ELEMENTOS DE LA RESPONSABILIDAD CIVIL

Lizardo Taboada Córdova EL DAÑO Y LA RESPONSABILIDAD CIVIL SUMARIO: 1. El daño causado como aspecto objetivo fundamental de la estructura de los hechos jurídicos ilícitos que originan una responsabilidad civil. 2. Las categorías del daño patrimonial. 3. El daño moral y el daño a la persona. 4. La indemnización por daños en casos de muerte.

1. El daño causado como aspecto objetivo fundamental de la estructura de los hechos jurídicos ilícitos que originan una responsabilidad civil Como ya lo hemos comentado un aspecto fundamental de la estructura de los hechos jurídicos ilícitos que originan responsabilidad civil sin lugar a dudas es el aspecto objetivo del daño causado, pues solamente cuando se ha causado un daño se configura jurídicamente un supuesto de responsabilidad civil, produciéndose como efecto jurídico el nacimiento de la obligación legal de indemnizar, bien se trate del ámbito contractual o extracontractual, ya que en caso contrario no existirá ningún sustento para el nacimiento de dicha obligación legal de indemnizar. Como es evidente, en el caso de la responsabilidad civil extracontractual el daño debe ser consecuencia del incumplimiento del deber jurídico genérico de no causar daño a otro, mientras que en el campo contractual el mismo deberá ser consecuencia del incumplimiento de una obligación previamente pactada entre las partes. Sin embargo, en ambos casos el aspecto fundamental de la responsabilidad civil es el que se haya causado un daño, que deberá ser indemnizado. De no haber daño, no se configura un supuesto de hecho jurídico ilícito, contractual o extracontractual y por ende no se configura un supuesto de responsabilidad civil, por más que exista una conducta antijurídica o ilícita. El objetivo de los sistemas de responsabilidad civil no es el sancionar las conductas antijurídicas, sino el que se indemnicen los daños causados. Tal es la importancia del daño causado en los sistemas de responsabilidad civil que un sector de la doctrina moderna ha propuesto cambiar la denominación de "Responsabilidad Civil" por la de "Derecho de Daños". Sin embargo, nosotros pensamos que la cuestión de la denominación del sistema, aun cuando tiene importancia es un aspecto secundario. Más aún, nos parece más adecuado seguir hablando de responsabilidad civil, por tratarse pensamos de una denominación legitimada por la tradición jurídica local y también por nuestra jurisprudencia. Pues bien, no debe olvidarse que en el campo de la responsabilidad civil lo que se busca es indemnizar los daños causados a fin de resarcir a las víctimas, mientras que en el ámbito de la responsabilidad penal el objetivo central es sancionar a los autores de conductas ilícitas o antijurídicas. El objetivo de la responsabilidad penal es, pues, la

represión de los hechos jurídicos ilícitos tipificados legalmente como delitos, sancionando a sus autores, mientras que el objetivo de la responsabilidad civil es indemnizar los daños causados consecuencia de los hechos jurídicos ilícitos típicos o atípicos. En tal sentido, puede haber delito sin daño, mientras que no puede haber hecho jurídico ilícito que origina responsabilidad civil sin daño. En los sistemas de responsabilidad civil lo fundamental es, pues, la reparación de los daños causados a las víctimas, bien se trate del ámbito contractual o extracontractual. Tampoco debe olvidarse que en el campo de la responsabilidad civil, desde nuestro punto de vista, en vez de hablarse simplemente de daños, sería más conveniente hablarse de daños jurídicamente indemnizables, por cuanto los daños para originar una responsabilidad civil deben ser producto de una conducta antijurídica o ilícita, según lo hemos visto en el Capítulo III dedicado al tema de la antijuricidad, ya que todos los daños que sean consecuencia de conductas permitidas por la ley, porser realizadas en el ejercicio regular de un derecho, legítima defensa o estado de necesidad, no originan una responsabilidad civil, justamente por tratarse de daños consecuencia de conductas ajustadas al sistema jurídico. Por ello en el presentelibro utilizaremos indistintamente los dos términos, pero cuando hagamos uso únicamente del término daño ,lo haremos siempre con el significado de daño jurídicamente indemnizable. 2. Las categorías del daño patrimonial Ahora bien, se han propuesto en la doctrina muchas definiciones o intentos de definir el daño que origina una responsabilidad civil. Sin embargo, la fórmula más exacta nos parece aquella que define el daño jurídicamente indemnizable como toda lesión a un interés jurídicamente protegido, bien se trate de un derecho patrimonial o extrapatrimonial. En tal sentido, los daños pueden ser patrimoniales o extrapatrimoniales. Serán daños patrimoniales las lesiones a los derechos patrimoniales y serán daños extrapatrimoniales las lesiones a los derechos de dicha naturaleza, como en el caso específico de los sentimientos considerados socialmente dignos o legítimos y por ende merecedores de la tutela legal, cuya lesión origina un supuesto de daño moral. Del mismo modo, las lesiones a la integridad física de las personas, a su integridad psicológica y a sus proyectos de vida, originan supuestos de daños extrapatrimoniales, por tratarse de intereses jurídicamente protegidos, reconocidos como derechos extrapatrimoniales. En la doctrina existe unanimidad en que existen dos categorías de daño patrimonial, que son de aplicación tanto al campo contractual como extracontractual: el daño emergente y el lucro cesante. Se entiende por daño emergente la pérdida patrimonial efectivamente sufrida y por lucro cesante la renta o ganancia frustrada o dejada de percibir. Estas dos categorías de daño patrimonial se aplican con el mismo significado tanto al sistema de responsabilidad civil contractual como extracontractual, estando ambas reconocidas legalmente en nuestro Código Civil. En

tal sentido, el artículo 1321° del Código Civil, con relación a la responsabilidad civil contractual u obligacional, nos dice lo siguiente: "Queda sujeto a la indemnización de daños y perjuicios quien no ejecuta sus obligaciones por dolo, culpa inexcusable o culpa leve. El resarcimiento por la inejecución de la obligación o por su cumplimiento parcial, tardío o defectuoso, comprende tanto el daño emergente como el lucro cesante, en cuanto sean consecuencia inmediata y directa de tal inejecución". Del mismo modo, con relación a la responsabilidad extracontractual el artículo 1985° dispone en forma expresa: "La indemnización comprende las consecuencias que deriven de la acción u omisión generadora del daño, incluyendo el lucro cesante, el daño a la persona y el daño moral, debiendo existir una relación de causalidad adecuada entre el hecho y el daño producido". Obviamente, cuando el artículo 1985° se refiere a las consecuencias que deriven de la acción u omisión generadora del daño está aludiendo directamente a la pérdida patrimonial sufrida efectivamente por la conducta antijurídica del autor o coautores, es decir, a lanoción de daño emergente. De esta forma queda claramente demostrado que en el sistema jurídico nacional el daño patrimonial comprende las dos categorías antes mencionadas, bien se trate del ámbito extracontractual y contractual, teniendo enambos casos el mismo significado. No debe olvidarse que el daño es el mismo en los dos campos de la responsabilidad civil y que la única diferencia se encuentra en que en un caso el daño es producto de una conducta que contraviene el deber jurídico genérico de no causar daño a los demás y en el otro caso de una conducta que contraviene una obligación previamente pactada. Un ejemplo muy simple permitirá comprender perfectamente la diferencia entre el daño emergente y el lucro cesante: si como consecuencia de un accidente de tránsito, una persona pierde su vehículo que utilizaba como instrumento de trabajopara hacer taxi, el daño emergente estará conformado por el costo de reposición del vehículo siniestrado, mientras que el lucro cesante, por los montos que el taxista dejará de percibir por su trabajo como taxista con su vehículo. Como es también evidente, y lo hemos explicado en los puntos anteriores, no basta la producción de un daño, pues es también necesaria la relación de causalidad y la concurrencia de los respectivos factores de atribución. Sin embargo, debe quedar claramente establecido que si no hay daño debidamente acreditado, no existirá ningún tipo de responsabilidad civil. 3. El daño moral y el daño a la persona Ahora bien, a diferencia de lo que sucede con el concepto y las categorías del daño patrimonial, respecto al daño extrapatrimonial existen en la doctrina diversas orientaciones, lo que ha originado una gran discusión y enorme debate, hasta hoy no concluido, pues para algunos juristas la única categoría de este daño es el daño a la persona y para otros por el contrario existen dos categorías: el

daño moral y el daño a la persona. Antes de dar a conocer brevemente las diferentes orientaciones, y a fin de poder tomar posición sobre este debate, es necesario explicar el concepto de daño moral y de daño a la persona. Por daño moral se entiende la lesión a los sentimientos de la víctima y que produce un gran dolor o aflicción o sufrimiento en la víctima. Así, por ejemplo, se entiende que en los casos de la muerte de una persona, los familiares sufren un daño moral por la pérdida del ser querido, bien se trate del cónyuge, hijos, padres y familiares en general. Sin embargo, la doctrina establece que para que se pueda hablar de daño moral no basta la lesión a cualquier sentimiento, pues deberá tratarse de un sentimiento considerado socialmente digno y legítimo, es decir, aprobado por la conciencia social, en el sentido de la opinión común predominante en una determinada sociedad en un momento histórico determinado y por ende considerado digno de la tutela legal. Así, por ejemplo, una mujer casada, no podría demandar por daño moral por la muerte de un hombre casado con el cual mantuvo una relación de convivencia de varios años. Como consecuencia de este concepto de daño moral como una lesión a los sentimientos considerados socialmente legítimos y aceptables, es que se restringe el ámbito de aplicación del daño moral a los sentimientos que tenemos por los integrantes de nuestra familia, en el sentido amplio de la palabra, por cuanto se considera que respecto de los mismos nuestros sentimientos son considerados socialmente dignos y legítimos y por ende merecedores de protección legal. Este requisito fundamental del daño moral fluye claramente del artículo 1984 del Código Civil, que señala lo siguiente: "El daño moral es indemnizado considerando su magnitud y el menoscabo producido a la víctima o a su familia". Sin embargo, nosotros pensamos que no el daño moral no se agota jurídicamente en los sentimientos por los miembros de la familia, sino también en cualquier otro sentimiento considerado digno y legítimo, como podría ser el caso de un ahijado, de una novia, de un padrino de nacimiento, etc. En tal sentido, pensamos que se debe interpretar el sentido del artículo 1984°, que hace referencia tanto al menoscabo producido a la propia víctima como a su familia. Además pensamos quese debe interpretar sistemáticamente dicho artículo con el artículo 215° referido al tema de la violencia como vicio de la voluntad, pero que sin embargo nos evidencia la lógica de nuestro sistema jurídico de proteger los sentimientos por los miembros de nuestra familia, como por cualquier otra persona, siempre que lo justifiquen las circunstancias, por tratarse de sentimientos considerados dignos de tutela legal. Es por ello que el artículo 215° de nuestro Código Civil, señala textualmente lo siguiente: "Hay intimidación cuando se inspira al agente el fundado temor de sufrir un mal inminente y grave en su persona, su cónyuge, o sus parientes dentro del cuartogrado de consanguinidad o segundo de afinidad o en los bienes de unos u otros. Tratándose de otras personas o bienes, corresponderá al juez decidir sobre la anulación, según las circunstancias. Del mismo modo pensamos que los sentimientos que se protegen legalmente bajo el concepto de

Como se podrá comprender fácilmente la categoría del daño moral presenta dos grandes problemas: el primero de ellos referido a la forma de acreditado o probado y el segundo referido a la manera de cuantificarlo. también es susceptible de resarcimiento". Sin embargo. Se entenderá también con facilidad que la prueba del daño moral será a veces muy difícil.daño moral. En el ámbito de la responsabilidad civil obligacional o contractual. o como sucede también es fácil a veces para algunas personas simular sufrimientos o lesiones a los sentimientos sin que existan realmente. Esta fórmula. entendemos inteligente. Este segundo problema es mucho más serio y grave que el anterior y constituye sin lugar a dudas el obstáculo fundamental para la aceptación por toda la doctrina de la categoría del daño moral. sean miembros de nuestra familia o no. Como se podrá apreciar. El daño moral es pues la lesión a cualquier sentimiento de la víctima considerado socialmente legítimo. en función a nuestra propia identidad y escala de valores. fórmula bastante general y elástica que sin embargo no puede resolver del todo la enorme dificultad en la medición patrimonial del daño moral. No obstante lo cual. cuando dispone que el daño moral es indemnizado considerando su magnitud y el menoscabo producido a la víctima o a su familia. cuando él se hubiere irrogado. supongamos pues el caso de la pérdida de un hijo para un padre o la madre. no sólo son aquellos que tenemos por otras personas. dado que no todas las personas expresan sus sentimientos o emociones. lo saludable de esta presunción es que se trata de unamanera ingeniosa de evitar las dificultades en la probanza del daño moral. que si bien nos parece saludable en unaspecto. la jurisprudencia peruana ha optado por presumir que en los casos de fallecimiento de una persona. el artículo 1322° se limita a señalar que "El daño moral. Ante esta enorme dificultad. pensamos que debe aplicarse el mismo significado del daño moral en la responsabilidad civil extracontractual. que se traduce en el sentido que el monto indemnizatorio por daño moral deberá estar de acuerdo con el grado de sufrimiento producido en la víctima y la manera como ese sufrimiento se ha manifestado en la situación de la víctima y su familia en general. sin hacer ninguna referencia al posible significado del daño moral. el cónyuge y los hijos sufren necesariamente un daño moral. Además sucede en muchos casos que los sufrimientos severos son resistidos con fortaleza sin ninguna alteración en la salud o aspecto físico del sujeto. por tratarse del mismo concepto en ambos casos. Un segundo problema igualmente importante es el de la manera de cuantificar o medir y traducir económicamente el daño moral. El Código Civil peruano en el mismo artículo 1984° ha consagrado una fórmula. también con . al prescindir de la prueba del mismo. sino también por nosotros mismos. nos parece perjudicial en el sentido que evita que se concedan sumas importantes en concepto de indemnización por daño moral. pues como resulta lógico y evidente no existe suma alguna que pueda reparar el dolor por la pérdida de un ser querido.

