Está en la página 1de 1

FETICHISMO Sigmund Freud 1927

Si bien el fetiche es discernido como una anormalidad por sus adictos, rara vez lo sienten como un sntoma que provoque padecimiento. El fetiche es el sustituto del falo de la mujer (de la madre). El varoncito rehus darse por enterado de que la mujer no posee pene, pues si la mujer est castrada, su propia posesin de pene corre peli ro. !o es que tras su observacin de la mujer el ni"o ha#a salvado su creencia en el falo de aquella. $a ha conservado, pero tambi%n la ha resi nado& en el conflicto entre el peso de la percepcin indeseada # la intensidad del deseo contrario. 'abria esperar que, en sustitucin del falo femenino que se ech de menos, se esco ieran aquellos r anos u objetos que tambi%n en otros casos subro an al pene en calidad de smbolos. $o decisivo en la instauracin del fetiche es la suspensin de un proceso, semejante a la detencin del recuerdo en la amnesia traumtica. (en o que se"alar que ha# numerosas pruebas de la bi ) escindida actitud del fetichista frente al problema de la castracin de la mujer. Es en la construccin del fetiche mismo donde han encontrado cabida tanto la desmentida como la aseveracin de la castracin. En otros casos, la bi ) escisin se muestra en lo que el fetichista hace con su fetiche* +enera al fetiche, lo trata de una manera que equivale a una fi uracin de la castracin. En particular, cuando se ha desarrollado una fuerte identificacin ) padre& el fetichista desempe"a el papel del padre. El modelo normal del fetiche es el pene del varn, as como ese r ano inferior, el peque"o pene real de la mujer, el cltoris.