APUNTES PARA EL ESTUDIO DE LA HISTORIA DE LA ARQUITECTURA DOMINICANA

Preparado por la Arq. RISORIS SILVESTRE

TEMA 1
1.0 SITUACIÓN DE LA ISLA A LA LLEGADA DE LOS ESPAÑOLES El grupo humano que habitaba la isla de Santo Domingo a la llegada de los europeos (1492), procedía de la cuenca del río Orinoco, en la Selva Negra de la actual Venezuela y había emigrado hasta el archipiélago de las Antillas (* Islas fabulosas en el medioevo) desde fechas muy tempranas de la cronología histórica. El proceso precolombino de asentamiento se ha fechado hacia el año 240 a.C.1 Descendientes de etnias identificadas posteriormente como Arawak, Caribes, Taínos, Ciguayos y otros, fueron trasladándose de isla en isla, mediante el canotaje, mientras iban ascendiendo por el arco antillano hasta asentarse al este de la isla e ir penetrando por todo el territorio. Al momento del contacto con los españoles, estas primitivas civilizaciones fueron clasificadas antropológicamente y de acuerdo a su avance cultural relativo. Se les compara con los antiguos pueblos europeos, en un símil no muy ventajoso, que les sitúa dentro del neolítico superior. Vivían bajo un sistema organizativo que políticamente dividía la isla en cinco grandes regiones llamadas cacicazgos, (Fig. 1) cada uno con un jefe o cacique. Los cacicazgos se dividían en nitaínos, gobernados por jefes subordinados a un cacique de los cinco existentes. En la isla habían 103 nitaínos2 con una población, de aproximadamente 400,000 habitantes3 . Vivían en paz, organizados socialmente y en comunión con la naturaleza. En su primer sondeo exploratorio, los españoles pudieron percatarse de que los nativos constituían una comunidad donde no había propiedad privada ni para lo cotidiano. Las chozas y pertenencias eran comunes y cada cual podía usar a discreción lo que necesitara. El sistema de recolección agrícola que practicaban se basaba en cosechar tubérculos como la yuca, yautía, batata. Otros medios de subsistencia les suministraban, por ejemplo, los nutrientes derivados de las leguminosas, como el maní. El tipo de cultivo practicado era el denominado de la roza, que consistía en la quema del terreno, una vez cultivado, lo que obligaba a movilizarse constantemente al agotar los recursos minerales del terreno. El otro sistema utilizado, el montículo, consistía en amontonar el terreno y sembrar sobre este, consiguiendo así una mayor productividad lo que al mismo tiempo facilitaba el sedentarismo, puesto que no tenían que movilizarse para buscar nuevas tierras fértiles. Las proteínas las obtenían de la caza y la pesca. La familia era el centro de la actividad productiva, con una división del trabajo por sexo donde los hombres se dedicaban a la caza
1

Velóz Maggiolo, Marcio. LA ISLA DE SANTO DOMINGO ANTES DE COLOS. Banco Central de la República Dominicana. 1993 2 Tolentino Rojas, Vicente. HISTORIA DE LA DIVISIÓN TERRITORIAL (1492-1943)Edición del gobierno dominicano 1944 3 Moya Pons, Frank. MANUAL DE HISTORIA DOMINICANA. Caribbean Publishers, 11 Edición. Santo Domingo, 1997

y las mujeres al cultivo de la tierra y preparación de los alimentos. Sin embargo todos los medios productivos eran de propiedad común. Sus patrones de asentamientos fueron diversos; según proceso productivo y entorno ambiental. Esto originó distintas formas urbanas. La mas usada fue aquella habitada por tribus que podían tener desde 300 ó 400 personas hasta 2,000 ó 2,500. 4 El mayor asentamiento del que se haya encontrado vestigios, evidencia que se distribuía circularmente alrededor de una plaza ceremonial de las que nos queda un ejemplo en San Juan de la Maguana. Velóz Maggiolo,5 describe esos asentamientos ligándolos al tipo de cultivo que les permitía el terreno, por esta razón se encontraron diferentes agrupamientos, dependiendo de la calidad del terreno o de su dedicación a la pesca como base de su sustento. Estaban emplazados en las partes altas de las márgenes de los ríos o en zonas de playas cercanas a zonas de pesca. La forma de los poblados era circular con chozas o bohíos también circulares, con capacidad para varias familias, en ocasiones elevados sobre montones agrícolas. Algunos estaban dispersos, pero los más avanzados se encontraron constituidos alrededor de una plaza central, de carácter ceremonial, delimitada por piedras colocadas en forma vertical y un cementerio cerca de la plaza. Estos centros eran puntos de encuentros sociales, donde se realizaban juegos, danzas y ceremonias de índole religiosa. La voz aborigen que identificaba estos poblados era “batey”. Según Oviedo y Las Casas, cronistas de la época colonial, hubo dos tipos de viviendas, descritas como circulares y rectangulares, que albergaban varias familias, cada una con capacidad para 25 ó 30 personas, pertenecientes a unas 5 a 8 familias. Las circulares tenían aproximadamente 9 metros de diámetro, con techo cónico llamado caney. La que habitaba el cacique era de forma rectangular y la más grande del conjunto, similar el típico bohío dominicano. De igual manera las llamaban los nativos. Solían tener un zaguán para recibir visitas. No se encontraron otros tipos de edificaciones, sin embargo es de suponer que hubiera un lugar para guardar los objetos ceremoniales y (hacer referencia a un articulo en la matanza de jaragua donde se habla de sus habitaciones) Sobre la población nativa encontrada en esta isla, hay divergencias de números. Hay autores que consideran que la población era de 8 millones de habitantes. La cifra mas conservadora la aporta Moya Pons (400,000), como dije anteriormente. En los censos realizados por los españoles, varios años después del descubrimiento, las cifras son muy inferiores. Las Casas menciona que en los años de 1508 y 1509 habían entre 60 y 40,000 aborígenes, respectivamente, y en otro censo, de 1514 se registraron 22,336 nativos bajo trabajo.6 Hay que entender que esos censos no pudieron ser muy confiables, ya que la población española en esos momentos era muy escasa y las dificultades para trasladarse innumerables, sin medios de transporte ni caminos hábiles. Esos conteos debieron hacerse a los nativos que estaban en contacto con los españoles, considerando también habrán sido muchos los que evitaron este contacto. Es así como en 1556, se encuentraron cuatro poblados de los que no se tenia conocimiento.7 Lo cierto es que el número de nativos mermó considerablemente al contacto con los españoles, no solamente por el encuentro de
4

Velóz Maggiolo, Marcio. LA ISLA DE SANTO DOMINGO ANTES DE COLON. Banco Central de la Republica Dominicana. 1993 5 IBIDEM 6 Citado en: Arranz Márquez, Luis. EMIGRACIÓN ESPAÑOLA A INDIAS. POBLAMIENTO Y DESPOBLACIÓN ANTILLANOS. Fundación García-Arévalo, Inc. Santo Domingo,1979. Pág. 8 7 IBIDEM

dos razas, en que la mas débil fue avasallada y hasta se propició la primera gran crisis sanitaria en el nuevo mundo, producto de las enfermedades y epidemias que atacaron a la raza nativa que todavía permanecía sin contaminar, sino también por el trato a que fueron sometidos, las deserciones voluntarias a otras islas y a los montes, así como los suicidios colectivos y la baja en la tasa de natalidad, al separarse las familias por las encomiendas, sistema de esclavitud impuesto a los nativos para el trabajo forzado en haciendas de colonos. Otra razón que contribuye a la disminución de aquellas razas es que el conquistador arrastraba consigo un número significativo de nativos a las conquistas de otras tierras. Al correr del tiempo, fueron muchos los españoles que se amancebaron y procrearon con las nativas y esos hijos mestizos no fueron considerados jurídicamente como nativos, por esta razón no se contaban como indígenas. BIBLIOGRAFÍA Arranz Márquez, Luis. EMIGRACIÓN ESPAÑOLA A LAS INDIAS. POBLAMIENTO Y DESPOBLACIÓN ANTILLANOS. Fundación García-Arévalo, Inc. Santo Domingo,1979. Moya Pons, Frank. MANUAL DE HISTORIA DOMINICANA. Caribbean Publishers, 11 Edición. Santo Domingo, 1997 Tolentino Rojas, Vicente. HISTORIA DE LA DIVISIÓN TERRITORIAL (1492-1943) Edición del gobierno dominicano 1944 Velóz Maggiolo, Marcio. LA ISLA DE SANTO DOMINGO ANTES DE COLON. Banco Central de la Republica Dominicana, 1993 Walter Palm. Erwin LOS MONUMENTOS ARQUITECTÓNICOS DE LA ESPAÑOLA Sociedad Dominicana de Bibliófilos Santo Domingo, R. D. 2002

TEMA II

PERIODO COLONIAL

2.1SIGLO XV 2.1.1 Antecedentes históricos del primer viaje de Colón
La búsqueda de oro y la necesidad de comercializar especias con las islas del sudeste asiático, fueron las motivaciones económicas que impulsaron a Colón y a los Reyes Católicos a asociarse para organizar una empresa de explotación que buscara una ruta más corta hacia el Asia navegando hacia el oeste. Debe entenderse que en aquellos tiempos las rutas terrestres eran más peligrosas que las marítimas. Los caminos principales que unían con la China y la India estaban controladas por los venecianos, por musulmanes y grupos bárbaros, viéndose afectados por la toma de Constantinopla por parte de los Turcos, quienes elevaron los impuestos, haciendo subir el precio de las mercancías y forzaron a los europeos a buscar alternativas de comunicación comercial. En Europa se había experimentado un cambio en los sistemas sociales, políticos y económicos. La decadencia del feudalismo para dar paso al mercantilismo, avanzados mecanismos financieros con los bancos y letras de cambio, cierto desarrollo de la navegación con nuevas embarcaciones y el empleo de la brújula, fueron factores a considerar en el proceso de modernización del viejo continente. En estos momentos los españoles, enfrascados en la reconquista de su territorio que había estado ocupado por ocho siglos por los musulmanes, habían desarrollado una concepción de ampliación territorial y poseían la preparación bélica necesaria para nuevas conquistas. Otro acontecimiento importante, el uso de la pólvora como arma mortífera, un recurso sacado por Marco Polo de la China, permitía el avasallamiento de pueblos con menor desarrollo técnico. La idea de Cristóbal Colón de organizar un viaje exploratorio buscando nuevas rutas hacia el Asia navegando hacia el oeste, fue aceptada por la reina de Castilla después que un cortesano de origen judío, Luis de Santángel, conociera el proyecto y se dispusiera a financiarlo por considerarlo un negocio con fines de lucro. El financiamiento se consiguió con un préstamo del Sr. Santángel, otro marino rico llamado Martín Yañez Pinzón, otros préstamos gestionados por Colón con mercaderes genoveses y una aportación de un octavo del mismo Colón, lo mismo que pidió como ganancias de lo que se lograra después de la expedición. Con esa idea de hacer dinero y conocido el modelo portugués de factorías creado en África, llega Colón a nuevas tierras y trata de implantar esos mismos modelos de producción y extracción de dinero. La corona española había concebido la empresa con un fin mercurial, con el objetivo de proporcionarse oro y otras riquezas que necesitaban, ya que habían estado por muchos años desgastándose en la guerra de reconquista escenificada en la península ibérica. Al encontrarse con tierras desconocidas para ellos en esos momentos, a la idea de explotación de factorías se suma la de conquista y colonización. Todas las empresas conquistadoras, financiadas por ricos comerciantes españoles y genoveses, hasta la de Hernán Cortés, fueron similares a la primera: Los conquistadores tenían derecho a parte de las ganancias que produjeran los nuevos territorios descubiertos y a recibir los puestos administrativos al establecerse las colonias, además se obligaban a pagar al rey parte de las ganancias de los rescates de la expedición y principalmente a tomar posesión a nombre de Castilla de los territorios, aunque la idea de Colón de ponerse camino a Asia, permaneció hasta el cuarto viaje.

2.1.2 EL DESCUBRIMIENTO
La isla de Santo Domingo, llamada Quisqueya por los aborígenes, fue la segunda de las islas grandes en ser visitada por el Almirante en su primer viaje y después de explorar un poco la costa norte, el hundimiento de una de sus carabelas lo obliga a acampar en un lugar, que hasta el momento no se ha podido ubicar con exactitud, al este de la ciudad actual de Cabo Haitiano. Aquí decide construir una fortaleza y dejar unos cuantos miembros de su tripulación en ella, de esta manera se comienza a establecer la permanencia y posesión de los recién llegados en estas nuevas tierras. Este hecho ocurre entre el 26 y el 31 de diciembre de 1492. Este fuerte se llamó La Navidad y estuvo construido con la madera de la carabela encallada, descrito por un testigo presencial como “un cortijo algo fuerte con una palizada”8. Su forma de construcción no ha llegado hasta nosotros, y su duración efímera, ya que a la llegada de Colón en su segundo viaje, los indígenas habían dado muerte a los españoles y quemado el fuerte, motivados por la conducta de estos, ya que desde el momento de la partida del Almirante, se habían dedicado a saquear los pocos bienes de los indígenas, apoderarse de sus mujeres y cometer todo tipo de abuso, demostrando su “marcado avance cultural”.

2.1.3 LA ISABELA, primera ciudad española
En el segundo viaje de Colón, se dispone la corona española a establecer un enclave colonial en las nuevas tierras, para este fin llega el Almirante con varias carabelas cargadas de medios de producción, como cabezas de ganado y simientes, acompañado de 1,500 personas, entre ellas labradores, soldados, sacerdotes y nobles, dispuestos a conquistar y asentarse en las nuevas tierras. Para fundar la ciudad que se proponía Colón, viaja mas al este del fuerte destruido, buscando mas al Monte de la Plata, considerando este lugar, que había visto en su primer viaje, con mejores condiciones para fundar una ciudad. Pero los vientos en contra y el cansancio de las personas que venían con él, lo obligaron a detenerse a orillas del río Bajabonico y decidió fundar allí, el primer asentamiento español del nuevo mundo. El lugar le fue atractivo ya que los nativos les aseguraban que en las cercanías se podía encontrar oro. La fecha de fundación se establece entre diciembre de 1493 y enero de 1494, según diferentes historiadores, a este asentamiento le puso por nombre La Isabela, primera ciudad del nuevo mundo. Según Las Casas,9 Colón dispuso construir una casa para los bastimentos y municiones de la armada, una iglesia y un hospital y también una casa fuerte como su morada, estas construcciones debían ser de piedra y repartió solares para que cada uno hiciera su casa como pudiese, (se supone de madera y paja, que eran los materiales mas fáciles de conseguir). El 24 de abril del mismo año ya habían regidores, escribanos públicos, alcaide, alcaldes y alguaciles, es decir se había constituido el primer cabildo del nuevo mundo.
8

Carta del Dr. Chanca recogida por Palm, Erwin Walter. LOS MONUMENTOS ARQUITECTÓNICOS DE LA ESPAÑOLA. Sociedad Dominicana de Bibliófilos, Santo domingo, Rep. Dom. 2002 ,pag 45 9 Las Casas. Libro I, Cap. 88

También se construye la primera iglesia católica, la cual estuvo terminada el 2 de febrero de 1494, donde se celebró la primera misa. Desde esta primera construcción de ciudad, tenemos indicaciones de la intención de Colón de hacer asentamientos permanentes en las nuevas tierras para consolidar la posesión de la corona española. Este asentamiento se distingue por ser la cede de las primicias españolas en el nuevo mundo. No tenemos documentos de su traza urbana, ni en las investigaciones se ha podido determinar, pero Las Casas10 menciona la construcción de una plaza al momento de repartir los solares, esto pudiera ser un indicador del carácter formar que podía haber tenido este primer asentamiento. Carlos Doval11 publica un mapa, donde se aprecia la Iglesia en frente de una plaza, un caserío con una calle paralela al litoral y tres calles perpendiculares a esta, no completamente rectas, encerradas entre ocho fuertes. El Sr. Doval se basa, para confeccionar este plano en varios documentos que mencionan la plaza, donde se describe el diseño físico de La Isabela. Es de notar que en las ruinas de las edificaciones, no se perciben que estuvieran construidas en base a ningún eje que las relacione a ellas ni a la posible plaza. Se han realizado varias investigaciones en el lugar, siendo la de mas envergadura realizada en 1987 y financiada por la Dirección Nacional de Parques, bajo la dirección de el arqueólogo José María Cruxent. En artículos periodísticos que publicara mientras se hacían los trabajos se mencionaron varios de los hallazgos, como la ubicación en el lugar de restos del primer muelle construido por los españoles, el basamento de los almacenes, las bases de la iglesia, un pequeño cementerio y la casa de Colón. Se menciona una muralla, pero no especifica si era de piedra o de madera, ni su ubicación. Se pudieron desenterrar restos de bohíos, de un hospital y otra sala que considera sería un cuartel, los que están en la actualidad debidamente protegidos y consolidados. Según el arqueólogo, en un paraje cercano, llamado Las Coles, existen los restos de lo que fuera el asentamiento base de los españoles en lo que se construía la ciudad. Aquí se encontró un horno utilizado para cocer tejas, vasijas y otros artículos de la cotidianidad. Esta ciudad fue abandonada gradualmente después de la fundación de Santo Domingo en las riveras del mar Caribe, al sur de la isla, considerada insalubre por sus residentes que enfermaban frecuentemente, se considera que para 1500 ya estaba abandonada. Al ser despoblada muy temprano, las piedras de sus edificaciones se tomaron como cantera para construcciones cercanas (el mismo Las Casas utiliza una como pieza inicial de un monasterio que estaba construyendo en Puerto Plata) y el poblado se destruye, quedando hasta nuestros días muy pocos, o se podría decir que ningún vestigio de su traza, por esta razón quizás, el señor Cruxent no menciona la forma de la ciudad en ninguno de los artículos publicados, ni en la guía sobre La Isabela publicada por la Dirección Nacional de Parques.12 El lugar del asentamiento ha sido nominado como Solar de las Américas por la UNESCO donde se construyó un museo para exhibir las piezas arqueológicas encontradas durante la investigación.

10 11

Las Casas... Doval, Carlos. COMO PUDO SER LA ISABELA. Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra. Santiago. 1988 12 Para mayores detalles consultar un documento preparado por: Campos Carrasco, Juan M.; Pozo Blázquez, Florentino; Calero Ramos, Blas; Díaz del Olmo, Fernando. LA ISABELA UMBRAL DE AMERICA. Agencia española de cooperación internacional y la Dirección de parques. 1992

2.1.4 La conquista
Después de asentarse en la nueva villa recién fundada, Colón decide explorar las tierras descubiertas, esto lo hace con la benevolencia de las nativos que le sirven de guía hacia su holocausto. Esta primera caminata de Colón, con los nobles que lo acompañaban, se hace por las sendas indígenas que caminaban desnudos o con muy poca ropa, teniendo estos que ampliarla cortando árboles y maleza para poder avanzar, ya que los españoles caminaban cargados de ropa de clima frío, este sendero es llamado ahora, Paso de los Hidalgos. Este sondeo exploratorio se hace en busca del oro tan ansiado y con el objeto de establecer su dominio y someter a la población encontrada. Después de reconocer de 10 a 15 pueblos indígenas mas al sur de la Isabela, encuentra oro y decide fundar allí la primera casa fuerte de madera y tapia, al lado del río que los indios llamaban Xanique, esta dependía del Cacicazgo de La Maguana, en el nitaíno del mismo nombre (actualmente Jánico). A este lo llamó Santo Tomás, y es allí donde se siembra por primera vez la semilla de cebolla traída de España. El mismo año, 1494, por órdenes de Colón, funda Alonso de Ojeda otra fortaleza llamada La Magdalena, al lado del poblado de un cacique llamado Guatiguará, en la ribera del río Yaque.13en este fuerte deja a Luis de Arriaga. El Fuerte de la Concepción, en la Vega Real, lo funda el 24 de febrero de 1495, cerca del asiento del cacique Guarionex. Los fuertes de Santa Catalina, La Esperanza y el de Santiago, construcciones de madera y piedra, también fueron fundados por orden de Colón en 1495, para asegurar la conquista del valle de La Vega Real. El fuerte de Bonao, se construye mas al sur, en la rivera del río que los indios llamaban Yuna, 14 los datos no confirman si fue edificado por Colón o por su hermano Bartolomé, y su fecha de fundación tampoco es precisa, se fija entre 1496 y 1498. Francisco de Garay y Miguel Días fundan en l496 el fuerte de San Cristóbal y el de La Buenaventura en el sur de la isla, al lado del río Hayna donde encontraron mucho oro. Esta serie de fuertes construidos en las cercanías de las poblaciones aborígenes, unieron la costa norte con la sur, en los lugares donde se había encontrado oro, asegurando el sometimiento de la población Taína, el dominio del oro existente y el control militar y económico de la zona Consolidando estos asentamientos, el hermano del Almirante Don Bartolomé Colón, funda en las cercanías de los fuertes construidos las villas de Esperanza, Santa Catalina, Santiago, Bonao y Concepción de la Vega

2.1.5 Fundación de La Nueva Isabela ó Santo Domingo
Al encontrar oro en la parte sur de la isla, la reina ordena la construcción de una ciudad cerca de estas minas y Colón instruye a su hermano a buscar un puerto seguro para fundar esta ciudad. Bartolomé encuentra el río Ozama (Hocama, nombre indígena), poblado en ambas riveras, donde podían navegar embarcaciones de hasta 300 toneladas y decide comenzar allí una fortaleza de tapia en la margen oriental del río, a la que puso por nombre Santo Domingo, al llegar el día de Santo Domingo y además en día domingo, esto se hace
13 14

Las Casas. Libro 1, cap.100 Las Casas, Libro 1, cap. 110

hacia 1498. Desde los primeros días de su fundación, esta ciudad se convirtió en cede del virreinato, del tribunal de justicia, el cabildo y la alcaldía mayor, es decir que se trasladó la capital desde La Isabela.15 No quedan huellas de la traza de este asentamiento, tampoco de sus edificaciones, ya que también fue despoblada muy temprano, solamente existen restos del foso de la fortaleza, que según Las Casas no estaba solidamente construida. 16 Actualmente, la fábrica de Molinos Dominicanos, se encuentra sobre sus restos. Resumiendo la urbanística del gobierno de Colón: Santo Domingo, ciudad principal, cede del gobierno, donde fue trasladada la alcaldía mayor y el tribunal de justicia, esta se convirtió en el centro de la conquista y colonización de España en las nuevas tierras, fue trasladada de lugar posteriormente por Ovando, provocando la desaparición de su primer asentamiento. Santiago se había convertido en Villa y por razones desconocidas se trasladó al lugar conocido actualmente como Jacagua. Este asentamiento es destruido por un terremoto el 2 de diciembre de 1562 y trasladada al lugar que ocupa actualmente. La fortaleza de Bonao convertida en villa, es escogida por los Roldanistas como sede para sus actividades, también es trasladada de lugar posteriormente. La Villa de la Concepción crece bastante rápido hasta convertirse en una de las villas de mayor importancia de la isla y trasladada de su lugar de fundación original, después del terremoto de 1562. Al trasladarse todas estas villas de sus asentamientos originales, estos lugares desaparecieron con el tiempo, llegando solamente hasta nosotros las ruinas del asentamiento de la Concepción, que al mantenerse como centro importante por muchos años en su lugar de fundación, los vestigios de sus sólidas construcciones de piedra han perdurado a través del tiempo. Los demás fuertes no prosperaron como villas ya que se había producido un marcado descenso de la población española debido a que a la mayoría les fueron adversas las condiciones climáticas y la alimentación, tan diferentes a las de su país, es decir que la poca población que quedaba se pudo concentrar en las villas mencionadas y los demás fuertes desaparecieron igual que los lugares exactos de sus asentamientos. A la llegada de Ovando en 1502, en La Nueva Isabela solamente quedaban 300 españoles y 200 repartidos en las villas del interior. De las trazas de estas primeras villas no tenemos ningún documento escrito ni evidencia física de su forma original, aunque la falta de evidencias de estas villas originales no es motivo para desmerecer la obra urbanística emprendida por el descubridor en nuestra isla.