Desde nuestro punto de vista. resulta evidente. Muy bien. por lo menos desde nuestro punto de vista. hacen referencia a la pérdida de uno o varios dedos para un pianista. mientras que para otros el daño a la persona constituye la frustración del proyecto de vida. una lesión severa que produzca parálisis. por ejemplo.facilidad el otorgamiento de indemnizaciones por daño moral representa para el poder judicial un problema enorme. existen también problemas en primer lugar en cuanto al significado mismo de daño a la persona. según fluye del artículo 1985° que hemos mencionado anteriormente. que tiene que ser resuelto con criterio de conciencia y equidad en cada caso en particular. entendemos que la fórmula más sencilla y adecuada para entender el significado de daño a la persona es estableciendo que se produce dicho daño cuando se lesione la integridad física del sujeto. sino también una mente. Pues bien. No obstante lo cual pensamos que el daño a la persona es también indemnizable en el campo de la responsabilidad civil contractual en nuestro sistema jurídico. El artículo 1322° del sistema contractual solamente hace referencia al daño moral. Así. que se trata de categorías . en lo relativo a la frustración del proyecto de vida. No obstante lo cual. o una lesión a su aspecto o integridad psicológica.. su aspecto psicológico y / o su proyecto de vida. todo lo cual deberá ser obviamente acreditado. así como existen problemas relacionados con la admisión del daño moral. pensamos que no se trata de cualquier posibilidad de desarrollo de una persona. y en muchos casos supone un proyecto de vida evidenciado por hechos y conductas concretas. pues no existe fórmula matemática y exacta para cada supuesto. Como tampoco se debe confundir proyecto de vida con las simples motivaciones de los sujetos. la fórmula integral que hemos planteado nos parece la más razonable y lógica para entender la noción de daño a la persona. hechas estas precisiones por separado tanto sobre el daño moral como el daño a la persona. que puede ser incierta. pues no existe ninguna razón para limitar su aplicación únicamente al campo extracontractual. por cuanto la persona no es únicamente un cuerpo. Para un sector de la doctrina el daño a la persona es la lesión a la integridad física del sujeto. de una pierna para una bailarina o jugador profesional de algún deporte rentado. etc. los casos típicos que utilizan estos autores de frustración del proyecto de vida. En lo relativo al daño a la persona debemos señalar en primer lugar que a diferencia del daño moral. por ejemplo la pérdida de un brazo. etc. Por ello pensamos que en el Perú estará totalmente justificada legalmente una pretensión indemnizatoria por daño a la persona en el campo contractual. No se debe confundir proyecto de vida con cualquier posibilidad respecto de la cual no exista ningún tipo de evidencia comprobada.. sino únicamente en el campo extracontractual. él mismo no se acepta literalmente en el ámbito de la responsabilidad civil contractual. sino que deberá tratarse de la frustración de un proyecto evidenciado y en proceso de ejecución y desarrollo que se frustra de un momento a otro. Por nuestra parte.

debe señalarse que en el campo contractual el monto indemnizatorio será mayor o menor dependiendo del grado de culpabilidad del deudor. es necesario que existauna relación de causalidad inmediata y directa entre los daños causados al acreedor y el incumplimiento del deudor. los daños y perjuicios a reparar seran todos aquellos cuya consecuencia inmediata y directa del incumplimiento. lo que significa que hoy por hoy no podemos adherimos a la posición que sostiene que el daño moral debe desaparecer para referimos solamente al daño a la persona. sabiendo ya cuáles son las categorías de daños existentes que son indemnizables. sólo se indemnizarán los daños y perjuicios que sean consecuencia inmediata y directa del incumplimiento que pudieron preverse o no al momento de contraerse la obligación. Esto significa en consecuencia que en el campo contractual el monto indemnizatorio será mayor o . cumplimiento parcial. Sin embargo. y otra muy distinta son sus sentimientos. Por el contrario. que pudieron preverse o no al momento de contraerse la obligación. Por el contrario. y los problemas que originan las categorías del daño extrapatrimonial. sí el incumplimiento es consecuencia de dolo o culpa grave del deudor. cumplimiento defectuoso. El hecho que sea muy difícil probar el daño moral y cuantificarlo no significa que deba ser eliminado como categoría de daño jurídicamente indemnizable. En tal sentido.independientes. pero no nos parece convincente. Nos parece muy interesante la fórmula que plantea la eliminación de la categoría del daño moral. para hacer referencia únicamente al daño a la persona. si el incumplimiento obedeciere únicamente a culpa leve. si el incumplimiento obedeciere únicamente a culpa leve. corresponde ahora determinar los criterios para establecer los montos indemnizatorios tanto en el ámbito contractual como en el extracontractual.Pues bien. pues una cosa es la persona y su proyecto de vida. Ello es lógico por cuanto siempre se requiere que los daños sean consecuencia del incumplimiento absoluto o relativo de la prestación debida por parte del deudor. en cuyo caso el juez deberá acudir también necesariamente al criterio de conciencia y equidad. Como es también evidente. sólo se indemnizarán los daños y perjuicios que sean consecuencia inmediata y directa del incumplimiento que podian preverse al momento de contraerse. en el caso del daño a la persona el problema fundamental no es tanto la prueba del mismo como su cuantificación. bien sea por incumplimiento total. debe señalarse que en el campo contractual se indemnizan los daños patrimoniales como el daño moral en cuanto sean consecuencia inmediata y directadel incumplimiento obligacional por parte del deudor. Más aún. además de la relación causal. la regulación del Código Civil peruano mantiene la diferencia entre ambas categorías de daños. esto es. Así. claro que en el campo contractual. o por retraso en el cumplimiento de la prestación.

Consiguientemente. Desde nuestro punto de vista. se plantea de la siguiente manera: a) Como acabamos de vedo. tardío o defectuoso de la obligación. en los casos de muerte. de acuerdo a las normas sobre responsabilidad civil extracontractual contenidas en el Código Civil peruano. habiendo examinado la problemática de los daños causados en el campo de la responsabilidad civil. de la culpabilidad. por el contrario. para que pueda ser exigible legalmente una indemnización por daños extracontractuales en la legislación peruana. sino también del factor de atríbución subjetivo. en los casos de dolo o culpa grave o inexcusable el resarcimiento comprende los daños inmediatos y directos previsibles e imprevisibles al momento de contraer la obligación. tanto el daño moral como el daño a la persona. o derivada del incumplimiento de una obligación pactada. Ahora bien. sino únicamente de la existencia de una relación de causalidad adecuada. es necesario que se acrediten los daños causados. la conducta del autor y la relación de causalidad entre dicha conducta y los daños producidos. en el . no sólo según la relación de causalidad. es decir. el resarcimiento se limita al daño que podía preverse al tiempo en que ella fue contraída". a diferencia del ámbito de la responsabilidad civil contractual. Esto significa que en el sistema jurídico peruano. como también acabamos de mencionar líneas arriba.menor. mientras que en los casos de culpa leve los dañosinmediatos y directos solamente previsibles al momento de asumir la obligación ° En el campo extra contractual. la cuestión de los daños. obedecieran a culpa leve. deben indemnizarse extracontractualmente los daños patrimoniales. bien se trate del lucro cesante y/o del daño emergente. y los daños extrapatrimoniales. el monto indemnizatorio no depende del grado de culpabilidad del autor del daño. sea esta contractual o extracontractual. Por ello el tercer párrafo del artículo 1321° del Código Civil señala lo siguiente: "Si la inejecución o el cumplimiento parcial. Como es evidente. al igual que en los otros sistemas jurídicos antes mencionados. en el ámbito de la responsabilidad civil extracontractual son indemnizables los daños patrimoniales y los daños extrapatrimoniales. corresponde ahora examinar un aspecto de fundamental importancia legal y práctica en nuestro sistema jurídico ° Nos referimos a la responsabilidad civil extracontractual por daños en casos de muerte en el Código Civil peruano. al igual que en todos los derivados del Código Civil francés. en tanto y en cuanto se indemnizan todos los daños siempre que sean consecuencia de una relación de causalidad adecuada ° Esto significa que en el ámbito extra contractual se indemnizan todos los daños y no interesa 4. La indemnización por daños en casos de muerte Pues bien.

un criterio de medición del mismo en base a las circunstancias de cada caso en particular. e) Con relación a las personas que pueden demandar o reclamar judicialmente indemnización por daños por muerte de una persona. De esta forma. . en base a las reglas de la equidad. las reglas legales antes mencionadas son muy claras en el sentido de señalar que los daños deben ser probados por la víctima y que en caso los mismos no se pudieran probar en su monto exacto y preciso. deberá fijarlos el juez con valoración equitativa. se entiende en nuestra doctrina por daño moral la lesión a los sentimientos o el dolor de afección que sufre la víctima y por daño a la persona la frustración al proyecto de vida de la víctima o el daño a su integridad física.campo extracontractual el Código Civil peruano ha establecido con precisión el denominado" criterio de reparación integral" en el artículo 1985°. resulta claro que el cónyuge sobreviviente y los hijos de la víctima pueden solicitar indemnización por daño patrimonial y por daño extrapatrimonial. como en nuestra doctrina y jurisprudencia. sólo los familiares pueden reclamar daños patrimoniales y daño moral. Esto significa en consecuencia que en el caso de daños por muerte de una persona. pues el artículo VI del Título Preliminar del mismo Código dispone que para ejercitar o contestar una acción es necesario tener legítimo interés económico o moral y que el interés moral autoriza la acción sólo cuando se refiere directamente al agente o a su familia. que tanto al nivel del Código Civil peruano. nuestro Código Civil entiende y señala categóricamente que sólo son los miembros de la familia del fallecido. Como es evidente. siempre y cuando se acrediten los mismos y se compruebe la relación de causalidad. con relación a la prueba de los daños nuestro Código Civil refiere en su artículo 1331° que los mismos deben ser probados por la víctima y en el artículo 1332° prescribe que si el resarcimiento del daño no pudiera ser probado en su monto preciso. previsibles o imprevisibles. En el ámbito extrapatrimonial. se reconocen las categorías del daño patrimonial y extrapatrimonial dentro del criterio de reparación integral en el caso de la responsabilidad civil extracontractual. deberá fijarlo el juez con valoración equitativa. según hemos visto anteriormente. el Código Civil peruano establece en su artículo 1984°. b) Con relación al concepto del daño moral. según el cual en el ámbito extracontractual deben indemnizarse todos los daños causados a la víctima. se entiende en nuestra doctrina y nuestra jurisprudencia por daño emergente la pérdida patrimonial efectivamente sufrida y por lucro cesante la ganancia o utilidad que dejará de percibir la víctima. d) Ahora bien. sea presentes o futuros. queda claramente establecido. Como se podrá observar. c) De esta manera. bien se trate de daños patrimoniales o extrapatrimoniales. es decir.

pues no exige la prueba absoluta y plena de la existencia y los montos de los daños ocasionados. están legitimados para demandar daños patrimoniales y daños morales. Así. sino que al amparo del artÍculo 1332° establece los montos indemnizatorios en base al criterio de equidad. por ejemplo. Pero en modo alguno se solicita que se acrediten los daños morales en caso de muerte de un familiar. es decir. será necesario presentar el atestado policial correspondiente que acredite el mismo accidente. que la muerte ha causado un profundo daño moral a los familiares del fallecido. nuestra jurisprudencia es uniforme en señalar que para poder reclamar daños por la muerte del cónyuge o de alguno de los padres. esto es. no basta con acreditar el parentesco.f) Más aún. el testamento o la declaratoria de herederos en caso de sucesión intestada. bien sea a través de un testamento o de una declaración judicial en el caso de sucesión intestada. i) En lo concerniente a la prueba de la existencia y la valoración de los daños. h) Queda claramente establecido. a nuestra jurisprudencia le resulta suficiente la presentación de la partida de defunción. g) Nuestra jurisprudencia. nuestra jurisprudencia se basa exclusivamente en el criterio de valoración equitativa. no basta con presentar la partida de matrimonio en el caso del cónyuge. la jurisprudencia peruana no exige la prueba plena de los daños. justamente en base al criterio de valoración equitativa. consideran que los familiares. o las partidas de nacimiento en el caso de los hijos. que para reclamar indemnización por daños en caso de muerte. Del mismo modo. si se trata de muerte por un accidente de tránsito. o de los hijos. . en consecuencia. j) Por regla general en el caso de muerte. y las pruebas que acrediten el evento que ha causado el daño. en concordancia con lo dispuesto en el Código Civil es también uniforme en el sentido que los herederos pueden reclamar daños patrimoniales y daño moral en el caso de la muerte de una persona. pero en modo alguno se exige acreditar los daños causados técnica y precisamente. sino que los valora equitativamente en la medida que se hubiera acreditado el evento que los ha causado. pues se sobreentiende o se presume. que tanto nuestra legislación. sino que es imprescindible acreditar la calidad de herederos de los mismos. bien sea del cónyuge. respecto del daño patrimonial sólo se solicita la presentación de los documentos que acrediten los gastos del sepelio del fallecido y en todo caso acreditar que el fallecido era el único sustento de la familia. en la medida que acreditan su calidad de herederos del fallecido. o de ambos a la vez. como nuestra doctrina y jurisprudencia. bien se trate del cónyuge y/o hijos. k) Como se podrá comprender. El daño moral se entiende que es procedente por el dolor que causa a los familiares la pérdida del ser querido y el daño patrimonial por los gastos en que hubieran incurrido para el sepelio y en los casos que el fallecido hubiera sido el único sustento de la familia.

Con mayor razón en el caso del daño moral. no se señala en la resolución judicial qué monto corresponde al daño patrimonial y cuál al daño moral. en el caso de muerte de uno de los convivientes. Es por ello justamente que no se toman en cuenta factores de ingreso. en cuanto le fuere aplicable. pues todo calculo se hace en base a un criterio equitativo. cuando se decreta judicialmente el pago de una indemnización. ambas normas del sistema jurídico nacional nos indican con toda claridad que la unión de hecho. la unión de hecho. libres de impedimento matrimonial. por cuanto también es posible la indemnización voluntaria. globalmente. libres de impedimento matrimonial. siempre que dicha unión haya durado por lo menos dos años continuos. siguiendo la misma línea y sentido del Código Civil. es decir. De acuerdo al Código Civil peruano. Más aún. que forman un hogar de hecho. m) Como es evidente. en cuyo caso los daños son reparados de acuerdo al pacto entre las partes. voluntariamente concertada por un varón y una mujer. para el caso de daños por muerte. origina una sociedad de bienes que se sujeta al régimen de sociedad de gananciales. corresponde examinar el tema de la indemnización de daños por muerte en el caso de los que conforman un hogar o una unión de hecho. una cantidad que sirva para compensar la pérdida patrimonial por la futura falta de sustento familiar a cargo del fallecido y una cantidad que sirva para compensar el sufrimiento de la familia por la pérdida del ser querido. n) Ahora bien. específicamente a su artículo 326. en su artículo 5° cuando señala expresamente. Y es por ello también que los montos indemnizatorios que se conceden por regla general no son los adecuados. norma jurídica fundamental del Estado peruano. Respecto de los hijos concebidos por los convivientes. todo lo expuesto es para el caso que los daños sean indemnizados judicialmente. da lugar a una comunidad de bienes sujeta al régimen de la sociedad de gananciales en cuanto sea aplicable". pues . Este artículo del Código Civil peruano de 1984 ha sido ratificado por la Constitución Política del Perú. para alcanzar finalidades y cumplir deberes semejantes a los del matrimonio. pues en dicho supuesto el daño prácticamente se presume en la medida que se acredite la relación familiar y la vocación hereditaria. Incluso los mismos abogados cuando preparan demandas por responsabilidad civil extracontractual solicitan un monto único. ni se utilizan fórmulas de cálculo. constituyendo una comunidad o una sociedad de bienes. ñ) Como es evidente. o el hogar de hecho. sino que se establece un monto indemnizatorio por todo concepto. no existe duda alguna sobre su filiación y sobre los deberes y derechos de los padres para con ellos. pero de ninguna manera da lugar a la existencia de una relación jurídico-familiar con deberes y obligaciones semejantes a los de los cónyuges. que incluya los gastos de sepelio. sólo son reconocidos por la ley para efectos de carácter patrimonial. como es también evidente. que: "La unión estable de un varón y una mujer.

o) Es por ello. precisamente. El criterio legal es pues bastante claro. no se encuentra legitimado para reclamar daños morales por muerte. debe también señalarse que de acuerdo al tercer párrafo del mismo artículo 326 la unión de hecho termina por muerte. que en caso de muerte de uno de los convivientes. q) Ahora bien. Como es evidente. mutuo acuerdo o decisión unilateral y que en este último caso el juez puede conceder. según lo dispone el artículo 724. ausencia. Sin embargo. en relación a los convivientes la relación jurídica que se genera entre ellos no es igual a la del matrimonio. No debe olvidarse que con relación al concepto del daño moral. razón por la cual se dice con toda claridad en ambas normas que el hogar o la unión de hecho sólo da lugar a una sociedad o comunidad de bienes. pero de carácter estrictamente doctrinario que no puede modificar el sentido de ambas normas antes mencionadas. a pesar del enorme dolor que le origine la pérdida del conviviente fallecido. ambas normas jurídicas son muy claras y sólo legitiman por daño moral a la propia víctima y a su familia. con el mismo status jurídico que la filiación matrimonial. sino únicamente una de carácter patrimonial. Esto significa. existen algunos profesores peruanos que consideran que el hogar o la unión de hecho genera una relación familiar de carácter especial. sino reconocida por la ley restringidamente para efectos patrimoniales. el Código Civil peruano establece en su artículo 1984 que el mismo es indemnizado considerando su magnitud y el menoscabo producido a la víctima o a su familia. En consecuencia. El artículo en mención es bastante claro en el sentido de afirmar que sólo la víctima o su familia se encuentran legitimados para reclamar indemnización por daño moral y como ya lo hemos expuesto no existe ninguna relación familiar entre convivientes. de una opinión muy respetable por cierto. Criterio que por otro lado es ratificado por nuestra jurisprudencia según lo expusiéramos anteriormente. p) Por todo lo expuesto en los puntos anteriores. a elección del abandonado. en consecuencia. Pero se trata. es evidente que el conviviente en caso que su compañero o compañera fallezcan por el hecho de un tercero.el Código Civil reconoce la filiación extramatrimonial. la relación entre los convivientes en la legislación peruana no es una de carácter familiar. el mismo artículo 326 señala que al conviviente sobreviviente . que en el ámbito sucesorio el Código Civil peruano sólo le atribuye expresamente la calidad de heredero al cónyuge y no así al conviviente. bien se trate del cónyuge o de los hijos. como es obvio. Trátese de una solución injusta o no. además de los derechos que le correspondan de conformidad con el régimen de sociedad de gananciales. a tal punto que tanto los hijos sean matrimoniales o no tienen los mismos derechos hereditarios. una cantidad de dinero por concepto de indemnización o una pensión de alimentos.

sólo es posible una demanda contra uno de los convivientes. en los seguidos por don Eduardo Oswaldo Heredia Bonilla con Nueva Clínica Villarán Sociedad Anónima y otro. declararon NO HABER NULIDAD en la resolución de vista de fojas ciento cincuentiuno.VISTOS. Esto se ha establecido de este modo justamente porque el Código Civil considera que la indemnización podrá pagarla el conviviente que ha hecho abandono del hogar de hecho y no en el caso de muerte por hecho de un tercero pues ello supondría legitimar al conviviente a demandar a dicho tercero y este supuesto es negado por el propio artículo. y los devolvieron.Señores: Se publicó conforme a ley BERNARDO DEL AGUILA PAZSecretario General de la Corte Suprema de Justicia de la República. pero no de uno de los convivientes frente a un tercero por daño moral. condenaron en las costas del recurso a la parte que lo interpuso. que confirmando en un extremo y revocando en otro la apelada de fojas ciento veintiocho. su fecha diecisiete de octubre de mil novecientos ochentiseis. Expediente 132-87-LIMA RESOLUCION Lima. según se desprende de la tercera parte del mismo artículo 326 y teniendo en cuenta además que en caso de muerte corresponderá al sobreviviente sus gananciales por ser de aplicación el régimen de sociedad de gananciales. sino únicamente sus gananciales conforme al régimen de disolución de la sociedadde gananciales. veintidos de febrero de mil novecientos ochentiocho. fechada el veinticuatro de marzo del mismo año. declara fundada la demanda y ordena el pago de la suma de veinte mil Intis por concepto de daños y perjuicios. sobre indemnización.no le corresponde ninguna suma por concepto de indemnización. . pues ello sólo es posible en caso de abandono por decisión unilateral de uno de los convivientes. GASTON Tomando como base las consideraciones que la Corte Suprema ha tenido para resolver en el presente caso de responsabilidad civil médica. En otras palabras. el autor nos propone interpretaciones restrictivas del artículo 1762 del Código Civil y plantea críticas al articulado de este cuerpo normativo en lo relacionado a la responsabilidad contractual. la solución es exactamente igual. con lo demás que contiene. En relación al daño patrimonial. por sus fundamentos. publicado por iustitia et aequitas en 16:44 no hay comentarios: Responsabilidad civil médica FERNANDEZ CRUZ. El análisis pone de relieve los alcances jurídicos de la responsabilidad médica y las dificultades materiales para probarla.

la testimonial de fojas diecinueve. como así alega en su escrito de fojas ciento diecisiete. no se ha actuado. en cuanto al alcance de la reparación pecuniaria por el daño moral y económico sufrido por el actor y especialmente por la invalidez provocada con imposibilidad para movilizar voluntariamente muslos y piernas (historia clínica de fojas cuarentiocho). perfectamente reconocido por el demandado doctor Guido Diaz Vargas en el documento de fojas doce. debe interpretarse que está demandando por una suma no menor de la mencionada cantidad: CONFIRMARON la sentencia apelada de fojas ciento veintiocho. en autos no aparece prueba alguna que haya cubierto esos gastos y por el contrario. empero. para ver en conjunto los daños físicos y morales causados al demandante.Expediente 694-86 RESOLUCION CUARTA SALA DE LA CORTESUPERIOR DE JUSTICIA DE LIMA Lima. obligó al referido anestesista a cubrir los gastos de rehabilitación. es suficiente apreciar la Historia Clínica del paciente. sobre la base de los datos que aparecen de la Historia Clínica. y. que el médico anestesista debe responder por las consecuencias del acto profesional en el cual la impericia está por encima del "riesgo quirúrgico" que no ha sido demostrado y por el contrario aparece un insólito proceder que se trasluce en la culpa médica. por don Eduardo Oswaldo Heredia Bonilla en sus extremos a). causante de daños culposamente ocasionados. Interviniendo como Vocal ponente el señor Ezquerra Cáceres. propia de clínicas. una pericia en la aplicación de la anestesia raquídea que ocasionó parálisis en la persona del actor. sean médicos o personal auxiliar. por sus fundamentos pertinentes. estado civil entre otros. trabajo. que pese a que el documento de fojas doce. CONSIDERANDO además: que aparece de autos. que cuando la demanda expresa que el monto de la indemnización "es de menor de quince millones de soles (quince mil intis)". que la prueba pericial ordenada a fojas catorce. en la parte que declara fundada la demanda interpuesta a fojas dos-cinco. que la clínica demandada. se despreocuparon por la salud del paciente. este demandado y su co-demandada la nueva Clínica Villarán Sociedad Anónima. su fecha veinticuatro de marzo del año en curso. con muestras objetivas de indiferencia e inhumanidad y constituir una violación de los deberes médicos configurados en el incumplimiento de los medios y diligencias adecuados en la asistencia del paciente que fue objeto de una defectuosa intervención. hospitales o centros asistenciales. la edad. . en su responsabilidad solidaria se extiende a los hechos realizados por sus colaboradores. que el monto de la reparación debe fijarse con equidad y justicia. por el principio de la responsabilidad indirecta aplicada en materia contractual.VISTOS. que la responsabilidad de los demandados es de naturaleza contractual. diecisiete de octubre de mil novecientos ochentiseis.

ESQUERRA CACERES. 998. por concepto de daños y perjuicios materia de los puntos a) y c) en forma solidaria. el médico anestesista debe responder por las consecuencias del acto profesional en el cual la impericia está por encima del "riesgo quirúrgico" que no ha sido demostrado y.A. por el contrario. 15'000.00 (Novecientos Noventiocho Mil con 00/100 Soles Oro) que representa el precio total de la silla de ruedas que se vió obligado a adquirir el demandante para facilitar su rehabilitación y movilidad durante la invalidez derivada de la intervención mencionada en el acápite a) precedente.A. la REVOCARON en cuanto al monto señalado.Señores: SILVA VALLEJO. por el médico anestesista y co-demandado. por el principio de la responsabilidad indirecta aplicada en materia contractual.b) y c) y ordena que los demandados deben abonar solidariamente al demandante la suma de NOVECIENTOS NOVENTIOCHO INTIS. se origina en una demanda interpuesta ante el Décimo Sexto Juzgado Civil de Lima.00 .000. La resolución bajo comentario. y los devolvieron. atención médica y rehabilitación total del demandante en la Clínica Maison de Santé. Secretaria COMENTARIO La despreocupación por la salud del paciente. lugar donde se encontraba internado el emplazante como consecuencia de la intervención practicada en la Nueva Clínica Villarán S. sean médicos o personal auxiliar. debiendo también responder la clínica demandada en mérito a su responsabilidad solidaria que se extiende a los hechos realizados por sus colaboradores.000. De esta manera. por concepto de daños y perjuicios. el que FIJARON en VEINTE MIL INTIS. para que éstos cumplan con: a) asumir el íntegro de los gastos que irrogue el tratamiento. b) restituir la suma de S/. el día 15 de octubre de 1983. con muestras objetivas de indiferencia e inhumanidad. y al médico anestesista. constituyen una violación de los deberes médicos configurados en el incumplimiento de los medios y diligencia adecuados en la asistencia del paciente que fue objeto de una defectuosa intervención quirúrgica. VASQUEZ CORTEZ Se publicó conforme a ley LILIANA HAYAKAWA RIOJAS. aparece un insólito proceder que se trasluce en la culpa médica. por don Eduardo Oswaldo Heredia Bonilla. con costas. causante de daños culposamente ocasionados que configuran la responsabilidad de los demandados de naturaleza contractual. quien en la vía ordinaria emplazaba a la Nueva Clínica Villarán S. y. una suma de dinero. doctor Guido Díaz Vargas. doctor Guido Díaz Vargas. c) pagar una suma "de menor" de S/. con fecha 05 de marzo de 1984. 1. valor de la silla de ruedas y además deben pagar también.

el texto en sí de la Ejecutoria Suprema no recoge argumento alguno que permita discernir sobre las razones de su fallo. cuando se trata de fijar principios jurisprudenciales que han de ser de obligatorio cumplimiento en todas las instancias judiciales. sobrevenidos por el daño cuya reparación solicita. el texto íntegro de la resolución de vista pues ella contiene los "considerandos" (a los cuales ni siquiera alude con dicho nombre la Ejecutoria Suprema) de la resolución de la Corte Suprema.al inyectarle la anestesia a éste.. se habría infiltrado el espacio subdural y no el epidural. desde que la obligación del médico cirujano y. perjuicio físico y lucro cesante. Así.no contiene fundamentos propios en los que base su condena contra los demandados. de donde se había recomendado el uso de "anestesia epidural" con monitor en la operación.. con arreglo a lo dispuesto por el artículo 22º de la Ley Orgánica del Poder Judicial. del médico en general. máxime aún si se tiene en cuenta que existe también la obligatoriedad de publicar las Ejecutorias Supremas expedidas por la Corte Suprema de la República. respecto de la cual no existe obligatoriedad de publicación. V.La resolución de la Corte Suprema de la República -como parece ser una infeliz costumbre aún vigente. se despreocuparon por la salud del paciente. con muestras objetivas de . 2.". por concepto de daño moral. 4. 1237. Al parecer. de lo cual inferimos que los fundamentos de la resolución de vista han sido "recogidos" por la resolución de la Corte Suprema. Repárese como en uno de los fundamentos de la resolución de vista se afirma que ". apoyándose enteramente en los fundamentos de la resolución de vista.. aquélla parece indubitablemente estar ubicada en los argumentos tradicionalmente aceptados en torno a que la responsabilidad civil médica tiene como fundamento la "culpa médica". en la definición atribuída a DEMOGUE ("Traité des Obligations". págs 538 y sgtes). "obligación de medios". dentro del cuerpo de esta jurisprudencia comentada. significaría una violación grosera de la obligación contenida en el artículo 138º. inciso 5) de la Constitución Política del Estado de 1993.(Quince Millones con 00/100 Soles Oro). por sus fundamentos.. quien en la etapa anterior a su intervención quirúrgica se había sometido en la propia Clínica demandada a los análisis y radiografías de rigor en la evaluación del denominado "riesgo quirúrgico".. Como resulta evidente. durante la intervención quirúrgica -la cual se desarrolló normalmente pues se trataba de una operación a un pie del paciente. suponiendo la expedición de una resolución semejante. lo que nos ha obligado a transcribir también. declararon No Haber Nulidad en la resolución de vista. n.La única referencia de "remisión" prevista en la Ejecutoria Suprema se encuentra al inicio de la misma cuando señala "Vistos. es una comúnmente llamada. produciendo paraplejia.El damnificado demandante. 3. en razón del antecedente de dos conatos de infarto del paciente.. era una persona adulta. afectándose gravemente la médula. cercana a su jubilación como empleado de un Banco. lo que en la actualidad..

por ejemplo. ha sido ampliamente difundida por la doctrina francesa e italiana de mediados del presente siglo. Se trata entonces "de poner a disposición del acreedor el resultado útil de un obrar". TUNC. mientras que obligaciones de resultado serían en cambio aquéllas en donde el deudor queda constreñido a realizar una determinada finalidad. Volume 4: L'obbligazione. Típica obligación de medios es. en función al tipo de cooperación debida. entre otros) y argentina. por lo que dicha actividad produce en sí misma un efecto útil al acreedor. No cabe duda que la clasificación de las obligaciones. así como por la casi totalidad de la doctrina española (entre los que destacan DIEZ-PICAZO. 73-74) que la contraposición entre las dos diversas categorías ha sido efectuada con especial trascendencia sobre el plano de la responsabilidad: En las obligaciones de medios. En efecto. Vol.indiferencia e inhumanidad constituyendo una violación de los deberes médicos configurados en el incumplimiento de los medios y diligencias adecuados en la asistencia del paciente . mientras que en las obligaciones de resultado se . en donde "se trata simplemente de desarrollar una actividad en interés del acreedor". Pág. el patrocinio de un abogado.". sino únicamente una conducta de cooperación. en donde el objeto de la obligación se identifica en la realización de un resultado final. el médico está obligado a prestar "la propia obra".. Cit. Cit. MENGONI. CATTANEO. en Latinoamérica. BETTI. prescindiendo de una específica actividad instrumental. 3463). diferenciaba la obligación en donde la prestación consistía en el desarrollo de una conducta.La anterior afirmación de BIANCA es. de la obligación en donde la prestación consistía en el resultado de un obrar. por ejemplo. En consecuencia. la del profesional (y así lo ha recogido. 71). en obligaciones de medios y de resultado. importante de ser tenida en cuenta. los hermanos MAZEAUD. Tomo I.. por ejemplo. por ejemplo. HERNANDEZ GIL. MESSINEO. SANTOS BRIZ. aquella del médico. 5.. no "debiéndose" el resultado de la actividad. pues en la aseveración aquélla de que en la denominada obligación de medios. concepción. por ejemplo. sin embargo. obligaciones de medios serían aquéllas en donde el deudor queda sujeto a desenvolver una actividad prescindiendo de la consecución de una determinada finalidad. que no puede ser compartida. 18 de mayo de 1988. BONASSI BENUCCI. se aplicaría la regla de la responsabilidad por culpa (el deudor no es responsable si se ha comportado diligentemente). Págs. BETTI. en general. tal y como nos lo recuerda BIANCA ("Diritto Civile". n. compartida por autores tan calificados como JOSSERAND. pág 39). existe una crítica abierta a la concepción francesa que concibió en la distinción de obligaciones de medios y de resultado una "división fundamental de la obligación en dos opuestas categorías". por ejemplo. BIANCA nos recuerda (Ob. el cual está obligado a prestar la propia obra pero no a curar al paciente y. JORDANO FRAGA y LA CRUZ BERDEJO. en el contrato de obra: la obligación no se cumple sino cuando ha sido alcanzado el "opus" (resultado) y puesto a disposición del acreedor ("Teoría General de las Obligaciones". la C.

En: Revista Themis. No. opinión ampliamente compartida por GIORGIANNI (Voz "Obbligazione". que no es sino la conducta de colaboración y de diligencia exigidos al deudor como deberes accesorios del deber central. ha sido creada para explicar una "cierta repartición de la carga probatoria del incumplimiento y la aplicación de una diversa medida de responsabilidad del deudor". Si la obligación es ante todo un vehículo de cooperación humana. "La Obligación: Apuntes para un Dogmática Jurídica del Concepto". 27-28. mediante el cual un sujeto que ha experimentado una necesidad. 42). siempre espera "algo" de su deudor. y otra cosa es el esfuerzo exigido al deudor para superar obstáculos al cumplimiento. La tesis antes referida -extendida particularmente en Latinoamérica-. Así. enseña BIANCA que la distinción ensayada por la doctrina francesa y mantenida aún por la jurisprudencia de ese país. en las mal llamadas obligaciones de medios.. Ese "algo". sin embargo. un `resultado" . exacta y ha sido ya ampliamente revisada en la Italia contemporánea. no es otra cosa que el bien o utilidad que le procura el deudor por medio de la prestación. para ser tal. por lo que es una categoría efectista. un diverso grado de colaboración exigido por el tipo de objeto o resultado involucrado en el deber central... Volume primo. XI. 6. un `comportamiento' del deudor está siempre `in obligatione" . en donde siempre deberá finalizar en la consecución del resultado esperado por el acreedor. estamos seguros. resulta claro que un acreedor. quien afirma que ".no puede existir una obligación en la cual no sea debido un resultado (Dell'inadempimento delle Obbligazioni". pág. que repararemos en su aserto. indicando la dirección de la prestación hacia la satisfacción de un interés del acreedor". entonces. mientras. de otro lado. gira . Lo que existe.. pág. no es un diferente tipo de prestación a realizar (de medios o de resultado). podemos coincidir con MICCIO ("I Diritti di Credito". por lo que siempre existe un resultado en toda obligación. Por todo esto. 598). 182) en el sentido que el gran problema conceptual de la doctrina y jurisprudencia francesa en torno a la diferenciación de obligaciones de medios y de resultado como dos categorías contrapuestas radica en la confusión de lo que debe ser entendido como conducta de prestación y conducta de protección a la obligación: Una cosa es la conducta exigida al deudor como MODO DE CUMPLIMIENTO. En: Nuovo Digesto Italiano.Si nos detenemos un instante en las afirmaciones antes transcritas. pues sólo se cumple el deber (central) del deudor mediante la satisfacción del interés ajeno (del acreedor)...aplicaría en cambio la regla de la responsabilidad objetiva: la diligencia empleada por el deudor es irrelevante.. 32 y 33). porque lo único debido es el resultado. sino. Al respecto. pues -ontológicamente hablando. no es. es siempre necesario. busca satisfacerla a través de la cooperación de otro sujeto que tiene aquéllo que aquél no posee (FERNANDEZ CRUZ. el grado de colaboración exigido.. págs.

creará una presunción de incumplimiento en el sentido que la operación no fue exactamente ejecutada (por cuanto de haber sido exactamente ejecutada.en torno a la propia conducta del deudor: como el resultado esperado por el acreedor depende del control que el propio deudor tenga de su conducta. imprevisible e irresistible. Por ejemplo. debe tenerse siempre presente que en toda obligación existe siempre un resultado.se dice . debe evitar todo obstáculo -inclusive externo o ajeno a su actividad. Ob. 7. como mejorarle al acreedor-paciente sus posibilidades de salvamento.En palabras conclusivas en lo que a este punto atañe. a la postre. 33). Así pues. esto es.. en ciertos tipos de obligaciones (aquéllas en donde el resultado esperado por el acreedor depende de la forma cómo cumpla el deudor) representa una prueba del cumplimiento de la obligación (JORDANO FRAGA. Por ello. en lo que atañe al problema del incumplimiento y de la responsabilidad civil. el deudor médico (quien es además quien tiene el dominio de los medios de prueba) podrá probar que operó "diligentemente". brindándole al acreedor-paciente el resultado esperado: mejorar sus posibilidades de salvación que. pág. salvo que resulte vencido porque dicho obstáculo fue extraordinario. las posibilidades de salvamento del paciente hubieran aumentado y. "La Responsabilidad Contractual". por lo que entonces. pero resultado al fin. no hubiera muerto). no fueron suficientes para salvar al paciente. En cambio. vigilando el desenvolvimiento de su conducta.. el resultado debido es la operación exactamente ejecutada (BIANCA. Pág. sino que . depende exclusivamente de cómo opere el médico cirujano. en la obligación quirúrgica. "Dell'inadempimento . Lo que debe resaltarse es el hecho que. lo que no debe llevar al equívoco de pensar que en esta clase de obligaciones el resultado debido sea asegurar la cura del paciente. no es sino una prueba de diligencia que. lo que constituye siempre un resultado. en las mal llamadas obligaciones de resultado. no significará ello el incumplimiento de la obligación del médico-cirujano. la diligencia exigida a dicho médico es que vigile la forma en que opera (el desenvolvimiento de su propia conducta). de manera tal que.". que operó bien.que le impida cumplir. si acaso el paciente muere luego de la operación. imposibilidad que puede deberse a causa imputable o no imputable a . repárese bien que la denominada prueba de la "ausencia de culpa". sino que el médico le mejore sus posibilidades de salvamento. Sin embargo. el grado de diligencia exigido al deudor es mayor: éste. ob. distinto al de la cura de la enfermedad. normalmente. 111). lo que el acreedor espera no es la cura de su enfermedad o defecto. que vigile el desenvolvimiento de su propia conducta. resultado éste que nunca estuvo en obligación.. cit. Cit. se le exige un grado de diligencia tal. Pág 182): Hay imposibilidad cuando no se puede obtener el resultado esperado. inclusive en las obligaciones médicas. interesa siempre el análisis de "la medida de la diligencia como elemento calificante de la imposibilidad" (MICCIO.

por ejemplo. fuerza mayor.". b) Si prueba que incumplió la obligación por causa a él no imputable. que se produjo un terremoto que desprendió las luces del quirófano que cayeron.) "se encuentran obligaciones en las cuales el resultado debido "coincide" con la ejecución de la prestación .las partes. Si. 1318º. si no probara su actuar diligente. en palabras de JORDANO FRAGA (Ob. obedece a culpa leve del deudor"... 8. en materia de responsabilidad contractual. en realidad lo que opera es una imposibilidad de la prestación (no se alcanzó el resultado esperado por el acreedor-paciente de mejorar su posibilidad de salvamento) por causa imputable al deudor y éste responde..). en tanto y por cuanto la obligación por él asumida no fue cumplida.. el deudor-médico habría probado que "ejecutó la obligación" en los términos convenidos brindándole al acreedor la utilidad deseada. Pág. 76) "se responde en tanto la obligación pervive y pervive insatisfecha.C. cuando afirman que en el caso sub-materia ". En el acápite a) precedente. en el caso del médico-cirujano. éste no logra probar que "actuó diligentemente".. tardío o defectuoso.. estipulando asimismo en su artículo 1329º. recordemos aquí que nuestro Código civil. se deja de responder cuando la obligación se extingue por imposibilidad sobrevenida de la prestación no imputable al deudor". 1319º y 1320º C. recoge a la culpa como factor atributivo de responsabilidad y consagra. responde. (Por ejemplo. El fundamento de la responsabilidad del médico en este caso es la obligación incumplida y no la culpa. fue objeto de una defectuosa intervención. ..".. principalmente tratándose de la responsabilidad profesional. por ejemplo. En efecto. pág. Esto es que.. y aquí. estaría el deudor médico probando que cumplió la obligación. lo que significaría en este caso aportar la prueba positiva del caso fortuito. una presunción general de responsabilidad del deudor por culpa leve: "se presume que la inejecución de la obligación.". hecho determinante de tercero o hecho de la propia víctima. el deudor-médico responde en razón a que la obligación se transforma en la de indemnizar daños y perjuicios.Sin perjuicio de toda lo anteriormente dicho y. la obligación se extingue. o su cumplimiento parcial. Cit. no respondería: a) Si prueba que operó "diligentemente".. pues. En este caso. es necesario recordar que se encuentran maniatados por un Código Civil manifiesta y excesivamente subjetivista. aparece un insólito proceder que se trasluce en la culpa médica . además. En este caso. En el caso del médico-cirujano. no por la "culpa" del médico como afirma toda la doctrina clásica y a la cual parece afiliarse la resolución bajo comentario cuando afirma que el paciente ". una teoría de dudosa utilidad como es la de la "graduación de la culpa" (arts. en palabras de BRECCIA ("Diligenza e Buona Fede".. en defensa del razonamiento de los Magistrados que expidieron la resolución de vista. 97 y sgtes. causante de daños culposamente ocasionados . aplastando al paciente).

Así por ejemplo historias clínicas. tardío o defectuoso". una de las primeras dificultades con las que se encuentra el paciente o sus herederos -en caso de muerte de aquél.. por el contrario... análisis.". cuando: a. 103 y sgtes. Concordados ambos artículos citados. los que generalmente se mostrarán renuentes en dictaminar en contra de los intereses de un colega .La prestación de servicios implica la solución de asuntos profesionales. dentro de las disposiciones generales de la prestación de servicios.C. o por su cumplimiento parcial. tratándose de prestaciones profesionales y médicas en particular. estudios bioquímicos. es el artículo 1762º del C. la prestación de servicios médicos. resultaría de aplicación el texto expreso del artículo 1330º del C. ni legal.. en donde no sea válido interpretar la disyunción "o" presente en dicho precepto legal como separación de supuestos de aplicación de la responsabilidad privilegiada contenida en dicho artículo.C. entre ellos.Creemos por eso que. la culpa inexcusable o el dolo del médico? 9. víctima de un daño.. etc. pues implicaría consagrar lo que bien ha llamado VAZQUEZ FERREYRA ("Prueba de la Culpa Médica". si la prestación de servicios implica la solución de asuntos profesionales o de problemas técnicos de especial dificultad. debería introducir una interpretación restrictiva del art.) "la prueba diabólica": ". Sino que. sólo en el caso que medie dolo o culpa inexcusable.. el que regula la prestación de servicios profesionales. para los servicios contractuales profesionales no se aplicaría la presunción de responsabilidad por culpa leve. sino que. en el sentido que el prestador de servicios responde de los daños y perjuicios que causa.. nos encontraríamos ante una primera aproximación al problema de la responsabilidad profesional en general en donde. en tal caso.. Este razonamiento no puede ser aceptado bajo ningún punto de vista ni ético. para acceder a una indemnización. otro de los problemas a los que se enfrentan los reclamantes es que la mayoría de las pruebas están en manos del profesional y es éste quien las ha confeccionado.C. neurológicos... en donde.C. y cuando b...es que todo lo referente a la culpa del médico se relaciona con prácticas y conocimientos científicos a los que mayormente resulta extraño y no tiene acceso sino por medio de la consulta y colaboración de otros profesionales. Págs. no debiera "leerse" el artículo 1762º del C.. ¿Cómo entonces prueba el paciente. Esto es que. específicamente la Corte Suprema de la República. bajo un claro matiz proteccionista "in extremis" de los servicios profesionales se indica que ". radiológicos.: "la prueba del dolo o de la culpa inexcusable corresponde al perjudicado por la inejecución de la obligación. corresponde al acreedor-paciente. sino en caso de dolo o culpa inexcusable". víctima de un daño. el prestador de servicios no responde por los daños y perjuicios.". mientras que ". los Tribunales peruanos y.La prestación de servicios implica la solución de problemas técnicos de especial dificultad.Sin embargo. . Esto es que. entendiéndose que el .... 1762º C. probar la culpa inexcusable o el dolo del médico. debiera interpretarse restrictivamente dicho precepto.

por ejemplo. creemos puede significar positivamente el hecho de legislar acorde con la finalidad "tuitiva" de la responsabilidad. Págs. no en cambio en la profesión forense.. 195 y sgtes. incluído el médico. por no existir experiencia al respecto. en las diversas actividades profesionales. Esto es que. Aquí. sino en caso de dolo o culpa inexcusable cuando: la prestación de servicios implica la solución de asuntos profesionales o de problemas técnicos. la limitación de la responsabilidad profesional y especialmente médica. de especial dificultad. Al respecto.. debida principalmente a la elevación del grado de pericia exigido en el desarrollo de la profesión. lo mismo que para el caso de las profesiones técnicas (ingeniería. Aún cuando entendamos que el fundamento de toda responsabilidad se encuentra realmente en la propia obligación incumplida y no en la culpa. Sobre todo en el ámbito de la profesión médico-quirúrgica se asiste a una elevación del nivel de responsabilidad del profesional. afirmáramos una responsabilidad enteramente objetiva del médico. sólo será posible de invocarse en casos en donde el estado actual del conocimiento científico no permita afirmar nada cierto en torno a una enfermedad o acto médico. una operación de apendicitis o amigdalitis). Es lo que bien ha llamado ATILIO ANIBAL ALTERINI "la presunción legal de culpa como regla de "favor victimae" ("Responsabilidad por Daños. recoger a ésta como factor atributivo de responsabilidad en los servicios médicos puede socialmente explicarse en la decisión legislativa de incentivar una actividad.) b. sin embargo. la individualización de un problema de particular complejidad sigue reglas no siempre homogéneas. Se afirma. que han aumentado los medios de divulgación de los resultados científicos y. se correría el riesgo de desincentivar el progreso de la actividad médica de investigación. por el resultado comprometido en la obligación. existe una progresiva reducción del ámbito de operatividad de la culpa grave en el ámbito de la responsabilidad por el ejercicio de actividades profesionales. Generalmente. experimentación y descubrimiento de avances técnicos. Homenaje a Jorge Bustamante Alsina". Además.C. Si. siendo de aplicación al respecto el artículo 1320º del C. afirmar la responsabilidad general del profesional. aunque indirectamente. 138-139) que ". la casuística demuestra cómo. arquitectura).prestador de servicios no responde por los daños y perjuicios. como la médica.Aceptarse la responsabilidad médica objetiva en los casos en donde el avance técnico científico de la medicina ha logrado dominar una enfermedad o una técnica de curación.. nos indica FRANZONI ("Dei Fatti Illeciti". como excepción. siempre proclive a la investigación. particularmente a partir del elemento de la impericia. por culpa leve.. . (Por ejemplo. sujeto a una presunción legal de culpa "iuris tantum". sí será posible que el médico-cirujano "garantice" la cura del paciente como resultado.Aceptarse la responsabilidad médica por culpa leve. Págs. En todos los demás casos debiera: a.

Pág.. 107). "..más en general. 67) que ". Este avance doctrinario de la teoría subjetiva es resaltado.. Cit. si no está en grado de garantizar al paciente resultados ciertos. hoy se responde según las reglas comunes.La resolución bajo comentario es. ".". por VAZQUEZ FERREYRA (Ob. en principio. o.. De la misma manera. cuando menos..superior a las probabilidades de éxito favorables que razonablemente puedan asignarse al tipo de tratamiento . sin embargo..")... Ello. de la casuística. asegurarle un amplio grado de probabilidad de éxito favorable.. Es trascendente. Sin embargo. por ejemplo. con la consecuencia que de errores respecto a los cuales en el pasado se podía responder sólo por dolo o culpa grave.".".. trascendente cuando afirma que ".... el médico anestesista debe responder por las consecuencias del acto profesional en el cual la impericia está por encima del "riesgo quirúrgico" que no ha sido demostrado . Esto significa que el standard valorativo del comportamiento del profesional está en constante elevación. cuando menos. sin embargo.. 10. con muestras objetivas de indiferencia e inhumanidad ....En lo que atañe a la presunta responsabilidad solidaria de la Clínica en la cual trabajaba el médico . de esta manera se busca evitar que el rigor de la carga de la prueba derive en la impunidad civil del profesional y la consiguiente desprotección de la víctima . Pág.". porque parece recoger el principio de que no es necesaria la prueba precisa de la culpa del médico para afirmar su responsabilidad... a reducir dentro de límites aceptables) los daños conexos . el método de valuación de la culpa deberá ponerse en sintonía con los criterios informantes de las diversas metodologías de intervención en el campo médico. quien afirma que ". así como los contenidos de la diligencia deberán ser definidos teniendo en cuenta las potenciales propuestas de las modernas tecnologías y de los riesgos conexos: puesto que la actividad médica. el régimen normativo previsto para las "actividades peligrosas" se puede entender aplicable en sectores de intervenciones médicas en la cuales el nivel de riesgo para el paciente resulte -ante un juicio "ex ante" sobre la base de los conocimientos técnicos y de la experiencia desarrollada sobre la materia. creemos como ZANA (Ob. se despreocuparon por la salud del paciente. en particular..." o.". Pág. de modo que es de cargo del profesional el deber de ponerse al día. 82) quien señala que.. sino que es suficiente que la misma se deduzca indubitablemente del comportamiento del médico (al cual parece aludir la resolución de vista cuando recoge expresiones tales como ". 11.. Cit... resultan importantes las afirmaciones que.. una serie de precauciones dirigidas a evitar (o. sobre la posibilidad de aplicar a los servicios médicos la responsabilidad objetiva por riesgo realiza ZANA ("Responsabilitá Medica e Tutela del Paziente".. puede.. por el contrario. aparece un insólito proceder que se trasluce en la culpa médica . prescindiendo de la negada naturaleza de obligaciones de medios reconocida a la actividad profesional en general .

1183º C. hospitales o centros asistenciales .C..° 03574-2007-PA/TC LIMA CLUB DEPORTIVO WANKA REPRESENTADO POR MARIO RAFAEL MIRANDA EYZAGUIRRE SENTENCIA DEL TRIBUNAL CONSTITUCIONAL En Lima.". a los 1 días del mes de octubre de 2007. respondiendo aquélla por los hechos dolosos o culposos de quien se vale para el cumplimiento de su obligación (médico anestesista). con arreglo a lo dispuesto por el art. 1144º del C.. toda vez que. existiría relación contractual entre la clínica (deudora) y el paciente (acreedor). por el principio de la responsabilidad indirecta aplicada en materia contractual. la responsabilidad de la Clínica debió ser contractual. N. propia de clínicas.C. publicado por iustitia et aequitas en 16:26 no hay comentarios: lunes.C. a título personal. la solidaridad no se presume y sólo puede surgir de la ley o del título de la obligación. 27 de julio de 2009 TC DEJA SIN EFECTO EXPULSION DE CLUB DEPORTIVO WANKA EXP. en principio.anestesista. 1325º C. debió responder.. el Pleno del Tribunal Constitucional.. sean médicos o personal auxiliar. por la vía extracontractual. La responsabilidad indirecta contenida en el art. de 1936 (equivalente al actual art. que sirvió de base al Juez de Primera Instancia para aplicar el art.C. más no así la del médico anestesista que. su responsabilidad solidaria se extiende a los hechos realizados por sus colaboradores. Mesía Ramírez.. Incurre... Vergara Gotelli. existió una solicitud de internamiento dirigida por el paciente a la Clínica. no instituye responsabilidad solidaria alguna: en este supuesto. Eto Cruz y Álvarez Miranda pronuncia la siguiente sentencia ASUNTO . Calle Hayen. en un error de grandes proporciones. integrado por los Magistrados Landa Arroyo. dice la resolución bajo comentario que ". obrante a fojas ciento dieciseis. Beaumont Callirgos. En el caso sobre el cual se pronunció la resolución bajo comentario. por ser un tercero del que se valió la Clínica para cumplir con la obligación médica a su cargo. responsabilidad extracontractual). 1981º C. esto es. en este aspecto la resolución de vista. por lo que.

º 005-FPF-2005. como resultado de ello. violó el artículo 5° del Estatuto de la FPF. con fecha 24 de mayo de 2005 interpuso una denuncia penal contra los miembros del Directorio de la FPF por los delitos de estafa y asociación ilícita para delinquir.º 2212-FPF-2005. invocando la violación de su derecho de asociación. su fecha 25 de enero de 2007. interpone demanda de amparo contra la Federación Peruana de Fútbol (en adelante FPF). por un lado. prohíbe a los dirigentes que integraron la Junta Directiva durante los años 2004 y 2005 ejercer cualquier actividad en el fútbol. Manifiesta que la FPF cambió las reglas de juego para el torneo correspondiente al año 2004 cuando sólo faltaban 25 días para su inicio. que es el órgano rector del fútbol peruano y está constituida como una asociación civil de derecho privado afiliada a la FIFA.Recurso de agravio constitucional interpuesto por el Club Deportivo Wanka contra la sentencia de la Cuarta Sala Civil de la Corte Superior de Justicia de Lima. a fin de que se deje sin efecto la Resolución N. Sin embargo. esto es. que declaró improcedente la demanda de amparo de autos. debido a la interposición de dicha denuncia. Expresa que en pleno ejercicio de sus derechos. causándosele graves daños y perjuicios económicos. disposiciones y acuerdos emanados de sus órganos. cuando se sabía claramente cuáles serían los clubes perjudicados debido a las nuevas reglas y a su ubicación al final del torneo del año 2003.° 005-FPF-2005. de fojas 229. debía someterse a su Estatuto. Manifiesta. La FPF propone la excepción de convenio arbitral en aplicación del artículo 5° del Estatuto. Alega que el inciso b) del artículo 14° del Estatuto faculta al Directorio a desafiliar a sus miembros cuando se incurre en la causal de incumplimiento grave a cualquiera de las disposiciones . se incurrió en la causal de “incumplimiento grave a cualquiera de las disposiciones contenidas en el ordenamiento normativo de la FPF”. del 14 de septiembre de 2005– que resuelve desafiliarlo de las competencias nacionales e internacionales y. así como a los reglamentos. al denunciar penalmente a los miembros del Directorio. la FPF emitió la cuestionada Resolución N. prevista en el inciso b) del artículo 14° del Estatuto. la cual se sustenta en que. el Club Deportivo Wanka perdió finalmente la categoría. y contesta la demanda negándola y contradiciéndola en todos sus extremos. Alega que. asimismo. ANTECEDENTES Con fecha 16 de enero de 2006. el recurrente. del 31 de agosto de 2005 –transcrita mediante Oficio N. que dispone que sus afiliados y sus miembros no podrán promover litigio alguno ante la jurisdicción ordinaria. Por tanto. y por otro. que el Club Deportivo Wanka se afilió a la FPF y. por tanto. debiendo someter cualquier divergencia o eventual controversia a los Tribunales Arbitrales de la FPF o de la Federación Internacional de Asociaciones de Fútbol (en adelante FIFA).

º 26572 prohíbe que dichas conductas puedan ser resueltas por un Tribunal Arbitral. Petitorio de la demanda 1. declaró improcedente la demanda. Alegatos del Club Deportivo Wanka[1][1] 2. en clara y flagrante infracción al artículo 5° del Estatuto (prohibición de promover litigio ante la jurisdicción ordinaria. asimismo. a fin de que se deje sin efecto la Resolución N. en resumidas cuentas. El Trigésimo Quinto Juzgado Especializado en lo Civil de Lima. La recurrida. invocando la vulneración de su derecho de asociación.1 del Código Procesal Constitucional (en adelante CPConst.).administrativo. se ha acreditado la violación del derecho a la tutela jurisdiccional efectiva previsto por el artículo 139. prohíbe a los dirigentes que integraron la Junta Directiva durante los años 2004 y 2005 ejercer cualquier actividad en el fútbol. que resuelve desafiliarlo de las competencias nacionales e internacionales y. del 31 de agosto de 2005.° 005FPF-2005. so pretexto de que dicha controversia debía haber sido sometida al arbitraje. El recurrente manifiesta que la FPF cambió las reglas de juego[2][2] para el torneo correspondiente al año 2004 cuando sólo faltaban 25 días para su inicio. En consecuencia. revocando la apelada. Consecuentemente. Por lo demás. §2. pues el inciso 3) del artículo 1° de la propia Ley General de Arbitraje N. FUNDAMENTOS §1. Sostiene.2 del CPConst. lo que constituye un acto sujeto a sanción conforme al inciso b) del artículo 14° del referido ordenamiento. cuando se sabía claramente cuáles . sino ante los Tribunales Arbitrales de la FPF o de la FIFA). interpone demanda de amparo contra la FPF. señala que la demanda de amparo incoada resulta improcedente en virtud del artículo 5. esto es.° 012-FPF-2002 ante el órgano jurisdiccional en el fuero penal. con fecha 4 de mayo de 2006. acordó desafiliar al Club Deportivo Wanka por cuestionar la Resolución N. por considerar que la controversia debe ser dilucidada en el proceso contencioso.1 de la Constitución. desestimó la excepción propuesta y declaró fundada la demanda.contenidas en el ordenamiento normativo de la FPF. por considerar que no se puede sancionar al club recurrente por el solo hecho de haber acudido a la vía penal. resultando de aplicación el artículo 5. que el recurrente debió sujetarse al Estatuto y no realizar actos que lo han vulnerado gravemente (sic). De autos fluye que el Club Deportivo Wanka.

así como a los reglamentos. lo que constituye un acto pasible de sanción conforme al precitado inciso b) del artículo 14°. §3. y por otro. disposiciones y acuerdos emanados de sus órganos. 3. y propone la excepción de convenio arbitral. En consecuencia. como consecuencia de ello. debiendo someter cualquier divergencia o eventual controversia a los Tribunales Arbitrales de la FPF o de la FIFA. en clara y flagrante infracción al artículo 5° del Estatuto antes referido. por un lado. Por tanto. Expresa que en pleno ejercicio de sus derechos. Por lo demás. perdió finalmente la categoría. Alega que el inciso b) del artículo 14° del Estatuto faculta al Directorio a desafiliar a sus miembros cuando se incurre en la causal de incumplimiento grave a cualquiera de las disposiciones contenidas en el ordenamiento normativo de la FPF. debía someterse a su Estatuto. debido a la interposición de dicha denuncia. que dispone que sus afiliados y miembros no podrán promover litigio alguno ante la jurisdicción ordinaria. causándosele graves daños y perjuicios económicos. Alegatos de la Federación Peruana de Fútbol[3][3] 5. Sin embargo.. en aplicación del artículo 5° del Estatuto.° 012-FPF-2002 ante el órgano jurisdiccional en el fuero penal. La Federación Peruana de Fútbol manifiesta. con fecha 24 de mayo de 2005 interpuso una denuncia penal contra los miembros del Directorio de la FPF por los delitos de estafa y asociación ilícita para delinquir. 7.serían los clubes perjudicados debido a las nuevas reglas y a su ubicación al final del Torneo del año 2003. al denunciar penalmente a los miembros de su Directorio. por tanto. según la FPF incurrió en la causal de incumplimiento grave a cualquiera de las disposiciones contenidas en su ordenamiento normativo. la FPF emitió la cuestionada Resolución N.° 005-FPF-2005. violó lo dispuesto en el artículo 5° del Estatuto. que el Club Deportivo Wanka se afilió a ella y. acordó desafiliar al Club Deportivo Wanka por cuestionar la Resolución N. señala que la demanda de amparo incoada resulta improcedente en virtud del artículo 5. la cual se sustenta en que. prevista en el inciso b) del artículo 14° del Estatuto. que es el órgano rector del fútbol peruano y está constituida como una asociación civil de derecho privado afiliada a la FIFA. 6. Alega que. . 4.1° del CPConst.

1515-2003-AA. En tal sentido y. toda vez que. en aplicación del artículo 5. Relación entre el Estado social y democrático de Derecho. 11. este Tribunal considera pertinente pronunciarse respecto de los siguientes temas: la Posición del Tribunal Constitucional respecto de la sentencia de segunda instancia. 0353-2002-AA. 4241-2004-AA. 1489-2004-AA.§4. 33122004-AA. SSTC N. 1414-2003-AA. que lo habilita para declarar la improcedencia de la demanda. 9. corresponde dilucidar la controversia de autos. entre otras].os 1612-2003-AA. Consideraciones previas y materias constitucionalmente relevantes 8. el Tribunal Constitucional estima oportuno recordar que entre sus funciones está la de racionalizar el ejercicio del poder público y privado. sean estas las emanadas del Estado o de entidades privadas. por considerar que la controversia debe ser dilucidada en el proceso contencioso administrativo. El Tribunal Constitucional no comparte dicho pronunciamiento. Para tal efecto. y ejercer la tarea de intérprete supremo de los alcances y contenidos de la Constitución. lo que denota que el proceso . la educación y el deporte Justicia constitucional y arbitraje en el fútbol Control constitucional de las sanciones impuestas por la Federación Peruana de Fútbol derecho a la libertad de asociación y poder disciplinario de las asociaciones debido proceso inter privatos o en sede corporativa particular Análisis del caso concreto §5.2 del CPConst. si bien es cierto sustenta su decisión en el numeral 5. Posición del Tribunal Constitucional respecto de la sentencia de segunda instancia 10. velar por el respeto y la protección de los derechos fundamentales de las personas naturales o jurídicas. velar por la supremacía de la Constitución Política del Perú sobre el resto de las normas del ordenamiento jurídico. existe uniforme y reiterada jurisprudencia expedida por el Tribunal Constitucional sobre el particular [Cf. Como antes ha quedado expuesto. con vista a los antecedentes del caso. 1027-2004-AA. la Cuarta Sala Civil de la Corte Superior de Justicia de Lima declaró improcedente la demanda.2 del CPConst. respecto a los procedimientos disciplinarios sancionadores llevados a cabo al interior de asociaciones. En principio.

de amparo sí constituye la vía idónea para dilucidar una controversia como la que aquí se ha planteado. es finalidad del proceso de amparo de autos determinar si. la jurisprudencia de este Tribunal acredita que es la vía del amparo la satisfactoria. de defensa y de asociación. inciso 8). el afectado puede promover su reclamación a través de cualquiera de los procesos constitucionales de la libertad. Estas disposiciones constitucionales. y por ende. por tanto. no habiéndose tenido en cuenta que de autos fluye la supuesta vulneración de los derechos fundamentales al debido proceso. 13. respecto de los cuales este Colegiado ha establecido que tienen eficacia directa en las relaciones inter privatos y. desafiliación en el caso concreto) se ha respetado el debido proceso. que “el Estado propicia el acceso a la cultura y fomenta su desarrollo y difusión”. Además. Función constitucional del deporte 14. En consecuencia. al decidirse la expulsión del actor (lo que es lo mismo. ciertamente. establece en el artículo 2º. . el aprendizaje y la práctica de las humanidades. las artes. aun cuando pueda existir otra vía procedimental –la cual. que es lo que precisamente alega el demandante ha ocurrido. toda vez que en el caso de autos se trata de un proceso de amparo entre dos particulares–. En consecuencia. Prepara para la vida y el trabajo y fomenta la solidaridad”. el Tribunal Constitucional resulta plenamente competente para conocer del fondo de la controversia. la educación física y el deporte. La Constitución de 1993 señala en su artículo 1º que “la defensa de la persona humana y el respeto de su dignidad son el fin supremo de la sociedad y del Estado”. la técnica. conforme a las exigencias establecidas por nuestro ordenamiento constitucional y por la jurisprudencia de este Colegiado. junto con la dignidad humana –como premisa antropológica–.1. la ciencia. prevé en su artículo 14[4][4] que “la educación promueve el conocimiento. no es la contencioso-administrativa. 12. la educación y el deporte 6. ante la posibilidad de que estos resulten vulnerados. verificar si se vulneró el invocado derecho de asociación. §6. De manera más expresa. En efecto. Relación entre el Estado social y democrático de Derecho.

la finalidad de la educación es lograr el desarrollo integral de la persona humana a través de instrumentos como el deporte. lo que supone captar al ser humano no sólo como ser “racional”. sino de una perspectiva integral de la persona humana. debe ser superada la idea generalizada que el deporte por excelencia es el profesional. en sentido amplio. Todo ello determina que la orientación educativa prevista en la Constitución tenga especial incidencia en el deporte no profesional o amateur. sino también intelectuales y espirituales. dicha actividad está orientada a desarrollar y mantener nuestro organismo en las mejores condiciones. entre ellas las prácticas deportivas. contribuyendo así a promover el respeto de la actividad humana en cada una de sus manifestaciones. . lo que no significa que el deporte profesional quede desvinculado del marco constitucional. De otro lado. aquél deberá realizarse en concordancia con las finalidades constitucionales que le corresponden a la educación en el marco del Estado social y democrático de Derecho. en la medida que el capital privado tiene una participación directa y trascendental para su explotación y difusión. cabe retomar lo señalado por este Tribunal en las SSTC N. a efectos de alcanzar no sólo mejoras físicas y biológicas. la expresión corporal y el entretenimiento. nuestra Constitución realiza una importante referencia al deporte al incardinarla en el concepto educativo. 15. que parte. 16. Mediante este derecho se garantiza la formación de la persona en libertad y con amplitud de pensamiento. En consecuencia. en el sentido que la educación es un derecho fundamental intrínseco y un medio indispensable para la plena realización de otros derechos fundamentales. asignándole una función integradora en la persona. y permite al ciudadano participar plenamente en la vida social y política en sus comunidades. no de una visión ideal. En este punto.os 2537-2002-AA/TC y 0091-2005-AA. es decir. Esto lleva aparejado que el Estado tenga un especial deber de promoción del deporte. en el que los deportistas obtienen un beneficio económico -y que en nuestro país puede resumirse al fútbol-. Así. Si conforme al artículo 13º de la Constitución. 17.constituyen la dimensión principal del deporte como objetivo de la educación nacional. en consecuencia. para gozar de una existencia humana plena. con posibilidades ciertas de desarrollo de las cualidades personales y de participación directa en la vida social. es posible señalar que el contenido constitucional de la educación también es comprehensivo de los fines que persigue. sino también aprehende la conditio humana desde el lado de la potenciación de la capacidad física.

En consecuencia. la promoción del deporte constituye un deber primordial del Estado social y democrático de Derecho. derechos . inciso 13). establecido en el artículo 44º de la Constitución. el Estado tiene la obligación de promover todos aquellos actos deportivos que atiendan al interés general. en forma descentralizada. actitud y comportamiento de la población. inciso 13. A criterio de este Tribunal. en los ámbitos local. Deberes del Estado social y democrático de Derecho con el deporte 18. en sus manifestaciones no profesional y profesional. se manifiesta en tres aspectos: en primer lugar. por un lado. los principios constitucionales y los valores superiores que la Constitución incorpora. en relación con el deporte. las crisis familiares y la salud física y mental. supone que el Estado social y democrático de Derecho está en la obligación de respetar. tales como la dignidad de la persona humana (artículo 1º). la forma democrática de Gobierno (artículo 43º) y la economía social de mercado (artículo 58º). el hecho que la Constitución de 1993 otorgue protección al deporte -en sus dos manifestaciones principales. 19. desde el control de las enfermedades (artículo 7º) hasta lograr una mayor capacidad física e intelectual para el trabajo (artículo 22º). En suma. todas aquellas manifestaciones deportivas de los individuos o de grupos de ellos que constituyan la expresión de su derecho a la libertad de asociación (artículo 2º. lo que a su vez tiene una expresión para el país. De ahí que el deber que asume el Estado. En tercer lugar. 6. se trata de ir plasmando una nueva cultura deportiva que se exprese y refleje en el espíritu. el Estado debe respetar. así como a desarrollar un conjunto de conocimientos que permitan el desarrollo de las referidas prácticas deportivas. la recreación y el deporte.2. En segundo lugar. tal como ha sido señalado-. por mandato constitucional. pero siempre que ellas se realicen dentro del marco de respeto a los derechos fundamentales. regional y nacional. algunas de cuyas principales secuelas son la delincuencia. la drogadicción. Ahora bien. de la Constitución). debe integrarse el deporte como actividad física de la persona en sus diferentes disciplinas y modalidades a través de sus componentes básicos: la educación física. reafirmar y promover las prácticas deportivas. Ello es así si atendemos a que se trata de un mismo conjunto de actividades tendente a obtener beneficios físicos en cuerpo y mente. Incluso es posible destacar al deporte como un paliativo irremplazable frente a los diferentes problemas y males derivados de la sociedad moderna y sus características. el Estado asume también el deber de no promover aquellos actos o actividades que pudiendo estar vinculadas a manifestaciones deportivas pongan en cuestión. el derecho de asociación (artículo 2º.

por ejemplo. Sólo de esta forma se afirmará la actividad deportiva como una preocupación social del Estado. regional y local. para nuestra Constitución de 1993. 28910. en el mediano y largo plazo. de la Constitución). modificada mediante Ley No. el derecho de asociación (artículo 2º. que debe ser objeto de una política pública. en la necesidad de elaborar y comprometernos con una política que tiene significativas implicancias y en las que su inserción y coordinación con los programas e iniciativas gubernamentales son imprescindibles. 21. El Sistema Deportivo Nacional y la distribución de competencias sobre el deporte en el marco jurídico peruano 22. es el conjunto de organismos públicos y privados. inciso 3. a la vez que sus propuestas y estrategias deberán contar con la participación y aporte del máximo de actores sociales e instituciones privadas. de la Constitución). Lo que en el ordenamiento jurídico peruano conforma el Sistema Deportivo Nacional. según establece el artículo 6º de la Ley Nº 28036. que articulan y desarrollan la actividad deportiva. la asignación de un presupuesto específico. Situación que merece especial atención si tomamos en consideración que los resultados objetivos que han caracterizado el deporte en nuestro país durante los últimos años evidencian una situación preocupante que. que le permita realizar el deber de promover las diversas manifestaciones deportivas. la relación entre el Estado social y democrático de Derecho y el deporte también supone elaborar y llevar a cabo una política nacional del deporte a través de la educación y planes deportivos en las escuelas. Está conformado por: El Instituto Peruano del Deporte (IPD) Los Gobiernos Regionales a través de los Consejos Regionales del Deporte Las Organizaciones Deportivas de los organismos públicos. De Promoción y Desarrollo del Deporte. entre otros. recreativa y de educación física a nivel nacional. inciso 13. Sin embargo. privados y comunales .fundamentales como el derecho a la tutela jurisdiccional efectiva (artículo 139º. 20. tal como sucede con la educación. la salud o la vivienda. como comunidad. una transformación profunda en la concepción y principales lineamientos de la actividad física y deportiva nacional. estructurados e integrados funcionalmente. la infraestructura deportiva adecuada. El Sistema Deportivo Nacional. los medios de comunicación social. 6. Nos vemos. nos demanda una planificación y esfuerzo destinados a provocar. entre otras. por lo tanto.3.

En atención a ello. De esta forma se pone en evidencia el mandato del legislador de integrar una política del fenómeno deportivo que vincule aspectos públicos y privados. Ligas y Federaciones. institutos superiores y escuelas militares y policiales. del deporte no profesional: deporte para todos (artículo 34°). el deporte profesional o deporte de afiliados (artículo 36°). Segundo. universidades. comunidades campesinas y comunidades nativas.Los Gobiernos Locales Las Universidades Los Institutos Superiores Las Fuerzas Armadas La Policía Nacional del Perú Los Centros Educativos Los Centros Laborales Las Comunidades Campesinas y Nativas 23. Está constituido por organizaciones deportivas como Asociaciones Deportivas Comunales Autogestionarias. y el deporte estudiantil (artículo 35°) que es de carácter formativo y competitivo. pues las relaciones jurídicas que se originan al interior de las federaciones o los clubes siguen perteneciendo al ámbito del Derecho privado y se regulan por sus propias normas estatutarias. participativo. desarrolla las aptitudes y habilidades deportivas del educando. preventivo para la salud y recreativo. 24. cuya extensión generalizada en los últimos años ha dado lugar a considerar al deporte de interés público. Asimismo. se practica en los centros educativos. que es de carácter promocional. que tiene carácter competitivo y busca el alto rendimiento en las diferentes disciplinas deportivas. sin perjuicio de las competencias que previamente han asumido las federaciones deportivas. tal como en las municipalidades. legalmente constituidas e inscritas en el Registro Nacional del Instituto Peruano de Deporte. las consideraciones teleológicas y finalísticas del Sistema Deportivo Nacional se . Clubes. en cuanto su ámbito personal de aplicación es comprehensivo. los centros laborales. la administración pública es competente para regularlo. y por ende. esta ley recoge el criterio expresado por este Colegiado supra. se desarrolla en cualquier ámbito del país. Primero. Pero esta declaración del deporte como de interés público no alcanza a todo lo que puede ocurrir en el mundo deportivo. De allí que pueda remarcarse que se ha venido gestando la conformación de un Derecho deportivo con entidad propia de una rama del Derecho.

en particular preservando y garantizando la personalidad del ser humano. la resolución de las controversias deportivas se intentaron mantener al margen de los tribunales ordinarios. §7. el arbitraje es la más extendida y aceptada porque ofrece diversas ventajas: es eficaz porque da una solución definitiva . 25. las transmisiones deportivas por radio y televisión. los derechos de imagen. tributario. En dichos ordenamientos las federaciones deportivas establecían sus propios órganos de solución de conflictos. Siendo que esta dualidad que caracteriza a la regulación de las actividades que giran en torno al deporte tiene su manifestación más clara en la manera de resolver los conflictos entre los sujetos intervinientes[5][5]. 29. La aparición del fenómeno deporte-espectáculo ha generado toda una gama de aspectos de orden complejo que. 27. la solución de las controversias deportivas ha sufrido una rápida evolución que ha venido ligada a la consolidación del Derecho deportivo como nueva rama del Derecho. entre otros. mercantil. pues la tendencia era a la autorregulación a través de sus estatutos. tal como será desarrollado en el siguiente apartado. En un primer momento. De allí que la validez de la regulación normativa de su funcionamiento resulta ser objeto de particular interés para este Colegiado. el cumplimiento de las normas laborales para los extranjeros –visas de trabajo–. Finalmente. Justicia constitucional y arbitraje en el fútbol 26. los cuales aplicaban sus propias normas para solucionarlos. entre otros. 28. para solucionar los conflictos que eventualmente podían presentarse. También era habitual que dichos estatutos prohibiesen a sus asociados acudir a instancias distintas. siendo aceptada la fórmula del arbitraje como alternativa frente a la vía judicial para la solución de controversias. y que tiene que ver con aspectos como los relacionados con el patrocinio deportivo. laboral. En los últimos años. a su vez. sean públicas o privadas. pero siempre que no viole la Constitución. ha originado una variedad de relaciones que se desarrollan en los ámbitos civil. La doctrina reconoce que entre las diversas fórmulas de solución de conflictos. cabe referir que es precisamente en el ámbito de las federaciones deportivas en el que mejor se aprecia esta confluencia entre lo público y lo privado.realizan en consonancia con el principio de la autonomía de la voluntad.

Sin embargo. la demora en obtener una decisión judicial puede resultar más onerosa que una solución rápida pagando. A nivel internacional. las confederaciones. 30. derivada de relaciones contractuales o de actos ilícitos decidan someterse a la jurisdicción del Tribunal. se puede resolver con mayor celeridad que en la vía ordinaria. 31. en algunos países se ha reconocido la competencia de los tribunales ordinarios para la solución de conflictos surgidos con ocasión de la práctica del deporte[6][6]. como es el caso del artículo 60º de los Estatutos de la FIFA. a nivel interno se regula a través de códigos o leyes de arbitraje. 7. no tienen carácter vinculante. costos más baratos en términos absolutos. en el año 1983 se creó el Tribunal de Arbitraje del Deporte. 32. que como tales. y distingue dos tipos de procedimientos: el procedimiento arbitral ordinario. etc. los miembros. los oficiales. y con el objetivo de resolver los que de mutuo acuerdo le presenten las personas jurídicas. Todo lo cual determina la necesidad de delimitar el ámbito propio del arbitraje y de la jurisdicción ordinaria.1. Asimismo. sólo las partes tienen derecho a estar en el proceso. con ocasión de una disputa deportiva. En atención a ello. los agentes de partidos y los agentes de jugadores con licencia. a diferencia de las vías judiciales ordinarias. lo que constituye el ordenamiento legal que regula tanto los aspectos sustantivos como los procedimentales. Su competencia también puede darse por normativa. pues si bien el arbitraje se debe pagar. brinda mayor facilidad para que las partes cumplan con lo acordado al haber nacido de una voluntad común. Actualmente. las ligas. Estado actual de la cuestión . el árbitro puede ir más allá de una simple decisión válida para el momento. con sede en Lausana (Suiza). sino que puede actuar como mediador para encontrar una solución pacífica y propiciar una conciliación previa. como una fórmula de solución extrajudicial de conflictos. para los casos en que dos partes. los clubes. puede emitir opiniones consultivas sobre aspectos jurídicos ligados al deporte. es discreto pues. este proceso corre paralelo a otro. que reconoce el derecho a interponer recurso de apelación ante dicho Tribunal para resolver disputas entre la FIFA. la especialización de los árbitros. y el procedimiento arbitral de apelación.al conflicto. aplicable para disputas que resulten de decisiones tomadas por los órganos de las federaciones o asociaciones siempre que sus Estatutos regulen esta posibilidad. siempre que el litigio tenga carácter privado y sea como consecuencia de cualquier actividad relacionada con el deporte. los jugadores. Para el logro de sus fines no sólo emite laudos arbitrales.

sobre todo. Sin embargo. en virtud de una cláusula compromisoria que deberían contener sus estatutos. La razón de ser de dicha opción estatutaria por las vías extrajudiciales responde a la necesidad de resolver las controversias de orden deportivo de manera especializada y ágil. Relación entre arbitraje. cuando el órgano encargado de dilucidar la controversia se constituía. 7. o lo que es lo mismo. en tanto jurisdicción. sino que constituye una alternativa que complementa el sistema judicial. la imposibilidad de participar en competiciones deportivas. jurisdicción ordinaria y justicia constitucional 35. cabe remarcar que debería garantizarse el pleno ejercicio de la autonomía de la voluntad. en los incisos 2) y 3) del artículo 62 de los Estatutos de la FIFA[7][7] se recoge la obligación de las Federaciones nacionales afiliadas de excluir la vía judicial ordinaria. al mismo tiempo. se encuentra obligada a observar directamente todas aquellas garantías que componen el derecho al debido proceso [Cf. la naturaleza de jurisdicción independiente del arbitraje no supone una autorización a que establezca el ejercicio de sus atribuciones con inobservancia de los principios constitucionales que informan la actividad de todo órgano que administra justicia.º 0023-2003-AI. puesta a disposición de la sociedad para la solución pacífica de las controversias.gr. ni éste sustituir a aquél. y una necesidad. las federaciones han encontrado en el arbitraje el procedimiento idóneo para solucionar los conflictos sin necesidad de recurrir a los órganos judiciales. desde sus orígenes han tenido una tendencia a excluir la vía judicial ordinaria para la solución de sus conflictos. Por el contrario. y no hacer de estas cláusulas procedimientos obligatorios y parciales –v. incluso a través de cláusulas que prevén sanción o expulsión. Caso . en juez y parte-. En lo que respecta a las Federaciones Deportivas Internacionales. básicamente en la solución de conflictos patrimoniales de libre disposición y. 34. así como los principios y derechos de la función jurisdiccional.2. como la FIFA. Por ello. Por ejemplo. en la resolución de las controversias que se generen de la contratación internacional. tales como el de independencia e imparcialidad de la función jurisdiccional.33. sino que forma parte esencial del orden público constitucional. STC N. El Arbitraje no puede ser entendido como un mecanismo llamado a desplazar al Poder Judicial. Y es justamente la naturaleza propia de la jurisdicción arbitral y las características que la definen lo que permite concluir a este Colegiado que no se trata del ejercicio de un poder sujeto exclusivamente al Derecho privado. De esta forma. 36.

lo que impone como tarea del Estado su intervención en todos aquellos casos en los que estos resulten vulnerados. se encuadra en la problemática de la eficacia horizontal de los derechos fundamentales en las relaciones entre privados (artículos 1° y 38° de la Constitución). sino . Al respecto qué duda cabe-. sean estas públicas o privadas. en lo esencial. con los derechos fundamentales. de la tutela de los derechos de configuración legal e intereses legítimos. si bien desde una perspectiva civil podría caracterizarse como un conflicto que involucra a un asociado con la asociación a la que pertenece. Tal controversia. Resulta. queda claro que cualquier afectación sobre su contenido es susceptible no sólo de revisión en sede constitucional. lo cual implica que las normas estatutarias de las entidades privadas y los actos de sus órganos deben guardar plena conformidad con la Constitución y. Control constitucional de las sanciones impuestas por la Federación Peruana de Fútbol 37. detentan fuerza regulatoria en las relaciones jurídicas de Derecho privado. sino a todas las personas. Los derechos fundamentales que la Constitución del Estado reconoce son derechos subjetivos pero también constituyen manifestación de un orden material y objetivo de valores constitucionales en los cuales se sustenta todo el ordenamiento jurídico. un particular –el Club Deportivo Wanka– cuestiona que otro particular –la FPF– afecte sus derechos constitucionales. esta resulta invulnerable o inmune al control constitucional. De esta concepción se deriva un especial deber de protección de los derechos fundamentales. desde una perspectiva constitucional. En esa medida debe ser comprensiva. y en su versión procesal. inciso 2. §8. independientemente de dónde o de quiénes pueda proceder la lesión. 38. los derechos fundamentales vinculan. pero también de los derechos fundamentales. De allí que el caso sub júdice plantee como tema de fondo la relación entre Constitución y Derecho privado. Como se ha expuesto en los Antecedentes de esta sentencia. inadmisible y carente de todo sentido pretender que porque una determinada organización de particulares se rige por sus propias normas internas. y en su versión sustantiva. 39. en la procedencia o no del denominado "amparo entre particulares" (artículo 200°. 40. los derechos fundamentales no sólo vinculan a los poderes públicos. en particular. Si como se ha dicho. pues.Jurisdicción Militar (fundamento 25)]. de la Constitución).

sus actos tendrán validez constitucional en tanto no contravengan el conjunto de valores. La tutela constitucional no pretende. La problemática de someter a control judicial las sanciones impuestas por las entidades deportivas no es un asunto nuevo. al ejercer sus funciones. En resumidas cuentas. se trata de verificar que las organizaciones deportivas. 42. lo que supone. el mismo que se efectúa sin desconocer la autonomía y especialidad del ámbito deportivo. En efecto.de tutela en las circunstancias en que tal violación o amenaza de violación quede manifiestamente acreditada. 44. constituye una asociación civil de Derecho privado. principios y derechos fundamentales contenidos en la Constitución. De allí que este Colegiado ratifique que el complejo ordenamiento jurídico-deportivo. al interior de una institución privada. respetando. afectar la particularidad del mundo deportivo. más aún cuando se ejerce prerrogativas de poder público. para el Tribunal Constitucional queda claro que no existe justificación constitucional alguna para que la FPF se encuentre relevada del control constitucional cuando no respete los derechos fundamentales en el marco del debido proceso y la tutela jurisdiccional efectiva. que como en el caso de autos. de lo que se trata es de velar por la aplicación de los principios esenciales de un Estado social y democrático de Derecho y por el respeto de la dignidad de la persona humana. en aras de garantizar el control constitucional de las entidades deportivas al momento de imponer sanciones. con sus principios e instituciones propias. Por consiguiente. se impone el deber de respetar los derechos fundamentales. no constituyen islas aisladas de los valores fundadores del Estado en términos de libertad y dignidad. la FPF –como cualquier otra persona jurídica de derecho privado– debe hacerlo sujetándose a los lineamientos establecidos en la Norma Fundamental. respecto de lo cual no puede sustraerse ninguna actividad socialmente organizada. que forman parte de la misma sociedad. en el ámbito Derecho comparado existe un claro incremento en el control judicial de las decisiones disciplinarias deportivas. 41. deben ser leídos a la luz de la Constitución y los fines que inspiran el Sistema Deportivo Nacional. Así también. Actualmente. 43. a contrario . En ese sentido. pues. el procedimiento legal-estatutario –en el caso de organizaciones particulares– si lo hubiere. desde luego. incluida la revisión jurisdiccional.

funcionario o persona que vulnera o amenaza los derechos reconocidos por la Constitución.sensu. toda vez que siempre será permisible a quien considere lesionados sus derechos. en dichos supuestos a la protección ordinaria. la de desafiliarse de una a la que se pertenezca y esté previamente constituida o. cuya protección. como tal. y. este Tribunal estableció que el derecho de asociación se encuentra reconocido en el artículo 2°. del cual este Colegiado es el garante en última instancia. en tanto reconoce a la asociación como persona jurídica.os 1027-2004-AA y 4241-2004-AAC se volvió a recordar que entre las facultades del derecho de asociación se encuentran las de asociarse. y subsidiariamente al amparo constitucional. Dentro del contenido constitucionalmente protegido del derecho de asociación también se encuentra la facultad de que la asociación creada se dote de su propia organización. a título de garantía institucional. toda vez que la FPF –o cualquier otra persona de derecho privado– emita un acto o adopte una medida que vulnere los derechos fundamentales. Tal Estatuto representa el pactum associationis de la institución creada por el acto asociativo y. de la Constitución. incluso. 47. 45. en el inciso 13) del mismo artículo de la Norma Fundamental. que dispone la procedencia de la acción de amparo contra el hecho u omisión.º 0004-1996-AI. §9. por imperio de la Constitución. derecho a la libertad de asociación y poder disciplinario de las asociaciones 46. en las SSTC N. en última y definitiva instancia. por parte de cualquier autoridad. la de no asociarse. de la Constitución. En la STC N. la demanda de amparo planteada en su contra resultará plenamente legítima. ya sea como libertad para constituir asociaciones o de pertenecer a ellas libremente. no renuncia. la de no ser excluido arbitrariamente. Consecuentemente. recurrir. y a la que. . Los derechos fundamentales no admiten “zonas de indefensión”. vincula a todos los socios que pertenezcan a la institución social. no existe ni puede existir ninguna razón que invalide o deslegitime el control constitucional. inciso 2. Por su parte. inciso 17). la cual se materializa a través del Estatuto. que si su contenido desvirtúa el cuadro de principios y valores materiales o los derechos fundamentales que aquella reconoce. corresponde a este Tribunal Constitucional. A ello habilita el artículo 200°.

los que tienen la obligación de adoptar resoluciones apegadas a las garantías del debido proceso legal. sino que se extienden. cuando la Convención se refiere al derecho de toda persona a ser oída por un "juez o tribunal competente" para la "determinación de sus derechos". Desde luego. forman parte del derecho de autoorganización protegido por la libertad de asociación. dentro de esa facultad de autoorganización del instituto creado por el acto asociativo. §10. de la Constitución). esta expresión se refiere a cualquier autoridad pública. Igualmente. Señala también que. No obstante. en general. desde sus primeras sentencias. sino al conjunto de requisitos que deben observarse en las instancias procesales. Mediante STC N. ya sea contemplando las faltas y sus consecuentes sanciones. STC N. se encuentra el poder disciplinario sobre sus miembros. debido proceso inter privatos o en sede corporativa particular 50. sea administrativa.º 0067-1993-AA]. en los términos del artículo 8° de la Convención Americana sobre Derechos Humanos[8][8]. entre otras. su aplicación no se limita a los recursos judiciales en sentido estricto. la hipótesis de sanción de expulsión definitiva.48. este Tribunal ha declarado que el derecho al debido proceso también se titulariza en el seno de un procedimiento disciplinario realizado ante una persona jurídica de derecho privado [Cf. 49. que a través de sus resoluciones determine derechos y obligaciones de las personas"[9][9]. legislativa o judicial.º 2050-2002-AA. así como las sanciones que por su comisión se pudieran imponer. si bien el establecimiento de determinadas conductas como faltas. 51. a efectos de que las personas puedan defenderse adecuadamente ante cualquier tipo de acto que pueda afectar sus derechos. este Tribunal ha señalado que el derecho al debido proceso es un derecho cuyas potestades que se encuentran en su esfera de protección no sólo se titularizan en el seno de un proceso judicial. inciso 3. En consecuencia. queda claro que ello será constitucionalmente válido en la medida que se respete el derecho a un debido proceso. si bien el derecho al debido proceso se encuentra en el título relativo a la función jurisdiccional (artículo 139°. . entre los cuales es posible advertir. a cualquier órgano del Estado que ejerza funciones de carácter materialmente jurisdiccional. o estableciendo procedimientos en cuyo seno se determine la responsabilidad de los asociados.

debiéndolo incorporar a la naturaleza especial del proceso particular que establezcan. Ello es así en la medida que el principio de interdicción de la arbitrariedad es un principio inherente a los postulados esenciales de un Estado social y democrático de Derecho y a los principios y valores que la propia Constitución incorpora. del 31 de agosto de 2005. por “(…) incumplimiento grave a cualquiera de las disposiciones contenidas en el ordenamiento normativo de la Federación”. a efectos de garantizar un adecuado ejercicio de la facultad sancionadora que poseen [Cf.52. en su calidad de asociación. a criterio de la FPF. 55. §11. sea en sus manifestaciones de derecho de defensa. más aún cuando se ejerce la potestad disciplinaria sancionadora. a tenor del artículo 1º de su Estatuto. motivación resolutoria u otro atributo fundamental. tienen la obligación de respetarlas. valores y disposiciones constitucionales. De autos fluye que la controversia gira en torno al ejercicio del derecho disciplinario sancionador que la FPF. 56. 53. como cualquier ciudadano o institución (pública o privada). el derecho fundamental al debido proceso es un derecho que ha de ser observado en todo tipo de procesos y procedimientos. que el Directorio de la FPF resolvió desafiliar al recurrente por haber incurrido en la falta prevista en el inciso b) del artículo 14º del Estatuto.° 1461-2004-AA]. . pues el que las asociaciones sean personas jurídicas de Derecho privado no quiere decir que no estén sujetas a los principios. incumplió el recurrente es la prevista en el artículo 5º. De ahí que el debido proceso se aplica también a las relaciones inter privatos. siempre y cuando se garantice un debido proceso y se respeten los derechos fundamentales consagrados en la Constitución. La disposición que. doble instancia. las asociaciones no están dispensadas de observar el estricto respeto del derecho fundamental al debido proceso. puede aplicar a sus miembros cuando estos cometan alguna de las faltas tipificadas como tales en el artículo 14º del referido ordenamiento. STC N. Análisis del caso concreto 54. y que corre a fojas 21 de autos. Se aprecia de la cuestionada Resolución N. cualquiera que fuese su naturaleza. En tal sentido. esto es. por el contrario.° 005-FPF-2005. En suma.

En consecuencia. el Tribunal Constitucional ha subrayado en reiterada jurisprudencia que el debido proceso. de la misma Norma Fundamental. para este Colegiado queda claro que si la FPF consideraba que el recurrente cometió la aludida falta. Además. y los derechos que lo conforman. En atención a todo ello. Por ende. Si bien es cierto el Estatuto de la FPF no ha establecido un procedimiento disciplinario sancionador – aun cuando sí ha establecido en el precipitado artículo 14º cuáles son los faltas en las que podrían incurrir sus asociados y las consecuentes sanciones que por su comisión se pudieran imponer–. la desafiliación del Club Deportivo Wanka de la Federación Peruana de Fútbol deviene en arbitraria. 59. el acuerdo del Directorio de la FPF. respectivamente.conforme a la cual no podía promover litigio alguno ante la jurisdicción ordinaria. al haberse violado los derechos al debido proceso y de defensa consagrados en los incisos 3) y 14) del artículo 139º de la Constitución. toda vez que tan solo se le notifica. 57. pues cualquier divergencia o eventual controversia debía someterla a los tribunales arbitrales de la propia Federación o de la FIFA. a través de un Oficio que transcribe la cuestionada resolución. debió comunicarle por escrito los cargos imputados y otorgarle un plazo prudencial a efectos de que. en el presente caso. se ha vulnerado. mediante la expresión de los descargos correspondientes. el derecho a asociarse invocado por el recurrente. y garantizado por el artículo 2º. el derecho de defensa. rigen la actividad institucional de cualquier persona jurídica de Derecho privado. inciso 13). pueda ejercer cabalmente su legítimo derecho de defensa. 58. tal como ha sido referido supra. también. no aparece de autos que el recurrente haya sido expulsado (desafiliado) garantizándosele un debido proceso. el Tribunal Constitucional considera que se han vulnerado los derechos constitucionales de defensa y a un debido proceso del recurrente. por cuanto no se ha acreditado el cumplimiento de las exigencias establecidas por nuestro ordenamiento constitucional y de la jurisprudencia de este Colegiado para los casos de aplicación del derecho disciplinario sancionador al interior de las asociaciones. máxime si se ha previsto la posibilidad de imponer una sanción tan grave como la expulsión. como por ejemplo. En tal sentido. .

y no someter la divergencia ante un tribunal arbitral de la propia FPF.º 3741-2004-AA]. reconocido por el inciso 3) del artículo 139º de la Constitución [Cf.º 4972-2006-PA. –lo cual conllevaría a una afectación del debido proceso– sino que constituye. para el Tribunal Constitucional queda claro que la decisión de la FPF de desafiliar al Club Deportivo Wanka por haber formulado denuncia penal contra los miembros del Directorio. Es eso lo que sucede con las materias penales. En principio conviene precisar –y esto es lo más trascendente– que el artículo 5° del Estatuto de la FPF debe ser leído en consonancia con la naturaleza propia de la relación entre arbitraje y jurisdicción constitucional. como las de tipo penal [Cf. en las que el Estado de ninguna manera puede renunciar a su ius punendi y capacidad de sanción. exceptuándose –entre otras– las que versan sobre delitos o faltas. Por tanto. ello supone que únicamente resulta aplicable para las controversias sobre las cuales las partes tienen facultad de libre disposición. 63. tal como lo establece el inciso 3) del artículo 1° de la Ley General de Arbitraje N. STC N. ello no justifica que hacia su estructura se reconduzcan asuntos que por su propia naturaleza resultan indisponibles por los propios sujetos participantes de dicha relación. fundamentos 17 y 20]. Si bien la jurisdicción arbitral tiene su origen en el consentimiento de las partes que participan de una relación. contraviniendo el artículo 5º del Estatuto –que prohíbe promover litigios ante la justicia ordinaria y. pronunciamiento en el que se expuso –como una tercera hipótesis– que ello sería posible cuando. no solo supondría que la FPF se convierta en juez y parte. En ese sentido. STC N.60. por el contrario. este Tribunal estima pertinente formular algunas precisiones adicionales. además. Por lo demás.° 26572. que forma parte del contenido esencial del derecho a la tutela jurisdiccional. y dado que la desafiliación del recurrente se debe al hecho de haber interpuesto una denuncia ante el fuero penal contra los miembros del Directorio de la FPF por los delitos de Estafa y Asociación Ilícita para delinquir. 61. Así ha sido establecido con anterioridad por este Tribunal al desarrollar los supuestos de procedencia del proceso constitucional contra la jurisdicción arbitral. esta versa sobre materias indisponibles. una vulneración de su derecho de acceder a la jurisdicción. Siendo que este derecho de acceso a la justicia garantiza el derecho de acceder a los órganos jurisdiccionales para solicitar que se resuelva una . 62. obliga a sus asociados a someter cualquier divergencia ante los tribunales arbitrales de la Federación o de la FIFA–. el fuero arbitral no resulta aplicable para materias de índole penal. a pesar de haberse aceptado voluntariamente la jurisdicción arbitral.

STC N. LANDA ARROYO MESÍA RAMÍREZ VERGARA GOTELLI BEAUMONT CALLIRGOS CALLE HAYEN ETO CRUZ ÁLVAREZ MIRANDA TC DECLARÓ SIN EFECTO LA RESOLUCIÓN DE LA FPF QUE EXPULSÓ AL CLUB DEPORTIVO WANKA El Tribunal Constitucional (TC) declaró fundada la demanda del Club Deportivo Wanka contra la Federación Peruana de Fútbol (FPF) y su presidente Manuel Burga Seoane. Como se ha visto. Por estos fundamentos. el Tribunal Constitucional.º 0763-2005-PA]. Publíquese y notifíquese. Así lo dispuso el Colegiado en la sentencia recaída en el expediente Nº 03574-2007-PA/TC.situación jurídica o conflicto de intereses en un proceso judicial [Cf. en consecuencia. HA RESUELTO Declarar FUNDADA la demanda de amparo de autos. es precisamente el ejercicio de este derecho constitucional – acudir al fuero penal– lo que motivó la expulsión del Club Deportivo Wanka. . en uso de las atribuciones que le confiere la Constitución Política del Perú. en el presente caso.º 005-FPF-2005. y por tanto. en consecuencia. del 31 de agosto de 2005. SS. sin efecto su desafiliación. que dispuso la desafiliación de esta institución deportiva respecto de las competencias nacionales e internacionales. queda sin efecto la Resolución Nº 005-FPF-2005. INAPLICABLE al Club Deportivo Wanka la Resolución N.

De esta manera el TC ha restablecido el derecho fundamental que tiene una asociación privada. queda demostrado que se habían violado los derechos fundamentales al debido proceso. Sin embargo. es decir. en el sentido de que no es inmune al control constitucional. decidió expulsar a este club. fluye del expediente que el Club Deportivo interpuso la denuncia penal por que la FPF pretendía aplicar con naturaleza retroactiva las bases del Campeonato de Fútbol. del 28 de enero de 2004. la FPF -como cualquier otra persona jurídica de derecho privado. de defensa y de asociación. Por consiguiente. al ejercer sus funciones. en particular la FPF. principios y derechos fundamentales contenidos en la Constitución. desarrollando de esta manera. además el acceso a la justicia es también un derecho fundamental de cualquier persona sea natural o jurídica. sus actos tendrán validez constitucional en tanto no contravengan el conjunto de valores.debe hacerlo sujetándose a los lineamientos establecidos en la Norma Fundamental. En ese sentido. para el TC queda claro que no existe justificación constitucional alguna para que la FPF se encuentre relevada de control constitucional cuando no se respeten los derechos fundamentales en el marco del debido proceso y la tutela jurisdiccional efectiva. en este caso. el Club Deportivo Wanka que el año 2004 fue bajado de la Liga Profesional a su Liga de origen por haber presentado una denuncia penal contra el Dr. la FPF dispuso un cambio.° 003-FPF-2004. Esto no significa que la tutela constitucional pretenda afectar la particularidad del mundo deportivo. no existen islas ni zonas de indefensión. . por lo que amparándose en un artículo de la FPF que impide a los asociados judicializar los temas de carácter deportivo. dos clubes (los de menor promedio) perderían la categoría. una jurisprudencia que incluye el tema de las federaciones deportivas.El TC señala que del análisis del caso. Manuel Burga Seoane. [2][2] Mediante Resolución N. y que al culminar el Torneo del 2004. respecto de lo cual no puede sustraerse ninguna actividad socialmente organizada. 08 de agosto del 2008 OFICINA DE IMAGEN INSTITUCIONAL [1][1] Escrito de demanda (fojas 56 y 57). de lo que se trata es de velar por la aplicación de los principios esenciales de un Estado social y democrático de Derecho y por la defensa de la dignidad de la persona humana. Lima.° 012-FPF-2002 se dispuso que la baja de la categoría profesional quedaba diferida durante los torneos de los años 2003 y 2004. No obstante. precisando que se iba a implementar un sistema de coeficientes acumulados durante los años 2003 y 2004 para hacer efectivo el descenso a través de promedios. mediante Resolución N. y se iba a efectuar recién en el año 2005. Así.

74 (parágrafo 105). Serie C No. Serie C No. “Arbitraje y Derecho Deportivo. en España. Sentencia de 31 de enero de 2001. 72 (párrafos 124-127).2: “Se prohíbe el recurso ante tribunales ordinarios. Le asigna recursos para difundir su práctica”. Artículo 62. a través de la Ley del Deporte de 1990 se atribuyó a los tribunales contencioso-administrativos el conocimiento de las impugnaciones de los actos federativos dictados en el ejercicio de sus funciones. y deberán someter cualquier diferencia a los órganos jurisdiccionales de la asociación o confederación o de la FIFA”. noviembre 2007. Perú. Reparaciones y Costas. Aránzazu. Palestra Editores-Universidad Abat Oliba CEU. Biblioteca de Arbitraje. 116. Fondo. Perú. especialmente el que no tiene fines de lucro. a menos que se especifique en la reglamentación FIFA”. Panamá. [8][8] Corte IDH. [9][9] Corte IDH.Estudio Mario Castillo Freyre. 71 (parágrafo 71). 85 y 86). El Arbitraje en las distintas áreas del Derecho. Sentencia de 6 de febrero de 2001. las asociaciones deberán incluir en sus estatutos una disposición según la cual sus clubes y miembros no podrán presentar una disputa ante los tribunales ordinarios. sin perjuicio de la existencia de fórmulas extrajudiciales de solución cada vez más afianzadas que se presentan no como una imposición.3: “En aplicación de lo que precede.[3][3] Escrito de contestación de la demanda (fojas 84. Caso Baena Ricardo y otros vs. Volumen 4. sino como una alternativa de solución rápida y eficaz. Segunda Parte. [4][4] El antecedente inmediato lo encontramos en el numeral 38º de la Constitución de 1979 que disponía “El Estado promueve la educación física y el deporte. En: Jorge Luis Collantes González (Director). Lima. Caso Ivcher Bronstein vs. p. Reparaciones y Costas. [5][5] Roldán Martínez. Sentencia de 2 de febrero de 2001. Fondo. publicado por iustitia et aequitas en 18:25 no hay comentarios: . Serie C No. [6][6] Así por ejemplo. Reparaciones y Costas. [7][7] Artículo 62. Caso del Tribunal Constitucional vs. Fondo.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful