin de decidir la aceptación o el rechazo de aquellos, según corresponda, se efectuarán bajo la total responsabilidad del Director de Obra. e) Con anticipación suficiente al momento de iniciación de la construcción de las estructuras, durante el proceso constructivo de las mismas y, cuando ello resulte necesario, también con posterioridad a la fecha de finalización de su ejecución, se realizarán ensayos, estudios e inspecciones sobre los materiales y elementos empleados para construirlas. f) Los resultados de todos los estudios y ensayos realizados para dar cumplimiento a lo establecido en los incisos anteriores, se anotarán clara y ordenadamente en registros especialmente dedicados al efecto, consignado toda la información necesaria para asegurar el conocimiento de fechas, resultados de los estudios y ensayos realizados, identificación de las muestras y probetas, del lugar de su extracción, condiciones de curado de las probetas y demás circunstancias que contribuyan al mejor conocimiento de los hechos y condiciones vinculados a las tareas realizadas. g) Las tomas de muestras de los materiales y elementos, se realizarán de acuerdo con los correspondientes métodos contenidos en las normas IRAM, en las condiciones que en cada caso establezca este Reglamento. h) Corresponde al Director de Obra decidir respecto de la realización de otros estudios y ensayos no explícitamente previstos en este Reglamento, y la frecuencia con que los mismos deben realizarse.

Pág. 77

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

i) Los materiales y elementos constructivos que en el momento de su recepción, por reunir las características y condiciones especificadas, hubiesen sido aceptadas, pero que posteriormente han estado almacenados durante un tiempo prolongado o presentan signos de alteración o de degradación, a juicio del Director de Obra, deberán ser cuidadosamente estudiados y ensayados antes de su empleo en obra, con el fin de verificar si durante el mencionado período de almacenamiento han sufrido deterioros o acciones perjudiciales que tornen inconveniente su empleo. En caso de comprobarse dichas anomalías, los materiales y elementos deficientes no se emplearán para la construcción de las estructuras. j) Podrá rechazarse el hormigón o las estructuras si se descubren defectos o faltas de cumplimiento de las condiciones establecidas en este Reglamento (vicios ocultos), aunque durante la ejecución de los trabajos no se hubiesen detectado deficiencias de calidad respecto de la especificada para los materiales o elementos constructivos y para el hormigón ni deficiencias en la ejecución de las estructuras. 7.2. MATERIALES COMPONENTES DEL HORMIGON Y OTROS EMPLEADOS DURANTE SU PREPARACION Y TRATAMIENTOS POSTERIORES a) Con suficiente anticipación al momento de iniciación de las tareas de ejecución de las estructuras se procederá a identificar las características de los materiales componentes del hormigón y también de los que se empleen durante el proceso constructivo de las estructuras. Al efecto, se realizarán los ensayos necesarios para verificar si los mismos cumplen los requisitos de calidad especificados en el Capítulo 6 y demás capítulos de este Reglamento. b) Posteriormente a la iniciación de las tareas de ejecución de las estructuras, de acuerdo con el volumen e importancia de éstas, y con los resultados de los ensayos realizados hasta el momento, el Director de Obra decidirá en qué oportunidad de las que se indican a continuación, se realizarán ensayos para verificar las características de los materiales componentes del hormigón y también de otros materiales a emplear en obra: - al llegar cada nueva partida a obra, - cuando cambie la fábrica, yacimiento o fuente de abastecimiento del material, - cuando se observan anomalías en los resultados de ensayo de los materiales o del hormigón, - cuando a su sola determinación lo establezca el Director de Obra. 7.2.1. Cementos, aditivos químicos y adiciones minerales pulverulentas En el caso de los materiales que, como el cemento pórtland y los aditivos, llegan a obra envasados, al recibir cada nueva partida se verificará, además de las características Pág. 78

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

establecidas en el artículo 7.2.3. si la información que figura en el envase concuerda con el tipo y características del material solicitado. En el caso de materiales recibidos a granel se verificará, en igual forma, la información contenida en el remito. 7.2.2. Agregados Además de las circunstancias enumeradas más arriba, deberán realizarse inspecciones visuales frecuentes de los agregados, a los efectos de observar sus granulometrías y demás propiedades significativas. En caso de dudas, deberán realizarse ensayos con el fin de verificar si los materiales poseen las características especificadas. Cuando este Reglamento establezca, especialmente para los hormigones del grupo H-II y para los de características y propiedades especiales (ver los artículos 6.6.4.2. b) y 6.6.5.), que la arena debe tener una curva granulométrica comprendida dentro de los límites A y B indicados en las especificaciones técnicas correspondientes a este material (ver el artículo 6.3.2.1.1.), periódicamente y con una frecuencia no menor de una vez por semana, se verificará mediante ensayos el cumplimiento de la exigencia indicada. 7.3. HORMIGON DE CEMENTO PORTLAND. ENSAYOS Y ESTUDIOS PREVIOS A LA EJECUCION DE LAS ESTRUCTURAS 7.3.1. Procedimiento de ensayo Los métodos de ensayo correspondientes al hormigón de cemento pórtland serán los establecidos en las respectivas normas IRAM que se indiquen en cada caso y en lo que al respecto establezca este Reglamento. 7.3.2. Objeto y condiciones de los estudios y ensayos previos a) El objeto de estos estudios y ensayos previos es verificar el cumplimiento de las especificaciones técnicas referentes a los materiales componentes del hormigón y determinar en qué proporciones deben mezclarse los mismos con el fin de asegurar que, con los materiales disponibles y la consistencia (asentamiento) necesaria, el hormigón puede ser adecuada y confiadamente colocado en las condiciones correspondientes a las de la estructura que debe ejecutarse y, además, que alcanzará las características y propiedades requeridas y especificadas para el mismo, en las condiciones de servicio. (Ver el anexo a este artículo). b) Los materiales componentes y las proporciones del hormigón serán las necesarias para que el mismo tenga: 1) La consistencia y trabajabilidad requeridas para su adecuado escurrimiento entre las barras de las armaduras y para el llenado completo de los encofrados, especialmente sus vértices y aristas, mediante los métodos de transporte, colocación y compactación empleados para la ejecución de la estructura. Además, durante las operaciones de moldeo, Pág. 79

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

no deberá producirse la segregación del hormigón, ni una excesiva acumulación de agua y lechada en la superficie superior de los elementos estructurales. 2) La resistencia mecánica y demás especificadas para el hormigón endurecido. características

3) Las condiciones necesarias para la protección máxima de las armaduras contra la corrosión, y la durabilidad requerida para resistir las condiciones o la agresividad del medio ambiente del lugar de emplazamiento de la estructura. 4) Las demás características requeridas por cada tipo particular de estructura expuesta a las condiciones de servicio. c) Podrá prescindirse de la realización de los estudios y ensayos previos a la ejecución de las estructuras, que exigen la preparación de pastones de prueba del hormigón en laboratorio, siempre que existan evidencias suficientes, respaldadas por resultados fehacientes a satisfacción del Director de Obra, de uno o más de los hechos siguientes: - el Constructor ha realizado los estudios y ensayos pertinentes en el laboratorio destinado al control de producción del hormigón o en otro laboratorio de condiciones y características similares: - se empleará hormigón elaborado y el productor dispone de los resultados de los estudios y ensayos por él realizados; - las características y propiedades especificadas para el hormigón con que se ejecutará la nueva estructura, se han obtenido en estructuras anteriores construidas por el mismo Constructor, trabajando con el mismo equipo, en las mismas condiciones de trabajo y de control de calidad, empleando hormigones de la misma composición y preparados con los mismos materiales. 7.3.3. Determinación de la composición del hormigón de densidad normal a) La composición del hormigón y las proporciones de cada uno de sus materiales componentes, se determinarán preferentemente en forma experimental, mediante los estudios y ensayos previos necesarios que permitan tener en cuenta las características y propiedades de los materiales componentes, las particularidades y exigencias de la estructura en las condiciones de servicio, y las condiciones del medio ambiente del lugar de emplazamiento de la estructura. Cuando se proceda en la forma descripta, se convendrá en denominar al método "Determinación racional de la composición del hormigón". Ver el artículo 7.3.3.1. b) La composición de los hormigones del Grupo H-I (artículo 6.6.2.3.1.a) y b) que no contengan aditivos químicos ni adiciones minerales pulverulentas que deban considerarse como parte del material ligante del hormigón; los que no contengan cementos cuya velocidad de Pág. 80

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

endurecimiento sea menor que la correspondiente al cemento normal, y los que no requieran poseer características y propiedades especiales (artículo 6.6.5.), con la excepción establecida en el artículo 6.6.2.3.1.b), podrá establecerse en forma empírica, de acuerdo con lo especificado en la Tabla 4 del artículo 6.6.3.3.b) y disposiciones especiales contenidas en el artículo 7.3.3.2., o en forma racional mediante estudios y ensayos previos, de acuerdo con lo establecido en el inciso anterior a). c) La composición de los hormigones del Grupo H-II (artículo 6.6.2.3.2.) se determinará únicamente en forma racional, mediante estudios y ensayos previos. 7.3.3.1. Determinación racional de la composición del hormigón a) Para la determinación racional de la composición del hormigón se empleará cualquier método conocido basado en la razón agua/cemento de la mezcla, con tal de que dicho método provenga de una fuente de reconocida autoridad en la materia, exista suficiente experiencia sobre su aplicación y permita obtener los resultados deseados. b) El hormigón se proyectará de modo tal que su resistencia media de rotura a compresión ( 'bm), a la edad de 28 días o edad a la que se ha especificado la resistencia característica ( 'bk) del mismo, exceda el valor de ésta en lo necesario para tener en cuenta las variaciones inevitables de la resistencia, que se producirán en obra durante el proceso constructivo de las estructuras. Existen tres posibilidades para determinar el valor medio de resistencia 'bm para hormigones del grupo H-I, explicadas en el anexo. Para hormigones del grupo H-II y para los de características y propiedades especiales el valor de 'bm se calculará con la expresión (3). 'bm = 'bk + 1,65 . s (3) donde s es el valor de la desviación normal de los resultados de los ensayos de resistencia. (Ver el anexo a este artículo). c) La razón agua/cemento con que deberá proyectarse el hormigón será la menor de las dos siguientes: - La necesaria para alcanzar la resistencia media de dosificación establecida de acuerdo con lo expuesto en el inciso anterior b). - La máxima especificada en el artículo 6.6.3.9. y en los artículos 6.6.5.1. a 6.6.5.7. por razones de durabilidad o por otros motivos. d) La razón agua/cemento necesaria para obtener la resistencia media de dosificación establecida en base a las consideraciones expuestas en el inciso b) exige el conocimiento, para el conjunto de materiales disponibles que se emplearán en obra, de la relación experimental que existe entre la resistencia media de rotura a compresión y la razón agua/cemento del hormigón. Ello puede obtenerse mediante la preparación de pastones de prueba y el trazado de curvas que vinculen, para las edades requeridas o Pág. 81

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

especificadas, las dos variables mencionadas. (Ver el anexo a este artículo). e) Una vez adoptada la razón agua/cemento que satisfaga las condiciones de resistencia y durabilidad especificadas (ver el inciso c) se procederá a determinar la composición de cada clase o tipo de hormigón a emplear en obra. Las proporciones de cada uno, tal como resulta de los estudios experimentales de laboratorio realizados constituirá la "fórmula tipo" de cada hormigón. (Ver el anexo a este artículo). f) Con el objeto de verificar el asentamiento, el porcentaje de aire incorporado (si corresponde), la resistencia media de dosificación calculada y demás características del hormigón que interesen, de cada "fórmula tipo" se prepararán pastones, en el laboratorio, con los que se moldearán por lo menos tres probetas por edad de ensayo. En caso de que al realizar los ensayos no se alcancen las exigencias especificadas, se modificará la composición de la mezcla y se repetirán los ensayos hasta obtener los resultados deseados. g) Antes de iniciar la construcción de las estructuras, y con anticipación suficiente, el Constructor someterá a la aprobación del Director de Obra la siguiente información detallada, conteniendo los resultados de todas las justificaciones experimentales necesarias correspondientes a los estudios y ensayos previos realizados para determinar racionalmente la composición de cada clase o tipo de hormigón a emplear en obra. A saber: 1) Naturaleza, tipo, características, yacimiento de origen, marca, etc. de cada material empleado para preparar el hormigón. 2) Información relacionada con la justificación de la desviación normal s adoptada para calcular la resistencia media de dosificación de cada clase de hormigón. 3) Detalles completos de los estudios, ensayos y pastones de prueba preparados, y resultados obtenidos, para llegar a determinar la composición de cada hormigón estudiado. 4) Cantidades de cada uno de los materiales componentes, necesarios para preparar un metro cúbico de hormigón compactado, expresadas en kg/m3. 7.3.3.1.1. Reemplazo de los resultados obtenidos al ensayar los pastones de prueba preparados en laboratorio, por resultados obtenidos en obra, con hormigones empleados para la construcción de estructuras ejecutadas anteriormente. a) La exigencia de preparación de pastones de prueba de los hormigones en laboratorio, necesarios para apreciar, entre otras características, la trabajabilidad de las mezclas y la relación que existe entre la resistencia media de rotura a compresión y la razón agua/cemento, para el conjunto de materiales disponibles que se emplearán en obra (ver el artículo Pág. 82

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

7.3.3.1.d); podrá reemplazarse por información fehaciente, a satisfacción del Director de Obra, de resultados de ensayos correspondientes a los hormigones empleados por el Constructor para construir estructuras anteriores, dentro de los 12 meses previos a la fecha de ejecución de la nueva estructura. b) Los citados resultados de ensayos deben corresponder a hormigones de composición y materiales componentes similares a los que se emplearán en la estructura a construir, empleando los mismos equipos de trabajo, las mismas características que no difieran más de ± 7,0 MN/m² (70 kgf/cm²) respecto a la especificada para la estructura a ejecutar. c) La composición de cada clase o tipo de hormigón que el Constructor proponga emplear en base a los resultados de ensayos correspondientes a hormigones empleados para construir estructuras anteriores, deberá ser sometida, con suficiente anticipación a la iniciación de los trabajos, a la consideración del Director de Obra para su aprobación. En la misma oportunidad entregará la información detallada referente a los resultados de los ensayos correspondientes a las estructuras ejecutadas anteriormente, y los que sean necesarios para calcular la desviación normal s de los ensayos de resistencia, en número de por lo menos 30 resultados correspondientes a otras tantas muestras elegidas al azar del hormigón de la misma clase o tipo. En caso contrario como valor de s se adoptará, para los hormigones del Grupo H-I, el que corresponda de los establecidos en el anexo al artículo 7.3.3.1.b). Los mencionados resultados de ensayos deben permitir demostrar que las proporciones propuestas por el Constructor para cada clase de hormigón, producirán mezclas que cumplirán todas las exigencias referentes a resistencias mecánicas y demás características especificadas en este Reglamento. Las razones agua/cemento necesarias para alcanzar una determinada resistencia media de dosificación podrán establecerse directamente, a partir de la información suministrada correspondiente a la ejecución de la estructura anterior, o por interpolación. 7.3.3.1.2. Preparación de pastones de prueba en escala de obra y realización de ensayos para comprobar las características de los hormigones preparados a) Una vez acopiados los materiales en obra y disponiendo del equipo de trabajo en condiciones de ser empleado en ella, el Constructor pondrá en conocimiento del Director de Obra la oportunidad en que procederá a preparar pastones de prueba en escala de obra, y realizar los correspondientes ensayos, con el fin de comprobar si con el equipo disponible y con los materiales acopiados y aprobados, y realizando los ajustes que resulten necesarios en las proporciones de las "fórmulas tipo" de cada clase o tipo de hormigón a emplear en obra, es posible reproducir los resultados obtenidos en los estudios y ensayos previos realizados en laboratorio y cumplir, a satisfacción del Director de Obra, y antes de iniciar la construcción de las estructuras, las exigencias y especificaciones Pág. 83

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

establecidas en este Reglamento. La preparación de los pastones de prueba y la realización de los ensayos se efectuarán en presencia del Director de Obra o de su representante autorizado. Las proporciones reajustadas de cada "fórmula tipo" que produzcan resultados satisfactorios, constituirán las correspondientes "fórmulas de obra". b) Los ensayos en escala de obra a que se ha hecho referencia en a) se realizarán preparando pastones de igual volumen que los que se prepararán normalmente durante la ejecución de las estructuras, empleando las mismas instalaciones, equipos de trabajo, personal y procedimientos que el Constructor empleará en obra. (Ver el anexo a este artículo) c) Los ensayos mínimos que deberán efectuarse son los que se indican en el artículo 7.4.3. Los mismos serán realizados por el Constructor, bajo supervisión del Director de Obra. Como mínimo se prepararán tres pastones de prueba, debiendo moldearse por lo menos cuatro probetas por pastón para realizar ensayos de resistencia a compresión. Dos de las probetas de cada pastón se ensayarán a la edad establecida para determinar la resistencia característica, que generalmente es de 28 días. Las otras dos se ensayarán a una edad menor, a indicación del Director de Obra. Las probetas se moldearán, curarán, prepararán para ensayo y ensayarán a compresión de acuerdo con lo especificado en este Reglamento para realizar los ensayos de control de calidad (ensayos de aceptación). Ver el artículo 7.4. d) El promedio de las resistencias de las seis probetas ensayadas a la edad de 28 días o edad establecida para obtener 'bk deberá ser igual o mayor que la resistencia media de dosificación (ver el artículo 7.3.3.1.b) y el anexo a dicho artículo), y permitirá obtener la resistencia característica especificada. No se autorizará la preparación de Clase o tipo alguno de hormigón, ni la ejecución de estructura alguna, si previamente no se ha dado cumplimiento a lo establecido en los incisos anteriores, con resultados que satisfagan las condiciones establecidas por este Reglamento y además documentos del proyecto. e) La obtención de resultados satisfactorios para los estudios en escala de obra correspondientes a cada Clase o tipo de hormigón, implicará la aprobación de la correspondiente "fórmula de obra". Dicha aprobación será otorgada por el Director de Obra. 7.3.3.2. Determinación empírica de la composición del hormigón a) La composición de los hormigones del Grupo H-I (Clases de resistencia H-4;H-8;H-13 y H-17) que cumplan las condiciones establecidas en el Pág. 84

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

artículo 7.3.3.b) podrá establecerse también en forma empírica, en las condiciones especificadas en la tabla 4 del artículo 6.6.3.3.b) y en el presente artículo 7.3.3.2. b) Cumplirán las condiciones que les sean aplicables del artículo 6.6.3. c) Los agregados finos y gruesos serán de densidad normal. La proporción de arena natural de partículas redondeadas, respecto del total de agregados de superficie seca, estará comprendida, para agregados gruesos de tamaños máximos desde 13,2 mm a 26,5 mm, entre aproximadamente el 50% y el 40% en masa; y para tamaños máximos desde 26,5 mm a 50,0 mm, entre aproximadamente el 42% y el 34% en masa. Las proporciones relativas de agregados finos y gruesos se ajustarán de acuerdo con lo necesario para que el hormigón reúna las condiciones establecidas en el artículo 7.3.2. b). Además, los agregados finos y gruesos cumplirán las condiciones especificadas en el artículo 6.6.3.6. d) El contenido total de agua de mezclado será el mínimo indispensable para obtener el asentamiento necesario para la adecuada colocación y compactación del hormigón. En ningún caso el asentamiento será mayor de 15 cm. Los hormigones en los que sea visible una segregación excesiva de agua, mortero o agregado grueso, no se emplearán para moldear las estructuras. e) El Constructor someterá a la aprobación del Director de Obra, con anticipación suficiente al momento de iniciación de la construcción de las estructuras, las composiciones de cada clase de hormigón a emplear en obra, que constituyen las "fórmulas tipo" de cada una de ellas. En ellas, el contenido de cada material componente del hormigón se expresará en kg/m3 de hormigón compactado. f) Una vez acopiados los materiales en obra, previa autorización del Director de Obra y bajo su inmediata supervisión, el Constructor procederá a realizar ensayos en escala de obra con el fin de comprobar experimentalmente si, con el equipo y personal disponibles y con los materiales y procedimientos a emplear en las operaciones normales de hormigonado, es posible producir hormigones de las Clases previstas que poseen el asentamiento y las condiciones de colocación adecuadas, y que, una vez endurecido, alcancen las resistencias y demás características especificadas. g) La preparación de los pastones de prueba en escala de obra y realización de ensayos se debe efectuar de acuerdo con el artículo 7.3.3.1.2.

Pág. 85

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

7.4. HORMIGON DE CEMENTO PORTLAND. CONTROL DE LA CALIDAD Y UNIFORMIDAD DURANTE EL PROCESO CONSTRUCTIVO DE LAS ESTRUCTURAS (ENSAYOS DE ACEPTACION) 7.4.1. Disposiciones generales a) El objeto de la realización de estos ensayos a medida que se desarrolla el proceso constructivo de las estructuras, es verificar si el hormigón empleado para ejecutarlas reúne las características y propiedades especificadas que definen su calidad, y si las mismas son obtenidas durante las operaciones de obra. b) Las tomas de muestras del hormigón fresco se realizarán preferentemente en el momento y lugar de colocación del hormigón en los encofrados, en la forma y condiciones que establece IRAM 1 541 y este Reglamento. c) Cada muestra de hormigón, excepto que se especifique explícitamente lo contrario, se extraerá de un pastón distinto elegido al azar, o de acuerdo con un plan de muestreo elaborado previamente a la iniciación de las operaciones de hormigonado. Los pastones de los que se extraigan las muestras estarán suficiente pero no uniformemente espaciados. Se evitará que quien realice la extracción elija el pastón por el momento, aspecto o características del hormigón, apreciados mediante inspección visual. En otras palabras, la muestra elegida no debe resultar influida por circunstancia alguna que no sea el azar. d) Las operaciones de extracción de muestras deben realizarse con todo cuidado, de modo que las mismas sean realmente representativas del material cuyas características y propiedades se desean determinar. e) La fijación del número total de muestras a extraer para la realización de los ensayos de aceptación es responsabilidad del Director de Obra. En los casos corrientes generales, ello se realizará de acuerdo con los lineamientos que establece este Reglamento, pudiendo apartarse de los mismos en casos particulares, con el fin de tener en cuenta las características de la estructura, la forma, modalidades y cuidados observados durante la etapa de preparación del hormigón, y los resultados más o menos favorables que se hayan obtenido en los ensayos realizados hasta el momento. f) En la Documentación Técnica Final correspondiente a la obra, el Director de Obra deberá certificar que, durante la realización de los trabajos, comprobó tanto la aptitud de los materiales componentes del hormigón, como la aptitud de este material, con que se ejecutó la estructura. g) Cuando la cantidad total de hormigón de una determinada clase requerida para la ejecución de la estructura sea de 60 m o menor, el Director de Obra podrá prescindir de la obtención de muestras para la realización de ensayos si, a su juicio, dispone de resultados de ensayos Pág. 86

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

previos, que sean suficientemente representativos del hormigón con que se ejecutará la estructura. 7.4.2. Ensayos a realizar y oportunidad de su realización a) Durante el proceso constructivo de las estructuras se realizarán ensayos sobre el hormigón fresco (recién mezclado) y sobre el hormigón endurecido, en las oportunidades, formas y con las frecuencias que se indican, respectivamente, en los artículos 7.4.4. y 7.4.5. o cuando a su sola determinación lo disponga el Director de Obra. b) Después de ejecutadas las estructuras, se realizarán ensayos cuando las probetas moldeadas no arrojaron resultados satisfactorios o en caso de dudas. Estos ensayos se realizarán sobre testigos extraídos de las estructuras mediante sondas rotativas provistas de coronas de diamante, en la forma establecida en el artículo 7.7., complementados, cuando así lo disponga el Director de Obra, por ensayos no destructivos u otros que permitan obtener la información deseada. c) Además de los ensayos corrientes indicados en los artículos 7.4.4. y 7.4.5. para los hormigones frescos y endurecidos, respectivamente, en caso de que el Director de Obra lo considere necesario, podrá disponer la realización de otros ensayos que permitan aportar mayor información sobre las características y calidad del hormigón o de sus materiales componentes, relacionados con las condiciones de ejecución o de servicio de la estructura. El momento de la realización de estos ensayos será decidido por el Director de Obra. (Ver el anexo a este artículo). d) La persistencia en la obtención de resultados de ensayos que estén fuera de los valores especificados o de las tolerancias establecidas, será causa suficiente para disponer la paralización inmediata de la colocación del hormigón y ejecución de las estructuras, hasta tanto se subsane la deficiencia observada. 7.4.3. Ensayos mínimos de aceptación del hormigón a) Normalmente, los ensayos mínimos a que deben someterse los hormigones de obra son: Sobre el hormigón fresco: - Asentamiento del hormigón fresco (IRAM 1 536). - Contenido de aire del hormigón fresco de densidad normal (si corresponde) (IRAM 1 602 ó 1 562). - Temperatura del hormigón fresco, en el momento de su colocación en los encofrados. Sobre el hormigón endurecido: - Resistencia potencial de rotura a compresión del hormigón endurecido. b) En casos particulares, los hormigones corrientes también podrán ser sometidos a otros ensayos con el fin de apreciar algunas de sus Pág. 87

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

características que interesen especialmente en determinadas estructuras o condiciones de ejecución. En cuanto a los hormigones que deban reunir características y propiedades especiales (ver los artículos 6.6.5.1. a 6.6.5.7.), además de los ensayos mínimos indicados en el inciso a) serán sometidos a los ensayos necesarios para verificar el cumplimiento de las características y propiedades establecidas. (Ver el anexo a este artículo). 7.4.4. Ensayos y verificaciones a realizar sobre el hormigón fresco a) Asentamiento (IRAM 1 536) Durante las operaciones de hormigonado, la consistencia del hormigón se supervisará permanentemente mediante observación visual. Para cada Clase de hormigón, su control mediante el ensayo de asentamiento se realizará: - Diariamente, al iniciar las operaciones de hormigonado, y posteriormente con una frecuencia no menor de dos veces por día, incluidas las oportunidades de los párrafos que siguen, a intervalos adecuados. - Cuando la observación visual indique que no se cumplen lasa condiciones establecidas. - Cada vez que se moldeen probetas para realizar ensayos de resistencia. - En el caso de los hormigones de resistencias características de 21 MN/m² (210 kgf/cm²) o mayores (hormigones H-II) y los hormigones de características y propiedades especiales, los ensayos se realizarán con mayor frecuencia, de acuerdo con lo que disponga el Director de Obra. (Ver el anexo a este artículo) b) Contenido de aire del hormigón fresco de densidad normal (IRAM 1 602 ó IRAM 1 562). Normalmente, salvo el caso en que existan razones especiales para proceder de otra forma, o que el Director de Obra establezca otras condiciones, este ensayo se realizará cuando el hormigón contenga aditivos o se haya especificado el empleo de hormigón con aire intencionalmente incorporado en su masa. Cuando corresponda, el ensayo se realizará en las siguientes oportunidades: - Diariamente, al iniciar las operaciones de hormigonado. - Cada vez que se determine el asentamiento del hormigón, o se moldeen probetas para ensayos de resistencia, especialmente si se observan variaciones apreciables de la consistencia o si se produce un aumento considerable de la temperatura, con respecto a la del momento en que se realizó la determinación anterior. (Ver el anexo a este artículo)

Pág. 88

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

c) Temperatura del hormigón fresco en el momento de su colocación en los encofrados Se determinará y registrará, al grado Celsius más próximo, cada vez que se determine el asentamiento y se moldeen probetas para verificar la resistencia del hormigón. Además, a los efectos de adoptar las precauciones necesarias para proteger al hormigón en épocas o regiones de temperaturas elevadas, la medición de temperaturas se realizará en las oportunidades y a los intervalos que se especifican en el artículo 11.2. En tiempo frío, la determinación de las temperaturas ambientes y del hormigón, se realizará en la forma necesaria para dar cumplimiento a lo establecido en el artículo 11.1. 7.4.5. Ensayos que deben realizarse para determinar la resistencia potencial de rotura a compresión del hormigón endurecido a) Los artículos 6.6.2.1., 6.6.3.11. y 7.4.2.a) establecen la necesidad de realizar ensayos de resistencia del hormigón endurecido, moldeando y ensayando probetas a la compresión, con los hormigones empleados en la construcción de las estructuras, durante el proceso constructivo de las mismas y a los efectos de establecer sus condiciones de aceptación o de rechazo, según corresponda, de acuerdo con los criterios establecidos en los artículos 6.6.3.11.1. y 6.6.3.11.2. ó 6.6.3.11.3., según corresponda, de acuerdo con el número de resultados de ensayos disponible. b) Las tomas de muestras del hormigón fresco y la forma en que deben elegirse los pastones de los que se extraerán las muestras, se indica en los artículos 7.4.1.b) y c). La frecuencia de extracción de muestras en función del volumen de hormigón producido y colocado en obra se especifica en el artículo 7.4.5.1. c) Con cada muestra de hormigón se moldearán por lo menos tres probetas, en las condiciones establecidas por la norma IRAM 1 524. El curado de las probetas se realizará en las condiciones normalizadas de humedad y temperatura establecidas en la misma norma (ver el artículo 6.6.3.11.b). d) El ensayo de las probetas a compresión se realizará de acuerdo con lo establecido por norma IRAM 1 546. Como regla general y cuando el hormigón contenga cemento pórtland normal, dos de las probetas se ensayarán a la edad de 28 días o edad establecida para obtener la resistencia característica especificada. La probeta restante se ensayará a la edad de 7 días o edad menor a la que se desee tener información anticipada sobre el desarrollo de la resistencia del hormigón, a título de información previa. Si el hormigón contiene cemento de alta resistencia inicial, las edades indicadas se reemplazarán por las de 7 y 3 días, respectivamente, o las que establezcan los planos o el Director de Obra.

Pág. 89

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

e) Desde el punto de vista de los ensayos de aceptación se considerará como resultado de un ensayo al promedio de las resistencias de las dos probetas ensayadas a la edad de 28 días u otra especificada (ver el anexo al artículo 6.6.2.1.b)). f) En caso de que previamente al ensayo de las probetas se observase que una de ellas presenta signos evidentes de deficiencias de toma de muestras o de moldeo, a juicio del Director de Obra, la probeta será descartada. En ese caso, como resultado del ensayo se tomará la resistencia de la probeta restante, si sólo se han moldeado dos por edad de ensayo, o el promedio de las restantes si se hubiesen moldeado más de dos por edad de ensayo que cumplan la condición de uniformidad establecida en el anexo a 6.6.2.1.b). Si todas las probetas del grupo que debe ensayarse a la misma edad muestran signos de deficiencias, todas deberán descartarse. Igual determinación se adoptará si los resultados correspondientes a la misma edad de ensayo no cumplen el requisito de uniformidad mencionado. g) El juzgamiento de la resistencia potencial de cada clase o tipo de hormigón se realizará de acuerdo con lo especificado en el artículo 6.6.3.11.1 y en los artículos 6.6.3.11.2, según corresponda. 7.4.5.1. Número de muestras a extraer en función de la cantidad de hormigón a colocar en obra a) La cantidad total de muestras a extraer será fijada por el Director de Obra. En los casos corrientes generales ello se realizará de acuerdo con los lineamientos que se establecen en los incisos que siguen. En casos particulares el Director de Obra podrá apartarse de dichos lineamientos, en concordancia con lo establecido en el artículo 7.4.1 e). b) En el caso de aquellas estructuras cuya construcción requiera 60 m 3 o menos de hormigón de una clase determinada, se procederá de acuerdo con lo especificado en el artículo 7.4.1. g) c) Para los casos corrientes generales el juzgamiento de la resistencia potencial de cada clase o tipo de hormigón se realizará en base de por lo menos seis muestras (seis resultados de ensayo), de acuerdo con lo establecido en los artículos 6.6.3.11.1.c) y 6.6.3.11.2, excepto si la evaluación se realiza por pastón, de acuerdo con lo establecido en los artículos 6.6.3.11.1.d) y 6.6.3.11.3, en cuyo caso deberá extraerse una muestra por cada pastón.

Pág. 90

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado Tabla 11. Hormigón preparado en obra 1 Estructura y clase de hormigón 2

De un pastón elegido al azar extraer una muestra de hormigón por cada Número de metros cúbicos Número de pastones 200 pastones o número menor de pastones 400 pastones o número menor de pastones 150 pastones o número menor de pastones

Hormigón simple u hormigón armado Hormigones del Grupo H-I Hormigón masivo Hormigones del Grupo H-I Hormigón simple, armado o pretensado Hormigones del Grupo H-II o de características y propiedades especiales

100m3 o fracción menor 200m3 o fracción menor

75 m3 o fracción menor

Se extraerá una muestra de cada clase o tipo de hormigón colocado cada día de trabajo, de acuerdo con los volúmenes o número de pastones que se indican. De las columnas 1 y 2 se adoptará la que constituya un menor volumen de hormigón
Tabla 12. Hormigón elaborado (IRAM 1 660) Número de pastones 4 ó menos 5a8 9 a 14 Por cada 8 pastones adicionales o menos Número de muestras a extraer 2 3 4 1

d) En estructuras de edificios de varios pisos, en ningún caso se extraerán menos de tres muestras por piso en elevación o de subsuelo. Desde este punto de vista se considerará que el conjunto de elementos estructurales que constituyen las fundaciones del edificio o estructura son equivalentes a un piso. e) Cumpliéndose las condiciones anteriores, las cantidades de muestras a extraer estarán regidas por las disposiciones contenidas en las tablas 11 y 12, que se aplicarán, normalmente, para el hormigón preparado en obra y el hormigón elaborado, respectivamente. f) En casos particulares, si el Director de Obra, por razones especiales debidamente justificadas, lo considera necesario o conveniente, podrá aplicar también el régimen de muestreo contenido en la tabla 12 al hormigón preparado en obra. g) Después de extraída cada muestra de hormigón, se procederá a su homogeneización mediante un rápido remezclado a pala. Inmediatamente Pág. 91

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

después se procederá al moldeo de las probetas y realización de otros ensayos que sea preciso ejecutar. h) A los efectos de prever el número de muestras a extraer durante cada día de hormigonado, el Constructor, con 24 horas de anticipación, comunicará el plan a cumplirse en la fecha establecida. 7.5. HORMIGON DE CEMENTO PORTLAND. OTRAS CARACTERISTICAS QUE DEBEN VERIFICARSE PARA EVALUAR SU CALIDAD a) Además de los resultados correspondientes a los ensayos que se realicen en cumplimiento de lo dispuesto en el artículo 7.4. con el fin de determinar las características del hormigón fresco y la resistencia potencial del hormigón endurecido de obra, cuando existan dudas respecto a los resultados y verificaciones realizados para determinar la máxima razón agua/cemento y el contenido total de aire del hormigón fresco (artículos 6.6.3.9., 6.6.5.1. a 6.6.5.7. y anexo al artículo 7.4.3.b), inciso 2, para la razón agua/cemento, y artículo 6.6.3.8. y 7.4.4.b) para el contenido total de aire), directamente vinculados con la durabilidad del hormigón sometido a las condiciones de exposición y de contacto con el medio ambiente del lugar de emplazamiento de la estructura, también deberán verificarse dichas características en la forma que se establece en el inciso b). b) La verificación se realizará en función de los resultados de los ensayos y comprobaciones realizados durante el proceso constructivo de las estructuras, complementados, cuando ello resulte necesario a juicio del Director de Obra, por otros ensayos que permitan obtener la información deseada a partir de muestras de hormigón endurecido, extraídas de la estructura mediante sondas rotativas provistas de coronas de diamantes. c) Se considerará que el hormigón tiene la calidad especificada si, además de cumplirse las condiciones de resistencia, se cumplen también las condiciones de durabilidad mencionadas en el inciso a) u otras establecidas en este Reglamento. Si esto no ocurre, se considerará que el hormigón empleado para construir las estructuras no cumple las exigencias y condiciones de calidad especificadas por este Reglamento. 7.6. HORMIGON DE CEMENTO PORTLAND. ENSAYOS INFORMATIVOS DEL GRADO DE ENDURECIMIENTO DEL HORMIGON a) Además de las probetas necesarias para juzgar la resistencia potencial de cada clase o tipo de hormigón de obra (ver el artículo 7.4.), se moldeará un número adicional de probetas con el objeto de obtener información relacionada con las siguientes circunstancias (ver el artículo 6.6.3.11.c) u otras que puedan ocurrir durante el desarrollo de las operaciones de obra: - condiciones de protección y curado del hormigón; - oportunidad de realizar las operaciones de desencofrado;

Pág. 92

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

- resistencia del hormigón como requisito previo para aplicar tensiones o cargas a la estructura; - resistencia del hormigón para iniciar el movimiento y traslado de los elementos premoldeados. b) Las probetas se moldearán en el mismo momento y con hormigón de la misma muestra empleada para realizar los ensayos de aceptación del hormigón (ver el artículo 7.4.) pero no serán empleadas para juzgar la resistencia potencial de rotura de dicho material en la forma que establece el mencionado artículo. c) A los fines indicados en el inciso a) se moldeará un número suficiente de grupos de por lo menos dos probetas cada uno, de acuerdo con el número de variables o condiciones que se desee o deba controlarse, y de acuerdo también con el número de edades de ensayo en las que se realizarán los controles mencionados. (Ver el anexo a este artículo). d) Se entenderá por resultado de un ensayo al definido en el anexo al artículo 6.6.2.1. b). e) En este caso, el juzgamiento de la resistencia del hormigón se realizará en base a resultados de ensayos individuales o promedio de los mismos, y no mediante tratamiento estadístico de resultados. En ningún caso se adoptarán decisiones con menos de dos resultados de ensayo, correspondientes a hormigones provenientes de otros tantos pastones distintos empleados para el moldeo del elemento o grupo de elementos estructurales representados por las probetas disponibles. f) Las probetas destinadas a la realización de estos ensayos se moldearán y ensayarán de acuerdo con lo dispuesto en las normas IRAM 1 524 y 1 546, respectivamente. Después de moldeadas, las probetas serán mantenidas junto o sobre el elemento estructural a quien representan y se curarán en condiciones tan idénticas como sea posible a las que se encuentre sometido el hormigón de la estructura (Norma IRAM 1 524, párrafos G-43 a G-45). g) En los casos en que, en razón del pequeño volumen y gran superficie de las probetas (en relación a los de la estructura) pueda preverse una pérdida prematura, y no comparable, de humedad de las probetas, éstas se protegerán convenientemente con una funda impermeable de material plástico. (Ver el anexo a este artículo). 7.6.1. Evaluación de los resultados de los ensayos informativos del grado de endurecimiento del hormigón 7.6.1.1. Ensayos realizados para apreciar las condiciones de protección y curado del hormigón a) Si las probetas adicionales moldeadas, curadas y ensayadas en la forma especificada en el artículo 7.6. con el fin de verificar el cumplimiento de las exigencias de curado establecidas en el artículo 10.4.2.b), arrojan Pág. 93

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

una resistencia media menor del 75% de la resistencia característica especificada, se considerará que el curado del hormigón no ha sido satisfactorio. En consecuencia, el Constructor deberá prolongarlo, o mejorar los procedimientos de protección y curado empleados hasta que, mediante el ensayo de las probetas de control restantes, se verifiquen que el hormigón cumple la exigencia establecida. b) Cuando como consecuencia del curado realizado existan dudas respecto a la resistencia del hormigón colocado en obra, el Director de Obra podrá disponer la extracción y ensayo de testigos de la estructura, de acuerdo con lo establecido en el artículo 7.7. a los efectos de verificar dicha resistencia como medio de apreciar la efectividad del curado. Los ensayos de los testigos se realizarán a una edad no mayor que la especificada para determinar la resistencia característica del hormigón. Si los resultados obtenidos cumplen lo establecido en el artículo 7.7.1. se considerará que la resistencia del hormigón es satisfactoria. En caso contrario la estructura será sometida a un curado húmedo adicional hasta que se alcance la resistencia especificada en el mencionado artículo. 7.6.1.2. Ensayos realizados para juzgar la oportunidad de efectuar las operaciones de desencofrado, de aplicar tensiones o cargas a la estructura, o realizar el movimiento y traslado de los elementos premoldeados. Las probetas empleadas para determinar la resistencia del hormigón en las oportunidades indicadas en el presente artículo son las que, de acuerdo con lo establecido en el artículo 7.6.f) han sido mantenidas junto o sobre la estructura que representan, y fueron curadas en condiciones tan idénticas como fue posible a las que fue sometido el hormigón de la estructura. Las resistencias medias de las probetas disponibles para verificar la oportunidad de realización de cada uno de las operaciones mencionadas, deben satisfacer las condiciones que se indican a continuación: - Desencofrado: según el artículo 12.3.2. - Aplicación de cargas o tensiones previas, y traslado de elementos premoldeados: resistencias medias iguales o mayores que las indicadas por el proyectista en los planos y otros documentos del proyecto, para realizar dichas operaciones. 7.7. HORMIGON DE CEMENTO PORTLAND. VERIFICACION DE LA RESISTENCIA DEL HORMIGON DE LA ESTRUCTURA MEDIANTE LA EXTRACCION Y ENSAYO DE TESTIGOS DEL HORMIGON ENDURECIDO Y METODOS COMPLEMENTARIOS. EVALUACION DE LOS RESULTADOS DE LOS ENSAYOS a) En casos especiales y cuando el Director de Obra lo considere necesario, podrá disponer la extracción de testigos del hormigón endurecido de la estructura, con el fin de realizar ensayos que permitan apreciar la calidad del mismo. Las extracciones de testigos sólo podrán realizarse cuando la operación no afecte a la capacidad de resistencia ni a la estabilidad de la estructura. (Ver el anexo a este artículo). Pág. 94

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

b) Dichos ensayos podrán ser complementados por ensayos no destructivos u otros que, a juicio del Director de Obra, permitan aportar información confiable sobre la calidad y condiciones de uniformidad del hormigón. Los ensayos no destructivos, cuando sean autorizados, deberán ser realizados e interpretados por un profesional especializado, a juicio del Director de Obra. c) Los resultados de los ensayos no destructivos no se emplearán para reemplazar a los resultados obtenidos mediante el ensayo de testigos o probetas moldeadas, ni como evidencia para decidir la aprobación o el rechazo del hormigón cuestionado por falta de resistencia. d) La extracción de los testigos y su preparación para el ensayo de resistencia se realizarán en la forma establecida en la norma IRAM 1 551. El equipo empleado para efectuar la extracción debe asegurar la obtención de muestras no alteradas del hormigón de la estructura. El ensayo a compresión de los testigos se realizará de acuerdo con lo establecido por la norma IRAM 1 546, teniendo en cuenta lo especificado en el inciso f) respecto al contenido de humedad del hormigón en el momento del ensayo. La resistencia de rotura a compresión de cada testigo se redondeará al 0,1 MN/m² (1,0 kgf/m²) más próximo. (Ver el anexo a este artículo). e) Cuando los testigos tengan por objeto verificar la resistencia del hormigón de la estructura, se extraerán por lo menos tres testigos representativos por cada elemento estructural o zona de la estructura considerada de resistencia no satisfactoria. Si se trata de verificar la resistencia del hormigón de la totalidad de la estructura, para establecer la cantidad de testigos a extraer se tendrá en cuenta el volumen total de hormigón de la estructura. Los lugares de extracción se ubicarán al azar y, en este caso, el número de testigos representativos a extraer será por lo menos quince. (Ver el anexo a este artículo). f) Si en las condiciones de servicio, el hormigón de donde se extrajo el testigo se encuentra seco, el testigo se ensayará después de haberlo dejado secar al aire durante 7 días anteriores al momento de ensayo, a temperatura comprendida entre 160C y 270C y humedad relativa ambiente menor del 60%. Se lo ensayará en las condiciones de humedad resultantes Si en cambio, en las condiciones de servicio, el hormigón de donde se extrajo el testigo está más que superficialmente humedecido, el testigo se sumergirá en una solución saturada de cal durante por lo menos 40 horas, a temperatura de entre 210C y 250C, y se lo ensayará inmediatamente después de haberlo extraído de la solución citada. En el informe deberá indicarse si el testigo se ensayó después de haberlo dejado secar al aire, o saturado.

Pág. 95

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

7.7.1. Evaluación de los resultados de los ensayos El hormigón de la zona o elemento estructural representado por los testigos extraídos y ensayados de acuerdo con lo establecido en el artículo 7.7. se considerará de resistencia estructuralmente satisfactoria si la resistencia media de los testigos es igual o mayor al 85% de la resistencia característica 'bk especificada, siempre que ningún testigo arroje una resistencia menor del 75% de 'bk. 7.8.CONTROL DE CALIDAD DE OTROS MATERIALES Y EMPLEADOS PARA LA CONSTRUCCION DE LAS ESTRUCTURAS 7.8.1. Barras de acero para armaduras a) Sobre cada partida de barras de acero, y para cada uno de los diámetros que la integra, se verificará su identificación según el tipo a que correspondan, de acuerdo con lo establecido en las normas IRAM-IAS. Se observará además que las barras no presenten en sus superficies virutas, escamas u otras asperezas que puedan producir heridas durante su manipuleo. Asimismo se apreciará si superficialmente presentan signos de corrosión y si las barras están libres de grietas, sopladuras o cualquier otro defecto que pueda afectar desfavorablemente sus características mecánicas o sus condiciones de trabajo en obra. b) Las partidas que no cumplan estas condiciones no deberán aceptarse. c) Sobre cada partida y para cada uno de los diámetros que la componen se tomarán las muestras en las cantidades indicadas en las normas respectivas con el objeto de verificar que sus medidas, sus características mecánicas, así como las discrepancias en masa individual y del lote satisfacen las exigencias establecidas. d) En caso de que en obra vayan a utilizarse barras soldadas se verificará, mediante los ensayos que el Director de Obra considere necesarios, que el método propuesto permite obtener resultados satisfactorios. 7.8.2. Elementos constructivos y otros materiales 7.8.2.1. Exigencias generales Se verificará que todas las partidas de elementos constructivos que lleguen a obra provengan de fábricas sujetas a supervisión de calidad y sean acompañadas con los certificados de remisión donde consten los datos que para cada caso se exijan (ver el artículo 5.2.6.). 7.8.2.2. Ensayo de los elementos de relleno y ladrillos para losas Se debe verificar que los componentes de cada partida de elementos de relleno estáticamente colaborantes, sean premoldeados de hormigón o de material cerámico, posean las dimensiones necesarias de acuerdo con las especificaciones técnicas, que la forma de las juntas de unión sea adecuada y que las superficies aseguren una adherencia suficiente con el hormigón. De cada partida se tomarán como mínimo cinco elementos para verificar que la resistencia a compresión satisface las exigencias del cálculo estructural. Pág. 96 ELEMENTOS

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

En caso de elementos de relleno estáticamente no colaborantes, las verificaciones se referirán únicamente a las dimensiones, forma de las juntas y superficies de adherencia. 7.8.2.3. Ensayo de los elementos de vidrio para estructuras de hormigón En cada partida de elementos de vidrio para hormigón se debe verificar que las indicaciones del certificado de remisión corresponden a las especificaciones técnicas. 7.8.2.4. Ensayo del mortero de cemento pórtland Para cada tipo de mortero empleado y como máximo por cada 200 m de juntas ejecutados, por cada piso de la estructura y por cada 7 días de trabajo, en que se haya preparado mortero en forma continuada, se debe ensayar una serie de tres probetas cúbicas de 70,7 mm de arista de los diversos morteros de relleno. Resultará determinante aquella exigencia que proporcione la mayor cantidad de series de probetas. Las probetas moldeadas serán curadas y ensayadas de acuerdo con lo establecido en la norma IRAM 1 657. 7.9. PRUEBAS Y ENSAYOS A REALIZAR EN LAS OBRAS TERMINADAS En el caso que, por el carácter particular de la estructura, resulte necesario comprobar si la misma reúne, después de terminada, ciertas condiciones específicas, el Pliego de Especificaciones Técnicas Complementarias establecerá las pruebas y ensayos que deben realizarse, indicando la forma de efectuar el ensayo de que se trata y el procedimiento para interpretar los resultados. (Ver el anexo a este artículo) 7.9.1. Pruebas de carga directa de las estructuras a) En el caso previsto en el artículo 8.4.2.c) o si lo especifica el Pliego de Especificaciones Técnicas Complementarias, se realizarán pruebas de carga directa de las estructuras terminadas, o de parte de las mismas, debiendo establecerse claramente las siguientes circunstancias: - zona o parte de la estructura a la que deben aplicarse las cargas; - magnitudes que deben medirse; - métodos de medición a emplear; - puntos o zonas de las estructura donde deben instalarse los instrumentos de medición; - condiciones de carga y de descarga de la estructura. b) Como norma general no se realizarán pruebas de carga antes de que el hormigón haya alcanzado una resistencia por lo menos igual a la considerada en los cálculos estructurales. Las cargas a aplicar, en ningún caso serán mayores que las correspondientes a los cálculos(Ver el anexo a este artículo).

Pág. 97

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

7.9.2. Interpretación de los resultados de las pruebas de carga directa de las estructuras El resultado de la prueba se considerará satisfactorio si se cumplen las siguientes tres condiciones: a) Durante la ejecución del ensayo no se produjeron fisuras cuyo ancho pueda comprometer la seguridad o durabilidad de la estructura, que no correspondan a lo previsto en el proyecto b) Las flechas medidas no exceden de los valores máximos establecidos en el proyecto como compatibles con la correcta utilización de la estructura. c) La flecha residual después de retirar la carga, teniendo en cuenta el tiempo en que ésta estuvo aplicada, es lo suficientemente pequeña como para estimar que la estructura presenta un comportamiento esencialmente elástico. (Ver el anexo a este artículo)

Pág. 98

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

ANEXOS AL CAPITULO 7
7.3.2.a) ESTUDIOS Y ENSAYOS PREVIOS Los estudios y ensayos previos indicados en el artículo 7.3.2. podrán hacerse repetir si se producen cambios significativos en las características de los materiales componentes del hormigón o si se hubiesen producido variaciones en las condiciones de obra en las que se basaron los estudios y ensayos iniciales. Si existe la posibilidad de que las operaciones de hormigonado se realicen con bajas o elevadas temperaturas ambientes, especialmente si se emplean aditivos químicos, o aditivos minerales pulverulentos, si el hormigón contiene cementos de endurecimiento más lento que el de los cementos normales, o si para el curado del hormigón de obra se prevé el empleo de métodos acelerados como el curado a vapor, en los estudios y ensayos previos deberá verificarse, con temperaturas tan similares como sea posible a las que prevalecerán en obra, si pueden obtenerse con seguridad las resistencias especificadas a las edades establecidas, la trabajabilidad, tiempo de fraguado inicial, porcentaje de aire del hormigón y demás condiciones necesarias en el momento de ejecución de las estructuras. 7.3.3.1.b) DETERMINACION RACIONAL DE LA COMPOSICION DEL HORMIGON 1) Determinación de la resistencia media de dosificación ( 'bm) del hormigón Conocido el valor de 'bk correspondiente al hormigón que debe proyectarse, para calcular el valor de 'bm, según lo establecido en el artículo 7.3.3.1.b) del texto reglamentario, se requiere conocer el valor 1,65 . s que debe sumarse a la resistencia característica 'bk. Dicho valor podrá calcularse en distintas formas, basadas en el conocimiento del valor de s, o la adopción de valores mínimos estimativos que tienen en cuenta la forma y cuidados con que se realicen la elaboración y control de calidad del hormigón. 1.1) Hormigones del Grupo H-I: 1.1.1) Mediante justificación fehaciente presentada por el Constructor a satisfacción del Director de Obra, del valor de la desviación normal s resultante del análisis estadístico de por lo menos 30 resultados de ensayos correspondientes a otras tantas muestras distintas del hormigón empleado en una obra anterior y preparado con materiales y proporciones similares a los de la nueva obra, colocado con el mismo equipo de trabajo y con control de calidad similar, construida dentro de los 12 meses anteriores a los de la fecha de iniciación de la construcción de la nueva estructura. Los valores de s a adoptar en ningún caso serán menores de 2,5 MN/m² (25 kgf/cm²) para los hormigones de clases H-4 y H-8, ni de 3,5 MN/m² (35 kgf/cm²) para los hormigones de clases H-13 y H-17.

Pág. 99

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

1.1.2) Cuando se carezca de la información indicada en el inciso anterior 1.1.1.),el cemento se mida en masa o por bolsa entera y los agregados se midan en volumen en forma cuidadosa, con determinaciones ocasionales del asentamiento del hormigón y generalmente por apreciación visual, como valores mínimos de s se adoptarán los siguientes. Para hormigones de clase H-8 y menores: 4,0 MN/m² (40 kgf/m²) y para hormigones de clases H-13 y H-17: 6,5 MN/m² (65 kgf/m²). 1.1.3) Cuando en obra el cemento se mida en masa o por bolsa entera, y el agua y los agregados en volumen en forma poco cuidadosa, con solo apreciación visual de la consistencia de la mezcla, pero sin garantía de control significativo del asentamiento y de la aptitud de colocación del hormigón, como valor mínimo de s, para los hormigones de clases H-8 y menores, se adoptará el de 5,0 MN/m² (50 kgf/cm²),y para los de clases H-13 y H-17 el valor de 9,0 MN/m² (90 kgf/cm²). 1.2.) Hormigones del Grupo H-II: Para los hormigones del Grupo H-II y para los de características y propiedades especiales, el Constructor, en base a la experiencia obtenida en obras anteriores, elegirá el valor de la desviación normal s teniendo en cuenta además la gama esperada de variación de la resistencia del hormigón en la obra a ejecutar. El valor de s que se adopte debe asegurar que el hormigón de obra cumpla las exigencias establecidas para cada resistencia característica, en la columna 4 de la Tabla 3 (ver el artículo 6.6.2.2.) La resistencia media de dosificación establecida en la forma indicada en 7.3.3.1.b) y más arriba en este anexo será empleada para determinar la composición de la mezcla inicial y hasta que los resultados de los ensayos realizados con el hormigón de la obra en ejecución permitan conocer el valor real de la desviación normal s, que se calculará con la expresión contenida en el anexo al artículo 6.6.2.1.c), empleando para ello por lo menos treinta resultados de ensayos. Cuando esto ocurra podrá recalcularse el valor de la resistencia media 'bm y corregirse la composición del hormigón para los futuros trabajos a realizar. A medida que avancen los trabajos de obra, se calcularán los nuevos valores de s que se irán aplicando, previa aprobación de los mismos por el Director de Obra, para calcular los correspondientes valores de la resistencia media de dosificación 'bm. 2. Riesgo del Productor La aplicación del criterio de aceptación indicado en el artículo 1) de este anexo implica, sin embargo, la posibilidad del rechazo de una cierta proporción del hormigón entregado aún cuando éste posea la calidad especificada. Esto es explicable por las leyes estadísticas y es evidentemente más crítico si la magnitud de la muestra es muy reducida. En un hormigón de la misma dosificación y resistencia característica, preparado en las mismas condiciones, puede esperarse que uno de cada nueve Pág. 100

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

ensayos arroje un valor hasta un 20% menor que el de la resistencia característica especificada. Por medio de un control estadístico de las resistencias del hormigón de acuerdo con el anexo al artículo 6.6.2.1.a), el productor podrá reducir su riesgo de no aceptación por conocer el valor de su desviación normal y elegir consecuentemente el valor de la resistencia media para la dosificación del hormigón. 7.3.3.1.d) DETERMINACION EXPERIMENTAL DE LAS CURVAS QUE VINCULAN LA RESISTENCIA MEDIA DE ROTURA A COMPRESION DEL HORMIGON CON LA RAZON AGUA/CEMENTO, PARA EL CONJUNTO DE MATERIALES A EMPLEAR EN OBRA. 1) Empleando el método de dosificación elegido, se prepararán pastones de prueba de la composición y consistencia adecuados para ejecutar la estructura. Por lo menos se emplearán tres razones agua/cemento distintas, que produzcan una gama de resistencias medias que comprendan tanto a las necesarias para satisfacer, para cada clase o tipo de hormigón, las exigencias correspondientes a las resistencias características especificadas, como a las razones agua/cemento máximas establecidas por razones de durabilidad o por otros motivos. 2) El asentamiento del hormigón correspondiente a cada pastón de prueba estará comprendido dentro de la gama especificada. En cuanto al porcentaje total de aire incorporado, si se trata de hormigones con aire intencionalmente incorporado en su masa, será el máximo permitido en cada caso. Se anotará la temperatura del hormigón fresco recién mezclado. 3) Por cada una de las razones agua/cemento citadas anteriormente, se moldearán por lo manos tres probetas por edad de ensayo. Cada una de ellas provendrá de un pastón distinto, pero de igual composición, preparado en días distintos. 4) El acondicionamiento de los materiales, la preparación del hormigón y el moldeo, curado y preparación de las probetas para ensayo, se realizarán de acuerdo con lo establecido en la norma IRAM 1 534. El ensayo a compresión se realizará en las condiciones que establece la norma IRAM 1 546, a la edad de 28 días y a las edades menores o mayores especificadas o requeridas en relación a las operaciones de obra que deban controlarse o realizarse. 5) Los resultados de estos ensayos permitirán trazar las curvas que relacionan la razón agua/cemento del hormigón con la resistencia media de rotura a compresión, para el conjunto de materiales en estudio. 6) De la curva correspondiente a la edad de ensayo especificada o que interese, se obtendrá la razón agua/cemento máxima necesaria para obtener la resistencia media de dosificación calculada de acuerdo con lo establecido en el artículo 7.3.3.1.b) de las disposiciones reglamentarias.

Pág. 101

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

7) El contenido unitario de cemento y la composición de cada clase o tipo de hormigón a emplear en la obra, serán los necesarios para no exceder la máxima razón agua/cemento cuando el asentamiento de la mezcla sea el máximo permitido. 7.3.3.1.e) RAZON AGUA/CEMENTO CON QUE DEBE DOSIFICARSE EL HORMIGON Si la razón agua/cemento establecida por razones de durabilidad o por otros motivos es menor que la necesaria para obtener la resistencia media de dosificación del hormigón, el hormigón proyectado tendrá resistencias media y característica mayores que las necesarias por razones de resistencia. Este hecho debe ser tenido en cuenta al realizar los ensayos de control de calidad (ensayos de aceptación) del hormigón con que se ejecuten las estructuras. 7.3.3.1.2.b) PASTONES DE PRUEBA EN ESCALA DE OBRA Previa autorización del Director de Obra, el hormigón sobrante de los ensayos de los pastones a que se ha hecho referencia en el texto reglamentario de este artículo, podrá emplearse en obra para ejecutar aquellas partes de las estructuras donde se requiera un hormigón de menor calidad que la del hormigón en estudio. 7.4.2.c) ENSAYOS A REALIZAR En caso de obtención de resultados desfavorables o que ofrezcan dudas, el Constructor, como responsable de la ejecución de los trabajos, e independientemente de los motivos expuestos en este Reglamento para la realización de los ensayos de aceptación, agotará los medios, con el fin de llegar al con vencimiento de que tanto el hormigón fresco como el endurecido poseen las características y calidad especificadas. Al efecto, y sin descartar la realización de otros ensayos, verificará, como primera medida, la composición del hormigón, su razón agua/cemento y sus resistencias mecánicas, lo mismo que otras características relevantes que permitan eliminar rápidamente las dudas que hubiesen surgido como consecuencia de resultados que puedan considerarse inseguros. 7.4.3.b) OTROS ENSAYOS DE POSIBLE REALIZACION SOBRE EL HORMIGON FRESCO Y OPORTUNIDADES DE REALIZACION 1) Contenido unitario de cemento El contenido de cemento por metro cúbico de hormigón compactado podrá verificarse de acuerdo con lo que disponga el Director de Obra, en la siguiente forma: - Mediante el conocimiento de las masa de cada uno de los materiales componentes del hormigón, obtenidos en la planta de elaboración, y la determinación de la masa de la unidad de volumen del hormigón fresco compactado (IRAM 1 562). - En el caso de plantas con registro impreso de las pesadas de cada uno de los materiales componentes del hormigón, por análisis de las bandas de papel impreso, y determinación de la masa de la unidad de volumen del hormigón fresco compactado, como en el caso anterior. Pág. 102

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

- Mediante ensayos adecuados realizados sobre muestras representativas de hormigón fresco u otro método satisfactorio, teniendo en cuenta la dispersión de resultados propia del método. La verificación se realizará al iniciar las operaciones de hormigonado y posteriormente en las oportunidades en que lo disponga el Director de Obra. Se admitirá una tolerancia en menos de hasta el 5,0% en masa. La tolerancia en más no será mayor del 10,0% en masa. Los porcentajes se refieren a la cantidad de cemento especificada o a la determinada en los estudios y ensayos previos a la ejecución de la estructura como necesaria para obtener la resistencia y demás características especificadas. 2) Razón agua/cemento La verificación se realizará empleando los procedimientos indicados en el artículo 1) de este anexo u otros igualmente confiables. Para cada Clase de hormigón, el procedimiento se aplicará al iniciar las tareas de hormigonado, y posteriormente por lo menos una vez por día, o cuando lo disponga el Director de Obra. En el caso de los hormigones de características y propiedades especiales, los resultados individuales de la razón agua/cemento no deben exceder de los especificados para cada uno de ellos en los artículos 6.6.5.1. a 6.6.5.7. Para los demás hormigones, el valor medio de las razones agua/cemento de tres determinaciones consecutivas no excederá el valor especificado en el artículo 6.6.3.9. ni del valor establecido en los estudios y ensayos previos con el fin de que se alcance la resistencia característica y demás condiciones especificadas. Los valores de las determinaciones individuales no deben exceder del 10,0% respecto de los valores citados anteriormente. 3) Peso de la unidad de volumen del hormigón fresco (IRAM 1 562) Cuando así lo decida el Director de Obra, el ensayo se realizará cada vez que se moldeen probetas para verificar la resistencia mecánica del hormigón. Los resultados obtenidos se registrarán y compararán, a los efectos de apreciar las condiciones de uniformidad del material a lo largo del proceso constructivo. También se registrarán los valores medios móviles correspondientes a cada una de las series de tres resultados consecutivos disponibles, calculados en forma similar a la establecida en el artículo 6.6.3.11.2.a)1. para los ensayos de resistencia. 4) Tiempo de fraguado inicial del hormigón (IRAM 1 662) Contenga o no el hormigón un aditivo retardador del tiempo de fraguado inicial, cuando aquél se coloque y vibre para constituir un elemento estructural que debe resultar monolítico por razones de resistencia, estanqueidad o durabilidad, especialmente si la temperatura ambiente es de 25°C o mayor, al iniciarse las operaciones del día y a intervalos Pág. 103

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

adecuados, se determinará al tiempo de fraguado inicial del hormigón. Dichos intervalos se establecerán en función de la temperatura ambiente, de acuerdo con los controles que corresponda realizar para evitar la formación de juntas no previstas de trabajo. 7.4.4. ENSAYOS SOBRE EL HORMIGON FRESCO a) Determinación del asentamiento del hormigón fresco Se recomienda realizar el ensayo con la mayor rapidez posible, especialmente cuando en le momento de colocar el hormigón en los encofrados se trabaje con temperaturas elevadas. En caso de que al realizar el ensayo, el asentamiento esté fuera de los límites especificados, con toda premura y con otra porción de hormigón de la misma muestra, se procederá a repetirlo. Si el nuevo resultado obtenido está fuera de los límites especificados, se considerará que el hormigón no cumple las condiciones establecidas. En consecuencia, se darán instrucciones a la planta de elaboración para que proceda a una modificación inmediata de las proporciones del hormigón, sin alterar la razón agua/cemento especificada. En cuanto al hormigón ensayado cuyo asentamiento está fuera de los límites especificados, se considerará que no reúne las condiciones establecidas para la ejecución de la estructura. b) Contenido de aire del hormigón fresco de densidad normal Se recomienda realizar el ensayo inmediatamente después de terminado el mezclado, y con la mayor rapidez posible. Si el porcentaje de aire determinado está fuera de los límites especificados, se repetirá el ensayo con otra porción de hormigón de la misma muestra. Si tampoco se obtuviesen resultados satisfactorios, se considerará que el hormigón no cumple las condiciones establecidas ni es apto para la construcción de las estructuras. En consecuencia, se procederá a una inmediata modificación del contenido de aditivos y de la composición del hormigón, sin modificar la razón agua/cemento, o se cambiará de marca o procedencia del aditivo. 7.6. ENSAYOS DE ENDURECIMIENTO c) Cantidad de probetas a moldear para realizar los ensayos de endurecimiento del hormigón Para establecer el número de grupos de probetas a moldear, se tendrá especialmente en cuenta que, al realizar los ensayos correspondientes a una edad determinada, puede ocurrir que la resistencia que se obtenga sea menor que la necesaria para realizar, por ejemplo, la remoción de encofrados, el traslado de los elementos premoldeados, etc. En esos casos será necesario disponer de una cantidad adicional de grupos de probetas, para repetir el ensayo a una edad o edades posteriores.

Pág. 104

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

g) Al juzgar los resultados de estos ensayos, se tendrá en cuenta que el hormigón de los elementos estructurales cuyas dimensiones difieran significativamente de las que corresponden a las probetas, puede alcanzar una resistencia distinta que el hormigón de éstas, como consecuencia del distinto grado de acumulación de calor y de la distinta incidencia de la temperatura ambiente sobre el elemento estructural y sobre las probetas que lo representan. 7.7 EXTRACCION DE TESTIGOS DEL HORMIGON ENDURECIDO a) Extracción de testigos de hormigón endurecido de la estructura. Ubicación de los testigos. Identificación La necesidad de extraer testigos del hormigón de la estructura puede presentarse en los casos siguientes: - Cuando por alguna razón debidamente justificada no se disponga de resultados de ensayos de probetas moldeadas durante el proceso constructivo de la estructura, con el fin de determinar la resistencia del hormigón. - Si los resultados obtenidos de los ensayos indicados en el párrafo anterior no cumplen las exigencias establecidas en este Reglamento o si por alguna razón existen dudas sobre la resistencia u otras características del hormigón de la estructura. - Cuando se requiera verificar la compacidad, porcentaje de aire incorporado al hormigón u otras características del hormigón endurecido de la estructura. Cuando se extraigan testigos en zonas o elementos determinados, la ubicación de los mismos será establecida al azar por el Director de Obra, pero tratando que, en todos los casos, se perjudique en la menor forma posible a la zona o elemento de la estructura en estudio. Al realizar las extracciones, mediante el empleo de métodos no destructivos u otros adecuados, se determinará la ubicación de las armaduras con el objeto de no perjudicarlas durante la extracción. Los testigos que, a juicio del Director de Obra, resulten defectuosos o hayan sido perjudicados por la operación de extracción, no serán ensayados, debiéndoselos reemplazar por otros extraídos en zonas próximas, inmediatamente después de constatadas las deficiencias. Cada testigo será clara e indubitablemente identificado en relación con la zona o elemento estructural de donde fue extraído. d) Testigos de resultados erráticos En los casos en que el Director de Obra desee verificar o confirmar la resistencia de testigos que considere de resultados erráticos, podrá disponer la extracción y ensayo de testigos adicionales en la zona o elemento estructural en estudio. Pág. 105

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

e) Relleno de las perforaciones. Condiciones de seguridad en que deben realizarse estos trabajos Dentro de las 48 horas de realizadas las extracciones de los testigos el Constructor hará llenar los orificios resultantes de las perforaciones, con hormigón de bajo asentamiento y de las mismas proporciones de materiales sólidos que el que se empleó para el moldeo de las estructuras. La operación se realizará con todo cuidado, en las condiciones correspondientes a la reparación de una estructura. Durante las operaciones de extracción de testigos de hormigón endurecido, realización de pruebas de carga directa de las estructuras, u otras operaciones que el Director de Obra decida realizar con el fin de verificar las características de las zonas o elementos estructurales construidos con hormigón de resistencia inferior a la especificada, el Constructor adoptará todas las precauciones y medidas de seguridad necesarias para evitar que la calidad y condiciones de seguridad de la estructura resulten perjudicadas. 7.9. PRUEBAS A REALIZAR EN LAS OBRAS TERMINADAS Los ensayos que se realicen sobre probetas moldeadas y también sobre testigos extraídos de la estructura terminada, permiten apreciar las resistencias mecánicas del hormigón con que se ha construido la estructura y también algunas otras características de este material pero, en general, no permiten apreciar el comportamiento de la estructura terminada. Por ejemplo, puede determinarse la permeabilidad al agua de una probeta o testigo de hormigón pero ello no autoriza a adjudicar a la estructura construida con el mismo hormigón, una vez terminada, la característica determinada sobre la probeta. Ello ocurre porque durante el proceso constructivo intervienen diversas variables que pueden coincidir en sus efectos con las correspondientes al moldeo de la probeta. Tal por ejemplo la distinta compacidad del hormigón en la estructura y en la probeta, que puede ser motivada por la forma de compactación, posibilidad de segregación del hormigón de obra, etc. Es decir que, cuantitativamente, el hormigón de obra puede esperarse que tenga un distinto comportamiento, a pesar de los cuidados que se adopten, que el hormigón empleado para moldear la probeta. Por tal razón es que, en algunos casos, resulta aconsejable realizar ensayos sobre la estructura terminada. 7.9.1. PRUEBAS DE CARGA DIRECTA DE LAS ESTRUCTURAS Si las Especificaciones Técnicas Complementarias no especifican la exigencia de realizar la prueba de carga, pero la misma debe realizarse de acuerdo con lo previsto en el artículo 8.4.2.c), las circunstancias establecidas en el inciso a) del artículo 7.9.1. del Texto Reglamentario serán fijadas conjuntamente por el Director de Obra y el Proyectista de la estructura. La dirección, ejecución de las pruebas de carga, la cuidadosa lectura del instrumental, y la interpretación de los resultados que se obtengan, serán realizados por un profesional y personal especializados, a juicio del Director de Obra. Si la prueba de carga se realiza con cargas estáticas, se evitará que durante los ensayos se produzcan choques o vibraciones que puedan afectar al elemento o zona Pág. 106

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

sometidos a ensayo. Las cargas se dispondrán de modo tal que no se produzcan efectos de arco o bóveda capaces de transmitir directamente a los apoyos una parte de la carga aplicada. Si la prueba de carga se realiza con cargas dinámicas o móviles, éstas deberán aplicarse a una velocidad tan similar como sea posible a las previstas para las cargas reales que se aplicarán en las condiciones de servicio. Salvo disposición expresa en sentido contrario, contenida en el Pliego de Especificaciones Técnicas Complementarias, las cargas dinámicas o móviles podrán sustituirse por cargas estáticas equivalentes. La forma de aplicación de las cargas debe ser la necesaria para que, en las secciones que se consideran críticas, se produzcan los máximos esfuerzos. Debe tenerse en cuenta asimismo la posibilidad de que los elementos vecinos colaboren para absorber cargas del elemento que se ensaya. En lo referente a la aplicación de las cargas, es conveniente aplicarlas por incrementos sucesivos, dividiendo para ello la carga total, en lo posible, en por lo menos cuatro partes. Desde el momento en que finaliza la aplicación de una fracción de carga hasta que se inicia la siguiente, deberán dejarse transcurrir intervalos de tiempo sensiblemente iguales y de, como mínimo, 15 minutos, que resulten suficientes para lograr una estabilización de las deformaciones. Una vez completada la carga total, se dejarán pasar algunas horas antes de retirarla, con el fin de observar cualquier defecto o fisura que pudiese aparecer. Se llama especialmente la atención sobre el posible efecto perturbador de la temperatura y de la exposición al sol del equipo e instrumental, que pueden producir lecturas erróneas de la medición de las deformaciones. Las mismas causas pueden provocar asimismo variaciones de deformación en los elementos estructurales que se ensayan. El instrumental de medición debe colocarse y fijarse firmemente a soportes o apoyos firmes y estables, colocados preferentemente a la sombra y alejados de cualquier influencia extraña que pueda deformarlos, como la de posibles vibraciones. 7.9.2. INTERPRETACION DE LOS RESULTADOS DE LAS PRUEBAS DE CARGA DIRECTA DE LAS ESTRUCTURAS Como norma general, después de haber realizado un primer ciclo de carga-descarga total, la flecha residual estabilizada debe ser menor que 1/5 de la flecha total medida bajo carga total. Si esto no ocurre, se procederá a realizar un segundo ciclo de cargadescarga, al cabo del cual la flecha residual estabilizada debe ser menor que 1/8 de la fecha total medida bajo carga en este segundo ciclo. Pueden admitirse pequeñas variaciones respecto de los valores mencionados, según el tipo de elemento estructural que se ensaye y según la importancia relativa de la sobrecarga respecto a la carga permanente. Para una mejor interpretación de los resultados, es recomendable medir los movimientos más característicos que se hayan producido durante la realización de la prueba de carga y registrar, al mismo tiempo, la temperatura y humedad ambientes, las Pág. 107

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

condiciones de soleamiento y todo otro detalle que pueda influir sobre los resultados de las mediciones.

Pág. 108

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

CAPITULO 8. CONDICIONES DE ACEPTACION DE LAS ESTRUCTURAS TERMINADAS
8.1. DISPOSICIONES GENERALES a) Las estructuras terminadas que cumplan todas las exigencias y condiciones que les sean aplicables de este Reglamento, serán aceptadas. b) Las estructuras terminadas que no cumplan una o más de las exigencias y condiciones especificadas en este Reglamento, pero que han sido tratadas, acondicionadas o reparadas en la forma que el mismo establece y que, en consecuencia, cumplen sus exigencias y pueden cumplir satisfactoriamente sus funciones en las condiciones de servicio, serán aceptadas. c) Las estructuras terminadas que no cumplan una o más de las exigencias y condiciones especificadas y que, a juicio del Director de Obra, no puedan ser reparadas ni modificadas para satisfacer las disposiciones contenidas en este Reglamento, podrán ser rechazadas o aceptadas en las condiciones previstas en este Reglamento y en los documentos contractuales, teniendo en cuenta los resultados de los estudios, ensayos y pruebas especiales que aquél decida realizar y las conclusiones derivadas de los mismos. La aceptación, en caso de que así se decida, puede quedar condicionada a las modificaciones del destino, cargas de servicio u otras que resulten compatibles, a juicio del Director de Obra, con las condiciones de seguridad de la estructura y con la permanencia de la misma en el tiempo, en el lugar de su emplazamiento y en las condiciones de servicio. 8.2. TOLERANCIAS DIMENSIONALES Y DE POSICION a) Las estructuras o partes de ellas que tengan secciones o dimensiones menores que las admisibles de acuerdo con las tolerancias establecidas en el artículo 12.2.,serán consideradas como de resistencia potencialmente no satisfactoria y se les aplicarán las providencias establecidas en el artículo 8.4. b) Las estructuras o partes de ellas que tengan secciones o dimensiones mayores que las admisibles de acuerdo con las tolerancias establecidas en el artículo 12.2., podrán ser rechazadas, a juicio del Director de Obra, si la eliminación del material en exceso es imposible o si la mencionada operación reduce la resistencia del elemento estructural, la capacidad de carga de la estructura, o impide o dificulta las condiciones de funcionamiento u otras relacionadas con las funciones o aspecto de la estructura. Si a juicio del Director de Obra es posible corregir la deficiencia y se autoriza la eliminación del material en exceso, el Constructor deberá realizar los trabajos que se le indiquen, en forma tal que se mantenga la resistencia y estabilidad del elemento estructural y de la estructura, y se

Pág. 109

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

cumplan todos los requisitos previstos referentes al funcionamiento, durabilidad y aspecto de la estructura, en las condiciones de servicio. c) Las estructuras o elementos estructurales construidos en lugares o posiciones equivocadas, o fuera de las tolerancias de emplazamiento, podrán ser rechazadas si, a juicio del Director de Obra, ello afecta desfavorablemente a la resistencia, estabilidad, durabilidad, aspecto o condiciones de funcionamiento de la estructura, o si la posición o emplazamiento equivocados, interfiere o perjudica a otras obras o estructuras. d) Las superficies de losas terminadas que excedan las tolerancias establecidas en este Reglamento podrán ser corregidas o modificadas, eliminando las protuberancias y nivelando las depresiones con material de características adecuadas, o aplicando otros procedimientos previamente aprobados por el Director de Obra. El Pliego de Especificaciones Técnicas Complementarias especificará en cada caso las tolerancias de terminación seleccionadas entre las siguientes: - Terminación Clase A: la superficie será plana con una tolerancia de 3,0 mm en 3 m y se verificará con una regla recta colocada sobre cualquier lugar de la losa, en cualquier dirección. - Terminación Clase B: reemplazar 3 mm por 6 mm. - Terminación Clase C: superficie plana con tolerancia de 6 mm en 60 cm, verificada con una regla recta de 60 cm colocada en cualquier lugar de la losa, en cualquier dirección. 8.3. TERMINACION Y ASPECTO SUPERFICIAL DE LAS ESTRUCTURAS a) Las deficiencias referentes al aspecto, color y textura de las superficies de estructuras expuestas a la vista, en las que dichas características revistan especial importancia, serán consideradas, apreciadas, reparadas, acondicionadas y tratadas de acuerdo con lo que al respecto establezcan las Especificaciones Técnicas Complementarias y el Director de Obra. b) El hormigón no expuesto a la vista no será rechazado por deficiencias de aspecto, color o textura, siempre que la terminación superficial de las estructuras cumpla las condiciones generales establecidas en los artículos 12.4. y 12.5. 8.4. RESISTENCIA Y ESTABILIDAD DE LAS ESTRUCTURAS 8.4.1. Resistencia potencialmente no satisfactoria La resistencia de la estructura terminada se considerará potencialmente no satisfactoria, si no se han cumplido una o más de las condiciones especificadas que inciden directamente sobre ella. Como deficiencias importantes, relacionadas con lo que acaba de expresarse, aunque sin carácter limitativo, se considerarán las siguientes: a) Falta de cumplimiento de las condiciones de resistencia del hormigón establecidas en el artículo 6.6.3.11.1., 6.6.3.11.2. ó 6.6.3.11.3., según Pág. 110

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

corresponda, en relación con la resistencia especificada en los planos y demás documentos del proyecto. b) Empleo de barras o cables de acero de diámetros, resistencias o características distintas o inferiores a las establecidas en los planos y demás documentos del proyecto, o colocados y distribuidos en cantidades o posiciones distintas de las especificadas, o de las establecidas en este Reglamento. c) Elementos estructurales de dimensiones distintas, o ubicados en posiciones equivocadas, respecto de las que figuran en los planos y que, por tales razones, contribuyan a reducir la resistencia de los mencionados elementos. d) Protección inadecuada del hormigón contra las altas o bajas temperaturas en las etapas iniciales del endurecimiento y desarrollo de su resistencia. e) Curado deficiente del hormigón, o realizado durante un período menor que el establecido en este Reglamento y que, por tales circunstancias impidió alcanzar las resistencias especificadas. f) Hormigón perjudicado por acciones mecánicas, incendios, remoción prematura de los encofrados, accidentes, traslado prematuro o inconveniente de los elementos premoldeados, aplicación prematura de cargas o tensiones, o por cualquier otra causa que se traduzca en una reducción de la resistencia o de la calidad del material. g) Deficiencias provocadas por una mano de obra incompetente, o como consecuencia de métodos constructivos poco cuidadosos o inadecuados, que provoquen una reducción de la resistencia del hormigón o de la estructura. 8.4.2. Estudios complementarios para verificar las condiciones de seguridad de la estructura Cuando, en base a la información disponible, el Director de Obra considere que la resistencia de la estructura es potencialmente no satisfactoria, podrá disponer: a) La revisión del proyecto y la verificación de los cálculos estructurales. Para ello se adoptará como resistencia característica del hormigón de los elementos estructurales considerados, la determinada mediante los resultados de los ensayos de resistencia realizados durante el proceso constructivo de los mismos, teniendo en cuenta además la información derivada de los ensayos establecidos en el inciso b), si se hubiesen realizado. b) La realización de estudios y ensayos especiales, con el fin de verificar las características y propiedades del hormigón que forma parte de la estructura, y las condiciones de la estructura. Lo expresado tiene especial aplicación cuando los ensayos realizados para controlar la calidad del hormigón de obra durante el proceso constructivo, arrojen resultados Pág. 111

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

menores que los especificados y, en consecuencia, se considere que tanto el hormigón con que se ejecutó la estructura, como la estructura misma, tienen resistencias potencialmente no satisfactorias. Las mismas consideraciones tienen validez en los casos en que existan dudas respecto de los resultados obtenidos en los mencionados ensayos. Al efecto podrá disponerse la extracción y ensayo de testigos representativos del hormigón de la estructura, en las condiciones establecidas en el artículo 7.7 y en número adecuado, preferentemente mayor que el mínimo indicado en el inciso e) del artículo mencionado. Los resultados de los ensayos de testigos extraídos de la estructura podrán ser complementados, como medio auxiliar de establecer la homogeneidad y resistencias relativas del hormigón de la estructura, por ensayos no destructivos, como el ultrasonido, realizados de acuerdo con métodos normalizados y suficientemente experimentados, con las limitaciones establecidas en los artículos 7.7.b) y c). En todos los casos, sin excepción, la interpretación de los resultados de los ensayos no destructivos deberá ser realizada por un profesional especializado en el tema, a juicio del Director de Obra. c) La realización de pruebas de carga directa de la estructura, con medición de las cargas y las correspondientes deformaciones que permitirán realizar la evaluación de resultados. Ello estará especialmente indicado en caso de que la extracción y ensayo de testigos de la estructura no resulte posible, práctico o conveniente, o no permita eliminar dudas o sacar conclusiones, o si las verificaciones y cálculos estructurales no permiten determinar ni confirmar el grado de seguridad de la estructura. (Ver el artículo 7.9.1.). En cualquier momento de la prueba en que se observen indicios que señalen una posibilidad de peligro de ruina de la estructura, el ensayo será interrumpido. Al efecto, se adoptarán todas las medidas de seguridad necesarias para evitar la posibilidad de que se produzcan accidentes durante las operaciones que se realicen. 8.5. ADOPCION DE DECISIONES EN BASE A LOS RESULTADOS DE LOS ESTUDIOS COMPLEMENTARIOS REALIZADOS Las estructuras que de acuerdo con los resultados de los estudios, ensayos, verificaciones y pruebas descriptos en el artículo 8.4.2. cumplan las condiciones de seguridad establecidas en este Reglamento, serán aceptadas. En caso contrario, el Director de Obra adoptará las decisiones que estime corresponder, de las que sin carácter limitativo, se enumeran a continuación: a) Rechazo, demolición y reemplazo del sector, elementos estructurales o estructuras que no cumplan las condiciones de seguridad establecidas. b) Refuerzo de los elementos estructurales o estructuras que, a juicio del Director de Obra, puedan ser reforzados con el fin de que se cumplan de condiciones de seguridad establecidas. En este caso, previamente a la Pág. 112

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

ejecución de los trabajos, el Constructor deberá someter a la aprobación del Director de Obra el plan de refuerzos que se propone realizar, a los efectos de que la estructura pueda cumplir satisfactoriamente lasa funciones que le corresponden en las condiciones de servicio, con el grado de seguridad previsto en este Reglamento. c) En los casos en que ello sea posible, aprovechamiento de la estructura con reducción de las cargas de explotación, a valores compatibles con los resultados obtenidos en los estudios, ensayos y verificaciones realizados, y con las condiciones de seguridad establecidas por este Reglamento. 8.6. DISPOSICIONES CORRESPONDIENTES ELEMENTOS O ESTRUCTURAS A LA DEMOLICION DE

Cuando se disponga la demolición de una estructura o parte de ella, la tarea incluirá también las de protección, reparación, demolición y reconstrucción de las obras o estructuras existentes o ejecutadas que resulten o puedan resultar afectadas por la citada demolición. Los materiales o escombros resultantes de la demolición serán transportados y depositados fuera de la zona de obra.

Pág. 113

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

CAPITULO 9. PRODUCCION Y TRANSPORTE DEL HORMIGON A OBRA
9.1. ALMACENAMIENTO DE LOS MATERIALES Los materiales componentes del hormigón se almacenarán de acuerdo con lo establecido en los artículos 6.2.3. y 6.3.3. de este Reglamento. 9.2. INFORMACIONES SOBRE LA COMPOSICION DEL HORMIGON En un lugar visible de la planta de medición de los materiales, en forma clara y a la vista del operador encargado del manejo de aquélla, se indicarán las cantidades de materiales componentes (kg/m ) que integrarán cada metro cúbico de hormigón compactado de las distintas Clases o tipos, y cada pastón de hormigón (kg). Asimismo se indicarán, de acuerdo con el detalle que sigue, las demás informaciones que permitan identificar, en forma indubitable, el tipo y características principales del hormigón que se elabore: a) Resistencia característica del hormigón y edad especificada. b) Consistencia (asentamiento) del hormigón fresco. c) Razón agua/cemento del hormigón, en masa. d) Contenido de agua (cantidad medida, más agua aportada por los agregados en forma de humedad superficial). e) Tipo y cantidad de cemento por cada m de hormigón compactado. f) Tipo y cantidad de cada fracción de agregado fino y grueso que debe medirse separadamente. g) Tipo, marca y cantidad de cada aditivo. 9.3. PRODUCCION Y TRANSPORTE DEL HORMIGON PREPARADO EN OBRA 9.3.1. Medición de los materiales componentes del hormigón 9.3.1.1. Equipos de medición. Disposiciones generales a) Los equipos de medición cumplirán en todo lo establecido en el artículo 5.1.2. La instalación estará aislada en forma tal que los movimientos y vibraciones que se produzcan en la zona de la planta no impidan que, en condiciones de pleno funcionamiento, aquélla opere dentro de las tolerancias establecidas. b) Los dispositivos empleados para la medición del agua de mezclado no deben resultar afectados, ni producirán errores de medición fuera de la tolerancia establecida, si varía la presión del agua en la tubería de alimentación. c) Cualquiera sea el tipo de equipos, se los someterá a frecuentes operaciones de limpieza de balanzas y articulaciones, y a controles periódicos de funcionamiento, debiendo encontrarse permanentemente en Pág. 114

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

perfectas condiciones de uso. En caso de incumplimiento de esta condición, el Director de Obra dispondrá la suspensión inmediata de las operaciones de hormigonado. El equipo solamente será operado por personal idóneo y experimentado. (Ver el anexo a este artículo) 9.3.1.2. Medición del cemento y otros materiales cementicios a) El cemento y otros materiales cementicios se medirán en masa, con un error menor de ± 3,0%. No se requerirá pesar el cemento contenido en bolsas originales enteras, ni se permitirá emplear fracciones de bolsa, salvo el caso en que la fracción sea pesada. b) El cemento se medirá separadamente de los agregados. Sólo se pondrá en contacto con ellos en el momento de su ingreso a la hormigonera. (Ver el anexo a este artículo) 9.3.1.3. Medición de los agregados a) La arena y cada fracción de distinto tamaño y granulometría que constituya el agregado grueso, se medirán en masa, separadamente. El error de medición de cada una de las fracciones mencionadas será menor de ± 3,0%, en masa. b) A los efectos de ser tenidas en cuenta en las mediciones de los agregados y del agua de mezclado, se realizarán determinaciones frecuentes del contenido de humedad superficial de aquellos. c) Los agregados sólo podrán medirse en volumen excepcionalmente y en el caso de hormigones H-I, o si se trata de construcciones auxiliares, y cuando ello esté expresamente autorizado por el Pliego de Especificaciones Técnicas Complementarias. En este caso la medición se realizará cuidadosamente, en volúmenes aparentes de materiales sueltos. (Ver el anexo a este artículo) 9.3.1.4. Medición de los aditivos Los aditivos líquidos se medirán en volumen. Los que se encuentran en estado pulverulento se medirán en masa. En cualquiera de los casos el error de medición será menor de ± 5,0%. 9.3.1.5. Medición del agua a) El agua podrá medirse en masa o en volumen. El error de medición no excederá de ± 3,0%. b) Al medir el agua de mezclado, se tendrá en cuenta el agua aportada por los agregados en forma de humedad superficial, a los efectos de efectuar la corrección correspondiente. c) Los agregados que, en el estado de humedad en que se encuentren, sean capaces de absorber agua de la mezcla en cantidad apreciable, Pág. 115

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

deberán ser humedecidos previamente a su medición e introducción en la hormigonera, a los efectos de que, tanto al introducirlos en ella como una vez finalizado el mezclado y hasta el momento de colocación del hormigón en los encofrados, no reduzcan el contenido de agua de la mezcla y su asentamiento. 9.3.2. Mezclado del Hormigón a) El hormigón será mezclado hasta obtener una distribución uniforme de todos sus materiales componentes, en especial del cemento y de los aditivos, y una consistencia uniforme en cualquier porción del pastón. b) La operación se realizará únicamente en forma mecánica y estará a cargo de un operador experimentado, capaz de producir hormigón de la consistencia especificada, dentro de las tolerancias establecidas en la Tabla 9 del artículo 6.6.3.10.f). c) Sólo se mezclará la cantidad de hormigón necesaria para su empleo inmediato en el moldeo de las estructuras. d) En la elaboración del hormigón H-II no se permitirá el empleo de hormigoneras de capacidad útil menor de 250 dm3. Para hormigón H-I se recomienda emplear hormigoneras de una capacidad útil tal que permita elaborar pastones de bolsa entera de cemento. e) Una porción del agua de mezclado ingresará al tambor de la hormigonera antes que los materiales sólidos. El resto, conjuntamente con los aditivos, ingresará antes que transcurran 25 segundos desde que ingresaron los materiales sólidos. f) Los aditivos químicos ingresarán al tambor de la hormigonera en forma de soluciones acuosas, como parte del agua de mezclado. Cuando el hormigón contenga dos o más aditivos, las soluciones de ambos se almacenarán, medirán e ingresarán separadamente al tambor de mezclado. En este caso debe tenerse especialmente en cuenta la establecido en el artículo 6.6.3.7. inciso f). g) Para las hormigoneras de tipo convencional, el tiempo de mezclado, para pastones de hasta 1,0 m3, no será menor de 90 segundos contados a partir del momento en que todos los materiales y el total del agua de mezclado, ingresaron al tambor de la hormigonera. Siempre que se demuestre que con los equipos disponibles se puede lograr un hormigón con las condiciones de uniformidad y resistencia exigidas, con 60 segundos de mezclado, éste será el tiempo mínimo. Para capacidades útiles mayores que la indicada, el tiempo de mezclado se incrementará en 15 segundos por cada 750 dm3 o fracción menor en exceso. Si los tiempos mínimos de mezclado establecidos fuesen insuficientes para asegurar la homogeneidad del hormigón se los incrementará en lo necesario para lograr el grado de uniformidad deseado sin signos de segregación. Para hormigoneras de capacidad útil de hasta 2 m3, el Pág. 116

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

tiempo de mezclado máximo, en condiciones normales de trabajo y ambientales, no excederá de 5 minutos. Para capacidades útiles mayores, el tiempo máximo de mezclado no excederá del tiempo indispensable para que se obtenga un hormigón uniforme. h) El mezclado manual queda expresamente prohibido. Sólo será tolerado en casos excepcionales, para pequeños volúmenes de hormigón de resistencias características de hasta 8,0 MN/m² (80 kgf/cm²) a la edad de 28 días, o para completar el moldeo de un elemento estructural en caso de desperfecto de la hormigonera. i) Cuando el hormigón sea mezclado mediante motohormigoneras, se cumplirán las condiciones de mezclado establecidas en la norma IRAM 1 666. j) Respecto a las temperaturas del hormigón fresco, ver los artículos 11.1.1. (hormigonado en tiempo frío) y 11.2. (hormigonado en tiempo caluroso). (Ver el anexo a este artículo) 9.3.3. Transporte del hormigón a obra 9.3.3.1. Disposiciones generales a) Durante el transporte del hormigón a obra se adoptarán las disposiciones y cuidados necesarios para que llegue al obrador con la mayor rapidez posible después de finalizado el mezclado, sin segregación de sus materiales componentes pérdidas de los mismos, contaminación con materias extrañas ni agregados de cantidades adicionales de agua, en exceso de la que corresponde al tipo o clase de los hormigones de que se trate. En general, se lo protegerá contra cualquier efecto climático perjudicial. b) En tiempo caluroso, la temperatura del hormigón fresco en el momento de la descarga del vehículo de transporte, será menor de 300C. Respecto de las temperaturas correspondientes al hormigonado en tiempo frío, ver el artículo 11.1. c) En el momento de su descarga en obra, el hormigón tendrá el asentamiento (IRAM 1 536) especificado 9.3.3.2. Transporte en camiones sin dispositivos mezcladores ni de agitación a) El hormigón de asentamiento máximo de hasta 5 cm podrá ser transportado desde el lugar de su elaboración hasta el obrador, mediante vehículos de las características que se indican en el inciso b), desprovistos de dispositivos agitadores. En ningún caso la distancia máxima de transporte, realizada en estas condiciones, excederá de 5 km. Por razones de segregación, dicha distancia máxima tendrá especialmente en cuenta la lisura del camino por donde circulará el vehículo.

Pág. 117

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

b) Los vehículos de transporte desprovistos de dispositivos agitadores tendrán cajas metálicas, lisas, estancas y preferentemente de aristas y vértices redondeados. Estarán provistas de puertas que permitan controlar la descarga del hormigón, y de los medios o cubiertas necesarias para protegerlos contra las acciones climáticas y contra toda posibilidad de contaminación con sustancias extrañas. Dichos vehículos deberán ser sometidos a la aprobación del Director de Obra previamente a la iniciación de las tareas de transporte. c) Estos vehículos deben ser completamente descargados antes de que transcurran, como máximo, 30 minutos después de la finalización del mezclado del hormigón. Este, al ser descargado, deberá tener la uniformidad de composición deseada, sin presentar signos de segregación. En época de tiempo caluroso o en condiciones que favorezcan el endurecimiento prematuro del hormigón, el Director de Obra establecerá tiempos máximos de descarga menores que el especificado según sea el tiempo de fraguado inicial del hormigón (IRAM 1 662) correspondiente al momento considerado. Cuando se autorice el empleo de aditivos retardadores, se procederá con criterio similar. 9.3.3.3. Transporte del hormigón a motohormigoneras o de equipos agitadores obra mediante el empleo de

a) Los citados vehículos cumplirán las condiciones establecidas en la norma IRAM 1 666. b) Si el hormigón se ha mezclado completamente en planta central fija o motohormigonera, habiéndose cumplido 100 revoluciones con velocidad de mezclado, al realizar el transporte las revoluciones que excedan de dicha cifra tendrán velocidad de agitación. c) Cuando la motohormigonera llega al obrador con el tambor girando a velocidad de agitación, antes de proceder a la descarga, se realizará un remezclado del hormigón con la velocidad de giro del tambor correspondiente a mezclado. En número mínimo de vueltas será el que asegure la uniformidad de composición del hormigón, sin evidenciar signos de segregación de los materiales, y en ningún caso será menor de 25 vueltas. d) La descarga total de los vehículos deberá producirse antes de que transcurran 90 minutos contados a partir del momento en que el agua se puso en contacto con el cemento o con los agregados húmedos, o antes de que se alcance el límite de 300 revoluciones a partir del momento indicado, lo que ocurra primero. En tiempo caluroso o en condiciones que favorezcan el endurecimiento prematuro del hormigón, el Director de Obra podrá reducir adecuadamente el tiempo indicado anteriormente, teniendo en cuenta el tiempo de fraguado inicial del hormigón (IRAM 1 662) correspondiente al momento considerado. Pág. 118

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

9.4. PRODUCCION Y TRANSPORTE DEL HORMIGON ELABORADO a) Salvo el caso de que en el presente capítulo se establezca lo contrario, la medición de los materiales, el mezclado y el transporte del hormigón elaborado se realizarán de acuerdo con lo establecido en la norma IRAM 1 666. b) En ningún caso el equipo necesario para su producción cumplirá exigencias menores que las establecidas en el artículo 9.3. (Ver el anexo a este artículo).

Pág. 119

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

ANEXOS AL CAPITULO 9
9.3.1.1. EQUIPOS DE MEDICION. DISPOSICIONES GENERALES Los equipos de medición serán de operación manual, semi-automática o automática, de acuerdo con lo que se establezca en el Pliego de Especificaciones Técnicas Complementarias. Las balanzas serán de brazos múltiples, preferentemente de cuadrantes graduados. El diámetro de los cuadrantes permitirá una fácil lectura desde el suelo y desde el lugar donde se encuentre el operador de la planta. La aguja indicadora recorrerá por lo menos 1 mm de la circunferencia graduada al colocar sobre la balanza un incremento de masa de 10 kg. El Constructor dispondrá de por lo menos diez pesas de 25 kg cada una (controladas por la Oficina de Pesas y Medidas de la Nación o por un laboratorio especializado en metrología) a los efectos de la verificación periódica de las balanzas de la planta. Se recomienda que las balanzas estén provistas de un equipo de advertencia, capaz de indicar el momento en que en la tolva se ha completado la cantidad de material a medir. Asimismo, dispondrán de dispositivos adecuados que impidan el ingreso de material a las tolvas si no se ha producido la descarga total correspondiente al pastón anterior. La descarga del silo a la tolva se producirá rápida y libremente, con segregación mínima. Los equipos de medición automáticos o semi-automáticos dispondrán de dispositivos capaces de registrar sobre una cinta de papel la cantidad de cada uno de los materiales que integran cada pastón de hormigón. El Constructor entregará al Director de Obra un ejemplar completo de las instrucciones para la instalación, ajuste y operación de las balanzas. Otro ejemplar se mantendrá a la vista del operador de la planta. Antes de iniciar las tareas de hormigonado, el Constructor, en presencia del Director de Obra o de su representante autorizado, procederá a realizar el contraste de las balanzas. Posteriormente dicha tarea se realizará preferentemente cada semana y por lo menos una vez por mes, o cuando se observen inconvenientes en el funcionamiento. La verificación se realizará desde balanzas sin carga hasta la capacidad máxima de cada una. Al comienzo de cada jornada de trabajo se verificará: - que las agujas indicadoras de las balanzas descargadas indiquen la graduación cero; - el adecuado funcionamiento de todas las partes que integran el equipo de medición de los materiales. Cuando lo disponga el Pliego de Especificaciones Técnicas Complementarias, los dispositivos empleados para medir los aditivos líquidos serán mecánicos y automáticos. En todos los casos, estarán provistos de recipientes graduados transparentes, de vidrio o de material plástico, del volumen necesario para medir de una sola vez la cantidad total de aditivo, o de la solución que lo contenga, correspondiente a cada pastón. Los recipientes de medición se mantendrán permanentemente limpios y a la vista del operador. 9.3.1.2. MEDICION DEL CEMENTO Y OTROS MATERIALES CEMENTICIOS Pág. 120

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

a) Periódicamente se verificará la masa de cemento contenido en las bolsas. b) Cuando lo disponga el Pliego de Especificaciones Técnicas Complementarias, deberá disponerse de una balanza especialmente dedicada a la medición del cemento. 9.3.1.3. MEDICION DE LOS AGREGADOS b) Cuando corresponda, en función del volumen e importancia de la obra, el Pliego de Especificaciones Técnicas Complementarias establecerá la obligatoriedad de instalar en el silo o silos destinados al almacenamiento y medición de la arena, un medidor eléctrico capaz de indicar, con una variación menor de ± 0,5%, el contenido de humedad superficial de la misma en el momento de su medición. c) Cuando los agregados se midan en volumen, deberán emplearse recipientes de pequeña sección y gran altura (mayor que su diámetro medio), con el objeto de reducir los errores de medición. Al realizar la medición, serán enrasados con el borde superior del recipiente. En obra deberán determinarse en forma simultánea y frecuente, especialmente en el caso de la arena, la masa de la unidad de volumen del agregado suelto, y el contenido de humedad superficial del mismo. En general, las mediciones en volumen no son aconsejables por las grandes dispersiones de resistencia y de otras características a que dan lugar. 9.3.2. MEZCLADO DEL HORMIGON b) El equipo tendrá las características adecuadas al tipo y proporciones del hormigón a mezclar y será operado de acuerdo con las instrucciones de su fabricante. Dichas instrucciones estarán al alcance inmediato del operador. d) El tipo y la capacidad útil de las mezcladoras se someterán a la aprobación del Director de Obra, previamente a la iniciación de las tareas de mezclado. La capacidad del equipo de mezclado tendrá relación directa con el volumen e importancia de la obra y con las condiciones de moldeo de las estructuras. La descarga de las mezcladoras se realizará sin producir la segregación del hormigón. El tambor de la hormigonera no se sobrecargará por encima del volumen útil establecido por el fabricante, ni girará a una velocidad distinta de la de régimen fijado por el mismo, o necesario para obtener un mezclado eficiente. A juicio del Director de Obra, las hormigoneras de una capacidad útil de 1 m3 ó más, estarán provistas de un contador de pastones y de un dispositivo de seguridad que impida realizar la descarga del hormigón si no ha transcurrido el tiempo de mezclado establecido. Para capacidades

Pág. 121

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

útiles menores, se adoptarán cuidados y precauciones especiales para suplir los dispositivos mencionados. Las paletas del tambor de la hormigonera serán reparadas o reemplazadas cuando su desgaste supere el 10% de su altura original. e) Si después de realizado el mezclado se produjese el fenómeno de "falso fragüe", el remezclado se realizará sin agregar agua al pastón. Lo establecido en el inciso e) respecto del momento de ingreso de los aditivos a la hormigonera, es importante en todos los casos y muy especialmente en el caso de los aditivos retardadores. g) Para las hormigoneras de tipo no convencional, como por ejemplo las de eje de rotación vertical, el tiempo de mezclado se establecerá en forma experimental, controlando la uniformidad de composición de la mezcla obtenida. h) El mezclado manual que excepcionalmente debiera hacerse, se realizará sobre una bandeja metálica o sobre un piso plano de material no absorbente, en cantidad no superior a 250 dm3 por pastón. La operación se realizará en forma continua hasta obtener una masa de aspecto y características homogéneas, similares a las que se obtienen mediante el mezclado mecánico. i) Si una vez que todos los materiales, incluso el agua, han ingresado al tambor de la motohormigonera, y al cumplirse 100 revoluciones con velocidad de mezclado, el hormigón aún no tiene la uniformidad de composición deseada, se suspenderá el empleo del citado equipo, excepto el caso en que, con una mayor cantidad de materiales en el tambor, o con una secuencia más eficiente de carga del mismo, se logre dicha uniformidad. 9.4. MEZCLADO DEL HORMIGON ELABORADO Las disposiciones contenidas en el artículo 9.3.2. también son de aplicación cuando de hormigón elaborado se mezcle en planta central fija. En general, se recomienda que el volumen de hormigón contenido en el tambor de mezclado del camión mezclador (motohormigonera), no exceda del máximo correspondiente a la capacidad útil de mezclado establecida por el fabricante del mencionado equipo. Cuando el mezclado se realice en camiones mezcladores, el agua de mezclado se hará ingresar al tambor de la motohormiguera bajo estrictas condiciones de control. El ingreso se realizará preferentemente al llegar el camión a la obra, o en la planta central de mezclado. En ninguna circunstancia se hará ingresar el agua estando el camión en tránsito. Una vez que ha ingresado la cantidad total de agua de mezclado y habiéndose completado esta operación, no se permitirá modificar en forma alguna las cantidades de materiales que integran el hormigón fresco contenido en el tambor, salvo indicación expresa del Director de Obra y control de las modificaciones por el mismo o su representante autorizado. Pág. 122

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

b) A los efectos de que el hormigón elaborado alcance un alto grado de uniformidad de características, se destaca la importancia que reviste la operación de remezclado del mismo después de transportado en motohormigoneras cuyos tambores han girado a velocidad de agitación. El cumplimiento de lo dispuesto en el artículo 9.3.3.3.c), permitirá alcanzar el objetivo mencionado.

Pág. 123

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

CAPITULO 10.
MANIPULEO Y TRANSPORTE, COLOCACION, COMPACTACION Y CURADO DEL HORMIGON DISPOSICIONES CORRESPONDIENTES A LA CONSTRUCCION DE ELEMENTOS PREMOLDEADOS DE HORMIGON DISPOSICIONES CORRESPONDIENTES A LA CONSTRUCCION DE ELEMENTOS ESTRUCTURALES DE HORMIGON MASIVO MANIPULEO Y TRANSPORTE, COLOCACION, COMPACTACION Y CURADO DEL HORMIGON 10.1 MANIPULEO Y TRANSPORTE DEL HORMIGON EN EL OBRADOR a) El hormigón será conducido desde la hormigonera, o desde el lugar de descarga del camión mezclador, hasta el lugar de su colocación definitiva en los encofrados, con la mayor rapidez posible y sin interrupciones. Para ello se emplearán únicamente métodos y procedimientos que eviten la segregación del mismo y la pérdida de sus materiales componentes, asegurando el mantenimiento de la calidad especificada. La composición del hormigón será adecuada para obtener la uniformidad de composición del hormigón fresco a que se ha hecho referencia anteriormente. b) El tiempo transcurrido entre los momentos de llegada de dos pastones consecutivos de hormigón del mismo tipo, al lugar de su colocación en los encofrados, no excederá de 20 minutos. c) Todo método de transporte o conducción que implique la continua exposición al aire de una vena delgada de hormigón (cintas transportadoras, canaletas, etc.) sólo podrá ser empleado como método auxiliar, para zonas reducidas y aisladas de la estructura. Lo expresado tendrá especial validez en épocas de temperaturas ambientes iguales o mayores de 30ºC. En caso necesario, el hormigón será protegido para evitar su secado, o la elevación de su temperatura durante el transporte. d) Para realizar el transporte del hormigón por bombeo se requerirá la aprobación previa por el Director de Obra, del equipo, dosificación del hormigón, y condiciones de funcionamiento de la bomba para el hormigón de las características y proporciones previstas para ejecutar la estructura. La composición del hormigón será ajustada de modo tal que, sin variar las características establecidas, permita el transporte por bombeo. El equipo tendrá características y capacidad adecuadas, será operado por personal idóneo y experimentado, y no producirá vibraciones que puedan afectar al hormigón recientemente colocado en obra. Entregará una vena continua de hormigón no segregado y de las características establecidas, en el lugar de descarga de la tubería. Esta tendrá un diámetro interno por lo menos tres veces mayor que el tamaño máximo nominal del agregado grueso contenido en el hormigón. Las tuberías cumplirán la condición establecida en el artículo 5.1.4. Pág. 124

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

(Ver el anexo a este artículo) 10.2. COLOCACION Y COMPACTACION DEL HORMIGON 10.2.1. Preparación y operaciones previas a la colocación a) Las operaciones de hormigonado no serán iniciadas si el Director de Obra no ha verificado previamente las dimensiones, niveles, alineaciones, estanqueidad y condiciones de los encofrados, las armaduras (dimensiones y estado superficial), las superficies de fundación, los apuntalamientos de los encofrados y otros elemento de sostén, y la disponibilidad de equipos, materiales y mano de obra necesarios para realizar la colocación, compactación, terminación y curado continuos de los elementos estructurales. La colocación del hormigón en los moldes se iniciará después que el Director de Obra haya dado su autorización escrita para ello. En caso de que las operaciones no sean iniciadas dentro de las 24 horas de haber sido autorizadas, se requerirá una nueva autorización para iniciarlas. Dicha autorización no exime al constructor de su total responsabilidad en lo que se refiere a la ejecución de las estructuras de acuerdo con lo que se establece en los planos, en este Reglamento, en las Especificaciones Técnicas Complementarias y demás documentos al proyecto. Tampoco lo eximen de las condiciones de seguridad inherentes tanto a las tareas a realizar como a la estructura terminada. Todas las operaciones de colocación se realizarán bajo la supervisión de personal competente del Constructor. b) Las superficies de fundación y otras superficies que se pondrán en contacto con el hormigón, se encontrarán perfectamente consolidadas, limpias y libres de aceites, grasas, materiales sueltos, agentes agresivos y sustancias extrañas. Con excepción del caso en que el hormigón se coloque bajo agua, del lugar que debe ocupar el mismo se eliminará el agua estancada, barro, escombros sueltos y toda sustancia extraña. El hormigón tampoco se colocará sobre terrenos o superficies de fundación congelados o que estén cubiertas por hielo, nieve o materiales congelados. En caso de superficies congeladas, las mismas se descongelarán hasta la profundidad necesaria para que, durante la colocación del hormigón, la superficie de contacto no vuelva a congelarse nuevamente durante el período de protección establecido. El hormigón no se colocará sin antes haber aplanado y compactado el suelo hasta un grado óptimo, y haberlo posteriormente humedecido en forma adecuada. No se colocará hormigón en contacto con agua en movimiento. Las superficies de apoyo porosas serán convenientemente humedecidas y se sellarán de manera adecuada. Las zapatas, losas y otros elementos de fundación de hormigón armado, no apoyarán directamente sobre el suelo. Este después de compactado y alisado será cubierto con una capa de hormigón simple (capa de limpieza) de por lo menos 5,0 cm de espesor, de igual calidad que la del hormigón que constituye el elemento de fundación que apoyará sobre ella. El Pág. 125

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

hormigón de la capa deberá haber endurecido suficientemente antes de construir sobre ella el elemento de fundación. El espesor de la capa no será tenido en cuenta a los efectos del dimensionamiento estructural. c) De las superficies internas de los encofrados se eliminará todo resto de mortero u hormigón endurecidos. Cualquier sustancia extraña, restos de madera, etc. que ocupen el lugar donde se colocará el hormigón, será eliminada. d) Todo resto de aceites, grasas, productos antiadhesivos para encofrados, mortero u hormigón, o sustancias igualmente perjudiciales, será eliminado de la superficie de las armaduras y elementos metálicos que deben quedar incluidos en el hormigón. e) Las superficies internas de los encofrados porosos se humedecerán convenientemente y podrán cubrirse con un agente antiadhesivo u otra sustancia de características similares, capaz de facilitar el rápido y limpio desencofrado de las estructuras, sin producir roturas del hormigón, y sin mancharlo, ablandarlo, ni decolorarlo. Las superficies no absorbentes podrán cubrirse con un agente antiadhesivo o sustancia similar de efecto equivalente. No se empleará antiadhesivo alguno sin antes haberlo ensayado y sin contar con la autorización previa del Director de Obra. (Ver el anexo a este artículo) f) En el momento de la colocación del hormigón, sobre las superficies de los encofrados no existirán acumulaciones de agua ni de otros líquidos. 10.2.2. Disposiciones generales sobre la colocación del hormigón a) Las operaciones de hormigonado, en particular en el caso de los elementos estructurales de grandes dimensiones, se realizarán de acuerdo con un plan de trabajo cuidadosamente establecido de antemano, que el Constructor someterá a la consideración del Director de Obra antes de iniciar la colocación del hormigón. Dicha colocación se iniciará inmediatamente después de las operaciones de mezclado y transporte. En el caso del hormigón elaborado, comenzará inmediatamente después de la descarga del camión mezclador. En todos los casos el moldeo de los elementos estructurales se realizará con suficiente anticipación al momento en que el hormigón alcance el tiempo de fraguado inicial (IRAM 1 662). b) El Constructor comunicará al Director de Obra con anticipación suficiente y no menor de 48 horas, la fecha y hora de iniciación de las tareas de hormigonado. Para edificios de varios pisos, dicha información se comunicará para cada piso. Si se produjesen interrupciones en las operaciones de hormigonado, se informará con la misma anticipación respecto a la fecha de reiniciación de los trabajos.

Pág. 126

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

c) El hormigón que no reúna las características especificadas, que haya alcanzado el tiempo de fraguado inicial (IRAM 1 662) o que se haya contaminado con sustancias extrañas, no será colocado en obra. d) El hormigón se colocará en capas horizontales y continuas cuyo espesor no excederá de 50 cm, ni del espesor que pueda ser perfectamente compactado, de modo tal que cada nueva capa colocada constituya un todo monolítico con la capa o capas colocadas previamente. Cada capa de hormigón quedará colocada y compactada antes que en la capa precedente se haya alcanzado el tiempo de fraguado inicial (IRAM 1 662) (Ver el anexo a este artículo) e) No se permitirá verter libremente el hormigón desde alturas mayores de 1,50 metros. Para alturas mayores, la operación se realizará empleando embudos y conductos cilíndricos verticales ajustables, rígidos a flexibles, para conducir la vena de hormigón. El hormigón no será arrojado a través de las armaduras o dentro de encofrados profundos, sin emplear el equipo descrito. El conducto se mantendrá permanentemente lleno de hormigón, y el extremo inferior sumergido en la masa de hormigón fresco. (Ver el anexo a este artículo) f) El ingreso del hormigón a los encofrados se realizará en forma continua y con la menor velocidad posible. En las operaciones de colocación solamente intervendrá personal experimentado. g) Durante las operaciones de colocación y compactación no deberá producirse el desplazamiento ni la deformación de las armaduras respecto del lugar y de las formas establecidos en los planos. h) Cuando el hormigón se coloque sobre una superficie inclinada, la operación se iniciará en el punto mas bajo de aquélla. El asentamiento de la mezcla se reducirá convenientemente. i) No se realizarán operaciones de hormigonado si las condiciones climáticas (lluvia, viento, nieve, etc.) pueden perjudicar la calidad del hormigón o impedir que las operaciones de colocación y compactación se realicen en forma adecuada. Salvo el caso de que se posean medios adecuados y eficaces para proteger el hormigón y evitar los efectos perjudiciales de las bajas temperaturas (ver el artículo 11.1.2.) las operaciones de colocación serán interrumpidas en los casos indicados en el artículo 11.1.2.c). j) Cuando por cualquier circunstancia debe interrumpirse la construcción de la estructura durante un tiempo prolongado, se adoptarán las precauciones necesarias para proteger a las barras salientes de las armaduras contra los efectos de la corrosión. Al reiniciar los trabajos se Pág. 127

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

verificará el estado de las barras. Las barras corroídas deberán ser reemplazadas. 10.2.3. Moldeo de bases, columnas, vigas y losas a) Las bases o zapatas de fundación se ejecutarán preferentemente en una operación continua. En condiciones normales de temperatura se dejarán endurecer por lo menos durante 24 horas antes del moldeo de las columnas, muros, etc. que apoyen sobre ellas. b) Después del moldeo de columnas y muros, por lo menos deberá dejarse transcurrir 3 horas antes de hormigonar las vigas y losas que apoyen sobre las columnas y muros. (Ver el anexo a este artículo) c) En las vigas T, siempre que sea posible, el nervio y la losa se hormigonarán simultáneamente. En caso contrario, después del moldeo del nervio y antes de moldear la losa, la superficie de contacto será tratada como una junta de construcción (ver el artículo 10.2.5.1.). Se adoptarán además las medidas necesarias para absorber los esfuerzos de corte que se producirán en la superficie de contacto entre nervio y losa. d) Las losas se hormigonarán por franjas continuas y paralelas del espesor de la losa, preferentemente en la dirección de la luz menor. El ancho de las franjas será el que corresponda para que al colocar el hormigón de la franja contigua, a la anterior no se haya alcanzado el tiempo de fraguado inicial (IRAM 1 662). 10.2.4. Compactación del hormigón a) Durante e inmediatamente después de su colocación en los encofrados el hormigón será compactado hasta alcanzar la máxima densidad posible, sin producir su segregación, y sin que queden porciones de hormigón sin consolidar. La operación deberá permitir un llenado completo de los moldes, y la estructura terminada estará libre de acumulaciones de agregado grueso ("nidos de abejas"), vacíos y otras imperfecciones que perjudiquen a la resistencia, durabilidad y aspecto de aquella. Después de finalizada la operación, el hormigón debe envolver perfectamente a las armaduras, vainas de las estructuras postesadas, y demás elementos que quedarán incluidos en la masa de hormigón, y llenar correctamente los encofrados, sus vértices y aristas, debiendo obtenerse un contacto pleno con las superficies internas de los moldes, hacia las que debe fluir libremente el mortero. En el caso particular de ejecución de las fundaciones de cierto espesor, se evitará la formación de juntas de trabajo, debiendo construirse todo el espesor que se compacte por vibración debe haber sido especialmente proyectado (dosificado) al efecto, y después de la compactación no debe observarse exceso de agua en la superficie superior del hormigón compactado. Su asentamiento (IRAM 1 536) en general, será menor de 10,0 cm.

Pág. 128

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

b) Especialmente en el caso de las mezclas de asentamiento de hasta 10,0 cm, la compactación se realizará preferentemente por vibración mecánica de alta frecuencia, aplicada mediante vibradores de inmersión, operados únicamente por obreros especializados y competentes. En todos los casos en que resulte necesario, la vibración mecánica será complementada por compactación manual u otros medios que permitan obtener la total compacidad de la mezcla. En caso de emplearse únicamente compactación manual, especialmente si el asentamiento de la mezcla es menor de 10,0 cm, la operación deberá realizarse con todo cuidado y en forma enérgica. (Ver el anexo a este artículo). Las mezclas de asentamientos comprendidos entre 10,0 y 15,0 cm se compactarán mediante vibración interna leve o en forma manual, adoptando todas las precauciones que resulten necesarias para lograr una total compacidad del hormigón. Los hormigones superfluidificados se compactarán por varillado o muy leve y muy cuidadosa vibración. c) Los vibradores de inmersión, al estar sumergidos en el hormigón, deberán ser capaces de transmitirle un número de vibraciones no menor de 8 000 por minuto. La amplitud de vibración será la necesaria y suficiente para producir una compactación satisfactoria. El diámetro del elemento vibrante deberá permitir su introducción en los moldes de los elementos estructurales y lograr la compactación total del hormigón contenido en ellos. En cada lugar de inserción el vibrador será mantenido solamente durante el tiempo necesario y suficiente para producir la compactación del hormigón, sin producir su segregación. La vibración será interrumpida tan pronto cese el desprendimiento de las grandes burbujas de aire y se observe la aparición de agua y lechada en la superficie.(Ver el anexo a este artículo). d) En ningún caso se empleará la vibración como medio de transporte del hormigón colocado en los encofrados. e) En ningún caso se colocará hormigón fresco sobre otro que no haya sido adecuadamente compactado. El hormigón no será vibrado ni revibrado, directamente ni a través de las armaduras, después de haber alcanzado el tiempo de fraguado inicial (IRAM 1 662) f) Durante el vibrado se evitará el contacto de los vibradores con el encofrado, y el desplazamiento y deformación de las armaduras respecto del lugar y formas indicados en los planos. g) El empleo de vibradores de encofrado sólo será permitido en aquellos casos en que el hormigón se encuentre en posición inaccesible para ser compactado con los vibradores de masa o inmersión, siempre que los Pág. 129

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

encofrados sean lo suficientemente rígidos y resistentes como para evitar su desplazamiento y destrucción como consecuencia de la vibración aplicada. Estos vibradores operarán a una frecuencia mínima de 3 000 vibraciones por minuto. (Ver el anexo a este artículo). h) Los vibradores de superficie operarán a frecuencias comprendidas entre 3 000 y 4 500 vibraciones por minuto. Las losas de menos de 20 cm de espesor serán preferentemente compactadas con vibradores de superficie, reglas vibratorias, etc., de potencia adecuada, actuando en contacto directo con la superficie libre del hormigón. Las losas de entre 20 y 30 cm de espesor se compactarán empleando los mencionados vibradores complementados por vibradores de inmersión, o bien mediante estos últimos. Si el espesor es mayor de 30 cm, sólo se emplearán los de inmersión. (Ver el anexo a este artículo). i) Una vez alcanzado el tiempo de fraguado inicial del hormigón (IRAM 1 662), y hasta por lo menos 24 horas después de haberlo alcanzado, se evitará todo movimiento, golpe o vibración de los encofrados y de los extremos salientes de las armaduras. j) Si durante o después de la ejecución de las estructuras, los encofrados, cimbras o apuntalamientos sufriesen deformaciones que ocasionen la modificación de las dimensiones, niveles o alineamientos de los elementos estructurales, respecto de los que se indican en los planos, y esto diera lugar a la obtención de estructuras defectuosas o distintas de las que en los mismos se indican, el Director de Obra podrá ordenar la demolición y reconstrucción de las partes afectadas. k) Todo equipo de compactación que no opere satisfactoriamente será reemplazado y retirado del lugar de trabajo. 10.2.5. Superficies y juntas de construcción a) Como regla general, la interrupción de las operaciones de hormigonado será evitada en todo lo que sea posible. Cuando estas interrupciones se producen en los lugares especialmente previstos en los planos, o cuando sucede una interrupción accidental e inevitable, una vez que el hormigón endurece y adquiere rigidez, se origina una superficie o junta de construcción, también llamada de trabajo. Entre juntas de construcción, el hormigonado de las estructuras debe realizarse en forma continua. b) Las juntas de construcción no previstas en los planos, en principio se ubicarán y ejecutarán en la forma que menos perjudiquen a la resistencia, estabilidad, durabilidad y aspecto de la estructura. En general se ejecutarán disponiéndolas normalmente a la dirección de los esfuerzos principales de compresión que se desarrollen en el lugar. (Ver el anexo a este artículo).

Pág. 130

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

10.2.5.1. Tratamiento de las superficies a) Siempre que un hormigón fresco deba ponerse en contacto con otro ya endurecido, o cuyo endurecimiento se ha iniciado, la superficie existente deberá ser debidamente preparada para asegurar una buena adherencia. La preparación se iniciará tan pronto como sea posible hacerlo después de la interrupción, sin que se perjudique la calidad del hormigón colocado. Al efecto se procederá a eliminar la lechada, mortero u hormigón poroso y toda sustancia extraña, hasta la profundidad que resulte necesaria para dejar al descubierto el hormigón de buena calidad y las partículas de agregado grueso de mayor tamaño, cuya adherencia al hormigón endurecido no deberá resultar perjudicada en forma alguna, tratando de obtener una superficie lo más rugosa posible. (Ver el anexo a este artículo). b) Entre dos juntas consecutivas de construcción, el hormigón se colocará en forma continua. 10.2.6. Juntas de contracción y juntas de dilatación a) Se ejecutarán en los lugares indicados en los planos, de acuerdo con los detalles indicados en los mismos y en el Pliego de Especificaciones Técnicas Complementarias. La ejecución de las juntas no deberá debilitar ni perjudicar en forma alguna la estructura, ni a su adecuado funcionamiento en las condiciones de servicio. b) Los métodos y materiales que se empleen para ejecutar las juntas se indicarán en los planos y Especificaciones Técnicas Complementarias y deberán ser previamente aprobados por el Director de Obra. c) La ejecución será cuidadosa y se realizará en forma tal que las juntas actúen y cumplan satisfactoriamente la función asignada. (Ver el anexo a este artículo). 10.3. COLOCACION DE HORMIGON BAJO AGUA a) En general no se permitirá colocar hormigón en aquellos lugares que se encuentren ocupados por agua. En casos aislados y cuando sea imposible eliminar el agua del lugar que debe ocupar el hormigón, la colocación bajo agua será realizada previa autorización escrita del Director de Obra a quien deberá someterse, para su aprobación, el procedimiento, equipos y mezclas a emplear. Este procedimiento se aplicará también cuando el hormigón se coloque bajo mezclas de agua y bentonita. (Ver el anexo a este artículo). b) El hormigón destinado a ser colocado bajo agua tendrá las características establecidas en el artículo 6.6.5.7. c) El hormigón se colocará mediante el método de tolva y tubería vertical (ver el anexo a este artículo), otros métodos requieren autorización especial. Pág. 131

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

d) Salvo indicación especial contenida en los planos u otros documentos del proyecto, el espesor mínimo de la capa de hormigón colocado bajo agua, en ningún caso será menor de 60 cm. e) No se colocará hormigón bajo agua si ésta tiene una temperatura menor de 5ºC. La temperatura mínima del hormigón en el momento de su colocación será mayor que 4ºC y la máxima será de 35ºC. Preferentemente será menor que 20ºC. f) En el lugar donde se deposite el hormigón, el agua debe estar tranquila. No se permitirá su colocación si existen corrientes de agua o si el agua está en movimiento. Tampoco se permitirá realizar operaciones de bombeo en la zona de colocación, si su efecto produce movimientos del agua que está en contacto con el hormigón. El bombeo, si fuese necesario, sólo podrá iniciarse 24 horas después de finalizado el fraguado del hormigón (Tiempo de fraguado final, IRAM 1 662) (Ver el anexo a este artículo) g) Los encofrados y ataguías utilizados para dar forma y contener al hormigón colocado bajo agua, serán suficientemente resistentes. Asimismo, serán estancos e impedirán toda pérdida de mortero. h) Las operaciones de colocación se realizarán en forma continua desde su iniciación hasta el final, y hasta que se alcance la altura deseada. i) Durante las operaciones de hormigonado el Constructor mantendrá un control permanente, mediante personal especializado, a juicio del Director de Obra, de todas las etapas de estos trabajos, y especialmente de las características del hormigón, estanqueidad de la tubería, mantenimiento del sello de hormigón en el extremo final de la misma, estanqueidad de los encofrados (si los hubiese), etc. 10.4. PROTECCION Y CURADO DEL HORMIGON Antes de iniciar la colocación del hormigón en los encofrados, los materiales y todo el equipo necesario para la protección y curado, deberán encontrarse en obra, en cantidad suficiente y listos para su empleo. Previamente a la realización de las tareas y con anticipación suficiente, los materiales y equipos serán sometidos a la consideración del Director de Obra para su aprobación. (Ver el anexo a este artículo). 10.4.1. Protección del hormigón a) Inmediatamente después de su colocación y hasta tanto adquiera resistencia suficiente, el hormigón será protegido contra toda influencia desvaforable que pueda perjudicarlo. En tal sentido se lo protegerá contra un secado prematuro, que puede ser incrementado por la acción del viento, contra la acción de las temperaturas excesivamente bajas o elevadas, la lluvia, nieve, agua en movimiento, viento y sol. También se lo protegerá contra la acción del fuego y de los incendios, acciones mecánicas, oscilaciones, vibraciones o sobrecargas que puedan dislocarlo modificando desfavorablemente su resistencia o perjudicar su adherencia Pág. 132

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

a las armaduras. Lo expresado también se aplicará a los morteros de cemento pórtland. b) Si en el lugar de emplazamiento de la estructura existen aguas, líquidos, suelos o sustancias agresivas para el hormigón, se evitará el contacto entre éste y el medio agresivo, durante por lo menos el período de colocación, protección y curado. Posteriormente, será de aplicación lo establecido en el artículo 14.4. c) Los túneles, conductos, galerías y estructuras similares, deberán permanecer cerrados durante el mayor tiempo posible de los períodos de protección y curado, para evitar la circulación del aire y el secado y agrietamiento del hormigón. (Ver el anexo a este artículo) 10.4.1.1. Protección del hormigón fresco contra la acción de las bajas temperaturas Se cumplirán las disposiciones contenidas en el artículo 11.1.3. 10.4.1.2. Protección del hormigón fresco en tiempo caluroso Se cumplirán las disposiciones contenidas en el artículo 11.2. y se evitará muy especialmente que las condiciones atmosféricas reinantes provoquen un secado prematuro del hormigón y su consiguiente agrietamiento. (Ver el anexo a este artículo). 10.4.2. Curado del hormigón a) El curado se iniciará inmediatamente después que el hormigón haya endurecido lo suficiente como para que su superficie no resulte afectada por el método de curado adoptado. Durante el período establecido, el hormigón será protegido contra un secado prematuro, evitándose la pérdida de la humedad interna. Para ello se lo mantendrá permanentemente humedecido, a una temperatura lo más constante que sea posible, protegiéndolo de las bajas temperaturas y de las acciones mecánicas que pueden perjudicarlo. b) Para los hormigones preparados con cemento pórtland normal y estructuras de secciones donde la mínima dimensión lineal sea de 75 cm o menor, se establece como período mínimo de curado húmedo, el de 7 días, contados a partir del momento de colocación del hormigón. Durante dicho período la temperatura del aire en contacto con el hormigón será igual o mayor de 10ºC. En caso de emplearse cemento de alta resistencia inicial, o un acelerador efectivo de resistencia previamente autorizado y de efectos equivalentes, el mencionado período de curado se reducirá a 4 días. Excepcionalmente, en épocas de tiempo caluroso, el Director de Obra podrá aumentar el período de curado hasta el número de días indicados en el inciso c). Como alternativa del período de curado mínimo establecido anteriormente, el curado podrá darse por terminado, suspendiéndose en consecuencia las medidas adoptadas para mantener tanto la temperatura Pág. 133

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

establecida como el humedecimiento continuo del hormigón, cuando las probetas que, de acuerdo con lo especificado en el artículo 7.6. han sido mantenidas junto a los elementos estructurales que representan, y curadas en las mismas condiciones que ellos, indiquen que el hormigón ha adquirido una resistencia media de por lo menos el 75% de la resistencia característica especificada. Si se opta por esta alternativa sin embargo, el período mínimo de curado húmedo continuo en ningún caso será menor de 5 días si se emplea cemento normal, ni de 3 días si se emplea cemento de alta resistencia inicial. c) Para las estructuras o partes de ellas que van a estar en contacto con un medio agresivo, los períodos de curado establecidos en el inciso b) serán de 10 y 7 días, respectivamente. En caso de contacto con un medio agresivo, no tendrá validez la alternativa establecida en el último párrafo del inciso anterior b). d) Durante el período de curado establecido, los encofrados no impermeables que permanezcan colocados, se mantendrán continuamente humedecidos. Si la estructura es desencofrada antes de finalizar el período de curado establecido, inmediatamente después de desencofrar se aplicará el método de curado adoptado. Las superficies de hormigón que no estén en contacto directo con las superficies internas del encofrado, se mantendrán constantemente humedecidas. e) El curado podrá realizarse por humedecimiento, por aplicación superficial de compuestos líquidos para curado del hormigón, o a vapor. (Ver el anexo a este artículo) f) Cuando para acelerar el endurecimiento del hormigón se emplee calor, el hormigón se mantendrá permanentemente humedecido. La máxima temperatura de curado no excederá de 70ºC. El equipo, elementos, instalación y procedimiento a emplear deberán ser sometidos a la aprobación del Director de Obra previamente a su empleo. El ciclo óptimo de curado a vapor será determinado experimentalmente antes de su aplicación en obra, dentro de los lineamientos generales que se indican en el artículo 3)del anexo al inciso e)de este artículo. DISPOSICIONES CORRESPONDIENTES A ELEMENTOS PREMOLDEADOS DE HORMIGON LA CONSTRUCCION DE

10.5. DISPOSICIONES CORRESPONDIENTES A LA CONSTRUCCION DE ELEMENTOS PREMOLDEADOS DE HORMIGON 10.5.1. Disposiciones generales Las operaciones de fabricación, manipuleo, transporte, almacenamiento y colocación de los elementos premoldeados, se realizarán cuidadosamente y sin provocar impactos, mediante métodos y procedimientos adecuados que permitan obtener elementos de las características necesarias, en las máximas condiciones de seguridad, y que impidan el agrietamiento, la rotura y cualquier otro defecto que pueda perjudicarlos o perjudicar a Pág. 134

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

otros elementos de hormigón o de otros materiales, a los que vinculen para constituir las estructuras. Los elementos o estructuras que en cualquier momento resultaran perjudicadas, serán retirados y reemplazados por otros elementos libres de defectos. 10.5.2. Materiales y métodos constructivos Los materiales, el hormigón, las barras o cables que constituyen las armaduras, y los métodos constructivos empleados para ejecutar los elementos premoldeados, cumplirán todas las condiciones establecidas en este Reglamento que no se opongan al contenido del presente artículo 10.5.; la resistencia característica ( 'bk) del hormigón se indicará en los planos y demás documentos del proyecto. Previamente a la iniciación de las operaciones de moldeo de los elementos, y con suficiente anticipación, el Constructor someterá a la aprobación del Director de Obra los métodos y procedimientos que se propone emplear para su fabricación, transporte, colocación y fijación en los lugares de emplazamiento definitivo en la estructura. Una vez aprobados, dichos métodos y procedimientos no serán modificados sin el conocimiento y la aprobación previa del Director de Obra. También deberá comunicarse previamente la fecha en que se iniciarán las operaciones de moldeo. 10.5.3. Control de la resistencia del hormigón A los efectos de controlar: - la resistencia y uniformidad, - la efectividad del curado, - el momento de aplicación de las cargas o tensiones, - el momento de traslado de los elementos del hormigón empleado para el moldeo de cada elemento principal así definido por el Director de Obra, se extraerán por lo menos dos muestras correspondientes a otros tantos pastones empleados para el moldeo. Con cada una de las muestras se moldeará el número necesario de probetas cilíndricas normales de 15 cm de diámetro y 30 cm de altura, para realizar los ensayos de resistencia requeridos para controlar el hormigón en las etapas enumeradas al iniciar el presente artículo. En particular, dos de las probetas moldeadas con cada muestra de hormigón se curarán en condiciones normalizadas de humedad y temperatura, y se ensayarán a compresión a la edad de 28 días, para controlar el cumplimiento de las condiciones de resistencia establecidas en 6.6.3.11.2. ó 6.6.3.11.3., según lo decida el Director de Obra. Para el control del curado, y del momento en que pueden aplicarse las cargas o tensiones, etc., se destinará por lo menos una probeta por condición, muestra de hormigón extraída y edad de ensayo. Salvo las probetas destinadas al control de la resistencia y uniformidad del hormigón, las restantes a emplear para el control del curado, etc., se almacenarán junto al elemento que representan, y se curarán en condiciones tan idénticas como sea posible a las que se sometan al elemento premoldeado de hormigón. El ensayo a compresión se realizará teniendo en cuenta lo establecido en el artículo 7.6. En caso necesario, el Director de Obra podrá disponer el moldeo de un número mayor de probetas por muestra de hormigón extraída.

Pág. 135

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

Cuando a juicio del Director de Obra se trate de elementos no principales, en ningún caso se extraerá menos de una muestra de hormigón por cada dos elementos premoldeados, con un mínimo de cuatro muestras por día, si se moldean menos de ocho elementos. 10.5.4. Control de la eficiencia del curado a vapor (artículo 3) del anexo al artículo 10.4.2.e) En el caso de las probetas moldeadas para controlar la eficiencia del curado a vapor, las mismas serán tratadas en la forma establecida en 7 y 8 del anexo al artículo 10.4.2.e). La resistencia del hormigón curado en la forma indicada y posteriormente sometido a un curado húmedo adicional durante por lo menos 48 horas, como se indica en el mismo inciso 8, deberá alcanzar por lo menos el 80% de la resistencia característica especificada. Dicha resistencia se determinará promediando las resistencias de rotura de por lo menos dos probetas preparadas con tal fin con el hormigón empleado para el moldeo de cada elemento estructural principal. Para los elementos no principales se adoptará un criterio similar al descrito en 10.5.3. para la toma de muestras del hormigón. Diariamente se controlará: la temperatura de la sala de moldeo y temperatura del recinto de curado, además de la temperatura ambiente reinante en el exterior, al aire libre, y las condiciones de curado de los elementos. 10.5.5. Identificación de cada elemento premoldeado de hormigón Cada elemento premoldeado será clara e indeleblemente identificado con pintura u otro medio adecuado. Dicha identificación debe indicar: planta o marca de fábrica, fecha de moldeo e indicación (flecha) que señale la parte superior del elemento al estar colocado en su posición definitiva en la estructura. Después de colocado el elemento en la estructura, las marcas o señales de identificación no deben quedar expuestas a la vista. No se permitirá la colocación de elemento alguno en la estructura, si carece de la correspondiente identificación. Estas disposiciones se complementan con las establecidas en el artículo 19.6. 10.5.6. Verificación de la calidad de los elementos premoldeados a) Esta verificación incluye el control de la calidad de todos los materiales empleados para la ejecución de los elementos premoldeados, que se realizará en igual forma que la especificada por este Reglamento para las estructuras moldeadas in situ. b) En el caso de las armaduras se ejercerá un control permanente de los tipos, diámetros, cantidad, formas y posiciones, separaciones, recubrimientos, estado superficial, limpieza y demás condiciones y características que influyen sobre la calidad de los elementos terminados. c) En todos los casos y especialmente en el caso de las armaduras para elementos pretensados, se controlarán las condiciones de almacenamiento, protección y limpieza, estado de las mismas en lo que hace a posibles daños físicos provocados por acciones mecánicas, Pág. 136

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

efectos de corrosión, sustancias contaminantes o por otras causas. En igual forma se procederá con las vainas y elementos de anclaje. Se controlará asimismo el orden establecido para realizar las operaciones de pretensado, las mediciones correspondientes y las características del mortero, del equipo y de las operaciones para la inyección de vainas. d) También se controlarán las dimensiones y estado de los elementos terminados en lo que hace a posibles deficiencias, agrietamientos, roturas, etc. e) Cuando lo exija el Pliego de Especificaciones Técnicas Complementarias o cuando lo establezca expresamente el Director de Obra, la verificación de calidad podrá incluir el muestreo y ensayo (prueba de carga) de los elementos terminados. (Ver el artículo 7.9.). 10.5.7. Movimiento y traslado Los elementos premoldeados no serán levantados ni trasladados hasta que los resultados de los ensayos de resistencia de las probetas curadas en igual forma que aquellos, indiquen que el hormigón ha alcanzado la resistencia media establecida por el proyectista para realizar dichas operaciones. Los elementos se levantarán mediante equipos y dispositivos adecuados, tomándolos únicamente de los lugares, ganchos o elementos empotrados indicados en los planos. Se los almacenará apoyándolos en igual forma que la que corresponda a sus emplazamientos definitivos en la estructura. Los apoyos estarán nivelados y no inducirán esfuerzos de torsión en los elementos. Durante el almacenamiento los elementos no se pondrán en contacto directo con acumulaciones de agua, escombros, materias extrañas y suelos u otras superficies que contengan sustancias agresivas para el hormigón, o que faciliten la corrosión de las armaduras (sulfatos, cloruros, etc.). Se evitará el manchado con óxidos o con cualquier sustancia, y también la formación de eflorescencias sobre sus superficies. 10.5.8. Colocación en los lugares de emplazamiento definitivo en la estructura. Montaje La colocación de los elementos en sus lugares de emplazamiento en la estructura, solo será permitida una vez que el hormigón alcance la resistencia de rotura a compresión establecida. La misma será verificada mediante el ensayo de probetas mantenidas junto a los elementos y curadas en la misma forma que ellos. Los métodos de montaje especificados en los planos y demás documentos del proyecto, se respetarán escrupulosamente. 10.5.9. Rótulas y apoyos Previamente a la colocación de las vigas en sus emplazamientos definitivos, se verificará el funcionamiento de las rótulas, apoyos y elementos que los constituyen. Se eliminará todo material o sustancia extraña que dificulte o impida el perfecto y normal funcionamiento de aquellos.

Pág. 137

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

10.5.10. Fijación de los elementos premoldeados Tan pronto como el elemento premoldeado se encuentre colocado en el lugar de su emplazamiento definitivo, se aplicarán los dispositivos de fijación temporaria necesarios para su inmovilización. Los elementos para la fijación y conexión definitiva y permanente se colocarán sin demoras y tan pronto como sea posible. El hormigón que se emplee como medio de fijación de los elementos premoldeados, tendrá las características indicadas en los planos y demás documentos del proyecto. En caso de emplearse un mortero con el fin indicado, el mismo estará constituido por una parte de cemento normal y dos partes en masa de arena bien graduada y que pase por el tamiz IRAM 9,5 mm, amasado con suficiente cantidad de agua como para obtener una mezcla de consistencia seca, que pueda ser bien compactada a pisón hasta alcanzar su máxima densidad. La compactación será enérgica y el mortero deberá llenar completamente el espacio destinado a su colocación. El curado del mortero u hormigón se realizará cubriéndolos en dos capas de arpillera que deberá mantenerse permanentemente humedecida con agua, durante por lo menos 72 horas. DISPOSICIONES CORRESPONDIENTES A LA CONSTRUCCION ELEMENTOS ESTRUCTURALES DE HORMIGON MASIVO DE

10.6. DISPOSICIONES CORRESPONDIENTES A LA CONSTRUCCION DE ELEMENTOS ESTRUCTURALES DE HORMIGON MASIVO (Ver el anexo a este artículo) 10.6.1. Disposiciones generales a) Se considerará que las secciones macizas de hormigón cuyas menores dimensiones lineales sean iguales o mayores que 75 cm, son de carácter masivo. b) Tendrán validez todas las disposiciones contenidas en este Reglamento que no se opongan a las establecidas en el presente artículo 10.6. c) Los elementos estructurales de carácter masivo que tengan secciones horizontales de grandes dimensiones se construirán subdividiéndolos en bloques, en forma de damero, debiendo construirse primeramente los bloques no contiguos, entre los cuales posteriormente se moldearán otros bloques para completar la sección horizontal total. El moldeo de los últimos bloques citados, solo se realizará una vez que haya transcurrido por lo menos 5 días desde la fecha de terminación del último bloque ejecutado con que se pondrán en contacto. Las dimensiones de los bloques serán establecidas en los planos y demás documentos del proyecto. La altura máxima de cada bloque ejecutado de una sola vez, en general no excederá de 1,50 m. d) Se adoptarán las medidas necesarias para lograr una buena adherencia y la mejor vinculación, y también estanqueidad, si esta última fuese condición necesaria del proyecto, entre las superficies verticales de contacto de los bloques contiguos. El proyectista de la estructura deberá Pág. 138

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

decidir respecto a la necesidad o no de obtener adherencia mecánica o de forma entre las mencionadas superficies y, en caso necesario, indicará la manera en que aquélla puede lograrse con el fin de transmitir los posibles esfuerzos que se producirán en las mencionadas superficies verticales de contacto. 10.6.2. Materiales a) Para la elaboración del hormigón no se empleará cemento pórtland de alta resistencia inicial, cloruro de calcio ni aditivos aceleradores de resistencia. b) Cuando corresponda y previa aprobación por el Director de Obra, el hormigón contendrá un aditivo fluidificante retardador, de la calidad especificada en le artículo 6.4., previamente ensayado conjuntamente con los materiales de obra, en las condiciones de temperatura y otras que prevalecerán en el momento de la ejecución de la estructura. (Ver el anexo a este artículo). c) En estructuras de hormigón armado, el tamaño máximo del agregado grueso no excederá de 75 mm. Con esta limitación, se empleará el mayor tamaño máximo posible compatible con las condiciones establecidas en el artículo 6.6.3.6.1. En estructuras de hormigón simple el tamaño máximo no excederá de 100 mm. d) Independientemente de las condiciones de exposición a que se encuentre sometido cuando esté en servicio, el hormigón contendrá el porcentaje total de aire, natural e intencionalmente incorporado, que se establece en el artículo 6.6.3.8. Cuando el tamaño máximo del agregado grueso exceda de 50 mm, el porcentaje de aire contenido se determinará inmediatamente después de tamizar el hormigón con un tamiz de mallas cuadradas de 37,5 mm de lado. El porcentaje total de aire así determinado (IRAM 1 602 ó 1 562) será de 4,0 % ± 1,0 %. 10.6.3. Composición del hormigón El contenido unitario máximo de cemento no excederá del mínimo necesario para obtener las resistencias mecánicas, durabilidad y demás características especificadas. 10.6.4. Colocación del hormigón a) Previamente a la iniciación de las tareas de hormigonado, y con suficiente anticipación, el Constructor entregará al Director de Obra, por escrito, el plan que propone emplear para realizar las tareas de colocación del hormigón, y la secuencia de hormigonado de las secciones. Dichas tareas no serán iniciadas sin la aprobación previa del plan por el Director de Obra. b) El hormigón se colocará y compactará por vibración lo más rápidamente que sea posible, en capas de espesor del orden de 50 cm o menor. La máxima cantidad de capas superpuestas horizontales del Pág. 139

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

espesor indicado a colocar por vez, no excederá de tres. El espesor máximo de cada capa será reducido si a juicio del Director de Obra se observan deficiencias de compactación o si la misma no puede realizarse en forma adecuada. La compactación se realizará mediante vibradores de inmersión. Al vibrar una capa, el elemento vibrante penetrará también la parte superior de la capa colocada previamente. La superficie expuesta del hormigón fresco será la menor posible. En ningún caso se colocará hormigón fresco sobre otro que no haya sido perfectamente compactado. c) Durante las operaciones de colocación y compactación se evitará el desmoronamiento de las capas y la segregación del hormigón. d) Una vez iniciada la ejecución de un bloque, o elemento estructural dicha operación no será interrumpida antes de completar su construcción. (Ver el anexo a este artículo) 10.6.5. Curado y protección del hormigón a) El curado del hormigón se realizará únicamente por humedecimiento continuo con agua. El mismo se iniciará tan pronto como sea posible, sin perjudicar a las superficies de la estructura. El período de curado mínimo será de 14 días, o hasta que la superficie sea cubierta con hormigón fresco. Durante el período de curado, si la temperatura del aire en contacto con la estructura desciende a menos de + 2,00C, la superficie del hormigón será protegida contra los efectos de las bajas temperaturas. Para la protección y curado del hormigón no se empleará vapor de agua ni otros medios que impliquen incrementar la cantidad de calor contenido en el hormigón. b) Durante por lo menos las 48 horas posteriores al momento de haberse completado la colocación, los encofrados y las superficies expuestas del hormigón se mantendrán permanentemente humedecidas por riego aplicado en la parte superior de los elementos moldeados, de modo que circule agua entre el encofrado y el hormigón. La misma disposición se aplicará cuando durante el período de curado, la temperatura del aire, en el lugar de emplazamiento de la estructura, sea de 300C o mayor. c) Al finalizar el período de curado establecido, y también durante el mismo, se adoptarán las precauciones necesarias para evitar que la temperatura del aire en contacto con el hormigón, se reduzca con velocidad mayor de 1,50C por hora, o de 150C en cualquier período de 24 horas. 10.6.6. Moldeo de las probetas para control de la resistencia mecánica Cuando el tamaño máximo del árido grueso sea mayor de 50 mm, las probetas para el control de resistencia se moldearán con hormigón previamente tamizado con un tamiz de mallas cuadradas de 37,5 mm de lado.

Pág. 140

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

ANEXOS AL CAPITULO 10
10.1.MANIPULEO Y TRANSPORTE DEL HORMIGON EN EL OBRADOR a) Todo método de transporte que no conforme los requisitos establecidos en el inciso a) del artículo 10.1. será inmediatamente reemplazado y retirado del lugar de trabajo. Para el transporte de mezclas de hasta 5,0 cm de asentamiento y de pequeños volúmenes de hormigón a distancias de hasta 5 km dentro del obrador y en la zona de emplazamiento de la estructura, podrán emplearse, como método auxiliar, previa autorización del Director de Obra, vehículos o equipos desprovistos de dispositivos agitadores, de las características indicadas en 9.3.3.2. siempre que los mismos permitan la entrega del hormigón homogéneo y de calidad uniforme, en el lugar de su colocación definitiva. El equipo de transporte tendrá las características y capacidad necesarias para asegurar la entrega continua del hormigón en el lugar de su colocación. Previamente a su empleo en obra, el Director de Obra verificará las condiciones de funcionamiento y su aptitud para dar cumplimiento a lo especificado en el artículo 10.1. c) Las cintas transportadoras serán horizontales o tendrán pendientes que no provoquen la segregación del hormigón. En el lugar de descarga se dispondrá de un dispositivo para despegar el mortero adherido a la cinta, y de embudos o tolvas apropiados que eviten la pérdida del mortero y la segregación de la mezcla. El empleo de este método será inmediatamente suspendido tan pronto se observe que provoca la segregación del hormigón. Las canaletas serán metálicas o recubiertas por chapas metálicas, y tendrán pendientes tales que impidan la segregación del hormigón. Las canaletas de longitudes mayores de 6 m o de inclinaciones mayores de 300 con la horizontal, descargarán en un embudo de características adecuadas. 10.2.1. e) PRODUCTOS ANTIADHESIVOS PARA ENCOFRADOS Los productos antiadhesivos que no tengan características adecuadas, pueden producir el manchado del hormigón, reducir su resistencia, y también la adherencia con los revoques o revestimientos que se apliquen posteriormente. Se evitará el uso de gasoil, grasa corriente u otros productos de características similares. En general, los productos preparados con siliconas, aceites solubles en agua y otros de condiciones similares han dado resultados satisfactorios.

Pág. 141

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

10.2.2. DISPOSICIONES HORMIGON

GENERALES

SOBRE

LA

COLOCACION

DEL

d) Cuando el hormigón, que sin haber alcanzado el tiempo de fraguado inicial, llegue al lugar de su colocación en los encofrados con un asentamiento menor que el especificado para su adecuada colocación, sólo se permitirá agregarle agua para restablecer su asentamiento, en caso de que no se exceda la máxima razón agua/cemento necesaria para alcanzar la resistencia especificada o la exigida por razones de durabilidad. El agregado de agua sólo podrá realizarse previa autorización del Director de Obra y en presencia del mismo o de su representante autorizado. En caso contrario dicha operación no deberá realizarse. En los casos autorizados, después del agregado de agua deberá remezclarse el hormigón durante un tiempo igual al tiempo total de mezclado especificado. Si el agregado de agua hiciese exceder la máxima razón agua/cemento, se agregará simultáneamente la cantidad necesaria de cemento para mantenerla dentro del valor requerido o exigido. Este hecho requerirá también la autorización previa del Director de Obra y la presencia de su representante autorizado. El hormigón será depositado tan cerca como sea posible de su posición definitiva dentro de los encofrados. No se lo hará fluir lateralmente y sólo se emplearán aquellos equipos y métodos de colocación que permitan conservar la homogeneidad de la mezcla y evitar su segregación. e) Al iniciar las tareas de colocación del hormigón para construir un elemento estructural, en lugares de difícil colocación y compactación o donde existe una gran acumulación de armaduras, agotadas las instancias para utilizar el hormigón proyectado de acuerdo con lo que prescribe este Reglamento, previa aprobación del Director de Obra, podrá modificarse su composición, con el objeto de facilitar el moldeo de la estructura. Al efecto, se dispondrá que el mismo mantenga la razón agua/cemento especificada, contenga 50 kg más de cemento por m de mezcla, y un tamaño máximo del agregado grueso no mayor de 19 mm3. La mezcla será levemente arenosa y, cuando se la compacte por vibración de alta frecuencia, su asentamiento no excederá de 10 cm. Inmediatamente después de salvado el inconveniente, se proseguirá el moldeo con el hormigón empleado antes de llegar a la zona de difícil colocación. El hormigón levemente arenoso mencionado anteriormente, no será reemplazado por mortero. 10.2.3.b) MOLDEO DE BASES, COLUMNAS, VIGAS Y LOSAS En el caso de que deseen moldearse en una misma operación las columnas y las vigas y losas que apoyen sobre las primeras, la demora después del moldeo de las columnas estará comprendida entre una y tres horas. Después de la demora, al reiniciar las operaciones, las superficies de contacto con el hormigón fresco deberán limpiarse convenientemente y quedar libres de toda sustancia o material suelto o extraño.

Pág. 142

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

Si las columnas, y las vigas y losas que apoyan sobre ellas, no se moldean en una misma operación, después de la demora, las vigas, ménsulas, capiteles de columna y acartelamientos se moldearán en una misma operación y constituirán un conjunto monolítico. 10.2.4. COMPACTACION DEL HORMIGON b) Cada capa de hormigón a compactar por vez tendrá un espesor máximo de 15,0 cm. Una vez terminada la operación, la masa será totalmente compacta y la superficie superior de la capa tendrá textura cerrada. La compactación manual podrá realizarse por apisonado y varilleo enérgicos, complementados por golpeteo de encofrados u otros medios que permiten obtener la máxima densidad del hormigón fresco. c) El número de vibradores y su potencia serán los necesarios para que la compactación pueda realizarse con rapidez y eficientemente. Para casos de emergencias, el Constructor deberá disponer de un número suplementario de vibradores en obra, en buenas condiciones de funcionamiento y listos para su inmediato empleo. Vibradores de inmersión La vibración se aplicará en el lugar en que se depositó el hormigón, y deberá quedar terminada en un plazo máximo de 15 minutos contados a partir del momento en que en dicho lugar, el hormigón se colocó en los encofrados. Los elementos vibrantes se dejarán penetrar y se extraerán en posición vertical. Durante su inmersión penetrarán en la porción superior de la capa de hormigón colocada previamente, y la revibrarán. La extracción se realizará lentamente y, una vez finalizada, no debe quedar cavidad alguna en el lugar de inserción. Los vibradores se insertarán a distancias uniformemente espaciadas entre sí. La separación entre los puntos de inserción será levemente menor que el doble del radio del círculo dentro del cual la vibración es visiblemente efectiva. Al realizar la operación no deben quedar porciones de hormigón sin consolidar. g) Vibradores de encofrados Los vibradores de encofrados no deben permanecer funcionando continuamente en un mismo lugar durante un tiempo prolongado. Esto provoca la segregación del hormigón. h) Vibradores de superficie Se tendrá en cuenta que estos vibradores tienen una profundidad de acción limitada, que en parte también depende de la mayor o menor rigidez del encofrado.

Pág. 143

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

10.2.5.b) JUNTAS DE CONSTRUCCION En muros y columnas, las juntas de construcción serán horizontales. En las vigas, losas y otros elementos constructivos, las juntas se dispondrán de acuerdo con lo establecido en el inciso b) del artículo 10.2.5. del texto reglamentario. Además, en muros y columnas las juntas se ubicarán a nivel del piso o en la parte inmediatamente inferior a los elementos del techo. En ese sentido las vigas, viguetas y sus acartelamientos, y los hongos y capiteles de las columnas, serán considerados como elementos del techo (piso) y se hormigonarán simultáneamente y monolíticamente. En las estructuras de hormigón armado, especialmente en aquellas destinadas a contener o retener agua u otros líquidos, o las que estarán en contacto con un medio húmedo, si el tratamiento de la superficie y la ejecución de la junta no son adecuados, se corre el riesgo de que el hormigón no resulte suficientemente impermeable en la junta. Ello puede reducir la protección de las armaduras contra los efectos de la corrosión. En todas las estructuras, por la razón indicada, la durabilidad del hormigón puede resultar afectada, y mas aún si el medio de contacto es agresivo. En caso de que la interrupción se traduzca en una junta de construcción mal orientada, el hormigón será demolido de modo que la nueva junta tenga la dirección adecuada. En lo posible, en estructuras expuestas a la vista se las ubicará evitando ejecutarlas en aquellas superficies que deban ser tratadas en forma arquitectónica. Si se trata de una junta horizontal, la razón agua/cemento de la mezcla deberá reducirse a medida que la colocación se aproxima al lugar previsto para ejecutar la junta. En todos los casos se tomarán las disposiciones necesarias para vincular el hormigón existente a ambos lados de la junta, y también para transmitir y absorber los esfuerzos de corte u otros que allí se produzcan. Al efecto, se colocarán y empotrarán barras de acero suplementarias, o anclajes especiales, capaces de cumplir con el fin indicado. En cuanto a las armaduras de los distintos elementos, deben continuarse a través de la junta. Inmediatamente después de interrumpir la colocación del hormigón para constituir la junta de construcción, se eliminarán todas las acumulaciones de mortero adhesivas a las armaduras y a la superficie interna del encofrado que se encuentren por encima de la superficie libre de la capa cuya colocación se ha interrumpido. Al realizar estas operaciones se evitará perjudicar tanto la calidad del hormigón colocado, como la adherencia entre este y las armaduras. Asimismo, la superficie de la junta, después de la eliminación de la lechada, mortero, etc. tal como se indica en el artículo 10.2.5.1. del texto reglamentario, será inmediata y cuidadosamente protegida contra toda causa que pueda afectar desfavorablemente al endurecimiento del hormigón (vibraciones, sol, lluvia, viento, etc.) En el caso de estructuras que deban ser estancas, las juntas de construcción también deben serlo.

Pág. 144

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

10.2.5.1.a) TRATAMIENTO DE LAS SUPERFICIES La operación de limpieza de la superficie se realizará mediante rasqueteo, con cepillo de alambre, chorro de agua a presión o chorro de arena y agua a presión, de acuerdo con el grado de endurecimiento del hormigón. Terminada la operación, cuando el hormigón haya endurecido suficientemente, se procederá a lavar enérgicamente la superficie hasta eliminar todo resto de material suelto. La eliminación del material superficial indeseable descrito en el artículo 10.2.5.1.inciso a) del texto reglamentario no debe realizarse picando la superficie con una herramienta cortante ni sometiéndola a operación de martelinado. Después de la limpieza, la superficie será adecuadamente humedecida con agua, sin llegar a saturarla. Antes de colocar el hormigón se eliminará toda película o acumulación de agua que hubiese podido quedar sobre la superficie, permitiéndose un corto período de secado no mayor del necesario para eliminar la humedad superficial. Inmediatamente después, se la cubrirá completamente mediante una capa de mortero de la misma razón cemento/arena y de razón agua/cemento menor o igual que la del hormigón. La consistencia del mortero será la adecuada para que el mismo pueda ser introducido, mediante cepillo duro u otro elemento conveniente, en todos los huecos o irregularidades de la superficie. El espesor de la capa de mortero una vez terminada su colocación, no excederá de 1 cm. El gradiente de temperatura entre el hormigón endurecido y el hormigón fresco a colocar será el menor posible. Ello pondrá lograrse elevando la temperatura del hormigón endurecido o enfriando el hormigón fresco previamente a su colocación. La colocación del nuevo hormigón se iniciará inmediatamente después de colocado el mortero y antes de que el fraguado de éste se haya iniciado. En los casos especiales, con el objeto de mejorar las condiciones de adherencia del hormigón en la junta, podrán emplearse adhesivos de resinas epoxi u otros sobre los que exista fehaciente información sobre su comportamiento satisfactorio. Los adhesivos mencionados serán previamente ensayados y deberán contar con la aprobación del Director de Obra. Se aplicarán bajo la total responsabilidad del Constructor, en lo que se refiere a la calidad de la junta que se obtenga. 10.2.6. JUNTAS DE CONTRACCION Y JUNTAS DE DILATACION En el caso de estructuras que deben ser estancas, las juntas de contracción y de dilatación también deben serlo. 10.3. COLOCACION DE HORMIGONES BAJO AGUA a) Con el objeto de evitar la segregación del hormigón, éste será cuidadosamente colocado de modo que, en su posición definitiva forme una masa compacta. Una vez colocado, no debe ser removido, manipulado, compactado, ni sometido a operación posterior alguna. Mientras se realizan las operaciones de colocación, la superficie superior del hormigón será mantenida en todo momento tan horizontal como sea posible. Cada capa de hormigón debe colocarse antes de que el hormigón

Pág. 145

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

de la capa anterior haya alcanzado el tiempo de fraguado inicial (IRAM 1 662),teniendo en cuenta la temperatura del hormigón ya colocado. f) Si fuese necesario eliminar el agua que cubre al hormigón colocado, ello se realizará una vez que éste alcance suficiente resistencia, pero en ningún caso antes de que hayan transcurrido por lo menos 3 días desde el momento en que finalizó el fraguado del hormigón. Si la temperatura del agua es menor de 70C, el tiempo indicado será adecuadamente aumentado. A los efectos de establecer el tiempo transcurrido, no se tendrán en cuenta los días en que la temperatura del agua fue continuamente inferior a 5ºC. Cuando deba colocarse hormigón sobre otro colocado anteriormente mediante el procedimiento descrito, una vez que éste ha endurecido suficientemente se procederá a eliminar de su superficie expuesta toda la lechada, material poroso, sustancias extrañas u hormigón de mala calidad, hasta dejar al descubierto el hormigón resistente. Para ello se procederá a raspar y limpiar convenientemente la superficie, teniendo especial cuidado de no perjudicarla. Se asegurará la mejor adherencia posible entre las capas. 10.3.c) TOLVA CON TUBERIA VERTICAL 1) La tova será estanca y de capacidad suficiente como para permitir que la corriente de hormigón sea continua. El hormigón será conducido por gravedad al lugar de su colocación, mediante un conducto vertical recto, metálico, cilíndrico, de diámetro mínimo igual a 25 cm. Dicho conducto estará constituido por secciones unidas por bridas y juntas estancas. Los medios empleados para sostenerlo verticalmente, deben permitir el libre movimiento de aquél sobre cualquier punto de la superficie que ocupará el hormigón. Asimismo, deben permitir subirlo o bajarlo cuando resulte necesario para iniciar el descenso del hormigón, o para retardar o detener el escurrimiento de la vena. 2) Antes de iniciar las operaciones de colocación del hormigón, el extremo de descarga del conducto debe encontrarse cerrado en forma tal de impedir totalmente el ingreso de agua al interior del mismo. Esta última condición debe cumplirse en todo momento de la operación. Al efecto, el conductor será mantenido constantemente lleno de hormigón hasta la parte inferior de la tolva. Además, una vez iniciada la descarga, el extremo inferior del conducto se mantendrá constantemente sumergido en el hormigón recién colocado. 3) Una vez llenos de hormigón el conducto y la tolva, se procederá a abrir la válvula o quitar el tapón que obtura el extremo de descarga, y se inducirá el movimiento de la vena de hormigón levantando suavemente el conducto y su extremo de descarga. Desde entonces, éste será Pág. 146

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

mantenido siempre sumergido en el hormigón fresco. Cuando al mismo tiempo se empleen varias tolvas con tuberías verticales, todas ellas deben alimentarse con hormigón simultánea y uniformemente. 4) La operación se conducirá en forma continua y sin interrupciones hasta terminar la colocación del hormigón. 10.4. PROTECCION Y CURADO DEL HORMIGON Si los métodos de protección y curado empleados no permiten obtener hormigones de la calidad especificada, el Constructor deberá reemplazarlos en forma inmediata por otros que resulten satisfactorias. Todo hormigón que resulte perjudicado por la razón indicada, deberá ser demolido y reemplazado. 10.4.1. PROTECCION DEL HORMIGON Las superficies terminadas de las estructuras serán protegidas contra daños que puedan provocarles los materiales, equipos y procedimientos y cualquier otra acción perjudicial. 10.4.1.2. CAMBIOS EXCESIVOS DE TEMPERATURA Al finalizar los períodos de protección y curado establecidos, se evitará que el hormigón sea sometido a cambios bruscos de temperatura. Los cambios serán graduales y no excederán de 3ºC en una hora ni de 20ºC en 24 horas (secciones delgadas). Para secciones de gran espesor, los cambios no excederán de 15ºC en 24 horas. 10.4.2.e) CURADO DEL HORMIGON. METODOS 1) Curado por humedecimiento 1.1) El hormigón se mantendrá permanentemente humedecido durante el período de curado establecido, mediante riego con agua que cumpla las condiciones especificadas en el artículo 6.5. de este Reglamento. El agua empleada no deberá manchar ni decolorar las superficies de la estructura. 1.2) El agua podrá aplicarse directamente sobre la superficie del hormigón o sobre arpillera, tela de algodón, manto de arena, o materiales similares en contacto directo con la superficie de la estructura, que sean capaces de retener la humedad durante el tiempo establecido. El agua no se aplicará a presión, ni escurrirá sobre la superficie de la estructura, para evitar el lavado del hormigón. Al finalizar el curado, se procederá a eliminar de las superficies todo resto de material empleado con el fin indicado anteriormente. 2) Curado mediante compuestos líquidos para la formación de membranas de curado 2.1) El compuesto líquido será opaco y de color blanco, y cumplirá las condiciones que se establecen en la norma IRAM 1 675. El producto se entregará en obra listo para su empleo. En ningún caso será diluido ni alterado en obra en forma alguna. En el momento de su aplicación estará perfectamente mezclado, con el pigmento uniformemente dispersado en el vehículo. Cuando deba ser aplicado con bajas temperaturas y su Pág. 147

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

viscosidad sea demasiado elevada para un rociado satisfactorio, se lo calentará en baño de agua hirviente, sin que el producto sobrepase la temperatura de 35ºC. 2.2) En el caso de las superficies expuestas de hormigón fresco, la aplicación del producto se iniciará después de finalizadas las operaciones de terminación de la superficie, e inmediatamente después de haber desaparecido la película brillante de agua libre existente sobre la superficie, mientras la misma aún se encuentre húmeda. 2.3) En el caso de hormigón endurecido, inmediatamente después de haberlo desencofrado, se eliminará todo resto de material suelto existente sobre la superficie de la estructura. Sin pérdidas de tiempo y previamente a todo retoque o reparación de las superficies, se procederá a saturarlas con agua. Inmediatamente después de haber desaparecido la película brillante de agua superficial y mientras la superficie aún se encuentre húmeda, se procederá a aplicar el compuesto. 2.4) El producto se aplicará uniformemente sobre las superficies, poniendo especial cuidado en obtener una película continua, libre de defectos y perforaciones. Se presentará especial atención para asegurar un buen sellado de los vértices, aristas y zonas rugosas de las superficies. 2.5) El compuesto será pulverizado en dos capas, colocadas una inmediatamente después de la otra. La operación se realizará mediante un equipo rociador adecuado, de accionamiento neumático, eléctrico o mecánico, provisto de un tanque a presión y de un agitador continuo del contenido. El producto se aplicará a razón de 200 a 270 cm3 por metro cuadrado, de acuerdo con la capacidad de sellado demostrada en el ensayo de retención de agua, y con las condiciones climáticas del momento de su aplicación. La pulverización se realizará con todo cuidado. 2.6) Las superficies cubiertas con el compuesto recibirán la máxima protección durante el período de curado establecido, con el fin de evitar su rotura o destrucción. Si después de la aplicación y antes de que el compuesto haya secado suficientemente como para resistir el daño, lloviese a si la membrana resultara perjudicada por cualquier causa antes de finalizar el período de curado, se procederá a cubrir inmediata y nuevamente la superficie en la forma y con la cantidad de compuesto especificada. 2.7) No se permitirá el paso de equipos, vehículos, ni peatones sobre la membrana, salvo en zonas restringidas debidamente protegidas, para evitar la rotura de aquélla. La protección consistirá en no menos de 5 cm de suelo o de otro recubrimiento adecuado que impida la destrucción de aquélla con el tránsito. Dicho recubrimiento o protección no será aplicado hasta tanto la membrana no esté completamente seca, y será eliminado por métodos adecuados, una vez finalizado el período de curado. Pág. 148

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

2.8) Cuando la temperatura del aire sea mayor de 30ºC el Constructor completará el curado de membrana, mediante rociado con agua en forma de niebla, que se aplicará sobre la película tan pronto se haya producido el secado de la misma. Cuando el Pliego de Especificaciones Técnicas Complementarias autorice expresamente su empleo, en razón de la naturaleza o tipo de estructura que se trate, en caso de emplearse un compuesto bituminoso, el rociado con agua en forma de niebla se aplicará cuando la temperatura del aire sea de 25ºC o mayor, debiendo en este caso extremarse la precaución que se indica. El rociado con agua será mantenido permanentemente hasta que la temperatura del aire sea menor que la indicada en cada uno de los casos contemplados en este inciso. 2.9) Para casos de emergencia el Constructor dispondrá en obra de por lo menos un equipo rociador suplementario o de los elementos necesarios para realizar el curado por humedecimiento. 2.10) El presente método de curado no se aplicará a las superficies que posteriormente deban adherir al hormigón fresco, o que deban cubrirse con mortero, u otros revestimientos, salvo el caso en que la superficie sobre la cual se haya aplicado la membrana sea tratada en la forma especificada para las juntas de construcción (ver el artículo 10.2.5.1.) eliminando totalmente de la superficie el compuesto aplicado. Tampoco se aplicará este método en los casos concretamente establecidos en el Pliego de Especificaciones Técnicas Complementarias. 2.11) En particular, el método de curado con compuestos líquidos no se aplicará en el caso de aquellas superficies que se protejan contra la acción de las bajas temperaturas mediante escapes de vapor de agua. 2.12) El empleo de compuestos líquidos que constituyen membranas de curado no exime del humedecimiento continuo de los encofrados no impermeables que queden colocados durante el período de curado. 3) Curado a vapor 3.1) Los elementos estructurales premoldeados podrán curarse mediante el método de humedecimiento descrito en el artículo 1) del anexo al artículo 10.4.2.e),o a vapor, de acuerdo con lo que se establece en lo que sigue. Este procedimiento sólo se aplicará a elementos de hormigón que hayan sido elaborados con cemento Pórtland normal y no contengan aditivos aceleradores de resistencia. Para el empleo de otros tipos de cemento será necesaria una autorización escrita del Director de Obra. Antes de aplicar el curado acelerado a la producción normal de elementos premoldeados, el Constructor deberá presentar al Director de Obra un informe técnico que contenga los resultados de las experiencias que ha realizado para demostrar que con los materiales, proporciones y equipos de obra, y con el ciclo térmico estudiado, el hormigón alcanzará la resistencia de rotura establecida. La falta de cumplimiento de esta condición implicará postergar la aplicación del curado acelerado hasta cumplimentar la exigencia antes mencionada. Pág. 149

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

3.2) Después del moldeo de los elementos estructurales, los mismos se dejarán estacionar entre 4 y 6 horas, antes de aplicar el curado de vapor. Durante el tiempo indicado, si la temperatura del aire en el lugar de almacenamiento es menor de 10ºC, se la elevará convenientemente, mediante el empleo de vapor, para mantenerla entre 10ºC y 30ºC. 3.3) Con el objeto de evitar pérdidas de humedad del hormigón durante el período de estacionamiento descrito en el artículo 3.2), las superficies expuestas de los elementos estructurales y las probetas moldeadas para controlar la resistencia del hormigón, se cubrirán con arpilleras húmedas, o se las mantendrá en una atmósfera húmeda mediante rociado con agua en forma de niebla. Dichas operaciones se realizarán tan pronto como sea posible después del moldeo de los elementos estructurales. 3.4) Las cámaras o recintos donde se realice el curado, deben permitir la libre circulación del vapor entre los elementos estructurales. Dichas cámaras estarán construidas de modo tal que las pérdidas de humedad y de temperatura sean mínimas. Como material de cierre del recinto se permitirá también el empleo de películas impermeables de material plástico o similares, siempre que se las mantenga permanentemente en perfectas condiciones y se aseguren firmemente y en forma adecuada para evitar escapes de vapor y pérdidas de humedad. 3.5) Para mantener la temperatura y la humedad dentro de los límites que se establecen en este anexo se empleará vapor saturado de baja presión (presión atmosférica). Los chorros de vapor rodearán a los elementos estructurales y estarán uniformemente espaciados, a distancias comprendidas entre aproximadamente 45 y 90 cm. Los mismos no incidirán directamente sobre los elementos estructurales, sobre los encofrados, ni sobre las probetas moldeadas que se almacenan en la cámara. 3.6) Durante la aplicación del curado al vapor, el aumento de temperatura en la atmósfera de la cámara no excederá de 20ºC por hora. La temperatura máxima, en cualquier punto de la cámara, no excederá de 70ºC. La temperatura de curado se mantendrá constante durante el tiempo necesario para alcanzar la resistencia a compresión requerida. Una vez alcanzada la resistencia necesaria y finalizado el curado a vapor, los elementos estructurales no se someterán a cambios bruscos de temperatura. En todos los casos el enfriamiento de los mismos será gradual, con velocidad de enfriamiento no mayor que la de calentamiento. Lo dicho tiene especial validez cuando fuera de la cámara de curado reinen bajas temperaturas ambientes. 3.7) Las probetas moldeadas para determinar la resistencia del hormigón, se colocarán en aquellos lugares de la cámara donde la temperatura sea representativa de la media reinante en ella. Para el moldeado de las probetas se emplearán únicamente moldes metálicos.

Pág. 150

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

3.8) Finalizado el curado a vapor y una vez que la temperatura de los elementos estructurales y de las probetas de control correspondientes hayan alcanzado la temperatura ambiente, se procederá al ensayo de las mismas a compresión. Cuando la resistencia media obtenida alcance el valor establecido por el proyectista para ellos, se procederá al traslado de los elementos hasta el lugar de su almacenamiento. En caso contrario se prolongará el curado sin realizar el traslado, hasta alcanzar la resistencia exigida. Inmediatamente después de realizado el traslado de los elementos y de las restantes probetas de control, ambos serán sometidos a un mismo curado húmedo continuo adicional, hasta que la resistencia media del hormigón, determinada mediante el ensayo de las probetas curadas en la cámara conjuntamente con los elementos premoldeados, alcance por lo menos el 80% de la resistencia característica especificada. En ningún caso este período de curado húmedo adicional será menor de 48 horas. 3.9) El Constructor dispondrá la instalación del número necesario de termómetros registradores capaces de indicar en forma precisa y continua las variaciones de temperatura que se produzcan en la cámara en función del tiempo. Se requerirá la instalación de por lo menos un termómetro registrador por cada 60 m lineales de cámara de 2,50 m de ancho. 10.6. DISPOSICIONES CORRESPONDIENTES A LA CONSTRUCCION DE ELEMENTOS ESTRUCTURALES DE HORMIGON MASIVO Las disposiciones del artículo 10.6. tendrán aplicación en los casos en que la masa de hormigón que constituye el elemento estructural sea suficientemente grande como para que puedan producirse agrietamientos u otros problemas provocados por temperaturas diferenciales excesivas ocasionadas por el calor de hidratación del cemento. Las dimensiones críticas de los elementos dependen de diferentes factores como: condiciones climáticas, relación entre el volumen y la superficie del elemento, velocidad de hidratación, volumen y temperatura de los materiales con que se pondrá en contacto el hormigón, consecuencias de carácter funcional del agrietamiento superficial, etc. No tiene aplicación para la construcción de presas. 10.6.2.b) HORMIGON MASIVO. MATERIALES El aditivo fluidificante retardador se empleará especialmente: - En épocas de temperaturas elevadas, con el objeto de evitar la formación de juntas no previstas de trabajo. - Para contrarrestar los efectos perjudiciales de las temperaturas ambientes elevadas. - Para reducir la velocidad de elevación de temperatura del hormigón. 10.6.4. COLOCACION DEL HORMIGON MASIVO a) En el caso de secciones transversales cuya menor dimensión lineal no exceda de 1,50 m, la temperatura máxima del hormigón, en el momento de su colocación en los encofrados, no será mayor de 20ºC. Si la menor Pág. 151

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

dimensión lineal excede de la cifra indicada, la temperatura del hormigón no será mayor de 15ºC. En estructuras de hormigón simple, el asentamiento máximo del hormigón fresco (IRAM 1 536) no excederá de 5cm, con una tolerancia en más, para pastones individuales, de hasta 2,5 cm respecto del máximo indicado, siempre que el asentamiento medio del hormigón de los últimos diez pastones ensayados no exceda de 5 cm. Cuando el tamaño del árido grueso exceda de 50 mm, el asentamiento del hormigón se determinará inmediatamente después de pasarlo por un tamiz de mallas cuadradas de 37,5 mm de lado. En estructuras de hormigón armado se dará cumplimiento a lo establecido en el artículo 6.6.3.10., limitando los ámbitos de consistencia hasta el A-2 inclusive. El hormigón se colocará empleando preferentemente baldes con descarga de fondo de características adecuadas. En casos particulares, previa aprobación por el Director de Obra podrá colocarse por bombeo. La cantidad de hormigón depositado en cada lugar deberá ser tal que el mismo pueda ser rápida y completamente compactado sin que entre capas sucesivas de hormigón fresco se produzcan juntas no previstas de trabajo. Al efecto, al colocar hormigón fresco sobre otro colocado en la capa anterior, éste debe tener una resistencia a la penetración determinada con las agujas de Proctor (IRAM 1 662) no mayor de 0,5 MN/m² (5 kgf/cm²). Además, al vibrar o revibrar simultáneamente dos capas de hormigón superpuestas, la resistencia a la penetración de la capa colocada en primer término, no excederá de 3,0 MN/cm² (30 kgf/cm²). b) Para lograr que la superficie expuesta del hormigón fresco sea la menor posible, especialmente en el caso de las estructuras de hormigón simple o débilmente armadas, el elemento estructural se ejecutará colocando sucesiva y simultáneamente las capas de hormigón en progresión de escalera. Al colocar la primera capa, la operación se iniciará en uno de los extremos del elemento y abarcando el ancho total del mismo avanzando hacia el extremo opuesto. Cuando la primera capa tenga aproximadamente 3,0 m de longitud y después de haberla compactado adecuadamente, a partir del mismo extremo donde comenzó la colocación de la primera capa, se iniciará la colocación y compactación de la segunda capa de hormigón, que tendrá el mismo ancho y espesor que la colocada anteriormente. Entre las longitudes de dos capas sucesivas se mantendrá permanentemente una diferencia de longitud del orden de 1,50 m en el sentido de avance. La segunda capa a su vez puede ser seguida por una tercera, dependiendo del espesor del elemento que se esté ejecutando, debiendo procederse en este caso en forma similar a la descripta para la primera y segunda capa. Pág. 152

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

c) Cuando las operaciones de colocación hagan necesario verter el hormigón desde alturas mayores de 1,50 m, el mismo será conducido hasta su lugar de colocación mediante tubos cilíndricos verticales de diámetro adecuado, debiendo evitarse que el material caiga libremente y en cualquier lugar. Mientras se realiza la operación, el conducto se mantendrá permanentemente lleno de hormigón, y su extremo inferior permanecerá sumergido en el hormigón fresco. En estructuras de hormigón armado, no deberá arrojarse el hormigón a través de las barras de armaduras, ni dentro de encofrados profundos, contengan o no armaduras, sin cumplir los requisitos establecidos en el primer párrafo de este anexo. Asimismo, antes de proceder a colocar el hormigón en los encofrados, deberá eliminarse todo resto de pasta o de mortero endurecidos que pudiesen existir sobre las armaduras. d) Antes de colocar hormigón fresco sobre la superficie horizontal superior de un bloque o elemento estructural cuyo hormigón ha endurecido, se dejarán transcurrir por lo menos 5 días contados a partir del momento de terminación de su ejecución. Previamente, la superficie de hormigón endurecido será tratada en la forma establecido en el artículo 10.2.5.1.

Pág. 153

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

CAPITULO 11. HORMIGONADO EN TIEMPO FRIO Y EN TIEMPO CALUROSO
11.1. HORMIGONADO EN TIEMPO FRIO Se define como tiempo frío al del período en el que durante más de 3 días consecutivos la temperatura media diaria es menor de 5ºC. 11.1.1. Temperatura de hormigón fresco inmediatamente antes de su colocación a) Inmediatamente antes de su colocación, el hormigón tendrá las temperaturas mínimas indicadas en la Tabla 13.
Tabla 13. Temperaturas mínimas del hormigón fresco Temperatura del aire ºC -1a+7 - 18 a - 1 menor de - 18 Mínima dimensión lineal de la sección (cm) menor de 30 16ºC 18ºC 21ºC 30 a 90 13ºC 16ºC 18ºC 90 a 180 10ºC 13ºC 16ºC mayor de 180 7ºC 10ºC 13ºC

b) La temperatura máxima del hormigón fresco, antes de su colocación en los encofrados, será de 30ºC (ver el anexo a este artículo). 11.1.2. Condiciones para la colocación del hormigón a) En épocas de bajas temperaturas, no se permitirá iniciar las tareas de colocación del hormigón sin que el Director de Obra haya verificado previamente la existencia en obra de los medios necesarios, en cantidad suficiente, para proteger al hormigón contra la acción de las bajas temperaturas, y verificado su eficiencia. Los medios indicados deben encontrarse disponibles para su empleo inmediato. b) Los materiales componentes del hormigón estarán libres de nieve, hielo y escarcha. El hormigón fresco no se pondrá en contacto con suelos ni hormigones congelados, debiendo eliminarse la nieve, el hielo y la escarcha de los encofrados, armaduras y del lugar que ocupará el hormigón, antes de proceder a su colocación. c) Cuando no se posean los medios adecuados para proteger el hormigón de las bajas temperaturas (ver el artículo 11.1.3.), las operaciones de colocación serán interrumpidas en los siguientes casos: - Cuando la temperatura ambiente en el lugar de la obra, a la sombra y lejos de toda fuente artificial de calor, sea menor de 5ºC. - Cuando pueda preverse que dentro de las 48 horas siguientes al momento de colocación, la temperatura pueda descender por debajo de 0ºC. Al efecto, el hecho de que la temperatura ambiente a las nueve de la mañana, hora solar, sea menor de 4ºC, se tomará como indicio suficiente

Pág. 154

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

para prever que dentro del plazo indicado se alcanzará el límite de temperatura establecido anteriormente. d) Todo hormigón que haya resultado perjudicado por la acción desfavorable de las bajas temperaturas, será eliminado y reemplazado antes de continuar con las tareas de hormigonado. (Ver el anexo a este artículo). 11.1.3. Protección del hormigón fresco contra la acción de las bajas temperaturas a) Cuando la temperatura del aire se espera que descienda debajo de los 2ºC sobre 0, después de su colocación en los encofrados, el hormigón fresco será protegido con el fin de evitar pérdidas de calor, la congelación del mismo y la consiguiente acción perjudicial de las heladas y el secado. b) El período de protección será de 72 horas si el hormigón contiene cemento normal, y de 48 horas si el cemento es de alta resistencia inicial. (Ver el anexo a este artículo). c) Con el objeto de evitar su destrucción, el hormigón inmediatamente después de colocado en los encofrados y durante el período de protección establecido será mantenido, de acuerdo con las mínimas dimensiones lineales de las secciones que figuran en la tabla 14, a las temperaturas mínimas que en la misma se indican. Durante dicho período, mediante métodos y procedimientos adecuados, también se evitará el secado y toda pérdida de humedad del hormigón.
Tabla 14. Temperatura mínima a que debe mantenerse el hormigón fresco después de su colocación en los encofrados y durante el período de protección establecido. Mínima dimensión lineal de la sección (cm) Temperatura mínima a que debe mantenerse el hormigón durante el período de protección, a los efectos de evitar su destrucción por acción de las bajas temperaturas menor de 30 13º C 30 a 90 10º C 90 a 180 7º C mayor de 180 5º C

11.2. HORMIGONADO EN TIEMPO CALUROSO Se define como tiempo caluroso a cualquier combinación de alta temperatura ambiente, baja humedad relativa y velocidad del viento, que tienda a perjudicar la calidad del hormigón fresco o endurecido, o que contribuya a la obtención de propiedades anormales del citado material. a) En épocas de tiempo caluroso, se prestará especial atención a toda circunstancia referente a materiales, métodos de elaboración, transporte, colocación, compactación, protección y curado, que pueda producir una elevación de temperatura del hormigón, la evaporación de su contenido de agua, su endurecimiento prematuro, y las consiguientes dificultades de colocación, reducción de la resistencia y durabilidad, y agrietamiento. Pág. 155

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

b) Las operaciones de colocación del hormigón serán interrumpidas cuando las condiciones ambientales y la temperatura del hormigón impidan realizar dichas operaciones en forma adecuada, o produzcan el agrietamiento del hormigón, perjudiquen en cualquier forma la calidad del mismo o de la estructura, salvo el caso en que se adopten medidas inmediatas que permitan evitar, con efectividad, los inconvenientes citados. c) Todo hormigón que en tiempo caluroso resulte perjudicado por la acción de las altas temperaturas, combinadas con los demás factores adversos citados anteriormente, será eliminado y reemplazado por otro de la calidad especificada. d) La temperatura del hormigón, en el momento inmediatamente anterior a su colocación en los encofrados, será siempre menor de 300C. Cuando dicha temperatura sea de 300C o mayor, se suspenderán las operaciones de colocación. e) El hormigón no contendrá aditivos aceleradores ni cemento de alta resistencia inicial. Previa autorización del Director de Obra, podrá contener un aditivo retardador que cumpla las especificaciones establecidas en la norma IRAM 1 663. f) El tiempo de mezclado del hormigón no excederá de 90 segundos. g) Las superficies expuestas (no encofradas) de hormigón fresco deberán mantenerse continuamente humedecidas mediante riego con agua en forma de niebla, arpilleras húmedas u otros medios adecuados, durante 24 a 48 horas después de la colocación. h) Los encofrados de madera se mantendrán continuamente humedecido hasta finalizar el período de curado. La parte superior de los elementos estructurales verticales, como muros y columnas, se regarán para mantenerlos continuamente humedecidos y facilitar la circulación de agua entre el encofrado y el hormigón. i) Las probetas empleadas para determinar la resistencia del hormigón, serán sometidas a un curado normalizado. (Ver el anexo a este artículo).

Pág. 156

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

ANEXOS AL CAPITULO 11
11.1.1.b) TEMPERATURA DEL HORMIGON FRESCO INMEDIATAMENTE ANTES DE SU COLOCACION La temperatura del hormigón fresco no debe ser tan elevada que pueda provocar inconvenientes como: pérdida de asentamiento, fraguado instantáneo o juntas no previstas de trabajo. Si bien en el texto reglamentario se limita el máximo a 30°, es recomendable que no pase de 25°. 11.1.2. CONDICIONES PARA LA COLOCACION DEL HORMIGON Para elaborar el hormigón no se emplearán agregados congelados ni sales o productos químicos con el objeto de evitar su congelación. Cuando el agua o los productos químicos agregados sean calentados a temperaturas mayores que 40°C, primeramente se mezclará el agua con los agregados, antes de introducir el cemento en la hormigonera. El cemento no se mezclará con el agua ni con mezclas de agua y agregados que se encuentren a temperaturas mayores de 40°C. El agua no se calentará a más de 80°C ni los agregados a una temperatura media de más de 65°C, y en ningún punto de la masa de los mismos la temperatura puede exceder de 100°C. El equipo empleado para ello calentará uniformemente a la masa de los mencionados materiales. 11.1.3. PROTECCION DEL HORMIGON FRESCO CONTRA LA ACCION DE LAS BAJAS TEMPERATURAS a) Al efecto podrán emplearse materiales, cubiertas o mantas aislantes, que se colocarán sobre las superficies que estén en contacto con la atmósfera, encofrados aislantes, cubiertas protectores que encierren a la estructura en un recinto hermético al que se provea de calor mediante vapor de agua u otro medio adecuado, desencofrando la estructura a mayor edad, etc. Las medidas protectoras a aplicar en cada caso dependerán principalmente de las condiciones climáticas, del tipo y contenido unitario de cemento empleado, de la temperatura del suelo o estructuras con que se pondrá en contacto el hormigón fresco; de la naturaleza y dimensiones de los elementos estructurales, así como del tipo y materiales que constituyen los encofrados. Asimismo, a los efectos de una mejor protección del hormigón y de la estructura, especialmente en el caso de los elementos estructurales de reducida sección transversal, resultará conveniente incrementar el contenido unitario de cemento del hormigón y, cuando ello sea posible y se autorice previamente, emplear cemento de alta resistencia inicial. En el mismo sentido es aconsejable que el hormigón contenga la menor cantidad de agua posible y que su asentamiento sea el estrictamente necesario para su adecuada colocación, compactación y terminación. El empleo de un fluidificante (reductor del contenido de agua de mezclado) que no retarde el tiempo de fraguado inicial del hormigón, facilitará la Pág. 157

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

protección. Dicho aditivo deberá ser ensayado satisfactorios previamente a su empleo en obra.

con

resultados

Cuando para mantener al hormigón fresco a las temperaturas mínimas indicadas en la Tabla 14, se empleen fuentes artificiales de calor distintas del vapor de agua, como los radiadores o calefactores a combustión, se adoptarán las precauciones necesarias para evitar el secado del hormigón. Además los calefactores a combustión no serán empleados en las primeras 24 horas después del moldeo, salvo el caso en que se adopten medidas adecuadas para evitar la exposición del hormigón fresco al contacto con la atmósfera contaminada por los gases de combustión que contienen anhídrido carbónico. b) Si el cemento empleado tiene una velocidad de endurecimiento menor que la correspondiente y corriente para el cemento normal, el período de protección será convenientemente aumentado. Además de la protección que aquí se establece contra la acción destructiva de las bajas temperaturas, el hormigón también será protegido en forma adecuada y durante el tiempo necesario, con el objeto de que pueda alcanzar las resistencias especificadas en los plazos que correspondan. Si el hormigón no contiene aire intencionalmente incorporado en su masa en las cantidades especificadas en el artículo 6.6.3.8., los períodos de protección serán por lo menos dobles de los establecidos anteriormente o, como alternativa, se extenderán hasta que las probetas moldeadas de acuerdo con lo que establece el artículo 7.6., curadas en condiciones tan idénticas como sea posible a las que se encuentre sometido el hormigón de la estructura que representan, indiquen que éste ha alcanzado una resistencia media de rotura a compresión de por lo menos 7,0 MN/m² (70 kgf/cm²). 11.2. HORMIGONADO EN TIEMPO CALUROSO a) En tiempo caluroso, diariamente y a distintas horas, con frecuencia adecuada, se registrará la temperatura y humedad relativa ambiente, la temperatura del hormigón y la velocidad del viento. La información se correlacionará con el lugar de colocación del hormigón en la estructura. Cuando la temperatura del aire ambiente sea de 25°C y en ascenso, se tomará la temperatura del hormigón fresco recién mezclado a intervalos de una hora. c) La reducción de la temperatura del hormigón puede lograrse reduciendo la temperatura de sus materiales componentes, especialmente del agua y de los agregados. La reducción de la temperatura del agua podrá obtenerse por refrigeración, o empleando hielo como parte del agua de mezclado. Todo el hielo deberá haberse licuado antes de terminar el período de mezclado. El cemento tendrá la menor temperatura posible, siempre menor de 70°C. d) Cuando la temperatura del aire ambiente llegue a 30°C se procederá a rociar y humedecer los moldes, encofrados y suelo de fundación con agua Pág. 158

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

a la menor temperatura posible. Además, las pilas de agregado grueso se mantendrán preferentemente a la sombra y permanentemente humedecidas, las operaciones de colocación, compactación y terminación se realizarán con la mayor rapidez posible, y el curado se iniciará tan pronto el hormigón haya endurecido suficientemente como para que las superficies expuestas de las estructuras no resulten afectadas por el tipo de curado adoptado. Asimismo, los depósitos y tuberías conductoras de agua y las correspondientes al hormigón transportado por bombeo, lo mismo que el tambor de la hormigonera, se mantendrán a la sombra o se aislarán térmicamente y se pintarán con pintura blanca. Si las condiciones de temperatura son críticas, las operaciones de hormigonado se realizarán únicamente por la tarde, o de preferencia por la noche. Cuando la temperatura de las barras de acero para armaduras sea de 40°C o mayor, los encofrados metálicos y las armaduras se regarán con agua, inmediatamente antes de la colocación del hormigón. Inmediatamente antes de ingresar el hormigón a los encofrados, deberá eliminarse toda acumulación de agua que pueda existir en el lugar que ocupará el hormigón. g) En cualquier condición climática, pero muy especialmente en épocas de tiempo caluroso, el curado es una de las operaciones que, desde el punto de vista de la calidad del hormigón y de las estructuras, reviste la mayor importancia. En el caso particular de las superficies de hormigón fresco expuestas al aire será imprescindible mantenerlas permanentemente humedecidas, durante por lo menos las primeras 24 horas posteriores al momento de su terminación, con el objeto de evitar la formación de juntas no previstas de trabajo y también el consiguiente agrietamiento que se produce, cuando el hormigón está aún en estado plástico, por efecto de una gran evaporación del agua de mezclado y consecuente secado. Ello puede lograrse en la mejor forma mediante riego con agua en forma de niebla, arpilleras húmedas u otros medios adecuados, seguida inmediatamente por el período de curado húmedo continuo especificado. El curado húmedo, con agua de aproximadamente igual temperatura que la del hormigón, será iniciado tan pronto como éste haya endurecido lo suficiente como para que no se produzcan daños superficiales. El agua de curado en ningún caso tendrá una temperatura 10°C menor que la del hormigón. En caso necesario, las superficies expuestas serán protegidas contra la acción del viento y del sol. Esta protección se extremará en las primeras horas transcurridas después de realizadas las operaciones de terminación.

Pág. 159

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

CAPITULO 12.
ENCOFRADOS. ELEMENTOS DE SOSTEN Y APUNTALAMIENTOS TOLERANCIAS DE ORDEN CONSTRUCTIVO REMOCION DE ENCOFRADOS Y DE SUS ELEMENTOS DE SOSTEN TERMINACION SUPERFICIAL DE LAS ESTRUCTURAS REPARACION DE LOS DEFECTOS DE TERMINACION SUPERFICIAL TUBERIAS PARA LA CONDUCCION DE FLUIDOS INCLUIDAS EN LAS ESTRUCTURAS DE HORMIGON ENCOFRADOS, ELEMENTOS DE SOSTEN Y APUNTALAMIENTOS TOLERANCIAS DE ORDEN CONSTRUCTIVO REMOCION DE ENCOFRADOS Y DE SUS ELEMENTOS DE SOSTEN 12.1. ENCOFRADOS, ELEMENTOS DE SOSTEN Y APUNTALAMIENTOS 12.1.1. Disposiciones generales Todas las estructuras de carácter temporario, como apuntalamientos, cimbras, encofrados, andamios y otras similares que sean requeridas por razones de orden constructivo, cumplirán las siguientes condiciones generales: a) Se emplearán materiales de características adecuadas, que les permitan cumplir las funciones que les corresponden, con un grado de seguridad totalmente satisfactorio. b) Las secciones y dimensiones se calcularán con la combinación de esfuerzos de cualquier naturaleza, que al actuar y superponerse produzcan las tensiones más desfavorables. c) Se ejecutarán cuidadosamente y de manera tal que hasta el momento de su remoción o sustitución por las estructuras permanentes, proporcionen el mismo grado de seguridad que éstas. 12.1.2. Proyecto y construcción a) El proyecto, cálculo y construcción de los apuntalamientos, cimbras, encofrados, andamios y otras estructuras temporarias, serán realizados bajo la total responsabilidad del Constructor. Los que sean de dimensiones tales que sobre ellos no se tenga suficiente experiencia serán proyectados por un profesional especializado a juicio del Director de Obra. Los cálculos y planos correspondientes formarán parte de los documentos de obra, y se mantendrán a la vista, conjuntamente con el resto de la documentación técnica. El proyecto y construcción se ejecutarán teniendo en cuenta las reglas y conocimientos correspondientes a la carpintería de armar. En caso de no disponerse de normas IRAM u otras normas nacionales correspondientes al efecto, la estabilidad de estas construcciones se regirá por lo establecido en el artículo 12.1.1.

Pág. 160

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

b) En el caso de las estructuras de hormigón de más de 7,00 m de luz por tramo, con suficiente anticipación a la fecha de ejecución de la estructura, el Constructor someterá a consideración del Director de Obra, los planos y memorias de cálculo de las estructuras temporarias enumeradas en el inciso a), que corresponda ejecutar. c) Las tareas de hormigonado no se iniciarán si previamente el Director de Obra no ha aprobado los mencionados planos y memorias de cálculo. La aprobación no exime al Constructor de la total responsabilidad que le incumbe. Los planos aprobados formarán parte de la documentación del proyecto. 12.1.3. Características y condiciones generales a) Los elementos resistentes se construirán con madera, perfiles o tubos metálicos, o con otros materiales de características y condiciones igualmente satisfactorias. b) Tendrán la resistencia, estabilidad, forma, rigidez y seguridad necesarias para resistir sin hundimientos, deformaciones ni desplazamientos perjudiciales, la combinación más desfavorable de los efectos derivados del peso propio, peso del hormigón y de las armaduras, así como sobrecargas y esfuerzos de cualquier naturaleza y dirección a que puedan verse sometidos en las condiciones de trabajo en obra, hasta su remoción, una vez finalizado el proceso constructivo. Se tendrán especialmente en cuenta los efectos ocasionados por la colocación, la compactación del hormigón fresco mediante vibración mecánica de alta frecuencia, la acción del viento, sobrecargas y otros esfuerzos dinámicos. c) Las deformaciones que se produzcan durante el proceso constructivo no deberán ser superiores que las que ocurran en las construcciones de carácter permanente ejecutadas con los mismos materiales. d) A los efectos de asegurar la más completa estabilidad y rigidez de las estructuras temporarias en las condiciones de servicio, se dispondrán arriostramientos longitudinales y transversales adecuados. e) Para la ejecución de estas estructuras no se permitirá el empleo de maderas mal estacionadas. f) La remoción de los apuntalamientos, cimbras y encofrados deberá poder realizarse con facilidad y gradualmente, sin necesidad de aplicar golpes ni vibraciones. En caso necesario, la remoción debe poder realizarse por partes. g) Para corregir posibles asentamientos que puedan producirse antes o durante las tareas de hormigonado, los puntales y elementos de sostén estarán provistos de cuñas, gatos, tornillos y otros dispositivos adecuados. h) En ningún caso se aceptará la fundación directa sobre terreno erosionable, expuesto o no a períodos de crecientes o a la acción de agua en movimiento. Pág. 161

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

(Ver el anexo a este artículo). 12.1.4. Encofrados a) Tendrán las formas, dimensiones, niveles y alineamientos necesarios para moldear las estructuras, de modo tal que ellas resulten de las dimensiones y formas indicadas en los planos y cumplan las tolerancias dimensiónales y de posición establecidas en este Reglamento y en los documentos de obra. Cuando las tolerancias máximas no se establezcan en los planos, no excederán los valores establecidos en el artículo 12.2. Su construcción será cuidadosa y esmerada. b) Serán resistentes, rígidos y suficientemente indeformables y estancos como para que las estructuras resulten de las formas y dimensiones establecidas en los planos, y también para evitar pérdidas de mortero durante las operaciones de moldeo de aquéllas. c) Se construirán con maderas, chapas metálicas u otros materiales igualmente satisfactorios. Dichos materiales, al ponerse en contacto con el hormigón fresco, no ablandarán, decolorarán, mancharán ni perjudicarán en forma alguna la superficie de aquél ni la de las estructuras. d) Si en el Pliego de Especificaciones Técnicas Complementarias no se establece lo contrario, en todos los ángulos y rincones de los encofrados se colocarán molduras o filetes triangulares, de madera, cepillados. Para los casos corrientes, los triángulos serán rectángulos y sus catetos medirían 2,5 cm. e) Al proyectar y construir los encofrados se dispondrán las contraflechas necesarias, a los efectos de compensar posibles hundimientos y deformaciones de los mismos, ocasionados por las cargas actuantes sobre ellos y por el descenso de la estructura de hormigón después de desencofrada. La forma y perfil de la estructura una vez terminada y expuesta a las condiciones de servicio, serán los que se indican en los planos. f) Para facilitar la inspección y limpieza de los encofrados, y también para facilitar y vigilar la colocación y compactación del hormigón, especialmente en el caso de los encofrados profundos, en el pie de columnas, pilares y muros, a distintas alturas y a distintas horizontales máximas de 2,50 m entre sí, se dejarán aberturas provisionales de formas y dimensiones adecuadas. En igual forma se procederá con el fondo y costados de las vigas, empotramientos de voladizos, y en otros lugares de los encofrados de fondos inaccesibles y de difícil inspección y limpieza. g) Cuando se compruebe, antes o durante la colocación del hormigón, que los encofrados adolecen de defectos evidentes o no cumplan las condiciones establecidas, se interrumpirán las operaciones de colocación del hormigón. Las mismas no serán reiniciadas hasta tanto no se hayan corregido las deficiencias observadas.

Pág. 162

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

h) Los encofrados de madera no protegidos contra la acción de la intemperie, no deben quedar expuestos al viento y al sol durante un tiempo prolongado. Antes de proceder al moldeo de las estructuras, y con suficiente anticipación, dichos encofrados serán convenientemente humedecidos. i) Los moldes para construir elementos estructurales premoldeados, se ejecutarán con cuidados especiales y con la mayor precisión posible. Tendrán la resistencia y rigidez adecuadas como para resistir, sin deformaciones, los esfuerzos y movimientos provocados durante la colocación del hormigón y su compactación por vibración, realizada mediante mesas vibratorias o vibradores de inmersión o de encofrados. (Ver el anexo a este artículo). 12.2. TOLERANCIAS DIMENSIONALES Y DE POSICION DE LAS ESTRUCTURAS Y ARMADURAS a) Las estructuras deberán construirse con todo cuidado y precisión, respetando las posiciones, niveles y dimensiones indicados en los planos y demás documentos del proyecto. b) En el caso de falta de cumplimiento de lo dispuesto en el presente artículo 12.2, se procederá de acuerdo con lo establecido en el artículo 8.2. 12.2.1. Cuando en los planos, Especificaciones Técnicas Complementarias u otros documentos no se indiquen tolerancias constructivas más exigentes, se admitirán las siguientes tolerancias máximas: a) Diferencias de nivel En las superficies de hormigón, horizontales o inclinados, según corresponda, se admitirán las siguientes tolerancias, con respecto a los niveles teóricos indicados en los planos: - en 3 m 6,0 mm - en cada tramo de hasta un máximo de 6 m 10,0 mm - en tramos o longitudes mayores de 6 m 20,0 mm b) Falta de alineación horizontal en la ubicación de las columnas y demás elementos portantes o variación del emplazamiento de la estructura, respecto de los indicados en los planos: - en hasta 6 m 6,0 mm - máximo para la longitud total 25,0 mm c) Falta de alineación vertical en las columnas y pilares superpuestos: - en 3 m de altura 6,0 mm - en cada piso hasta un máximo de 6 m de altura 10,0 mm

Pág. 163

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

- máximo para la altura total 25,0 mm d) Falta de verticalidad de la columna y separación del eje de los arcos respecto de su trazado teórico - El eje real de la columna o del arco, no podrá separarse del teórico en cualquier dirección, en más de 1/5 de la distancia del centro de la sección al borde del núcleo central respectivo. e) Dimensiones de los elementos de hormigón - La tolerancia de toda dimensión lineal db (expresada en milímetros) del hormigón (sea ésta: altura o ancho de una sección, largo de una pieza, flecha de un arco, etc) no debe superar ± 2,5 . (4).

El valor que se obtenga de la expresión se redondeará al milímetro entero más próximo. Si de la aplicación de esta expresión surgiera un valor de tolerancia superior a 30 mm, el mismo quedará limitado a esta última cifra. f) Armaduras 1) Formas y áreas de las secciones transversales rectas: Se aceptarán las que especifiquen las normas IRAM-IAS de acero para la construcción en vigencia (ver el artículo 6.7. de este Reglamento). 2) Dimensiones lineales - Para toda dimensión lineal da, expresada en milímetros, y medida según el eje longitudinal de la barra, la tolerancia en milímetros se tomará igual a:

±5

(5)

valor que no superará en ningún caso los 60 mm. - Cuando se trate de armaduras transversales de piezas zunchadas, la tolerancia se reducirá a:

± 2,5 . expresada en milímetros.

(6)

El valor resultante de la aplicación de las dos expresiones anteriores se redondeará al milímetro entero más próximo. Pág. 164

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

3) Posición de las armaduras - En el caso de que no estuviesen específicamente indicados en los planos, el recubrimiento mínimo de hormigón y la separación mínima entre las barras de armaduras, serán los establecidos en los capítulos 13 y 18 de este Reglamento, no admitiéndose tolerancia alguna en menos. - La distancia entre el eje de una barra y la superficie exterior más próxima del hormigón no diferirá de la distancia teórica da (expresada en milímetros) indicadas en los planos, en más de:

±5.

(7)

- Las separaciones entre las barras de armadura principales en las piezas flexadas y comprimidas, en general no diferirán de los valores teóricos T (expresados en milímetros) indicados en los planos, en más de:

±5.³

(8)

- Para las armaduras transversales de las piezas zunchadas y para las longitudinales de las piezas flexocomprimidas con relación d'/h 0,12 y con ht < 25 cm, la tolerancia se reducirá a la mitad de la establecida en la expresión (8) siendo: d' la distancia del baricentro de la armadura comprimida a la fibra más comprimida; h la altura útil de la sección; ht la altura total de la sección. 12.3. REMOCION DE ENCOFRADOS, CIMBRAS, APUNTALAMIENTOS Y OTROS ELEMENTOS DE SOSTEN 12.3.1. Disposiciones Generales a) La remoción de los encofrados, cimbras y elementos de sostén sólo podrá realizarse cuando el hormigón, de acuerdo con los resultados de ensayos de resistencia realizados según lo establecido en el artículo 7.6., haya endurecido suficientemente, y después que el representante autorizado del Constructor, haya dado las instrucciones necesarias para iniciar las operaciones. Dicho representante sólo debe acordar la autorización para iniciar las tareas, cuando posea evidencias satisfactorias de que la resistencia del hormigón es adecuada.

Pág. 165

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

b) Se considerará que la resistencia del hormigón es adecuada si el elemento estructural tiene la capacidad portante necesaria, con el grado de seguridad establecido en el artículo 17.2.2., para resistir las cargas actuantes en el momento de realizar las operaciones de remoción. (Ver el anexo a este artículo). c) Antes de iniciar las tareas de remoción de los encofrados, elementos de sostén y apuntalamientos, el Constructor pondrá en conocimiento del Director de Obra, las evidencias disponibles sobre la resistencia del hormigón, la fecha en que se realizarán las mencionadas operaciones y el programa de trabajo. El Constructor tendrá la responsabilidad total emergente de las decisiones que adopte y de la seguridad de la estructura. d) La remoción se realizará cuidadosa y gradualmente, sin aplicación de golpes ni de vibraciones, mediante métodos y procedimientos que solamente se traduzcan en esfuerzos estáticos (Ver el anexo a este artículo). e) En el caso de estructuras pretensadas, cumpliéndose lo especificado en todos los incisos anteriores, la remoción de cimbras y puntales sólo podrá iniciarse después de haber aplicado esfuerzos de pretensado de intensidad suficiente como para que la estructura sea capaz de resistir su peso propio y las sobrecargas previstas para el proceso constructivo. f) Para encofrados especiales, como los deslizantes por ejemplo, los plazos de desencofrado se determinarán experimentalmente de acuerdo con las condiciones generales establecidas anteriormente, debiendo asegurarse en todo momento la estabilidad de la estructura con el grado adecuado de seguridad. g) Durante el período constructivo, sobre las estructuras no se acumularán cargas, materiales ni equipos que resulten peligrosos para la estabilidad de aquéllas. La misma disposición tiene validez para las estructuras recientemente desencofradas y descimbradas. h) En el caso de estructuras constituidas por elementos premoldeados y elementos moldeados in situ, el momento para iniciar la remoción de encofrados y elementos de sostén correspondientes a una determinada sección, se regirá por la menor de las resistencias de ambos hormigones en el momento considerado. i) En ningún caso, las probetas moldeadas para determinar el endurecimiento y la resistencia del hormigón de obra, tratadas en la forma establecida en el artículo 7.6., recibirán un curado más favorable que el de la condición más desfavorable a que estuvo sometida la porción de hormigón que representan.

Pág. 166

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

12.3.2. Disposiciones referentes al momento de remoción de encofrados y elementos de sostén A los efectos de posibilitar el cumplimiento de lo establecido en el artículo 12.3.1.a), las tareas de remoción no serán iniciadas si la resistencia media del hormigón de la estructura, determinada mediante el ensayo de probetas moldeadas, estacionadas y curadas de acuerdo con lo establecido en el artículo 7.6., no ha alcanzado por lo menos el 75% de la resistencia característica especificada, o bien el doble de la resistencia necesaria para resistir las máximas tensiones que aparecerán en la estructura en el momento de la remoción. De las dos alternativas indicadas, prevalecerá la que requiera una mayor resistencia del hormigón (Ver el anexo a este artículo). 12.3.3. Plazos mínimos de remoción de los encofrados y elementos de sostén a) La falta de resultados de ensayos de resistencia del hormigón de obra, que constituyen importantes elementos de juicio para decidir respecto del momento en que podrá iniciarse la remoción de encofrados y sus elementos de sostén, sólo podrá justificarse para obras de importancia estructural menor, a juicio del Director de Obra, o cuando ello esté expresamente autorizado por las Especificaciones Técnicas Complementarias. De lo contrario deberá cumplir lo estipulado en el inciso d) de este artículo. b) En tales circunstancias, para la remoción de los encofrados y de sus elementos de sostén se observarán los plazos mínimos estimativos de orientación que se indican más adelante. Dichos plazos mínimos tienen validez siempre que se haya dado cumplimiento a lo establecido en los artículos 10.4.1. y 10.4.2. respecto de los períodos de protección y curado mínimos, durante los cuales el hormigón fue mantenido a las temperaturas especificadas, en general mayores de 100C, impidiéndose la evaporación del agua contenida en la masa del hormigón. En caso contrario los plazos mínimos serán ampliados, de acuerdo con las indicaciones del Director de Obra. c) Dichos plazos se contarán a partir del momento en que la última porción de hormigón se colocó en el elemento estructural considerado, o en los elementos de las luces adyacentes, si se trata de una estructura de tramos múltiples. Los plazos que se indican se aumentarán en un número de días por lo menos igual al de aquellos en que la temperatura del aire en contacto con la estructura fue menor que 5ºC. d) Cuando no se disponga de resultados de ensayos y el Pliego de Especificaciones Técnicas Complementarias no exima de la mencionada exigencia, los plazos mínimos que se indican en el inciso e) serán por lo menos duplicados, y los encofrados y elementos de sostén permanecerán colocados durante los nuevos plazos mínimos que resulten de la aplicación del criterio de seguridad expuesto. e) Los plazos mínimos a que se hizo referencia en los incisos anteriores son los siguientes: Pág. 167

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

- Túneles y conductos circulares: 3 días - Encofrados laterales de vigas, muros y columnas 3 días - Encofrados de losas, dejando puntales de seguridad días 14

- Fondos de vigas y cimbras de arcos, dejando puntales de seguridad: 14 días - Remoción de puntales se seguridad y otros elementos de sostén en vigas, pórticos y losas de grandes luces: 21 días f) En casos especiales o cuando se empleen cementos cuya velocidad de desarrollo de resistencia sea menor que la de los cementos normales, los plazos serán adecuadamente aumentados a juicio del Director de Obra. g) En caso de empleo de cemento pórtland de alta resistencia inicial, o si se emplean aditivos aceleradores de resistencia de características y calidad conocidas y aprobadas, que permitan obtener resistencias del mismo orden que las que se obtienen con los mencionados cementos, los plazos mínimos establecidos podrán ser adecuadamente reducidos, a juicio del Director de Obra, con tal de que en todo momento se mantengan las condiciones de seguridad de la estructura. 12.3.4. Apoyos, apuntalamientos y otros elementos de sostén a) Con el objeto de reducir las flechas y deformaciones debidas al efecto de la fluencia lenta y de la contracción por secado del hormigón, los puntales y demás elementos de sostén permanecerán colocados, o se los volverá a colocar, inmediatamente después de realizada la remoción de encofrados. Lo que acaba de expresarse tiene también validez para las estructuras constituidas conjuntamente por elementos premoldeados y hormigón moldeado in situ. b) Los puntales, apoyos y demás elementos de sostén permanecerán colocados durante todo el tiempo que sea posible, particularmente en el caso de aquellos elementos estructurales que inmediatamente después de desencofrados se encuentren sometidos a la mayor parte de las cargas de cálculo, o que sean desencofrados a corta edad. En los edificios de varios pisos los puntales y apoyos deben colocarse superpuestos sobre una misma vertical. c) En losas y vigas de luces de hasta 8,0 m, en general será suficiente con instalar apoyos en el centro de la luz. Si las luces son mayores, se colocará mayor cantidad de apoyos. Para losas de luces menores de 3,0 m, en general, resulta innecesario colocar apoyos, salvo el caso de espesores de carácter excepcional.

Pág. 168

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

12.3.5. Cargas aplicadas sobre los elementos estructurales inmediatamente después de desencofrados, y aplicación de las cargas y sobrecargas de cálculo a) Cuando no sea posible evitar el uso de los elementos constructivos, especialmente losas, durante los primeros días transcurridos después de su ejecución, o de la remoción de los encofrados, se adoptarán precauciones especiales para no perjudicarlas en forma alguna. Sobre las losas recientemente construidas no deberán colocarse, dejarse caer ni amontonarse materiales como agregados, tablones, elementos premoldeados ni otros, en cantidades tales que puedan perjudicarlas. b) Las cargas y sobrecargas de cálculo no se harán actuar sobre la estructura hasta después de transcurridos por lo menos 30 días, contados a partir de la fecha de colocación de la última porción de hormigón de la estructura, ni si el hormigón de obra no ha alcanzado la resistencia característica establecida en los planos y otros documentos del proyecto. TERMINACION SUPERFICIAL DE LAS ESTRUCTURAS REPARACION DE LOS EFECTOS DE TERMINACION SUPERFICIAL 12.4. TERMINACION SUPERFICIAL DE LAS ESTRUCTURAS Salvo el caso en que el Pliego de Especificaciones Técnicas Complementarias establezca lo contrario, las estructuras de hormigón tendrán las terminaciones superficiales resultantes después de desencofradas. Cualquiera sea el tipo de terminación superficial requerido, los defectos superficiales que, a juicio del Director de Obra, puedan afectar a la resistencia, impermeabilidad, durabilidad y aspecto de la estructura, deberán ser adecuadamente reparados para que las superficies reúnan las condiciones establecidas en este Reglamento. En lo que se refiere al aspecto, ello se tendrá especialmente en cuenta en el caso de estructuras y superficies expuestas a la vista. La reparación de los efectos superficiales se realizará inmediatamente después del desencofrado de las estructuras, debiendo la zona afectada quedar reparada dentro de las 24 horas de iniciada la operación. Para realizar las tareas de reparación, se requerirá autorización previa del Director de Obra. (Ver los anexos a este artículo). 12.5. REPARACION DE LOS DEFECTOS DE TERMINACION SUPERFICIAL DE LAS ESTRUCTURAS 12.5.1. Disposiciones generales a) El hormigón que por cualquier motivo hubiese resultado superficialmente defectuoso, será eliminado y reemplazado por otro hormigón o por un mortero de calidad adecuada. Todas las reparaciones serán realizadas sin afectar en forma alguna la resistencia, durabilidad, condiciones de servicio, aspecto y seguridad de las estructuras.

Pág. 169

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

b) El Director de Obra con arreglo a lo dispuesto en este Reglamento, decidirá respecto de la aceptación o rechazo de todo sector o elemento estructural afectado por deficiencias de colocación y compactación del hormigón o por otras causas, que no puedan ser consideradas de terminación superficial. c) Los trabajos serán realizados únicamente por mano de obra especializada, competente y cuidadosa. Durante estas operaciones se mantendrá una supervisión permanente. d) Las superficies reparadas tendrán las formas, dimensiones, alineamientos y pendientes establecidos en los planos. En superficies expuestas a la vista, las zonas reparadas deben concordar, en niveles, aspecto, color y textura, con los que corresponden a las zonas contiguas. 12.5.2. Defectos Superficiales Los defectos superficiales que deberán repararse con los siguientes: a) Defectos ocasionados por segregación del hormigón, deficiencia de mortero o mala compactación (acumulación de agregado grueso o "nidos de abeja"). b) Cavidades dejadas por la remoción de los elementos de fijación colocados en los extremos de pernos, bulones y otros elementos internos empleados para armar y mantener a los encofrados en sus posiciones definitivas. c) Agrietamientos o roturas producidas por la remoción de los encofrados y elementos de sostén, o por otras causas. d) Depresiones superficiales, rebabas, protuberancias o convexidades originadas por defectos de construcción de los encofrados, movimientos de los mismos, o por otras causas. (Ver el anexo a este artículo). 12.6. TUBERIAS PARA LA CONDUCCION DE FLUIDOS INCLUIDAS EN LAS ESTRUCTURAS DE HORMIGON 12.6.1. Disposiciones Generales Las tuberías destinadas a la conducción de fluidos sólo podrán quedar incluidas en las estructuras de hormigón, si se cumplen las siguientes condiciones mínimas: a) Las tuberías y sus accesorios se construirán con materiales adecuados, capaces de resistir sin deterioros el contacto con el fluido que conduce y con el hormigón de cemento pórtland. Tendrán diámetros, espesores de paredes y demás características adecuadas al uso a que se destinen y serán capaces de resistir sin inconvenientes las temperaturas y presiones de los fluidos que conducen. b) No se emplearán tuberías de aluminio ni de aleaciones que lo contengan, salvo el caso que las mismas se encuentren efectivamente cubiertas o protegidas en forma tal que se evite la reacción que se Pág. 170

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

produce entre el aluminio y los compuestos del cemento pórtland, y la acción electrolítica entre el aluminio y el acero. c) La temperatura máxima del fluido a conducir no excederá de 70ºC. Además, las tuberías y sus accesorios no estarán sometidos a presiones que excedan de 1,4 MN/m² (14 kgf/cm²), respecto de la presión atmosférica. (Ver el anexo a este artículo). 12.6.2. Tuberías de acero destinadas a la conducción de fluidos En el caso particular de las tuberías de acero destinadas a la conducción de fluidos, además de las disposiciones generales establecidas en el artículo 12.6.1., deberán cumplir las siguientes disposiciones particulares. a) En el momento de la colocación del hormigón, las tuberías estarán limpias y libres de óxidos, aceites, grasas y otras sustancias extrañas. b) Para la elaboración del hormigón no se emplearán agregados provenientes de playas marítimas, ni los que hayan estado en contacto con aguas saladas o que contengan restos de cloruros o de otras sustancias que puedan provocar o favorecer la corrosión de las tuberías, excepto el caso en que los agregados hayan sido sometidos a un lavado adecuado, hasta eliminar todo resto de sales en exceso de lo que se establece en el artículo 6.5. c) El hormigón no contendrá cloruro de calcio, fluoruros ni nitratos, ni aditivos que los contengan. d) En ningún caso el contenido unitario de cemento del hormigón será menor de 300 kg/m3 de hormigón compactado. El hormigón tendrá consistencia plástica, y su asentamiento, determinado mediante el método establecido en la norma IRAM 1 536, estará comprendido entre 8 cm y 12 cm. Además, el hormigón se compactará hasta obtener su máxima densidad. e) Como aguas de mezclado se emplearán únicamente las que cumplan las condiciones establecidas en el artículo 6.5. En ningún caso se empleará agua de mar ni otras que contengan sales en exceso de los límites establecidos en la mencionada especificación. Tampoco se emplearán aguas de origen dudoso o de composición química desconocida. f) Previamente al hormigonado, para sostener a las tuberías en sus posiciones definitivas, se emplearán elementos macizos de acero, de mortero compacto endurecido, o de otras sustancias no porosas. El mortero cumplirá las condiciones b) a e) inclusive. No se emplearán elementos constituidos por materiales cerámicos ni madera. g) Entre la superficie externa de las tuberías y el hormigón en que queden incluidas, no se interpondrá material alguno. Se asegurará el contacto directo entre la tubería y el hormigón. Pág. 171

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

h) Cuando el hormigón que envuelve a la tubería deba ponerse en contacto con materiales aislantes o porosos, se exigirá que estos materiales no contengan productos capaces de provocar la corrosión de la tubería, bajo la acción combinada de la humedad inherente a toda estructura de mampostería u hormigón y de las corrientes eléctricas vagabundas. En particular se prohíbe con el fin indicado, el empleo de todo producto o material que contenga electrolitos, como cloruros y sulfatos, por ejemplo. i) Durante la ejecución de los trabajos, se prohíbe el manipuleo y almacenamiento de materiales o productos agresivos para las tuberías o para el hormigón en las proximidades de los mismos, y el contacto directo con cualquiera de ambos. j) Durante la etapa constructiva de las estructuras se dispondrá que las instalaciones sanitarias provisorias estén suficientemente alejadas de las estructuras, a fin de impedir todo contacto entre el hormigón que envuelve a las tuberías y los líquidos y desagües sanitarios. Se prohibirá a todo el personal de obra el empleo de las estructuras o partes de ellas como instalaciones sanitarias, de cualquier naturaleza que ellas sean. (Ver el anexo a este artículo).

Pág. 172

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

ANEXOS AL CAPITULO 12
12.1.3. ENCOFRADOS, ELEMENTOS DE SOSTEN Y APUNTALAMIENTO. CARACTERISTICAS Y CONDICIONES GENERALES Las máximas tensiones de solicitación de los materiales, en ningún momento deberán superar a las tensiones admisibles. Lo expresado para las materiales, tiene también validez para el terreno de fundación que soportará las estructuras temporarias, y para las estructuras existentes que les sirvan de apoyo. En caso necesario se realizarán los ensayos que el Director de Obra estima convenientes a los efectos de obtener la información que se requiera. El comportamiento de estas estructuras temporarias no perjudicará en forma alguna la resistencia, estabilidad y condiciones estéticas de la estructura de hormigón a ejecutar. Sus características tendrán en cuenta asimismo, la terminación superficial requerida para los elementos estructurales. Los elementos de sostén transmitirán las cargas al terreno, o a la superficie de apoyo, en forma segura y uniforme. En caso que los puntales u otros elementos de sostén no puedan fundarse en forma segura, se emplearán pilotes, cuya separación entre ejes, hinca y remoción se dispondrán de modo tal que en todo momento se satisfagan las condiciones de seguridad necesarias. 12.1.4. ENCOFRADOS Salvo el caso en que las Especificaciones Técnicas Complementarias dispongan lo contrario, en las estructuras de hormigón cuyas superficies quedarán expuestas a la vista, los encofrados de madera se construirán con tablas planas, de madera cepillada y de espesor uniforme. También podrán emplearse chapas de madera compensada u otros materiales aprobados por el Director de Obra, que permitan obtener superficies lisas, durables y libres de defectos. Se cuidará especialmente al aspecto de las juntas entre tablas. Salvo el caso en que el proyecto establezca otras condiciones, las mencionadas juntas serán perfectamente horizontales o verticales. La madera que ya ha sido empleada, se limpiará cuidadosamente y se le extraerán los clavos, antes de volverla a utilizar. Las tablas que no sean rectas y las que tengan combaduras no deberán emplearse sin antes corregir dichos defectos. En lugares adecuados, fácilmente visibles desde el suelo, se colocarán testigos o dispositivos indicadores que permitan observar en todo momento los hundimientos que se produzcan, y medir su magnitud a medida que se realiza el moldeo de la estructura. Si durante las operaciones de moldeo de las estructuras se observan hundimientos que superen en más de 1,0 cm a los niveles previstos en los planos, y el Director de Obra estima que ello impedirá obtener una estructura que conforme los requisitos de este Reglamento, se suspenderá la colocación del hormigón para que el Constructor adopte las medidas correctivas necesarias que, a juicio del Director de Obra, resulten satisfactorias. En caso que las mencionadas medidas correctivas no hubiesen sido hechas efectivas antes que el hormigón alcance el tiempo de fraguado inicial (IRAM 1 662), se suspenderán las tareas de hormigonado en el momento y lugar que indiquen el Director de Obra. Pág. 173

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

Todo hormigón colocado que, en razón de la circunstancia indicada resulte inaceptable, será eliminado y reemplazado por otro que cumpla lo especificado en este Reglamento. Previamente se corregirán y reforzarán los encofrados y elementos de sostén, en la forma que resulte necesaria para evitar que se produzcan asentamientos excesivos y deficiencias de toda otra naturaleza. 12.1.4. PROTECCION Y RECUBRIMIENTO DE LOS ELEMENTOS METALICOS DE UNION DE LOS ENCOFRADOS En todos los casos, y muy especialmente cuando las estructuras quedarán expuestas a acciones climáticas severas o a un medio ambiente agresivo, los bulones, pernos y otros elementos metálicos que se utilicen como uniones internas para armar y mantener a los encofrados en sus posiciones definitivas, y que queden incluidos en el hormigón, se dispondrán en forma tal que una vez retirados los encofrados, todo material metálico (inclusive alambres) no quede a nivel de la superficie del elemento estructural y tenga los recubrimientos mínimos de hormigón que se indican para las armaduras en los planos correspondientes al elemento de que se trate. En ningún caso dicho recubrimiento debería ser menor de 2 cm. La remoción de las tuercas o extremos de los mencionados elementos de unión se realizará sin perjudicar la superficie del hormigón y de modo tal que las cavidades dejadas por aquellas sean del menor tamaño posible. El relleno de las mencionadas cavidades se realizará con mortero u hormigón de razón agua/cemento igual o menor que el de la estructura, sin perjudicar el aspecto ni la durabilidad de la misma y asegurando una perfecta adherencia con el hormigón endurecido. 12.3.1. REMOCION DE ENCOFRADOS, CIMBRAS, APUNTALAMIENTOS Y OTROS ELEMENTOS DE SOSTEN b) Los elementos estructurales que en el momento de la remoción queden sometidos a la totalidad de las cargas de cálculo, serán tratados con precauciones especiales. En igual forma se considerarán los que después de ejecutados, hayan estado expuestos a la acción de bajas temperaturas. En las estructuras de carácter excepcional, a juicio del Director de Obra, además de su consideración mediante precauciones especiales, se exigirá la medición de flechas y el control de su progreso, a medida que se aflojen los elementos de sostén. d) Durante la realización de los trabajos, el hormigón no será perjudicado en forma alguna, ni tampoco su adherencia a las armaduras. Las juntas de contracción, las de expansión y las articulaciones, se liberarán de toda porción o elemento de las cimbras y encofrados que pueda entorpecer u oponerse a su normal funcionamiento. En general los encofrados se retirarán de abajo hacia arriba. Así, los pilares y columnas se desencofrarán antes que las losas y vigas.

Pág. 174

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

Los descensos de apoyos de los puntales y otros elementos de sostén serán graduales y uniformes. Antes de iniciar los trabajos necesarios para producir el descenso de los mencionados elementos, se procederá a verificar, descubrimiento la superficie de los elementos estructurales, si el hormigón ha endurecido suficientemente. Durante la realización de los trabajos no se producirán roturas de aristas ni de vértices de los elementos estructurales, ni tampoco agrietamientos, cualquiera sea su naturaleza. 12.3.2. DISPOSICIONES REFERENTES AL MOMENTO DE REMOCION DE ENCOFRADOS Y ELEMENTOS DE SOSTEN El Constructor, en presencia del Director de Obra, moldeará el número necesario de probetas para el caso en que, si la resistencia determinada para una edad de ensayo fuese menor que la indicada en el artículo 12.3.2. del Reglamento, pueden realizarse otros ensayos a edades posteriores, hasta que se alcance la resistencia necesaria para la remoción. Cuando por las características especiales de la estructura, o por el uso a que la misma está destinada, sea necesario reducir o evitar su agrietamiento, o reducir las deformaciones derivadas de la fluencia lenta del hormigón, los tiempos de iniciación de las tareas de remoción de los encofrados y de sus elementos de sostén serán convenientemente prolongados. Lo dicho se aplicará especialmente a aquellos elementos estructurales que tienen espesores muy variables y a los que estarán expuestos a grandes variaciones de temperatura. 12.4. TERMINACION SUPERFICIAL DE LAS ESTRUCTURAS Cuando se requiera una terminación especial distinta de la indicada en el artículo 12.4., ello se establecerá en los planos o en el Pliego de Especificaciones Técnicas Complementarias. La necesidad de una terminación o tratamiento especial de las superficies no implica establecer modificación alguna que pueda afectar en forma desvaforable la calidad del hormigón, las dimensiones y secciones de los elementos estructurales o las condiciones de seguridad de la estructura, respecto de las que se indican en los planos y demás documentos del proyecto. Cuando se requieran terminaciones superficiales especiales, distintas de las establecidas en este Reglamento, previamente a su ejecución se realizarán muestras o paneles de prueba, que se someterán a consideración del Director de Obra. En igual forma se procederá en el caso de las terminaciones T - 3 y T - 4 establecidas más adelante cuando así lo disponga el Director de Obra. Todo trabajo de tratamiento especial u ornamentación de las superficies, o su recubrimiento con otros materiales, se establecerá en los planos y en el Pliego de Especificaciones Técnicas Complementarias. En el caso de las superficies expuestas a la vista, los trabajos de ejecución de los encofrados y terminación de las superficies serán realizados por personal especializado, debiendo prestarse una cuidadosa atención a la terminación de aristas y superficies. Las estructuras que queden expuestas a la vista se construirán con hormigón de la misma composición y el mismo contenido unitario de cemento. El Pág. 175

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

cemento será del mismo tipo, marca y fábrica. El agregado grueso tendrá el mismo tamaño máximo y provendrá de la misma fuente de aprovisionamiento. El agregado fino provendrá también de una única fuente de provisión. El hormigón tendrá asentamiento uniforme en todos los pastones con las tolerancias establecidas en este Reglamento y, en caso de quedar expuesto a la intemperie, su razón agua/cemento no excederá de 0.46 en peso. Si así exigen las condiciones climáticas o ambientales, contendrá aire intencionalmente incorporado en su masa (Ver el artículo 6.6.3.8.). Las superficies no encofradas tendrán terminaciones similares a las de las superficies encofradas. 12.4. DISPOSICIONES REFERENTES A LOS DEFECTOS DE TERMINACION DE LAS SUPERFICIES ENCOFRADAS Los defectos e irregularidades superficiales, bruscas o graduales, se controlarán con una regla recta y rígida, de 1,50 m de longitud, apoyada sobre la superficie a controlar. Los defectos correspondientes a las superficies curvas serán considerados en cada caso por el Director de Obra, y controlados mediante procedimientos que impliquen exigencias del mismo orden que las enunciadas para las superficies planas. En las estructuras expuestas a la vista, los defectos e irregularidades a reparar no excederán de 1 m² por cada 500 m² de superficie, además de las cavidades dejadas por los elementos de fijación de los encofrados. 12.4. TIPOS DE TERMINACIONES 1) Terminación T - 1: Corresponde a las superficies donde la rugosidad e irregularidades superficiales que presentan no constituye un inconveniente, debido a que no quedarán expuestas a la vista. Tal es el caso de las estructuras que serán cubiertas con suelos u otros materiales de relleno. Para los encofrados no se especifican materiales especiales, con tal de que las tablas sean rectas y planas, y los encofrados sean suficientemente estancos como para impedir toda pérdida de mortero durante la ejecución de las estructuras. Las depresiones máximas de las superficies no excederán de 25 mm. Las depresiones mayores deberán ser corregidas. No se aceptarán deficiencias que impliquen una reducción de dimensiones fuera de las tolerancias establecidas. Los encofrados pueden construirse con el mínimo de refinamientos, con tal que permitan obtener elementos estructurales de la forma y dimensiones indicadas en los planos. 2) Terminación T - 2: Corresponde a las superficies que, a juicio del Director de Obra, estén poco expuestas a la vista, o bien a las superficies que serán revocadas. Máxima irregularidad admisible: 6,0 mm superficial abrupta o localizada

- Máxima irregularidad superficial gradual admisible: 12,0 mm

Pág. 176

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

Para posibilitar la obtención de esta terminación, los encofrados deben ejecutarse con cuidado, sin combaduras, faltas de alineación ni de nivel que llamen la atención, ni que resulten fácilmente visibles. 3) Terminación T - 3: Corresponde a las superficies permanentemente expuestas a la vista y aquellas para las que el aspecto tiene especial importancia. Para poder obtener esta terminación, los encofrados deben construirse cuidadosamente y de modo que permitan el moldeo de elementos estructurales de las formas y dimensiones precisas indicadas en los planos, con las tolerancias dimensiónales establecidas en este Reglamento, y tengan el tipo de terminación especificada. Si se trata de encofrados de madera, se los ejecutará con tablas planas, libres de defectos y cepilladas. Las superficies internas de los encofrados serán planas y rectas, o tendrán las formas precisas indicadas en los planos. Las juntas serán estancas, rectas y especialmente cuidadas. El número de juntas se reducirá al mínimo. Los bordes serán bien definidos y los encuentros de juntas serán perpendiculares, salvo el caso en que se trate de superficies curvas que exijan encuentros distintos. En el caso en que deba asegurarse una especial terminación, se emplearán tablas machihembradas. Cualquiera que sea el material con que se construyan los encofrados no producirán irregularidades abruptas mayores de 3,0 mm, ni graduales mayores de 6,0 mm. En todos los casos, al observar las estructuras desde una distancia de 6 m, si es posible hacerlo, el hormigón presentará superficies con mínimas diferencias de color y de textura, y mínimas irregularidades y defectos superficiales, a juicio del Director de Obra. Antes de iniciar las tareas de hormigonado, el Constructor someterá a la aprobación del Director de Obra, los materiales con que ejecutará los encofrados, los métodos de moldeo, desencofrado, etc., y ejecutará las muestras de prueba necesarias con el fin de que aquél pueda constatar la terminación superficial de las estructuras y, en caso de conformidad dar su aprobación. Durante la colocación del hormigón en los encofrados, éstos serán observados continuamente, con el objeto de constatar si se producen pérdidas de mortero, desviaciones en altura, alineación, plomo o de las contraflechas. Si durante la construcción se observan asentamientos o distorsiones del encofrado, se paralizarán las operaciones de hormigonado y se procederá a eliminar los elementos estructurales deficientes. Además se procederá a reforzar los encofrados y elementos de sostén. 4) Terminación T - 4: Es el tipo de terminación que corresponde a los elementos estructurales premoldeados y a las superficies de apoyo de máquinas. Rigen las mismas disposiciones y tolerancias establecidas para Pág. 177

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

la terminación T-3. Si los encofrados son de madera, se emplearán tablas machihembradas o de madera compensada. Los pequeños defectos superficiales que ocasionalmente se produzcan, serán cuidadosamente reparados y eliminados, de modo que al observar la superficie desde una distancia de 6 m, no se detecten signos de la reparación efectuada. El Constructor realizará las reparaciones necesarias y someterá a la aprobación del Director de Obra las superficies correspondientes al trabajo realizado. La apreciación de uniformidad de color se hará después 30 días de ejecutado o reparado el elemento. Antes de iniciar la producción normal de elementos premoldeados, deberán ejecutarse algunos de prueba y someter a la aprobación del Director de Obra la terminación superficial de los mismos. 12.5.2. REPARACION DE LAS SUPERFICIES 1) Las rebabas, protuberancias y defectos similares existentes en superficies expuestas a la vista, serán totalmente eliminados por desgaste o mediante métodos y herramientas que no perjudiquen a las estructuras. Las depresiones serán adecuadamente eliminadas, previo tratamiento de la superficie, por relleno con mortero de proporciones y características adecuadas. 2) El hormigón superficialmente defectuoso será totalmente eliminado hasta la profundidad que resulte necesaria para poner al descubierto el hormigón compacto y de buena calidad. La remoción se realizará mediante herramientas adecuadas, y los bordes de los cortes serán rectos, horizontales o verticales, y perpendiculares a la superficie a reparar. Los ángulos de encuentro de cortes verticales y horizontales serán redondeados. Sea el hormigón defectuoso o no en el espesor que se indica, para realizar la reparación se requerirá eliminarlo hasta una profundidad mínima de 2,5 cm, contados a partir de la superficie de la estructura. Después de eliminado el hormigón defectuoso, la superficie a reparar, y una superficie de por lo menos 15 cm de ancho que la rodee, se limpiarán con chorros de agua, y se humedecerán convenientemente. 3) Para facilitar la adherencia con el hormigón de la estructura, antes de aplicar el mortero de reparación, sobre la superficie a reparar se colocará una capa de mortero de un espesor del orden de 5,0 mm o menor, constituido por una parte, en masa de cemento pórtland normal y una parte, en masa, de arena sílica que pase por el tamiz IRAM 600 Tm. El mortero se mezclará agregando la cantidad de agua necesaria para obtener una consistencia de crema espesa y, previa eliminación de la película brillante de agua superficial que pueda existir en la cavidad, se lo introducirá en las irregularidades mediante un cepillo duro u otro elemento adecuado. 4) El mortero de reparación estará constituido por los mismos materiales, mezclados en las mismas proporciones, que el mortero del hormigón con Pág. 178

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

que se moldeó la estructura. En ningún caso el mortero contendrá más de una parte de cemento por cada dos y media partes de arena (volúmenes de materiales secos y sueltos). Para las superficies expuestas a la vista, parte del cemento pórtland normal podrá ser reemplazado por cemento blanco, a los efectos de lograr que el mortero de reparación, después de curado y una vez seco, concuerde en color con el del hormigón seco que rodea a la superficie reparada. Paneles de prueba especialmente preparados al efecto, permitirán establecer la proporción de cemento blanco a emplear conjuntamente con el cemento normal. 5) El mortero con que se realizará la reparación, no contendrá mayor cantidad de agua que la necesaria para su adecuada colocación y compactación. Se lo preparará entre una y dos horas antes de su colocación, mezclándolo continuamente sin agregar nuevas cantidades de agua, hasta que se alcance la mayor consistencia compatible con su correcta colocación. Su temperatura, en el momento de la colocación será la menor posible. 6) El mortero de reparación se colocará sobre el mortero de arena que pase el Tamiz IRAM 600 Tm inmediatamente después que la superficie de éste empiece a perder el aspecto brillante, por evaporación del agua superficial. Después de colocado, se lo compactará perfectamente y se lo nivelará con la superficie de la estructura, de modo que quede sobreelevado respecto de ella. La terminación levemente final de la superficie y su nivelación con la de la estructura, se realizará en forma manual, después de alcanzado el tiempo de fraguado inicial del mortero, a los efectos de dar tiempo suficiente para que se produzcan las contracciones iniciales. Con la terminación manual deberá obtenerse color concordante y la misma textura superficial que posee el hormigón que circunda a la zona reparada. La superficie reparada será curada manteniéndola permanentemente humedecida durante por lo menos 7 días. En superficies expuestas a la vista, para realizar las operaciones de terminación no se emplearán herramientas metálicas. 12.6.1. TUBERIAS PARA LA CONDUCCION DE FLUIDOS 1) Todas las tuberías, excepto las que se describen en el inciso 2) serán exhaustivamente sometidas a ensayos de conjunto (instalación completa), en la forma y bajo las presiones internas que indiquen los correspondientes Reglamentos Oficiales, a los efectos de localizar posibles pérdidas. Dichos ensayos se realizarán inmediatamente antes de proceder al hormigonado de la estructura. La presión de ensayo en ningún momento será menor de una y media veces la máxima (por encima de la presión atmosférica) a que pueda verse sometida la tubería en las condiciones de servicio. Tampoco será menor de 1,0 MN/m² (10 kgf/cm²) sobre la presión atmosférica. Dichas presiones serán mantenidas durante

Pág. 179

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

por lo menos 4 horas, no debiendo observarse pérdidas de presión, excepto las que deriven de una reducción de la temperatura ambiente. 2) Las tuberías de desagüe y otras proyectadas para resistir presiones menores de 0,01 MN/m² (0,1 kgf/cm²) por encima de la atmosférica, no se requerirá que sean ensayadas de acuerdo con lo establecido en el inciso 1) de este anexo. 3) Si el fluido a conducir fuese explosivo o perjudicial para la salud, después que el hormigón ha endurecido, se ensayará nuevamente la instalación completa, en la forma indicada en el inciso 1) con el fin de localizar posibles pérdidas. 4) En la tubería no se introducirá fluido alguno, excepto agua a temperatura menor de 300C y presión menor de 0,3 MN/m² (3 kgf/cm²), si el hormigón no ha alcanzado la resistencia característica especificada. 5) En el caso de losas macizas doblemente armadas, excepto si las tuberías corresponden a losas radiantes o instalaciones para licuar la nieve o el hielo, las tuberías se colocarán entre ambas armaduras. 6) En el caso de superficies de hormigón que se pondrán en contacto con suelos, o quedarán expuestas a la intemperie, las tuberías y sus accesorios deberán quedar protegidos por un recubrimiento mínimo de hormigón de 4,0 cm. Si la superficie no estará en contacto con suelos, ni expuesta a la intemperie, el recubrimiento mínimo será de 2,0 cm. 7) Perpendicular a la dirección de las tuberías se colocará una armadura convenientemente distribuida, de sección mínima igual al 0,5 % de la sección de hormigón. 8) Las uniones de las tuberías y accesorios destinados a conducir fluidos a presión, serán realizados por soldaduras u otros métodos y procedimientos satisfactorios que impidan las pérdidas y aseguren el mantenimiento de dicha condición durante el período de vida útil de la estructura. Se prohíben las uniones roscadas. Los trabajos de soldadura sólo serán realizados por personal especializado calificado, a juicio del Director de Obra. 9) El cálculo, instalación y ensayo de las tuberías deberá ser realizado bajo la responsabilidad de un profesional experimentado, a juicio del Director de Obra, que tenga los conocimientos necesarios correspondientes a la especialidad. 10) Las tuberías se construirán e instalarán en forma tal que su colocación no requiera cortar, doblar ni desplazar las barras de las armaduras respecto de los lugares indicados en los planos.

Pág. 180

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

12.6.2. TUBERIAS DE ACERO DESTINADAS A LA CONDUCCION DE FLUIDOS f) El espesor total del elemento estructural que contiene a la tubería, será hormigonado de una sola vez. g) Cuando exista posibilidad de que, aún accidentalmente, algunos de los materiales que deban ponerse en contacto con el hormigón que envuelve a las tuberías, contengan un electrolito o sustancias que puedan facilitar o provocar la corrosión de las mismas, entre dichos materiales y el hormigón deberá interponerse una membrana o capa impermeable efectiva, constituida por un material que, ni en el momento de su colocación ni posteriormente, pueda contribuir a provocar la corrosión, no se ablande con las temperaturas normales de trabajo de las tuberías en las condiciones de servicio, ni envejezca prematuramente impidiendo cumplir su misión de impermeabilizante.

Pág. 181

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

CAPITULO 13. COLOCACION Y RECUBRIMIENTO DE LA ARMADURA
13.1 COLOCACION DE LA ARMADURA Antes de su empleo las armaduras se limpiarán cuidadosamente de manera que al introducir el hormigón en los encofrados se encuentren libres de polvo, barro, escamas de herrumbre sueltas, grasas, aceites, pinturas, y toda otra sustancia capaz de reducir la adherencia con aquél. Todas las armaduras se colocarán, previa verificación de su forma y dimensiones, en la posición precisa indicada en los planos. Las barras que constituyen la armadura principal se vincularán firmemente y en la forma más conveniente con los estribos, zunchos, barras de repartición y demás armaduras. Para sostener o separar las armaduras en los lugares correspondientes, se emplearán soportes o espaciadores metálicos, de mortero o de material plástico y ataduras metálicas. Como separadores, espaciadores, etc. no podrán emplearse trozos de ladrillo, partículas de agregados, trozos de madera ni caños. Todos los cruces de barras deberán atarse o asegurarse en forma adecuada, excepto en aquellos casos en que la distancia entre ellos sea inferior a 30 cm. Cuando un elemento constructivo, con la armadura en la parte inferior, se ejecute sobre el suelo, como es el caso de las losas de fundación, éste deberá cubrirse antes con una capa de hormigón de por lo menos 50 mm (capa de limpieza) que podrá ser reemplazada por otra no compresible y de espesor equivalente. Se cuidará especialmente que todas las armaduras y sus ataduras de alambre queden protegidas mediante los recubrimientos mínimos de hormigón. No se permitirá el contacto con las barras de las armaduras de otros elementos metálicos que no sean de acero, a los efectos de evitar posibles fenómenos de corrosión. (Ver el anexo a este artículo). 13.2. RECUBRIMIENTO DE LA ARMADURA 13.2.1. Disposiciones generales y medidas del recubrimiento Las armaduras de acero, incluyendo los estribos, zunchos, barras de repartición, etc., contenidas en los elementos estructurales, serán protegidas mediante un recubrimiento de hormigón de espesor adecuado, moldeado conjuntamente con el correspondiente elemento. En todos los casos, el recubrimiento mínimo de las barras que constituyen las armaduras principales será por lo menos igual al diámetro de la barra más 5 mm, siempre que este valor sea mayor que los mínimos que se indican en la Tabla 15 (ver la figura 1). En el caso de elementos premoldeados de hormigón con hormigonado posterior in situ con un hormigón de clase H - II, de un espesor mínimo de 15 mm, adecuadamente compactado, el recubrimiento de la armadura en el elemento premoldeado y en el Pág. 182

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

hormigón en obra puede reducirse a la mitad de los valores consignados en las columnas 4 a 6 de la Tabla 15, pero como máximo a 10 mm y en losas premoldeadas con una capa estáticamente colaborante ejecutada en obra, a 5 mm. En este caso no son de aplicación los recubrimientos mínimos en función del diámetro de las barras. Las capas de piedras naturales o artificiales, madera u hormigón poroso no forman parte del recubrimiento. (Ver el anexo a este artículo). 13.2.2. Aumento del recubrimiento Los recubrimientos mínimos indicados en el artículo anterior 13.2.1. serán incrementados en los siguientes casos: a) En 5 mm cuando el tamaño máximo del agregado grueso es mayor de 30 mm. b) En 5 mm como mínimo, cuando exista peligro de que el hormigón aún no suficientemente endurecido pueda ser afectado por acciones mecánicas. Por ejemplo en el caso de empleo de encofrados deslizantes. c) Como protección contra incendio de la estructura. Por cada 30 minutos de aumento de la resistencia al fuego: - en tabiques, vigas y columnas - en losas 10 mm 5 mm

d) En elementos constructivos cuyas superficies serán arenadas o martelinadas o muy amoladas por desgaste. En estos casos el recubrimiento deberá ser incrementado en base a la profundidad del trabajo a efectuar y a la perturbación que pueda producir en la estructura interna. e) En los valores que establezcan especificaciones especiales. (Ver el anexo a esta artículo).

Pág. 183

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado Figura 1. Recubrimiento de la armadura y separación entre barras

Pág. 184

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

Recubrimiento del hormigón cL c1 c2 c3 c4 de las barras longitudinales en general en elementos portantes tipo losa en elementos premoldeados en premoldeados con hormigonado posterior in-situ; en el premoldeado y en el hormigón de obra cest de los estribos

Medidas mínimas según Tabla 15 Tabla 15,col 2 y 4 dS + 5 mm Tabla 15,col 3 y 4 Tabla 15,col 6

artículo 13.2.1., párrafo 3

aL separación libre entre barras longitudinales

dS pero como mínimo 20 mm

Pág. 185

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado Tabla 15. Recubrimiento mínimo en mm referido a las condiciones ambientales 1 2 3 4 5 6 Elementos premoldeados fabricados en plantas industriales H- II 30 bk MN/m2 mm 10

Hormigón en obra y premoldeados

Condiciones ambientales

H-I

H - II

elementos elementos portantes General portantes General tipo losa *) mm tipo losa *) mm mm mm 1 Elementos constructivos en ambientes cerrados p. ej. viviendas (inclusive cocinas, baño y lavadero), oficinas, escuelas, hospitales, negocios - mientras no se especifique otra cosa en lo que sigue. Elementos constructivos permanentemente bajo agua o que están siempre secos. Techos con un forro impermeable, del lado impermeabilizado. 2 Elementos constructivos a la intemperie y elementos que tienen permanente contacto con el aire 3 Elementos constructivos en ambientes cerrados con frecuente contacto con aire muy húmedo a temperatura ambiente, p. ej. en cocinas industriales, baños, lavaderos, en ambientes húmedos de natatorios y en establos. Elementos constructivos expuestos a humedecimiento frecuente, p. ej. humedecimiento por deshielo o en la zona de fluctuación del nivel del agua. Elementos constructivos expuestos a un ataque químico "débil" de acuerdo con el artículo 6.6.5.4 a) 4 Elementos constructivos expuestos a influencias notablemente corrosivas, p. ej. por la acción permanente de gases o sales agresivos o a un ataque químico "fuerte" de acuerdo con el artículo 6.6.5.4. a) 40 35 35 30 25 20 20 15 20 15 15 10

15

30

25

25

20

20

30

*) Se entienden como elementos portantes tipo losa a las losas, losas nervuradas, losas construidas con bloques de ladrillos huecos, tabiques, cáscaras, estructuras plegadas y muros.

Pág. 186

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

13.3. OTRAS MEDIDAS DE PROTECCION En los casos indicados en la columna 4 de la Tabla 15 pueden tomarse en consideración otras medidas protectoras externas, como por ejemplo un revoque impermeable de cemento, pero en este caso el espesor total del recubrimiento considerado no será inferior al mínimo correspondiente de la columna 2. Se tendrá especialmente en cuenta la necesidad de otras protecciones exteriores en el caso en que el hormigón pueda estar en contacto con medios agresivos "muy fuertes" (ver el artículo 6.6.5.4.a). Las medidas de protección dependerán del tipo de agresión. Los elementos constructivos de hormigón armado que puedan estar en contacto con materiales solubles capaces de producir corrosión, deben siempre aislarse con capas protectoras de naturaleza adecuada. En todos los casos en que se prevean posibles fenómenos de corrosión de las armaduras y agresión al hormigón será recomendable recurrir a un especialista, a juicio del Director de Obra, para que se proponga la solución más adecuada.

Pág. 187

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

ANEXOS AL CAPITULO 13
13.1. COLOCACION DE LA ARMADURA Las armaduras que en el momento de colocar el hormigón en los encofrados, estuviesen cubiertas por mortero, pasta de cemento u hormigón endurecido, se limpiarán perfectamente hasta eliminar todo resto de estos materiales. Durante la colocación, compactación y terminación del hormigón y durante su fraguado y endurecimiento, las armaduras deberán mantenerse con sus formas y en las posiciones precisas sin sufrir desplazamientos perjudiciales. Cuando se empleen vibradores internos para la compactación del hormigón las armaduras se dispondrán de manera tal que los vibradores puedan introducirse en todas las partes que así lo requieran. Los soportes y espaciadores tendrán formas, espesores y resistencias adecuadas y se colocarán en número suficiente para asegurar el mantenimiento de las formas y posiciones de las armaduras en los lugares establecidos. Los lechos de barras aisladas y los paquetes o grupos de barras en contacto directo, se separarán con elementos de espesores iguales a la separación libre especificada. La armadura superior de losas y vigas será adecuadamente asegurada contra las pisadas para evitar su desplazamiento hacia abajo. Las zapatas, losas y otros elementos de fundación de hormigón armado no apoyarán directamente sobre el suelo. Este, después de compactado y alisado será cubierto con una capa de hormigón simple (capa de limpieza), del espesor mínimo especificado, y de las mismas características y propiedades que el hormigón que constituye el elemento de fundación que apoyará sobre ella. El hormigón de la capa deberá haber endurecido suficientemente antes de construir el elemento de fundación. El espesor de esta capa de limpieza no será tenido en cuenta en el dimensionamiento de la estructura. En las zonas de cruzamiento de barras o en las de gran acumulación de armaduras, se cuidará particularmente la colocación y compactación del hormigón, hasta lograr un llenado completo de los encofrados y espacios comprendidos entre las barras. 13.2.1. RECUBRIMIENTO DE LA ARMADURA Se entenderá por recubrimiento a la distancia libre comprendida entre el punto más saliente de cualquier armadura, principal o no, y la superficie externa de hormigón más próxima, excluyendo revoques y todo otro material de terminación. El hormigón de recubrimiento debe ser compacto y de espesor suficiente para proteger al acero contra la corrosión en forma duradera. 13.2.2.c) AUMENTO DEL RECUBRIMIENTO CONTRA INCENDIO Como el acero alcanza la fluencia a la tensión de servicio al calentarse a determinada temperatura (temperatura crítica) deben prevenirse incrementos en los recubrimientos para asegurar su protección.

Pág. 188

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

Los recubrimientos mínimos dados en la Tabla 15, renglón 1, columnas 4, 5 y 6 proveen una resistencia al fuego de 30 minutos para los elementos en general y 90 minutos para losas. Con los incrementos especificados se puede establecer el tiempo de resistencia al fuego de los elementos con recubrimientos según la Tabla 15, renglones 2, 3 y 4. Los incrementos especificados permitirán en consecuencia, y de acuerdo con el proyecto y la seguridad necesaria en cada caso, lograr: Construcciones resistentes al fuego Construcciones muy resistentes al fuego Duración de la resistencia 90 minutos 180 minutos

En vigas y columnas se recomienda además incrementar las dimensiones del lado mínimo de la sección en 50 mm por cada 30 minutos de duración de la resistencia al fuego sobre los valores indicados en los artículos 21.2.2.2, y 25.2.1. En todos los casos, si el recubrimiento total de las armaduras supera los 40 mm deberá armarse a su vez con una malla soldada de acero, compuesta por barras de 3 mm de diámetro con separación de 150 x 150 mm para evitar desprendimientos. Esta malla se ubicará, aproximadamente, a 15 mm de las superficies expuestas.

Pág. 189

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

CAPITULO 14. ELEMENTOS Y ESTRUCTURAS EXPUESTOS A CONDICIONES ESPECIALES DE CARGA Y DE SERVICIO, O EJECUTADOS CON HORMIGONES DE CARACTERISTICAS Y PROPIEDADES ESPECIALES
14.1. DISPOSICIONES GENERALES Para la ejecución de estructuras que deban cumplir condiciones especiales de impermeabilidad, resistencia a la acción del hielo, resistencia a ataques químicos, exposición a acciones mecánicas o a una acción prolongada frente a temperaturas elevadas, se emplearán hormigones de las características y propiedades especiales especificadas en el artículo 6.6.5. 14.2. ESTRUCTURAS IMPERMEABILIDAD EJECUTADAS CON HORMIGONES DE ELEVADA

a) Se construirán con hormigones homogéneos, que tengan la consistencia y trabajabilidad adecuada, y cuyas características cumplan las condiciones establecidas en los artículos 6.6.5.1 y 6.6.5.2. b) Se los compactará por vibración de alta frecuencia hasta que alcancen su máxima densidad. c) El curado será mínimo y continuo y se lo mantendrá durante el mayor tiempo posible, no menor de 7 días, o hasta que la resistencia media del hormigón de obra, determinada mediante probetas curadas en las mismas condiciones que la estructura, alcance por lo menos el 75% de la resistencia característica especificada. d) Se evitará la formación de juntas no previstas de trabajo y, cuando ellas estén previstas o resulte imposible evitarlas, se realizará el tratamiento de superficie de acuerdo con lo establecido en el artículo 10.2.5.1., a los efectos de que resulten estancas. e) Las juntas de contracción y también las de dilatación previstas en los planos deberán ser estancas. f) Se evitarán las imperfecciones superficiales y el agrietamiento de las estructuras. 14.3. ESTRUCTURAS EXPUESTAS A LA ACCION DE BAJAS TEMPERATURAS O A CICLOS DECONGELAMIENTO Y DESHIELO Se construirán con hormigones de elevada impermeabilidad, que cumplan además las exigencias establecidas en el artículo 6.6.5.3. (Ver el anexo a este artículo 14.3.). 14.4. ESTRUCTURAS Y ELEMENTOS ESTRUCTURALES EXPUESTOS A AGRESIONES QUIMICAS, O FISICAS Y QUIMICAS a) Las estructuras de hormigón de cemento pórtland deberán ser adecuadamente protegidas contra los agentes agresivos naturales o artificiales con que se pongan en contacto en las condiciones de servicio.

Pág. 190

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

b) De acuerdo con lo establecido en el artículo 3.2.5.c), con suficiente anticipación a la fecha de iniciación de las tareas de ejecución de las estructuras, deberá haberse completado la información que comprende la extracción de muestras de líquidos, gases, suelos y otros materiales de contacto con las mismas, y la realización de los estudios y análisis que resulten necesarios para determinar: - El grado de agresividad potencial de las sustancias y del medio ambiente que se pondrá en contacto con las estructuras. - Las medidas de protección que deberán adoptarse con el fin de evitar los efectos perjudiciales de la agresión y consiguiente destrucción de aquéllas. c) El hormigón a emplear para la construcción de las estructuras, tendrá las características y cumplirá las condiciones especificadas en el artículo 6.6.5.4. Teniendo en cuenta lo establecido en el artículo 6.6.5.4.i), en los casos de agresión no contemplados en este Reglamento, el hormigón tendrá las características necesarias para resistir los efectos que, a juicio de un profesional especializado correspondan. (Ver el anexo a este artículo). 14.5. ELEMENTOS ESTRUCTURALES EXPUESTOS A ACCIONES MECANICAS Y ABRASION SUPERFICIAL Los elementos estructurales que durante su vida útil estarán expuestos a acciones mecánicas severas, como tránsito pesado, desplazamientos con deslizamiento de materiales a granel, escurrimiento de agua a lata velocidad que lleve sólidos o hielo en suspensión, etc., tendrán sus superficies expuestas constituidas por un hormigón de características especialmente adecuadas para resistir el efecto abrasivo, que deberá cumplir las condiciones indicadas en el artículo 6.6.5.5. (Ver el anexo a este artículo). 14.6. ELEMENTOS ESTRUCTURALES EXPUESTOS A GRANDES VARIACIONES DE LONGITUD 14.6.1. Variaciones de longitud provocadas por efectos de temperatura o de contracción del hormigón por secado En el caso de estructuras o elementos estructurales de relativamente grandes longitudes, o en los que puedan producirse limitaciones de sus movimientos si ocurren cambios de temperatura o contracciones por secado del hormigón, o por otras causas, será necesario adoptar medidas constructivas adecuadas para reducir el agrietamiento de los elementos, como por ejemplo: emplear hormigones que sufran reducidos cambios volumétricos, ejecutar juntas de dilatación o contracción, colocar armaduras suplementarias adecuadas, y ejecutar apoyos que no restrinjan la libertad de movimiento de los elementos (Ver el anexo a este artículo). 14.6.2. Variaciones de longitud provocadas por incendios a) En el caso de estructuras de dimensiones longitudinales y transversales considerables, expuestas a peligro de incendio, los cálculos estructurales deben realizarse teniendo en cuenta las mayores variaciones de longitud Pág. 191

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

que se producen como consecuencia de las elevadas temperaturas que pueden alcanzarse. Por las razones expuestas, la distancia d entre juntas de dilatación, en lo posible no será mayor de 30 m. El ancho efectivo de las juntas será por lo menos de b) En aquellos edificios en que el incendio pueda producir temperaturas muy elevadas, o si el incendio puede tener una larga duración, el ancho efectivo de las juntas establecido en el inciso a) deberá ser duplicado. 14.6.3. Disposiciones referentes a las juntas de dilatación Las juntas de dilatación deben separar totalmente a la estructura, incluyendo el techo y los revestimientos. Las juntas deben cubrirse convenientemente, de modo tal que el incendio no pueda propagarse a través de ellas, ni directamente ni como consecuencia de un calentamiento excesivo pero, al mismo tiempo, no deben dificultar la dilatación de los elementos constructivos. Además, el funcionamiento de las juntas no debe verse perjudicado por la instalación de otros elementos o instalaciones tales como: revestimientos de paredes, tuberías, instalaciones mecánicas, etc. (Ver el anexo a este artículo). 14.7. ELEMENTOS Y ESTRUCTURAS QUE REQUIEREN ESPECIALES DE SEGURIDAD CONTRA EL AGRIETAMIENTO CONDICIONES

a) En el caso de aquellas estructuras de hormigón que, debido al uso a que se destinan, deben encontrarse libres de grietas, como son los depósitos para líquidos por ejemplo, las tensiones de tracción del hormigón deben reducirse adecuadamente mediante el empleo de mezclas de reducidos cambios volumétricos, curado cuidadoso y prolongado, y una elección de los recursos estructurales más convenientes (ver el artículo 17.6.3.), de modo tal que siempre se encuentren por debajo de la resistencia de rotura a tracción del hormigón. b) En tal caso será necesario tener en cuenta las tensiones inducidas, como por ejemplo las debidas a la contracción por secado del hormigón y a las variaciones uniformes y no uniformes de temperatura. Las hipótesis adoptadas para calcular las tensiones inducidas por la contracción del hormigón y las variaciones de temperatura, deben corresponder a los procedimientos constructivos reales de ejecución de la estructura. Estos procedimientos y las hipótesis que se formulen deben estar interrelacionados. El pretensado reduce el agrietamiento de las estructuras.

Pág. 192

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

ANEXOS AL CAPITULO 14
14.3. ESTRUCTURAS EXPUESTAS A LA ACCION DE TEMPERATURAS QUE PROVOQUEN LA CONGELACION DEL AGUA Los efectos desfavorables provocados por la acción del hielo sobre las estructuras de hormigón dependen principalmente del grado de saturación del hormigón favorecido por su mayor o menor contacto con el agua. Las estructuras deberán proyectarse y construirse de modo tal que: - se evite en todo lo posible el contacto y absorción de agua por el hormigón; - se facilite el drenaje y eliminación del agua de la zona de emplazamiento de las estructuras; - se evite la formación de concavidades y zonas de acumulación de agua sobre las superficies de los elementos estructurales; - se traten las superficies de las juntas de trabajo en la forma establecida en el artículo 10.2.5.1. y se evite la ejecución de juntas innecesarias; - se reduzca en todo lo posible, mediante un curado adecuado y suficientemente prolongado, y adoptando todas las precauciones que resulten necesarias, el agrietamiento superficial de las estructuras. - Además, durante las operaciones de terminación superficial, se evitará todo trabajo excesivo e innecesario que produzca una acumulación de agua y lechada de cemento sobre la superficie de las estructuras. 14.4. ESTRUCTURAS EXPUESTAS A LA ACCION DE AGRESIONES QUIMICAS, O QUIMICAS Y FISICAS a) Los agentes perjudiciales, líquidos, sólidos o gaseosos, pueden actuar desfavorablemente tanto sobre el hormigón como sobre las armaduras de acero. En el caso de los materiales sólidos o gaseosos, la presencia simultánea de agua es determinante, para decidir respecto de su agresividad. En todos los casos, si existe agresividad y no se adoptan precauciones adecuadas, se producirá una reducción del período de vida útil de las estructuras. b) La extracción y ensayo de las muestras de líquidos, gases, suelos y otros materiales de contacto se realizarán en todos los casos, pero muy especialmente cuando las estructuras o sus partes deban ponerse en contacto, permanente o intermitente, con: - Gases o humos ácidos o que posean olor amoniacal. Atmósfera marina. - Líquidos o aguas, naturales o residuales, de carácter ácido. Aceites vegetales o animales. Líquidos que contengan azúcares.

Pág. 193

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

Materias orgánicas en estado de putrefacción (olor nauseabundo) o que al ser evaporados dejen residuos salinos (sulfatos, cloruros, etc.). Agua de mar. - Suelos que contengan humus o sales solubles. Sólidos secos o húmedos cuyas dispersiones tengan reacciones ácidas. El plan de extracción de muestras deberá haberse elaborado con el asesoramiento de un profesional especializado sobre el tema, a juicio del Proyectista de la estructura. Los análisis químicos y ensayos de las muestras se realizarán también con el asesoramiento y la dirección de un profesional o laboratorio especializados a juicio del Director de Obra. Una vez realizados los análisis y ensayos indicados en b), el especialista redactará un informe técnico detallado, donde consten los lugares y profundidades de extracción de las muestras, los resultados obtenidos en los análisis y ensayos, su interpretación, las precauciones y medidas que se proponen adoptar para proteger las estructuras, y el laboratorio donde se realizaron los citados análisis y ensayos. Previa aprobación del informe por el Director de Obra, se otorgará la autorización necesaria para adoptar las medidas de protección previstas. 14.4. PLAN DE EXTRACCION CARACTER CONSTRUCTIVO DE MUESTRAS Y DISPOSICIONES DE

1) Plan de extracción de muestras de las aguas naturales o residuales, líquidos de cualquier naturaleza y productos o suelos que puedan ponerse en contacto con la estructura, en el lugar de su emplazamiento Se formulará teniendo especialmente en cuenta la importancia de la estructura, y también que las muestras a extraer deben ser realmente representativas de los materiales que se pondrán en contacto con aquélla. También se tendrá en cuenta que, principalmente en el caso de las aguas y soluciones, o suelos de contacto, en distintos lugares, profundidades, y en distintas circunstancias, pueden existir condiciones de agresividad muy diferentes, aún entre cortas distancias. 2) Disposiciones generales de carácter constructivo que deberán cumplirse en los casos de estructuras expuestas a una agresión química o física y química 2.1) Las estructuras se proyectarán y construirán de modo que, en el caso de líquidos agresivos por ejemplo, en lo posible el contacto con los mismos sea evitado, desviándolos y eliminándolos de las proximidades de aquéllas. El drenaje será efectivo y deberá permitir el rápido alejamiento del medio agresivo, de la zona de emplazamiento de las estructuras. 2.2) Se asignará la mayor importancia a las condiciones de ejecución de las estructuras. La mano de obra será cuidadosa y competente y existirá supervisión sobre las tareas que se realicen.

Pág. 194

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

2.3) Durante las operaciones de colocación, se evitará la segregación del hormigón, debiendo obtenerse estructuras compactas y libres de grietas y de defectos superficiales. Se emplearán hormigones bien dosificados y se los compactará por vibración de alta frecuencia. 2.4) Los elementos estructurales se ejecutarán en forma continua hasta completarlos. Se evitará la formación de juntas no previstas de trabajo. Las juntas imprescindibles deberán ser estancas y estarán situadas, en lo posible, fuera del ámbito de variación del nivel del agua de las napas o, en el caso del agua de mar, de la zona delimitada por los niveles extremos de bajante y creciente. 2.5) El curado de las estructuras se realizará preferentemente, por vía húmeda, en forma continua. Los períodos mínimos de curado establecidos en el artículo 10.4.2. se aumentarán por lo menos en un 50%. En el caso de los elementos estructurales premoldeados y, siempre que sea posible también en los moldeados in- situ, se prolongará la exposición al aire, después del curado, y antes del contacto con el medio agresivo. 2.6) Se evitará el contacto del hormigón fresco con el medio agresivo durante por lo menos 72 horas contadas a partir del momento de su colocación y, posteriormente, durante el mayor tiempo posible, de acuerdo con el grado de agresividad y, preferentemente, para una agresión "fuerte" o "muy fuerte", durante no menos de 30 días. 2.7) En caso de presencia de sulfatos, cuando sea necesario interrumpir la ejecución de la estructura, ello se producirá después que el nivel superior del hormigón colocado sobrepase por lo menos 40 cm el nivel del suelo o del agua que contenga las mencionadas sales. 2.8) Se evitarán las imperfecciones superficiales de las estructuras, y también su agrietamiento. Al efecto se ejecutarán juntas de dilatación y de contracción estancas, a intervalos adecuados, para evitar la formación de grietas entre juntas contiguas, y se extremarán las condiciones de curado. 2.9) Los recubrimientos de hormigón necesarios para proteger las armaduras, serán en todos los casos mayores que los que se especifican en los casos de exposición a un medio no agresivo. Se cumplirá lo especificado en el artículo 13.2. 2.10) Las aristas de los elementos estructurales no serán vivas sino redondeadas. 2.11) Las superficies de las estructuras, tal como resultan del desencofrado, no serán modificadas en forma alguna, con excepción de las reparaciones que deban realizarse para eliminar las imperfecciones superficiales. 2.12) En caso de contacto permanente del hormigón con un medio ácido o con soluciones de sales que provoquen una agresión que, de acuerdo con lo que establece el artículo 6.6.5.4. se califiquen como "muy fuerte", se evitará el contacto del hormigón como el medio agresivo mediante un Pág. 195

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

revestimiento, membrana o película protectora capaz de resistir el efecto de la agresión. Las características de los mencionados revestimientos serán establecidas con el asesoramiento de un profesional o laboratorio especializado, a juicio del Director de Obra. Cuando la estructura de hormigón esté expuesta a una agresión química o física y química y al mismo tiempo a una acción abrasiva, pavimento por ejemplo, las películas protectoras, en mayor o menor grado, sufrirán acción de desgaste y paulatina eliminación. Ello implica la necesidad de prever operaciones de mantenimiento y reposición periódica de las películas en las zonas afectadas, con el fin de evitar que las sustancias agresivas se pongan en contacto directo con el hormigón de la estructura. 2.13) Antes de aplicar cualquier revestimiento sobre el hormigón, éste debe estar perfectamente endurecido. El estado de la superficie que recibirá la película protectora, en lo que se refiere a su condición de humedad, será el que corresponda a la sustancia o material que constituirá el revestimiento. La demora en aplicarlo dará lugar a una mayor carbonatación superficial del hormigón y en consecuencia a que éste ofrezca una mayor capacidad de resistencia contra la agresión. 14.5. ELEMENTOS ESTRUCTURALES EXPUESTOS A ACCIONES MECANICAS Y ABRASION SUPERFICIAL 1) En caso necesario, las dimensiones del elemento considerado serán incrementadas adecuadamente, por encima de los valores resultantes de la aplicación de las disposiciones referentes al cálculo estructural. 2) El hormigón será perfectamente compactado por vibración, debiendo quedar las partículas del agregado grueso bien incluidas en su masa. 3) Se evitará que por un trabajo excesivo de terminación, realizado sobre la superficie que sufrirá el efecto abrasivo, se forme una acumulación de agua y lechada de cemento. La exudación será la menor posible. 4) Se asignará la mayor importancia a la técnica y método de ejecución empleados para construir los elementos expuestos a acciones abrasivas. 5) Inmediatamente después de finalizadas las tareas de terminación superficial y tan pronto como sea posible sin que se vea afectada la superficie que sufrirá la acción de desgaste, el hormigón será sometido a un curado húmedo continuo, durante por lo menos 7 días. 6) Previamente a la iniciación de las tareas de ejecución, y con anticipación suficiente, el Constructor someterá a la aprobación del Director de Obra los materiales, equipos y métodos de ejecución. En caso necesario, a juicio del Director de Obra, el Constructor construirá una losa experimental de por lo menos 2,50 m por 2,50 m, y del espesor establecido, para constatar la forma y eficiencia con que se ejecutarán los trabajos.

Pág. 196

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

14.6.1. VARIACIONES DE LONGITUD PROVOCADAS POR EFECTOS DE TEMPERATURA O DE CONTRACCION DEL HORMIGON POR SECADO En los techos de hormigón armado y otros elementos constructivos expuestos a variaciones de temperatura como las mencionadas, es aconsejable reducir la influencia de los cambios de temperatura, mediante la colocación de una capa de aislación térmica sobre la superficie superior de la losa o emplear un hormigón de reducido coeficiente de dilatación térmica, o hacer uso de ambos recursos mencionados. El efecto producido por los continuos cambios de longitud sobre las elementos de sustentación puede reducirse mediante la adopción de medidas constructivas adecuadas como: espaciar las juntas de dilatación o de contracción a las menores distancias posibles, emplear apoyos deslizantes o columnas provistas de articulaciones adecuadas en sus extremos, que sean capaces de evitar las restricciones de movimientos de los elementos que apoyan sobre ellas. Si un techo de hormigón armado apoya sobre muros de mampostería o de hormigón simple, entre el apoyo y el techo deberán colocarse capas de resbalamiento y, con el objeto de resistir los esfuerzos residuales de frotamiento, además, en las partes superiores de los muros y en todo su perímetro, se ejecutará una viga de encadenamiento de hormigón armado, para evitar el agrietamiento de aquellos. 14.6.3. JUNTAS DE DILATACION En caso de incendio, los elementos estructurales comprendidos entre juntas de dilatación deben poder dilatarse tan uniformemente como sea posible en ambos sentidos, desde el centro de la distancia entre juntas y hacia ambos lados, para evitar sobresolicitaciones excesivas de los elementos de sostén. En consecuencia, siempre que sea posible, las juntas de dilatación deberán disponerse de modo tal que, en especial en el caso de las construcciones particularmente rígidas como son las cajas de escaleras y ascensores, queden ubicadas entre dos juntas, o entre una junta y el extremo del edificio.

Pág. 197

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

REGLAMENTO CIRSOC 201 y Anexos

Proyecto, Cálculo y Ejecución de Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado
JULIO 1982 SIREA - Esta publicación integra el Sistema Reglamentario Argentino para las Obras Civiles

"El INTI-CIRSOC y ERREPAR S.A no se hacen responsables de la utilización que el usuario haga de la información contenida en el presente CD-ROM. A efectos legales, tiene validez como Reglamento Nacional el texto impreso editado por INTICIRSOC"

Pág. 1

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

- INDICE del TOMO II Capítulo 15
Principios para la determinación de las solicitaciones

Anexos al Capítulo 15 Capítulo 16 Capítulo 17
Bases para el cálculo de las deformaciones Dimensionamiento

Anexos al Capítulo 17 Capítulo 18
Reglas para el armado

Anexos al Capítulo 18 Capítulo 19 Capítulo 20
Elementos premoldeados de hormigón Losas y elementos constructivos similares a losas

Anexos al Capítulo 20 Capítulo 21 Capítulo 22 Capítulo 23 Capítulo 24 Capítulo 25 Capítulo 26
Vigas, vigas placa y losas nervuradas Losas con apoyos puntuales Vigas de gran altura Cáscaras y estructuras plegadas Elementos comprimidos Hormigón pretensado

Anexos al Capítulo 26 Capítulo 27
Hormigón pretensado. Inyección de vainas

Pág. 2

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado ASESORES QUE INTERVINIERON EN LA REDACCION DEL REGLAMENTO CIRSOC 201 Coordinador: Ing. Arturo J. Bignoli Asesores : Ing. Alberto S.C. Fava Ing. Guillermo N. Burgoa Ing. José F. Colina Ing. Martín Ofele Dr. Alfonso Huber

Pág. 3

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

REGLAMENTO CIRSOC 201 y Anexos
Tomo 2 Proyecto, Cálculo y Ejecución de Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado
Capítulo 15
PRINCIPIOS PARA LA DETERMINACION DE LAS SOLICITACIONES 15.1. -Determinación de las solicitaciones .1. Generalidades .2. Determinación de las solicitaciones características originadas por cargas .3. Determinación de las solicitaciones características originadas por coacción 15.2. Luces de cálculo 15.3. Ancho colaborante de las vigas placa 15.4. -Momentos flexores .1. Momentos flexores en vigas y losas armadas en una dirección .1.1. Generalidades .1.2. Momentos en las secciones de apoyo .1.3. Momentos positivos en los tramos .1.4. Momentos negativos en los tramos .1.5. Consideración del empotramiento de borde .2. Momentos flexores en estructuras aporticadas 15.5. Torsión 15.6. Esfuerzos de corte 15.7. Reacciones de apoyo 15.8. -Rigidez y estabilidad del conjunto .1. Hipótesis generales .2. Imperfecciones constructivas y excentricidades no previstas de las cargas verticales .2.1. Hipótesis de proyecto .2.2. Elementos horizontales de arriostramiento .2.3. Elementos verticales de arriostramiento

Anexos al Capítulo 15 Capítulo 16
BASES PARA EL CALCULO DE LAS DEFORMACIONES 16.1. Campo de aplicación 16.2. -Deformaciones bajo cargas de servicio .1. Acero .2. Hormigón .3. Hormigón armado 16.3. Deformaciones bajo cargas superiores a las de servicio 16.4. Fluencia lenta y contracción por secado del hormigón 16.5. Variaciones de temperatura

Pág. 4

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

Capítulo 17

DIMENSIONAMIENTO 17.1. -Principios generales .1. Margen de seguridad .2. Campo de validez .3. Comportamiento bajo las cargas de servicio 17.2. -Dimensionamiento para flexión simple y compuesta y para solicitación axil .1. Principios para la determinación de los esfuerzos de rotura .2. Coeficiente de seguridad .3. Valores máximos de la armadura longitudinal 17.3. -Directivas adicionales para el dimensionamiento a compresión .1. Generalidades .2. Elementos comprimidos zunchados .3. Tensiones admisibles de compresión bajo cargas localizadas .4. Tensiones admisibles de compresión en juntas de mortero 17.4. -Verificación de la seguridad a pandeo .1. Disposiciones generales .2. Determinación de la longitud de pandeo .3. Elementos comprimidos de hormigón armado de mediana esbeltez .4. Elementos comprimidos de hormigón armado de gran esbeltez .5. Elementos que aseguran el empotramiento .6. Excentricidades no previstas .7. Consideración de la fluencia lenta .8. Pandeo en dos direcciones .9. Verificaciones del sistema en conjunto. 17.5. -Dimensionamiento para esfuerzos de corte y torsión .1. Principio general .2. Esfuerzo de corte determinante .3. Valores básicos de la tensión de corte .4. Criterios para el dimensionamiento de la armadura de corte .5. Reglas para el dimensionamiento de la armadura de corte .6. Dimensionamiento para torsión .7. Dimensionamiento para corte y torsión 17.6. -Limitación de la fisuración bajo cargas de servicio .1. Disposiciones generales .2. Verificación de la limitación de las aberturas de fisuración .3. Reducción de la fisuración. 17.7. -Limitación de la deformación bajo cargas de servicio .1. Requerimientos generales .2. Verificación simplificada por limitación de la esbeltez a flexión .3. Verificación numérica de las deformaciones 17.8. Limitación de las tensiones en el acero bajo cargas de servicio no predominantemente estáticas 17.9. Elementos constructivos de hormigón simple

Anexos al Capítulo 17

17.1.1. Margen de seguridad 17.2.1. Valor de cálculo de la resistencia a compresión ßR

Pág. 5

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

17.2.1. Diagrama rectangular de tensiones 17.2.3. Armadura longitudinal mínima 17.3.2. Elementos comprimidos zunchados 17.6.1. Anchos de fisura

Capítulo 18

REGLAS PARA EL ARMADO 18.1. Campo de validez 18.2. Separación entre barras 18.3. -Doblado de barras .1. Diámetro admisible del mandril de doblado .2. Doblado de las armaduras soldadas 18.4. Valores admisibles de las tensiones de adherencia 18.5. -Anclajes .1. Principios básicos .2. Anclajes rectos, ganchos, ángulos, bucles o barras transversales soldadas .2.1. Longitud básica de anclaje Lo .2.2. Longitud requerida de anclaje L1 .2.3. Armadura transversal en la zona de anclaje .3. Piezas de anclaje 18.6. -Empalmes .1. Principios básicos .2. Porcentaje admisible de barras empalmadas .3. Empalmes por yuxtaposición con extremos rectos, ganchos, ganchos en ángulo recto y bucles .3.1. Desplazamiento longitudinal entre los empalmes de las barras .3.2. Longitud de empalme Le en empalmes traccionados .3.3. Longitud de empalme Le en empalmes comprimidos .3.4. Armadura transversal en la zona de empalmes por yuxtaposición en barras portantes .4. Empalme por yuxtaposición de mallas soldadas .4.1. Ejecución de los empalmes de las barras portantes .4.2. Empalmes en un solo plano y empalmes en dos planos con estribos envolventes de la armadura portante .4.3. Empalmes en dos planos sin estribos envolventes de la armadura portante .4.4. Empalmes por yuxtaposición de barras de la armadura transversal .5. Empalmes roscados .6. Empalmes soldados .7. Empalmes por contacto 18.7. -Armadura de tracción en piezas flexionadas (para flexión simple y compuesta) .1. Principios básicos .2. Cobertura del diagrama de tracción .3. Anclaje fuera de la zona de los apoyos .4. Anclaje en los apoyos extremos .5. Anclaje en apoyos intermedios 18.8. -Armadura de corte

Pág. 6

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado .1. Principios básicos .2. Estribos .2.1. Ejecución de los estribos .2.2. Sección transversal mínima de los estribos .3. Barras dobladas .4. Suplementos para el corte .5. Armadura de enlace con el alma de los cordones traccionados o comprimidos 18.9. -Otros tipos de armadura .1. Armadura de borde en losas .2. Empotramientos no previstos .3. Esfuerzos de desviación 18.10. -Reglas especiales para algunos elementos estructurales en particular .1. Losas y vigas en voladizo .2. Apoyo de vigas secundarias .3. Cargas suspendidas .4. Disposición de las armaduras en elementos torsionados 18.11. -Paquetes de barras .1. Principios básicos .2. Disposición, separación, recubrimientos .3. Limitación del ancho de fisuras .4. Anclaje de paquetes de barras .5. Empalmes de paquetes de barras .6. Estribado de los paquetes de barras sometidos a compresión

Anexos al Capítulo 18

18.5.1. Anclaje mediante barras soldadas 18.6.3.2. Longitud de empalme Le en empalmes traccionados 18.6.3.4. Armadura transversal en la zona de empalmes por yuxtaposición de barras portantes

Capítulo 19

ELEMENTOS PREMOLDEADOS DE HORMIGON 19.1. Construcciones con elementos premoldeados de hormigón 19.2. Requerimientos generales para elementos premoldeados 19.3. Dimensiones mínimas de los elementos 19.4. Colaboración entre elementos premoldeados y el hormigón elaborado in situ 19.5. -Montaje de los elementos premoldeados .1. Seguridad durante el montaje .2. Puntales de montaje .3. Profundidad de apoyo .4. Apoyos y juntas solicitadas a compresión 19.6. Identificación de los elementos 19.7. -Entrepisos, techos y partes constructivas similares, formados por elementos premoldeados .1. Campo de validez y disposiciones generales .2. Colaboración de elementos premoldeados y de hormigón in situ en el caso de losas de entrepisos

Pág. 7

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado .3. Armadura de enlace entre elementos premoldeados y hormigón in situ .4. Entrepisos formados por elementos premoldeados .4.1. Disposiciones generales .4.2. Placas horizontales en construcciones formadas por paneles premoldeados .5. Uniones transversales de elementos premoldeados .6. Losetas premoldeadas con capas de hormigón in situ, estáticamente colaborantes .7. Entrepisos de vigas con o sin elementos incorporados .8. Losas nervuradas de hormigón armado con los nervios total o parcialmente premoldeados .8.1. Disposiciones generales .8.2. Losas nervuradas de hormigón armado con elementos incorporados estáticamente colaborantes .9. Placas huecas de hormigón armado .10. Losas premoldeadas de bloques de cerámica 19.8. -Paredes formadas por elementos premoldeados .1. Generalidades .2. Espesores mínimos .2.1. Tabiques premoldeados con sección rectangular llena .2.2. Tabiques premoldeados con sección transversal abierta o con huecos .3. Juntas verticales entre tabique portantes y arriostrantes .4. Juntas horizontales .5. Acción de los tabiques como placas planas .6. Unión de los paneles a las losas de entrepisos .7. Anclajes metálicos y elementos de unión en paneles compuestos de varias capas

Capítulo 20.

LOSAS Y ELEMENTOS CONSTRUCTIVOS SIMILARES A LOSAS 20.1. -Losas .1. Definición y tipos de losas .2. Apoyos .3. Espesor de las losas .4. Distribución de cargas puntuales, lineales y rectangulares en losas armadas en una dirección .5. Solicitaciones .6. Armaduras .6.1. Exigencias generales .6.2. Armadura principal .6.3. Armadura transversal en losas armadas en una dirección .6.4. Armadura de esquina 285 20.2. Losas armadas con inclusión de bloques portantes 20.3. Hormigón armado con bloques de vidrio

Anexos al Capítulo 20

20.3. Hormigón armado con bloques de vidrio

Pág. 8

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

Capítulo 21

VIGAS, VIGAS PLACA Y LOSAS NERVURADAS 21.1. Vigas, y vigas placas .1. Definición, profundidad de apoyo, estabilidad .2. Armaduras 21.2. -Losas nervuradas .1. Definición y campo de validez .2. Losas nervuradas armadas en una sola dirección .2.1. Placa .2.2. Nervios longitudinales .2.3. Nervios transversales .3. Losas nervuradas cruzadas

Capítulo 22

LOSAS CON APOYOS PUNTUALES 22.1. Definición 22.2. Dimensiones mínimas 22.3. -Solicitaciones .1. Métodos aproximados .2. Refuerzo de los apoyos (capiteles) 22.4. Armadura para flexión 22.5. -Seguridad al punzonado .1. Determinación de la tensión de corte r .1.1. Losas con apoyo puntual sin refuerzos intermedios .1.2. Losas con apoyo puntual con refuerzos intermedios .2. Verificación de la seguridad al punzonado 22.6. Aberturas en la losa 22.7. Dimensionamiento de las placas armadas para fundaciones

Capítulo 23

VIGAS DE GRAN ALTURA 23.1. Definición 23.2. Dimensionamiento 23.3. Detalles constructivos

Capítulo 24

CASCARAS Y ESTRUCTURAS PLEGADAS 24.1. Definición y bases para el dimensionamiento 24.2. -Simplificaciones de las hipótesis de carga .1. Acción de la nieve .2. Acción del viento 24.3. Estudio del pandeo por abollamiento 24.4. Dimensionamiento 24.5. Detalles constructivos

Pág. 9

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

Capítulo 25

ELEMENTOS COMPRIMIDOS 25.1. Campo de validez 25.2. -Columnas armadas con estribos .1. Espesor mínimo .2. Armaduras .2.1. Armadura longitudinal .2.2. Armadura de estribos en elementos comprimidos 25.3. -Elementos comprimidos zunchados .1. Principios generales .2. Espesor mínimo y resistencia del hormigón .3. Armadura longitudinal .4. Armaduras helicoidal (zunchos) 25.4. Columnas o elementos comprimidos de hormigón simple 25.5. -Tabiques .1. Principios generales .2. Arriostramientos de tabiques portantes .3. Espesor mínimo de los tabiques .3.1. Requerimientos generales .3.2. Tabiques con sección rectangular maciza .4. Hipótesis para el dimensionamiento y verificación de la seguridad a pandeo .4.1. Excentricidad del punto de aplicación de la carga .4.2. Longitud de pandeo .4.3. Verificación de la seguridad a pandeo .5. Detalles constructivos 5.1. Tabiques sin armar 5.2. Tabiques armados

CAPITULO 26

HORMIGON PRETENSADO 26.1. -Generalidades .1. Campo de validez .2. Conceptos .2.1. Designación de las partes componentes de una sección .2.2. Grado de pretensado .2.3. Diferenciación del pretensado en función del momento en que se efectúa .2.4. Diferenciación del pretensado en función del tipo de adherencia con el hormigón 26.2. -Directivas complementarias .1. Campo de validez .2. Requisitos para el acero y el sistema de pretensado .3. Requisitos para la Documentación Técnica .4. Requisitos para el Personal Técnico Responsable 26.3. -Materiales .1. Hormigón .1.1. Elementos postesados .1.2. Elementos pretensados con adherencia directa .2. Acero para pretensado .3. Inyección de vainas 26.4. Comprobación de la calidad de los materiales y métodos

Pág. 10

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

26.5. -Realización del pretensado .1. Edad del hormigón al efectuar el pretensado .2. Dispositivos para el tesado .3. Procedimiento y mediciones para el tesado 26.6. -Bases para el detalle constructivo y para la ejecución .1. Armadura no tesa .2. Recubrimiento de los elementos tensores y separación entre los mismos .3. Soldadura .4. Vainas .5. Colocación de los elementos tensores y protección contra la corrosión del acero de pretensado .5.1. Generalidades .5.2. Protección contra la corrosión hasta inyección .5.3. Elementos tensores prearmados .6. Obtención de la adherencia a posteriori .7. Armadura mínima .7.1. Generalidades .7.2. Armadura superficial de losas .7.3. Armadura de corte en las losas actuantes como cordones de viga (efecto de placa) .7.4. Armadura longitudinal de almas de vigas .7.5. Armadura de corte en el alma de las vigas .7.6. Armadura longitudinal en la zona de los apoyos de estructuras continuas de puentes y estructuras similares .8. Limitación de la fisuración por temperatura y retracción 26.7. -Bases de cálculo .1. Verificación exigidas .2. Módulo de elasticidad de los aceros .3. Módulo de elasticidad longitudinal y transversal del hormigón .4. Contribución del hormigón en la zona traccionada .5. Secciones completadas a posteriori .6. Momentos de apoyo 26.8. -Pérdidas por relajación del acero, retracción y fluencia lenta del hormigón .1. Definiciones y Campo de Validez .2. Acero para pretensado .3. Fluencia lenta del hormigón .4. Retracción .5. Espesor ficticio del elemento constructivo .6. Edad efectiva del hormigón .7. Consideración de los efectos debidos a la fluencia lenta y a la retracción del hormigón .7.1. Generalidades .7.2. Modificación de las cargas .7.3. Particularidades en elementos premoldeados 26.9. Cargas de servicio, ubicación más desvaforable de las cargas, caso de cargas especiales en elementos premoldeados

Pág. 11

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado .1. Generalidades .2. -Estados de carga .2.1. Pretensado .2.2. Cargas permanentes .2.3. Sobrecargas, viento y nieve .2.4. Relajación, fluencia lenta y retracción .2.5. Influencias térmicas .2.6. Influencias por descensos de apoyos .3. Combinaciones de estados de carga .4. Estados de carga particulares para elementos premoldeados pretensados 26.10. -Limitación de la fisuración en elementos pretensados .1. Casos en que se permiten tensiones de tracción .1.1. Con pretensado total .1.2. Con pretensado limitado .2. Verificación para la limitación de las aberturas de las fisuras .2.1. Zona traccionada precomprimida .2.2. Zona comprimida .3. Juntas de trabajo aproximadamente normales a la dirección portante .4. Juntas de trabajo con acoplamiento de los elementos tensores 26.11. -Verificación de la seguridad a rotura para flexión simple, flexión compuesta y esfuerzo axil .1. Carga de rotura de cálculo y factores de seguridad .2. Bases de cálculo .2.1. Generalidades .2.2. Diagrama tensión-deformación del acero .2.3. Diagrama tensión-deformación del hormigón .2.4. Estados límites de deformación (planos límites) .3. Verificación para los estados de carga anteriores a la inyección 26.12. -Tensiones principales y verificación de los esfuerzos de corte .1. Generalidades .2. Verificación de tensiones bajo cargas de servicio .3. Verificación de tensiones de corte bajo cargas de rotura .3.1. Generalidades .3.2. Verificación de tensiones principales de compresión en la zona "a" .3.3. Verificación de tensiones de corte y tensiones principales de compresión en la zona "b" .4. Dimensionamiento de la armadura de corte .4.1. Generalidades .4.2. Armadura para la absorción de los esfuerzos de corte .4.3. Armadura para torsión .5. Apoyo indirecto .6. Verificación en la zona de introducción del pretensado .7. Secciones completadas a posteriori .8. Juntas de trabajo con acoplamientos .9. Punzonado 26.13. Verificación de la adherencia entre los elementos tensores y el hormigón

Pág. 12

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado 26.14. -Anclaje y acoplamiento de los elementos tensores, cobertura del diagrama de tracciones .1. Generalidades .2. Anclaje por adherencia .3. Verificación del decalaje .4. Anclajes en el interior de la estructura 26.15. -Tensiones admisibles .1. Tabla de valores admisibles .2. Tensiones admisibles de compresión bajo cargas localizadas .3. Tensiones admisibles en la zona de compresión precomprimida .4. Sobretesado en elementos tensores con fricción .5. Tensiones admisibles de tracción en elementos premoldeados durante el transporte .6. Tensiones transversales de flexión en elementos con armadura no tesa .7. Tensiones admisibles para acero de pretensado .8. Elementos tensores curvos .9. Verificaciones bajo cargas no predominantemente estáticas .9.1. Generalidades .9.2. Anclaje en los extremos con elementos de anclaje y acoplamientos .9.3. Anclajes en los extremos de elementos tensores con adherencia directa

Anexos al Capítulo 26

26.3.1.2.(1) Elementos pretensados con adherencia directa1 26.3.2. Acero para pretensado 26.8. Pérdidas por relajación del acero, por retracción y fluencia lenta del hormigón 26.8 Pérdidas por fricción 26.8.2 Pérdidas por relajación del acero 26.10.1.1.(2)b) Cargas principales y secundarias en los puentes 26.11.1.(1) Carga de rotura de calculo y factores de seguridad 26.12. Determinacion del angulo 1 que forman las tensiones principales de compresion con la normal a la sección 26.12.3.1.(1) Verificación de tensiones de corte bajo cargas de rotura 26.12.4.1.(9) Tensiones de flexotracción originadas por flexión transversal en secciones dimensionadas como secciones de hormigon armado 26.12.4.2.(1) Armadura para la absorcion de los esfuerzos de corte 26.14.2.(1) Anclaje por adherencia 26.14.3.(2)a(4) Verificacion del decalaje

Capítulo 27

HORMIGON PRETENSADO. INYECCION DE VAINAS 27.1. -Generalidades .1. Campo de validez 27.2. -Requisitos para la mezcla de inyección .1. Generalidades .2. Fluidez de la mezcla de inyección

Pág. 13

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado .3. Exudación de la mezcla de inyección .4. Resistencia mecánica a compresión .5. Resistencia a las heladas 385 27.3. -Componentes básicos y composición de la mezcla de inyección .1. Cemento .2. Agua .3. Aditivos .4. Adiciones minerales pulverulentas .5. Agregados .6. Razón agua/cemento 27.4. -Dosificación, mezclado e inyección .1. Dosificación .2. Mezclado .3. Vainas .4. Inyección 27.5. Protección provisional contra la corrosión 27.6. Medidas de protección e inyección con bajas temperaturas 27.7. -Controles a realizar sobre la mezcla de inyección .1. Ensayo de aptitud (ensayo previo) .2. Ensayos de calidad .3. Resistencia a edades menores 27.8. -Métodos de ensayo .1. Ensayo para la determinación de la fluidez .2. Ensayo de exudación y estabilidad volumétrica y de resistencia mecánica a compresión .3. Control de la resistencia mecánica a compresión 27.9. Registros

Pág. 14

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

CAPITULO 15. PRINCIPIOS PARA LA DETERMINACION DE LAS SOLICITACIONES
15.1. DETERMINACION DE LAS SOLICITACIONES 15.1.1. Generalidades Las solicitaciones características se obtendrán para las superposiciones de acciones (estados de cargas) que puedan presentarse durante el uso o período de construcción de la estructura, de acuerdo con lo indicado en este Reglamento y con lo siguiente: 1) Las acciones permanentes originadas por el peso propio de la estructura y por las acciones debidas a la ocupación y el uso, según el Reglamento CIRSOC 101 "Cargas y sobrecargas gravitatorias para el cálculo de estructuras de edificios". 2) La acción del viento, según el Reglamento CIRSOC 102 "Acción del viento sobre las construcciones". 3) Las acciones sísmicas, según el Reglamento CIRSOC 103 "Acción de los sismos sobre las construcciones". 4) Las acciones resultantes de la nieve y del hielo, según el Reglamento CIRSOC 104 "Acción de la nieve y del hielo sobre las construcciones". 5) Las acciones térmicas pueden ser determinados según la Recomendación CIRSOC 107 "Acción térmica climática sobre las construcciones". Otras acciones como por ejemplo: máquinas, equipos, vehículos, etc. se deben ajustar a lo estipulado en los reglamentos especiales o si éstos no existieran, el Profesional Responsable deberá justificar los valores que adopte. Se admite una superposición de acciones (combinación de estados de carga) según la Recomendación CIRSOC 105 solamente cuando pueda ser aplicada en forma íntegra. Se considerará también, la rigidez espacial, la estabilidad y si fuera necesario, la redistribución desfavorable de solicitaciones por fluencia lenta. 15.1.2. Determinación de las solicitaciones características originadas por cargas Para la determinación de las solicitaciones características se ubicarán las sobrecargas en la posición más desfavorable. Si fuera necesario se determinará ésta mediante líneas de influencia. Cuando las sobrecargas a considerar sean uniformemente distribuidas, bastará, en general, disponerlas por tramos enteros en la ubicación más defavorable. Las solicitaciones características en estructuras hiperestáticas, se determinarán mediante métodos basados en la teoría de la elasticidad, pudiéndose tomar, en general, los valores de las secciones según el estado I, con o sin la inclusión de las secciones de acero multiplicadas por diez. En construcciones corrientes (ver el artículo 2.1.1.), se podrá hacer la redistribución de momentos, para losas, vigas y vigas placa continuas (ver el artículo 15.4.1.1.), con Pág. 15

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

luces de hasta 12 m y con momento de inercia constante de la manera siguiente: las momento en los apoyos calculados según las indicaciones que anteceden podrán disminuirse o aumentarse en un 15% con respecto a sus valores máximos siempre que se respeten las condiciones de equilibrio para la determinación de los correspondientes momentos flexores en los tramos. Si se va a hacer la redistribución conviene que se garantice la ductilidad con la elección de una cuantía tal que excluya la falla prematura en compresión. En base a estos principios básicos, se admite la aplicación de procedimientos aproximados como por ejemplo los indicados en el Cuaderno 240. Con respecto a la rigidez torsional y a los momentos torsores ver el artículo 15.5. El coeficiente de dilatación transversal a adoptar será µ = 0,2. Para simplificar se podrá usar también µ = 0. 15.1.3. Determinación de las solicitaciones características originadas por coacción La influencia de la contracción por secado (retracción), variación de temperatura, descenso de apoyos, etc. se contemplará de acuerdo con lo siguiente: a) Si la suma de las solicitaciones se modifica esencialmente en sentido desfavorable, será obligatoria su consideración. b) Si la suma de las solicitaciones es modificada favorablemente se permitirá su consideración. En el primer caso podrá no tenerse en cuenta la disminución de la rigidez por su fisuración (estado II). En el segundo caso será obligatoria la consideración de la disminución de la rigidez por fisuración (estado II) (ver el Cuaderno 240). Se permite tener en cuenta en las solicitaciones por coacción el efecto favorable de la fluencia lenta del hormigón. Se podrá prescindir en general del cálculo de las influencias de la fluencia lenta, la contracción por secado y la variación de la temperatura, en las construcciones que hayan sido subdivididas adecuadamente mediante juntas de dilatación (ver el artículo 14.6.1.) 15.2. LUCES DE CALCULO En los casos en los que la luz de la viga L no está inequívocamente fijada por el tipo de apoyos (por ejemplo: apoyos articulados fijos o apoyos móviles) valdrán las siguientes reglas: a) En el caso de la hipótesis de viga simplemente apoyada, se tomará como luz de cálculo la distancia entre los tercios internos de la superficie de apoyo (baricentro de las tensiones de apoyo supuestas distribuidas triangularmente). Si la superficie de apoyo es muy grande, se podrá tomar, como luz de cálculo, la luz libre incrementada en un 5%. De ambos será determinante el valor menor. Pág. 16

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

b) En el caso de empotramiento se tomará como luz de cálculo la distancia entre centros de apoyos a la luz libre incrementada en un 5%. Es determinante el menor de los dos valores. c) Para estructuras continuas se tomará la distancia entre centros de apoyos, columnas o vigas de apoyo. Sobre requerimientos mínimos referentes a la profundidad de los apoyos y longitudes de anclaje, ver los artículos 18.7.4., 18.7.5., 20.1.2. y 21.1.1. 15.3. ANCHO COLABORANTE DE LAS VIGAS PLACA El ancho colaborante de las vigas placa, se determinará de acuerdo con la teoría de la elasticidad. El Cuaderno 240 contiene indicaciones simplificadas. 15.4. MOMENTOS FLEXORES 15.4.1. Momentos flexores en vigas y losas armadas en una dirección 15.4.1.1. Generalidades En general se podrán calcular las losas y vigas continuas como apoyadas sobre vínculos sin restricción al giro. Las losas entre vigas metálicas o vigas premoldeadas, sólo se podrán considerar como continuas, cuando el plano superior de la losa esté por lo menos a 4 cm sobre el borde superior de la viga y además se prolongue por sobre la viga la armadura necesaria para absorber los momentos flexores originados por la discontinuidad. 15.4.1.2. Momentos en las secciones de apoyo Cuando han sido supuestos en el cálculo apoyos sin restricción al giro, se podrán redondear el diagrama de momentos sobre los apoyos en forma parabólica, según las figuras 2 y 3. Si existen refuerzos (cartelas) la altura útil de éstos no podrá tomarse mayor que la que corresponde a una pendiente 1:3 de las cartelas (ver la figura 3) En el caso de losas y vigas de construcciones corrientes, vinculadas a sus apoyos con rigidez flexional, es suficiente determinar el máximo momento en el borde del apoyo, según la figura 3.

Pág. 17

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado Figura 2. Reducción del diagrama de momentos flexores sobre un apoyo en el cual la pieza no está rígidamente conectada, por ejemplo en el caso de apoyo sobre una pared. Figura 3. Reducción del diagrama de momentos flexores sobre un apoyo en el cual la pieza está rígidamente conectada, y momentos de dimensionamiento correspondientes.

En el caso de carga uniformemente distribuida y si se prescinde de un análisis más exacto (por ejemplo: la consideración del empotramiento elástico en el apoyo), se tomará para dicho momento como valor mínimo: en el primer apoyo interno del tramo estructural en los demás apoyos internos siendo: la luz libre. Para otro tipo de carga se procederá análogamente. 15.4.1.3. Momentos positivos en los tramos Si se prescinde de un análisis más exacto (por ejemplo: la consideración del empotramiento elástico en los apoyos) los valores mínimos positivos a considerar serán los correspondientes a la hipótesis de doble empotramiento y, en el caso de tramos extremos, el correspondiente a empotramiento unilateral en el primer apoyo interno. 15.4.1.4. Momentos negativos en los tramos Cuando se trata de estructuras continuas con restricción de giro en los apoyos, calculadas sin tener en cuenta el impedimento del giro ocasionado por aquellos, los momentos negativos en el tramo originados por las sobrecargas, podrán afectarse con el siguiente factor: - 0,50 en el caso de losas continuas macizas o nervuradas. - 0,70 en el caso de vigas continuas 15.4.1.5. Consideración del empotramiento de borde En el cálculo del momento positivo en el tramo extremo sólo se tendrá en cuenta un empotramiento parcial en el apoyo extremo si puede ser asegurado por disposiciones constructivas y verificado mediante el cálculo (ver el artículo 15.4.2.). La rigidez a torsión de las vigas sólo puede considerarse si es tomada correspondientemente a la realidad (ver el Cuaderno 240), y en estado II cuando corresponda. Caso contrario, se despreciará la rigidez a torsión y se procederá según el artículo 15.5., último párrafo. 15.4.2. Momentos flexores en estructuras aporticadas

Pág. 18

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

En estructuras de edificios se podrán despreciar, en general, los momentos flexores originados bajo cargas verticales en columnas interiores unidas rígidamente a vigas y losas de hormigón armado, siempre que todas las fuerzas horizontales, bajo cargas de servicio, sean absorbidas por tabiques de arriostramiento. Las columnas de borde, en cambio, se tendrán que verificar siempre como pies de pórticos unidos rígidamente con losas, vigas o vigas placa. Cuando el efecto de pórtico en las columnas de borde no se determina con mayor exactitud, los momentos de las esquinas pueden determinarse con la ayuda de procedimientos aproximados indicados en el Cuaderno 240. Para tabiques de hormigón armado unidos con losas de hormigón armado, se procederá en forma análoga. 15.5. TORSION La verificación de la absorción de los momentos torsores en elementos estructurales (vigas, vigas placa, etc) sólo será necesaria si se la requiere para el equilibrio. Se podrá prescindir de la rigidez a torsión de los elementos estructurales en la determinación de las solicitaciones características. Si se tiene en cuenta la rigidez a torsión, se deberá considerar la mayor disminución de la rigidez a torsión en la relación a la rigidez a flexión, cuando se pasa del estado I al estado II, fisurado. Sin embargo si se prescinde de la rigidez a torsión, se tendrá que contemplar, mediante armadura constructiva, la existencia de tales momentos torsores y su introducción en las estructuras de apoyo. 15.6. ESFUERZOS DE CORTE En el caso de edificios, los esfuerzos de corte determinantes para el cálculo de las tensiones de corte y de adherencia pueden tomarse simplificadamente; se tomarán del estado de carga correspondiente a una carga total en todos los tramos, teniendo en cuenta la continuidad y empotramientos, cuando corresponda. Si las luces no son iguales, sólo se podrá hacer esta simplificación (carga total) cuando la relación de luces de tramos vecinos no sea mayor que 0,7. En los tramos con importantes reducciones de sección (aberturas, o apreciable variación de altura), se tendrá en cuenta para la determinación del esfuerzo de corte en la zona debilitada, la carga parcial más desfavorable.

Pág. 19

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

15.7. REACCIONES DE APOYO Las reacciones de apoyo que vigas y vigas placa, losas y losas nervuradas transmiten a otros elementos estructurales, en general se podrán determinar prescindiendo de la continuidad, en la hipótesis que las estructuras están libremente apoyadas en todos los apoyos interiores. Será obligatorio tener en cuenta el efecto de la continuidad en la determinación de las reacciones en el primer apoyo interno. También es obligatorio hacerlo en todos los apoyos internos cuando la relación entre luces de tramos adyacentes sea menor que 0,7. Para losas armadas en dos direcciones, rige el artículo 20.1.5. 15.8. RIGIDEZ Y ESTABILIDAD DEL CONJUNTO 15.8.1. Hipótesis generales Se deberá cuidar especialmente la rigidez espacial y la estabilidad de las estructuras. Se deberán evitar, en lo posible, las estructuras en las que la falla o agotamiento de un elemento origine el colapso de una serie de otros elementos estructurales (por ejemplo: vigas Gerber con articulaciones en tramos sucesivos). Si en una estructura no es evidente que estén aseguradas la rigidez y la estabilidad, será necesaria una verificación numérica de la estabilidad de los elementos arriostrantes horizontales y verticales. En estos cálculos se deberán tener en cuenta las imperfecciones constructivas (tolerancias en las medidas) y las excentricidades no previstas, según el artículo 15.8.2. Si los elementos arriostrantes son de gran flexibilidad, en la determinación de las solicitaciones se deberán tener en cuenta, adicionalmente, las deformaciones. De esta última verificación se podrá prescindir cuando, por ejemplo, los elementos arriostrantes verticales estén formados por tabiques o cajas de escaleras y éstos satisfagan la expresión adimensional (11).

siendo: h la altura del edificio sobre el nivel de empotramiento de los elementos arriostrantes verticales; Eb . I la suma de las rigideces a la flexión de todos los elementos arriostrantes verticales en estado I, de acuerdo con la teoría de la elasticidad (para Eb ver tabla 16, artículo 16.2.2.); N la suma de todas las cargas verticales del edificio; n el número de pisos. Esta expresión fue deducida en función de las siguientes hipótesis ideales:

Pág. 20

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

1) Los elementos arriostrantes están distribuidos en la planta de tal forma que el centro de gravedad G y el centro de esfuerzo cortante C coincidan en un mismo punto de la sección de la planta (secciones simétricas respecto de los dos ejes). 2) La sección del elemento individual se arriostramiento es constante a lo largo de todo el edificio y de pared delgada en el sentido del alabeo por torsión. 3) Las cargas verticales son iguales en todos los pisos y están aplicadas en forma simétrica. 4) La resultante de las cargas verticales incide en el centro de gravedad de la sección arriostrante completa. 5) La altura de todos los pisos es constante 6) Las losas son rígidas en su plano Además se admite que las estructuras arriostrantes verticales permanecen en estado I (no fisurado). Si no se cumple la hipótesis 1) habrá que calcular adicionalmente la torsión. Si se tienen en cuenta para el arriostramiento tabiques de mampostería, se los debe incluir con sus módulos de elasticidad. Además se los debe calcular como tabiques portantes. Deberán ser dimensionados para todas las cargas que sobre ellos actúan. (Ver el anexo a este artículo). 15.8.2. Imperfecciones constructivas y excentricidades no previstas de las cargas verticales 15.8.2.1. Hipótesis de proyecto Previendo defectos de ejecución (discrepancia de medidas) y para considerar excentricidades no previstas, se deberá tener en cuenta en el cálculo una desviación respecto de la vertical de los ejes baricéntricos de todas las columnas y paredes. Este estado de carga "desviación vertical" deberá tomarse con carga total. Para la verificación de los elementos arriostrantes horizontales se procederá según el artículo 15.8.2.2. Para la verificación de los elementos arriostrantes verticales se procederá según el artículo 15.8.2.3. No se hallan incluidas en esta verificación las desviaciones respecto de la vertical debidas a asentamientos diferenciales y giros de las fundaciones y deberán considerarse por separado si son de importancia. 15.8.2.2. Elementos horizontales de arriostramiento En edificios de varios pisos, las losas de piso deben dimensionarse para absorber las fuerzas horizontales en su plano. En estado de carga "desviación vertical" se considerará, para los elementos arriostrantes horizontales, como una inclinación 1 de todas las columnas y paredes que deben ser arriostradas, en los pisos inmediato superiorinferior al elemento arriostrante horizontal considerado. Se deberá prever la Pág. 21

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

inclinación 1 en la posición más desfavorable y con el valor dado por la ecuación (12) (ver la figura 4).

siendo:
1 el ángulo en radianes entre la vertical y los ejes de columnas y tabiques a arriostrar;

h1 el promedio, en metros, de la altura de los pisos superior e inferior al elemento horizontal de arriostramiento. La introducción de los esfuerzos horizontales que surgen de la ecuación (12) en los elementos de arriostramiento verticales, debe verificarse solamente en los puntos de unión de ambos elementos de arriostramiento.

Figura 4. Inclinación

1

de todas las columnas y tabiques arriostrados

15.8.2.3. Elementos verticales de arriostramiento En los elementos de arriostramiento verticales (por ejemplo: cajas de escalera o tabique) se formará el estado de carga "desviación vertical" mediante una inclinación 2 de todos los elementos verticales, tanto arriostrantes como arriostrados. Se deberá prever la inclinación 2 en la posición más desfavorable y con el valor dado por la ecuación (13) (ver la figura 5).

siendo: el ángulo en radianes entre la vertical y los ejes de los elementos verticales arriostrantes y arriostrados;
2

h la altura del edificio, en metros, sobre el nivel de empotramiento de los elementos verticales de arriostramiento.

Pág. 22

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

Figura 5.Inclinación 2 de todos los componentes verticales de arriostramiento y a ser arriostradas

Pág. 23

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

ANEXOS AL CAPITULO 15
15.5.1. HIPOTESIS DELCONJUNTO GENERALES SOBRE RIGIDEZ Y ESTABILIDAD

La expresión (11) se refiere a tabiques arriostrantes, paredes, cajas de ascensores, y supone que permanecen en estado I. En el caso de variación de la rigidez a lo largo del elemento arriostrante vertical conviene utilizar una rigidez equivalente. Si eventualmente se quiere incluir la rigidez de un pórtico, se podrá utilizar una rigidez a flexión ideal igualando la flecha del pórtico en el último piso con la de una ménsula de momento de inercia ideal, sujeta al mismo estado de cargas que el pórtico múltiple. Para la determinación de la flecha de pórtico, habrá que tener en cuenta la rigidez disminuída del mismo al pasar a estado fisurado. Además deben existir siempre como elementos arriostrantes verticales primordiales, estructuras en forma de tabiques (muros, cajas de ascensores, etc.). La fórmula (11) supone que los momentos de 2º orden resultantes son menores que 1,1 veces los momentos de 1er orden. Ver la Conferencia del Prof. Dr. Ing. König; "Proyecto y Cálculo de Edificios altos de hormigón armado", publicados por el CIRSOC año 1981, donde se cita abundante bibliografía adicional.

Pág. 24

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

CAPITULO 16. BASES PARA EL CALCULO DE LAS DEFORMACIONES
16.1. CAMPO DE APLICACION Los artículos siguientes se utilizarán para la determinación: a) de las solicitaciones por coacción (ver el artículo 15.1.3.) b) de la seguridad a pandeo (ver el artículo 17.4.) c) de la limitación de las deformaciones (ver el artículo 17.7.) Ellos describen el comportamiento promedio de los materiales en cuanto a su deformación. Se permiten simplificaciones que estén del lado de la seguridad (ver por ejemplo el Cuaderno 240). 16.2. DEFORMACIONES BAJO CARGAS DE SERVICIO 16.2.1. Acero Los diagramas tensión - deformación de los aceros para hormigón se representan en la figura 8 (ver el artículo 17.2.1.). Como módulo de elasticidad del acero Es se tomará 210 000MN/m² (2 100 000kgf/cm²) tanto para tracción como para compresión. 16.2.2. Hormigón Para el cálculo de las deformaciones del hormigón bajo cargas de servicio se admitirá un módulo de elasticidad constante Eb igual para compresión y para tracción. Su valor figura en la tabla 16, en función del tipo de resistencia. Estos valores se pueden utilizar sólo para hormigones de densidad normal. En los casos en que sea de importancia la consideración del coeficiente de dilatación transversal ?, se debe usar ? = 0,2 (ver el artículo 15.1.2.). Tabla 16. Valores de cálculo del módulo de elasticidad del hormigón.
1 1 2 Tipo de resistencia Módulo de elasticidad Eb en MN/m² * 2 H-8 17500 3 H-13 24000 4 H-17 27500 5 H-21 30000 6 H-30 34000 7 H-38 37000 8 H-47 39000

*1 MN/m²

10 kgf/cm²

16.2.3. Hormigón armado Para el cálculo de las deformaciones de elementos de hormigón armado bajo cargas de servicio valen las bases de cálculo indicadas en los dos artículos anteriores 16.2.1. y 16.2.2. Bajo cargas de servicio puede estimarse aproximadamente una colaboración del hormigón a tracción mediante la hipótesis de una sección de armadura traccionada incrementada en un 10%.

Pág. 25

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

16.3. DEFORMACIONES BAJO CARGAS SUPERIORES A LAS DE SERVICIO Para el cálculo de deformaciones del hormigón en elementos estructurales armados o sin armar, bajo cargas de corta duración pero superiores a las cargas de servicio (por ejemplo: en la verificación a pandeo según el artículo 17.4.) se podrá usar el diagrama simplificado de la figura 6 una vez del diagrama de la figura 7 (artículo 17.2.1.)

Figura 6. Diagrama tensión - deformación del hormigón para la verificación de deformaciones bajo cargas superiores a las de servicio.

16.4. FLUENCIA LENTA Y CONTRACCION POR SECADO DEL HORMIGON La fluencia lenta y la contracción por secado dependen principalmente de la humedad ambiente, del contenido de cemento y agua del hormigón, así como de las dimensiones exteriores del elemento estructural. La fluencia lenta depende además del grado de endurecimiento del hormigón al aplicarse las cargas y del tipo, magnitud y duración de la solicitación del hormigón. Para estructuras de hormigón armado puede en general prescindirse de una verificación. Si se desea verificarlo se hará de acuerdo con los artículos 26.8.3. y 26.8.4.de este Reglamento. 16.5. VARIACIONES DE TEMPERATURA Para la verificación de las solicitaciones y deformaciones originadas por variaciones de temperatura, será suficiente, en general, admitir que la temperatura es uniforme en toda la estructura. Las variaciones medias de temperatura en la estructura originadas por influencias climáticas se indican en la Recomendación CIRSOC 107: "Acción térmica climática sobre las Construcciones". En elementos estructurales cuyas dimensiones mínimas sean 70 cm o más, se reducirán en 1/3 los valores así obtenidos; para elementos estructurales protegidos mediante rellenos (terraplenes) o disposiciones similares, se tomará la mitad de dichos valores. En construcciones al aire libre y en el caso de calcular las solicitaciones por coacción en el estado II, los valores obtenidos se incrementarán en 5 k. Si se producen considerables diferencias de temperatura dentro de un elemento estructural, o en elementos estructurales rígidamente unidos entre sí, se deberá considerar su influencia.

Pág. 26

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

Como coeficiente de dilatación térmica se tomará para el hormigón y para las armaduras:

si no se comprueba en algún caso particular, mediante ensayos, un valor distinto para el hormigón.

Pág. 27

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

CAPITULO 17. DIMENSIONAMIENTO
17.1. PRINCIPIOS GENERALES 17.1.1. Margen de seguridad El dimensionamiento debe garantizar: 1) Un margen de seguridad suficiente entre las cargas de servicio y las cargas de rotura. 2) Un adecuado funcionamiento de la estructura bajo las cargas de servicio. Para flexión simple, flexión compuesta y esfuerzo axil el dimensionamiento debe efectuarse según el artículo 17.2., teniendo en cuenta la variación no lineal entre tensiones y deformaciones. La seguridad se considera suficiente cuando las solicitaciones que teóricamente puede absorber la sección en estado de agotamiento o límite (ver el artículo 17.2.1) sean por lo menos iguales a las solicitaciones originadas por las cargas de servicio, multiplicadas por el coeficiente de seguridad indicado en el artículo 17.2.2. Los valores del momento flexor y del esfuerzo axil que resulten de la combinación más desfavorable, se deben multiplicar por el coeficiente de seguridad (ver el anexo a este artículo). Para el dimensionamiento a corte y torsión, el margen de seguridad se obtiene limitando las tensiones bajo cargas de servicio (ver el artículo 17.5.). Las tensiones indicadas en la Tabla 18 permiten obtener una seguridad mínima de 1,75. 17.1.2. Campo de validez Las directivas de cálculo que se indican en los artículos siguientes corresponden en general a la teoría de barras y valen para vigas con 1: siendo:
o o

=

/h

2 y para voladizos con

k

/h

la distancia entre puntos de momento nulo; la luz del voladizo;

k

h la distancia entre el baricentro de la armadura traccionada y el borde comprimido de la sección de hormigón. Para vigas de gran altura ver el Capítulo 23. Los aceros de ßS = 500 MN/m² (5 000 kgf/cm²) y ß S = 600 MN/m² (6 000 kgf/cm²) están tratados en la Recomendación CIRSOC 201-1: "Acero para Hormigón Armado con ß S = 500 MN/m² y ßS = 600 MN/m²". 17.1.3. Comportamiento bajo las cargas de servicio Pág. 28

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

Se debe verificar el comportamiento adecuado de la sección bajo cargas de servicio, de acuerdo con las directivas dadas en los artículos 17.6. a 17.8., que se refieren a la fisuración, a la limitación de las deformaciones y a la limitación de las tensiones del acero bajo cargas móviles. Al respecto pueden determinarse las tensiones bajo cargas de servicio, admitiendo un comportamiento elástico lineal del acero y del hormigón, y la hipótesis de que las deformaciones son proporcionales a sus distancias al eje neutro. Tanto para la determinación de las características estáticas de las secciones, como para el cálculo de las tensiones puede aceptarse, en todos los casos, que la relación entre los módulos de elasticidad del acero y del hormigón es n = 10. La tensión del acero puede determinarse aproximadamente según la ecuación (14) usando para z los valores correspondientes al cálculo según el artículo 17.2.1. y para Ms, el momento con relación a la armadura traccionada.

siendo:
s

la tensión del acero;

As la sección de armadura traccionada; Ms el momento referido al baricentro de la armadura traccionada; z el brazo elástico de los esfuerzos internos; N el esfuerzo axil (con signo negativo cuando es de compresión). 17.2. DIMENSIONAMIENTO PARA FLEXION SIMPLE Y COMPUESTA Y PARA SOLICITACION AXIL 17.2.1. Principios para la determinación de los esfuerzos de rotura Las directivas que siguen rigen para estructuras sometidas a flexión simple, flexión compuesta y esfuerzo axil, pudiendo admitirse que las deformaciones específicas de las distintas fibras de la acción son proporcionales a sus distancias al eje neutro (ver el artículo 17.1.2.). Los diagramas - del acero y del hormigón que se admiten para el dimensionamiento según el artículo 17.1.1. se indican en las figuras 7 y 8. Para mallas soldadas compuestas de barras lisas, la tensión de fluencia a introducir en el cálculo no puede ser mayor que ßS = 420 MN/m² (4 200 kgf/cm²).

Figura 7. Valores de cálculo para la curva tensión - deformación del hormigón.

Pág. 29

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

Tabla 17. Valores de cálculo ßR de la resistencia del hormigón en MN/m² *

1 1 Resistencia características del hormigón 'bk (ver Tabla 3) Valores de cálculo ßR (ver anexo a este art.) 10 kgf/cm²

2 4

3 8

4 13

5 17

6 21

7 30

8 38

9 47

2

3,5

7,0

10,5

14

17,5

23

27

30

* 1 MN/m²

Figura 8. Valores de cálculo para las curvas tensión-deformación de los aceros para hormigón.

El diagrama de deformaciones de la figura 9 indica en cada caso el estado límite o de agotamiento. Estas bases de dimensionamiento son de aplicación para cualquier forma de sección transversal. Para facilitar el dimensionamiento también puede usarse para el hormigón, el diagrama - de la figura 6 del artículo 16.3. o la distribución rectangular de tensiones que se indica en el Cuaderno 220 y en el anexo a este artículo.

Pág. 30

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

Figura 9. Diagrama de deformación correspondiente a los estados límites o de agotamiento y diagrama de coeficientes de seguridad.

Zona 1: tracción céntrica y con pequeña excentricidad. Zona 2: flexión simple o compuesta hasta el agotamiento de la resistencia del hormigón ( | Eb1|
sS

3,5 %o) y con el aprovechamiento de la tensión de fluencia en el acero (

s

>

).

Zona 3: flexión simple o compuesta con el aprovechamiento de la resistencia del hormigón y de la tensión de fluencia en el acero. Línea a: Traza del plano límite correspondiente a la tensión de fluencia en el acero ( =
sS s

).
s

Zona 4: flexión compuesta sin llegar al límite de fluencia del acero ( agotamiento de la resistencia del hormigón.

<

sS

) y con

Zona 5: compresión céntrica y flexocompresión con pequeña excentricidad. En esta zona es b)
b1 b1

= - 3,5 %o - 0,75

b2

; por lo tanto para compresión céntrica (línea

=

b2

= - 2 %o . Pág. 31

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

No se debe considerar la colaboración del hormigón a tracción. Como armadura de una misma sección pueden considerarse indistintamente todos los tipos de acero indicados en la Tabla 10 con los valores de resistencia allí fijados y con los correspondientes diagramas según la figura 8. En los elementos constructivos con altura h < 10 cm se deben aumentar las solicitaciones (M,N) para el dimensionamiento, en la relación 15 / (h+5) (h expresada en cm) En el caso de elementos planos portantes ejecutados en fábrica (por ejemplo losas y tabiques), destinados a construcciones de menor importancia, de una sola planta (por ejemplo galpones) los esfuerzos característicos (M,N) no necesitan ser aumentados. En el Cuaderno 220 se incluyen elementos auxiliares para el dimensionamiento, que se basan en los principios anteriores. 17.2.2. Coeficiente de seguridad Los coeficientes de seguridad para hormigón armado en el caso de las solicitaciones organizadas por cargas son: = 1,75 para agotamiento de la sección con preaviso; = 2,10 para agotamiento de la sección sin preaviso. Las solicitaciones originadas por coacción se pueden considerar en el cálculo, con un coeficiente de seguridad menor, = 1 (ver, sin embargo, el artículo 17.6.1.). El criterio a tener en cuenta para el agotamiento con preaviso es la fisuración originada por la deformación de la armadura traccionada. Se puede considerar agotamiento con preaviso cuando la deformación específica de cálculo de la armadura, según la figura 9, es s 3 %o . Agotamiento sin preaviso se considera cuando s 0 %o. Entre ambos valores el coeficiente de seguridad puede interpolarse linealmente (ver la figura 9). Con respecto al coeficiente de seguridad para el hormigón simple, ver el artículo 17.9.; y para el manipuleo y montaje de elementos premoldeados, el artículo 19.2. En el proyecto de estructuras resistentes de hormigón en las que se considere necesario una mejor evaluación del coeficiente de seguridad, se procederá a su dimensionamiento según la Recomendación CIRSOC 106 "Dimensionamiento del coeficiente de seguridad", y en ningún caso se podrá adoptar un valor inferior a los establecidos en el presente artículo. 17.2.3. Valores máximos de la armadura longitudinal La armadura de acero en una sección, aún en la zona de empalmes por yuxtaposición, no puede sobrepasar el 9% de Ab, y, para el hormigón H-13, no más del 5% de Ab. En todos los casos la armadura resultante debe permitir la perfecta colocación y compactación del hormigón. En la determinación de la carga de agotamiento, la sección de armadura de compresión puede considerarse,como máximo, con un valor igual al de la sección de armadura del lado traccionado o menos comprimido As. En la zona con Pág. 32

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

flexión predominante, la armadura comprimida no debe superar en lo posible el 1% de Ab. Con respecto a la armadura mínima a colocar en diversos elementos estructurales, ver el anexo a este artículo y los Capítulos 18 a 25. 17.3. DIRECTIVAS COMPRESION 17.3.1. Generalidades Mientras no se indique lo contrario, para el dimensionamiento a compresión rigen el artículo 17.4. y el Capítulo 25. 17.3.2. Elementos comprimidos zunchados Se consideran elementos zunchados a aquellos elementos comprimidos cuya armadura longitudinal está abrazada por una armadura en forma de hélice circular que produce la formación de un estado triaxial de tensiones favorables. La hélice debe prolongarse hacia los elementos constructivos vecinos. Sólo se puede prescindir de ésto si el incremento de capacidad portante correspondiente al zuncho se halla asegurado por otras disposiciones, y si además dichos elementos constructivos están suficientemente asegurados para absorber los esfuerzos transversales o de hendimiento. El incremento de la capacidad portante de los elementos zunchados dado por la ecuación (15) sólo puede considerarse cuando se cumplan las tres condiciones siguientes: 1) Hormigón H-21 de resistencia mayor ( 'bk 2) Esbeltez del elemento 3) Excentricidad e dk/8. 50 ( 21 MN/m²) (210 kgf/cm²)). ADICIONALES PARA EL DIMENSIONAMIENTO A

correspondiente a la sección total).

Se deben tener en cuenta los momentos adicionales de 2º orden, los que pueden calcularse aproximadamente, con las directivas del artículo 17.4.3.. Mientras los elementos comprimidos zunchados puedan ser considerados como columnas internas comprimidas céntricamente (ver el artículo 15.4.2.), puede prescindirse de la verificación de la seguridad a pandeo, si están empotrados en ambos extremos y hs/d siendo: hs la altura de piso; d el diámetro de la columna zunchada. El incremento de la carga de rotura de un elemento zunchado Nu, con respecto a la carga de rotura Nu, calculada según los artículos 17.1. y 17.2., de un elemento simplemente estribado de iguales dimensiones exteriores, se determina mediante la ecuación (15). 5.

Pág. 33

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

donde para:

Para esbelteces 10 <

< 20 los valores de v deben interpolarse linealmente.

Además el valor Aw . ßSw debe cumplir la ecuación (16).

donde para: H 21 0,42 siendo, en las ecuaciones (15) y (16): Aw = . dk . Asw / sw ; 30 0,39 38 0,37 47 0,36

dk el diámetro del núcleo = diamétro del eje de la hélice; Asw el área de la sección transversal de la barra de la hélice; sw el paso de la hélice; ßSw el límite de fluencia del acero de la hélice; Ab el área total de la sección transversal de la pieza comprimida; Ak el área de la sección del núcleo = ver el anexo a este artículo; ver el anexo a este artículo; As el área total de la sección transversal de la armadura longitudinal; M,N el momento flexor y el esfuerzo axil bajo la carga de servicio, respectivamente; ßR se tomará de la Tabla 17 del artículo 17.2.1.; ßS se tomará de la figura 8 del artículo 17.2.1. para
s

dk² /4;

= 2 %o ;

17.3.3. Tensiones admisibles de compresión bajo cargas localizadas Cuando se aplica una carga de compresión F sólo a la sección parcial A1 (superficie de contacto) de la sección total, se permiten en ella las tensiones 1 según la ecuación Pág. 34

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

(17). Las tensiones de hendimiento originadas por debajo de A1 deben absorberse, (por ejemplo, mediante una armadura adecuada).

La superficie de repartición A prevista en el cálculo para la absorción de la fuerza F, debe cumplir los siguientes requisitos (ver la figura 10): a) La altura disponible para la distribución de la carga en la dirección de la carga F, debe cumplir con las condiciones indicadas en la figura 10. b) En la dirección de la carga deben coincidir los baricentros de la superficie de reparación A y de la superficie de contacto A1. c) Las dimensiones de la superficie de repartición A pueden tener en cada dirección, a lo sumo, el triple del valor de las dimensiones correpondientes de la superficie de contacto A1. d) Si sobre la sección de hormigón actúan varias cargas de compresión F, las superficies de distribución teóricas no deben superponerse dentro de la altura h.

Figura 10. Superficie de repartición de cálculo.

17.3.4. Tensiones admisibles de compresión en las juntas de mortero En las juntas de mortero de poco espesor (para las uniones de elementos premoldeados y elementos de relleno), ejecutadas con mortero de cemento, (de acuerdo con el artículo 6.8.1.), y una relación: 7 siendo: b el ancho mínimo portante; d el espesor de la junta. las tensiones de compresión pueden calcularse de acuerdo con la ecuación (17). Pág. 35

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

Para ello se debe reemplazar; A1 por el área de la sección de la junta de mortero; A por el área de la sección menor de los elementos concurrentes; ßR por la tensión de cálculo del hormigón de los elementos concurrentes según la Tabla 17. Si la tensión de compresión en la junta de mortero sobrepasa el valor ßR/2,1 del hormigón de los elementos concurrentes, se deberá verificar la absorción de los esfuerzos de hendimiento en dichos elementos concurrentes (por ejemplo: mediante armadura). Para juntas de mayor espesor (b/d < 7) rigen las directivas dadas en el artículo 17.2. 17.4. VERIFICACION DE LA SEGURIDAD A PANDEO 17.4.1. Disposiciones generales Como complemento del cálculo de las solicitaciones en el sistema no deformado, de acuerdo con el artículo 17.2., se debe realizar para los elementos sometidos a compresión o flexocompresión una verificación de la capacidad portante teniendo en cuenta la deformación de la barra, (verificación de la seguridad a pandeo según la teoría de 2º orden). Para elementos comprimidos de mediana esbeltez ( 20 < 70) esta verificación se puede hacer también, aproximadamente, siguiendo las directivas del artículo 17.4.3. Para elementos comprimidos de gran esbeltez ( > 70), esta verificación debe

realizarse de acuerdo con el artículo 17.4.4. No se admiten esbelteces > 200. Si un elemento puede pandear en dos direcciones, se debe observar el artículo 17.4.8. Para el pandeo de elementos de hormigón simple se aplica el artículo 17.9. Se puede prescindir de la verificación a pandeo: a) para una esbeltez 3,50. b) para una esbeltez > 70,si la excentricidad relativa es e/d 3,50 . 70, si la excentricidad relativa de la carga es e/d

También se puede prescindir de la verificación a pandeo, en el caso de las columnas interiores que pueden considerarse céntricamente cargadas (ver el artículo 15.4.2.) y empotradas en ambos extremos, cuando su esbeltez sea 45. En este caso se debe tomar para el cálculo como longitud de pandeo sK, la altura del piso. El Cuaderno 220 contiene indicaciones más precisas. 17.4.2. Determinación de la longitud de pandeo

Pág. 36

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

En general, se adopte como longitud de pandeo de elementos comprimidos de eje recto y curvilíneo, la distancia entre puntos de inflexión de la deformada correspondiente a la configuración de pandeo. La longitud de pandeo se puede determinar como la longitud de la columna biarticulada con igual carga crítica (método de la columna de Euler equivalente) por procedimiento de la teoría de la elasticidad, teniendo en cuenta los desplazamientos y rotaciones de los extremos vinculados (ver en el Cuaderno 220, la determinación de las longitudes de pandeo para los casos que más frecuentemente aparecen en la práctica). Los elementos comprimidos de estructuras suficientemente arriostradas pueden considerarse como elementos con extremos no desplazables. Se puede considerar una estructura como suficientemente arriostrada, sin verificación especial, si se cumplen las condiciones de la ecuación (11) del artículo 15.8.1. 17.4.3. Elementos comprimidos de hormigón armado de mediana esbeltez Para elementos comprimidos de hormigón armado de sección transversal constante y de esbeltez = sK/i 70, puede determinarse aproximadamente la influencia de la excentricidad no prevista y de la deformación de la pieza, mediante un dimensionamiento en el tercio central de la longitud de pandeo, teniendo en cuenta una excentricidad adicional f, dada por las ecuaciones (18), (19) ó (20). Para f se deben adoptar los siguientes valores:

siendo: = sK/i > 20 la esbeltez; sK la longitud de pandeo; i= el radio de giro en la dirección de pandeo, referido a la sección de hormigón; Ib el momento de inercia de la sección de hormigón; Ab el área de la sección transversal de hormigón; la máxima excentricidad prevista, bajo cargas de servicio, en el tercio central de la longitud de pandeo; d la dimensión de la sección transversal en la dirección de pandeo.

Pág. 37

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

En sistemas desplazables los extremos de las piezas se encuentran en el tercio central de la longitud de pandeo. Por lo tanto se hará la verificación a pandeo mediante un dimensionamiento en los extremos de la pieza, teniendo en cuenta la excentricidad adicional f. El Cuaderno 220 proporciona procedimientos de análisis simplificados. 17.4.4. Elementos comprimidos de hormigón armado de gran esbeltez La seguridad a pandeo de elementos comprimidos de hormigón armado de esbeltez = sK/i > 70 se considera satisfactoria si se verifica que es posible una configuración de equilibrio estable, bajo las cargas de servicio dispuestas en la ubicación más desfavorable y multiplicadas por el coeficiente de seguridad = 1,75, teniendo en cuenta la deformación de la pieza (teoría de 2º orden). Además deben cumplirse las condiciones exigidas en los artículos 17.2.1. y 17.2.2. para las solicitaciones bajo cargas de servicio en el sistema de base para el cálculo de la deformación de 2º orden. Para el cálculo de las solicitaciones en el sistema deformado, necesarias para la verificación a pandeo, rigen las siguientes hipótesis: a) Se usarán los diagramas - para acero y hormigón dados en el artículo 17.2.1. En forma simplificada puede usarse para el hormigón el diagrama de la figura 6. No puede considerarse la colaboración del hormigón a tracción. b) Adicionalmente a la excentricidad prevista, se debe suponer una excentricidad (o una curvatura de la pieza) no prevista, según el artículo 17.4.6. actuando en el sentido más desfavorable. Cuando corresponda se considerarán las deformaciones por fluencia lenta según el artículo 17.4.7. Se puede prescindir en general de las deformaciones debidas a la influencia de la temperatura y de la retracción. c) Puede prescindirse de la limitación de tensiones del acero para cargas no predominantemente estáticas, exigida en el artículo 17.8. En el Cuaderno 220 se indican métodos aproximados para verificar la seguridad a pandeo y elementos auxiliares de cálculo para llevar a cabo análisis más exactos. 17.4.5. Elementos que aseguran el empotramiento Si para la verificación a pandeo de una pieza se ha supuesto el empotramiento de los extremos de ésta en elementos contiguos (por ejemplo una columna empotrada en la viga de un pórtico) se deben verificar, en el caso de estructuras desplazables, también los elementos que materializan el empotramiento, teniendo en cuenta las solicitaciones adicionales. Esto rige especialmente si la estabilidad del elemento comprimido depende de un solo elemento empotrante (por ejemplo base de un pilar). En las estructuras indesplazables o estructuras suficientemente arriostradas de construcciones corrientes, se puede prescindir de la verificación numérica de la absorción de estas solicitaciones adicionales en los elementos arriostrados contiguos. Pág. 38

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

17.4.6. Excentricidades no previstas Las excentricidades no previstas y las desviaciones constructivas inevitables deben tenerse en cuenta mediante la admisión de una deformación adicional afín a la configuración de pandeo del elemento comprimido en estudio, con un valor máximo de: ev = sK/300 (21) siendo: sK la longitud de pandeo de la pieza. Esta deformación se puede considerar en forma simplificada mediante un desarrollo lineal por tramos del eje de la barra, o mediante una excentricidad adicional de las cargas. La excentricidad no prevista puede reducirse, previa justificación y aprobación en cada caso particular, en las estructuras especiales (por ejemplo, pilares de puentes y torres para antenas) con una altura total de más de 50 m, y una ubicación claramente definida del punto de aplicación de las cargas, siempre que en su ejecución se eviten las desviaciones respecto del proyecto mediante recaudos especiales, como por ejemplo la plomada óptica. 17.4.7. Consideración de la fluencia lenta En general, las deformaciones por fluencia lenta sólo se deben tener en cuenta cuando la esbeltez del elemento comprimido, en sistemas no desplazables, es sistemas desplazables, la carga es de e/d < 2. > 70, y en

> 45, y cuando simultáneamente la excentricidad prevista de

Las deformaciones por fluencia lenta deben determinarse para las cargas permanentes que actúan en el estado de servicio (eventualmente también las sobrecargas de larga duración) y partiendo de las deformaciones y excentricidades permanentes, incluyendo las excentricidades no previstas de acuerdo con la ecuación (21). En el Cuaderno 220 se dan instrucciones para evaluar el efecto de la fluencia lenta. 17.4.8. Pandeo en dos direcciones Si un elemento puede pandear en dos direcciones "y" y "z", (ejes principales de inercia), la verificación de la seguridad a pandeo puede realizarse por separado para cada una de las direcciones, siempre que las configuraciones de pandeo que correspondan a cada una de las direcciones no se superpongan en los tercios centrales. En el caso de secciones rectangulares, se puede efectuar la verificación a pandeo por separado para cada una de las direcciones principales de inercia,aún en el caso en que se superpongan los tercios centrales de las configuraciones de pandeo, siempre que:

Pág. 39

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

Las excentricidades ey y ez deben referirse al lado correspondiente a su dirección, (ey /b es la excentricidad relativa menor). En cada una de las dos verificaciones pueden considerarse en el cálculo todas las barras de la armadura, teniendo en cuenta el brazo interno que le corresponda en cada caso. Cuando las configuraciones de pandeo se superpongan en el tercio central, la verificación a pandeo debe efectuarse para flexocompresión oblicua, pudiendo en general suponerse una configuración de pandeo libre de torsión. La excentricidad no prevista ev según la ecuación (21) está ubicada en el plano del par definido por el esfuerzo axil y se determinará en función de la mayor longitud de pandeo. Adicionalmente debe comprobarse si una verificación a pandeo a lo largo de un solo eje y en la dirección del lado menor no requiere eventualmente una sección de armadura mayor. El Cuaderno 220 da un procedimiento aproximado. 17.4.9. Verificación del sistema en conjunto Para sistemas aporticados se puede efectuar la verificación a pandeo en forma distinta a la indicada en el artículo 17.4.2., analizando el sistema en conjunto, bajo cargas de servicio multiplicadas por 1,75 de acuerdo con la teoría de 2º orden. En este caso se deben considerar las desviaciones del sistema en conjunto, o deformaciones adicionales de acuerdo con el artículo 17.4.6. Las rigideces a flexión adoptadas para las distintas barras en el cálculo, deben corresponder adecuadamente a las secciones existentes y al estado de solicitación obtenido. 17.5. DIMENSIONAMIENTO PARA ESFUERZOS DE CORTE Y TORSION 17.5.1. Principio general La armadura de corte debe calcularse sin considerar la resistencia a la tracción del hormigón (ver también el artículo 17.1.1.) 17.5.2. Esfuerzo de corte determinante En general, es determinante para el cálculo el máximo esfuerzo de corte en el borde del apoyo, calculado según las directivas del artículo 15.6. En el caso en que la reacción de apoyo es introducida en el borde inferior de la viga mediante tensiones de compresión (apoyo directo), puede procederse como sigue: para la determinación de las tensiones de corte y para el dimensionamiento de la armadura puede usarse la solicitación de corte correspondiente a la sección distante 0,5 h del borde de apoyo (ver la figura 11). La parte del esfuerzo de corte correspondiente a una carga concentrada F, ubicada a una distancia a 2h del centro de apoyo, puede reducirse en la relación a/2h (ver el anexo a este artículo). Se admite una variación lineal del esfuerzo de corte desde los valores máximos citados, hasta cero en el centro teórico del apoyo.

Pág. 40

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

Figura 11. Valores básicos

o

y valores de dimensionamiento para el caso de apoyos directos.
o

Tabla 18. Límites de los valores básicos de la tensión de corte servicio.

en MN/m²

* bajo la carga de

1) Los valores del renglón 1-a valen para armadura escalonada, es decir, parcialmente anclada en la zona traccionada. * 1MN/m² 1kgf/cm²

La influencia de cambios de sección (cartelas, aberturas) sobre las tensiones de corte debe ser considerada si es desfavorable, y puede o no considerarse si es favorable.

Pág. 41

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

CAPITULO 18. REGLAS PARA EL ARMADO
18.1. CAMPO DE VALIDEZ Mientras no se indique lo contrario, el Capítulo 18 rige tanto en el caso de carga predominantemente estática como en el caso de carga no predominantemente estática. Las verificaciones exigidas en el presente capítulo deben ser efectuadas para las cargas de servicio. Para las zonas sísmicas rige lo dispuesto en el Reglamento CIRSOC 103: "Acción de los sismos sobre las construcciones". Los artículos 18.2. hasta 18.10 rigen para las barras aisladas y las mallas soldadas. Para paquetes de barras debe recurrirse al artículo 18.11. *
*Este Capítulo rige para diámetros ds 28 mm.

18.2. SEPARACION ENTRE BARRAS La separación libre entre barras rectas individuales paralelas de la armadura, fuera de una zona de empalme, debe ser como mínimo, igual a 2 cm y no menor que el diámetro ds de la barra. Esto no rige en el caso de la separación entre una barra individual y una barra longitudinal de ds 12 mm soldada a una de las barras transversales (por ejemplo estribo). Las barras dobles de malla soldadas pueden estar en contacto. 18.3. DOBLADO DE LAS BARRAS 18.3.1. Diámetro admisible del mandril de doblado El diámetro del mandril de doblado dbr para ganchos, ángulos, bucles, estribos, así como para barras dobladas y otras formas de doblado, no debe ser inferior a los valores mínimos dados en la Tabla 23. 18.3.2. Doblado de las armaduras soldadas Cuando las barras soldadas y las mallas soldadas de la armadura deben ser dobladas después de soldadas, los valores de la Tabla 23 son aplicables solamente en el caso en que la distancia entre el comienzo de la curvatura y el sitio de la soldadura sea como mínimo 4 ds. Puede prescindirse de esto cuando se cumplen las siguientes condiciones: a) En el caso de carga predominantemente estática, en todas las uniones soldadas, si el diámetro del mandril de doblado es como mínimo 20 ds. b) En el caso de carga no predominantemente estática, en las mallas soldadas, si el diámetro del mandril de doblado es como mínimo de 100 ds, cuando los puntos de soldadura son exteriores, y de 500 ds, si los puntos de soldadura son interiores a la zona cóncava.

Pág. 42

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado Tabla 23. Diámetro mínimo del mandril de doblado dbr. 1 Tipos de acero Diámetro de la barra ds (mm) < 20 20 hasta 28 Recubrimiento lateral > 5 cm y > 3 ds 5 cm ó 3 ds 2 AL - 220 (I) Ganchos, bucles, estribos. 2,5 ds 5 ds 3 ADN - 420 ADM - 420 (III) Ganchos, ganchos en ángulo recto, bucles, estribos 4 ds 7 ds 4 AM - 500 – LyP AM - 500 - N (IV) Ganchos, bucles, estribos

1 2 3 4 5 6

Barras dobladas y otras curvaturas en barras (por ejemplo esquinas de pórticos) (1) 10 ds 15 ds 15 ds (2) 20 ds

(1) Cuando las barras de varias capas de la armadura se doblen en una posición, los valores de los renglones 5 y 6 deben aumentarse 1,5 veces para las barras de las capas internas. (2) El diámetro del mandril de doblado puede reducirse a dbr = 10 ds cuando el recubrimiento lateral (normal al plano de la curvatura) es como mínimo 10 ds y la separación entre ejes de barras es como mínimo 7 ds.

18.4. VALORES BASICOS DE LAS TENSIONES DE ADHERENCIA Los valores básicos de las tensiones de adherencia, dados en la Tabla 24, dependen de la conformación superficial de las barras, de la resistencia del hormigón, de la presión transversal y de la posición de las barras durante el proceso de hormigonado. Estos valores rigen solamente bajo la suposición de que durante el endurecimiento del hormigón, la adherencia no es influida negativamente, por ejemplo, debido a movimientos de la armadura hacia uno y otro lado. Los valores de la Tabla 24 pueden incrementarse en un 50% cuando exista una compresión transversal en todos los sentidos, o un recubrimiento mínimo de 10 ds en todas las direcciones, el que debe ser asegurado mediante la ayuda de una armadura. Esto no tiene validez en el caso de los empalmes por yuxtaposición según el artículo 18.6. y para los anclajes en los apoyos extremos, según el artículo 18.7.4.

Pág. 43

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado Tabla 24. Valores básicos de la tensión de adherencia 1 2 3 H-13 0,6 0,3 0,8 0,4 1,4 0,7 4 H-17 0,65 0,32 0,9 0,45 1,6 0,8 5 H-21 0,7 0,35 1,0 0,5 1,8 0,9 , en MN/m² * 6 H-30 0,8 0,4 1,2 0,6 2,2 1,1 7 H-38 0,9 0,45 1,4 0,7 2,6 1,3 8 H-47 1,0 0,5 1,6 0,8 3,0 1,5

1adm

Conformación Zona de superficial adherencia 1 2 3 4 5 6 Lisa AL - 220 AM - 500 - L Perfilada AM - 500 - P Nervurada ADN - 420 ADM - 420 AM - 500 N I II I II I II

Tipos de hormigón

*1 MN/m²

10 kgf/cm²

La zona I (buena adherencia) rige para: a) Todas las barras que durante el hormigonado tengan una inclinación entre 450 y 900 con respecto a la horizontal. b) Barras con una inclinación menor que 45º, ubicadas durante el hormigonado a 25 cm como máximo con respecto al borde inferior del hormigón fresco, o como miníno a 30 cm debajo del borde superior del elemento constructivo o de una junta de hormigonado. La zona II (adherencia deficiente) rige para: a) Todas las barras no comprendidas en la zona I. b) Todas las barras horizontales de los elementos constructivos que se ejecutan por el sistema de encofrado deslizante. 18.5. ANCLAJES 18.5.1. Principios básicos Mientras no se especifique lo contrario, rigen las siguientes indicaciones, tanto para barras traccionadas como para barras comprimidas. El anclaje puede lograrse mediante: a) extremos rectos de las barras; b) ganchos, ganchos en ángulo recto, bucles; c) barras transversales soldadas (por ejemplo, en el caso de mallas soldadas); d) cuerpos de anclajes. En barras lisas o perfiladas no son admisibles los anclajes mediante extremos rectos solamente o mediante ganchos en ángulo recto. En el artículo 24.5. se contemplan las excepciones para el caso de cáscaras y estructuras plegadas. Pág. 44

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

Si se utiliza una barra transversal soldada se debe garantizar, para el nudo, una resistencia al corte según lo indicado en la Tabla 10, renglón 5, y satisfacer las condiciones de soldabilidad de acuerdo con el artículo 6.7.1. Se debe verificar además que la sección prevista para el anclaje (apoyo) de la barra transversal, tenga un área mínima de 5 ds² con respecto a cada barra a anclar, (ds = diámetro de la barra longitudinal que debe ser anclada)(ver el anexo a este artículo). 18.5.2. Anclajes rectos, ganchos, ángulos, bucles o barras transversales soldadas 18.5.2.1. Longitud básica de anclaje
o

La longitud básica de anclaje o es la longitud de anclaje necesaria para barras plenamente solicitadas, con extremos rectos. En el caso de barras individuales, así como en el de mallas soldadas formadas por barras nervuradas, la magnitud Lo se calcula con la ecuación (29):

o

= = ßS;

siendo: Fs el esfuerzo de tracción o de compresión en la barra con u el perímetro de la barra; ßS el valor del límite de fluencia característico del acero; el coeficiente de seguridad de cálculo = 1,75; ds el diámetro de la barra. En el caso de pares de barras de mallas soldadas se debe tomar el diámetro dsV de la barra, de sección equivalente (dsV = ds
1adm s

);

el valor básico de la tensión de adherencia entre la barra y el hormigón, de acuerdo con el artículo 18.4., donde 1adm se considera constante a lo largo de la longitud
o

.

En las mallas soldadas de barras lisas o perfiladas, la longitud básica de anclaje o es igual a aquella longitud que se obtiene en base a cuatro barras transversales soldadas. La separación entre los ejes de esas barras transversales soldadas debe ser como mínimo 5 ds ó 5 cm. Sin embargo, no puede ser menor que la longitud básica L o para mallas soldadas formadas por barras nervuradas, obtenida con la ecuación (29).

Pág. 45

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

18.5.2.2. Longitud requerida de anclaje

1

La longitud requerida de anclaje 1 para las barras individuales, (traccionadas y comprimidas), así como para las mallas soldadas de barras nervuradas, se determina con la ecuación (30).

siendo: el coeficiente que contempla el tipo de anclaje, de acuerdo con la Tabla 25;
i

As neces. la sección de la armadura necesaria según el cálculo; As exist. la sección de armadura existente; dbr el diámetro efectivo del mandril de doblado. Cuando se trata de mallas soldadas constituidas por barras lisas o perfiladas, la longitud requerida de anclaje 1 debe ser como mínimo igual a aquella longitud que se obtiene en base a n barras transversales soldadas, de acuerdo con la ecuación (31) (n debe redondearse al número entero mayor).

n=4

(31)

Pág. 46

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado Tabla 25. Coeficiente

1

Para la separación entre los ejes de las barras transversales rige el artículo 18.5.2.1. Sin embargo la longitud de anclaje no puede ser menor que la longitud de anclaje
1

,

Pág. 47

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

correspondiente para mallas soldadas formadas por barras nervuradas, de acuerdo con la ecuación (30). 18.5.2.3. Armadura transversal en la zona de anclaje Las tensiones de hendimiento o de tracción transversal, que localmente originan los anclajes en el hormigón, deben ser absorbidas por una armadura transversal, siempre que el hendimiento del hormigón no quede impedido por medidas constructivas especiales u otras influencias favorables (por ejemplo, compresión transversal). En el caso de losas es suficiente disponer la armadura transversal prescripta en el artículo 20.1.6.3.,y en el caso de tabiques la fijada en el artículo 25.5.5.2. Cuando la armadura longitudinal es de diámetro ds 16 mm, la armadura transversal debe estar colocada del lado externo. Cuando la armadura longitudinal está formada por mallas soldadas, la armadura transversal puede estar del lado interno. En el caso de vigas, vigas placa y losas nervuradas, son suficientes, como armadura transversal, los estribos exigidos en el artículo 18.8.2., y en el caso de las columnas, los estribos exigidos en el artículo 25.2.2.2. 18.5.3. Piezas de anclaje Las piezas de anclaje deben disponerse, en lo posible, en la proximidad de la superficie frontal del elemento estructural, pero, como mínimo, entre esa superficie y el centro de su apoyo. Estas piezas deben realizarse de tal modo que se obtenga una transmisión adecuada de las fuerzas de anclaje. Las tensiones de hendimiento deben absorberse mediante armadura. La capacidad portante de las piezas de anclaje se debe verificar mediante ensayos cuando las tensiones en el hormigón exceden los valores admisibles para el caso de solicitación parcial de la sección (ver el artículo 17.3.3.). Esto rige también, para la vinculación entre la pieza de anclaje y la armadura, cuando se trata de cargas no predominantemente estáticas, o cuando sea imposible la verificación numérica. En estos casos sólo deben emplearse piezas de anclaje cuando se ha comprobado su aptitud técnica mediante ensayos. 18.6. EMPALMES 18.6.1. Principios básicos Los empalmes de las armaduras pueden realizarse mediante: a) Yuxtaposición de las barras, con los extremos rectos (figura 12 a); con ganchos (figura 12 b), con ganchos en ángulo recto (figura 12 c) o en forma de bucles (figura 12 d), así como con barras con los extremos rectos y barras transversales soldadas, como por ejemplo en el caso de mallas soldadas. b) Empalmes roscados (ver el artículo 18.6.5.). c) Soldadura (ver el artículo 18.6.6.). d) Manguitos (por ejemplo manguitos a presión), siempre que se haya comprobado su aptitud técnica mediante ensayos. Pág. 48

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

e) Contacto directo entre superficies frontales extremas (sólo para empalmes de barras comprimidas) (ver el artículo 18.6.7.). Cuando se trata de barras lisas o perfiladas, no son admisibles los empalmes por yuxtaposición con extremos rectos o con ganchos en ángulo recto. Las excepciones, en el caso de las cáscaras o de las estructuras plegadas, se rigen por el artículo 24.5. Si las barras a empalmar están ubicadas una encima de la otra y la armadura en la zona de empalme está aprovechada en más del 80%, para el dimensionamiento, según el artículo 17.2., se deberá tener en cuenta la altura estática útil correspondiente a las barras ubicadas interiormente. 18.6.2. Porcentaje admisible de barras empalmadas Cuando se trata de barras nervuradas, en una misma sección transversal de un elemento constructivo, puede empalmarse por yuxtaposición el 100% de la sección de la armadura de una misma capa. Si las barras a empalmar se reparten en varias capas, se puede, como máximo, empalmar en una misma sección el 50% de la sección total de la armadura, sin desplazamiento mutuo de los empalmes (ver el artículo 18.6.3.1.). Tratándose de barras lisas o perfiladas, en una misma sección puede, como máximo, empalmarse el 33% de la sección de cada capa de armadura. El porcentaje admisible de las barras portantes empalmadas de mallas soldadas se especifica en el artículo 18.6.4. Las armaduras transversales de acuerdo con los artículos 20.1.6.3. y 25.5.5.2. pueden empalmarse hasta el 100%, en una misma sección.

Pág. 49

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

Figura 12. Ejemplos de empalmes por superposición solicitados a la tracción.

Por soldadura y uniones roscadas, puede empalmarse la totalidad de la armadura de una sección. En una misma sección de un elemento constructivo puede empalmarse, por contacto directo, como máximo, la mitad de las barras comprimidas. Para ello las barras no empalmadas deben poseer una sección mínima As = 0,008 Ab, (siendo Ab la sección de hormigón estáticamente necesaria del elemento) debiendo estar uniformemente distribuida en la sección. Con respecto al desplazamiento longitudinal mutuo, ver el artículo 18.6.7. 18.6.3. Empalmes por yuxtaposición con extremos rectos, ganchos, ganchos en ángulo recto y bucles 18.6.3.1. Desplazamiento longitudinal entre los empalmes de las barras Los empalmes por yuxtaposición se consideran desplazados entre sí en el sentido longitudinal, cuando la separación entre los centros de empalmes en el mismo sentido longitudinal, es por lo menos igual a 1,3 veces la longitud de empalme e (ver los artículos 18.6.3.2. y 18.6.3.3.). La luz libre entre las barras de la armadura, en la zona de empalme, debe corresponder a lo indicado en la figura 13. Desplazamiento longitudinal entre dos empalmes

Pág. 50

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

Figura 13. Desplazamiento longitudinal y separación transversal de las barras de la armadura en la zona de empalme.

18.6.3.2. Longitud de empalme La longitud de empalme ecuación (32).
e

e

en empalmes traccionados

(ver las figuras 12 a) hasta d) debe calcularse con la

siendo:
e el coeficiente de acuerdo con la Tabla 26; donde I e debe ser siempre mayor o igual que 1,0; 1 la longitud de anclaje según el artículo 18.5.2.2. (Para el coeficiente no puede tomarse un valor inferior a 0,7);

1

dbr el diámetro utilizado para el mandril de doblado ( exigido).

que el mínimo

Pág. 51

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado Tabla 26. Coeficiente 1 2 Diámetro de las barras ds mm < 16 > 16 3 (1). 5 6 (2) Armadura transversal

e

4

Zona de adherencia

Porcentaje de barras empalmadas sin desplazamiento longitudinal en la sección de una capa de armadura.< 20% < 20% 1,2 1,4 > 20% < 50% 1,4 1,8 > 50% 1,6 2,2

1 2 3

I II Los coeficientes
e

1,0 1,0

75% de los valores de la zona (3) de adherencia I

de las columnas 3 a 5 pueden multiplicarse por 0,7 cuando la separación entre 10 ds, y en el caso de 5 ds

(1) ejes de empalmes no desplazados longitudinalmente (ver la figura 13) es

elementos constructivos en forma de barra, la distancia al borde (ver la figura 13) es (2) Armadura transversal de acuerdo con los artículos 20.1.6.3. y 25.5.5.2. (3) Ver el anexo a este artículo

18.6.3.3. Longitud de empalme

e

en empalmes comprimidos

La longitud de empalme debe ser, como mínimo, igual a o, según el artículo 18.5.2.1. No son admisibles las reducciones por ganchos, ganchos en ángulo recto o bucles. 18.6.3.4. Armadura transversal en la zona de empalmes por yuxtaposición en barras portantes Para absorber las tensiones transversales de tracción, la armadura transversal se colocará siempre en la zona de empalmes por yuxtaposición. Para su dimensionamiento y ubicación deben distinguirse los siguientes casos (ver también el anexo a este artículo), pudiendo incluirse en su sección una armadura transversal, eventualmente existente. a) Con respecto a la parte interna del elemento constructivo, las barras empalmadas están ubicadas una al lado de la otra, y el diámetro de las barras es ds 16 mm: - Si en un mismo corte se empalma más del 20 % de la sección de una capa de la armadura, la armadura transversal debe dimensionarse para el esfuerzo de una de las barras empalmadas, debiendo disponerse en la parte externa. - Si en un mismo corte se empalma más del 50% de la sección de la armadura, y la separación entre ejes de empalmes vecinos es menor que 10 ds, la armadura transversal debe rodear la zona de empalme en forma de estribos, abarcando los extremos del empalme (
e

/3).

Pág. 52

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

Las ramas de los estribos deben anclarse con la longitudinal 1 (ver el artículo 18.5.2.2.) o de acuerdo con las reglas para estribos (ver el artículo 18.8.2.) en el interior del elemento constructivo. La disposición en forma de estribos no es necesaria, cuando la distancia entre centros de empalme de barras vecinas con extremos rectos es de aproximadamente 0,5
e

en la dirección longitudinal;

b) Con respecto a la parte interna del elemento constructivo las barras empalmadas están ubicadas una encima de la otra, siendo el diámetro de las barras cualquiera: - Los empalmes deben rodearse en forma de estribos en la zona de los extremos del empalme ( e/3), (ver la figura 14). Las ramas de los estribos deben dimensionarse para el esfuerzo correspondiente a todas las barras empalmadas. Para su anclaje rige el párrafo a) de este artículo. c) En todos los demás casos, es suficiente con disponer una armadura transversal constructiva. En la zona de los extremos de los empalmes, la separación entre las barras de una armadura transversal que se deba verificar, no puede ser mayor que 15 cm. Para la separación entre las ramas de los estribos, transversalmente a la dirección del empalme, rige la Tabla 31. En empalmes solicitados a la compresión se colocará un estribo o una barra de la armadura transversal por delante del extremo del empalme, exteriormente a la zona del mismo.
Figura 14. Ejemplo de disposición de los estribos en la zona de empalme de barras traccionadas superpuestas.

Corte transversal

Corte longitudinal

Asest : Sección de todas las ramas de estribos.

Pág. 53

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

18.6.4. Empalmes por yuxtaposición de mallas soldadas 18.6.4.1. Ejecución de los empalmes de las barras portantes Se distinguen los empalmes efectuados en un solo plano (las barras a empalmar se hallan una al lado de la otra) y los efectuados en dos planos (las barras a empalmar se hallan una encima de la otra, ver la figura 15). La realización de tales empalmes se indica en la Tabla 27. 18.6.4.2. Empalmes en un solo plano y empalmes en dos planos con estribos envolventes de la armadura portante. Las mallas soldadas formadas por barras nervuradas deben empalmarse de acuerdo a lo fijado para barras nervuradas, en el artículo 18.6.2. párrafos 1, 4 y 5, y en el artículo 18.6.3. La longitud de empalme e (según la ecuación (32)) se debe calcular sin tener en cuenta las barras soldadas transversalmente. En el caso de mallas con barras dobles, se debe determinar el coeficiente e para una barra única de sección equivalente a la de las dos barras, dsV = ds
Tabla 27. Tipo de solicitación admisible y disposiciones determinantes para el empalme de las barras portantes de mallas soldadas. 1 Tipo de empalme Empalme en un solo plano Empalme en dos planos con estribos envolventes de las barras portantes Empalme en dos planos sin estribos envolventes de las barras portantes Cualquiera Carga predominantemente estática y carga no predominantemente estática 6 cm2 / m 2 Sección de la malla a empalmar as 3 Nervurada Tipo de carga admisible Ejecución s/artículo 18.6.4.2. 4 5 Lisa o perfilada Tipo de carga admisible Ejecución s/artículo 6

Conformación superficial

1

2

18.6.4.3.

Carga predominantemente estática

18.6.4.3.

3

4

> 6 cm2 / m

Carga predominantemente estática

Para la armadura transversal o envolvente en la zona de empalme, rige el artículo 18.6.3.4. Pág. 54

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado Figura 15. Ejemplos de empalmes por superposición de mallas soldadas en dos planos (empalme traccionado).

18.6.4.3. Empalmes en dos planos sin estribos envolventes de la armadura portante Los empalmes deben efectuarse en lo posible en las zonas donde la armadura no se aprovecha más que en el 80%. Si no fuera posible observar esta exigencia en mallas con una sección as 6 cm²/m, siendo necesaria una verificación de la limitación de la abertura de las figuras (ver el artículo 17.6.1.), ésta deberá efectuarse para la sección de empalme, con un incremento del 25% en la tensión del acero por efecto de la carga permanente. Las mallas soldadas con una sección as 12 cm²/m pueden empalmarse siempre en una misma sección. Las mallas con una sección mayor sólo pueden empalmarse en la capa interna cuando la armadura está formada por varias capas. En este caso, el porcentaje empalmado no debe representar más del 60% de la sección necesaria de la armadura. En las armaduras de varias capas, los empalmes de cada capa, siempre deben desplazarse mutuamente en dirección longitudinal, por lo menos 1,3 veces la longitud de yuxtaposición. No es necesaria una armadura transversal complementaria. La longitud de yuxtaposición e de mallas formadas por barras nervuradas solicitadas a la tracción (ver la figura 17a) debe determinarse con la ecuación (24), debiendo tomarse siempre 1 = 1,0 y reemplazando e por em dado por la ecuación (33).

as es la sección de la armadura de la malla a empalmar en cm²/m. La longitud de yuxtaposición de mallas soldadas solicitadas a tracción, formadas por barras lisas o perfiladas, debe corresponder por lo menos a aquella magnitud que se Pág. 55

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

obtiene de la determinación de la cantidad emI . n de las barras transversales efectivas por cada malla en la zona de empalme ( n de acuerdo con la ecuación (31)), debiendo redondearse emI . n al número entero mayor. Se consideran efectivas las barras transversales soldadas que se apoyan mutuamente, con una separación como la indicada en la figura 15. Sin embargo la longitud de empalme no puede tomarse menor que la que resulta para las mallas formadas por barras nervuradas. La longitud de yuxtaposición de los empalmes en las mallas soldadas solicitadas a compresión debe ser, como mínimo, igual a
o

(ver el artículo 18.5.2.1.).

18.6.4.4. Empalmes por yuxtaposición de barras de la armadura transversal Los empalmes por yuxtaposición de la armadura transversal de acuerdo con los artículos 20.1.6.3. y 25.5.5.2., se pueden realizar sin estribos envolventes, como empalmes en uno o en dos planos. La longitud de empalme los valores de la Tabla 28.
e

se rige de acuerdo con

Tabla 28. Longitud de yuxtaposición necesaria e y cantidad de barras efectivas en la zona de empalme de la armadura transversal. 1 2 3

Diámetro de la armadura transversal ds (mm)

Longitud de superposición necesaria e y cantidad de barras efectivas (1) en la zona de empalme. Malla soldada de barras nervuradas 15 cm y 1 barra como mínimo 25 cm y 1 barra como mínimo 35 cm y 1 barra como mínimo Mallas soldadas de barras lisas o perfiladas 15 cm y 2 barras como mínimo 25 cm y 2 barras como mínimo 35 cm y 2 barras como mínimo

1

6,5 > 6,5 8,5 > 8,5 12,0

2

3

(1) Ver el artículo 18.6.4.3.

18.6.5. Empalmes roscados Los elementos de empalme (manguitos, tensores) deben resistir como mínimo: a) una carga en el límite de fluencia equivalente a 1,0 ßS . As, y b) una carga de rotura equivalente a 1,2 ßz . As . ßS y ßz son los valores característicos del límite de fluencia y de la resistencia a tracción según la Tabla 10, siendo As la sección nominal de la barra a empalmar. Para el recubrimiento del hormigón y la luz libre entre los elementos de empalme, en la zona de empalme, rigen los valores de los artículos 13.2. ó 18.2., en los que para la dimensión de referencia rige el diámetro de la barra a empalmar.

Pág. 56

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

El recalcado de las barras a empalmar para aumentar la sección del núcleo, se admite con una transición que forme una inclinación 1:3 (ver la figura 16).

Figura 16. Extremo recalcado de una barra para empalme por roscado.

La deformación adicional al alargamiento elástico (deslizamiento en ambos extremos del manguito) no debe ser mayor que 0,1 mm bajo la carga de servicio. En el cálculo puede tomarse la sección íntegra del núcleo, cuando se trata de roscas laminadas, y el 80% de esa sección, cuando las roscas son cortadas. En el caso de carga no predominantemente estática, la efectividad del empalme debe verificarse siempre mediante ensayos. 18.6.6. Empalmes soldados Para cargas predominantemente estáticas los empalmes de barras por soldadura deben realizarse según el artículo 6.7.1. Para cargas no predominantemente estáticas además de lo indicado en el artículo 6.7.1., deben realizarse ensayos de resistencia a la fatiga del empalme. En ambos casos pueden emplearse los procedimientos de soldadura indicados en Tabla 29 para los casos de aplicación correspondientes.

Pág. 57

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado Tabla 29. Métodos de soldadura admisibles y casos de aplicación. 1 Carga 1 Predominantemente estática 2 Acero de dureza natural (2) Barras Barras traccionadas comprimidas 3 4

Acero de dureza mécanica (2) Barras traccionadas Barras comprimidas

Soldadura a tope por resistencia Soldadura de arco eléctrico con electrodo: - con barras de empalme o por superposición para ds - a tope con costura en X para barras con ds 20 mm. 6 mm;

2

3

Soldadura a tope por resistencia Soldadura de arco eléctrico, con electrodo: en todos los aceros nervurados. Empalmes a tope con costura en X para barras con ds 20 mm

No predominantemente estática 4 (1) y (3)

Soldadura de arco eléctrico, con electrodo: en todos los aceros nervurados. Empalmes a tope con costura en X para barras con ds mm 20

(1) La tensión originada por la carga no predominantemente estática, no debe ser mayor que 100 MN/m² ( 1000 kgf/cm²). (2) Debe demostrarse previamente mediante ensayos que el acero, el material de aporte y la metodología a emplear reúnen las características necesarias. (3) Debe cuidarse especialmente que la resistencia a la fatiga del acero, no disminuya por efectos de la soldadura.

18.6.7. Empalmes por contacto Las barras comprimidas cuyo diámetro ds 20 mm pueden empalmarse en las columnas a través del contacto directo entre las secciones frontales, cuando las barras permanecen verticales durante el hormigonado, las columnas se mantienen sin posibilidad de desplazamiento lateral en ambos extremos y cuando, aún frente a una solicitación de acuerdo con el artículo 17.4., las barras empalmadas sólo experimentan compresión entre los extremos sustentados de las columnas. El porcentaje admisible de barras empalmadas está indicado en el artículo 18.6.2. Los empalmes deben distribuirse uniformemente en la sección solicitada a compresión, debiendo disponerse en los cuartos extremos de la longitud de la columna. Los empalmes se pueden considerar desplazados longitudinalmente cuando la separación entre las zonas de empalme en la dirección longitudinal, es por lo menos igual a 1,3 Pág. 58
o

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

( o de acuerdo con la ecuación (29)). Cada barra de la armadura puede empalmarse solamente una vez dentro de la zona limitada por los extremos sustentados de la columna. Las superficies de las barras que estarán en contacto deben aserrarse normalmente al eje de la barra, quitándoles las rebarbas. El contacto centrado debe asegurarse mediante un elemento de guía fijo que deje parcialmente visible la junta de contacto del empalme, antes de hormigonar. 18.7. ARMADURA DE TRACCION EN PIEZAS FLEXIONADAS (PARA FLEXION SIMPLE Y COMPUESTA) 18.7.1. Principios básicos La armadura flexotraccionada debe disponerse de tal modo que en cada sección resulte cubierto el diagrama de tracciones (ver el artículo 18.7.2.). La armadura flexotraccionada, en el caso de vigas placa y de secciones cajón huecas, debe disponerse en la placa en un ancho como máximo, igual a la mitad del ancho eficaz colaborante de acuerdo con el artículo 15.3. No obstante en el alma debe quedar una parte adecuada de armadura, con el objeto de limitar las aberturas de fisuración. El cálculo de la armadura de enlace, para la armadura flexotraccionada ubicada en la placa, se rige de acuerdo con el artículo 18.8.5. 18.7.2. Cobertura del diagrama de tracción El diagrama de tracción es aquel correspondiente a la curva (Ms/Z + N) desplazado en la dirección del eje del elemento constructivo en la medida del decalaje v (ver las figuras 17 y 18 para flexión simple). Ms es el momento flexor referido al eje baricéntrico de la armadura flexotraccionada y N el esfuerzo axil (considerado con signo positivo en el caso de tracción). Para el trazado del diagrama de tracción deben tenerse en cuenta eventuales esfuerzos axiles de tracción; pudiéndose también considerar eventuales esfuerzos axiles de compresión. El diagrama de tracción debe determinarse siempre de tal modo que se obtenga un incremento del área cerrada por la línea (Ms/Z + N).

Pág. 59

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado Figura 17. Ejemplo de un diagrama de cobertura de los esfuerzos de tracción en el caso de flexión pura.

Figura 18. Ejemplo de una armadura escalonada en losas armadas con barras de ds < 16 mm.

siendo:
1

.

o

la longitud de anclaje referida al punto teórico inicial A, con
o

1

según la Tabla 25 y

según el artículo 18.5.2.1.;

Pág. 60

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

1 la longitud de anclaje de acuerdo con el artículo 18.5.2.2., referida al punto teórico final E;

2

la longitud de anclaje de acuerdo con la ecuación (35);

A el punto teórico inicial (= punto a partir del cual la barra considerada ya no es más teóricamente aprovechada en forma íntegra). Si la altura de la sección es variable, se debe considerar en cada punto, para la determinación del decalaje v, la altura h correspondiente. El decalaje v debe determinarse de acuerdo con la Tabla 30.
Tabla 30. Decalaje v. 1 Disposición de la armadura de corte (1) Inclinada, separación 0,25 h 2 Decalaje v para cobertura total del corte (2) 0,25 h cobertura reducida del corte (2) 0,5 h 3

Inclinada, separación > 0,25 h Combinada: inclinada y aproximadamente normal al eje del elemento constructivo Aproximadamente normal al eje del elemento constructivo 0,5 h 0,75 h

0,75 h

1,0 h

(1) "Inclinado" significa: ángulo entre el eje del elemento constructivo y la armadura de corte 450 a 600, "Aproximadamente normal" significa: ángulo entre el eje del elemento constructivo y la armadura de corte > 600. (2) Ver los artículos 17.5.4. y 17.5.5.

En la zona de corte 1, el decalaje v, en vigas y losas con armadura de corte, puede tomarse v = 0,75 h, mientras que en losas sin armadura de corte debe ser v = 1,0 h. Cuando en las vigas placa, parte de la armadura flexotraccionada se ubica fuera del alma, el decalaje y de esas barras debe aumentarse en un valor igual a su distancia del borde del alma. Aquellas barras de la armadura que ya no sean necesarias para la cobertura del diagrama de tracciones, pueden terminarse rectas (armadura escalonada) o doblarse hacia arriba o hacia abajo, según el caso. La cobertura del diagrama de tracción, debe verificarse por lo menos aproximadamente, en el caso de una armadura escalonada o en la zona de corte 3, (ver el artículo 17.5.5.). 18.7.3. Anclaje fuera de la zona de los apoyos La longitud de anclaje, de barras escalonadas y de barras dobladas (levantadas), que no se utilizan para absorber el esfuerzo de corte, es igual a
1

.

o

(

1

de acuerdo con Pág. 61

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

la Tabla 25, y Lo de acuerdo con el artículo 18.5.2.1.), debiendo medirse a partir del punto teórico(ver la figura 17), de acuerdo con la figura 19 a) ó b).
Figura 19. Ejemplos de anclajes fuera de la zona de apoyo.

En losas armadas con barras de diámetro ds < 16 mm, y apartándonos de los especificado anteriormente, la longitud de anclaje 1 (de acuerdo con el artículo 18.5.2.2.) puede considerarse a partir del punto teórico E, siempre que se verifique que la longitud de anclaje medida a partir del punto teórico A no es menor que I1 . figura 18).
o

(ver la

Las barras dobladas que se utilizan para absorber el esfuerzo de corte, deben anclarse en la zona traccionada del hormigón con la longitud 1,3 del hormigón con la longitud 0,6
1 1 o

y en la zona comprimida

.

o

(ver las figuras 19c) y 19d).

18.7.4. Anclaje en los apoyos extremos En los apoyos extremos articulados o débilmente empotrados es necesario disponer una armadura para absorber el esfuerzo de tracción F sR según la ecuación (34), debiendo anclarse como mínimo 1/3 de la máxima armadura del tramo. Pág. 62

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

En el caso de losas sin armadura de corte debe además considerarse lo indicado en el artículo 20.1.6.2.

Esta armadura debe anclarse a partir del borde interior del apoyo, en una longitud de anclaje
2

(ver la ecuación (35)) si se trata de un apoyo directo,

y en el caso de un apoyo indirecto, con una longitud de anclaje

3

(ecuación (36)),

debiendo en todos los casos prolongarse como mínimo, por detrás de la línea teórica del apoyo. Para la longitud de anclaje
1

ver el artículo 18.5.2.2.

Cuando en las mallas soldadas se verifica que:

es suficiente a los efectos del anclaje, contar como mínimo con una barra transversal detrás de la línea teórica del apoyo. En las mallas de barras lisas o perfiladas, esta barra transversal debe estar ubicada por lo menos a 5 cm detrás del borde interior del apoyo. 18.7.5. Anclajes en apoyos intermedios En los apoyos intermedios de losas y vigas continuas, en los apoyos extremos con voladizos contiguos, en apoyos empotrados y en las esquinas de pórticos, se debe anclar por lo menos la cuarta parte de la máxima armadura de tramo, en una extensión mínima de 6 ds detrás del borde interior del apoyo. En las losas sin armadura de corte se debe además considerar el artículo 20.1.6.2. En las mallas soldadas formadas por barras lisas o perfiladas, debe quedar siempre ubicada una barra transversal o un gancho, a no menos de 5 cm detrás del borde interior del apoyo. No obstante, para la absorción de solicitaciones no previstas (por ejemplo influencias de incendio, descenso de apoyos), se recomienda continuar la proporción de la armadura del tramo indicada en el primer párrafo, o empalmarla (con función portante) sobre el apoyo, especialmente en el caso de apoyo sobre mampostería.

Pág. 63

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

CAPITULO 19. ELEMENTOS PREMOLDEADOS DE HORMIGON
19.1. CONSTRUCCIONES CON ELEMENTOS PREMOLDEADOS DE HORMIGON Tanto para las construcciones formadas por elementos premoldeados como para los elementos premoldeados, rigen las mismas directivas que para las construcciones de hormigón armado in situ, mientras no se opongan a las indicaciones contenidas en los artículos siguientes. En las construcciones con elementos premoldeados se deberá tener especial cuidado en la aplicación de los principios constructivos del artículo 15.8.1., referentes a la rigidez y estabilidad del conjunto. Los elementos premoldeados portantes y arriostrantes deben unirse mediante armadura o dispositivos equivalentes. Eventualmente se unirán mediante elementos estructurales de hormigón in situ, de manera tal que pierdan su estabilidad aún bajo solicitaciones extraordinarias (como por ejemplo, asentamiento de apoyo, fuertes vibraciones, incendios,etc.). 19.2. REQUERIMIENTOS GENERALES PARA ELEMENTOS PREMOLDEADOS Los elementos premoldeados de hormigón serán considerados como ejecutados en fábrica,(elaborados bajo condiciones de fábrica),si los mismos han sido producidos en un establecimiento para la fabricación de elementos premoldeados que cumple con los requisitos del artículo 5.2. Para el proyecto y dimensionamiento de los elementos premoldeados de hormigón de acuerdo con los artículos 17.1. hasta 17.5., se deberán considerar las solicitaciones más desfavorables que puedan originarse durante el almacenamiento y transporte de los mismos (por ejemplo como resultado de colocar las unidades verticalmente, inclinadas o de costado, o de sostenerlas solamente por su centro de gravedad), durante el montaje y en el armado final de la estructura. Para las solicitaciones más desfavorables que se puedan originar durante el transporte de los elementos premoldeados hasta su ubicación en la posición definitiva, el coeficiente de seguridad , para el dimensionamiento a flexión y a flexocompresión, según el artículo 17.2.2.,podrá reducirse a M = 1,3. Los elementos premoldeados que hayan sufrido cualquier daño significativo no deben ser montados. Se podrá prescindir del dimensionamiento para el caso de carga "transporte", si los elementos premoldeados tienen una longitud igual o menor que 4 m. En elementos en forma de barras (prismáticos)la zona de compresión deberá tener siempre por lo menos, una barra de armadura como mínimo de 6 mm de diámetro. En elementos premoldeados en los que la relación largo a ancho es mayor o igual que veinte, se deberá prever siempre en la zona traccionada y en la comprimida por lo menos dos barras de armadura con la máxima separación posible, a fin de mejorar la rigidez transversal. 19.3. DIMENSIONES MINIMAS DE LOS ELEMENTOS El espesor mínimo de los elementos premoldeados en fábrica puede ser hasta 2 cm más pequeño que el espesor de los elementos de hormigón in situ, pero no podrá ser inferior a 4 cm. El espesor de la placa de losas nervuradas premoldeadas no podrá ser Pág. 64

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

inferior a 5 cm. Para las dimensiones de los elementos comprimidos ver el artículo 25.2.1. El espesor d para losetas huecas de hormigón armado, para entrepisos, debe ser como mínimo de 6 cm. Para techos y azoteas sólo accesibles para limpieza y reparación, el espesor mínimo requerido es de 5 cm. La medida d1 debe ser por lo menos de 1/4 d y la medida d2 por lo menos 1/5 (ver la figura 34). El menor ancho de la sección transversal, deduciendo los anchos de las cavidades, no debe ser inferior a 1/3 b, siempre que el dimensionamiento a corte, según el artículo 17.5.3. no exija un espesor mayor.
Figura 34. Losetas huecas de hormigón armado.

19.4. COLABORACION ENTRE HORMIGON ELABORADO IN SITU

ELEMENTOS

PREMOLDEADOS

Y

EL

En el dimensionamiento (según los artículos 17.1. a 17.5.) de secciones compuestas, formadas por elementos de hormigón premoldeado complementadas con hormigón elaborado in situ, se puede considerar a toda la sección transversal (compuesta) como si hubiera sido hormigonado desde el principio como un conjunto; esto es aplicable también a extremos de apoyo hormigonados con posterioridad. Esto supone que los esfuerzos de corte que solicitan a la junta de trabajo entre el hormigón premoldeado y el hormigón in situ, bajo esta hipótesis de cálculo,son absorbidos por armaduras de acuerdo con los artículos 17.5.4 y 17.5.5. y que la junta entre la sección premoldeada y la sección in situ es rugosa o suficientemente perfilada. El esfuerzo de corte también se podrá cubrir mediante enclavamientos armados o uniones metálicas adecuadas. En el dimensionamiento para el esfuerzo de corte sólo se podrá hacer uso de la minoración del valor básico de o previsto en el artículo 17.5.5., en los casos indicados en el artículo 19.7.2. El valor básico o no debe exceder el valor de 02 (Tabla 18, renglón 2 ó 4). Si en una misma sección se emplean elementos premoldeados y hormigón in situ, o también elementos incorporados activos de distinta resistencia, será determinante para el dimensionamiento de la sección completa la menor de las resistencias, salvo que se considere en el cálculo el comportamiento portante desigual de las distintas partes.

Pág. 65

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

19.5. MONTAJE DE LOS ELEMENTOS PREMOLDEADOS 19.5.1. Seguridad durante el montaje Los elementos premoldeados deben montarse en forma tal que desde el momento de su ubicación queden fijados con seguridad en su posición, aún ante sacudidas accidentales; por ejemplo se deberán asegurar las vigas esbeltas contra el volcamiento. 19.5.2. Puntales de montaje Los elementos premoldeados deben dimensionarse en forma total que no resulten separaciones menores de 150 cm para los apuntalamientos de montaje, ni menores que 100 cm en caso de losas. Si se verifican los momentos positivos del tramo bajo la hipótesis de viga simplemente apoyada, no será necesaria la verificación de los momentos negativos sobre los apuntalamientos de montaje en los siguientes casos: entrepisos de losas según el artículo 19.7.6., entrepisos de vigas según el artículo 19.7.7., entrepisos de vigas placa según el artículo 19.7.5., Tabla 32, renglón 5, y losas nervuradas según el artículo 19.7.8. Las losas con armadura rígida a flexión (viguetas de perfiles livianos o barras redondas de acero) deben considerarse en todos los casos, en el estado de montaje, como vigas simplemente apoyadas. 19.5.3. Profundidad de apoyo Como profundidad mínima de apoyo en estado definitivo, se deberá tomar la correspondiente a elementos hormigonados in situ. En el caso de completamiento posterior de la zona de apoyo con hormigón in situ, la profundidad de apoyo durante el estado de montaje no deberá ser menor que 3,5 cm, teniendo además presentes eventuales desviaciones de medidas. Este tipo de apoyo puede sustituirse por apuntalamientos auxiliares en la cercanía inmediata del apoyo definitivo. La profundidad de apoyo de elementos incorporados debe ser por lo menos de 2,5 cm. En tabiques portantes sólo podrán apoyarse elementos incorporados macizos, cuya resistencia sea por lo menos igual a la resistencia de la mampostería del tabique. 19.5.4. Apoyos y juntas solicitadas a compresión Los elementos premoldeados deben apoyar en su estado definitivo sobre mortero de cemento o sobre hormigón. De esto se podrá prescindir en el caso de elementos con pequeñas dimensiones y con reacciones de apoyo reducidas, como por ejemplo: en el caso de elementos para entrepisos y en el caso de elementos de pequeño espesor transversal para techos. En lugar de un mortero de cemento o de hormigón, se pueden usar otros elementos intermedios adecuados, siempre que no provoquen circunstancias adversas para la estabilidad de la estructura (por ejemplo para la absorción de las tensiones de hendimiento), para la deformación, para la aislación acústica o para la protección contra incendio. Para el cálculo de las juntas de mortero rige el artículo 17.3.4. La composición del mortero de cemento debe cumplir con el artículo 6.8.1. y el hormigón debe cumplir con los requisitos del artículo 6.6.

Pág. 66

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

Las juntas entre elementos premoldeados solicitadas a compresión deben tener un espesor mínimo de 2 cm, para poder llenarlas prolijamente con mortero u hormigón. Si son llenados con mortero a presión deben tener por lo menos 0,5 cm de espesor. Las juntas horizontales pueden tener espesores menores si el elemento premoldeado superior es ubicado sobre un lecho de mortero fresco, en el cual se garantiza la correcta ubicación en altura del elemento premoldeado mediante dispositivos adecuados (distanciadores). 19.6. IDENTIFICACION DE LOS ELEMENTOS En cada elemento premoldeado debe figurar en forma legible el nombre del fabricante. Se permiten abreviaturas. Se recomienda que figure también la fecha de fabricación del elemento. Deberá indicarse la posición correspondiente a la ubicación definitiva del elemento si existe posibilidad de confusión. Los elementos premoldeados que tienen idénticas medidas externas pero que difieren en sus armaduras, en la clase de resistencia, o en el recubrimiento de hormigón, deben ser provistos de las respectivas marcas de identificación. Asimismo si los elementos premoldeados sólo pueden transportarse en una posición especial (por ejemplo, si no se los puede transportar de costado), deberá hacerse referencia a ello, mediante inscripciones adecuadas. 19.7. ENTREPISOS, TECHOS Y PARTES CONSTRUCTIVAS FORMADOS POR ELEMENTOS PREMOLDEADOS 19.7.1.Campo de validez y disposiciones generales Se pueden emplear entrepisos, techos y partes constructivas similares con elementos premoldeados de hormigón armado, en los siguientes casos: - con sobrecargas predominantemente estáticas, uniformemente distribuídas (Ver CIRSOC 101: "Cargas y sobrecargas gravitatorias para el cálculo de las estructuras de edificios" y el artículo 2.1.5. de este Reglamento); - con cargas concentradas estáticas, cuando a los efectos de su distribución se observa el primer párrafo del artículo 20.2.5. y cargas de rueda hasta 7,5 kN (750 kgf), (por ejemplo automóviles); - para fábricas y talleres sólo de acuerdo con las especificaciones de la Tabla 32 del artículo 19.7.5.. Para entrepisos con elementos premoldeados rigen las disposiciones y simplificaciones adicionales indicadas en los artículos 19.7.2. hasta 19.7.10. Las indicaciones dadas en el artículo 19.7.5., para la ejecución de uniones transversales de elementos premoldeados, permiten la adecuada elección de este tipo de uniones en función de la magnitud de la sobrecarga y del tipo de entrepiso adoptado. 19.7.2. Colaboración de elementos premoldeados y de hormigón in situ en el caso de losas de entrepisos Para cargas predominantemente estáticas, con exclusión de fábricas y talleres, el valor básico o de la tensión de corte para entrepisos podrá minorarse para el dimensionamiento de la armadura de corte y la de enlace, (ver el artículo 19.7.3.) entre Pág. 67 SIMILARES

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

elementos premoldeados y hormigón in situ, según lo indicado en el artículo 17.5.5. Para ello la sobrecarga no será superior a 5,0 kN/m² (500 kgf/m²), las superficies de contacto de los elementos premoldeados serán rugosas y el valor básico o para losas no excederá 0,7 011 (ver el renglón 1b de la Tabla 18) y en otros elementos 0,7 012 (ver el renglón 3 de la Tabla 18). En tal caso la ecuación (25) debe ser reemplazada por la ecuación (39) ó (40) respectivamente:

No es necesario verificar numéricamente la colaboración entre el hormigón in situ y elementos incorporados estáticamente activos, cuando la sobrecarga es menor que 5 kN/m² (500 kgf/m²) y siempre que los elementos incorporados tengan superficie rugosa o estén hechos de cerámica. De tales elementos incorporados sólo pueden considerarse como colaborantes las almas exteriores adheridas directamente al hormigón in situ, hasta 2,5 cm por cada nervio, y además la placa de compresión. 19.7.3. Armadura de enlace entre elementos premoldeados y hormigón in situ La armadura de enlace entre los elementos premoldeados y el hormigón in situ deberá dimensionarse de acuerdo don el artículo 19.4. o con el artículo 19.7.2. No será necesario distribuir dicha armadura sobre todos los entornos de la junta que aparecen en la sección transversal entre hormigón in situ y elementos premoldeados (ver la figura 35).
Figura 35. Armadura de enlace en juntas

Las armaduras de enlace en forma de estribos deben anclarse a partir de la junta, de acuerdo con el artículo 18.5., cumpliendo con las disposiciones del artículo 18.8.2.1. La armadura de enlace debe empalmarse con barras longitudinales, o bien debe enlazar como mínimo sendas barras longitudinales dispuestas en la zona traccionada y comprimida. En la dirección de la luz portante la separación de la armadura de enlace no deberá superar el doble del espesor d de la losa. En el caso de losas premoldeadas con capa superior de hormigón in situ (ver el artículo 19.7.6.) la separación de la armadura de enlace, transversalmente a la luz portante,

Pág. 68

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

deberá ser 5d, siendo d el espesor de la losa, y como máximo 75 cm. Su distancia al borde longitudinal de las losas no deberá superar 37,5 cm. 19.7.4. Entrepisos formados por elementos premoldeados 19.7.4.1. Disposiciones generales Un entrepiso formado por elementos premoldeados se podrá considerar como placa portante horizontal, cuando se cumplan las siguientes condiciones: a) Si en estado definitivo constituye una superficie plana sin solución de continuidad. b) Si los elementos constituyentes están ligados en las juntas en forma tal que puedan transmitir esfuerzos de compresión. c) Si las cargas actuantes en el plano de la placa pueden ser absorbidas por efecto de arco o de acción de viga reticulada, conjuntamente con los elementos de borde y los montantes traccionados del reticulado, debidamente armados. Los montantes traccionados necesarios para la acción de reticulado pueden constituirse por armaduras colocadas en las juntas entre premoldeados y ancladas en los elementos de borde conforme con lo indicado en el Capítulo 18. La armadura de los montantes traccionados y de los elementos de borde debe verificarse. En placas constituídas por entrepisos, que se utilizan como tales en la absorción de los esfuerzos de viento de un piso, se podrá prescindir de la disposición de montantes traccionados, cuando la longitud del lado menor de la placa es a lo sumo de 10 m y si el lado mayor es menor o igual que una vez y media el lado menor, y si además la placa está bordeada en todos los lados por un encadenado con armadura suficiente para absorber bajo cargas de servicio por lo menos 30 kN (3 000 kgf) (por ejemplo, por lo menos dos barras ds = 12 mm o una armadura de sección equivalente). Las juntas que son cruzadas por las diagonales comprimidas de la estructura portante equivalente (arco o reticulado) deben ejecutarse de acuerdo con el artículo 19.4., cuando la tensión de corte bajo la hipótesis de una distribución uniforme en las juntas resulta mayor que 0,1 MN/m² (1kgf/cm²). 19.7.4.2. Placas horizontales en construcciones formadas por paneles premoldeados En construcciones formadas por paneles planos sin esqueleto estructural portante se deberá prever, en todas las juntas sobre paredes interiores portantes o arriostrantes, una armadura que se dimensionará por lo menos para un esfuerzo de tracción de 15 kN (1 500 kgf), adicionalmente a la armadura de placa rígida indicada en el artículo 19.7.4.1. Estas armaduras se deben unir con la armadura de placa indicada en el artículo 19.7.4.1. y entre sí, según las prescripciones de los artículos 18.5. y 18.6. En el caso de paneles horizontales que no abarquen todo el ambiente, se deberá colocar también en las juntas intermedias una armadura dimensionada por lo menos para un esfuerzo de tracción de 15 kN (1 500 kgf) y que se unirá con las demás armaduras según las disposiciones de los artículos 18.5. y 18.6. Pág. 69

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

Si para las armaduras antes indicadas no resulta posible una disposición rectilínea por la presencia de ángulos entrantes o impedimentos similares, se deberá garantizar la continuidad del esfuerzo de tracción mediante disposiciones adecuadas. 19.7.5. Uniones transversales de elementos premoldeados En entrepisos, rampas o construcciones similares formadas por elementos premoldeados puestos uno al lado de otro, se deberá cuidar mediante disposiciones adecuadas que en las juntas no se presenten deformaciones desiguales por diferencias de cargas sobre los distintos elementos contiguos. Puede suponerse una adecuada distribución transversal de las sobrecargas, sin necesidad de verificación, cuando se cumplen los requisitos mínimos de la Tabla 32; las medidas estructurales necesarias se pueden reemplazar también por otras más efectivas (por ejemplo caso IV en lugar del caso III). En los demás casos debe ser verificada la trasmisión de los esfuerzos de corte en las juntas, con prescindencia de la resistencia a tracción del hormigón (ver el artículo 17.2.1.). Se deberán ubicar las cargas en la posición más desfavorable. En los entrepisos calculados con la hipótesis de sobrecargas uniformemente distribuídas se podrá efectuar la verificación numérica de la unión transversal de la junta, para un esfuerzo de corte ideal actuante a lo largo de la junta, de magnitud igual a la sobrecarga actuante en un ancho de influencia de 0,50 m. No será necesario en general estudiar la trasmisión de esta fuerza ideal a los elementos adyacentes. Sólo en el caso de vigas placa y si la junta afecta la placa, se deberá verificar si el momento de voladizo originado en la losa por esta fuerza ideal en la junta, supera el momento correspondiente a la carga total. Para elementos premoldeados que no son estables bajo cargas asimétricas) por ejemplo: vigas placa con un solo nervio y que no pueden absorber momentos torsores), la unión transversal debe ejecutarse con rigidez a flexión para garantizar el equilibrio. Los números I a V de la Tabla 32 se refieren, en orden de eficacia en cuanto a la distribución transversal, a las siguientes disposiciones constructivas I : Hendiduras de por lo menos 2 cm de profundidad en los elementos premoldeados, en los lados que forman la junta (ver la figura 36). Las juntas se llenan con mortero de acuerdo con el artículo 6.8.1., o con hormigón de una resistencia mínima correspondiente al tipo H-13, en forma tal que los esfuerzos de corte pueden ser transmitidos aún con prescindencia de la adherencia entre mortero y elemento premoldeado. Si las cargas p son mayores o iguales que 2,75 kN/m² (275 kgf/m²) se deberán prever siempre armaduras de encadenamiento.

Pág. 70

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado Figura 36. Ejemplo de junta entre elementos premoldeados.

Pág. 71

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado Tabla 32. Disposiciones para la vinculación transversal de los elementos premoldeados.

II: Armadura transversal de acuerdo con el artículo 20.1.6.3. en una capa de hormigón in situ de espesor no menor que 4 cm (por ejemplo según la Pág. 72

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

figura 37 a), o armadura saliente del elemento premoldeado, con configuración para empalme (por ejemplo según la figura 37 b).
Figura 37. Ejemplos para la disposición de una armadura transversal

III: Armadura transversal de acuerdo con el artículo 20.1.6.3. ubicada lo más bajo posible en el hormigón in situ (pero teniendo en cuenta el artículo 13.2. y la figura 38 a) o empalmada de acuerdo con el artículo 19.7.6. (ver la figura 38 b).
Figura 38. Ejemplos para la disposición de una armadura transversal

IV: Nervios transversales de acuerdo con el artículo 21.2.2.3. Para sobrecargas que excedan los 3,5 kN/m (350 kgf/m) estos nervios deben dimensionarse para las solicitaciones totales de los nervios longitudinales; para sobrecargas menores se los dimensionará para la mitad de las solicitaciones de los nervios longitudinales. Deben tener aproximadamente la misma altura que aquéllos y deben estribarse. V: Como en el caso IV con la exigencia de por lo menos una nervadura transversal si las luces son mayores que 4 m. 19.7.6. Losetas premoldeadas con capas de hormigón in situ, estáticamente colaborante El espesor mínimo de la capa de hormigón in situ es de 5 cm. La superficie de las losetas premoldeadas en la unión con el hormigón in situ debe ser rugosa. En el caso de losas armadas en una sola dirección, la armadura principal debe estar siempre en la loseta premoldeada. Para la armadura transversal rige el artículo Pág. 73

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

20.1.6.3. Esta puede disponerse tanto en la loseta premoldeada como en el hormigón in situ. Si la armadura transversal se ubica en la loseta premoldeada, se deberá empalmar en las juntas según los artículos 18.5. y 18.6. por ejemplo mediante barras adicionales ubicadas en el hormigón in situ, con longitud de empalme l e de acuerdo con el artículo 18.6.3.2. hacia cada lado. Si la armadura transversal se ubica en el hormigón in situ, se deberá prever adicionalmente una armadura mínima transversal en las losetas, según el artículo 20.1.6.3. En el caso de losas armadas en dos direcciones la armadura en una de las direcciones, se ubicará en las losetas premoldeadas y la armadura en la otra dirección en el hormigón in situ. En la determinación de las solicitaciones internas de estas losas no se podrá considerar el efecto favorable de una rigidez torsional. En losetas con forma de paneles que abarquen todo el ambiente se podrá colocar la armadura de las dos direcciones en el elemento premoldeado. En cuanto a la verificación de la transmisión del esfuerzo de corte entre el elemento premoldeado y el hormigón in situ, véase el artículo 19.7.2. 19.7.7. Entrepisos de vigas con o sin elementos incorporados Entrepisos de vigas son aquellos formados por vigas total o parcialmente premoldeados cuyos ejes no tengan una separación mayor que 1,25 m. Pueden contener elementos incorporados que no son portantes en la dirección de las vigas o pueden estar formados por vigas sin elementos incorporados, por ejemplo: por elementos premoldeados dispuestos directamente uno al lado del otro. Si las vigas reciben en los apoyos cargas de tabiques superiores (con excepción de tabiques livianos de separación), y si la distancia libre entre las almas de las vigas es menor que 25 cm, el espacio entre las vigas en el apoyo debe ser llenado con hormigón, es decir no se podrá llenar con mampostería. Por lo tanto, viguetas con alas superiores o viguetas huecas se deberán fabricar con extremos macizos en la extensión de la superficie de apoyo. Podrán también realizarse en forma tal que mediante la eliminación del ala superior en la zona de apoyo, sea posible llenar con hormigón los espacios entre almas, una vez ubicadas las vigas en su posición. Para el aumento lateral de la zona de compresión de las viguetas, sólo puede considerarse como estáticamente activo el hormigón in situ ubicado en un ancho igual o menor a 1,5 veces el espesor de la losa, y no más de 35 cm. Para resistir las cargas aplicadas dicho hormigón elaborado in situ deberá haber alcanzado por lo menos una resistencia a la compresión correspondiente a un hormigón H-13 y las vigas deberán tener una superficie rugosa en las juntas con el hormigón elaborado in situ. Para la verificación de la unión entre vigas premoldeadas y hormigón in situ ver el artículo 19.7.2. 19.7.8. Losas nervuradas de hormigón armado con los nervios total o parcialmente premoldeados

Pág. 74

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

19.7.8.1. Disposiciones generales Para la definición y para las sobrecargas admisibles ver el artículo 21.2.1. Las franjas prefabricadas de losetas nervuradas deben tener en cada borde longitudinal y transversal un nervio. 19.7.8.2. Losas nervuradas de hormigón armado con elementos incorporados estáticamente colaborantes Como estos elementos no están aún debidamente normalizados, sólo se indican algunas consideraciones generales para su empleo. Los espacios libres entre las juntas de los elementos incorporados estáticamente colaborantes (ver el artículo 6.8.2.) deben ser cuidadosamente rellenados con hormigón simultáneamente con los nervios longitudinales para garantizar una perfecta transmisión de los esfuerzos de compresión longitudinales, entre los elementos incorporados. En losas nervuradas con elementos incorporados estáticamente colaborantes, no se deberá considerar, en general, para el cálculo la capa de compresión de hormigón in situ ubicada sobre los elementos incorporados, porque no está suficientemente asegurada la colaboración de esta capa con los elementos incorporados (especialmente por su distinta retracción). La zona efectiva de compresión de la sección transversal comprende las partes de los elementos incorporados, ligadas con mortero ubicadas en la zona de compresión, y las zonas de los nervios formados por hormigón in situ o premoldeado. La sección y el espesor de los elementos incorporados que participan en la transmisión de los esfuerzos se determinarán para cada tipo de elemento incorporado mediante ensayos. Para el dimensionamiento a corte se partirá básicamente del espesor del nervio de hormigón, pudiéndose utilizar un pequeño "espesor colaborante" de los elementos incorporados, no mayor de 2,5 cm por nervio y que se justificará mediante ensayos. Se deberá tener especial cuidado si se quiere utilizar la colaboración a compresión de elementos incorporados en la parte inferior de una sección (zona de momentos negativos). Sólo se podrán utilizar elementos incorporados que permitan llenar las juntas totalmente con hormigón. Se deberá cuidar la transición de esta zona a la zona normal; en la zona de momentos negativos se disminuirá la altura útil de cálculo de 1 cm. El dimensionamiento se deberá realizar básicamente de acuerdo con el Capítulo 17 y como si todo el área de la sección transversal estuviese realizado con un hormigón de resistencia no mayor que la correspondiente a la del tipo H-17. La resistencia mínima requerida de los elementos incorporados se determinará mediante ensayos.

Pág. 75

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado Tabla 33. Resistencia a la compresión de los elementos incorporados y del hormigón 1 Tipo de hormigón en nervios y en las juntas de empalme 1 2 H-13 H-17 2 Resistencia a la compresión mínima requerida para los elementos incorporados, en MN/m² * 15 22,5 3 Resistencia a la compresión media requerida paa los elementos incorporados en MN/m² * 20 30

* 1 MN/m²

10 kgf/cm²

En lo que se refiere a la cooperación estructural entre hormigón in situ y los componentes premoldeados, deben cumplirse los requisitos indicados en el artículo 19.4. La armadura transversal mínima, requerida según el artículo 21.2.2.1., se dispondrá en los aspectos correspondientes de la juntas de empalme de los elementos incorporados. Para los nervios transversales ver el artículo 21.2.2.3. 19.7.9. Placas huecas de hormigón armado En losetas (tablones) huecas de hormigón armado premoldeadas, puede prescindirse de los estribos si la sobrecarga es menor que 3,5 kN/m² (350 kgf/cm²); y hasta un ancho de 50 cm puede prescindirse también de la armadura transversal, si las tensiones de corte son menores que los valores del renglón 1b) de la Tabla 18. En cuanto a las medidas mínimas ver el artículo 19.3. 19.7.10 Losas premoldeadas de bloques de cerámica Cuando una losa está formada por varias franjas premoldeadas de bloques de cerámica se requieren, para su vinculación transversal, medidas equivalentes a las del artículo 19.7.5. 19.8. PAREDES FORMADAS POR ELEMENTOS PREMOLDEADOS 19.8.1. Generalidades Para paredes constituidas por elementos premoldeados rigen las disposiciones correspondientes a paredes y tabiques de hormigón in situ (véase el artículo 25.5.) mientras no se opongan a lo indicado en los artículos siguientes. Los tabiques portantes y arriostrantes (ver el artículo 25.5.) sólo pueden formarse mediante elementos premoldeados de altura igual a la altura de un piso, con excepción de piezas de ajuste (adaptadores) en la zona de descansos de escalera. Si se admite en el cálculo la colaboración de los distintos elementos premoldeados en la absorción de cargas horizontales y verticales, se deberán verificar las solicitaciones en las juntas (ver el artículo 19.8.5.). En paredes formadas por dos o más paneles de tamaño menor que el ambiente, los paneles correspondientes se consideran como apoyados en dos o tres lados en el sentido del artículo 25.5.2. Pág. 76

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

19.8.2. Espesores mínimos 19.8.2.1. Tabiques premoldeados con sección rectangular llena Para la fijación del espesor mínimo rigen las disposiciones de la Tabla 38 del artículo 25.5.3.2. 19.8.2.2. Tabiques premoldeados con sección transversal abierta o con huecos Los tabiques con sección transversal aligerada (por ejemplo, tabiques con huecos verticales) deben tener como mínimo el mismo momento de inercia que el correspondiente a los tabiques de sección llena del espesor mínimo dado en la Tabla 38. El espesor mínimo de las partes de la sección transversal de estos tabiques debe ser 1/10 de la distancia libre entre nervaduras o entre almas, y no menor que 5 cm. 19.8.3. Juntas verticales entre tabiques portantes y arriostrantes Si en la verificación a pandeo según el artículo 17.4. se admite un tabique como apoyado en tres o cuatro lados, los tabiques portantes deben estar ligados a los tabiques que los arriostran, por ejemplo mediante juntas llenadas y armadura. Esta armadura debe ubicarse en lo posible en los tercios de la altura del tabique y debe poder absorber en cada tercio 1/100 de la carga vertical del tabique portante que se desea arriostrar. Como mínimo se deberán ubicar en los tercios, bucles de barras de ds = 8 mm de acero AL - 220 (I) o uniones de construcción de acero equivalente. Se admiten también como equivalentes a las uniones que tengan distribuidas en toda la altura del tabique una armadura de sección igual a la indicada. La armadura de la junta debe ser realizada en tal forma que se pueda colocar y compactar el hormigón de la junta en forma impecable. Se podrá prescindir de la armadura en la junta entre tabique portante y arriostrante en el caso en que el tabique esté arriostrado por dos tabiques arriostrantes alineados o a lo sumo desplazados en seis veces el espesor del tabique portante y ubicados en ambos lados de éste. 19.8.4. Juntas horizontales Si un tabique apoya sobre el empalme de dos losas de entrepiso o sobre una losa concurrente a un nudo de una pared externa, sólo se podrá considerar en su dimensionamiento (sin tener en cuenta el pandeo), el 50% de la sección portante, siempre que no se demuestre mediante ensayos que se pueda admitir un porcentaje mayor. Estos ensayos se deberán hacer teniendo en cuenta las condiciones de apoyo. Puede tomarse para el dimensionamiento y sin considerar el pandeo en la unión de nudos de tabique internos y externos, el 60% de la sección de apoyo del tabique, cuando en la parte superiorinferior del tabique concurrente se coloca una armadura transversal mínima, como la indicada en la figura 39. Para el dimensionamiento del tabique en el nudo debe emplearse el coeficiente de seguridad = 2,1.

Pág. 77

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

La sección de la armadura transversal mínima,en el caso de los aceros ADN - 420, ADM - 420 y AM - 500 debe ser:

siendo: asest la armadura transversal mínima, en cm²/m; bw el espesor del tabique, en centímetros. La separación de la armadura transversal sest en la dirección del eje longitudinal del tabique debe ser: sest sest bw 20 cm

El mínimo diámetro de las barras longitudinales debe ser de 8 mm para el acero ADN - 420, ADM - 420 y de 6 mm para el acero AM - 500. En el caso de mallas soldadas AM - 500 L y P, deben disponerse también barras longitudinales soldadas a los codos superiores de los estribos.
Figura 39. Armadura transversal complementaria

19.8.5. Acción de los tabiques como placas planas Si se unen varios paneles para transformarlos en una placa plana necesaria para los requerimientos de rigidez de la estructura, se deberá verificar también la transmisión de los esfuerzos de corte que aparecen en las juntas verticales y horizontales. Se descompondrá el esfuerzo de corte en una componente de compresión inclinada a 450 respecto de la junta y en una componente horizontal de tracción, que siempre se deberá absorber con armadura. esta última podrá concentrarse a la altura de los entrepisos, si el ancho total de la placa es por lo menos igual a la altura del entrepiso. Si las tensiones de corte son mayores que 0,2 MN/m² (2 kgf/cm²) se deberá verificar también la transmisión de la componente de compresión del esfuerzo de corte de un panel a otro. En tabiques con esqueletos estructurales las placas de arriostramiento se pueden componer también con paneles de menor altura que el entrepiso, si las columnas del esqueleto estructural funcionan como elementos de borde de cada placa y si se ejecuta Pág. 78

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

el tabique con las reglas correspondientes a placas portantes horizontales según el artículo 19.7.4. Si los tabiques son muy deformables se deberán tener en cuenta sus deformaciones en la determinación de las solicitaciones. Se podrá prescindir de esta verificación si se cumple la ecuación (11) del artículo 15.8.1. 19.8.6. Unión de los paneles a las losas de entrepisos En edificios elevados (se entiende por edificio elevado a todo aquel que tiene por lo menos siete pisos o 22 m de altura) todos los paneles portantes o arriostrantes exteriores deberán unirse en su borde superiorinferior con las losas de entrepisos, premoldeadas o no, mediante armadura u otros elementos de acero. Cada una de estas uniones se dimensionará y anclará con tensiones admisibles para un esfuerzo de tracción, actuando normalmente al plano del tabique, de 7 kN (700 kgf) por metro lineal de longitud de tabique correspondiente. La separación horizontal de estas uniones no podrá ser mayor de 2 m y su distancia a los bordes verticales de los paneles no puede ser mayor que 1 m. En el caso de paneles exteriores sin solución de continuidad entre tabiques arriostrantes y cuya longitud entre tales tabiques no supere el doble de su altura, se podrán sustituir las uniones en el borde inferior por otras uniones. Estas calculadas para igual esfuerzo de tracción total, y estarán ubicadas en la mitad inferior de las juntas verticales entre la pared externa y los tabiques arriostrantes. En el borde superior de paneles portantes interiores deberá existir por lo menos una armadura saliente de 0,7 cm²/m que deberá penetrar en el espacio entre los paneles de entrepisos. Esta armadura puede concentrarse en dos puntos. En paneles de hasta 2,50 m de longitud es suficiente un punto de unión aproximadamente en el centro del panel. En todos los demás edificios sólo se requiere la unión de los tabiques portantes y arriostrantes exteriores con losas de entrepiso contiguas en el borde superior. La armadura puede sustituirse por otros dispositivos equivalentes. 19.8.7. Anclajes metálicos y elementos de unión en paneles compuestos de varias capas Los elementos de anclaje y unión en paneles compuestos por varias capas, deben ser de acero inoxidable, el cual debe tener una adecuada resistencia a los álcalis y ácidos y una adecuada ductilidad en frío. La tensión admisible es de 110 MN/m² (1 100 kgf/cm²), mientras no se permitan valores superiores en las aprobaciones respectivas. Si es necesario soldar, la adaptabilidad del acero para dicho fin debe ser garantizada por el fabricante, el cual indicará el correspondiente electrodo a utilizar.

Pág. 79

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

CAPITULO 20. LOSAS Y ELEMENTOS CONSTRUCTIVOS SIMILARES A LOSAS
20.1. LOSAS 20.1.1. Definición y tipos de losas Las losas son estructuras resistentes planas, cargadas perpendicularmente a su plano. Pueden tener apoyos lineales y también apoyos puntuales. La forma y la disposición de los bordes o de los puntos de apoyo, determinan la magnitud y dirección de las solicitaciones internas de las losas. Los artículos que siguen se refieren a las losas rectangulares. Estas disposiciones también son aplicables a las losas apoyadas linealmente pero que tengan forma distinta a la rectangular (por ejemplo, losas trapeciales, losas circulares, etc.). Para losas apoyadas en puntos, o en puntos y linealmente, ver el Capítulo 22.. Las losas, de acuerdo con su comportamiento estático, se dividen en losas armadas en una dirección y losas armadas en dos direcciones. Las losas armadas en una dirección transmiten la carga esencialmente en la dirección de la luz de cálculo. Las solicitaciones normales a la luz de cálculo, originadas por el impedimento de la deformación transversal, por la distribución de cargas puntuales o lineales, o por un apoyo paralelo a la dirección de la luz, no considerado en el cálculo, no necesitan ser verificadas. Dichas solicitaciones deben, no obstante, considerarse mediante disposiciones constructivas (ver el artículo 20.1.6.3.). En las losas armadas en dos direcciones, se considera que ambas direcciones intervienen en la transmisión de las cargas. Las losas rectangulares apoyadas en los cuatro bordes, cuya luz mayor no excede de dos veces la luz menor, así como el caso de losas rectangulares apoyadas en tres bordes o en dos bordes vecinos, deben,por lo general, calcularse y ejecutarse como losas armadas en dos direcciones. Si para simplificar el sistema estático, las losas se calculan como armadas en una dirección, las solicitaciones originadas por la acción portante despreciada, deben considerarse mediante una armadura constructiva adecuada. En las losas aligeradas deben considerarse especialmente los artículos 17.5. (corte), 22.5. (punzonado), 20.1.5. y 20.1.6.4. (levantamiento de las esquinas). Con respecto a la luz de cálculo, ver el artículo 15.2. Para los elementos constructivos premoldeados ver el Capítulo 19; en especial, para losas premoldeadas con una capa estáticamente colaborante de hormigón in situ, el artículo 19.7.6. y para entrepisos de vigas con elementos de relleno el artículo 19.7.7. 20.1.2. Apoyos La profundidad del apoyo debe elegirse de tal modo que no se sobrepasen las tensiones admisibles en la junta de contacto (para hormigón ver los artículos 17.3.3. y 17.3.4.) y que pueda ubicarse adecuadamente la longitud de anclaje necesaria de la armadura (ver los artículos 18.7.4. y 18.7.5.). La profundidad mínima de apoyo debe ser: Pág. 80

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado a) sobre mampostería y sobre hormigón H-4 ó H-8...................7 cm b) sobre elementos constructivos de hormigón H-13 a H-47 y sobre acero.........................................................5 cm c) sobre vigas de hormigón armado y sobre vigas de acero, cuando el desplazamiento lateral de los apoyos está impedido constructivamente y las luces de las losas no son mayores que 2,5 m...................................................................................3 cm

No se admiten apoyos "en seco" (sin interposición de mortero) sobre superficies en pendiente (por ejemplo, alas de perfiles). 20.1.3. Espesor de la losa El espesor de la losa debe ser como mínimo:
a) en general.......................................................................7 cm b) para losas con tránsito de automóviles.........................10 cm para losas con tránsito de vehículos más pesados ................................................................................12 cm c) para losas que sólo excepcionalmente son transitadas (por ejemplo durante reparaciones, trabajos de limpieza en losas de techo) ..................................5 cm

Con respecto a la relación entre el espesor de la losa y la flecha admisible ver el artículo 17.7. 20.1.4. Distribución de cargas puntuales, lineales y rectangulares en losas armadas en una dirección Si no se efectúa una verificación más exacta, el ancho colaborante bm perpendicular a la dirección portante, puede determinarse de acuerdo con el Cuaderno 240, para el caso de cargas puntuales, lineales y rectangulares uniformemente distribuidas. El ancho de distribución de la carga, "t", puede considerarse igual a: t = bo + 2 d1 + d (41) siendo: bo el ancho de aplicación de la carga; d1 el espesor de la carpeta de distribución (contrapiso-piso); d el espesor de la losa.

Pág. 81

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado Figura 40. Ancho de distribución de la carga

Para al cálculo del momento flexor rige:

Para el cálculo del esfuerzo de corte rige:

siendo: M el máximo momento de viga (momento de tramo MF o momento de apoyo Mdistribuída uniformemente sobre la lon-s por efecto de la cargagitud t); m el momento de la losa por metro de ancho; Q el esfuerzo de corte de la viga en el apoyo; q el esfuerzo de corte de la losa en el apoyo, por metro de ancho; bm el ancho colaborante de la carga en la sección de máximo momento de tramo o de apoyo, respectivamente; t el ancho de distribución de la carga. El ancho colaborante de la losa no debe adoptarse mayor que el ancho real posible (por ejemplo, en le caso de una carga cercana al borde libre de una losa, ver la figura 41).

Pág. 82

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado Figura 41. Ancho colaborante reducido de cargas cercanas al borde

Para la verificación del punzonado rige el artículo 22.5. 20.1.5. Solicitaciones Para la determinación de las solicitaciones en las losas de cualquier forma y tipo de apoyo rigen las especificaciones del Capítulo 15. Son admisi-bles procedimientos aproximados que se sitúan del lado de la seguridad, por ejemplo, para losas rectangulares armadas en las dos direcciones, el cálculo puede efectuarse, aproximadamente, igualando las máximas flechas de dos franjas que se cruzan. Para la determinación de las solicitaciones originadas por cargas puntuales, lineales y rectangulares, se puede calcular el ancho colaborante de la carga de acuerdo con el Cuaderno 240. Los momentos de tramo determinados según la teoría de las placas, deben incrementarse 240) en los siguientes casos:adecuadamente (ver el Cuaderno a) si las esquinas no están aseguradas contra el levantamiento; b) si en las esquinas en que convergen dos bordes libremente apoyados (o un borde empotrado y otro libremente apoyado), no se ha previsto ningún refuerzo de esquina de acuerdo con el artículo 20.1.6.4.; c) si en las esquinas existen aberturas que disminuyen notablemente la rigidez a torsión de las losas. Puede admitirse que las esquinas están suficientemente aseguradas contra el levantamiento, si por lo menos uno de los lados de la losa convergente a la esquina considerada, está unida al apoyo de la losa, o a la losa contigua, con rigidez a flexión, o si existe un contrapeso suficiente sobre el apoyo, es decir, por lo menos 1/16 de la carga correspondiente a la losa. Las losas cruzadas continuas (ver el Cuaderno 240) en las cuales la relación entre las luces rección de continuidad no es menor que mín / máx en 0,75, pueden considerarse con empotramiento perfecto para la determinación de los momentos en los apoyos. Los momentos máximos y mínimos en el tramo pueden determinarse mediante la hipótesis de empotramiento perfecto para la carga q' = g + p/2 en todos los Pág. 83

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

tramos, y de libre articulación de los apoyos bajo la carga q'' = ± p/2 colocada en damero. Las reacciones transmitidas a las vigas por las losas cruzadas cargadas uniformemente y que se utilizan para determinar las solicitaciones en dichas vigas, pueden calcularse en base a las cargas que se obtienen subdividiendo la superficie de la losa en trapecios y triángulos de acuerdo con la figura 42.
Figura 42. Distribución de la carga para la determinación de las reacciones de apoyo.

Cuando a una esquina concurren dos bordes de losa con iguales condiciones de apoyo, el ángulo divisorio de la superficie de carga es de 450. Si concurren un borde empotrado y un borde libremente apoyado, el ángulo de repartición de la carga es de 600 en correspondencia con el lado empotrado. En el caso de empotramiento parcial, pueden admitirse ángulos entre 45º y 60º 20.1.6. Armaduras 20.1.6.1. Exigencias generales Si no se determina la armadura mediante un cálculo más exacto, se deben observar las siguientes directivas para el armado, además de lo especificado en el Capítulo 18. 20.1.6.2. Armadura principal En losas sin armadura de corte, la armadura longitudinal sólo puede escalonarse de acuerdo con el diagrama de momentos (ver el artículo 18.7.2.) cuando el valor básico
o

k1 .

011

ó
o

k2 .

011

siendo:
011

de acuerdo con el renglón 1 a de la Tabla 18;

k1 de acuerdo con la ecuación (22) del artículo 17.5.5.; k2 de acuerdo con la ecuación (23) del artículo 17.5.5.; y cuando por lo menos la mitad de la armadura de tramo se lleva hasta el apoyo. Si se quieren utilizar para 011 los valores del renglón 1 b de la Tabla 18, se debe disponer, en losas sin armadura de corte, la totalidad de la armadura de tramo de un apoyo al otro. Pág. 84

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

Para cubrir el momento de un empotramiento no tenido en cuenta en el cálculo,se debe disponer una armadura aproximadamente igual a 1/3 de la armadura de tramo. La separación entre las barras de la armadura, s, en cm, no debe ser mayor que: s = 15 + (44)

En la zona de máximo momento, siendo d el espesor de la losa. En las losas cruzadas la separación entre barras de la armadura en la dirección de la menor luz, no debe ser mayor que 2 d, o como máximo 25 cm. Cuando en losas cruzadas no se realice una verificación más exacta de la cobertura de los momentos flexores, la armadura en las franjas de borde de un ancho c = 0,2 e apoyo, puede redu-Lmín, que corren paralelamente al bordecirse a la mitad de la respectiva armadura ubicada en la misma dirección en la zona central del tramo de la losa, (as borde = 0,5 as centro). La armadura longitudinal correspondiente a cargas concentradas o lineales, debe distribuirse en un ancho b = 0,5 bm, pero como mínimo en un ancho igual a ty, según la ecuación (41), (ver la figura 43). Las especificaciones de este artículo rigen también en el caso de utilizarse una armadura con rigidez a la flexión. 20.1.6.3. Armadura transversal de losas armadas en una dirección Las losas armadas en una dirección deben proveerse de una armadura transversal, cuya sección por metro debe ser, por lo menos igual al 20% de la armadura principal necesaria en el tramo, para una carga uniformemente distribuida. Si la armadura transversal es de otro tipo de acero que el de la armadura principal, su sección debe aumentarse en relación inversa de sus límites de fluencia. Como mínimo se deben disponer, por metro: - para AL - 220 (I) tres barras de ds = 8 mm - para ADN - 420 (III) y ADM - 420 (III) tres barras de ds = 6 mm - para AM - 500 (IV) cuatro barras de ds = 4,2 mm o una cantidad mayor de barras más finas con una sección equivalente. Dicha armadura transversal es suficiente, por regla general, para tomar también las tensiones transversales de tracción de acuerdo con el artículo 18.5.2.3. En losas continuas se debe disponer, en la zona de los apoyos, una armadura constructiva adecuada en la parte superior. Debajo de cargas concentradas o lineales, mientras no se efectúe una verificación más exacta, se debe colocar adicionalmente una armadura transversal complementaria cuya sección por metro debe ser, como mínimo, igual a 60% de la sección de armadura principal necesaria para la carga concentrada o lineal. También en el caso de losas en voladizo se debe disponer en la parte inferior, el 60% de la armadura necesaria para Pág. 85

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

tomar el momento de apoyo originado por la carga concentrada. La longitud transversal complementariaLq de esa debe determinarse con la ecuación (45)
q

rmadura

bm + 2

1

(45)

siendo: bm el ancho colaborante de la carga de acuerdo con el artículo 20.1.4.;
1

la longitud de anclaje de acuerdo con el artículo 18.5.2.2.

Dicha armadura transversal debe distribuirse en un ancho b = 0,5 bm, pero por lo menos en una extensión tde acuerdo con la ecuación (41), debiendox escalonarse en la magnitud bm/4 (ver la figura 43) Si la armadura principal es paralela a un apoyo no considerado en el cálculo (por ejemplo, viga, tabique), las tensiones de tracción que aparecen sobre esos apoyos, deben absorberse mediante una armadura transversal superior, normal a dicho apoyo que evite la fisuración de la losa.
Figura 43. Armadura adicional bajo una carga concentrada.

Si esa armadura no se calcula especialmente, se debe colocar en cada metro el 60% de la armadura principal de tramo. Como mínimo se deben colocar cinco barras por metro, de diámetro: - ds = 8 mm para AL - 220 (I) - ds = 8 mm para ADN - 420 (III) y ADM - 420 (III) - ds = 6 mm para AM - 500 (IV) o una cantidad mayor de barras más finas de sección equivalente por metro de apoyo. Esta armadura debe cubrir por lo menos una extensión de 1/4 de la luz entre apoyos, a cada lado del apoyo. Para apoyos no previstos en el cálculo, se debe tener en cuenta una carga adicional adecuada. 20.1.6.4. Armadura de esquina Cuando se dispone una armadura en las esquinas (armadura de torsión), ésta debe ubicarse, en las losas apoyadas en los cuatro lados (según el artículo 20.1.5.) en un ancho de 0,2 Pág. 86
mín

, en laLmín y en una longi ud de 0,4 parte superior en la dirección de

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

la bisectriz y en la parte inferior, perpendicularmente a la dirección de la bisectriz del ángulo. La sección por metro de esa armadura debe ser igual, en ambas direcciones, a la de la armadura máxima inferior del tramo. Dicha armadura puede considerarse anclada tanto en el apoyo como en el tramo, en el comienzo del gancho, o en la primera barra transversal (mallas). En el caso de acero nervurado, el gancho puede reemplazarse por una longitud de anclaje igual a 20ds. La armadura de esquina puede reemplazarse por una armadura de malla paralela a los bordes ubicados en las caras superiorinferior de la losa, que posea en cada dirección la misma sección que la armadura de tramo, y con una longitud mínima de 0,3 las figuras 44 y 45).
Figura 44. Armadura superior de esquina: ortogonal y oblicua.
mín

(ver

Figura 45. Armadura inferior de esquina: ortogonal y oblicua.

En las esquinas de losas donde concurren un borde libremente apoyado y otro empotrado, se debe colocar la mitad de la armadura indicada en el segundo párrafo, y en dirección normal al borde libre. En losas apoyadas en los cuatro lados, que se calculan en una sola dirección, se recomienda, a los efectos de limitar el fisuramiento en las esquinas, disponer igualmente una armadura de esquina de acuerdo con los párrafos 1 y 2 de este artículo. Cuando la losa está rígidamente vinculada a flexión con vigas de borde o tramos de losas vecinas, no es necesario verificar los correspondientes momentos de torsión, ni tampoco es necesaria una armadura para la torsión.

Pág. 87

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

En otros tipos de losas, por ejemplo losas libremente apoyadas en tres lados, se deben colocar armaduras en las esquinas, calculadas de acuerdo con la teoría de la elasticidad. 20.2. LOSAS ARMADAS CON INCLUSION DE BLOQUES PORTANTES Las losas armadas con inclusión de bloques portantes son losas formadas por bloques especiales para losas, hormigón o mortero de cemento y armadura, en las cuales es necesaria la colaboración de los bloques para absorber las solicitaciones. El mortero de cemento debe compactarse igual que el hormigón. Dado que los bloques portantes no están suficientemente normalizados para este uso, tanto su empleo como las reglas para el dimensionamiento y construcción de la losa quedan supeditadas a la comprobación experimental de la resistencia del bloque individual y del conjunto. 20.3. HORMIGON ARMADO CON BLOQUES DE VIDRIO Hormigón armado con bloques de vidrio es un tipo de construcción de hormigón, bloques de vidrio y armaduras, en que es necesaria la colaboración de esos materiales para absorber las solicitaciones. Dado que los bloques de vidrio no están suficientemente normalizados para este uso, en el anexo a este artículo se dan algunas recomendaciones para su utilización, dimensionamiento y construcción.

Pág. 88

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

ANEXOS AL CAPITULO 20
20.3. HORMIGON ARMADO CON BLOQUES DE VIDRIO 1. Generalidades Para el hormigón armado con bloques de vidrio rigen las mismas especificaciones que para las losas de hormigón armado (ver el artículo 20.1.), mientras no se indique lo contrario en estas recomendaciones. Los bloques de vidrio deben ensayarse (ver el artículo 7.8.2.). Cuando estos bloques de vidrio no colaboran estructuralmente, la estructura de hormigón armado debe ser capaz de resistir las solicitaciones resultantes. En este caso el bloque y su empotramiento perimetral deben ser capaces de resistir una carga concentrada, como mínimo, de 1 kN (100 kgf). El hormigón translúcido sólo puede utilizarse como cerramiento contra el aire exterior (claraboyas en techos, cargas de escaleras, etc.) cuando las cargas totales no excedan de 5 kN/m²) y en general para elementos solicitados predominantemente a flexión. Pero puede usarse también en estructuras espaciales (ver el Capítulo 24) si se utilizan bloques cilíndricos, que abarcan todo el espesor de la estructura. El hormigón translúcido no puede usarse en accesos y en losas transitables por vehículos. Los elementos constructivos de hormigón armado con bloques de vidrio pueden ejecutarse ya sea con hormigón in situ o como elementos premoldeados. Para ello ver el Capítulo 19, y en particular el artículo 19.7.9. 2. Exigencias mínimas, construcción Los bloques de vidrio deben estar en contacto directo con el hormigón, sin la interposición de materiales deformables como el asfalto o similares, de modo que, esté asegurada una adherencia adecuada entre el vidrio y el hormigón. Los bloques de vidrio huecos deben abarcar todo el espesor de la losa. En losas armadas en una dirección, los nervios de hormigón deben tener una altura mínima de 6 cm; en losas cruzadas dicha altura mínima es de 8 cm y no deben tener menos de 3 cm de ancho al nivel de la armadura. Todos los nervios longitudinales y transversales deben tener por lo menos una barra de acero de diámetro no menor que 6 mm. Los elementos estructurales de hormigón translúcido deben tener una viga de encadenado periférica de hormigón armado, que llevará una armadura de encadenado cerrada. Esta viga de encadenado puede estar incluida dentro de la estructura de hormigón armado adyacente. El ancho y el espesor de la viga de encadenado no puede ser menor que el espesor del elemento mismo. La armadura del encadenado debe ser de la misma magnitud que la de los nervios longitudinales. La armadura de todos los nervios se debe extender hasta los bordes exteriores de la viga perimetral.

Pág. 89

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

Los elementos estructurales de hormigón translúcido se deben proteger contra los esfuerzos de coacción que pueda transmitirle la estructura del edificio, por ejemplo por medio de juntas deformables. 3. Dimensionamiento Los elementos constructivos de hormigón armado con bloques de vidrio pueden calcularse como losas armadas en una o en dos direcciones. En el último caso la luz mayor no debe superar al doble de la luz menor. El dimensionamiento a la flexión de acuerdo con el Capítulo 17 debe efectuarse como sí se tratara de una sección homogénea de hormigón armado. Para ello, en la zona de compresión, los bloques de vidrio pueden considerarse como estáticamente colaborantes si su resistencia es adecuada. La resistencia a la compresión que debe adoptarse en los cálculos no puede ser mayor que la resistencia del hormigón de los nervios, ni mayor que la del tipo H-17. Para el cálculo del valor básico de corte bloques de vidrio.
o

, no pueden incluirse como colaborantes los

La armadura de corte debe dimensionarse de acuerdo con los artículos 17.5.4. y 17.5.5.

Pág. 90

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

CAPITULO 21 . VIGAS, VIGAS PLACA Y LOSAS NERVURADAS
21.1. VIGAS Y VIGAS PLACA 21.1.1. Definición, profundidad de apoyo, estabilidad Las vigas son elementos estructurales con forma de barras de cualquier sección transversal, solicitados predominantemente a flexión. Las vigas placa son elementos estructurales con forma de barras, en los cuales para la absorción de las solicitaciones colaboran, íntimamente vinculados, las placas y los nervios. Estas pueden ejecutarse como vigas placa aisladas o como entrepisos de vigas placa. Para la profundidad de los apoyos de las vigas y de las vigas placa rige el primer párrafo del artículo 20.1.2.; ésta profundidad debe ser como mínimo de 10 cm. El espesor de la placa de las vigas placa se rige por lo indicado en el artículo 20.1.3., no pudiendo ser inferior a 7 cm. Para la determinación del ancho colaborante de las vigas placa ver el Cuaderno 240. En las vigas muy esbeltas debe cuidarse la estabilidad lateral y el pandeo de placa. 21.1.2. Armaduras Para la separación mínima de las barras de la armadura ver el artículo 18.2.; para la armadura de los empotramientos no previstos ver el artículo 18.9.1. y para la armadura de enlace de las losas con las losas adyacentes ver el artículo 20.1.6.3. Con respecto a la disposición de la armadura de corte en las vigas, vigas placa y losas nervuradas ver los artículos 17.5. y 18.8. En las vigas y en el alma de las vigas placa de más de 1 m de altura, se deben disponer barras longitudinales en las caras laterales, que se repartirán en la altura de la zona traccionada. La sección total de esta armadura debe ser como mínimo el 8% de la sección de la armadura flexotraccionada. Esta armadura puede considerarse formando parte de la armadura traccionada, cuando se tiene en cuenta su distancia al eje neutro y se observan los requisitos del artículo 18.7. 21.2. LOSAS NERVURADAS 21.2.1. Definición y campo de validez Las losas nervuradas con losas formadas por vigas placa con una separación máxima entre nervios de 70 cm. No es necesario realizar una verificación estática de las losas. Entre los nervios es posible disponer, debajo de la losa, elementos de relleno estáticamente no colaborantes (losas aligeradas). En lugar de la losa pueden disponerse elementos de relleno, enteros o fraccionados, o ladrillos para losas que colaboran en la dirección de los nervios. Estas losas son aptas para sobrecargas p gf /m²), para£ 5kN/m² (500 fábricas y talleres cuyas sobrecargas no excedan este valor, y para las sobrecargas especificadas en el artículo 4.1.2. del Reglamento CIRSOC 101 para locales destinados a cocheras de vehículos. Las cargas

Pág. 91

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

concentradas de más de 7,5 kN (750 kgf) deben transmitirse directamente a los nervios mediante medidas constructivas (por ejemplo: nervios transversales). Con respecto a las losas nervuradas con nervios total o parcialmente premoldeados, ver el artículo 19.7.8. Este artículo rige también en forma correspondiente para el artículo 21.2., mientras no se especifique a continuación algo contrario. 21.2.2. Losas nervuradas armadas en una sola dirección 21.2.2.1. Placa No es necesario una verificación estática de la placa de compresión. Su espesor debe ser como mínimo de 1/10 de la luz libre entre nervios y no menos que 5 cm. Como armadura transversal se debe disponer, por metro, un mínimo de: tres barras de ds = 8 mm para el acero AL - 220 (I), tres barras de daceros ADN - 420 (III) y ADM - 420 (III), cuatro barrass = 6 mm para los de dcantidad mayor de barrass = 4,2 mm para el acero AM - 500 (IV), o una de menor diámetro de sección equivalente. 21.2.2.2. Nervios longitudinales Los nervios deben poseer un ancho mínimo de 5 cm. Cuando estos nervios se ensanchen en la parte inferior, para la absorción de la compresión originada por los momentos negativos, a los efectos del cálculo debe tomarse el aumento del ancho b o del nervio, correspondiente a una inclinación no mayor que 1:3. La armadura longitudinal debe distribuirse lo más uniformemente posible entre los nervios individuales. En los apoyos se podrá levantar cada segunda barra, siempre que haya por lo menos dos barras por cada nervio. En los apoyos intermedios de las losas nervuradas continuas, sólo puede considerarse como armadura de compresión la armadura pasante del tramo y con µd 1% de Ab. La armadura de compresión debe asegurarse contra el pandeo, por ejemplo, mediante estribos. En los nervios se deben disponer estribos de acuerdo con el artículo 18.8.2. Se puede prescindir de los estribos cuando la sobrecarga no es mayor que 2,75 kN/m² (275 kgf/m²), y si el diámetro de la armadura longitudinal no sobrepasa de 16 mm, y si la armadura de tramo se extiende de apoyo a apoyo y si artículo 17.5.4., Tabla 18, renglón 1 b.
o 011

, de acuerdo con el

En la zona de los apoyos interiores de las losas nervuradas continuas y en las losas con requerimientos de resistencia contra incendio, se deben prever estribos en todos los casos. Para la profundidad del apoyo de los nervios longitudinales rige el artículo 21.1.1. Cuando la losa reciba en la zona de los apoyos cargas de paredes (con excepción de tabiques separadores livianos), se debe ejecutar en el apoyo, y entre los nervios, una franja de hormigón macizo, de profundidad igual a la profundidad del apoyo, y de altura igual a la altura del nervio. También puede construírsela como un encadenado perimentral de acuerdo con lo indicado en el artículo 19.7.1. Pág. 92

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

21.2.2.3. Nervios transversales En las losas nervuradas se deben prever nervios transversales. La separación entre los nervios tranversales, o entre los nervios transversales y las franjas macizas, no debe ser mayor que el valor sTabla 34.q de la
Tabla 34. Máxima separación entre nervios transversales sq

siendo: s la separación entre los ejes de los nervios longitudinales; la luz entre los apoyos de los nervios longitudinales do el espesor de la losa nervurada (losa + nervio). Se puede prescindir de los nervios transversales en las losas con una sobrecarga p 2,75 kN/m² (275 kgf/m²), en que la luz entre los apoyos o la luz libre entre las franjas macizas sea menor o igual que 6 m. Si la sobrecarga es p > 2,75 kN/m²), o si la luz entre los apoyos, o la luz libre entre las franjas macizas es mayor que 6 m, es necesario disponer como mínimo un nervio transversal. Los nervios transversales se dimensionan para las mismas solicitaciones que los nervios longitudinales, si la sobrecarga es p > 3,5 kN/m² (350 kgf/m²). Si la sobrecarga es menor se puede dimensionar para la mitad de ese valor. La armadura debe colocarse en la parte inferior aunque es preferible ubicarla tanto en la parte inferior como en la parte superior. La altura de los nervios transversales debe ser aproximadamente igual a la de los nervios longitudinales, debiendo proveérselos de estribos. 21.2.3. Losas nervuradas cruzadas Para losas nervuradas cruzadas se aplicarán en forma similar las reglas arriba dadas para losas armadas en una dirección. Se cuidará especialmente lo referente a separación máxima y dimensiones mínimas de los nervios, con las disposiciones de los artículos 21.2.2.1. y 21.2.2.3. Pág. 93

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

Para la determinación de las solicitaciones rige lo indicado en el artículo 20.1.5., pero no se podrá considerar en el cálculo la rigidez a torsión.

Pág. 94

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

CAPITULO 22. LOSAS CON APOYOS PUNTUALES
22.1. DEFINICION Las losas con apoyos puntuales son losas que se apoyan directamente sobre las columnas con o sin capitales de refuerzo intermedio, y que están unidas a las columnas en forma articulada o con rigidez a flexión. Las losas apoyadas en el perímetro de una abertura (por ejemplo: "Lift Slabs") no están comprendidas dentro de este concepto. 22.2. DIMENSIONES MINIMAS Las losas deben tener un espesor mínimo de 15 cm. Para las columnas rige el artículo 25.2. 22.3. SOLICITACIONES 22.3.1. Métodos aproximados Las losas cuyos apoyos puntuales tienen en planta una distribución rectangular, pueden dimensionarse para las cargas predominantemente verticales, de acuerdo con el procedimiento aproximado indicado en el Cuaderno 240. Para la distribución de las solicitaciones se debe subdividir cada campo, en ambas direcciones, en una franja interior de 0,6 exteriores de 0,2 de ancho (franja de tramo) y en dos franjas

de ancho cada una (1/2 de franja de columna).

22.3.2. Refuerzo de los apoyos (capiteles) Para la determinación de las solicitaciones se debe considerar la influencia del esfuerzo del apoyo, cuando el diámetro del refuerzo es mayor que 0,3 mín (como mín se debe tomar la luz menor) y si la pendiente de un cono inscripto en el refuerzo (o la pendiente de una pirámide inscripta) es con respecto al plano medio de la losa mayor o igual que 1:3 (ver la figura 46). 22.4. ARMADURA PARA FLEXION En el caso de existir un refuerzo con una pendiente mayor o igual que 1:3 sólo podrá considerarse en el cálculo de la armadura para la flexión, la altura útil h, que correspondería a un esfuerzo con una pendiente igual a 1:3 (ver la figura 47).
Figura 46. Consideración de un refuerzo en la determinación de las solicitaciones.

Figura 47. Consideración de un refuerzo en el dimensionamiento a flexión.

Pág. 95

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

De la armadura inferior necesaria para cubrir los momentos del tramo se debe prolongar siempre por lo menos el 50% hasta los ejes de los apoyos. Cuando una losa con apoyos puntuales tiene un apoyo continuo a lo largo de un borde y se emplea el método aproximado, descripto en el Cuaderno 240, se podrá reducir la armadura en un 25% en las semifranjas adyacentes al apoyo continuo y en la franja central contigua, con respecto a la armadura de las franjas de un tramo interno. La cuantía de armadura a flexión µr en la zona del corte circular (ver el artículo 22.5.1.1.) debe ser como mínimo del 0,5% para cada una de las direcciones de la armadura superior de la losa. 22.5. SEGURIDAD AL PUNZONADO 22.5.1. Determinación de la tensión de corte
r

22.5.1.1. Losas con apoyo puntual sin refuerzos intermedios. Para la verificación de la seguridad al punzonado de la losa se determinará la máxima tensión de corte r en una sección circular (ver la figura 48) con la ecuación (46): (46) siendo: máx Qr el máximo esfuerzo de corte en la sección circular de la columna; u uo para las columnas interiores; 0,6 uo para las columnas de borde; 0,3 uo para las columnas de esquina; uo el perímetro de la sección circular de diámetro dr alrededor de la columna; dr dst + hm; dst el diámetro de la columna circular; dst 1,13 . en las columnas de sección rectangular de lados b y d (para el lado mayor no se podrá considerar más que 1,5 veces el valor del lado menor); hm la altura útil de la losa en la sección circular considerada, obtenida como valor promedio de la altura útil en ambas direcciones.

Pág. 96

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

En la ecuación (46) el valor u se reemplaza por uo en el caso de columna de borde, si la distancia del eje de dicha columna al borde de la losa es por lo menos 0,5 Si esa distancia es menor, el valor de u se puede interpolar linealmente.
x

ó 0,5

y

.

En la determinación de r, se debe tener en cuenta la influencia de una solicitación a flexión sin simetría de revolución. Cuando se consideran las hipótesis del procedimiento aproximado indicado en el Cuaderno 240 y se trata de una solicitación a flexión por una carga vertical uniformemente distribuída, se podrá prescindir de una determinación exacta de r en las columnas de borde, incrementando para ello en un 40% el valor dado en la ecuación (46).
Figura 48. Losa sin refuerzo apoyada directamente sobre columnas.

En este caso, para las columnas interiores, se puede prescindir de la influencia de la solicitación a flexión, calculando con r. 22.5.1.2. Losas con apoyo puntual con refuerzos intermedios. a) En el caso de un refuerzo de longitud s hs (ver la figura 49) no es necesaria la verificación de la seguridad al punzonado en la zona del refuerzo. De acuerdo con lo expresado en el artículo 22.5.1.1. se debe determinar r para la losa, fuera de la zona de refuerzo, para una sección circular de diámetro dra (ver la figura 49). Para la determinación del perímetro u rigen los valores indicados en el artículo 22.5.1.1., con:

En el caso de columnas rectangulares de lados b y d

siendo:
s

la longitud del refuerzo en el caso de las columnas circulares; ;
sy

sx

las longitudes de los refuerzos de las columnas rectangulares.

Pág. 97

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

Figura 49. Losa con refuerzo apoyada sobre columna; según párrafo a) con ls

hs

En la ecuación (48) el mayor de los dos valores entre paréntesis no debe ser mayor que 1,5 veces el valor del paréntesis menor, a los efectos del cálculo. b) Si el refuerzo tiene una longitud determinar el valor de cálculo
r s

> hs y

1,5 (hm + hs) se debe
s

como se indica en a), con

= hs.

c) Si el refuerzo tiene una longitud s > 1,5 (hm + hs) (ver la figura 50) se debe determinar r tanto en la zona del refuerzo como también exteriormente al mismo, es decir en la losa propiamente dicha. Para ambas secciones circulares se verificará la seguridad al punzonado. Para la verificación en la zona del refuerzo rige el artículo 22.5.1.1. donde hm debe reemplazarse por hr y dr por dri. Para calcular r se debe aplicar la ecuación (46). En el caso de refuerzos oblicuos o redondeados se debe colocar para hr la altura útil en la sección circular. Se considerará: dra = dst + 2
s

+ hm

dri = dst + hs + hm
Figura 50. Losa apoyada sobre columnas con refuerzo, según párrafo e), con ls > 1,5 (hm + hs)

Pág. 98

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

22.5.2. Verificación de la seguridad al punzonado El valor de la tensión de corte r calculado mediante la ecuación (46) debe compararse con las tensiones admisibles de corte o11 y o2 de la Tabla 18, artículo 17.5.3. multiplicadas por los coeficientes Se debe verificar que:
r 2 1

y

2

.

.

02

(49)

Para r 1 . 011 no es necesario ninguna armadura de corte. En esta verificación no será necesario considerar los coeficientes k1 y k2 de las ecuaciones (22) y (23) del artículo 17.5.5. Si 1 . 011 < r 2 . 02 se debe disponer una armadura de corte que debe dimensionarse para un valor 0,75 máx Qr (para máx Qr ver las aclaraciones de la fórmula 46). La tensión en el acero se tomará según el artículo 17.5.4. La armadura de corte deberá inclinarse a 45º o más empinada y se distribuirá en la zona c según lo indicado en las figuras 51 y 52. Los estribos deben en volver, por lo menos, una capa superior y una capa inferior de la armadura de la losa. Los factores
1

y

2

tienen los siguientes valores:

siendo: = 1,0 para el 1,3 para los aceros ADN 1,4 para el acero AM - 500 (IV);
s

acero AL 420 (III) y ADM

220 - 420

(I); (III);

as el valor promedio de las armaduras asx y asy de las dos franjas de la columna que se cruzan sobre la columna considerada, en cm²/m; asx y asy obtenidas de la sección total As de la armadura traccionada en la franja de la columna, en cm, dividida por el ancho de la franja de la columna considerada aún en el caso en que las solicitaciones no se determinen por el método aproximado; cuantía existente, pero que debe considerarse en el cálculo con hm la altura útil de la losa en la sección circular considerada, valor promedio de ambas direcciones, en cm.

Pág. 99

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

22.6. ABERTURAS EN LA LOSA Si se preven aberturas a través de la losa, en las zonas en las que de acuerdo con las figuras 51 y 52 se deben disponer las armaduras de corte, las dimensiones en planta en la dirección del perímetro (en el caso de columnas circulares) o de los lados (en columnas de sección rectangular), no deben ser mayores que 1/3 dst (ver la aclaración a la fórmula 46), ni el área total de todas las aberturas debe ser mayor que 1/4 de la sección de la columna. La separación libre entre dos aberturas, en el caso de columnas circulares, debe ser por lo menos dst, medida en el perímetro de la columna. En el caso de columnas rectangulares, sólo se permiten aberturas en el tercio central de los lados y a lo sumo en dos lados opuestos. La tensión de corte r determinada según la ecuación (46) debe incrementarse en un 50%, si se ha utilizado para las aberturas la máxima superficie permitida. Si la suma del área de todas las aberturas es menor que 1/4 de la sección de la columna, el incremento de puede reducirse linealmente
Figura 51. Losa sin refuerzo en el capital de apoyo en el caso de peligro de punzonado (ejemplo de armadura de corte).

Figura 52. Losa con refuerzo en el capitel de apoyo en el caso de peligro de punzonado (ejemplo de armadura de corte).

Pág. 100

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

22.7. DIMENSIONAMIENTO DE LAS PLACAS ARMADAS PARA FUNDACIONES La distribución de las solicitaciones debe realizarse en base a la teoría de las losas. De aquí se obtiene el valor de la armadura necesaria para la flexión y su distribución en el ancho de la placa de fundación. La limitación que se indica en el último párrafo del artículo 22.4., con referencia a la cuantía de armadura para la flexión, puede dejarse de lado en el dimensionamiento de estas fundaciones. Para la determinación de máx Qr se puede admitir una distribución de la carga con un ángulo de 45º hasta la capa inferior de la armadura (ver la figura 53). Las expresiones que deben utilizarse son: (50) siendo: dk = dr + hm En el caso de vigas de fundación armadas, se debe proceder en forma análoga. En la verificación de la seguridad al punzonado (de acuerdo con el artículo 22.5.2.), cuando se determinan los coeficientes 1 y 2, se usará la cuantía de armadura existente µg, en la sección circular de diámetro dr, es decir calcularse con la expresión:

El Cuaderno 240 contiene indicaciones más precisas al respecto.
Figura 53. Distribución de la carga

Pág. 101

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

CAPITULO 23. VIGAS DE GRAN ALTURA
23.1.DEFINICION Las vigas de gran altura son estructuras planas cargadas en su plano medio, en las cuales no son aplicables las hipótesis del artículo 17.2.1., debiendo calcularse de acuerdo con la teoría de las placas. El Cuaderno 240 contiene indicaciones correspondientes a algunos casos simples. 23.2. DIMENSIONAMIENTO El margen de seguridad entre la carga de servicio y la carga de rotura, es suficiente cuando bajo la carga de servicio las tensiones principales de compresión en el hormigón no exceden el valor ßR/2,1 y las tensiones principales de tracción en el acero no exceden el valor ßS/1,75 ó 240 MN/m² (2 400 kgf/cm²) (ver el artículo 17.2.). Las tensiones principales de tracción deben absorberse íntegramente con armadura. Las limitaciones de las tensiones de corte de acuerdo con el artículo 17.5.3., no rigen aquí. 23.3. DETALLES CONSTRUCTIVOS El espesor mínimo de las vigas de gran altura debe ser de 10 cm. En el proyecto de la armadura se debe tener en cuenta la gran sensibilidad que, debido a su rigidez, tienen las vigas continuas de gran altura frente a los asentamientos diferenciales de los apoyos. La armadura longitudinal del tramo no debe interrumpirse antes de los apoyos, pudiendo sin embargo levantarse parte de ella. Se debe cuidar especialmente el anclaje de la armadura en los apoyos extremos (ver el artículo 18.7.4.). Las vigas de gran altura deben tener siempre en cada cara una armadura vertical y otra horizontal (armadura en forma de malla), que podrá incluirse en la absorción de las tensiones principales de tracción acuerdo con el artículo 23.2. La sección total de esta armadura, por malla y para cada dirección, será como mínimo: a) para el acero AL - 220 (I), 2,4 cm²/m ó 0,08% de la sección de hormigón. b) para los aceros ADN - 420 (III), ADM - 420 (III), y AM - 500 (IV), 1,5 cm/m ó 0,05% de la sección de hormigón. La separación de las barras de la malla no debe ser mayor que el doble del espesor de la pared, ni mayor de 30 cm.

Pág. 102

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

CAPITULO 24. CASCARAS Y ESTRUCTURAS PLEGADAS
24.1. DEFINICION Y BASES PARA EL DIMENSIONAMIENTO Las cáscaras son estructuras laminares de pequeño espesor, con simple o doble curvatura, con o sin bordes reforzados estructuralmente. Las estructuras plegadas son estructuras laminares espaciales, formadas por placas planas unidas rígidamente entre sí. Para la determinación de los esfuerzos internos y de las deformaciones se supondrá el comportamiento elástico de estas estructuras. 24.2. SIMPLIFICACIONES DE LAS HIPOTESIS DE CARGA 24.2.1. Acción de la nieve La acción de la nieve debe considerarse según lo establecido en el Reglamento CIRSOC 104: "Acción de la nieve sobre las construcciones". Si es necesario se debe tener en cuenta, también, la carga de nieve en un solo costado y el efecto de su acumulación en ciertas partes del techo. 24.2.2. Acción del viento En las cáscaras y en las estructuras plegadas se debe determinar la distribución del viento mediante ensayos sobre modelos en túnel de viento, siempre que no se disponga de suficientes experiencias al respecto. Cuando la carga de viento incrementa el efecto del peso propio, ésta puede introducirse como un incremento proporcional de la carga permanente. 24.3. ESTUDIO DEL PANDEO POR ABOLLAMIENTO Si la seguridad a pandeo no resulta evidente, las cáscaras y las láminas plegadas deberán verificarse al pandeo (abollamiento) teniendo en cuenta las deformaciones elásticas. Deben ser evaluadas las deformaciones por fluencia lenta y retracción, la disminución de la rigidez originada por el paso del estado I al estado II, así como las inexactitudes de la ejecución, especialmente las desviaciones no previstas en la curvatura y en la posición de las armaduras. En las estructuras con una única malla de armadura en el plano medio, es especialmente notable la disminución de la rigidez al pasar del estado I al estado II. La seguridad a pandeo no debe ser menor que 5. En el caso de que no sea suficientemente confiable la determinación aproximada de todas las influencias mencionadas, al pasar del material constructivo isótropo al hormigón armado, material anisótropo, (ya sea que esa determinación se haga por vía teórica o a través de modelos), o cuando existan incertidumbres en cuanto a la configuración de pandeo, la seguridad a pandeo deberá tomarse aproximadamente mayor que 5. 24.4. DIMENSIONAMIENTO Para las tensiones de compresión en el hormigón, como para las tensiones de tracción en el acero, rige lo indicado para las vigas de gran altura en el artículo 23.2., pudiendo en caso necesario, ser conveniente una limitación adicional de las tensiones del acero.

Pág. 103

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

El dimensionamiento a la flexión de las cáscaras y de las estructuras plegadas (por ejemplo: en las zonas de las perturbaciones de borde), debe efectuarse según lo indicado en el artículo 17.2. Se deben determinar las tensiones de tracción en el hormigón (que resultan de los esfuerzos axiles y de corte, actuantes en la superficie media de las cáscaras o de las estructuras plegadas bajo las cargas de servicio), admitiendo para su cálculo la colaboración total del hormigón de la zona traccionada (estado I). Las tensiones principales de tracción que actúan en la superficie media de las cáscaras y de las estructuras plegadas, deben limitarse adecuadamente para que las deformaciones y las redistribuciones de tensiones que se originan al pasar del estado I al estado II, resulten pequeñas. Estas tensiones de tracción deben absorberse con armadura. Esta armadura, especialmente en el caso de elevadas tensiones de tracción, debe orientarse en lo posible en la dirección de los esfuerzos longitudinales principales (armadura dispuesta según las trayectorias de tracción). Si la armadura forma un ángulo 10º con la dirección de los esfuerzos principales, se podrá considerar que la armadura está dispuesta según las trayectorias, y se podrá dimensionar como tal. Cuando las desviaciones son mayores ( > 10º) se debe reforzar la armadura correspondientemente. En lo posible deben evitarse las desviaciones de > 25º, a menos que las tensiones de tracción en el hormigón sean menores de 0,18 (

de la Tabla 3), o si existen en ambas direcciones de las tensiones principales, tensiones de tracción de aproximadamente igual magnitud. 24.5. DETALLES CONSTRUCTIVOS Se debe cuidar especialmente la forma de acuerdo con los planos, así como la correcta ejecución de los encofrados. Para láminas de más de 6 cm de espesor la armadura se repartirá uniformemente en cada cara, formando dos mallas de acuerdo con la Tabla 35. Una armadura adicional, dispuesta según las trayectorias, se ubicará en lo posible simétricamente con respecto a la superficie media de la lámina, de acuerdo con el artículo 24.4. En el caso de láminas de espesor d 6 cm, se podrá ubicar la totalidad de la armadura en una malla colocada directamente en la superficie media. Cuando se dispongan las mallas en ambas caras de las láminas, se podrá aumentar la separación de las barras interiores en un 50% sobre los valores máximos indicados en las líneas 1 y 2 de la Tabla 35 (ver la figura 54). En el caso de barras no nervuradas se puede prescindir de los ganchos, siempre que el diámetro de las barras sea como máximo de 8 mm y si se cumplen las longitudes de anclaje y de empalme indicadas en los artículos 18.5.2.2. y 18.6.3.2.

Pág. 104

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado Tabla 35. Armadura mínima en cáscaras y estructuras plegadas. 1 Espesor del hormigón en cm 1 2 3 4 d 6 d>6 2 Tipo En general Para mallas soldadas En general Para mallas soldadas 3 Armadura Diámetro mínimo en mm 5 4 5 4 4 Separación máxima s de las barras exteriores en cm 20 20 15* 15*

* Pero no más que tres veces el espesor de la cáscara o de la estructura plegada.

Figura 54. Separación entre las barras de la armadura

Pág. 105

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

CAPITULO 25. ELEMENTOS COMPRIMIDOS
25.1. CAMPO DE VALIDEZ Se designan como columnas a los elementos con forma de barra, de ancho b 5 d, y

como tabiques a los elementos donde b > 5 d, siendo b d, y d el menor espesor. Para su dimensionamiento rige el Capítulo 17 y para el recubrimiento de hormigón el artículo 13.2. Los elementos comprimidos con excentricidades relativas de la carga según el penúltimo párrafo del artículo 17.4.1., deben tratarse constructivamente como vigas y losas. Los elementos comprimidos cuya cuantía de armadura excede los límites indicados en el artículo 17.2.3. no se consideran dentro del campo de validez de este Reglamento. 25.2. COLUMNAS ARMADAS CON ESTRIBOS 25.2.1. Espesor mínimo El espesor mínimo de las columnas armadas con estribos figura en la Tabla 36. En las secciones de cualquier forma (ver la Tabla 36, renglón 2) la longitud del ala menor no puede ser inferior a los valores del renglón 1. Si la longitud del ala es mayor que 5 veces el espesor de la misma, el ala debe tratarse como tabique portante según el artículo 25.5. En las secciones huecas, si la distancia libre es mayor que 10 veces el espesor de la pared, dicha pared debe tratarse como un tabique, según el artículo 25.5. En el caso de columnas y otros elementos comprimidos que se construyen en posición horizontal y sirven para fines secundarios, se pueden usar espesores menores que los indicados en la Tabla 36. Como columnas y elementos para fines secundarios pueden considerarse sólo aquellos cuya falla aislada no disminuya la seguridad de la estructura en conjunto ni la capacidad portante de los elementos constructivos que sustenta.
Tabla 36. Espesor mínimo de los elementos comprimidos armados con estribos 1 2 Elementos comprimidos ejecutados con hormigón in-situ en posición vertical. cm 20 14 10 3 Elementos premoldeados y elementos comprimidos ejecutados en posición horizontal. cm 14 7 5

Forma de la sección

1 2 3

Sección maciza, espesor Sección abierta, p.ej. I, T y L (espesor del ala y del alma) Sección hueca (espesor de pared)

Pág. 106

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

25.2.2. Armaduras 25.2.2.1. Armadura longitudinal La armadura longitudinal As del lado traccionado o menos comprimido de la sección debe ser como mínimo el 0,4% de la sección total y la armadura longitudinal total no debe ser menor que el 0,8% de la sección de hormigón estáticamente necesaria, y no debe sobrepasar el 9% de Ab (ver los artículos 17.2.3. y 25.3.3.) aún en las zonas de empalme. Si la sección de hormigón no llega al agotamiento se podrá reducir la sección de la armadura mínima determinada en función de la sección real, en la relación entre el esfuerzo axil existente y el esfuerzo axil admisible. Para la determinación de las cargas actuantes y admisibles ha de mantenerse la excentricidad de la carga y la esbeltez de la pieza. La sección de la armadura de compresión A's que se puede considerar en el cálculo, puede ser, como máximo, igual a la sección de la armadura A s existente del lado traccionado o menos comprimido de la sección. El diámetro mínimo de la armadura longitudinal está indicado en la Tabla 37. Para elementos comprimidos secundarios (ver el artículo 25.2.1.), los diámetros mínimos pueden ser inferiores a los de la Tabla 37.
Tabla 37. Diámetro mínimo dsL de la armadura longitudinal 1 Espesor mínimo del elemento comprimido cm 1 2 3 < 10 10 a < 20 20 2 Diámetro mínimo ds AL - 220 (I) 10 12 14 3 , en mm, para ADN - 420 (III) ADM - 420 (III) AM - 500 (IV) 8 10 12

La máxima separación de las barras será de 30 cm. Para columnas con b puede colocarse una barra en cada esquina de la sección.

40 cm

Las barras rectas solicitadas a compresión, sólo pueden considerarse como portantes a una distancia
1

del extremo de la barra;

1

se define en el artículo 18.5.2.2. Si la

longitud de anclaje 1 no puede ubicarse del todo en la estructura contigua, se permite considerar también como zona de anclaje, una zona de la columna de longitud 2 d como máximo, (d es el espesor menor de la columna), (ver la figura 56).

Pág. 107

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado Figura 55. Zona de anclaje de la armadura de columna sin requerimientos especiales con respecto a la adherencia.

En esta zona y cuando se necesita más de 0,5 d (ver las figuras 55, 56a y 56b) debe asegurarse la adherencia mediante el impedimento de la dilatación transversal del hormigón (por ejemplo mediante estribos o armadura transversal con una separación máxima de 8 cm).
Figura 56 a y 56 b. Refuerzo de la armadura de estribos en la zona de anclaje de la armadura longitudinal.

25.2.2.2. Armadura de estribos en los elementos comprimidos Los estribos deben cerrarse de acuerdo con la figura 57, desplazándose los ganchos en lo posible a lo largo de la columna. Si hay más de tres barras longitudinales en una esquina, deben desplazarse los ganchos o empalmarse los extremos de los estribos, según las figuras 22 c ó 22 d.

Pág. 108

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

El diámetro mínimo de los estribos simples o en hélices es de 6 mm, y en el caso de mallas soldadas de 4,2 mm; en el caso de barras longitudinales de ds > 20 mm el diámetro mínimo de los estribos debe ser de 8 mm. Los estribos y las hélices con un diámetro mínimo de 8 mm pueden reemplazarse, sin embargo, por un número mayor de estribos de diámetro menor (hasta el mínimo citado) de sección equivalente. La separación "sest" de los estribos y el paso de la hélice "sw" pueden, como máximo, ser iguales al menor espesor d del elemento comprimido o 12 veces el diámetro de la armadura longitudinal. Es determinante el menor de los dos valores (ver la figura 57).
Figura 57. Armadura de estribos

En cada esquina de una sección pueden asegurarse hasta cinco barras longitudinales contra el pandeo. La distancia máxima de la barra más alejada, a la barra de la esquina, debe ser como máximo de 16 veces el diámetro del estribo (ver la figura 58).
Figura 58. Estribado de varias barras longitudinales.

Pág. 109

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

Otras barras longitudinales a mayor distancia de la barra de la esquina, deben asegurarse mediante estribos intermedios, que pueden estar a una separación igual al doble de la separación entre los estribos principales. 25.3. ELEMENTOS COMPRIMIDOS ZUNCHADOS 25.3.1. Principios generales Para los elementos comprimidos zunchados rigen las mismas especificaciones que para los elementos comprimidos armados con estribos (ver el artículo 25.2.) a menos que se indique lo contrario. Para el dimensionamiento de las columnas zunchadas ver el artículo 17.3.2. 25.3.2. Espesor mínimo y resistencia del hormigón El diámetro dk del núcleo, cuando se trata de columnas de hormigón in situ, debe ser como mínimo de 20 cm y en elementos comprimidos premoldeados el diámetro mínimo debe ser igual a 14 cm. Para otras indicaciones, ver el artículo 17.3.2. 25.3.3. Armadura longitudinal La armadura longitudinal As debe ser como mínimo el 2% de Ak y no debe exceder el 9% de Ak, aún en la zona de empalme. Deben preverse por lo menos 6 barras longitudinales y distribuirse uniformemente en el perímetro. 25.3.4. Armadura helicoidal (zunchos) El paso "sw" de la hélice debe ser como máximo de 8 cm o d k/5. El menor valor es determinante. El diámetro de las barras debe ser como mínimo de 6 mm. Para la limitación de la sección del zuncho por descascaramiento, ver el artículo 17.3.2. Los extremos del zuncho, también en empalmes por yuxtaposición, deben terminarse en forma de ángulo doblado hacia el interior, o soldarse a la espira vecina. 25.4. COLUMNAS O ELEMENTOS COMPRIMIDOS DE HORMIGON SIMPLE Para el dimensionamiento rige el artículo 17.9. Las dimensiones mínimas se rigen por las Tablas 36 ó 38. Sin embargo para secciones huecas no deben adoptarse espesores menores que los indicados en la Tabla 36. renglón 2, para secciones abiertas. Si en el caso de secciones abiertas, o en forma de T, el ancho del ala es mayor que el menor espesor de la misma, se debe considerar el ala como tabique sin armar. 25.5. TABIQUES 25.5.1. Principios generales Se considera tabique a los elementos constructivos en forma de placas, solicitados predominantemente a compresión y comprenden: a) Tabiques portantes para cargas verticales, por ejemplo, cargas de entrepisos: también se consideran tabiques portantes a las placas verticales previstas para cargas horizontales, por ejemplo, tabiques contraviento.

Pág. 110

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

b) Tabiques de arriostramiento para el arriostrado contra el pandeo de tabiques portantes. A este efecto también pueden usarse otros tabiques portantes. c) Tabiques no portantes, solicitados predominantemente por su peso propio, pero que también pueden transmitir cargas de viento actuantes sobre su superficie a otros elementos portantes, por ejemplo, placas de piso o de pared. Los tabiques de elementos premoldeados están tratados en el Capítulo 19 y en especial en el artículo 19.8. 25.5.2. Arriostramientos de tabiques portantes Se distinguen tabiques apoyados en 2, 3 ó 4 lados, según sea el número de bordes apoyados en forma indesplazable normalmente al plano del tabique. Como apoyo indesplazable pueden actuar losas de entrepisos, tabiques arriostrantes u otros elementos suficientemente rígidos. Los tabiques o elementos de arriostramiento deben construirse simultáneamente con el tabique portante, o deben unirse al mismo en forma tal, que puedan transmitir los esfuerzos (ver el artículo 19.8.3.). Los tabiques de arriostramiento deben tener por lo menos una longitud igual a 1/5 de la altura del piso, siempre que y de arriostramiento, una verificación especial a pandeo. Si los tabiques apoyados en 4 lados tienen aberturas, cuya altura es mayor que 1/3 de la altura del piso, o cuya superficie tiene un área mayor que 1/10 del área del tabique, se considerará a las partes del tabique, entre las aberturas y los tabiques de arriostramiento, como tabiques apoyados en 3 lados y a las partes del tabique entre aberturas como tabiques apoyados en 2 lados. 25.5.3. Espesor mínimo de los tabiques 25.5.3.1. Requerimientos generales El espesor mínimo se rige por lo indicado en le artículo 25.5.3.2. y para tabiques premoldeados por el artículo 19.8.2., siempre que por razones de estabilidad, así como por exigencias técnicas, acústicas o requerimientos de protección contra incendio no resulten espesores mayores. El espesor mínimo de los tabiques huecos puede ser determinado por analogía con los artículos 25.4. ó 25.2.1., Tabla 36. 25.5.3.2. Tabiques con sección rectangular llena Los requerimientos para el espesor mínimo están dados en la Tabla 38.

Pág. 111

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado Tabla 38. Espesor mínimo de los tabiques portantes. 1 2 3 Hormigón simple Ejecución Losas sobre tabique No continua cm in situ in situ premoldeado 20 14 12 Continua cm 14 12 10 4 5 6

Espesor mínimo del tabique ejecutado con: Clase de resistencia del hormigón Hormigón armado Losas sobre tabique No continua cm -12 10 Continua cm -10 8

1 2 3

hasta H - 8 desde H - 13

Los valores de las columnas 4 y 6 de la Tabla 38 pueden ser aplicados también en casos de losas no continuas, si se demuestra que la excentricidad de la carga vertical es menor que 1/6 del espesor del tabique. Los tabiques de arriostramiento no deben tener espesores menores de 8 cm. Los espesores mínimos de la Tabla 38 rigen también para partes de los tabique con b < 5 d entre, o al lado de las aberturas, o en las partes de los tabiques con cargas concentradas, aún cuando aquellas partes sean diseñadas como columnas armadas con estribos, según el artículo 25.2.. Para tabiques de importancia secundaria, por ejemplo construcciones premoldeadas de un solo piso, están permitidos espesores menores, siempre que se tomen precauciones especiales en la ejecución, por ejemplo cuando se los moldea horizontalmente. 25.5.4. Hipótesis para el dimensionamiento y verificación de la seguridad a pandeo 25.5.4.1. Excentricidad del punto de aplicación de la carga Para los tabiques interiores cargados de ambos lados por losas, se podrá prescindir en general de la excentricidad de la carga de la losa, aún cuando las losas no estén unidas rígidamente a flexión con el tabique. Para los tabiques cargados de un solo lado por losas, debe considerarse en el extremo superior del tabique una repartición triangular de tensiones debajo de la superficie de apoyo de la losa, siempre que no se tomen medidas adecuadas para asegurar el centrado de la carga. En el pie del tabique se puede admitir una rótula en el centro de la superficie de contacto. 25.5.4.2. Longitud de pandeo La longitud de pandeo hK depende de la altura del piso hs y de la forma de arriostramiento del tabique, según la ecuación (51):

Pág. 112

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

Para el coeficiente ß debe ponerse: a) en los tabiques apoyados en dos lados,

b) en los tabiques apoyados en tres lados,

c) en los tabiques apoyados en cuatro lados,

siendo: b la distancia del borde libre hasta el eje del tabique arriostrante o la distancia entre los ejes de los tabiques arriostrantes. Para los tabiques apoyados en dos lados que están empotrados arriba y abajo en las losas con hormigón in situ y armadura, en forma tal que los momentos en los extremos estén totalmente absorbidos, se podrá tomar sólo el 0,85% de la longitud de pandeo cuando hs b. Para paredes sin armar, apoyadas en tres o cuatro lados, ver el Cuaderno 220. 25.5.4.3. Verificación de la seguridad a pandeo Para la verificación de la seguridad a pandeo de los tabiques armados y sin armar rigen los artículos 17.4. y 17.9. Para un procedimiento aproximado ver el Cuaderno 240. Para espesores < 10 cm ver el artículo 17.2.1. 25.5.5. Detalles constructivos 25.5.5.1. Tabiques sin armar La absorción de las reacciones horizontales, de losas de entrepiso a los tabiques, debe ser verificada. Para evitar grandes fisuras por retracción, ver el artículo 14.6. En los tabiques se colocará además, 2 barras corridas (encadenamiento), de por lo menos ds = 12 mm, aproximadamente a la altura de cada piso. Entre dos juntas de dilatación del edificio, esta armadura de encadenamiento no puede interrumpirse ni por aberturas, por ejemplo: ventanas. Los empalmes se ejecutarán según el artículo 18.6. y se desplazarán, en lo posible, entre sí. Podrá considerarse como formando parte de la armadura de encadenamiento, a barras corridas y paralelas, en las siguientes condiciones:

Pág. 113

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

a) con la totalidad de su sección cuando la armadura de losa está ubicada a una distancia máxima de 50 cm del plano medio de tabique, y en caso de dinteles si la armadura está a una distancia máxima de 50 cm del plano medio de la losa. b) con la mitad de su sección, cuando la armadura que se encuentra en el tabique está a una distancia mayor que 50 cm, pero como máximo a 1 m, del plano medio de la losa (por ejemplo, en dinteles). En el dimensionamiento se deben considerar aberturas, ranuras, huecos, etc. con la excepción de ranuras verticales abiertas a posteriori que cumplan las indicaciones del siguiente párrafo: Sólo se permitirán si son verticales y si su profundidad es menor que 1/6 del espesor del tabique y no mayor que 3 cm, y su ancho menor que el espesor del mismo. La separación entre ranuras debe ser como mínimo de 2 m y el espesor del tabique cm. 25.5.5.2. Tabiques armados Para los tabiques armados, mientras no se indique lo contrario, rige el artículo 25.5.5.1. y para la armadura longitudinal el artículo 25.2.2.1. Los tabiques armados con una armadura menor que 0,5% de la sección estáticamente necesaria no se consideran armados y por lo tanto deben ser dimensionados como tabiques sin armar (ver el artículo 17.9.). La armadura de tales tabiques, sin embargo, puede considerarse para cubrir los momentos flexores locales; en el caso de tabiques premoldeados, para el estado de carga de transporte y montaje, como así también para coacciones, por ejemplo, por temperatura desigual, impedimento de deformación, retracción y fluencia lenta en elementos a los que sirven de apoyo. En los tabiques portantes de armadura principal debe tener un diámetro mínimo de 8 mm, y en el caso de mallas soldadas AM - 500 un mínimo de 5 mm. La máxima separación de las barras principales es de 20 cm. La armadura transversal tendrá una sección mínima de 1/5 de la armadura principal, pero no podrá ser inferior en cada lado y por metro de altura a: - para AL - 220 (I) tres barras de ds = 8 mm - para ADN - 420 (III) y ADM - 420 (III) tres barras de ds = 6 mm - para AM - 500 (IV) cuatro barras de ds = 4,2 mm o una cantidad mayor de barras más finas de sección equivalente. Las barras externas de un lado deben unirse por lo menos en 4 puntos por m² con las barras del otro lado, por ejemplo mediante ganchos en forma de S. Si los tabiques son gruesos, se podrán anclar en el interior mediante estribos abiertos (en forma de horquillas) cuyos lados libres deben cumplir con una longitud de anclaje de 0,5
o

12

. El recubrimiento de estos ganchos o estribos exigido en el artículo 13.2.,

Pág. 114

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

puede reducirse en 0,5 cm con respecto a los recubrimientos normales, pero no puede ser menor que 1 cm. Los ganchos en forma de S pueden suprimirse si las barras principales tienen un diámetro ds 14 mm y si su recubrimiento es 2 ds. En este caso, y siempre en el caso de mallas soldadas, las barras comprimidas pueden ser exteriores. Si la armadura de compresión estáticamente necesaria es por lado 1%, se deberá proceder a su estribado como en el caso de columnas, de acuerdo con el artículo 25.2.2.2.. En los bordes libres, las barras de esquina deben asegurarse mediante estribos abiertos (en forma de horquillas).

Pág. 115

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

CAPITULO 26. HORMIGON PRETENSADO
El proyecto, el cálculo y la ejecución de las estructuras de hormigón pretensado requieren un profundo conocimiento y experiencia en este tipo de construcción. Por lo tanto sólo se podrá confiar esta tarea a los profresionales y a las empresas que sean poseedores de la experiencia adecuada para que tales estructuras se realicen con el cuidado necesario. 26.1. GENERALIDADES 26.1.1. Campo de validez (1) Este Capítulo rige para el dimensionamiento y la ejecución de elementos estructurales de hormigón pretensado,realizados con hormigón de densidad normal y pretensados en forma total o limitada mediante elementos tensores,que en el estado definitivo queden ligados por adherencia con el hormigón. (2) La aplicación, por analogía, de este capítulo a elementos estructurales en los que el procedimiento de pretensado difiere de lo antes estipulado, debe estudiarse en cada caso. 26.1.2. Conceptos 26.1.2.1. Designación de las partes componentes de una sección (1) En los elementos pretensados se distinguen: - la zona comprimida - la zona traccionada precomprimida - los elementos tensores (2) Zona comprimida Es aquella en la que, bajo las cargas de proyecto y sin pretensado,se originan tensiones de compresión por efecto de los esfuerzos axiles y de los momentos flexores. En el caso particular en que el pretensado origine tensiones de compresión en dicha zona,se denominará zona de compresión precomprimida (ver el artículo 26.15.3.). (3) Zona traccionada precomprimida Es la zona en que bajo las cargas de proyecto se originan tensiones de tracción debidas a los esfuerzos axiles o a los momentos flexores, y que son fuertemente reducida o anulada por el pretensado. (4) Bajo la acción de momentos con signos alterados puede convertirse una zona de compresión en una zona de tracción precomprimidainversamente. (5) Elementos tensores Son los elementos para absorber esfuerzos de tracción, hechos de acero, que se utilizan para generar el esfuerzo de pretensado. En este concepto se incluyen los alambres aislados, barras aisladas y cordones. Elementos tensores prearmados son elementos ejecutados en fábrica según el artículo 26.6.5.3. 26.1.2.2. Grado de pretensado Pág. 116

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

(1) Pretensado total En este caso no se admiten en el hormigón tensiones de tracción bajo las cargas de servicio (ver el artículo 26.9.1.). Se exceptúan los casos indicados en el artículo 26.10.1.1. (2) Pretensado limitado En este caso se admiten en el hormigón tensiones de tracción bajo las cargas de servicio (ver el artículo 26.9.1.) hasta los límites indicados en los artículos 26.10.1.2. y 26.15. 26.1.2.3. Diferenciación del pretensado en función del momento en que se efectúa (1) Pretesado En el caso del pretesado los elementos tensores se tesan antes del endurecimiento del hormigón o sea que primero se tesa y luego se hormigona (tesado en banco de tesado). (2) Postesado En el caso del postesado se tesa una vez endurecido el hormigón, o sea que sirve como apoyo el hormigón ya endurecido. 26.1.2.4. Diferenciación del pretensado en función del tipo de adherencia con el hormigón (1) Pretensado con adherencia directa Es el caso del pretensado en banco de tesado o similar, cuando el hormigón es colocado sobre los elementos tensores tesados, produciéndose la adherencia simultáneamente con el endurecimiento del hormigón. (2) Pretensado con adherencia a posteriori Es el caso en que se efectúa el pretensado del hormigón sin adherencia con los elementos tensores, solidarizándose posteriormente dichos elementos con el hormigón (por ejemplo, mediante la inyección de lechada o mortero de cemento en las vainas), de manera tal que la adherencia resulte efectiva para todos los estados de cargas posteriores. 26.2. DIRECTIVAS COMPLEMENTARIAS 26.2.1. Campo de validez En los capítulos siguientes se establecen los requisitos para el Proyecto, Cálculo y Ejecución de las Estructuras de Hormigón Pretensado, que sustituyen o complementan los establecidos en los Capítulos 1 a 25 para las estructuras de Hormigón Armado. 26.2.2. Requisitos para el acero y el sistema de pretensado (1) Para los aceros de pretensado rige el artículo 26.3.2. Hasta que no se haya establecido un método de aprobación de los sistemas de pretensado se podrán tomar como guía los datos correspondientes de los certificados de aptitud del país de origen del sistema de pretensado, teniendo en cuenta las Pág. 117

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

limitaciones que allí se indican y su compatibilidad con las tensiones indicadas en la Tabla 47, en particular, los renglones 64 y 67. Especialmente debe cuidarse que los anclajes no sean solicitados por esfuerzos mayores que los prescriptos en dicho certificado de aptitud y en forma análoga que esta documentación sea compatible con lo especificado con respecto a las longitudes de anclaje, esfuerzos locales, adherencia, etc. (2) Copia de estos certificados deberán formar parte de la Documentación de Obra. 26.2.3. Requisitos par la Documentación Técnica Además de los requisitos establecidos en el Capítulo 3 para la Documentación Técnica, deberá constar en la misma los datos correspondiente al sistema de pretensado, al grado de pretensado adoptado, el método de construcción y el programa de tesado. 26.2.4. Requisitos para el Personal Técnico Responsable En la fabricación del hormigón pretensado,tanto en los lugares de construcción como en las fábricas sólo debe admitirse como Personal Técnico Responsable al que disponga de suficiente experiencia y cono cimientos referente a la construcción con hormigón pretensado. Durante la ejecución del tensado y de la inyección de las vainas, debe estar siempre presente el Director de Obra o alguna persona autorizada por el mismo, de reconocida idoneidad en la especialidad y en el sistema. 26.3. MATERIALES 26.3.1. Hormigón (1) 26.3.1.1. Elementos postesados El hormigón debe ser de resistencia característica mínima kgf/cm²)(ver el artículo 6.6.2.2.). 'bk = 21 MN/m² (210

(2) En las construcciones corrientes (ver el artículo 2.1.1.) podrá utilizarse además para completar a posteriori los elementos pretensados premoldeados, hormigón in situ de resistencia 'bk = 13 MN/m² (130 kgf/cm²). (3) El contenido de cloruros del agua de mezclado no puede superar los valores dados en el artículo 6.5., inciso e). No se permite la utilización de agua de mar, ni de otras aguas con sales. Cuando no se pueda evitar el contacto entre el hormigón y el acero tesado (por ejemplo, en anclajes en abanico) rigen para los agregados del hormigón las especificaciones del artículo 26.3.1.2. (4) Los aditivos para hormigón pueden usarse sólo cuando estén expresamente especificados para ser usados con hormigón pretensado(ver el artículo 6.4.1.) 26.3.1.2. Elementos pretensados con adherencia directa (1) El hormigón debe ser de resistencia características mínima kgf/cm²). Ver el anexo a este artículo. 'bk = 30 MN/m² (300

(2) Los agregados a emplear en el hormigón deben tener un contenido de cloruro tal que sumado al contenido de cloruros del agua no supere los valores especificados en el artículo 6.5., inciso e).

Pág. 118

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

(3) Los cementos se rigen por lo indicado en el artículo 6.2.1. (4) No pueden utilizarse adiciones minerales pulverulentas. 26.3.2. Acero para pretensado Para los alambres lisos, perfilados y nervurados y para las barras de acero pretensado rige la norma IRAM-IAS u 500-517, para los cordones de dos y tres alambres de hormigón pretensado rige la norma IRAM-IAS U 500-07,y para los cordones de siete alambres rige la norma IRAM-IAS U 500-03.Estas normas deben completarse con las exigencias y recomendaciones de los certificados de aptitud (correspondientes al país de origen)de los sistemas de pretensado (ver el artículo 26.2.2.) y eventualmente deberán ser determinados por ensayos. El acero para pretensado debe protegerse contra la corrosión de acuerdo con lo indicado en el artículo 26.6.5. El hormigón deberá ser compactado de manera que garantice una buena protección de la armadura. Estos cuidados deben extremarse cuando se utilicen alambres o cordones finos.(Ver el anexo a este artículo). 26.3.3. Inyección de vainas La composición y las propiedades de la mezcla para la inyección de las vainas deben corresponden con lo establecido en el Capítulo 27. 26.4. COMPROBACION DE LA CALIDAD DE LOS MATERIALES Y METODOS (1) Para el hormigón y el acero no teso rige lo dispuesto en los Capítulos 6 a 14. (2) Con respecto al acero y al sistema de pretensado rige lo dispuesto en el artículo 26.2.2. (3) Además de los ensayos realizados en las plantas productoras se deben llevar a cabo los controles indicados en la Tabla 39. (4) Para el acero de pretensado se verificarán sus características en cada entrega, dejando constancia de ello por escrito. 26.5. REALIZACION DEL PRETENSADO 26.5.1. Edad del hormigón al efectuar el pretensado (1) El pretensado recién se podrá efectuar cuando el hormigón tenga la resistencia adecuada para resistir las tensiones del pretensado y los esfuerzos en los anclajes. Se deberá verificar la resistencia del hormigón requerida en cada etapa. Esto se considera logrado, cuando para el pretensado definitivo se comprueba, de acuerdo con el artículo 7.4.5., que la resistencia media 'bm ha alcanzado por lo menos los valores de la Tabla 40 (columna 3). (2) Si para evitar la fisuración por retracción y temperatura, o para acelerar el desencofrado de algunos elementos se requiere aplicar un pretensado previo parcial,se deberá comprobar que la resistencia media 'bm obtenida, de acuerdo con lo indicado en el artículo 7.4.5.ha alcanzado los valores de la Tabla 40,columna 2.Ni en los anclajes,ni en la estructura,se podrá superar en esta etapa el 30% de las tensiones admisibles.

Pág. 119

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado Tabla 39. Control de producción. 1 Elemento de ensayo 1a 1b 2 Tipo de ensayo Control de la entrega según el tipo y el diámetro de acuerdo con la norma IRAMIAS respectiva y con las exigencias particulares del sistema a emplear 3 Requisitos 4 Frecuencia

Caracterización;Verificación del control de calidad, sin Cada entrega daños; sin oxidación no permitida

Acero para pretensado 1c

Control de los Carga seca y cubierta; sin vehículos de transporte impurezas Control de almacenamiento

Cada entrega

Almacenamiento aireado y seco;sin impurezas;sin transferencia de materiales En caso necesario corrosivos(ver el artículo 26.6.5.1.) Cumplimiento de las determinaciones del artículo Cada entrega 26.6.5.3 Cumplimiento de las exigencias del sistema de pretensado (ver el artículo 26.2.2.) Cada utilización

2

Elementos tensores prearmados

Control de la entrega

3

Sistema de pretensado Control de la instalación para el tesado Mediciones según el programa de tesado(ver el artículo 26.5.3.) Control de la inyección

4

Dispositivo para el tesado

Cumplimiento de las tolerancias según el artículo Cada 6 meses 26.5.2. Cumplimiento del programa Cada proceso de de tesado tesado Cumplimiento del Capítulo 27 Cada elemento de tesado

5

Pretensado

6

Trabajos de inyección

Si la resistencia verificada está entre los valores de las columnas 2 y 3, el esfuerzo de pretensado se podrá aumentar, interpolando linealmente.

Pág. 120

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado Tabla 40. Resistencias mínimas del hormigón al aplicar el pretensado. 1 Clase de resistencia del hormigón (1) 1 2 3 4 (1) H – 21 H – 30 H – 38 H – 47 2 Resistencia a la compresión 'bm al aplicar el pretensado parcial 10 13,5 17 20 3 Resistencia a la compresión 'bm al aplicar el pretensado definitivo 20 27 34 40

La clase de resistencia del hormigón es la resistencia exigida para el hormigón, según el certificado de aptitud de cada sistema de pretensado. 26.5.2. Dispositivos para el tesado (1) Los dispositivos para el tesado deberán verificarse antes de su primera utilización. Esta verificación deberá repetirse cada 6 meses, con aparatos calibrados que permitan determinar las desviaciones que indican las lecturas de los dispositivos de tesado con respecto al valor real. En cuanto estas desviaciones dependan de influencias externas (por ejemplo, prensas con presión de aceite dependientes de la temperatura), esto se deberá tener en cuenta. (2) No se podrán emplear dispositivos con una desviación de ± 5% en el entorno del esfuerzo de pretensado definitivo que con ellos se debe aplicar. 26.5.3. Procedimiento y mediciones para el tesado (1) El esfuerzo de tesado se aplicará según un programa de tesado,que se adosará el cálculo estático. El programa debe contener además del orden cronológico del tesado para cada elemento tensor, las indicaciones referentes al esfuerzo de tesado y al alargamiento previsto, teniendo en cuenta la fricción, el acortamiento del hormigón, eventualmente el deslizamiento de los anclajes y el proceso de desapuntalamiento. En caso de un tesado parcial deben tenerse en cuenta las pérdidas de esfuerzo de pretensado que se producen hasta el pretensado definitivo. El orden del tesado debe elegirse en forma tal, que no aparezcan tensiones inadmisibles. 1 MN/m² 10 kgf/cm² (2) Las mediciones efectuadas durante el tesado deben registrarse en un Acta donde se registrarán todas las mediciones efectuadas durante el tesado y todas las irregularidades que se presentaron. Las mediciones deben abarcar como mínimo el esfuerzo de tesado y el alargamiento.Este Acta formará parte de la Documentación de Obra. Si en un elemento tensor la suma de los valores absolutos de la desviación porcentual del esfuerzo de tesado y de la desviación del alargamiento respecto de los valores fijados es mayor que el 15%, deberá informarse inmediatamente al Director de Obra. Asimismo, deberá informarse al Director de Obra, si la diferencia del esfuerzo de tesado o la diferencia del alargamiento con respecto a los valores fijados es mayor que el 5% para la suma de los valores correspondientes de todos los elementos tensores ubicados en una sección. Pág. 121

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

(3) Deberá evitarse una transferencia brusca del esfuerzo de pretensado. 26.6. BASES PARA EL DETALLE CONSTRUCTIVO Y PARA LA EJECUCION 26.6.1. Armadura no tesa (1) En general, rigen las directivas para recubrimiento y armado de la armadura dadas en los Capítulos 13 y 18 de este Reglamento. (2) Barras comprimidas Las barras de la capa de armadura más cercana a la superficie del paramento exterior, al estar fuertemente solicitadas a compresión(por ejemplo,por pretensado) pueden pandear, por lo que deben estar aseguradas contra pandeo como mínimo en cuatro puntos por m² (mediante ganchos o estribos en forma de horquilla), si la tensión del hormigón bajo cargas de servicio es superior a 0,17 'bk. Se podrá prescindir de esto en el caso de barras longitudinales de diámetro ds 14 mm, si el recubrimiento es por lo menos igual al doble del espesor de la barra. Una armadura de compresión requerida por cálculo, debe estribarse de acuerdo con el artículo 25.2.2.2. 26.6.2. Recubrimiento de los elementos tensores y separación entre los mismos 26.6.2.1. Elementos tensores en vainas El recubrimiento de hormigón de las vainas para elementos tensores debe ser por lo menos de 3,0 cm. 26.6.2.2. La separación libre entre vainas debe ser por lo menos igual a 0,8 veces el diámetro interno de las vainas y no inferior a 2,5cm.Ver las recomendaciones para el tamaño máximo de los agregados del artículo 6.6.3.6.1 el que deberá hacerse extensivo a la separación de las vainas. 26.6.2.3. (1) El recubrimiento mínimo de hormigón de los elementos tensores con adherencia directa está determinado por las exigencias de la protección contra la corrosión de los alambres,por la posibilidad de una buena colocación del hormigón y por la necesidad de un anclaje eficaz. Deberá adoptarse el mayor de los tres valores necesarios. (2) La protección contra la corrosión está en general cubierta si se aumentan en 1 cm los recubrimientos indicados en la Tabla 15, columna 4, 5 y 6 (ver el artículo 13.2.1.). (3) Se podrán emplear los valores de la Tabla 15, columnas 4, 5 y 6, incrementados en sólo 0,5 cm, en los siguientes casos: a) en losas, cáscaras y estructuras plegadas, si los elementos tensores no son cruzados por armadura no tesa dentro del espesor del recubrimiento; b) en los elementos premoldeados, en aquellos lugares donde se agregará una capa de hormigón in situ de por lo menos 2 cm de espesor; c) en los elementos tensores de pretensado que no son esenciales para la capacidad portante de los elementos estructurales una vez ubicados definitivamente (por ejemplo, armadura para transporte y montaje). Pág. 122

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

(4) Teniendo en cuenta la posibilidad de una adecuada colocación del hormigón, el recubrimiento debe ser mayor que el tamaño del agregado predominante. (5) Para el anclaje efectivo de alambres nervurados redondos y de cordones con d v 12 mm, así como también de alambres individuales no redondos dv siguientes recubrimientos mínimos de hormigón: - para alambres perfilados y para cordones de alambres individuales lisos c = 1,5 dv (56) - para alambres nervurados c = 2,5 dv (57) Para dv debe ponerse: a) Para alambres redondos, el diámetro del alambre. b) Para alambres no redondos, el diámetro de un alambre redondo de la misma sección transversal. c) Para cordones, el diámetro nominal. 26.6.2.4. En el caso de pretensado con adherencia directa,la separación entre elementos tensores debe ser mayor que el tamaño del agregado predominante y no debería ser menor que los valores resultantes de las ecuaciones (56) y (57) del artículo 26.6.2.3., punto 5. (2) En la distribución de los elementos tensores, en el ancho de una sección transversal,la separación libre entre los mismos puede reducirse hasta 1 cm en los grupos de hasta 3 elementos tensores con dv 10 mm, siempre que por capa no se ubiquen más elementos, que los que resulten de una distribución uniforme hecha con separación admisible. 26.6.2.5. Entre los elementos tensores y eventuales elementos embutidos cincados,debe existir por lo menos un espesor de 2,0 cm de hormigón. Además no puede haber ninguna unión metálica entre ambos. 26.6.2.6. Cantidad mínima de elementos tensores (1) 26.6.2.6.1. En la zona traccionada precomprimida de los elementos constructivos portantes, el número mínimo de elementos tensores (o en caso de utilizarse haces de alambres, la cantidad total de alambres y barras),debe ser igual o mayor que el indicado en la columna 2 de la Tabla 41. Los valores que allí se indican rigen en la hipótesis de que todas las barras o alambres tengan igual diámetro. Si se utilizan barras o alambres de secciones diferentes, se debe realizar siempre la comprobación establecida en el artículo 26.6.2.6.2. 8 mm rigen los

Pág. 123

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado Tabla 41. Cantidad de elementos tensores. 1 Tipo de elementos tensores 1 2 Barras o alambres individuales Barras o alambres en caso de haces de barras o alambres Cordones de 7 alambres; diámetro de cada alambre dv 4 mm (2) 2 Cantidad mínima (según el artículo 26.6.2.6.1.) 3 7 3 Cantidad de barras o alambres que fallan teóricamente (1) 1 3

3

1

___

(1) Si se utilizan barras o alambres de secciones diferentes debe considerarse las barras o alambres de diámetro mayor. (2) Si en casos especiales se utilizan cordones con alambres de menor diámetro la cantidad mínima se eleva a 2.

(1) 26.6.2.6.2. Se permite una reducción de los valores mínimos indicados en la columna 2,renglones 1 y 2 siempre que se compruebe que en caso de que falle un número de barras o alambres según lo indicado en la columna 3, las solicitaciones originadas por las cargas y eventuales coacciones pueden ser absorbidas por los elementos tensores que quedan. Esta verificación se hará en base a las indicaciones para la verificación de la seguridad a rotura (ver los artículos 26.11., 26.12.3. y 26.12.4.), con = 1,0 en vez de = 1,75 (2) Se pueden tener en cuenta reservas portantes, como por ejemplo distribución transversal de las cargas y eventuales redistribuciones de las solicitaciones por modificación del esquema estático. Si en esta verificación se tienen en cuenta también elementos constructivos de hormigón armado, podrá utilizarse para la verificación según el artículo 17.2.2., el coeficiente de seguridad = 1,0. En el dimensionamiento para corte y torsión, los valores básicos de la tensión de corte indicados en el artículo 17.5. pueden incrementarse 1,75 veces. 26.6.3. Soldadura (1) La soldadura del acero para pretensado no se admite; en cambio se permite el corte autógeno detrás del anclaje. Para la soldadura de la armadura no tesa el artículo 6.7.1. y la Tabla 29. (2) El acero de pretensado y sus anclajes deben ser protegidos contra la temperatura y el desprendimiento de material utilizado para soldar,debido a soldaduras efectuadas en su cercanía.

Pág. 124

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

26.6.4. Vainas Previamente el hormigonado se deberán controlar las vainas y verificar la eventual existencia de quiebras o abolladuras u otros daños. En el caso de que dichos daños puedan afectar el tesado o si aparecen puntos no estancos, se deberán tomar las medidas correspondientes para subsanar estos inconvenientes. Se cuidará especialmente el sellado de los empalmes de las vainas. Las vainas se deben fijar de tal manera que no se desplacen durante el hormigonado. 26.6.5. Colocación de los elementos tensores y protección contra la corrosión del acero de pretensado 26.6.5.1. Generalidades (1) El acero para tesar debe estar limpio y libre de oxidación. (2) Pueden utilizarse aceros con una leve oxidación superficial. Se entiende por leve oxidación superficial aquella que es producida por un ataque de óxido uniforme, que no ha llegado a formar cicatrices reconocibles por inspección visual y que puede ser eliminada mediante una única pasada con un paño levemente aceitado. No es necesario efectuar dicha limpieza. (3) La confección de los elementos tensores, como también el corte de las barras o alambres debe hacerse en lugares secos. Los elementos tensores, una vez armados, deben almacenarse hasta su montaje en los encofrados, en lugares secos y separados del suelo. Deben ser protegidos del contacto con sustancias químicas y de la humedad. Durante la colocación de los elementos tensores deben evitarse quiebres o daños mecánicos. El acero de pretensado debe protegerse contra la corrosión y la suciedad también en el lapso que media entre su colocación y la inyección de las vainas, especialmente si dicho lapso es mayor que 6 semanas. (4) Los alambres para un elemento tensor deben corresponder en lo posible a una misma entrega (colada). (5) Las placas de anclaje y los cuerpos de anclaje deben disponerse en ángulo recto respecto del eje del elemento tensor. 26.6.5.2. Protección contra la corrosión hasta la inyección (1) El intervalo entre la fabricación del elemento tensor y la inyección del mortero o lechada de cemento debe ser el mínimo posible. La inyección debe efectuarse lo antes posible después de tesados los elementos tensores. Los intervalos permitidos deben juzgarse teniendo en cuenta las condiciones locales. (2) Cuando se impide la entrada y acumulación de humedad (también agua de condensación), pueden considerarse como intervalos no perjudiciales para el acero de pretensado (o sea, período sin necesidad de comprobaciones o verificaciones especiales) los siguientes: - entre la fabricación del elemento tensor y la inyección hasta 12 semanas, de las cuales hasta 4 semanas libre en los encofrados, y hasta 2 semanas bajo tensión. Pág. 125

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

(3) Si no se cumplen estas condiciones se deben prever medidas especiales para una protección temporaria contra la corrosión de los aceros. Caso contrario se debe verificar que no hay una corrosión perjudicial. (4) Como medio de protección especial es adecuado, por ejemplo, un barrido periódico de los canales de tesado (vainas) con aire previamente secado y eventualmente purificado. (5) Se debe verificar que las medidas de protección adoptadas sean suficientes inocuas, tanto para el acero como para la mezcla de inyección y para la adherencia entre los elementos tensores y la mezcla de inyección. 26.6.5.3. Elementos tensores prearmados (1) La fabricación se debe realizar en lugares cerrados. (2) Las condiciones exigidas para el transporte y almacenamiento del acero deben respetarse también para los elementos tensores. Estos deben dejar la planta debidamente protegidas. (3) Junto con los elementos tensores se debe entregar la siguiente documentación: - remito con indicación de la obra, tipo de elemento tensor, número de posición de los elementos tensores, fecha de fabricación, de entrega y la confirmación de que los elementos tensores han pasado el control de calidad. El remito debe contener también los datos de la etiqueta de los aceros utilizados; - también constancias de la procedencia; cuando se utilizan aceros sobrantes de otras partidas. (4) Los elementos tensores deben ser revisados en el momento de su entrega, por el Director de Obra o su representante en cuanto a eventuales daños producidos durante el transporte (daños visibles en vainas y anclajes). 26.6.6. Obtención de la adherencia a posteriori (1) La inyección de las vainas para la protección contra la corrosión de las armaduras y para la obtención de la adherencia a posteriori, requiere un especial cuidado. (2) Para ello rige el Capítulo 27: "Inyección de vainas". Debe asegurarse que los elementos tensores estén cubiertos con mortero o lechadas de cemento. (3) Se dejará constancia en el Acta (ver el artículo 26.5.3.) de la fecha en que se efectuó la inyección y de las observaciones, si las hubiere. 26.6.7. Armadura mínima 26.6.7.1. Generalidades (1) Si por el cálculo o por razones constructivas no resulta una armadura no tesa mayor que la que se especifica en los artículos siguientes, deberá colocarse por lo menos esta armadura mínima. Se recomienda que la separación entre barras no supere 20 cm.

Pág. 126

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

En el caso de pretensado con adherencia directa se podrán incluir los alambres de pretensado para el cómputo de la armadura mínima, considerándolos al efecto, como acero tipo III. En cada sección es determinante solamente el valor máximo de la armadura superficial o de la armadura longitudinal o de la armadura mínima en una por lo tanto necesario sumar los distintos tipos de armadura mínima en una sección. (2) Para puentes y construcciones similares (es decir, estructuras a la intemperie y con cargas no predominantemente estáticas) los diámetros de las barras no serán inferiores a: - para AL - 220 (I)........................................................ ds = 10 mm - para ADN - 420 (III) y ADM - 420 (III) ..................... ds = 8 mm - para AM - 500 N y con separación de las barras no mayor que 150 mm .................................. ds = 6 mm 26.6.7.2. Armadura superficial de losas (1) En el plano superiorinferior de las losas se dispondrán mallas de armadura, formadas por dos capas aproximadamente ortogonales, con una sección transversal según la Tabla 42, renglón 1. Las capas indicadas pueden integrarse mediante varias capas suficientemente cercanas a la superficie de la losa. (2) En cambio no es necesario una armadura superior mínima en las losas simplemente apoyadas, en las construcciones corrientes (ver el artículo 2.1.1.). En losas con sección transversal llena y con un ancho b ? 1,20 m puede prescindirse también de la armadura transversal inferior mínima. Para empotramientos no contemplados en los cálculos se debe colocar sin embargo, la armadura mínima en la dirección del empotramiento sobre el apoyo y extenderla sobre un cuarto de la luz de la losa.

Pág. 127

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado Tabla 42. Armadura mínima por metro

Tabla 43. Valores básicos ? de la armadura mínima. 1 Clase de hormigón prevista 1 2 3 4 H - 21 H - 30 H - 38 H - 47 2 AL - 220 0,13% 0,17% 0,19% 0,21% 3 ADN - 420 ADM - 420 0,07% 0,09% 0,10% 0,11% 4 AM - 500 0,06% 0,08% 0,09% 0,10%

(3) En el caso de losas aligeradas con huecos aproximadamente circulares, se podrá referir la cuantía de armadura longitudinal a la sección neta de hormigón. La armadura transversal, en cambio se determinará en función de la sección total sin deducción de los agujeros. las almas de estas losas deberán tener una armadura de corte de acuerdo con el artículo 26.6.7.5. Las losas aligeradas con huecos aproximadamente rectangulares, se tratarán como vigas de sección cajón. (4) En el caso de losas de espesor variable se podrá determinar la armadura mínima en función del espesor promedio dm.

Pág. 128

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

26.6.7.3. Armadura de corte en las losas actuantes como cordones de viga (efecto de placa) (1) Para la armadura de corte,(originada por el efecto de viga),de losas o placas que forman parte de los cordones comprimidos o traccionados, la armadura mínima se debe referir al espesor local de la losa. (2) Para la armadura de corte de cordones, traccionados o comprimidos de vigas, es válida la Tabla 42, renglón 4. 26.6.7.4. Armadura longitudinal de almas de vigas Para la armadura longitudinal de almas de vigas rige la Tabla 42, renglones 2a y 2b. 26.6.7.5. Armadura de corte en el alma de las vigas Para la armadura de corte mínima en el alma de las vigas rige la Tabla 42, renglón 5. 26.6.7.6. Armadura longitudinal en la zona de los apoyos de estructuras continuas de puentes y estructuras similares (1) En la zona de los apoyos de estructuras hiperestáticas continuas (con excepción de losas macizas) se colocará una armadura longitudinal en el tercio inferior del alma y en las losas (placas) inferiores, si la tensión de compresión en el borde es menor que 1 MN/m² (10 kgf/cm²). Esta armadura longitudinal se calculará como un porcentaje de la sección total del alma y de la placa inferior. El porcentaje de armadura puede interpolarse linealmente entre 0,2% y 0% para tensiones de compresión de borde comprendidas entre 0 y 1 MN/m² (10 kgf/cm²), con tipo III y IV. (2) La mitad de esta armadura podrá terminar como mínimo a una distancia (do+ resto a una distancia (2 do + o) del eje del apoyo, siendo do la altura de la viga y medida básica de la longitud de anclaje según el artículo 18.5.2.1. 26.6.8. Limitación de la fisuración por temperatura y retracción (1) En los casos en que existe el peligro de que la temperatura producida por el calor de hidratación origine, en estructuras de gran espesor, tensiones por temperaturas elevadas y por lo tanto, un proceso de fisuración, se deberán prever medidas adecuadas para evitarlo,por ejemplo: agregados enfriados, protección contra una rápida disminución de la temperatura en las zonas superficiales, aplicación de un pretensado parcial, utilización de cementos de bajo calor de hidratación, etc. (2) También el hormigonado por etapas (por ejemplo: losas de fondo - alma - tablero, en un puente cajón) puede exigir la adopción de medidas para disminuir la fisuración por diferencias de temperatura o retracción. 26.7. BASES DEL CALCULO 26.7.1. Verificaciones exigidas En estructuras pretensadas se exigen las siguientes verificaciones: a) Bajo cargas de servicio (ver el artículo 26.9.) no se deberán sobrepasar las tensiones admisibles de la Tabla 47. Pág. 129
o

) el
o

la

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

Esta verificación se hará en la hipótesis de la proporcionalidad entre las tensiones y las deformaciones. b) El control de la limitación de la fisuración según el artículo 26.10. c) La verificación de la seguridad a rotura según el artículo 26.11. d) La verificación de las tensiones principales y de la seguridad al corte según el artículo 26.12. e) La verificación de la adherencia entre los elementos tensores y el hormigón según el artículo 26.13. f) La verificación de la cobertura del diagrama de tracciones como también la verificación de anclajes y acoplamientos de los elementos tensores según los artículos 26.14. y 26.15.9. 26.7.2. Módulos de elasticidad de los aceros Para todas las verificaciones bajo cargas de servicio se podrá admitir el comportamiento elástico del acero. Para los aceros no tesos rige el Capítulo 17. Para el acero de pretensado, salvo datos más exactos, se podrá admitir en general: - Para alambres y barras E = 2,05 . 105 MN/m2 (20,5 . 105 kgf/cm2) - Para cordones E = 1,95 . 105 MN/m2 (19,5 . 105 kgf/cm2) Para la determinación del alargamiento de los elementos tensores debidos al tesado se usará el diagrama / , suministrado por el fabricante y correspondiente a la partida que se está utilizando. 26.7.3. Módulo de elasticidad longitudinal y transversal del hormigón (1) Para todas las verificaciones bajo cargas de servicio, como también para el cálculo de las solicitaciones características por encima de las cargas de servicio se podrán usar los módulos de elasticidad Eb dados en la Tabla 44 y válidos para compresión y tracción. Se deberá tener en cuenta que los agregados sedimentarios pueden conducir a módulos menores en casi 40% y las rocas magmáticas (basalto) pueden incrementarlo en casi 40%. (2) En los casos en que se deba tener en cuenta la dilatación transversal se podrá considerar el valor µ = 0,2. (3) Para el cálculo de las deformaciones del hormigón por sobre el estado correspondiente a las cargas de servicio, ver el artículo 16.3.

Pág. 130

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado Tabla 44. Módulos de elasticidad longitudinal y transversal del hormigón Valores indicativos 1 Resistencia característica 'bk MN/m² * 1 2 3 4 21 30 38 47 2 Eb MN/m² * 30 000 34 000 37 000 39 000 3 Gb MN/m² * 13 000 14 000 15 000 16 000

26.7.4. Contribución del hormigón en la zona traccionada En todos los cálculos bajo cargas de servicio puede considerarse en la verificación de las tensiones la contribución del hormigón en la zona traccionada. Para el control de la fisuración se deberá tener en cuenta el artículo 26.10.2. 26.7.5. Secciones completadas a posteriori Si las secciones se completan a posteriori con hormigón in situ, se deberán efectuar las verificaciones exigidas en el artículo 26.7.1., tanto para la sección primitiva como para la sección completada a posteriori. Cuando corresponda se tendrán en cuenta en los cálculos los diferentes módulos de elasticidad, de resistencia, etc., de los hormigones de ambas secciones. En la verificación a rotura de la sección completa se podrá admitir que ésta actúa para la totalidad de las cargas como si hubiera sido hormigonado en una sola pieza. Esto supone que la junta entre la sección primitiva y la parte complementaria ha sido ejecutada y armada para absorber la totalidad de los esfuerzos principales de tracción correspondientes a esta hipótesis de cálculo. Para la armadura de enlace ver el artículo 26.12.7. 26.7.6. Momentos de apoyo Si en el cálculo se han supuesto apoyos sin restricción al giro, el diagrama de momentos deberá redondearse en forma parabólica sobre estos apoyos (ver el artículo 15.4.1.2.). * 1 MN/m² 10 kgf/cm²

Pág. 131

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

ANEXOS AL CAPITULO 26
26. 3. 1. 2. (1) ELEMENTOS PRETENSADOS CON ADHERENCIA DIRECTA La exigencia en el texto reglamentario de un hormigón de resistencia característica 'bk = 30 MN/m² (300 kgf/cm²) no impide que para un determinado producto se pueda utilizar hormigón de resistencia característica mayor o igual que 25 MN/m² (250 kgf/cm²), siempre que se trate de elementos previstos exclusivamente para cargas estáticas, ubicados en ambientes protegidos, tesados con alambres de acero no sensibles a la corrosión y habiéndose demostrado mediante ensayos la adecuada adherencia de dichos alambres. Por lo demás rige lo indicado en el artículo 26.3.1.2. Unicamente en este caso se permite interpolar los valores de la Tabla 47, linealmente entre los valores dados para los tipos de hormigón H-21 y H-30. 26.3.2. ACERO PARA PRETENSADO Teniendo en cuenta que los aceros de pretensado son más sensibles a la corrosión, cuando se utilicen elementos pretensados en condiciones ambientales agresivas se deben prever medidas de protección adecuadas contra posibles ataques (por ejemplo, mediante mayores recubrimientos, revestimientos, pinturas, etc.; véase también el artículo 26.6.5.2.) y se recomienda por lo tanto el uso de los siguientes diámetros: - Para el caso de alambres aislados: diámetro mínimo de 5 mm, o en caso de sección no circular el área de la misma por lo menos de 30 mm². - Para el caso de los cordones: sección transversal por lo menos de 30 mm² y los alambres aislados de 3 mm de diámetro como mínimo. - Para casos especiales, como por ejemplo, armadura temporaria o pretensado de caños: alambres de un diámetro mínimo de 3 mm o una sección mínima de 20 mm² si se trata de una sección no circular. 26.8. (3) PERDIDAS POR RELAJACION DEL ACERO, POR RETRACCION Y FLUENCIA LENTA DEL HORMIGON Pueden calcularse con la ecuación ( A.11.) , siempre que no resulten mayores del 30% (ver el artículo 26.8.7.2.).

(A.11) siendo: la retracción desde la edad t1 hasta t? (en banco de tesado, desdela edad t0 hasta t ), (negativo), (ver el artículo 26.8.4.);
s

Ez el módulo de elasticidad del acero de pretensado;

Pág. 132

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

n = Ez/Eb la relación entre los módulos de elasticidad del acero y del hormigón (ver los artículos 26.7.2. y 26.7.3.); la tensión en el hormigón en la fibra contigua al elemento tensor debida a las cargas permanentes aplicadas a la edad t1 (positiva);
bz,g1 bz,g2 la tensión en el hormigón en la fibra contigua al elemento tensor debida a las cargas permanentes aplicadas a la edad t2 (positiva);

la tensión en el hormigón en la fibra contigua al elemento tensor debida al valor inicial del pretensado (negativa);
bz,v0 1 el coeficiente de fluencia lenta correspondiente a las cargas aplicadas a la edad t1 (ver el artículo 26.8.3., Tabla 45);

el coeficiente de fluencia lenta correspondiente a las cargas aplicadas a la edad t2 (ver el artículo 26.8.3., Tabla 45);
2 z,v0 z,

la tensión en el acero debida al pretensado inicial (positiva);
+ r

la pérdida de tensión en el acero pretensado, debida a la retracción, fluencia lenta y relajación del acero;
z,r la pérdida de tensión por relajación solamente, en el acero aislado (negativa). El valor a considerar se toma en función de la tensión inicial calculada con la ecuación ( A.l2 ):

siendo: la tensión inicial en el acero debida al pretensado y a las cargas permanentes; el valor estimado a priori de la pérdida total, que se debe controlar con el valor final de la fórmula (proceso iterativo). Bajo la designación de acero se entiende el acero pretensado. 26.8. PERDIDAS POR FRICCION Se podrán calcular con la ecuación (A.13): (A.13) siendo: Vo el esfuerzo de pretensado aplicado en el extremo desde donde se miden las pérdidas; la suma de los valores absolutos de las desviaciones angulares previstas de la traza del elemento tensor a lo largo de la distancia x (en radianes); Pág. 133

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

k la variación angular no prevista en radianes por metro; x la distancia en metros desde el punto en que se aplica Vo hasta el punto para el cual se calculan las pérdidas por fricción; µ el coeficiente de fricción entre el elemento tensor y la vaina; como valores indicativos para los elementos tensores no lubricados con radio de curvatura 6 m pueden adoptarse: - para elementos tensores en conductos de hormigón sin vainas µ = 0 50 - para elementos tensores compuestos por alambres trefilados, o de cordones en vaina metálica µ = 0,20 - para alambres laminados lisos en vaina metálica µ = 0,25 - para alambres no lisos en vaina metálica µ = 0,30 En caso de lubricación ligera (aceites solubles), estos valores pueden multiplicarse por 0,9. Para alambres lisos (laminados y trefilados) y cordones con un radio de curvatura igual a 2 m, puede admitirse como primera aproximación µ = 0,30. La desviación angular no prevista k, depende esencialmente de la precisión con la que la traza prevista es realizada, más fácil de obtener con vainas de mayor rigidez y con menor separación entre apoyos. Como valor medio puede tomarse k = 0,01-1 m o en función del diámetro de la vaina, expresado en mm²: < 30 30 < 40 < 50 < < 40 < 50 < 60 k = 0,016 k = 0,012 k = 0,009 k = 0,007 k = 0,006

60 <

26.8.2. PÉRDIDAS POR RELAJACION DEL ACERO A falta de datos más precisos suministrados por el fabricante, pueden estimarse las pérdidas por relajación del acero, de acuerdo con lo indicado en la Tabla A.3.
Tabla A.3. Valores indicativos de la relajación para un elemento aislado, a tiempo infinito y a 20ºC.

/ ßz
Aceros normales Aceros de baja relajación

0,6 6% 3%

0,7 12% 6%

0,8 25% 10%

siendo: Pág. 134

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

la tensión inicial en el acero en el punto considerado; ßz la resistencia a tracción del acero. 26.10.1.1. (2)b) CARGAS PRINCIPALES Y SECUNDARIAS EN LOS PUENTES Por cargas principales se entienden: - las cargas permanentes, de pretensado, sobrecargas reglamentarias, las influencias debidas a la fluencia lenta y a la retracción, y a coacción por asentamientos probables de apoyos. Por cargas secundarias se entienden: - las acciones térmicas, viento, nieve, resistencia de los apoyos, acciones de inercia en los puentes móviles, cargas sobre barandas y a coacciones por asentamientos posibles. 26.11.1.(1) CARGA DE ROTURA DE CALCULO Y FACTORES DE SEGURIDAD Cuando las solicitaciones originadas por las reacciones hiperestáticas debidas al pretensado son del mismo signo que las solicitaciones originadas por las cargas, no deberá descontarse el efecto favorable debido a la relajación, a la fluencia lenta y a la retracción. Al contrario, se recomienda, por razones de seguridad, aplicarle un factor de mayoración de 1,1. 26.12. DETERMINACION DEL ANGULO 1 QUE FORMAN LAS TENSIONES PRINCIPALES DE COMPRESION CON LA NORMAL A LA SECCION Tensiones normales:
x

,

y xy

(positivas si son de tracción).

Tensiones tangenciales: Tensiones principales

Pág. 135

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

En el caso frecuente de

y

=0 (tensión principal de tracción) (tensión principal de compresión)

(A.17)

Pág. 136

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

Con el círculo de Mohr

DETERMINACION DE LAS TENSIONES PRINCIPALES DE COMPRESION Y DE LA ARMADURA DE CORTE MEDIANTE LA ANALOGIA DE LA VIGA DE RETICULADO

(A.18) siendo: igual a 1,75 Qq el esfuerzo de corte debido a las cargas. Qv, el esfuerzo de corte debido al pretensado una vez producidas las pérdidas plásticas. En ciertos casos puede ser más desfavorable Qv; también deben incluirse efectos desfavorables originados por una inclinación de los cordones comprimidos. En zona a) En zona b) (A.19) (A.20)

* En el Capítulo 26 se prevé una reducción de sólo 20%. CEB-FIP recomienda deducir 1/2 diámetro de las vainas.

Pág. 137

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

Analogia de la viga de reticulado

siendo: la inclinación de las diagonales comprimidas. ß la inclinación de la armadura de corte (26.12.4.1. y 26.12.4.2.). Tensión principal de compresión Artículo 26.12.3.2.

Zona a (A.21) Con estribos verticales ß = 90º

Zona a (A.22)
Q

= tensión de corte originada por el esfuerzo de corte último.

Para torsión, con estribos verticales

Zona a (A.23)
T = tensión de corte originada por la torsión mayorada calculada en la sección hueca (ver el artículo 26.12.3.2.(5)).

Pág. 138

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

Para la acción simultánea de corte (

Qu

) y de torsión ( T) en zona a:

siendo:
T Q

= 45? según la ecuación (66)

(A.24) DETERMINACION DE LA ARMADURA DE CORTE Esfuerzo de tracción por unidad de longitud:

(A.25) Estribos verticales ß = 90º

(A.26) 26.12.3.1. (1) VERIFICACION DE TENSIONES DE CORTE BAJO CARGAS DE ROTURA En el caso de elementos tensores inclinados se puede referir, en la zona b, el brazo interno z a la armadura no tesa del cordón traccionado si esta se dimensiona para un esfuerzo Zu 0,5 Qu; (ver el artículo 26.14.3. y el anexo al mismo).(1)
(1) Ver los comentarios al artículo 12 en el Cuaderno 320, publicado en castellano por el Instituto Argentino de Racionalización de Materiales.

26.12.4.1. (9) TENSIONES DE FLEXOTRACCION ORIGINADAS POR FLEXION TRANSVERSAL EN SECCIONES DIMENSIONADAS COMO SECCIONES DE HORMIGON ARMADO En este artículo se trata explícitamente de tensiones de tracción originadas por flexión transversal, porque la exigencia sólo se refiere a la dirección transversal, y cuando no existe pretensado en esa dirección, dado que en dirección longitudinal rigen siempre las limitaciones de tensiones correspondientes a pretensado total o limitado. Estas limitaciones rigen también para losas que forman simultáneamente la placa o el cordón de una viga principal, cuando se deben superponer las tensiones longitudinales de

Pág. 139

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

tracción de igual dirección, originadas por el efecto de viga y de losa, (ver el artículo 26.10.1.1., punto(3) y el artículo 26.10.1.2., punto (3)). Con la verificación exigida en el artículo 26.15.6. se busca obtener para la viga pretensada en sentido transversal una fisuración disminuída, como la que que se obtiene en dirección longitudinal mediante el efecto de pretensado. Esta limitación de las tensiones transversales por flexión es, entre otras, una de las condiciones necesarias para poder eximir de la superposición de la armadura de corte por efecto de viga con la de flexión transversal, permitido en las condiciones que indica el artículo 26.12.4.1. punto (9).(2)
(2) Ver Conferencia del Prof. Kupfer, publicada por CIRSOC, año 1981, pág.20

26.12.4.2. (1) ARMADURA PARA LA ABSORCION DE LOS ESFUERZOS DE CORTE La minoración de la armadura de corte, frente a la armadura obtenida por la analogía del reticulado de Mörsch con = 45º, se debe principalmente a la contribución del cordón comprimido (esfuerzo de compresión inclinado) y a la inclinación < 45º de las diagonales comprimidas. Con el factor de reducción (A.27) se contemplan simultáneamente ambos efectos. El ángulo de cálculo, es por lo tanto tan solo un valor de cálculo, que no corresponde a la inclinación real de las fisuras de corte que aparecen en la estructura. 26.14.2. (1) ANCLAJE POR ADHERENCIA La longitud de transferencia necesaria para asegurar la transmisión del esfuerzo de pretensado al hormigón, debe ser determinada por ensayos o, si existen, por los certificados de aprobación del sistema de anclaje (por adherencia) del país de origen, adaptados a las condiciones de utilización y a las tensiones admisibles de este reglamento. Las condiciones de utilización se refieren en particular: - a la tensión inicial del acero; - a las características del hormigón en el momento de la transferencia del esfuerzo; - a la ubicación de la armadura y de su recubrimiento, como también al estado de tensión del hormigón. Como un valor indicativo se agrega la longitud de transferencia que menciona el Comentario del Código Modelo CEB (1978), longitud dada en función del diámetro nominal del acero de pretensado: - para alambres lisos 100 a 140 diámetros

Pág. 140

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

- para cordones de 7 alambres 45 a 90 diámetros Estos valores suponen que el pretensado es aplicado al elemento considerado en forma gradual; en el caso de transferencia por corte de la armadura, es decir transferencia no gradual, las longitudes indicadas deben aumentarse en un 25% . En el libro "Hormigón Pretensado" de Leonhardt se mencionan los siguientes valores indicativos:
Tipo de alambre Acero nervurado Alambre trefilado, perfilado Cordones de 2 a 3 alambres Cordones de 7 alambres Sección transversal 20 a 40 mm² 3 a 8 mm 2 a 3 mm 2 a 4 mm Longitud de transferencia cm 50 60 70 100
t

26.14.3. (2),(3),(4) VERIFICACION DEL DECALAJE En el caso de una disposición escalonada de los anclajes de los elementos tensores y en el caso de elementos tensores que se levantan hacia el apoyo, se deberá cuidar la cobertura del diagrama de tracciones, en forma similar a lo indicado para el decalaje en vigas de hormigón armado. Si las secciones deben considerarse fisuradas bajo cargas últimas, se deberán considerar para el decalaje los mismos valores que se indican para secciones de hormigón armado (ver el artículo 18.7.2.). Para el caso de losas sin armadura de corte, se exige sin embargo un decalaje mayor, es decir, 1,5 h, porque en estructuras pretensadas la inclinación de las diagonales comprimidas es menor que en estructuras de hormigón armado sin pretensar. Las tensiones límites, por encima de las que se supone sección fisurada, son las mismas que las indicadas en el artículo 26.14.2. (ver el artículo 26.12.3.1.). En el caso de que los elementos tensores se levanten hacia el apoyo, el cordón traccionado debe armarse con armadura no tesa de manera tal que los esfuerzos que resultan en las diagonales comprimidas conforme a la analogía del reticulado, puedan equilibrar su componente horizontal en el cordón traccionado. Esto vale también para vigas pretensadas con elementos tensores con adherencia a posteriori, en los cuales los elementos tensores suelen estar ubicados sobre los apoyos interiores en la parte superior de la viga. La armadura mínima de cordón traccionado, es decir, la necesaria para absorber Zu = 0,5 Qu , debe ubicarse en los apoyos extremos en la parte inferior de la viga y en los apoyos interiores abajo y arriba. Una armadura existente puede incluirse en su dimensionamiento (sin embargo, por razones de equilibrio, deberá ser adicional a la armadura de tracción necesaria para absorber el momento último en la sección considerada, calculado sin decalaje). En los apoyos interiores, deberá llevarse esta armadura con el valor de decalaje v = 1,5 h más allá de la sección, que bajo las solicitaciones consideradas aún tiene esfuerzos de tracción. En función de la solicitación existente y de la altura de la viga, puede resultar que el anclaje considerado (1,5 h) penetra más allá del eje del apoyo en el tramo vecino. Pág. 141

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

CAPITULO 27. HORMIGON PRETENSADO. INYECCION DE VAINAS
27.1. GENERALIDADES La inyección tiene por objeto proteger el acero tesado contra la corrosión y asegurar la adherencia entre los elementos tensores y el hormigón. La correcta inyección de las vainas que alojan los cables, barras o trenzas de un elemento de hormigón postensado, es una tarea de fundamental importancia para asegurar la durabilidad de la estructura. Por lo tanto, la inyección de vainas y los requisitos para la mezcla de inyección deben ser controlados por un Profesional Responsable. 27.1.1. Campo de validez Este capítulo rige para la inyección de pasta o mortero de cemento en vainas de estructuras de hormigón pretensado con adherencia a posteriori. Se establecen en él los requisitos mínimos que deben cumplir la pasta o el mortero a inyectar, las tareas de inyección y los ensayos requeridos. 27.2. REQUISITOS PARA LA MEZCLA DE INYECCION 27.2.1. Generalidades Una buena mezcla de inyección debe tener las siguientes cualidades: - ausencia de agentes agresivos, - fluidez suficiente durante la duración de la tarea de inyección, - buena estabilidad (baja exudación), - retracción moderada, - resistencia mecánica conveniente, - baja absorción capilar. La mezcla de inyección estará compuesta por cemento, agua y eventualmente aditivos. Solamente se usará un mortero, es decir una mezcla de agua, cemento, arena fina y eventualmente aditivos, cuando la sección de la vaina sea mayor que cuatro veces la sección de la armadura, o cuando lo exija el sistema de pretensado a utilizar. La utilización de mezclas a base de resinas y otros materiales requerirá una aprobación previa de la autoridad fiscalizadora en base a ensayos y experiencias que aseguren su comportamiento eficaz. 27.2.2. Fluidez de la mezcla de inyección La mezcla de inyección debe mantener suficiente fluidez hasta la finalización de las tareas de inyección. El ensayo de fluidez se determina mediante el cono de Marsh (ver el artículo 27.8.1.). El tiempo de escurrimiento de la mezcla estará comprendido entre 13 y 25 segundos.

Pág. 142

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

27.2.3. Exudación de la mezcla de inyección La exudación caracteriza la estabilidad de la mezcla. La cantidad de agua exudada en la superficie de una mezcla de inyección mantenida en reposo durante tres horas deberá ser al final de dicho lapso como máximo igual al 2% del volumen inicial de la mezcla. El agua exudada deberá ser reabsorbida a las 24 horas de aquella medición. Esta reabsorción es de particular importancia en los casos de inyección en tiempo frío, debido al riesgo de la formación de hielo. La expansión eventual por uso de aditivos para tal fin no debe superar el 10%. 27.2.4. Resistencia mecánica a compresión La resistencia a la compresión de la mezcla de inyección, mediante el ensayo de tres probetas cilíndricas (según el artículo 27.8.3.) debe arrojar como mínimo los valores indicados en la Tabla 48.
Tabla 48. Resistencia mecánica a la compresión Resistencia a la compresión MN/m² * Edad de la probeta al ensayarla 7 días 28 días Valor mínimo para cada probeta 19 27 Valor mínimo para cada serie de probetas 21 30

* 1 MN/m² = 10 kgf/cm² Para los casos en que sea necesario transmitir los esfuerzos de anclaje sobre la pasta de inyección, o trasladar elementos premoldeados antes de la edad indicada, deberá alcanzarse previamente la resistencia a la compresión requerida para el sistema de pretensado (ver el artículo 26.2.2.). Para ello se procederá según el artículo 27.7.3. 27.2.5. Resistencia a las heladas La mezcla de inyección endurecida debe ser resistente a las heladas. La mezcla resiste las heladas si cumple con los requisitos de los artículos 27.2.2. a 27.2.4. En general, es también resistente a las heladas, a edad temprana, si adicionalmente se toman las precauciones indicadas en el artículo 27.6. 27.3. COMPONENTES BASICOS Y COMPOSICION DE LA MEZCLA DE INYECCION En general, la mezcla de inyección se prepara inmediatamente antes de la inyección con cemento, agua, aditivos y dado el caso adiciones minerales pulverulentas y agregados. La aptitud de la composición elegida y de los componentes básicos se debe verificar por medio de ensayos, de acuerdo con el artículo 27.7.1. 27.3.1. Cemento Sólo se puede usar cemento pórtland, de marcas aprobadas oficialmente que cumplan con los requisitos de calidad contenidos en la norma IRAM 1 503.

Pág. 143

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

No podrán usarse cementos que presenten el fenómeno de "falso fraguado", ni aquellos que posean un contenido de ión Cl - ó S0 superior al 0,02% ni otro elemento susceptible de posibilitar la corrosión de los aceros. El empleo de otros cementos sólo podrá ser autorizado previo ensayo. Todo cemento que se use para inyección deberá proveerse en bolsas cuyo peso debe ser de 50 kg. El cemento debe ser de expedición reciente, recomendándose que en el momento de usarlo no tenga más de 3 semanas de expedido de fábri- ca. Hasta su empleo debe estar depositado en un lugar cerrado y protegido contra la humedad. En el lugar de emplazamiento de la estructura a inyectar, no debe depositarse más cemento que el que se utilizará por vez. 27.3.2. Agua El contenido de cloro del agua de mezclado no debe ser mayor que 150 mg C1 - / y deberá estar exenta de detergentes. Su p.H. no podrá ser < 7. El agua potable es en general apropiada para la preparación de la mezcla de inyección. Si se utilizan otras aguas debe verificarse que éstas no faciliten la corrosión del acero pretensado. 27.3.3. Aditivos Como aditivos sólo pueden emplearse aditivos auxiliares de inyección cuya aptitud para el uso en inyecciones esté expresamente indicada en el certificado del fabricante y haya sido demostrada mediante ensayos. Además no deberán contener iones agresivos (cloruros, sulfuros, nitratos, fluoruros). Ver el artículo 6.4.1. y su anexo. 27.3.4. Adiciones minerales pulverulentas Sólo se podrán incluir adiciones minerales pulverulentas en la mezcla de inyección si éstas no reaccionan hidráulicamente y si está expresamente permitido su empleo en el certificado de aptitud del sistema de pretensado. 27.3.5. Agregados Sólo se podrán incorporar agregados a la mezcla de inyección si está expresamente permitido su empleo en el certificado de aptitud del sistema de pretensado que se emplea (ver el artículo 26.2.2.) o cuando se cumpla que la sección de la vaina es igual o mayor que cuatro veces la sección de la armadura envainada. El tamaño máximo del agregado será inferior a 200 µm y la razón entre el total de agregados finos inertes y el cemento no superará el 25% en masa. Los agregados deben responder a lo indicado en el artículo 6.3. 27.3.6. Razón agua/cemento La razón agua/cemento en masa no será mayor de 0,44. Dicha razón debe ser inferior a 0,44, siempre que se logre la consistencia necesaria para una correcta inyección.

Pág. 144

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

27.4. DOSIFICACION, MEZCLADO E INYECCION 27.4.1. Dosificación Todos los componentes de la mezcla de inyección deben agregarse con una precision del 2% en masa para el cemento y 1% en masa para el agua. 27.4.2. Mezclado Por lo general, los componentes básicos se deben introducir en la mezcladora en movimiento en el siguiente orden: agua, cemento, aditivos y dado el caso adiciones minerales pulverulentas y después los agregados. El cemento debe agregarse lentamente. Los aditivos deben agregarse de tal manera, que se produzca un mezclado homogéneo con la mezcla y que quede asegurada la eficacia de la incorporación de los aditivos. El tiempo máximo de mezclado será de 4 minutos, salvo especificación en contrario del fabricante del equipo, lo cual deberá aprobarse. Después de mezclada la pasta debe ser mantenida en agitación continuamente, para evitar que se formen grumos o se produzca segregación. Entre el equipo de mezclado y el de agitado, la mezcla debe ser tamizada a través de un tamiz IRAM 1,18 mm. La temperatura de la mezcla fresca, luego del mezclado, no debe exceder los 35ºC. 27.4.3. Vainas Antes de la inyección deberán controlarse las vainas para asegurarse el libre pasaje de la mezcla. Previamente a las operaciones de inyección deberán limpiarse las vainas o los canales con agua a presión. Concluida esta tarea debe eliminarse el agua sobrante de las vainas con aire comprimido, salvo que el sistema empleado recomiende otro método, ya que para la eliminación total del agua, en general no son suficientes los drenes inferiores de las vainas. El agua de lavado debe responder a lo indicado en el artículo 27.3.2. Cuando debe interrumpirse la tarea de inyección sin haber completado el llenado de una vaina, deberá procederse a eliminar la pasta mediante chorros de agua a presión. En los canales sin vaina se debe introducir agua para humedecer el hormigón antes de la inyección de la pasta, para que el hormigón no absorba demasiada agua de la mezcla de inyección. El agua sobrante, luego del humedecimiento, debe eliminarse por medio de aire comprimido. 27.4.4. Inyección Las vainas deben inyectarse desde su extremo inferior o desde su punto más bajo. Para la inyección se debe emplear una bomba (prohibiéndose las de aire comprimido) que garantice una fluencia regular y uniforme de la mezcla de inyección. La presión de la bomba y con ello la velocidad con que es inyectada la pasta deben regularse de acuerdo con los requisitos de los elementos tensores. La presión de la bomba no debe superar 1,5 MN/m² (15 kgf/cm²). La velocidad de inyección estará comprendida entre 6 y 12 m/min. Pág. 145

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

Cada vaina debe ser inyectada en forma continua sin interrupción. La inyección recién se podrá dar por terminada, cuando en el otro extremo de la vaina ha salido suficiente mezcla de inyección de excelente consistencia, pero en ningún caso la fluidez será inferior a 13 segundos. Las vainas deben ser reinyectadas cuando en grandes secciones, o en elementos tensores en posición no horizontal, se deba eliminar el agua de la mezcla segregada y sustituirla por mezcla fresca. Debe asegurarse que la mezcla de inyección pueda expandirse en las vainas y, dado el caso, eliminar el agua libre dentro de la vaina. Con tal fin pueden permanecer abiertos orificios en la vaina, en las cuales pueda acumularse el agua libre. La pasta de inyección que haya salido de la vaina y la que no se haya inyectado 30 minutos después de finalizada su preparación, no podrá ser usada nuevamente. 27.5. PROTECCION PROVISIONAL CONTRA LA CORROSION Cuando se tomen medidas especiales para la protección provisional contra la corrosión del acero, se deberá considerar lo indicado en el artículo 26.6.5.2. 27.6. MEDIDAS DE PROTECCION E INYECCION CON BAJAS TEMPERATURAS Cuando la temperatura de la estructura es inferior a + 50C, no se deberá realizar la inyección de la mezcla. Cuando la temperatura es baja pero superior a la anterior, antes de iniciar las tareas se inyectará agua caliente para eliminar la posibilidad de hielo en los conductos. La temperatura en obra, en el área de las vainas y hasta 5 días después de la inyección, debe ser como mínimo de + 5 ºC, al igual que la temperatura de la mezcla en el momento de la inyección. Con bajas temperaturas del aire puede ser necesaria la adopción de medidas especiales para mantener la temperatura adecuada de los equipos y de las partes afectadas de la estructura. Con temperaturas de la estructura menores que + 10ºC o temperaturas del aire menores que + 5ºC será necesario realizar un control adicional referente a la fluidez, a la exudación y a la estabilidad de volumen (ver el artículo 27.7.1.), en el cual se mantiene la temperatura de la pasta en + 5ºC. En general será conveniente controlar la aptitud de los cementos que se usarán para la inyección a baja temperatura, antes del comienzo del período frío. 27.7. CONTROLES A REALIZAR SOBRE LA MEZCLA DE INYECCION 27.7.1. Ensayo de aptitud (ensayo previo) Para cada sector de la obra, debe realizarse un ensayo de aptitud, antes de los trabajos de inyección, con los materiales previstos para la realización de los trabajos. Pueden reconocerse como ensayos de aptitud a aquellos controles de calidad efectuados en los trabajos de inyección, realizados como máximo dos meses antes, y ejecutados por la misma empresa, con igual composición de mezcla y con los mismos elementos de trabajo y siempre que los resultados del control de calidad respondan a los requisitos del control de aptitud. Pág. 146

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

La temperatura de los componentes de la mezcla de los equipos y del sitio donde se los almacena(depósito)debe ser de 15 a 22ºC durante los controles de aptitud Si se prevé que los trabajos de inyección se ejecutarán a temperaturas mayores o menores, se deberán efectuar adicionalmente ensayos para las respectivas temperaturas. En el control de aptitud (ensayo previo) se debe determinar: a) la fluidez, según el artículo 27.8.1.; b) la exudación y la estabilidad según el artículo 27.8.2.; c) la resistencia a la compresión a los 7 y/o a los 28 días según el artículo 27.8.3. Los ensayos de aptitud (ensayos previos) deben asegurar que en el posterior control de calidad se alcancen los requisitos exigidos en los artículos 27.2.2., 27.2.3. y 27.2.4., no debiendo producirse segregación. El valor de la fluidez en estos ensayos previos admite una variación de ± 3 segundos con respecto a los ensayos de control en obra. La resistencia mecánica a la compresión a los 28 días debe superar los valores de la Tabla 48. 27.7.2. Ensayos de calidad Con los ensayos de calidad se deberá comprobar que la mezcla de inyección responde a las exigencias de los artículos 27.2.2. y 27.2.3. y que su resistencia mecánica corresponde a los valores de la Tabla 48. En los ensayos de calidad se determinará: a) la fluidez según el artículo 27.8.1.; b) la exudación y estabilidad según el artículo 27.8.2.; c) la resistencia mecánica a la compresión según el artículo 27.8.3. La fluidez debe ser controlada durante los trabajos de inyección, en variasoportunidades diarias, mediante el ensayo correspondiente, debiendo tomarse muestras de la mezcla a la entrada y a la salida de la vaina. La estabilidad de volumen y la resistencia mecánica a compresión de la pasta de inyección deben controlarse diariamente, en 3 muestras, que surgirán de un muestreo al azar, distribuido en el tiempo de inyección y tomadas a la salida de la vaina. En caso de modificarse la composición de la mezcla de inyección se tomarán y controlarán, en cada caso, 3 muestras adicionales. La temperatura del depósito donde se guardan las muestras debe ser de 15ºC a 22ºC. Para eventuales controles posteriores se deben separar de cada partida 20 kg de cemento en recipientes herméticos, 500 g de adiciones y dado el caso, la correspondiente cantidad de agregados, hasta que se completen los certificados de control.

Pág. 147

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

27.7.3. Resistencia a edades menores El control de resistencia a edades menores de 28 días se utiliza para verificar la alcanzada a una determinada edad (ver el artículo 27.2.2.) bajo las condiciones de temperatura existentes en la obra. El control se realiza en tres probetas, las que se colocan, protegidas de los rayos solares, al lado o sobre el elemento constructivo (eventualmente en baño de agua), y libre de todo tipo de vibraciones, hasta la ejecución del ensayo. Se deben preparar por lo menos dos series de 3 probetas cada una, para poder repetir el control de resistencia, si en el primero no se alcanzó todavía una resistencia a la compresión satisfactoria. 27.8. METODOS DE ENSAYO 27.8.1. Ensayo para la determinación de la fluidez Para el ensayo de fluidez se debe preparar la mezcla de inyección con los materiales componentes, según los artículos 27.4.1. y 27.4.2. Las mezcladoras de laboratorio, empleadas para el ensayo de aptitud (ensayo previo) deben ser de igual efectividad que las mezcladoras usadas en la obra. El aparato de medición de la fluidez debe responder al esquema de la figura 68.
Figura 68. Cono de Marsh para determinar la fluidez.

La fluidez se medirá por el tiempo, medido en segundos, que tarda en escurrir un litro de mezcla por el cono de Marsh (ver la figura 68). A tal efecto, éste se llenará hasta el Pág. 148

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

nivel marcado, con la mezcla de inyección obtenida de la boquilla de salida de la bomba. Luego se liberará la boquilla de salida del cono de Marsh y se dejará escurrir por gravedad la mezcla de inyección dentro de un recipiente graduado. Cuando la mezcla escurrida alcance la marca de 1 000 cm3, se obturará la salida. Simultáneamente, con un cronómetro adecuado, se medirá el tiempo de escurrimiento de ese volumen de mezcla. Este tiempo deberá estar comprendido entre los límites establecidos en el artículo 27.2.2. 27.8.2. Ensayo de exudación y estabilidad volumétrica y de resistencia mecánica a compresión 27.8.2.1. La exudación y la estabilidad volumétrica de la mezcla se miden en un mismo ensayo, utilizando un recipiente cilíndrico transparente de 10 cm de diámetro y 10 cm de altura (ver la figura 69).
Figura 69. Recipiente cilíndrico transparente.

Una vez vertida la mezcla en el recipiente hasta el nivel inicial a 1, éste será tapado herméticamente. A las tres horas se medirá la exudación de agua tomando a tal efecto las distancias desde el fondo del vaso al nivel de agua (a2) y al nivel de pasta (a3). La exudación se obtendrá mediante la expresión:

El valor Ex no superará el 2% . El agua exudada deberá haberse reabsorbido totalmente en las 24 horas subsiguientes.

Pág. 149

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

27.8.2.2. La variación de volumen se establecerá midiendo a las 24 horas de llenar la distancia a3 y correlacionándola con a1.

Este valor no superará el 10%. 27.8.3. Control de la resistencia mecánica a compresión La resistencia mecánica a compresión se determinará sobre probetas moldeadas cilíndricas normales de 10 cm de diámetro de base y 10 cm de altura, convenientemente preparadas para que las caras sean paralelas. Las probetas para estudiar la aptitud de la mezcla se ensayarán a edades de 7 y 28 días, según la norma IRAM 1 546. Las probetas para control de calidad se ensayarán a 7 días. 27.9. REGISTROS Los resultados de los ensayos de aptitud, de calidad y de endurecimiento deben ser registrados. Con respecto al empleo de la información acumulada en los registros y al mantenimiento y disponibilidad de los mismos, ver los artículos 5.1.6. y 5.1.7. Los registros deben contener, en cuanto corresponda, los siguientes datos: Datos generales para cada operación: a) Profesional que controla la inyección de las vainas y los requisitos de la mezcla de inyección. b) Comitente. c) Constructor (contratista). d) Elemento constructivo. e) Sistema de pretensado. f) Designación de los elementos tensores. g) Longitud de los elementos tensores y volumen de la mezcla de inyección necesario. h) Indicación de los días de inyección con datos sobre el tiempo, temperatura del aire, temperatura de la estructura, vainas inyectadas, volumen de la mezcla inyectada , número de pastones de mezcla y acontecimientos especiales. Datos generales de la mezcla de inyección: a) Cemento (tipo, clase de resistencia y fabricante). b) Aditivos para inyección (marca, fabricante y cantidad agregada en gramos por kg de cemento) y si corresponde, agregados y adiciones (tipo y cantidad agregada). Pág. 150

Estructuras de Hormigón Armado y Pretensado

c) Agua de amasado. d) Razón agua/cemento. e) Preparación de la mezcla de inyección con datos sobre el tipo de mezcladora y la duración del mezclado (tiempo de mezclado antes de agregar el aditivo para inyección y tiempo total). Datos para cada control de calidad, aptitud y resistencia: a) Temperatura de los componentes de la mezcla de inyección (cemento, agua y dado el caso agregados). b) Temperatura de la mezcla de inyección (después de finalizado el mezclado al salir del extremo de la vaina). c) Fluidez (escurrimiento, tiempo de escurrimiento al salir del extremo de la vaina, y tiempo de escurrimiento a los 30 minutos después del mezclado. d) Condiciones de preparación y de almacenamiento de las muestras para la determinación de la exudación y de la estabilidad volumétrica y de la resistencia a la compresión. e) Exudación y estabilidad volumétrica con indicación del método de ensayo. f) Resistencia a la compresión con indicación de las medidas y densidad de las probetas.

Pág. 151

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->