2.1.6 Situación política
El modelo económico impuesto por Colón a los españoles era el de asalariados de la corona con un impedimento total de economías privadas, impidiendo el uso de la mano de obra nativa para provecho personal, lo que motivó el disgusto de los españoles. Esta situación política unida a la falta de alimentos y la proliferación de enfermedades, motivaron un alzamiento de españoles comandados por Francisco Roldán, cuyas quejas llegaron hasta la corte. Por otro lado, la forma de extracción de oro, no se ejecutaba como trabajo directo de los españoles, sino a través del pago asignado a cada nativo del tributo de un cascabel lleno de oro, cantidad que era muy difícil de conseguir. Los indígenas de la zona central resistieron fuertemente pero sin conseguir vencer los armamentos españoles, rindiéndose a su superioridad bélica, decidiendo entonces emprender otros tipos de protesta pacífica
15

Veloz Magiolo, Marcio; Ortega, Elpidio, LA FUNDACION DE LA VILLA DE SANTO DOMINGO. Colección Quinto Centenario. Santo Domingo, 1992 16 Las Casas

como, huir a los montes, dejar de sembrar para no alimentar a los españoles y hasta practicar suicidios individuales y colectivos. De todas maneras las riquezas planificadas por el Almirante no alcanzaron el resultado esperado, por tanto, el fracaso económico de la expedición, unido a las quejas de los españoles, motivan a los reyes españoles a destituir a Colón del gobierno de la isla y designaron a Francisco Bobadilla como gobernador, con la misión de embarcar a la familia Colón para España.

2.2 SIGLO XVI 2.2.1 Gobierno de Francisco Bobadilla
Al llegar a la isla Francisco Bobadilla hace preso a Colón y a su hermano Bartolomé y los envía de nuevo a España. Durante su gobierno no se construye nada importante en la isla, ni se fomentan nuevos asentamientos, este se limitó solamente a autorizar el repartimiento de indios a los españoles, forzando mas el trabajo de estos. Este gobierno se mantuvo por dos años solamente, ya que Bobadilla fue considerado como defensor de los intereses de los españoles de la colonia y no de los intereses de la corona.

2.2.2 Llegada de Nicolás de Ovando
Después de la llegada de Colón a España, la reina designa a Fray Nicolás de Ovando, comendador de Lares, como gobernador de la isla en sustitución de Bobadilla. Este recibe provisiones e instrucciones de lo que debía hacer en la nueva colonia. Sale de Granada, donde estaba la corte en esos momentos, con 32 naves de varios tamaños y 2,500 personas a bordo, entre ellos nobles, caballeros y principales, 12 frailes de la orden de San Francisco, el historiador de indias, Bartolomé de Las Casas y un prelado llamado Fray Alonso de Espinal17 La llegada a Santo Domingo se produce el 15 de abril de 1502 encontrado una pobre población con escasas vestimentas aunque con abundancia de alimentos y servidumbre ya que los nativos sembraban para ellos.

2.2.3 Situación política
La llegada de Nicolás de Ovando como gobernador de la isla, significó un aumento de la población española en la isla y por ende el aumento de fundaciones urbanas y mantenimiento de las mismas, además de traer ordenes expresas de la corona de fundar ciudades en toda la isla para consolidar sus posesiones. Ovando utiliza el modelo urbano utilizado en España durante la reconquista18, funda en el interior de la isla varias ciudades y villas e instala cabildos, reparte tierras a los colonos con la condición de que residieran en ellas y las hicieran producir. Les permite buscar oro con la única condición de pagar tributo a la corona. Ordena que los colonos trajeran mujeres e hijos y estimula el matrimonio entre
17 18

Las Casas. Libro II, cap. 3 Las ciudades españolas de la reconquista se construyeron con calles rectas y plaza central utilizada como plaza de armas. Se puede estudiar estos asentamientos en E. A. Gutkind. URBAN DEVELOPMENT IN SOUTHERN EUROPE: SPAIN AND PORTUGAL.Collier Macmillan. Toronto Ontario, 1967. Como análisis detallado de todas las ciudades de la época se puede estudiar a Palm, Erwin Walter. LOS MONUMENTOS ARQUITECTONICOS DE LA ESPAÑOLA. Sociedad Dominicana de Bibliófilos, Inc. Santo domingo, Rep. Dom. 2002.

colonos y mujeres indígenas. Crea las encomiendas, es decir que asigna a los colonos grupos indígenas en propiedad para su explotación.19 Este reparte grandes porciones de terreno a los españoles, permitiéndoles ser propietarios y obtener beneficios propios. De esta manera Ovando complace a los conquistadores y consolida la colonia. En lo adelante cuando se explotaban nuevas tierras se tomaron las mismas medidas establecidas por Ovando: el terreno era ocupado y declarado colonia, se fundaba una ciudad, se nombraba cabildo, se adjudicaban los solares y se repartían las encomiendas, órdenes copiadas durante toda la conquista americana, en las tierras descubiertas por los españoles.

2.2.4 Traslado de la Ciudad de Santo Domingo
El próximo paso de Ovando, después de la llegada de su viaje de reconocimiento por la isla, fue el traslado de la villa de Santo Domingo a la margen donde se encuentra actualmente. Según Las Casas habían varias razones que motivaron este traslado, entre ellas: que todos los pueblos de españoles estaban de ese lado de la isla, lo cual hacía más fácil el comercio con ellos al no tener que cruzar el río. El agua potable fue otro motivo, ya que el pozo de donde se extraía esta se encontraba del lado occidental del río y la tenían que trasladar a la otra margen en barcas. Reconoce Las Casas que del otro lado era más saludable, pues la niebla al salir el sol caía en el nuevo asentamiento.20 Oviedo considera, por el contrario, que el motivo de Ovando era político, ya que la nueva ciudad sería de su fundación y con este nombre quedaría para la posteridad, como en realidad sucedió. De esta manera, se comienza a despoblar la margen oriental del río, lentamente ya que los vecinos comenzaron a hacer sus casas de madera y paja al principio y desde algunos meses de piedra y cal. Las Casas menciona la bondad de los materiales de construcción que se encontraban de lado ocupado por Ovando, como piedra caliza para los muros y para hacer cal, también menciona la tierra para confeccionar la tapia, ladrillos y tejas. El primero en edificar casas de piedra fue el mismo Ovando en la calle donde construyó la fortaleza, también construyó un hospital en el lindero oeste de la ciudad. Ante los frecuentes huracanes y la consecuente pérdida de los bohíos levantados de materiales naturales, los españoles comenzaron a edificar inmediatamente sus casas de piedra. Menciona Las Casas un piloto llamado Roldán que edificó varias casas de piedra, una como su morada y las otras para alquiler. Esta ciudad fue trazada a cordel y regla, con cuatro calles en dirección norte sur, paralelas al río y cuatro calles perpendiculares en la dirección de la salida del sol (este, oeste). Las calles norte sur corresponden en la actualidad a la calle Las Damas (calle de la fortaleza), la calle Isabel la Católica (las cuatro calles), la calle Arzobispo Meriño (calle de las canteras) y calle Hostos (calle del hospital). Las calles este-oeste trazadas para conseguir la perpendicularidad son desde el norte, la calle Mercedes (calle del truco), la Luperón, La Calle el Conde (calle real o del clavijo) que era la calle principal, mas ancha que las demás colindando con la plaza y la Arzobispo Nouel que salía de la fortaleza.21
19

Con esta medida se separaban las familias indígenas, los hombres se llevaban para las minas y las mujeres se quedaban en labores domésticas permitiendo juntarse solamente una vez al año. Esto contribuyó al exterminio de los nativos ya que los hijos que eran concebidos durante esta unión difícilmente sobrevivían debido a la mala alimentación a que estaban sometidos. 20 Las Casas Libro LI, cap VIII 21 Los nombres originales están en cursiva

La ciudad colonial de Santo Domingo fue declarada Patrimonio Cultural Mundial por la UNESCO el 25 de septiembre de 1992. Esta ciudad es la primera ciudad española, que persiste hasta nuestros días, en el Nuevo Mundo. Fue declarada por la UNESCO Patrimonio Mundial de la Humanidad, por varias razones, entre ellas por haber servido como patrón urbanístico para las demás ciudades españolas en América. El gobierno de la ciudad, el cabildo y la cárcel pública, se construyen frente a la plaza mayor, o plaza de armas donde también se dejó el solar para la iglesia. La Real Audiencia y la Casa de contratación se edificaron en otra plaza cerca del embarcadero, creándose de esta manera dos polos importantes de gobierno, el civil y eclesiástico frente a la plaza mayor y el político frente a la plaza del puerto. Los solares frente a la plaza y en la calle de la fortaleza se repartieron inmediatamente a los personajes mas importantes para que cada uno hiciera su casa, quienes las comenzaron de piedra en seguida. Estos solares se trazaron en una forma trapezoidal mas estrechos en el frente que de fondo, como consecuencia de la forma de las manzanas, que no presentaban un trazado regular perfecto. Les fue asignado un solar a los franciscanos en una colina fuera del trazado, de donde se divisaba toda la ciudad. El hospital fue construido también en el borde de la ciudad. Con este trazado Ovando inicia una de las empresas de urbanizadoras de mayor envergadura que se haya emprendido en la historia de la humanidad, esta traza fue repetida en las fundaciones de las demás islas caribeñas y trasladada después a tierra firme donde se fue convirtiendo poco a poco en la traza completamente regular que tiene Lima, Perú. Estas ciudades consolidaron la monarquía en las nuevas tierras y generaron los nuevos núcleos que serían luego las grandes ciudades americanas. “ A diferencia de las ciudades europeas, que crecieron y se transformaron a golpes de arquitectura, las ciudades americanas fueron idea de ciudad que con el tiempo-a veces después de mucho tiempollegaron a ser arquitectura” este comentario de Salcedo Salcedo22 describe de una manera magistral la génesis y el desarrollo de la ciudad americana. Con este trazado completa Ovando su obra. Esta ciudad se agranda rápidamente ya que en los primeros años de la colonia la inmigración española fue muy activa debido a la pobreza de España en esos momentos. Se considera que en 1509 a la llegada del Virrey Diego Colón habían entre diez o doce mil españoles atraídos por las concesiones ofrecidas por Ovando y la riqueza minera.23

2.2.5 Fundación de villas en el interior de la isla
Ovando decide una serie de fundaciones en el interior de la isla, para mantener el control de la población aborigen y de los españoles ya que muchos vivían en los poblados indígenas y se consideraba peligroso esta convivencia con los nativos. Al crear las villas se creaban cabildos en cada asentamiento, con esto se conseguía un medio de representación de las clases privilegiadas. 24 La primera villa que Ovando decide fundar es la de (1) Puerto Plata por tener muy buen puerto, considerado por Ovando como mejor localizado que el
22

Salcedo Salcedo, Jaime. URBANISMO HISPANO-AMERICANO Siglos XVI, XVII y XVIII. Centro Editorial Javeriano. Bogotá Segunda Edición 1996 23 Arranz Márquez. EMIGRACIÓN ESPAÑOLA A INDIAS. POBLAMIENTO Y DESPOBLACIÓN ANTILLANOS. Fundación García-/Arévalo, Inc. Santo Domingo 1979 24 Este método de creación de ciudades en los sitios conquistados era usado por los españoles durante la reconquista de España del poder de los musulmanes

de Santo Domingo, teniendo en cuenta que la travesía desde España por el norte se hacia con menos dificultad que por el sur 25 También estaba cerca de las minas mayores del Cibao y de las villas de Santiago (10 leguas) y la de la Concepción (16 leguas). Luego Ovando se traslada a Xaragua y después de la matanza de los aborígenes que allí hiciera, con el objetivo de someterlos, decide fundar una villa que llamó (2) La Vera Paz. Diego de Velásquez constituyó también otra en la provincia de Hanyguayaba, en la costa más al sur, la que llamó (3) Salvatierra de la Sabana y otra llamada (4) Yaquimo. También mandó edificar otra villa a 30 leguas de Xaraguá y otras 30 ó mas de la ciudad de Santo Domingo, entre los ríos Neiba y Yaqui, que llamó (5) San Juan de la Maguana, donde reinaba Caonabo. A 14 leguas de esta y 23 ó 24 de Santo Domingo otra villa que llamó (6) Azua de Compostela. Rodrigo de Mexía en la otra parte de la isla fundó otras dos villas, una fue llamada (7) Puerto Real y (8) Lares de Guahaba. Según Las Casas, todas estas villas no eran construidas por las manos de los españoles que no les gustaba trabajar sino por los indios por miedo a las matanzas.26 Trasladado a la región este y después de someter a los indios a base de muertes y abusos, manda a edificar Ovando más villas, una cerca del mar que llamó (9) Salvaleón, la otra tierra adentro que llamó (10) Santa Cruz de Aycayagua y entre ambas repartió a todos los indios que sirvieran a los cristianos. En resumen las villas que se fundaron en la primera época de la colonia fueron: VILLA 1 Puerto Plata 2 La Vera Paz 3 Salvatierra de la Sabana 4 Yaquimo 5 San Juan de la Maguana 6 Azua de Compostela 7 Puerto Real 8 Lares de Guahaba 9 Salvaleón 10 Santa Cruz de Aycayacua Estas villas crecen y se les concede escudo de armas en 1508 junto a las villas que fueron fundadas por los Colón, en total 15 escudos de armas. La primera concesión de escudo fue dada a la isla Española, después la 1. Villa de Santo Domingo, 2. La Concepción de la Vega, 3. Santiago de los Caballeros, 4. La Buenaventura, 5. Azua de Compostela, 6. San Juan de la Maguana, 7. Puerto Plata, 8. Bonao, 9. Puerto Real, 10 La Vera Paz, 11
25 26

FUNDADA POR Ovando Ovando Diego Velásquez Diego Velásquez

Rodrigo de Mexia Rodrigo de Mexia

Las Casas Libro II, Cap VII Las Casas, Libro II, Cap. X

Salvaleón de Higuey, 12 Villanueva de Yaquimo, (Yaguana) 13 Salvatierra de la Sabana, 14 Santa Cruz del Seibo, y 15 Lares de Guajaba.27 En este momento se calcula que cada villa albergaba aproximadamente 900 vecinos28 De las villas del interior la mas importante fue la Concepción de la Vega, donde se había construido una iglesia, convertida luego en catedral, un convento para los padres franciscanos, casas de gobierno y otras edificaciones de ladrillo y piedra. La gran importancia de esta radicaba en la explotación de sus minas de oro y fue el primer centro azucarero de la isla, ya que desde 1506, uno de sus vecinos había construido instrumentos rudimentarios con los que podía fabricar azúcar. Esta villa fue destruida por un terremoto el 2 de diciembre de 1562 y trasladada luego al lugar que se encuentra actualmente. En las investigaciones realizadas se encontraron los restos del monasterio, de la iglesia y de la fortaleza, aunque no se ha hecho un estudio del lugar completo para determinar su traza original. Estas ruinas se han puesto en valor y en la actualidad se exhiben como un parque arqueológico al que se puede visitar.29 El traslado de la villa de Santiago al lugar denominado Jacagua se le adjudica a Ovando y se cree que fue en 1504. Se han encontrado restos de la iglesia original que fue la segunda de piedra levantada en la isla y se considera que tenía una plaza rectangular o cuadrada con la iglesia y la casa del Cabildo en frente. Sus calles eran paralelas y perpendiculares formando cuadras. Debía tener como 30 casas de piedra, de mampostería o ladrillos y una fuente o pozo en la plaza. Este emplazamiento también fue destruido en 1562 y trasladado al lugar que se encuentra actualmente.30 A medida que la conquista avanzaba en el continente y ante la escasez de oro de la isla, los españoles aventureros, no acostumbrados a trabajar para conseguir riquezas, emigraban a tierra firme en busca de oro y muchos poblados desaparecieron. En la década entre 1520 y 1530 el hundimiento de la Española es crítico. Ya en 1528 habían desaparecido 6 pueblos, La Buenaventura, Puerto Real, Salvatierra de la Sabana, La Vera Paz, Villanueva de Yáquimo, Lares de Guajaba, Bonao y Santa Cruz de Icayagua. Entre las villas restantes, había unas 1000 personas. En estos primeros años también era frecuente el alzamiento de indios, lo que contribuía al despoblamiento de las zonas donde estos se producían. El mas significativo fue la rebelión de Enriquillo que se centró en la sierra del Bahoruco en 1519, estos tenían a su favor el conocimiento de las tierras y se alimentaban de conucos, caza y pesca. La única que no sufrió los efectos de la emigración fue la Ciudad de Santo Domingo, porque a través de su puerto llegaban los técnicos canarios a trabajar en la incipiente industria azucarera y los negros esclavos traídos de África. Además era por este puerto que se exportaba la azúcar producida. En esta ciudad se registraron en estos momentos 700 vecinos.

2.3 Siglo XVII
27

Tolentino Rojas, Vicente. HISTORIA DE LA DIVISIÓN TERRITORIAL 1492-1943. colección Trujillo. Edición del Gobierno Dominicano. 1944 28 Arranz Márquez, Luis.....pag 21 29 Objetos y Ambientes de la Conceción de La Vega. Museo de las Casas Reales. Dirección Nacional de Parques (sin fecha) 30 Doval, Carlos. SANTIAGO EN LOS ALBORES.... (1985)

2.3.1 Nuevas Fundaciones
En el siglo XVII no quedaba nada del esplendor del principio de la colonia, no había comercio con el exterior ya que la calidad de sus productos era muy inferior y las personas prefirieron mudarse de la ciudad a los campos por tener mejor subsistencia. La mayor entrada de dinero provenía de México una vez al año para sufragar los gastos de la colonia, fuera de este”situado” no habían otras expectativas económicas. La economía de la isla estaba dedicada a beneficiar la corona con un monopolio mercantilista del Estado Español. Esta situación mantenía a los colonos descontentos, encontrando mucho más lucrativo dedicarse al contrabando. Después de la invasión de Drake en 1586, el comercio de España con la isla disminuyó, permitiendo a los países enemigos de la corona mas libertad para comercializar con los colonos, especialmente los asentados en la zona norte de la isla. El comercio con estos países era mucho más lucrativo ya que estos ofrecían los productos a más bajo precio que los españoles por ser países manufactureros y también pagaban mejores precios por los cueros de vaca que utilizaban en sus incipientes industrias. Los centros de este comercio contrabandista fueron las regiones occidentales y septentrionales de la isla principalmente las ciudades de Yaguana, Bayajá, Monte Cristi Puerto Plata, también poblaciones como San Juan, Azua, La Vega y Santiago. Después de las fundaciones de Ovando al comenzar el siglo XVII se mencionan dos asentamientos, Bayajá y Monte Cristi, que no se tienen fechas exactas de sus orígenes pero que estaban poblados en el momento de las devastaciones. Entre las varias medidas planteadas a la corte para eliminar este problema, se aceptó una presentada por López de Castro, quien sugirió que se destruyeran los poblados involucrados en los contrabandos. En agosto de 1604, llegó este a Santo Domingo con las cédulas reales, ordenando a Osorio que despoblara los lugares del norte y trasladaran los ganados a lugares cercanos a la villa de Santo Domingo. A pesar de la oposición de toda la población, ya que la mudanza se hacía a unas tierras conocidas como áridas y con el temor de perder el ganado, las devastaciones fueron ejecutadas a mediados de febrero de 1605, quemando los bohíos, ranchos, iglesias, sembrados y todo lo que fuera necesario para impedir que los vecinos quisieran quedarse en los lugares. Todos los pobladores de Montecristi, Puerto Plata, Bayahá y Yaguana fueron concentrados en unos pueblos al norte de Santo Domingo, llamados San Antonio de Monte Plata y San Juan Bautista de Bayaguana para significar la unión de las poblaciones de Monte Cristi y Puerto Plata en Monte Plata y de Bayahá y la Yaguana en Bayaguana. También fueron mudados los vecinos de todos los hatos comprendidos entre Neiba y San Juan de la Maguana, acusados de contrabandistas y trasladados a los alrededores de la antigua villa La Buenaventura. A éstos se les permitió volver a sus tierras pues toda la población de Santo Domingo protestó, ya que era allí de donde se proveían de quesos, mantequilla y sebo. Igual pidieron los de Bayaguana y Monte plata, que los dejaran mudarse para Santo Domingo, ya que habían perdido la mayor parte del ganado en el camino y las tierras de los alrededores no eran aptas para el cultivo, no consiguiendo nunca el permiso.

De todas manera muchas de las familias que habitaban las villas mencionadas y en las cercanías no acataron tal determinación y emigraron a Cuba o se repartieron por el interior de la isla estableciendo hatos y haciendas en diversos lugares cuyos nombres se conservan todavía como nombres de provincias, de comunes, de ciudades, secciones y parajes de los que forman actualmente la división política dominicana.31 De esta manera, ni se sacó todo el ganado, ni se favoreció de inmediato el comercio exportador de la ciudad de Santo Domingo, ni se impidió que la gente común siguiera haciendo contrabando, en cambio se disgustó definitivamente toda la población de la isla y se favoreció el alzamiento de muchos esclavos negros hacia los montes. También se mantuvieron grupos de alzados negros, blancos y mulatos que se dedicaban a la cacería de reses y a seguir el contacto con los piratas. Se arruinaron docenas de familias de la Banda Norte y se despoblaron las costas septentrionales de la isla dejándolas expuestas libremente a las visitas de los holandeses. Se agudizó la decadencia económica, todas las riquezas ganaderas se perdieron, así como los bienes inmuebles y se destruyeron los ingenios. La mitad de la isla se quedó desabitada motivando años después la división de la isla en dos naciones. Según el censo de 1606 el 56 % de la población se centraba en la capital. Posteriormente entre 1634 y 1672 la emigración se agudiza hacia México y Perú atraídos por el oro. Los piratas y filibusteros tomaron las pequeñas islas al norte como refugio, roban las reses que habían quedado sin dueño y ocupan algunas villas abandonadas del oeste. El resultado de estos hechos es que la zona queda despoblada quedando el terreno libre para la caza de ganado que los franceses realizaban desde la isla Tortuga. Las operaciones militares comerciales y marítimas que estos mantenían desde tan cercana isla, conspiraba contra todos los controles que pudiera tener la corona.

Bibliografía
1. Arranz Márquez, Luis. EMIGRACIóN ESPAñOLA A INDIAS. POBLAMIENTO Y DESPOBLACIÓN ANTILLANOS. Fundación García-Arévalo, Inc. Santo Domingo, 1979 2. Campos Carrasco, Juan M.; Pozo Blázquez, Florentino; /calero Ramos, Blas; Díaz del Olmo, Fernando. LA ISABELA UMBRAL DE AMERICA. Agencia española de Cooperación Internacional y la Dirección de parques. 1992 3. Cassá, Roberto. HISTORIA SOCIAL Y ECONOMICA DE LA REPUBLICA DOMINICANA. Tomo 1. Editora Alfa y Omega. Santo Domingo, R. D. 1996 4. Delgado, Osiris. ARQUITECTURA DE SANTIAGO DE LOS CABALLEROS. Fundación García Arévalo, Inc. Santo Domingo, R. D. 1979 5. Doval, Carlos. EL FUERTE DE LA MAGDALENA. Eme eme, Estudios Dominicanos. Volúmen IX. Num. 53. Marzo/abril, 1981. Santiago de los Caballeros, R. D. 6. De Las Casas, Bartolomé. BREVISIMA RELACION DE LA DESTRUICION DE LAS INDIAS. Ediciones Cátedra, S. A. 1966 7. De las Casas, Fray Bartolomé. HISTORIA DE LAS INDIAS. Ediciones Del Continente, S. A. Florida, USA, 1985. Distribuido por Editora ALFA Y OMEGA
31

Tolentino Rojas, Vicente. HISTORIA DE LA DIVISIÓN TERRITORIAL. 1492-1943. Edición del Gobierno Dominicano. 1944

8. Folleto de Exposición, OBJETOS Y AMBIENTES DE LA CONCEPCIÓN DE LA VEGA. Museo de las casas Reales-Dirección Nacional de Parques. Impresión Fundación Dominicana de Desarrollo. 1980 9. Moya Pons, MANUAL DE HISTORIA DOMINICANA. Caribbean Publishers. Santo Domingo, R. D. 1997. 11ª. Edición 10. Palm, Erwin Walter. LOS MONUMENTOS ARQUITECTÓNICOS DE LA ESPAÑOLA. Sociedad Dominicana de Bibliófilos, Santo domingo, Rep. Dom. 2002 Las Casas. Libro I, Cap. 88 11. Pérez Montás, Eugenio. LA CIUDAD DEL OZAMA, 500 AÑOS DE HISTORIA URBANA. Patronato de la Ciudad Colonial de Santo Domingo. Centro de Altos Estudios Urbanísticos y del Idioma Español. Lunwerg. Editores. Barcelona, España. Primera Edición 1998 12. Puig Ortiz, José Augusto. POR LA VALORIZACIÓN HISTÓRICA DE LAS RUINAS DE LA ISABELA. Editora del Caribe, C. por A. Santo Domingo, R. D. 1973 13. Ramos Demetrio, EL TRASLADO DE LA CIUDAD DE SANTO DOMINGO, EN EL CAMBIO DE SU FUNCION Y DEL REGIMEN SOCIO POLÍTICO. Revista Casas Reales, Número 12, mayo/agosto, 1980. Santo Domingo, R. D. 14. Revista Casas Reales, número 22, PATRIMONIO CULTURAL MUNDIAL. Santo Domingo,. 1994. Santo Domingo, R. D. 15. Tolentino Rojas, Vicente. HISTORIA DE LA DIVISIÓN TERRITORIAL 1492-1943. colección Trujillo. Edición del Gobierno Dominicano. 1944 Velóz Maggiolo, Marcio y Ortega, Elpidio. LA FUNDACIÓN DE LA VILLA DE SANTO DOMINGO. Colección Quinto Centenario,Editora Amigo del Hogar. Santo Domingo, R. D. 1992

2.4 Arquitectura Colonial
Las primeras islas encontradas por los españoles en su famosa hazaña de descubrimiento de tierras desconocidas por el mundo dominado por ellos, tenían un panorama arquitectónico adaptado al clima tropical y de materiales naturales que hacían las construcciones efímeras y marcaron poca o ninguna influencia en la forma de construcción de los españoles, acostumbrados a vivir bajo techos rígidos y muros de piedra. La arquitectura implantada por los nuevos visitantes fue la usada por ellos en su país de origen, arquitectura de clima templado, pero sin adaptarla al clima tropical de las islas del caribe. El estilo implantado, pertenece también al momento histórico en que se produce el encuentro, que en España todavía tenía características medievales. La ciudad de Santo Domingo se desarrolla durante la primera mitad del siglo XVI. Los primeros cincuenta años fueron de riqueza en la colonia ya que esta era el paso obligado de los conquistadores hacia nuevas tierras. Aquí debo hablar de la llegada de los técnicos para trabajar el azúcar después de terminado el oro Una vez encontrado oro en México y Perú

se trasladó el puerto de almacén de la corona para el puerto de la Habana, en que año nuestra isla fue abandonada y los habitantes que en ella quedaron subsistían con pequeñas industrias como la caña de azúcar, pero en condiciones muy precarias. Son esos primeros cincuenta años, el período de mayor crecimiento para la ciudad, se construyeron la mayoría de las edificaciones, muchas de ellas conservan todavía el esplendor de sus primeros años. La mayoría se construyeron de piedra caliza con un alto grado de equilibrio en sus formas, creando un conjunto armonioso de extremada sencillez. Para el estudio de este período dividimos las construcciones en religiosas, civiles, militares e industriales, por ser mas fácil para caracterizar.

2.4.1 Arquitectura Religiosa
Siglo XV
Desde tan temprano como el segundo viaje de Cristóbal Colón la iglesia católica se hizo presente en las nuevas tierras descubiertas. Realmente toda la sociedad medieval estaba dirigida por la iglesia tanto que eran parte del poder político y era de suponer que no se quedarían ausente de tan importante empresa. Es el Papa quien le otorga a España la posesión de las nuevas tierras descubiertas (Bula Intercoetera) para que se extendiera el cristianismo, privilegio que comparte con Portugal. Hacer notar que los reyes se llamaban católicos Desde el segundo viaje de Colón, junto con los encargados de construir la nueva colonia, llegan los primeros sacerdotes. El padre Buil protestó a la corona por las actuaciones de Colón Como era de esperarse de esta sociedad, se le reparten solares a las personas para que hagan sus casas de paja y la casa de Colón y la Iglesia se construyen de piedra, convirtiéndose en la primera iglesia construida por los conquistadores en las nuevas tierras. Las evidencias de esta construcción s encuentran marcadas por algunas piedras de una esquina que La arquitectura religiosa presenta características muy peculiares, ya que por la pobreza que siempre caracterizó esta colonia y la falta de mano de obra calificada para trabajar la piedra, hicieron que las construcciones presentaran una arquitectura ecléctica, en su mayoría con estructuras románicas y detalles góticos, platerescos, moriscos e isabelinos.32 Se encuentran algunas bóvedas de crucería sobre nervaduras, principalmente en la catedral, pero sin la altura y la elegancia del gótico europeo. Del Barroco tenemos muy poco en Santo Domingo, ya que el siglo XVII fue de extrema pobreza en nuestra isla y las labores constructivas muy limitadas, las muestras de este estilo las encontramos durante el siglo XVIII, cuando ya en Europa estaba en decadencia. Quizás esta mezcla de estilos, combinados según los criterios de los alarifes españoles, con nuestros materiales y la escasa mano de obra disponible, hayan conformado la primera arquitectura criolla, con estilos importados, pero ya adaptados a nuestras condiciones económicas.

32

Para un listado de los monumentos religiosos coloniales ver POR LA RUTA RELIGIOSA DE LA CIUDAD COLONIAL. publicado por el Comité Dominicano del ICOMOS

Siglo XVI La Basílica Metropolitana Primera Catedral de América
La Catedral de Santo Domingo, es la primera catedral que se erige en el nuevo mundo, disponiendo su construcción el Obispo Alejandro Geraldini en 1521. Sus trabajos se inician en 1523, finalizado en 1540 aproximadamente, aunque las capillas laterales se terminaron posteriormente. En 1920 fue elevada al rango de Basílica Menor de la Virgen de La Anunciación. La planta consta de tres naves, con ábside poligonal entre contrafuertes y 14 capillas dispuestas a ambos lados de las naves laterales. Cada una de estas capillas posee un diseño diferente, debido quizás al gusto de la persona que la donara o al momento que se edificara. Las columnas cilíndricas soportan las bóvedas de crucería sobre nervaduras, correspondiendo esta estructura al gótico tardío que imperaba en España en esos momentos. La entrada norte posee arco flamígero, mutilado al agregarle años mas tarde la edificación para el consejo eclesiástico, esta puerta pertenece también por su decoración al período gótico. La fachada norte, además del portal, se distingue por la edificación en segunda planta que le fue agregada y por una serie de arcos en donde se distingue un arco tranquil que aporta interés al monumento. La entrada sur, igual que toda esta fachada es muy simple, presentando solamente los huecos y llenos de una forma desorganizada. Por el contrario la fachada oeste, o entrada principal ostenta una rica decoración plateresca, con arcos abocinados y parteluz. En la parte superior presenta relieves de grecas y el busto de una diosa griega. A ambos lados de la puerta se encuentran sendos nichos con ménsulas y doseletes, donde se colocaron esculturas de santos en su última restauración en la década del 80, las originales se suponen se perdieron durante la estancia de Francis Drake en 1586, quien se estableció en la catedral mientras estuvo en la isla. El águila bicéfala, símbolo de la corona española, fue colocada también en esos momentos. En el interior podemos apreciar diferentes detalles atractivos, entre ellos el arco de herradura que se encuentra en lo alto del ábside y el coro de querubines tallados en piedra debajo del coro alto sobre el dintel de la puerta sur.33 Para poder estudiar las construcciones religiosas de Santo Domingo la dividiremos según su origen.34

Iglesias de Órdenes Religiosas y Universidades Monasterio de San Francisco.

33

Una descripción completa de la catedral y sus capillas la pueden encontrar en Brusiloff, Carmenchu y Biaggi, Juan Alfredo. SANTO DOMINGO. Publicación del Instituto Cultural Dominico Americano. 34 Para obtener una descripción completa de cada edificación religiosa, consultar Ugarte, Maria. IGLESIAS, CAPILLAS Y ERMITAS COLONIALES. Colección Banreservas, Serie Historia, Volumen 1. 1995

Localizada en las afueras de la ciudad en un alto, desde donde se puede apreciar tanto la ciudad como el mar, comienza su construcción desde 1502 por los frailes de la Orden de San Francisco que habían llegado con Ovando. En 1543 el maestro Rodrigo de Liendo da inicio a las obras en piedra, concluida finalmente, luego de muchos contratiempos en 1664. Se construye la iglesia, el convento y la capilla de la tercera orden alrededor del patio que sirve de claustro a los monjes. La obra que ha llegado a la actualidad corresponde a las modificaciones que se le hicieron en 1772. A principios del siglo XIX sus bóvedas colapsaron convirtiéndose en ruinas y sus piedras se utilizaron para diversas obras en la ciudad. En la década de 1970 las ruinas fueron consolidadas por el Arquitecto Víctor Bisonó.

Convento de los Dominicos.
Los frailes dominicos llegan a La Española en 1510, y terminan el templo en 1535. Posteriormente desarrollan un conjunto, alrededor del atrio, compuesto por convento, templo, la capilla de la Tercera Orden y la obra donde se alojó la primera Universidad de América, cuyas ruinas fueron demolidas en 1895 para abrir la calle Macorís y peatonizada a partir de 1971.la Santo Tomas de Aquino. En 1746 la iglesia recibió modificaciones importantes ya que su estructura se encontraba muy deteriorada a causa de los frecuentes terremotos y ciclones que azotan nuestra isla. La Capilla del Rosario, segunda del lado sur, se distingue como trabajo excepcional de talla. Edificada a mediados del siglo XVII, posee portal plateresco tardío que permite la entrada a una de las capillas mas interesantes de nuestra isla. En su bóveda tallada en piedra, se encuentran representaciones astrológicas con el sol como centro y en los alrededores cuatro figuras mitológicas con los doce signos del zodiaco, esta ha sido catalogada por Palm como “única en Hispanoamérica” y también la considera “excepcional incluso en el arte religioso de la metrópoli después de la contrarreforma”(pag.143 Opus citada). Estas figuras mitológicas han sido interpretadas por el cristianismo como Jesucristo (el sol) rodeado de los cuatro evangelistas, (las figuras mitológicas) y los doce apóstoles (los signos del zodiaco). En los trabajos de 1746 se confirman modificaciones realizadas a la fachada medieval agregándole decoraciones y tallas que combinan el rojo del ladrillo con el blanco de la piedra, además de pinturas y relieves donde se consigue movimiento y variedad, claras influencias barrocas, algo tímidas como se manifestaron en La Española. Los detalles dividen en dos la fachada por medio de una gruesa cornisa, destacándose en el primer cuerpo, el portal de entrada con arco de medio punto apuntado donde se conservaron los mosaicos del siglo XVI de las enjutas. La última intervención a este monumento fue realizada en 1976 después que un sismo en 1971, le causara serios daños a la estructura. Trabajó un equipo interdisciplinario: Arquitecto Conservador, César Iván Feris Iglesias; Ingeniero Estructuralista Alfredo Ricart Nouel; Historiador Padre Vicente Rubio, de la Orden de Predicadores; y Arqueólogo, Ingeniero Elpidio Ortega.

Iglesia de las Mercedes.

Iglesia conventual, construida entre 1527 y 1555 cuya autoría se le atribuye al maestro Rodrigo de Liendo, llamada también Iglesia de la Madre de Dios. Ha sido intervenida en varias ocasiones ya que su estructura ha sufrido grandes daños a través del tiempo. En 1635 el maestro Pedro Portillo construyó las bóvedas que posee actualmente, después que las originales colapsaran. Una nueva reparación se registra en 1678, esta ves por el maestro Pedro de la Rosa.

Capilla de la Soledad
Esta capilla forma parte del monasterio mercedario, aunque perdió su destino religioso desde el siglo XIX.

Iglesia y convento de Santa Clara
Las monjas de Santa Clara llegan a la colonia en el año 1552, aunque su convento data del siglo XVII, recibiendo modificaciones mayores en 1650 y en 1673 y abandonado finalmente en 1796 como consecuencia de la salida de las órdenes religiosas de la colonia cuando pasó a ser territorio francés. En 1873, el monasterio, en ruinas, le fue entregado a las hermanas de la Caridad del Cardenal Sancha, quienes lo restauraron y lo ocupan hasta la actualidad donde operan un Colegio. La última restauración a que fue sometida estuvo a cargo del arquitecto Erwin Cott en la década de 1970.

Iglesias parroquiales y Ermitas Ermita del Rosario.
La capilla de Nuestra Señora del Rosario se encuentra ubicada en la margen oriental del Río Ozama, sobre un farallón, lo que hace posible apreciarla desde la ciudad colonial y el muelle turístico. Por muchos años se consideró una de las primeras construcciones del Santo Domingo fundado por Bartolomé Colón. Sin embargo, estudios mas recientes han demostrado que, aunque la ermita ya estaba construida para 1544, su origen no corresponde a ese primer asentamiento de finales del siglo XV, sino que su construcción es posterior a la llegada de la Orden de los Dominicos en 1510, debido a que la Virgen del Rosario, a quien está dedicada la capilla, es patrona de los Dominicos. La capilla estuvo abandonada desde finales del siglo XVIII y por muchos años estuvo en ruinas. Recientemente ha tenido varias restauraciones, una antes de 1943, otra en la década de 1970 que estuvo a cargo del Ing. José Ramón Báez López-Penha y fue reparada nuevamente en el año de 1996. Actualmente se alquila para actividades sociales.

Ermita de la virgen de Los Remedios.
La capilla de Nuestra Señora de los Remedios construida por don Francisco Dávila dentro de los terrenos de su mayorazgo, sirvió como capilla particular de varias familias

distinguidas durante la colonia. En 1853 la capilla sufrió danos graves a causa de una descarga eléctrica y en 1882 se encontraba en ruinas, reconstruyéndose y bendecida nuevamente en 1884. En 1930 sufrió nuevos daños durante el ciclón de San Zenón. En la década de 1970 fue restaurada nuevamente donde se le reconstruye el lado sur de la planta dedicándose en la actualidad a diversas actividades culturales, formando parte del Centro de Altos Estudios Humanísticos y del Idioma Español. Los trabajos de restauración realizados en la década del 1970 han estado a cargo del Arq. Guillermo Santoni.

Iglesia de Santa Bárbara.
Localizada en el antiguo barrio de los canteros, al noreste de la ciudad, no se ha podido precisar la fecha de construcción, aunque algunos datos la sitúan a finales del siglo XVI. Durante el terremoto de 1751 su estructura se afectó considerablemente y hubo que reconstruirla. Se amplió por el lado de la sacristía, se agregaron algunas capillas y se modificó la fachada principal como se conserva hasta nuestros días.El arquitecto Estaban Prieto Vicioso se desempeña actualmente como conservador de la iglesia.

Ermita de San Antón.
Esta ermita se encuentra al norte del monasterio de San Francisco, está en las crónicas desde el siglo XVI aunque no se habla mucho de ella. Estaba en ruinas y fue reconstruida completamente en la década de 1970 con fotografías antiguas que se conservan.

SIGLO XVII
Este siglo se caracteriza por la extrema pobreza de la isla y se registra poca actividad constructiva en las iglesias, solamente se registra la intervención que se hizo a la Iglesia del convento de las Mercedes, después que se derrumbara su techo en 1635 cuando se construyeron las bóvedas que ostenta actualmente y los portales. También se termina el imafronte de la Iglesia del Convento de San Francisco y en los Dominicos se comienza la capilla del Rosario.

SIGLO XVIII
Iglesia del convento de Regina Angelorum.
Esta perteneció al monasterio de Santa Catalina de Siena de las monjas dominicas que llegaron a la Española en 1560. La iglesia y el monasterio han tenido una larga historia de construcciones, determinándose que la actual data de 1722.

Capilla de la Orden Terciaria Dominica
Como parte del conjunto dominico (templo, convento y universidad) esta capilla fue construida en 1749. Se integra al conjunto a través de la fachada que, al igual que la iglesia,

presenta decoraciones de pilastras en ladrillo con cuadros rehundidos a ambos lados del portal de entrada. Esta termina con el perfil de la bóveda de medio cañón, sobre el cual se alza una espadaña que según Palm “pone el acento dieciochesco” a la misma.

Iglesia de la Compañía de Jesús
La compañía de Jesús llega por primera ves a La Española en 1648 asignándole la administración del Colegio de Gorjón en 1701. Su convento e iglesia están terminados para 1755, desalojados en 1772 como consecuencia de la orden de expulsión de los dominicos españoles emitida por la Corona. En esos momentos la iglesia pierde su carácter religioso, asignándole diferentes usos a través del tiempo. La última restauración terminada en 1961 la convirtió en Panteón Nacional, donde tienen sepultura figuras insignes de nuestra historia. Durante el proceso de restauración se modificó el criterio original de penumbra interior con la incorporación de un gran hueco en el testero. Se completó el segundo cuerpo de la fachada con una cornisa y se agregó un frontón al campanario. El escudo dominicano, tallado en piedra, se colocó en el lugar que posiblemente hubiera estado el escudo jesuita. Los interiores fueron acondicionados para alojar las tumbas de nuestros personajes insignes, completando la obra con el mural que cubre la bóveda del prebisterio del pintor español Rafael Pellicer.

Siglo XVIII Iglesias parroquiales Iglesia de San Miguel
Esta se comienza a mencionar en la historia como un edificio bien tratado desde 1740, fue destruida durante el terremoto de 1751 y reconstruida de nuevo en 1765. Los trabajos de restauración en la década de 1970 estuvieron a cargo del arquitecto Roberto Berges Febles

Iglesia de Nuestra Señora del Carmen
Construida después de 1615, fue ampliada en 1729 completando el conjunto que se observa en la actualidad.

Iglesia de San Carlos
La villa de San Carlos es el resultado de un programa de repoblación de la isla puesto en práctica por la corona a fines del siglo XVII. Por su ubicación en un alto de la ciudad desde donde se pueden visualizar puntos militares. La iglesia del asentamiento tuvo problemas para su aprobación, consiguiendo finalmente el permiso para su terminación en 1749, por lo que se considera concluida después de esta fecha.

Iglesia de Los Mina
El poblado de San Lorenzo de los Mina fue fundado entre 1677 y 1678 varias leguas al norte de la ciudad de Santo Domingo con esclavos fugitivos de la parte francesa de la isla. La iglesia se construyó en tapia después de 1788 y esté localizada al borde de un acantilado que domina la vista del río Ozama. En 1970 solamente quedaban sus muros,

aunque todavía se oficiaba culto en una construcción provisional que fue levantada en su interior. En esos momentos se procedió a su restauración por la Comisión de Monumentos.

El siguiente es un listado de los MONUMENTOS RELIGIOSOS de la zona Colonial de Santo Domingo, acompañado de un plano de ubicación de los mismos, publicado por El Consejo Nacional de Monumentos y Sitios (ICOMOS)
1. CAPILLA DEL HOSPITAL DE SAN ANDRÉS Arz. Nouel esq. Sánchez Plazoleta del Carmen La capilla de San Andrés está estrechamente vinculada al Hospital del mismo nombre. Su construcción se inicia en 1562, por el Deán Duque de Rivera Un retablo barroco de singular belleza conduce la atención hacia el altar mayor. Se estima que fue hecho a finales del siguió XVII y que al igual que el de la Santa Reliquia de la Catedral, fueron de fabricación local. 2. IGLESIA DE NÜESTA SEÑORA DEL CARMEN. Arz. Nouel esq Sánchez Es uno de los templos más pequeños de la Ciudad Colonial de Santo Domingo Debe su fama religiosa más al Jesús Nazareno que a la virgen bajo cuya advocación fue fundada Su construcción fue iniciativa de una cofradía que en principio se llamó de los Remedios del Carmen y que luego agregó a esta designación el nombre de Jesús Nazareno. 3. IGLESIA DEL CONVENTO REGINA ANGELORUM Padre Billini esq. José Reyes Ejemplo de sólida construcción. Su realización data del siglo XVIII. Estuvo a cargo de la Orden de las Hermanas Dominicas, quienes permanecieron en el país hasta principios del siglo XIX. La Iglesia es de base rectangular, tiene una cúpula central y exhibe grandes contrafuertes. La fachada principal, hecha en piedra de sillería, es de un estilo plateresco matizado con elementos barrocos. 4. CAPILLA DE LA TERCERA ORDEN DE LOS DOMINICOS. Padre Billini esq Duarte Construida en 1729, la vieja capilla que perteneció a la Orden Tercera de los Dominicos, hasta hace menos de un siglo formaba parte del conjunto arquitectónico integrado por la Iglesia, el Convento y el edificio de la Universidad Santo Tomás de Aquino. La fachada del templo es de estilo barroco muy sobrio y sencillo. Dos pares de pilastras de ladrillos enmarcan la puerta de entrada, sobre la cual aparece en relieve el escudo de la Orden de Predicadores. El templo es de una sola nave con tres capillas laterales, techado por una

bóveda de cañón en ladrillos de excelente calidad. 5. IMPERIAL CONVENTO DE SANTO DOMINGO Padre Billini esq. Hostos Es el primer convento que la Orden de Predicadores construye en América a principios del siglo XVI. Ostentando ser la iglesia más antigua que aún se mantiene en pie y en uso en el continente. La construcción de la iglesia se inició en el primer tercio del siglo XVI. El templo es de una planta de cruz latina Las bóvedas del ábside y crucero son nervadas, siguiendo el estilo gótico tardío español, en tanto la nave principal queda cubierta por una bóveda de cañón. Tiene 5 capillas laterales, siendo la más importante la Capilla del Rosario, de gran profusión ornamental de corte plateresco. Este convento fue sede de la Universidad de Santo Domingo, Primada de América, fundada en 1538. 6. IGLESIA DEL CONVENTO DE SANTA CLARA Padre Billini esq. Isabel La Católica Iglesia-Convento cuya construcción se remonta al tercer cuarto del siglo XVI. originalmente dedicada a la advocación de Santa Ana. Fueron las monjas de Santa Clara las fundadoras de este monasterio hasta que en 1796 emigran a La Habana.

7. CATEDRAL METROPOLITANA SANTA MARÍA DE LA ENCARNACIÓN, PRIMADA DE AMÉRICA. Arz. Merino esq Arz Nouel Parque Colón ''Lunes a Sábado 9:00 a.m. a 4:30 p.m.)” Su construcción formal se inicia en marzo del 1523, bajo la prelacía del Obispo Geraldini. Hacia el año 1541. se da por terminada la construcción de la misma El 12 de febrero de 1546 fue erigida "Catedral Metropolitana y Primada de Indias" por el Santo Padre Paulo III a petición de Carlos V. Se caracteriza por la solidez de sus muros, donde predominan los llenos sobre los vanos. Entre los elementos más hermosos están sus tres portadas, dos de ellas góticas y la principal plateresca. En la fachada norte se pueden observar las almenas y logia Albergó las cenizas del Gran Almirante Don Cristóbal Colón, las cuales reposan definitivamente en el Faro a Colón. 8. IGLESIA DE LA COMPAÑÍA DE JESÚS (PANTEÓN NACIONAL) Las Damas - Plaza María de Toledo. (Lunes a Domingo 9:00 a.m. a 5:00 p.m.) Imponente monumento arquitectónico que hoy se constituye en Panteón Nacional y que fuera originalmente la Iglesia de los jesuistas La construcción del templo data de principios del siglo XVIII. Desde 1792 a 1796 albergó el Seminario de San

Fernando y desde 1860 sirvió de teatro a los independentistas. Fue restaurado en el año de 1950. 9. CAPILLA DE NUESTA SEÑORA DE LOS REMEDIOS Las Damas esq. Mercedes Plazoleta del Reloj del Sol Fue construida en el siglo XVI por la familia Dávila junto a su morada, a modo de capilla privada y panteón familiar. Presenta una fachada con doble arco rebajado que se repite en el interior. Una cruz sencilla corona la espadaña, con tres arcos en dos. En los cuales existen sendas campanas. En el interior, su única nave está cubierta por bóveda de medio cañón y tiene en los muros laterales elegantes arquerías. 10. CAPILLA DE NUESTRA SEÑORA DEL ROSARIO Margen Oriental del Rio Ozama A medicados del siglo XVI. ya en 1544, traites dominicos ofrecían en ella los servicios religiosos. Está situada en lo alto del acantilado de la margen oriental del río Ozama. La ermita es de una sola nave. con techo a dos aguas, apoyado en dos arcos transversales de ladrillo y aparejo de vigas de madera. 11. IGLESIA DE SANTA BARBARA Isabel La Católica esq. Av. España

Fue construida a finales del siglo XVI y en el ano de 1591 un ciclón la derribó hasta sus cimientos. Su reconstrucción fue motivo de nuevas solicitudes a la corte. El templo tiene ocho capillas, abiertas en diferentes épocas y el traspresbiterio fue un anexo construido en el siglo XVIII. 12. ERMITA DE SAN ANTÓN Vicente Celestino Duarte esq. Hostos - Plaza de San Antón El barrio de San Antón debió quedar establecido definitivamente cuando se hizo la Ermita de San Antón, cuyo nombre hace referencia al culto de San Antonio Abad y del cual el barrio toma su nombre. Su origen se remonta a los inicios de la ciudad antigua de Santo Domingo, fundada y planificada por Ovando a partir del año 1502. La Ermita, incendiada por Drake a finales del siglo XVI y destruida por el ciclón de San Zenón en 1930. ha sido reconstruida. 13. MONATERIO DE SAN FRANCISCO Hostos esq. Emiliano Tejera En 1502 llegaron a Santo Domingo, junto con e) gobernador Nicolás de Ovando, los Frailes Franciscanos. Tres años después se da inicio a la construcción de la iglesia. Construido sobre un alto que domina la ciudad, el Convento de San Francisco ofrece a la vista un

aspecto de grandiosidad y fuerza. Aún en ruinas, permite percibir sus distintas dependencias: la iglesia, el convento y la capilla de la tercera orden. 14. IGLESIA DE NUESTRA SEÑORA DE LA ALTAGRACIA Hostos esq Mercedes Los orígenes de esta iglesia están íntimamente ligados al Hospital San Nicolás de Bari. La capilla originalmente fue construida en piedra, al mismo tiempo que el Hospital, terminándose primero por sus reducidas dimensiones. Es una construcción de techo abovedado con nervaduras góticas. En el año de 1912. la pequeña obra fue parcialmente destruida y sobre los mismos escombros se inició la construcción del templo de la Altagracia. El 16 de agosto de 1922. con la fiesta de la coronación de la Virgen de la Altagracia. fue inaugurado el templo que hoy conocemos El estilo arquitectónico de la obra corresponde a un híbrido entre el antiguo gótico y bizantino. 15. IGLESIA Y HOSPITAL DE SAN NICOLÁS DE BARI Mostos esq. Luperón Construido por mandato del Comendador Ovando a partir de 1502. Anexo al templo, se hizo construir el Hospital de San Nicolás, primero de América. En el siglo XVIII éste decae.

16. CONVENTO DE MERCEDES Mercedes esq. José Reyes

LAS

La iglesia fue construida en el período comprendido entre 15271555. El Conjunto de la Iglesia y el Convento se llamó originalmente de la Madre de Dios. Los terremotos de 1673 y 1684 ocasionaron considerables daños a la estructura. Es en 1746 cuando se construye la bóveda de cañón en ladrillo y probablemente el arco bajo el coro, también en ladrillos. Actualmente se realizan los trabajos de restauración del claustro y patio del convento. 17. CAPILLA DE LA SOLEDAD Calle Mercedes - Atrio Convento de Las Mercedes La Capilla de la Soledad, construida en el siglo XVIII, sirvió como iglesia en el 1673 cuando a la Iglesia de las Mercedes se le hacían trabajos de reparación. También se le llamó la Capilla de Nuestra Señora de los Dolores y de la Cofradía "Escuela de Cristo". Hasta hace poco tiempo fue sede de la Academia Dominicana de la Historia. 18. IGLESIA DE SAN MIGUEL José Reyes esq. Juan Isidro Pérez Desde 1650 se menciona la ermita de San Miguel, figurando entre los edificios casi enteramente destruidos por el terremoto de 1751 En

1765 fue objeto de una reconstrucción al instituirse como ayuda de parroquia de la ciudad en proceso de expansión. El templo es de una sola nave. con tres tramos y ábside poligonal, cubierta con bóveda de cañón sobre arcos torales. Al exterior, dos portadas de factura muy sencilla, obviamente del siglo XVIII, muestran un tímido intento de estilo barroco. 19. IGLESIA Y HOSPITAL DE SAN LÁZARO Santomé esq. Juan Isidro Pérez Sobre una de las elevaciones del norte de la ciudad intramuros, se levanta el conjunto arquitectónico Iglesia y Hospital San Lázaro. La planta de la Iglesia es de una sola nave. cubierta con bóveda de medio cañón y ábside poligonal, de cinco lados. Tiene una capilla lateral gótica adosada en el muro oeste, hecha en la segunda mitad del siglo XVI. El Hospital, de construcción posterior, fue edificado para leprosos y enfermos contagiosos.

2.5

Arquitectura Militar

La ciudad de Santo Domingo fue una ciudad concebida originalmente sin murallas, ya que en los momentos de su traslado en 1502 los posibles atacantes eran los nativos y el mismo Ovando se encargó de consolidar la supremacía de los españoles sobre ellos a base de exterminios en masa. Pero el oro que se extraía de América no era atractivo solamente para los españoles, sino que otras potencias europeas como Inglaterra, Francia y Holanda, quienes decidieron intervenir también en las nuevas tierras encontradas, comenzaron a saquear los barcos con mercancías que regresaban a España y a asentarse en las pequeñas islas del Caribe, que al no tener oro, fueron abandonadas por los Españoles. La isla de Santo Domingo, era también un punto de atracción para los llamados corsarios (ladrones de mar al servicio de una potencia) y la necesidad de proteger la ciudad se evidenció muy prontamente. A pesar de los ruegos de los gobernantes de la isla por varios años, no es hasta el 5 de agosto de 1543 que se inician los trabajos de la muralla de Santo Domingo estando de presidente de la Real Audiencia, Alonzo de Fuenmayor. El trazado de la muralla se encargó a Rodrigo de Liendo y fue comenzado por el lado este de la ciudad.

La Torre del Homenaje
La Primera construcción militar ordenada por Ovando es la Torre del Homenaje, en la margen derecha del río Ozama. Su diseño y construcción se atribuye a Juan de Rabé, terminada ya para 1507. El edificio principal consta de la torre de 18,5 m de alto un cuerpo cuadrado de tres pisos, rematados con almenas, cuyos anchos muros soportan los entrepisos abovedados. Las aspilleras fueron reconstruidas, según su forma original, durante la década de 1970, puesto que habían sido demolidas para colocar huecos de ventanas, por necesidades del uso, ya que este recinto conservó su función militar hasta que se convirtió en museo después de su restauración. Aledaños a la torre en su parte posterior, hay una edificación de dos plantas con tres habitaciones cada una, en su interior se supone que había una escalera de caracol en madera, que también fue reconstruida. La escalera en piedra del exterior es posterior a su construcción aunque no se sabe la fecha exacta. La entrada principal se encuentra en el lado norte, por donde se da acceso también a la casa del alcaide, que es una edificación en la segunda planta. El busto que se encuentra a la entrada es el del cronista aventurero Gonzalo Fernández de Oviedo quien ocupó el puesto de alcaide desde 1533 hasta que murió en 1557. Entre sus muros este escribió La Historia General y Natural de Indias. En el patio de la fortaleza se encuentra un aljibe y el polvorín original, que fue sustituido en el siglo XVIII por otra edificación, afuera en el lado derecho. Esta edificación rectangular posee muros de sillería de 3 m de espesor, con una única entrada sobre la cual se encuentra una hornacina con una imagen de Santa Bárbara. Rodea la fortaleza en su lado sur y este una muralla de hormigón construida por orden de Trujillo y realizada por el ing. Benítez Risha, ya que era de interés del dictador, presentar una imagen de fortaleza a los barcos que nos visitaran, considerando que la fortaleza no presentaba por si sola un signo de poder.

28

Frente Oeste
En 1568 estaban edificados El Fuerte de San Gil, polígono de 5 lados que se desplomó el 29 de mayo de 1887 por efecto de las olas, al cual se ha reconstruido nuevamente (enfrente del monumento a la Reconstrucción Financiera.35 La Puerta de la Misericordia, (lamada Puerta de la Sabana) que debió tener una forma semieliptica de 30 varas de diámetro. Esta fue tapiada por los franceses en 1808, abierta de nuevo en 1886 para comunicarse con el nuevo barrio de Ciudad Nueva. El nombre de Puerta de la Misericordia se le asigna en 1842, después de un terremoto, cuando se erigió una ermita en su vecindad con ese nombre. La Puerta del Conde, llamada en ese momento Puerta Cerrada. Esta se abre en el momento que el Conde de Peñalba (Don Bernardino de Meneses y Bracamonte) capitán General de la Española la convierte en baluarte para conmemorar la victoria de los españoles contra las fuerzas navales inglesas en mayo de 1655. Existe un pequeño torreón, que quedó oculto entre las viviendas que se colocaron encima de la muralla este, el Torreón de Santiago, que al encontrarse en un patio, actualmente está en muy malas condiciones. Esta muralla llegaba solamente hasta la puerta de Lemba. La arquitectura militar, también estuvo influenciada en el siglo XVI por los conceptos medievales de defensa europeos. De este siglo tenemos La Fortaleza Ozama y las porciones este y oeste de la muralla de Santo Domingo. Los tramos norte y sur, están construidas según las formas de construcción de defensa militar que el renacimiento impone, ya que fueron construidas en el siglo XVII.36,37,38

Frente Norte
Debido a la pobreza de la colonia la construcción de la muralla se paraliza y es comenzada nuevamente en 1678, es decir 125 años después que se iniciara, cuando se construyen la muralla y los baluartes del frente norte. El diseño y trazado se deben a Juan Bautista Ruggero en 1672, dejando de lado un diseño que hiciera en 1589 un arq. Italiano especializado en fortificaciones. Siete baluartes de planta pentagonal y una batería de esquina se levantaron,1. La Concepción, 2. La Caridad, 3. San Lázaro, 4. San Miguel, 5. San Francisco, 6. San Antón, 7. Santa Bárbara y la Batería del Angulo. Estos baluartes se pueden apreciar si damos un paseo por la calle Restauración, entre cuyas casas como parte de sus muros, se encuentran los restos de la muralla norte. El Baluarte de la Misericordia en su parte baja sirvió de estación principal de un tranvía urbano inaugurado el 27 de febrero de 1884 y destruido por un incendio en 1904. La muralla norte arrancaba desde el mismo Baluarte de la Concepción, mutilada en 1884 para dar paso a la calle Palo Hincado. La Base de la garita del Baluarte de la Caridad se puede apreciar desde el patio de una tienda de regalos de la Avenida Mella. De San Lázaro está restaurada la
35

Llamado popularmente Obelisco Hembra, este conmemora la cancelación total de la deuda externa de la República Dominicana con los Estados Unidos en 1947. Siete años antes, en 1940, se había firmado el tratado Trujillo-Hull. Fue diseñado por el Arq. Tomás Auñón 36 Para un listado de la arquitectura militar de la colonia ver POR LA RUTA MILITAR DE LA CIUDAD COLONIAL, publicado por el Comité Dominicano del Icomós.
37 38

Caro Alvarez, José A. LAS MURALLAS DE SANTO DOMINGO. Graficas Martin. Madrid 1973 Ugarte, María . EL CARIBE, 11 de nov. 1978,pag. 12., 25 de nov. 1978

29

plataforma de tiro y los merlones, pero por estar inserto entre las viviendas y las calles, no se pudo restaurar la rampa de acceso. En el Proyecto de apartamentos de Jobo Bonito, el arquitecto Anselmo Brache encontró los cimientos de la muralla y acondicionó su proyecto para respetarlas y construyó puentes peatonales sobre estas para cruzar a los apartamentos. El Baluarte de San Miguel está totalmente liberado, en ruinas y lleno de basura. Los cimientos de San Francisco fueron encontrados en el patio de la tienda La Sirena de la avenida Mella y encima se edificó la actual tienda, dejando un piso transparente por donde se pueden apreciar estos viejos cimientos. El Baluarte de San Antón está restaurado ahora, sobre este se había edificado un Templo Masónico de hormigón en 1922. La muralla desde este hasta la calle Arzobispo Meriño se levantó sobre sus cimientos recientemente. El Baluarte de Santa Bárbara, que se encuentra detrás de la Iglesia, también fue objeto de restauración al igual que la Batería del Angulo o Fuerte de la Carena, que termina el tramo norte de las murallas.

Frente Este
El tramo este, edificado en el siglo XVI comienza en la Puerta de la Atarazana, continua con las baterías colocadas en la casa del almirante Don Diego Colón. La Puerta de San Diego, edificada en 1576, era la puerta principal de la ciudad por donde desembarcaban todas las flotas que llegaban, por esta razón tenía el escudo de la ciudad, que fue colocado de nuevo durante su reciente restauración. El Fuerte de San Diego, también fue reconstruido, este se había terminado en 1583 y se destruyó en 1886. A esto sigue un muro construido en la elevación del terreno que pasa frente a las Casas Reales y por detrás de la Iglesia de los Remedios. Detrás de la Casa de Los Dávila se encuentra el Fuerte de Coca ó El Invencible, también llamado San Alberto, este fue construido en el siglo XVII.

Frente Sur
Entre la fortaleza Ozama y el baluarte de San Gil, los arrecifes funcionaban como muralla y se levantaba un parapeto de cuatro pies de altura, de estos se restauró el Fuerte de San José, se restauraron la plataforma de tiro y los merlones, ya que estos habían sido mutilados para permitir la visibilidad cuando el fuerte se usó para dirigir los barcos que entraban al puerto. También en este se encontraron los cimientos de un faro de hierro que fue adquirido por Buenaventura Báez en 1853. Sobre el Fuerte de San Fernando existe una construcción en hormigón perteneciente a una naviera.

Fortaleza de San Felipe. 1564-1577 (Puerto Plata)
Esta tiene planta cuadrangular con un torreón central circular de 80 pies de diámetro. En los ángulos del frente posee sendas torres almenadas y en los de frente al mar dos garitas. El torreón central está rodeado de un foso, actualmente seco, con piedras coralinas como fondo, que se cruza por un puente de madera que originalmente era levadizo. Esta fue abandonada en el momento de la devastación de Puerto Plata en 1605 y vuelta a acondicionar en el momento de la repoblación del siglo XVIII.

El siguiente es un listado de los MONUMENTOS MILITARES de la zona Colonial de Santo Domingo, acompañado de un plano de ubicación de los mismos publicado por El Consejo Nacional de Monumentos y Sitios (ICOMOS)
30

LAS MURALLAS DE SANTO DOMINGO La Fortaleza de Santo Domingo se inició en 1503 con la construcción de su torre que protegía la entrada al puerto y desembarcadero Las murallas de Santo Domingo, hoy parcialmente restauradas, fueron iniciadas en 1543 bajo la dirección del maestro mayor de la arquitectura de la ciudad, Rodrigo de Liendo. Más allá de la zona amurallada fueron construidos el Castillo de San Gerónimo (siglo XVIII) y el Fuerte de Haina (siglo XVII) con el propósito de que sirviesen como puntos defensivos de los lugares de desembarco cercanos a la ciudad. A lo largo de toda la extensión de la muralla se erigieron unas 20 estaciones de defensa, seis de ellas como puertas defensivas de entrada y salida de la ciudad y las otras como fuertes o baluartes cuya función estaba reservada sólo al servicio militar. 1. FORTALEZA DE SANTO DOMINGO Calle Las Damas (Lunes a Sábado 9:00 a.m. a 7:00 p.m; Domingos 10:00 a.m. a 3:00 p.m.) Es el más importante monumento militar de la Ciudad Colonial de Santo Domingo. El recinto de esta fortaleza está formado por varios edificios,

entre ellos: La Torre, El Polvorín, El Fuerte de Santiago, la Plataforma de Tiro, la Puerta de Carlos III y Las Viejas y Nuevas Murallas La Torre, construcción iniciada en 1503, es la edificación de mayor importancia en el conjunto. La Puerta de Carlos III fue construida durante las reformas del siglo XVIII.

2. FUERTE DE SAN JOSÉ Paseo Pte. Billini esq. 19 de Marzo Llamado también "Nuevo" y "Del Estudio", formaba parte de las construcciones que servían de defensa y amurallado, por su parte meridional, a la Ciudad Primada de Santo Domingo. Construido durante el último tercio del siglo XVII. posee una planta rectangular, con una cara y dos flancos. En ambos extremos hay dos garitas redondas con aspilleras. 3. FUERTE DE SAN GIL Av. George Washington esq. Palo Hincado Erigido con su mitad izquierda hacia el mar, este baluarte está constituido por un polígono de tres lados y dos caras. Es el inició de la línea de defensa de tierra al oeste de la ciudad y protegía además la playa localizada a sus pies.

4. PUERTA DE LA MISERICORDIA Palo Hincado esq. Arz. Portes 31

Originalmente llamada de la Sabana o Puerta Grande, fue la primera puerta de la ciudad de Santo Domingo Su diseño y construcción los realiza el maestro mayor Rodrigo de Liendo en 1543. Excavaciones arqueológicas realizadas durante su consolidación en 1980 descubrieron los cimientos de dos fortines semi -elípticos que la flanqueaban. La Puerta de la Misericordia corresponde a un esquema medieval de puerta fortificada. 5. FUERTE SANTIAGO DE

defensa de la Ciudad que (levó a cabo Don Bernardino de Meneses Bracamonte y Zapata, Conde de Peñalba, cuando se produjo la invasión inglesa en 1655. Ella fue teatro de los primeros actos de independencia de la República. Sirvió hasta años recientes como "Altar de la Patria". 7. FUERTE DE CONCEPCIÓN Palo Hincado esq. Mercedes LA

Palo Hincado No. 60 (traspatio) Aún existen algunos restos dentro de los inmuebles construidos en el siglo XX, a los cuales ha sido integrado. Se conserva el polvorín, con techo de bóveda de piedra. De forma rectangular, era capaz de contener tres cañones. 6. PUERTA DEL CONDE Palo Hincado esq. Conde Originalmente llamado "Bastión de San Genaro", es un edificio militar que presenta dos cubos macizos con una bóveda de piedra a entre ambos. Completan la instalación militar un paño de la muralla, de un foso en forma triangular, orientado hacia el oeste y varias garitas. La puerta servía de entrada y salida de la ciudad. A mediados del siglo XVIII, la puerta, que permanecía cerrada, fue abierta. El nombre de "Puerta del Conde" hace honor y reconocimiento a la

Con el Fuerte de la Concepción se reinician, en 1678, los trabajos de construcción de las fortificaciones de la ciudad, según el diseño realizado en 1672 por el ingeniero militar italiano al servicio del Rey de España J.B. Ruggero. Su construcción es en sillares de piedra caliza hasta la altura del cordón, con cañoneras y parapetos no en tapia, amplia rampa central de acceso, terraplén en caliche estabilizado, gradas para la infantería y garita.

8. FUERTE DE LA CARIDAD Juan Isidro Pérez No. 215 y 217 (traspatio) Forma parte del tramo norte de la muralla, construido a finales del siglo XVII Aún en ruinas, se encuentra oculto detrás de unos inmuebles. Tiene planta de cinco lados, con capacidad para cuatro piezas de artillería y posee una garita en el vértice de las dos caras.

32

9. FUERTE DE SAN LÁZARO Juan Isidro Pérez entre Santomé y José Reyes. Construido a finales del siglo XVII, con una estructura de planta pentagonal, situado en la parte norte del recinto amurallado, es quizás el único fuerte que presenta doble rampa Aparecen vestigios de que tenía una tronera o cañonera en sus flancos y caras. Actualmente en proceso de restauración es uno de los fuertes que se conserva en su casi totalidad a pesar de que estuvo ocupado durante años por viviendas adosadas y sobre él. 10. FUERTE DE SAN MIGUEL Juan Isidro Pérez esq. José Reyes Ubicado frente a la iglesia del mismo nombre. Construido en siglo XVII, se encuentra en ruinas y sólo de él se conservan los muros correspondientes al flanco izquierdo y cara izquierda. 11. FUERTE DE SAN FRANCISCO 'Duarte esq. Vicente Celestino Duarte Hoy desaparecido, estaba localizado entre los Fuertes de San Miguel y de San Antón, en el tramo norte de la muralla. Tenia capacidad para cinco cañones.

Hostos esq. General Cabral Es uno de los siete baluartes de la banda del norte, diseñado por J.B. Ruggero en 1672. Su desfavorable emplazamiento al pie de un altozano determinó que fuera modificado varias veces. En 1772 fueron elevados sus parapetos. Posteriormente el fortín es ampliado con nuevos lados y flancos en sillería de piedra caliza. En 1991 se consolida el muro posterior del fortín del siglo XVII, de rampas laterales y se inicia la reconstrucción de los flancos y los lados del fuerte del siglo XVIII. 13. FUERTE DE SANTA BARBARA Juan Parra Alba esq. Av. Mella Fue construido en el siglo XVIII. Posee rampas, plataforma de tiro y almenas, desde donde se divisa parte de la Ciudad y el río Ozama. Conserva el camino de ronda que, en la parte superior de la muralla, comunica los diferentes fuertes y permitía a los soldados hacer su recorrido. 14. FUERTE DEL ÁNGULO Avenida del Puerto esq. Juan Rarra Alba Esta estación militar, construida en el siglo XVIII, conocida como el Fuertecillo, fue restaurada en 1991 como parte del rescate de la muralla del lado este durante la construcción de la Avenida del Puerto. Al lado de ésta se encuentra la llamada Ceiba de Colón. 33

12. FUERTE DE SAN ANTÓN

15. FUERTE DE LA CARENA Avenida del Puerto esq. General Cabral Pequeño fortín de forma rectangular, localizado al sur del Fuerte del Ángulo, en el tramo este de la muralla. Fue reconstruido sobre sus cimientos originales. 16. PUERTA DE LAS ATARAZANAS Avenida del Puerto (calle Colón esq. Las Atarazanas) Construida en la margen occidental del río Ozama, se presume que su uso era especifico para el edificio de las Atarazanas Reales, construidas directamente frente a esta puerta. Ha sido reconstruida en la década de los 70.

Puerta principal de la ciudad que data del 1576. blasonada con el escudo del rey, el de la isla y el de la ciudad. Llamada también Puerta de la Mar, está flanqueada por columnas adosadas al muro. Sobre sus capiteles se descubre un gran alfiz de indefinidas molduras Fue restaurada en la década de los 80. Y recientemente intervenida de nuevo con las obras de la Avenida del Puerto.

19. FUERTE DE SAN DIEGO Isleta de la Avenida del Puerto Localizado en dirección este-oeste de la puerta del mismo nombre, con forma curva en el extremo este y que adelantándose hacia el río se hallaba casi suspendido sobre él. Las bases del fuerte llegaban a orilla del río Ozama y sus altas murallas y apilleras indican que este fue el principal punto de defensa del río. Fue reconstruido parcialmente con los trabajos de la Avenida del Puerto, en 1992.

17. BATERÍA DEL ALMIRANTE Avenida del Puerto (al pié del Alcázar) La Batería del Almirante está constituida por un alto muro almenado, de forma poligonal, con dos lados y dos caras cuyo vértice apunta al río Ozama y cuya base la conforma la cara este del Alcázar de Colón. Defendía la Puerta de la Mar y el muelle original de la ciudad, cuyos cimientos se observan hacia su lado norte. 18. PUERTA DE SAN DIEGO Av. del Puerto (entrada a Plaza España)

20. FUERTE INVENCIBLE Avenida del Puerto (al pié de la Casa de Ovando) Construido en el siglo XVII Está ubicado en la parte posterior de la casa del Mayorazgo de Dávila. Este bastión fue construido con sólidos sillares de piedra bien labrados y tiene 12 troneras para cañones.

34

2.6 Arquitectura Civil
De estas se preservan todavía un gran número dentro de la ciudad colonial. Se distinguen diferentes tamaños de viviendas según los niveles económicos de sus propietarios. Igual que las construcciones religiosas y militares, todas con un sabor medieval que persistió durante tres siglos.

Características de la planta
• • • • • • Lindero cero con la calle y los solares vecinos Dos o tres crujías paralelas a la calle Patio interior con arcadas donde residía la vida de los habitantes Las ampliaciones de estas viviendas se hicieron con una extensión hacia el patio, perpendicular a la calle, llamada martillo, principalmente para colocar la cocina y dependencias de servicios. Algunos modelos de viviendas, tenían un cuerpo transversal que dividía el patio en dos. En los patios se encontraban los pozos medianeros, que generalmente compartían dos viviendas, se encuentra algunos para tres viviendas.

Características de las fachadas
• • • • • • • • • • • Fachada plana paralela a la calle con superficies lisas sin ningún motivo ornamental, con excepción de algunos portales en la fachada principal Puertas y ventanas en la fachada no alineadas, negación del ritmo (respondiendo a un criterio de diseño medieval de adentro hacia fuera) Puertas y ventanas coronadas con aleros o pequeñas cornisas de ladrillos y tejas planas (en las ventanas los ladrillos se colocaban sobresaliendo sobre el alféizar) Tejados a dos aguas con limatesa paralela a la calle Coronación con cornisa simple de ladrillo que acentuaba la horizontalidad La arquitectura monumental se caracterizaba por una armoniosa coexistencia de los estilos que para la época estaban en boga en España. El plateresco en las fachadas de las edificaciones mas importantes con detalles góticos, moriscos y renacentistas. El dintel de las puertas se presenta siempre mas bajo que el de las ventanas y se adornan con aleros o pequeñas cornisas de ladrillos y tejas planas. En las ventanas, los ladrillos se colocan sobresaliendo sobre el alfeizar, lo que junto a los barrotes de hierro, la caracteriza como la ventana típica colonial. En las viviendas de dos niveles se utilizan los balconcetes, es decir el hueco de la puerta protegido con balaustrada hasta nivel de la cintura, que permitía disfrutar del exterior por una apertura mas amplia que la ventana. El uso de diferentes arcos, tanto en las fachadas como en los interiores de las viviendas de los mas adinerados. Entre estos encontramos arcos de medio punto, de cortina, trilobulados y muchos mas. En las fachadas, sobre la puerta principal, se colocaba el escudo de armas de la familia.

35

Materiales de construcción
• • • • • • • • • Los huecos de puertas y ventanas se confeccionaban de piedra con dovelas robustas Las esquinas de las construcciones también se construían en piedra de sillería Techos romanos con vigas de madera preciosa y terminación con tejas curvas Puertas y ventanas de madera preciosa Los techos y entrepisos, se armaban con vigas de madera de guayacán, caoba o candelón. Sobre las alfarjías, del mismo material, descansan losas de barro planas con el sistema llamado “romano”39 Pavimentos de ladrillos Muros en sillares de piedra, mampostería y tapia, de acuerdo a la categoría de la vivienda. También aparecen muros de ladrillo El hierro forjado protegía los ventanales. Se usaban accesorios de hierro como aldabas, pestillos, llaves, etc. Las puertas de madera de caoba.

En las viviendas que tenían dos plantas, la primera se usaba para el servicio y en el patio se guardaban los carruajes y caballos, por esta razón se encuentran los anchos portales. La segunda se utilizaba entonces para el uso privado de la familia. De este período no se conservan construcciones en el resto de la isla, con excepción de unas cuantas iglesias y unos cuantos bastiones militares, por ser este un período de una economía muy precaria, donde se produjeron devastaciones de pueblos en 1605 que sumieron la isla en una pobreza aun mayor. Aunque a mediados del siglo XVIII se trajeron migraciones de canarios para poblar el interior de la isla en un intento de frenar la expansión de los franceses, estos poblados no florecieron con esplendor, sino que se mantuvieron con la misma precariedad que se experimentaba en la ciudad.40

39

Pérez Montás, Eugenio, CASAS COLONIALES DE SANTO DOMINGO, General Grafic S. A. Barcelona, Eapaña, 1980 40 Para un listado de los monumentos civiles coloniales ver POR LA RUTA CIVIL DE LA CIUDAD COLONIAL, publicado por el Comité Dominicano del Icomós.

36

El siguiente es un listado de los MONUMENTOS CIVILES de la zona Colonial de Santo Domingo, acompañado de un plano de ubicación de los mismos publicado por El Consejo Nacional de Monumentos y Sitios (ICOMOS) 1. CASA DEL TAPADO (O TAPAO) Calle 19 de Marzo esq. Padre Billini Uso Privado Edificación de dos plantas construida entre los años 1554 y 1556 por el Deán de la Catedral de Santo Domingo, Duque de Rivera, cuyo escudo corona el portal de piedra de la entrada principal. Debe su nombre a la leyenda sobre un misterioso personaje que residió en ella y que mantenía su rostro tapado para evitar ser reconocido. Se dice de él que fue el hermano gemelo de un rey español, un noble español en desgracia o un leproso que ocultaba su rostro desfigurado. 2. COLEGIO DE GORJON Calle Arz. Merino esq. José Gabriel García Uso; Sede del Centro Cultural Español Horario: Lunes a viernes de 10:00 a.m. a 7:00 p.m. Sábado de 10:00 a.m. a 2:00 p.m. Cerrado los domingos. Construido en la mitad del siglo XVI, es una edificación cuyo estito arquitectónico es muy similar a las casas castellanas Su elemento más valioso es el portal principal, con un alfiz rectangular que ostentó un escudo de armas en el centro. El Colegio fue nombrado en honor a su promotor, un rico hacendado que inició en 1537 el proceso para establecerlo Su fundación le fue autorizada en 1540 y en 1558 fue elevado a categoría de universidad. En 1603 fue convertido en Seminario Conciliar. Luego paso al Ayuntamiento y posteriormente a la Compañía de Jesús, que lo traslado de sitio en la década del 1740. 3. CASA DE LOSTADO Calle Padre Billini esquina Arz. Merino Uso: Sede del Museo de la Familia Dominicana del Siglo XIX Horario: Lunes a viernes de 9:00 a.m. a 5:00 a.m. Sábado y domingo de 9:00 a.m. a 4:00 p.m. Perteneció originalmente al escribano Francisco de Tostado, quien llegó a la isla con la comitiva de Nicolás de Ovando en 1503. Esta casa construida en mampostería y piedra, es famosa por su ventana geminada de estito gótico isabelino que exhibe en la fachada norte, única en América. Originalmente la casa poseía una amplia extensión de terreno que limitaba al sur con el mar, con amplios huertos y jardines. En época posterior sirvió de palacio arzobispal. En la actualidad, exhibe una importante colección de muebles y objetos antiguos de uso doméstico. 4. CASA DE LOS PRESIDENTES Calle Pellerano Alfau esquina Las Damas 37

Uso: Sede del Santo Domingo

Arzobispado

de

Si bien no se conoce la fecha exacta en que se levantó este inmueble, parece haber sido contemporánea de aquellas residencias de importantes personajes que residen en los alrededores de la Fortaleza. La estructura actual corresponde a una remodelación del siglo XIX realizada sobre una edificación colonial antigua en la cual residió Alonso de Fuenmayor, Presidente de la Real Audiencia y Obispo de Santo Domingo y de la Concepción de La Vega. Se le llamó la Casa de los Presidentes por haber estado vinculada a varios mandatarios de 1908 a 1916. Ellos Fueron Ramón Cáceres. Eladio Victoria, a José Bordas Valdez y Juan Isidro Jiménez. También se le llamo la Casa de las Academias por haber albergado en la década de 1940 a la Universidad de Santo Domingo. Su portal principal marca el eje central de su tachada sobre la calle Pelterano Alfau. Puertas en primera planta y balcones en saledizo son la característica de este inmueble, el cual posee un zócalo que le sirve de base y una cornisa que remata el conjunto. 5. CASA DE BASTIDAS Calle Las Damas #3 Uso Sede del Voluntariado del Museo de las Casas Reales Horario: Todos los días de 9:00 a.m. a 5:00 p.m.

Esta residencia perteneció originalmente al arzobispo Rodrigo de Bastidas, Obispo de San Juan y Gobernador de Venezuela. Fue creada en torno a un gran patio central justo al lado de la Fortaleza de Santo Domingo, en la primera mitad del siglo XVI. En los trabajos de restauración se puso de manifiesto el portal actual el que ostenta características neoclásicas, que sustituyo al original. Esta casa también ha servido en otras épocas como cuartel militar, hospital, y dependencia del Ejército Nacional, lo que explica la imagen tallada en piedra de Santa Bárbara en su tachada interior. En la actualidad la Casa de Bastidas funciona como centro de cultura con exposiciones de artes, presentaciones literarias y recitales de música. 6. CASA DE DON DIEGO CABALLERO Calle Pellerano Alfau #3 Uso: Privado Fue construida hacia los anos de 1550 por Diego Caballero, Secretario de la Real Audiencia de la Isla Española. Entre los detalles arquitectónicos que destacan de esta edificación son dos piedras o dovelas del portal original las cuales fueron ubicadas durante el proceso de restauración Cabe destacar también que en su interior la casa conserva intactos sus arcos, arquerías dobles y el piso original de la construcción, así como azulejos y alfarería pertenecientes 38

a distintas épocas desde el siglo XV, hasta nuestros días. 7. CASA DEL SACRAMENTO Calle Isabel La Católica #55 Uso Sede del Arzobispado de Santo Domingo Construida en el Siglo XVI. esta magnifica casa de la época colonial, fue modificada a principios del siglo XX. Agregándole dos miradores de estito plateresco Fue la residencia de la familia Garay, quien la ofreció al Santísimo Sacramento, según cuenta la leyenda, por la salvación de un hijo cuya vida estuvo en peligro. Durante la ocupación haitiana fue morada del comandante de la Plaza, el general Bernard Alejo Garre. En 1905 funciono allí una dependencia de la Universidad de Santo Domingo. 8. CÁRCEL PUBLICA MUNICIPAL Calle Isabel La Católica3 101 Uso: Museo Arquidiocesano o de la Catedral Es una antigua edificación cuyo uso original y mas importante fue como cárcel municipal en el siglo XVII. La fachada de la Casa de los Medallones, como también se te llama, se presume fue construida alrededor del 1812; su estito posee elementos griegos tales como el frontón triangular De época mas tardía son los tres medallones que ostentan los bustos de los Padres de la Patria En 1842 fue habilitada como teatro y utilizada por los antiguos miembros de la Sociedad «La Trinitaria» para difundir sus

ideas independentistas En la década del 1920 volvió a usarse como cárcel preventiva y luego como asiento de la Cámara de Diputados. 9. PALACIO DE BORGELLA (ANTIGUA CASA DE DIEGO DE HERRERA) Calle Isabel La Católica #103 Uso: Sede Patronato de la Ciudad Colonial de Santo Domingo Casa del siglo XVI, del escribano publico, secretario del Cabildo Eclesiástico, notario apostólico y receptor de la Real Audiencia, don Diego de Herrera. Fue adquirida por el gobernador haitiano, Gerónimo Borgella, para su residencia (18221844), quien lo remodeló para Casa de Gobierno Durante ese periodo sufrió sustanciales cambios. El edificio cuenta con arcadas afrancesadas hacia el frente, características de la arquitectura de la intervención haitiana. Posee además un vestíbulo con escalinata central que abre en dos direcciones hacia el segundo piso, el cual es único en el centro Histórico. Este palacio fue asiento de la Real Audiencia durante la anexión a España (1863), sucediéndote varios usos: Tribunal de Justicia, nuevamente Casa de Gobierno y sede del Senado de la República, entreoirás. 10. PALACIO CONSISTORIAL Calle Arz. Merino esq. El Conde Uso: Biblioteca Iberoamericana 39

La antigua Casa del Alcalde Mayor fue construida entre 1502 y 1504 y convertida posteriormente en Concejo, Justicia y Regimiento de la muy Norte y Leal Ciudad de Santo Domingo. Es una estructura colonial remodelada en el siglo XIX; luego, en el año 1913, adquirió su imagen actual dominada por un estilo arquitectónico ecléctico y una torre de 29 mts de altura, dotada de un reloj publico Durante la dominación haitiana fue ocupada por la Guardia Principal. 11. CASA DE HERNÁN CORTES Calle Las Damas esq. Conde Uso Sede de Instalaciones de la Embajada de Francia Horario Lunes, Martes y Miércoles de 8 00 a.m. a 3:00 p.m; Jueves de 8 00 a.m a 5 00 p.m.; viernes de 8:00 a.m. a 2:00 p.m. Fue de las primeras casas construidas al inicio de la fundación de la ciudad en el siglo XVI, y tiene como carácter esencial que las puertas exteriores e interiores de la primera planta están organizadas en un mismo eje horizontal, contrariando la antigua practica de evitar que todo el interior pudiera ser dominado de un solo golpe de vista. Esta casa de dos niveles, atribuida por la tradición como residencia de Hernán Cortes, conquistador de México, evidencia en su forma y espíritu una influencia del estilo gótico La naturaleza y la ubicación de este gran edificio hizo que a partir del siglo XIX fuese utilizada como sede

de distintas gubernamentales.

oficinas

12. CASA DE NICOLÁS OVANDO Calle Las Damas # 55 Uso: Hostal Nicolás de Ovando

DE

Esta importante vivienda del siglo XVI, adjudicada al ilustre fundador de la ciudad de Santo Domingo, fue de las primeras construcciones hechas en piedra en la ciudad primada En su fachada plana de dos niveles se destacan el portal principal en cuyo dintel aparece un hermoso labrado de talla gótica, además del alfiz que enmarca un espacio donde debió estar el escudo del comendador La edificación fue utilizada en 1891 por el gobierno del General Horacio Vásquez para instalar las oficinas de Trabajo y Comunicaciones. En el ano 1975 fue restaurada y adecuada para el uso de hostal. 13. CASA DE LOS DAVILA Calle Las Damas #57 Uso Hostal Nicolás de Ovando Esta casa era el tipo de residencia que se construía para la alta sociedad el siglo XVI. tal como lo era la familia del Oidor de la Real Audiencia y Encomendador de Indios, don Francisco Dávila. Esta mansión fue calificada en su época como una de las más completas de Santo Domingo por tener en su conjunto una capilla privada (Capilla de los Remedios), un fortín integrado al sistema de muralla de la ciudad (Fuerte El Invencible), y un torreón mirador desde donde se 40

divisaba el puerto de Santo Domingo. La restauración de esta vivienda se realizo para ser integrada a la antigua Casa de Ovando, usándose como sede de un hostal. 14. CASA DE LOS JESUÍTAS Calle Las Mercedes esq. Las Damas. Uso: Sede del Centro de Altos Estudios Humanísticos y del Idioma Español Fue mandada a construir por Frey Nicolás de Ovando a principios del Siglo XVI Es una de las casas mas antiguas de la ciudad con rango de vivienda señorial. De estito sencillo, esta edificada en piedra. Su interior es morisco como la mayoría de las casas de la época. Se le llamó Casa de los Jesuitas porque éstos la habitaron, formando parte del conjunto de la antigua Iglesia de la orden religiosa. Allí fue trasladada posteriormente la Universidad Santiago De La Paz y de Gorjon, donde permaneció hasta el año 1767 cuando el Rey Cartas III expulsó a los Jesuitas de todos sus dominios. 15. CASA DE JUAN VILLORÍA Calle Mercedes # 4 Uso: Sede de la Fundación Dominicana de Desarrollo (FDD) Edificada a principios del siglo XVI, refleja la vida cotidiana de la alta clase social de América. Fue residencia de Juan de Villoria, Copero del Rey, encomendero, regidor y mariscal de la Isla Vivió en Santo Domingo alrededor del año 1528.

A esta casa se integra otro inmueble, que se supone perteneció a Juan de Ampies, otro importante personaje, tesorero del Rey.

16. CASA DE LAS GÁRGOLAS Calle Mercedes No. 6 Uso: Sede de la Fundación Dominicana de Desarrollo (FDD) Construida a principios del siglo XVI, es llamada así por las 6 gárgolas zoomorfas que la coronan, que se cree formaron parte original de la cubierta de la Catedral. Estos animales mitológicos son muy propios de la Edad Media, los cuales, además de servir de desagües, ahuyentaban a los malos espíritus, constituyéndose en guardianes del bien al servicio de la voluntad divina. A principios del siglo XVIII pasó a manos de la Compañía de Jesús, atojando durante un tiempo dependencias de la Universidad Real Pontificia Santiago de la Paz y de Gorjón. En ese local, el 17 de agosto de 1883 y mientras servía de sede a la Logia Esperanza No. 9, se estrenó la pieza musical que posteriormente se convertiría en el Himno Nacional de la República. 17. CASAS REALES (Real Audiencia y Capitanías Generales) Calle las Damas esq. Mercedes Uso: Sede del Museo de las Casas Reales

41

Horario: Lunes a sábado de 9:00 a.m. a 6:00 p.m.; domingo de 9:00 a.m. a 6:00 p.m.; cerrado los lunes. Fue levantada por decisión de la Corona Española en el primer cuarto del siglo XVI para alojar sus principales instituciones oficiales en América colonial. Casas Reales es el conjunto de las edificaciones en el que funcionaron originalmente el Palacio de los gobernadores generales y el Palacio de la Real Audiencia, ambas construcciones hechas en mampostería y piedra, con rasgos estilísticos del gótico isabelino y del plateresco renacentista. El portal principal, copia del original, se destaca por el alfiz labrado en piedra con los escudos del emperador Carlos I y los concedidos a la isla Española y a la Ciudad de Santo Domingo por privilegio real. Hoy día funciona como museo, en el que se recoge todo cuanto expresa la vida de la isla durante el periodo hispánico. 18. ALCÁZAR VIRREINAL DE DON DIEGO COLON Plaza de España (al final de la calle Las Damas) Uso Sede del Museo Alcázar de Don Diego Colon Horario Lunes a viernes de 9:00 a 5:00 p.m.. sábado y domingo de 900a 500 p. m. Este hermoso palacio, construido en la segunda década del siglo XVI, fue sede de la Corte Virreinal de la cotonía española presidida por Diego Colon. quien residió allí junto a su esposa doña Mana de Toledo.

Iniciado en 1509, es una estructura rectangular en dos niveles con dos cuerpos erremos que se unen por una gran crujía central y dos gaterías. Su portal principal esta adornado con elementos propios del gótico isabelino. Luego de ser morada de la familia Colon, el edificio tuvo otros usos hasta que en el siglo XVIII fue abandonado Con el devenir del tiempo y a raíz de las invasiones, ciclones y terremotos quedo en estado ruinoso, siendo rescatado y restaurado nuevamente en el presente siglo para ser convertido en un museo de gran valor histórico en el que se exhiben muebles y piezas de la época. 19. LAS REALES ATARAZANAS Calle Colón #4 esq. Vicente Celestino Duarte Uso Museo de Las Atarazanas (Colección de Arqueología Submarina) Horario: Lunes a sábado de 9:00 a m a 5:00 p m ; domingo de 9:00 a m a 1:00 p m., cerrado los miércoles Este edificio es uno de lo más sólidos de la época colonial siendo su tipología (Atarazanas), única en América Fue sede de la Primera Casa del Contratación del Nuevo Mundo. En su construcción se han determinado tres épocas. Entre 1508 y 1509 se levantaron las tres naves. Después de 1541 se efectuó el abovedamiento de las naves sur y central y a la nave norte se le puso un techo romano Al tercer periodo corresponde el pórtico, que 42

soto cubre dos naves y el cual se estima es del siglo XVIII. En 1781 se estableció allí un cuartel francés destinado a servir de refuerzo a la guarnición española de Santo Domingo Actualmente es un museo donde se exhiben piezas rescatadas de barcos hundidos en aguas territoriales dominicanas durante los siglos XVIl al XIX. 20.FUENTE DE COLON Avenida del (proximidades del Duarte) Uso Publico

Este sector esta vinculado estrechamente a la Independencia de la República, debido a las actividades de Juan Pablo Duarte y su padre Varios países establecieron sus consulados aquí por su cercanía al puerto y la facilidad de sus actividades comerciales. Actualmente funcionan en ella tiendas de artesanía, restaurantes y las sedes de vanas instituciones publicas y privadas 22. ALCANTARILLA COLONIAL DE LAS REALES ATARAZANAS Calle Las Atarazanas (Entrada por la Calle Isabel La Católica esq. Restauración) Uso: Recorrido guiado por la Comisión de Monumentos La ciudad de Santo Domingo guarda entre sus primicias las primeras obras hidráulicas del periodo colonial consistentes en dos tramos de Alcantarillado. El primero de los tramos fue construido hacia el año 1502, antes de iniciarse la construcción de la ciudad y es denominado hoy día como «La Alcantarilla de Ovando». El segundo cuando se levantaba la edificación de Las Reates Atarazanas, hacia el año 1509, y es denominado con el nombre de «Alcantarillas de las Atarazanas". De sección variable esta construida con mampostearía y techada con una bóveda de ladrillos Actualmente restaurada, se puede caminar en su interior 23. CASA DEL CORDÓN

Puerto Puente

En sus orígenes se te llamó Fuente del Almirante. Sirvió para el abastecimiento de agua de la ciudad Esta obra de ingeniería, atribuida a Rodrigo de Liendo, existía ya para 1538 Durante el siglo XVIII estuvo abandonada v fuera de servicio. La Fuente, ya restaurada, esta protegida por una edificación de tapia con arcada en piedra y ladrillos. 21. SECTOR DE LAS ATARAZANAS Calles Las Atarazanas y Vicente Celestino Duarte Del Monumento Las Reates Atarazanas toma el nombre el sector en el cual están ubicadas las calles señaladas. A la de las Atarazanas se te llamo también «Calle de la Herrería”. Sus casas del siglo XVI. son una muestra de la arquitectura de principios de la etapa colonial).

43

Calle Isabel La Católica esq. Emiliano Tejera Uso: Casa cultural del Banco Popular Edificada en 1503, es la casa de piedra más antigua del Nuevo Mundo Debe su nombre al cordón de la Orden Franciscana que adorna su portal, un ornamento utilizado con frecuencia en la arquitectura española del Siglo XV Le adornan además una serie de perlas características de los Reyes Católicos. En el segundo nivel de la fachada aparecen dos escudos, el de las Armas Reates y el de su dueño original, el escribano Francisco de Garay, quien vino a la isla en el primer viaje de Colon. 24. CASA DE LA MONEDA Calle Arzobispo Merino #358 Uso Sede del Museo Numismático Horario: Variable durante los fines de semana. Construida hacia 1540, es una de las mas valiosas edificaciones de la arquitectura civil de la cotonía Toma su nombre del portal en piedra, de estito plateresco, el cual ostenta el relieve de 5 monedas a modo de ornamento. Posiblemente fuese una dependencia de la verdadera Casa de la Moneda o

Ceca, que se encontraba justo al frente, a la que llegaron a trabajar los primeros plateros españoles, de cuya denominación de oficio la calle tomo su nombre. 25. CASA DE LAS ACADEMIAS (CASA DE LILIS) Mercedes # 204 Uso Sede de las Academias de Historia, de la Lengua y de la Medicina Esta casa está conformada por dos edificaciones de la época colonial, aparentemente de siglos distintos, pero que fueron refundidas a finales del XIX, en la era de la República, para ser ocupada como residencia del presidente Ulises Hereaux (Lilis) En ese entonces la vivienda fue remodelada agregando un balcón corrido de barandas en hierro, con transoms en madera en forma de abanicos y decorado de la puerta principal con sendos recuadros en bronce en diseño art-deco, posiblemente traídos de Francia. Además de haber sido residencia del presidente Ulises Heureax (Lilis) también sirvió en otras épocas como Receptoría de Aduana. Contraloría de la República, Banco Central, Monte de Piedad y como sede de una logia masónica.

44

2.3.4 Arq. De servicio (Ver anexo 3) 2.3.5 Industrial. Los ingenios
Ingenio de Nigua Ingenio de Engombe Ingenio de Palave 2.3.6 Hospitales (Ver anexo 3) Hospital San Nicolás de Bari. Su primera construcción se remonta a 1519, pero en materiales deleznables , pero ya entre 1533 y 1552 se construye la edificación de piedra cuyas ruinas podemos apreciar hoy. Hospital de San Lázaro. Este conjunto tiene varios edificios construidos en diferentes épocas. El mas antiguo es la capilla que data de mediados del siglo XVI. La Iglesia se termina a mediados del siglo XVII y el hospital no se sabe exactamente pero se considera que es también del siglo XVI. Capilla de San Andrés. Esta comienza a construirse como parte del hospital en 1562 2.3.7Alcantarillas (Ver anexo 3)

45

2.3.5 Colonial Afrancesado (1801-1844)
El tratado de Basilea, firmado entre Francia y España en 1795, cede la parte española de la isla de Santo Domingo a los franceses, produciendo en los españoles que se encontraban en el lado oriental un descontento generalizado, que provocó la salida de cuantos pudieron hacerlo hacia otras colonias españolas en el caribe. Este éxodo dejó la ciudad capital semidespoblada. La ocupación francesa no se efectuó hasta 1801 y estuvieron gobernando hasta 1809 cuando fueron expulsados de la porción española, por iniciativa de Juan Sánchez Ramírez con ayuda de los ingleses. En este momento esta porción de la isla se declaró dependiente de España otra vez. La parte oriental de la isla fue tomada nuevamente en 1822, esta vez por los haitianos, que habían declarado su independencia de los franceses en 1804. Estuvieron ocupando la isla completa hasta 1844, cuando fue declarada, entonces, nuestra INDEPENDENCIA esta vez de los haitianos. Estas ocupaciones se hicieron sentir en la arquitectura de la ciudad de Santo Domingo, por primera vez desde que fuera construida por los españoles. Los franceses dejaron marcadas influencias que fueron continuadas por los haitianos en los 22 años de ocupación, y copiadas por los dominicanos durante el siglo XIX, modificando el paisaje urbano de la primera ciudad española en el nuevo mundo. Las modificaciones que se introdujeron en la arquitectura civil en estos momentos las hemos llamado COLONIAL AFRANCESADO.

Características principales:
• • • Las modificaciones se hicieron solamente en el exterior, sin modificar la planta. Los franceses introducen el nuevo concepto de participar de la vida exterior por medio de balcones corridos a todo lo largo de la fachada, dejando obsoleto el concepto monacal español de vivir hacia adentro. Se bajaron los niveles de las ventanas tanto del primero como del segundo nivel. En las segundas plantas se colocaron balcones corridos soportados por ménsulas de madera y cubiertos con techos de tejas con dimensiones mínimas (aprox. 0.60m) que imposibilitaba usarlo con muebles. En este momento se alinean los huecos sobre un mismo eje, creando un efecto rítmico y se agregan tímidas molduras; es por primera vez que el orden renacentista penetra en nuestra arquitectura. Al unificar los huecos, se pierden los portales, los arcos y los escudos nobiliarios españoles, tratando de eliminar las raíces hispánicas para imponer la cultura francesa. En los huecos de puertas se colocaron doble hojas de madera, una exterior sólida que servía de protección y otra interior ligera con persianas que permitía el paso de la brisa estando protegidos. Se le colocaron ventiladores en la parte superior. Se 46

• • •

puede decir que también los franceses comenzaron a adaptar la arquitectura al clima tropical. Se remataron las viviendas con antepechos, a veces moldurados para darle mas altura a la construcción.

La mayor obra realizada por los franceses fue la modificación que le hicieron a la edificación de las Casas Reales, en estilo neoclásico para alojar las oficinas del gobierno en 1805. De esta modificación no tenemos vestigios ya que fue modificada nuevamente en la primera década del siglo XX, donde el hormigón y el neoclásico hicieron gala, aunque fue intervenida de nuevo en la década del 70 para devolverla a su estado original del siglo XVI. El gran aporte haitiano es la modificación que hace el gobernador Borgellá en 1826, a una casa colonial frente a la plaza mayor. Una galería es adosada a la vieja edificación donde se emplea una arcada con arcos rebajados que se repiten tanto en la primera como en la segunda planta coronada por una cornisa y antepecho. Esta modificación se desplomó recientemente por efecto del huracán George y vuelta a reconstruir por considerarse perteneciente al contexto histórico urbano de nuestra ciudad histórica. Esta reconstrucción fue llevada a cabo por el Arq. Conservador, José Manuel Battle Pérez.

47

TEMA 3 3.0 PERIODO DE LA REPUBLICA (1844-1930)
2.1 Primer Período. (1844-1860) Durante este primer período, las construcciones en
todo el territorio nacional, estuvieron paralizadas, ya que la inestabilidad política no permitía ningún tipo de adelanto económico, ni comercio con el exterior. La agricultura se había quedado rezagada, aplicándose todavía los mismos métodos coloniales y la producción apenas alcanzaba para el consumo nacional.

2.2 Segundo Período. LA INDUSTRIALIZACIÓN (1844 –1900)
La declaratoria de nuestra independencia en el 1844 es una fecha memorable de nuestra historia, ya que es declarada nuestra independencia de Haití, el 27 de febrero. Este hecho no bastó para cambiar nuestro estado de pobreza, peor aun, teníamos que financiar la defensa de nuestra incipiente república, de nuestros vecinos haitianos, pues considerando que la isla era una e indivisible, trataron de unificar la isla de nuevo y se sucedieron las invasiones haitianas a nuestro territorio. Además de las invasiones, la inestabilidad política y las luchas internas fueron el marco social que caracterizó casi todo el siglo XIX, creando un malestar en toda la ciudadanía. Esto trajo como consecuencia que las principales familias de la ciudad emigraran a otras islas, alejando el capital privado y la casi inexistencia de contacto comercial con otras naciones, frenó la introducción de nuevos conceptos y sistemas. Lógicamente las construcciones se mantuvieron estáticas, mas bien la ciudad de Santo Domingo permaneció semi despoblada, con sus grandes caserones coloniales vacíos. Las modificaciones introducidas por los franceses a las fachadas fueron utilizadas por las personas con mejor posición económica como indicación de su estatus. En los pueblos del interior se seguía construyendo en madera y paja, lo que no permite un desarrollo de la arquitectura, ya que esta desaparecía constantemente por la quema de ciudades que se producía ante invasiones y revueltas. 41 Pero la década entre el 1869 y 1879 produjo el impulso económico que se necesitaba para nuestro desarrollo. En estos momentos debido a las guerras de independencia cubana se produjo una gran inmigración de cubanos que llegaron con sus capitales a invertirlos en nuestras tierras, principalmente en la industria azucarera. Para ellos las tierras eran baratas y para los campesinos, no acostumbrados a manejar dinero, resultaba un negocio lucrativo vender sus tierras. Estas ventas eran dificultadas porque el sistema de tenencia de tierras que predominaba era el sistema comunero42. Por esta razón no se poseía título de propiedad y para poder venderlas fue necesario contratar agrimensores para medirlas y sacar los correspondientes títulos. Este procedimiento resultó en estafa para muchos campesinos ya que los títulos se hicieron directamente a nombre de los compradores, dejando a miles de campesinos sin tierra y convirtiéndolos en obreros asalariados de los ingenios. Estos

41

Para una descripción del ambiente arquitectónico de la isla ver Hazard, Samuel, SANTO DOMINGO, PAST AND PRESENT, Editora de Santo Domingo, 1974. 42 Tierras comuneras- sistema económico que considera las tierras propiedad de todos los vecinos

48

cubanos establecieron ingenios principalmente en el sur y en el este del país con instalaciones modernas, dejando atrás los antiguos trapiches de extracción de azúcar.43 Estos hechos provocaron una activación de la economía que atrajo consigo mas capitales y por ende un número mayor de inmigrantes. Todos estos extranjero trajeron consigo una forma de vida desconocida por los habitantes de nuestra isla e imponen nuevas formas de viviendas que necesitan de diferentes materiales, además de la necesidad de mejorar las condiciones de las vías inexistentes hasta el momento. Los gobiernos de Luperón y Ulises Heureau consideraron que estas inmigraciones eran beneficiosas para la economía del país y crearon programas en el extranjero para atraer capitales, decretando concesiones para los que se asentaban e invertían en nuestro país.44 Muchos dominicanos tuvieron la oportunidad de trascender, llenando la demanda de médicos, abogados y personal docente. Por otra parte la demanda de mano de obra en ciertos medios de producción, como la industria azucarera y de obreros para la construcción de carreteras y de edificaciones, tuvieron que ser complementadas con mano de obra importada de diferentes partes del mundo. Las migraciones procedían de diferentes países, entre ellos, judíos, canarios, españoles, árabes, italianos , chinos y de otras islas del Caribe.45 El desarrollo general fue evidente, los nuevos visitantes trajeron consigo adelantos tecnológicos y nuevos métodos de comunicación internas como ferrocarriles, telégrafos, teléfonos, correos, puentes, puertos, planes de canalización innovaciones en el transporte urbano, tranvías, electricidad y acueductos y claro está nuevas formas de construcción de viviendas. Apoyados en un decreto presidencial que se fue promulgado en 1871, se permitía la importación de todo lo que ayudase al desarrollo de la producción, en este momento se introdujeron las primeras corrientes de la industrialización en nuestro país, nuevos materiales de construcción, entre ellos el cinc en planchuelas y el vidrio en dimensiones estandarizadas. Los elementos de hierro usados son simples elementos compositivos de fachadas, mas estéticos que estructurales, tales como columnas, balaustradas de balcones, ménsulas, escaleras, plafones; todos finamente elaborados y con diferentes motivos decorativos.

Entre los elementos compositivos se destacan:
• • • •
43

Columnas de hierro colado, principalmente para galerías y balcones Balaustres Escaleras Ménsulas

Cassá, Roberto, HISTORIA SOCIAL Y ECONOMICA DE LA REPUBLICA DOMINICANA. Editora Alfa y Omega, Santo Domingo. 1996 44 H. Hoetink. EL PUEBLO DOMINICANO: Apuntes para su sociología histórica. Ediciones Librería La Trinitaria. Santo Domingo. 1997 45 Idem.

49

• • • • •

Plafones Aditamentos urbanos como: bancos, verjas, faroles, relojes públicos Tuberías de desagües e instalaciones sanitarias Elementos de enlace como goznes, cerraduras, bisagras y clavos Planchas de hierro galvanizado (cinc), lisas y acanaladas que sustituyeron los tejados de fibra vegetal. También fueron usados en las paredes para proteger la madera.

También se usaron estructuras completas en hierro • Mercados en hierro galvanizado • Almacenes importados • Kioscos • Estaciones de ferrocarril (la de Puerto Plata permanece restaurada) • Faros (el de Puerto Plata, inaugurado en 1879, todavía está en pie)46 • Puentes,. • Iglesias (varias Morovianas, en Samaná, Sánchez y en San Pedro de Macorís destruida por el ciclón George)

La arquitectura en Santo Domingo
El desarrollo se hace sentir en la arquitectura, de manera diferente en la ciudad capital y en el interior de la isla. En la capital se siguió construyendo en tapia o se intervinieron los inmuebles ya existentes y en el interior se continúa trabajando en madera. Se introdujeron, en la ciudad, por primera vez detalles, formas y líneas provenientes del neoclásico francés, aclaramos que no se adoptó el neoclásico como patrón normativo estilístico, sino que se trabajó a nivel de fachada, introduciendo a manera de estucado, relieves decorativos alrededor de puertas y ventanas.

Características arquitectónicas
En la ciudad las fachadas de las viviendas se modernizaron de nuevo, al sustituir los materiales tradicionales por los ahora nuevos materiales industriales: • El balcón se convirtió en un punto de referencia para captar el nivel económico del usuario. En las barandillas, las columnas y las ménsulas se sustituyeron la madera por hierro. Las cubiertas de madera y tejas curvas se sustituyeron por planchuelas de cinc. El techado del balcón siempre era separado del techo de la edificación. Las barandillas y las ménsulas enriquecieron mas aún las fachadas ya que por motivos de la industrialización ahora presentan motivos serpenteantes y hasta florales.

46

Según el Dr. Puig, José Augusto, en EL FARO DE PUERTO PLATA, publicado en Puerto Plata en 1979, en la Pag. 7 dice “ en el litoral dominicano de l a isla de Santo Domingo, veinte y seis faros están colocados.”

50

• •

Las cresterias47, posibles ahora por la facilidad de las maquinarias, brindaron un nuevo atractivo a las fachadas, colocadas principalmente en los balcones. Las molduras en los vanos enriquecieron su forma, aunque tímidas todavía, se encuentran en mas variedad, además de rectos los hay en forma piramidal con remate en círculo. Aparecen también rosetas, composiciones estrelladas o simples juegos de líneas sinuosas. Los antepechos adornados también fueron colocados para darle mas altura a las viviendas.

Transformación de la planta
Efecto de las migraciones, la ciudad de Santo Domingo, que había permanecido casi desabitada durante mediados del siglo XIX, incrementó su población, de 6,000 habitantes en el 1871 hasta 15,000 en 1893. La planta seguía con pocas modificaciones, la inclusión de las aceras es una de las modificaciones importantes que se anexaron ya que se convirtieron en una extensión de la vivienda hacia la calle, para las personas de la primera planta. Estas se delimitaban con diferentes materiales y hasta de diferentes alturas. El comercio tuvo un gran auge y las grandes residencias se vieron modificadas para colocar los negocios en la misma edificación que las viviendas. El comercio se colocaba en la primera planta, en la primera crujía hacia la calle y la vivienda en la segunda planta. Esto ofrecía varias ventajas, economía, seguridad. Para uso del comercio, las ventanas de la primera planta se ampliaron hasta el piso y las de la segunda se abrieron para colocar los balcones corridos, siempre manteniendo una correspondencia rítmica entre los huecos del primer y segundo nivel. Las viviendas grandes se dividieron en dos o en tres, se redujeron los patios con anexos, dejando de ser el órgano articulador de las actividades domésticas, aunque conservando su importancia como órgano que permitía luz y aire a los interiores. Las arcadas circundantes se tapiaron dejando solamente huecos para ventanas. En caso de añadir un piso a la vivienda existente, se utilizaba uno de los aposentos laterales de la primera crujía para la colocación del acceso y las escaleras, las edificaciones en altura daban la impresión de mejor posición económica.. Las demás dependencias de la vivienda se mantuvieron iguales. El agua seguía dependiendo de los pozos y aljibes. Se cocinaba con carbón vegetal que obligaba a colocar la cocina en uno de los martillos o en el traspatio por el humo y para estar cerca del pozo.48
47

Cresterias son detalles realizados cuidadosamente en madera calada con diseños repetivtivos realizadas en madera. 48 Del Monte Soñé, José Enrique, Rodríguez Marchena, Ricardo José, Mercedes Fernández, Martín. LA EPOCA REPUBLICANA EN LA ARQUITECTURA, CIUDAD INTRAMUROS 1844 –1930. Tesis para

51

Desarrollo en el interior de la isla (zona norte)
En el interior de la isla, por primera vez, la burguesía se desarrolla, ya que los principales contingentes de inmigrantes se establecieron en las ciudades puerto por ser estos los vínculos de conexión entre el comercio exterior y el interior. Las principales ciudades que despertaron a la bonanza económica fueron, en la zona norte, Monte Cristi, Puerto Plata, como puertos, y Santiago, Moca y la Vega, como centros de producción de cacao y café , los que se conectaron con los puertos a través de ferrocarriles. En la zona este del país, Samaná, Sánchez y San Pedro de Macorís se desarrollaron como puertos basados en la industria azucarera. Eran aldeas de pescadores y se convirtieron en pujantes ciudades comerciales que atrayendo capitales, negociantes y especuladores, conectaron al país con los adelantos tecnológicos que se habían desarrollado en Europa durante la revolución industrial. Este florecimiento permitió la entrada de capitales extranjeros , contribuyendo con el bienestar y expansión de las mismas. En estos momentos en el interior de la isla no había carreteras que conectaran las diferentes localidades, todo el comercio había que realizarlo en vapores por la costa. Esto motivó la apertura de ferrocarriles, entre Sánchez – La Vega en 1887, Puerto Plata – Santiago en 1890 y entre Santiago – Moca en 1909. El uso de hierro industrializado se incrementó y se construyeron varios faros de estructura metálica en los diferentes puertos y estructuras en hierro como estaciones de trenes. Tanto el faro como la estación del tren de Puerto Plata, están todavía en pié. En estos poblados las construcciones se mantuvieron de madera, copiando lo que llegara a través de los inmigrantes. También se importaron viviendas completas para ser ensamblarlas aquí, que sirvieron de modelo a los artesanos, tanto extranjeros como criollos, que trabajaron en el momento. La facilidad de la importación de elementos prefabricados y la facilidad de confeccionarlos con las nuevas herramientas, modificaron nuestra vivienda vernácula agregándole balcones, aleros, cresterías, buhardillas, transformándolas y creando una arquitectura de gusto popular que se esparció por toda la isla, cambiando el paisaje urbano de los pueblos del interior que ha sido llamada arquitectura victoriana. Esta se convirtió, junto a modelos de fachadas neoclásicos en nuestra arquitectura tradicional pueblerina, que aunque presenta una variedad de formas, mantienen la armonía del conjunto, a través de su escala, materiales y elementos, convirtiendo estos, en un legado cultural que nos sirvió de marco para nuestros sueños infantiles, y que poco a poco hemos visto perderse ante la mirada ignorante de todos los gobiernos de turno.

Características arquitectónicas

optar por el título de arq. Presentada en la UNPHU, Santo Domingo 1988

52

Las característica estudiadas en Puerto Plata49 pueden servirnos como base para el estudio de la arquitectura regional, siendo algunos elementos repetitivos y otros diferentes según la región. Pero como tenemos otra publicación que estudie en detalles los elementos por región, tomaremos este como base para nuestro estudio. 1. La casa popular o vernácula de un solo piso, con fachada al borde de la acera, abierta a la calle, generalmente con alero. Puede presentar diferentes modalidades: Con buhardilla Con galería y Con ambos elementos arquitectónicos. 2. De dos plantas con balcón: este puede estar en voladizo o sobre otro balcón 3. Casa con balconcillo o de medio piso: con estrecho piso superior, que no prolonga la planta baja. ELEMENTOS GENERALES 1. La casa presenta habitualmente 2 ó 3 vanos de puertas que se abren directamente a nivel de la acera o de la galería. 2. Los vanos están coronados usualmente por ventiladores. 3. Comúnmente tiene doble juego de puertas, las internas de persianas móviles. 4. Los aleros protegen las puertas y defienden de la lluvia o del sol excesivo, con plafones de tablas de madera yuxtapuestas, ornamentando sus bordes libres por festones de madera calada. 5. Se accede a la vivienda por dos o tres escalones, generalmente por el lateral, pero se encuentras casos de entrada central. 6. En contados casos las casas de dos plantas no tienen el balcón volado, reposando la galería del segundo piso en otra galería mas o menos similar en la primera planta. 7. La cubierta es ordinariamente de dos a cuatro vertientes, multiplicando la tipología de las casas. 8. Hay casos con balcones y balconcillos en las fachadas laterales o en la del patio. 9. Los almacenes, la mayoría de ladrillos, tienen una tipología específica de un solo piso con varias puertas colocadas en forma rítmicas. 10. Los almacenes de dos plantas son de uso mixto, comercio en la planta de abajo y vivienda en la segunda planta. Como dije anteriormente, cada región presenta características especiales, en la mayoría de los lugares las principales diferencias las he observado en la forma de las techumbres, pero con mucho pesar tengo que reconocer que no se ha publicado un estudio detallado de nuestra arquitectura vernácula. El bachiller Víctor Durán es el único que ha hecho un estudio detallado de la misma en toda la isla, como investigación para su tesis, pero que desgraciadamente todavía no ha publicado.

Arq. Industrial. Los ingenios (no está desarrollado)
49

Puig, José Augusto, Gamble, Robert. PUERTO PLATA, LA CONSERVACION DE UNA CIUDAD. Editorial Alfa y Omega, Santo Domingo. 1978

53

2.3 Tercer Período. (1900-1930) LA LLEGADA DE LOS PRIMEROS PROFESIONALES
Durante el gobierno de Ulises Heureau, el país se había endeudado para poder financiar las obras de infraestructura necesarias para la expansión de la agricultura,. A su muerte en 1899, la deuda externa, con países europeos, se convirtió en impagable. Durante los primeros 14 años de la centuria, Estados Unidos estuvo interviniendo, de forma indirecta, para tratar de saldar la deuda y evitar que la isla fuera ocupada por alguna potencia europea, pero sin éxito. Al estallar la primera guerra mundial, nuestra isla se convertía en un terreno apto para ser ocupado por cualquier potencia europea, con la excusa de cobrarse la deuda, esto hace que la potencia americana, E. U. decidió intervenir las aduanas directamente para poder, con las recaudaciones, pagar la deuda y liberar el país del peligro de ser intervenido. Pero la intervención no se concretaba solamente a las aduanas, el gobierno central de Pero había que pedirle permiso al representante americano para cualquier decisión del gobierno , es decir que el gobierno también estaba tomado. Esto estuvo así hasta 1918 cuando los americanos decidieron salir porque necesitaban sus contingentes para la primera guerra mundial. Este período se caracteriza por la llegada del hormigón por primera vez a la isla, la arquitectura que trajeron los americanos y los primeros profesionales que vinieron graduados de universidades extranjeras, introduciendo un nuevo concepto en la forma de construcción de nuestro país.

EL HORMIGÓN ARMADO
Este material se introduce por primera vez al país por el puerto de San Pedro de Macorís en 1910. Este material se comenzó a usar parcialmente en estructuras de puentes combinado con el hierro, con muchos inconvenientes al principio, pues no se tenía un dominio completo de los cálculos. Sin embargo, ante las ventajas de este material, resistía las lluvias torrenciales, se podían abrir huecos mucho mas grandes, los materiales tradicionales como la mampostería, la tapia y la piedra, fueron definitivamente sustituidos por el noble material. Ya en 1918 se comienza a usar en forma general por el estado en escuelas, iglesias, y edificios gubernamentales. De todas maneras, no es hasta el ciclón San Zenón, en 1930 que se generaliza su uso, ya que este destruyó todas las edificaciones de madera de la ciudad. Los primeros bloques de hormigón fueron fabricados entre 1921 y 1924, confeccionados con moldes de hierro traídos al país por Juan Tavarez desde los Estados Unidos. Eran una especie de bloques almohadillados llamados “Verruga”. Se fabricaban de 10, 20, y 30 centímetros de alto por 5,10, 20, 30 y 40 centímetros de ancho. La fábrica quedaba en la Avenida Independencia frente al cementerio. Los primeros edificios que se hacen con estos bloques son: el de la Barra Payán, en la 30 de Marzo y otro que está en la calle Delmonte y

54

Tejada (entre la Ave. Mella y la Benito González). Estas edificaciones sobrevivieron al ciclón de San Zenón, contrario a la creencia popular.50 El mosaico de hormigón, también fue introducido al país, primero por la firma Malla, Turul y Domenech, fábrica que es comprada mas tarde por el Ing. Tavarez. Con estos pisos se conseguían los dibujos simulando alfombras y se colocaba uno diferente en cada habitación. Al principio fueron rechazados porque consideraban que el frío del piso producía enfermedades. También se fabricaban elementos decorativos como columnas, balaustres, ménsulas y detalles ornamentales que se agregaban a las fachadas para embellecerlas. Eran fabricados en moldes de acero pudiéndose usar varias veces. Los fustes podían ser lisos, acanalados o estriados, de sección cuadrada o redonda. Los capiteles también podían tener cualquier forma, según el gusto del fabricante.

Estilos predominantes
Con las facilidades que presentaba el uso de este nuevo material, se introducen nuevas corrientes arquitectónicas, que modifican de nuevo el ambiente capitalino, extendiéndose al interior del país, sumando nuevamente estilos extranjeros a los ambientes pueblerinos.

Neoclásico-Ecléctico.
Las corrientes eclécticas que predominaron en Europa durante el siglo XIX, son copiadas y enriquecidas en las manos de nuestros constructores en las construcciones. Se edificaron en todo el país, Iglesias, Ayuntamientos, Templos masónicos, almacenes y viviendas. Iglesias. La Iglesia de Monte Cristi y la de San Pedro de Macorís, junto a la de Moca nos ofrecen los mejores ejemplos de ejemplos neogóticos empleados

Vernáculo en madera adaptado al Hormigón
El uso de las balaustradas y columnas prefabricadas, permitió cambiar las de madera que se usaban en las galerías ya que este material se dañaba mucho con las lluvias, en estos momentos el estilo neoclásico, además de adornos producto de la imaginación de los fabricantes fueron introducidos en nuestra arquitectura. Dejando una arq. Vernácula popular de infinita riqueza. Ejemplo lo tenemos en el centro histórico de San Pedro de Macorís.

Neo-hispánico
Este estilo que se caracteriza por el uso de tejas rojas, paredes pintadas de blanco, arcos de medio punto, cerámicas vidriadas, patios interiores son producto de una corriente

Primeros Profesionales ( en un folleto aparte)
50

Del Monte, Jose Enrique. TESIS PARA OPTAR POR EL TITULO DE ARQUITECTO. UMPHU

55

Desarrollo urbano se debe tomar del libro de René Sánchez Córdoba y la arquitectura de la época de Trujillo de los folletos Como bibliografía adicionar también fueron consultados los textos: Pérez Montás, Eugenio LA CIUDAD DEL OZAMA, 500 AÑOS DE HISTORIA Patronato de la Ciudad Colonial de Santo Domingo Primera Edición, Barcelona, España. Nov. 1998 Ugarte, María MONUMENTOS COLONIALES Publicaciones del Museo de Casas Reales Santo Domingo, 1977 Moya Pons, Frank MANUAL DE HISTORIA DOMINICANA Caribean Publishers, Editora Centenario 11va Edición Santo Domingo, 1997 Hoetink, Harry EL PUEBLO DOMINICANO 1850-1900 Ediciones Librería La Trinitaria Santo Domingo, 1977 Cassá, Roberto HISTORIA SOCIAL Y ECONOMICA DE LA REPUBLICA DOMINICANA Editora Alfa y Omega Santo Domingo,1996

TEMA 3 3.1 Colonial Afrancesado (1801-1844)
El tratado de Basilea, firmado entre Francia y España en 1795, cede la parte española de la isla de Santo Domingo a los franceses, produciendo en los españoles que se encontraban en el lado oriental un descontento generalizado, que provocó la salida de cuantos pudieron hacerlo hacia otras colonias españolas en el caribe. Este éxodo dejó la ciudad capital semidespoblada. La ocupación francesa no se efectuó hasta 1801 y estuvieron gobernando hasta 1809 cuando fueron expulsados de la porción española, por iniciativa de Juan Sánchez Ramírez con ayuda de los ingleses. En este momento la porción oriental de la isla se declaró dependiente de España de nuevo. En 1822 los haitianos tomaron La parte oriental de la isla fue tomada nuevamente en 1822, esta vez por los haitianos, que habían declarado su independencia de los franceses en 1804. Estuvieron ocupando la isla completa hasta 56

1844, cuando fue declarada, entonces, nuestra INDEPENDENCIA, esta vez de los haitianos. Estas ocupaciones se hicieron sentir en la arquitectura de la ciudad de Santo Domingo, por primera vez desde que fuera construida por los españoles. Los franceses dejaron marcadas influencias que fueron continuadas por los haitianos en los 22 años de ocupación, y copiadas por los dominicanos durante el siglo XIX, modificando el paisaje urbano de la primera ciudad española en el nuevo mundo. Las modificaciones que se introdujeron en la arquitectura civil en estos momentos las hemos llamado COLONIAL AFRANCESADO.

Características principales:
• • • Las modificaciones se hicieron solamente en el exterior, sin modificar la planta. Los franceses introducen el nuevo concepto de participar de la vida exterior por medio de balcones corridos a todo lo largo de la fachada, dejando obsoleto el concepto monacal español de vivir hacia adentro. Se bajaron los niveles de las ventanas tanto del primero como del segundo nivel. En las segundas plantas se colocaron balcones corridos soportados por ménsulas de madera y cubiertos con techos de tejas con dimensiones mínimas (aprox. 0.60m) que imposibilitaba usarlo con muebles. En este momento se alinean los huecos sobre un mismo eje, creando un efecto rítmico y se agregan tímidas molduras; es por primera vez que el orden renacentista penetra en nuestra arquitectura. Al unificar los huecos, se pierden los portales, los arcos y los escudos nobiliarios españoles, tratando de eliminar las raíces hispánicas para imponer la cultura francesa. En los huecos de puertas se colocaron doble hojas de madera, una exterior sólida que servía de protección y otra interior ligera con persianas que permitía el paso de la brisa estando protegidos. Se le colocaron ventiladores en la parte superior. Se puede decir que también los franceses comenzaron a adaptar la arquitectura al clima tropical. Se remataron las viviendas con antepechos, a veces moldurados para darle mas altura a la construcción.

• • •

La mayor obra realizada por los franceses fue la modificación que le hicieron a la edificación de las Casas Reales, en estilo neoclásico para alojar las oficinas del gobierno en 1805. De esta modificación no tenemos vestigios ya que fue modificada nuevamente en la primera década del siglo XX, donde el hormigón y el neoclásico hicieron gala, aunque fue intervenida de nuevo en la década del 70 para devolverla a su estado original del siglo XVI. El gran aporte haitiano es la modificación que hace el gobernador Borgellá en 1826, a una casa colonial frente a la plaza mayor. Una galería es adosada a la vieja edificación donde se emplea una arcada con arcos rebajados que se repiten tanto en la primera como en la 57

segunda planta coronada por una cornisa y antepecho. Esta modificación se desplomó recientemente por efecto del huracán George y vuelta a reconstruir por considerarse perteneciente al contexto histórico urbano de nuestra ciudad. Esta reconstrucción fue llevada a cabo por el Arq. Conservador, José Manuel Battle Pérez.

TEMA 4 PERIODO DE LA REPUBLICA (1844-1930)
4.1 Primer Período. (1844-1860) Durante este primer período, las construcciones en
todo el territorio nacional, estuvieron paralizadas, ya que la inestabilidad política no permitía ningún tipo de adelanto económico, ni comercio con el exterior. La agricultura se había quedado rezagada, aplicándose todavía los mismos métodos coloniales y la producción apenas alcanzaba para el consumo nacional. Si hubieron modificaciones a la arquitectura de la ciudad de Santo Domingo, debían corresponder a las mismas aprendidas durante la ocupación francesa y haitiana descritas anteriormente. En el interior de la isla y hasta en la periferia de la ciudad, se construía con los materiales naturales en la misma forma de construcción heredada de nuestros antepasados Tainos, negros y españoles, con una arquitectura sin arquitectos que llamamos Arquitectura Vernácula.

4.2 Segundo Período. LA INDUSTRIALIZACIÓN (1860 –1900)
La declaratoria de nuestra independencia el 27 de febrero de 1844 es una fecha memorable de nuestra historia. Este hecho no bastó para cambiar nuestro estado de pobreza, peor aun, teníamos que financiar la defensa de nuestra incipiente república de nuestros vecinos haitianos, pues considerando que la isla era una e indivisible, trataron de unificar la isla de nuevo y se sucedieron las invasiones haitianas a nuestro territorio. Además de la inestabilidad política, las luchas internas fueron el marco social que caracterizó casi todo el siglo XIX, creando un malestar en toda la ciudadanía y además con la carencia de planes de los gobiernos de turno para hacer prosperar el país económicamente. Esto trajo como consecuencia que las principales familias de la ciudad emigraran a otras islas, alejando el capital privado y la casi inexistencia de contacto comercial con otras naciones, frenó la introducción de nuevos conceptos y sistemas. Lógicamente las construcciones se mantuvieron estáticas, mas bien la ciudad de Santo Domingo permaneció semi -despoblada, con sus grandes caserones coloniales vacíos. Las modificaciones introducidas por los franceses a las fachadas fueron utilizadas por las personas con mejor posición económica como indicación de su estatus. En los pueblos del interior se seguía construyendo en madera y paja, lo que no permite un desarrollo de la arquitectura, ya que esta desaparecía constantemente por la quema de ciudades que se producía ante invasiones y revueltas. 51 Pero en la década entre el 1869 y 1879 se produjo el impulso económico que se necesitaba para nuestro desarrollo. En estos momentos debido a las guerras de independencia de Cuba una gran inmigración de cubanos llegaron con sus capitales a invertirlos en nuestras tierras,
51

Para una descripción del ambiente arquitectónico de la isla ver Hazard, Samuel, SANTO DOMINGO, PAST AND PRESENT, Editora de Santo Domingo, 1974.

58

principalmente en la industria azucarera. Para ellos las tierras eran baratas y para los campesinos, no acostumbrados a manejar dinero, resultaba un negocio lucrativo la venta de sus tierras. Estas ventas eran dificultadas porque el sistema de tenencia de tierras que predominaba desde la colonia, era el sistema comunero52, razón por la cual, no se poseía título de propiedad y para negociarlas fue necesario contratar agrimensores, medirlas y obtener los correspondientes títulos. Este procedimiento resultó en estafa para muchos campesinos ya que los títulos se hicieron directamente a nombre de los compradores, dejando a miles de campesinos sin tierra y convirtiéndolos en obreros asalariados de los ingenios. Estos cubanos establecieron ingenios principalmente en el sur y en el este del país con instalaciones modernas, dejando atrás los antiguos trapiches de extracción de azúcar.53 (Para un estudio detallado de los ingenios en San Pedro de Macorís ver Silvestre, Risoris. LAS VIVIENDAS DE LOS INGENIOS DE SAN PEDRO DE MACORÍS. DESAPARICIÓN INMINENTE? Trabajo presentado en el XXI Seminario Nacional del Comité Dominicano de ICOMOS) Estos hechos provocaron una activación de la economía que atrajo consigo mas capitales y por ende un número mayor de inmigrantes. Todos estos extranjeros trajeron consigo una forma de vida desconocida por los habitantes de nuestra isla e imponen nuevas formas de viviendas con nuevos materiales, además de la necesidad de mejorar las condiciones de las vías inexistentes hasta el momento. Los gobiernos de Luperón y Ulises Heureaux consideraron que estas inmigraciones eran beneficiosas para la economía del país y crearon programas en el extranjero para atraer capitales, decretando concesiones para los que se asentaban e invertían en nuestro país.54 Muchos dominicanos tuvieron la oportunidad de trascender, llenando la demanda de médicos, abogados y personal docente. Por otra parte la demanda de mano de obra en ciertos medios de producción, como la industria azucarera y de obreros para la construcción de carreteras y de edificaciones, tuvieron que ser complementadas con mano de obra importada. Las migraciones procedían de diferentes países, entre ellos, judíos, canarios, españoles, árabes, italianos , chinos y de otras islas del Caribe.55 El desarrollo general fue evidente, los nuevos visitantes trajeron consigo adelantos tecnológicos y nuevos métodos de comunicación internas como ferrocarriles, telégrafos, teléfonos, correos, puentes, puertos, planes de canalización, innovaciones en el transporte urbano, tranvías, electricidad y acueductos y claro está, nuevas formas de construcción de viviendas. Apoyados en un decreto presidencial promulgado en 1871, se permitía la importación de todo lo que ayudase al desarrollo de la producción, en este momento se introdujeron las primeras corrientes de la industrialización en nuestro país, nuevos
52 53

Tierras comuneras- sistema económico que considera las tierras propiedad de todos los vecinos Cassá, Roberto, HISTORIA SOCIAL Y ECONOMICA DE LA REPUBLICA DOMINICANA. Editora Alfa y Omega, Santo Domingo. 1996 54 H. Hoetink. EL PUEBLO DOMINICANO: Apuntes para su sociología histórica. Ediciones Librería La Trinitaria. Santo Domingo. 1997 55 Idem.

59

materiales de construcción, entre ellos el cinc en planchuelas y el vidrio en dimensiones estandarizadas. Los elementos de hierro usados son simples elementos compositivos de fachadas, mas estéticos que estructurales, tales como columnas, balaustradas de balcones, ménsulas, escaleras, plafones; todos finamente elaborados y con diferentes motivos decorativos, también se introdujeron estructuras completas de este material.

Entre los elementos compositivos se destacan:
• • • • • • • • • Columnas de hierro colado, principalmente para galerías y balcones Balaustres Escaleras Ménsulas Plafones Aditamentos urbanos como: bancos, verjas, faroles, relojes públicos Tuberías de desagües e instalaciones sanitarias Elementos de enlace como goznes, cerraduras, bisagras y clavos Planchas de hierro galvanizado (cinc), lisas y acanaladas que sustituyeron los tejados de fibra vegetal. También fueron usados en las paredes para proteger la madera.

Entre las estructuras completas en hierro tenemos: • Mercados en hierro galvanizado • Almacenes importados • Kioscos • Estaciones de ferrocarril (la de Puerto Plata permanece restaurada) • Faros (el de Puerto Plata, inaugurado en 1879, todavía está en pie)56 • Puentes,. • Iglesias (varias Morovianas, en Samaná, Sánchez y en San Pedro de Macorís destruida por el ciclón George)

4.2.1 LA ARQUITECTURA EN EL INTERIOR DE LA ISLA (zona norte)
En el interior de la isla, por primera vez, la burguesía se desarrolla, ya que los principales contingentes de inmigrantes se establecieron en las ciudades puerto por ser estos los vínculos de conexión entre el comercio exterior y el interior. Las principales ciudades que despertaron a la bonanza económica fueron, en la zona norte, Monte Cristi, Puerto Plata,
56

Según el Dr. Puig, José Augusto, en EL FARO DE PUERTO PLATA, publicado en Puerto Plata en 1979, en la Pag. 7 dice “ en el litoral dominicano de l a isla de Santo Domingo, veinte y seis faros están colocados.”

60

como puertos, y Santiago, Moca y la Vega, como centros de producción de cacao y café , los que se conectaron con los puertos a través de ferrocarriles. En la zona este del país, Samaná y Sánchez como puntos donde llegaba el ferrocarril y San Pedro de Macorís se desarrolla basado en la industria azucarera. Eran aldeas de pescadores y se convirtieron en pujantes ciudades comerciales que atrayendo capitales, negociantes y especuladores, conectaron al país con los adelantos tecnológicos que se habían desarrollado en Europa durante la revolución industrial. Este florecimiento permitió la entrada de capitales extranjeros, contribuyendo con el bienestar y expansión de las mismas. En estos momentos en el interior de la isla no había carreteras que conectaran las diferentes localidades, todo el comercio había que realizarlo en vapores por la costa. Esto motivó la apertura de ferrocarriles, entre Sánchez – La Vega en 1887, Puerto Plata – Santiago en 1890 y entre Santiago – Moca en 1909. El uso del hierro industrializado se incrementó y se construyeron varios faros de estructura metálica en los diferentes puertos y estructuras en hierro para estaciones de trenes. Tanto el faro como la estación del tren de Puerto Plata, están todavía en pié. En estos poblados las construcciones se mantuvieron de madera, ampliando y agregando elementos permitidos por la facilidad de la introducción de la madera industrializada y los elementos prefabricados que era posible importar en esos momentos. También se importaron viviendas completas para ser ensambladas aquí, que sirvieron de modelo a los artesanos, tanto extranjeros como criollos, para copiar detalles y agregarlos a las viviendas vernáculas. Por medio de la inmigración llegan revistas con diferentes modelos de viviendas, los que también fueron copiados por nuestros artesanos. La facilidad de la importación de elementos prefabricados y la facilidad de confeccionarlos con las nuevas herramientas, modificaron nuestra vivienda vernácula agregándole balcones, aleros, cresterías, buhardillas, transformándolas y creando una arquitectura de gusto popular que se esparció por toda la isla, cambiando el paisaje urbano de los pueblos del interior, a esta denominaremos arquitectura vernácula modificada o arquitectura anglo-antillana por tener características similares a la arquitectura que encontramos en las demás islas del Caribe y que fuera traída por los ingleses durante su conquista de estos mares, trayendo elementos del estilo victoriano que fueron copiados en la arquitectura local. Esta se convirtió, junto a modelos de fachadas neoclásicos y eclécticas, en nuestra arquitectura tradicional pueblerina, que aunque presenta una variedad de formas, mantienen la armonía del conjunto a través de su escala, materiales y elementos arquitectónicos, convirtiendo estos, en un legado cultural que nos sirvió de marco para nuestros sueños infantiles y que poco a poco hemos visto perderse ante la mano del usuario, ignorante del valor de su historia y la mirada indiferente de todos los gobiernos de turno.

4.2.2 Características arquitectónicas de los almacenes
En el interior, también se construía en mampostería y ladrillo, tenemos los casos de los almacenes cuya volumetría rectangular presenta un juego de puertas rítmicas y el techado de cinc con un alto antepecho. Como elementos decorativos se usaron elementos 61

neoclásicos como columnas adosadas entre los muros de entrepuertas, cornisas y diferentes elementos que adornaban los antepechos. La tipología de almacén, proliferó debido a la gran actividad comercial que se produjo, Estos almacenes se caracterizan por ser de un solo piso, de mampostería, techados de cinc, de volumetría simple y rematados con antepecho. Las fachadas se distinguen por mantener un ritmo entre los huecos de puertas y los llenos del entrepaño, con detalles neoclásicos como columnas adosadas y molduras alrededor de las puertas, los antepechos también se adornaban. Algunos de estos almacenes presentan dos plantas, la primera planta conservaba su uso de almacén y la segunda se destinaba a la vivienda del propietario. Generalmente esta segunda planta se construía en madera con balcones corridos que vuelan sobre la acera.

4.2.3 Características arquitectónicas de las viviendas
Para estudiar las característica de las viviendas nos basaremos en el estudio realizado en Puerto Plata57 el que tomaremos como base para el estudio de la arquitectura de los otros pueblos, ya que los elementos se repiten en todas las regiones de la isla con variaciones según la mano de obra del artesano que la realizara, ya que no tenemos publicaciones detalladas de la arquitectura de los otros pueblos. 4. La casa popular o vernácula de un solo piso, con fachada al borde de la acera, abierta a la calle, generalmente con alero. Puede presentar diferentes modalidades: Con buhardilla Con galería y Con ambos elementos arquitectónicos. 5. De dos plantas con balcón: este puede estar en voladizo o sobre otro balcón 6. Casa con balconcillo o de medio piso: con estrecho piso superior, que no prolonga la planta baja.

4.2.4 Elementos Generales
11. La casa presenta habitualmente 2 ó 3 vanos de puertas que se abren directamente a nivel de la acera o de la galería. 12. Los vanos están coronados usualmente por ventiladores. 13. Comúnmente tiene doble juego de puertas, las internas de persianas móviles. 14. Los aleros protegen las puertas y defienden de la lluvia o del sol excesivo, con plafones de tablas de madera yuxtapuestas, ornamentando sus bordes libres por festones de madera calada. 15. Se accede a la vivienda por dos o tres escalones, generalmente por el lateral, pero se encuentras casos de entrada central. 16. En contados casos las casas de dos plantas no tienen el balcón volado, reposando la galería del segundo piso en otra galería mas o menos similar en la primera planta.
57

Puig, José Augusto, Gamble, Robert. PUERTO PLATA, LA CONSERVACION DE UNA CIUDAD. Editorial Alfa y Omega, Santo Domingo. 1978

62

17. La cubierta es ordinariamente de dos a cuatro vertientes, multiplicando la tipología de las casas. 18. Hay casos con balcones y balconcillos en las fachadas laterales o en la del patio. 19. Los almacenes, la mayoría de ladrillos, tienen una tipología específica de un solo piso con varias puertas colocadas en forma rítmicas. 20. Los almacenes de dos plantas son de uso mixto, comercio en la planta de abajo y vivienda en la segunda planta. Como dije anteriormente, cada región presenta características especiales. En la mayoría de los lugares, las principales diferencias se han observado en la forma de las techumbres, pero como dije anteriormente no tenemos una publicación que ilustre estos detalles. El arquitecto Víctor Durán es el único que ha hecho un estudio detallado de la misma en toda la isla, como investigación para su tesis, pero que desgraciadamente todavía no ha publicado todavía. La arquitectura religiosa se destaca en estos momentos por su monumentalidad, encontramos la iglesia de Santo Cerro construida por Onofre de Lora en 1880 con algunos elementos neoclásicos. También se deben a este constructor las iglesias de Santiago, con detalles neogóticos y posiblemente la de Salcedo también neogótica. No tengo en estos momentos las fechas de construcción de estas iglesias.

4.2.5 LA ARQUITECTURA EN SANTO DOMINGO
El desarrollo se hace sentir en la arquitectura, de manera diferente en la ciudad capital que en el interior de la isla. En esta se siguió construyendo en tapia o se intervinieron los inmuebles ya existentes. Se introdujeron, por primera vez detalles, formas y líneas provenientes del neoclásico francés, aclaramos que no se adoptó el neoclásico como patrón normativo estilístico, sino que se trabajó a nivel de fachada, introduciendo a manera de estucado, relieves decorativos alrededor de puertas y ventanas.

Características arquitectónicas
En la ciudad las fachadas de las viviendas se modernizaron de nuevo, al sustituir los materiales tradicionales por los ahora nuevos materiales industriales: • El balcón se convirtió en un punto de referencia para captar el nivel económico del usuario. En las barandillas, las columnas y las ménsulas de los balcones, se sustituyó la madera por hierro. Las cubiertas de madera y tejas curvas se sustituyeron por planchuelas de cinc. El techado del balcón siempre se mantuvo separado del techo de la edificación. Las barandillas y las ménsulas enriquecieron mas aún las fachadas ya que por el uso del hierro forjado, en esos momentos se presentaron motivos serpenteantes y hasta florales.

63

• •

Las cresterias58, posibles ahora por la facilidad de las maquinarias, brindaron un nuevo atractivo a las fachadas, colocadas principalmente en los aleros de los balcones. Las molduras en los vanos enriquecieron su forma, aunque tímidas todavía, se encuentran en mas variedad, además de rectos los hay en forma piramidal con remate en círculo. Aparecen también rosetas, composiciones estrelladas o simples juegos de líneas sinuosas. Se adornaron los antepechos

4.2.6 Transformación de la planta
Por efecto de las migraciones, la ciudad de Santo Domingo, que había permanecido casi deshabitada durante mediados del siglo XIX, incrementó su población, de 6,000 habitantes en el 1871 hasta 14,072 en 1893 aumentando en 1898 donde se fijó la población en 20,000.
59

De todas maneras no es que Santo Domingo terminara el siglo XIX siendo una ciudad cosmopolita, ya que Hoeting nos cuenta que cada quien podía criar cerdos y chivos en su casa y que solamente había una carreta municipal para recoger basura, acumulándose esta en dos grandes basureros alrededor de la ciudad, uno llamado Mis Amores (que luego seria urbanizado) y el otro Galindo. Las calles no tenían pavimento todavía ya que debían regar agua para apaciguar el polvo en tiempos de sequía y en tiempos de lluvias estas se inundaban y el lodo debía imposibilitar el camino por las mismas. Las modificaciones específicas son: 1. La planta seguía con pocas modificaciones, la inclusión de las aceras es una de las modificaciones importantes que se anexaron ya que, para las personas de la primera planta, se convirtieron en una extensión de la vivienda hacia la calle, estas se delimitaban con diferentes materiales y hasta de diferentes alturas. 2. El comercio tuvo un gran auge y las grandes residencias se vieron modificadas para colocar los negocios en la misma edificación que las viviendas. El comercio se colocaba en la primera planta, en la primera crujía hacia la calle y la vivienda en la segunda planta. Esto ofrecía economía y seguridad para sus propietarios. 3. Para uso del comercio, las ventanas de la primera planta se ampliaron hasta el piso y las de la segunda se abrieron para colocar los balcones corridos, siempre manteniendo una correspondencia rítmica entre los huecos del primer y segundo nivel, continuando con las modificaciones estilísticas que habían introducido los franceses a principios del siglo XIX.
58

Cresterias son detalles realizados cuidadosamente en madera calada con diseños repetitivos realizadas en madera. 59 H. Hoetink. EL PUEBLO DOMINICANO, 1850 – 1900. Ediciones Librería La Trinitaria. Santo Domingo. Rep. Dom. 1997

64

4. Las viviendas grandes se dividieron en dos o en tres, se redujeron los patios con anexos, dejando de ser el órgano articulador de las actividades domésticas, aunque conservando su importancia como órgano que permitía luz y aire a los interiores. Las arcadas circundantes se tapiaron dejando solamente huecos para ventanas. 5. En caso de añadir un piso a la vivienda existente, se utilizaba uno de los aposentos laterales de la primera crujía para la colocación del acceso y las escaleras, las edificaciones en altura daban la impresión de mejor posición económica.. Las demás dependencias de la vivienda se mantuvieron iguales. 6. El agua seguía dependiendo de los pozos y aljibes. Se cocinaba con carbón vegetal que obligaba a colocar la cocina en uno de los martillos o en el traspatio por el humo y para estar cerca del pozo.60

4.3 Tercer Período. (1900-1930) LA LLEGADA DE LOS PRIMEROS PROFESIONALES Y DEL HORMIGÓN ARMADO
Este período se caracteriza por la llegada del hormigón por primera vez a la isla, por la arquitectura que trajeron consigo los americanos y por la llegada de los primeros profesionales que vinieron graduados de universidades extranjeras en la rama de la ingeniería. También profesionales de otros países vinieron a trabajar en las construcciones, introduciendo un nuevo concepto en la arquitectura de nuestro país. Durante el gobierno de Ulises Heureau, el país se había endeudado con el fin de poder financiar las obras de infraestructura necesarias para la expansión de la economía nacional. A su muerte en 1899, la deuda externa, con países europeos, se convirtió en impagable. En 1905 Estados Unidos estuvo interviniendo, de forma indirecta manejando nuestras aduanas, para tratar de saldar la deuda y evitar que la isla fuera ocupada por alguna potencia europea. Al estallar la primera guerra mundial, ya el peligro de intervención era inminente, esto hace que la potencia americana, pagara nuestra deuda con las naciones europeas y decidiera intervenir directamente el país enviando un contingente de tropas. La intervención no se concretaba solamente a las aduanas, el gobierno central dominicano debía consultar al representante americano para cualquier decisión que quisiera tomar, es decir que el gobierno también estaba tomado. Esta situación se mantuvo hasta 1918 cuando los americanos decidieron sacar sus tropas del país porque necesitaban sus contingentes en el terreno de la primera guerra mundial, pero no fue hasta 1924 que ellos consideraron que habían organizado lo suficiente y que ya podríamos caminar solos.

60

Del Monte Soñé, José Enrique, Rodríguez Marchena, Ricardo José, Mercedes Fernández, Martín. LA EPOCA REPUBLICANA EN LA ARQUITECTURA, CIUDAD INTRAMUROS 1844 –1930. Tesis para optar por el título de arq. Presentada en la UNPHU, Santo Domingo 1988

65

4.3.1.EL HORMIGÓN ARMADO
Hasta este momento los materiales de construcción usados en nuestro país eran los tradicionalmente usados desde la colonia, con algunas variantes que se introducen con los materiales industrializados, pero las paredes seguía construyéndose de tapia, mampostería o ladrillos. En 1907 se introduce por primera ves al país el nuevo material que se había comenzado a usar en Europa desde finales del siglo XIX, el hormigón armado. Este material llega al país por el puerto de San Pedro de Macorís donde se construyeron almacenes, residencias, edificios institucionales y la iglesia. En esta permanece el primer almacén construido en hormigón que todavía está en pie, en la calle Independencia esquina Mercedes de Guerra, según nos contara la historiadora Doña América Bermúdez. En Santo Domingo, según la tesis de Julia Vicioso 61, la primera construcción en hormigón armado estaba frente al parque Independencia, en las Mercedes Esq. 30 de Marzo, esta fue demolida. Al principio este material se comenzó a usar parcialmente en estructuras de puentes combinado con el hierro, con muchos inconvenientes, pues no se tenía un dominio completo de los cálculos, de las estructuras mas antiguas se puede apreciar todavía los aproches del antiguo puente levadizo Ulises Heureau sobre el Río Ozama. Ya en 1918 se comienza a usar en iglesias, escuelas, residencias, comercios, edificios institucionales, no solamente en Santo Domingo, sino en el interior de la isla Sin embargo, ante las ventajas de este material, que resistía las lluvias torrenciales y que permitía la apertura de huecos mucho mas amplios, los materiales tradicionales como la mampostería, la tapia y la piedra, fueron definitivamente sustituidos por el noble material. Ya en 1918 se comienza a usar en forma general por el estado en escuelas, iglesias, y edificios gubernamentales. De todas maneras, no es hasta el ciclón San Zenón, en 1930 que se generaliza su uso, ya que este destruyó todas las edificaciones de madera de la ciudad. La estructura metálica se importaba desde Alemania, en forma de varillas retorcidas y en malla. En estos momentos los prefabricados también hicieron su entrada suplantando definitivamente los materiales tradicionales. Los primeros bloques de hormigón fueron fabricados entre 1921 y 1924, confeccionados con moldes de hierro traídos al país por Juan Tavarez desde los Estados Unidos. Eran una especie de bloques almohadillados llamados “Verruga”. Se fabricaban de 10, 20, y 30 centímetros de alto por 5,10, 20, 30 y 40 centímetros de ancho. La fábrica quedaba en la Avenida Independencia frente al cementerio. Los primeros edificios que se hacen con estos bloques son: el de la Barra Payán, en la 30 de Marzo y otro que está en la calle Delmonte y Tejada (entre la Ave. Mella y la Benito González), también encontramos varias edificaciones en el sector de Gazcue donde se utilizaron también estos bloques. Estas edificaciones sobrevivieron al ciclón de San Zenón, contrario a la creencia popular, 62 lo que vino a reforzar el conocimiento y la confianza entre las personas de este nuevo material.
61

Vicioso Julia. Apuntes de la dependencia y las transformaciones en la arquitectura de un siglo de Historia Dominicana. Tesis para optar por el título de Arquitecta UNPHU. 1983 62 Del Monte, Jose Enrique. TESIS PARA OPTAR POR EL TITULO DE ARQUITECTO. UMPHU

66

El mosaico de hormigón para pisos, también fue introducido al país, primero por la firma Malla, Turul y Domenech, fábrica que fue comprada mas tarde por el Ing. Tavarez. Con estos pisos se conseguían los dibujos simulando alfombras y se colocaba uno diferente en cada habitación. Al principio fueron rechazados porque consideraban que el frío del piso producía enfermedades. También se fabricaban elementos decorativos como columnas, balaustres, ménsulas y detalles ornamentales que se agregaban a las fachadas para embellecerlas. Eran fabricados en moldes de acero pudiéndose usar varias veces. Los fustes podían ser lisos, acanalados o estriados, de sección cuadrada o redonda. Los capiteles también podían tener cualquier forma, según el gusto del fabricante. Ver dibujos anexos copiados de la tesis de la Arq. Julia Vicioso antes citada. 4.3.2 Estilos predominantes Con las facilidades que presentaba el uso de este nuevo material, se introducen nuevas corrientes arquitectónicas, que modifican una ves mas el ambiente capitalino, extendiéndose al interior del país, sumando nuevamente estilos extranjeros a los ambientes pueblerinos. Las viejas fachadas coloniales se ven nuevamente modificadas, con aditamentos que renovaban su exterior con aires de modernidad.

Ecléctico.
Las corrientes eclécticas que predominaron en Europa durante el siglo XIX, son copiadas y enriquecidas en las manos de nuestros constructores. Se edificaron en todo el país, Iglesias, Ayuntamientos, templos masónicos, almacenes y viviendas. Todo esto lo pudimos ver en las diapositivas presentadas en la clase. La Iglesia de Monte Cristi y la de San Pedro de Macorís, junto a la de Moca nos ofrecen los mejores ejemplos neogóticos eclécticos empleados. El Neoclásico fue el estilo preferido para los edificios institucionales como el ayuntamiento de San Francisco de Macorís, la logia masónica, el ayuntamiento y el cuerpo de bomberos de Puerto Plata entre otros.

Neo Clásico
Este estilo se caracteriza por aditamentos neoclásicos agregados a las fachadas. Se utilizaron columnas adosadas entre los paños de entrepuertas con fuste liso o estriado y capiteles de orden clásico. Los antepechos podían ser lisos o abalaustrados con prefabricados de hormigón. Las ménsulas de los balcones que fueran de madera o en hierro, fueron sustituidas por ménsulas prevaciadas de hormigón. Los pasamanos de los balcones también se construyeron de elementos prevaciados de hormigón. Aparecen cornisas y frisos como decoración, además de elementos sobresalientes enmarcando los huecos con diferentes diseños. Todo esto dentro de la mayor variedad, imprimen a la ciudad nuevos aires de modernidad.

Vernáculo en madera adaptado al Hormigón
67

El uso de las balaustradas y columnas prefabricadas en hormigón, permitió cambiar las columnas de madera que sostenían los techos y las balaustradas que se usaban en las galerías, de esta manera se introduce en nuestra arquitectura vernácula el nuevo material. Además se agregaron a las fachadas tanto a las viejas construcciones de mampostería como a las nuevas de hormigón, detalles copiando diferentes estilos europeos y detalles también que sin copiar modelos importados fueron empleados por nuestros artesanos aprovechando la maleabilidad del nuevo material, introduciendo en nuestra arquitectura una rica gama de ornamentos, que no hemos nombrado todavía, pero que por su gracia y belleza se han convertido en parte de nuestro patrimonio histórico construido, con una arquitectura vernácula popular de infinita riqueza. Los mejores ejemplos lo podemos encontrar en el centro histórico de San Pedro de Macorís.

Neo-hispánico
El gusto por lo colonial no se había desarraigado de los dominicanos y de la de muchos otros habitantes de otros países antillanos, porque a la llegada de este nuevo material se comenzaron a copiar elementos de nuestra arquitectura colonial, adaptándola a la arquitectura vernácula. Así comienzan a aparecer en las viviendas con galerías, el uso de tejas rojas, paredes pintadas de blanco, arcos de medio punto, cerámicas vidriadas y patios interiores. Esta arquitectura fue muy usada por la burguesía de nuestro país que se estaba instalando en esos momentos en las afueras de la ciudad colonial en el nuevo barrio de Gazcue. El uso de este estilo se ha tomado como una reacción de los dominicanos en contra de la intervención norteamericana.

Estilo Bungalow63
Este estilo se introduce en el país con la llegada de los americanos, este se caracteriza por ser viviendas de un solo piso, con techo de cinc con una buhardilla que se puede habitar y con galería frontal. Estas son de hormigón con techo de cinc.

Estilo Pradera
Este estilo, introducido también por los americanos, copia la casa americana popularizada por el maestro de la arquitectura norteamericano Frank Loyd Wright , que se caracteriza por tener un techo a cuatro aguas que sobresale de las paredes protegiéndolas del sol con un predominio de la horizontalidad. Esta se utilizó principalmente el barrio de Gazcue.

Art Deco64
Este estilo fue usado principalmente en los detalles decorativos de balcones, antepechos y ménsulas, en viviendas desarrolladas en Ciudad Nueva, en la zona Colonial y en Gazcue.
63

Según el Dr. Puig, y Gamble el nombre bungalow viene de una palabra que los ingleses tomaron en la India “bangla” que quiere decir “una casa baja rodeada por una galería o veranda” la que utilizaron para denominar sus construcciones. 64 Art-Deco es un estilo que surge en Europa entre el 1920 y 1930, denominado en la feria de Artes Decorativas realizada en Francia en 1925. Este recordaba elementos de arquitecturas exóticas como egipcias, babilónicas, indígenas, también se hacían referencias a piezas de carro, animales o aves. Estos elementos eras estilizados con líneas rectas o sinuosas.

68

Podrían encontrarse algunos elementos en construcciones en el interior de la isla. Se aplicaban principalmente en las nuevas construcciones de apartamentos multipisos.

Art Nouveau65
Este estilo también se encuentra, aunque en menor cantidad, en detalles decorativos de antepechos y balcones, principalmente en la zona colonial y San Pedro de Macorís. También encontramos algunos ejemplos de detalles en madera como en las puertas.

Neo Morisco66
Los detalles neomoriscos como arcos polilobulados, arcos de herradura, alfis, detalles de cerámicas en las paredes aparecen en estos momentos en las construcciones principalmente en la Zona Colonial y en Gazcue. El mejor ejemplo lo encontramos en el Museo de la Porcelana ubicado en la José Reyes, entre las calles Arzobispo Nouel y la Padre Billini. 4.3.3Primeros Profesionales que trabajaron en el país El panorama constructivo dominicano se había caracterizado, hasta este momento, por una arquitectura popular construida por maestros y albañiles experimentados que sin conocimientos académicos habían convertido nuestras ciudades y pueblos en verdaderas joyas autóctonas de la que nos enorgullecemos hoy. La primera carrera relativa a la construcción que se crea a nivel universitario es la de Maestro de Obras para fábricas Urbanas durante el gobierno de Ulises Heureaux en 1887, en el Instituto Profesional. En 1890 se autoriza la carrera de ingeniería. Este instituto profesional fue convertido en Universidad de Santo Domingo en 1914 durante el gobierno de Ramón Baez.67 En estos momentos, principios del siglo XX, junto a la llegada de ese importante material, el hormigón armado, la necesidad de mayores conocimientos para la construcción era evidente y con el auge económico que había imperado en la isla en las últimas décadas, fueron muchas las familias que habían enviado a sus hijos a estudiar fuera. En estos momentos, esos jóvenes profesionales graduados de ingenieros en universidades extranjeras, volvieron a nuestro país a encargarse del quehacer constructivo con el dominio de las nuevas tecnologías, trayendo consigo el conocimiento de la arquitectura imperante en los países de Europa y Norteamérica donde habían estudiado. Entre estos profesionales tenemos: graduado en Francia el ingeniero Osvaldo Báez, Zoilo Hermógenes García y Ernesto Paradas. Juan Bautista del Toro Andujar regresó también pero mas tarde en 1924. Luego llegan Juan de la Cruz Alfonseca, Luis Bogaert y Juan Tomás Tavares, entre otros. Junto a estos dominicanos llegaron también extranjeros profesionales atraídos por diversas circunstancias a sumarse al quehacer constructivo, entre estos están Antonín Nechodoma,
65

Art Nouveau, estilo que predominó en Europa a principios del siglo XX. Este se caracteriza por el uso de las formas curvas y alusiones a elementos florales. 66 Neo – Morisco, se refiere a detalles ornamentales que recuerdan la arquitectura con influencia musulmana que se desarrolló en España después de la salida de estos de ese país. 67 Vicioso Julia. Tesis para optar por el título de arquitecta. Unphu 1983. Pág. 38

69

Alfredo Scaroina y Montuori, Andrés Gómez Pintado, Benigno Trueva. También se destacaron entre los constructores, los maestros José Turul Vilanova, Jaime Malla Salón y José Doménech. Todos estos profesionales se encargaron de imprimir, por primera vez, un sello profesional a nuestra arquitectura siendo los responsables de la introducción a nuestro país de los estilos imperantes en otros países, (descritos anteriormente) y cambiar la fisonomía de nuestras ciudades hasta este momento en manos de maestros constructores.

Ing. Osvaldo Báez
Nace en Santo Domingo en 1857, hijo de Buenaventura Báez. Se gradúa de ingenieroarquitecto en París llegando al país en 1903. Ya en Santo Domingo ocupó el cargo público municipal de Ingeniero Director General de Obras Públicas desde 1904. Su obra se destaca por ser de influencia neoclásica. Entre sus obras se destacan: 1. El matadero municipal, demolido, que se encontraba ubicado en el frente del fuerte de San Gil. Construido entre 1905 y 1907. 2. Reconstrucción del Palacio de Gobierno (Casas Reales), donde se incluyó una amplia cornisa de ladrillo que fue conservada en su última remodelación. 3. Palacio de justicia(demolido) que se ubicaba en la calle padre Billini, donde está ubicado actualmente el instituto de Señoritas Salomé Ureña. 4. Reestructuración del antiguo Palacio Municipal, frente al parque Colón. Este convierte este edificio con sus detalles neoclásicos y la torre esquinera que le agrega en un hito a nuestra imagen urbana desde ese momento. 5. El Hospital Padre Billini, construido sobre las ruinas del antiguo hospital colonial. de San Miguel. 6. La puerta monumental del antiguo cementerio de la Ave. Independencia 7. A este se debe también la construcción del alcantarillado de la ciudad colonial y la construcción de las aceras corridas. 8. La glorieta neoclásica del Parque Enriquillo. 9. La Iglesia Nuestra Señora de la Altagracia en la calle Hostos esquina Mercedes finalizada en 1922. Esta posee la primera bóveda de concreto vaciada en Santo Domingo. Esta fue construida sobre una capilla colonial respetando la portada y dos bóvedas nervadas, se mantuvieron los muros originales.

Antonin Nechodoma
Nace en Checoslovaquia en 1877 . Se traslada a Estados Unidos con su familia desde la edad de ocho años, donde se educa y decide dedicarse a la profesión de su padre que era carpintero y se dedicaba a la construcción. Llega a República Dominicana a trabajar entre 1905 en obras de infraestructura en San Pedro de Macorís. Muere en Puerto Rico en 1928. Su obra ha sido muy discutida ya que se destaca por copiar modelos de arquitectos famosos extranjeros. Esto no solamente era usado por este, ya que la mayoría de los que trabajaban 70

la arquitectura en ese momento no eran arquitectos graduados, sino ingenieros, y estos se dedicaban a construir residencias con diseños copiados de planos que venían del extranjero. En San Pedro de Macorís se destacan: 1. La estación de bomberos, donde se destaca un estilo ecléctico 2. El mercado, hoy en remodelación para ser usado por las oficinas de Patrimonio Monumental Regional. 3. Terminación de la Iglesia, donde construyó la torre. Varias residencias mas fueron diseñadas por este, pero que en la actualidad están demolidas y no quedaron testigos fotográficos de las mismas. En Santo Domingo 1. La Glorieta del parque Independencia, terminada en 1912 (hoy demolida) Neoclásica 2. El Banco ubicado en la calle Las Mercedes esquina Isabel la Católica. Influencia de Louis Sullivan 3. Clínica del Dr. Pozo ubicado en la calle Isabel La Católica 4. El Palacete Vicini, ubicado en la calle 19 de Marzo de marcada estilo neoclásico. 5. La actual casa del OLD ubicada en la Ave. Independencia esquina Cervantes en Gazcue. (vernácula popular) Ha sido atribuido a este también la construcción de una serie de escuelas realizadas por el gobierno norteamericano durante la intervención, llamadas escuelas de niños y niñas, de las que se edificaron varias en todo el territorio nacional, En San Pedro de Macorís, en Santo Domingo, en el barrio de San Carlos, En Santiago y en Azua.

Alfredo Escaroina y Montuori
Nació en Avelino, Italia en 1864, llega a República Dominicana en 1899. Se graduó en Milán y luego en Roma, con los títulos de ingeniero civil, ingeniero de puentes y de caminos. Entre sus obras se destacan: 1. Restauro de la catedral primada de América en 1916. 2. Ingeniero municipal de La Vega, Santo Domingo y San Pedro de Macorís. 3. Ingeniero constructor de diferentes obras, Ave. Bolívar, La Avenida Mella (originalmente Ave. Capotillo) y la carretera de Santiago Monte Cristi. 4. Encargado de faros de Santo Dmingo. 5. Jefe de las instalaciones telefónicas. 6. Residencia del Sr. Guidice en la Socorro Sánchez esq. Santiago, en Gazcue. 7. Residencia Carbucia, Santiago esq. José Joaquín Pérez., Gazcue 8. Residencia Casasnovas en San Pedro de Macorís. 9. El ayuntamiento de San Cristóbal.

Juan de la Cruz Alfonseca.

71

Nace en Santo Domingo en 1876, muere en 1965. Estudió en la Universidad de Santo Domingo y completó sus estudios en la ciudad de New Jersey, Estados Unidos. Entre sus obras se destaca: 1. Casa Velásquez, ubicada en la Ave. Independencia esq. Socorro Sánchez. 1926 Neoclásica 2. Casino de la Juventud, Calle 19 de Marzo esq. José Gabriel García. Zona Colonial 1940. Detalles copiados de la arquitectura de Frank Lloyd Wright 3. Remodelación a la casa del Sacramento. Isabel la Católica esq. Pellerano Alfau. Zona colonial. Detalles eclécticos 4. Residencia Azar. Bolívar esq. Dr. Báez (ahora con un segundo piso) 5. Residencia de Castro. 30 de Marzo Ahora pertenecientes a los padres Salecianos. Revestida de piedra con aleros de tejas curvas 6. Clínica Dr. Suero. 30 de Marzo. Detalles victorianos.

Andrés Gómez Pintado
Solamente he podido conseguir que era español. Entre sus construcciones contamos con: 1. Casa Peynado ubicada en la calle 19 de Marzo esq. Calle Las Mercedes. Neoclásica 2. Casa del CODIA en la calle Padre Billini. Con elementos prefabricados de Hormigón

Pedro Adolfo de Castro
Estudió en Nueva York. Centro de Recreo de Santiago, de estilo Neo Morisco y varias casas en Gazcue.

José Turul Vilanova. Catalán, nace en 1865. Llega a Santo Domingo en 1897. Instaló
la primera fábrica de mosaicos y otros productos de construcción. Se le asigna la primera construcción en Hormigón Armad en San Pedro de Macorís. Construye la iglesia parroquial del El Seybo y el puente Ozama (hoy demolido).

Jaime Malla Salon
Nace en 1885 en España. Construye las casas gemelas ubicadas en la Ave. Bolívar esq. Dr. Delgado, una de ellas bastante modificada por Centu. Construye Villa Hena (La casa de las Raíces) frente al Palacio Nacional.

José Domenech
Nace en Barcelona, llega a Santo Domingo en 1907. Vino desde Cuba a trabajar yeserías en las remodelaciones del palacio de gobierno, Casas Reales. Estos tres constructores formaron la firma Malla, Turul, Doménech que tuvieron a su cargo numerosas edificaciones que se han denominado como arquitectura Catalana. 1. Residencia en la Padre Billini esq. Sánchez 2. Construcción del parque Independencia Varias construcciones en San Pedro de Macorís.

72

Zoilo Hermógenes García. Solamente he podido conseguir que construyó “Villa
Hena” o La casa de las raíces que se encuentra en la Dr. Delgado frente al Palacio Nacional.

Benigno Trueva
Nació en 1887 en Puerto Rico y estudió en Barcelona graduándose de Ingeniero Industrial. Llega a Santo Domingo en 1916 para instalar el ingenio Las Pajas en San Pedro de Macorís y se instala definitivamente en Santo Domingo en 1917. En tiempos de la ocupación americana trabajó en la oficina de Obras Públicas. Alrededor de 1920 inicia su incursión en proyectos de arquitectura, trabajando el hormigón visto con absoluta maestría, demostrando un dominio en las proporciones donde predomina el neoclásico, fruto de su cultura europea. Instaló el Ingenio Boca Chica Construye la fábrica de Fósforos y varios puentes La carretera de San Isidro a Guerra Las graderías del Hipódromo La Primavera (1919). Hoy remodelado como Instituto Escuela. El edificio Cerame (1923) con planos traídos de E. U, el Conde esq. 19 de Marzo. Zona Colonial El Hospital Carl George en San Pedro de Macorís, también con planos traídos del exterior. La carretera del Sur y la de Hato Mayor el Seibo. El edificio Diez en el Conde 203 (1929) Edificio Baquero, en el Conde esq. Hostos (1927) Edificio Elmúdesi Edificio La Opera Edificio Casa Velásquez. Residencia Familia Noboa Edificio Balbino Fernández. Arz. Meriño esq. Emiliano Tejera. Zona Colonial (1918) Edificio Hernández. Mercedes104.(1925) Primera Iglesia Evangélica Dominicana. Mercedes esq. 19 de Marzo (1922)

Mario Lluberes
Nace en Santo Domingo en 1906. Se inició como dibujante de arquitectura en la Dirección General de Obras Públicas en la década de 1920. Se le otorga el título de arquitecto práctico en 1941 junto a un grupo de dominicanos educados en un curso especial que impartió el Departamento de Diseño de Obras públicas. Construye principalmente en Gazcue donde utiliza, para las viviendas, elementos hispánicos y mudejares. En las obras institucionales prefiere un estilo moderno con características clásicas como, ritmo entre huecos y llenos, la simetría y columnas adosadas en forma rítmica a la fachada. Entre su obra tenemos: 73

El Palacio de Justicia de Ciudad Nueva El palacio de Telecomunicaciones, Isabel La Católica. Zona Colonial El Archivo General de La Nación. Zona Universitaria. Centro de Rehabilitación (antiguo Centro Sanitario Nacional) Santiago 4ª. Gazcue Residencia en la Independencia esq. Pasteur. Con detalles árabes Residencia García. Bolívar 22. Gazcue Residencia en la Avenida Bolívar 57, Gazcue (Hoy funeraria Protectora La Altagracia) Y varias residencias mas en el sector de Gazcue.

Ingeniero Humberto Ruiz Castillo
Nació en Las Matas de Farfán En 1895. Estudió la profesión en Bélgica donde obtiene el título de Ingeniero-Arquitecto. Ejerció durante sus primeros años en forma privada y después pasó a ser ingeniero asesor de Trujillo. Murió en 1966. Utiliza el art Deco en sus obras, como patrón estilístico. Entre sus obras tenemos: Residencia González, calle 16 de agosto, esq. Calle Beller. San Carlos Residencia Mondesert. José Reyes. Zona Colonial. ( Art. Deco) Edificio González Ramos. El Conde. Zona Colonial. Edificio La Metralla. Calle Mercedes esq. Santomé. Zona Colonial Iglesia de San Juan Bosco. Calle San Juan Bosco. Sector Don Bosco.(1940) Iglesia de Moca Participó en el diseño del Alma Mater. UASD Instituto de Anatomía Patológica. UASD. (1944) Colegio Santo Domingo. Ave. Bolívar (1946)

Arquitecto Octavio (Trene) Pérez
Nacido en Moca en 1905. Estudio en la Universidad de Santo Domingo, donde se matricula como Ingeniero Constructor. Muere en 1949. Obras: El Obelisco, Monumento que conmemora el cambio de Nombre de la Ciudad. 1947 Cuartel de Bomberos de San Cristóbal. Exquisiteces Virginia. Santomé 102. 1939. Art – Deco. Residencia para la Madre del dictador Trujillo. Manuel Maria Castillo 18-A. Esq. Uruguay. Finales de la década de 1940. Mozárabe Una gran cantidad de residencias en el sector de Gazcue.

PARA ESTUDIAR EL DESARROLLO URBANO DE SANTO DOMINGO FAVOR CONSULTAR
Sánchez Córdova, René Santo Domingo 1496-1991 Ayuntamiento del Distrito Nacional 74

Santo Domingo, R. D. 1992

BIBLIOGRAFIA
Pérez Montás, Eugenio LA CIUDAD DEL OZAMA, 500 AÑOS DE HISTORIA Patronato de la Ciudad Colonial de Santo Domingo Primera Edición, Barcelona, España. Nov. 1998 Moya Pons, Frank MANUAL DE HISTORIA DOMINICANA Caribean Publishers, Editora Centenario 11va Edición Santo Domingo, 1997 Hoetink, Harry EL PUEBLO DOMINICANO 1850-1900 Ediciones Librería La Trinitaria Santo Domingo, 1977 Cassá, Roberto HISTORIA SOCIAL Y ECONOMICA DE LA REPUBLICA DOMINICANA Editora Alfa y Omega Santo Domingo,1996 Vicioso Varelas, Julia. APUNTES DE LA DEPENDENCIA Y LAS TRANSFORMACIONES EN LA ARQUITECTURA DE UN SIGLO DE HISTORIA DOMINICANA. Tesis para optar por el título de arquitecta. UNPHU 1983 Del Monte Soñé, José Enrique, Rodríguez Marchena, Ricardo José, Mercedes Fernández, Martín. 75

LA EPOCA REPUBLICANA EN LA ARQUITECTURA, CIUDAD INTRAMUROS 1844 –1930. Tesis para optar por el título de arq. Presentada en la UNPHU, Santo Domingo 1988 Gamble, Robert S. Puig Ortiz, José Augusto PUERTO PLATA: LA CONSERVACIÓN DE UN CIUDAD, INVENTARIO ENSAYO HISTORICO ARQUITECTÓNICO Editora “Alfa y Omega”. Santo Domingo, R. D. 1978 Sánchez Córdova, René Santo Domingo 1496-1991 Ayuntamiento del Distrito Nacional Santo Domingo, R. D. 1992

APUNTES PARA EL ESTUDIO DE LA HISTORIA DE LA ARQUITECTURA EN REPUBLICA DOMINICANA 1502- 1930
Preparado por

Risoris silvestre

76

77

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful